Sunteți pe pagina 1din 18

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS

POSGRADO DE MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA

MANEJO INTEGRAL DEL PACIENTE CON CIRROSIS

TRABAJO DE CIERRE ABP 4: PATOLOGIA GASTROINTESTINAL

REALIZADO POR:

CHAMBA ORTIZ PAOLA ALEXANDRA

FERNANDEZ CRUZ FANNY ALEXANDRA

GOMEZ PIEDRAS DAYANARA ALEXANDRA

GUADAMUD VAQUE EDWIN RODOLFO

JARAMILLO MACANCELA DIANA ELIZABETH

LEON PACHECO ROSA CECILIA

PINOS VERGARA EVELYN ALEXANDRA

REINOSO JARAMILLO KARLA JANNETH

JAVIER STALYN SOLÍS SÁNCHEZ

ULLAGUARI GONZALEZ ANDRES RAMIRO

DOCENTE:

DRA. ESPERANZA ARÉVALO

CUENCA- ECUADOR

MAYO – 2017
TRATAMIENTO INTEGRAL DE PACIENTE CON CIRROSIS

ADMISION.

Paciente presenta cirrosis descompensada. Paciente en estadio 4 por presentar melenas


(hemorragia gastrointestinal), hipertensión portal y ascitis. Mortalidad mayor al 57%. Se justifica
su ingreso a cuidados intermedios. (1) (2)

TAM: 76 mal pronostico

DIAGNÓSTICO.

Paciente de 45 años de edad, sexo masculino, con diagnóstico de cirrosis hepática descompensada
complicada con hipertensión portal, ascitis, encefalopatía hepática, síndrome hepatorrenal y una
hemorragia digestiva alta. (3) (4) (5)

Alcoholismo, tabaquismo con riesgo nulo de EPOC (índice tabáquico de 5), anemia leve, riesgo
social de familia alcohólica.

CONDICION.

Mala. Mortalidad mayor al 57%. (1)

ALERGIAS.

Ninguna.

SIGNOS VITALES

Monitorización continua por mala condición de paciente. (2)

ACTITUD

Mantener en decúbito dorsal. (2)

CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
Peso diario estricto: uno de los conceptos mas importantes en el tratamiento de pacientes con
cirrosis y ascitis es la retroalimentación para el médico. cuando se toma la decisión de iniciar o
modificar el régimen de tratamiento, el medico debe saber si la decisión fue buena. Los pacientes
deben evaluarse frecuentemente el peso diario en el Hospital o en el Hogar. (6)

Control de ingesta y eliminación. Balance hídrico. Diuresis horaria.

Control de escala de West Haven. (7)

Control de función abdominal y perímetro abdominal. (8)

DIETA

NPO hasta obtener reporte de ecografía y endoscopía digestiva alta.

Dieta basada en 40kcal/kg/día, con contenido proteico de 1,2g/kg/día fraccionada en 6 tomas, con
consumo de carbohidratos de cadena compleja en la cena para evitar gluconeogénesis a partir del
catabolismo proteico. Además restricción de consumo de sodio a menos de 2 gramos por día (9)
(10) (11).

LIQUIDOS:

Colocación de DICH

Ya que el estado del paciente permite mantener dieta vía oral y con valores de natremia mayor a
120 mEq/l (130 mEq) no es necesaria la restricción de aporte de líquidos en la dieta, pero si la
administración de los mismos por vía parenteral. Estos parámetros no disminuyen ni morbilidad ni
mortalidad (12) (13).

MEDICAMENTOS:

Norepinefrina más albumina

La norepinefrina se administra por vía intravenosa como una infusión continua (0,5 a 3mg/h) con
el objetivo de aumentar la presión arterial media en 10mmHg y la albúmina se administra durante
al menos dos días como un bolo intravenoso (1g/kg por día [100 g máximo]) lo cual mejora la
presión oncótica del plasma (13) (9) (14).

Inicialmente en presencia de alteración renal está contraindicado el uso de diuréticos hasta


alcanzar cifras menores a 1,5 y con lo cual será necesaria la valoración diaria de creatinina y
electrolitos.
Luego de regular los valores de creatinina podemos iniciar el uso de combinación de diuréticos
como la Espironolactona a dosis inicial de 100 mg y aumentando la misma de forma gradual hasta
llegar a un límite de 400mg al día. Además el uso de Furosemida está indicado en presencia de
ascitis a dosis de 40 mg como inicio y con un límite máximo d 160mg al día.

Lactulosa su uso está indicado en presencia de encefalopatía hepática para disminuir los niveles de
amonio en sangre, esta se usa a dosis de 30 – 45 ml VO cada 8 horas

EXAMENES COMPLEMENTARIOS EN CIRROSIS

 BIOMETRÍA COMPLETA. En nuestro paciente debemos realizar una biometría


completa esperando encontrar: Leucopenia, neutropenia que se relaciona con el
hiperesplenismo (5).
Trombocitopenia La trobocitopenia es un fenómeno común atribuido a la hipertensión
portal y a la esplenomegalia congestiva. El bazo puede llegar a secuestrar el 90% de las
plaquetas circulantes, aunque es raro observar niveles de plaquetas inferiores a 50.000.
En pacientes con cirrosis también podemos encontrar anemia macrocitica macrosomica,
micrositica hipocromica en la cirrosis la anemia es multifactorial incluye pérdidas crónicas
de sangre por el tubo digestivo, déficit de ácido fólico, toxicidad directa por alcohol,
hiperesplenismo y supresión de la médula ósea (8).

 QUIMICA SANGUINEA
GLUCOSA. Puede estar elevada de los pacientes cirróticos 15-30% pueden tener diabetes
mellitus o resistencia a la insulina (15).

UREA, CREATININA. A medida que la cirrosis progresa se puede producir síndrome


hepatorrenal con aumento progresivo de la creatinina y la urea (15).

Aminotransferasas (AST/ALT ). Usualmente los niveles de AST y ALT están levemente


elevados en la cirrosis hepática, aunque es frecuente que sean normales. Aunque la
relación AST/ALT suele ser inferior a 1 (salvo en las hepatopatías de origen enólico) en
realidad, a medida que una enfermedad hepática crónica progresa hacia cirrosis, esta
relación puede invertirse (16).

Fosfatasa alcalina. Esta enzima suele estar elevada pero menos de dos o tres veces el
rango normal. Elevaciones más altas deben sugerir una cirrosis de origen biliar (colangitis
esclerosante primaria o cirrosis biliar primaria). También se observa elevación de la
fosfatasa alcalina en casos de hepatocarcinoma (4).
Bilirrubina. Los niveles de bilirrubina pueden ser normales en la cirrosis compensada pero,
a medida que la enfermedad progresa, se elevan de un modo gradual. De hecho, la
bilirrubina es uno de los parámetros utilizados en la clasificación de Child-Pugh para
evaluar el estado de la función hepática. En los pacientes con cirrosis biliar primaria, la
elevación de los niveles de bilirrubina constituye un indicador de mal pronóstico y una
indicación para plantear el trasplante de hígado (17).
Albúmina. La albúmina es sintetizada exclusivamente por el hígado. De ahí que sus niveles
desciendan a medida que la función hepática se deteriora.
Tiempo de protrombina. Esta prolongado porque el hígado interviene en la síntesis de la
mayoría de las proteínas implicadas en los mecanismos de la coagulación.
Por lo tanto, el tiempo de protrombina refleja con gran precisión el estado de la función
hepática y aumenta gradualmente en la medida que ésta se deteriora.
Globulinas. Las gammaglobulinas pueden estar incrementadas en la cirrosis hepática con
hipertensión portal. De hecho, sus niveles constituyen, en gran medida, un marcador
indirecto del grado de shunt portosistémico. Ello obedece a que las bacterias de
procedencia intestinal no fagocitadas por las células de Kupffer estimulan al sistema
inmunocompetente incrementando los niveles séricos de Igs. Una marcada elevación de
IgG debe de sugerir una posible etiología inmune. La IgM está elevada en más del 90% de
los pacientes con cirrosis biliar primaria (3).

ELECTROLITOS
Na sérico. La hiponatremia es común en los pacientes con cirrosis hepática con ascitis y se
relaciona con la incapacidad del riñón para excretar agua libre, debido a un incremento de
los niveles de ADH .
K sérico. La elevación de los niveles del potasio sérico suele ocurrir en enfermos cirróticos
tratados con diuréticos de acción distal (espirolactona, riamterene, amiloride). La
hipopotasemia puede ser el resultado de pérdidas relacionadas con el uso de diuréticos
del asa, vómitos o diarrea. Puede ser un factor inductor de encefalopatía el cloro.(18)

IMAGENES
 ENDOSCOPIA. Para el diagnóstico y tratamiento de varices
 ECOGRAFIA ABDOMINAL. El ultrasonido abdominal convencional y dopler tienen
una sensibilidad y especifidad del 91.1, y 94%.Los hallazgos pueden Incluir un
hígado que parece encogido, irregular y nodular. La nodularidad superficial y el
aumento de la ecogenicidad con áreas de aspecto irregular son consistentes con la
cirrosis. Típicamente hay atrofia del lóbulo derecho e hipertrofia del caudado o
lóbulos izquierdos (19).
Los hallazgos de hipertensión portal incluyen un aumento del diámetro de la vena porta,
la presencia de venas colaterales y una disminución del flujo dentro de la circulación
portal en las imágenes Doppler. La ecografía también es útil para detectar
esplenomegalia, ascitis y trombosis de la vena porta.

 TAC ABDOMINAL. No se realiza de manera rutinaria. Los hallazgos en la TC de


nodularidad hepática, atrofia del lóbulo derecho e hipertrofia del lóbulo caudado o
lóbulos izquierdos, ascitis o varices sugieren la presencia de cirrosis, pero no son
diagnósticos (4).

 RESONANCIA MAGNETICA. El papel de la IRM no está claro en el diagnóstico de


cirrosis
Gold estándar para el diagnóstico es la Biopsia

Sensibilidad y especificad 80-100%

El patrón oro para el diagnóstico de la cirrosis hepáticaes el examen histológico del


hígado. Éste puede ser obtenido por medio de una biopsia hepática transcutánea dirigida
por ultrasonidos (técnica más habitual) o por otros procedimientos, incluyendo la biopsia
hepática obtenida por laparoscopia o por vía transyugular. En otras ocasiones la biopsia se
obtiene en el curso de una laparotomía (incluyendo el momento del trasplante hepático)
(20)

 Paracentesis diagnostica cito química, citológica y cultivo


 Se debe realizar gasometría arterial para evaluar la condición del paciente y
valoración de SOFA.

COMUNICACIÓN DE MALAS NOTICIAS AL PACIENTE Y SU FAMILIA

"Malas noticias" se ha definido como "cualquier información que pueda alterar


drásticamente la visión de un paciente sobre su futuro..."o que "... da como resultado un
déficit cognitivo, conductual o emocional en la persona que recibe las noticias eso persiste
por algún tiempo después de que se recibe la noticia". Inherente a la definición de lo que
constituye "malas noticias" es que depende en gran medida de las creencias y
percepciones del paciente. Como ejemplo, un paciente hospitalizado puede aliviarse con
un diagnóstico de absceso hepático porque previamente creía que el diagnóstico era
cáncer. Por otro lado, el diagnóstico de diabetes puede verse como una noticia horrible si
una persona cree que esto significa que ellos, tal vez como un padre, necesitarán una
amputación (21).

¿Qué es la cirrosis?

La cirrosis es una enfermedad que daña el hígado, un órgano grande ubicado en la parte
superior derecha del área del estómago.

Los daños en el hígado pueden provocar sangrado intenso, inflamación y problemas


respiratorios

¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis?

Algunas personas con cirrosis no tienen síntomas, pero cuando estos aparecen, pueden
ser los siguientes, entre otros: La cirrosis también aumenta las probabilidades de contagio
de infecciones y puede incrementar el riesgo de tener cáncer de hígado.
¿Cuáles son las causas de la cirrosis?

Cuando algo daña el hígado, el órgano trata de regenerarse. Durante este proceso se
forman cicatrices. Las causas del daño en el hígado son, entre otras: ¿Existe alguna prueba
para detectar la cirrosis?

Sí. Estas son algunas pruebas:

● Inflamación en el estómago y las piernas, y acumulación de líquido en los pulmones

● Sangrado intenso de los vasos sanguíneos del esófago, el tubo que conecta la boca con
el estómago

● Tendencia a la aparición de moretones o sangrado

● Dificultad para respirar

● Sensación de llenura

● Sensación de cansancio

● Dificultad para dormir suficiente o exceso de horas de sueño

● Piel u ojos amarillentos, lo cual se denomina ictericia

● Confusión repentina

● Coma Alto consumo de alcohol – Las personas que abusan del alcohol o son adictos a
este corren más riesgo de padecer cirrosis.

● Hepatitis B o hepatitis C – Estas enfermedades del hígado aparecen por causas virales.
Estos virus pueden contagiarse al compartir agujas o tener relaciones sexuales con
personas infectadas.

● Esteatohepatitis no alcohólica – Las personas que sufren este padecimiento con


frecuencia no beben alcohol. Los médicos no saben con certeza qué produce la
esteatohepatitis no alcohólica, pero muchas personas que la padecen tienen sobrepeso y
diabetes.

El hígado es un órgano con funciones importantes que influyen direc- tamente en el


estado nutricional de las personas. Una buena nutrición es importante para mantener un
óptimo estado de salud y evitar com- plicaciones derivadas de su enfermedad y de la
malnutrición. Realizar una dieta variada y equilibrada es la manera de garantizar la ingesta
de todos los grupos de alimentos (22).
RECOMENDACIONES GENERALES

Preferir volúmenes de comida, fraccionando la dieta entre 5-6 tomas a lo largo del día
(desayuno, media mañana, comida, merienda, cena…).
Es importante realizar una pequeña ingesta nocturna antes de ir a dormir: 1 vaso de leche o 2
galletas tipo maría o 1 yogurt desnatado o 1 vaso de zumo si NO tiene diabetes.
Puede y debe comer todo tipo de alimentos carnes, pescado, legumbres, leche,verduras,
frutas, huevos, etc...), si no existe una contraindicación médica, intolerancia o alergia a algún
alimento. Aumentar el consumo de fibra para evitar el estreñimiento (frutas, verduras,
cereales integrales...)
Beba diariamente entre 1,5-2 litros de agua, aparte de leche, infusiones o zumos
que usted tome habitualmente si no hay contraindicación médica. Es preferible
beber entre las comidas.
Puede tomar infusiones, zumos, caldos... El café y el té si los toma, hágalo con
moderación.
Evite periodos prolongados de ayuno.
No consuma bebidas alcohólicas (vino, sidra, cerveza, cava, bebidas de alta
graduación...).

Evite comer rápido y mastique despacio, ya que de lo contrario podría tra- gar más
aire y producirle mayor disconfort en la digestión.
Evite irse a dormir inmediatamente después de haber ingerido alimentos.
Espere 1 hora aproximadamente para evitar reflujo.

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS

 Si presenta ascitis y/o edemas

Deberá restringir el consumo de sal, para evitar la retención de líquidos. Evitar sales
vegetales de venta en el comercio con mezcla de sal común (Cl Na) o de sodio (Na),
también cubitos de caldo.

Puede utilizar otros condimentos para aderezar los alimentos, como hierbas aromáticas
(tomillo, orégano, romero, laurel, hinojo…), zumo de limón, vinagre (no contiene
alcohol), ajo, perejil, cebolla, pimienta, pimentón.

La restricción hídrica solamente se realizará bajo prescripción médica.


 Si presenta encefalopatía
Es importante que su familiar valore si puede tragar sin dificultad. En caso de duda,
no ledé nada NI LÍQUIDO NI SÓLIDO para evitar el riesgo de aspiración bronquial
hasta que se resuelva el episodio o lo indique el profesional sanitario de referencia.

La ingesta de proteínas será la misma que en una persona sin cirrosis hepática. Sólo
se considerará la restricción de la ingesta de proteínas si los episodios de
encefalopatía son muy frecuentes, y siempre bajo supervisión de su especialista de
referencia y/o nutricionista.
Aspectos a valorar en la eliminación urinaria
● Controldelcolor,aspecto,frecuenciaycantidad de la orina.

● control del aumento o hinchazón del abdomen (ascitis) e hinchazón de las


piernas (edemas). Si esto sucede, probablemente orinará menos porque el
líquido se acumula en el abdomen y/o en las piernas.

● Control del peso de forma periódica. En caso de que le hayan modificado la dosis
de diuréticos o que los haya iniciado recientemente, es reco- mendable que el
control de peso sea diario y seguir las recomendaciones que le habrá expli- cado
su enfermera/médico de referencia.

● Diuréticos tómelos en la mañana o al medio día.

● Si orina color de coca cola consulte a su medico

CUIDADOS DE LAPIEL

Los cambios en el hígado interfieren en la estructura y el funcionamiento normal de


éste órgano, ocasionando complicaciones en la circulación de la sangre y dando una
serie de síntomas y signos a nivel de piel que es necesario conocer para aplicar el
tratamiento más adecuado.

Alteraciones de los vasos sanguíneos: se presentan como pequeños capilares en


forma de araña (arañas vasculares o telangiectasias): sobre todo en la parte
superior del cuerpo, cuello y cara, así como enrojecimiento de las palmas de las
manos (eritema palmar).

Alteración en la síntesis del colágeno y otros componentes del tejido


conjuntivo: favorece la piel seca, áspera y rugosa, así como adelgazamiento de
la piel y aparición de estrías. Esta alteración también puede favorecer la aparición
de infec- ción en la piel caracterizándose por una zona de piel enrojecida, caliente
y dolorosa (celulitis) debida a la sobreinfección bacteriana de una herida.

Ante estas alteraciones y como prevención, se aconseja:

● Hidratar la piel, con crema hidratante, dos veces al día, después de la higiene
corporal y antes de acostarse.

● Debe beber líquidos para favorecer la hidratación. Se aconseja beber a lo largo


del día de 1,5-2 litros. Puede tomar agua, infusiones, evite bebidas alcoholicas
y cafeína
Alteración para eliminar la bilis:

Cuando el hígado es incapaz de eliminar a la sangre una sustancia que se llama bilis,
aparece una coloración amarilla de la piel y mucosas (ictericia).
A menudo este acúmulo de bilis puede producir picor (prurito): el picor se puede dar en
cualquier parte del cuerpo, de predominio nocturno, generalmente comienza en las
plantas de los pies y palmas de las manos, y posteriormente se generaliza a todo el
cuerpo.
Acompaña a numerosas enfermedades del hígado y siempre debe ser objeto de
consulta médica.

Ante estas alteraciones y como prevención, se aconseja:

● Aplicar lociones calmantes, tipo calamina o mentol 1%, dos veces al día en las zonas de
mayor picor, mantener las uñas cortas para evitar el rascado, ya que se pueden
producir lesiones cutáneas y se pueden infectar.

● Evite el uso de colonias perfumadas que podrían favorecer la irritación de la


piel
● Evite ducharse con agua muy caliente y siempre que se seque, tanto el cuerpo
como las manos, debe ser suave para evitar lesionar la piel

● Es conveniente reducir el consumo de café, especias…. y todos aquellos alimentos


que puedan producirle irritación y picor

● Evite cepillarse con fuerza los dientes: peligro de sangrado de las encías por los
problemas asociados de coagulación.

● Si los picores son muy frecuentes y le impiden el descanso nocturno, consulte con
su médico sobre el uso de fármacos para disminuir o evitar dichos picores. No
tome nin- gún fármaco sin consultar con su médico. El uso de antihistamínicos
(medicamentos para disminuir el picor) puede favorecer la aparición de
encefalopatía.

CUIDADOS SOBRE LA PREVENCIÓN DE CAÍDAS

Las caídas son importantes en los pacientes con cirrosis porque pueden requerir un
ingreso hospitalario, favorecer la descompensación de la enfermedad y, por lo tanto,
aumentar el tiempo de ingreso. Además, las caídas afectan a la calidad de vida de las
personas.

El riesgo de caídas aumenta si:

● Tiene más de 65 años.

● Está desorientado o confuso.

● Toma medicamentos como antidepresivos, sedantes, betabloqueantes, diuréticos,


laxantes…

● Está débil o tiene mala coordinación o falta de fuerza en piernas y/o brazos.

● Se ha caído con anterioridad.

● Tiene problemas de incontinencia urinaria y/o fecal.

Cómo podemos prevenir las caídas?

En la calle

● Usar un bastón o un andador.


● Usar zapatos de suela de goma para no resbalarse.

En el domicilio

● no caminar en calcetines, medias ni chancletas

● Asegurarse de que las alfombras tengan en el revez una superficie que impida que
se deslice

● Instalar pasamanos en elbaño cerca de la bañera

● Usar una alfombrilla de goma en la ducha

● Asegure una correcta iluminación en su domicilio

● Mantener una linterna junto a su cama.

● Algunos medicamentos pueden provocar urgencia para ir al baño (laxantes,


diuréticos…). Cuando se los tome, si es posible, permanezca cerca del lavabo y lleve
prendas fáciles de desabrochar (23)

CUIDADOS SOBRE EJERCICIO FÍSICO

Realizar ejercicio físico de intensidad moderada es beneficioso para la población


general, población anciana y pacientes con enfermedades crónicas como cardiopatías,
enfermedades del aparato respiratorio, enfermedades como la cirrosis,etc…

Practicar ejercicio físico ayuda a:

● Mejorar la calidad devida.

● Mejorar la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria.

● Aumentar la masa muscular.

● Aumentar la tolerancia alesfuerzo.

● Disminuir el riesgo de caídas.

● Disminuir el sobrepeso.

● Disminuir la grasa corporal.


Recomendaciones

Realice ejercicio de intensidad moderada como Bicicleta estatica, Caminar 30 minutos al


dia

Cinta, Nadar.

● Sea constante es bueno crearse una rutina según se pueda planificar.

● Utilice ropa y calzado adecuado:


– Ropa ancha, cómoda para usted, que no quede ajustada para evitar
presiones.
– Calzado deportivo que sujete bien el tobillo para evitar tropiezos.
– El calcetín es recomendable ajustado al pie para evitar rozaduras.
● Hidrátese adecuadamente: si no hay restricciones por parte de su médico,
puede beber sorbos de agua según necesidad durante el ejercicio.

● Realice el tipo de ejercicio de forma regular mínimo unas 3 veces a la semana,


bien por la mañana o por la tarde; intentando mantener casi siempre el
mismo turno.

● Mantenga el descansonocturno.

● Trabaje la musculatura de extremidades inferiores.

RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR EFICAZMENTE LA CIRROSIS HEPÁTICA

● Si busca información sobre su enfermedad en Internet, que sea en


lugares fiables, y contraste siempre la información con su profesional de
referencia.

● Introduzca las recomendaciones proporcionadas de forma paulatina


y márquese objetivos adecuados a su situación.

Precauciones

● Detenga el ejercicio ante síntomas de fatiga o cansancio.

● Adapte la intensidad y la frecuencia del ejercicio en función de su tolerancia.

● Ocupe su tiempo con actividades que le gusten y pueda compartir con sus
familiares y amigos: salir a pasear, ir al cine, etc

● La enfermedad puede ocasionar que su aspecto físico cambie (puede estar


hinchado, envejecido...). Para verse y sentirse mejor, cuide su imagen y adap-
te su vestimenta y calzado a su nueva situación,si es preciso
– A pesar de la enfermedad, usted puede hacer muchas cosas de forma
independiente. Demuestre a los demás todo lo que es capaz de hacer.
Siéntase útil y realice todas las actividades que pueda por sí mismo.

– Tome las riendas de su vida. Siempre que sea posible, tome todas las
decisiones que le atañen. No delegue en los demás, si no es necesario.

• Comparta sus inquietudes con personas que hayan pasado por su


experiencia con éxito (asociaciones de pacientes).

• Explique cómo se siente a sus allegados. Comparta sus sentimientos,


percepciones y miedos. Verá como a ellos también les pasa lo mismo.

• Seguro que tiene muchas habilidades. Analícelas y aplíque- las para


controlar su enfermedad.

• No se quede en casa. Mantenga sus relaciones sociales

En caso del cuidador principal

El cuidador principal informal es una pieza muy importante en el cuidado de los pacientes
con cirrosis hepática. Sin embar- go, cuidar a una persona con una enfermedad crónica
puede llegar a ser agotador. No se sienta mal por estar cansado. Los profesionales
entienden su situación. No está solo. Contacte con sus profesionales de referencia, le
asesoran y le propor- cionaran herramientas para poder continuar cuidando a su familiar
y mantener su propia salud. ¡Recuerde. Si usted no se cuida (24).

Sería recomendable buscar ayuda de un profesional ante los siguientes síntomas:

● Si no puede dormir o no se levanta descansado.


● Si no tiene hambre o empieza a comer de fo
● Palpitaciones y/o temblores.
● Dolores de cabeza.
● Molestias digestivas: digestiones
pesadas, náuseas, diarreas.
● Cansancio, tristeza, ansiedad, irritabilidad.
● Pérdida de memoria, falta deconcentración.
● Inapetencia sexual.
INTERCONSULTAS

IC NUTRICIONAL

En nuestro paciente la principal meta a nivel dietético es estimar correctamente el aporte de


energía que necesita, y prevenir el catabolismo proteico y deficiencias. Ademas las revisiones
nutricionales oportunas y periódicas serán beneficiosas.

Los pacientes con una cirrosis compensada y pacientes estables tienen requerimientos parecidos a
los normales; pero los que están en estado crítico tendrán requerimientos elevados.

Una evaluación y tratamiento nutricional en los pacientes cirróticos, en fase compensada y


descompensada, debe de ser esencial para poder prolongar la expectativa de vida, mejorar la
calidad de vida, y prepara a los pacientes a sobrellevar un trasplante más exitoso.(25)

Las guías de práctica 2010 para la enfermedad hepática alcohólica publicadas por la Asociación
Estadounidense para el Estudio de Enfermedades Hepáticas y el Colegio Estadounidense de
Gastroenterología recomiendan un tratamiento agresivo de la desnutrición calórica proteica en
pacientes con cirrosis alcohólica. Se especifican múltiples alimentaciones por día, incluido el
desayuno y un refrigerio por la noche.(26)

IC GASTROENTEROLOGÍA Y HEPATOLOGÍA.

Los equipos de gastroenterología y hepatología deberían participar oportunamente en la atención


de los pacientes con cirrosis descompensadas o complicaciones mayores de la misma. Los
pacientes con un puntaje MELD ≥10 deben ser referidos a un centro de trasplante de hígado para
su evaluación. Además, debe considerarse la derivación a un hepatólogo si el paciente requiere
tratamiento para la causa subyacente de la cirrosis (p. Ej., Hepatitis C, hepatitis autoinmune).

Los equipos de especialistas, monitorean la evolución usando puntajes pronósticos como el


puntaje de evaluación de la insuficiencia orgánica secuencial, y después de 48-72 horas volver a
evaluar si es apropiado el tratamiento adicional.(27),(28)

INTERVENCION PSICOLOGICA.

Nuestro paciente debe tener un soporte social por eso se debe realizar una valoración psicológica que
determina la relación que tiene con la familia y las condiciones en las que vive para garantizar su
sobrevida.(29)

IC PSIQUIATRIA

Se debe realizar interconsulta a psiquiatría para valoración de síndrome de abstinencia al alcohol,


y la dependencia al alcohol.
BIBLIOGRAFIA:

1. Bosch J BV. Cirrosis hepatica. Universidad de Barcelona; 2012.

2. Lora P EG, Fuentes V. CRITERIOS DE INGRESO Y EGRESO UPC ADULTOS. Hospital Santiago
Oriente; 2009.

3. Ferenci P. Hepatic encephalopathy in adults_ Clinical manifestations and diagnosis. Uptodate;


2017.

4. Chopra S GE. Cirrhosis in adults_ Etiologies, clinical manifestations, and diagnosis -


UpToDate.pdf. Uptodate; 2016.

5. Schrier S. Acercamiento al adulto con anemia. Uptodate; 2018.

6. Runyon B SJ. Ascites in adults with cirrhosis_ Initial therapy. Uptodate; 2017.

7. División de Excelencia Clínica. Guía de Práctica Clínica Diagnóstico y Tratamiento de E N C E F A


L O P A T Í A H E P Á T I C A en el Adulto [Internet]. Coordinación de Unidades Médicas de Alta
Especialidad IMSS; 2013. Disponible en: www.imss.gob.mx

8. Frago I. Cuidados paliativos en enfermedad hepatica avanzada. Revista Sociedad Peruana


Medicina Interna; 2016.

9. Rosner M OM. Overview of the management of acute kidney injury in adults. Uptodate; 2017.

10. Ferenci P. Hepatic encephalopathy in adults_ Treatment. Uptodate; 2017.

11. Runyon B SR. Hyponatremia in patients with cirrhosis. Uptodate; 2016.

12. Chopra S GE. Acute liver failure in adults_ Management and prognosis. Uptodate; 2017.

13. Runyon B. Hepatorenal syndrome. Uptodate; 2017.

14. Curry M CS, Bleibel W. Portal hypertension in adults. Uptodate; 2017.

15. Kwo PY, Cohen SM, Lim JK. ACG Clinical Guideline: Evaluation of Abnormal Liver Chemistries.
Am J Gastroenterol. enero de 2017;112(1):18–35.

16. Friedman L. Approach to the patient with abnormal liver biochemical and function tests.
Uptodate; 2018.

17. Friedman S. Clinical manifestations and diagnosis of alcoholic fatty liver disease and alcoholic
cirrhosis. Uptodate; 2018.

18. Runyon B. Evaluation of adults with ascites - UpToDate.pdf. Uptodate; 2017.

19. González DTT, Vargas MGO. Proceso de Enfermería en Paciente con Cirrosis Hepática.
2011;19:5.
20. Roca JJM. Trastornos del aparato digestivo. :38.

21. Arnold R HS. Discussing serious news. Uptodate; 2017.

22. Matilla Peña AM, Clemente Sánchez A, Carrión L. Manejo de las urgencias del paciente
cirrótico. Med - Programa Form Médica Contin Acreditado. mayo de 2016;12(11):650–5.

23. Roman E AA. Guía de cuidados para pacientes con cirrosis hepática y sus familiares. :40.

24. Harman S. Educación para el paciente_ Cirrosis (Conceptos Básicos). Uptodate; 2018.

25. Aceves-Martins M. Cuidado Nutricional De Pacientes Con Cirrosis Hepática. Nutr Hosp. el 1 de
febrero de 2014;(2):246–258.

26. David C Wolf, MD. Cirrosis [Internet]. Medscape; 2017. Disponible en:
https://emedicine.medscape.com/article/185856-overview#showall

27. Michael R Lucey SM. Hepatopatía alcohólica descompensada.pdf [Internet]. IntraMed; 2016.
Disponible en: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=88662

28. Sanjiv Chopra, MD, MACP EG MD,. Cirrhosis in adults_ Overview of complications, general
management, and prognosis - UpToDate. UpToDate; 2018.

29. Tost AA. Erika Alfambra Cabrejas. :40.