Sunteți pe pagina 1din 6

20 cosas que no puedes permitir que la gente

haga contigo

1. Dejar de permitir que las personas te arrastren en discusiones


innecesarias.
– Nunca pierdas tu tiempo tratando de darte a entender a personas que han demostrado

que están comprometidas con no entender tus puntos de vista. Y no definas tu inteligencia

o autoestima por el número de argumentos que has ganado, sino por el número de veces

que has dicho “esta tontería es innecesaria y no vale la pena gastar mi tiempo en esto!”

2. Deja de permitir que las personas te contagien su negatividad.


– El positivismo es una elección. Elije con cuidado, sé lo suficientemente inteligente como

para alejarte de la negatividad que te rodea, ya que nunca será digna de tu tiempo,

nunca.

3. Deja de permitir que la gente te haga sentir avergonzado de tus


cicatrices.
– Las cicatrices nos recuerdan que nuestro pasado es real, y que hemos crecido gracias a

ellas. Cada cicatriz tiene una historia, no tengas miedo de contarlas ni de llevarlas

contigo.
4. Deja de escuchar a los que te reprenden por tus honestos
errores.
– Para crecer fuerte y sabio, debes tener el coraje de cometer errores. Permítete ser un

principiante, nadie comienza siendo excelente.

5. Deja de permitir que otros te ciegan de TU verdad.


– Hoy en día, la única persona a la que debes tratar de ser mejor, es la persona que eras

ayer. Ponte a prueba a ti mismo, no a los demás.

6. Deja de permitir que hayan personas que te intimiden.


– La intimidación ni el bullying son correctos, punto. No hay libertad en la tierra que le dé a

alguien el derecho de atacar lo que eres como persona. Lamentablemente, algunas

personas simplemente no serán felices hasta que hayan tirado tu ego al suelo y lo hayan

pisoteado. Lo que tienes que hacer, es tener el coraje de defender tu posición. No les des

ninguna libertad, nadie tiene el poder de hacerte sentir inferior a menos que tu les des ese

poder.

7. Deja de permitir que tus amigos te sean desleales.


– ¿Qué es ser un amigo de verdad? Alguien que te ama tal como eres, pero que aún así

te ayuda a ser una persona mejor. Sé un verdadero amigo para los demás y mantén cerca

de ti, sólo a las personas que consideres tus verdaderos amigos.


8. Deja de permitir que las mismas personas te mientan una y otra
vez.
– Si alguien te engaña una vez, la culpa es de ellos. Si alguien te engaña dos veces, la

culpa es tuya. Si descubres a alguien mintiendo, habla, convérsalo. Algunas personas van

a mentirte en varias ocasiones con el esfuerzo vicioso de conseguir que repitas sus

mentiras una y otra vez hasta que efectivamente se conviertan en realidad. No participes

en sus tonterías, no dejes que sus mentiras sean tu realidad.

9. Deja de permitir que la gente se aproveche de ti.


– A veces las personas no se dan cuenta de las cosas que hacemos por ellos hasta que

dejamos de hacerlas. Esto no está bien! date cuenta de esto. Te mereces algo mejor,

mereces estar con personas que te hagan sonreír, amigos que no te den por sentado,

sino amigos que nunca te dejarán botado.

10. Deja de permitir que la gente te trate como su segundo plan.


– No te conformes con estar simplemente en el tiempo de inactividad de alguien, tiempo

libre, tiempo parcial, o en “algún” momento que puedan. Si esas personas no pueden

estar ahí para ti cuando más los necesita, no vale la pena tú tiempo.

11. Deja de permitir que las personas equivocadas se metan en


las relaciones entre tú y las personas correctas.
– No dejes que las personas que se niegan a quererte como eres te alejen de la gente

que más te ama. Pasa más tiempo con aquellos que hacen que tu mundo sea un poco

más brillante, simplemente por estar en el. Algún día, o te arrepentirás de no haberlo
hecho, o vas a poder decir, “me alegro de haber tomado esta decisión.”

12. Deja de permitir que las personas odiosas te motiven a


odiarlos de vuelta.
– Como dijo Gandhi, “ojo por ojo y el mundo acabará ciego.” Sin importar cuán

despreciable ha actuado otra persona, nunca dejes que el odio se construya en tu

corazón. La lucha contra el odio con odio, sólo hace que te duela más. Cuando decides

odiar a alguien, automáticamente comienzas a cavar dos tumbas: una para tu enemigo y

una para ti mismo.

13. Deja de permitir que las personas dejen rencor en tu mente.


– Recuerda, el primero en pedir disculpas es el más valiente. El primero en perdonar es el

más fuerte. El primero en salir adelante es el más feliz. Siempre.

14. Deja de permitir que las personas utilicen tu pasado para


envenenar tu presente.
– La vida es demasiado corta como para seguir luchando con las cosas del pasado y con

la gente que se niega a dejarlo ir. Algunas personas no pueden soportar que estés

saliendo adelante con tu vida, por lo que tratarán de arrastrar tu pasado y recordártelo. No

los ayudes reconociendo su comportamiento, tú sólo sigue hacia adelante. Practica la

aceptación y el perdón, el primer paso a la felicidad es dejar ir el pasado.


15. Deja de permitir que la gente te convenza que cambiar es algo
malo.
– Las cosas que no podemos cambiar, a menudo, terminan cambiándonos a nosotros

mismo. Este cambio sucede por una razón. No te preocupes, no va a ser fácil pero valdrá

la pena al final.

16. Deja de permitir que personas te alejen de tus metas y


actividades significativas.
– Si puedes sonreír cuando no hay nadie más alrededor, es porque lo haces en serio. Así

que no dejes que otras personas se metan entre tú y tus ideas y actividades que

realmente te mueven.

17. Deja de permitir que la gente rechace tus sueños.


– La vida es una prueba para saber qué tan comprometido estás en seguir un camino

particular, y tarde o temprano, puedes enfrentar comentarios negativos de los demás.

Cuando esto sucede, recuerda que no debes dejar que nadie aplaste tu espíritu. Si eres

apasionado con algo, persíguelo, no importa lo que piensen los demás. Así es como se

logran los sueños.

18. Deja de permitir que las personas pesimistas te hablen de


ponerle más esfuerzo a tus cosas.
– Los tiempos difíciles muchas veces conducen a la grandeza. Mantén la fe, valdrá la

pena al final. Los inicios de las cosas más grandes son siempre los más difíciles.
19. Deja de permitir que la gente te convenza de sus rápidos
esquemas de solución.
– Cualquier cosa que vale la pena lograr, toma tiempo y un dedicado esfuerzo, punto.

Sinceramente, yo solía creer que pidiendo deseos y orando cambiarían las cosas, pero

ahora sé que los deseos y las oraciones nos cambian y nosotros somos quiénes

cambiamos las cosas.

20. Deja de permitir que la gente te diga qué es lo que necesitas


para ser más feliz.
– El agradecimiento es el comienzo de la felicidad. Asegúrate de apreciar lo que tienes.

Sé agradecido por las pequeñas cosas de la vida que significan mucho.

Interese conexe