Sunteți pe pagina 1din 83

|

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERU

FACULTAD DE CIENCIAS FORESTALES Y DEL AMBIENTE

AREA ACADEMICA DE MEDIO AMBIENTE

MANUAL DE
EDAFOLOGÍA
Y SUELOS
FORESTALES
Compilado por: EMILIO OSORIO BERROCAL

DOCENTE AUXILIAR DE LA FCFA – UNCP

CATEDRA DE EDAFOLOGIA Y SUELOS FORESTALES

2017

1
ÍNDICE
Pag.
Introducción 01
Defunciones 01
Suelo 01
Importancia del estudio del suelo 02

FACTORES DE FORMACION DE LOS SUELOS 02

El material madre como factor de formación del suelo 03


El clima como factor de formación 04
La topografía como factor de formación 04
Los organismos como factor de formación 06
El tiempo como factor de formación del suelo 06

METEORIZACION O INTEMPERISMO DEL MATERIAL ORIGINAL 07

Meteorización o intemperismo físico (desintegración) 07


Meteorización o intemperismo químico (descomposición) 08

MOROFOLOGIA Y PERFIL DEL SUELO 10

Morfología del suelo 10


Perfil del suelo 10

COMPOSICION DEL SUELO 15

Los cuatro componentes del suelo 15

PROPIEDADES FISICAS DEL SUELO 18

Textura 18
Estructura 20
Densidad aparente del suelo 20
Densidad real del suelo 21
La porosidad 21
La permeabilidad 21
Drenaje 21
Capacidad retentiva del agua 22
Color del suelo 22

MINERALOGIA DE LAS ARCILLAS 23

Origen de las arcillas 23


Arcillas coloidales 23
Grupo de arcillas 23
Tipo de arcillas y cargas 25

PROPIEDADES QUIMICAS DEL SUELO 25

La solución suelo 26
El complejo coloidal 26
Cationes cambiables 27
Capacidad de Intercambio de Cationes (CIC) 27
Capacidad de Intercambio Anionico (CIA) 29
Reacción de suelo 29

ACIDEZ DEL SUELO 32

2
Fuentes de acidez del suelo 32
Clases de acidez del suelo 33

CARTOGRAFIA DE SUELOS 35

Objetivos de la cartografía de suelo 35


Metodología 35
Sistema clásico USA 40
Sistema moderno Belga 40
Sistema belga modificada por Bullo 41

CLASIFICACION DE SUELOS 41

Clasificación de suelos según Thorp y Smith 41


Taxonomía de suelos 42

CLASIFICACIÓN DE TIERRAS DEL SISTEMA NACIONAL 43

Sistema de clasificación de las tierras por su capacidad de Uso Mayor 45


El reglamento de clasificación de tierras 46
Categorías del sistema de clasificación de las tierras 47
Grupos de capacidad de Uso Mayor de las tierras 48
Clases de capacidad 49
Subclases de capacidad 52

SUELOS FORESTALES 54

Definición 54
Características particulares de los suelos forestales 54
Importancia de los suelos forestales 55

FACTORES FORMADORES DE SUELOS FORESTALES 55

Clima 55
Los organismos vivos y particularmente la vegetación 57
El material original 58

CARACTERISTICAS FISICAS DE LOS SUELOS FORESTALES 58

Textura del suelo 58


Estructura 59
Densidad aparente del suelo 60
Porosidad 60
Aireación del suelo 61
Profundidad del suelo 61
Color del suelo 62

CARACTERISTICAS QUIMICAS DE LOS SUELOS FORESTALES 62

Los nutrientes del suelo 62


Intercambio cationico 62
Saturación de bases 63
Capacidad de intercambio anionico 63
La reacción (pH) del suelo 64

MATERIA ORGANICA DE LOS SUELOS FORESTALES 65

Fuentes de materia orgánica 65


Composición de la materia orgánica 66

3
Desarrollo del Humus – Humificación 66
Características del humus 67
Tipos de humus forestal 68
La relación Carbono – Nitrógeno 68
Importancia del Humus de los bosques 69

NUTRICION MINERAL DE LOS ARBOLES 69

La nutrición mineral de las plantas 69


Nutrientes minerales de las plantas 69
Requerimientos de los árboles y funciones generales de los nutrientes 70

SUELOS DE LAS TRES REGIONES NATURALES 72

Suelos de costa 72
Suelos de sierra 73
Suelos de selva 74

ANEXOS 75

BIBLIOGRAFÍAS CONSULTADAS 79

4
E D A F O L O G I A.

INTRODUCCION. CONCEPTOS. IMPORTANCIA

1. Introducción

La edafología se presenta como un curso introductorio a la ciencia del suelo para


estudiantes relacionados con las ciencias agrarias, recursos naturales, y otras ciencias
afines.

La asignatura tiene por finalidad orientar al estudiante a familiarizarse con el suelo


como un cuerpo natural de características inherentes y diferenciables, con sus
propiedades físico-químicas y biológicas y a su vez conocer las técnicas de mapeo,
evaluación de suelos y clasificación de tierras tendientes a un aprovechamiento
sostenido del recurso suelo.

2. Definiciones

2.1. Edafología

Deriva del griego Edaphos = suelo y Logos = ciencia; comprende el estudio del suelo
en relación a las plantas superiores. En los países de habla hispana se le denomina
Edafología y en Francia se utiliza el término Pedología (Pedón = suelo y Logos =
ciencia).

La pedología, considera al suelo solamente como un cuerpo natural, y se ocupa de su


origen, de su clasificación y de su descripción. La edafología, en cambio, es el estudio
de los suelos desde el punto de vista de las plantas superiores y, por lo tanto, se ocupa de
las características de los suelos que se relacionan con el crecimiento de las plantas.

El suelo, es un ente viviente demasiado complejo para tener una definición simple. Más
importante que la definición es el concepto y su conocimiento como base para el logro
de una mejor producción agrícola, pecuario y forestal.

El mismo suelo puede tener diferente significado de acuerdo al interés del usuario, así,
un suelo arcilloso para un ingeniero civil puede ser indeseable porque ofrece múltiples
dificultades en las operaciones de apertura de carreteras, para aquellos que se dedican a
la fabricación de ladrillos o alfarería es la materia prima ideal que ha de dar resistencia a
sus productos; para el forestal o agrónomo ese mismo suelo puede ser bueno o malo de
acuerdo a su relación con la planta para la producción de cosechas.

2.2. Suelo

El término suelo se deriva del latín Solum, que significa suelo. El suelo, es un cuerpo
natural, tridimensional, situado en la superficie de la tierra, contiene la materia viva y
soporta la vegetación.

En el concepto tradicional, el suelo es el medio natural donde crecen y se desarrollan las


plantas terrestres, exista o no formación de horizontes pedogenéticos.

5
Los suelos según el concepto ruso, son considerados como cuerpos naturales
independientes, en la cual, cada individuo presenta una morfología específica resultante
de una combinación de clima, organismos vivos, roca madre, relieve y de duración de
la evolución.

Desde el punto de vista edafológico, el suelo es la capa superior de la corteza terrestre


que ha sufrido procesos de alteración físico-química y biológica, que contiene agua y
nutrientes y que mantiene y soporta a las plantas.

El suelo está formado por partículas sólidas como la arena, limo y arcilla; la materia
orgánica, el agua y el aire.

3. Importancia del estudio del suelo

Sabemos que el suelo se constituye como un medio natural para el crecimiento de las
plantas y es el que va a proveer nutrientes y agua a las plantas, además de proveer
soporte mecánico; sin embargo el estudio del suelo no solo radica en el conocimiento
del suelo como tal sino en saber determinar su capacidad productiva actual y potencial
de esos suelos con fines de planificación del uso de la tierra y la conservación de los
suelos.

FACTORES DE FORMACION DE LOS SUELOS

Los factores de formación, son agentes condicionadores que en combinación conjunta


determinan los procesos internos que producen el perfil del suelo.

Los factores más importantes que determinan el carácter del suelo, cuyo cambio también
ocasiona modificaciones en el sistema suelo son: el clima, los organismos, la topografía,
el material original o parental, y el tiempo cronológico. Jenny (1961) se refiere a ésos
como los factores formadores del suelo y expresa el sistema suelo como una formación
de tales factores.

S = f(cl,o,p, r,t)

Esta ecuación señala que mientras esos factores se mantengan constantes, se tiene un
sistema suelo determinado. Ese sistema suelo se originó de una roca madre determinada
(p), la cual fué transformada a través del tiempo (t) mediante la acción del clima, los
organismos (o) y la topografía (r) que modifica la humedad en el suelo y crea
microclimas.

La vegetación como parte de los organismos formadores del suelo, influye en la


formación de éste, pero al mismo tiempo el suelo influye en las características de la
vegetación.

1. El material madre como factor de formación del suelo


Es importante distinguir entre material madre y roca madre del suelo. El material madre
es el producto no consolidado, resultado de la meteorización de la roca madre. La roca
madre es el material consolidado.

6
1.1. El material madre en relación a las propiedades del suelo

La naturaleza del material parental puede afectar, en gran medida, las propiedades
físicas y químicas de los suelos y la velocidad de desarrollo del perfil.

El efecto del material parental sobre los suelos es mayor en los suelos jóvenes o
inmaduros que en los suelos maduros. Por esta razón en climas muy fríos o muy secos
donde el proceso de intemperización es muy lento y, por lo tanto los suelos son
generalmente inmaduros, la naturaleza del material parental es determinante en las
características de los suelos.

Las características más influidas por el material parental son la textura y el contenido de
nutrientes del suelo.

Las rocas calcáreas son las que tienen efectos más duraderos y pronunciados sobre el
suelo; el alto contenido de CaCO3 y otros carbonatos mantiene la reacción básica del
suelo e impide la lixiviación de las sales y sustancias coloidales. Por esta razón se
producen suelos con gruesas capas de humus incorporados en los que falta desarrollo
del perfil Roberts y Díaz (1960).

El desarrollo del suelo es más rápido en materiales parentales que son más permeables
al agua y que tienen bajo contenido de bases, especialmente calcio.

Los suelos derivados de granito originan suelos de textura gruesa, mientras que los
derivados de basalto y riolita son de textura más fina.

1.2 Clasificación del material madre

Se clasifican en tres grandes grupos:

a) Materiales madres residuales.- Aquellos formados por la desintegración de las


rocas in situ. Dependen de la naturaleza de la roca madre original, tanto como de la
calidad de cambios que ocurren en las rocas durante el proceso de desintegración y
descomposición.

b) material madre transportado. Son aquellos que han sido transportados desde su
lugar de origen y redepositados en un nuevo lugar durante un período activo de
formación de los suelos, por uno o la combinación de dos o más agentes, tales como el
agua, el hielo, el viento o la gravedad.

- Material aluvial. El material madre transportado por el agua se denomina aluvial,


lacustre o marino.

Los suelos formados por los ríos se denominan suelos aluviales.

Las sedimentaciones originadas por las aguas de lagos y lagunas se


denominan suelos lacustres.

7
Las acumulaciones de sedimentos en ambiente oceánico se denominan
suelos marinos.

Los suelos formados por el desplazamiento de inmensas masas de hielo se denominan


suelos glaciares.

- Material coluvial. Cuando el material meteorizado sobre las rocas no está estabilizado,
se desplaza en movimiento descendente por acción de la gravedad.

- Material madre eólico. El material transportado por el viento se denomina eólico; su


acción está relacionada a la intensidad de su velocidad, sus efectos se notan en la costa
árida peruana.

c) Material madre orgánico. Son residuos de plantas preservadas a través del tiempo,
la falta de oxígeno retarda la descomposición de los residuos. En el Perú se han formado
en diferentes condiciones ambientales, ya sea bajo el agua como en la laguna de Paca
(Jauja), Lago de Junín, Lago Titicaca o también en la Alta Amazonía o Baja Amazonía.

2. El clima como factor de formación

Los factores del clima que esencialmente influyen en el desarrollo del suelo son la
temperatura y la precipitación; los cuales son elementos principales en los procesos
físicos y químicos de la intemperización.

Por otra parte el clima influye indirectamente en la formación del suelo, desde el
momento que es un factor determinante de la vida animal y vegetal.

La temperatura afecta la velocidad a que se intemperiza el material parental, de tal modo


que el desarrollo del suelo será mucho más lento en regiones de bajas temperaturas y
más rápido en zonas de altas temperaturas. Por cada 10°C de incremento de la
temperatura, la velocidad de las reacciones químicas aumenta.

Cuando la roca se enfría hasta el punto de solidificación del agua, todas las reacciones
químicas cesan pero las reacciones físicas como ruptura de las rocas continúan.

Por otro lado la precipitación es otro factor de importancia, el agua es un agente


necesario para la formación de suelos. Cuando aumentan de 380 a 890 mm. de lluvia
media anual, la concentración de iones hidrógeno aumenta y el pH disminuye, la
profundidad de transporte de carbonatos aumenta, el contenido de nitrógeno y arcilla
aumenta.

3. La topografía como factor de formación

Las condiciones topográficas dentro de un área y de un clima determinado influyen


enormemente en el desarrollo del perfil y en las características del suelo.

La influencia de la topografía se ejercen principalmente a través de sus efectos sobre el


agua en relación al suelo, sobre la erosión, el clima y la vegetación.

8
En áreas montañosas u onduladas, el agua escurre por las pendientes y se concentra en
las depresiones. Por esta razón, los suelos en pendientes, especialmente si son fuertes
reciben menos agua que aquellos ubicados en terrenos planos o en depresiones, en tanto
que los terrenos ubicados en éstas últimas reciben exceso de agua.

Tanto las pendientes fuertes que retienen poca agua en el suelo y, son por lo tanto secas,
como las depresiones que tienen exceso de agua y experimentan generalmente un mal
drenaje, inhiben el desarrollo del perfil del suelo. Los suelos llamados normales se
desarrollan generalmente en terrenos ondulados y de buen drenaje.

(1) Sobre la meseta: horizontes A,B,C bien desarrollados


(2) Sobre la pendiente: A (B) C
(3) Sobre la base de la pendiente: A - C (Ab - Bb)

Si bien el suelo es un cuerpo tridimensional, la pendiente es una característica que


influye, ya que lo afecta debido al escurrimiento, erosión, drenaje y mediación solar.

3.1 Relación del relieve con las propiedades del suelo

El relieve influye en las propiedades del suelo como: profundidad del solum, espesor y
contenido de materia orgánica del horizonte A, humedad relativa del perfil, color del
perfil, grado de diferenciación de los horizontes, reacción del suelo, contenido de sales
solubles, clase y desarrollo de panes, características del material originario y otros.

3.2 La napa freática (tabla de agua)

Es la superficie del nivel de agua hasta donde el suelo se encuentra saturado.

9
En las regiones húmedas y subhúmedas el relieve de la tabla de agua, es similar al
relieve de la superficie; mientras que en las regiones áridas o semiáridas la tabla de agua
no es significativa, normalmente se encuentra a varios metros bajo la superficie.

3.3 Toposecuencias o catena de suelos

Es un conjunto de suelos desarrollados sobre similar material madre, pero que cada uno
muestra variaciones en las características del perfil debido a su posición topográfica o
drenaje o ambos.

1 Muy inclinado: suelo poco profundo; excesivamente drenado


2 Ondulado y suavemente ondulado: suelo profundo y bien drenado.
3 Casi a nivel, a suavemente ondulado: suelo profundo y
moderadamente drenado.
4 A nivel o casi a nivel: suelo pobremente drenado.
5 Depresional: suelo muy pobremente drenado.
Nivel freático.

4. Los organismos como factor de formación

Los organismos afectan el desarrollo del suelo en varias formas y se consideran tres
grupos La vegetación, los animales y los microorganismos.

La vegetación inicia la formación y desarrollo del suelo. Las raíces penetran en el


material madre y remueven el agua y los nutrientes. Las raíces ejercen acción física y
química sobre el material madre y facilitan el pasaje del agua y del aire. Cuando las
plantas mueren o cambian las hojas, los restos se incorporan al suelo con los nutrientes
que contienen.

Los microorganismos contribuyen a la intemperización de la roca y organismos como


las bacterias y hongos intervienen en los procesos químicos del desarrollo del suelo. Los
microorganismos y otras pequeñas plantas y animales actúan sobre los residuos
vegetales y el material descompuesto es incorporado dentro del material mineral junto
con las bases nutrientes. Los microorganismos derivan su energía de la oxidación de los
residuos orgánicos.

Los animales mayores como las lombrices, insectos y larvas de insectos y pequeños
mamíferos intervienen en los procesos físicos de desarrollo del suelo, mezclando los
materiales orgánicos con los inorgánicos y soltando el suelo.

5. El tiempo como factor de formación del suelo.

El tiempo que el material esté sometido a la acción de la intemperización tiene gran


significado en el desarrollo del suelo. Sin embargo el concepto de tiempo, es muy
relativo en cuanto se refiere a la formación de los suelos, porque depende de las
características del clima, del material parental, de la vegetación y de la topografía. Así el
suelo se desarrolla en menor tiempo en regiones húmedas y cálidas, en las que se
desarrolla una vegetación variada y densa, que en regiones muy frías o muy secas con
escasa vegetación.

10
Por otro lado la duración del período de desarrollo del suelo depende del estado inicial
del material parental sobre el cual se desarrolla. El tiempo de desarrollo del suelo será
seguramente mucho menor si el material parental es de cenizas volcánicas que si es de
rocas volcánicas.

La topografía incidirá en el tiempo de desarrollo del suelo, según el grado de erosión o


de depositación de materiales que ella promueva. Los suelos se mantedrán jóvenes o
inmaduros bajo condiciones donde los grados de erosión y depositación sean intensos.

No existe un tiempo absoluto es decir el estado del desarrollo es relativo y que varía
enormemente de un lugar a otro, dependiendo de varios factores condicionadores:

Factores que aceleran Factores que retardan


- Depósitos no consolidados - Roca consolidada, alto contenido
bajo contenido de calcáreo. de calcáreo.
- Cimas calurosos y húmedos - Climas fríos y secos.
- Vegetación forestal - Vegetación de praderas.
- Topografía plana o depresional. - Topografía muy inclinada.

En conclusión los suelos están constantemente sujetos a cambios. Estos cambios tienen
lugar lentamente, al grado de que son difíciles de percibirlos. El ciclo del desarrollo del
suelo incluye los estados de: material madre, suelo inmaduro, suelo maduro y suelo
viejo o senil.

METEORIZACION O INTEMPERISMO DEL MATERIAL ORIGINAL

Es una serie de procesos que ocasionan cambios químicos y/o físicos en las rocas y sus
constituyentes minerales, dando como resultado una desintegración y descomposición
paulatina de las rocas.

Ocurre en la superficie terrestre o cerca de ella y es un fenómeno complejo formado por


procesos físicos, químicos y biológicos que interactúan en forma simultánea.

La intensidad de estos procesos, así como los productos resultantes varían según las
diferentes localidades y sus condiciones particulares: Clima, relieve, organismos vivos,
tiempo y naturaleza de las rocas.

1. Meteorización o intemperismo físico (desintegración)

Cuando la superficie de las rocas, arenas, limos y arcillas están constantemente sometida
a la acción meteorizante de agentes físicos entre los cuales tenemos:

a) Congelamiento y descongelamiento.

Este agente es de gran importancia práctica en la alteración física de cualquier roca o


mineral, da lugar a la formación de suelos de texturas medias y finas.

La fuerza de expansión del agua al congelarse ejerce suficiente presión (150 kg / cm2)
para partir cualquier mineral o roca. Por lo tanto el hielo es un agente erosivo y de

11
transporte de gran capacidad y junto con el agua son los agentes más importantes y
espectaculares de la edafización.

b) Calentamiento y enfriamiento

Los cambios de temperatura entre el día y la noche originan la expansión y contracción


de minerales en las rocas, fracturándolas o exfoliándolas (desprendimiento de la roca o
mineral en forma de láminas).

c) Humedecimiento y secado

El humedecer y secar la roca origina dilataciones y contracciones causándole la ruptura


y abrasión entre las partículas de los minerales, haciendo a las partículas más finas.

d) Erosión (trituración)

La fricción que se origina entre las rocas y las partículas del suelo que se mueven por
acción del agua, el viento o la gravedad es un integrante muy efectivo.

e) Acción de organismos

Las raíces de las plantas son capaces de dividir la más dura de las rocas.
La presencia de animales es parte de la desintegración física de las rocas.
El hombre acelera la meteorización física, a través del arado que fragmenta la tierra , las
rocas y minerales.

2. Meteorización o intemperismo químico (descomposición)

Modifica completamente las propiedades físicas y químicas de las rocas. Cuánto mayor
sea el área superficial, mayor será la actividad de estos procesos. Es causada en los
minerales más solubles que cambian su estructura, originando una fácil fragmentación.

Entre los procesos de meteorización química tenemos:

a) Hidrólisis

Es el proceso por el cual los minerales reaccionan con el agua para formar hidróxidos,
los cuales son más solubles que el mineral original.

K Al Si3 O8 + H2 O H Al Si O8 + K OH

Ortoclasa muy Agua Arcilla de Hidróxido de


poco soluble silicato más potasio muy
soluble soluble

La hidrólisis es uno de los procesos meteorizantes que causa más cambios en el perfil
del suelo. Los feldespatos y minerales ferromagnésicos son muy susceptibles de sufrir
hidrólisis.

12
b) Carbonatación

Es un proceso importante de la alteración química, se produce por la combinación del


agua y del anhídrido carbónico. El anhídrido carbónico se toma parcialmente de la
atmósfera, pero más que todo de la respiración biológica y de la materia orgánica.
El ácido carbónico disuelve los minerales más que el agua sola y forma los carbonatos y
bicarbonatos más solubles.

CO2 + H2 O H+ + HCO3-

Dióxido de Agua Acido carbónico


carbono

Ca CO3 + H+ H CO3- Ca (H CO3)2

Carbonato de Acido Bicarbonato soluble


Calcio insoluble Carbónico en agua.
en agua.

c) Hidratación

Es la combinación de un químico sólido (un mineral o una sal) con el agua.

Es la adsorción de agua por los minerales en los espacios porosos o en la superficie de


los granos. La hidratación es un proceso común en la descomposición de las rocas (a
pesar de que hidratación no implica directamente transformación química, sino
adsorción de agua). La hidratación cambia la estructura del mineral aumentando su
tamaño y haciéndolo más suave, más débil y más fácil de descomponer.

Un ejemplo de este proceso sería la formación de limonita a partir de hematita.

2 Fe2 O3 + 3 H2 O 2 Fe2 O3 + 3 H2 O

Oxido férrico deshidratado Oxido férrico hidratado


Hematita (roja) Limonita (amarillo)

d) Oxido - reducción

Son fenómenos responsables de la alteración de la roca madre para originar suelos. Es


un proceso frecuente de alteración que se aprecia generalmente en las rocas portadoras
de Fe, Mn y otros elementos oxidables.

La oxidación es un incremento de la carga positiva o una disminución de la carga


negativa, en una oxidación siempre existe una sustancia que es oxidada y otra que es
reducida; ejemplo.

13
Zn + Cu++ Zn++ + Cu

El Zinc es oxidado y el Cobre es reducido

Cl2 + 2 Br - 2 Cl - + Br2

El Cloro es reducido y el Bromo es oxidado

La reducción, es el proceso químico en el cual electrones son ganados, aumentando la


valencia negativa y decreciendo la positiva.

En la edafización, la oxidación se produce por combinación del oxígeno con la sustancia


que se edafiza.
La oxidación del Fe es una de las reacciones más comunes de la alteración química y es
fácil observarla en el campo, debido a que la forma oxidada presenta una coloración
rojiza y si es hidratada una coloración amarillenta.

4 Fe O + O2 2 Fe2 O3

Oxido ferroso Oxígeno Oxido férrico

e) Disolución

El agua es reconocida como el solvente universal aunque su acción es muy lenta.


La disolución de un sólido en un líquido cambia los materiales sólidos en iones
separados, permitiendo mayores y más independientes cambios químicos que en un
estado no ionizado.

Na Cl + H2 O Na+ Cl- H2 O

Sal soluble Agua (iones disueltos, Agua)

MORFOLOGIA Y PERFIL DEL SUELO

1. Morfología del suelo

Es parte de la ciencia del suelo que estudia la disposición de las capas u horizontes del
perfil del suelo.
La morfología estudia al suelo en forma directa mediante el examen del perfil in situ.

2. Perfil del suelo

Es la unidad de estudio del suelo, que consiste en un corte vertical en profundidad en el


cual se puede observar los efectos de los procesos formadores del suelo, su
diferenciación está marcada o influenciada por los efectos de lixiviación y acumulación
de materiales.

14
El desarrollo de las capas u horizontes dan lugar a la formación de un cuerpo natural
llamado suelo. Cada suelo está caracterizado por la presencia de esos horizontes que en
conjunto es denominado perfil del suelo.

Fig. 02 Calicata y perfil del suelo.

2.1 Horizontes del suelo

Los horizontes del suelo se agrupan de la siguiente manera:

a) Horizontes mayores, principales o patrones


b) Horizontes o capas transicionales
c) Distinciones o clases subordinadas dentro de los horizontes mayores o
principales.

Los horizontes mayores o patrones son representados por símbolos y éstos símbolos son
letras mayúsculas ( O, A, E, B, C, R ); para indicar los horizontes transicionales se usa
las letras AB o EB, E/B, AC, BA o BE, B/E, BC o CB.

Las letras minúsculas sirven para indicar una característica especial en los horizontes
mayores y son usados como subfijos.

Horizontes mayores:

a) Horizonte orgánico (O)

El grupo O está constituido por horizontes orgánicos que se forman encima del suelo
mineral. Estos resultan del mantillo que se forma por acumulación de plantas y animales
muertos, lo que ocurre generalmente en áreas forestales, estando ausente en las praderas
naturales.

15
Se subdivide de acuerdo al grado de descomposición del material orgánico en:

Oi : Horizonte orgánico ligeramente descompuesto


Oe : Horizonte orgánico medianamente descompuesto
Oa : Horizonte orgánico altamente descompuesto

b) Horizonte mineral (A)

Contiene materia orgánica humificada, mezclada con la fracción mineral que es


predominante; ocurre en la superficie o debajo de un horizonte O.
Cuando este horizonte mineral es removido con fines de cultivo, es denominado Ap.

c) Horizonte eluvial (E)

Horizonte mineral caracterizado por una pérdida de arcilla, fierro o aluminio y materia
orgánica, y la concentración de cuarzo y otros minerales resistentes; se le denomina
horizonte de eluviación o lixiviación.

Generalmente ubicado debajo de un horizonte O o un Horizonte A. Este horizonte es de


color claro, debido principalmente a la presencia de minerales primarios como
resultado de un intenso lavaje del material fino; están ausentes la arcilla y la materia
orgánica.

d) Horizonte iluvial (B)

Este horizonte de iluviación se caracteriza por la acumulación de arcillas silicatadas,


hierro, aluminio, materia orgánica y otros minerales como carbonatos, sulfatos,
sesquióxidos, etc.

Horizonte mineral localizado debajo de un horizonte O, A, o E; muestra una


insignificante o ausente evidencia de sedimento original o de la estructura de la roca.

e) Horizonte (C)

El horizonte C está constituido por el material no consolidado que reposa después del
solum. Horizonte mineral subterráneo, parecido o no parecido al material del cual el
suelo es formado o se asume que ha sido formado; incluye materiales en varios estados
de intemperización.

f) Roca madre (R)

Es la roca consolidada yacente de naturaleza geológica, se le conoce como roca madre,


en el cual reposa el suelo.

Horizontes transicionales o en transición

a) Horizonte AB: Horizonte con características de A y B, pero más parecido a A que a


B.

16
b) Horizonte EB: Horizonte con características de E y B pero más parecido a E que a
B.

c) Horizonte E/B: Horizonte que tiene partes características de un horizonte E y de un


horizonte B, pero que los componentes de E son dominantes y circundan a las
porciones de B.

d) Horizonte BE: Horizonte con características de B y E, pero más parecido a B que a


E.

e) Horizonte B/E: Horizonte que tiene partes características de un horizonte B y de un


horizonte E, pero que los componentes de B son dominantes y circundan a las
porciones de E.

f) Horizonte BC: Horizonte con características de B y C, pero más parecido a B que a


C.

Distinciones subordinadas:

Las características de un horizonte mayor son más especificadas mediante distinciones


subordinadas; las mismas que son representados por letras minúsculas, de la siguiente
forma.

a : materia orgánica altamente descompuesta.


b : horizonte genético enterrado.
c : presencia de nódulos o concreciones.
e : materia orgánica medianamente descompuesta.
f : horizonte permanentemente congelado.
g : fuerte gleyficación (moteado) reducción del fierro.
h : acumulación iluvial de materia orgánica.
i : materia orgánica ligeramente descompuesta.
j : desarrollo incipiente de una característica o propiedad particular.
k : acumulación de carbonatos.
m : fuerte cementación producidos por carbonatos, sílice, fierro, yeso o sales más
solubles.
n : acumulación de sodio.
o : acumulación residual de sesquióxidos.
p : suelo arado, removido, cultivado.
q : acumulación secundaria de sílice
r : lecho rocoso suave o meteorizado.
s : acumulación iluvial de sesquióxidos.
t : acumulación iluvial de arcillas silicatadas.
v : plintita formada por materiales ricos en fierro, pobres en materia orgánica, rojizo
de dureza irreversible.
w : B estructural no iluvial.
y : acumulación de sulfatos de calcio.
z : acumulación de sales más solubles que el sulfato de calcio.

17
Oi O1
HORIZONTE
Oe ORGANICO O2
Oa O3
S
HORIZONTE A1
A MINERAL O

E HORIZONTE A2 L
ELUVIAL
U
EB A3 o AB
HORIZONTES DE M

BE TRANSICION B1 o BA

HORIZONTE
B ILUVIAL B2

HORIZONTES B3
BC DE TRANSICION

C MATERIAL C
MADRE

ROCA
R ORIGINAL R

Fig. No. 03 Perfil hipotético de un suelo

18
COMPOSICION DEL SUELO

1. Los cuatro componentes del suelo

Bullón J. y Munive E., consideran al suelo como una mezcla de: material mineral +
agua + aire + materia orgánica.

En condiciones ideales para el desarrollo de las plantas la composición del suelo es el


siguiente: 45 % de material mineral, 25 % de agua, 25 % de aire y 5 % de materia
orgánica. Estos porcentajes varían enormemente de acuerdo con las condiciones de
humedad del suelo y otros factores.

Las proporciones de estos componentes varían con el tiempo y el lugar. El volumen del
agua y del aire están en relación interdependiente; la entrada del agua al suelo excluye al
aire; al ser removida el agua por el drenaje, la evaporación o por las plantas, el aire
ocupa los espacios porosos; y a medida que aumenta la profundidad disminuye la
materia orgánica.

1.1. El agua del suelo

El agua es uno de los componentes más variables en el suelo, debido a que los suelos
tienen distintas capacidades para la retención del agua; cuando abundante agua está
presente en el suelo y no drena, las raíces de las plantas pueden morir debido a la
carencia de oxígeno. Cuando muy poca agua está presente en el suelo, el crecimiento de
las plantas se detiene para luego sobrevenir el marchitamiento.

El agua que se encuentra en el suelo y específicamente aquella que las raíces de las
plantas son capaces de utilizar, es la que tiene mayor importancia para las plantas.

1.1.1. Clases de agua en el suelo

El agua que infiltra en el suelo es retenida durante mayor o menor tiempo en él, por
fuerzas de adhesión, cohesión y tensión superficial, que permiten clasificarla desde el
punto de vista físico en tres formas diferentes, pero no están separados por límites
precisos. Estas formas son:

a) Agua gravitacional

Es el agua drenada a través de los macroporos por efecto de la fuerza de la gravedad


y que va alimentar a las napas freáticas.

El agua gravitacional desaloja el aire de los poros y satura el suelo después de una
lluvia, luego el suelo drena toda su agua gravitacional y los poros vuelven a ser
ocupados por el aire, momento que es óptimo para la vida del suelo, particularmente
de las raíces.

El aprovechamiento del agua gravitacional será mejor en suelos de texturas finas,


porque en ellas el agua demora más en percolar que en las de texturas gruesas.

19
b) El agua capilar

Es la porción de agua que ha infiltrado en el suelo y que queda retenida alrededor de


las partículas del suelo y en los microporos o poros capilares después que el agua
gravitacional ha descendido a las capas inferiores del suelo. El agua capilar es la
clase de agua más importante en el suelo, porque constituye el agua que es
aprovechada por las plantas.

El agua capilar es retenida por atracción entre las moléculas del agua y las del suelo
(adhesión), y por atracción entre las moléculas de agua (cohesión). El movimiento
del agua se efectúa gracias a la tensión superficial.

c) El agua higroscópica

Es aquella capa muy delgada de agua que queda retenida fuertemente por fuerzas de
adhesión a las partículas de suelo, una vez que el suelo ha perdido toda su agua
capilar. Es decir este tipo de agua no puede ser movido ni por la gravedad ni por la
tensión superficial.

La mayor parte de esta agua se mantiene unida a las partículas coloidales orgánicas
del suelo. Se estima que en las arcillas finas un 20 % del agua es higroscópica, en
tanto que en las arenas es hasta menos de un 1 %.

Esta agua está tan fuertemente adherida al suelo que es imposible para las raíces
poder absorberla; sin embargo puede evaporarse.

1.1.2. Agua disponible o aprovechable y no disponible para las plantas.

De las formas de agua en el suelo, no toda el agua que entra en el suelo es utilizada por
las plantas. El agua gravitacional es sólo utilizada en parte; una parte del agua
gravitacional más el agua capilar, constituyen normalmente el agua disponible para las
plantas.

Agua disponible para las plantas se define como la cantidad de agua que retiene el suelo
entre la Capacidad de Campo y el Punto de Marchitez Permanente.

Si el contenido de agua del suelo es mayor que su capacidad de campo, el crecimiento


de las raíces y la absorción de agua se verán dificultados o impedidos por falta de
aireación. Por otro lado si el contenido de agua en el suelo es muy bajo, el agua que
permanece en el suelo es fuertemente retenida y las plantas no la pueden aprovechar.

20
Fig. 04 Clases de agua en el suelo.

1.1.3. Clasificación del agua del suelo según la energía de retención del agua

---------------------------------------------------------------------
Clases de agua Tensión de retención
(Atmósferas)
---------------------------------------------------------------------
1. Agua de constitución 10,000
2. Suelo seco al aire 1,000
3. Coeficiente higroscópico 31
4. Punto de marchitez 15
5. Capacidad de Campo 1/3
6. Agua gravitacional < 1/3
---------------------------------------------------------------------

1.2. El aire del suelo

Es diferente del aire atmosférico, el contenido de oxígeno decrece en el suelo, teniendo


un valor de 10 a 12 %, el porcentaje de CO2 es más alto que 0.03 % que tiene la
atmósfera; y la humedad del aire del suelo generalmente es de 100 % en condiciones
óptimas (25% de agua y 25% de aire). El contenido de aire en el suelo es dependiente
del agua presente.

1.3. Constituyentes minerales

Constituido por fragmentos de rocas y minerales de diversos tipos. La parte sólida del
suelo está constituida por arena, limo y arcilla.

21
Arena. Compuesto de cuarzo principal, no tiene carga positiva ni negativa. Constituye
el esqueleto del suelo, mide de 0.2 mm a 0.02 mm de diámetro (arena fina) y 2.0 mm a
0.2 mm (arena gruesa).

Limo. Constituído por partículas de suelo entre 0.02 a 0.002 mm de diámetro.


Compuesto inerte que interviene en las propiedades físicas del suelo.

Arcilla. Compuesto secundario muy importante para la vida de la planta, miden 2


micras (< de 0.002 mm) de diámetro. La arcilla presenta carga negativa en su superficie,
lo cual le permite la atracción de cationes en determinados momentos.

PROPIEDADES FISICAS DEL SUELO.

El suelo suministra a las plantas gran parte de los elementos que necesitan para vivir:
agua y nutrientes minerales, aire para las raíces y el anclaje que requieren para
sostenerse y elevarse sobre el suelo. Estos elementos son suministrados a las plantas por
los cuatro componentes del suelo: material mineral, substancias orgánicas, agua y aire.
Desde el punto de vista físico el suelo es una mezcla de estos cuatro elementos.

Tanto las propiedades físicas y químicas son esenciales para obtener una buena
productividad del suelo. Las propiedades físicas del suelo son las siguientes:

1. Textura.

Se define como el porcentaje de arena, limo y arcilla que contiene un suelo.


La textura es determinada en gran parte, por el tipo de material parental que constituyen
el suelo y también por el grado de intemperización a que haya estado sometido.

Según el tamaño se pueden clasificar en fracción gruesa (materiales mayores de 0.05


mm de diámetro) y en fracción fina (materiales de diámetros menores).

La clasificación internacional de las partículas de suelo considera las siguientes clases


de tamaño:

Arena gruesa : 2,0 a 0,2 mm.


Arena Fina : 0,2 a 0,02 mm.
Limo : 0,02 a 0,002 mm.
Arcilla : menor de 0,002 mm.

Clases Texturales:

El sistema americano reconoce 12 clases texturales y el sistema belga 7 clases; en


ambos casos las clases texturales básicas se determinan usando el TRIANGULO
TEXTURAL, especialmente construido para este fin.
Las clases texturales se basan en las diferentes combinaciones de arena, limo y arcilla.

22
Clases Texturales del Sistema Americano.

1. Arena 7. Franco arcillo arenoso


2. Arena franca 8. Franco arcilloso
3. Franco arenoso 9. Franco arcillo limoso
4. Franco 10. Arcillo arenoso
5. Franco limoso 11. Arcillo limoso
6. Limo 12. Arcilla.

Fig. 05 Triangulo de clases de texturales del suelo.

Clases Texturales del Sistema Belga

1. Arena 5. Limo
2. Arena limosa 6. Arcilla
3. Arena limosa fina 7. Arcilla fina
4. Limo arenoso

23
La determinación de la textura, se realiza por dos métodos: De campo y de laboratorio.
En el campo se determinan por el método del tacto, la cinta. En el laboratorio, por el
método del tamizado, hidrómetro o Bouyoucos, pipeta de Kohn, pipeta internacional,
etc.

2. Estructura:

Es la forma como las partículas del suelo, se disponen o agrupan en agregados mayores
o terrones.

Entre los factores que influyen en el proceso de agregación del suelo, está su textura, los
suelos de textura gruesa carecen de estructura; para que se produzca la agregación se
necesita la presencia de partículas coloidales que no poseen las arenas y que sí poseen
los suelos de texturas más finas. A su vez la materia orgánica influye en la agregación
de las partículas del suelo. La clasificación estructural se basa en su forma, tamaño y
grado de agregación.

Por su forma: Tenemos 6 estructuras principales: migajosa, granular, cúbica,


prismática, laminar, en bloques. Las mejores estructuras del suelo son la migajosa y la
granular.

Por su tamaño: muy fino, fino, medio, grueso, muy grueso.

Por su grado de desarrollo: sin estructura, débil, moderado, fuerte.

La función de la estructura es permitir la formación de una buena porosidad tanto para la


circulación del aire como del agua.

Estructuras compactas y poco aireadas desfavorecen el buen enraizamiento y


prendimiento de las plantas.

3. Densidad aparente del suelo.

Se define como el peso seco de una unidad de volumen de suelo. El volumen incluye las
partículas sólidas y el espacio poroso del suelo seco. Se expresa en gr/cm3.

Peso del suelo


Densidad aparente = ---------------------
Volumen

Las texturas finas, como las de arcillas, tienden a tener valores bajos, mientras que los
suelos arenosos tienen en general, densidades aparentes altas.

La presencia de materia orgánica afecta en forma considerable a la densidad aparente,


contribuyendo a rebajar los valores, debido a que facilita la granulación de los suelos,
haciéndolos más sueltos y porosos.

Las densidades aparentes de arcillas y limos fluctúan entre 1 a 1,60 gr/cm3.

24
En suelos arenosos la variación es de 1,20 a 1,80 gr/cm3.

4. Densidad real del Suelo.

Llamada también densidad de partículas, consiste en el peso de una unidad de volumen


de partículas sólidas de un suelo, sin incluir el espacio poroso; expresado en gr/cm3.

Peso de sólidos
Densidad real = -----------------------
Volumen

La densidad real de los suelos es una cantidad casi constante de 2,60 a 2,70 gr/cm3. El
cuarzo, los feldespatos y silicatos, constituyen la mayor proporción de los minerales del
suelo y sus densidades corresponden a este rango.
No se le atribuye mucha importancia como característica física del suelo.

5. La Porosidad.

Es el porcentaje de espacio poroso que existe en un suelo, o es la porción del suelo no


ocupada por partículas sólidas. Se define también como la porción de suelo ocupada por
aire y/o agua. La porosidad del suelo es importante porque en ella se aloja el agua y el
aire del suelo.

La porosidad se puede calcular conociendo la densidad real y la densidad aparente, que


considera también el espacio de poros:

Densidad aparente
Porosidad (%) = 1 - --------------------------- x 100
Densidad real

Un suelo de textura gruesa tiene baja porosidad mientras que un suelo de textura fina
tiene alta porosidad; por lo tanto la densidad aparente es un buen indicador de la
porosidad del suelo. Dos tipos de porosidad se observan en el suelo: La macroporosidad
y la microporosidad.

Los macroporos están relacionados a la circulación del aire y del agua, y los microporos
están relacionados a la retención del agua en el suelo.

6. La Permeabilidad.

Es la propiedad que tiene un suelo de dejar pasar el agua a través de su perfil y


evacuarlas hacia la napa freática. La textura y estructura ejercen una gran influencia
sobre la permeabilidad, que está en relación directa con la porosidad. La permeabilidad
es una característica importante en el movimiento del agua y el aire.

7. Drenaje.

Es el grado de evacuación del exceso de agua a través del perfil del suelo por la
porosidad.

25
El drenaje está íntimamente relacionado a la textura, estructura, tipo de porosidad,
presencia o ausencia de napa freática, forma del relieve, pendiente del terreno,
permeabilidad, etc.

Clases de Drenaje:
- Drenaje muy pobre
- Drenaje pobre
- Drenaje imperfecto
- Drenaje moderado
- Drenaje normal
- Drenaje ligeramente excesivo
- Drenaje excesivo

Los suelos mal drenados o de drenaje muy pobre a pobre, quedan empantanados,
desalojando todo el aire de la porosidad del suelo y causando la muerte de las raíces de
las plantas por asfixia.

8. Capacidad retentiva de agua.

Es la cantidad de agua que un suelo puede retener, está en función directa a la textura,
estructura y porosidad del suelo. Los suelos de textura gruesa tienen baja capacidad
retentiva de agua y los suelos de textura fina tienen alta capacidad retentiva de agua.

9. La Consistencia del Suelo.

Es una medida de labranza, se expresa en términos de la resistencia que ofrecen los


agregados del suelo para la deformación o ruptura; está sujeto a fuerzas de compresión o
corte.

Clases de Consistencia:

a) En Seco: Suelto, suave, ligeramente duro, duro, muy duro y extremadamente duro.

b) En Húmedo: Suelto, muy friable, friable, firme, muy firme.

De acuerdo a la consistencia del suelo, tendremos agregados resistentes a la acción de


las máquinas durante el proceso de laboreo. Si la consistencia es débil el suelo se
enfanga destruyéndose la porosidad y la estabilidad estructural.

10. Color del Suelo.

El color del suelo en sí no es una característica importante, pero es de utilidad como


indicador de otras características o condiciones del suelo.

El color del suelo puede ser un indicador del material parental del cual se originó, de los
procesos formadores del suelo.

26
Los agentes que producen el color de un suelo pueden ser de varias clases. Los
compuestos de hierro y manganeso son importantes desde este punto de vista y aportan
diferentes coloraciones al suelo según su estado de oxidación o de hidratación. Cuando
estos metales sufren oxidación, el suelo toma colores rojos, amarillos y café rojizos,
Cuando no hay suficiente oxígeno los colores grises y azules son los dominantes (mal
drenaje, mala aireación). Los suelos moteados señalan una condición de drenaje
imperfecto.

Suelos de color negro es un indicador de suelos ricos en materia orgánica y en la


mayoría de los casos tienen buena fertilidad.

Suelos de color amarillo, indican la presencia de limonita (F2O3 + 3H2O).

Suelos de color rojo, están formados por óxido férrico o hematita (F2O3).

Suelos de color cenizo o arena blanca lavada, es un indicador del proceso de


podzolización o laterización.

MINERALOGIA DE LAS ARCILLAS

En los suelos toda fracción mineral menor de 2 u (0.002 mm), se denomina arcilla,
aunque no todas sean arcillas minerales. Las arcillas minerales están formadas por
minerales cristalinos.

1. Origen de las arcillas.

Las arcillas en los suelos se forman a partir de los minerales primarios, tales como
piroxenos, anfiboles, micas y feldespatos.

2. Arcillas Coloidales

Son silicatos alumínicos de estructura cristalina laminar denominados "filosilicatos",


formados básicamente por la unión de dos tipos de láminas o capas tetraédricas de
Silicio y octaédricas de Aluminio.

3. Grupo de arcillas

3.1. Arcillas tipo 1:1

Presentan dos capas laminares, una capa tetraedral de Silicio y otra capa octaedral de
Aluminio.

a) Kaolinita. Al4 (SiO4O10) (OH)8 = Al2O3.2SiO2. 2H2O

Es una arcilla tipo 1:1, debido a que se compone de una capa tetraédrica de Si y una
capa octaédrica de Al. Cuando se halla en masa la kaolinita se aplasta con facilidad, en
estado seco absorbe mucha agua, humedecida se convierte en una masa
excepcionalmente plástica.

27
La kaolinita tiene una baja capacidad de adsorción de cationes debido a su carga
eléctrica del orden de 3 - 10 me/100 g. de kaolinita. (me = miliequivalentes).

Este tipo de arcilla son propios de suelos ácidos, muy viejos o degradados; en la selva se
encuentra en un 95% y en la sierra en un 5%..

b) Halloysita. Al4(SiO4O10) (OH)8. 4H20 = Al2O3. 2SiO2. 4H2O

Es una arcilla muy similar a la kaolinita en todas sus propiedades, se diferencia porque
en su fórmula contiene 4 moléculas de agua, mientras que la kaolinita contiene sólo 2; y
por hidratación puede transformarse en halloysita.

Con ayuda del microscopio electrónico se puede observar que presenta forma tubular
curvado.

Se las encuentra principalmente en zonas de climas cálidos y húmedos, donde los suelos
han sido fuertemente alterados (Selva del Perú).

3.2. Arcillas tipo 2:1

Estos minerales se caracterizan porque se componen de 2 capas tetraédricas de Sílice y


una capa octaédrica de Aluminio.

Las arcillas tipo 2:1, tienen mayor superficie específica que las arcillas tipo 1:1, lo cual
contribuye a la presencia de mayor cantidad de cargas eléctricas de superficie, estas
cargas son negativas y son responsables de la adsorción catiónica (Na+, K+, Ca++,
Mg++, etc ).

a) La Montmorillonita.

m Mg3 (Si4O10)(OH)2 (Al.Fe)2. (Si4O10)(OH)2 . nH2O.

Son arcillas pegajosas y expandibles. En las montmorillonitas, el agua penetra


fácilmente entre las capas originando la expansión.

Si la solución contiene más que todo cationes de Na, la arcilla puede expandirse de 3 a
10 veces su volumen seco y llega a ser como un gel.

La montmorillonita es más común en suelos que han sido muy poco o nada lavados, ya
que el lavaje reduce la cantidad relativa de Sílice para la formación de arcillas.

Los suelos de regiones áridas, los pobremente drenados y los desarrollados de rocas
alcalinas como la caliza tienen alto contenido de arcillas montmorillonita. La capacidad
de adsorción de cationes de la montmorillonita es de 80 a 120 me/100 gr. de arcilla.

b) Las illitas.

Tiene una estructura similar a la de la montmorillonita, es decir un tipo 2:1 de capas de


Sílice y Aluminio. Sin embargo también tienen grandes iones de K que sostienen capas

28
adyacentes unidas tan apretadamente, que el agua no puede penetrar; por esto la illita
tiene una leve a moderada expansión.

La illita se encuentra en suelos que aún tienen minerales primarios ( no meteorizados


totalmente).

c) Las Vermiculitas.

Es similar en estructura a la illita, pero tiene las capas más débilmente unidas por Mg
hidratado (6 moléculas de agua en coordinación octaedral con Mg++, en lugar de iones
de K.

Por esto la vermiculita tiene más expansión pero no tanto como la montmorillonita y
tiene alta Capacidad de Intercambio Catiónico de 100 - 120 me/100 gr. de arcilla.

3.3. Arcillas sesquióxidos. Al(OH)3

En climas cálidos y húmedos bajo condiciones de intenso lavaje, por acción de las
lluvias y de meteorización intensiva de minerales, la mayor parte del Sílice y mucho de
Aluminio son lavados.

Los materiales que quedan, los cuales tienen baja solubilidad son sesquióxidos.

Los sesquióxidos, son mezclas de hidróxido de aluminio Al(OH)3, y Oxido de fierro


Fe2O3 o hidróxido de fierro.

Pequeñas cantidades de estas arcillas se encuentran en muchos suelos, inclusive en


suelos poco meteorizados.

4. TIPOS DE ARCILLAS Y CARGAS

ARCILLA TIPO CARGA


Montmorillonita 2:1 80 - 100 me/ 100 gr. Arcilla
Vermiculita 2:1 100 - 120 me/ l00 gr. Arcilla
Illita 2:1 20 - 40 me/ 100 gr. Arcilla
Kaolinita 1:1 3 - 10 me/ 100 gr. Arcilla

PROPIEDADES QUIMICAS DEL SUELO

El crecimiento, desarrollo y ciertas características de las plantas, son consecuencia de las


propiedades físico químicas del suelo en que habitan. El mejor desarrollo de las plantas
se obtiene cuando se conjugan las mejores condiciones físicas y químicas del suelo.

Los suelos están compuestos por una gran cantidad de constituyentes químicos, desde
simples sales inorgánicas hasta complejas sustancias orgánicas.

29
1. La solución suelo.

Está constituido por el agua del suelo que lleva en suspensión y disolución arcillas,
sesquióxidos y por los iones que contiene dicha agua, estos iones se encuentran
disociados para ser asimilados directamente por la planta.

Esta ocupa parte de los espacios vacíos o poros del suelo, la planta está en contacto
directo por intermedio de sus raíces con la solución suelo y es de donde absorbe los
iones que le son indispensables para su crecimiento y desarrollo.

1.1. Los iones de la solución suelo.

Las plantas contienen pequeñas cantidades de 90 o más elementos, de los cuales 16 se


consideran esenciales, para el crecimiento desarrollo y reproducción de las plantas
superiores.

Estos elementos son: C, H, O, N, P, K, Ca, Mg, S, Mn, Cu, B, Zn, Mo, Cl, Co. La
carencia o falta de uno de ellos provoca en la planta una sintomatología de deficiencia,
la cual se corrige agregando al suelo dicho elemento.

Las plantas absorben los nutrientes de la solución suelo como nutrientes no combinados
con otros elementos o iones y como elementos combinados formando algunos radicales
y compuestos.

2. El Complejo Coloidal.

La mayor parte de la actividad físico-química del suelo se desarrolla en el complejo


coloidal, el cual está formado por partículas de tamaño inferior a 2 micras (tamaño
coloidal). Se incluyen en este grupo la fracción de arcilla de tamaño coloidal, la materia
orgánica estable o humus y otros complejos minerales.

2.1. Coloide arcillo húmico.

El coloide arcillo húmico, está formado por arcilla y humus (materia orgánica
descompuesta). Este CAH, posee cargas eléctricas negativas y principalmente atraen los
nutrientes de las plantas llamados cationes (Na, K, Mg, Ca ) y microelementos.

ARENA LIMO ARCILLA MATERIA ORGANICA

COLOIDE ARCILLO HUMICO

La importancia capital del CAH, es que contiene la mayor parte de los nutrientes
disponibles para las plantas en el suelo, constituyéndose un verdadero almacén de
nutrientes.

30
El CAH se puede esquematizar de la siguiente manera:

- Na
- K
CAH - Ca
Coloide arcillo - Mg
húmico - Al
- H

2.2. Complejo Adsorbente.

No viene a ser sino el CAH, que se encuentra en el suelo, se le llama complejo porque
en su constitución intervienen diferentes tipos de arcillas y diferentes tipos de materia
orgánica.

La carga eléctrica es responsable para la atracción de aniones y cationes. La carga


negativa es dominante en la mayoría de los suelos de zonas templadas y poco lluviosas y
por consecuencia la adsorción catiónica en el suelo es un fenómeno típico y la cantidad
de aniones adsorbidos es normalmente de menor importancia.

En general la adsorción de aniones es más pequeña y más específica que la adsorción de


cationes.

Los cationes que tienen carga positiva se adsorben al coloide arcillo húmico que tienen
cargas negativas.

3. Cationes cambiables.

Las arcillas y las partículas orgánicas presentan cargas negativas y los cationes cargados
positivamente, son adsorbidos y retenidos en la superficie de esas partículas y pueden
ser intercambiados por otros iones de la solución suelo o por las raíces de las plantas.
Sólo unos pocos cationes participan como cationes de cambio en los suelos y son: Ca++,
Mg++, Na+, Al+++, NH4+.

4. Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC).

Es la propiedad que tiene el Coloide Arcillo Húmico CAH, de intercambiar sus cationes
adsorbidos. O también consiste en ceder cationes adsorbidos por el coloide a la solución
suelo y captar otros cationes u otro catión que está en la solución suelo.

El intercambio de cationes, es el intercambio de un catión en la solución y otro


cualquiera adsorbido sobre la superficie de una arcilla u otro material.

4.1. Reacciones de cambio.

Cuando uno o más cationes se introducen en la solución suelo y hacen contacto con la
superficie de las partículas del CAH, realizan un rápido cambio con los iones
adsorbidos, y sufren un instantáneo cambio en el equilibrio existente.

31
Por ejemplo si a un suelo se agregara un fertilizante de ClK, se podría ilustrar el cambio
mediante la siguiente reacción.

K+ Na+ Ca++ K+ Ca++


K
++ ++
Mg Ca Mg K
CAH + 4kcl CAH + 2NaCl + MgCl2
++
Mg Mg++ K
K
Na+ Na+ Na+ Na+ Na+

El CAH de la izquierda muestra la distribución de los iones antes de la reacción y en el


lado derecho la distribución en equilibrio de los iones después de la reacción.

El fertilizante ClK añadido, se separa en 2 iones K y Cl, el incremento de los iones K en


la solución ha permitido el intercambio con los cationes cambiables Ca++ y Mg++ y el
Cl con los cationes Na+ y Mg++.

El cambio de iones fue en base equivalente, carga por carga; 2 K+ monovalentes fueron
intercambiados por un ion Ca++ y los otros 2 iones K+ fueron intercambiados por un
ion Mg++; mientras que de los 4 iones Cl, 2 fueron intercambiados con 2 iones Na+ y 2
iones Cl con un ion Mg++, éstos dos últimos productos se encuentran en la solución
suelo, por tanto los iones cambiables como los de la solución hacen que el sistema
recupere su equilibrio.

Sin embargo, la distribución final de los iones, está en proporción directa de la afinidad
de adsorción (los iones monovalentes tienen la más baja afinidad de adsorción que los
divalentes y trivalentes), que es la propiedad del ion, que determina la fuerza con la cual
es atraída a la posición de adsorción, y de la concentración efectiva en la solución del
suelo.

- Na+ Aniones Cationes


- Mg++ NO3= ++
Ca Mn ++

CAH - Ca++ Cl- Mg++ Zn+


- K+ SO4= K+ Cu++
-H H2PO4 Na+ Al+++
- Ca++ H2CO3 NH4+ H+

FASE COLOIDAL SOLUCION SUELO

Cuando por ejemplo, la planta consume el ion Ca++ de la solución suelo, nuevos iones
Ca++ pasan del coloide a la solución restableciéndose el equilibrio.

32
4.2. Capacidad de Cationes Cambio de los Suelos.

La capacidad de cationes de cambio (CCC), es definida como la suma total de cationes


cambiables adsorbidos, expresados en miliequivalentes por 100 gramos de suelo seco a
la estufa.

1 peso equivalente es la cantidad que es químicamente igual a 1 gramo de hidrógeno.

1 peso miliequivalente es igual a 0.001 gramo de hidrogeno.

Peso equivalente = Peso atómico/Valencia.

Entonces, el peso equivalente del Ca, seria: 40/2 = 20 y el peso miliequivalente seria:
20/1000 = 0.020 gr.

Tres son los factores que determinan la habilidad de los suelos para retener cationes de
cambio:

- Tipo y cantidad de arcillas


- Cantidad de humus y el
- pH del suelo.

La CIC o la CCC del suelo, se calcula mediante la siguiente formula:

CIC o CCCs = (%Arc.x CICAr.) + (%Mo x CICMo) x 0.01

5. Capacidad de Intercambio Aniónico (CIA).

Se debe a las cargas positivas que puede mostrar un CAH, en condiciones de pH muy
bajo tal como 3 a 4.5 y espesor periódicamente a 5; estos coloides se presentan en suelos
degradados de la selva peruana.

La adsorción de los aniones Cl-, NO3-, SO4= y H2PO4- por los suelos es sobre todo de
naturaleza positiva. La adsorción de los 3 primeros aniones se atribuye a la atracción
ejercida por la carga positiva no específica.

Los coloides con apreciable intercambio aniónico son aquellos que tienen bajo
intercambio catiónico.

6. Reacción del suelo.

Es una característica de la solución suelo, condicionada por la concentración de iones


H+ y OH-. La proporción de iones H+ y OH- en la solución suelo determina el grado de
acidez o alcalinidad.

Si hay mayor concentración de H+, se dice que la reacción es ácida, pero si hay más
iones OH-, la reacción es alcalina; pero si la concentración de iones H+ es igual a la de
los iones OH-, la reacción es neutra.

33
El grado de acidez o alcalinidad de un suelo en términos de pH es lo que se denomina
"reacción del suelo".

Un litro de agua destilada esta compuesto por moléculas de H2O y se disocia en iones
de H y OH.

HOH H+ + OH-

En esta ionización se tiene:


0.0000001 mol de H por litro y
0.0000001 mol de OH por litro.
Como estas concentraciones son muy pequeñas, se utiliza la escala de pH, para expresar
estos valores convenientemente:

HOH H+ + OH-

(H)(OH)
----------- = 1 x 10-14
HOH

Si (H) = (OH)
(H)2 = 1 x 10-14
H = 1 x 10-7

Tomando logaritmo negativo (-):

- log(H+) = log 107

La suma de la concentración de H y OH es igual a 10-14 mol por litro.

El logaritmo negativo de H se puede expresar de la siguiente manera:

1
Log ---- o sea,
(H)

1
Log -------------- = Log 10,000
0.0000001

pH = 7

34
6.1. Escala del pH.

El pH es la cantidad de Hidrógenos que se encuentran disociados en un litro de agua. O


también es el logaritmo negativo de la concentración de Hidrógenos en un litro de agua.

La escala del pH va desde valores de 0 a 14, pero en los suelos se han encontrado
valores de 3.5 a 10.

Clasificación del pH.

pH Grado de acidez Lugares


3.5 - 4.5 Muy fuertemente ácido Frecuentemente en selva baja.
4.5 - 5.5 Fuertemente ácido Muy frecuentemente en selva.
5.5 - 6.0 Acido Muy frecuentemente en climas
húmedos.
6.0 - 6.7 Ligeramente ácido Común en regiones subhúmedas y
áridas.
6.7 - 7.2 Neutro Frecuentemente en regiones
subhúmedas y áridas.
7.2 -7.5 Ligeramente básico o Frecuentemente en regiones
ligeramente alcalino subhúmedas y áridas
.
7.5 - 8.0 Básico o alcalino Se limitan a zonas áridas.
8.0-9.0 Fuertemente básico o Propio de zonas áridas, álcali
Fuertemente alcalino negro, suelos sódicos.
9.0 - 10 Extremadamente básico Zonas áridas, álcalis negros, suelos
extremadamente alcalinos
sódicos.

6.2. Relación del pH con la disponibilidad de nutrientes.

Todas las plantas comunes exigen un grado de preferencia por un rango determinado de
pH para una mejor producción, no es por la avidez que tengan de iones de H+ u OH-,
sino porque dentro de un rango de pH hay una mayor o menor disponibilidad de
nutrientes, por consiguiente el efecto de pH en el crecimiento de las plantas es
preferentemente nutricional.

ACIDEZ DEL SUELO

1. Fuentes de acidez del suelo.

La acidez tiene varias fuentes, el humus derivado de la materia orgánica, arcillas


saturadas de H y aquellas capaz de sufrir hidrólisis en los bordes expuestos (OH),
óxidos hidratados de Fierro y Aluminio, sales solubles y CO2.

a) Materia orgánica descompuesta al estado húmico.

El humus de la materia orgánica contiene diversos ácidos como el málico, malónico,

35
butírico y diversos alcoholes cíclicos como el fenólico.

- Los grupos carboxílicos, son capaces de sufrir deprotonación, cuando el pH del medio
aumenta.

R - COOH R - COO- + H+

- De igual manera los grupos fenólicos:

- OH O- + H+

Estos grupos son fuentes importantes de acidez potencial de los suelos.

b) Arcillas saturadas de H y arcillas hidrolisables o deprotonables.

Las arcillas tienen básicamente 2 tipos de cargas eléctricas: las cargas permanentes que
se originan por sustitución isomórfica son constantes y las cargas dependientes del pH
que provienen de la deprotonación de los grupos OH- y OH2+ que se encuentran en los
bordes expuestos del cristal de arcillas.

Al OH2+ Al OH + H+

Al OH AlO- + H+

En zonas lluviosas las arcillas están saturadas de iones H+, estos iones van a menudo
acompañados por cationes Al+++, el pH de los suelos es inferior a 4.5 (zona de la
amazonía peruana), si se encala se produce la siguiente reacción:

H H H H H Ca Ca Ca Ca Ca
H Ca
H Ca
CAH H + Ca (OH)2 CAH Ca + H++OH-
H H Ca
H Ca

HHH Ca Ca Al

36
c) Óxidos hidratados de Fe y Al.

Pueden presentarse en formas amorfas o cristalinas recubriendo otros minerales o entre


capas del retículo cristalino. Cuando el pH baja estos óxidos pueden solubilizarse y por
hidrólisis se liberan iones H+.
El aluminio rodeado de 6 moléculas de agua, es un complejo que genera gran cantidad
de iones H+ por deprotonación del modo siguiente:

OH2 Deprotonacion OH
OH2 OH2 OH OH
Al Al
OH2 OH2 OH OH
OH2 OH

Exa-aquo-aluminio Octaedro de Aluminio

[Al (OH2)6]3+ [Al (OH)6]3-

Esta deprotonación libera muchísimos hidrógenos, eso hace que los suelos lateríticos de
selva, no se podrían encalarlos.

d) Sales solubles.

La presencia de sales ácidas, neutras o básicas en la solución del suelo, es debido a la


intemperización mineral, descomposición de la materia orgánica o a la fertilización. Los
cationes de estas sales se intercambian con el Al adsorbido y con algo de H+, lo cual
produce un aumento en la acidez de la solución del suelo.

2. Clases de acidez del suelo.

a) Acidez actual

Está representado por los iones H+ presentes en la solución suelo. Es aquella que se
encuentra en la solución suelo en el momento actual; esta acidez se determina con los
indicadores de pH o el potenciómetro. Esta acidez es fácil de neutralizar agregando cal
al suelo.

b) Acidez cambiable

Es la acidez que se encuentra adsorbida en el complejo de cambio (coloide del suelo).


Esta acidez pasa a ser acidez actual por intercambio con otro catión.

c) Acidez potencial

Es la que se encuentra en los complejos de Fe y Al hidratados, en la materia orgánica


principalmente formando el complejo alumínico exa-aquo-aluminio.

37
Esta acidez es muy grande en magnitud, por eso es muy difícil de neutralizarla.

3. Encalado de los Suelos.

En las regiones lluviosas se plantea el problema del encalado de los suelos para corregir
su acidez.

Cuando se tienen suelos de pH 5 o 6, y se desea elevar 1 o 1.5 unidades de pH, se


practica el encalado de los suelos.

El encalado de los suelos consiste en aplicar cal (CaO) o carbonato de calcio (CO3Ca)
al suelo, estas sustancias elevan el pH de los suelos por acción de los OH- (oxhidrilos)
que se generan después de hidrolizarse y ionizarse .

Ejemplo:
CaCO3 + H2O
CaCO3 Ca++ + CO3
2H2O H2 + 2OH
----------------------------------------------------
CaCO3 + 2H2O H2CO3 + Ca (OH)2

El hidróxido de calcio Ca(OH)2 se ioniza:

Ca (OH)2 Ca++ + 2OH-

Siendo el OH- el que eleva el pH del suelo.


Para encalar suelos ácidos de pH 5 a 6, se usa aproximadamente 2,000 a 3,000 Kg. de
CO3Ca/ha. En la sierra es muy raro los suelos que requieran encalado, siendo muy
necesarios en suelos ácidos de selva. La cal se aplica en estado de óxido (cal viva o
apagada) o en estado de carbonato de calcio CO3Ca, la primera actúa con rapidez, el
segundo en forma lenta, dependiendo de su finura. En forma aproximada y para
necesidades de práctica del encalado, puede fijarse la cantidad necesaria de Ca(OH)2
para aumentar el pH en una unidad:

Suelos arenosos : 1000 a 2000 kg/ha.


Suelos francos : 2000 a 2500 kg/ha.
Suelos limosos : 2500 a 3000 kg/ha.
Suelos arcillosos : 3000 a 5000 kg/ha.

38
CARTOGRAFIA DE SUELOS.

La cartografía de suelos, es una disciplina que nos permite examinar las características
morfológicas (internas y externas) del perfil del suelo.

1. Objetivos de la Cartografía de Suelos.

- Elaborar la clasificación taxonómica de suelos, con fines de uso científico y práctico


de los suelos.

- Elaborar la clasificación técnica o por Capacidad de Uso Mayor de las tierras, con la
finalidad de darle el mejor aprovechamiento de los suelos ya sea en el aspecto
agrícola, pecuario y forestal.

2. Metodología.

2.1. Fase de Pre-Campo.

a. Recopilación de datos cartográficos.

Antes de cartografiar se hace un análisis del material cartográfico y un estudio


preliminar.

- Se debe contar con el mapa topográfico, en zonas donde no se cuenta, se debe


levantar un plano con ayuda del topógrafo.
- Asimismo es muy importante contar con el Mapa Base o la Carta
Nacional del Instituto Geográfico Nacional, a curvas a nivel, a una escala
de 1:100,000.
- Según el nivel de detalle se deben preparar mapas en las escalas siguientes:

- 1: 2,000 a 1: 5,000 para estudios detallados


- 1: 10,000 a 1: 20,000 para estudios semidetallados
- 1: 50,000 para estudios de reconocimiento sistemático.
- 1: 100,000 para estudios exploratorios.

- Cuando no se dispone de mapas topográficos, se recurren a las fotografías aéreas


(que permiten la observación del relieve del área), fotomapas o mosaicos, imágenes
radar (Landsat), imágenes láser, que permiten reconocer áreas relativamente
grandes y a veces inaccesibles para el hombre.

Estos materiales cartográficos ayudarán a reconocer mejor el paisaje externo de los


suelos y en muchos casos deducir el tipo de rocas del cual se originan los suelos,
con la finalidad de preparar los mapas de suelos.

2.2. Fase de campo.

a. Reconocimiento de campo.
Se realiza u recorrido de reconocimiento por todo el área de estudio, con la finalidad
de tener conocimiento cabal del terreno o área en lo concerniente al relieve y paisaje,

39
lo que denominamos a este estudio como "geomorfología externa", este trabajo se
realiza con ayuda del mapa topográfico, fotografías aéreas, brújula, altímetro,
clinómetro, etc.

Este reconocimiento es muy importante para definir la cantidad de brigadas que han
de trabajar en la cartografía, según sus accidentes geográficos y extensión.

Como paso previo antes de la recolección de muestras, a fin de establecer un


recorrido general y a la vez sobre el mapa o croquis del terreno, demarcar áreas
homogéneas; esto indicará separar, las zonas de distinto relieve, las de textura gruesa
de los textura fina, las de color oscuro de las de color claro, las de mal drenaje de las
de buen drenaje, las zonas encaladas de las no encaladas, las zonas fertilizadas de las
no fertilizadas, etc.

b. Muestreo de suelos.

El muestreo de suelos es una práctica delicada y crítica que implica cierta


metodología. Por más simple que parezca, la importancia que encierra es enorme ya
que los resultados obtenidos serán el reflejo de lo que ocurre en el suelo, y esto
estará en función de cómo fue tomada la muestra.

De ahí que el resultado de un análisis, por más cuidado que se ponga en su


realización, no tendrá ningún valor si es que ha sido realizado sobre una muestra
que no es representativa del área en estudio.

Los suelos presentan una inmensa variabilidad, sin embargo cuando se toma una
muestra, ésta debe ser representativa del volumen de suelo en estudio.

- Fines del muestreo de suelos.

Es imposible establecer una metodología definida para la toma de muestras, por


cuanto ésta en última instancia será determinada por los propósitos del muestreo
y de las condiciones específicas.

Los casos más comunes de muestreo que se presentan en la práctica son:

Muestreo del perfil del suelo. Consiste en la toma de muestras de cada horizonte del
perfil hasta la roca madre no edafizada. Debe realizarse con gran cuidado, ya que estas
muestras servirán para:

. El cartografiado y la clasificación de suelos.

. Para estudios de fertilidad potencial.

. Para el establecimiento y/o programas de fertilización de especies


perennes, de sistema radicular profundo.

Muestreo superficial del suelo. Consiste en la toma de muestras de la capa arable o en


el caso de cultivos anuales, de la zona de mayor actividad, esto es entre 0 y 30 cm. de

40
profundidad. Este muestreo se realiza en fundos y haciendas con fines de diagnóstico de
la fertilidad actual.

- Obtención de la muestra.

La muestra obtenida se llena en una bolsa de polietileno. Cada muestra debe


poseer su tarjeta de descripción así como su etiqueta de identificación.

Este procedimiento es requisito indispensable tanto para el que envía las


muestras como para el que recibe para analizarlas, ya que sin identificación
pierden su representatividad.

Estudio de las propiedades morfológicas del suelo.

1. Propiedades morfológicas externas.

a) Paisaje. Identifica la fisiografía del área de estudio. El paisaje por ejemplo puede ser
accidentado o de llanura, aluvial, coluvial, residual, lacustre, marino, pie de monte,
etc.

b) Pendiente. Propiedad que está relacionada con el paisaje. Para cartografiar suelos se
definen diversas escalas de pendiente, así tenemos:

Clases de Rango Descripción


Pendiente (%)

1 0-4 Llano o casi llano


2 5 - 12 Ligeramente inclinado
3 13 - 25 Moderadamente empinado
4 26 - 50 Empinado
5 51 - 75 Muy empinado
6 > de 75 Extremadamente empinado

c) Pedregosidad Superficial. Propiedad que se refiere a la cantidad de piedras que


existe en el suelo, va a determinar el grado de mecanización de los suelos
(agrícolas), asimismo va a definir el valor económico del terreno.

Clases de Rango Descripción


Pedregosidad (%)

0 0 Exento de piedras
1 1 - 10 Ligeramente pedregoso
2 11 - 30 Moderadamente pedregoso
3 31 - 60 Pedregoso
4 61 - 80 Muy pedregoso
5 > de 80 Neta pedregosidad

d) Vegetación. Estudia la composición florística que domina en el lugar cartografiado,


anotándose la vegetación representativa entre especies nativas y exóticas.

41
e) Escorrentía. Movimiento superficial del agua (lluvia). Se califica como escorrentía
nula, moderada, rápida y muy rápida; esta en función de la pendiente y la
permeabilidad del suelo. Cuando el terreno es plano, la escorrentía es cero o nula.

f) Salinidad visible. Se observa generalmente en suelos de mal drenaje de la costa y en


algunas zonas de mal drenaje de la sierra.
Se califica como: suelos salinos y suelos no salinos.

g) Erosión. Se refiere a la pérdida de suelos ocasionada por agentes naturales y


antrópicos. Causa enormes daños y grandes pérdidas económicas. Pueden ser de
diversos tipos:
- Erosión laminar
- Erosión en surcos
- Erosión en cárcavas.

2. Propiedades morfológicas internas.

a) Profundidad efectiva. Se refiere a la profundidad neta del suelo. La mayor riqueza


de un suelo depende de la profundidad efectiva , el cual es utilizada por las plantas.

Clases de Rango Descripción


Profundidad (cm)

a 1 - 10 Muy superficiales
e 11 - 30 Superficiales
i 31 - 60 Moderadamente profundo
o 61 - 90 Profundo
u > de 90 Muy profundo

b) Color de Horizontes. El color se determina en la tabla de colores MUNSELL. Es


una propiedad que indica algunas características físicas, químicas y biológicas del
suelo.

- Colores oscuros, denotan presencia de mayor cantidad de materia orgánica.


- Colores amarillos, denotan presencia de óxido de Fe hidratado (limonita).
- Colores rojos, denotan presencia de óxido de Fe anhidro (hematita).
- Colores claros, grises, blancos; denotan óxido de sílice , determinan suelos pobres
o lavados.

c) Textura. Proporción relativa de arena, limo y arcilla.

Clases de textura.
g : arena
arena franca
m : franco
franco arenosa
f : franco limosa
arcillas

42
d) Modificador textural. La presencia de elementos extraños en la propiedad textural
del suelo es lo que se conoce como modificador textural; generalmente son las
gravas o gravillas, o la presencia de manchas o moteaduras.

e) Estructura. Propiedad que se refiere a la agregación de las partículas del suelo. La


estructura se determina visualmente.

Clases estructurales:

- migajosa
- Granular
- Bloques angulares
- Bloques subangulares
- Laminar
- Cúbica
- Prismática

f) Consistencia. Referida al grado de cohesión del suelo.

Clases de consistencia.

Húmedo Seco

Muy friables Suave


Friables Semiduros
Firmes Duros
Muy firmes Muy duros

g) pH. Mide el grado de acidez o basicidad o alcalinidad que tienen los horizontes del
suelo. Se mide con el peachímetro de campo.

h) Carbonatos (CO3). Se refiere al contenido de Ca, Mg, K, Na y carbonatos . Se


determina con el HCl al 15 o 20% de concentración, visualmente por la
efervescencia que produce.

i) Grado de desarrollo del perfil. Se refiere a la morfogénesis del suelo; indica los
diferentes horizontes que tiene el perfil.

j) Límite. Se pueden observar los siguientes límites entre los horizontes


del perfil:

- Difuso
- Abrupto
- Ondulado
- Difuso abrupto

43
2.3. Fase de laboratorio.
Consiste en el análisis físico-químico de las muestras de suelo obtenidas en el
campo; pH, clase textural, elementos disponibles (N, K, Ca, Mg) matería orgánica,
capacidad de intercambio catiónico, etc.

2.4. Fase de gabinete.


Consiste en el procesamiento y análisis de los datos de campo y laboratorio,
asimismo la elaboración de los mapas temáticos respectivos.

Cartografía de suelos:

1. Sistema Clásico USA.

El fundamento de la cartografía de suelos es estudiar e investigar el desarrollo


pedogenético del perfil del suelo.(Pedon = suelo y génesis= origen o evolución).

En este sistema se definen las unidades básicas a nivel de series, la serie en este
sistema adopta un nombre cualquiera del lugar de estudio.
Por ejemplo: Serie San Francisco, Serie raquina, etc. Que en sí como nombres no
dicen nada, pero una vez que va acompañado de la descripción de su perfil,
diferencia unos suelos de otros sea por profundidad, textura, color.
Este método de cartografía es el más usado a nivel mundial.

2. Sistema Moderno Belga.

También se basa en el estudio del perfil del suelo, igualmente define las bases
morfogenéticas de evolución de un suelo; su unidad de mapeo es la serie de suelos,
pudiendo ser series asociadas dando lugar a las asociaciones.

Para formar Serie de suelos, utiliza una clave que define algunas características más
saltantes que define los suelos.

Clave Belga

A b a 1

modificador
profundidad
desarrollo del perfil
textura

3. Sistema Belga modificada por Bullón, J.

gptda
p' p" p" e

44
Series:
g : Génesis del perfil o grado de evolución del perfil
p : Material madre
t : Textura
d : Drenaje
a : pH

Fases:
p' : Pendiente
p" : Profundidad efectiva
p" : Pedregosidad
e : erosión

CLASIFICACION DE SUELOS

Es un sistema que consiste en el agrupamiento de los individuos suelos con propiedades


similares; la morfología del perfil es la base de la clasificación, por lo tanto el estudio
del perfil del suelo es de mucha importancia.

1. Clasificación de suelos según Thorp y Smith

La clasificación más generalizada es la que agrupa a los suelos en 3 grandes órdenes:

1.1. Suelos Zonales.- Presentan perfiles bien desarrollados en los cuales se nota la
influencia del clima y la vegetación, porque han estado sometidos a largos
períodos de intemperización y de desarrollo.

1.2. Suelos Intrazonales.- Reflejan la acción de los factores locales como las
características del material original, condiciones de drenaje y acumulación de
sales.
Entre ellos se cuentan los hidromórficos (suelos con problemas de drenaje) de
pantanos y turberas, los halomórficos (acumulación de sales) y los calcimórficos
(con presencia de calcáreo).

1.3. Suelos Azonales .- Se caracterizan por una escasa evolución pedogenética, el


material madre es el factor dominante en su alteración. En ellos se incluyen los
entisoles, los aluviales que presentan un perfil A/C, son suelos jóvenes donde no
se ha desarrollado el horizonte B. Pueden presentarse en cualquier región
climática.

2. Taxonomía de suelos

Taxonomía que viene de taxis significa arreglo u orden. Es un sistema para agrupar
suelos con propiedades similares.

2.1. Sistema de clasificación de los suelos

El presente sistema de clasificación de suelos fue adoptado por los Estados Unidos en
1965 y las categorías son las siguientes:

45
Orden, Sub Orden, Gran Grupo, Sub Grupo, Familia, Series y Fase.

2.2. Los Ordenes del Suelo.

a) Entisoles.- Deriva del latín juventus, son suelos de poco desarrollo pedogenético,
tienen un horizonte A/C, son suelos jóvenes. Son conformados por los litosoles,
regosoles y los suelos aluviales.

b) Vertisoles.- Viene del latín vertere, que quiere decir invertir, voltear. Son suelos que
presentan fisuras o resquebrajaduras más o menos profundas hasta 30 o 40 cm. de
profundidad. Son altamente arcillosos (alto contenido de montomorillonita).

c) Inceptisoles.- Deriva del latín inceptum que quiere decir reciente;son suelos
relativamente jóvenes pero que tienen un horizonte B llamado (B) cámbico. Este
horizonte se forma en el mismo lugar donde se encuentra, sin traslocación o movimiento
de arcillas.

d) Aridisoles.- Viene del latín aridus que significa seco o árido. Suelos de desierto con
horizonte de diagnóstico (por ejemplo ócrico). Estos suelos abundan especialmente en la
costa peruana.

e) Mollisoles.- Viene del latín mollis que significa suave, blando. Son suelos con
epipedón mólico, desarrollado sobre vegetación herbácea. Estos suelos son ricos en
materia orgánica mayor de 2 o 3%, son suelos oscuros con profundidades no menor de
80 cm.

f) Spodosoles.- Viene del griego spodos que significa ceniza. Son suelos degradados
que tienen un horizonte B spódico con alto contenido de fierro; son suelos que se
desarrollan en suelos arenosos y pobres, de pH ácido, propio de climas templados.

g) Alfisoles.- Se le llama así porque poseen óxidos de fierro y aluminio, estos suelos
tienen un horizonte Bt que se llama horizonte argílico, pero con una saturación catiónica
de bases mayor de 35%. Estos suelos se encuentran generalmente en zonas lluviosas, en
la sierra existen algunos de estos suelos.

h) Ultisoles.- Viene del latín ultimus que quiere decir último. Son suelos altamente
degradados o lixiviados con movimiento de arcillas del horizonte A hacia B; este suelo
tiene también un horizonte argílico Bt con una saturación de bases menor de 35%.

i) Oxisoles.- Deriva del francés oxyde que significa óxidos. Estos suelos son los más
degradados, suelos con horizonte B óxico de Fe y Al; se presentan en las regiones
tropicales y subtropicales lluviosas, en gran cantidad en la amazonía brasileña y en
menor proporción en la amazonía peruana. Son tan pobres estos suelos que no sirven
para el crecimiento de pastos ni de árboles de baja CIC.

j) Histosoles.- Viene del latín histos que significa tejido. Estos suelos contienen mucho
tejido de materia vegetal o animal; se les encuentra en zonas donde el clima es frío y los
microorganismos no pueden desintegrar la materia orgánica, también se les encuentra en
las zonas pantanosas. Son suelos orgánicos con más de 20% de materia orgánica.

46
3. CLASIFICACION DE TIERRAS DEL SISTEMA NACIONAL (*)

El Ministerio de Agricultura y las Regiones son las entidades encargadas de clasificar


los suelos según su capacidad y controlar el buen uso. El usar las tierras sin tomar en
consideración su vocación conduce a serios problemas (derrumbes, huaycos, erosión,
destrucción de carreteras, casas, puentes, muertes, pérdida de tierras agrícolas, etc). En
nuestro país existe un total desorden en este aspecto y la degradación de los pocos
suelos buenos es alarmante.

Para garantizar el buen uso de los suelos se han clasificado las tierras del Perú según su
capacidad de uso mayor, que se basa en las posibilidades permanentes de los suelos para
poder mantener actividades agrícolas, pecuarias o forestales dentro de márgenes
económicos.

Los factores que fijan estas posibilidades, están determinadas también por limitaciones
tales como: condiciones climáticas o bioclimáticas dominantes; los riesgos de erosión
determinados por la topografía y pendiente; las características del suelo en si, tales
como: propiedades físicas, morfología, salinidad, alcalinidad, fertilidad y otros aspectos
propios que inciden en la productividad; y las condiciones de drenaje o humedad
definidas por la presencia de niveles freáticos elevados, peligro de inundaciones,
presencia de capas densas poco permeables en el subsuelo.

El Sistema de Clasificación de Tierras según su Capacidad de Uso Mayor, fue


establecido por el Reglamento de Clasificación de Tierras, según D.S. No. 0062/75-AG,
del 22 de enero y su ampliación fue establecida por ONERN. Esta clasificación
proporciona un sistema comprensible, claro, de gran valor y utilidad a las normas de
conservación de suelo. El Sistema de Clasificación según su Capacidad de Uso Mayor
establece tres categorías: Grupo, Clase y Subclase.

Grupos
Esta categoría representa la más alta abstracción, agrupando tierras de acuerdo a su
máxima vocación de uso. El sistema considera cinco grupos de capacidad de uso mayor:

Grupo A: Tierras Aptas para Cultivo en Limpio: El Perú dispone de 4 902 000 ha.
(3.81% del territorio nacional) de tierras aptas para cultivo en limpio, distribuidas en sus
tres regiones naturales continentales. En la costa existen, principalmente en los valles
irrigados, donde ocupan la mayor parte de su superficie. En la Sierra, se les encuentra en
zonas de topografía suave y fondos de valles abrigados: y en la Selva, en las terrazas de
formación reciente a lo largo de los principales ríos. Precisamente, gracias a la calidad
de sus suelos y al clima favorable a lo largo del año, los valles de la Costa contribuyen
actualmente con aproximadamente 50% del producto agrícola nacional.
Por su alta calidad agrícola, estas tierras pueden destinarse también a la fijación de
cultivos permanentes, pastos o a la producción forestal, cuando en cualquiera de estas
formas se obtenga un rendimiento económico superior al de su utilización con fines de
cultivo en limpio o cuando el interés del Estado así lo exija.

Grupo C: Tierras Aptas para Cultivos Permanentes: Cubren reducida superficie del
país, aproximadamente 2 707 000 ha. (2,11% del territorio nacional), se distribuyen en
las tres regiones naturales continentales, siendo significativa su extensión en la Costa y

47
en la Selva. En la Costa (496,000 ha), se ubican principalmente en las cabeceras de los
valles irrigados y en algunas pampas o desiertos ínter fluviales. En la Sierra (20,000 ha),
se encuentra en algunos valles de topografía relativamente suave; y en la Selva
(2,191,000 ha), en ciertos valles de la Selva Alta y en lomadas y terrazas de los valles
del llano amazónico.

Grupo P: Tierra Aptas para Pastoreo: Ocupan el tercer lugar en cuanto a extensión
abarcando aproximadamente 17 916 000 ha., es decir 13,94% de la superficie territorial
del país. Las extensiones, más vastas, referidas esencialmente a pastos naturales, se
localizan en las regiones alto andinas principalmente, sobre 3 500 m.s.n.m. En la Costa,
aparecen en las "lomas", así como asociadas con bosques de algarrobos en los
departamentos de Piura y Lambayeque. En la Selva, son bosques naturales que reúnen
condiciones topográficas y ecológicas favorables para su transformación en pastizales
cultivados o naturalizados para poder mantener una actividad pecuaria permanente y
económicamente productiva. El área con mayor potencial de pastos naturales en el Perú,
es la región alto andina.

Grupo F: Tierras Aptas para Producción Forestal: Las tierras aptas para producción
forestal, son las más representativas del país. Alcanzan 48 696 000 ha., es decir,
alrededor de 37,89% de la superficie territorial. Se localizan fundamentalmente en la
vertiente oriental boscosa, comprendido 46 432 000 ha de Selva Alta y Selva Baja o
llano amazónico. La Sierra (2 092 000 ha) tiene una significativa proporción de tierra
con aptitud forestal que es necesario utilizar con fines de producción y/o de protección,
para salvaguardar las cuencas y prevenir la intensa erosión hídrica, además de
proporcionar material energético (leña). En la Costa (172 000 ha), se dispone del bosque
seco del noroeste, que se extiende a través de los departamentos de Tumbes, Piura y
Lambayeque, principalmente en los dos primeros.

Grupo X: Tierras de Protección: Constituyen todas aquellas tierras que no reúnen las
condiciones ecológicas mínimas requeridas para cultivos intensivos, permanentes,
pastoreo y producción forestal. Se incluye dentro de este grupo a los picos nevados,
pantanos, playas, causes de río y otras tierras que pueden presentar vegetación diversa,
herbácea, arbustiva o arbórea, pero cuyo uso no es económico ni ecológicamente
recomendable. La superficie territorial que abarca este grupo de tierras es de 54 300 560
ha., es decir, 42.25% del territorio nacional, distribuidos 10 207 000 ha en la Costa, 25
169 000 ha en la Sierra, y 18 924 560 ha en la Selva.

Clases
Son una categoría establecida sobre la base de la calidad agrológica del suelo y que
refleja la potencialidad y grado de amplitud de las limitaciones para uso agrícola. Es la
síntesis que comprende la fertilidad, condiciones físicas del suelo, relaciones suelo-agua
y las características climáticas dominantes.

Se consideran tres clases de capacidad de uso:


 Clase de calidad agrológica alta (1)
 Clase de calidad agrológica media (2)
 Clase de calidad agrológica baja (3)

48
Subclase

Categoría establecida en función de los factores limitantes y riesgos que restringen el


uso del suelo por largo tiempo.

Se han reconocido seis factores limitantes;


 Limitación por suelo (s)
 Limitación por sales ( l )
 Limitación por inundación ( i )
 Limitación por topografía - erosión (e)
 Limitación por drenaje (w)
 Limitación por clima (c)

3.1. Sistema de clasificación de las tierras del Perú por capacidad de uso mayor
La capacidad de uso de un suelo puede definirse como su aptitud natural para producir
en forma constante bajo tratamientos continuos y usos específicos.

Los estudios de suelos deben ofrecer información que tenga sentido para el usuario, ya
sea a través de la descripción de las características o propiedades puramente
morfológicas de los suelos, así como de la interpretación, en un lenguaje sencillo y
comprensible, que exprese el uso adecuado de cada unidad edáfica, sus tratamientos o
prácticas agrícolas o de conservación de suelos.

La labor que traduce el lenguaje puramente científico del estudio de a un lenguaje de


orden práctico se denomina interpretación.

Las interpretaciones del estudio edafológico son predicciones acerca del


comportamiento del suelo bajo condiciones establecidas; nos indican alternativas para
su uso y manejo, así como los resultados que se pueden esperar.

Está demostrado, por experiencia, que el científico en suelos debe llevar el liderazgo en
el proceso y desarrollo de las interpretaciones de los estudios de suelos. Esta
responsabilidad incluye la asistencia y guía de personas competentes en los campos
relacionados, como la agronomía, ingeniería, forestales y economía, así como otros que
pueden prestar ayuda a comprender que combinaciones de características y cualidades
son más importantes; así como reunir parte de los datos más sustantivos.
Cualquier agrupación de suelos ya sea interpretativos, morfológica o genética, requiere
de un proceso de síntesis. Al hacer las interpretaciones los edafólogos responsables se
esfuerzan en predecir el comportamiento de las características individuales del suelo ya
que cada una influye en las otras. Sin embargo, sí se requiere estudiar estas
características en forma individual para ayudarnos a comprender el suelo en su
totalidad. Es un hecho que ningún suelo individual ni clase de suelo es una simple suma
de sus características. Cada uno es una combinación única de características con
muchas posibilidades de interpretaciones que resulta en un comportamiento predecible
único.

En este sentido, la Clasificación de los suelos, y en último término la propia


interpretación depende de muchas características del suelo. Aquí merece establecer la
definición que separa entre características y cualidades edáficas. Las "características"

49
pueden ser observadas o medidas en el campo o en el laboratorio, como son el color,
textura, estructura, reacción del suelo, entre otras. Las "cualidades" convienen en ser las
"interacciones entre las características del suelo y las prácticas de manejo". De tal
manera, las cualidades representan el resumen de varias características en relación con
el manejo. Las cualidades no son tan fácilmente medibles ni observadas en el suelo.
Así, la "fertilidad" es un ejemplo de una importante cualidad del suelo que no puede ser
medida en el estricto sentido de la palabra. Esta representa la capacidad del suelo para
suministrar elementos químicos en adecuadas cantidades para el crecimiento de las
plantas cuando los otros factores son favorables. La "productividad", que incorpora a la
misma fertilidad, es otra cualidad importante como trascendental de los suelos. Esta
cualidad comprendía la calidad de "arabilidad" (resumen de sus aptitudes físicas para el
crecimiento de las plantas) y "drenaje" de los suelos. Es evidente que el drenaje
requiere de una costosa instrumentación para medirla, pero no sería práctica hacerlo en
gran escala como base para la cartografía del suelo.
3.2. El Reglamento de Clasificación de Tierras

El Sistema que se establece en el Reglamento de Clasificación de Tierras por Decreto


Supremo Nº 0062/75-AG, de Enero de 1975, ha sido la base para la calificación y
agrupación de las diferentes clases de suelos del país dentro de un contexto global.

Se ha creído conveniente, en este acápite, esbozar algunos comentarios y sugerencias, en


forma breve, al referido Reglamento de Clasificación de Tierras.

El Sistema de Clasificación de Tierras según su Capacidad de Uso Mayor que establece


dicho Reglamento es un ordenamiento sistemático, práctico o interpretativo, de gran
base ecológica, que agrupa a los diferentes suelos con el fin de mostrar sus usos,
problemas o limitaciones, necesidades y prácticas de manejo adecuadas. Esta
Clasificación proporciona un Sistema comprensible, claro, de gran valor y utilidad en
los planes de desarrollo agrícola y de acuerdo a las normas de conservación de los
suelos.

El referido Reglamento de Clasificación de Tierras constituye un notable avance de


criterios técnicos, para identificar y agrupar las diferentes clases de suelos sobre bases
ecológicas, en armonía a la posición tropical del país y de acuerdo a las particularidades
de las zonas de vida o bioclimáticas del Sistema Holdridge. En este sentido, las
características y cualidades edáficas son juzgadas o interpretadas dentro de límites
permisibles en concordancia a cada zona bioclimática. De esta manera, los suelos
situados en medios secos o semisecos exigen características límites permisibles
diferentes de aquellos ubicados en medios húmedos o perhúmedos. Es decir, las
características y cualidades edáficas varían en función de los factores bioclimáticos que
determinan las zonas de vida.

El reglamente está estructurado sobre la base de un sólo nivel categórico, el "grupo de


capacidad de uso mayor". Este nivel de generalización permite agrupar suelos de
morfología diferente, pero, que presentan una misma vocación de uso. Por otro lado,
debido a su máximo nivel de abstracción, no permite identificar, clasificar y precisar
diferentes potencialidades de suelo dentro de cada grupo de uso mayor. Por tanto, no
orienta al grado de intensidad y manejo de las tierras de acuerdo a su potencial y
limitaciones dentro de cada grupo de uso mayor. Posteriormente se procedió a refinar y
subdividir los grupos sin romper el esquema original, a fin de mostrar e identificar para

50
cada grupo de Capacidad de Uso Mayor varias clases de "calidad agrológica" y que
exigen prácticas de manejo de grado de intensidad diferentes.

Cabe agregar que, todo Sistema de Clasificación, ya sea de naturaliza científica o


práctica, como el que nos compete, debe ser actualizado periódicamente en base al
conocimiento, cambios en las técnicas de manejo y experiencia adquirida. No existe en
el mundo ningún Sistema de Clasificación natural de los suelos o de carácter práctico de
uso que requiere sin cambios ni modificaciones el paso de los años.

Cada reajuste o refinamiento necesario representa una nueva aproximación que recoge
las partes o criterios estables de las aproximaciones previas, adicionándose los nuevos
conocimientos y experiencias adquiridas. En este sentido, la nueva aproximación
establecida debe reflejar con mayor precisión las condiciones sobre la realidad edáfica
del medio.

A este respecto, las claves para el juzgamiento o calificación de las tierras que se
adjunta en el citado Reglamento deberán mejorarse, incorporándose nuevas
características como cualidades que expresen la amplia variabilidad y complejidad de
las tierras del país.

Sobre la base de las consideraciones arriba indicadas, debería emitirse periódicamente


dispositivos que complementen y mejoren este Reglamento a fin de identificar y
clasificar con mayor justeza y precisión, las diferentes clases de suelos del país.

En los párrafos que siguen se desarrolló el refinamiento y subdivisión al Reglamento de


Clasificación de Tierras, el cual podría conformar una base de criterios técnicos, como
punto de partida para actualizar dicho Sistema, en armonía con las exigencias actuales
de planificación y conservación de las tierras del país.

3.3. Categorías del Sistema de Clasificación de las Tierras


El Sistema de Clasificación de las tierras que se presenta está conformado por tres
categorías de agrupamiento de suelos.
 Grupo
 Clase
 Subclase
La primera categoría, es decir, los grupos de capacidad de uso mayor obedecen y están
definidos de acuerdo al Reglamento de Clasificación de Tierras del Perú. En cambio,
las clases y subclases de capacidad conforman la ampliación, es decir, la subdivisión y
refinamiento al referido reglamento, de manera a agrupar suelos de diferentes grados de
potencialidad dentro de cada grupo de capacidad de uso mayor.

3.4. Grupos de Capacidad de Uso Mayor de las Tierras

Esta categoría representa la más alta abstracción, agrupando suelos de acuerdo a su


vocación máxima de uso. Reúne suelos que presentan características y cualidades en
cuanto a su aptitud natural para la producción ya sea de cultivos en limpio o intensivos,
permanentes, pastos, producción forestal y de protección.

En los párrafos siguientes, se define los cinco grupos de capacidad de uso mayor de
acuerdo a lo establecido en el Reglamento de Clasificación de Tierras.

51
a) Tierras aptas para cultivo en limpio (A)

Reúnen condiciones ecológicas que permiten la remoción periódica y continuada del


suelo para el sembrío de plantas herbáceas y semi-arbustivas de corto período
vegetativo, bajo técnicas económicamente accesibles a los agricultores del lugar, sin
deterioro de la capacidad productiva del suelo, ni alteración del régimen hidrológico de
la cuenca. Estas tierras por su alta calidad agrológica podrán dedicarse a otros fines
(Cultivo Permanente, Pastos, Producción Forestal y Protección), cuando en esta forma
se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su utilización con
fines de cultivo en limpio o cuando el interés social del Estado lo requiera.

b) Tierras aptas para cultivo permanente (C)

Son aquellas cuyas condiciones ecológicas no son adecuadas a la remoción periódica


(no arables) y continuada del suelo, pero que permiten la implantación de cultivos
perennes, sean herbáceas, arbustivas o arbóreas (frutales principalmente); así como
forrajes, bajo técnicas económicas accesibles a los agricultores del lugar, sin deterioro
de la capacidad productiva del suelo ni alteración del régimen hidrológico de la cuenca.
Estas tierras podrán dedicarse a otros fines (Pastos, Producción Forestal y Protección),
cuando en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría
de su utilización con fines de cultivo permanente o cuando el interés social del Estado lo
requiera.

c) Tierras aptas para pastos (P)

Son aquellas que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas requeridas para cultivos
en limpio o permanentes, pero que permiten su uso continuado o temporal para el
pastoreo, bajo técnicas económicamente accesibles a los agricultores del lugar, sin
deterioro de la capacidad productiva del recurso, ni alteración del régimen hidrológico
de la cuenca. Estas tierras podrán dedicarse para otros fines (Producción Forestal y
Protección), cuando en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior al que
se obtendría de su utilización con fines de pastoreo o cuando el interés social del Estado
lo requiera.

d) Tierras aptas para producción forestal (F)

No reúnen las condiciones ecológicas requeridas para su cultivo o pastoreo, pero


permiten su uso para la producción de maderas y otros productos forestales, siempre que
sean manejadas en forma técnica para no causar deterioro en la capacidad productiva del
recurso ni alterar el régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras podrán dedicarse a
protección cuando el interés social y económico del Estado lo requiera.

e) Tierras de protección (X)

Están constituidas por aquellas que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas
requeridas para cultivos, pastoreo, producción forestal. Se incluyen dentro de este
grupo: picos, nevados, pantanos, playas, cauces de ríos y otras tierras que aunque
presentan vegetación natural boscosa, arbustiva o herbácea, su uso no es económico y
deben ser manejados con fines de protección de cuencas hidrográficas, vida silvestre,
valores escénicos, científicos, recreativos y otros que impliquen beneficio colectivo o de
interés social. Aquí se incluyen los Parques Nacionales y reservas de biosfera.

52
3.5. Clases de Capacidad

Es una categoría establecida en base a la "calidad agrológica" del suelo y que refleja la
potencialidad y grado de amplitud de las limitaciones para uso agrícola.

La calidad agrológica conviene en ser la síntesis que comprende la fertilidad,


condiciones físicas, relaciones suelo-agua y las características climáticas dominantes.
Representa el resumen de la potencialidad del suelo para producir plantas específicas o
secuencia de plantas bajo un definido conjunto de prácticas de manejo.

Es un hecho indiscutible que dentro de cada categoría de grupo de capacidad de uso


mayor existen numerosas clases de suelos que presentan una misma aptitud o vocación
de uso general, pero que no tienen un mismo grado de potencialidad, limitaciones y, por
consiguiente, de prácticas de manejo de diferente grado de intensidad. Un ejemplo muy
clero e ilustrativo corresponde a los suelos de los valles aluviales irrigados del desierto
costero del país. De acuerdo al nivel categórico señalado en el Reglamento
aproximadamente el 90% de los suelos de dichos valles costeros son clasificados en la
categoría de tierras aptas para "cultivo en limpio" (A).

Como ha sido indicado, el nivel de máxima abstracción o generalización en capacidades


de uso mayor no es suficiente para identificar, diferencias y cuantificar suelos, que si
bien expresan una misma vocación para cultivos en limpio, presentan diferentes niveles
de potencialidad y exigencias en la intensidad de los tratamientos o prácticas de manejo
y de conservación de suelos.

En base a lo arriba expuesto, el criterio establecido para identificar niveles de calidad


agrológicas dentro de cada grupo de capacidad de uso mayor ha consistido en subdividir
los rangos permisibles para los factores edáficos correspondiente a cada grupo
respectivo. De esta forma, se han establecido tres (3) calidad agrológicas: Alta, Media y
Baja. La clase de calidad agrológica Baja representa las tierras de menor potencialidad
para cada uso mayor, exigiendo mayores, cuidadosas y más intensas prácticas de manejo
y de conservación de suelos para la obtención de producciones económicamente
continuadas. La calidad agrológica Media conforma las tierras con algunas limitaciones
y exige prácticas de manejo moderadas.

A continuación, se reseña las clases de capacidad establecidas para cada uno de los
grupos de capacidad de uso mayor, resultando un total de 12 clases de calidades
agrológicas.

a) Clases de Calidad Agrológica de las Tierras Aptas para Cultivo en Limpio

Se establecen las siguientes clases: A1, A2 y A3. Las limitaciones o riesgos se


incrementan progresivamente de la Clase A1 a la A3. Los suelos incluidos en estas
clases, bajo adecuados tratamientos de manejo, son capaces de producir rendimientos
altos y continuados de cultivos intensivos o en limpio, permanentes, de pastos y
forestales de producción.

 Clase de calidad agrológica Alta (A1): agrupa los suelos de mejor calidad
agrológica del Sistema, con ninguna o muy pocas limitaciones que restrinjan su
uso. Permiten un amplio cuadro de cultivos agronómicos y son muy fáciles de
trabajar, de excelente productividad y que requieren de prácticas de manejo

53
sencillas o de mantenimiento de las buenas condiciones de fertilidad y
productividad.

 Clase de calidad agrológica Media (A2): los suelos en esta clase presentan
algunas limitaciones de orden edáfico, topográfico, de inundabilidad o climático,
pudiendo reducir un tanto el cuadro de cultivos así como la capacidad
productiva. Requieren de prácticas moderadas de manejo y de conservación de
suelos para prevenir su deterioro o mejorar las relaciones agua-aire. Las
prácticas de manejo son por lo general fáciles de aplicar.

 Clase de calidad agrológica Baja (A3): los suelos en esta clase se presentan
limitaciones serias vinculadas a los factores edáficos, topográficos, de
inundabilidad o climáticos que reducen marcadamente el cuadro de cultivos
intensivos o en limpio. Requieren de prácticas más intensas y, a veces,
especiales de conservación para mantener producciones económicamente
continuadas.

En general, las prácticas de manejo y de conservación son un tanto más difíciles de


aplicar, de mantener y a costos más elevados.

b) Clases de Calidad Agrológica de las Tierras Aptas para Cultivo Permanente

Se establecen las siguientes clases: C1, C2 y C3. Las limitaciones de uso se


incrementan progresivamente de la clase C1 a la C3. Bajo apropiados sistemas de
manejo son capaces de producir rendimientos económicos continuados de frutales o
especies industriales adaptables o nativas, de pastos y forestales.

 Clase de calidad agrológica Alta (C1): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio pero que no presentan limitaciones para la fijación de un amplio cuadro
de cultivos perennes. Requieren de prácticas de manejo y de conservación de
suelos poco intensivas para una producción económica y continuada.

 Clase de calidad agrológica Media (C2): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio pero que presentan limitaciones moderadas de orden edáfico-climático
principalmente, que restringen el cuadro de cultivos perennes. Las condiciones
físicas de estas tierras exigen de prácticas de conservación y mejoramiento
moderados a fin de obtener rendimientos económicos continuados.

 Clase de calidad agrológica Baja (C3): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio pero que presentan limitaciones fuertes o severas para la fijación de
cultivos perennes y, por tanto, requieren la aplicación de prácticas de manejo y
de conservación intensa para mantener una producción económica y continuada.

c) Clase de Calidad Agrológica de las Tierras Aptas para Pastos

Se establecen las siguientes clases de calidades agrológicas: P1, P2 y P3. Las


limitaciones o deficiencias de esta clase de tierras se incrementan progresivamente de la
Clase P1 a la P3.

 Clase de calidad agrológica Alta (P1): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio ni permanentes pero de buenas condiciones para el crecimiento de
pasturas que permiten el desarrollo de una ganadería económicamente rentable.

54
Requieren de prácticas ligeras o sencillas de manejo agrostológico, como de
mantenimiento de fertilidad de los suelos.

 Clase de calidad agrológica Media (P2): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio ni permanentes pero que presentan ciertas deficiencias o limitaciones para
la producción de pastos. Requieren de la aplicación de prácticas moderadas para
la producción de forrajes que permiten el desarrollo de una ganadería
económicamente rentable.

 Clase de calidad agrológica Baja (P3): agrupa suelos no aptos para cultivos en
limpio ni permanentes pero apropiados en forma limitada para el desarrollo de
pasturas por las severas deficiencias o limitaciones que presentan. Requieren de
prácticas muy intensas para la producción de pastizales que permitan el
desarrollo de una ganadería económicamente rentable. Por lo general, en esta
clase de calidad agrológica, se incluye los pastizales temporales de las regiones
de Costa y Sierra, así como los pastos naturales de las zonas altoandinas
semisecas de la porción sur-occidental de los Andes Peruanos.

d) Clases de Calidad Agrológica de las Tierras Aptas para Producción Forestal

Se establecen las siguientes clases de calidades agrológicas: F1, F2 y F3. Las


limitaciones de uso se incrementan progresivamente de la clase F1 a la F3.

 Clase de calidad agrológica Alta (F1): agrupa suelos no aptos para propósitos
agropecuarios y que presentan limitaciones ligeras para la producción del recurso
forestal. Requieren de prácticas sencillas en la manipulación del bosque y en las
actividades silviculturales.

 Clase de calidad agrológica Media (F2): agrupa suelos no aptos para propósitos
agropecuarios y que presentan restricciones o deficiencias moderadas de orden
topográfico, de drenaje o inundabilidad para la producción del recurso forestal.
Exigen prácticas moderadas de manejo.

 Clase de calidad agrológica Baja (F3): agrupa suelos no aptos para propósitos
agropecuarios pero que son apropiados en forma limitadas para la producción
del recurso forestal en base a las deficiencias de orden edáfico, topográfico, de
drenaje o climático. Requieren de prácticas cuidadosas en la manipulación del
bosque para prevenir el deterioro ambiental. Aquí se incluye los denominados
bosques de protección-producción, así como los aguajales donde prospera la
palmera aguaje (Mauritia sp.).

e) Tierras de Protección

No se incluye ninguna clase de calidad agrológica por el hecho de que los suelos y las
formas del terreno presentan tan severas limitaciones que su utilización para cultivos
comerciales está excesivamente restringida, así como para fines pecuarios o explotación
racional del recurso forestal.

3.6. Subclases de Capacidad

Conforma una categoría establecida en función de los factores limitantes y riesgos que
restringen el uso del suelo. Las subclases de capacidad agrupan los suelos de acuerdo a

55
la "clase de limitación" o problemas de uso por largo tiempo. En este sentido, agrupa
aquellos suelos que presentan factores similares en cuanto a limitaciones o riesgos. Lo
importante en este nivel categórico es puntualizar la limitación más relevante como
causal de la limitación de uso de las tierras. En resumen, representa el factor que define
la ubicación de un determinado suelo dentro de una clase o grupo de Capacidad de Uso
Mayor.
Dentro del Sistema elaborado, han sido reconocidos seis factores limitaciones
fundamentales que caracterizan a las subclases de capacidad:
- Limitación por suelo (factor edáfico)
- Limitación por sales
- Limitación por topografía-erosión (factor relieve)
- Limitación por drenaje (factor humedad)
- Limitación por clima (factor climático)
a) Limitación por suelo:

Esta limitación se designa con el símbolo "s". El factor suelo representa uno de los
componentes fundamentales en el juzgamiento y calificación de las tierras. De ahí su
gran importancia en los estudios de suelos y la conveniencia de identificar, describir,
separar y clasificar los cuerpos edáficos de acuerdo a sus características y criterios
técnicos básicos, para establecer agrupaciones en términos de uso.

Este factor se refiere a las características intrínsecas del perfil edáfico, tales como
profundidad efectiva, textura dominante y tipo de arcillas, estructura, presencia de grava
o piedras, reacción del suelo (pH), contenido de material orgánico, presencia y grosor de
capas cementadas, capacidad retentiva de agua, así como las condiciones sobre la
fertilidad y arabilidad del suelo.

b) Limitación por sales:

Si bien el exceso de sales en cantidades nocivas al crecimiento de las plantas se incluye


normalmente dentro del factor edáfico, se le ha separado por constituir una característica
específica de naturaleza química cuya identificación en la Clasificación de las tierras del
país tiene notable importancia. Se le representa con el símbolo.

c) Limitación por topografía-erosión (factor relieve):

El factor limitante por topografía-erosión es designado con el símbolo "e". La longitud,


forma y sobre todo el grado de pendiente de las formas de tierra influyen regulando la
distribución de las aguas de escorrentía, es decir, el drenaje externo de los suelos. Por
consiguiente, los grados más convenientes se determinan considerando especialmente la
susceptibilidad de los suelos a la erosión. Normalmente, se considera como pendientes
adecuadas aquellas de relieve suave en un mismo plano que no favorecen los
escurrimientos rápidos ni lentos.

Otro aspecto importante es el carácter de la superficie del terreno, de gran interés desde
el punto de vista de las obras de nivelación. Las pendientes moderadas pero de
superficie desigual o muy variada deben considerarse como factores influyentes en los
costos de nivelación y del probable efecto de ésta sobre la fertilidad y características
físicas al eliminar las capas edáficas de gran valor agrícola.

56
Las nivelaciones en terrenos de topografía suave, profundos y genéticamente jóvenes,
pueden ocasionar una reducción temporal de su capacidad productiva. En cambio, los
suelos poco profundos y más evolucionados, que presentan materiales a base de arena,
grava o capas impermeables, sufren una seria disminución de su fertilidad al ser
nivelados.

d) Limitación por drenaje (factor humedad):

Se le designa generalmente con el símbolo de "w" y está íntimamente relacionada con el


exceso de agua en el suelo, regulado por las características topográficas, de
permeabilidad del suelo, la naturaleza del substratum, así como la profundidad de nivel
freático. Las condiciones de drenaje son de gran importancia porque influyen
considerablemente en la fertilidad, en la productividad de los suelos, en los costos de
producción y en la fijación y desarrollo de los cultivos.

e) Limitación por inundación (factor inundabilidad):

Se designa con el símbolo de "i". Este es un aspecto que pondría estar incluido del
factor drenaje, pero por constituir una particularidad de ciertas regiones del país como
son las inundaciones estacionales, tanto en la región amazónica como en los valles
costeros, comprometiendo la fijación de cultivos, se ha creído conveniente diferenciarlo
del problema de drenaje o evacuación interna de las aguas del sistema suelo.

Los riesgos por inundación fluvial involucran los aspectos de frecuencia, penetración o
amplitud del área inundada y duración de la misma, afectando la integridad física de los
suelos por efecto de la erosión lateral y comprometiendo seriamente el cuadro de
cultivos a fijarse.

f) Limitación por clima (factor climático):


Se le designa con el símbolo de "c" y está íntimamente relacionado con las
características de las zonas de vida o bioclimas, tales como elevadas o bajas
temperaturas, sequías prolongadas, deficiencias o excesos de lluvias, fluctuaciones
térmicas significativas durante el día, entre otras. Este factor de capital importancia, no
ha sido considerado en su real dimensión en los Sistemas previos de Clasificación de las
tierras según su capacidad de uso. Actualmente, se le considera el factor primordial en
el Reglamento de Clasificación de Tierras, constituyéndose en el criterio selector en la
vocación de la tierra, subordinando los factores edáficos como variables locales.
Conviene recalcar que el clima es determinante de la distribución de la fauna y flora, de
la zonificación de cultivos, así como de las características de los suelos y de las
actividades humanas.

57
SUELOS FORESTALES

1. DEFINICION

Se llama suelos forestales aquellos suelos que tienen limitaciones para la producción
agrícola y la producción de pastos, pero si reúnen condiciones óptimas para el
crecimiento de los árboles.

2. CARACTERISTICAS PARTICULARES DE LOS SUELOS FORESTALES

Básicamente los suelos agrícolas y forestales son los mismos, puesto que en gran parte
de la tierra agrícola está constituida por suelos que estuvieron cubiertas de bosques; sin
embargo la alteración de esos suelos por el hombre los han transformado en suelos
distintos de los forestales. Por supuesto que los conceptos y principios fundamentales
como ciencia del suelo son los mismos y válidos para cualquier región del mundo

Las diferencias entre los suelos agrícolas y forestales ayudará a entender mejor la
diferencia entre ellos y justificar el concepto de suelos forestales:

a) Los requerimientos de suelo son generalmente muy diferentes para la


agricultura y para la silvicultura, de modo que es posible la producción de ambas sin que
haya competencia. De aquí nace la idea de que los suelos forestales son aquellos con
limitaciones tales que no pueden ser usados con fines agrícolas.

b) Los requerimientos de nutrientes del suelo son generalmente mayores para


las cosechas agrícolas que para los forestales.

c) Los cultivos agrícolas requieren de acondicionamiento del suelo,


en tanto que las especies forestales se desarrollan bajo condiciones naturales del suelo.

d) Los cultivos agrícolas dependen en gran medida de la fertilidad del suelo y


requieren de fertilización, lo que produce cambios considerables en las características
del suelo particularmente en el horizonte superficial. En cambio los árboles son capaces
de hacer circular los nutrientes hacia las raíces y obtener nutrientes y agua a gran
profundidad, por esta razón los bosques dependen menos de la fertilidad del suelo en
cuanto a nutrientes.

e) En los suelos forestales se desarrollan característicamente los horizontes


o capas orgánicas superficiales como consecuencia de la presencia de hojarasca y su
descomposición. En los suelos agrícolas debido a que el arado mezcla los deshechos con
el suelo mineral, no se desarrollan capas de deshecho orgánico.

f) Los suelos forestales promueve el desarrollo de una población de


microflora y fauna más diversificada y activa que las que se hallan en suelos agrícolas.

g) El carácter de la roca madre en relación con las características del suelo


suele ser más importante para el forestal que para el agrónomo.

58
3. IMPORTANCIA DE LOS SUELOS FORESTALES.

El suelo como el clima desempeña un papel esencial en el crecimiento y desarrollo de


los bosques; proporciona el agua, los nutrientes y un medio de sostén para los árboles y
para el resto de la vegetación forestal.

Los suelos se derivan de un material parental de composición mineral heterogénea y


estos materiales determinan en gran parte las propiedades del suelo que a su vez
influyen tanto en la composición de la vegetación forestal como en el ritmo de
crecimiento de los árboles.

FACTORES FORMADORES DE SUELOS FORESTALES

Los factores más importantes que determinan el carácter del suelo, cuyo cambio
ocasiona también modificaciones en el sistema suelo son: el clima, los organismos, la
topografía, el material original o parental, y el tiempo cronológico.

La vegetación como parte de los organismos formadores del suelo, influye en la


formación de éste pero al mismo tiempo el suelo influye en las características de la
vegetación.

1. Clima

La temperatura afecta la velocidad a que se intemperiza el material parental, de tal modo


que el desarrollo del suelo será mucho más lento en regiones de bajas temperaturas, y
más rápido en zonas de altas temperaturas.

En las regiones áridas o semiáridas se desarrollan cubiertas vegetales formadas por


pastos o arbustos, u otras plantas adaptadas a la sequía, y los suelos que se desarrollan
en ellas se caracterizan por la acumulación de sales en los horizontes superficiales. En
las regiones húmedas en cambio, el perfil del suelo se desarrolla bajo la influencia de un
fuerte lavado de sales producido por el agua que percola, y al mismo tiempo, favorece el
desarrollo de una cubierta vegetal boscosa.

El clima puede considerarse desde un punto de vista general como el factor de más
influencia en la formación del suelo, actuando en conjunto con la vegetación.

A continuación se señalan cuatro procesos o tipos principales de desarrollo del perfil del
suelo, que son característicos de cuatro tipos de condiciones climáticas diferentes.

1.1. Podzolización. Es un proceso de desarrollo del perfil del suelo, que se produce
típicamente bajo condiciones de clima húmedo y templado frío, donde la precipitación
supera a la evaporación, y donde la vegetación produce humus ácido.

En las regiones donde se desarrollan los verdaderos podzoles, los bosques constituyen la
vegetación dominante.

La podzolización típica ocurre cuando la vegetación produce una hojarasca que tiene un
bajo contenido de calcio y otras bases, la temperatura es baja, de manera que la

59
descomposición de la materia orgánica es muy lenta, produciéndose acumulación de ella
en la superficie y el tipo de materia orgánica desarrolla ácidos fúlvicos principalmente.
Al mismo tiempo la precipitación es intensa y promueve un fuerte lavado ácido,
transportando los ácidos fúlvicos de la hojarasca a través del perfil, los cuales debido a
su capacidad solvente disuelven y arrastran todo tipo de bases y especialmente coloides
de arcilla y materia orgánica, y iones de Fe y Al. A medida que el proceso se va
acentuando en estos horizontes superficiales, los hongos pasan a ser los principales
organismos productores de humus, desplazando a las bacterias. Las lombrices de tierra,
que requieren medios básicos o neutros con suficiente calcio, también desaparecen.
Naturalmente, el pH disminuye, pudiendo llegar a ser extremadamente ácido (pH=3.5)
en la superficie.

Este proceso conduce al desarrollo de un horizonte E o A2 completamente lixiviado,


compuesto básicamente de sílice, y que por ello toma un color gris blanquizco y
apariencia de ceniza. Por otro lado no se desarrolla el horizonte mineral A ó A1.

Los materiales lixiviados se acumulan más abajo, formando el horizonte B de


acumulación. En la parte superior del horizonte B, precipita la materia orgánica o humus
coloidal, de color café o negro, más abajo se encuentra la zona de mayor acumulación
de Fe, de color café rojizo, que a veces puede formar un hardpan.

Los podzoles se desarrollan con gran intensidad en las áreas frías y húmedas donde
dominan las coníferas.

Los podzoles se interpretan, generalmente como suelos malos, sin embargo, desde el
punto de vista silvicultural hay que considerar que los podzoles son el producto natural
de un medio ambiente específico, que permiten un crecimiento moderado de bosques de
coníferas, el cual se mantiene si se manejan los bosques en forma natural.

1.2. Laterización. Es un proceso característico de condiciones tropicales con


temperaturas altas y lluvia muy abundante. En esas condiciones se produce una intensa
lixiviación que alcanza no sólo a las bases, sino también a los silicatos, en tanto que se
forman óxidos estables de Fe y Al que se acumulan en el suelo. El material orgánico que
constituye la hojarasca en estas regiones se descompone muy rápidamente; no se
acumula y es rápidamente lavado hacia el subsuelo.

Bajo estas condiciones, el suelo (horizontes A y B) se convierte en un materialde color


rojo a amarillo, debido al predominio de los óxidos de Fe y Al, y es extremadamente
pobre en otros elementos.A veces estos suelos se endurecen formando los que se conoce
como laterita ( del latín, later=ladrillo).

El proceso de laterización puede producirse con vegetación o sin ella, y alcanza gran
profundidad, más allá del efecto de las raíces, por lo cual se considera como un proceso
geológico de intemperización, que un proceso de desarrollo del suelo. Sin embargo el
proceso se acelera al deforestar un área, porque bajo la cubierta forestal no se produce
en la superficie el proceso de concentración del Fe y Al, en tanto que si ocurre en la
superficie en áreas sin bosque.

60
1.3. Calcificación. Es un proceso de formación de suelos que se produce especialmente
en regiones con baja precipitación, es decir no es característico de las áreas forestales.
La vegetación de estas regiones es principalmente de pastos y arbustos.

Debido a la escasa precipitación los carbonatos de Ca y Mg no son lavados por el agua


que percola, lo que produce una acumulación de estos carbonatos. Por otro lado, la
vegetación de éstas áreas es normalmente rica en bases, de modo que el reemplazo de
Ca y bases en el suelo superficial es un ciclo permanente, que permite mantener un pH
neutro.

La otra característica típica de estos suelos es que el Calcio es capaz de mantener


inmóviles a los coloides minerales y orgánicos, los que entonces no pueden ser
arrastrados hacia el fondo por el agua, como ocurre en los procesos de podzolización y
laterización, y se presentan en su mayor parte en el horizonte A. Como consecuencia
estos suelos son ricos en bacterias que promueven la descomposición y en lombrices. El
resultado final es un horizonte A rico y un horizonte B calcáreo.

1.4. Gleización. Es un proceso inducido por un drenaje impedido o imperfecto. Bajo


estas condiciones se desarrollan horizontes B y C compactos y sin estructura, que se
conocen como horizontes gley.
Son de colores gris-azuloso, verdoso o gris, debido a la reducción que experimentan los
compuestos de Fe por falta de aireación.

En caso que el nivel de aguas freáticas tenga fluctuaciones, de modo que el suelo pase
por períodos de inundacioners y otros sin agua, se produce un típico color moteado
(amarillo, café y rojo).

En la superficie de estos suelos se acumula material orgánico que no se descompone


debido a las temperaturas bajas, lo que se conoce como turba .

2. Los organismos vivos y particularmente la vegetación

Los microorganismos del suelo contribuyen a la intemperización de la roca, y


organismos como las bacterias y hongos intervienen en los procesos químicos del
desarrollo del suelo. Por otro lado los macroorganismos (lombrices, insectos y larvas de
insectos y pequeños mamíferos) intervienen en los procesos físicos de desarrollo del
suelo, mezclando los materiales orgánicos con los inorgánicos y soltando el suelo.

La vegetación es el más importante de los organismos que influyen sobre el desarrollo


del suelo. La vegetación afecta el desarrollo del suelo a través de los residuos que caen a
este y que luego son incorporados al suelo mineral, y a través de los elementos y de la
profundidad del suelo desde donde ellos provienen, elementos que pueden ser extraídos
o llevados hacia la superficie por las raíces de las plantas.

En este sentido es de gran significación el tipo de planta o forma de vida de la


vegetación, el tipo y profundidad del sistema radicular y la fisiología de las especies.

Así por ejemplo los pastos anuales producen cada año cantidades considerables de
deshechos orgánicos, contando entre ellos las raíces que quedan en el suelo, material

61
que se descompone rápidamente debido a mayor temperatura, produciendo gruesas
capas de humus en el suelo; sin embargo la mineralización o incorporación de los
elementos orgánicos al suelo mineral es lenta.

Los bosques en cambio, con árboles y arbustos de larga vida, aportan material orgánico
a la superficie del suelo, el cual se descompone más lentamente, pero es , por otro lado
incorporado al suelo más rápidamente, razón por la cual la capa de hojarasca o mantillo
es más delgada que en las praderas. El promedio de humus que se acumula en las
praderas es de unas 1,200 tn/ha, en tanto que en los suelos forestales es de unas 100.

3. El material original

Las características más influidas por el material parental son la textura y el contenido de
nutrientes del suelo.

Las rocas calcáreas son las que tienen efectos más duraderos y pronunciados sobre el
suelo. El alto contenido de CaCO3 y otros carbonatos mantiene la reacción básica del
suelo e impide la lixiviación de las sales y substancias coloidales. Por esta razón se
producen suelos con gruesas capas de humus incorporados en los que falta desarrollo
del perfil.

En regiones semiáridas de praderas, los suelos derivados de calizas tienen más bases y
más alto contenido de humus que los derivados de granitos, y éstos a su vez, tienen más
alto contenido que las areniscas. Por otro lado los podzoles desarrollados en regiones
húmedas con vegetación de bosques, muestran un lavado de bases y coloides más
fuertes en los materiales graníticos que en los de areniscas, en tanto que la retención de
bases por los suelos derivados de calizas, permite que ellos resistan el proceso de
podzolización.

CARACTERISTICAS FISICAS DE LOS SUELOS FORESTALES

1. Textura del suelo

Por lo general se considera al suelo como un sistema constituído por tres fases: una
sólida, una líquida y otra gaseosa. La parte sólida de este sistema está compuesta por
materia orgánica e inorgánica. La parte inorgánica está formada por rocas, minerales y
los productos que resultan de su intemperización y descomposición. La textura es
determinada en gran parte, por el tipo de material parental que constituye el suelo y
también por el grado de intemperización a que haya estado sometido.

1.1 Influencia de la textura sobre el crecimiento arbóreo

La textura del suelo por sí sola no es determinante de la calidad del sitio. Se sabe que los
suelos de textura franca reúnen las buenas condiciones de las arenas y de las arcillas y,
por lo tanto son capaces de sostener bosques de mejor crecimiento que los suelos
arcillosos o arenosos.

Los suelos de textura gruesa arenosa, sostienen generalmente bosques relativamente


pobres (pinos, robles arbustivos) con bajos requerimientos de humedad y nutrientes. En

62
estos suelos el agua penetra en forma rápida, sin embargo tienen muy baja capacidad de
retención de agua, se secan con rapidez y las raíces no alcanzan a captar el agua que ha
penetrado fuera de su alcance. El aporte de nutrientes a los árboles es escaso. Sin
embargo algunas especies tienen pocos requerimientos de humedad y nutrientes, y son
capaces de crecer bien y de desarrollar profundas y extensas raíces en suelos de material
grueso, libres de competencia de otras especies que no pueden crecer bajo las mismas
condiciones.

Los suelos arcillosos y pesados dificultan la regeneración y el crecimiento de los


árboles; presenta problemas sobre el desarrollo y penetración de las raíces. Tienen una
buena capacidad de retención de agua y son ricos en nutrientes; sin embargo las raíces
de muchas especies forestales no son capaces de penetrarlos y, por lo tanto, están
impedidos de alcanzar adecuadamente los nutrientes y el agua. Además, la aireación en
los suelos muy arcillosos es pobre. En estos suelos, las plántulas de los árboles
generalmente mueren en época de estiaje.
Las ventajas de los suelos arcillosos son especialmente su fertilidad y su capacidad de
retención de agua.

1.2. Importancia silvicultural de la textura

Las áreas forestales que han sido sometidas a tala rasa o se encuentran descubiertas sin
protección contra el viento y el sol, pierden gran parte de la materia orgánica y los
nutrientes.

La textura del suelo es un indicador del tipo de especies que se deben plantar en un sitio
determinado, pero hay otros factores que determinan esto, tales como: la profundidad
del suelo, la cantidad de materia orgánica, el tipo de material parental, la napa freática y
el clima del lugar.

2. Estructura

Es la forma como las partículas se disponen o agrupan en agregados. Entre los factores
que influyen en la agregación del suelo se tiene a la textura, la cantidad de materia
orgánica, penetración y actividad de las raíces, los cationes adsorbidos por las partículas
del suelo.

Es una de las propiedades físicas más importantes desde el punto de vista de


crecimiento de los árboles.

En suelos arcillosos con estructura de bloques se producen contracciones y expansiones


que forman grietas, lo cual produce la rotura y muerte de muchas raicillas; además
cuando llueve el agua percola en forma extremadamente rápida por las grietas, lo que
afecta el crecimiento de los árboles.

A medida que aumenta el tamaño de los agregados, tiende a aumentar la capacidad de


infiltración del suelo, en tanto que al aumentar la cantidad de arcilla, pero sin mejorar la
estructura, tiende a disminuir la capacidad de infiltración, a disminuir la aireación ya
que se facilitan las condiciones de anegamiento y a dificultar la penetración de las raíces

63
y la actividad de la microfauna, lo que afecta considerablemente el crecimiento de los
árboles.

3. Densidad aparente del suelo

Se define como el peso seco de una unidad de volumen de suelo; considera los espacios
o poros existentes en el suelo.
Las densidades aparentes de los suelos arcillosos y limosos fluctúan, por lo general,
entre 1 y 1.60 g/cm3; en suelos arenosos varía de 1.20 a 1.80 g/cm3.

En los suelos forestales el rango es de 0.6 a 1.9 g/cm3 generalmente y en horizontes


muy orgánicos se puede encontrar hasta 0.2 g/cm3. Las densidades aparentes más
frecuentes en los suelos forestales son del orden de 0.9 g/cm3.

Los valores bajos de densidad aparente implican suelos porosos, bien aireados, con buen
drenaje y buena penetración de las raíces, lo que significa buen crecimiento y desarrollo
de los árboles.

Si los valores son altos, indican suelos compactos o poco poroso, mal aireados,
infiltración del agua lenta, lo cual puede provocar anegamiento, dificultad para penetrar
y elongarse las raíces en búsqueda de agua y nutrientes. En estas condiciones , el
desarrollo y crecimiento de los árboles es impedido o retardado.

El pisoteo excesivo por los animales, el uso de maquinaria pesada de tala, uso recreativo
intenso o las perturbaciones cuando los suelos están húmedos aumentará la densidad
aparente, sobre todo en los suelos de textura fina.

4. Porosidad

Porcentaje de espacio poroso que existe en un suelo. Porción de suelo que está ocupada
por aire y/o agua.

La textura es un factor que afecta la porosidad , los suelos arenosos tienen porosidad de
35 a 50% y los suelos francos a arcillosos de 40 a 60% o más. La compactación
disminuye considerablemente la porosidad que puede llegar a ser de 25 a 30% en suelos
arenosos o compactos. La cantidad de materia orgánica influye sobre la estructura,
aumentando por lo tanto su porosidad. La materia orgánica es muy porosa, con valores
de 80 a 90% de porosidad.

Los bosques originan suelos más porosos y poros mas grandes que aquellos producidos
en praderas o en terrenos agrícolas.

La mayor porosidad de los suelos forestales se debe al mayor contenido de materia


orgánica y al efecto de la fauna del suelo y a las raíces, los que son causantes del alto
porcentaje de macroporos en los suelos forestales. Los suelos que sostienen bosques
mixtos de árboles tienen un mayor volumen de poros que los suelos que sostienen
bosques de una sola especie dominante. Esta porosidad puede ser disminuida hasta en
un 20% después de talas rasas del bosque.

64
La alta porosidad del suelo es indicadora de un buen sitio, en cambio suelos de baja
porosidad indican normalmente sitios malos. Por lo tanto la porosidad de los suelos
influye en la distribución de la vegetación y en el manejo de éstas.

5. Aireación del suelo

El aire del suelo es importante principalmente como fuente de oxígeno para los
organismos aerobios, sobre todo para las raíces de los árboles.

El Oxígeno es necesario para la respiración de las raíces y para la descomposición de los


residuos orgánicos efectuada por los microorganismos.

Para que la aireación de un suelo sea adecuada debe haber una constante renovación del
O2 que proviene de la atmósfera y una constante evacuación del CO2 desde el suelo
hacia la atmósfera exterior. El aire del suelo contiene menos O2 y más CO2 que la
atmósfera.

En suelos con escasa cantidad de O2 los microorganismos aeróbicos no pueden


funcionar y se observa una disminución en la oxidación y descomposición de la materia
orgánica acumulada. Esta situación se observa en lugares pantanosos con gran
acumulación de materia orgánica, como son las turberas.

La mayor parte de los áboles forestales requieren contenidos de O2 en el suelo


superiores a 10%, para obtener una adecuada tasa de respiración y crecimiento de las
raíces. Generalmente las raíces de las plantas se ubican en los horizontes superficiales
mejor aireados. Las raíces pueden soportar niveles de O2 hasta de 2% sin sufrir mayores
daños.

La deficiencia de O2 en el suelo produce normalmente el cese del crecimiento de las


raíces, lo que va acompañado por daños o la muerte de ellas. Externamente se
manifiesta por la decoloración y muerte de las hojas, reducción en el crecimiento del
tronco y, en ocasiones la muerte de los árboles.

Los problemas de aireación en los árboles forestales son producidos por inundaciones,
mal drenaje o compactación del suelo.

6. Profundidad del suelo

Viene a ser la suma de los espesores de los horizontes A y B , en el caso de los suelos
forestales puede ser conveniente considerar al horizonte C en el concepto de
profundidad, ya que la mayor parte de los árboles son de raíces muy profundas que
alcanzan este horizonte.

La profundidad del suelo tiene gran importancia en silvicultura, porque afecta


considerablemente el crecimiento de los árboles y a la composición del bosque; se puede
considerar como un índice de productividad o de calidad de sitio.

65
Los bosques no dependen necesariamente de la fertilidad del suelo para su mayor
crecimiento; los árboles son capaces de hacer circular hacia las raíces los nutrientes que
han sido acumulados, a través de la caída anual de las hojas y otros elementos.

Los suelos superficiales tienen menor capacidad para suministrar agua y nutrientes a los
árboles que los suelos profundos.

7. Color del suelo

No es una característica física importante , pero es un indicador de otras características o


condiciones del suelo.

El color del suelo puede ser un indicador del material parental del cual se originó o un
indicador de los procesos formadores del suelo, como la podzolización o la laterización.

CARACTERISTICAS QUIMICAS DE LOS SUELOS FORESTALES

Los suelos están compuestos por una gran cantidad de constituyentes químicos, desde
simples sales inorgánicas hasta complejas sustancias orgánicas; esta composición
química es función del material parental del suelo, del clima, de la topografía, de la
actividad biológica en el suelo y del tiempo, al igual que lo es el desarrollo del suelo.

1. Los nutrientes del suelo

Al igual que en el caso del agua, la cantidad total de nutrientes que se encuentran en el
suelo no está siempre disponible, es decir, en condiciones de ser absorbida por las raíces
de los árboles.

Los nutrientes minerales se encuentran generalmente en dos formas: a) como


compuestos minerales o compuestos orgánicos muy complejos e insolubles b) como
iones, sales y, a veces compuestos orgánicos simples, éstas últimas formas son solubles.

Las formas complejas no pueden ser absorbidas por las plantas y deben sufrir el proceso
de mineralización.

Las formas simples, en cambio ya han sufrido el proceso de mineralización y se


encuentran disponibles para ser absorbidas por las raíces de los árboles. Si no son
absorbidas, las sales solubles quedan susceptibles a perderse en el agua de drenaje por
lixiviación, proceso que es común en regiones con alta precipitación.

2. Intercambio catiónico

Se considera que el intercambio catiónico es de mayor importancia en los suelos que el


intercambio aniónico, debido a que la mayor parte de los minerales esenciales son
absorbidos por las plantas en forma de cationes. Cationes tales como: Ca++, Mg++, K+,
NH+4, Na+, Al+++ Fe+++ e H están cargados positivamente y son atraídos hacia las
superficies cargadas negativamente de las partículas coloidales del suelo, tanto
minerales como orgánicas.

66
En los suelos de regiones húmedas, los nutrientes más comunes del suelo son H y Ca en
primer lugar, luego Mg y después k y Na. El NH4 es también importante en las capas
orgánicas de los suelos forestales. Mientras mas lluviosa sea la región, más cationes de
Ca, K, Mg y Na serán lavados desde el suelo, esto implica grandes pérdidas de calcio y
otras bases y además acidificación del suelo.

En las regiones áridas, los suelos bien drenados son especialmente ricos en cationes de
Ca y Mg, luego en K y Na y finalmente en H. En estos suelos la falta de agua impide
que los cationes metálicos sean lixiviados o perdidos en las aguas de drenaje. Los H+ en
este caso no tienen una fuente de abastecimiento a través de la materia orgánica que en
estas regiones es poco abundante, y los cationes de Al tienden a formar compuestos
insolubles.

La capacidad total de los coloides del suelo para adsorber y retener cationes se conoce
como Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC).

3. Saturación de bases

La capacidad de intercambio catiónico de un suelo puede ser satisfecha mediante los


cationes de H, o bien por los demás cationes, como los de Ca, K, Mg y Na, que se
conocen como bases intercambiables.

Cuando son estas bases las que son adsorbidas en las micelas coloidales, se dice que el
suelo está saturado de bases. En los suelos forestales, que son propios de regiones
húmedas, se ha visto que las bases están siendo siempre reemplazadas por H, de modo
que prácticamente nunca en ellos se produce saturación de bases.

Se llama porcentaje de saturación de bases a la proporción de la capacidad total de


intercambio catiónico que está ocupada por bases en el suelo.

Cuando ocurre que el H desplaza a todas las bases de los coloides del suelo, se dice que
el suelo está saturado de hidrógeno. Se trata aquí de un suelo muy ácido. Los cationes de
Al contribuyen también a la acidificación y saturación de H del suelo, porque reaccionan
con el agua desprendiendo cationes de H. La vegetación va a afectar la CIC y al
porcentaje de saturación de bases, puesto que aporta poco Ca al suelo, como son la
mayoría de las coníferas; en tanto que muchas latifoliadas producen un mantillo con
abundante Ca que se descompone más fácilmente y permite una mayor saturación de
bases del suelo.

4. Capacidad de intercambio aniónico

Los elementos que se encuentran preferentemente en la solución suelo son aquellos que
poseen aniones ( NO2-, NO3-, HPO4=, H2PO4-, SO3=, MoO4=, BO3= y Cl-) y
también algunos de los cationes.
Los aniones como son los nitratos, cloruros y los sulfatos son adsorbidos o retenidos en
las superficies coloidales mucho más débilmente que los cationes, y por eso se pierden
fácilmente a través de la lixiviación.

67
Los fosfatos son retenidos más tenazmente en la mayor parte de los suelos como
producto de precipitaciones.

5. La reacción (pH) del suelo

En términos generales se puede establecer que los cationes de H y Al son formadores de


acidez del suelo, en tanto que los demás cationes combaten la acidez del suelo y
promueven la alcalinidad o basicidad.

Existe una cierta estrecha relación entre el pH y el porcentaje de saturación de bases del
suelo; mientras más se reduce la saturación de bases por pérdida de cationes de Ca y
otros a través del drenaje, más ácido se hace el suelo.

La disponibilidad de micronutrientes como son el B, Cu, Mn y el Fe, aumenta de


manera general cuando la acidez del suelo aumenta ( o sea cuando disminuye el pH). En
los suelos donde las reservas de estos nutrientes son normalmente bajas, una reducción
significativa en la acidez del suelo puede dar como resultado la deficiencia de uno o más
de estos elementos esenciales.

Los árboles forestales pueden vivir en excelentes condiciones en suelos con pH muy
bajos. Por otro lado, los efectos indirectos del pH sobre los árboles son de gran
importancia , la mayor parte de estos efectos se relacionan con la nutrición mineral y,
específicamente con la disponibilidad de nutrientes para las plantas.
En los suelos forestales es más importante el problema de la acidez, porque los bosques
crecen, salvo excepciones, en suelos que tienen pH por debajo de 7.

Los efectos indirectos de la acidez extrema sobre los árboles se indican como sigue:

a) Se producen dificultades en la absorción de Ca y Mg, cuya disponibilidad empieza a


disminuir desde pH 7 hacia abajo. El catión K disminuye también su disponibilidad bajo
pH 6.

b) Se dificulta la absorción de P, debido a que produce un aumento de la solubilidad del


Fe y el Al, lo que puede causar la precipitación de fosfatos insolubles (fijación).

c) La disponibilidad de Mo y en parte del S también se ve reducida.

d) Se produce un aumento en la solubilidad y disponibilidad por lo tanto de Fe, Mn, Zn,


Cu y Al, hasta el punto de que llegan a ser tóxicos para las plantas.

e) Las altas concentraciones de H+ producen cambios en la abundancia y actividad de


los microorganismos del suelo.

f) La acidez tiene gran efecto también sobre las propiedades físicas del suelo.

68
CUADRO No 1: FORMAS COMO SE PRESENTAN LOS
MACRONUTRIENTES Y FORMAS DISPONIBLES DE LOS
MICRONUTRIENTES EN EL SUELO

FORMAS COMPLEJAS E
FORMAS SIMPLES SOLUBLES Y
NUTRIENTES INSOLUBLES
DISPONIBLES PARA LAS
DISPONIBLES PARA LAS
PLANTAS
PLANTAS
NITROGENO Compuestos orgánicos: Sales de amonio Nitritos NH4+, NO2-
Proteínas, aminoácidos NO3-
Nitratos
FOSFORO Compuestos inorgánicos: Fosfato de Ca, K, Mg, etc. Formas
Apatita, fosfatos de Ca, orgánicas solubles HPO4= H2PO4-
Fe, Al.
Compuestos orgánicos:
ácidos nucleicos y otros.
POTASIO Feldespatos, micas, arcillas: Iones de K adsorbidos por los
Illitas (silicatos Al) coloides, Sales de K . K+

CALCIO Feldespatos calcita, dolomita Iones de Ca adsorbidos por los


coloides Sales de Calcio Ca++
MAGNESIO Micas, dolomita y Iones de Mg adsorbidos por los
serpentina Arcillas (silicatos coloides Mg++
Al)
AZUFRE Inorgánicos: pirita y yeso Sulfitos y sulfatos de Ca, Mg, K, etc.
Compuestos orgánicos SO3=, SO4=

HIERRO -- Fe++ Fe+++


MANGANESO -- Mn++
ZINC -- Zn++
COBRE -- Cu++, Cu+
MOLIBDENO -- MoO4=
BORO -- BO3=
CLORO -- Cl-

LA MATERIA ORGANICA DE LOS SUELOS FORESTALES

1. Fuentes de materia orgánica

En un suelo puramente mineral, sus características físico químicas son determinadas


sólo por los compuestos inorgánicos del suelo mineral.

a) Una vez que la vegetación aparece sobre el suelo, la actividad de las raíces y de los
microorganismos que se asocian a ellas constituyen la primera fuente de los compuestos
orgánicos que constituyen la materia orgánica del suelo. Luego caen las hojas muertas,
restos de ramas y corteza, restos de flores y frutos. Junto con las raíces, estos residuos
vegetales constituyen la primera fuente de materia orgánica para el suelo.

69
En el bosque estos elementos son incorporados al suelo principalmente por los árboles,
peor la vegetación del sotobosque contribuye también en una gran medida; sobre el
suelo pasan a constituir lo que se llama el piso del bosque. En un sentido general el piso
del bosque constituye el horizonte O del perfil del suelo, conocido comúnmente como
litera, mantillo o simplemente hojarasca del bosque y también frecuentemente con el
nombre inglés "litter".

La litera viene a ser el material vegetal que se acumula anualmente sobre el suelo. La
cantidad de hojarasca que cae anualmente depende del tipo de vegetación y del lugar
donde se encuentra.

La cantidad de materia seca producida por los bosques en el mundo disminuye en forma
general desde los trópicos hacia los polos.

El mantillo se descompone con el tiempo y forma gradualmente el horizonte O, que se


divide normalmente en dos estratos: la capa F, que corresponde al mantillo que se
encuentra en proceso de descomposición y fermentación, y que aún se puede distinguir
la naturaleza física de los elementos vegetales, y la capa H que se encuentra más abajo,
en contacto con el suelo mineral, y en la que no se distingue la naturaleza del material.
En esta capa se produce el proceso de humificación, y ella recibe el nombre de capa de
humus forestal.

b) Una segunda fuente de materia orgánica del suelo lo constituyen los animales, más la
fauna del suelo. Los organismos animales atacan a los residuos vegetales contribuyendo
a su descomposición. Posteriormente sus propios productos de deshecho y sus cadáveres
pasan a incrementar la materia orgánica del suelo. Ciertos animales del suelo,
particularmente las lombrices de tierra y también los ciempiés, cumplen una importante
función trasladando los residuos vegetales hacia el interior del suelo, o incorporándolos
a él.

2. Composición de la materia orgánica

Gran parte de la materia orgánica del suelo esta formada por agua ( 60 a 90 %). Del peso
seco de estos residuos (cenizas) la mayor parte del orden de un 90 %, está constituída
por Carbono, Oxígeno e Hidrógeno. Sin embargo, los demás elementos químicos que
contiene la materia orgánica del suelo, son los elementos nutrientes vitales para el
desarrollo de las plantas.

Las características de la hojarasca, es decir el tipo de vegetación existente, influyen en la


naturaleza del humus. Se dice, en general, que las coníferas poseen sustancias
acidificadoras del suelo, resinas que son muy difíciles de descomponer y que tienen bajo
contenido de calcio, magnesio y potasio. En cambio las especies de latifoliadas,
especialmente las caducifolias en general, contienen grandes cantidades de los minerales
indicados y no poseen sustancias acidificadoras del suelo.

3. Desarrollo del humus - Humificación

La materia orgánica en la superficie del suelo es atacada no solamente por la fauna del
suelo, sino por numerosos microorganismos del suelo (bacterias, actinomicetes y

70
hongos); todos estos organismos producen la descomposición de la materia orgánica. De
la actividad de los microorganismos del suelo resulta una serie de productos solubles, de
los cuales los mas comunes son: Carbono (CO2, HCO3, CH4), Nitrógeno (NH4+, NO2-
, NO3-), Azufre (H2S, SO3=, SO4=), Fósforo (H2PO4- y HPO4=), y también H2O,
Oxígeno, Hidrógeno y una serie de iones.

Todo este proceso de descomposición se llama Humificación y el producto se conoce


como Humus.

Los compuestos que forman los tejidos vegetales de la hojarasca se descomponen a


velocidades diferentes. Los azúcares, almidones y proteínas son los productos que
primero se descomponen; posteriormente se descomponen las hemicelulosas, y
finalmente la lignina, las grasas y las sustancias cerosas y resinas.

Finalmente, todos los compuestos que resultan de la descomposición y humificación de


la materia orgánica se convierten en agua, anhídrido carbónico y minerales; este proceso
se llama mineralización.

El proceso de humificación, en cuanto a la tasa de descomposición de la materia


orgánica depende del clima, de la vegetación y de los microorganismos presentes.

a) Vegetación. Se puede señalar en términos generales, que la hojarasca de las especies


latifoliadas se descomponen más rápidamente que la hojarasca de las coníferas, y de las
especies del orden de las leguminosas, más rápido que la de los demás grupos de
plantas.

La edad de los rodales también influyen, la hojarasca en rodales jóvenes se descompone


más rápido que aquella de rodales viejos.

b) Organismos. La rápida descomposición del mantillo está correlacionada con la


presencia de lombrices y de bacterias en el suelo, condiciones que se dan normalmente
en los bosques caducifolios. Por otro lado la lenta descomposición del mantillo, se
asocia a la ausencia de lombrices y bacterias, y a la abundancia en cambio de hongos
que aumentan la acidez del suelo y desfavorecen la descomposición.

c) El clima. Factor determinante en la tasa de descomposición de la materia orgánica,


puesto que es el determinante de la vegetación que se desarrolla en el suelo y de los
organismos que viven en él. Las condiciones climáticas que favorecen una rápida
descomposición de la materia orgánica, son las temperaturas altas acompañadas de una
alta humedad. No se produce acumulación de hojarasca, porque ésta se descompone y se
incorpora al suelo rápidamente.

4. Características del humus

El Humus, viene a ser una mezcla compleja de color café a café oscuro, que está
constituída por sustancias amorfas más o menos resistentes, originada de la
descomposición de restos vegetales y animales, gracias a la acción de los

71
microorganismos del suelo que provocan la oxidación o hidrólisis de los residuos
vegetales.

El humus posee una superficie y una capacidad de adsorción mucho mayor que la de los
coloides minerales, las arcillas. Del mismo modo la capacidad de adsorción y retención
de agua, el humus mejora la estructura del suelo, haciéndolo mas granular o migajoso.

En los suelos forestales el contenido de material orgánico o humus decrece con la


profundidad.

5. Tipos de humus forestal

Se clasifican en dos grandes grupos: Humus mor y humus mull.

5.1. Humus mor

Es un tipo de materia orgánica que no se ha incorporado al suelo mineral, de modo que


se puede separar como una capa perfectamente diferenciada del suelo mineral
subyacente.

Consiste en una acumulación superficial de restos vegetales; este tipo de humus se


asocia normalmente a los bosques de coníferas, particularmente en las regiones más
frías de las zonas templadas y en las partes altas de las montañas, donde normalmente se
desarrolla el proceso de podzolización.

El humus mor se desarrolla asociado a un material parental que es escaso en calcio y


minerales básicos en general; el pH es inferior a 5.5, frecuentemente en el rango de 3 a
4. Por consiguiente es deficiente en nutrientes y el proceso de descomposición es lento,
son deficientes en nitrógeno y son de baja fertilidad.

5.2. Humus mull

Es el tipo de humus que consiste en una mezcla de materia orgánica y suelo mineral
derivada de la incorporación de la primera en éste último.

El humus mull se asocia generalmente, pero no siempre, con bosques de latifoliadas,


particularmente caducifolias, y tienden a desarrollarse en latitudes más bajas de las
regiones templadas. Las rocas y materiales parentales ricos en bases y en calcio, como
las calizas, favorecen el desarrollo de este tipo de humus. El pH del humus mull fluctúa
entre 6.5 y 7.5 y algo más; en este medio proliferan las lombrices e insectos
transportadores de suelo y aumenta la población bacteriana desplazando a los hongos,
este conjunto de condiciones favorece la nitrificación y la rápida descomposición de la
materia orgánica

6. La relación carbono - nitrógeno

Es un indicador del grado de descomposición de la materia orgánica y de desarrollo del


suelo.

72
En el mantillo fresco la relación carbono nitrógeno (C/N) es alto, debido a que el
contenido de carbono de los restos vegetales es muy alto.

Este cociente puede llegar desde 50:1 (50 partes de carbono por 1 de nitrógeno) hasta
250:1, lo que depende de las especies que componen el bosque; restos vegetales de
leguminosas por ejemplo tienen cuocientes hasta de 20:1.

A medida que los restos vegetales se descomponen, el carbono es liberado en la forma


de CO2, puesto que el proceso consiste en una combustión que consume O2 y libera
CO2; de este modo, a medida que la materia orgánica se humifica la relación C/N se
hace menor llegando hasta 10:1 en suelos tipo mull ricos en calcio. Naturalmente este
valor aumenta en los suelos con humus mor, llegando a cuocientes de 20:1 y aún de
50:1 en la superficie de podzoles.

En los suelos forestales la relación C/N son relativamente altos, sobrepasando


comúnmente la cifra 20:1; cifras del orden de 25:1, ya pueden causar ciertos problemas
de deficiencia de Nitrógeno.

7. Importancia del humus de los bosques

- Aumenta considerablemente la capacidad de retención de los suelos forestales.


- Mejora la estructura y porosidad del suelo.
- La gran capacidad de infiltración de los suelos forestales se debe esencialmente a
su riqueza en humus, una buena infiltración del agua señala que los suelos forestales
no se compactan, si no son alterados.
- El humus forestal previene la erosión de los suelos.
- Posee gran capacidad para adsorber nutrientes minerales en la forma de iones.
- Al igual que la arcilla, el humus es una sustancia coloidal que posee carga eléctrica
negativa en su superficie, mucho mayor que la de las arcillas coloidales.
- Es la mayor fuente de nutrientes minerales para las plantas.

NUTRICION MINERAL DE LOS ARBOLES

El humus es de gran valor para el crecimiento y desarrollo integral de los bosques,


porque promueve las excelentes propiedades físicas de los suelos forestales y constituye
la reserva donde se almacenan los nutrientes minerales que caen al suelo junto con las
hojas y demás elementos que se desprenden de los árboles.

1. La nutrición mineral de las plantas

Es suministrada por el suelo mineral; los elementos minerales que contiene el suelo y
que son necesarios para la vida de las plantas se llaman nutrientes minerales; estos
circulan por el sistema suelo-planta-agua, constituyendo así los procesos conocidos
como ciclos biogeoquímicos o ciclo de los nutrientes.

2. Nutrientes minerales de las plantas

Los elementos minerales que las plantas extraen del suelo constituyen la materia prima
con la cual la planta es construida.

73
Para determinar cuáles son estos elementos minerales que sirven de nutrientes a las
plantas, será analizando sus tejidos para estudiar los elementos químicos que estructuran
a la planta.

Los minerales que se han encontrado en las plantas y que han demostrado ser necesarios
para el funcionamiento y normal desarrollo de ellas se llaman elementos esenciales.
Otros elementos pueden encontrarse en las plantas, pero sin cumplir un papel esencial
en su vida.

Un elemento es esencial:

- Si la planta no puede completar su ciclo de vida sin él.


- Si forma parte de la molécula de un constituyente esencial de la planta.

Normalmente se considera que los elementos esenciales para las plantas superiores son
16, sin embargo en los últimos tiempos se tiende a considerar también al Cobalto (Co)
como un elemento esencial, según lo cual éstos serían 17 (Brady 1974).

Los elementos nutrientes esenciales de las plantas son:

Macronutrientes:

Origen Elementos

Aire y agua Carbono , Oxígeno y Nitrógeno

Aire y suelo Nitrógeno

Micronutrientes:

3. Requerimientos de los árboles y funciones generales de los nutrientes

Los elementos esenciales cumplen las mismas funciones en los árboles que en especies
herbáceas (Kramer y Kozlowski 1960).

No todos los elementos que absorbe un árbol son necesariamente requeridos por él; de
hecho, si el árbol encuentra una gran cantidad de un elemento disponible en el suelo,
generalmente la absorbe también en gran cantidad, lo que se llama consumo en exceso
o superfluo.

Las cantidades de nutrientes que absorben los árboles varían considerablemente; en


términos generales las latifoliadas son más exigentes que las coníferas en cuanto a
cantidad de nutrientes en el suelo, entre estas últimas, las especies del género Pinus son
las menos exigentes.

Las exigencias de nutrientes del suelo por parte de los árboles varían con la edad; el
consumo se hace máximo cuando los rodales llegan a la edad de fustales.

74
3.1. Nitrógeno (N). Después de C, H y O el N es el elemento más común encontrado en
los árboles.

Es un componente de las proteínas, aminoácidos, coenzimas y muchas vitaminas;


debido a que el N es un componente de múltiples substancias las deficiencias de este
nutriente significan interferencias con el crecimiento.

3.2. Fósforo (P). Forma parte de las nucleoproteínas y de los fosfolípidos ; a través de
los grupos fosfato, constituye el principal agente de transferencia de energía en el
metabolismo de la planta.

3.3. Potasio (K). Funciona como activador de muchas enzimas, también cumple
funciones en el movimiento de apertura y cierre de los estomas. Las deficiencias de K
afecta las yemas y el crecimiento de las raíces.

3.4 Calcio (Ca). Como constituyente de las plantas, es el elemento cementante en las
paredes celulares y que favorece su elasticidad y a su vez cumple una función de
absorción del agua y nutrientes.

Es un elemento muy poco móvil en la planta, por ello las deficiencias en Ca se


manifiestan primero y con mayor gravedad en los tejidos jóvenes o meristemáticos.

El Ca contrarresta los efectos nocivos de cantidades excesivas de Na, Al, Mn y


minerales pesados que se producen a pH bajos.

3.5 Magnesio (Mg). Es el constituyente central de la molécula de clorofila y además es


activador de numerosas enzimas.

El Mg es fácilmente transportado desde los tejidos maduros a los tejidos jóvenes. El


exceso de Mg produce también efectos dañinos que pueden ser contrarrestados
agregando Ca al suelo.

3.6. Azufre (S)_. Componente importante de los aminoácidos y por lo tanto de


proteínas.

3.7 Hierro (Fe). Elemento esencial en la síntesis de la clorofila y se encuentra en gran


cantidad en los cloroplastidios.

3.8. Manganeso (Mn). Es un activador de muchas enzimas y es esencial en la síntesis


de la clorofila.

3.9 Boro (B). Es un nutriente requerido en muy pequeñas cantidades por las plantas,
sobrepasando las cuales se hace tóxico.

3.10. Molibdeno (Mo). Es el principal componente de las llamadas metaloenzimas;


funcionan en la fijación del N y en la reducción del nitrato.

3.11 Cobre (Cu). Es otro elemento que forma parte de varias enzimas; es un metal que
en exceso se transforma en tóxico.

75
3.12. Zinc (Zn). Es componente de varias metaloenzimas; las deficiencias en Zn
producen el desarrollo de hojas pequeñas y rosetas.

La gomosis o exudación de resina alrededor de las yemas se produce en el Pinus radiata


debido a deficiencias en Zn.

3.13. Cloro (Cl). Cumple una función muy importante en el proceso de la fotosíntesis;
las deficiencias se manifiestan en disminución notoria del crecimiento, marchitez de las
hojas.

SUELOS DE LAS TRES REGIONES NATURALES

1. SUELOS DE COSTA

Ocupan 10 millones de ha. de la superficie territorial y como suelo agrícola 800,000 ha.
Son suelos cultivados bajo riego, muy fértiles, con alta CIC, con carga permanente alta,
con carga dependiente del pH baja. Están constituídas por arcillas tipo 2:1 como las
montmorillonitas y vermiculitas.

Los problemas que tienen estos suelos es que son suelos salinizados, se calcula que
existe un 30% de suelos en proceso de salinización.

1.1. Clases de Suelos Salinos en la Costa

Según Richard y Hilgard se tienen los siguientes:

a. Suelos Salinos.- Son aquellos que contienen sales solubles principalmente de


minerales alcalinos térreos (Ca, Mg) cuya conductibilidad eléctrica es mayor de 4
mmhos/cm. El pH es menor de 8.5 y el porcentaje de sodio intercambiable menor de
15%.

Estos suelos son los que abundan en la costa peruana, por supuesto que limitan la
producción y productividad de cultivos.

b. Suelos Salino-Sódico o Salino Alcalino.- Son suelos que tienen una CE mayor de
4mmhos/cm, el pH es >= que 8.5, con un porcentaje de sodio intercambiable mayor de
15%

Estos suelos son importantes porque son los más nocivos, debido a que tienen en sí las 2
características de salinidad, por un lado son salinos simplemente y por otro son también
sódicos o alcalinos, es decir tienen más del 15% de sodio intercambiable.

En el país son un problema este tipo de suelos, pues reducen la posibilidad de producir
más, los cuales tienen que ser mejorados.

c. Suelos Sódicos o Suelos Alcalinos negros.- Son suelos que tienen una CE menor de
4 mmhos/cm, un pH mayor de 8.5 y porcentaje de sodio intercambiable mayor de 15%.

76
A estos suelos también se les llama álcali negros debido a que el alto porcentaje de
sodio intercambiable ataca la materia orgánica disgregándola y provocando una
coloración negra del suelo a causa de la Materia .Orgánica del suelo.

Los suelos sódicos no siendo los más abundantes son los más peligrosos para los suelos
por su alta toxicidad, y éstos son los más difíciles de mejorar.

1.2. Suelos Salinos en el Perú

Casi todos los suelos salinos del Perú se encuentran en la costa, debido a la ausencia de
lluvias. La acumulación de sales obedece a: Presencia de una napa freática salina, riegos
con aguas salinas, presencia de una capa impermeable en el perfil del suelo, falta de
evacuación del agua de riego en suelos moderadamente salinos.
En algunos lugares de la sierra también existen suelos salinos como en le valle de
Condebamba-Cajamarca.
En la costa existen alrededor de 200,000 has. de suelos ocupados con foresta nativa,
donde principalmente predomina el "algarrobo", en menor
proporción tenemos el "hualtaco", "guayacán", "palo santo", etc. estos suelos son
situados en la costa norte principalmente Piura y Tumbes.
Los suelos forestales de costa son muy ricos en elementos nutritivos de fósforo en forma
de fosfatos de Ca y fosfatos solubles, contienen alta cantidad de Nitrógeno en forma de
nitratos y amonio; de potasio en forma de sulfatos de K y cloruros de K y si el pH es 7 o
ligeramente menor que es muy difícil de encontrar, en este caso se encuentra suficientes
elementos menores, en caso de pH elevado mayor de 8 habrá deficiencia de elementos
menores.

2. SUELOS DE SIERRA

La sierra a pesar de tener una superficie vasta, aunque agreste y accidentada de


alrededor de 50 millones de ha. donde el 25% es rocoso y el 25% con pastos naturales
de baja calidad, se puede encontrar fácilmente 10 millones de ha. con aptitud forestal.

Los suelos de sierra tienen las siguientes características:

a) Poseen un clima templado a frío favorable para ciertas especies exóticas procedentes
de zonas templadas del globo terráqueo.

b) Poseen suelos cuyas edades fluctúan de jóvenes a maduros, por tal razón su estado
nutricional varía de fértil a medianamente fértil.

c) Los suelos de sierra son pobres en N, pero ricos en fósforo potasio y elementos
menores.

d) Son altamente erosionables.

e) Presentan perfiles jóvenes de naturaleza A/C o A/R (Entisoles).

77
f) Los suelos de laderas ocupan el 50%, suelos de puna 30% y suelos de valle 20%. Los
suelos de ladera se caracterizan por tener poca profundidad efectiva de 05 a 30 cm;
presentan afloramientos rocosos.

g) La CIC varía de media a alta, predominando las arcillas tipo 2:1 del tipo illitas con 30
- 40 m.e./100 gr. de suelo.

h) Los suelos presentan equilibrio dinámico entre velocidad de formación y velocidad


de erosión.

i) Los suelos están sujetos a climas variables según las altitudes.

3. SUELOS DE SELVA

3.1. Suelos de Selva Alta

- Presentan topografía agreste a consecuencia de la Cordillera Oriental de los


Andes.
- Presentan suelos ácidos con pH de 3 a 6
- La CIC es baja de 5-15 m.e/100 gr. de suelo.
- El volumen de saturación de cationes también es bajo de 20 a 40%.
- Los tipos de suelo que presentan son los entisoles, alfisoles, ultisoles y las
lateritas hidromórficos.
- La presencia de Al cambiable es un problema ya que provoca toxicidad para las
plantas.
- Están fuertemente sujetos a erosión cuando son rozados y quemados la
vegetación forestal.
- Presentan los suelos una fertilidad media a baja. Predominan lar arcillas tipo 1:1
como las kaolinitas y las halloysitas.

3.2. Suelos de Selva Baja

- La llanura amazónica se encuentra a menos de 500 m.s.n.m.., representa el 50%


del territorio, comprende 70 millones de has, de los cuales el 10% pueden tener
potencial agrícola.
- Los suelos están sujetos a un régimen de temperatura que va de isotérmico a
isohipertérmico (T° media 22°C). Un régimen de humedad que va de Udico a
Perúdico.
- Los componentes del bosque son principalmente latifoliadas.
- La materia orgánica de los bosques, tienen alta importancia para el
crecimiento de los mismos árboles y se incorporan hasta 20 cm. de profundidad.
- Los suelos subyacentes a la materia orgánica son degradados y están constituídos
por arcillas tipo 1:1 como las kaolinitas y las halloysitas.
- La CIC es baja y varía de 3 a 10 me/100 gr de suelo.
- El volumen de saturación catiónica es menor a 35%; por consiguiente estos
suelos son pobres en cationes.
- El pH es ácido y varía de 3 a 5 unidades.
- El grado de fertilidad de los suelos es muy baja, debido a que han sido
intensamente lixiviados..

78
- Los tipos de suelos que presentan son los alfisoles, ultisoles y oxisoles.
- Estos suelos presentan problemas por la presencia del Al cambiable, provocando
una alta toxicidad.
- Se caracterizan por presentar una carga permanente baja y una carga dependiente
del pH alta.
- Se caracterizan por su alta capacidad de adsorción química de iones fosfato y
sulfato.

ANEXOS
SUELOS - SIERRA

ESCALAS PARA INTERPRETACIÓN DE DATOS DE SUELOS


TEXTURA (1)
TÉRMINOS GENERALES
SUELOS TEXTURA CLASE TEXTURAL
Arena (gruesa, media, fina y muy fina)
Arenosos Gruesa Arena franca (gruesa, media, fina y muy
fina)
Moderadamente Gruesa Franco arenosa gruesa
Franco arenosa
Franco arenosa fina
Franco arenosa muy fina
Francos
Media Franca
Franca limosa
Limo
Franco arcillosa
Moderadamente Fina Franco arcillo arenosa
Franco arcillo limosa
Arcillo arenosa
Arcillosos Fina Arcillo limosa
Arcilla

PORCENTAJE DE SATURACIÓN DE BASES (2)


NIVEL SUMA DE CATIONES ACETATO DE AMONIO
Bajo Menor de 35 Menor de 50
Alto Mayor de 35 Mayor de 50

PROFUNDIDAD EFECTIVA (1)


TERMINO DESCRIPTIVO RANGO (cm)
Muy superficial < de 25
Superficial 25 - 50

79
Moderadamente Profundo 50 - 100

Profundo 100 - 150

Muy profundo > de 150

PENDIENTE (1)
TERMINO DESCRIPTIVO RANGO (%) SÍMBOLO

Plana a Ligeramente inclinada 0- 4 A


Moderada a Fuertemente inclinada 4 - 15 B

Moderadamente empinada 15 - 25 C

Empinada 25 - 50 D

Muy Empinada 50 - 75 E

Extremadamente empinada + 75 F

PORCENTAJE DE SATURACIÓN DE BASES (2)


NIVEL SUMA DE CATIONES ACETATO DE AMONIO
Bajo Menor de 35 Menor de 50
Alto Mayor de 35 Mayor de 50

REACCION DEL SUELO (1)


TERMINO DESCRIPTIVO RANGO (pH)

Extremadamente ácida < de 4.5


Muy fuertemente ácida 4.5 - 5.0
Fuertemente ácida 5.1 - 5.5
Moderadamente ácida 5.6 - 6.0
Ligeramente ácida 6.1 - 6.5
Neutra 6.6 - 7.3
Ligeramente alcalina 7.4 - 7.8
Moderadamente alcalina 7.9 - 8.4
Fuertemente alcalina 8.5 - 9.0
Muy fuertemente alcalina > 9.0

80
MATERIA ORGÁNICA (2)
NIVEL %
Bajo < de 2
Medio 2-4

Alto > de 4

POTASIO DISPONIBLE (2)


NIVEL %
Bajo < de 272
Medio 272 - 400

Alto > de 400

FOSFORO DISPONIBLE (2)


NIVEL Ppm P2O5 (Kg/ha)
Bajo Menor de 7 Menor de 50
Medio 7 - 14 50 - 80

Alto Mayor de 14 Mayor de 80


(1) Soil Survey Manual, 1981.
(2) Departamento de suelos y Fertilizantes de la Universidad Nacional Agraria, La
Molina.

ANEXO DE SUELOS

DETERMINACIONES Y METODOS EMPLEADOS EN EL LABORATORIO


DE ANÁLISIS DE SUELOS

Análisis Mecánico Textural: Método del Hidrómetro de Bouyoucos


Conductividad Eléctrica: Lectura del extracto de saturación en celda eléctrica
pH : Método del Potenciómetro, relación suelo agua 1:1
Calcáreo Total: Método gaso - volumétrico
Materia Orgánica: Método de Walkley y Black
Fósforo Disponible: Método de Olsen Modificado, Extractor NaHCO3 0.5M, pH 8.5
Potasio Disponible: Método de Peech, extractor Acetato de Sodio, pH 4.8

81
Capacidad de Intercambio: Método del Acetato de Amonio 1N, pH 7.0
Catiónico (CIC)
Cationes Cambiables: Determinaciones en el Extracto de Amonio:
Ca: Método del E.D.T.A.
Mg: Método del Amarillo de Tiazol
K: Fotómetro de Llama
Na: Fotómetro de Llama
Aluminio Cambiable: Método del KCl 1N

* Laboratorio de Análisis de suelos y Fertilizantes de la Universidad Nacional del


Centro del Perú (UNCP).

Referencias Bibliográficas

1. Arca, M. 1983. El suelo y la planta. Nets Editores. Tomo 4 Lima.


2. Back, C, A. Relaciones Suelo-Planta. Hemisferio Sur, Buenos Aires, 1975.
3. Brady, N.C. y Weil,R. R.: The Nature and properties of Soils. Prentice Hall, Upper
Sanddle River, New Jersey, 12a edition, 1999.
4. Besoain, E. 1985. Mineralogía de arcillas de suelos. San José, Costa Rica.1205 p.
5. Buckman, H.O. y Brady, N.C. Naturaleza y Propiedades de los Suelos. Texto de
Edafología para enseñanza. UTEHA, México, D.D., 1993.
6. Boul, S.W.: Génesis y Clasificación de Suelos. Trillas, México, 1998.
7. Cobertera, L.E. 1993. Edafología Aplicada. Ediciones Cátedra S.A. Madrid. 326 p.
8. Dane, J. H. y Toop, G.C. Methods of soil Analysis. Part 4.Physical Methods. Soil
Science. Society of América. Madison, Wisconsin, 2002.
9. Donoso, c.: Ecología Forestal: El Bosque y su Medio Ambiente. Universidad
Austral de Chile, Facultad de Ciencias Forestales, Santiago, Chile, 1992.
10. Fonth, H. D.: Laboratory Manual for Introductory Soil Science. W.C. Brown,
Dubuque, Iowa, 1976
11. Gessel, S.P.: Forest Site and Productivity. Martinus Nijho. Publishers, Dordrecht,
the Netherlands, 1986.
12. Hilled, D.: Soil and Water: Physical Principals and Processes. Academic Press,
New York, 1971.
13. Fundamentals of Soil Physics. Academic Press, New York, 1980.
14. Honorato, R.: Manual de Edafología. Ediciones Universidad la Católica de Chile,
Santiago, hile, 1993.
15. Peralta, M.: Uso Clasificación y Conservación de Suelos. Servicio Agrícola y
Ganadero, Santiago, Chile, 1976.
16. Princhett, W. L.: Suelos Forestales. Propiedades, Conservación y Mejoramiento.
LIMUSA Noriega, México ,1990
17. Russell, E.W.: Soil Conditions and Plant Growth. Longman, London, 9a edición
.1961.

82
18. Sandzawka, A.: Métodos de Análisis de Suelos. Informe. Técnico, Instituto de
Investigaciones Agropecuarias. Serie La Platina N 16, 200 P., 1990.
19. Soriano Ma. y Pons V. Practicas de edafología. Alfa Omega Grupo editor. México.
40 Pp. 2004.
20. Singer M. J. y Muñiz. Solis. An Introduction. Prentice Hall Saddle River, New
Jersey, 5ta. Edición , 2002
21. Sparks, D, L.: Environmental Soil Chemistry. Academic Press, San Diego,
California, 1995.
22. Ministerio de Agricultura. 2009. Reglamento de clasificación de suelos. Lima –
Peru. 78 Pag.
23. Methods of Soli Analysis. Part 3 Chemical Methods. Soil Science Society of
América, Madison, Wisconsin, 1996.
24. Porta, J.,M. López-Acevedo y C. Roquero 1994. Edafología. Para la agricultura y
el medio ambiente. Ed. Mundi-Prensa, Madrid 807 p.
25. Summer, M.E.: Handbook of Soil Science .CRC Press, Boca Raton, Florida,
2000.
26. Tan, K.H.: Principles of Soil Chemistry. Marcel Dekker, New York, 3a Edición,
1998.
27. Thompson. L. M. y Thoeh, F.R.: Los Suelos y su fertilidad. Reverte, Barcelona,
4ª Edición, 1982.
28. Tosso, J.: Suelos Volcánicos de Chile, Instituto Nacional de Investigaciones
Agropecuarias, Santiago, Chile, 1985.
29. Universidad de Chile: Suelos una Visión actualizada del Recurso. Publicaciones
Misceláneas Agrícolas N° 38 Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agrarias
y Forestales, Santiago, Chile, 2ª edición, 1994.
30. Van Elsas, J.D. y Trevors, J, T.: Modern Soil Micribiology. Marce Dekker, new
Cork, 1997.
31. Weaver,R.W.; Angle , J.S. Y Bottomley, P.S: Methods of soil Analysis. Part 2.
Micribiological and Biochemical Properties. Soil Science Society of America,
Madison, Wisconsin, 1994.

83