Sunteți pe pagina 1din 2

Mitos y Verdades por Yokoi Kenji

Cristian Custodio Loyola

Yokoi Kenji empieza diciendo que en japonés dicen: "desconocer una verdad, me hace

esclavo de una mentira". O que conocer una verdad a medias es una mentira doble, y que ello

hace que tengan muchas frases que expliquen el cómo debe comportarse o ser una persona, pues

existen muchos mitos o creencias sobre esa cultura.

Y va diferenciando entre los mitos que no son dañinos como el que decimos "el Sol

sale", pero el Sol no sale, nosotros damos vueltas alrededor del Sol que es diferente. "La ropa me

queda pequeña", no, la ropa no le queda pequeña, usted está engordando, que es diferente. Y es

ahí donde aborda los tres mitos que hace que una persona, en este caso los llamare

latinoamericanos, crea que Japón sea más privilegiado por ello.

Empecemos por el primer mito, los japoneses son más inteligentes, pero lo que él nos da

entender en su ponencia es que los japoneses no son inteligentes, más si Disciplinados, es ahí que

la primera lección se puede traducir como “La disciplina tarde o temprano vencerá a la

inteligencia”. Entendiendo como disciplina la autorregulación del comportamiento, el levantarse

temprano, ser puntuales, cumplir con la palabra empeñada, cumplir con sus labores de manera

eficiente, etc. Es importante inculcar en nuestros hijos este sentido de la disciplina, no como

imposición sino como convicción de que mediante ella lograrán alcanzar las metas que se hayan

propuesto, porque tarde o temprano en un trabajo, en un negocio o en lo que emprendan será la

disciplina la llave que les abra la puerta del éxito.

El Segundo Mito es, los japoneses son karatecas, y nos habla sobre que el karate, es un

arte marcial que estimula el cuerpo, además es algo espiritual y aumenta las capacidades físicas,
es algo que se utiliza más para defenderse que para atacar violentamente, este arte se inició

principalmente para prevenir los ataques que eran constantes en japón hace ya algunos años.

Esto, se basa en fomentar el carácter de las personas pero de una forma pacífica y

controlada. De hecho como lo explica en el video, ellos hasta prefieren ser atacados a atacar. Su

filosofía, es basada en la paz y conciencia interior. Y esa paz o tranquilidad o mejor dicho

paciencia, se traduce en que el éxito fácil o rápido es falso, Japón entendió que el paso a paso

lento y seguro, planificado es mejor, eso es un éxito verdadero.

El tercer mito es, ¿los japoneses son ricos?, los japoneses no son ricos realmente, es decir

no tienen que explotar naturalmente, en cambio Colombia o Latinoamérica si, siendo esta la base

de la consecución del dinero; en Colombia se nada en frutas, como nos explica Yokoi Kenji, pero

se ha hecho de la miseria una empresa, porque pedir en las calles se ha convertido en un buen

negocio, se maneja una mentalidad de pobreza, pero no hay pobreza. En Japón, sus habitantes,

por ejemplo, esperan un año, a que llegue el verano para poder saborear un pequeño trozo de

Sandía, en Colombia, en cambio es común comerla cualquier día del año a un bajo costo.

Entonces ¿Que tiene Japón que no tiene Colombia?

El afirma; Japón es solo una pequeña Isla, tal vez la cuarta parte de Colombia, con

aproximadamente 130.000.000 de habitantes, que saben el secreto de la riqueza está en su gente.

Entre ellos mismos aprendieron a valorarse y apreciar las habilidades de cada uno. Colombia, lo

tiene todo, excepto el valor a sí mismo y a sus semejantes, así como las ganas de descubrir y dar

a conocer sus habilidades. Al igual que en Perú, ser peruano, es un honor, pero a veces la poca

disciplina nos aleja de las buenas oportunidades y nos falta constancia para alcanzar el Éxito.