Sunteți pe pagina 1din 5

SULFONACION

I. INTRODUCCION

DEFINICION: La sulfonación puede definirse como el proceso en virtud del cual tiene lugar la unión
del grupo

A un átomo de carbono o de nitrógeno de un compuesto orgánico. El gripo ácido sulfónico se


puede introducir por una gran variedad de agentes, y también por procedimientos directos e
indirectos; las sulfonaciones directas se pueden llevar a cabo con disoluciones de trióxido de
azufre, ácido clorosulfónico y cloruro de sulfurilo. El grupo sulfónico se puede introducir por
sustitución de los átomos de hidrogeno por acido sulfuroso o sulfitos alcalinos. Los compuestos
olefínicos se pueden convertir en ácidos sulfónicos saturados por tratamiento con sulfitos y
bisulfitos, o bien en ácidos no saturados por reacción con ciertos compuestos de adición del
trióxido de azufre.
Una de las características distintivas entre los compuestos aromáticos y alifáticos reside
precisamente en la facilidad con que los hidrocarburos no sustituidos aromáticos aromáticos
forman ácidos sulfónico al reaccionar con ácido sulfúrico de mediana concentración.

APLICACIONES DE LOS ACIDOS SULFONICOS

Una de las aplicaciones más importantes de los ácidos sulfónicos está sin duda alguna en la síntesis
de productos intermedios para los colorantes. Sustituyendo en grupo sulfónico en los compuestos
aromáticos, es posible efectuar la preparación de compuestos con los grupos nitro, hidroxilo,
amino y halógeno. Una de la ventaja esencial del grupo sulfónico es la propiedad que tiene de
aumentar la solubilidad de los compuestos de que forma parte en disolución acuosa, lo que facilita
la conversión subsiguiente de dicho compuesto o su aplicación directa.

II. AGENTES DE SULFONACION

Los principales agentes de sulfonación y sus aplicaciones. Los más empleados son:
1. Anhídrido sulfúrico
a. Ácido sulfúrico concentrado.
b. Óleum (solución de SO3 en H2SO4 de 100%).
c. Anhídrido sulfúrico solo.
d. Compuestos de adición del anhídrido sulfúrico con dioxano, trioxano y piridina.
2. Cloruro de sulfurilo, SO2Cl2, anhídrido sulfuroso y cloro (sulfocloración), y anhídrido
sulfuroso y oxigeno (sulfooxidación).
3. Sulfitos y sulfitos ácidos.
a. Ácidos clorosulfónico y aminosulfónico.
4. Sulfatos ácidos y polisulfatos.
5. Diversos sulfonantes.
La elección del agente y técnica a utilizar viene determinados por factores tales como las
propiedades químicas y físicas del compuesto orgánico, y también por las características
económicas de los métodos en competencia, el óleum y el ácido sulfúrico son con mucho los
agentes de sulfonación de empleo más general, prácticamente son eficaces para la sulfonación
directa de todas las clases de compuestos aromáticos. Sin embargo, los hidrocarburos parafínico
solo se sulfonan con estos sulfonantes en las condiciones más enérgicas, originando entonces
productos de sulfonación y oxidación.

ACIDO SULFURICO

PROPIEDADES: En los procesos de sulfonación, la conducta química del ácido sulfúrico está
condicionada en gran parte por su poder deshidratante. El anhídrido sulfúrico forma con el agua
un buen número de hidratos bien definidos. Los hidratos principales que tienen categoría de
agentes de sulfonación son:

SO3
Anhídrido
H2SO4
Monohidratado

Los hidratos del ácido sulfúrico existen a bajas temperaturas como compuestos cristalinos
definidos; al aumentar la temperatura, todos ellos se descomponen con más o menos facilidad,
con desprendimiento del trióxido de azufre o de agua. En su forma ordinaria presentan todas las
propiedades de las soluciones sencillas, y se puede suponer que entre el SO3 y el H2O existe una
serie consecutiva de disoluciones o líquidos homogéneos, entre los que se distinguen hidratos
definidos. En otras palabras, el término ácido sulfúrico es el nombre genérico de una serie de
disoluciones de anhídrido sulfúrico en agua, algunas de las cuales son hidratos químicos del SO3, y
la mayoría de ellas son sencillamente disoluciones del gas de una concentración determinada.
La experiencia ha demostrado que la actividad del ácido sulfúrico como agente de sulfonación
depende de su concentración, y de ella depende también su calor de disolución y su poder
deshidratante, siendo esta característica una medida de la actividad química de SO3 o HO3S+.
El vapor del ácido sulfúrico está completamente disociado en agua y anhídrido sulfúrico a 450°C.
Sin embrago, a las temperaturas ordinarias está más o menos unido, formando hidratos; esta
unión se hace más débil a medida que se eleva la temperatura. Estas propiedades del ácido
sulfúrico han hecho creer que, en realidad, es el SO3, bien disuelto o combinado con el ácido
sulfúrico, el que actúa como verdadero agente de sulfonación. Se sabe, por otra parte, que el
trióxido de azufre, líquido o gas, puede emplease en la preparación de ácidos sulfónico, siendo en
realidad la reacción un proceso de adición, así:
R.H + H2O.SO3  R.SO3H
La acción sulfonantes del ácido sulfúrico puede representarse por la siguiente ecuación:
R.H + H2O.SO3  R.SO2.OH +H2O
El agua se obtiene, por tanto, como subproducto, y está demostrado que al aumentar la
concentración de agua decrece la velocidad de sulfonación. La concentración crítica de ácido no es
la misma para todas las sulfonaciones; puede depender de la temperatura y especialmente de la
reactividad especifica del compuesto orgánico frete al ácido sulfúrico; esta última característica
está relacionada con el tipo, estructura, grupo sustituyentes, etc., en el compuesto sometido a
tratamiento.

TRATAMIENTO DE COMPUESTOS ALIFATICOS CON ACIDO SULFURICO

El ácido sulfúrico no reacciona con los hidrocarburos parafínico saturados, y solo empleado óleum
en presencia de un compuesto orgánico de carbonilo, tal como el acetato de etilo, como
disolvente. Pueden los compuestos que contienen 6 a 8 átomos de carbono convertirse
directamente en los correspondientes ácidos sulfónico. Sin embargo, el ácido sulfúrico se combina
fácilmente con los compuestos olefínicos y ácidos grasos no saturados para formar sulfatos de
alquilo, de los cuales los de C12 a C18 son detergentes empleados en lavanderías y en la industria
textil.
Esta reacción se emplea también para la preparación de alcoholes
H2C:CH2 + SO4 H2  C2 H5 – O– SO2OH
Y en la separación industrial de hidrocarburos no saturados, obtenidos en las operaciones de
cracking de petróleos. Este proceso, los mismo que el tratamiento del etanol por ácido sulfúrico,
da lugar a la formación de sulfatos o esteres de alquilo en los que un átomo de hidrogeno, tal vez
el del hidroxilo del ácido sulfúrico, ha sido sustituido. Las formulas siguientes aclararan los
conceptos

Ácido sulfúrico
Ácido etilsulfúrico

Comparación ácido sulfúrico versus anhídrido sulfúrico


ÁCIDO CLOROSULFÓNICO

El ácido clorosulfónico es empleado casi enteramente en la preparación de cloruros sulfónico


aromáticos o heterocíclicos conforme a las ecuaciones siguientes:
R.H + Cl.SO3H  R.SO2OH + HCl (1)
R.SO2OH + Cl.SO3OH  R.SO2Cl + H2SO4 (2)
La reacción (1) se emplea algunas veces para preparar los ácidos sulfónico, no obstante el hecho
de que el desprendimiento de HCl y la ocurrencia parcial inevitable de la reacción (2) son
objetables.
El ácido sulfúrico, el óleum y el ácido clorosulfónico son empleados ordinariamente en exceso, con
lo que de pasada obran como disolventes baratos, de baja viscosidad, para el ácido sulfónico o el
cloruro sulfónico formados. El anhídrido sulfúrico puede emplearse directamente en la forma
líquida comercial o es fácilmente evaporado (44.8°C) y tal vez diluido con un gas inerte (aire seco)
antes de la introducción en el reactor. El anhídrido sulfuroso líquido es un excelente disolvente de
sulfonación para emplearlo con el anhídrido sulfúrico, el ácido clorosulfónico, o el óleum. Sin
embargo, los problemas de recuperación del disolvente han impedido su aceptación industrial. En
la preparación de cloruros sulfónico (con el ácido clorosulfónico) no se emplea ningún disolvente
en la práctica industrial; con frecuencia se emplea el cloroformo como medio de reacción para
preparaciones de laboratorio. El anhídrido sulfúrico puede emplearse ventajosamente con varios
disolventes clorados con los cuales es miscible, tales como el tetracloruro de carbono y el
triclorofluorometano.
TRATAMIENTO DIRECTO CON ANHÍDRIDO SULFUROSO

El desarrollo industrial de este estudio es relativamente reciente y es aplicable especialmente a la


preparación de alcanosulfonatos. Este procedimiento, conocido como sulfocloración, comprende
el tratamiento directo de los alcanos con una mezcla de anhídrido sulfuroso y cloro en presencia
de luz o de otros catalizadores para formar los cloruros sulfonílicos, del modo siguiente:
R.H + SO2 + Cl2  RSO2Cl + HCl

El cloruro de sulfurilo, SO2Cl2, reacciona de manera semejante. El procedimiento estrechamente


relacionado de la sulfooxidación se verifica por la reacción:
R.H + SO2 + ½ O2  R.SO2OH

La oxidación de los tioles (mercaptanes) y de los derivados de los tioles se emplea frecuentemente
para preparar los sulfonados de las series alifática y heterocíclica. Pueden emplearse varios
agentes oxidantes; la reacción es la siguiente:

2 R.SH + 3 O2  2 R.SO2OH
El cloruro sulfonílico correspondiente se forma cuando se emplea como agente oxidante el cloruro
acuoso:
R.SH + 3 Cl2 + 2 H2O  R.SO2Cl + 5 HCl