Sunteți pe pagina 1din 3

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE N° 2

1. ¿Cuál era la definición romana de persona?

Aulo Gelio (Noches Aticas, 5, 7), erudito del s. II d.C., dice que Gabio Basso en
su Tratado del origen de los vocablos, equipara el término persona a máscara teatral,
haciéndolo derivar del verbo personare (= resonar), pues no teniendo la máscara, que
cubre por completo el rostro, más que una abertura en el sitio de la boca, la voz, en vez
de escapar en todas direcciones, se concentra en una sola salida volviéndose más
penetrante y fuerte.

Al margen de esta discutida terminología, en el Derecho moderno la


palabra persona equivale a ser humano con personalidad jurídica, o lo que es lo mismo,
persona se identifica con sujeto de derecho.

En un principio la palabra PERSONA, no fue empleada por los romanos para referirse a
todos los seres humanos, sino únicamente a los sujetos de Derecho.

Linnero Ysnfran dice que el Derecho Romano reconoce dos tipos de personas físicas y
una de ellas carecía totalmente de derechos, estos eran los esclavos y los extranjeros.

Sin embargo, había otra acepción donde se afirma que en Roma solo existía un tipo de
persona o Sujeto de Derecho, y éste era el hombre que reunía estas condiciones
exigidas por el Derecho Romano: Ser Libre (STATUS LIBERTATIS), Ser Ciudadano
(STATUS CIVITATIS), y Ser Jefe de Familia (STATUS FAMILIAE). Únicamente la
posesión de estos tres estatus daba al hombre plena capacidad jurídica y calidad de
persona.

2. Enumere y describa la tipología romana entre individuos desde el punto de vista


jurídico.

Los romanos identifican a la persona bajo las siguientes palabras “PERSONAE ET


HOMUS STATUS PRAEDITUS”, es decir que la persona es el hombre dotado de
condición jurídica.

En Roma para ser considerado persona tenía que reunir tres status o condiciones: status
libertatis (ser libre), status civitatis (ser ciudadano) y status familiae (no estar bajo
ninguna potestad), condiciones integradores de la personalidad o caput (o cabeza), que
era el estado o situación de capacidad plena de los seres humanos.

La falta de un status se le conocía como CAPITIS DEMINUTIO o la disminución del


derecho.

STATUS LIBERTATIS, es la condición más importante. Si se pierde la libertad, se pierde


todo lo demás (la ciudadanía y la familia), tal como señala Florentino en el Digesto, “es
libertad la natural facultad de hacer lo que se quiere con excepción de lo que se prohíbe
por la fuerza o por la ley”. (Dig. L 1,5,4)(Inst. L1,11).

Se puede ser libre y no ciudadano pero al contrario no; si no eres libre, no puedes ser lo
demás, siendo según Gayo, la libertad la máxima cualidad de los seres humanos,
debiendo puntualizar que no todos los hombres libres son considerados como personas.

STATUS CIVITATIS, en el Ordenamiento Jurídico romano en materia de nacionalidad,


el hombre libre, o bien era ciudadano romano, civis, y por ende, miembro de pleno
derecho de la ciudad-estado, que era la civitas romana, o bien era un no ciudadano,
peregrinus, esto es una persona que, no obstante tener su residencia, en una ciudad,
municipio o colonia situada en el territorio estatal romano, no tenía reconocida la
ciudadanía romana.

Sin embargo, para Von Mayr esta condición podría referirse el haber el servicio militar,
lo que otorgaba el STATUS CIVITATIS.

A las personas pertenecientes a otros pueblos, vivían fuera del orbe romano, se les daba
la denominación de bárbaros, barbari, o se les encuadraba la categoría de enemigos,
hostes, cuando pertenecían a comunidades con las que Roma tenía relaciones hostiles.
Una posición intermedia, entre estas dos categorías, se correspondía con la condición
de los latinos.

En el año 212 d.C., Antonio Caracalla concede la calidad de ciudadanos romanos a todos
los habitantes del Imperio; antes solo se consideran como ciudadanos a “los nacidos en
el contorno de la urbe” (Dig. L, 50,16,147). Con estos término se naturalmente al
predominio del JUS SOLI (derecho de suelo) sobre el JUS SANGUINIS (derecho de
sangre).

STATUS FAMILIAE, es la situación o posición jurídica en que se encuentra un hombre


libre y ciudadano con relación a una determinada familia. La distinta situación en la
familia puede influir sobre la capacidad jurídica en el sentido de aumentarla o disminuirla,
existiendo por lo tanto frente a la familia 2 tipos de personas:

A) SURI IURIS, Son aquellas personas dueñas de sí mismas, es decir, aquellos que no
estaban sujetos a potestad alguna. La plena capacidad se da en el hombre SUI
IURIS, llamado Pater Familias, para lo cual no era necesario una edad determinada,
tener hijos o no (tener familia propiamente dicha), sino carecer de ascendientes
varones legítimos o el salir de la manus o potestas (potestad o subordinación), bajo
cuya dependencia se encontraban, es decir, tener posibilidad de ser Pater Familias.

Este título se podía poseer desde el nacimiento, cuando el hijo procedía de un


matrimonio ilegítimo, que según la condición de la madre, a la cual no se le reconocía
la patria potestad, naciendo por lo tanto SUI IURIS y Pater Familias La mujer aunque
llegase a ser SUI IURIS nunca podrá a llegar plena capacidad y estará sometida a
la autoridad de un Pater Familias.

B. ALIENI IURIS o ALIENAE POTESTATIS SUBIECTUS, eran personas de cualquier


edad y sexo que estaban sometidas a potestad, no siendo por lo tanto cabezas libres
jurídicamente, sino sometidas a una autoridad o poder ejercitado por otra persona.

En esta categoría se encontraban:

1) El Filius Familias: Descendiente legítimo o adoptivo de un Pater Familias viviente.

2) La mujer sometida a la Manus (Mulieri in Manus) de su propio marido o a la de


un Pater Familias.

3) El individuo en causa mancipi, que era el hombre libre integrado en mancipación


por haber cometido un delito (noxae dandi) o para garantizar las obligaciones
contraídas por un Pater Familias.
4) El Esclavo.

También se considera a los Filius Familiae como cabeza de familia, son plenamente
capaces en cuanto del ejercicio de los Derechos Públicos y a las relaciones de la
familia natural, podían obligarse puesto que tenían capacidad patrimonial pasiva y
dependiendo con quien las contraían, eran:

a.- Obligaciones naturales si eran con miembros de su propia familia y por lo tanto
carecían de acción.

b.- Obligaciones civiles si eran con terceras personas y las acciones la ejercía el Pater
Familias. El tercero que contrataba con el Filius Familias tenía las acciones
Adiectitiae Qualitatis en contra del Pater Familias por las obligaciones contraídas
con el Filius Familias.

La condición jurídica del SUI IURIS era muy diferente a los de ALIENI IURIS en cuanto
al ejercicio del Derecho Privado, ya que el primero tenía plena capacidad, los
segundos sus capacidades estaban restringidas como consecuencia de la
subordinación o sometimiento a un Pater Familias.

3. Elabore un cuadro comparativo entre decaimiento y nacimiento de la personalidad. Excel

4. Describa la situación legal del concebido y de la mujer.


5. Establezca las diferencias entre esclavos, latinos, peregrinos, patronato y clientela.
6. ¿En qué consiste la patria potestad? Sustente su respuesta.
7. Describa y enumere los tipos de parentesco.
8. ¿Por qué se caracteriza la legitimación?