Sunteți pe pagina 1din 6

SERMON EXEGETICO DE LA CARTA A LOS ROMANOS

TITULO: La transformación del creyente


TEXTO: Romanos 12:1 AL 8
INTRODUCION:
Ser un creyente nos ayuda a ordenar nuestra vida en perspectiva con Dios y con los
demás. La clave para el correcto crecimiento del creyente es dedicarse a Dios por
completo y cada día.
Es una maravilla que Dios tiene un plan para nosotros, él nos conoce personalmente.
Que él ha formulado un plan por el cual nosotros podemos realizar una vida útil y
fructífera.
Hay muchas vidas mal gastadas. Es una lástima cuando aún los cristianos malgastan su
vida y menosprecian su potencial.

Debemos buscar el plan de Dios por su vida. ¿Cómo? Y ¿Cuál es la verdadera


dedicación?
I.EL PODER TRANSFORMADOR DEL EVANGELIO:
CONDUCTA CRISTIANA (12:1) ¡Deberes prácticos que están basados
en la Palabra de Dios!

A).OS RUEGO: Esto nos recuerda que Pablo habla a nuestra Voluntad, Dios nos
llama a hacer la Elección en cuanto a la forma en la que vivimos para Él.
En la vida del cristiano la doctrina y los deberes siempre van juntos.
Lo que creemos ayuda a determinar cómo nos comportamos. No es suficiente para
nosotros entender las explicaciones de las doctrinas que nos da Pablo. Debemos traducir
nuestro “aprendizaje” en vida y mostrar en nuestro diario vivir que confiamos en la
Palabra de Dios.
La idea principal en esta sección es “relaciones”. Si tenemos una perfecta relación con
Dios, tendremos una perfecta relación con las personas que forman parte del medio en
el cual vivimos.
Esta Dedicación es la base para las relaciones que Pablo explica en esta sección.

B). Por las misericordias de Dios ; nos recuerda que nosotros hacemos esto de la
misericordia que se nos muestra por parte de Dios (descrita bien en Romanos 1-11), y
que solamente tenemos la habilidad de ofrecernos a nosotros mismos para Dios
mientras Él obra Su misericordia sobre nosotros.
Dios nos manda que hagamos estos, y Él hace posible que nosotros podamos hacerlo.
Piensa en todas las misericordias de Dios de la cual Pablo nos a explicado hasta aquí:
· Justificación
· Adopción en Jesús e identificación con Cristo
· Puestos bajo la gracia, no la ley
· El don del Espíritu Santo que mora en nosotros
· Ayuda en la aflicción
· Posicionado en la elección de Dios
· La certeza de una gloria venidera
· La confianza de no estar separados de un Dios de amor
· Total confianza en la fidelidad continua de Dios.
Pablo la describe aquí, la dedicación cristiana .
B). Dar a Dios su cuerpo (v. 1). Antes de creer en Cristo, usamos nuestro cuerpo para
cometer toda clase de pecado, pero ahora que le pertenecemos a Dios, debemos usar
nuestro cuerpo para la gloria de Él, ya que El cuerpo del creyente es el templo del
Espíritu Santo.
Jesucristo es la ilustración perfecta de un “sacrificio vivo”, ya que ÉL realmente murió
como sacrificio, en obediencia a la voluntad de Su Padre.
El como un “sacrificio vivo”, llevando en su cuerpo las marcas del Calvario.
El verbo “presentar” en este versículo significa “presentar una sola vez para siempre”.
Indica un “compromiso definitivo” del cuerpo de Dios;
Este compromiso de “presentarse” es una sola vez y para siempre determina lo que cada
uno tiene que hacer con sus cuerpos. Pablo nos da dos razones para este compromiso:
1. Es la respuesta correcta a todo lo que Dios ha hecho por nosotros.
“Os ruego por las misericordias de Dios.

2. Este compromiso es nuestro “culto racional” o “nuestra alabanza espiritual”.


Esto significa que cada día es una experiencia de alabanza al ceder nuestro cuerpo para
Dios.

Culto racional: La antigua palabra Griega para racional (logikos) también puede ser
traducida “de la palabra” (como lo esta en 1 Pedro 2:2). Culto racional es una vida de
adoración de acuerdo a la Palabra de Dios.

i. El sacrificio de un animal era un culto racional, pero únicamente para aquel que traía
el sacrificio – no por el sacrificio en si. Bajo el Nuevo Pacto tenemos misericordias más
grandes, así que es racional el ofrecer un sacrificio más grande.

II. EL CORAZÓN DEL ASUNTO: TRANSFORMACIÓN TOTAL


(12:2) TRANSFORMACIÓN .
V. 2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación
de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de
Dios, agradable y perfecta.” Ahora bien. Esta transformación tiene un aspecto
negativo y uno positivo. Veamos cada uno.

A). No os conforméis a este siglo : nos advierte que el “sistema del mundo” – la
cultura popular y la manera de pensar la cual esta en rebelión en contra de Dios – tratará
de conformarnos a su patrón impío, y ese proceso debe ser resistido.
Si Dios nos ha salvado en pura misericordia y compasión, entonces busquemos de
manera inteligente conocer Su voluntad y probar cuál sea esta voluntad.
Esto exigirá inteligencia espiritual en cuanto a la dispensación en la que nos
encontramos.
La «buena voluntad de Dios, agradable y perfecta» en cuanto a esto sólo puede ser
conocida y probada en humildad de alma y plena dependencia.
Sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento: Esto es lo
opuesto de ser conformadosa este siglo. El campo de batalla entre el ser conforme al
mundo y el ser transformado esta dentro del entendimiento del creyente. Los Cristianos
deben de pensar de una manera diferente.
A). Dar a Dios nuestra mente (v.2ª). El mundo quiere controlar nuestra mente, pero
Dios quiere transformar nuestra mente.
Esta palabra “transformar” es la misma que “transfigurar” en Mateo 17:2.
De aquí viene la palabra “metamorfosis”.
Eso describe un cambio desde dentro. El mundo quiere cambiar nuestra mente, por lo
que ejerce presión desde el exterior.
Pero el Espíritu Santo cambia nuestra mente, liberando el poder desde dentro.
· Si el mundo controla su pensamiento, usted se ha conformado.
· Si Dios controla su pensamiento, usted se ha transformado.
Dios transforma nuestra mente y nos hace de temple espiritual mediante el uso de Su
Palabra.
Así como usted invierta su tiempo en meditar en la Palabra de Dios, memorizándola, y
haciéndola parte de su ser interior, Dios, gradualmente hará su mente más espiritual.

B). Dar su voluntad (v. 2b). Su mente controla su cuerpo, y su voluntad controla su
mente. Mucha gente cree que controla su voluntad mediante “fuerza de voluntad”, pero
usualmente fracasan. (Esta fue la experiencia de Pablo como se lee en Romanos 7:15-
21).
Es solamente cuando cedemos nuestra voluntad a Dios que Su poder puede tomar el
control y darnos la “fuerza de voluntad” que necesitamos para ser Cristianos
victoriosos.
Rendimos nuestra voluntad a Dios a través de la oración disciplinada.
Tanto como usemos el tiempo en oración, tanto rendimos nuestra voluntad a Dios en
oración. “No mi voluntad, sino la tuya sea hecha”.
Debemos orar por todo, y dejar que Dios nos guie en todo.
Para tener una relación correcta con Dios, debemos empezar el día dejando a Dios
nuestro cuerpo, mente y voluntad.
Es por la renovación del entendimiento.

III. ASÍ PODEMOS SABER CUAL ES LA VOLUNTAD DE DIOS.


A. Es buena.
B. Es agradable. Nos lleva bien.
C. Es perfecta. Es hecho a mano para nosotros.
Para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta:
Mientras somos transformados desde adentro, la prueba es evidente en el exterior,
mientras otros pueden ver la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta por medio
de nuestra vida.
i. Aquí Pablo explica cómo vivir la voluntad de Dios:
· Ten en mente las riquezas de Dios para ti – pasadas, presentes y futuras (por las
misericordias de Dios)
· Como un acto de culto racional, decide el ceder todo tú ser hacia Él (presenten sus
cuerpos en sacrificio vivo)
· Resístanse a conformarse a los pensamientos y acciones de este mundo (no os
conforméis)
Entonces, tú vida estará en la voluntad de Dios. Tú vida probará la la buena voluntad
de Dios, agradable y perfecta.
iii. Tú podrías saber cual es la la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta, pero
no puedes comprobarla en tú vida aparte de la obra transformadora del Espíritu Santo.

IV. VIVIENDO LOS DONES ESPIRITUALES QUE DIOS HA


DADO. (Romanos 12:3) Una advertencia para vivir en humildad.

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que
no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con
cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

A). cada cual que está entre vosotros: Pablo pronto hablará de cómo se debe de
ejercitar los dones espirituales en el cuerpo de Cristo; pero de antemano una advertencia
sobre la humildad esta a la orden, dando al orgullo poco usual que muy a menudo se
levanta en aquello que se tienen a si mismos como con talentos espirituales.
Debemos de recordar que el tener un talento espiritual no es lo mismo
que madurez espiritual; sólo porque una persona tiene dones espirituales substanciales
no significa que ellos son necesariamente maduros espiritualmente o que son dignos
ejemplos de imitar.

B). No tenga más alto concepto de sí que el que debe tener: Pablo no nos aconseja a
tener un tipo de actitud masoquista, pero él nos dice que veamos la verdad en cuanto a
nosotros mismos. Cuando nos vemos a nosotros mismos como en realidad somos, es
imposible el ser dados al orgullo.

C). La idea de conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno es


probablemente de que debemos de ver a nuestra fe de salvación como un don de Dios, y
que no debemos tener un fundamento de orgullo o de opinión superior de nosotros
mismos.

V. UNIDAD Y DIVERSIDAD EN EL CUERPO DE CRISTO.


(Romanos 12:4-5)
Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos
los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un
cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.
A). En un cuerpo tenemos muchos miembros: La iglesia es un todo unificado (un
cuerpo), pero somos distinguidos dentro de ese cuerpo (todos miembros). En el cuerpo
de Cristo hay unidad pero no uniformidad.

B).Erramos cuando despreciamos cualquiera de dichos aspectos; la unidad nunca


debiera de promoverse a expensas del individuo, y la individualidad nunca debe de
despreciar la esencia de unidad de la iglesia en Cristo; Él es nuestro punto en
común, somos un cuerpo en Cristo.(Romanos 12:6-8) Una exhortación para (y
cómo) usar los dones de Dios que ha dado a los miembros individuales de la iglesia.

De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de
profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que
enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con
liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.
a. Teniendo diferentes dones: La diferencia y distribución de los dones es debido a la
gracia que nos es dada.
Los dones espirituales no se dan en base al mérito, pero debido a que Dios elige darlos.
Esta idea esta relacionada en la antigua palabra Griega para “dones
espirituales”: charismata, el cual significa un don de gracia. Este término fue
aparentemente acuñado por Pablo para enfatizar que es dar estos dones espirituales era
todo por gracia.

Los dones espirituales son dados a discreción del Espíritu Santo. 1 Corintios 12:11 dice,
Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en
particular como él quiere.
iii. El saber esto debiera ser una insuperable barrera para el orgullo al ejercer los dones
espirituales. El hombre, sin embargo, en la depravación de su corazón, encuentra la
manera de estar orgulloso de los dones espirituales e insiste en exaltar al hombre en la
manera en que Dios les ha dado dichos dones.
Si el de profecía: La profecía debe ser practicada conforme a la medida de la fe. Dios
podría darnos algo para decir a un individuo o a todo el cuerpo de la iglesia la cual
extiende nuestra fe. Si no podemos profetizar en fe y en confiar que Dios en verdad nos
ha hablado, entonces no deberíamos de hacerlo.

Se nos recuerda que la profecía, en el entendimiento Bíblico, no es necesariamente el


“predecir” en un sentido estricto de predicción. Es más exacto el “predecir” el corazón y
mente de Dios, el cual puede o no incluir un aspecto de predicción.

Esto nos advierte en contra de tomar las cosas a la ligera, una profecía que “fluye como
un río de consciencia” la cual no tiene dificultad de decirse, añadiendo “Así dice el
Señor” al inicio de la frase.
Conforme a la medida de la fe en realidad tiene el artículo la antes de fe. Pablo puede
estar advirtiendo de que la profecía debe ser acorde a la fe, en acorde con la cuerpo de
doctrina aceptable entre los creyentes.
Algunos toman a la medida de fe el ser la proporción de la fe de la audiencia de la
profecía; esto también tiene verdad.
La profecía no tiene que ser practicada de una manera ostentosa y “pesada”, pero si
debe de ser tomada en serio por aquellos que la profetizan si es que quieren que sea
tomada en serio por aquellos que la escuchan.
Servicio tiene a la vista una imagen más amplia que la de simplemente servir en
maneras prácticas. Pablo lo ve como un ministerio importante de el Espíritu Santo
también.
Enseñanza tiene en mente instrucción, mientras que exhortación anima a las personas
a practicar lo que se les ha enseñado; ambas son necesarias para una sana vida Cristiana.
Aquellos a los que se les enseña pero que no se les exhorta se convierten en “ovejas
gordas” las cuales solamente toman para sí pero que nunca viven la vida Cristiana.
Aquellos a los que se les exhorta pero que no se les enseña se emocionan y activan, pero
no tienen raíces o entendimiento en cuanto a lo que ellos hacen y se consumen
rápidamente en maneras equivocadas.
El que reparte se refiere a alguien que es un canal por medio del cual Dios provee
recursos a Su cuerpo. Este es un don espiritual importante el cual debe ser ejercitado
con liberalidad. Cuando alguien es llamado y se le da el don de repartir se detiene en
dar liberalmente, ellos muy a menudo verán sus recursos desvanecerse – olvidando
el porqué Dios les ha bendecido.
El que preside debe mostrar solicitud. Es fácil que los líderes se desanimen y sientan
como desfallecer, pero deben de perseverar si quieren agradar a Dios por su liderazgo.
El que hace misericordia debe tener alegría. En sí mismo ya es difícil el mostrar
misericordia, pero aún más difícil es el estar alegre al mostrarla. Esto nos recuerda que
el don de mostrar misericordia es un don sobrenatural del Espíritu Santo.

CONCLUSIÓN:
¿Sabe usted lo que es la voluntad de Dios? Sin duda ha establecido, una serie de
cualidades espirituales, las cuales el desea que vallamos desarrollando conforme a la
relación íntima progresiva con él, atreves del Espíritu Santo, y vallamos pareciéndonos
a él ,en esta transformación Espiritual y moral.