Sunteți pe pagina 1din 2

ENSAYO

La importancia de la motivación espiritual en el liderazgo y en el pueblo de Dios.

INTRODUCCION

E
n una época donde hay gente ejerciendo el liderazgo y el pueblo de Dios
sigue acreciendo, algunos ya lo han tildado que tienen una forma muy
organizada y completa dado el tiempo actual que se está viviendo, pero
lamentablemente(no todos) se han conformado solamente con un método y buenas
técnicas. Los líderes cristianos que sirven al Señor de verdad deben de diferenciarse por
algo que los separa del liderazgo secular y moderno así como también el pueblo de Dios
debe reflejar en su práctica del diario vivir que tienen la motivación espiritual necesario, de
no ser así podemos decir que tendremos buenos líderes preparados académicamente, y un
pueblo de Dios que solo aparenta, sin una vida espiritual fructífera, lo cual a la luz de las
Escrituras son de suma importancia tener una buena salud espiritual para ambos bandos.

En honor a la verdad sin darnos cuenta algunos están cayendo del balance que todo líder
cristiano y no solamente el líder, sino el pueblo que se hace llamar << de Dios >> tendría.

C
uando Dios saco a su pueblo de la esclavitud y los llevo a la Tierra
Prometida, siempre tenía el empeño para que el pueblo lo buscara con todo
su corazón, teniendo de esta manera un acercamiento con Aquel que los
saco de las manos de la esclavitud. Cuando llegaron al Monte Sinaí, lo primero que hizo el
Señor fue darles leyes prácticas y espirituales y uno de ellos dice << que debemos amar a
Dios con todo nuestro ser >>. Nos quiere decir que Dios en primera instancia quiere tener
un pueblo con una vida espiritual muy fructífera creando así un estilo de vida espiritual.
Puesto que solo de esa manera vamos a poder conocer al Supremo Ser. Por un lado Dios les
dio leyes pero por el otro Dios mandaba gente para infundirle a su pueblo una motivación
espiritual. Tenemos testimonio por las Escrituras de que Dios es espíritu y los que lo adoran
es necesario que lo hagan en el ámbito espiritual. Solo de pensar que un pueblo que no
tenga ese tipo de motivación es como tener un buen carro que todos quisieran ver pero no
poder sacarlo por falta de motor. Pero Dios no solamente se encargó de ello, porque no
solamente mando a los profetas y gente para dirigirlos en su peregrinaje, era necesario que
utilizara a personar para ejercer el liderazgo, para ello tenía que ser una persona que diera
algo que por supuesto la tenía. Un ejemplo muy claro que en la Biblia se menciona son
cuando Dios iba a escoger algún rey se le tenía que ungir y se le exhortaba a buscar de
Dios, de otro modo ese liderazgo estaba solamente para el fracaso, tenemos como ejemplo a
Saúl. En contrastes a ello le sucedió un rey que fue conforme al corazón de Dios. De esa
manera hay garantía de que se va a prosperar en todo. A Josué el que guio a los israelitas
hacia la Tierra Prometida se le dio una recomendación muy solemne que nos debe competer
a nosotros como líderes y como pueblo de Dios: “que nunca se aparte de las palabras de la
ley de Jehová”, sino que su tarea seria meditar en ella para que se esa manera el tuviera una
vida fructífera y prospera en todo ámbito de su vida. Este ejemplo de buen liderazgo en la
Biblia nos muestra que cuando se depende de Dios todo saldrá de la manera correcta,
sabiendo que Dios quien nos ayuda, cumplirá todo. Con el ejemplo de este hombre que con
perseverancia, dependencia, humildad y esmero pudo salir hacia adelante ante el enorme
reto que le fue dado por Dios, más sin embargo pudo con la ayuda Divina. Y qué decir del
pueblo que cuando confiaban en Dios, salían victoriosos del grande reto. Aquí nos queda
muy claro que tanto el líder como el pueblo de Dios necesitan tener una motivación
espiritual, porque solo de esa manera se va a poder cumplir con el propósito que se le
encomendó. Podemos ejemplificar a otros líderes bíblicos y sus historias pero solamente
bastaría mencionar sus nombres y su historia nos llegara de pronto a nuestras mentes, como
lo son Moisés, los Profetas, algunos reyes e inclusive los apóstoles. Llegando hasta la vida
del Apóstol Pablo quien fue un hombre con una vida espiritual muy vivida, enseñándole a
la iglesia esta enorme importancia para el desarrollo de la misma, exhortándole a la iglesia
de Éfeso que “…Sed llenos del Espíritu”.

Y si llegamos al libro de Hechos en el primer capítulo nos encontramos con la


escena de Cristo dándoles órdenes finales a sus discípulos para ejercer un buen liderazgo
por medio no de sus facultades sino por medio del Espíritu Santo, lo que recalca la
necesidad de la vida motivacional espiritual en cada uno de ellos. Y si examinamos los
demás capítulos de ese mismo libro llegaremos a la unánime conclusión que igual la Iglesia
(el pueblo de Dios) necesita de esa misma motivación, para que sea una iglesia vencedora y
no vencida. Entonces solamente examinando a grandes rasgos este precioso libro de
Hechos, veremos que es necesaria la motivación espiritual en la vida tanto del líder como
del pueblo de Dios en general.

CONCLUSION

V
iendo todo la riqueza que nos enseña la misma Biblia, podemos decir que debería
ser de suma importancia tener una motivación espiritual correcta, de otro modo no
podemos tener un buen liderazgo y probablemente, por ende, no tener un buen
pueblo de Dios con los necesario para poder dar honor a la frase << Pueblo de Dios >>. Y
es una riqueza inconmensurable el poder sentir la gloriosa presencia del Dios Santo, de esa
manera tener un balance entre los líderes con métodos pero teniendo el poder de Dios para
salir victoriosos en casa reto que se presente en nuestra carrera como cristianos y como
pueblo de Dios. Si la Biblia nos enseña muy claramente la importancia de tener una
motivación espiritual para desempeñar cualquier trabajo en la obra de Dios, no debe haber
excusa para decir lo contrario. El liderazgo debe comprometerse con Dios, de manera que
esto signifique que su vida espiritual será activo y no pasivo o quizá olvidado. Y qué decir
del pueblo de Dios que más lo necesita en estos tiempos muy difíciles y hostiles.