Sunteți pe pagina 1din 5

LA CULTURA MAYA

Los mayas fueron un pueblo sedentario que se ubicaba geográficamente en el


territorio del sur de México, Guatemala y otras zonas de América Central. Es
especialmente importante su presencia e influencia en los territorios de las
actuales Guatemala y Belice, con una rica historia de unos 3.000 años. Los
antiguos mayas fueron una de las culturas mesoamericanas precolombinas.

Los mayas contruyeron grandes templos y grandes ciudades como Nakbé, San
Bartolo (en el norte del Petén), Tikal, Palenque, Copán, Calakmul, así como
Uaxactún, Piedras Negras. Los monumentos de las mayas más notables son las
pirámides que construyeron en sus centros religiosos.

En esté blog, vamos a presentar la cultura maya en differentes rúbricas que son :
La Historia Maya, La Religión, Las Artes, La Arquitectura, Las Matemáticas, y para
terminar La Decadencia de la cultura maya. También, ponemos enlaces externos
para mejor conocer la cultura maya.

La Arquitectura

Durante esta época de la cultura maya, los centros del poder religioso, comercial
y burocrático crecieron para convertirse en increíbles ciudades como la preclásica
El Mirador, la mayor del clásico Tikal y las post clásicas Chichén Itzá y Uxmal.
Debido a sus muchas semejanzas, así como a sus diferencias estilísticas, los
restos de la arquitectura maya son una clave importante para entender la
evolución de su antigua civilización.

Según Geoge F. Andrews existen diferentes estilos arquitectónicos definidos; a


continuación presentamos una síntesis de dichos estilos.

Sudoriental: Con gran cantidad y calidad de monumentos labrados e


inscripciones jeroglíficas. Los edificios son de muros muy anchos, cuartos
estrechos con falsos arcos mayas escalonados y fachadas cubiertas en parte por
esculturas en piedra y estuco. Ejemplo: Copán, en Honduras; Tazumal y San
Andrés, en El Salvador.

Copan : Petén central: De pirámides muy inclinadas, templos con cresterías


huecas y altas sobre cuartos traseros, palacios de dos plantas con anchos muros,
cuartos angostos y falsos arcos mayas bajos. Ejemplo: Tikal, en Guatemala

Tikal : Usumacinta: Edificios tipo templos en elevaciones naturales (no


plataformas piramidales) anchos muros, cuartos angostos, altos falsos arcos
mayas y cresterías de doble muro con nichos. Ejemplo: Yaxchilán, en México.

Noroccidental: Edificios con elegantes esculturas en estuco y piedra labrada.


Edificios pequeños con grandes cuartos y altos falsos arcos mayas. Los vanos
(espacios huecos en los muros) son anchos, dando a los interiores luz y
ventilación. Ejemplo: Palenque, en México.

Río Bec: Edificios de torres paralelas, esquinas redondeadas y escaleras


simbólicas (las escaleras son casi verticales e imposibles de subir. El templo tiene
como puerta una simple hendidura). La decoración incluye máscaras de forma
animal y diseños geométricos. Ejemplos: Becán, Xpuhil y Chicanná, en México.

Chenes: Aquí se encuentran elementos semejantes en los estilos Río Bec y Puuc.
Sus edificios tienen fachadas en tres partes y las decoraciones forman máscaras
de animales en las puertas. También utilizaban piedras salientes sobre las
molduras para colocar estatuas, cresterías de un muro, máscaras de Chaac.
Ejemplos: Hochob y El Tabasqueño, en México.

Puuc: El estilo temprano muestra puertas múltiples formadas por columnas,


vanos estrechos y acabados burdos. Ejemplos:Kabah, México. En el estilo tardío
los acabados son mejores y muy refinados, la decoración en la parte superior del
edificio incluye diseños geométricos, máscaras de Chaac en esquinas y puertas
Se caracteriza por preferir la construcción de edificios alargados a los altos y por la
construcción de palacios de muchos cuartos. Ejemplos: Sayil y Uxmal, en México.

Planicies noroccidentales; Con dos estilos arquitectónicos: el estilo Maya


Chichén muestra semejanzas con el estilo Puuc tardío. El Maya Tolteca incluye
pirámides-templo, patios con columnas, patios-galerías y plataformas de Venus.
La decoración utiliza serpientes, águilas, Chac Mool, jaguares y diseños florales.
Ejemplo: Chichén Itzá, en México.

Costa oriental: Muestra sitios arqueológicos pequeños, figuras del Dios


Descendente, nichos y perfiles humanos entre las cornisas de las esquinas. Las
esquinas de los edificios muestran muros inclinados hacia fuera. Ejemplo: Tulum,
en México

Las Matemáticas

Al igual que otras civilizaciones mesoamericanas, los


mayas utilizaban un sistema de numeración de base 20
(vigesimal) y de base 5. También los mayas preclásicos
(o sus predecesores olmecas) desarrollaron
independientemente el concepto de cero alrededor del
año 36 adC.

Produjeron observaciones astronómicas


extremadamente precisas, sus diagramas de los movimientos de la Luna y los
planetas son iguales o superiores a los de cualquier otra civilización trabajando a
simple vista.Asimismo, como otras civilizaciones mesoamericanas, los mayas
descubrieron una medida exacta de la duración del año solar, mucho más exacta
que la usada en Europa con el calendario
gregoriano.

Sin embargo, no usaron este modelo de


duración en su calendario. En cambio, el
calendario maya se basó en un año de
duración exacta de 365 días, lo cual
significa que el calendario tiene un error
de un día cada cuatro años.

El calendario maya anunciando los últimos


tiempos

Lengua y escritura maya

En torno al año 4000 a.C., un idioma denominado protomaya por los lingüistas
adquirió unas características diferenciadas del resto de las lenguas
mesoamericanas. De aquella lengua protomaya surgieron tres agrupaciones
principales, que fueron divergiendo entre sí hasta llegar a formar las veintiocho
lenguas mayas que, con desigual vigor, se hablan actualmente. La situación en el
período Clásico de la cultura maya (250-900) debió de ser diferente, y los expertos
se inclinan a pensar que la lengua hablada en algunos sitios durante el periodo
Clásico, y por ende relacionada con la escritura jeroglífica, procede del grupo
conocido como cholano.

La existencia de una compleja escritura jeroglífica eleva la cultura maya a una alta
cima de consideración y la sitúa entre las civilizaciones clásicas universales. Su
difícil desciframiento se inició en 1827; en la década de 1980 se asistió en este
campo a una verdadera revolución que justificó la idea, comúnmente aceptada, de
que se había llegado a descifrar la escritura maya en un ochenta por ciento.
A pesar de las dificultades existentes para datar su origen, es posible que la
escritura maya surgiera entre los siglos I y II d.C., influida por escrituras anteriores
de otras regiones mesoamericanas. Hacia finales del siglo IV esta escritura
alcanzó su grado de pleno desarrollo, llegando, durante el período Clásico, a su
máximo esplendor. El uso de la escritura maya se mantuvo hasta finales del siglo
XVII.

La escritura maya

A grandes rasgos, se puede decir que la escritura maya utilizó un sistema similar
al resto de las escrituras jeroglíficas conocidas, como la egipcia, la hitita o la
sumeria. Se compone de un centenar de signos logográficos (un signo representa
por convención un término particular) y de signos fonéticos, los más frecuentes,
consistentes en una sílaba de una sola vocal o bien formada por una consonante
más una vocal. En ocasiones, los signos coinciden con objetos o seres del mundo
real más o menos estilizados (pictográficos), pero en otros muchos casos son
arbitrarios.

Una misma palabra puede ser escrita con sistemas diferentes, y así (a modo de
ejemplo) la palabra balam, que significa «jaguar», se puede escribir con un
logograma que representa la cabeza de dicho animal o con la unión de los signos
fonéticos silábicos ba-la-m(a), pero también con una combinación de tales signos
con el logograma. En total se han reconocido unos seiscientos signos, que se
agrupan en bloques cuadrangulares en los cuales destaca un glifo principal (de
mayor tamaño) rodeado de otros menores o afijos, que se leen de izquierda a
derecha y de arriba abajo.

Distintas formas de escribir balam («jaguar»)

Interese conexe