Sunteți pe pagina 1din 17

La falacia de la Traducción del Nuevo Mundo.

A continuación analizaremos algunos textos que demostraran que la pretensión de haber


consultado “fielmente” los antiguos textos hebreo y griego, más que una afirmación infundida es
falsa. La metodología que seguiremos será la siguiente: expondremos algunos pasajes bíblicos en
su idioma original, en el caso del idioma Hebreo se usará la WTT (BHS [or WTT]) - Biblia Hebraica
Stuttgartensia (Hebrew Bible, Masoretic Text or Hebrew Old Testament), edited by K. Elliger and
W. Rudolph, Fourth Corrected Edition, y en el Griego la versión WHO/WHM - Westcott and Hort
GNT, 1881 en que se basa supuestamente la VNM; en la columna de la izquierda y en la columna
de la derecha aparecerá la versión como aparece en La Versión del Nuevo Mundo (VNM)
traducción revisada de 1984 y como referencia al castellano usaré la versión más difundida, la R60
Spanish Reina Valera Revised 1960. Debajo de cada texto haremos algunas breves observaciones
pertinentes en cada caso.
Génesis 1:2

Genesis 1:2 WTT


x:Wråw> ~Ah+t. ynEPå .-l[; %v,xoßw> Whboêw" ‘Whto’ ht'îy>h' #r<a'ªh'w>
`~yIM")h; ynEPï -. l[; tp,x,Þr:m. ~yhiêl{a/
VNM: “Ahora bien, la tierra resulto sin forma y desierta y había oscuridad sobre la superficie de
[la] profundidad acuosa; y la fuerza activa de Dios estaba moviéndose de un lado a otro sobre la
superficie de las aguas.”

R60: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el
Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”.

En este texto encontramos que la expresión rúaj Elohim se la traduce como “fuerza activa de Dios”
en vez de “Espíritu de Dios” (W. Holliday dice en su A Concese Hebrew and Aramaic Lexicon of the
Old Testament), que rúaj, significa “aire en movimiento”, “viento”, “espíritu” y en ningún
momento se lo traduce como fuerza activa. Pero, resulta claro que cuando este sustantivo (rúaj)
acompaña o se refiere a un ser (divino o humano) significa “espíritu”. Este movimiento religioso
sostiene que el Espíritu Santo no es un ser divino, sino que es una “fuerza”, una “vitalidad” que
emana de Dios. Sin embargo, rúaj Elohim, es una expresión muy común en el Antiguo Testamento
para referirse al Espíritu Santo, y así lo traduce la VNM en otros lugares, por ejemplo: Gen 41:38;
Exod 31:3; 35:31; Num 24:2; 1 Sam 10:10; 11:6; 16:15f, 23; 18:10; 19:20, 23; 2 Cro 15:1; y
también se encuentra traducido en todas las versiones eruditas y respetables hasta el momento.
La pregunta que resulta es ¿por qué en un lugar de una manera y en los otros de otra si es el
mismo caso gramatical y sintáctico el que se presenta? Esta es una demostración de cómo se ha
insertado un concepto doctrinal propio de los Testigos de Jehová.

Génesis 1:3
Genesis 1:3 WTT
`rAa*-yhiy>w:) rAa= yhiäy> ~yhiÞl{a/ rm,aYOðw
VNM: “Y procedió Dios a decir: llegue a haber luz. Entonces llegó a haber luz.”
R60: “Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz”.
Aquí encontramos un qal precedido por una waw consecutiva (wayy’omer) que debiera traducirse
como: “Y dijo”. Pero los Testigos de Jehová sostienen que cada día de la creación equivale a 7.000
años. Por lo que sustituyeron todas las expresiones puntuales, de la siguiente manera: 1) Donde
debiera traducirse: “Y dijo”, tradujeron: “Y procedió Dios a decir”; 2) Donde dice yehi´or, que
debiera traducirse como “Sea la luz” o “Haya luz”, tradujeron: “Llegue a haber”. El texto de la
VNM revela la intención clara de introducir una doctrina, porque si hay algo que la Biblia revela
claramente es la rapidez de la ejecución de la Creación. Así lo entendió un hebreo como David,
cuando afirmó: “Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió” (Sal. 33:9)

A continuación con Negrilla destacaré los versículos en los que la expresión ~yhiÞl{a/ rm,aYOðw la
VNM han traducido de forma diferente (o sea correctamente) y podremos ver que es diferente lo
que dicen los versículos sin resaltar en su misma versión: Gen 1:3, 6, 9, 11, 14, 20, 24, 26, 29; 6:13; 9:8,
12, 17; 17:9, 15, 19; 21:12; 35:1; 43:29; 46:2; Éxodo 3:14; Núm. 22:12; 1 Rey. 3:5, 11; 2 Cron. 1:11; Jonás
4:9. En Gen 2:23 y 3:4 donde habla Adán y la Serpiente también traduce correctamente. Los
cambios son intencionales, con el deseo de establecer una doctrina o como hemos visto doctrinas
de los Testigos de Jehová violentando las Escrituras.

Génesis 2:3

Genesis 2:3 WTT


‘tb;v' AbÜ yKiä At+ao vDEÞq;y>w: y[iyê biV.h; ~Ayæ-ta, ‘~yhil{a/ %r<b'Ûy>w: 3

`tAf)[]l; ~yhiÞl{a/ ar"îB'-rv,a] ATêk.al;m.-lK'mi


VNM: “Y procedió Dios a bendecir el día séptimo y hacerlo sagrado, porque en él ha estado
reposando de toda su obra que ha creado Dios con el propósito de hacer”.

Nuevamente encontramos que en hebreo las expresiones son definidas: santificó, bendijo,
descansó. La expresión: “Ha estado reposando”, nuevamente está más relacionada con el
concepto sabático de los Testigos de Jehová que con el texto de la Biblia. Aquí se incurrió en una
desviación intencional. Un breve análisis comparativo arroja luz sobre el texto y su significado. En
los tiempos de Cristo circulaba en el mundo hebreo y grecoparlante la Septuaginta, una traducción
al Griego del Antiguo Testamento. Esta traducción la confeccionó un grupo de sabios judíos en
Egipto en tiempos de Ptolomeo Filadelfo (250 AC). La traducción al griego de Génesis 2:3, dice:
“LLX Genesis 2:3 kai. huvlo,ghsen o` qeo.j th.n h`me,ran th.n e`bdo,mhn kai. h`gi,asen auvth,n o[ti
evn auvth/| kate,pausen avpo. pa,ntwn tw/n e;rgwn auvtou/ w-n h;rxato o` qeo.j poih/sai” como vemos
los verbos, bendecir (huvlo,ghsen,,: eulógesen), santificar (h`gi,asen: egíasen), y reposar (kate,pausen:
katépausen), aparecen en Aoristo 1, tiempo griego que corresponde a nuestro pretérito indefinido
(bendijo, santificó y reposó), que expresan una acción pasada y concluida. Por esta razón los
tiempos verbales debieran traducirse como bendijo, santificó y reposó.

Obsérvese que la VNM aplica el pretérito indefinido al verbo proceder, que no aparece en el
original, y traduce: “Procedió Dios a bendecir”, cuando sólo necesitaba expresar: “Bendijo”. En el
caso de “reposar” el pretérito indefinido no aparece por ninguna parte. Se utiliza un pretérito
perfecto más un gerundio que denota una acción (la de reposar) que se está ejecutando. Y al
forzar el texto para hacerle decir otra cosa que la que dice (es decir, que Dios sigue reposando en
lugar de decir que reposó) se introduce una incoherencia en la traducción del mismo versículo. Es
interesante observar que Génesis 1:1 establece el modo verbal de la sección. La Septuaginta lo
traduce: “evn avrch/| evpoi,hsen o` qeo.j to.n ouvrano.n kai. th.n gh/n”. El verbo evpoi,hsen: epoiesen
(“creó”, una traducción del hebreo “ ar"äB:' bará) es Aoristo 1, y lo particular es que la VNM lo
traduce: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Por otra parte, el grado deficitario de esta
traducción se percibe al comparar como se tradujo el mismo texto en el caso de Hebreos 4:4:

BNT: ei;rhken ga,r pou peri. th/j e`bdo,mhj ou[twj\ kai. kate,pausen o` qeo.j evn th/| h`me,ra| th/|
e`bdo,mh| avpo. pa,ntwn tw/n e;rgwn auvtou.1

VNM: “Porque en un lugar ha dicho del séptimo día como sigue: Y descansó Dios en el séptimo día
de todas sus obras”

En este pasaje se cita Génesis 2:3. La coherencia de la traducción se hubiera revelado al expresar
que Dios “ha estado reposando” (pretérito perfecto más gerundio), sin embargo, kate,pausen:
katépausen (Aoristo 1), se tradujo esta vez correctamente, es decir: “Descansó” (pretérito
indefinido). Es evidente que cuando se quiere traducir bien, se puede.

Juan 1:1
WHO
John 1:1 VEn avrch/| h=n o` lo,goj kai. o` lo,goj h=n pro.j to.n qeo,n kai. qeo.j h=n o` lo,goj

VNM: “En *el+ principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios”

En el idioma griego la ausencia e artículo definido antes de Dios pone énfasis en la vinculación
divina del Verbo. Es interesante notar que los Testigos de Jehová niegan lo que Juan se esfuerza
por demostrar: que Jesús era divino. El apóstol afirma que Jesús no era una criatura, porque
“todas las cosas por él fueron hechas y sin el nada de lo que fue hacho es hecho” Jn 1:3.
Resaltamos que Dios por ser un predicado sin artículo es una forma de insistir en la naturaleza
divina del Verbo o la Palabra.
Por otra parte, recordemos que la Biblia no acepta la existencia de dos dioses con categorías
diferentes. Oseas afirma que no hay otro Dios fuera del Seños (Oseas 13:4). E Isaías dice:
“Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis,
y entendáis que yo mismo soy: antes de mi no fue formado dios, ni lo será después de mí” Isa.
43:10.
La herejía arriana rechaza la divinidad absoluta de Cristo afirmando que la última oración del texto
se debería traducir “el Verbo era un dios”. ¿En qué se basa?. En la segunda oración griega la
palabra Dios “qeo,n (theon, una forma de theos ‘qeo.j’ ) aparece precedida por el artículo definido
to.n (ton: el), mientras que en la tercera oración, theos (Dios) no lleva artículo. Deducen por lo
tanto que theos con articulo es el Dios verdadero, mientras que el segundo theos por no llevar
artículo señala a alguien “parecido a Dios” pero no totalmente Dios; por lo tanto debe ser “un
dios”. En griego la tercera oración se lee: “kai. qeo.j h=n o` lo,goj (kai theos en ho logos). En este
caso, theos es el predicado, está sin el artículo y aparece antes del verbo en (era). En griego
cuando un escritor coloca el sustantivo predicativo delante del verbo lo hace para enfatizar no la
identidad (lo que sucedía cuando llevaba el artículo), sino la cualidad del objeto o persona. De
acuardo a Dana y Mantey :
“to.n qeo,n “ton theon” (con artículo) señala al compañerismo de Cristo con la per-
zona del Padre; theos en ho logos recalca la participación de Cristo en la esencia
de la naturaleza divina. Lo primero claramente se aplica a la personalidad, mien-
tras que lo último se aplica al carácter”2.
Por tanto, la presencia del artículo señala identidad, mientras que la ausencia del mismo enfatiza
la cualidad o naturaleza del objeto al cual se alude. Esta diferencia es importante para entender
porque Juan utiliza theon con artículo en la segunda oración, y theos sin artículo en la tercera
oración.
En la segunda oración, el artículo define la persona con quien se está relacionando el logos
(Palabra, Verbo), es decir con Dios el Padre. Si el artículo apareciera delante de theos en la tercera
oración, Juan estaría diciendo que Dios el Padre es el logos. Esto, aunque contradictorio y confuso,
eliminaría la distinción de personas planteadas en Juan 1:1b, y el modalismo buscaría respaldo en
esto. Pero Juan sabía lo que estaba escribiendo porque en un solo trozo refuta dos herejías.
Mientras que en Juan 1:1b refuta el modalismo al acentuar la distinción de personalidades entre
ton theon (el Dios, [el Padre]) y logos (Palabra, Verbo), mostrando que el logos está frente a
alguien diferente a él; en la tercera oración, refuta el arrianismo al demostrar el aspecto
cualitativo que posee el logos, declarando que el logos tiene la misma naturaleza que posee Dios
el Padre (ton theon).
A pesar de lo anterior, los antitrinitarios aseguran que el aspecto cualitativo del theos sin artículo,
favorece la traducción “la Palabra era un dios”, y para esto citan extensamente el trabajo de
Harner. Pero, ¿es esto lo que Harner sostiene?
Harner, con el fin de explicar apropiadamente el sentido cualitativo del theos sin artículo en la
tercera oración de Juan 1:1, ilustra las diferentes posibilidades que Juan tenia para construir su
oración, y puesto que cada construcción en griego es diferente en énfasis y significado, Harner
analiza cada diferencia:

A: ho logos en ho theos
B: theos en ho logos
C: ho logos theos en
D: ho logos en theos
E: ho logos en theos

La clausula A… significaría que logos y theos son equivalentes e intercambiables… Pero esta
igualdad de los dos contradeciría la clausula precedente en la que Juan dice . o` lo,goj h=n pro.j
to.n qeo,n “ho logos en pros ton theon” (el Verbo estaba con Dios)… la clausula D… significaría que
el logos era “un dios” o un ser divino de alguna clase, perteneciendo a la categoría general de
theos pero como un ser divino de ho theos. La clausula E atenuaría D. esto significa que el logos
era “divino”, sin especificar en qué medida fue divino. Esto también podría implicar que el logos,
siendo únicamente theios, estaba subordinado a theos.

Juan evidentemente deseo decir algo acerca del logos que era diferente que A y más que D y E.
Las clausulas B y C… son primordialmente cualitativas en significado. Ellas indican la naturaleza del
theos...
La clausula B y C son idénticas en significado pero diferentes en énfasis. C significaría que el logos
(más que otra cosa) tenía la naturaleza de theos (más que otra cosa). Tal como Juan la ha escrito,
la palabra theos es colocada al principio para énfasis 3..

Harner demuestra que las únicas construcciones que permitiría gramaticalmente decir que el
logos es “un dios” o ser subordinado a ho theos sería las clausulas D: ho logos en theos, y E: ho
logos en theos, pero tal como Juan escribió, clausula B, queda establecido que “logos tiene la
naturaleza de theos”4, es decir Cristo posee los mismos atributos que posee el Padre como Dios.
Wallace se expresa con toda precisión cuando asevera que “la construcción que el evangelista
escogió para expresar esta idea era la manera más concisa que en él podía declarar que la Palabra
era Dios y todavía era distinto del Padre”5
Por tanto, afirmar que theos con artículo es el Dios verdadero, pero sin artículo es “alguien
inferior”, “parecido a Dios”, o “un dios” es inaudito. En el mismo capítulo 1 de Juan, en los
versículos 6, 12, 18 aparece la palabra theos sin artículo definido y sin embargo nadie se atrevería
a traducir en ellos theos como “un dios”. en Juan 13: 3 la palabra Dios (theos) aparece dos veces
(como en Jn. 1:1). La primera vez no lleva artículo, la segunda si lo lleva. Según el artificio
inventado por los Testigos de Jehová, el primer “Dios” debería traducirse “un dios” y entenderse
que se trata de un ser inferior al segundo “Dios” que si lleva artículo. Pero como eso es absurdo, es
claro que ambos theos, con o sin él, se refieren al único Dios verdadero.
El NCBSV señala: “La preposición gr. que se traduce con (pro.j) sugiere la idea de comunión. El
pensamiento es lit. “hacia Dios”, lo que requiere alguna distinción entre Dios y el Verbo. Pero la
frase siguiente agrega un aspecto más, dado que afirma que el Verbo era Dios. Esto no puede ser
entendido en sentido adjetival (que el Verbo era divino), lo que debilitaría la afirmación. Dado que
en gr. no hay un artículo delante de Dios, el término debe ser tomado como estableciendo una
característica del Verbo. Como Dios es un sustantivo, Juan debe estar afirmando la deidad del
6
Verbo. No sólo implica divinidad sino deidad ”.

Al revisar el texto de Juan 1:1 encontramos una traducción muy diferente a la que conocemos,
con la cual desacreditan a Jesús como Dios y lo presentan en un nivel inferior señalándolo como
un dios menor "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era un dios"
(Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras)

Observemos en el siguiente esquema como se traduce la cita de Juan 1:1 en diferentes


versiones de las Sagradas Escrituras:

Versión Traducción
"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios,
Biblia Americana Nuevo Estándar
y el Verbo era Dios"
"En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba
Nueva Versión Internacional
con Dios, y el Verbo era Dios"
"En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba
Biblia de Jerusalén
con Dios, y la Palabra era Dios"
"En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba
Biblia Latinoamericana
ante Dios, y la Palabra era Dios"
"Cuando todo empezó, ya existía la Palabra; y aquel
Versión Dios llega al Hombre
que es la Palabra estaba con Dios y era Dios "
Santa Biblia, Antigua Versión Revisada "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios,
Casiodoro de Reina. 1602 y el Verbo era Dios"
Santa Biblia, Antigua Versión "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios,
Casiodoro de Reina. 1569 y el Verbo era Dios"
"En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba
La Biblia de las Américas
con Dios, y el Verbo era Dios"
Versión Dios Habla Hoy "Cuando todo empezó, ya existía la Palabra; y aquel
que es la Palabra estaba con Dios y era Dios "
Traducción Literal de Young, palabra "En el principio estaba el Verbo, y el Verbo estaba
por palabra con Dios, y el Verbo era Dios"

Es clarificador como diferentes traducciones de las Sagradas Escrituras concuerdan en presentar


con nitidez la divinidad de Cristo en este pasaje, pero aun así, analizaremos la cita desde La
Traducción del Nuevo Mundo de Las Sagradas Escrituras. El texto de Juan 1:1 en una traducción
literal o palabra por palabra dice: "En el principio era la Palabra (Verbo), y la Palabra (Verbo)
estaba con Dios, y Dios era la Palabra (Verbo)."

Griego original Traducción literal


"en arche en ho logos" "en el principio era la palabra..."
"kai ho logos en pros ton
"y la palabra estaba con el Dios..."
theon"
"y Dios era la palabra" o "y la palabra era
"kai theos en ho logos"
Dios"

Note que la traducción, palabra por palabra dice que Dios era la Palabra o el Verbo.

La Biblia nunca sugiere que "la Palabra o el Verbo era un dios.".

Para analizar la cita desde la versión Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras
debemos presentar algunos puntos importantes:

1.- En el griego solo existe artículo definido. En este caso "ho"="el o la"

2.- Dentro de la oración en griego donde un sustantivo carece del artículo definido
debe traducirse al español incorporándole un artículo indefinido. Para la frase "kai theos en ho
logos", en este caso “Theos” (Dios) no lleva articulo definido (“ho”), por lo cual, argumentan Los
Testigos de Jehová, al traducir la frase se hace necesario para una correcta comprensión del texto
insertar el artículo indefinido que la oración requiere.

Los Testigos de Jehová entonces para justificar su traducción señalándola como la única correcta
se apoyan en esta última regla, y traducen la cita de esta forma: "En el principio era el Verbo, y el
Verbo era con Dios, y el Verbo era un dios" (versión Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas
Escrituras)

Pero hay una situación en la gramática que ellos pasan por alto: El Predicado Nominativo, es decir,
la oración que presenta el predicado en forma de sustantivo.

En griego bíblico cuando un sustantivo está asociado con un artículo es el sujeto de la oración. El
sustantivo que no está asociado con un artículo cumple la función de predicado nominativo.

Cuando una frase u oración tiene un predicado nominativo y se presenta una palabra sin artículo
esta no debe traducirse insertando un articulo indefinido, ya que en Griego, si hay un solo artículo
definido, ("ho"="el o la") en una cláusula donde existan dos nombres en el denominativo o sujeto,
en este caso ("theos" y "logos"), entonces el nombre con el artículo definido ("ho"="el o la") es el
sujeto. En este caso "ho logos" significa que "la Palabra" es el sujeto de la cláusula, por lo cual
Theos no debe traducirse acoplando a él un articulo indefinido.

Un predicado nominativo definido, precedido por un verbo, no lleva artículo definido. El orden de
las palabras griegas en la última parte de Juan 1:1 es "Dios era la Palabra" (Theos en ho logos). El
sujeto de la oración es "La Palabra," el verbo es "era" y el predicado nominativo es "Dios."
Usualmente el predicado nominativo es seguido por el verbo, pero en este caso es precedido por
él; siendo que es precedido por el verbo, el artículo no es necesario. Esta situación gramatical es la
que predomina en el caso del texto en cuestión. La traducción gramaticalmente correcta es la que
encontramos en la mayoría de las Biblias “Y el verbo era Dios”

Entendiendo esto, podemos ver más claramente lo tendencioso de la versión bíblica de los
Testigos de Jehová, puesto que en el mismo capítulo 1 de Juan, y en otros pasajes de los
evangelios, aparece la palabra Theos (Dios) sin artículo , por lo cual debiesen aplicar la misma regla
que ellos señalan necesaria en el verso 1, lo cual no sucede. Observemos el diagrama:

Aplicando la misma Regla Traducción del Nuevo Mundo (TJ)


Juan 1:6 Juan 1:6

Se levantó un hombre que fue enviado como Se levantó un hombre que fue enviado
representante de UN dios: su nombre era como representante de Dios su nombre
Juan era Juan
Juan 1:12 Juan 1:12

No obstante, a cuantos sí lo recibieron, a ellos No obstante, a cuantos sí lo recibieron, a


les dio autoridad de llegar a ser hijos de UN ellos les dio autoridad de llegar a ser hijos
dios , porque ejercían fe en su nombre; de Dios, porque ejercían fe en su nombre;
Juan 1:13 Juan 1:13

y ellos nacieron, no de sangre, ni de voluntad y ellos nacieron, no de sangre, ni de


carnal, ni de voluntad de varón, sino de UN voluntad carnal, ni de voluntad de varón,
dios. sino de Dios.
Juan 1:18 Juan 1:18

A UN dios ningún hombre lo ha visto jamás; el A Dios ningún hombre lo ha visto jamás; el
dios unigénito que está en [la posición del] dios unigénito que está en [la posición del]
seno para con el Padre es el que lo ha seno para con el Padre es el que lo ha
explicado. explicado.
Mateo 5:9 Mateo 5:9

Felices son los pacíficos, puesto que a ellos se Felices son los pacíficos, puesto que a ellos
les llamará ‘hijos de UN dios’. se les llamará ‘hijos de Dios’.
Lucas 1:35 Lucas 1:35

En respuesta, el ángel le dijo: “Espíritu santo En respuesta, el ángel le dijo: “Espíritu


vendrá sobre ti, y poder del Altísimo te santo vendrá sobre ti, y poder del Altísimo
cubrirá con su sombra. Por eso, también, lo te cubrirá con su sombra. Por eso,
que nace será llamado santo, Hijo de UN dios también, lo que nace será llamado santo,
Hijo de Dios
Lucas 20:36 Lucas 20:36

De hecho, tampoco pueden ya morir, porque De hecho, tampoco pueden ya morir,


son como los ángeles, y son hijos de UN dios porque son como los ángeles, y son hijos
por ser hijos de la resurrección. de Dios por ser hijos de la resurrección.

¿Por qué en estos textos no está empleada la misma regla que tan celosamente aplican a la cita
de Juan 1:1? Simplemente porque estas citas hacen referencia clara a Dios Padre, y la cita de Juan
1:1 hace referencia a Jesús. Este es el único modo con el cual ellos pueden tratar de sostener su
posición que Jesús no es igual al Dios. Pero aun así la palabra de Dios se encarga de ensalzar a
Jesús al lugar que le corresponde verdaderamente.

Concluimos y nos gozamos al saber que el Verbo era Dios y que ese Verbo se hizo carne y habitó
entre los hombres y podemos ver su gloria.

Recibamos pues gozosos este precioso Don del cielo porque la Escritura dice que “a todos los que
le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”.

Entre las autoridades de griego bíblico que explican esta regla gramatical, podemos citar: E.C. Colwell, profesor de la
Universidad de Chicago, en A Definte Rule for the NT Greek article Usage; Bruce M. Metzger, profesor emérito del
Seminario Princeton, en Jehova Witnesses and Christ; J. W. White, First Greek Book, p.266; William H. Davis,
Beginners of the Greek New Testamet, p 63; Allen R. Benner y Herbert W. Smith, Beginner ´s Greek Book, p.50; A.
Freire, Gramática Griega, p. 178; Arnaldo de Souza Pereira, Noçoes da Lingua Grega, p. 145.-

Juan 1:18
WHO
John 1:18 qeo.n ouvdei.j e`wr, aken pw,pote\ monogenh.j qeo.j o` w'n eivj to.n ko,lpon tou/
patro.j evkei/noj evxhgh,sato.

VNM: “A Dios ningún hombre ha visto jamás, el dios unigénito que está en [la posición del] seno
para con el Padre es el que lo ha explicado”.

Aunque ciertas versiones han traducido la frase “Hijo unigénito” o “Hijo único”, los manuscritos
más antiguos contienen la frase monogenes theos que significa “Dios único”.
Aun quienes objetan la divinidad de Cristo, hoy no pueden negar la evidencia textual, y están
forzados a reconocer que la variante “Dios único” es correcta. Así, una lectura correcta dice: “A
Dios nadie le vio jamás; el Dios único, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” o “A
Dios nadie le vio jamás, el único, que es Dios, que habita en el seno del Padre, él le ha dado a
conocer”.

Juan 8:58
WHO
John 8:58 ei=pen auvtoi/j VIhsou/j VAmh.n avmh.n le,gw u`mi/n pri.n VAbraa.m gene,sqai evgw.
eivmi,

VNM: “Jesús les dijo: “Muy verdaderamente les digo: Antes que Abrahán llegara a existir, yo he
sido,”
R60 Jesus les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.

Por más que les pese a los Testigos de Jehová este texto no puede traducirse “Antes que Abrahán
llegara a existir, yo he sido”. La expresión evgw. eivmi, (ego eimi) yo soy, se encuentra en presente
indicativo, y debe traducirse en el correspondiente presente del indicativo en español: “Yo soy”.
Esta es una elección sustancial del autor. Reitera el concepto de un presente permanente, incluso,
en el pasado. No es posible forzar la traducción, más bien es necesario adaptar la comprensión. En
las palabras de Cristo, los hebreos de ese tiempo estaban escuchando las palabras que Jehová le
había dicho a Moisés: “Yo soy” Exo. 3:4, y precisamente, estas son las palabras que utilizó Cristo,
por lo que la identidad divina de Jesús es clarísima a la luz de este texto y de su insistencia en Juan
(véase Juan 6:35; 9:9; 10:7; 14:6; 15:1). En cambio en todos los otros lugares donde aparece la
misma expresión evgw. Eivmi, la falaz versión de la Biblia de los Testigos de Jehová traduce
correctamente: Mat. 14:27; 22:32; 24:5; 26:22, 25; Mar. 6:50; 13:6; 14:62; Luc. 1:19; 21:8; 22:70;
24:39; Jn. 4:26; 6:20, 35, 41, 48, 51; 8:12, 18, 24, 28, 58; 9:9; 10:7, 9, 11, 14; 11:25; 13:19; 14:6;
15:1, 5; 18:5f, 8; Hch. 9:5; 10:21; 18:10; 22:3, 8; 26:15, 29; Rev. 1:8, 17; 2:23; 22:16. Se puede ver
claramente que la intención de esta VNM es completamente dogmatica porque cuando se quieren
traducir correctamente, se puede.

Juan 10:38
WHO
John 10:38 eiv de. poiw/ ka'n evmoi. mh. pisteu,hte toi/j e;rgoij pisteu,ete i[na gnw/te kai.
ginw,skhte o[ti evn evmoi. o` path.r kavgw. evn tw/| patri,
VNM: “pero si las hago, aun cuando no me crean a mí, crean las obras, a fin de que lleguen a saber
y continúen sabiendo que el Padre está en unión conmigo y yo estoy en unión con el Padre”.
R60: “Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que
el Padre está en mí, y yo en el Padre”.

La frase que afirma que el Padre “está en unión conmigo”, no refleja el sentido del original. Allí la
idea es directa, y en ella se percibe una interrelación dinámica entre Cristo y el Padre. Jesús dice:
“el Padre está en mí, y yo en el Padre”. La VNM ha sustituido la expresión “en mí”. ¿Por qué?
Porque los Testigos de Jehová no reconocen la presencia personal de Cristo en sus discípulos. Esa
es la razón por la que en todas las ocasiones que aparece la expresión de la presencia divina “en”
Cristo o “en” el creyente lo sustituyen por el participio “unidos” más la preposición “a”. Pero esta
sustitución de la preposición griega “en” por el participio no tiene ninguna justificación en el plano
sintáctico. Lo mismo ocurre en un texto muy conocido como lo es Gálatas 2:20: “Vive Cristo en
mí”. En este caso la VNM habrá de introducir una locución adverbial que desvía el sentido limpio
del texto.
Juan 20:28
WHO
John 20:28 avpekri,qh Qwma/j kai. ei=pen auvtw/| ~O ku,rio,j mou kai. o` qeo,j mou

VNM: “En contestación, Tomas le dijo: “¡Mi Señor y mi Dios!”

Aunque este pasaje es contundente en reconocer que Jesús es Dios y Señor, los Testigos afirman
que Tomas no llamó a Jesús Dios, sino una de dos: o lo consideró como “un dios”, o solo fue una
exclamación de asombro al ver al Cristo resucitado. Pero eso no puede sostenerse, porque en el
texto griego la expresión ei=pen auvtw (eipen auto) literalmente debe traducirse “le dijo a él”, lo
cual indica que Tomas no exclamo de asombro, sino que dirigiéndose a Cristo, reconoció su
divinidad. Además, en la expresión “¡Señor mío, y Dios mío!” (~O ku,rio,j mou kai. o` qeo,j mou),
los términos griegos Señor y Dios están precedidos por el artículo ~O (ho) tanto delante de kurios
(Señor) como delante de teos (Dios), y según el artificio arriano del artículo definido, esta es una
clara demostración que Jesús es Dios igual al Padre.

Hechos 20:28
WHO
Acts 20:28 rose,cete e`autoi/j kai. panti. tw/| poimni,w| evn w-| u`ma/j to. pneu/ma to. a[gion
e;qeto evpisko,pouj poimai,nein th.n evkklhsi,an tou/ qeou/ h]n periepoih,sato dia. tou/ ai[matoj
tou/ ivdi,ou
VNM: “Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño, entre el cual el espíritu santo los ha
nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios, que él compró con la sangre
del [Hijo] suyo.

Existen traducciones de la Biblia que a diferencia de la lectura “iglesia del Señor” vierten “la iglesia
de Dios”. ¿Cuál de ambas variantes es la correcta? Los especialistas saben que existen manuscritos
con ambas lecturas; sin embargo, una de las reglas de la crítica textual es preferir la lectura más
difícil sobre la lectura más sencilla, debido a que los escribas tenían una tendencia a simplificar las
oraciones que consideraban polémicas. En este caso la expresión “iglesia de Dios”, no es polémica
per se, pero cuando se la lee con la variante “su propia sangre” entonces se vuelve polémica,
porque diría que Dios derramó su sangre. Eso haría que un escribiente se sintiera tentado a
simplificar el texto cambiando “Dios” por “Señor”. Por esa razón, la evidencia textual se inclina por
la variante “iglesia de Dios” tal como lo vierten las versiones modernas. Los textos griegos de
Wescott y Hort, Weiss y Nestle apoyan esta posición. A. T. Robertson como una de las mayores
7
autoridades en el idioma griego también favorece la oración “iglesia de Dios” Algunos incómodos
con esta variante incontrovertible, creen que la ultima parte del versículo está incompleta y suelen
añadir la palabra “hijo” para que la oración lea “la iglesia de Dios, la cual él ganó con la sangre de
su propio (hijo)”. No obstante, los textos griegos no contienen la palabra ui`ou/ (uios: hijo), y por
tanto, esta inserción se basa solo en una conjetura, pues en griego solo dice tou/ ai[matoj tou/
ivdi,ou (ton aimatos tou idiou), literalmente: “la sangre propia”, o “su propia sangre”. Sin duda este
texto declara que Jesús, quien derramó su sangre para redimirnos, es Dios.
Romanos 9:5
WHO
Romans 9:5 w-n oi` pate,rej kai. evx w-n o` Cristo.j to. kata. sa,rka\ o` w'n evpi. pa,ntwn
qeo.j euvloghto.j eivj tou.j aivwn/ aj avmh,n
VNM: “a quien pertenecen los antepasados y de quienes [provino] el Cristo según la carne: Dios
que está sobre todos, [sea] bendito para siempre. Amén.

En una nota al pie esta versión contiene una variante de traducción que dice: “… Cristo. ¡Dios, que
está sobre todas las cosas, sea alabado por siempre!”. ¿Qué variante es la más adecuada? Desde el
punto de vista gramatical, cualquiera de las dos es correcta, puesto que el problema aquí no es de
traducción sino de puntuación. Se trata de decidir entre una puntuación que llama a Cristo Dios, y
otra que alaba a Dios el Padre. Morey comenta que “hoy, la mayoría de comentadores,
gramáticos, exegetas, etc. han llegado a la conclusión que Rom. 9:5 es una doxología a Cristo como
8
Dios”. Para esto, Morey muestra una estadística de Harris que señala que treinta y seis
comentadores afirman que el texto llama a Cristo Dios, frente a trece que dicen que el texto
9
señala al Padre. Pero es fatal interpretar de esa manera esta opinión (la que refiere a la
doxología), como Socino mismo admite, el hecho de que en otras doxologías de las Escrituras la
palabra “bendito” precede al nombre de Dios en quien se invoca la bendición (como “Bendito el
Dios de Israel,” Salmo 68:35; “Bendito el Señor Dios, el Dios de Israel,” Salmo 72:18). Además,
cualquier doxología semejante en este pasaje sería “sin sentido y fría en extremo;” por cuanto el
tema triste que está por tratarse sugeriría todo menos una doxología, aunque fuese en relación
con la encarnación de Cristo. *Alford.+ (2) o haciendo que el pronombre relativo “de los cuales” se
refiera a “los padres,” y no a los israelitas, es decir: “de los cuales los padres es Cristo según la
carne.” *Crellius, Whiston, Taylor, Whitby.+ Pero éste es un expediente sin fundamento, frente a
toda la autoridad de los manuscritos. También es conjetura de Grocio y de otros que la palabra
“Dios” debiera ser omitida del texto. Resulta pues que no tenemos nada de doxología, sino una
mera declaración de una verdad: que mientras que Cristo es “de” la nación israelita “según la
carne,” él es en otro respecto “Dios sobre todos, bendito por los siglos.” (En 2 Corintios 11:31 la
misma frase griega que aquí se traduce “el cual es,” se usa en el mismo sentido; y véase el cap.
1:25, en el griego.) En esta interpretación del pasaje, como un testimonio de la suprema divinidad
de Cristo, además de los padres ortodoxos, están de acuerdo algunos de los más eruditos críticos
10
modernos. [Bengel, Tholuck, Stuart, Olshausen, Philippi, Alford, etc.]
Al respecto L. Bonnet y A. Schoeder que:

… leyendo el original sin idea preconcebida, queda uno convencido que solamente la primera es
natural. En efecto: 1°, después de esta designación del origen humano de Cristo, según la carne, se
espera necesariamente, para completar el pensamiento, una designación cualquiera celestial… 2°
No hay en el conjunto del pensamiento, el más mínimo motivo que hubiera podido inducir al
apóstol a intercalar aquí una doxología en honor de Dios el Padre, de quien no habla en este
momento; el hilo del discurso se encuentra ex abrupto cortado, lo mismo que la frase gramatical,
mientras que, en la versión ordinaria (Cristo es Dios), no hay menor dificultad literal, y esta efusión
del corazón del apóstol termina admirablemente la enumeración de los privilegios de Israel por el
mayor que le haya sido acordado, el don del Hijo único de Dios, que es Dios sobre todas las cosas,
bendito eternamente, amén¡ Los adversarios de esta interpretación… no invocan, a favor de la
suya, ninguna razón gramatical o exegética, sino únicamente razones dogmaticas, y eso solo es
muy sospechoso.
Filipenses 2:5,6
WHO 6
Philippians 2:5-6 tou/to fronei/te evn u`mi/n o] kai. evn Cristw/| VIhsou/ o]j evn morfh/|
qeou/ u`pa,rcwn ouvc a`rpagmo.n h`gh,sato to. ei=nai i;sa qew/|

VNM: “mantengan en ustedes esta actitud mental que también hubo en Cristo Jesús, quien
aunque existía en la forma de Dios, no dio consideración a una usurpación (“arrebatamiento”
antigua versión), a saber, que debiera ser igual a Dios”

La RV 60 traduce: 5 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el
cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

La VNM presenta como un “arrebatamiento” o una locura que Cristo dejó de lado “a saber, que
debiera ser igual a Dios”. Lo que el texto dice es que Cristo tenia la morfh/| qeou/ (morphe theou)
forma de Dios. Esta afirmación implica que participaba de la condición divina, pero al hacerse
hombre no empleó su divinidad. De hacerlo, automáticamente, ingresaba en una condición
superior a la posibilidad del hombre. Pero Cristo se “despojó” o “vació” temporalmente de esa
condición para ser nuestro ejemplo perfecto. El contexto es claro en demostrar que Cristo lo hizo
transitoriamente y que, cuando volvió al cielo, se dobló ante él toda rodilla go,nu “gonu” – lo que
implica un acto de adoracion ofrecido por los seres celestiales- y todos lo reconocieron como
Señor (Fil. 2:10,11).

Además, una clara evidencia de la divinidad de Cristo se encuentra en la expresión griega evn
morfh/| qeou/ (en morphe theou: en forma de Dios). Morphe en griego significa la forma en la
esencia, no una mera apariencia externa sino en la naturaleza misma del ser. Esto quiere decir que
si Cristo existía en la forma de Dios, él es Dios en su naturaleza. W. E. Vine citando a Gifford dice:
Morphe es así propiamente la naturaleza o esencia, no en abstracto, sino tal como subsiste
realmente en el individuo… Así, en el pasaje ante nosotros morphe theou es naturaleza divina real
e inseparablemente subsistente en la persona de Cristo… Incluye toda la naturaleza y esencia de la
Deidad, y que es inseparable de ella… y no incluye en si misma nada ‘accidental’ o separable, tal
como modos particulares d manifestación, ni condiciones de gloria o majestad, que puede en un
momento estar junto con la ‘forma’, y en otro momento separado de ella.11

Este sentido de morphe es más evidente en el versículo 7 que afirma que Cristo tomó la “forma
(morphe) de siervo”. En este caso morphe indica que tomó la misma naturaleza de siervo, llegando
a ser un verdadero hombre. Así como era un hombre verdadero, entonces en el verso 6 “morphe
de Dios”, indica que Cristo es verdadero Dios. en el versículo 6 existen aun dos palabras que
ayudan a entender con más fuerza el sentido amplio del pasaje: (1) a`rpagmo.n (harpagmon:
aferrarse, deriva de arpazo que literalmente significa “tomar por la fuerza, apoderarse de; quitar;
12
arrebatar; llevarse; quizá atacar”) Tomando en cuenta esto, una traducción más literal del texto
sería: “Quien existiendo en forma de Dios, no consideró un arrebatamiento el ser igual a Dios”; (2)
13
La palabra i;sa (isa “igual”, significa “el mismo en tamaño, cantidad, calidad, etc” indicando que
Cristo posee igualdad absoluta con Dios en atributo y poder. Tomando en conjunto “morphe
theou”, harpagmon e isa, tenemos que Cristo no consideró que la igualdad con Dios era algo que
él hubiera arrebatado, sino que la poseía por derecho al ser por naturaleza Dios. No obstante esa
igualdad, estuvo dispuesto a tomar la forma de hombre con el propósito de salvar a la raza
humana.

Colosenses 2:9
WHO
Colossians 2:9 o[ti evn auvtw/| katoikei/ pa/n to. plh,rwma th/j qeo,thtoj swmatikw/j
VNM: “porque en el mora corporalmente toda la plenitud de la cualidad divina”
CAB: “porque en éste reside toda la plenitud de la divinidad corporalmente”( Castilian (Spanish)
Bible Version La Biblia (Versión castellana del P. Serafín de Ausejo)

En el texto griego encontramos la expresión qeo,thtoj swmatikw/j (theótetos somatikos)


divinidad corporalmente. Pero vemos que la palabra “cualidad” no tiene ningún equivalente o
mejor, no aparece en el texto. El texto dice que en Cristo habita la plenitud plh,rwma (pléroma),
de la divinidad (theótetos), corporalmente (somatikos).

Tito 2:13
WHO
Titus 2:13 prosdeco,menoi th.n makari,an evlpi,da kai. evpifa,neian th/j do,xhj tou/ mega,lou
qeou/ kai. swth/roj h`mw/n Cristou/ VIhsou/

VNM: “mientras aguardamos la feliz esperanza y la gloriosa manifestación del gran Dios y de*l+
Salvador nuestro, Cristo Jesús”

14
NVP “aguardando la esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios
y Salvador: Jesús Cristo”
15
RVG “Aguardando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y
Salvador nuestro, Jesucristo”

A pesar de su claridad, los arrianos Testigos de Jehová objetan que el texto debe distinguir entre el
Padre como el “gran Dios” y Jesucristo como el “Salvador”, y para hacer posible esto insertan el
artículo “del” entre ambos nombres para que diga: “del gran Dios y (de*l+) Salvador nuestro, Cristo
Jesús”. No obstante, esta traducción que es una añadidura a pasaje, no se ajusta a la construcción
gramatical griega, como tampoco a la intención del apóstol.

1. Los eruditos Jamieson, Fausset, y Brown afirman que la palabra griega para
“manifestación” epifaneia, “nunca es usada por Pablo refiriéndose a Dios el Padre (Juan
1:18; 1 Timoteo 6:16), o aun a su “gloria” (como explica Alford): se refiere invariablemente
16
a la venida de Cristo” . Esta declaración permite ver que el sujeto mencionado en el
pasaje no es el Padre sino el Hijo.
2. La frase “de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” que en griego se lee “ton megalou
theou kai soteros hemon Kristou Iesou”, solo posee un artículo: “de” (tou) al inicio, y una
conjunción: “y” (kai) para enlazar los sustantivos: “Dios” (theou) y “Salvador” (soteros). No
existe entre ellos ningún artículo que deba traducirse “del”, la única traducción literal
posible es: “del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo”. El pasaje solo habla de una
persona y no de dos. Una de las mayores autoridades en el griego, A. T. Robertson afirma:
“una persona y no dos”17.
3. El vocablo “y” (kai) cumple una función vital, en este caso es perfectamente aplicable una
regla idiomática del griego, la del kai epexegético. Esta regla gramatical indica que si la
conjunción kai (y) une a dos nombres precedidos por un solo artículo, y no se repite o
antepone al segundo, el ultimo nombre o titulo se refiere a la misma persona o cosa
descrita por el primer nombre. “Dios” y “Salvador”, entonces, son elementos calificadores
de la misma persona: Jesucristo, “nuestro gran Dios y Salvador”.

Jemieson, Fausset, y Brown dicen: “No hay sino un artículo griego para “Dios” y “Salvador”.
Lo que indica que ambas palabras son predicadas de uno y el mismo Ser. “De aquel que es a la
vez el gran Dios y nuestro Salvador”18

Hebreos 1:8
WHO
pro.j de. to.n ui`o,n ~O qro,noj sou o` qeo,j eivj to.n aivwn/ a Îtou/ aivwn/ ojÐ kai. h` r`a,bdoj th/j
euvqu,thtoj r`a,bdoj th/j basilei,aj auvtou/

VNM: “Pero respecto al Hijo: ‘Dios es tu trono para siempre jamás, y *el+ cetro de tu reino es el
cetro de rectitud’”
NT Peshitta (Esp)19 mientras que del Hijo dice: Tu trono, oh dios, es eterno; cetro de equidad es el
cetro de tu reino.

La traducción literal del griego “ho thronos sou ho theos eis ton aiona tou tou aionos” (“el trono
tuyo Dios es por el siglo del siglo”) confirma que Dios el Padre (vr. 5) se dirige al Hijo llamándolo
Dios. El pasaje ha sido tomado del Salmo 46:5 en donde el hebreo dice literalmente: “Tu trono
Dios” ( ~yhil{a/â ^åa]s.Ki
). No obstante, se ha argumentado que debido a que el Salmo 46 se dirigió
originalmente a un rey (seguramente David), el escritor bíblico no llamaría Dios al rey; por lo tanto,
el texto bíblico donde se cita Hebreos 1:8 debería leer: “Tu trono como el de Dios” o, “Dios es tu
trono”. Sin embargo, no se necesita apartarse del hebreo obvio y literal para obviar el problema
de llamar Dios al rey si se toma en cuenta lo siguiente:

1. Los versículos 6,7 son reconocidos por el Nuevo Testamento como mesiánicos, por tanto,
si es difícil una aplicación local, debe recordarse que su aplicación absoluta corresponde
solo a Cristo.

2. Si deseamos hacer una interpretación primaria del texto, la aplicación del término Elohim
(Dios) al rey en sentido relativo, no sería extraña al uso del libro, ya que Salmos 82:1,6
aplica el mismo término Elohim (Dios) a jueces humanos que juzgaban en lugar de Dios.
por tanto, si el término Elohim (Dios) se aplica en sentido relativo con jueces, con mayor
razón puede aplicarse en el mismo sentido al rey del salmo, y desde ahí adquirir un
sentido mesiánico en el NT.

3. Es extraño que la VNM diga: “Dios es tu trono”. En verdad no creemos en una sumisión del
Padre como para que sea trono del Hijo, cuando en el texto se lee: “ho thronos sou ho
theos” la exclamación exalta la divinidad del Hijo, y lo llama: “Oh Dios”.
4. Solo los herejes arrianos Testigos de Jehová podrían negar que Hebreos 1:8 dice que Jesús
es Dios, sobre todo cuando los versículos 10-12 se esfuerzan por aplicar a Cristo la
exaltación que el AT dirige a Jehová.

2 Pedro 1:1
WHO
2 Peter 1:1 Si,mwn Pe,troj dou/loj kai. avpo,stoloj VIhsou/ Cristou/ toi/j ivso,timon h`mi/n
lacou/sin pi,stin evn dikaiosu,nh| tou/ qeou/ h`mw/n kai. swth/roj VIhsou/ Cristou/

VNM: “Simón Pedro, esclavo y apóstol de Jesucristo, a los que han obtenido una fe, tenida en
igualdad de privilegio con la nuestra, por la justicia de nuestro Dios y de*l+ Salvador Jesucristo”

CAB 2 “Simeón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que han obtenido una fe tan preciosa
como la nuestra por la justicia de nuestro Dios y salvador Jesucristo”

Quienes rechazan la divinidad de Cristo, objetan que la traducción debe distinguir entre “nuestro
Dios” y el “Salvador Jesucristo” (es la misma construcción gramatical de Tito 2:13). Sin embargo, la
ausencia del artículo entre ambos nombres, demuestra que se habla de una persona y no de dos.
La misma estructura gramatical aparece en 2 Pd 1:11; 2:20; 3:2,18, pero como no califican de
“Dios” (ho theos) a Jesucristo sino solo de Señor (ton Kuriou), aun los antitrinitarios reconocen que
n estos pasajes solo se menciona a una persona y no a dos. Deberían ser coherentes y decir lo
mismo de 2 Pd 1:1:

Texto La misma construcción exige la misma Interpretación


Bíblico traducción e interpretación obvia
tou theou hemon kai soteros Iesou Jristou
2 Pd 1:1 del Dios nuestro y Salvador Jesucristo Una persona

tou kuriou hemon kai soteros Iesou Jristou


2 Pd 1:11 del Señor nuestro y Salvador Jesucristo Una persona

ton kuriou [hemon] kai soteros Iesou Jristou


2 Pd 2:20 del Señor nuestro y Salvador Jesucristo Una persona

tou kuriou kai soteros


2 Pd 3:2 del Señor y Salvador Una persona

ton kuriou hemon kai soteros Iesou Jristou


2 Pd 3:18 del Señor nuestro y Salvador Jesucristo Una persona

De acuerdo a lo anterior, A. T. Robertson, una de las mayores autoridades en el griego koiné


afirma:

2 Pd 1:1…Así que el único articulo (tou) con theou y soteros demanda precisamente como
en tou kuriou hemon kai soteros Iesou Jristou (de nuestro Señor y Salvador Jesucristo) una
persona no dos… Así en 1 Pd 1:3 tenemos o` qeo.j kai. path.r ho theos kai pater (el Dios y
Padre), una persona, no dos. La gramática es uniforme e inevitable (Robertson, Grammar,
pag. 786), como incluso lo admite Schmiedel (Winer- Schmiedel, Grammatik, pag. 158): ‘La
gramática exige que se signifique una persona’. Moulton (Prol. p. 84) cita ejemplos en los
papiros de un ejemplo similar de theos para los emperadores romanos.

1 Juan 5:20
WHO
1 John 5:20 oi;damen de. o[ti o` ui`o.j tou/ qeou/ h[kei kai. de,dwken h`mi/n dia,noian i[na
ginw,skomen to.n avlhqino,n kai. evsme.n evn tw/| avlhqinw/| evn tw/| ui`w|/ auvtou/ VIhsou/ Cristw/| ou-
to,j evstin o` avlhqino.j qeo.j kai. zwh. aivwn, ioj

VNM: “pero nosotros sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado capacidad intelectual
para que adquiramos el conocimiento del verdadero. Y estamos en unión con el verdadero, por
medio de su hijo Jesucristo. Este es el Dios verdadero y vida eterna”
R60: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al
que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la
vida eterna”
Analicemos minuciosamente el versículo:

Sabemos.
El que ha nacido de nuevo sabe que Cristo vino y cumplió con la obra de la redención, pues ha
experimentado personalmente el perdón de sus pecados y el poder de la presencia interior del
Salvador que lo protege contra el pecado.
El Hijo de Dios.
El calificativo "Hijo", aplicado a Jesús, aparece once veces en los vers. 5-20.
Ha venido.
Gr. h[kei "haber venido", "estar presente". Los hechos históricos de la encarnación, la vida, la
muerte y la resurrección del Hijo de Dios, son las verdades centrales alrededor de las cuales gira la
fe cristiana.
Entendimiento.
Gr. dia,noian (Diánoia) (ver com. 1 Ped. 11: 13). Se refiere a la facultad de entender, a la mente.
Cristo ha abierto ante el creyente inagotables tesoros de conocimiento divino. Siempre debemos
anhelar la exploración de esos tesoros y el aumento de nuestro conocimiento de ellos.
Para.
El apóstol deja en claro el propósito básico de la venida de Cristo y su obra con la humanidad:
revelar "al que es verdadero" para que los seres humanos puedan conocerlo cómo es en realidad
(cf. Juan 1: 18; 17:3).
Conocer al que es verdadero.
Literalmente "para que conozcamos al Verdadero" (BJ, BC); es decir, a Dios, al Padre (cf. Juan
7:28; 17:3; 1 Tes. 1:9), a quien el Hijo vino para revelarlo a los hombres y quien puede ser
conocido verdaderamente sólo mediante el Hijo (ver com. Juan 1:18; 14:9). Con esta descripción
del Padre, Juan desvía la mente de sus lectores de la falsedad del gnosticismo (ver pp. 643-644) a
la verdad de la fe cristiana verdadera.
En el verdadero.
Es obvio que se trata de Dios el Padre, como lo indican las palabras siguientes, "su Hijo Jesucristo".
Este es el verdadero Dios.
Es posible aplicar estas palabras a Jesucristo, pero su aplicación más probable corresponde con el
Padre pues de él es de quien Juan ha estado hablando en las declaraciones precedentes. Pero
como en otros pasajes, tampoco hay aquí necesidad de distinguir categóricamente entre el Padre
y el Hijo, pues ambos son uno en naturaleza, carácter y propósito.
Vida eterna.
Ver com. Juan 5:26.

BIBLIOGRAFIA

1) (Novum Testamentum Graece, Nestle-Aland 27h Edition. Copyright (c) 1993 Deutsch
Bibelgesellschaft, Stuttgart.)
2) H. E. Dana, Julius R. Montey, Gramática Griega del Nuevo Testamento, ed. Rev. El paso,
Texas: Casa Bautista de Publicaciones, 1994, 133).
3) Harner, “Qualitative Anarthrous Predicate Nouns: Mark 15:39 and Jhon 1:1” pg. 84, 85.
4) Ibid.
5) Daniel B. Wallace, Greek Grammar Beyond the Basics (Grand Rapids, MI: Zondervan,
1996), pg. 269.
6) Nuevo Comentario Bíblico Siglo Veintiuno; Nuevo Testamento G.J. Wenham, J.A.
Motyer, D.A. Carson, R.T. France, pg. 290.
7) Archibald Thomas Robertson, Imágenes verbales en el Nuevo Testamento:
Epístolas universales y Apocalipsis, 6 vols. (Terrasa, Barcelona: Editorial CLIE, 1990),
3: 364.
8) Morey, The Trinity…, 333.
9) Ibid.
10) Jamieson, Fausset y Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia, Tomo II, Pg.
369.
11) W. E. Vine, Vine’s Complete Expository Dictionary of Old and New Testament Words,
(Nashville, TN: Thomas Nelson, Inc., 1996). 2:251
12) Barcay- Newman Greek Dictionary
13) W. E. Vine, Vine’s Complete Expository Dictionary…, 2:204.
14) Nueva Versión Purificada
15) Santa Biblia Reina Valera Gómez, 2004.
16) Jamieson, Fausset y Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia, Tomo II, Pg.
600.
17) Robertson, Imágenes verbales…, 6:167,168.
18) Jamieson, Fausset y Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia, Tomo II, Pg.
600.
19) Nuevo Testamento de la Biblia Peshitta en Español.