Sunteți pe pagina 1din 2

Componentes de la democracia

En la democracia moderna juega un rol decisivo la llamada regla de la mayoría, es


decir el derecho de la mayoría a que se adopte su posición cuando existen diversas
propuestas. Ello ha llevado a que sea un lugar común de la cultura popular asimilar
democracia con decisión mayoritaria. Las elecciones son el instrumento en el que
se aplica la regla de mayoría; haciendo así de la democracia el ejercicio más
eficiente, eficaz y transparente, donde se aplica la igualdad y la oportunidad de
justicia, práctica originada en los siglos XVIII y XIX; cuando la mujer se hace
partícipe del derecho al voto. Además, la democracia contemporánea, no se
mantiene paralela al régimen absolutista y al monopolio del poder.

Sin embargo muchos sistemas democráticos no utilizan la regla de la mayoría o la


restringen mediante sistemas de elección rotativos, al azar, derecho a veto
(mayorías especiales), etc.16 De hecho, en determinadas circunstancias, la regla
de la mayoría puede volverse antidemocrática cuando afecta derechos
fundamentales de las minorías, de los individuos o vulnera los principios
fundamentales de la vida del Estado, cuestiones que conoceremos como la esfera
de lo indecidible.17

Las democracias reales suelen ser complejos mecanismos articulados, con


múltiples reglas de participación en los procesos de deliberación, toma de
decisiones, en los que el poder se divide constitucionalmente o estatutariamente,
en múltiples funciones y ámbitos territoriales, y se establecen variedad de sistemas
de control, contrapesos y limitaciones, que llevan a la conformación de distintos
tipos de mayorías, a la preservación de ámbitos básicos para las minorías y a
garantizar los derechos humanos de los individuos y grupos sociales.

Por esto es que debemos analizar cuales son los principios esenciales de la
democracia.

¿Cuáles serían los elementos de la democracia que la definen como método de


gobierno de los pueblos?

a) Soberanía popular
El pueblo, como titular de la soberanía, lo es de todo el poder, aunque su ejercicio
está diversificado.
b) Participación
La participación popular tiene lugar de dos formas: directa e indirecta. Son formas
directas el referéndum y la iniciativa popular; formas indirectas serían el sufragio
universal, libre, igual, directo y secreto en elecciones periódicas. Con esta forma de
democracia indirecta surgen los representantes políticos.
c) Pluralismo
Tiene muchas variantes, pues, sin pluralismo no puede haber libre competencia
política. La democracia es pluralista por definición puesto que ella tienen cabida
todas las opiniones y todos los ciudadanos.
d) Consenso
La democracia ha de basarse en el consenso de los ciudadanos acerca de los
valores básicos sobre los que se asienta.

¿Cuáles son esos valores básicos sobre los que se sustentan los elementos de la
democracia?

a) Principio de mayoría
Los votos valen todos lo mismo. El modo de adopción de decisiones colectivas lo
determina el señalado por la mayoría de sufragios. El principio admite variantes.
b) Respeto de las minorías y la existencia de la “ oposición política”
El contrapeso de la regla anterior. Ello implica la institucionalización de la oposición
política.
c) Principio de reversibilidad
Una mayoría coyuntural no puede erigirse en representativa de todo el pueblo para
siempre.
d) División, control y responsabilidad del poder
El poder estatal es único pero diversificado en sus manifestaciones. El control del
poder es la clave de un régimen constitucional. En democracia, donde hay poder
hay responsabilidad (aunque a veces se nos olvide).
e) Publicidad. Régimen de opinión pública
Sin publicidad no hay democracia. La libertad de comunicación garantiza la
existencia de opinión pública, sin la cual no puede haber un régimen democrático.
f) Primacía del Derecho
Sin primacía del Derecho no hay democracia, sin democracia no hay primacía del
Derecho. Así, pues, primacía del Derecho y democracia son dos caras de la misma
moneda.

De la consideración de estos valores y de los elementos de la democracia se


despliega el sistema constitucional, que para resultar efectivo requiere, además, de
la perpetua voluntad ciudadana de querer continuar con el sistema democrático.