Sunteți pe pagina 1din 2

¿Qué papel jugo George Washington en la Guerra de la Independencia?

George Washington fue nombrado por el Congreso como el único comandante en Jefe del mando militar.
Fue partidarior de la independencia y se hizo cargo del Ejército en junio de 1775. Con la ayuda de los
militares extranjeros como Lafayette de Francia y el baron von Steuben de Prusia, con los que venció a los
ingleses. (Brinkley, 2011, pp. 117-118)

¿El tratado de Francia?

El Tratado de París se firmó el 3 de septiembre de 1783 entre Reino de Gran Bretaña y Estados Unidos y
puso fin a la guerra de Independencia de los Estados Unidos. El cansancio de los participantes y la
evidencia de que la distribución de fuerzas, con el predominio inglés en el mar, hacía imposible un
desenlace militar, condujo al cese de las hostilidades. El tratado fue firmado por David Hartley, miembro
del Parlamento del Reino Unido que representaba al rey Jorge III, John Adams, Benjamin Franklin y John
Jay, representantes de los Estados Unidos. El tratado fue ratificado por el Congreso de la Confederación el
14 de enero de 1784, y por los británicos el 9 de abril de 1784. La ayuda de Francia fue vital en la victoria
estadounidense sobre la corona británica. Los Estados Unidos ganaron muchos territorios con la firma del
tratado de París de 1783. Pero Francia, después de perder algunas batallas navales, no consiguió mucho.
Francia obtuvo su venganza y consiguió un nuevo aliado y socio comercial. Sin embargo, la alta deuda
acumulada por Francia fue una de las principales causas de la Revolución Francesa de 1789 y
subsecuentemente la Cuasi Guerra entre la Francia Revolucionaria y los Estados Unidos.

¿Qué razones tuvo Estados Unidos para hacer la guerra contra México?

Estados Unidos le hizo la guerra a México por sus pretensiones expansionistas. El primer paso de los
EEUU fue la creación de la República de Texas separándose del estado mexicano de Coahuila y Texas y
creando el actual estado de Texas tomando una parte de los territorios mexicanos de los estados de
Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua y Nuevo México, esto se logró gracias a la Independencia de Texas. Este
hecho, sumado a la entrada del ejército estadounidense a la zona comprendida entre los ríos Nueces y
Bravo, más la demanda de indemnización al gobierno mexicano por los daños causados en Texas durante
su guerra de independencia y los intereses estadounidenses en adquirir los territorios del norte de México,
creando la República de California y posteriormente provocaron el conflicto armado entre ambos países por
los actuales estados de Nuevo México, Arizona, Nevada parte de Colorado y de Utah.

¿Cómo reaccionaron ante la guerra?

Hubo oposición a la guerra entre México y los Estados Unidos. Pero también hubo gente que favoreció
dicho conflicto bélico. La guerra era un tema partidario y una razón fundamental para el desarrollo de la
guerra civil estadounidense. La mayoría de los Whigs en el norte y el sur del país se oponían a la guerra; la
mayoría de los demócratas la apoyaban. Los demócratas del sur, quienes se animaban con la doctrina del
destino manifiesto, apoyaban la guerra con la esperanza de añadir territorio al sur, el cual sería territorio
donde la esclavitud iba a ser legal, y así evitar ser superados numéricamente por la populacion creciente del
norte. John L. O'Sullivan, editor del periódico The Democratic Review, introdujo esta frase en su contexto,
afirmando que "es nuestro destino manifiesto sobre-extender este continente que se nos ha sido asignado
por la providencia para el desarrollo libre de nuestros millones que se multiplican anualmente."
¿Cuál es el estatus social de los estados ante México?

El 2 de febrero de 1848 llegó a su fin la guerra entre México y los Estados Unidos con la firma del Tratado
de Guadalupe Hidalgo, el cual establecía que México cedía los territorios de Nuevo México y la Alta
California como consecuencia de haber perdido la guerra. Estados Unidos se comprometió a indemnizar
con 15 millones de pesos a México. En 1853, cuando Santa Anna regresó para gobernar el país por última
vez, la Mesilla, el último pedazo que quedaba de esos territorios en México, fue vendido a los Estados
Unidos por 10 millones de dólares. La guerra México-Americana fue una guerra perdida desde el comienzo
de la misma, una división fratricida por el poder, aún y cuando el país estaba siendo mutilado. La falta de
apoyo de algunos estados mexicanos, que en esa época conformaban el país 19, y de los cuales solo 7
aportaron armas y dinero, agravaron más el conflicto. La falta de nacionalismo y unión fue finalmente lo
que venció más allá de la fuerza del invasor.