Sunteți pe pagina 1din 20

Anuariode EstudiosCentroamericanos,

Univ.CostaRica,11 (1): 23-42,1985.

DEL DESARROLLO DE COSTA RICA Y SU CRISIS


EN EL PERIODO DE POSTGUERRA: 1948-1984 *

JorgeRoviraMas **

Abstract

Development and Crisisin CostaRica duringthepost-war period,1948-1984. This


is a two-partarticle.In thefirstthereis a generaldiscussionof themainsocial,economic
and politicalcharacteristics
of Costa-Rican Societybetween1948 and 1980. In thesecond,
afterpresentingsomestatistical dataon theeconomiccrisisinCostaRicabetween1981 and
1982, ine authordiscusssomehypotheses regardingthe causesand originsof the crisis.
Thereis a briefdiscussion of theperformance of theeconomyin 1983 and 1984.Finally,
hepresents thetwomainoptionsfortherestructuring oftheeconomy.

El presenteartículose divideen dos apartados: políticasdistributivas y redistributivas cuyoimpac-


1. Costa Rica 1948-1980: los rasgosprincipales to ha sido apreciable.En lo social,acaecieronva-
de un períodohistóricoy 2. La crisiseconómica riacionesen la estructurade las clases sociales,
de Costa Rica, la estabilizaciónde 1983-1984 y adquiriendoun peso considerable la burguesíain-
las perspectivasdel desarrollocapitalistacostarri- dustrial-y, dentrode esta,el capitalextranjero-,
cense. una renovadaburguesíaagraria,sobretodo ganade-
ra, azucarera, arrocera y bananera, entrelos
1. COSTA RICA 1948-1980: LOS RASGOS gruposempresariales, al mismo tiempoque se
PRINCIPALES DE UN PERIODO HISTÓ- expandieronen formanotablelos gruposmedios
RICO. de la sociedad,en especialuna nuevapequeñabur-
guesía, consolidandoel proletariadoindustrial, a
El movimiento seguidoporla sociedadcostarri- su vez, su aparicióncomo clase; paralelamente a
censeen el períodotranscurrido desde 1948 hasta esto, se alcanzaronlogrosmuy significativos en
1980 puedesercaracterizado comoun largoperío- materiastalescomo la saludpública,la educación
do históricoposeedorde un conjuntode rasgos y en lo concerniente a la atenciónde los grupos
Este
particulares. período se encuentra singulariza- más pobres de la poblacióntanto en el ámbito
do, en lo económico,poraltastasasde crecimiento urbanocomo en el rural.Y en lo político,se pro-
con modificaciones de la estructura productiva que dujo una evoluciónque ha venidoapuntalando un
significaron el
para país un cambio en su patrón de sistema políticoen el que se hallan bien extendidas
reproducción capitalista dependiente, acompañado y respetadaslas diferentes posibilidadesde acción
todo ello tambiénde un conjuntode transforma- y de participación enmarcadasdentrode lo que es
cionesen el carácterdel Estadoy de una gamade una democraciacapitalista realmente avanzada.
Dos conjuntosde elementoso seriesde hechos
* La primera subyacena este períodoeconómico,socialy polí-
versiónde esteartículose presentócomo tico: se destacan,en primer
de Políti- lugar,en lo interno, las
ponenciaanteel 1erCongresoInternacional consecuencias derivadas de la civildel año
ca Económica:Alternativas para la crisisinternacio- guerra
nal",celebradoen Río de Janeiro (Brasil)del 12 al 17 1948, y, en segundolugar,en lo externo,la onda
de agostode 1984,paralo cualse contóconel apoyo largacon tendenciaa la expansiónexperimentada
del ConsejoNacionalde Investigaciones Científicas y por la economíainternacional en la Pos-
capitalista
Tecnológicas(CONICIT), de la Universidad de Costa
Ricay delComitéOrganizador delCongreso. guerra (1945-1967-1971).
** El Autores Doctor en Sociologíay actualmente se En 1948, desdenuestropuntode vista,no sólo
del de
desempeñacomo Director Instituto Investiga- se clausura una etapapolíticaen la evoluciónde la
cionesSocialesde la Universidadde CostaRica. sociedadcostarricense y se iniciauna nueva,sino
24 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

que esta otra, por las característicasque conlleva, posee en su conjunto y por su coherencia rasgos
apresura el tránsitodel país hacia un nuevo estadio claramente distinguiblesde los conocidos hasta
de su desarrollo capitalista, estadio este al que se entonces. El punto nodal, el aspecto histórica-
ingresaya con toda claridad en el transcurode los mente determinativo de la política económica
años que van de 1959 a 1963, luego de la aproba- liberacionista, no ha sido otro quizás que el
ción de la Ley de Protección y Desarrollo Indus- persistenteesfuerzo realizado por medio de ella
trial de 1959 y la suscripciónpor parte de Costa con la mira puesta en la diversificaciónde la
Rica en 1963 de los tratados y acuerdos que die- producción y del aparato productivo nacional,
ron vida en 1960 al Mercado Común Centroameri- poniéndoseleénfasisa variadas actividades produc-
cano, circunstanciasque aceleraron notoriamente tivas orientadas hacia el mercado interno y a la
el desarrollo industrialdependiente costarricense. diversificaciónde las exportaciones. Como com-
Y lo fundamentalpara poder entenderlas cosas de plemento de esta directriz,se puso en ejercicio
esta manera es tener presente que tras la guerra también todo un haz de políticas distributivasy
civil de 1948 se altera y modifica la composición redistributivasdel ingreso.Ha sido, por lo demás,
del bloque en el poder. A partirde este momento, la política económica desplegada por el Partido
los sectoresmedios burguesesde aquella época, en Liberación Nacional la vía específica de que se
estrechaalianza con la pequeña burguesía urbana, ha valido esta organización partidariapara sentar
empiezan a ocupar una mejor posición en el seno los cimientos de una alianza implícita, de una
de ese bloque, viéndoseobligadas las viejas fraccio- permanencia relativamente prolongada, entre
nes de la clase dominante -los grupos más promi- unos sectores empresarialesen proceso de ascenso
nentes de la burguesía surgidosal calor del orden e importantes grupos sociales del país, grupos
agroexportadorconfigurado en el siglo XIX (los que se han constituido en parte de la base social
grandes productoresy beneficiadoresde café, los con que ha contado esta agrupación política: nos
comerciantesimportadoresy los capitalistasde la referimossobre todo a la pequeña burguesía (1).
banca, principalmente)- a ceder cada vez más el Por otra parte, al promediar la década de los
poder político a otros grupos sociales emergentes años cuarenta,se inauguraun largo ciclo expansivo
(la burguesía industrial, una nueva burguesíaagra- de la economía internacional capitalista, ciclo
ria, los representantesde un incipientey prematu- delimitado con mayor precisión por numerosos
ramente debilitado capitalismo de Estado, etc.), autores de la siguientemanera: se inicia entre los
conforme se fue avanzando en la segunda mitad años 1940-1945 y perdurahasta 1967-1971 (2).
del presentesiglo. Todo este proceso se ha llevado A este ciclo u onda larga le correspondió una
a cabo, en lo medular,por medio de la preeminen- tonalidad expansiva,es decir,se trató de una etapa
cia alcanzada por el Partido Liberación Nacional prolongada en la que se produjo un grande v
en la vida política del país en esos treintay dos persistenteperíodo de crecimientode las principa-
años, partido que, comandado por José Figueres les economías capitalistas,estimulándosegracias a
Ferrer,gobernó a Costa Rica durante 1948-1949, esto el crecimiento económico de las sociedades
1953-1958, 1962-1966 y 1970-1978 dentrode dependientesy periféricas,al mismo tiempo que se
aquel lapso. propiciaba una nueva modalidad en lo relativoa su
Dos derivaciones de envergadura sobresalen insercióndentrodel sistemacapitalistamundial.
como resultado de esta recomposicióndel bloque No resulta superfluo,desde nuestraperspectiva,
en el poder y de la naturaleza de clase de los insistir en que si bien la interpretación y la
grupos sociales que pasan a ocupar nuevas posicio- comprensión cabal de la dinámica específica y
nes dentrode él a raíz de los sucesos de 1948: se particular seguida por la formación social costa-
observa, en primertérmino,la voluntad de estos rricenseentre 1948 y 1980, debe partiresencial-
grupos de modificarla estructuraestatal, hasta el mente de la estructuraeconómico-social internay
punto de establecer una nueva forma de Estado, de los cambios políticos acaecidos tras la guerra
un poderosísimo Estado de índole intervencio- civil de los meses de abril y mayo He 1948, no es
nista,y, en segundo,se emprendeuna amplia gama menos ciertoque el curso de la economía internac-
de reformaseconómicas (la más significativa de las ional y de su ciclo de Posguerra -cuyas caracte-
cuales fue la nacionalizaciónde los bancos particu- rísticas no podremos entrar a detallaraquí (3)-
lares en junio de 1948) y se comienza a poner en representa un punto de referenciapermanentee
práctica una política económica que, siendo expre- indispensable.En efecto, en sentidoestricto,no se
sión igualmentede esos nuevos interesesde clase, trata tan sólo del hecho de que las vinculaciones
Costa Rica y su crisisen la post-guena(1948-1984). 25

económicas de Costa Rica con el exterior sean Un segundo aspecto al que conviene hacer
importantísimaspara su propia estructuraeconó- referencia es el cambio experimentado por la
micosocial y de que ellas posean un componente estructuraproductiva,dentro del cual destacan los
interno de primer orden que, con todos sus siguienteselementos: la crecienteparticipationdel
detalles, en modo alguno puede ser eludido -de sector industrial y del sector público (6) en la
manera de no poder ser abordadas simplemente generacióndel Producto InternoBruto, a la par de
como algo periféricoa lo interno-, sino que el la perdida de importancia sufrida por el sector
tipo de vínculos que el país ha mantenido con el agropecuario.Obsérveseel cuadro No.l.
sistema capitalista mundial así como los rasgos
inherentesa ellos, han condicionado en mucho el CUADRO No. 1
derroteronacional, imponiéndole límites aprecia-
ESTRUCTURAPORCENTUALDEL PRODUCTO INTERNO
bles a las diversas posibilidades que, como pro- BRUTO POR SECTOR ECONOMICOA VALORES DE
yectos históricos han surgido de los cambios PRODUCTOR,EN COLONES CONSTANTESDE 1966
internos.Ya veremos que esto también aconteció
AÑO AgropecuarioIndustrial Comercio Gobierno Otros
durante el período que estamos tratando de
presentaren formapor demás resumida. 1957 24.4 14.1 20.7 12.1 28.7
Vamos a continuación a esbozar rápidamente 1960 25.2 13.8 20.4 11.3 29.3
1965 22.9 16.7 20.2 10.8 29.4
aquellos rasgosmás representativos de este período 1970 24.1 18.6 19.9 9.9 27.5
económico, social y político transcurridoentre 1971 23.6 18.8 19.5 10.0 28.1
1948 y 1980. 1972 23.0 19.2 19.4 10.0 28.4
1973 22.6 19.7 19.5 9.8 28.4
1974 21.0 21.0 18.4 10.2 29.4
1.1 La estructuraproductivay el desarro- 1975 21.2 21.2 17.2 10.3 30.1
llo de una nueva forma de Estado de 1976 20.2 21.3 17.8 10.1 30.6
1977 19.0 22.0 19.2 9.8 30.0
naturalezaintervencionista. 1978 19.0 22.4 18.9 9.7 30.0
1979 18.3 22.0 18.7 9.9 31.1
Entre el año 1950 y el año 1980, la economía
costarricensemantuvouna tasa promedio anual de FUENTE: Banco Centralde Costa Rica. CuencasNacionalesde CostaRica. Este
crecimientode un orden superior al 6 %, lo que cuadro ha sido tomado del libroCosta Rica: Problemaseconómicos
de ¡a década de los ochenta de VíctorH. Céspedeset al. San José,
refleja un elevado dinamismo(4). Dos conjuntos EditorialSTUDIUM, 1983, p. 129.
de razones permiten explicar este comporta-
miento: en primerlugar,la expansión continuada Pero los acontecimientosmás significativosde
de las actividades agropecuariasdirigidashacia la este período, desde el ángulo de la modificaciónde
exportación,tanto por la vía del crecimientode las la estructuraproductiva,lo son la Ley de Protec-
cantidades de ciertos productos tradicionalmente ción y Desarrollo Industrialde 1959 y la incorpo-
exportados por el país (el café y el banano), como ración de Costa Rica al Mercado Común Centro-
también en virtudde una cierta diversificaciónde americano, hecho este último concretado por el
ellos -se sumaron al sector agroexportador el Presidente Francisco J. Orlich del Partido Libera-
azúcar y la carne, entre otros-, y, en segundo ción Nacional. Con la firmaen 1963 del Tratado
lugar,el desarrollodel proceso de industrialización General de IntegraciónEconómica. Costa Rica dio
dependiente, cuya aceleración ocurre a partir de el paso necesario que transformaríasu patrón de
1963 para quedar prácticamenteagotado poco más reproducción capitalista dependiente haciéndolo
de una década después. Es interesanteconstatar más complejo, al pasarse de uno en el que
que entre 1965 y 1974, período en el cual predominaba por completo la dinâmica agroexpor-
confluyeron los mejores momentos de ambos tadora a otro en el cual a lo anteriorse añadiría,
procesos, el Producto Interno Bruto creció a una desde entonces con una mayor significación,el
tasa promedio de casi el 7 % anual (5). En estos movimientopeculiar de la industrializaciónseguida
años, al dinamismo del proceso industrializador por la América Latina de la Posguerra.
vino a sumárseleuna extensiónimpresionantede la Es importantedejar señalado que el proceso de
producción de banano y el incremento de la industrializaciónde la América Centralluego de la
producción azucarera para su exportación al mer- aprobación del Tratado de Managua en 1960 por
cado norteamericano,una vez que Estados Unidos los diferentespaíses de la Región, representauna
redistribuyóla cuota anteriormenteasignada a de esas situaciones típicas en que un proceso
Cuba. económico se impulsa bajo condiciones original-
26 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

mente de carácter y pretensiones nacionalistas, Nacional en esos años, no pudo ya mantenerlaesta


pero que paulatinamenteellas van siendo modifi- agrupación política en 1959 y en los inicios de la
cadas al calor de la presión ejercida por variadas siguientedécada.
fuerzas y circunstanciashasta el punto en que las El nuevo patrón de reproducción capitalista
que prevalecen son justamente las condiciones dependiente del que empieza a participar Costa
favorecedoras de un mayor beneficio para el Rica en los años sesenta, sigue su lógica a partir
capital extranjerodeseoso de invertiren esa área, sobre todo de los siguienteselementos:
cuestión esta que no puede ser vista como mero A.- Los principalesincentivospara la acumula-
resultado del azar, debiéndosela visualizar antes ción de capital se concentranen el sectorindustrial
bien como un producto histórico de ciertas rela- a partirdel año 1959: la política crediticia-de la
ciones del mundo dependientecon las sociedades banca nacionalizada-, la fiscal y la monetaria
capitalistascentrales. Esto fue justamente lo que privilegian al crecimiento del sector industrial,
aconteció con el proceso de industrializacióny con cuyo producto se incrementóentre 1960 y 1974 a
la conformacióndel Mercado Común Centroame- una tasa promedio anual superioral 9 %. Esta£son,
ricano. Fue a la Comisión Económica para la muy a grosso modo, las característicasmedulares
AméricaLatina (CEPAL) de las Naciones Unidas, a patentizadas por el desarrolloindustrializadorpos-
principiosde la década de los años cincuenta,bajo teriora 1959:
el liderazgo intelectualdel Dr. Raúl Prébisch,a la 1. Se trata de una industrializaciónorientada
que le cupo ser el catalizador principalpor medio en una muy grande medida a producir bienes de
del cual se estimuló a distintosgrupos y sectores consumo final mediante un elevado componente
centroamericanoscon el fin de hacer germinarun importado, lo que no contribuye a una mayor
movimientoeconómico integracionistaen el que la articulación de la industria con otras partes del
industrializacióndesempeñaría un papel crucial. aparato productivo; no se dan pasos de siquiera
Prébish lo esbozó con toda claridad en la Primera alguna significación en el sentido de avanzar
Reunión del Comité de Cooperación Económica nacional o regionalmentehacia la producción de
del Istmo Centroamericano que tuvo lugar en bienes de capital o de materiasprimas elaboradas
Tegucigalpa (Honduras), en agosto del año necesarias a la propia dinámica de industrialización
1952(7). Se trataba este, ciertamente, de un que se impulsa;lo cual trae aparejado las siguientes
proyecto histórico para beneficio fundamental- consecuencias: una fuerte dependencia de la im-
mente del capital industrialcentroamericano.Aun- portación de esos insumos por parte de una
que avanzó con lentitud, este esfuerzoalcanzó porción importante de la estructuraproductiva
ciertos logros: el Tratado Multilateralde Libre -porción que generaaproximadamenteuna quinta
Comercio de 1958 y el así denominado Régimen parte del Producto Interno Bruto y empleaba en
de Industriasde Integracióndel mismo año, dos 1980 a algo más del 16 % de la fuerza de trabajo
instrumentos jurídicos que significabanpasos pro- ocupada (10)-, acarreándosecon ello una crecien-
gresivos dentro del diseño cepalino. Pero el cre- te rigidez en el esquema de las importaciones;otra
ciente interés norteamericanosobre la Región a consecuencia es la redoblada dependencia tecnoló-
partirde 1958 y 1959 dio al trastepor completo gica desestimuladora de la capacidad interna de (
con las ideas nuclearesde la CEPAL, propiciando investigación científica y tecnológica vinculada
abiertamenteuna opción de integracióneconómica con la producción material; y, por fin una
acompañada de una dinámica industrializados creciente dependencia, que acompaña estructural-
claramente favorable a los intereses norteameri- mente a la reproducción del sector industrial,
canos y a los de las corporacionesmultinacionales respecto a la dinámica seguida por el sector
en la América Central(8). No sale sobrando aquí agroexportadory a la capacidad de este de generar
mencionar que en el caso costarricense,el que en forma creciente las divisas que el sector
directamentenos ocupa, también a mediados de industrialdemanda para su expansión.
los años cincuentael propio PresidenteFigueresno 2. Desde el punto de vistadel mercado, existen
dejó de tener fuertesreticencias,segúnparece (9), notables limitaciones para esta clase de desarrollo
frentea la posibilidad de aprobar leyes dirigidasa industrial; si bien en un primer momento, al
crear desmesuradosincentivosa la industria,leyes constituirseel Mercado Común, la demanda po-
que a la larga le abrieranlas puertas de par en par tencial de los productos industrialesse amplió, se
al capital extranjero;sin embargo,esta, que era la hizo del todo evidenteapenas treslustrosdespués,
posición hasta cierto punto del Partido Liberación las grandes restriccionesque para un incremento
Costa Rica y su crisisen la post-guerra(1948-1984). 27

sostenido de este tipo de proceso industrializador en cuenta que es aquí en donde se generan las
posee una región como la centroamericana,con divisas que el esquema reproductivode la sociedad
una estructurasocial que hace que los beneficios requiere y buena parte del excedente que se ha
del crecimiento económico alcancen tan sólo a venido transfiriendo,por la vía de variados meca-
ciertas partes muy pequeñas del cuerpo social. nismos, hacia el sector industrialy hacia el sector
Debe indicarse,sin embargo,que para Costa Rica, público costarricense.Ya hemos apuntado ante-
sin que sea falsa ni mucho menos esta afirmación, riormenteque a lo largo del período 1948-1980
se hace necesario matizarla, en la medida en que se puede corroborar un crecimiento significativo
justamentesu composición social y acciones conti- del producto de los principalesrubros agropecua-
nuadas -no siempre exitosas en cuanto a los rios, además de una cierta diversificaciónde las
objetivos formalmente perseguidos- dirigidas a exportaciones de este mismo tipo de productos.
mejorarla distribucióndel ingreso,han constituido Cabe sobre esto aportar algunos datos: entre 1957
un factor apreciable en el crecimientoindustrial y 1980, la tasa de crecimientodel PIB agropecua-
visto esto por el lado de la demanda. rio fue de un orden promedio anual de casi el 5 %,
3. En cuanto a la propiedad del capital inver- un poco menor que el de la economía en su
tido en la industria,se ha podido constatar una conjunto; entre 1957 y 1969, sin embargo,se logra
importantepresencia del capital extranjero,prin- el mejor momento cuando el PIB agropecuario
cipalmente del capital norteamericano, en las crece a un promedio anual del 6% declinando
empresas industrialesestablecidas en el país luego entre 1970 y 1975, con 3.5 %, y agravándose
de la aprobación de la Ley de Desarrollo y considerablemente la situación en los años
Protección Industrial de 1959 y del ingreso de 1976-1980, con un promedio anual menoral 2 %
Costa Rica en el Mercado Común Centroame- de crecimiento(14). Virtualmente,se empieza a
ricano, cosa ocurrida especialmenteen el período experimentardesde entonces un estancamientode
1963-1975 y en las nuevas ramas del sector (la la producción agropecuariadel país. Debe aclararse
química, los productos metálicos, etc.) (11), asf que el comportamientode todos los productosno
como también en las más dinámicas dentro de él; ha sido homogéneo. En la década de los años
entre las derivaciones que han de indicarse con cincuenta el crecimientode la producción cafeta-
respecto a esta situación,se encuentrauna que en lera fue notable, incrementokwadn por ciertono
modo alguno puede soslayarse, siendo esta los sólo con base en la ampliación de las áreas
efectos que un sector industrialcompuesto en una productoras sino también con fundamentoen un
proporción no minusvalorable por filiales de desarrollode la productividadque es en la actuali-
corporaciones multinacionales,ocasiona sobre la dad una de las más elevadas del mundo en esta
balanza de pagos, particularmentesobrelos rubros rama; también en esta década desempeñó un papel
correspondientes al pago de servicios técnicos, importante el crecimiento de la producción pe-
regalías, ganancias e intereses, que las casas cuaria nacional. En los años sesenta,cúpoles a dos
matricesdel capital multinacionalextraendel país productos ofrecerel mayor dinamismo: el banano
por medio de esas filialeso de empresasmixtas a y el azúcar. Finalmente, en la década recién
las que les cobran licencias de producción y pasada, el arroz llegó a tener una tasa de creci-
variadosservicios. miento anual promedio superioral 10 % (15).
4. Finalmente, debemos mencionar que la es- C- Un tercerelemento al que nos referiremos
tructuradel sector industrialmanifiestauna con- como parte consubstancial del patrón de repro-
formaciónoligopolizada (12) que garantiza,por la ducción capitalista dependiente que ha venido
naturaleza protegida del Mercomún, la venta de siguiendo la formaciónsocial costarricense,lo es la
productos de menor calidad respecto a sus simi- configuraciónde una nueva forma de Estado, de
lares en el mercado internacional,y a precios los naturaleza intervencionista,a partirdel año 1948,
cuales, de la mano con otros factores,aseguranuna Estado intervencionistacon connotaciones social
importanteapropiación de excedente no surgido reformistasde mucho impacto en la economía,
del propio sector(13). pero a las cuales no podremos detenernos a
B.- La base más importante a la que está analizar debido a la índole de este artículo
supeditada la reproducción ampliada de este pa- necesariamentesucinta y esquemática. Esta nueva
trón capitalista dependiente de desarrollo es, sin forma de Estado es impulsada por los grupos
duda, el sector agropecuariodel país y, dentro de sociales y los sectores políticos que empiezan a
este,la producciónagroexportadora.Debe tomarse ocupar una mejor posición dentrodel bloque en el
28 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

poder tras la guerracivil del año 1948, ampliándo- tituiry fortalecerlas condiciones generalesque el
se considerablemente,en virtudde ello, las funcio- desarrollo capitalista en rápido movimientoexpan-
nes económicas del Estado costarricense.En efec- sivo exigía, así como a privilegiaren esto a algunos
to, no sólo se estatificapor completo la banca, se sectores y actividades, que a inmiscuirsedirecta-
crea el Instituto Costarricense de Electricidad mente en numerosas empresas productivas,como
(I.C.E.), principalresponsablede la producción de ha sido la tendenciaa partirde 1975 graciasal gran
energía eléctrica y de las telecomunicaciones,se apoyo recibido por CODESA en los años en que
extiende de manera impresionanteel quehacer de fue Presidente de la República Daniel Oduber
la Caja Costarricensedel Seguro Social (C.C.S.S.) y Qiúrós (1974-1978), el principal promotor del
el Instituto Nacional de Seguros (I.N.S.) -existe capitalismo de Estado en el país (18). No es, por
en el país un monopolio estatal de los seguros cierto, puro azar el hecho de que justamente
desde el año 1924-, se establecen el Consejo cuando se comenzaron a observar claramentelos
Nacional de Producción (C.N.P.), el Instituto primerossíntomas del agotamientodel patrón de
Nacional de Aprendizaje (I.N.A.) para calificaren reproducción capitalista dependiente seguido por
principio a la fuerza de trabajo demandada por el Costa Rica desde finalesde la década de los años
sector industrial,el Institutode Tierrasy Coloni- cincuenta, síntomas que experimentaronun recru-
zación (I.T.C.O.), el InstitutoNacional de Vivien- decimiento en sus manifestacionesconcretas por
da y Urbanismoy muchísimasotras institucionesy las consecuencias de la crisisinternacionalcapita-
organismosgubernamentales,sino que luego del lista de 1974-1975, se intentara profundizarla
primer lustro de la década pasada, el Estado presencia del Estado en la economía, entre otras
costarricenserefuerza mucho su presencia en la razones como un mecanismoantirrecesivo.
economía por medio de la Corporación Costarri-
cense de Desarrollo (CODESA), una entidad que
en la práctica ha participado activamente en la 1.2 Algunos aspectos de la evolución social
producción y, de hecho, ha competido con el
capital privado en algunas ramas del aparato El acelerado desarrollo capitalista vivido por
económico. Desde un punto de vista cuantitativo, Costa Rica durante el período que estamos rese-
si entre 1821 -año de la independencianacional- ñando en aquello fundamental,trajo consigo varias
y 1947, se crean en Costa Rica un total de 112 modificaciones de la estructura de las clases
entidades públicas, de 1948 a 1980 se establecen de inmediatode
sociales, a las que nos referiremos
otros 106 nuevos entes, es decir,casi se duplica su manerabastante esquemática.
número en un lapso de apenas 32 años (16); si en En primer lugar, tenemos que destacar el
1950 el sector público costarricenseaportaba el crecimiento en número y en importanciaeconó-
10.3% del Producto Interno Bruto, en 1980 mica, social y política de la burguesía industrial,
alcanzaba ya casi el 24 %, medido esto en colones dentro de la cual se halla inserto el capital
corrientes,habiendo tenido el producto interno extranjero -sobre todo el proveniente de las
generado por él un crecimiento anual promedio corporacionesmultinacionales-, cuyos agentes in-
entre 1975 -año en el cual el país padeció una ternos son a veces empresarioso gerentesnacio-
severa recesión junto con una tasa inusual de nales.
inflación y el Estado inició una tendencia hacia En segundo término,debe distinguirsela varia-
una mucho más acelerada participación en la ción experimentada por la composición de la
producción- y 1980 del orden del 24 % aproxi- burguesía agrariadel país. Nuevos grupos empre-
madamente, calculado esto también en colones sariales, además de los cafetaleros -quienes tam-
corrientes(17). En 1980, Costa Rica contaba, bién en su conformación interna han sufrido
dentro de su fuerzade trabajo activa,con 143.000 cambios notables, sobre todo debido al fortaleci-
personasque trabajanen el sectorpúblico; en otras miento de productores capitalistas medianos aso-
palabras, aproximadamenteel 20 % de la fuerza ciados en cooperativas que rivalizan con el gran
laboral estaba siendo ocupada en ese año por el capital cafetalerotradicional-, con un perfilsocio-
Estado. económico bien definido, en general nacionales,
En una perspectivamás cualitativa,tendríamos han surgido y adquirido mucha relevanciadentro
que indicar que las funciones económicas del de actividades tales como el azúcar, el arroz, el
Estado intervencionistacostarricense,durante los banano y la ganadería. Respecto de los nuevos ca-
años 1948-1974, estuvieronmás dirigidasa cons- pitalistas de la rama del banano, hay que precisar
Costa Rica y su crisisen la post-guerra(1948-1984). 29

la siguientecuestión: la granexpansión de la pro- Por último, hemos de mencionar la formatan


ducción ocurrida en los años sesentay a principios bien definida como ha venido creciendo numéri-
de los setentas,fue llevada a cabo bajo el estímulo camente el proletariado como clase social, gracias
de las grandescorporacionesproductorasy comer- no sólo al proceso de industrializaciónsino tam-
cializadoras de esta fruta(United Brands,Standard bién a la expansión del capitalismo en la agricul-
Fruit Company y Del Monte Corporation), pero tura.
con una participaciónimportantede medianos em- En lo concernientea las organizaciones de las
presarios del país localizados en la actividad pro- que disponen estas clases sociales, la burguesíaestá
ductiva propiamentedicha. En cuanto a la cría y muy bien organizada a travésde diversascámaras
engorde de ganado y su procesamientocomo carne patronales que desempeñan un papel de primeror-
para la exportación, el capital extranjerose halla den en la vida económica del país. La década de
presenteparticularmenteen la etapa industrialdel los años setenta vio crecer aceleradamentelos sin-
negocio. dicatos de empleados públicos que han disfrutado
Si bien existenestudiosmonográficosa menudo de mucha libertad de movimiento y de un gran
bastante detallados sobre diversas características éxito en sus pretensionesde índole reivindicativa
de la clase capitalista localizada en estas ramas y especialmente relacionadas con salarios. En cam-
sectoresde la producción,lo ciertoes que no se ha bio, en donde se palpa un considerable rezago or-
logrado hasta el momento culminarningúnesfuer- ganizativo es dentro del campesinado y del prole-
zo dedicado a estudiar a la clase burguesa en su tariado. En efecto, algo peculiar de la clase obrera
conjunto, con el fin de detectarmejor sus interre- costarricenseconformada en las últimas décadas
laciones y los gruposmás prominentesque la com- durante la aceleración del proceso de industrializa-
ponen y que actúan simultáneamenteen distintas ción, es su bajo nivel de organización como clase,
esferasde inversión. como consecuencia, entre otras razones, de la pre-
Poco, asimismo, se conoce sobre el capital co- sión a que la ha sometido el capital industrialcon
mercial(19) y los capitalistas del sector, al igual el fin de desestimularsu sindicalizacióno bien evi-
que se carece de informaciónsuficientementeela- tarla mediante procedimientospersecutorios.Ma-
borada y analizada en torno a ciertosgruposfinan- yor capacidad organizativay una larga tradiciónde
cieros que han venido cobrando peso, al margende lucha -que data ya de cincuenta años atrás,desde
la banca nacionalizada, en la evolución económica la célebre huelga de 1934- se puede corroborar
de los últimoslustros. una y otra vez en el interiordel proletariadobana-
Pero, en tercer lugar, acaso uno de los rasgos nero, en cuyo seno siempre ha ejercido una gran
más sobresalientesde nuestra evolución social re- influencia el Partido Vanguardia Popular- el par-
ciente sea la ampliación y diversificaciónobserva- tido comunistade Costa Rica (21).
ble entre los grupos sociales medios. Si algo de Las luchas sociales en el país, si bien han estado
particulary de específico tuvo nuestro desarrollo permanentementepresentesy se han incrementado
capitalista agroexportadordel siglo pasado y de desde los comienzos de la década pasada -justa-
buena parte de la presentecenturia,fue, por enci- mente a partir del movimiento encaminado, en
ma de cualquier otro rasgo, el hecho de haberse abril del año 1970, a deteneruna contratacióngu-
realizado con una muy notoria concurrenciade la bernamentalcon la corporaciónmultinacionalAL-
pequeña producción campesina localizada en el COA-, no han mostrado el grado de agudización
Valle Central de Costa Rica, pequeña producción observable en el resto de los países centroameri-
que aún en la actualidad agoniza con extremada canos, dominando en ellas las reivindicacioneseco-
lentitud(20); pues bien, una nota propia del de- nómicas, al mismo tiempo que se han mantenido
senvolvimientocapitalista de esta segunda mitad dentro de los cauces institucionalesestablecidos.
del siglo XX, ha sido, por su parte, la expansión La explicación de lo anteriordebe intentarse,a
que a la sombra del crecimientodel Estado inter- nuestrojuicio, desde al menos la siguienteseriede
vencionista,ha tenido una nueva pequeña burgue- razones: 1.- por el largo período de crecimiento
sía, urbana y burocráticaen proporciónconsidera- de la economía en su conjunto, cuestión que ha
ble. No cabe duda de que esto le asigna un tono hecho posible sostener tasas históricas de desem-
marcadamentepequeño burgués al desarrollo so- pleo no muy altas (tasas de desempleo abierto
cial y al trasfondoideológico que impregnay alien- siempre menores al 9 % durante el ciclo que esta-
ta - ¿satura,quizás? - el devenirde nuestrasocie- mos comentando y, con frecuencia, menores al
dad. 6%); 2.- por toda una amplia gama de políticas
30 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

distributivasy redistributivasdel ingresotendien- de la organizaciónpolítica, pero se crea el Tribunal


tes explícitamentea evitarla polarización social, la Supremo de Elecciones, la instanciamás novedosa
primera de las cuales la inauguró el propio José que dio a la luz la Constituyentey que ha cumpli-
Figueres en su primeragestión constitucionalco- do puntillosamenteuna tarea decisivaen la tecnifi-
mo Presidente(1953-1958) cuando implantó lo cación y el saneamientode los procesos electorales
habidos en el país en las últimastresdécadas. A la
que él dio en denominaruna política "de sueldos y
jornales crecientes"; y 3.- en virtudde un desa- par de lo anterior,se fijaronlas bases legales para
rrollo social en el que el Partido Liberación Nacio- el surgimientode las institucionesautónomas, ba-
nal una vez más ha marcado la pauta, poniéndole ses estas que han sido las que han posibilitado -so-
una atención prioritariaa dos sectoresestratégicos bre el fundamentode un nuevo proyectoeconómi-
de la sociedad: la salud y la educación. Es com- copolítico dominante que fue adquiriendo vida
prensible entonces, respecto de esto último, que por intermediodel Partido Liberación Nacional-
esta llamativadinámica reformista,anticipadoray un enorme crecimiento cuantitativoy de natura-
mediatizadora por excelencia del conflictosocial, leza cualitativa del Estado costarricense.A todo
exhiba indicadores muy dignos de mención como ello vino a agregárselela creación de la Contraloría
son los siguientes:hacia finalesde los años setenta, Generalde la República, de acrecentadoy generali-
la expectativade vida al nacer había llegado a ser zado prestigiocon el devenirde los años, y el esta-
blecimientodel Régimende ServicioCivil,por me-
superiora los 72 años (22) -indicador en su mag-
nitud sólo comparableal de Cuba en AméricaLati- dio del cual se persiguiógarantizarlea los trabaja-
dores del Estado el derecho a perduraren sus res-
na-, la mortalidad infantilpor cada 1.000 niños
vivos había descendido desde 84 en 1953 hasta 21 pectivospuestos sin importarlos cambios aconteci-
en 1978 (23), y prácticamenteel 90 % de la pobla- dos en la vida política del país.
ción costarricenseempezaba a estarcubiertapor el Esta nueva manera de conformarseel aparato
sistema de salud pública; mientrasque en educa- institucionaldel Estado, presentadaa grandestra-
ción, luego de una expansión impresionantede la zos, ha acarreado de manera paulatina un desarro-
primariay la secundaria,la primeraanteriora los llo muy apreciable de la autonomía relativa del
años cincuenta de este siglo, la segunda lograda Estado capitalistacostarricensefrentea la sociedad
entre 1950 y 1970, se estimulaba en los setentas civil.
un crecimientode la enseñanza universitaria estatal
Corriendo parejo con lo anteriorha de ooners*
que hizo contaren 1980 al sistemapúblico de edu- en un justo relievela concolidación entre+antrtde
cación superiorcon 48.000 alumnos (24), es decir,
una relativamenteamplio régimende libertadespú-
el 2.16 % de la población total de Costa Rica.
blicas, junto con el reforzamientoen términosge-
nerales de la estructurajurídica de tipo capitalista
1.3 La consolidación de la institucionali-
dentro de la cual se desenvuelvenel conjunto de
dad democráticoburguesa
las relacionessociales.
El año de 1948 significapara Costa Rica unpunto Por otra parte,lejos de menguaro perderpresti-
historicopolíticode rupturarespectode una etapa an- gio y aceptación, se han ampliado y han adquirido
teriorque seextiendede 1870 hasta el propio año del mayor complejidad los distintoscanales y los con-
48, etapa esta del establecimiento,consolidación y tenidos mismos a travesde los cuales se ha venido
crisisde la República Liberal-Oligárquica. produciendo y reproduciendoel controlideológico
La Constitución promulgada en noviembrede de la sociedad, en el sentido de la preponderancia
1949 es, de este modo, un nuevo pacto político y ausencia casi total de cuestionamientode los va-
que si bien se concretaentrelos gruposvencedores lores económicos y políticos dominantesen el capi-
de la guerra civil vivida en los meses de marzo y talismo y adecuados a él. En otras palabras, los
abril de 1948, incorpora también ideas y preocu- procesos de legitimacióndel orden social se han
paciones que habían venido cobrando creciente multiplicadocon éxito a lo largo de estos últimos
aceptación en el transcurrirde los años cuarenta. decenios, constituyendoeste un punto neurálgico
En primerlugar, se consigue una disminución sobre el que ha descansado "la paz social" costa-
considerabilísimadel ámbito de poder antaño en rricense- comosuele definirseen los medios oficia-
manos del Ejecutivo (25); la Asamblea Legislativa les a la ausencia en el país de agudos y violentos
adquiere una fuertesupremacía, el Poder Judicial conflictos sociales-, procesos insuficientemente
mantieneun sólido lugar y reconocimientodentro estudiados no obstante su importanciacapital.
Costa Rica y su crisisen la post-guerra(1948-1984). 31

Desde la perspectiva de la actuaciónde los par- aquí el indicarla existenciade una organización
tidospolíticosen estelapso de treintay dos años, denominadaMovimiento Costa Rica Libre,que re-
sobresalendos grandesfuerzas:el PartidoLibera- presentaun bastióny una reservamilitare ideoló-
ción Nacionalque, comoya fueindicado,gobernó gica de los sectoresde derechamás conservadores
al país en 1953-1958, 1962-1966 y 1970-1978; y recalcitrantemente anticomunistas del país,orga-
y las fuerzasque, desdeun ánguloideológicocon- nización que justamentesurgióinmediatamente
servador, congregadas en generalen tornode uno o despuésde la RevoluciónCubana.
dos partidosprincipales de oposición,se han en-
frentadoal liberacionismo, habiendoobtenidoel
Gobiernoen 1958-1962, en 1966-1970 y más 2. LA CRISIS ECONOMICA, EL PROCESO
recientemente en 1978-1982. Las fuerzaspolfti- DE ESTABILIZACIÓN DE 1983-1984 Y
cas de izquierda,luegode habersido proscritasu LAS PERSPECTIVAS DEL DESARROLLO
participaciónpor muchos años después de los CAPITALISTA COSTARRICENSE.
acontecimientos del 48, tuvieronuna multiplica-
cióny mayorpresenciaen los procesoselectorales 2.1 La crisiseconómicade CostaRica
en la década de los setenta,particularmente en el
segundolustrode ésta(26). Es en setiembrede 1980 -después de más de
Con basamentoen lo anterior, no significa cier- treintaaños de un aceleradodesarrollocapitalista
tamenteuna simplificación de la realidadel señalar dependiente,caracterizadopor una evoluciónso-
que en los sucesivos treinta años al 1948, dos re- cial y un movimiento político dela sociedadque
los
presentan principales proyectos políticosque a reforzaron en muchola vidademocrática y le brin-
travésde la liza electoral,en el contextode una daronuna granlegitimidad a las instituciones del
democraciaburguesaen procesode afianzamiento país- cuando,con la devaluacióndel colóndecre-
creciente, disputanla posibilidadde materializarse tada en ese mes, se puede marcarun punto de
y consolidarse: en primerlugar,aquel que respon- rupturaya del todo claroe inequívocoen relación
de a los interesesde los nuevosgrupossociales con toda la dinámicaanteriorseguidapor Costa
emergentes (y que atiendeen especiallos intereses Rica.
de la burguesíaindustrial y de renovadosgrupos El deterioro económicoque sucedióa estadeva-
del en
empresariales agro, alianza con una nueva luación y que convirtieron a los años de 1981 y
pequeña burguesía de carácter urbano); en segun- 1982 en los dos más difícilesde la historiaeconó-
do lugar,aquel otroque, en sentidoriguroso, mira mica costarricense del últimomediosiglo,reflejó
más hacia el pasado que hacia el futuro,que no palmariamente que el país ingresabaen una crisis
hace sino definirse, en muygrandemedida,por de índole estructural ya impostergable, como re-
contraposición al primero, persiguiendo por sobre sultadode un conjuntode factores, peroesencial-
todo frenary detenerla dinámicaasumidapor el menteen virtudde su patrónde reproducción ca-
proyectoreformista, estatificante y modernizador pitalistadependiente.
del capitalismo costarricense que va cobrandorea- Algunosindicadoresde esta crisisque obligóal
lidadgraciasa LiberaciónNacional,intentando es- Gobiernodel Presidente Carazo a declararla inca-
te segundono ser otra cosa que un instrumento pacidaddel país de hacerlefrentea suscompromi-
aglutinadorde la oposiciónantiliberacionista y sos financieros internacionales en el transcurso de
que respondeen mucho,aunqueno exclusivamen- 1981,sonlos siguientes:
te,a los intereses de la viejaclasedominante. A. En 1981 el ProductoInternoBrutodecreció
No omitimosel apuntarque si bien en la vida en más de un 2 % y en 1982 ocurriólo mismoen
políticanacionallos partidoshanvenidocumplien- una tasa superiora un 7 % (véaseel cuadroNo.2).
do un papel decisivo,aquellano se ha circunscrito B. El desempleoabierto alcanzó la cifrade
ni muchomenosal puro quehacerpartidario. La 8.7 % en 1981 y de 9.4 % en 1982 (27), tasasestas
vitalidadde la sociedadcivilse ha reflejadocons- verdaderamente alarmantesen Costa Rica en vir-
tantemente en las prácticaspolíticasde muydiver- tud del comportamiento históricode la ocupación
sas maneras:pormediode la actividadde las dis- en el país.
tintascámarasempresariales -actuandode manera C. La inflaciónarreciócon un aumentoen el
individual o como frente unido-,a travéstambién índice de preciosal consumidor del 65 %en 1981
de las confederaciones sindicalesy de las organiza- y superioral 80 % en 1982(28), cifrasdescono-
cionesmagisteriales, etc. Tampoco ha de eludirse cidasen la evolucióneconómicade CostaRica.
32 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS
'

CUADRO No. 2 alcanzó límitesde difícilmanejo,dadas las otras


PRODUCTO INTERNOBRUTO POR ACTIVIDAD
variables macrofínancieras [... ] las gestionesde re-
ECONOMICA1981-1984 estructuración [realizadas en 1983; JRM] sola-
mentehan diferidoun problemaque de todasma-
-TASAS DE CRECIMIENTOREAL-
nerasresultade granenvergadura y que compro-
metela evolucióna medianoplazo de la economía
1981 1982 1983 1984 ll a menosque el esfuerzoexportador
costarricense,
rindaresultadosrápidos[ ... ]. Solamentela deuda
ProductoInternoBruto -2.3 -7.3 2.3 6.6
pública equivale a una deuda por habitantede
Agropecuario 5.1 -5.5 3.9 8.0 1.253 dólares[...]" (31).
Industrial -0.5 -11.4 1.2 10.0 Debe señalarse,sinembargo, que estaseveracri-
Comerio -10.6 -32.7 2.7 9.0 sis económica no se
Construcción -21.7 -11.7 3.6 18.3 tradujo automáticamente
ServiciosBásicos 1.6 -1.3 1.4 1.5 -como algunasagrupaciones políticasequivocada-
Otrosservicios -0.7 -0.3 2.0 2.7 mentelo pretendían-en una pérdidade legitimi-
dad y en un agudocuestionamiento del ordenso-
1/ Estimación. cial y políticovigente.Lo que sucedió,más bien,
FUENTE: BancoCentralde Costa Rica fuejustamente lo contrario:en las eleccionespresi-
Este cuadro ha sido tomado del documento Evolución Eco-
nómica de Costa Rica. Segundo Semestre ¡ año 1984. San denciales,para diputadosy munícipesde febrero
José,MIDEPLAN,marzode 1985.
de 1982,el PartidoLiberaciónNacional,en la opo-
siciónentre1978 y 1982, retornóal Gobiernode
D. El tipo de cambio,variablefundamental en la
Repúblicaeligiendocomo Presidente a Luis Al-
el caso de unaeconomíatanabiertacomola costa- berto
MongeAlvarez,medianteun triunfoelecto-
rricense, se elevóde 8.60 colonespordólarnortea- ral
apabullante(alrededordel 60 % del total de
mericano-el tipo prevaleciente antesde que se votos válidos
para la elecciónpresidencial), sólo
iniciaranen setiembre de 1980 las sucesivasdeva- en más de cuarenta años con la victoria
comparable
luaciones-hastaun montosuperiora los 60 colo- de
Figueresen 1953.Si enbuenapartede la Améri-
nes pordólaren el transcurso de 1982 en el merca- ca Centralla crisiseconómicaderivóhaciauna
gra-
do librede divisas,todo esto trasuna trayectoria ve crisisde naturaleza
política,en la que el orden
históricaque sólo registraba tresdevaluaciones ra-
político dominanteempezó a resquebrajarse, en
zonablemente espaciadas entre sí a lo del
largo pe- CostaRica no ha acontecidoesto,situaciónque no
ríodo 1950-1980.
puede serexplicadasino por la vía de la compren-
E. El salariopromedioreal mensualde la po- sióndel disímiltipo,en muchosaspectos,de desa-
blaciónocupada asalariadapasó de 1.441 colones rrollo socioeconómicoexperimentado por Costa
(aproximadamente $165 dólares americanos) en Rica en comparación con naciones tales como Ni-
marzode 1979 a 858 colones(aproximadamente caragua,El Salvadory Guatemala,principalmente.
$100 dólares)en noviembre de 1982,todo medido En Costa Rica,treintay dos años(1948-1980) de
en colonesdel año 1975 (29). políticaspúblicastendientes a mejorarla distribu-
F. La deuda externaglobalpasó de 1.870 mi- ción y la redistribución del ingreso,a la parque la
llonesde dólaresamericanos en 1978 a 3.497 mi- economíacrecíaa tasasbastantesatisfactorias -de
llonesen 1982, siendola deuda externapúblicael un ordensuperioral 6 % en términos realescomo
componenteprincipalde este últimomontocon promediodel período 1950-1980, tal como se
una cantidadde 2.860 millones;al mismotiempo, apuntóanteriormente-, conformaron un substrato
es importante acotarque la tasade crecimiento del socioeconómicoa partirdel cual se reforzóy pro-
endeudamiento externopúblicoha sido aceleradí- fundizóuna culturapolítica de acentuadotono
simay sinpuntode compración con el ritmomani- democraticoburgués, alcanzandogranlegitimidad
festadopor el endeudamiento privado,montoel el ordenpúblicovigente, en contraste marcadocon
de este que más bien disminuyó en términos abso- un desarrollocapitalistaen esos otrospaísesque
lutosentrelos años de referencia: 758 millonesen preservaron sin grandescambios,cuandono man-
1978 y 637 millonesen 1982 (30). Respectode la tuvieron casi intactas,estructuras distributivas alta-
gravedadalcanzadapor la magnitudde la deuda menteconcentradoras y excluyentes de porciones
externa,la CEPAL efectúael siguientecomenta- muynumerosas de la población.
rio: "Indudablemente, el nivelabsolutode la deu- Lo anteriorno pretendeimplicarque CostaRi-
da externa,tantode la públicacomo de la global, ca estáexentade tenerque confrontar importantes
Costa Rica y su crisisen la post-guerra(1948-1984). 33

crisispolíticas en el transcursode esta década -de mas décadas, sobre lo cual se hace indispensable
un carácter,por cierto,probablementediferenteal llamar la atención en torno de un punto a menudo
observado en los otros países centroamericanos-, insuficientementevalorado pero que, desde nues-
pero sf entraña el hecho, desde nuestropunto de tra óptica, requiere ser explorado mássistemática-
vista,que para que ello se presentehan de concu- mente como una hipótesis que contribuyaa la ex-
rriral menos los siguientesfactores: 1. un marca- plicación de la crisisnacional: se tratade proceder
do deteriorosocioeconómico, deterioroque ha si- a una evaluación más precisa del papel que le ha
do detenido al menos temporalmentecon la estabi- cumplido tocar al conjunto de los gastos estatales
lización artificialy precaria de 1983 y 1984; y como generadoresde demanda, de manera directa
2. un incrementoen la capacidad organizativay o indirecta-esto a travésde la importantefunción
de accionar en generalde aquellos grupospolíticos desempeñada por el cada vez relativamentemayor
que, bien desde posiciones de derecha o bien desde gasto en salarios y en transferenciasmonetarias-
las fuerzasde izquierda, estén interesadosen debi- para el sectorindustrial.En términosmás generales
litar o incluso resquebrajarel orden político ac- y amplios, habría que señalar que en virtud de
tualmentevigenteen el país. procesos distributivosy redistributivosdel ingreso
Ahora bien, ¿cuáles han sido, en todo caso, las como los vividos en Costa Rica a lo largo de estos
causas que han conducido a la sociedad costarri- decenios, en vista de la presencia de importantes
cense a una de sus crisis más hondas en todo su grupos sociales medios, se puede constataruna ex-
devenir histórico?. La respuesta a esta pregunta pansión de la demanda interna-y en particularde
hay que encontrarlaa nuestroentender,por medio un cierto tipo de demanda- que se satisfacepor lo
de la siguienteserie de razones, que no podremos menos en parte con productos industriales,lo que
entrara analizar detenida y pormenorizadamente acarrea otra vez una cierta propensión del país a
dada la naturaleza esquemática y propositiva,más importarque sólo puede mantenersea largo plazo
que demostrativa,del presenteartículo: por la vía de un dinamismo excepcional de las ex-
A. En primerlugar,debe buscarsela causa más portaciones o bien graciasal ingresode capital, sea
importantede la crisisnacional en el modo como como inversioneso como endeudamiento.
ha venido organizándose y funcionando la socie- A su vez, ha sido al sectoragropecuariodel país
dad costarricensea partirdel año 1948, valga de- al
que le ha tocado convertirseen la premisa ma-
cir, al patrón de reproducción capitalista depen- yor de todo un esquema de desarrollosegúnel cual
diente que fue configurándosepaulatinamenteen se aceleró la urbanización del país, se extendió
el país desde ese año. Este patrón ha de intentar considerablementeel sectorde losservicios,conjun-
analizarse no sólo desde la aristade la producción, tamente con el ya mencionado proceso de indus-
tal como suele hacerse,sino tambiéndesde la de la trializacióny de expansión del sector público cos-
distribución. tarricense. En suma, Costa Rica avanzó en estas
Lo decisivo es reparar, desde el ángulo de la décadas en su desarrollo capitalista dependiente,
producción, en que los mayores incentivoseconó- sin que, no obstante, las desigualdades sociales se
micos que se fueroncreando en las últimasdécadas agudizaran tal como sí ocurrióen variosdelos otros
se orientarona estimularel desarrollo industrial, países centroamericanos,al mismo tiempo que
desarrollo este cuyos rasgos ya puntualizamos de- consolidaba una estructurapolítica garantede me-
tenidamenteen páginas anteriores(desarrollo diri- canismos nada restringidosde incorporaciónde la
gido a producir bienes mediante un elevado com- población al quehacer político demoeraticobur-
ponente importadode insumos,con una importan- gués. Pero ello fue posible graciasen buena medida
tísima presencia del capital extranjero,sobre todo al sustento económico que trajo consigo el vigor
en aquellas ramas de más recienteconstitucióny productivo que durantemás de un cuarto de siglo
en las más dinámicas,con una estructuraoligopoli- -concretamente entre 1949 y 1973- patentizó el
zada del sector, etc.), todo lo cual ha venido tra- sector agropecuario nacional y, muy en especial,
yendo consigo una creciente inflexibilidaden la las actividadesde agroexportación.En efecto, en el
pauta de importaciones del país y una serie de período indicado, la tasa de crecimientopromedio
presionessobre el balance de la cuenta corrientede del sector,en términosreales, fue de un orden algo
la balanza de pagos. superioral 5 % (32). Ha sido indudablementeeste
Por otra parte,hay que resaltaruna vez más la nivel de crecimientodel sector agropecuarioel que
crecientepresenciaque el Estado costarricensefue ha posibilitado, en primerlugar, el tipo de desa-
adquiriendo en la economía duranteestas tresúlti- rrollo industrial experimentado por Costa Rica,
34 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

porque ha generado año con año la mayor parte yendo a parar estos recursos a manos del sector
de las divisasrequeridas por el movimientode in- público nacional. Por otra parte, todo parece indi-
dustrialización.También, el crecimientodel sector car que la "rentabilidad relativa" de la inversión
agropecuario-principalmentede las actividadesde dentro del sector agropecuarioha venido siendo
agroexportación- han desempeñado un papel de menor que las oportunidades lucrativasofrecidas
primerorden en el financiamientode los gastos del por otras actividades económicas, siendo este el
Estado: en efecto, los impuestosad valoremsobre caso por excelencia del sector industrial.Se hace
las exportaciones, el impuesto sobre el café que así necesario reconoceruna seriede elementosque
reciben los beneficios y los derechos de exporta- permitenproponer la hipótesis de que ha sido la
ción del banano, han representadoporciones en misma manera de irse configurandoel aparato pro-
modo alguno minusvalorablesde los ingresosfisca- ductivo nacional en estas décadas la que ha venido
les en estas tres últimas décadas (33). Pero el sec- constituyendolos condicionamientosde mayoren-
tor agropecuarioingresó,tal como lo indicáramos vergaduraque han empezado a influiren la tenden-
líneas atrás, en una etapa de postraciónluego de cia al estancamientopatentizada por el sectoragro-
los primerosaños de la década de los setenta,etapa pecuario, esto una vez que se deja de lado el com-
que se fue agudizando conformese avanzó en esa portamientode la demanda de estos productos,la
década. ¿Cuál es la razón entonces de esta postra- cual no parece haberse convertido en un factor
ción y de esta pérdida de dinamismodel sector? coadyuvantede esta tendencia(36).
Un autor bien autorizado señala lo siguienteen El lugar en donde se manifiestancon claridad
derredorde este fundamentalproblema del apara- los resultados de la confluencia de los elementos
to productivo nacional: "Las causas del estanca- conformadoresde esta estructuraproductiva/dis-
miento del sector agropecuarioen el período que tributivaapenas bosquejada en sus rasgos sobresa-
se analiza [ 1973-1977; JRM ] son difíciles de lientes, es en la cuenta corrientedel balance de
precisary se requeriríauna investigaciónmás pro- pagos. Ciertamenteque es su tendencia al déficit
lija. Algunos de los elementos que ameritaríanes- crónico y crecientelo que expresa de mejor mane-
tudiarse con mayor detenimientoson: de una par- ra la vulnerabilidadde este esquema de desarrollo
te, la evolución del tamaño del mercado y por en- socioeconómico capitalistadependiente.Y la men-
de, de las posibilidades de aumentarla divisióndel cionada tendencia puede corroborarsesin ninguna
trabajo y de otra, los cambios experimentadosen dificultad por medio de un somero análisis del
la rentabilidadde los productos agropecuariosen- comportamientode la balanza de pagos de Costa
tre sí y en comparación con la de los bienes y Rica en el período 1950-1980(37). Más aún, la
serviciosproducidos en otros sectoresde la econo- propia Oficina de PlanificaciónNacional y Política
mía" (34). En nuestraperspectiva,nos parece que Económica lo reconoce explícitamentey de forma
resultamuy difícilignorarcomo posibles causas de prístina en el documento que publicara sobre la
este estancamiento -junto con otros elementos evolución económica del país en los años
más- eso que Lizano da en llamarcomo "rentabi- 1950-1980: "El rasgo característicoen la balanza
lidad absoluta o interna"de las actividadesagrope- de pagos del país desde la década de los cincuenta,
cuarias y como "rentabilidadrelativa" o compara- es la presencia constante de un déficiten cuenta
tiva con otros sectores y actividades económi- corrienteque se ha venido acrecentandopaulatina-
cas (35). Y es desde este punto de vista, que se mente hasta alcanzar alrededorde 600 millonesde
puede plantear la hipótesis de que la rentabilidad dólares en 1980. A este resultadoen nuestrastran-
absoluta de la producción agropecuariase ha visto sacciones corrientescon el exterior,se llega por el
afectada, junto con otros factores (como, por efecto combinado de un déficit en la cuenta co-
ejemplo, el precio de los insumos agropecuarios), mercial y otro en los pagos a factoresdel exterior
por la expansión vivida por el sector público, lo originados,especialmente,por las remesasde bene-
cual debe ser analizado no sólo desde el ángulo de ficiosobtenidos por empresasextranjerasradicadas
los impuestos específicos establecidos sobre estas en el país" (38). A lo que habría que agregarque
actividades, sino también por medio de otros cos- este déficiten la cuenta corrientefue Siemprepe-
tos empresarialesque se han venido incrementando queño en los años cincuenta,incrementándose cada
paulatinamente,como lo son los aportes patrona- vez más precisamentea partirde 1963, es decir,
les sobre el monto global de la inversiónen sala- después de la incorporaciónde Costa Rica al Mer-
rios, que encarece el valor de contratación de la cado Común Centroamericanoy una vez transcu-
fuerza de trabajo con un 22 % en la actualidad, rridos más de cuatro años de haber entrado en
Costa Rica y su crisisen la post-guerra(1948-1984). 35

vigenciala Ley de Proteccióny DesarrolloIndus- coherenciafueun resultado-el de másgrandesig-


trialde 1959,experimentando una aceleracióncon nificacióny consecuencias-de la complejae igual-
posterioridad a 1974, año en el cual la economía mentecontradictoria amalgamade fuerzaspolíti-
internacional capitalistainicióunaprofunda crisis. cas que condujerona la Presidencia de la Repúbli-
Es claroasimismoque dada estapropensión es- ca a Carazo,así como de la resistencia que encon-
tructuraldel aparatosocioeconómico a generar un tró su aplicaciónen el seno de distintasfuerzasy
crecientedéficiten su cuentacorriente de la balan- grupossociales(40).
za de pagos,esta situaciónsólo se podía ventilar En setiembrede 1981, el Gobiernodel Presi-
por la vía del ingresoconstantee igualmente cre- denteCarazo,abrumadoporel peso de las circuns-
cientede capital,fueracomo inversión directao tanciasy en vistade no haberpodidoculminar dos
bien a travésde préstamos.La inversión directa mesesantesun últimointentode acuerdocon el
ocupó un papel destacado en la obtencióndel F.M.I., comunicóla incapacidaden que se hallaba
equilibriodel sectorexternode la economíaa lo el país de hacerlefrentea los compromisos finan-
largode los años sesenta,cuando la dinámicain- cieros internacionalescontraídos,incluyéndose
dustrializadora se encontrabaen su etapa expansi- aquí la imposibilidad
de cancelarlos intereses de la
va. En los años setentano hubo otra alternativa deuda externa.Con estose terminaban de crearlas
que dejarsearrastrar, trasla crisismundialde mi- condicionespara que la economíamarcharaa la
tad de ese decenio,por la corriente internacional deriva,no alcanzándosea otorgarlenuevamente un
de préstamos públicosy de la bancaprivadade los rumbodefinidosinohastael segundosemestrede
países centralesdel capitalismo, en un procesoya 1982.
bienconocidoy explicadoen sus pormenores y al
cual Costa Rica en modoalgunose mantuvoajena.
B. La segundarazón,que más que dar cuenta 2.2 de 1983-1984
El procesode estabilización
de causasde la crisisexplicao contribuye del desarrollo
y las perspectivas capitalista
a expli-
carlo ominosode susindicadores costarricense.
y de su hondura,
es la crisismundialde los años 1974-1975 y el
procesoinflacionario que se desatóa continuación Hemos mencionadoya que en 1982,en mayo
suya. Tras de este,la magnituddel déficitde la en concreto,asciendea la Presidencia LuisAlberto
cuenta corrientede la balanza de pagos se hizo MongeAlvarez(1982 - 1986) del PartidoLibera-
cada vez mayor,por el importante incremento en ción Nacional,haciéndoseacompañarademásde
el preciode los energéticos y porla inflación gene- una cómoda mayoríaparlamentaria dentrode la
ralizadaque le sucedió,estoúltimocon consecuen- AsambleaLegislativa.La llegadade Mongeal Po-
cias muyseverasparalos términos del intercambio der Ejecutivose realiza en medio de una severa
comercial (39). En los años 1976, 1977 y 1978 la crisiseconómica-complicada por el aislamiento
economía costarricense pudo hacerlefrentea su políticointernoy externoa que se encontraba so-
deteriorada relaciónde intercambio, porla mejoría metidoel Gobiernode Carazo en sus últimosme-
excepcionalpresentadaentoncesen el preciodel ses,porla inexistencia
de un acuerdocon el Fondo
café,fenómenoel cual,por su impacto,porel cli- MonetarioInternacional,porla incapacidaden que
ma de bonanzaque creó,se convirtió en el mejor estaba el país de encararde maneranormalsus
recursopara eludirla toma de conciencia,en los compromisos financieroscon el extranjero-y en
mediospolíticos,en tornodel hecho de que la mediotambiénde una convulsae inestablecoyun-
economíamundialestabaatravesando -y aúnhoy turapolíticaregionaldentrode la cual el gobierno
atraviesa-por lo que tienevisosde seruna larga del PresidenteReaganpropendíaa desarrollar ac-
etapa de lento crecimiento económico,de la cual cionescada vez másagresivas, tantoen lo económi-
sólo podráemerger trasprocederse a grandes trans- co comoen lo político.
formaciones que conllevarán, entreotroselemen- El gobiernoliberacionistadel Presidente Mon-
tos,unanuevadivisióninternacional capitalistadel ge orientósu abordajede la crisiscostarricensepar-
trabajo. tiendode unapremisafundamental, a saber,que la
C. La tercerarazón,que tambiéntienemucho magnitudde la crisiseconómica-aún sin desem-
másque vercon la profundidad de la crisisnacio- bocaren un cuestionamiento severoy generalizado
nal que con las causasde su aparición,es la políti- del orden sociopolítico vigente - exigía para a-
ca económicadurantela gestiónpresidencial de frontarlaun considerableapoyoeconómicoy polí-
RodrigoCarazo. Sus contradicciones y su poca tico externo,que de manerainmediatasólo podía
36 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

proporcionarloel gobierno de los Estados Unidos; nuevos impuestos, elevar las tasas en algunos ya
de aquí las tres entrevistasque el presidentecosta- existentese incrementarconsiderablementelas ta-
rricensecelebró con su homólogo norteamericano rifas de los serviciospúblicos, lo que acarreó gran
en el transcursodel año 1982. Esta premisa se resistenciaentrelos sectorespopulares y derivóha-
complementaba con la pretensión costarricense cia aumentos menos severos y más escalonados en
-reafirmada insistentementepor el Presidente el precio de algunos servicios,saliendo el gobierno
Monge frentea los norteamericanos- de que a su de Monge bastante airoso del enfrentamientogra-
gobierno le era posible enfrentarexitosamenteel cias a un manejo político de la situaciónen el que
manejo o la administracióninterna de la crisis Liberación Nacional se encuentrabien entrenado.
siemprey cuando obtuvieraun adecuado respaldo Al concluir el año 1982, se había conseguido la
económico externo,no requiriendoCosta Rica un meta de firmarla carta de intenciones con el F.
rápido proceso de militarizacióno una ayuda mili- M.I., abriendo esto las puertas para finiquitarotra
tar muy voluminosa,como lo pretendióesplicita y operación también comenzada en 1982: la de rees-
públicamentela señora Kirkpatrickcuando estuvo tructurarla deuda externa,circunstanciaesta igual-
en Costa Rica durante la primeraparte de la Ad- mente alcanzada, aunque se culminaraen 1983.
ministraciónMonge. Indudablemente,a cambio de Vamos a continuación a presentaralgunos in-
la aceptación de un planteamientocomo el ante- dicadores del comportamientode la economía en
rior,Costa Rica no podría dejar de sumarsea la es- estos dos años, 1983-1984:
trategia norteamericanadiseñada para encarar la
crisis política de la América Centraly a los diver- A. Tal como puede ser observado en el cua-
sos momentospor los que esta atravesaríade 1982 dro N. 2, el Producto Interno Bruto creció, en
en adelante. Debe señalarse,no obstante, que el términos reales, un 2.3% en 1983 y un 6.6% en
Gobierno costarricense,desde nuestro punto de 1984, cifra esta última que estaría indicando que
vista, ha podido mantener,no sin ser objeto de la economía costarricensetuvo un dinamismover-
fuertespresiones,un cierto margende autonomía daderamente excepcional en ese año si se la com-
respecto a la política norteamericanaen la región, para con el crecimientode muchas otras econo-
autonomía que en donde mejor se expresa es en la mías, tanto de países capitalistas centrales como
"Declaración de Neutralidad" de finalesde 1983, de países capitalistasdependientes.
a pesar de las limitaciones que ella pueda tener. B. El desempleo abierto pasó de 8.7% en
Los primeros meses de la Administración 1981 y de 9.4% en 1982 a 9.0% (41)enl983 y a
Monge -y sobre la base de la anteriorpremisay del 7.0% en 1984.
C. La inflacióndisminuyódesde un aumento
apoyo económico y político efectivode los Esta-
dos Unidos, concretado esto último sobre todo por en el índice de precios al consumidordel orden del
medio de los distintosorganismosy agencias inter- 65% en 1981 y superior al 80% en 1982 hasta
nacionales en los que los Estados Unidos ejerce 10.7% en 1983 y 17.3% en 1984 (42).
una influenciadecisiva- se encaminaronen buena D. El tipo de cambio, luego de controlarselas
medida a propiciarla estabilizaciónde la economía fuertes presiones alcistas que se produjeron en
y con ese propósito lograrun acuerdo con el Fon- 1982 al parecerpor razones especultativasy que lo
do Monetario Internacional, acuerdo concretado habían colocado en más de sesenta colones por
en diciembredel año 1982, para lo cual el Gobier- dólar en el mercado libre de divisas, se situaba a
no dirigiósus principalesiniciativaseconómicas en finalesdel año 1984 en la suma de 48 colones por
dos direcciones: una radicaba en obtenerpor parte dólar norteamericano.
del Banco Centralun mayorcontrolsobre la evolu- E. El salario promedio real mensual de la po-
ción seguida por el tipo de cambio,normalizandoel blación ocupada asalariada pasó de 858 colones
mercado cambiario y minimizandolos movimien- (aproximadamente 100 dólares) a finales de 1982
tos de naturaleza especulativa tan en boga en los a 1.268 colones (cerca de 147 dólares) a mediados
meses de 1982 cuando el dólar llegó a cotizarseen de 1984, todo medido en colones del año 1975 (43).
una cifrasuperiora los sesentacolones; la otra era A primeravista, el comportamientoglobal de
una suerte de "trabajo sucio" que necesariamente la economía costarricensepresenta rasgos que no
había que emprender,en el sentido de lograruna pueden dejar de sorprender,particularmentepor
mejoría en la situaciónde las finanzaspúblicas dis- tratarseesta de una recuperacióncasi prodigiosasi
minuyendoel déficitconsolidado del sectorpúbli- nos atenemos a los indicadores aportados. A pesar
co, recurriendopara esto al expediente de crear de ello, la preguntaque se impone es la siguiente:
CostaRicaysucrisis
enla post-guerra
(1948-1984). 37

¿cuálesson las causasque explicanesta reversión de la economíacostarricense en 1983 y en 1984 y


tanrápiday notable?. En primer lugar,habríaque en relacióncon los años que antecedieron a la cri-
responder indicando que ella no se debe a una sis de 1981 y 1982, estribaen que el déficitde la
transformación internade la lògicacon la que ha cuentacorriente y en generallos recursosfinancie-
venidofuncionando el aparatoproductivo costarri- ros totalesrequeridospara atenderlos compromi-
cense-valgadecir,la lógicade la reproducción eco- sos externosy cerrarla balanzade pagos,hanpro-
nómicapropiadel país en estastresúltimasdéca- venidoen una porciónmuyimportante de aquellas
das-,transformación que, por lo demás,no podría fuentesen las que el Gobiernode los EstadosUni-
haberocurridoen tancortísimo periodode tiempo dos ejerceuna influencia significativao biendecisi-
como son dos años. En segundolugar,tampoco va: es el caso de la AID, el BIRF, el BID y el FMI.
estáfundamentada en una modificación substanti- Tan sólo paraque se tengauna idea másprecisade
va del contextoeconómicointernacional en el cual esto que se afirma, puedeconstatarse, si se observa
está localizadoCosta Rica y que podríahaberge- el cuadroNo. 3, que de los $ 744 millonescontabi-
neradoestímulosde excepciónparael crecimiento lizablescomo ingresadosal país en 1983 y dirigi-
y las exportaciones del país-estassi bienaumenta- dos hacia el sectorpúblico -el sectorprivadodel
ron en 1984 un 9.2% en relacióncon 1983 (44), país ha recibidopocos recursosexternosdirecta-
aún no alcanzanla magnitud e importancia obteni- menteen los últimosaños-,y si descontamoslos
das en 1980 y en 1981. La explicaciónha de irsea $ 352 millonesproductode la renegociación de la
buscarpor el contrario, en unaformade operarde deuda externapública,de los restantes $ 392 mi-
nuestraeconomíade maneraprácticamente idénti- llones,$ 326 millones, es decir,el 83% de ese mon-
ca a como veníafuncionando en los añosinmedia- to o bien el 43% del totalingresado, provinieron
tamenteanteriores a 1980, cuandoese patrónde de la AID ($165 millones),el FMI ($9Q millones),
reproduccióncapitalistadependienteingresóen el BID ($46 millones)y el BIRF ($24 millones)
una profundacrisis.Esto quieredecirque por lo (47).
menoshasta finalesdel año 1984 el sectorindus- En calidad de donaciones-que no de présta-
trialmanteníabásicamente susmismascaracterísti- mos-la AID, además,ha entregadou ofrecidoen-
cas, la participación cuantitativa y cualitativadel tregaral sectorpúblicocostarricense las siguientes
Estado en la economíano patentizabatrazosde sumas en estos años: $30 millonesaproximada-
modificaciones sustantivas, el sectoragrarioy las menteen 1983 (48), en 1984 esta institución de-
actividades de agroexportación cumplíanel mismo un
sempeñó papel crucial al solventarla severa ca-
papely eranfundamentalmente las mismas(la pro- renciade divisaspor la que atravesóel BancoCen-
ducciónde café,banano,carney azúcarprincipal- tral a mediadosde ese año (49), aportando$60
mente)en cuantoa su aporteal valorexportado- millonescomo donación,y, para terminar, a prin-
con la excepciónde un nuevorubrono tradicional, cipios de 1985 la mismaAID ha ofrecidoal Go-
las plantasornamentales y las flores,cuya contri- biernodel PresidenteMonge el monto de $140
buciónde divisas,calculadaentre$ 30 y $ 35 mi- millones,una vez más como donación,con el pro-
llones(45), lo convirtió en el cuartoproductode pósito de reorganizar y reorientar la Corporación
exportación de Costa Rica, porencimadel azúcar, Costarricense de Desarrollo(CODESA) (50).
en el transcurso de 1984 (46); la demandainterna En el cuadroNo. 4 puedeobservarse unaesti-
preservabasu posicióncomo factorcapitalentre mación-que sinla menorduda se queda cortares-
los que influyenen el crecimiento del producto pecto de la realidaden virtudde la dificultad para
internocostarricense, y el déficiten la cuentaco- obtenerdatos completos-sobrela asistencianor-
rrientede la balanza de pagos volvía a alcanzar teamericanaefectivaa Costa Rica. Hay que hacer
magnitudes similaresa la etapa previaa la crisis, notar al menoslos siguientes dos aspectos:el no-
consecuencia ello de un renovadoaumentodel dé- table incremento en la asistenciade 1982 en ade-
ficitcomercialen 1983 y 1984, luegode que en lantey, en segundotérmino, la muyconsiderable
1982 este disminuyera muy apreciablemente co- concentración de los recursosentregadosen los
mo efectode la recesión,y del crecimiento de los rubrosrelativos a la asistenciaeconómica("Fondo
valorescanceladoscomo "retribución de los facto- de AyudaEconómica"y el "Programa de Asisten-
res"a causadel considerable endeudamiento exter- cia económica").
no y la normalización relativadel pagode la deuda Ademásde la asistenciaeconómica,el Gobier-
a partirdel año 1983. La únicasalvedadindispen- no de los Estados Unidos ha influidosobrelos
sablede hacerserespectode estamanerade operar organismos internacionales, particularmente sobre
38 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

CUADRO 3

DESEMBOLSOS DE PRESTAMOSAL SECTOR PUBLICO


SEGÚN EL ORIGEN. 1981-1983

ORIGEN DE LOS PRESTAMOS 1981 1982 1983 1981 1982 1983


Millonesde dólares Estructura
porcentual

DESEMBOLSOS DE CAPITAL 404.7 239.0 301.8 50.5 38.1 40.5

AID 2.7 40.5 165.4 0.3 6.5 22.2


BIRF 22.4 19.6 24.1 2.8 3.1 3.2
BID 45.8 34.4 46.2 5.7 5.5 6.2
BCIE 14.7 14.2 14.5 1.8 2.3 2.0
VENEZUELA 29.1 27.4 23.4 3.6 4.4 3.1
MEXICO 27.5 52.3 14.5 3.4 8.3 2.0
BancoPrivados 262.3 50.7 13.7 32.8 8.0 1.8

FINANCIAMIENTODE RESERVAS1/ 63.7 1.5 90.3 8.0 0.2 12.1

FMI 61.2 - 90.3 7.7 - 12.1


FOCEM2/ 2.5 1.5 - 0.3 0.2

OTROS 332.2 387.4 352.1 41.5 61.7 47.3

Acumulación de atrasos(principal
e
intereses)3/ 332.2 387.4 192.1 41.5 61.7 25.8

Financiamiento
contingente - - 160.0 - - 21.5

TOTAL 800.4 627.9 744.2 100.0 100.0 100.0

1/ Estos desembolsosse registranen la cuentade la balanzade pagosy no de movimientos de


capital.
2/ FondoCentroamericano de estabilización
económica
3/ La acumulación de atrasosde los años 1981 y 1982 fue un financiamiento forzadopuesel
país unilateralmente
suspendióel serviciode la deuda.En 1983 el caso es diferente puesla
bancaprivadaaccedióa financiarla amortización del año en el procesode renegociación
de la
deuda.
FUENTE: Academiade Centroamérica.Este cuadroha sidotomadodel libroCostaRica: Estabi-
lidadsincrecimiento,
de VíctorH. Céspedeset.al. SanJosé,EUNED, 1984,p. 160.

el FMI, para lograruna mayorflexibilidad y una sido la cuantiosaentregade recursosfinancieros


menorseveridadde partede esta institución en su efectuadaporel gobiernonorteamericano al sector
tratocon CostaRica (51). público costarricense junto con el aval político
Lo que es forzosohacernotarcon toda clari- otorgadopor los EstadosUnidosa CostaRica ante
dad es que el substrato
o soportebásicodel proce- distintasentidadesfinancierasinternacionales,con
so de estabilizacióny de reactivación
económica el finde reforzarel apoyo económicoexternoal
de Costa Rica durantelos años 1983 y 1984, ha país. La justificaciónde este solícitocomporta-
CostaRicaysucrisis
enla post-guerra
(1948-1984). 39

mientocolaborativo y de esta ingente


generosidad centroamericana. Bien podemos afirmarque el
se halla bien asentadaen criteriosde naturaleza país se encuentraconvocadopor los EstadosUni-
geopolítica,los cualesno ofrecenduda parael go- dos a desempeñar un papel semejante-aunqueno
biernodel Presidente Reaganacercade la función idéntico-al que le ha tocadojugara otrospaíses
"escaparate"que está llamada a cumplirCosta como Corea del Sur, Hong Kong y Taiwan,en
Rica en tanto que democraciavitalen la región Asia,a las puertasdel mundosocialista.

CUADRO 4

PROGRAMASDE ASISTENCIADE LOS ESTADOS UNIDOS A


COSTA RICA 1950-1984 (en milesde dólares)

1950-
1979 1980 1981 1982 1983* 1984**

de Asistencia
Programa Militar 930 - - 2.000 2.500 2.000

militar
de entrenamiento
Programa 901 - 35 58 125 150

Financiamientode Ventasde
equipomilitar 5.000 _____

Construcciones 1.480 _____

porel
autorizadas
Exportaciones
-ArmsExportControlAct" 968 202 57 150 150 75
F
Fondode ayudaeconómica - - - 20.000 125.00 70.000

de asistencia
Programa
económica*** **** 15.098 15.035 31.639 40.615 36.198

* Monto estimado
** Monto propuesto
*** Este programaincluyelos aportesde la AID los Cuerposde Paz y el P.L. 480 (Food forPeace)
**** La fuenteno aporta datos para estos años

FUENTE: Cuadro elaborado con base en los datos entregadospor el libro: The morass. Unite States
interventionin CentralAmerica,de RichardAlan White.New York, Harperand Row Publishers,
1984, pp. 234-237.

el substratosobre
Pero si lo anteriorsignifica nómico,social y político)no puede serexplicada
todo materialdesde el cual se está encarandola simplemente a partirdel soportefinancieroexter-
crisis,no es menosimportante y trascendental eso no provistopor los Estados Unidos, dados sus
que bien podemoscalificarcomo "el manejoo la en la región;antesbien,ella
interesesestratégicos
administración políticainternade la crisiscostarri- debe ser comprendidaigualmente, desde nuestra
cense".En otraspalabras,la detencióntanabrupta óptica,como un resultadoen medida no desprecia-
de la crisisnacionalen los distintosórdenes(eco- ble de una maneraespecíficade abordar,por la
40 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

AdministraciónMonge, la gravedadinternaque la de la legitimidadde que dispone el actual orden


situación del país mostraba en 1982, modo de ac- sociopolítico vigente en el país y su mecanismo
tuar este que naturalmentese ha efectuado en el electoral, y en consecuencia reconocer que las
marco de las característicasconfigurativas del siste- opciones o alternativasde desarrollo analizables
ma político vigentey de sus particularidadeshistó- conviene enmarcarlasdentro de los proyectoseco-
ricas más recientes(pronunciada debilidad política nomicopolíticos electoralmenteviables en el futu-
e ideológica de los grupos políticos de izquierda y ro inmediato. A su vez, tales alternativasde desa-
de ultraderecha,existencia aún de un amplio cam- rrollo deben ser evaluadas a la luz de su factibili-
po fértily abonado, insuficientemente desacredita- dad política y económica tanto internacomo ex-
do, para las prácticas reformistas,etc., etc.) terna.
Aunque no nos es posible detenernosa analizar Partiendo de las anterioresideas, las dos estra-
pormenorizadamenteeste asunto tan minusvalora- tegias de reactivaciónde la economía -másque es-
do, insistiremosaquí en que se trata de uno de la trategiasde desarrollopropiamentedichas- de ma-
mayor significaciónsi es que se quiere profundizar yor importanciason aquellas que tiendena asociar-
en la comprensióndel decurso de la crisisnacional. se con los dos partidos políticos que cuentan con
El proceso de estabilización económica y de mejores posibilidades de alcanzar el Poder Ejecuti-
reactivaciónque la sociedad costarricenseha veni- vo en las elecciones nacionales del próximo mes de
do experimentandode 1983 en adelante, es -repi- febrerode 1986, que son el Partido Unidad Social
támoslo- artificialy precario. Artificialy precario Cristiana y el Partido Liberación Nacional. En el
en la medida en que -al menos por ahora-no cons- primercaso nos referimosa la opción denominada
tituye el resultado de una reorganizacióny reade- usualmentede "reajuste estructural"y en el segun-
cuación de la lógica socioeconómica y política con do a aquella que podríase llamaren formaabrevia-
la que Costa Rica ha venido funcionandoen estas da "la constitución de un nuevo sector exporta-
últimas décadas, que es la lógica subyacente a la dor". De la primeraseñalaremosque persiguereor-
crisis de 1981 y 1982. Se trata de una recupera- ganizar el aparato productivoabriendocompleta-
ción temporale inducidadesde el exteriorpor razo- mente la economía hacia el mercado internacional,
nes políticas, siendo la Costa Rica de nuestrosdías permitiendoel funcionamientomás pleno de la ló-
una sociedad que ha venido recibiendoun conside- gica del mercado, mermandola presenciadel Esta-
rable subsidio anual de parte de los Estados Unidos do en la economía y liquidando prerrogativasy
en los últimosaños, situaciónque no tiene visos de subsidios anteriormenteestablecidos. Esta opción
modificarsemientrasperdurela inestabilidadpolí- dispone dentrodel país de los nuevos ideólogos del
tica regionaly Nicaragua perseverecon un gobier- neoliberalismo, quienes ejercen importante in-
no no vinculado a los interesesestratégicosde los fluencia en el Partido Unidad Social Cristiana,el
Estados Unidos en la América Central. Las conse- principalpartido de la oposición antiliberacionista;
cuencias políticas que se han venido derivandoy se y en el exteriorcuentan con el apoyo de institucio-
derivaránde ese importantísimosubsidio financie- nes como el Banco Mundial y el Fondo Monetario
ro, es un punto de análisisque posee la más grande Internacionalproclivesa políticas de ajuste y reor-
relevancia, análisis que no podemos proceder a ganización económica de corte ortodoxo. Por su
efectuarloaquí por razones de espacio, pero que parte, la opción que hemos llamado de "la consti-
exige un enfoque carente de todo simplismoy su- tución de un nuevo sectorexportador" tiene como
perficialidady de cualesquiera de las versionesma- propósito más firmeno desmantelarla estructura
niqueas de nuestra realidad sociopolítica que tan productivaque con el transcurrir del tiempo ha ido
poco contribuyena su adecuado esclarecimiento. creando el país, preservando y mejorando la es-
Es oportuno ahora para concluirya este largo tructuraagroexportadoraactual y afinandoel fun-
artículo indagarsobre las perspectivasdel desarro- cionamiento del sectorindustrialorientadoal mer-
llo nacional teniendo como horizonte uno de me- cado internoy al centroamericano,al mismo tiem-
diano plazo que tome en cuenta los años por venir po que se perseguiría ahora constituirun nuevo
de la presentedécada. sector exportador proyectado hacia el mercado
Con tal propósito, debemos indicar en primer mundial, apoyándose para ello en el Estado y en
lugar que en Costa Rica hay que desecharpara ese los empresariosprivados.Esta alternativaestá sien-
lapso la puesta en marcha de una alternativano do impulsada por el Ministro de Planificación y
capitalista de desarrollonacional. En segundo tér- Política Económica de la presenteadministración,
mino, es imprescindiblepartirdel reconocimiento Juan Manuel Villasuso (52), aunque cuenta con
CostaRicay su crisisen la post-guerra
(1948-1984). 41

algunosadversariosdentrodel propio Partido Libe- co. Para que la segunda prospere, será necesario
ración Nacional. seguir contando con el subsidio norteamericanoa
Terminemosestas líneas señalando que la pri- la economía costarricensemientras se gesta ese
meraopción es bien conocida en la AméricaLatina nuevo sector exportador, cosa que no es imposible
de nuestrosdías, bien conocida sobre todo por sus si su diseño se concibe adecuadamente en relación
consecuencias funestasdesde el punto de vistaeco- con la demanda internacionaly con el proceso de
nómico, social y político en el Cono Sur; ello, in- reestructuraciónde la división internacional del
dependientementede que su aplicación en Costa trabajo; esta segunda opción es, además, desde el
Rica encontraríagrandesresistencias,-como se pu- punto de vista político, más factiblede ser llevada
do constatar durante el Gobierno del Presidente a la práctica pues podría contarcon el respaldo de
Carazo-, al menos si perdurael actual sistemapolí- un mayornúmerode grupossociales.

NOTAS

( 1) Para un examendetalladode todo ^ste punto, ( 9) RoviraM.,Jorge, ob. cit.,pp. 70-71.


puede consultarse el librodel AutortituladoEstadoy (10) Oficinade Planificación Nacionaly PolíticaEco-
políticaeconómicaen CostaRica 1948-1970, Editorial nómica,ob. cit.,p. 156.
Porvenir S.A.. San José(C.R.), 1982. (11) Véase,entreotrostrabajos,la tesisde Maestría
( 2) Véase,por ejemplo,la obra de TheotonioDos en Economíapresentada por JuanJoséMuñozen la Uni-
Santos,Imperialismo y dependencia, EdicionesEra S.A., versidadNacionalAutónomade México,tituladaInver-
MéxicoD.F., 1978 y el librode ErnestMandel,Late siónextranjera y desarrollo del capitalismo en CostaRica,
Capitalism, N.L.B.Humanities Press.Londres.1975. s.e.,MéxicoD.F., 1983,pp. 226 y ss.
( 3) Mencionaremos nadamásdos elementos relevan- (12) Véase de Izurieta,Carlos,"La concentración in-
tesdel ciclode Posguerra: 1.- la crecientesignificación de dustrialen Costa Rica", en ComercioExterior, Vol. 32,
las corporaciones multinacionales comounidadesporex- No. 12, México,diciembre de 1982,pp. 1346-1357.
celenciade la organización capitalistacontemporánea en (13) Carcanholo, Reinaldo,"La industrialización cen-
escala mundial;y 2.- la nuevadivisióninternacional del troamericana y el patrónde reproducción deldesnilfarro:
trabajoque se desarrolla y consolidaduranteesteciclo, el caso de Costa Rica", en RevistaCentroamericana de
divisióninternacional deltrabajoque propiciala industria- Economía,Año2, Nos.5 y 6, Universidad NacionalAutó-
lizacióndependiente en los paísescapitalistas de la perife- nomade Honduras, mayo-diciembre de 1981,p. 143.
riadel Sistema,convirtiendo a estassociedadesen impor- (14) Oficinade Planificación Nacionaly PolíticaEco-
tantesimportadoras de bienesde capitaly de materias nómica,ob. cit.,p. 50.
primasparala industria, ademásde preservarse su función (15) Ibidem.,p. 62.
como exportadoras de bienesalimenticios, mineralesy (16) Ibidem.,pp. 307 y ss.
otrasmaterias primaspocoprocesadas. (17) Ibidem.,p. 319.
( 4) Oficinade Planificación Nacionaly PolíticaEco- (18) Sobreel temadel capitalismo de Estadoen Costa
nómica, Evolución Socioeconómicade Costa Rica Rica, puedenconsultarse los siguientes trabajos:Cerdas,
1950-1980. EUNED. SanJosé.1982 do. 47-49. Rodolfo,"CostaRica,problemas actualesde una revolu-
( 5) Otrosautores,como es el caso de HelioFallas, ción democrática", en el librode variosautores¿Demo-
sitúanel períodode mayorcrecimiento de la economía craciaen Costa Rica? Cinco opinionespolémicas,San
entre1961 y 1973.Véasesu muybuenlibroCrisiseconó- José,EUNED, 1977. pp. 129-170; Vega,M.,El Estado
mica en CostaRica, San José,EditorialNuevaDécada, costarricensede 1974 a 1978: CODESA y la fracciónin-
1981,p. 29. dustrial,EditorialHoy,San José(C.R.), 1982,y Sojo,A.,
( 6) Los porcentajes que aparecenbajo la denomina- Estado empresario y lucha políticaen CostaRica, San
ción de "Gobierno"en el cuadroNo. 1 en modoalguno José,EDUCA,1984.
reflejan lo que decimos.Lo que sucedees que la participa- (19) Solo conocemosla tesisde Licenciatura en So-
cióndel sectorpúblicoen la generación del ProductoIn- ciologíapresentada antela Universidad de CostaRica en
ternoBrutose lograno sólo pormediodel Gobierno Ge- 1982 porGuillermo MeléndezMoralesbajo el títuloEsta-
neralsino tambiénvía las instituciones autónomas,que do, transformismo y burguesía comercialen CostaRica:
constituyen unaverdadera miríaday que realizannumero- 1948-1978.
sas actividades localizadasbajo el títulode "Otros".Un (20) Sobreesteparticular, puedenconsultarse los tra-
porcentaje aproximado paramedirla mencionada partici- bajos de MarioFernándezAriaspublicadosen la serie
paciónes,sinduda,unacifrasuperior al 20 %. "Investigaciones" del Institutode InvestigacionesSociales
( 7) Véase de CEPAL, "Alcancey requisitos de una de la Universidad de Costa Rica: No. 1 Evoluciónde la
políticade integración y reciprocidad económica", en Li- estructura de la tenenciade la tierraen CostaRica: café,
zano,Eduardo(comp),La integración económica centro- caña de azúcary ganadería(1950-1978), San José,Taller
americana, Vol. I., F.C.E.,MéxicoD.F., 1975,p. 29. de Impresión del US, 1983; y el No. 4 DesarrolloCapita-
( 8) Véasede SusanneJonas,"El Mercomún v la ayu- listay formasproductivas en el agro:la producción cafe-
da norteamericana", en Menjívar, Rafael(comp.),La in- talera.El caso de la zona Alajuela-Grecia,San José,Ta-
versiónextranjera en Centroamérica, EDUCA, San José llerde Impresión del US, 1984.
(C.R.),1974. (21) Puede consultarsesobre esta tematica,entre
42 ANUARIO DE ESTUDIOS CENTROAMERICANOS

otrostrabajos, los aparecidos enlos números 15 y 16 de la Rivera,El Fondo MonetarioInternacional y CostaRica


Revistade CienciasSocialesde la Universidad de Costa 1978-1982, Políticaeconómicay crisis San José,DEI,
Rica,correspondientes a marzo-octubre de 1978. 1982.
(22) Oficinade Planificación Nacionaly PolíticaEco- (41) CEPAL,ob. cit.,pág.20
nómica,ob. cit.,p. 238. (42) MIDEPLAN.Evolucióneconomicade CostaRi-
(23) Ibidem.,p. 240. ca. SegundoSemestreaño 1984. San José,MIDEPLAN,
(24) Ministerio de Planificación Nacionaly Política 1985,p. 14
Económica, El deterioro de la condiciónsocialde los cos- (43) MIDEPLAN.Evolucióneconomicade CostaRi-
tarricenses,SanJosé,s.e.,1983,p. 45. ca. Primer Semestre año 1984,CuadroNo. 9
(25) La opción que adoptó la AsambleaNacional (44) MIDEPLAN.Evolucióneconomicade CostaRi-
Constituyente fue la de restarleespaciosy lugaresde ca SegundoSemestre año 1984, CuadroNo. 15
acciónal Ejecutivoparatrasladárselos o abrirlesposibili- (45) La Nación,5 de febrero de 1985,p. 8A.
dades a las instituciones autónomas, las cuales,supuesta- (46) MIDEPLAN.Evolucióneconomicade CostaRi-
mente,tendrían unaorientación mástécnicaque política. ca. SegundoSemestre año 1984,CuadroNo. 15
(26) Se salefuerade los propósitos de esteartículoel (47) Cabe añadiren el mismosentidoque precisamen-
describirdetalladamente las vicisitudes por las que ha te del mínimode divisas,calculadoen $460 millones, que
transitado la izquierdacostarricense, aunquees necesario el sectorpúblicocostarricense esperarecibiren 1985 con
indicarque su importancia políticaha sido y es en la motivode acuerdosy programas con organismos interna-
actualidadmuylimitada,padeciendo,como en muchos cionalesy con la bancaprivadaforánea,el 83%,es decir,
otrospaísesde la AméricaLatina,la enfermedad deldivi- $385 millonesprovienen de las siguientes
fuentes:$180
sionismo. millonesal menosde la AID, $80 millones delBIRF, $70
(27) CEPAL. Notas para el estudioeconómicode millonesdel BID y $55 millonesdel FMI. La Nación,15
AméricaLatina,1983: CostaRica. México,s.e., 1984,p. de enerode 1985.
on (48) Céspedes,V.H. et. al. CostaRica: estabilidad sin
(28) Ibidem.,p. 40. crecimiento San José,EUNED, 1984,p. 159
(29) MIDEPLAN.Evolucióneconómicade CostaRi- (49) Ha de mencionarse aquí que durante1984Costa
ca. Primersemestre/ 1984. San José,MIDEPLAN,1984, Rica no logró,a pesarde haberlopretendido intensamen-
cuadroNo. 10. te, firmarun nuevoacuerdo,continuación de aquel de
(30) CEPAL,oò. cit.,p. 38. 1983,conel FMI.
(31) Ibidem.,?.31 (50) La Nación,7 de febrero de 1985,p. 4 A.
(32) Cf. OFIPLAN, Evoluciónsocioeconómicade (51) Sobreesteparticular puedenmencionarse los si-
Costa Rica 1950-1980, p. 50 y como publicacióndel guientes hechos:1. no obstanteque en el acuerdofirmado
BancoCentral, CostaRica: 25 añosde estadísticas econó- con el FMI porel gobierno a finalesde 1982
costarricense
micas1950-1974. San José,Imprenta LIL, 1976,p. 51. se establecíauna políticasalarialtendiente a que los sala-
(33) Cf.OFIPLAN,ob. cit.,p. 323. riosrealesno se incrementaran durante1983,se produjo
(34) Lizano,fcduarao. Agricultura y desarrollo econo- un aumentodel ordendel 9%; 2. a pesarde que en ese
mico.SanJosé,EUNED, 1980,p. 110. mismoacuerdose consignaba que losgastosdelGobierno
(35) Ibidem.,p. 94. Centralen relacióncon el PIB no sobrepasaría el 18.4%,
(36) Ibidem.,pp. 90-91. lo ciertoes que alcanzóel 22%. Véasede Céspedes,V.H.
(37) Véasela publicación del BancoCentralde Costa et. al, ob. cit.,pp. 86 y 135 respectivamente. Indudable-
Ricayamencionada pp. 56-63, paralos años1950-1974. mentela actuacióndel FMI respectoa CostaRicaha sido
Paralos añosposteriores a esteúltimo,puedenconsultarse muchomássuavey "razonable"si la comparamos conla
las memorias anualestambiéndel BancoCentralde Costa severidadcon que esta mismainstitución ha tratadoa
Rica. otrospaíses latinoamericanos, por ejemplola República
(38) OFIPLAN,ob. cit.,p. 280. Dominicana,siendolos "desequilibrios" de estepaís me-
Í39i Ibidem.,o. 274. nosacuciantes que los de CostaRica.
(40) Véase, sobreeste particular,de JorgeRovira (52) Para un señalamiento másdetenidode estapro-
"Costa Rica: Economíay Estado.Notassobresu evolu- puestade reactivación, puede consultarse el documento
ciónreciente y el momento actual",en EstudiosSociales publicado porMIDEPLAN,Evolucióneconómicade Costa
Centroamericanos. San José,EditorialTexto Ltda.,No. Rica.SegundoSemestre/ 1984,pp. 1-10.
26, mayo-agostode 1980, pp. 65 y ss. Y de Eugenio