Sunteți pe pagina 1din 3

El informe oral

El informe oral consiste en un discurso presentado de manera clara y pormenorizada. En el se presenta


el resumen de acontecimientos o actividades realizadas o a realizarse, partiendo de datos
comprobados.
FINALIDADES DEL INFORME ORAL
Proporcionar elementos de juicio suficientes para que los oyentes comprendan adecuadamente
el asunto tratado, de tal forma que acepten las conclusiones propuestas o las recomendaciones del
ponente.
Contrariamente a lo que se cree, el informe oral no constituye una oportunidad para que el
emisor haga una exhibición de su conocimiento. Ante todo, con el informe oral se busca asegurar el
mejor conocimiento de un tema determinado. Para ello, el disertante debe ayudar a los oyentes a
comprender y recordar los hechos e ideas presentados humildemente. La pedantería es un vicio que
el público no perdona.
Establecer conclusiones y documentar las decisiones tomadas. Se debe procurar por todos los
medios que las conclusiones del informe aparezcan claramente especificadas, que se puedan entender
las instrucciones impartidas y que se logre asimilar el contenido de la exposición.
Importante: Los receptores del informe captan mejor la información cuando ésta es de interés
para ellos. Por lo tanto, el disertante debe presentar el tema de modo que resulte lo más ameno e
interesante posible para el auditorio.
El informe oral cumple sus objetivos solamente cuando los receptores se ven enriquecidos con
el aporte de nuevos datos y elementos que antes del informe no conocían.
CARACTERÍSTICAS DEL INFORME ORAL
 Más que características, éstas son condiciones que debe reunir todo informe oral.
 Claridad: Es el producto de una buena organización de los datos. Para lograr esta cualidad se deben
destacar las ideas principales. Las siguientes recomendaciones son válidas:
 Limitar la información a cuatro o cinco conceptos esenciales.
 Establecer la relación entre los diversos puntos presentados, mediante una adecuada coordinación de
los mismos.
 Elaborar un esquema previo a la presentación en público y seguirlo durante la disertación.
 Seleccionar adecuadamente los materiales de apoyo y emplearlos correctamente, en el momento
oportuno y en el lugar indicado.
 Concreción: Consiste en presentar datos concretos, fáciles de comprender. Los datos se refuerzan
incluyendo nombres, referencias de lugares y experiencias. Para la presentación de los hechos es
importante considerar cuanto sigue:
o Evitar la multiplicidad de los detalles y presentar estadísticas en números redondos, obviando las
cantidades complicadas.
o Emplear gráficas, planos, mapas o cualquier otro tipo de ayuda visual, siempre que sea posible, por
más redundante que parezca.
o Raciocinio: Cualidad indispensable si se pretende que los receptores asimilen mejor los hechos
evidenciados. Se logra relacionando el conocimiento nuevo que se plantea con los datos ya conocidos
para los oyentes. Las conclusiones deben ser deducciones claras de las premisas presentadas.
o Objetividad: El informe trata el asunto con absoluta imparcialidad, basándose en la pura verdad, libre
de prejuicios, de amor propio, de exageración o retórica. El informe correctamente elaborado no
admite ningún juicio de valor, se limita a presentar los hechos y expresar conocimientos. Los
receptores no deben advertir la opinión del emisor sobre los hechos que expone; éste debe ser neutral,
transmitir informaciones sin calificarlas. Es el auditorio el que debe valorar cada uno según su propia
perspectiva y su personal jerarquía de valores.
Si es muy necesario incluir una percepción personal, el que informa tiene que explicar cuándo
afirma y cuándo opina por su cuenta. El ponente sólo debe presentar, no convencer.
ESTRUCTURA
Para que el informe sea eficaz, es preciso estructurarlo ordenadamente mediante un esquema,
es decir, una guía que permita evitar repeticiones y confusiones en la exposición del tema. Este
esquema consta básicamente de tres partes:
1. Introducción: Sirve para presentar el tema. En ella se trata de suscitar el interés del auditorio. Es la
base necesaria para entrar en el examen analítico de los hechos. Una mala introducción puede
significar el fracaso de toda la presentación.
2. Cuerpo de la ponencia: Consiste en la exposición ordenada de los hechos, apoyada con ejemplos,
ilustraciones, etc. Abarca más del 80% de la presentación.
3. Conclusión: Es el remate del informe. En ella se hace un breve resumen, bien meditado y elaborado.
Sirve para confirmar el tema.
En la introducción se pueden emplear los siguientes recursos para provocar la atención de los
destinatarios:
- Una afirmación atrevida.
- Frases célebres.
- Una anécdota divertida.
- Una pregunta intencional ingeniosa.

Se puede introducir el tema, convencer a los oyentes de la necesidad de poseer la información:


Subrayando la importancia del asunto y señalando lo que puede representar personalmente para el
desenvolvimiento futuro de los oyentes.
Destacando la relación que existe entre el tema tratado y los intereses de los oyentes y destinatarios.
Para lograr una eficaz comprensión del cuerpo, es necesario:
Facilitar la comprensión a través de una expresión sobria y clara.
En la conclusión, se sugiere:
Inducir a la aceptación de la información dada dirigiéndose a la inteligencia del auditorio y no a la
imaginación, a los sentimientos o la voluntad.
ACTIVIDADES
I.Completa el esquema con los datos pertinentes:
EL INFORME ORAL
Concepto Características FinalidadesEstructura
II.Prepara un informe oral y evalúa los siguientes criterios:
Organización lógica y secuenciada de las ideas.
Empleo adecuadamente materiales de apoyo de la expresión oral para captar el interés y la atención
del auditorio.
 Utilización de vocabulario variado.
 Objetividad.
 Concreción.
 Raciocinio.
 Claridad.
(ABC Color, 2005)

Bibliografía
ABC Color. (28 de 10 de 2005). ABC Color. Recuperado el 30 de 06 de 2018, de http://www.abc.com.py/articulos/el-
informe-oral-864951.html