Sunteți pe pagina 1din 4

Expediente N° : 183515-2006-0013

Especialista : Maria Ida Torres Yupanqui


Demandante : Carla Monic See Aurich
Demandados : Lucero Aurich de la Oliva y otro.
Materia : IMPUGNACION DE MATERNIDAD
Juez : Dr. Nancy Coronel Aquino

ANALISIS DE LA SENTENCIA

A fojas 238/241 doña CARLA MANIQUE SEE AURISH interpone demanda de

IMPUGNACION DE MATERNIDAD en contra de doña LUCERO AURICH DE LA

OLIVA y don LUIS EDUARDO MENDOZA BARBER. A fines que el órgano

jurisdiccional declare a la menor DANIELA MENDOZA AURICH es hija de la actora

por haber ser concebido por su esposo Luis Eduardo Mendoza Barber, que erróneamente

se ha señalado como la madre de la citada menor es doña Jenny Lucero Aurich de la

Oliva.

Doña LUCERO AURICH DE LA OLIVA, nunca podrá resistir un embarazo , dado que

presenta insuficiencia renal Neuropatía por analgésicas y hipertensión arterial, el cual

dificulta la existencia de un embrazo de alto riesgo.

Es asi que llegan a la clínica Miraflores, siendo atendida por el doctor Augusto Ascenzo

quien les confirmó la posibilidad de la maternidad subrogada. Con el ovulo y espera de

de una pareja heterosexual distinta a la dueña del vientre.

Viendo la procreación de un hijo en el vientre de doña Jenny Lucero Aurich de la Oliva,

en el cual se realizo la maternidad subrogada, en cuyo vientre se implanto el embrión

concebido con las células sexuales de la pareja.


Las leyes tienen que estar de acuerdo a los cambios sociales, políticos y

económicos de la población, de ahí nacen las implementaciones de nuevas

figuras legislativas que tienen que adecuarse a las nuevas necesidades de

la sociedad. Es así que a fin de contar con una legislación actualizada y a

su vez prever soluciones satisfactorias a los cambios de los paradigmas de

la sociedad, se formó la idea de querer implementar la figura jurídica de la

maternidad subrogada, que es entendido cuando una mujer gesta o lleva en

su vientre un bebe para otra mujer.

En la mayoría de países de Latinoamérica no se ha regulado la maternidad

subrogada, solo se ha legalizado en los estados federales de Tabasco

(mediante Decreto 265 de fecha 14.12.2015, publicado el 13 de enero de

2016; mediante el cual se adiciona el Capítulo VI “De la Gestación

Asistida y Subrogada”; integrado por los artículos: 380 Bis 1.2.3.4.5.6 y.7,

al Título Octavo "De la Filiación", perteneciente al Libro Primero) y el

estado de Sinaloa (mediante Decreto N° 742 Código Familiar del Estado

de Sinaloa Art. 282 al 297 del Capítulo V De la Reproducción Humana

Asistida y la Gestación Subrogada del Título Octavo "De la Filiación")

pertenecientes al país de la República de México.

En este caso se reconoce a dos tipos de madres una gestacional y la madre genética, esto

reconocido por exámenes médicos de la demandante y el expediente médico del

tratamiento de maternidad subrogada, por ello para determinar quién es la madre genética

de la menor le realizan el examén médico de ADN, determinando que la demandante

tiene el mismo ADN de la menor estableciendo que es la madre genética; ahora queda
establecer cuál de las dos es la madre de la menor, en la legislación no está establecido la

filiación en las condiciones de madre gestante o madre genética, por lo que al existir un

vacío legal y en base a lo establecido en artículo 2 inc. 24 literal a) de la Constitución

“nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, ni impedido de hacer lo que ella no

prohíbe”, establece que no hay prohibición para los actos que acontecieron por lo que es

un acto licito, considerando que el acto de maternidad subrogada se ha dado en forma

gratuita y por el amor a su hija todo ello corroborado con la declaración de las partes y

en aplicación al concepto de maternidad tradicional la misma que se determina por la

filiación biológica; fundamentos por lo que se declaran FUNDADA la demanda a favor

de DOÑA CARLA MONIC SEE AURICH.

Además de ello el juzgado se pronuncia sobre los embriones crioconservados que no

fueron utilizados en la fertilización, protegiendo el derecho de la vida y al considerar a

los embriones sujetos de derecho desde la fecundación, dispone la jueza que el uso de

los embriones sea por la propia mujer y su pareja, en el curso de dos años desde la

sentencia, los justiciables harán efectivo el derecho a la vida de los embriones congelados,

gestándolos por sí o mediante subrogación de vientre sin fines de lucro. En caso de no

cumplir lo antes dicho, el Ministerio Público les iniciará un proceso de abandono de los

embriones y dispondrá su adopción por padres sustitutos.

Debido a la necesidad social en la que nos encontramos actualmente,

donde miles de parejas tienen problemas de fertilidad; y como una

alternativa, se presenta la maternidad subrogada, la cual se encuentra

actualmente sin regulación vigente en nuestro sistema jurídico nacional,

consideramos que el tema a desarrollar en el presente trabajo es de

relevancia jurídica, ya que de llegarse a legislar la figura de la maternidad


subrogada en el Perú desde los lineamientos que han esbozado los

proyectos de ley que han abordado el tema se generaría un desorden

normativo, iniciando por nuestras normas constitucionales. Esto nos lleva

a plantear la interrogante ¿Qué consecuencias jurídicas constitucionales

conlleva la legalización de la maternidad subrogada en el ordenamiento

jurídico peruano? Si bien es cierto desde un aspecto social se va a satisfacer

la necesidad de muchas parejas que por defectos biológicos no puede

concebir de forma natural, desde un aspecto jurídico se prevé la colisión

de derechos. Específicamente, existiría una colisión con los derechos

constitucionales de dignidad, libertad, intimidad, identidad, familia y el

derecho a la salud, algunos de estos derechos ligados con el principio del

interés superior del niño.