Sunteți pe pagina 1din 32

Tema 36

Cábala Gnóstica III


El Pentagrama Esotérico
www.gnosis.es
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

Cábala Gnóstica - III


El Pentagrama Esotérico

Un poco de historia
El pentagrama es llamado también pentáculo, pentalfa y pen-
tángulo. La palabra pentagrama proviene del griego πεντάγραμμον
(pentagrammon), forma sustantiva de πεντάγραμμος (pentagrammos) o
πεντέγραμμος (pentegrammos), palabras que significan “cinco líneas”
o “ de cinco líneas”. En la Grecia antigua fue llamado la Pentalpha,
figura geométrica cuyas cinco puntas están compuestas por cinco
Alphas (mayúsculas).

Los primeros signos


de pentagramas encon-
trados en la h istoria da-
tan del período de Uruk,
alrededor de 3500 A .C.,
en la Ur caldea de la anti-
gua Mesopotamia, donde
fueron encontrados junto
co n ot ra s m u est ra s de l
período asociados a los
progresos más tempranos
del lenguaje escrito. En los
últimos periodos del arte
Mesopotámico, el penta-
grama fue empleado en
inscripciones reales y era
símbolo del poder impe-
rial que se expandía a las
cuatro esquinas del mun-
do.

-3-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

Lo que se sabe con toda certeza es que era el símbolo en el logo-


tipo o sello oficial de la ciudad de Jerusalén entre el 300 y el 150 A.C.
Entre los hebreos, el símbolo fue atribuido a la Verdad y a los cinco li-
bros del Pentateuco. Incorrectamente, en ocasiones recibe el nombre de
Sello de Salomón en el misticismo judío medieval, de un modo paralelo al
Hexagrama.

Al igual que civilizaciones anteriores, los griegos no atribuyeron ge-


neralmente otros significados simbólicos a las letras de su alfabeto, pero
ciertos símbolos se conectaron con las formas o las posiciones de las
letras griegas (ejemplo, Gammadion y Alfa-
Omega). La geometría del pentagrama y sus
asociaciones metafísicas fueron exploradas
por los Pitagóricos, que lo consideraban
un emblema de la Perfección. Junto con
otros descubrimientos de las figuras y pro-
porciones geométricas, se transmitió en el
arte post-helénico donde la “proporción de
oro” se puede apreciar en los diseños de
algunos templos.

Los primeros cristianos atribuyeron el pentagrama a las cinco heridas


de Cristo y desde entonces hasta épocas medievales, fue un símbolo cris-
tiano poco usado. Antes de la época de la Inquisición, no hubo asocia-
ciones negativas asociadas al pentagrama. Su forma implicaba Verdad,
Misticismo religioso y el trabajo del Creador. El emperador Constantino
I, tras ganar la ayuda de la Iglesia Cristiana en su conquista del Imperio
Romano, usó el pentagrama junto al anagrama chi-rho (forma simbólica
de la cruz) en su sello y talismán.

Sin embargo, fue la cruz (un símbolo del sufrimiento), más bien que el
pentagrama (un símbolo de la verdad), lo que fue utilizado por la Iglesia
que posteriormente accedió al poder, cuyo destino manifiesto fue usurpar
el poder absoluto del Imperio Romano. El festejo anual de la Epifanía, la
celebración de la visita de tres de los reyes magos al niño Jesús, así como
la misión de la iglesia para traer verdad al Gentil, tenía como símbolo el
pentagrama (aunque en la época actual el símbolo se ha cambiado a una
simple estrella de puntas en reacción al uso neopagano del pentagrama).

-4-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

En la leyenda de sir Gawain y el Caballero Verde, el pentagrama


era glifo de sir Gawain, inscrito en oro en su escudo, simbolizando las
cinco virtudes caballerescas: generosidad, cortesía, castidad, código
de caballería y piedad.

En épocas medievales, el Nudo Sin Fin (trazo sin fin del pentagra-
ma), fue un símbolo de la verdad y era una protección contra demo-
nios. Fue utilizado como talismán para la protección personal y para
guardar ventanas y puertas. Desde hace mucho se ha creído que es
una poderosa protección contra el mal y los demonios; esto es, un
símbolo de protección que es llevado como un talismán para ser pro-
tegidos de las fuerzas maléficas…

El Pentagrama con la punta hacia arriba simbolizaba el verano, con


dos puntas arriba (“invertido”) era el símbolo para el invierno. Durante
el período largo de la Inquisición, había mucha promulgación de men-
tiras y de acusaciones en los intereses de la ortodoxia y de la elimina-
ción de la herejía. El pentagrama fue visto para simbolizar la cabeza
de cabra o el diablo en la forma de Baphomet, y la Inquisición acusó a

-5-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

los Templarios de adorar al mismo. Los Inquisidores Dominicanos des-


plazaron la atención desde la herejía cristiana a la brujería. En la lucha
contra las brujas, Dioses astados tales como Pan se equipararon al
Diablo (un concepto cristiano) y el pentagrama, el símbolo popular de
protección, fue asimilado al mal y llamado la “ huella de brujas”.

En el Renacimiento, con el resurgimiento del Hermetismo, en


Sociedades Ocultas de artesanos y estudiantes, lejos de los ojos de la
iglesia y de su paranoia, la ciencia de la Alquimia se desarrolló junto
con la Filosofía Oculta y simbolismo críptico. El simbolismo gráfico y
geométrico llegó a ser muy importante y emergió un período de rena-
cimiento.

El concepto del mundo microcósmico del hombre como análogo


al macrocosmos, se convirtió en una parte de enseñanza oculta tradi-
cional occidental: “Tal como es Arriba, es Abajo”. El pentagrama, la es-
trella del microcosmos, simboliza el hombre dentro del Microcosmos,
representando en analogía al universo Macrocósmico. El pentagrama
“derecho” tiene una cierta semejanza a la forma del hombre con sus
piernas y brazos extendidos. En el Calendarium Naturale Magicum
Perpetuum (1582) de Tycho Brahe aparece un pentagrama con el cuer-
po humano sobrepuesto y las letras hebreas YHSVH asociadas a los
elementos.

Una ilustración atribuida


a Agrippa, contemporáneo
de Brahe, (Henrio Cornelius
Agr i p p a vo n N et te s h e i m)
en proporción similar mues-
tra los cinco planetas y la
luna, en el p unto de cen-
tro, los órganos genitales.
Otras ilustraciones del pe-
ríodo de Roberto Fludd y de
Leonardo de Vinci muestran
relaciones geométricas del
hombre al universo.

-6-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

El pentagrama vino a ser


símbolo de la relación entre
la cabeza y los cuatro miem-
bros y, a su vez, entre la
esencia concentrada pura de
cualquier cosa (o del espíritu)
y los cuatro elementos tradi-
cionales de la materia: tierra,
agua, aire y fuego (el espíri-
tu es La Quinta esencia).

Posteriormente aparece
el pentagrama en forma li-
teraria en el libro de Johann
Wo l f g a n g v o n G o e t h e ,
F a u s t o. E n e s t a o b r a ,
Goethe se inspira en el mé-
dico alemán Johann Georg
Faust (que vivió aproximada-
mente entre los años 1480 y
1540). Fausto fue, junto con
Paracelso y Agripa, uno de
los tres magos más distingui-
dos de la Edad Media. Los
tres fueron discípulos del
abad Trithemius. Johannes
Tr i t h e m i u s f u e u n n ot a-
ble erudito y consejero de
Emperadores, pero también
un mago y alquimista que
influyó en Fausto, Agrippa,
Paracelso, Giordano Bruno y
otros ocultistas.

En la escena III de la I par-


te del drama de Fausto, se
produce el siguiente diálogo
entre Mefistófeles y Fausto.

-7-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

Mefistófeles: –“Hay un pequeño obstáculo que me impide salir de


aquí, y es esa estrellita de cinco picos que se atraviesa en el um-
bral”.

Fausto le contesta: –“¿Te preocupa el pentagrama?...”.

Goethe ensalza el poder del pentagrama en el hermoso monólogo


de Fausto:

“¡Ah, cómo a esta vista todos mis sentidos se estremecen! Siento


la joven y santa voluptuosidad de la vida rebullir en mis nervios y
hervir en mis venas. ¿Era un Dios el que trazó este signo que aplaca
el vértigo de mi alma, llena de alegría mi pobre corazón y, en un vue-
lo misterioso, desvela alrededor de mí las fuerzas de la Naturaleza?
¿Soy yo un dios? Todo se aclara ante mi vista; veo en esos sencillos
trazos la Naturaleza activa revelarse a mi espíritu. Ahora, por vez
primera, reconozco la verdad de esta palabra del sabio: ¡El mundo de
los espíritus no está cerrado! ¡Tu sentido es obtuso, tu corazón está
muerto! ¡En pie! Baña, ¡oh adepto de la Ciencia!, tu pecho, todavía
envuelto en un velo terrestre, en los esplendores del naciente día!”

Es precisamente en el pentagrama de Fausto, que Eliphas Levi


(nombre adoptado por el mago y escritor ocultista francés Alphonse
Louis Constant, 1810-1875) se inspiró para confeccionar el pentagrama
con todos los símbolos herméticos que lo envuelven, y con los que
hoy es conocido.

En su libro, “Dogma y Ritual de Alta Magia”, Eliphas Levi nos dice


sobre el Pentagrama:

“El pentagrama, llamado en las Escuelas Gnósticas la “estrella


f lamígera”, es signo de la omnipotencia y la autocracia intelectual.
Es la estrella de los magos”.

“Es el signo del Verbo hecho carne, y según la dirección de sus


rayos, este símbolo absoluto en magia representa el bien o el mal, el
orden o el desorden, el cordero bendito de Ormuz o de San Juan o el
Macho Cabrío de Mendes.”

-8-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

El Pentagrama de Eliphas Levi.


“Es la Iniciación o la Profanación;
Es Lucifer o Vesper; Es la Estrella
Vespertina o la Matutina; Es Maria o
Lilith; Es la Victoria o la Muerte; Es la
Paz o la Sombra.”

“El signo del Pentagrama tambien


es llamado signo del Microcosmos,
y representa lo que los Kabalistas
del Libro de Sohar llaman el
“Microprosopo”.”

“La Inteligencia Total del Pentagrama es la Clave de los mundos, representa


y es la Filosofia y la Ciencia absoluta.”

Eliphas Levi, quien al parecer tuvo acceso a información privilegiada


a partir de textos antiguos procedentes del Vaticano, aseguraba que
el pentagrama invertido, la célebre estrella de cinco puntas vinculada
con la demonología y el satanismo, es equiparable a la Estrella de
Remphan que se cita en la Biblia (en los Hechos de los Apóstoles, ca-
pítulos 7):

“7:42 Pero Dios se apartó de ellos y los entregó al culto de los


astros, como está escrito en el libro de los Profetas:
Israelitas, ¿acaso ustedes me ofrecieron víctimas y sacrificios
durante los cuarenta años que estuvieron en el desierto?

7:43 Por el contrario, llevaron consigo


la carpa de Moloc y la estrella del Dios Refán,
esos ídolos que ustedes fabricaron para adorarlos.
Por eso yo los deportaré más allá de Babilonia”.

Dice Eliphas Levi en su libro, Misterios de la Qabalah :“A partir de


esta estrella, caída e invertida, el rey de los demonios, Lucifer, fue
creado. Remphan o la estrella f lamígera invertida, fue más tarde
transformado en la cabeza de un asno (o de macho cabrío)”.

-9-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

El Pentagrama en la Gnosis
“El pentagrama expresa la dominación del Espíritu sobre los ele-
mentos de la Naturaleza. Con este signo mágico podemos mandar a las
Criaturas Elementales que pueblan las Regiones del Fuego, del Aire, del
Agua y de la Tierra. Ante este símbolo terrible tiemblan los demonios
y huyen aterrorizados.

“El pentagrama con la punta superior hacia arriba sirve para hacer
huir a los tenebrosos. El pentagrama con la punta hacia abajo sirve
para llamar a los tenebrosos. Puesto en el umbral de la puerta con la
punta superior hacia adentro y los dos ángulos inferiores hacia fuera
no permiten el paso a los Magos negros.

“El pentagrama es la Estrella Flamígera. El pentagrama es el signo


del Verbo hecho carne. Según la dirección de sus rayos puede repre-
sentar a Dios o al Diablo, al Cordero Inmolado o al Macho Cabrío de
Mendes. Cuando el pen-
tagrama eleva al aire su
rayo superior, representa
al Cristo. Cuando el pen-
tagrama eleva al aire sus
dos puntas inferiores, re-
presenta a Satán.

“El pentagrama repre-


senta al hombre completo.
Con el rayo superior ha-
cia arriba, es el Maestro.
Con el rayo superior ha-
cia abajo y las dos puntas
inferiores hacia arriba,
es el ángel caído. Todo
Bodhisattva caído es una
estrella f lamígera inver-
tida. Todo Iniciado que se
deja caer se convierte de
hecho en la estrella flamí-
gera invertida.”

-10-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

El electrum más poderoso


Se llamaba electrum en la antigüedad a un talismán o medallón que
estuviese hecho de la aleación de oro y plata en proporción aproxima-
da de 4:1 (similar al actual oro blanco).

Pero el Maestro Samael nos dice que el mejor eléctrum es una


Estrella Flamígera que contenga los siete metales que corresponden
a los siete planetas de nuestro sistema solar. Estos metales son los
siguientes:

Plata para la Luna.


Azogue para Mercurio.
Cobre para Venus.
Oro para el Sol.
Hierro para Marte.
Estaño para Júpiter.
Plomo para Saturno.

“Se consagra el Pentagrama con los cuatro elementos de la


Naturaleza, recitando los Exorcismos del Fuego, del Aire, del Agua y de
la Tierra. Se sopla cinco veces sobre la figura mágica; se asperge cinco
veces sobre la Estrella Flamígera con el agua ritual; se seca la figura
del Pentagrama con el humo de cinco perfumes (incienso, mirra, aloe,
azufre y alcanfor), después se coloca alternativamente el Pentagrama
en el suelo: en el Norte, en el Medio-Día, al Oriente y al Occidente. Se
pronunciará el nombre de Aleph y el del Thau sagrado, reunidos en el
nombre kabalístico del Azoth. Al soplar cinco veces sobre la Estrella
Flamígera, se invocará a los Cinco Auxiliares Mágicos. Los Cinco
Auxiliares son los Cinco Genios: Gabriel, Rafael Uriel, Michael y Samael.

“Se pueden hacer medallones del pentagrama que cuelguen del


cuello, o anillos que se llevan en el dedo anular. Puede también dibu-
jarse la estrella flamígera sobre una piel de cordero bien blanca para
tenerla dentro de la habitación. Puede usarse siempre para el umbral
de la recámara nupcial. Así evitamos que los tenebrosos se metan a la
recámara. Puede también dibujarse el pentagrama sobre vidrio y esto

-11-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

aterroriza a los fantasmas y demonios. El pentagrama es símbolo del


Verbo Universal de Vida...

“También se puede hacer resplandecer instantáneamente el pen-


tagrama con ciertos mantrams secretos. En los Upanishads Gopala
Tapani y Krishna hemos hallado el Mantram que tiene el poder para
“formar instantáneamente”, en el plano astral, la terrible estrella fla-
mígera ante la cual huyen aterrorizados los demonios. Este Mantram
consta de cinco partes, a saber: KLIM, KRISHNAYA, GOVINDAYA,
GOPIJANA, VALLABHAYA SWAHA.

“Al vocalizar este Mantram se forma instantáneamente la estrella


flamígera ante la cual huyen aterrorizados los tenebrosos del Arcano
18. Estos demonios atacan violentamente al Iniciado cuando está tra-
bajando en la Gran Obra. Los devotos del Matrimonio Perfecto tienen
que librar tremendas batallas contra los tenebrosos. Cada vértebra de
la espina dorsal representa terribles batallas contra los Magos Negros.
Estos luchan por alejar al estudiante de la Senda del Filo de la Navaja.”

Mantralización

“El poderoso Mantram que acabamos de mencionar tiene tres eta-


pas perfectamente definidas:

1ª.- Al recitar el Klim (que los ocultistas de la India llaman “la semi-
lla de atracción”), provocamos un flujo de energía Crística que descien-
de instantáneamente del mundo del Logos Solar, para protegernos, y se
abre entonces hacia abajo una puerta misteriosa.

2ª.- Después, por medio de las tres partes siguientes del Mantram
(Krishnaya, Govindaya, Gopijana), se infunde la energía Crística en
aquel que lo recita.

3ª.- Y finalmente, por medio de la quinta parte ( Vallabhaya


Swaha), el que ha recibido la energía Crística puede irradiarla con tre-
menda fuerza para defenderse de los tenebrosos. Entonces estos huyen
aterrorizados.

-12-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

“Debemos saber que el Verbo cristaliza siempre en líneas geomé-


tricas. Esto está demostrado con la cinta magnetofónica. El discurso
queda grabado en la cinta; cada letra cristaliza en figuras geométricas.
Basta después hacer vibrar la cinta en la máquina grabadora para que
se remita el discurso...

“¡Dios geometriza! La palabra toma figuras geométricas. Estos


mantrams citados por nosotros tienen el poder de formar instantá-
neamente en los mundos suprasensibles la estrella flamígera. Dicha
estrella es un vehículo de fuerza Crística; dicha estrella representa el
Verbo.

“Con este poderoso Mantram se pueden defender todos aque-


llos que están trabajando en la Fragua Encendida de Vulcano. Dicho
Mantram se vocaliza silabeándolo. Con este Mantram se puede conju-
rar a los demonios que controlan a los posesos. Es urgente aprender a
crear instantáneamente la estrella flamígera. Con este Mantram pode-
mos crear esa estrella para combatir a los tenebrosos.”

El signo del Microcosmos-Hombre


Se puede también hacer con ciertos movimientos del cuerpo, el
signo de la Estrella Microcósmica. Como el mantram que hemos citado,
este signo también consta de tres etapas o movimientos.

1ª.- De pie, firmes, se levantan los brazos hacia arriba, hasta


que las palmas de las manos se toquen entre sí sobre la cabeza.

2ª Después se extienden los brazos lateralmente de modo que


queden en posición horizontal, formando con el resto del cuerpo una
Cruz.

3º.- Por último, se cruzan los antebrazos sobre el pecho tocando


esta región con las palmas de las manos, en tanto las puntas de los
dedos lleguen al frente de los hombros.

-13-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

DEVELACIÓN ESOTÉRICA DE LOS SÍMBOLOS DEL


PENTAGRAMA GNÓSTICO
(Parte de una conferencia del maestro Samael)

“El Pentagrama Gnóstico es la humana figura con


cuatro miembros y una punta única, que es la cabeza. El
signo del Pentagrama se llama igualmente “signo del mi-
crocosmos”, y representa lo que los Rabinos Cabalistas
del Libro del Zohar llaman el “Microprosopo”.

“Si analizamos a fondo el Pentagrama o Pentalfa,


podemos ver en el ángulo superior un signo semejan-
te a un 4. Ese es el símbolo de Júpiter (el Padre de los
Dioses), el símbolo del Espíritu Divino de toda criatura
que viene al mundo, el símbolo del Eterno Dios Viviente.

“Debajo de ese 4 verán ustedes unos ojos, siempre abiertos. Son


los ojos precisamente de la divinidad, de Dios. Ante ese símbolo de
Júpiter, con los ojos del espíritu siempre abiertos, tiemblan las colum-
nas de Ángeles y de Demonios. Tal símbolo hace huir horrorizados a los
tenebrosos.

“Se abre la Pentalfa con sus brazos, en forma extraordinaria, como


cuando un hombre está de pie con sus piernas y brazos abiertos. Pero
si observamos cuidadosamente esos brazos de la Pentalfa, abiertos,
veremos en ellos el signo de Marte, el planeta de la guerra, y ya sabe-
mos que el ocultismo marciano es terrible. En las esferas, no superio-
res sino inferiores de Marte, encontramos terribles magos negros que
tiemblan ante ese signo terrible de la Pentalfa. Obviamente tal signo
marciano, puesto en los brazos de la estrella de cinco puntas (que es
el hombre), nos da fuerza. No la fuerza física, que es una fuerza de tipo
muy inferior; no, nos da la fuerza del espíritu, para vencer a los malva-
dos.

-14-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

“Los dos ángulos inferiores abiertos, que son las dos piernas de
cada uno de nosotros (cuando nos paramos con ellas abiertas), llevan
la signatura de Saturno, y ya sabemos lo que es el aspecto negativo de
la Esfera de Saturno, lo que es la terrible Magia Negra. Obviamente, los
tenebrosos la entienden si está colocado ese signo en las piernas (ha-
cia abajo). Si arriba tenemos a Júpiter con los ojos del espíritu siempre
abiertos, es obvio que los tenebrosos, viendo esto, se horrorizan, no
pueden resistir, se retiran.

“Al lado derecho, colocando la imagen frente a frente, vemos la


Luna y a la izquierda vemos al Sol. Pero si colocamos la imagen, no de
frente a frente, sino a nuestro lado, es claro que a la derecha estará
el Sol, ¿verdad?, y a la izquierda la Luna. El Sol está representado por
un círculo, con un punto en el centro. Ese Sol radiante del espíritu nos
ilumina el camino. A la izquierda está la Luna. El Sol representa a las
fuerzas solares, a las fuerzas positivas, masculinas. La Luna representa
a las fuerzas negativas, femeninas.

“En el centro aparece el Caduceo de Mercurio (1), bajo el signo, pre-


cisamente, de Mercurio (que está enlazado con el signo de Venus). Ese
Caduceo de Mercurio es muy importante, y encima va el signo del pla-
neta Mercurio. Es obvio que Mercurio es el “mensajero de los Dioses”,
es el planeta que esta más cerca del Sol, es el “Ministro del Sol”. Sin
Mercurio no sería posible llegar a la autorrealización íntima del Ser.
Bajo Mercurio, precisamente, aparece el Caduceo con las alas del espí-

-15-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

3
ritu siempre abiertas. Tal Caduceo está en la espina dorsal del hombre,
en nuestra médula espinal, en ese par de cordones simpáticos, conoci-
dos en el Oriente como Idá y Pingalá (un par de cordones que se enros-
can en la forma que ustedes lo ven en el Caduceo de Mercurio). Por ese
par de cordones nerviosos, sube la energía creadora hasta el cerebro.

“Ahora nos extenderemos, después de esta explicación somera,


aún más. También aquí tenemos, en esta Pentalfa, el Bastón de los
Patriarcas (2), la Vara de Aarón, la Caña de Bambú (de siete nudos), el
Cetro de los Reyes, la Vara de José (florecida), que es la espina dorsal.
Obviamente, por el canal medular espinal es por donde debe subir el
fuego sagrado hasta el cerebro, para pasar de allí al Templo Corazón.

“También aparece, en la Pentalfa, la Espada Flamígera (3), que no


es más que el fuego sagrado en cada uno de nosotros. Sin la Espada
Flamígera no seríamos verdaderamente discípulos. Cuando un Ángel

-16-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

pierde su espada, ese Ángel se ha caído, y entonces es precipitado hacia


los infiernos atómicos.

“Aparece también, en la Pentalfa, en la parte superior, el Cáliz(4).


De manera que vemos el Cáliz, el Báculo y la Espada. Ese Cáliz, indu-
dablemente, representa el Yoni, es decir, el útero, así como el Báculo
representa el falo, el principio masculino, y la Espada el fuego sagra-
do. Indudablemente, tenemos que aprender a manejar el Báculo y la
Espada, y tenemos que trabajar también con el vaso de Hermes, si es
que queremos realizar la Gran Obra.

“La palabra “Tetragrammaton” es bastante interesante. “Tetra” es


la Trinidad dentro de la Unidad de la vida (3 + 1 = 4). “Tetragrammaton”
es exactamente el cuatro. Porque el Padre es el número uno, el Hijo es
el dos, el Espíritu Santo es el tres; pero ellos, los tres, emanan del Ain
Soph, es decir, de la estrella interior que siempre nos ha sonreído, y los
tres, emanando del Ain Soph, forman el cuatro: el Tetragrammaton.

“Esta palabra, Tetragrammaton, es mántrica. Alguna vez quise ex-


perimentar con el Tetragrammaton: lo vocalicé en los mundos supe-
riores de conciencia cósmica y entonces muchos Inefables de los Nueve
Cielos (Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y
Neptuno), emergieron para ver qué pasaba, como diciendo: “¿Por qué
habéis pronunciado el nombre del Eterno en vano?” Quedé mudo, me sen-
tí perplejo, confundido.

“Si colocamos el Pentagrama en esta forma, es decir, con el ángulo


superior hacia abajo y los dos ángulos inferiores hacia arriba, tenemos
el signo de la magia negra: en vez de concurrir a nuestras invocaciones
las columnas de Ángeles, concurrirían las columnas de Demonios.

“Cuando un Iniciado se cae, cuando derrama el vaso de Hermes


Trismegisto, entonces es fulminado por el Arcano 16 de la Cábala, y cae
con la cabeza hacia abajo y las piernas hacia arriba, en la forma de la
Pentalfa invertida. Así es como han caído los grandes iniciados.

“Si a la entrada de nuestra habitación pintamos con carbón el signo


de la Pentalfa, con el ángulo superior hacia adentro y los dos rayos in-
feriores hacia afuera, huirán de nuestra recámara los tenebrosos. Pero

-17-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

si lo pintáramos con el ángulo superior hacia afuera y los dos rayos


inferiores hacia adentro, vendrían a nuestra recámara los tenebrosos.

“Cuando se pone el Pentagrama en vidrio, es decir, en un cuadro,


eso espanta terriblemente a los malvados. Y si se pinta en vidrio, tam-
bién los hace huir despavoridos, y si se lleva sobre el pecho, ya en oro, o
en plata, estaremos bien protegidos contra las fuerzas de las tinieblas.
Es pues, el Pentagrama, de un poder mágico realmente sorprendente...

“Vemos, en los brazos, varias letras hebreas. Aparece Iod He Vau He


(en el brazo derecho: ‫( )הוהי‬1). Esa palabra “Iod”, como principio mas-
culino, o partícula divina, más bien como chispa virginal, es terrible.
Iod, principio masculino-divino; He, principio femenino-divino; Vau,
principio masculino-sexual (o sea el Lingam); He, el Yoni femenino:

(1) (2)

“Hay un modo de pronunciación de las letras hebraicas Iod He Vau


He, pero es terriblemente divino y no en vano se deben cantar esos
mantrams, porque esas cuatro letras hacen vibrar la divinidad interior
(se dice que es el nombre del Eterno), y nunca en vano se deben pro-
nunciar. Esto nos invita a la reflexión… Aparecen otras letras hebraicas
ahí, para recordarnos ciertos procesos de la divinidad, pero sobre ellos
ahora guardaré silencio (solo diremos que en brazo izquierdo, aparace
M-D-A (‫( )מדא‬2) que significa: Adam (el Hombre).

“Aparecen números (1-2 / 1-2-3) como para recordarnos la trinidad


dentro de la unidad (el Tetragrammaton), pero no es obligatorio que
esos números vayan ahí; esos ya son perfectamente convencionales. Lo
importante es que vaya el Tetragrammaton, que ya sabemos que es la
trinidad dentro de la unidad de la vida (el Santo Cuatro).

“Indudablemente, mis caros hermanos, el Pentagrama es el ser hu-


mano, el microcosmos, dentro del cual (les he dicho) está el Infinito…

-18-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

“¡Hay que trabajar con ese Caduceo de Mercurio que aparece en la


Pentalfa, es decir, hay que transmutar el esperma en energía para desper-
tar el Fuego Sagrado y hacerlo subir por la espina dorsal hasta el cerebro.
Sólo así será posible desarrollar todas nuestras facultades y poderes!

“Hay que trabajar con el Caduceo de Mercurio que tenemos en nues-


tra espina dorsal. Obviamente, cuando nosotros sabemos transmutar
el esperma en energía, cuando no cometemos el error de derramar el
vaso de Hermes Trismegisto, entonces el esperma (no eyaculado) se
transforma en energía seminal. Esa energía, a su vez, se bipolariza en
átomos solares y lunares de altísimo voltaje que suben por dos cordo-
nes nerviosos que se enroscan en la espina dorsal (los dos cordones
que aparecen en el Caduceo de Mercurio). Entonces los átomos solares
y lunares hacen contacto en el Tribeni, cerca del coxis, y entonces por
inducción despierta una Tercera Fuerza. Quiero referirme, en forma
enfática, al Fuego Sagrado de la espina dorsal (al Fuego pentecostal, al
Fuego jehovístico, al Fuego sexual). Tal fuego, ascendiendo lentamente,
de vértebra en vértebra, va despertando distintos poderes en el hom-
bre.

“Hay que trabajar, indudablemente, con el Sol y con la Luna (los


principios masculino y femenino); es decir: el hombre con su mujer,
la mujer con el varón. Solamente así es posible despertar ese Fuego
Sagrado que nos ha de transformar radicalmente. Hay que aprender a
manejar el Báculo y la Espada, hay que aprender a manejar el Vaso de
Hermes, la Copa sagrada. Sólo así es posible la transformación total.

“En mi pasada plática decía que cuando un hombre se casa con una
mujer que no le pertenece por esposa, sino que caprichosamente la
toma, violando la Ley, es fácil reconocerla porque el día de la boda apa-
rece calva. Ella, inconscientemente, viene a cubrir en tal forma el cabe-
llo que realmente no se ve su pelo (aparece como si no tuviera cabello,

-19-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

calva). Esto no lo saben, naturalmente, las mujeres. Si lo supieran, pues


buscarían la forma de no verse calvas, de que su cabello saliera por
todas partes... Entonces, se dice, que el hombre es marcado con una es-
trella fatal en la frente, es decir, con la Pentalfa invertida, con el fuego
luciférico…

“Cuando un hombre es también infiel a su esposa, a la esposa que


le ha dado la Gran Ley, entonces cae, como la Pentalfa invertida, con la
cabeza hacia abajo y las dos piernas hacia arriba, y llevará en la frente
el símbolo fatal de la estrella invertida.

“En la Edad Media existieron los grandes Misterios Esotéricos


Gnósticos. Aquel neófito que era candidato a la Iniciación se le condu-
cía con los ojos vendados hasta una gran sala; allí se le quitaba la ven-
da. Lo primero que se presentaba ante su vista, era el Macho Cabrío de
Mendes, el Diablo... Y se le ordenaba, al neófito, “besar el trasero del
Diablo”. Si el neófito temblaba y no obedecía, se le volvía a poner la
venda y luego se le sacaba por otra puerta (jamás sabía él por dónde
había entrado, nunca por dónde había salido). Más si obedecía, desde
las piernas mismas del Diablo, sobre ese cubo en el cual aparecía él
sentado (sobre esa piedra cúbica sobre la cual aparecía el Diablo sen-
tado), salía una hermosa doncella que lo recibía con un ósculo de paz
y brazos abiertos. Entonces era recibido por la Hermandad y aceptado
como Caballero Gnóstico...”

*****
(Hacemos un pequeño inciso en la conferencia del maestro Samael, para
señalar que el Baphomet de Eliphas Levi, que vemos en la imagen, no es un
símbolo exclusivo del mal, sino un maravilloso emblema que encierra un se-
creto sexual que el maestro nos devela párrafos abajo. Véase que en la frente
el Baphomet lleva el pentagrama positivo y encima de la cabeza el fuego en
alto. Ese es “el fuego que debemos robar a Lucifer”, el dador de luz, trabajando
en la alquimia sexual, sin derramar la energía creadora. Por otra parte, los bra-
zos y manos nos señalan que “para subir hay primero que bajar a los misterios
de la Novena Esfera”, para cristalizar y disolver… El Misterio del Baphomet es
la Alkimia Sexual, basado en la comprensión y transmutación de las Energías
Creadoras. El Baphomet de los Templarios debe leerse al revés: Tem-o-h-p-ab,
símbolo de las palabras latinas: TEMPLI OMMUN HOMINUN PACIS ABBAS.
Esto quiere decir: “El Padre del Templo, Paz Universal de los Hombres”.).

-20-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

Continua el maestro diciéndonos:

“Estos eran Gnósticos-Rosacruces que conocían verdaderamen-


te los Misterios de la Rosa y de la Cruz. No quiero decir que ya fueran
Rosacruces de verdad (“Rosacruz” es una palabra mayor); Rosacruces
existen solamente “allá arriba” (en los mundos superiores); aquí abajo
sólo existen aspirantes a Rosacruces. Para llegar a pertenecer a la au-
téntica Orden Rosacruz, hay que ser Gnóstico.

“Pero, ¿qué es la Rosacruz?


¿No es, acaso, el símbolo del
L ogos D i v i no? ¿Q ué e s l a
Cruz? Ya sabemos que es ab-
solutamente sexual. ¿Saben
lo que hay que hacer para
que f lorezca la Rosa en esa
Cruz? ¿Ustedes saben lo que
eso signif ica, que el Logos
llegue a florecer mediante el
trabajo sexual en nosotros?
¡Eso es algo muy terrible, in-
decible! Solamente cuando se
llega a eso, somos Rosacruces
(Gnósticos-Rosacruces). Antes
de tal instante, podemos ser
aspirantes a Rosacruces.

“Nadie podría entrar a la Rosacruz de Oro sin ser gnóstico, sin la “G”
de la generación. ¿Cómo, de qué manera, si es necesario que la Rosa
florezca mediante el trabajo sexual en nosotros? ¿Cuál es la Rosa? Ya lo
dijimos: el Logos. Pero, ¿que florezca el Logos en el sexo y mediante el
sexo? ¿Habrán visto ustedes algo más terrible?...

“En la Edad Media, repito, eran acept ados en esos Templos


Gnósticos, los aspirantes a Rosacruces, después de aquella Iniciación.
Pero, ¿qué significaba aquel Macho Cabrío de Méndez? ¡Obviamente, al
Tiphon Bafometo!... “¡Yo creo en el Misterio del Bafometo!”, declara el
Gnosticismo Universal; y es que el Bafometo-Lucifer es una de las par-
tes variadas de nuestro Ser.

-21-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

“Nuestro Ser Íntimo, tiene muchas partí-


culas; una de ellas es Lucifer: Reflexión del
Logos, Sombra de nuestro propio Logoi
Íntimo, proyectada en nosotros mis-
mos y dentro de nosotros mismos, aquí
y ahora, para nuestro propio bien. He
ahí “el Misterio del Baphometo y del
Abraxas”. El “Gallo” de los Abraxas es
tan Gnóstico, que bien vale la pena que
lo recordemos (indudablemente repre-
senta la Resurrección).

“Pero, ¿po-
dría ser acaso po-
sible la Resurrección
sin Lucifer? Imposible, ¿verdad? Esto lo
sabían hasta los Nahuas (Aztecas): ¡El
Lucifer-Nahua tan amado en el Templo
de C hapu lt epe c por los Gnós t icos-
Rosacruces, el Xolotl, va en cada uno de
nos! Ése es el Fuego Viviente y Filosofal
que yace en el fondo profundo de nues-
tras Aguas Seminales, en las honduras
vivas de nuestro caos metálico sexual. En
la raíz de todo esperma... ¿Podría traba-
jarse sin Lucifer?...

“¡INRI, dicen los gnósticos! Ese INRI


está puesto sobre la cruz del Salvador
del Mundo. Pero, ¿dónde está esa cruz?
Vuelvo a repetir que Lingam-Yoni (Phalo-
Útero), conectados sexualmente, hacen
cruz. Entonces la cruz la cargamos cada
uno de nos y debemos trabajar con la
cruz, porque allí está el INRI, e INRI es:
Ignis Natura Renovatur Integram (“el
Fuego renueva incesantemente la natu-
raleza”).

-22-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

“Así, pues, Lucifer-Nahua (Xolotl), el Macho Cabrío de Mendes, es-


condido en el fondo de nuestro sistema seminal, es ese Fuego viviente
y filosofal mediante el cual podemos transformarnos radicalmente.

“En la Catedral de Notre


Dame de París, aparece una
estatuilla muy interesante:
El Cuervo. El mira hacia allá,
hacia un rincón, y en ese
rincón hay una piedrecita:
“La Piedra del Centro” (le di-
cen), la “Piedra Superior del
Angulo”, la “Piedra Maestra”:
el Diablo. Pero qué curioso
es ese Diablo de la Catedral
de Notre Dame de París: allí
todos los fieles apagan sus
veladoras, después de sus
ritos y oraciones... Si, ésa es
la Piedra Filosofal, realmen-
te...

“Las antiguas Sibilas decían: “Verdadero Filósofo es aquél que sabe


preparar el Vaso”. ¿Pero cuál Vaso? Pues el Vaso de Hermes Trismegisto.
¿Dónde está ese Vaso? Aquí aparece en el: Es el Cáliz Sagrado, es el
Cáliz en el que bebió Cristo durante la Última Cena. Sí, es el Santo Grial,
sobre el cual hay tanta y tanta literatura caballeresca... (Hay uno que
resplandece allá, en el Templo de Montserrat (España, Cataluña). Copia
de él tenemos en el Templo de Chapultepec).

“Ese Vaso de Hermes Trismegisto hay que prepararlo: Es el Vaso


aquél donde está contenida la materia prima de la Gran Obra; el Vaso
de Hermes, donde está contenido el Esperma Sagrado, el Ens-Seminis.
¡Ay de aquél que derrama el Vaso de Hermes porque entonces cae
como la Pentalfa invertida: Con el ángulo superior hacia abajo y los dos
rayos inferiores hacia arriba! Cae así, en el fondo del Abismo, y esto es
realmente doloroso, mis queridos hermanos...

-23-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

El Sello de Salomón
“Cont inuemos ahora (en la develación
del Pentagrama Esotérico) con el Sello de
Salomón, que aparece también aquí, en este di-
bujo magistral de la Pentalfa, con los dos trián-
gulos enlazados. Es obvio que para poderlo
entender, necesitamos ser Alquimistas. ¿Cómo
podríamos entenderlo, sin la Alquimia Sagrada,
de qué manera?

“Vienen a mi memoria, en estos momentos,


acontecimientos trascendentales de mi presen-
te reencarnación... Era yo muy joven todavía y
ella se llamaba “Urania” (el Infinito). Vivía yo
siempre enamorado de Urania, de ese cielo
poblado por innumerables Galaxias, por tor-
bellinos de mundos que como gotas de oro, se
precipitan en el abismo sin fin... Un día, es es-
tado de Samadhi, abandoné todos mis vehículos
para sumergirme, totalmente, en el “Paracleto
Universal”, más allá del bien y del mal, mucho
más allá del cuerpo, de los afectos y de la men-
te. En estado, dijéramos, de Supernirvánica
Felicidad, dichoso entre aquella región inma-
culada del Espíritu Universal de Vida, hube de
entrarme por las puertas del Templo. Entonces
abrí el Gran Libro de la Naturaleza y estudié
sus Leyes...

“El Éxtasis aumentaba de instante en instante, de momento en mo-


mento (no hay mayor dicha que aquella de sentirse el Alma despren-
dida, porque entonces el pasado y el futuro se hermanan dentro de un
eterno ahora). Cuando regresé de aquel Samadhi, cuando volví a este
cuerpo físico, cuando penetré dentro de mi vehículo por esa glándu-
la pineal, tan citada por Descartes como “la Puerta del Alma”, hube de
recibir una extraordinaria visita: Ciertas Damas-Adeptos, surgidas de
aquel Paracleto Universal, se hicieron para mí visibles y tangibles en el
mundo de la forma densa. Una de las mismas, llena de extraordinaria

-24-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

dulzura, poniendo en dedo anular de mi mano derecha un anillo con


el sello de Salomón, exclamó: “¡Habéis pasado la Prueba del Santuario;
muy pocos son los seres humanos que han podido pasar esa terrible prue-
ba!”... Me bendijo y se fue, quedando un anillo en el dedo anular de la
diestra.

“Me levanté muy feliz y desde entonces me sentí dichoso. Cada vez
que lograba escaparme de este cuerpo denso, veía en mi diestra al pro-
digioso anillo formado, sí, con aquella substancia inmaculada (blan-
quísima y divinal) de aquella región del Paracleto Universal, donde el
tiempo no es…

“Mas hay acontecimientos trascendentales y trascendentes:


Cualquiera de esas noches del misterio, después de hallarme en un
jardín lleno de flores sublimes, viva representación alegórica de las
Virtudes Divinales, tuve la dicha, sí, de penetrar en un Templo de
Belleza. Entre el aroma que se escapaba de los pebeteros, flotaba con
mi Vehículo Sideral, dichoso. La Música de las Esferas hacía vibrar el
Cosmos Infinito, y cada melodía me estremecía íntimamente...

“De pronto, deteniéndome ante el Ara Sacra, frente al Mahatma de


aquel lugar divino, en aquel rincón del Amor, miré el anillo (allí estaba),
y lo toqué con la mano izquierda, lleno de gran curiosidad. Entonces
exclamó el Mahatma: “¡Ese anillo ya no te sirve, porque lo habéis tocado
con la mano izquierda. Sin embargo, voy a consultarlo!”...

“Después me dio ciertas explicaciones sobre el mismo. Me dijo que


“tal anillo representa vivamente al Logos del Sistema Solar”, que “ la
Fuerzas Sexuales, Masculinas y Femeninas, allí trabajan”; que “ las seis
puntas son masculinas, que las seis hondas entradas, entre punta y pun-
ta, son femeninas”... Estuvo explicándome que “las seis puntas y las seis
hondas entradas, entre punta y punta, forman Doce Radiaciones, y que
las Doce Radiaciones, mediante la Alquimia Logoica, vienen a cristalizar
en las Doce Constelaciones del Zodiaco, el cual es, para nuestro Sistema
Solar, una verdadera Matriz Cósmica”...

“El Mahatma guardó después silencio y se retiró. Pasaron los tiem-


pos, nunca más volví a ver mi anillo en la diestra. Siempre inquiría,
siempre buscaba, siempre clamaba por aquel anillo... A diversos eso-

-25-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

teristas les escuché comentarios, mas nadie sobre la faz de la Tierra


podía darme una explicación satisfactoria. ¿Cuándo había de volver a
conquistar el prodigioso anillo? Pasaron los años y al fin entendí...

“Amigos, el triángulo superior es el Azufre de la Filosofía Secreta, el


Fuego Viviente de los Alquimistas. El triángulo inferior, que se enlaza
con el superior, es el Mercurio. Yo había realizado la Gran Obra, allá en
el Continente Mu o Lemuria (que se hundió entre las ondas embraveci-
das del Pacífico hace unos 18 millones de años), entonces había logrado
la integración completa del Azufre y del Mercurio, había realizado en
mí mismo la Piedra Filosofal. Por tal motivo, se me había entregado
el prodigioso anillo. En esos tiempos idos, había pasado la Prueba del
Santuario...

“Sí, había realizado la Gran Obra, ésa que realizó Nicolás Flamel, la
misma que realizó Raimundo Lulio, a Jeshuá Ben Pandirá, a Kuthumi, a
San Germán, al enigmático y poderoso Conde Cagliostro, a Quetzalcóatl
y muchos otros... Mas es verdad y de toda verdad, que después de ha-
ber realizado la Gran Obra, es decir, después de haber pasado la Prueba
del Santuario, después de haber estudiado el Gran Libro y de desatar
sus Siete Sellos, cometí el error de tocarlo con la mano izquierda, hace
tal vez un millón de años, poco más o menos (no digo “tal vez”; segura-
mente, hace un millón de años). Es decir, después de haber logrado la
unión de los dos triángulos (la integración del Azufre y del Mercurio),
hice eso: Me lancé como la Pentalfa invertida, con la cabeza hacia
abajo y las puntas hacia arriba. Ya estaba prohibido del sexo y cometí
el error del Conde Zenón Zanoni: Volver al sexo.

“Si el Conde Zenón Zanoni se enamoró de Viola, la gran napolitana,


yo también cometí el error de enamorarme de una hermosa doncella
de la Primera Subraza de la Quinta Raza Raíz , en la Meseta Central de
“Assiah”, hoy Asia. Fue entonces cuando perdí el prodigioso anillo, fue
entonces cuando sobrevino en mí la Reducción Metálica; y así, como
Bodhisattva caído, anduve de existencia en existencia hasta que en
la presente existencia resolví “ponerme de pie” otra vez, para servir
de instrumento al Padre, porque Él es el que inicia la Nueva Era del
Acuarius, entre el augusto tronar del pensamiento...

-26-
Tema nº 36 - Cábala Gnóstica III / El Pentagrama Esotérico

“Amigos, ese Azufre es el Fuego Sagrado que hay que despertar,


para desatar los Siete Sellos del Gran Libro de la Sabiduría, del Gran
Libro de la Naturaleza. Que ese Libro esté citado en el “Apocalipsis” del
vidente de Patmos, ¡es verdad! Cuando se desata el Primer Sello, viene
un gran acontecimiento, y con el Segundo, y el Tercero, y el Cuarto Sello
y el Quinto, y así sucesivamente, pero cuando se rompe el Séptimo
Sello, son hechos rayos y truenos, granizo y grandes terremotos. Cada
uno de nosotros tiene obligación de desatar los Siete Sellos del Gran
Libro, mediante el Fuego Sagrado.

“En forma residual, elemental, decimos que cuando el Kundalini va


subiendo por la Espina Dorsal, se van desatando los Siete Sellos (pero
eso es elemental, ¿verdad?). Decimos que se desata el Primer Sello
cuando se abre la Iglesia de Éfeso, el Chakra Coxígeo, que nos da po-
deres sobre los Gnomos de la tierra. Y cuando el Fuego Sagrado sube a
la altura de la Próstata, decimos que hemos desatado el Segundo Sello,
que nos da poder sobre las aguas de la vida. Y cuando el Fuego Sagrado
sube a la altura del Plexo Solar, decimos que hemos desatado el Tercer
Sello, que nos da poder sobre el Fuego Flamígero. Y cuando sube a la al-
tura del Corazón, decimos que hemos desatado el Cuarto Sello, que nos
da poder sobre las criaturas de los Aires. Y cuando sube a la altura de
la Laringe Creadora, decimos que hemos desatado el Quinto Sello, que
nos da poder sobre el Akasha Puro y la Clariaudiencia. Y cuando llega
a la altura del Entrecejo se abre ese loto maravilloso que nos permite
ver las grandes realidades de los Mundos Superiores (entonces se dice
que hemos desatado el Sexto Sello). Y el Séptimo, se dice que es cuando
llega el Fuego a la Glándula Pineal, porque adquirimos la Polividencia
y muchas otras Facultades. Pero eso es elemental, completamente ele-
mental; ése es tan solo el Primer Trabajo. Desatar los Siete Sellos en
forma magistral, es algo más terrible, mucho más terrible...

-27-
Curso por Correspondencia - I.G.A. Samael y Litelantes

CONCLUSIÓN:
“Todo poder mágico se encuentra en la Estrella de cinco puntas. En la
Estrella Flamígera se halla resumida toda la Ciencia de la Gnosis”.

-El pentagrama representa el Hombre-Cristo: el Adan Kadmon de


la Cábala.

-También representa a la Gran Ley Divina, El Jerarca del Arcano 5


del Tarot.

-En el pentagrama está la Unidad, la Dualidad, la Trinidad y el Santo


Cuatro.

-En él está el “nombre secreto” de Dios (la Tétrada pitagórica) ‫הוהי‬


= JEHOVA.

-En él están las Fuerzas de los 7 Logos planetarios

-En el también están los 5 elementos de la Naturaleza (Tierra-Agua-


Aire-Fuego-Eter)

-En él se encierra el secreto del Arcano AZF, la fuente de la salud


espiritual y de la vida eterna, el Principio (Alfa) y Fin (Omega) de todas
las cosas.

-En él están los objetos simbólicos del Arcano AZF (Báculo-Limgam,


Cáliz-Yoni, Sello de Salomon-Unión del Limgam-Yoni, y la Espada-El
Fuego Sagrado).

-En él está LA GNOSIS.

Todos los misterios de la Magia, todos los símbolos de la Gnosis,


to das las f iguras del ocultismo, todas las claves cabalísticas de
las Profecías vienen a converger y son una unidad en el Signo del
Pentagrama que Paracelso proclamó como el mayor y mas poderoso
de todos los signos.

-28-