Sunteți pe pagina 1din 2

Análisis de Partiels (1975) de Gérard Grisey

El siguiente análisis está hecho sobre una obra de ampliamente reconocida


como un paradigma del pensamiento espectral temprano, Partiels tercera pieza del
ciclo Les Espaces acoustiques, la cuál presenta variados parámetros que resulta
interesante analizar como lo son: la armonía y la inarmonicidad. el ritmo, la
diferencia y el proceso, y la realización orquestal de técnicas de estudio, incluida la
síntesis aditiva.

La armonía:
Partiels está inspirada en el espectro armónico de un Mi2 (82.4hz) que
suena forte en el trombón en el inicio de la pieza y de hecho todo el ciclo de Les
Espaces acoustiques comparte la importancia estructural del Mi como fundamental.
La claridad sonora de esta fundamental dada por el trombón forma la siguiente
serie de sobretonos.

Diferencia y proceso
De acuerdo al mismo Grisey si la narrativa musical esta conformada por eventos
similares generados a través de procesos, entonces, el oyente es capaz de, mas o
menos, predecir los eventos futuros siempre y cuando el proceso continúe. La
diferencia, por lo tanto, es pequeña. Por otro lado, si la narrativa consiste en
eventos sin relación que el oyente es incapaz de predecir, entonces la diferencia es
grande. La cantidad de tensión depende de la cantidad de diferencia. (Grisey, in
Bündler 1996).

Forma
La metáfora formal consiste en un ritmo respiratorio tripartita de
inhalación, exhalación y reposo. Las secciones de reposo son principalmente
armónicas y rítmicamente periódicas. Las inhalaciones se mueven hacia la
inarmonicidad y la irregularidad rítmica. A la inversa, las exhalaciones se mueven
hacia la armonicidad y la periodicidad.
En el siguiente esquema se aprecian las principales articulaciones formales:
Zona
Intro Rep. Rep. Aurea Rep. Coda

0 1 12 22 23 28 31 34 41 42 46 49
Primera parte, letra A
El final de Périodes es también la introducción de Partiels. Este pasaje
marca el primer uso de síntesis aditiva por Grisey. Una vez que el trombón toca el
Mi, los contrabajos lo repercuten mientras este disminuye al niente, los otros
instrumentos del ensamble entran, cada uno ejecutando un parcial del espectro
armónico constitutivo del trombón.
La orquestación refleja muchos de los rasgos característicos del espectro
del trombón. La nota repetida del contrabajo tocada en alto sul ponticello
representa los sonidos transientes que ocurren en la fase inicial del ataque.
Seguido de la fase de ataque, el trombón, sostiene la fundamental, la cuál
gradualmente disminuye de un fortíssimo, mientras que los parciales restantes
comienzan, desde el triple piano, reguladores con picos diferentes que confluyen
en un diminuendo del tutti. El segundo, tercer y quinto parcial, tocados por el
contrabajo, el clarinete y el violoncello, respectivamente, tienen las dinámicas más
fuertes, pero cabe destacar otro parcial importante, el onceavo, que se enfatiza por
timbre en la flauta piccolo y por una dinámica, relativamente, más fuerte a la de los
demás.

La primera “inhalación” repite el acorde inicial 11 times, el espectro se va


aumentando con cada repetición, ascendiendo hasta el parcial 25 y agregando 11
instrumentos más. La introducción de la inharmonicidad es gradual. Las
frecuencias formantes descienden a notas que se corresponden con la serie y son
por lo tanto armónicas. La percusión añade la primera nota inarmónica
transfiriendo una octava abajo el armónico 25 que es un do7 (que aparece como
do6). El séptimo acorde transfiere los armónicos 21 y 17 una octava abajo también.
Y el octavo también transfiere 2 armónicos, el 19 y el 15. El proceso se incrementa
cada acorde, y para el último las notes inarmónicas adquieren densidad. Grisey a
veces rodendea los cuartos, sextos y octavos de tono, a los semitonos más
próximos.