Sunteți pe pagina 1din 10

ULCERAS BUCALES

DIANA KAROLINA RAMOS TAPIA


Moquegua – Perú
Universidad José Carlos Mariátegui
Email:

El desconocimiento de la etiología y la
RESUMEN naturaleza cíclica del proceso complican el
tratamiento. Se han sugerido numerosas y
Las ulceras bucales es la lesión vesiculosa por diversas terapias contando con una amplia
antonomasia. Es difícil definir una ulcera bucal literatura al respecto pero con resultados
verdadera ya que siempre se han llamado aftas inconsistentes. El tratamiento debe ser
a ulceraciones y erosiones de muy diverso diseñado de forma individual y sintomática y
origen. Este monográfico revisa la bibliografía persigue unos objetivos principales: acortar el
más reciente acerca de la etiopatogenia, proceso, evitar recidivas y disminuir los
diagnóstico y tratamiento de éstas lesiones. síntomas y tamaño de las úlceras durante el
Material y métodos: Se han revisado los brote
estudios publicados desde 2000 hasta el 2008
mediante Pub-Med. Resultados: Las aftas se INTRODUCCION
definen como un estado vesículo-ulceroso
sobre una base eritematosa y fondo La palabra afta procede del término griego “Aphtay” y
amarillento y pasan por una serie de periodos. significa quemadura. Es la lesión vesiculosa por
La etiología aún sigue siendo desconocida. Se antonomasia. Se trata de una lesión elemental eleva- da
le atribuye una causa multifactorial y la de contenido líquido, claro, que se localizan en el epitelio
literatura cuenta con numerosos estudios que y que generalmente no dejan cicatriz, excep- to el afta de
sugieren por un lado, una posible base genética Sutton. Es difícil definir un afta verdade- ra ya que desde
y por otro, la existencia de unos factores los albores de la medicina se llama- ron aftas a
predisponentes como el trauma, el estrés, ulceraciones y erosiones de muy diverso origen. El
determinados alimentos, desequilibrio nombre de afta lo llevan diversos procesos totalmente
hormonal y tabaco; se habla incluso de otros diferentes: traumática, vulgar, de Bednar, neurótica etc,
posibles factores predisponentes como la las cuales tienen características clíni- cas, histológicas,
actuación de virus o bacterias, deficiencias evolutivas, pronósticas y terapéuti- cas diferentes. Como
vitamínicas y factores inmunológicos. Existen ya definió Crispan desde 1973, es necesario distinguir
tres formas clínicas de aparición que iremos las aftas verdaderas, de las aftoides, que son producidas
describiendo tales como las aftas menores, por virus y de las aftosis, que son procesos sistémicos
aftas mayores y estomatitis aftosa herpetiforme que cursan con aftas o aftosis. Desde entonces, un afta
además de una serie de síndromes que cursan verdadera ha sido definida por una serie de
con aparición de aftas a nivel oral y que por ello características fundamentales y características
se denominan síndromes aftosos. secundarias tal y como exponemos en la tabla 1

CAUSAS
TABLA 1.- CARACTERÍSTICAS DE LAS ULCERAAS VERDADERAS
SECUND
FUNDAMENTALES
• Pérdida de sustancia Tipo leve,2 erosivo,
Número: o3 no cicatricial Tipo
Menossevero, ulcerado, cicatricial
numerosas
• Aparición súbita, aguda Loc: Muc. labial, yugal lengua Diferentes Irregular Sobrepasa 1 cm
• Dolor quemante Forma: Oval Elevado
• Inicialmente necrótica Tamaño: No más de 0,5 cm Borde: Mayor profundidad. Ulceraciones
• Recidivante Algo indurado, eritema Prof: Erosivo, Necrótico
• Localización: apenas ulcerada Fondo: Necrótico Mayor duración
mucosa. Evolución: Cura en pocos días Cura dejando cicatrices
Secuela: Sin cicatriz
Tipos
Las causas principales son las siguientes: Podemos distinguir tres tipos:

 Debido al roce de la dentadura y las automoderduras. El primero está caracterizado por presentar heridas con
un tamaño menor a 1 cm, superficiales y poco numerosas.
 También pueden ser causadas por productos químicos, Este tipo es el más frecuente, representando el 80 por
sustancias muy calientes, pastas de dientes o ciento de los casos.
medicamentos.
El segundo tipo se compone por heridas con un tamaño
 A veces se deben a alergias alimentarias. mayor a 1 cm y profundas.

 Pueden tener relación con una infección o con tener Por último, en el tercer tipo podemos encontrar muchas
sistema inmunitario deprimido. heridas muy pequeñas (entre 1 y 2 mm) que se agrupan
entre ellas.
 El estrés emocional también desempeña un importante Diagnóstico
papel en el origen de las aftas bucales. Se diagnostican cuando aparecen heridas con la
apariencia que se ha explicado anteriormente (heridas de
 Pueden estar causadas por trastornos hormonales. tamaño pequeño y color blanquecino rodeado por un área
rojo) en la mucosa oral.
 También guardan relación con fumar tabaco.
TRATAMIENTOS
En muy pocos casos son manifestaciones de afecciones
como la Enfermedad de Behçet, tal y como indica el Aunque no hay una terapia específica para esta afección,
experto en Gastroenterología, Luis Bujanda. “se suelen aplicar tratamientos tópicos locales o
Evalúa tus síntomas enjuagues con antinflamatorios (como la carbenoxolona,
dexametasona, triamcinolona) o antibióticos (tetraciclina,
minociclina) y en casos excepcionales tratamientos con
SÍNTOMAS inmunomoduladores orales o locales”, indica Bujanda.

Las aftas bucales suelen presentarse en la parte interior de Es recomendable no utilizar enjuagues bucales que
las mejillas y los labios. Los síntomas principales son: incluyan alcohol puesto que la herida puede empeorar.
En su defecto se puede utilizar agua con sal. Las heridas
 Heridas de color blanco. suelen cicatrizar en períodos de tiempo entre 7 y 14 días.
 Suelen causar dolor.
 Son de tamaño pequeño casi siempre.
 En casos más extremos pueden producir fiebre y malestar PERIODOS
general.
 Prevención Las aftas se definen como un estado vesículoulceroso
 Mujer con el cepillo de dientes en la mano y sonriendo sobre una base eritematosa y fondo amarillento y pasan
por una serie de periodos

Para evitar la aparición de las aftas bucales es


recomendable llevar una higiene bucal adecuada. PERIODO VESICULOSO

Hay ciertos factores que aumentan la propensión de Es un periodo difícil de visualizar durante el cual, el afta
aparición de las aftas bucales, como el tabaco o el estrés. presenta un diámetro de 2 a 5 mm y elevación del
epitelio que recubre un punto amarillento rodea- do por
Para prevenir la enfermedad, Luis Bujanda, Presidente de un halo eritematoso y pasados 2-3 días apa- rece una
la Asociación Española de Gastroenterología, cierta opacidad.
recomienda:
PERIODO VESICULOSO
Llevar una higiene bucal adecuada.
Es un periodo difícil de visualizar durante el cual, el afta
Tener una dieta variada, rica en frutas y verduras. presenta un diámetro de 2 a 5 mm y elevación del
epitelio que recubre un punto amarillento rodea- do por
Consumir alimentos ricos en vitamina C y omega-3. un halo eritematoso y pasados 2-3 días apa- rece una
cierta opacidad.
Evitar comidas muy calientes.
PERIODO ULCEROSO recesivo o dominante aumenta debido a factores
desencadenantes (8).
Ocurre tras el desgarro del techo epitelial (1). El fon- do Además, han sido numerosas las publicaciones aso-
presenta detritus celulares y fibrina e infiltrado de ciando la aftosis recidivante con determinados antíge-
neutrófilos en los márgenes y en profundidad. Duran- te nos del HLA como el HLA-DR2 (9) o el HLA-B12 (10).
este periodo, proliferan los fibroblastos en la base y
empieza la angiogénesis. A su vez, el tejido de granu-
lación va rellenando el fondo y la mucosa que rodea la CLASIFICAIOCN DE LAS ULCERAS BUCALES
vesícula se hunde. Es un periodo muy doloroso, durante
el cual los pacientes refieren sensación de quemazón, Dependiendo de la localización y sobre todo de las
dificultad en masticación, deglución e in- cluso fonación. características de la lesión ulcerosa, se clasifican en:
Pueden darse linfadenitis regionales. 1. Aftas menores o estomatitis aftosa recurrente menor
(forma más común, 80% de los casos):
 Ulceraciones superficiales con centro blanco-
PERIODO DE CICATRIZACIÓN amarillento, bordes elevados y halo rojo.
 Forma redonda u oval.
La úlcera se limpia y reepiteliza sin dejar cicatriz.  Tamaño pequeño: 5 mm de diámetro.
 Poco profundas.
 Múltiples, puede aparecer una sola (1 – 5).
INMUNOPATOGÉNESIS  Son dolorosas.
 Fase preulcerosa: 24 horas antes, zona enrojecida y
En la etiopatogénesis está involucrada una respues- ta sensación de quemación.
inmune predominantemente celular en la que las células  Localización casi exclusiva la zona interior de labios,
T y especialmente la producción del factor de necrosis mejilla y lengua.
tumoral α (TNFα) juegan un papel im- portante. El TNF
α induce la inflamación debido a sus efectos sobre las • Tienden a curar en 7 – 14 días sin dejar cicatriz.
células endoteliales de adhe- sión y la quimiotaxis de los • Formas recidivantes (recurrentes), desde 1 a 3 brotes al
neutrófilos. Además, otras citoquinas como las año a forma mantenidas con pocos periodos libres de
interleuquinas -2; -10 o las cé- lulas NK, activadas por la lesión.
IL-2, tienen un papel en la aparición de las aftas (2, 3).
2. Aftas mayores o estomatitis aftosa recurrente mayor o
Enfermedad de Sutton (10% de las aftosis):
ETIOPATOGENIA  Úlceras profundas con centro blanco-grisáceo, con halo
rojo más o menos visible.
La etiología aún sigue siendo desconocida. Se le atri-  Tamaño mayor que las anteriores, incluso superior a 1
buye una causa multifactorial y autores como Scully, en cm.
el consenso del 2003 hablan, por un lado, de una posible  Únicas.
base genética e historia familiar y por otro, de unos  Extremadamente dolorosas, impidiendo la deglución
factores predisponentes como el trauma, el estrés, (tragar) y el habla.
determinados alimentos, desequilibrio hormonal y  Se localizan en el borde de la mucosa labial y lengua,
tabaco (4). La bibliografía es controvertida y otros afectando también a amígdalas, paladar blando y faringe.
autores hablan además de otros posibles fac- tores
predisponentes como la actuación de virus o bacterias • Tienden a durar más de 14 días, incluso llegando a los
(5), deficiencias vitamínicas (6) y factores 2 meses.
inmunológicos (7). • Suelen dejar cicatriz.

 Brotes frecuentes con cortos periodos libres de


HERENCIA enfermedad.
3. Estomatitis aftosa herpetiforme (10% de las
Uno de los primeros autores en estudiar la heredabi- aftas):
lidad de las aftas recurrentes fue Ship y col. Estos - Lesiones puntiformes de alrededor de 1 mm de
observaron, tras el estudio de 815 familias, que más del diámetro.
45% de pacientes con aftas recurrentes tenían parientes - Múltiples, de 5 a 100.
de primer grado afectados y que era más severo y - Tendencia a unirse dando lugar a úlceras grandes e
aparecían más temprano en pacientes con historia irregulares.
familiar que aquellos que no la tenían. Aun- que los - Dolorosas.
autores no descartan una posible herencia recesiva, - Localizadas en cualquier zona de la cavidad bucal.
sugieren que la tendencia a tener aftas de carácter
Tienden a durar de 7 a 30 días.
Suelen dejar cicatriz.

FACTORES INMUNOLÓGICOS

Son numerosas las hipótesis que han sido arrojadas


relacionando el sistema inmune con las aftas. Por un
lado, autores defienden la existencia de niveles
aumentados Sugiriendo que el estrés y su posible
efecto sobre el sistema inmune sea una causa de
la aparición de aftas. Determinados estudios han
tenido como objetivo la medida de los niveles de
cortisol en saliva y suero en pacientes afectados con
estomatitis aftosa recidivante observando que estos
tenían de forma estadísticamente significativa
mayores concentraciones de cortisol y niveles de
ansiedad que los controles (14, 15).
Fig. 1. Afta traumática.
TRAUMATISMOS

El trauma actuaría como un factor precipitante


pro- vocando la aparición de úlceras en pacientes FACTORES ENDOCRINOS
con estomatitis aftosa recidivante. Los traumas más
En etapas premenstruales se ha descrito una mayor
co- munes son el trauma por el cepillado,
frecuencia de aparición de las aftas y, en cambio, una
alimentos duros, anestesia superficial brusca,
disminución en los primeros meses de embara- zo.
dientes, apara- tos y mordeduras.
Algunos autores sugieren que en algunos pacien- tes
éstas disminuyen durante el tratamiento con
FACTORES ALIMENTARIOS Y
contraceptivos orales o durante el embarazo (22). Otros
DEFICIENCIAS VITAMÍNIC AS
no encuentran asociación alguna entre la apa- rición de
aftas y la menstruación, embarazo o meno- pausia (23).
Algunos alimentos pueden desencadenar un brote
de aftas (16). Entre estos, se han descrito la leche
de vaca, el chocolate, queso, crustáceos, café, ce-
reales, frutos secos e incluso la piel del tomate y la FACTORES VÍRICOS Y BACTERIANOS
harina (contiene gluten) y, además, se han obser-
Estos actuarían como sobreinfección de la mucosa
vado mejorías clínicas en pacientes con aftas
previamente ulcerada. El origen viral no ha sido de-
recurrentes al excluir determinados alimentos de la
mostrado, además, histológicamente, no se observa una
dieta (17).
degeneración balonizante y reticular caracterís- tica del
herpes.
Deficiencias vitamínicas como la vitamina B12, que
En cuanto a la presencia de bacterias, se ha obser- vado
aparece con mayor asociación (6), el ácido fólico,
más frecuentemente en pacientes con dispep- sia. Un alto
el hierro así como bajos niveles de vitaminas A, E
porcentaje de aftas en pacientes en los que se erradicó
y C (18) han sido asociados con episodios de aftas.
helicobacter pylori desaparecie- ron (5)

TABAQUISMO
FORMAS CLÍNICAS
Los pacientes que sufren aftas recurrentes suelen ser
no fumadores (19). La incidencia de aftas es menor en ESTOMATITIS AFTOSA RECURRENTE (RAS)
fumadores debido a la hiperqueratiniza- ción que
La aparición del RAS suele darse durante la infancia. La
produce el tabaco. Se ha observado que en pacientes que
frecuencia de aparición y severidad disminuye con la
dejan de fumar la incidencia de aftas aumenta, mientras
edad. Alrededor del 80% de la población que la sufre la
que en los que retoman el taba- co ésta se controla (20).
desarrollan antes de los 30 años.
Además, se ha observado que aquellos pacientes en
terapia antitabaco (reem- plazo de la nicotina), la
Existen tres formas clínicas de aparición que iremos
incidencia de aftas es menor que los que no siguen
describiendo una a una (Tabla 2).
ninguna terapia (21).
AFTAS MENORES

También llamadas Aftas de Mikulicz o úlceras aftosas


leves. Aparecen en el 75%-85% de los casos de RAS
(24). Son pequeñas úlceras bucales de 5 a 10 mm
redondas u ovaladas delimitadas y no dolorosas ro-
deadas por un halo eritematoso y poco profundas.
Pueden localizarse en todas las zonas no queratini- zadas
de la cavidad oral incluyendo la mucosa labial, vestibular,
suelo de la boca y la zona ventral o lateral de la lengua.
La duración es de 10 a 14 días y sus recurrencias varían
pero en general aparecen cada 2-3 meses. Este tipo de
aftas cura de forma más lenta que cualquier herida
oral lo que podría estar asociado a la presencia de un Fig. 2. Afta menor.
infiltrado linfocítico intenso (25).

Cuadro 1. Diagnóstico diferencial.


AFTAS MAYORES

También denominada afta crónico habitual o simple intenso y suele aparecer 1 o 2 al mismo tiempo.
recidivante. Clásicamente denominada periadenitis Aparecen en mucosa labial, paladar blando e istmo de las
necrótica recidivante de Sutton (1911) o gran esto- fauces. La cicatrización es más larga, puede durar
matitis aftosa cicatricial. Sutton describió la existen- cia semanas o meses. A veces el proceso inicial se
de un infiltrado inflamatorio alrededor de las glán- dulas acompaña con fiebre, disfagia y malestar general (24).
accesorias de la mucosa oral con la lámina basal
conservada.

La enfermedad pasa por varios estadios: un primer


estadio nodular, un segundo estadio ulceroso y un tercer
y último estadio cicatricial ya que las úlceras curan
dejando cicatrices de carácter fibroso y retrác- til. Son
aproximadamente el 10 al 15% de la RAS. Aparecen en
la época media de la vida tras la puber- tad. Son
redondeadas u ovaladas de mayor tamaño que excede de
1 cm con márgenes claramente deli- mitados pero
irregulares. La ulceración es más pro- funda, el dolor
muy

TABLA 2.- FORMAS CLÍNICAS DEL RAS (SCULLY, CONSENSO DEL 2003)
CARACTERÍSTICAS DE LAS PRESENTACIONES CLÍNICAS DE LAS AFTAS

CARACTERÍSTICAS MANIFESTACIÓN CLÍNICA


Afta menor Afta mayor Úlceras herpetiformes
Tamaño (mm) 5-10 >10 <5
Duración (días) Dolor 10-14 > 2 semanas 10-14
Prevalencia No Si No
75-85 10-15 5-10
ESTOMATITIS AFTOSA HERPETIFORME

Este tipo constituye sólo el 5-10% de los casos de RAS.


Aparecen múltiples (de 5 a 100) úlceras peque- ñas (1-3
mm), redondas y dolorosas agrupadas en racimos
similares a las úlceras del herpes simple y localizadas en
cualquier parte de la cavidad oral. Tien- den a unirse
formando úlceras más grande tras va- rios días (10-14
días). Suelen aparecer en la tercera edad y son más
comunes en mujeres. La mayoría de los pacientes tienen
sólo de 2 a 4 recurrencias por año lo que se denomina
aftosis simple. Algunos pre- sentan una actividad
continua desarrollando lesiones nuevas al cicatrizar
las antiguas o con úlceras asociadas a enfermedades
sistémicas (aftosis com- pleja) (24).

ULCERAS DE BEDNAR

También llamada afta pterigoide. Las úlceras que


aparecen son superficiales y bilaterales generalmen- te en
mucosa de la región palatina. En recién naci- dos, la
causa es la

presión del pezón contra el pala- dar. En el adulto suele


producirse por algún trauma como el del espejo de
exploración. Cura espontá- neamente.

SÍNDROMES AFTOSOS

Existe un conjunto de síndromes denominados “sín-


dromes aftosos” ya que cursan con la aparición de aftas
y por lo tanto éstas no pueden considerarse como aftas
verdaderas

SÍNDROME DE BEHCET (1937)

Enfermedad reumática crónica que cursa con vas-


culitis sistémica. De carácter recidivante, se caracte- riza
por la aparición de la triada de signos clínicos de aftas
bucales, úlceras genitales (65%) y alteraciones oculares
(80%). Además para confirmar la enferme- dad deben
aparecer lesiones cutáneas o presentar teste de patergia
positivo (1990). Pueden existir igual- mente alteraciones
gastrointestinales, pulmonares, musculares y
hematológicas. Las aftas son recidi- vantes apareciendo
al menos 3 veces al año y son el signo inicial de la
enfermedad en un 70% de los casos aproximadamente
(26). La evolución es lenta cróni- ca y progresiva. El
tratamiento es la administración de corticoides y
citostáticos.
ULCERAS DE NEWMAN DIAGNÓSTICO

También denominada “aftosis bipolar de Newman” El diagnóstico de RAS se realiza en base a la historia y
(1895) ya que cursa con la aparición de aftas a nivel bucal criterios clínicos ya que no existen tests de labora- torio
y vulvar (70-80%) (27). Muchos autores consi- deran específicos. Por lo tanto, las características clí- nicas
que se trata de una forma frustrada del síndro- me de serán la base para el diagnóstico diferencial de
Behcet (28). Es más frecuente en mujeres. Las aftas son condiciones que cursan con ulceraciones. El diag-
grandes, necróticas y presentan bor- des elevados y una nóstico mediante laboratorio se realizará para des-
base infiltrada. Éstas se aseme- jan a las de la cartar alteraciones hematológicas o sistémicas.
periadenitis necrótica de Sutton o aftas mayores
verdaderas. No dan manifestaciones generales ni DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL
aparecen en otras localizaciones, curan difícilmente y
persisten en el tiempo. Se realiza fundamentalmente con condiciones que
mimetizan úlceras y aftas bucales como determina- das
infecciones víricas (31), lesiones por agentes fí- sicos y
SÍNDROME DE REITER exposición a determinados fármacos. Del mis- mo modo,
alteraciones inmunológicas y recuentos de linfocitos
Enfermedad reumática que se caracteriza por la pre- CD4 T inferiores a 100 células por mi- lilitro así como en
sencia de la triada ureítis, artritis y conjuntivitis. Ade- pacientes VIH positivos o formas de neutropenia pueden
más, aparecen en un 10% de los casos, aftas en la observarse aftas. Algunas en- fermedades
cavidad bucal en forma lesiones circinadas o peque- ñas gastrointestinales como la celiaquía, en- fermedad de
vesículas opacas distribuidas en todas las regio- nes. En Crohn y la colitis ulcerosa pueden cur- sar con aftas
la lengua, las lesiones se parecen a las de la lengua bucales. También es necesario diferenciar el diagnóstico
geográfica (29). Generalmente aparece en jóvenes de un posible síndrome de PFAPA (fiebre periódica,
(varones de 20-40 años de edad) y su apa- rición en aftas, faringitis y adenitis) que se observa de forma
niños y mujeres es rara. El síndrome de Reiter aparece ocasional en niños con RAS (4) (Cuadro 1).
como complicación de procesos in-
TRATAMIENTO
fecciosos aunque se habla igualmente de una base
genética y de factores ambientales de este modo, El desconocimiento de la etiología y la naturaleza cíclica
autores sostienen la teoría de la actuación de diver- sos del proceso hacen que un diseño correcto de ensayos
factores genéticos (como el antígeno HLA-B27) y clínicos controlados a doble ciego sean di- fíciles de
ambientales que causan una reactividad inmunoló- gica realizar y por lo tanto que no haya un tratamiento
anormal ante ciertos patógenos bacterianos, por lo que definitivo. Se han sugerido numerosas y diversas
muchos expertos actualmente lo describen con el terapias de las cuales, muy pocas han sido evaluadas
término artritis reactiva (30). en ensayos clínicos bien diseñados y por lo tanto aunque
sea muy amplia la literatura que existe sobre
tratamientos de las aftas bucales, ésta cuenta con
resultados inconsistentes. El trata- miento debe ser sugieren que el clobetasol propionato al 0,025%
diseñado de forma individual para cada uno de los puede igualmente dar excelentes resultados.
pacientes y de forma sintomática en el que los
principales objetivos de la terapia son: acortar el proceso,
evitar recidivas y disminuir los síntomas y tamaño de las La tendencia que se observa en los resultados de los
úlceras durante el brote (Tabla 3). estudios que valoran el tratamiento tópico con cor-
ticoides es que éstos son capaces de disminuir el
tiempo de cicatrización de las úlceras aftosas y de
mejorar el dolor (33).
LÍNEAS DE TRATAMIENTO

Primera línea de tratamiento Otras terapias utilizadas son la cauterización quími- ca,
electrocauterización y ultrasonidos, anestésicos locales e
1. Tratamiento local inyecciones de corticoides in sito. El trata- miento con
violeta de genciana, descrita por Screder en 1983 ha sido
ampliamente utilizada.
Geles tópicos, cremas y pomadas son ampliamente
utilizados durante la fase inicial. Son numerosos los
productos que existen en el mercado y que son ad- 2. TRATAMIENTO SISTÉMICO
ministrados de forma empírica en las farmacias (Ta- bla
4). Éstos se componen fundamentalmente de En esta fase es necesario tratar los déficit nutriciona- les
corticoides tópicos y de otras sustancias como el y hematológicos presentes, evitar los alimentos que
amlexanox (5%), prostaglandinas, interferón, produzcan reacciones alérgicas y tratar las en-
doximicina-cianoacrilato e hidropropilcelulosa. Incluso fermedades sistémicas subyacentes además del control
el ácido hialurónico aplicado de forma tópica ha del estrés. Se han descrito casos en los que se observa
resultado beneficioso (32). Los enjuagues también se una curación completa únicamente con la
utilizan en úlceras menores y pueden formularse con administración de vitamina B12 en pacientes que
diversos productos como el sucralfato, dexametasona, presentaban déficits (34)
tetraciclina, clorexhidina, triclosán, hidrocor- tisona
acuosa o triamcinolona.
El tratamiento sistémico con corticoides no se con-
sidera apropiado por la posibilidad de incrementar el
Los antiinflamatorios esteroideos actuarían reducien- do riesgo a candidiasis, atrofia de la mucosa, supresión
la exudación de los leucocitos y de componentes del adrenal o intolerancia a la terapia sistémica.
plasma, manteniendo la integridad de la mem- brana,
inhibiendo la liberación de lisosomas por los
granulocitos y de la fagocitosis e incluso inhibiendo la SEGUNDA LÍNEA DE TRATAMIENTO
formación de cicatriz y a dosis altas teniendo efec- to en
la formación de anticuerpos (33). Indicada en casos graves y recidivantes tras trata-
miento de primera línea. Debido al no control de los
síntomas tras la primera fase y la gravedad de los
Autores han sugerido que en el tratamiento de las mismos, se requiere una forma de terapia más agre- siva.
aftas, el grado de potencia de los corticoides a utilizar Los corticoides sistémicos tales como la pred- nisona
puede oscilar entre la triamcinolona al clobetasol son una indicación e incluso se ha llegado a combinar
con azatiopina. Es de crucial importancia en este punto
consultar a un especialista.
Los autores recomiendan que para promover la cura- ción
de las úlceras recurrentes los medicamentos tópicos
deben ser aplicados directamente sobre la lesión
manteniendo el material en contacto directo el mayor
tiempo posible con una barrera que permita la
permanencia. Dale y col, en un estudio que comparó el
uso tópico de triamcinolona acetónido 0,025% con
clorhexidina 0,12% cubiertos con una barrera de isobutil
cianoacrilato, no se observó diferencias estadís-
ticamente significativas al comparar los tratamientos
entre sí aunque si que las hubo al compararlos con el
placebo. Otros estudios, como el de Losada-Nur 1991,
TABLA 3.- TRATAMIENTO DE LAS AFTAS TERCERA LÍNEA DE TRATAMIENTO

Tratamientos con investigación reciente Se trata de un tratamiento inmunomodulador para casos


severos de aftas. La talidomida y la pentoxifi- lina,
inhibidores del FNT, se utilizan en dosis variables
Aciclovir Irsogladine Maleate
dependiendo de la severidad de las lesiones y toleran- cia
Amelexanox tópico* Levamisol del paciente. Así mismo se han utilizado levami- sol,
Azelastine Nicotina colchicina, ciclosporina, pentoxifilina entre otros.
Chlorhexidina Pentoxifylina
Colchicina Photophoresis de
Oxolin TERAPIA COADYUVANTE
Corticoesteroids Relaxation/Imagery
Dapsone Shrak liver oil Tratamiento de soporte en casos de aftas persisten- tes
Diciofenac in Hyaluronan* Sucralfato y dolorosas en el que se emplean analgésicos tópicos y
Doxymicina-Cyanoacrylato Tetraciclinas suplementos vitamínicos y proteínicos. En esta fase es
importante insistir en la higiene oral para evitar agentes
Eupetorium Laevigatum Thalidomida*
precipitantes de lesiones de aftas y recomendar el uso
Helium-Neon Laser Triclosan
de lauril sulfato.
Interferon-Alpha Ultrasonidos

TABLA 4.- PRODUCTOS DISTRIBUIDOS EN EL CONCLUSIONES


MERCADO (31)
La aparición de aftas orales es una alteración fre-
cuente cuya etiopatogénesis es desconocida. No
existen tests diagnósticos por lo que éste se realiza
mediante la clínica. Existen factores como el estrés,

el trauma o la dieta que pueden predisponer a la


aparición de aftas. Nuestro papel fundamental es
identificar dichos factores predisponentes y tratar de
eliminarlos además de informar correctamente al
paciente de su condición especialmente haciendo
hincapié en el hecho de que no es contagioso y que no
está producido por el herpes simple como mu- chos
piensan.

Los fármacos tópicos o sistémicos antiinflamatorios y,


en concreto, los corticoides son los indicados debido
al carácter inflamatorio y doloroso del proce- so. Por lo
tanto, además de una intervención tem- prana, que es
fundamental, los esteroides tópicos utilizados durante un
corto periodo de tiempo son seguros y deben de
utilizarse como primera línea de tratamiento (35, 36).

BIBLIOGRAFÍA

1. Albanidou-Farmaki E, et al. Detection, enu-


meration and characterization of T helper cells secreting
type 1 and type 2 cytokines in patients with recurrent
aphthous stomatitis. Tohoku J Exp Med
2007;212(2):101-5.

2. Natah SS, et al. Immunolocalization of tumor


necrosis factor-alpha expressing cells in recurrent
aphthous ulcer lesions (RAU). J Oral Pathol Med
2000;29(1):19-25.
3. Sun A, et al. Mechanisms of depressed natural killer
cell activity in recurrent aphthous ulcers. Clin Immunol
Immunopathol 1991;60(1):83-92.

4. Scully C, Gorsky M, Lozada-Nur F. The diagnosis and


management of recurrent aphthous stomatitis: a
consensus approach. J Am Dent Assoc 2003;
134(2):200-7.

5. Brailo V, Boras VV, Cekic-Arambasin A. (Recurrent


aphthous ulcerations: analysis of predisposing factors in
68 patients). Lijec Vjesn 2007;129(1-
2):4-7.

6. Koybasi S, et al. Recurrent aphthous stomatitis:


investigation of possible etiologic factors. Am J
Otolaryngol, 2006;27(4):229-32.