Sunteți pe pagina 1din 5

1.1. ¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD SOCIAL?

La Responsabilidad Social, como concepto refiere a nuestras


acciones específicamente a la responsabilidad que debemos
asumir por los resultados de estas, o sea el impacto que generan
nuestras actividades y decisiones (personales y profesionales) en
el contexto social. Entre otras dimensiones que se abordan, aquí
nos centraremos en la responsabilidad ante la ley, los derechos
humanos, el medio ambiente, las generaciones futuras, la
organización en la que se trabaja y la profesión.

La Responsabilidad Social tiene muchas direcciones como son en


el ámbito empresarial, Gubernamental, personal, Social y
Ambiental de la Sociedad Civil entre otras que están relacionadas
con el respeto y creatividad del medio.

La Responsabilidad Social se puede definir como un


“comportamiento ético”, es decir actuar a largo plazo para el
interés general y el bien común. En la Responsabilidad Social es
importante la sinergia, es decir trabajar juntos para que el impacto
de nuestras acciones sea más beneficioso.

La Responsabilidad "hace referencia a la capacidad existente


en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las
consecuencias de un hecho realizado libremente". Así, la
la v
responsabilidad alude a virtud o disposición habitual de asumir
las consecuencias de las propias decisiones, respondiendo de
ellas en todo momento.

1.2. TIPOS DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL


Los tipos de responsabilidad social enmarca desde
muchas expectativas tales como:

1
1.2.1. PERSONAL O INDIVIDUAL:
La responsabilidad personal es la más importante viene del
crecimiento en todas las áreas de la vida. Es una cuestión de tomar la
carga de su propio “uno mismo” y de sus circunstancias con
pensamientos, palabras, y hechos bien-dirigidos es decir Usted solo
está en el control de sus acciones y de su destino por lo tanto otros
no pueden vivir su vida para usted.

La responsabilidad va encaminada a lograr la madurez de la persona


y sólo se es maduro cuando se es capaz de reflexionar antes de
actuar. Poco a poco, debemos cambiar Por ejemplo: "Si sabes que a
un amigo le molesta que le llames "friki", aunque te caiga fatal, ¡no lo
hagas!". La persona madura es la que sabe tener en cuenta al otro,
es el que sabe que su libertad, su " hago lo que me da la gana"
termina donde empieza el respeto al otro, pues no hago lo que
ofende a otros, sino me esfuerzo por agradar a los demás.

1.2.2. COLECTIVA:
La responsabilidad colectiva es un concepto que se suele utilizar para
las grandes causas de una comunidad. Por ejemplo, en el respeto por
la democracia y los derechos humanos o en las actitudes que se
deben ejercer, especialmente desde el Estado y las empresas, en
materia ambiental. No está mal, porque es un paso necesario para
afianzar el concepto de un futuro mejor.
Ahora bien, existe una responsabilidad colectiva que es más
cotidiana, que sin eclipsar el rol del Estado y de las demás
instituciones de una sociedad (como las del mundo económico) apela
a la moral individual y colectiva de los ciudadanos, sin cuyo aporte
tornaría aún más imposible vivir en una democracia o en un
medioambiente más sano.
Esa responsabilidad colectiva es cotidiana y no depende de nadie,
excepto de los propios vecinos. Un ejemplo será más claro: la
existencia o no de microbasurales ya no depende si el Estado
municipal los limpia una y otra vez (insumiendo recursos humanos y
2
económicos que pueden destinarse a otras áreas) o si las empresas
son más o menos responsables con el medioambiente y el consumo
desenfrenado. No, en absoluto. La existencia de los microbasurales
depende de la cuota de responsabilidad que cada vecino aporta para
vivir en una mejor sociedad. Por eso no alcanza con una actitud
individual, aislada del resto; sino que requiere de un actuar colectiva,
integrada con los demás.
El silencio y la indiferencia frente al sufrimiento (sufre aquel al que le
arrojan los residuos) encuentran explicación en la irresponsabilidad y
en la indolencia que implica el desconocimiento de las elementales
normas de convivencia.
Es un problema antiguo, pero cuya solución requiere de nuevos
paradigmas. En el siglo XX fuimos testigos de la posibilidad de la
extinción de la especie a partir de la carrera armamentistas e inclusive
están latentes los peligros de la alteración del planeta por los daños
ambientales.
La responsabilidad colectiva no es solamente un deber ser
incuestionable, sino una actuación solidaria frente al prójimo, una
actitud frente al semejante que sea al mismo tiempo tan plural como
inclusiva. Y para ello se requiere de una profunda como innegociable
intervención cooperativa de los ciudadanos entre sí.
Es en el compromiso individual hacia los otros que se generan
siempre consecuencias positivas, cuyo resultado siempre será el
bienestar social y la protección recíproca.
Es en el comportamiento de grupo, para sus integrantes y para la
sociedad, donde se manifiestan las actitudes que producen
consecuencias sociales a favor de la sana convivencia. Y es en ese
actuar diario donde se construyen las condiciones sociopolíticas de
inclusión, igualdad y equidad que permiten la participación de los
ciudadanos en los asuntos públicos, lo que deriva luego en
comportamientos responsables que son pedagógicos para las
generaciones futuras.
El Estado Municipal ha hecho un gran esfuerzo en estos primeros
meses del año para limpiar y sanear todos los microbasurales que
3
existen en la ciudad. Si resurgen no será responsabilidad de un
Estado ausente, sino de la ausencia de una conducta moral que
lesiona el bienestar del conjunto. Es cierto que es un acto pequeño el
evitar la creación de microbasurales, pero son en esos actos
pequeños donde también se expresa la grandeza de una comunidad.
¿Usted en qué sociedad quiere vivir? La respuesta debe ejercerse
diariamente.

1.3. RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA EMPRESA:

La promoción y aplicación sistemática de prácticas socialmente


responsables en las empresas es uno de los factores determinantes
para el desarrollo de los países.
La empresa en la solución y prevención de problemas sociales se
convierte día a día en una exigencia política, la cual muy posiblemente
se convierta en una obligación legal más en un futuro cercano en
donde se evidencia que las prácticas de negocio responsables
aumentan la competitividad nacional, vinculando el desarrollo del
comercio y el cumplimiento de estándares laborales y ambientales.
La responsabilidad social de la empresa no solo trae beneficios
sociales y ambientales; esta también procura el desarrollo de la
misma empresa; esta permite a la organización que la practica reducir
sus riesgos de operación; mejora la reputación de la empresa y añade
diferenciación a sus marcas y productos; mejora las relaciones y el
entorno de la empresa, aumentando la gobernabilidad de la empresa y
promueve el desarrollo de la innovación y la generación de ventajas
competitivas entre otras.

"La responsabilidad social tiene que ver no sólo con los impactos, sino
también con el derecho constitucional, con creación de redes, con
participación".
Por esta razón, ubica a la universidad en medio de las tres esferas de
la sociedad: la pública, la económica y la privada. Además, sostiene
que, aunque la universidad tendría la capacidad de intervenir en las
4
tres, es complicado lograrlo porque cada integrante de la institución
tiene su propia visión y misión dentro de la comunidad.
Ha diferencia entre la responsabilidad social de las universidades y de
las empresas ya que estas últimas buscan un beneficio económico y
por esta razón tienen otras metas y otras formas de vincularse con la
sociedad.
La responsabilidad social no llegara por casualidad sino por nuestro
esfuerzo y dedicación y en investigación educación, salud,
emprendimiento libertad, buen trato y cortesía; dar cuenta tus propios
actos hace falta un valor capaz de superar el temor al castigo y ser
humilde “pedir perdón” reconocer las fallas con valor también ser
piadoso quien aprecia el gran don de ser hijos de Dios procura que su
comportamiento agrade a su Padre.
Una persona responsable cumple con el deber que se le asignó y
permanece fiel al objetivo. Las responsabilidades se llevan a cabo con
integridad y con sentido del propósito. Todo compromiso, tiene una
consecuencia que depende de nosotros mismos. Nosotros somos
quienes decidimos y que nuestros actos correspondan a nuestras
promesas. Si prometemos "hacer lo correcto" y no lo hacemos,
entonces no hay responsabilidad también educar a quienes están a
nuestro alrededor para que sean responsables. La actitud más
sencilla es dejar pasar las cosas.