Sunteți pe pagina 1din 13

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

CURSO :

Materiales de Construcción

TEMA :

Puzolana

DOCENTE :

Ing. Héctor Augusto Gamarra Uceda

ALUMNOS :

 Ayasta Bobadilla Alonso (1622464)


 Cerna Guerrero Neiser (1628490)
 Guerrero Cotrina Carlos (1636604)
 Llamo Rojas Juan (1633338)
 Mondragón Montaño Fiorella (u17103655)

Chiclayo, 20 de julio de 2018


I. INTRODUCCIÓN:

La industria del cemento es particularmente susceptible a las materias


primas, pues de ellas depende el tipo y características de cemento producido y
la posibilidad de optimización del proceso de fabricación. La diversidad de
aplicaciones que tiene el cemento en la actualidad hace que sea necesario
elaborar productos de diferentes características, obedeciendo a las distintas
necesidades de resistencia mecánica y química, color, tiempos de fraguado,
costos, entre otras. Para lograrlo se requiere utilizar, en su elaboración,
sustancias naturales o sintéticas que impriman al cemento las propiedades
requeridas. Esta función la cumplen los llamados ADITIVOS. Dentro de los
aditivos están las PUZOLANAS, las cuales se definirán y se discutirán sus
características, las ventajas y desventajas de su utilización y el mecanismo de
funcionamiento de éstas al interior de la mezcla de concreto en el tiempo. Los
materiales AGLOMERANTES como las Puzolanas reúnen y combinan las
materias primas para la producción de los AGLOMERADOS que no son otra
cosa que material compacto compuesto por partículas ligadas mediante una
sustancia aglomerante. Los Aglomerados también se conocen como
Conglomerados. Aunque existen numerosos tipos, dependiendo de las
sustancias que intervengan, entre los más generalizados destacan los de
virutas de madera o corcho, ciertos plásticos y los aglomerados pétreos.

Los aglomerantes, por sí solos o con la colaboración del agua, se


adhieren a los cuerpos sólidos y constituyen la masa del aglomerado. Pueden
endurecerse por secado, como la arcilla, el yeso o la cal aérea, o por
fraguado (en contacto con el agua), como el cemento y la cal hidráulica. Entre
los aglomerados pétreos destacan los morteros, compuestos por cal o
cemento, arena y agua, y los hormigones, que incluyen la grava y requieren
de un aglomerante hidráulico. El CP-40 es un aglomerante hidráulico,
producido por la mezcla íntima de un material conocido como puzolana y el
Hidrato de Cal, finamente molidos. Este aglomerante alcanza baja resistencia
mecánica, y su fraguado es algo más lento que el del cemento Pórtland. Por
esta razón, puede ser considerado como un cemento para aplicaciones de
albañilería. Los aglomerantes cal-puzolana tienen su origen reconocido en las
construcciones hechas por los romanos. Hoy en día se conservan aún las
ruinas de los grandes edificios construidos con este material. En la
construcción también se emplean diversos aglomerados a base de betún o
asfalto, especialmente como impermeabilizantes y para la pavimentación de
obras públicas.

II. PUZOLANAS:

II.1. ORIGEN DEL TÉRMINO “PUZOLANA”:

Los griegos y romanos, primeros en conocer “La Cal” con sus


propiedades cementicias le agregaron materiales naturales que estaban a su
alcance, quizás con el objeto de que participen como áridos (inertes), y como
se sabe el suelo donde florecieron estas civilizaciones tiene una importante
cobertura de material piroclástico, obteniendo morteros hidráulicos de alta
resistencia y mayor durabilidad lo que llevo a que el uso de estos aditivos
volcánicos se generalizara, éstos se encontraban principalmente en la
localidad de Puzol, próxima a Nápoles, de donde derivan su nombre.

II.2. DEFINICIÓN DE“PUZOLANA”:

El término puzolana que, originalmente, se restringía a designar una


toba volcánica existente en las proximidades de Ñapóles (Pozzuoli), se emplea
hoy genéricamente para definir a los materiales que tienen las características
antes mencionadas, es decir:

a) Aptitud para reaccionar con Ca(OH)2, en presencia de agua.

b) Aptitud para formar productos hidratados con propiedades


conglomerantes.

Es decir, el término puzolana ha pasado de un significado eminentemente


geológico a tenerlo más bien tecnológico.

El Ca(OH)2 necesario para la reacción puzolánica puede proceder en la


práctica, o de cal apagada directamente, o de un cemento portland en proceso
de hidratación.

Hacer una clasificación precisa de puzolanas es difícil, puesto que, hoy día, con
este término se abarcan materiales muy diversos en su origen y en su
composición, tanto química como mineralógica, que tienen un comportamiento
idéntico al mezclarlos con cal (o cemento) y agua.

La clasificación más comúnmente aceptada se relaciona con el origen. Por


tanto, una primera subdivisión es en naturales y artificiales

III. PRINCIPALES TIPOS DE PUZOLANAS:

III.1. SEGÚN EL ORIGEN:

Se clasifican en dos grandes grupos: naturales y artificiales, aunque existe un


grupo intermedio constituido por puzolanas naturales que necesitan
tratamientos térmicos de activación, con el objeto de aumentar su reactividad.

III.1.1. Puzolanas Naturales:

Los materiales denominados puzolanas naturales pueden tener dos


orígenes distintos, uno puramente mineral y otro orgánico. Las puzolanas
naturales de origen mineral son productos de transformación del polvo y
“cenizas” volcánicas que, como materiales piroclásticos incoherentes
procedentes de erupciones explosivas, ricos en vidrio y en estado especial de
reactividad, son aptos para sufrir acciones endógenas (zeolitización y
cementación) o exógenas (agilización), de las cuales las primeras son
favorables y las segundas desfavorables. Por una continuada acción
atmosférica (meteorización) se convirtieron en tobas, esto es en rocas
volcánicas, más o menos consolidadas y compactas, cristalinas, líticas o
vítreas, según su naturaleza. El origen volcánico de las puzolanas naturales es
determinante de su estructura. La estructura de las rocas, que se han originado
por el enfriamiento de grandes masas de lava que han fluido completamente,
depende de la velocidad en que se ha producido el fenómeno.

Las puzolanas naturales de origen orgánico son rocas sedimentarias


abundantes en sílice hidratada y formadas en yacimientos o depósitos que en
su origen fueron submarinos, por acumulación de esqueletos y caparazones
silíceos de animales (infusorios radiolarios) o plantas (algas diatomeas).

Todas las propiedades de las puzolanas naturales y en particular aquellas que


las hacen especialmente aptas para su aprovechamiento en la industria del
cemento, dependen fundamentalmente de su composición y de su textura, las
cuales a su vez están íntimamente relacionadas con su origen y formación.

Los materiales puzolánicos naturales están constituidos principalmente por


rocas eruptivas y en particular efusivas y volcánicas, y dentro de éstas, por
extrusivas, salvo las de naturaleza orgánica que son de origen y formación
sedimentaria. Entre las Principales Puzolanas Naturales, tenemos:

 Cenizas volcánicas:

 La primera puzolana natural empleada en construcciones fue la


ceniza volcánica del Monte Vesubio (Italia), encontrada cerca de la
ciudad Pozzuoli, que le dio el nombre.

 Aunque los compuestos químicos son similares, el material vidrioso


formado por el lanzamiento violento de la magna fundida en la
atmósfera es más reactiva con la cal, que la ceniza volcánica
formada por erupciones menos violentas.

 La generación de puzolanas naturales adecuadas está, por lo tanto,


limitada a solo a algunas regiones del mundo.

 Las buenas puzolanas a menudo se encuentran como cenizas finas,


pero también en forma de grandes partículas o tufos (ceniza
volcánica solidificada), que deben ser triturados para emplearse
como puzolana. Sin embargo, la calidad de dichas puzolanas puede
variar grandemente, incluso dentro de un mismo depósito.

Químicamente tienen la composición que se muestra en la siguiente tabla:


 Tufos o tobas volcánicas (ceolitas):

Producto de la acción hidrotermal sobre las cenizas volcánicas y de su


posterior cementación diagenética. Son bastante porosas, característica
que les confiere una gran superficie interna favoreciendo su reactividad,
entonces, como puzolana sirve tanto el sedimento como la roca.

 Rocas o minerales sedimentarios ricos en sílice hidratada y


formadas en yacimientos submarinos, por acumulación de
esqueletos y caparazones de radiolarios y diatomeas. Dentro de éstos
están el ópalo, el trípoli y las diatomitas. Químicamente tienen la
composición que se muestra en la siguiente tabla:

 Existen algunas rocas y minerales no puzolánicos de origen pero que al


descomponerse generan productos de naturaleza puzolánica, los cuales
son muy escasos en el mundo.

III.1.2. Puzolanas Artificiales:

Son materiales que deben su condición puzolánica a un tratamiento


térmico adecuado. Dentro de esta denominación se incluyen los subproductos
de determinadas operaciones industriales; tales como, residuos de bauxita,
polvos de chimeneas de altos hornos, cenizas volantes, etc. Las de mayor peso
en la actualidad, en el mundo, son las cenizas volantes en función de las
ventajas económicas y técnicas que ofrecen ya que es un material de desecho
y los cementos aumentan la trabajabilidad y disminuyen el calor de hidratación
porque son muy buenas puzolanas. Mineralógicamente las cenizas volantes se
componen de:

- Sílico - aluminatos vítreos.

- Compuestos cristalinos de Fe, Na, K y Mg entre otros.

- Carbón no quemado.
La reactividad de las cenizas volantes como puzolanas depende del tipo y
origen del carbón, composición química y mineralógica de éste, del contenido
de fase vítrea después de quemado y de la granulometría principalmente.

 Cenizas volantes: Son cenizas, con elevado grado de división,


producidas en centrales termo-eléctricas por la combustión de carbón
pulverizado y recogidas en colectores mecánicos y/o electrostáticos.

 Arcillas activadas o calcinadas artificialmente: Por ejemplo residuos


de la quema de ladrillos de arcilla y otros tipos de arcilla que hayan
estado sometidas a temperaturas superiores a los 800 ºC.

 Escorias de fundición: Principalmente de la fundición de aleaciones


ferrosas en altos hornos. Estas escorias deben ser violentamente
enfriadas para lograr que adquieran una estructura amorfa.

 Las cenizas de residuos agrícolas: La ceniza de cascarilla de arroz y


las cenizas del bagazo y la paja de la caña de azúcar. Cuando son
quemados convenientemente, se obtiene un residuo mineral rico en
sílice y alúmina, cuya estructura depende de la temperatura de
combustión.

III.1.3. Puzolanas Mixtas o Intermedias:

Son aquellas puzolanas que, naturales por su origen, se someten a un


tratamiento térmico con el objeto de cambiar sus propiedades para aumentar
su reactividad química. Dentro de éstos se incluyen las zeolitas, suelos, rocas,
cascarilla de arroz y las arcillas, un representante típico de éstas últimas es el
polvo de ladrillo, obtenido como producto de desecho de la industria de la
cerámica roja. La factibilidad de que un material arcilloso sometido a un
tratamiento térmico permita la formación de compuestos puzolánicamente
activos depende principalmente de:

- Estructura y constitución mineralógica.

- Composición química.

- Temperatura.

- Tiempo de cocción y de enfriado.


III.2. SEGÚN LA NORMA ASTM C 618:

- Clase N: Puzolanas naturales crudas o calcinadas, tal como las diatomitas;


tufos y cenizas volcánicas, calcinadas o sin calcinar; y materiales que requieren
de calcinación para inducir propiedades satisfactorias.

- Clase F: Ceniza volante producida por la calcinación de carbón antracítico o


bituminoso. Cenizas que poseen propiedades puzolánicas.

- Clase C: Ceniza volante producida por la calcinación de carbón sub-


bituminoso o lignito. Esta clase de ceniza, además de tener propiedades
puzolánicas, también tiene propiedades cementicias.

IV. PROPIEDADES DE LAS PUZOLANAS:

Los resultados de las diferentes investigaciones realizadas demuestran


el impacto positivo que generan las adiciones de materiales puzolánicos en el
cemento para soportar el ataque de sulfatos. En general, en temas de
durabilidad, además de la correcta elección del cemento de acuerdo a criterios
adecuados, es necesario considerar en el diseño de la mezcla una cierta razón
A/C máxima, una dosis mínima de cemento, la trabajabilidad adecuada, el
correcto manejo del hormigón en obra, la compactación que permita obtener la
mayor compacidad y un pronto y eficiente proceso de curado del hormigón.

Como puzolanas se emplean un gran número de materiales naturales:


las tierras diatomáceas, las arcillas, las pizarras, las tobas volcánicas, y la
piedra pómez. La mayoría de las puzolanas naturales se deben moler antes de
ser usadas y muchas se tienen que calcinar a temperaturas de 650 °C a 980
°C, para activar sus componentes arcillosos. Las puzolanas también incluyen a
la ceniza volante y al humo de sílice. El aditivo mineral mas ampliamente
utilizado en el concreto, la ceniza volante, es un residuo finamente dividido
(polvo que se asemeja al cemento) que resulta de la combustión del carbón
mineral pulverizado en las plantas generadoras de electricidad. Con la
combustión en el horno, la mayor parte de la materia volátil y de carbono
existentes en el carbón mineral se calcina. Durante la combustión, las
impurezas del carbón mineral (como la arcilla, el feldespato, cuarzo y la pizarra)
se funden en suspensión, y son retiradas de la cámara de combustión por el
gas de escape. Mientras transcurre el proceso, el material fundido se enfría y
se solidifica formando partículas esféricas llamadas cenizas volantes.

PRINCIPALES PROPIEDADES SOBRE LOS MATERIALES PUZOLÁNICOS


Y CEMENTANTES
Algunas escorias granuladas de alto horno molidas y
también algunas cenizas volantes, exhiben
propiedades tanto puzolánicas como cementantes. Las
Escorias cenizas volantes con un contenido de óxido de calcio
Granuladas de aproximadamente 15 a 30% en peso son las
predominantes dentro de esta clasificación. Al
exponerse al agua, muchas de estas cenizas se
hidratan y endurecen en menos de 45 minutos.
La práctica de utilizar ceniza volante y escoria
granulada de alto horno molida en las mezclar de
concreto de cemento Pórtland, ha ido aumentando en
Uso de la Escoria
los últimos años en los Estados Unidos. Una de las
Granulada y Ceniza
principales razones de este incremento es el interés en
Volante
la conservación de la energía así como la reducción en
el costo del concreto que se obtiene al emplear cenizas
o escorias para reemplazar parcialmente al cemento.
La ceniza volante consiste principalmente de silicatos
vítreos que contienen sílice, alúmina, hierro, y calcio.
Otros componentes menores son el magnesio, el
azufre, el sodio, el potasio, y el carbono. También se
Ceniza Volante
encuentra presente una pequeña cantidad de
compuestos cristalinos. La densidad de la ceniza
volante generalmente se encuentra dentro del rango de
2.2 a 2.8 y su color es gris o beige.
Humo de Sílice El humo de sílice, al que también se le conoce como
microsílice o humo de sílice condensado, es otro
material que se emplea como aditivo puzolánico. Este
producto en forma de polvo de color gris claro a oscuro
o en ocasiones gris azulado verdoso, es resultado de
la reducción de cuarzo muy puro con carbón mineral
en un horno de arco eléctrico durante la manufactura
del silicio o de aleaciones de ferrosilicio. El humo de
sílice asciende como vapor oxidado de los hornos a
2,000'C. Se enfría, se condensa y se recolecta en
enormes bolsas de tela. Entonces se le procesa para
retirarle las impurezas y para controlar su tamaño de
partícula. El humo de sílice condensado esencialmente
consiste en dióxido de sílice (más de 90 %) en forma
no cristalina. Puesto que es un material susceptible de
ser conducido por el aire como la ceniza volante, tiene
forma esférica Es extremadamente fino, con partículas
con diámetros menores de una micra y con un
diámetro promedio de aproximadamente 0.1 micra,
casi 100 veces menor que las partículas promedio de
cemento.
Es un cemento que se produce a partir de mezclar
íntimamente y moler hasta fino polvo una mezcla de
Hidrato de Cal y Puzolana, con una proporción
Producción de CP -
promedio de 70% de puzolana y 30% de cal. El
40
material producido requiere tener una finura similar a la
del cemento Pórtland ordinario (250-300 m2/kg ensayo
Blaine).
Producción de
Según la NORMA CMT 2-01-02-001/02 Resulta de la
CEMENTO CPPP
molienda conjunta del clínker Pórtland, sulfato de
(Cemento Pórtland
calcio y puzolanas.
Puzolánico)

V. USO DE LAS PUZONALAS EN LA CONSTRUCCIÓN:

El primer criterio que apoyó la producción de cementos puzolánicos fue


el corregir el cemento Pórtland tipos I y II fijando la cal libre, generada durante
la formación de los silicatos bi y tricálcicos, la cual es inestable a pH menores
de 12, para formar compuestos estables que no son vulnerables a la acción
lixiviante de las aguas ácidas. Pero adicionalmente estos materiales tienen
otros efectos sobre el cemento y el concreto.

9 RAZONES QUE DEMUESTRAN LA IMPORTANCIA DE LAS PUZOLANAS


EN LA CONSTRUCCIÓN
Gracias a esto disminuyen
disminuyendo los costos de
1.- Reemplazan una buena porción
producción porque esta adición es
del cemento Pórtland del 20 al 40%:
mucho más barata que el clínker y
más económica de moler.
2.- Reduce el calor generado Pues ésta es una reacción bastante
durante la hidratación: exotérmica
Esto se da por la acción expansiva de
3.- Evita el agrietamiento del
la cal al hidratarse y compresiva al
concreto:
secarse.
4.- Rebajan en cierto porcentaje los
Estos elementos normalmente entran
aluminatos que son inestables en
a reaccionar de manera perjudicial
medios sulfatados y absorben
con los agregados del concreto.
álcalis:
Intervienen en la calidad del producto
5.- Como aditivos son de vital
final, aumentan la eficiencia del
importancia dentro de la industria
proceso de fabricación y reducen los
del cemento:
costos de producción.
6.- El calor generado por la mezcla Esto incide en la durabilidad del
Cemento/Puzolana es menor que el concreto dado que se disminuyen las
generado por el mismo peso de tensiones generadas en la dilato-
solo cemento: contracción térmica.
Para concretos cuyo período de
7.- Permite el diseño de mezclas de
deterioro por el lixiviado de la cal libre
concretos más impermeables:
se reduce.
8.- Algunas aportan resistencia al
concreto contra el ataque de aguas Por tanto disminuyen la expansión
de mar, sulfatadas, ácidas o que resultante de la reacción de los
contengan dióxido de carbono en agregados alcalinos.
solución:
9.- No disminuyen la resistencia de Si son adicionadas en los porcentajes
los concretos: establecidos (20 – 40%)

En resumen, la utilización de las puzolanas en el concreto:

 Beneficia la durabilidad en aumento en la impermeabilidad.

 Aumenta la resistencia al ataque de sulfatos.

 Aumenta la trabajabilidad.

 Aumenta la resistencia mecánica a edades avanzadas

 Reduce la reacción álcali - agregado y, por lo tanto, todo esto redunda


en un beneficio económico al disminuir el consumo de Cemento Pórtland
para la misma resistencia mecánica, por lo mismo, ahorrando energía y
produciendo menores emisiones de CO2 a la atmósfera.

Por las razones anteriormente mencionadas, es de suma importancia en


nuestro tiempo estudiar estos materiales para contribuir a disminuir los
consumos de energía de la industria cementera y producir materiales
sustentables.