Sunteți pe pagina 1din 3

LA NEUMONÍA

La neumonía, o pulmonía, es una enfermedad que consiste en la inflamación de los


espacios alveolares de los pulmones por la presencia de líquido en los alveolos. La
inflamación subyacente da lugar a disnea, dolor
torácico, tos con expectoraciones y fiebre, entre
otros síntomas.

CAUSAS DE LA NEUMONÍA

Las causas más comunes de neumonía son las


infecciones causadas por:

Bacterias: la causa más común de neumonía en


adultos

Virus: a menudo responsables de la neumonía en los niños

Micoplasma: organismos que tienen características de bacterias y virus que causan


infecciones más leves

Organismos oportunistas: una amenaza para las personas con sistemas inmunitarios
vulnerables (por ejemplo, neumonía por Pneumocystis carinii en personas que tienen
SIDA)

TIPOS DE NEUMONÍA

Es importante hacer la distinción entre los distintos tipos de neumonías que existen, ya
que según el lugar donde se haya adquirido la enfermedad, los síntomas, el
diagnóstico y el tratamiento variarán en función de este criterio.

Neumonía adquirida en la comunidad (NAC)

Este es el tipo de neumonía que afecta a personas inmunocompetentes de la


población general que no están hospitalizadas o que llevan hospitalizadas un periodo
inferior a 48 horas.

Neumonía nosocomial (NN)

Se trata de aquella que afecta a los pacientes hospitalizados durante más de 48h o a
personas inmunodeficientes.

En un hospital, encontramos
pacientes con el sistema inmune
debilitado y microorganismos muy
resistentes a los antibióticos, por lo
que se favorece la aparición de neumonías más graves y mortíferas.

FACTORES DE RIESGO

 Edad superior a 60 años.


 Diabetes mellitus.
 EPOC.
 Hospitalización prolongada.
 Alcoholismo y tabaquismo.
 Malnutrición.
 Intubación endotraqueal.
 Tratamiento con corticoides.
 SIDA

SÍNTOMAS DE LA NEUMONÍA

 Disnea.
 Fiebre.
 Cefalea.
 Escalofríos.
 Dolor torácico pleurítico.
 Tos con expectoración.
 Artromialgias.
 Crepitantes.
 Disminución del murmullo vesicular.
 Soplo tubárico.
 Matidez en la percusión.
 Aumento de las vibraciones vocales.

TRATAMIENTO

El tratamiento se orientará en función del tipo de enfermedad que presenten los


pacientes y de la causa de ésta.

Los antibióticos deben elegirse en función de la bacteria que está causando la


infección, y en el caso de que sea un virus pueden utilizarse a modo profiláctico para
evitar sobreinfecciones. Los antibióticos más utilizados son:

 Amoxicilina y ácido clavulánico.


 Macrólidos como
claritromicina,
azitromicina o
eritromicina.
 Cefalosporinas.
 Quinonas como levofloxacino.

Los pacientes con neumonías leves pueden ser tratados en casa con antibióticos
orales, reposo y una buena hidratación.

PREVENIR LA NEUMONÍA.

La primera es comer un montón de frutas y verduras, permanecer físicamente en


forma y dormir lo suficiente. Esto mantendrá su sistema inmunológico fuerte.

La segunda es vacunarse. No hay vacunas para la mayoría de los tipos de neumonía,


pero los dos tipos más comunes se pueden prevenir con vacunas.

La tercera manera de prevenir la neumonía es consultar a su médico acerca de


cualquier tos que todavía esté empeorando después de 3 o 4 días. Consulte a su
médico de inmediato si usted tose con sangre o un esputo de olor fétido.

La cuarta manera de limitar la propagación de los virus y bacterias que pueden causar
neumonía es lavarse las manos apropiadamente y con frecuencia o usar desinfectantes
para las manos.