Sunteți pe pagina 1din 107

SÍNDROMES DE ALTERACIÓN DE LA CONCIENCIA

1.- Coma (estado comatoso)


2.- Sopor
3.- Oneiroide (estado oneiroide)
4.- Estado crepuscular
5.- Aturdimiento

1.- COMA (Estado comatoso)


El enfermo permanece tendido e inmóvil y no reacciona a ningún estímulo, incluso a los
más intensos. Se le puede pinchar y pellizcar, actuar sobre cualquiera de sus receptores
y no se obtendrá reacción alguna a estos estímulos. No presenta reflejos pupilares ni
tendinosos.
2.- SOPOR
El enfermo se encuentra en un estado de sueño profundo. Se diferencia del sueño
fisiológico en que no es posible aclarar la conciencia del enfermo lo suficiente como para
que este pueda reflejar la realidad. Un estímulo fuerte activa en él únicamente una
reacción de forma primitiva: al pincharle, el enfermo retira la mano, se queja, puede abrir
los ojos, pero acto seguido vuelve a caer en un profundo sueño. En el estado de sopor se
conservan los reflejos pupilares, patelares y otros.
3.- ONEROIDE (Estado oneroide)
Estado de conciencia pseudosomnoliento, cuando el individuo reacciona al mundo que le
rodea como una persona que se encuentra sumida en un sueño superficial. El enfermo
percibe los estímulos del medio exterior de manera alterada e inexacta. Percibe el
mundo circundante como un sueño. Hay una desorientación completa en el tiempo, el
lugar y el medio circundante y distintas alucinaciones, sobre todo visuales. Los enfermos
hablan de estas vivencias, que algunas veces están llenas de escenas muy vivas, de la
misma manera que las demás personas refieren sus sueños. El enfermo anda, habla y
realiza otras acciones, pero, a pesar de eso, los otros analizadores se encuentran en un
estado de inhibición más o menos profunda.
4.- EL ESTADO CREPUSCULAR DE LA CONCIENCIA
Presenta una obnubilación aún menos profunda. El enfermo percibe el mundo que le
rodea sin precisión, como el crepúsculo. Algunos objetos los distingue bien, otros con
inexactitud, a lo cual contribuyen las alucinaciones y las ideas delirantes fragmentarias,
sobre todo de persecución, influenciados por estas alucinaciones e ideas delirantes, los
enfermos pueden realizar acciones socialmente peligrosas, la alteración de la conciencia
va acompañada con bastantes frecuencia de modificaciones manifiestas de los
sentimientos. Aparecen la angustia, los miedos y los afectos de cólera. Esto aumento
todavía más el peligro -tanto para ellos como para los que les rodean- de los enfermos
que se encuentran en estado crepuscular. Los estados crepusculares comienzan y
terminan, corrientemente, de pronto, y es frecuente que sean seguidos de un sueño
profundo.
5.- ATURDIMIENTO -es la forma más ligera-
El enfermo refleja el mundo exterior con gran dificultad. Percibe mejor los estímulos más
intensos, pero los débiles no alcanzan el umbral de la conciencia. Realiza muy
lentamente las operaciones intelectuales y con frecuencia manifiesta una actitud apática
o indiferente hacia lo que le rodea.
Nadie sabe decir lo que es propiamente la conciencia (1)
El conocimiento ordenado y claro del saber propio es el dato definidor de la conciencia.
Pero en ese saber propio no tiene porque excluirse la culpa propia.

CONCIENCIA
MORAL
PSICOLÓGICA
El concepto de conciencia psicológica aparece mucho más tarde que el de
conciencia moral y representa una extensión de éste a toda clase de saberes.
La definición de “conciencia es la totalidad de la vida psíquica momentánea” excluye la
existencia del inconsciente; además ofrece solo una imagen instantánea de la conciencia.
“Conciencia es la totalidad de la experiencia momentánea insertada en la corriente
continua de la vida psíquica”
Jaspers
No se debe reducir la conciencia a una especie de función psíquica especial ni a la
producción de un rendimiento psíquico. Su significación esencial es mucho más
importante. Comprende todas las características fundamentales del modo de vivenciar
normal. Las cualidades básicas normales de las vivencias pertenecen a la conciencia.
Pero la conciencia no se agota en lo subjetivo, sino que constituye además la vía de
inserción del ser en su mundo.
La conciencia siempre es conciencia de algo, una conciencia sin contenido es una
expresión equivalente a una suspensión de la conciencia. El contenido de la conciencia
puede estar más o menos impregnado de apelaciones al caudal mnéstico.
En este caudal se encuentran dos clases de recuerdos:
1. Los recuerdos propiamente dichos. —Son experiencias personales vívidas—
Estados del yo y de elementos objetivos.
2. Los conocimientos.- Puro material objetivo incorporado a la memoria por el
proceso de aprendizaje.
LA ANTINOMIA CONCIENCIA-INCONSCIENTE
El inconsciente toma en la doctrina psicoanalítica más importancia e interés que la
conciencia. Sus influencias sobre el sujeto, según el psicoanálisis, son más poderosas
que las de la conciencia.
“El problema de la conciencia ha nacido, pues, esencialmente, del inconsciente, a pesar
de que la noción del inconsciente ha tenido un origen ulterior”
-Henri Ey-
El inconsciente puede tomarse, en principio en tres sentidos distintos: como una
negación de la conciencia, como un estado contrapuesto a la conciencia y como una
especie de conciencia opaca.
Para los escolásticos y otros autores antiguos, el inconsciente era la negación de la
conciencia, la negación sobre todo de la cualidad claro-oscuro de la experiencia
psíquica.
El inconsciente, en cuanto contraposición de la conciencia, es una entidad más
psicológica que síquica, y comprende lo olvidado y lo reprimido pero si el inconsciente
quedase reducido a lo olvidado y lo reprimido, sería meramente una especie de
apéndice oculto o secreto de la conciencia.
El elevado rango asignado modernamente al inconsciente se basa en admitir que
comprende, además de lo olvidado y lo reprimido, contenidos que no pasaron por la
conciencia, contenidos que jamás fueron vivenciados.
El inconsciente personal contiene a la vez material rechazado e indeseable y
potencialidades positivas.
El inconsciente no es simplemente la negación de la conciencia, sino un campo
extraconsciente que comprende distintos contenidos y procesos dinámicos.
Hay que precisar dos puntos de exageración del psicoanálisis:
a) Los contenidos de la conciencia obedecen a determinaciones del inconsciente.
b) El gobierno del inconsciente está absorbido por el ello, sin participar en absoluto
el yo, instancia psíquica que ni siquiera tendría apenas presencia en él.
De ahí parte el error de cierto psicoanalistas, el haber reducido la conciencia a la servil
condición de una especie de apéndice del inconsciente; el haber negado absolutamente la
libertad del sujeto, puesto que la vida y la conducta estarían regidas y determinadas
absolutamente por motivaciones inconscientes; haber adscrito una índole
uniformemente sexual a los contenidos de la vida psíquica inconsciente, ignorando la
existencia de otros contenidos espirituales e instintuales.
DISTINTOS CONCEPTOS DEL INCONSCIENTE

Conciencia anulada
Conciencia opaca personal o
Inconsciente psíquico
INCONSCIENTE entidad individual vital
extraconsciente
dinámica y Inconsciente colectivo
creativa
preconsciente
La conciencia dispone, pues, de dos mecanismos para evitar la sobreabundancia de sus
materiales: el olvido y la represión. Los primeros contenidos de la conciencia que se
hunden en el olvido son los afectivamente neutrales; es decir, las experiencias que
resultan indiferentes al sujeto. Dentro de las de las experiencias provistas de matiz
afectivo, caen en el olvido las desagradables que las agradables.
La represión opera desalojando de la conciencia las vivencias penosas y conflictuales.
El inconsciente constituye un campo psíquico con una gran fuerza dinámica y una
comunicación amplia con la conciencia, pero interponiéndose entre ambos se halla el
preconsciente y una instancia psíquica llamada “censura”. En el preconsciente se
encuentran todas las experiencias disponibles para hacerse conscientes en un momento
dado. El que se hagan o no depende, como es lógico de que su actualización sea
estimulada de algún modo por los contenidos que ocupan la consciencia en aquel
momento.
1) La conciencia reflexiva y dirigida es un patrimonio privativo del hombre (en la
reflexión nos reflejamos sobre nosotros mismos y pensamos sobre lo que pensamos)
2) Que la conciencia espontánea y automática se da, con distintas características,
en el hombre y en ciertos animales.
3) Que en ningún caso puede definirse la conciencia por su superestructura
intelectual y moral. –rasgo específicamente humano- ni por la capacidad de reflexión que
aparece en su nivel funcional más elevado, sino por sus cualidades estructurales y
operativas, las cuales ya existen en los estados de vigilancia y en la conciencia
espontánea.
4) Las diferencias absolutas entre el hombre y el animal no pueden localizarse
indiscriminadamente en las esferas de la inteligencia o de la conciencia, sino en el
espíritu y en ciertos comportamientos intelectuales y conscientes (pensamiento
conceptual y capacidad de reflexión).
5) El ser del hombre trasciende la conciencia; su definición como “un ser
consciente” es notoriamente incompleta, salvo si se adopta gratuitamente el recurso de
dilatar el concepto de conciencia con arreglo a una visión descomunalmente hipostática
de la misma.
TRASTORNOS DE LA CONCIENCIA
En el estado de conciencia lúcida funcionan adecuadamente la capacidad de atención o de
concentración, las facultades de fijar nuevos hechos y de rememorar lo vivido y lo
aprendido, la capacidad de comprender o de percatarse de las cosas, la capacidad de
reflexionar sobre las cuestiones objetivas y subjetivas y los complejos dispositivos de
orientación autopsíquica, alopsíquica y temporoespacial.
-Jaspers-
En el estado normal y sano de la conciencia viene dado por la congregación de estos 3
datos:
1) Una sucesión suficientemente ordenada en la vida psíquica. Un déficit en este
aspecto conduce a la conciencia desordenada.
2) Un grado de suficiente claridad en las experiencias psíquicas. Un sujeto con la
conciencia normal tiene unas experiencias psíquicas suficientemente claras, salvo cuando
se halla fatigado o somnoliento. La pérdida parcial o total de esta claridad y lucidez es el
dato definidor de la conciencia obnubilada y ofuscada.
3) Un grado de suficiente amplitud en el campo de la conciencia. El campo vivencial
demasiado estrecho recibe la denominación de Conciencia crepuscular.
Los efectos de las aminas psicoestimulantes, la cocaína, la dietilamida del ácido lisérgico
y otras sustancias de acción psicodélica, consisten en la supresión de las inhibiciones
normales que coartan los impulsos y los instintos, proporcionan sentimientos agradables
de ligereza y fluidez, incrementan el flujo de las asociaciones ideativas y neutralizan las
sensaciones de fatiga y sueño. Pero estas sustancias jamás agudizan la conciencia,
jamás producen un incremento en la ordenación psíquica normal. De aquí que las
indicadas drogas sean capaces de neutralizar en algunos casos la necesidad
excesiva de sueño y, sin embargo, fracasen siempre en la pretensión de elevar la
claridad vivencial y como remedios contra la obnubilación de la conciencia. Todavía no
se conoce ni una sola sustancia química que actúe exaltando específicamente la
luminosidad de la conciencia.
Los trastornos de la conciencia más importantes y característicos se presentan en las
epilepsias y en la psicosis de fundamento corporal conocido (psicosis sintomáticas,
exotóxicas y orgánicas). En las epilepsias, las crisis breves y repetidas, con suspensión
parcial o total de la conciencia, constituyen el fenómeno clínico capital.
En las psicosis sintomáticas, exotóxicas y orgánicas, sobre abundan los estados de
sopor y coma, la obnubilación de la conciencia simple o con producciones oníricas y la
exaltación del sueño en forma del sueño en forma sobre todo de hipersomnia,
somnolencia o letargia.
Algunas esquizofrenias agudas y psicosis ciclotímicas se acompañan de obnubilación
de la conciencia.
El trastorno esquizofrénico fundamental identificado por Berze fue el de una hipotonia
de la conciencia. Este antiguo postulado puede hoy tomarse en consideración si se le
pone en relación con los trastornos de la conciencia del yo.
1) Alteración del Aspectos
ritmo psicofisiológicos
mictameral, con del sueño
déficit vigil Alteraciones del ritmo
Timógeno (manía y nictameral
2) Déficit en la depresión) Fenómenos de sueño
ordenación de excesivo (somnolencia,
los contenidos Ecotóxico (aminas
simpaticomiméticas, hipersomnia, letargia y
cocaína, etc narcolepsia) y la inversión del
ritmo sueño-vigilia.
Simple: obnubilación Pertenecen casi
3) Déficit en la de la conciencia. exclusivamente a las
claridad (en las
psicosis psicosis sintomáticas,
Acompañada de
sintomáticas, exotóxicas y orgánicas.
onirismo: delirio
ecotóxicas y a veces
en las psicosis
onírico agudo y Déficit aislado en la
orgánicas subagudo ordenación de los
contenidos de la conciencia
Fenómenos impulsivos
anormales: Suelen tener un origen
dipsomanía, exotóxico o afectivo. La
cleptomanía, etc. cocaína, el alcohol, las
(psicotapías, epilepsias aminas psicoestimulantes y la
4) Déficit en la
amplitud del y psicosis dietilamida del ácido lisérgico
campo fasotímaticas) figuran entre los agentes
Estados crepusculares exotóxicos que pueden
(epilepsias, histerias y ocasionar exclusivamente un
psicosis sintomáticas desorden en la conciencia.
Las alteraciones timógenas
de este tipo más
Paroxísticas representativas aparecen en
5) suspensión de la (ataques epilépticos los estados maniácos y
conciencia y sincópales)
depresivos.
Prolongadas Déficit en la claridad de la
(comas de distintos conciencia
Es decir, descensos anómalos del nivel de la misma. Sus formas de presentación
oscilan entre la obnubilación de la conciencia simple o improductiva y la obnubilación
acompañada de onirismo, por ejemplo, en los delirios agudo y subagudo. Aparecen sobre
todo en las psicosis sintomáticas y exotóxicas, y menos veces en las psicosis orgánicas.
Estrechamientos del campo de la conciencia
Aparecen, por una parte, en la dipsomanía, la cleptomanía, la dromomanía y fenómenos
afines, y, por otra, en los estados crepusculares.
Suspensiones de la conciencia
Que pueden tener carácter paroxístico, episódico o prolongado. La presentación
paroxística es el dato definidor de las epilepsias. La aparición prolongada, que toma
preferentemente la forma de sopor o coma, pertenece al distrito de las psicosis de
fundamento corporal conocido (psicosis sintomáticas, exotóxicas y orgánicas)
El común denominador de los trastornos de la conciencia es la disminución o la pérdida
de las capacidades de vigilancia y reflexión.
Aunque en el psicosíndrome orgánico el enfermo es incapaz de reflexionar; no puede
distanciarse espiritualmente de la situación vivida, ni realizar los procesos de
autoobservación, autocrítica y crítica en general. Surge conservar la capacidad de
vigilancia. No puede establecerse que exista un trastorno de la conciencia.
La persona afectada de un trastorno de la conciencia pierde irremediablemente los
atributos de testigo objetivo de su vida interna.
No existen trastornos de la conciencia caracterizados por el incremento de la ordenación
de sus contenidos, por la dilatación de su campo o por el nivel hipervigil. La elevación
anormal de la lucidez de la conciencia es una posibilidad teórica que no asienta sobre
una base empírica.

CUADROS DE OBNUBILACIÓN DE LA CONCIENCIA Y ONIRISMO DETERMINADOS


POR TRASTORNOS SOMÁTICOS
La clasificación de las psicosis de fundamento corporal conocido se distribuye en dos
grupos:
1. Psicosis Sintomáticas, cuya causa fundamental es extracerebral.
2. Psicosis Cerebrales –orgánicas- que se derivan de una enfermedad
propiamente encefálica.
Los cuadros psicopatológicos de las psicosis sintomáticas suelen ser agudos y
reversibles, mientras que las psicosis cerebrales muestran una franca preferencia por
los cuadros crónicos e irreversibles (demencia y deterioro orgánico de la personalidad)
¿Qué datos y elementos de la semiología psicopatológica son los que pueden
incitarnos a sospechar la existencia de una psicosis del género sintomático y, por
lo tanto, a insistir en la aplicación de los métodos exploratorios somáticos, con
objeto de identificar el agente etiológico?
Respuesta: el complejo sintomático más importante en este sentido es el constituido por
la obnubilación de la conciencia.
En la obnubilación de la conciencia pueden distinguirse 4 grados:
1. El grado ligero
2. El grado mediano
3. El grado intenso
4. El grado de estupor
La obnubilación ligera se traduce especialmente por la falta de claridad y lucidez en el
pensamiento y vivencias, la lentificación de las funciones psíquicas, la debilitación del
impulso en un sentido amplio, la fatigabilidad, la apatía y la somnolencia. También hay
un cierto grado de aproxesia, déficit de la capacidad de concentración, descenso de la
capacidad de fijación y cierta perseveración ideativa. Presencia de vivencias confusas y
borrosas.
Obnubilación de grado medio. Todo lo anterior más los siguientes trastornos:
- Amnesia de fijación total o casi total,
- desorientación temporo-espacial,
- pensamiento incoherente,
- expresión mímica de perplejidad.
A veces falsos reconocimientos de personas (falsos reconocimientos persistentes de
personas suelen ser fenómenos delirantes).
Estupor: Sus rasgos clínicos característicos consisten en el mutismo y la aquinesia,
constituyendo un estado de inmovilidad silenciosa.
También hay trastorno de la ATENCIÓN.

DELIRIO ONÍRICO

Está integrado obnubilación de la conciencia

por dos componentes onirismo


Tres grados de delirio onírico:
1. El subdelirium: Ligerísima obnubilación de la conciencia, inquietud psicomotora,
angustia o irritabilidad, cierta deformación perceptiva que puede llevar a experiencias
alucinatorias aisladas.
2. Estado oniroide –delirio onírico subagudo-Enturbiamiento de la conciencia de
carácter leve, se acompaña de producciones alucinatorias muy vivas, se incluye en los
“bouffees delirantes” o psicosis delirantes agudas.
3. “Delirium acutum” –delirio agudo- Acentuado ofuscamiento de la conciencia,
desorientación, alteraciones del pensamiento. “Delirio de sueño”= actividad psíquica
automática + alucinaciones sucesivas de una serie de objetos, animales, personas,
escenas, etc.
Las causas más frecuentes de los delirios oníricos son los procesos infecciosos, las
intoxicaciones (psicosis tóxicas agudas y metabólicas), las carencias vitamínicas y
distintas enfermedades cerebrales, los niños y los ancianos caen en un delirio onírico con
extraordinaria facilidad.

El delirium tremens es una modalidad especial de delirio agudo.


La obnubilación de la conciencia asume en las psicosis sintomáticas el papel de síntoma
central, pero no el de síntoma axial. Hay tipos, por cierto bastante frecuentes, de
psicosis sintomáticas donde la conciencia se mantiene en todo momento clara y
ordenada. Ejemplo: Psicosis agudas causadas por enfermedades corporales.
El hecho firmemente establecido es que ante un enfermo con alteraciones afectivas
ajenas a las psicosis ciclotímicas, con un cuadro alucinatorio o paranoide no
esquizofrénico, con una pérdida de la iniciativa o con un déficit en la capacidad de
fijación, debemos ahondar en la búsqueda de alteraciones corporales con la finalidad de
identificar la causa de dichos trastornos psíquicos.
CONFUSIÓN MENTAL
La aceptación más estricta y limitada de confusión mental resulta todavía demasiado
amplia y corresponde a una desestructuración aguda, parcial o total, de la conciencia
que se distribuye en tres estados patológicos:
1.- Obnubilación de la conciencia;
2.- El delirio onírico;
3.- El estado crepuscular
Su común denominador consiste en un trastorno agudo de la conciencia psicológica,
que se acompaña de desorientación temporoespacial y no permite conservar en la
memoria la mayor parte de las experiencias habidas durante el mismo (AMNESIA
LACUNAR).
En cada enfermo afecto de psicosis sintomática hay un hombre agonizante en cierne.
La concomitancia de un proceso morboso corporal y un trastorno psíquico no autoriza
de por sí a afirmar que entre ambos exista un nexo causal directo. Puede tratarse
también de una coincidencia por azar, de una psicosis desencadenada o puesta en
marcha por el proceso corporal, de una reacción anormal a la vivencia de la
enfermedad o de otra reacción de trasfondo.
El factor más importante en la patogenia de la obnubilación de la conciencia es la
hipoxia cerebral.

1. Hipoxia cardiocirculatoria.
Hipoosistolia, hipotensión,
endoarteritis cerebral
Tres 2. Hipoxia sanguínea. Anemias
modalidad intensas, insuficiencia respiratoria,
es de intoxicaciones (monóxido de
hipoxia carbono)
cerebral
3. Hipoxia hístico cerebral. Por
inhibición de los mecanismos de
oxidación cerebral -celular-
- Edema cerebral, intoxicaciones.
-
-
-
-

la
1. Estados de primer grado normal
Conciencia cuasi-normal. Vivencias claras, ordenación
psíquica idónea.
a) ESTADOS Campo vivencial estrecho con vivencias imperantes
CREPUSCULARES: psicológicamente incomprensibles.
ORDENADOS Y

manía
ORIENTADOS 2. Estados de segundo grado

depresión
A más de lo anterior, se agrega un déficit en las

El rasgo definidor
Se mantienen
relaciones con el mundo exterior; que impone una
Esto se observa en:

indemnes la
conducta algo automática, impulsiva e ilógica –torpe y
capacidad de
desordenada-
orientación y
Cadena de actos sin lógica y llena de olvidos, con
orden de las
vivencias.
impronta impulsiva y automática (sin premeditación y estados de hipnosis
previsión)
estados de sofroniación
ESTADOS 3. Estados de tercer grado
Desorientación parcial o total temporo-espacial y hasta
CREPUSCULARES alopsíquica (a veces) vivencias aisladas o inconexas.
Vida psíquica fragmentada.

4.Estados de cuarto grado (al borde de incoherencia)


b) ESTADOS Fragmentación de la vida psíquica + interrupción de la
CREPUSCULARES: corriente de la conciencia.
DESORDENADOS Y
su estado de lucidez -es la conciencia turbada-

- CON APAGAMIENTO PSICOMOTOR: Cuadros muy


DESORIENTADOS semejantes a la obnubilación de la conciencia.
- CON EXALTACIÓN PSICOMOTORA: Cuadros muy
semejantes al delirio agudo.

5. Formas especiales
ESTADOS CREPUSCULARES

- SONAMBULISMO
anular
- PAVOR NOCTURNO
conciencia.

actos

ínerme.
ALTERACIONES DE LA CONCIENCIA DE ORIGEN AFECTIVO

conciencia escotomizada..
determinar que la conciencia pierda parcial o totalmente las características propias de

de los estados crepusculares es el estrechamiento del campo de


El impacto de una emoción muy fuerte o de un estado de ánimo muy intenso puede

como la fijación y la realización


El estado crepuscular suele

forzosos, frente a los


la libertad del ser.
Tanto la selección del tema
crepuscular es sinónimo de
Conciencia

instrumental del mismo son

cuales el sujeto está


psíquicos
1. Los que reproducen vivencia
ESTADO traumatizante
CREPUSCULAR
HISTÉRICO 2. Cuadro semejante a la epilepsia
Modos de reacción
Disociativos
“Histeria seudosicótica”

Histrionismo = Rasgo histérico.


Perseveración, viscosidad = Rasgos epilépticos
Amnesia lacunar/datos fragmentarios = epilepsia
Memoria relativamente preservada = Histeria
Asociación histeria + epilepsia temporal profunda

1. E.C.E. del “PETIT MAL”


Puede o no haber ausencias.
Estado de semiestupor.
Falta de impulsos y apatía.
Expresión de perplejidad.
(obnubilación profunda)
2. E. C. psicótico-productivo
Son muy proteicos; oscila entre un estado
ESTADO crepuscular orientado y ordenado y un
CREPUSCULAR auténtico delirio agudo compuesto de
EPILÉPTICO ofuscamiento, ilusiones, alucinaciones e
ideas deliroides y obsesivas. A veces no
determina amnesia. Dura días-semanas,
puede acompañarse o no de crisis epilépticas.
3. E.C. de matíz orgánica
Son los estados crepusculares desordenados
y desorientado.
ALTERACIONES DE LA CONCIENCIA EN ALCOHOLISMO Y TOXICOMANÍAS
4. E.C. posparoxístico
Los trastornos deObnubilación
la concienciadefiguran, a la vez, con
la conciencia, entregran
los factores condicionantes del
alcoholismo y entreimpulsividad,
los síntomasreacciones primitivas: gritos,
de la alcoholización.
actos agresivos, huida y manifestaciones de
Intervienen factores no sólo
pánico de la conciencia
-aparición postictal- psicológica sino de la conciencia moral.
El descenso del nivel de conciencia determinado por la embriaguez alcohólica es
vivenciado por los alcoholómanos potenciales o efectivos como una liberación y una
culpa. Le permite extraer de la vida un nuevo significado y desarrollar su existencia con
arreglo a unas dimensiones temporales mucho más amplias.
- El impulso a beber puede imponer un estrechamiento de la conciencia.
- Los bebedores impulsivos normales, por el contrario, van alcoholizándose muy
lentamente, sin experimentar casi nunca ostensibles trastornos de la conciencia.

1. Conciencia liberada

Tres variantes 2. Conciencia nirvánica apatía


de conciencia placentera
drogada
3. Conciencia psicodélica
ampliación del yo

ATENCIÓN

Se denomina atención la orientación y fijación de la conciencia del hombre sobre uno u


otros objetos y fenómenos del medio exterior o interior (4)

ACTIVA

ATENCIÓN

PASIVA

ATENCIÓN ACTIVA VOLUNTARIA (4)


No debe considerarse como espontánea, está al margen de la influencia del medio
externo.
Parte del propio individuo y cumple un importante papel en la actividad psíquica del
hombre.
ATENCIÓN PASIVA –INVOLUNTARIA- (4)
Depende de la intensidad del estímulo exterior
DEBILIDAD DE LA ATENCIÓN ACTIVA (4)
El enfermo no puede concentrarse en la tarea o en el fin que se ha propuesto. Esto lo
vemos bien cuando le invitamos a que se fije en lo que lee y nos cuente algo sobre ello.
El enfermo lee lo que le ofrecemos y cuando se le pide que explique de qué se trata, no
puede hacerlo, ya que no fijó en ello su atención activa. Por la misma razón no puede
efectuar operaciones de cálculo.
PREDOMINIO DE LA ATENCIÓN PASIVA (4)
Por ejemplo, en el síndrome maniaco los enfermos se encuentran todo el tiempo bajo el
dominio de los estímulos externos.
FIJACIÓN CONSTANTE DE LA ATENCIÓN (4)
Fijación sobre una representación determinada. En este sentido es muy característica
LA PERSEVERACIÓN, que es un síntoma propio, entre otros, de los epilépticos. La
perseveración surge en la representación originada en el enfermo quien se mantiene
fijamente en su conciencia, lo que se manifiesta por la repetición de unas mismas
palabras.
La facultad de la atención viene a ser una especie de rayo luminoso constitutivo de la
conciencia. En la atención voluntaria o activa, la dirección es asumida por el propio
sujeto.
En otras ocasiones, el proceso de la atención es movilizado pasivamente por los
contenidos de la conciencia, constituyendo la atención involuntaria, pasiva o
espontánea.
La claridad de la vivencia está condicionada por el despliegue de la atención. Si no se
dispone de capacidad de atención, resulta imposible que se produzcan vivencias
suficientemente claras y nítidas. La atención se encuentra siempre conexionada con la
conciencia. El objeto de la atención es, sin excepción, un contenido de la conciencia.
Un esfuerzo de voluntad puede incrementar el grado de claridad mayor de la conciencia,
lo que corresponde, por lo general, a los estados de concentración voluntaria en un
hecho determinado. Pero también hay vivencias dotadas de una extraordinaria claridad,
en cuyo registro el sujeto no interviene activamente.
La atención está dirigida siempre sobre algo consciente. En este “dirigirse sobre algo”
existe además una cualidad de impulso, un componente de acción que está contenido
sencillamente en la conciencia.
Hay sobre todo dos clases de atención: La atención voluntaria o activa, cuya dirección
es asumida por el propio sujeto y la involuntaria o pasiva, donde la movilización de la
atención obedece a la atracción producida por determinados contenidos de la
conciencia.
La atención puede dirigirse a estímulos internos o subjetivos (motivaciones, sensaciones,
sentimientos). Entre los estímulos ambientales debemos distinguir los que llaman o
excitan la atención, como la forma, el color, el tamaño, la intensidad, etc. y los que la
mantienen, como el significado del estímulo para el sujeto. Los primeros factores son
exteriores, y los segundos, más bien individuales. Este es un punto muy importante para
la moderna psicología de la propaganda.
Cuando los estímulos se repiten de modo uniforme sin mediar ningún interés especial,
esta monotonía produce el aburrimiento externo o reactivo, que se acompaña de una
retirada de la atención. Atendiendo a la amplitud de su proyección, puede subdividirse
la atención en:

ATENCIÓN CONCENTRADA
DE Cuando se dirige a uno o dos
objetos
ACUERDO A
LA ATENCIÓN DISPERSA
AMPLITUD Cuando se reparte en un campo
más amplio Las oscilaciones de la
atención cursan
ATENCIÓN REFLEJADA paralelamente al nivel de
SOBRE SÍ MISMA
la conciencia: Atención
Experiencias reflexivas
potente en la conciencia
ATENCIÓN VOLUNTARIA lúcida, y atención
Experiencias dirigidas debilitada o anulada en la
DE ACUERDO A conciencia obnubilada.
ATENCIÓN INVOLUNTARIA
LA CUALIDAD -ESPONTÁNEA- Además, la atención es un
DE LAS Experiencias espontáneas agente promotor de la
EXPERIENCIAS”
inteligencia y, a su vez,
ATENCIÓN MÍNIMA
Experiencias automáticas está condicionada por el
desarrollo de la
ATENCIÓN NULA inteligencia.
Lo vivido y no experimentado
La atención opera como la
energía de la conciencia y es estimulada por el interés afectivo e intelectual (la tensión
afectiva e intelectual). Por ello la atención decae y hay hipoprosexia en los estados de
apatía y terror intelectual. De aquí que entre los oligofrénicos y los dementes la
capacidad de atención es el síntoma más precoz de la obnubilación de la conciencia, y el
déficit de la memoria de fijación, el síntoma más precoz de muchos procesos
demenciales.
La atención constituye, una entidad psicológica energética que proporciona grandes
rendimientos adaptativos, que varían. En consonancia, con los distintos niveles de
actividad neurofisiológica -sobre todo con los grados de activación reticular- y que
cuando actúa suficientemente bloquea los ritmos alfa e impone la actividad beta
desincronizada. El sujeto paranoide reflexiona y vigila casi a la vez. El sujeto
obnubilado es incapaz tanto de reflexionar como de vigilar, se encuentra, pasivamente,
a merced de las vivencias y las impresiones que le llegan.
x Esquizofrénicos
Por falta de x Autistas
interés x Depresivos

HIPROSEXIA Por déficit


intelectual x oligofrénicos

Por obnubilación
INTERÉS de la conciencia
TENSIÓN AFECTIVA
TENSIÓN INTELECTUAL
Concentración en otros
SEUDOAPROSEXIA contenidos psíquicos ATENCIÓN
MOTOR O
x Neuróticos ENERGÍA DE LA
x Psicóticos CONCIENCIA

Distraibilidad
HIPERPROSEXIA
Espasmo de la reflexión

x Hipomaníacos TRASTORNOS DE LA
x Maníacos ATENCIÓN
Cuando la lucidez de la conciencia se eclipsa y sobreviene la obnubilación, la primera
facultad psíquica que se altera es la capacidad de atención.
La atención, que constituye el motor o la energía de la conciencia, recibe a su vez
impulsos del interés y de la tensión afectiva e intelectual.
Los estados de apatía y torpor intelectual se acompañan de una atención deficiente.
Hipoprosexia y aprosexia=déficit de atención de grado ligero e intenso, respectivamente;
sus manifestaciones más importantes son la elevación del umbral de atención y la
escasa capacidad de atención.
La escasez de atención se refleja en una atención a la vez poco amplia y poco intensa,
lo que comporta una conciencia escotomizada y oscura y un evidente déficit en las
capacidades de reflexión y de fijación.
Un déficit aparente de atención o seudoaprosexia se produce entre los sujetos
concentrados en algún contenido psíquico. Esto ocurre a muchos neuróticos y psicóticos.
La atención vivifica y hace crecer los datos que enfoca.
La atención refuerza muchas vivencias alucinatorias y delirantes, y las ideas
sobrevaloradas y obsesivas.
Las alucinaciones visuales del delirio onírico toman más fuerza cuanto más atención les
presta el enfermo.
Las alucinaciones y seudoalucinaciones esquizofrénicas lucen más, según los casos,
con una atención máxima o mínima.
La hiperprosexia o distraibilidad, consiste en un exceso de la movilidad de la
atención.
El desplazamiento de la atención es casi continuo.
El estímulo exterior más imperceptible es capaz de atraer.
Hay, por consiguiente, una atención demasiado dispersa y sobretodo inestable.
Es una alteración propia de los cuadros hipermaníacos y maniácos.
Un exceso de vida psíquica reflexiva, en detrimento de la espontaneidad, se produce
entre muchas personalidades histéricas y anancásticas y los esquizofrénicos
paranoides.

DISTRAIBILIDAD EXAGERADA DE LA ATENCIÓN


Antes denominada “disfunción cerebral mínima”
Ej.: Niños de I.Q. normal o alto con disfunción cerebral mínima de la distraibilidad

PATOLOGÍA DEL SENTIMIENTO


DEFINICIÓN DE SENTIMIENTO
ANORMALIDADES DE LA INTENSIDAD
1. AUMENTO DE LA EXCITABILIDAD AFECTIVA
Por causa insignificante
Ej.: Asténicos (nerviosos), enfermos de basedow, psicosis
2. ESTUPOR EMOCIONAL
Pérdida momentánea para experimentar un sentimiento.
Ej.: catástrofes, accidentes (peligro inminente)
Se basa en leyes de Pavlov = A demasiado estímulo se da una respuesta disminuida o
nula.
3. APATÍA
Incapacidad más o menos prolongada de experimentar sentimientos.
La mente comprende bien la situación
Se acompaña de abulia
Ej.: Pasajera en psicosis
Permanente en esquizofrenia, estados demenciales
Lesión cerebral
4. ESTUPIDEZ AFECTIVA
Incapacidad efectiva y definitiva de experimentar sentimientos especialmente los
sentimientos superiores: amor, honor, respeto.
Ej.: Oligofrénicos, sicópatas (personalidad anormal)-anéticos.
ANORMALIDADES DE LA REGULACIÓN
1. ESPONTANEIDAD AFECTIVA NORMAL
Producción de sentimientos inadecuados en forma inesperada sin relación con la
situación.
Ej.: epilépticos (crisis parciales sin convulsiones)
Esquizofrenia
2. LABILIDAD EMOCIONAL O INCONTINENCIA EMOCIONAL
Efusiones emocionales por causa insuficiente.
Ej: adolescentes, lesiones del cerebro, psicosis, neurosis.
3. DIATESIS EXPLOSIVA
Tendencia a violentos estallidos de cólera.
Ej.: traumatismo cerebral.
Epilepsia
Personalidad anormal.
Síndrome vasomotor de Friedmann Dan
diatesis
Labilidad vasculo-cerebral de Krestchmer
explosiva
AFECTIVIDAD
ANORMALIDADES DE LA CALIDAD
1. ANAFECTIVIDAD (asténicos, psicópatas)
2. AMBIVALENCIA AFECTIVA (AMBITIA) esquizofrénicos
3. EINFÜHRUNG ANORMAL
4. PROYECCIÓN AFECTIVA MORBOSA
a. Proyección afectiva directa
Reluce sus propios sentimientos
Proyecta a cosas.
b. Sentimiento de imposición
Su conducta es influenciada por causas externas
c Sentimiento de privación
Experiencia penosa.
ANORMALIDADES EN EL CURSO
1. Cambio de afecto
Sin causa ni motivo. Evoluciona a la inversión de los afectos.
2. Reacción de fondo
3. Catatimia de los síntomas
Influencia de los síntomas sobre los desórdenes mentales
Catatimia = Toda actividad psíquica cuyo contenido es transformado por el sentimiento
Crisis catatímica: No es repetitiva, es producida por el efecto de los sentimientos.
ANORMALIDADES DE LA VOLUNTAD
1. Abulia: Incapacidad de realizar actos voluntarios en individuos normales
Ej.: Depresión, neurosis, alcohólico,fatiga
marihuana (marihuano)
Hipobulia: Dificultad de realizar actos voluntarios
2. Impulsos irresistibles
a. Insensatos
Actos realizados de manera ciega. Ej.: Psicosis
b. Sistemáticos –manías-
Ej.: Cleptomanía, dromomanía, piromanía, toxicomanía
Es imprescindible un estimo externo para hacer un acto voluntario.
Impulso irresistible
sistemático (manías) Impulso homicida

Impulso homicida es un impulso ciego de matar. Es un asesinato sin motivo real


aunque si imaginario (aparenta venganza). Mata sin programación o premeditación.
El impulso homicida es diferente a la tendencia al asesinato en donde se mata
con motivo y premeditación y es propia de personas normales
Cleptomanía: Más en damas, especialmente en etapa menstrual.
Dromomanía: En epilepsia, psicosis, histeria, esquizofrenia.
Piromanía: Psicópatas hipertímicos.
El piromaniaco no disfruta de su acto, lo hace para calmar la angustia. Se diferencia
del incendiario, esto no es enfermo mental.
3. Estupor
x Estupor melancólico
x Estupor letárgico
x Estupor histérico
x Estupor maniáco
ESTUPOR CATATÓNICO FLACCIDO (+RARO)
TÓNICO (+ FRECUENTE)
Seudoflexibilitia cerea = catatonia
Posición bizarra (posición de cera)
4. Iteración anormal palilalia: Repetición de una palabra o frase.
Ej.: postencefalitis
Logoclonia: Repetición de la última sílaba de la última palabra.
Ej.: demencia presenil (Alzheimer) (demencia fronto-parieto-temporal)
5. Monotipia Movimientos simples que repiten los oligofrénicos
a. perseveración
Ej. catatónico Flexibilita cerea debido a un síndrome
estriado bulbo-ponto-protuberencial
(encefalitis)
b. esterotipia
Ej.: catatónicos Esterotipia de posición
Esterotipia de movimiento
Esterotipia de pensamiento
Esterotipia: Repetición de movimientos sin un fin determinado
Esterotipia verbal (verbigeración)
Esterotipia verbal Esterotipia
(verbigeración)
gráfica

- Esterotipias
Esquizofrenia
catatónica - Negativismo
- Reacción de último momento
6. Negativismo y reacción de último momento
Activo
Negativismo
Pasivo (simple)
La reacción de último momento consiste en que el paciente realiza al último momento
algo que al comienzo o antes de retirarnos le ordenamos que haga.
7. Obediencia automática y reacciones en eco
Obediencia automática: Realiza pasiva e inmeditamente todas las órdenes.
Reacciones del eco: ecopraxia, ecomimia, ecolalia
8. Sugestibilidad patológica
Ej.: Los histéricos que copian la epilepsia “Gran Mal”.
En la psicosis inducida o “locura a dos” (generalmente paranoide)
9. Sentimientos de falta de voluntad y actos aparentemente influidos.
10. Actos compulsivos

MEMOR I A

Todo el mundo se duele de su memoria y nadie de su juicio.


- La Rochefoucauld -

(4) Denominamos memoria la forma de conciencia mediante la cual en el hombre se


refleja el pasado.
La memoria es la conciencia de lo pasado.
La memoria se basa en cuatro procesos:
1) Fijación
2) Conservación
3) Reproducción
4) Reconocimiento
FIJACIÓN
Capacidad para formar una nueva conexión temporal. La fijación es involuntaria o con un
fin determinado. Es más perfecta cuando más intencionada, más racional y más
interesada resulta, y cuando tiene un colorido sensorial más intenso.
CONSERVACIÓN
Lo fijado queda sometido a una reconstrucción bajo la influencia de los intereses del
individuo y de las vivencias que aumentan sus conocimientos. Está unido estrechamente
con el pensamiento, que desecha lo secundario y poco importante, destaca lo principal,
analiza y sintetiza lo fijado y, finalmente, lo generaliza.
REPRODUCCIÓN
Aquí hay una reconstrucción más precisa porque se realiza con un acto claro de
conciencia. La intervención del lenguaje y del pensamiento en la reproducción hace más
perfecto el reflejo del mundo objetivo.
RECONOCIMIENTO
Es el proceso en que la percepción nueva está combinada con la reproducción de una
percepción análoga pasada; en el que se pone de manifiesto la unidad de la memoria y la
percepción.
Representación es la imagen sensorial del objeto, se diferencia de la percepción, además
de que se produce cuando el estímulo ya no actúa sobre el receptor, en que es menos
precisa y detallada.

CLASES DE
MEMORIA
1) Auditiva TIPOS DE
2) Visual MEMORIA

3) Olfativa
1) Mecánica
4) Gustativa
2) Lógica – racional
5) Propioceptiva
6) Interoceptiva
7) Emocional
(4) MEMORIA DE TIPO MECÁNICO
Utiliza la asociación que consiste en que toda representación nueva que se origina en
nuestra conciencia se conexiona necesariamente con otra representación.
Asociación por:
Semejanza (características físicas)
Contigüidad (en tiempo y lugar)
MEMORIA DE TIPO LÓGICO -RACIONAL
Las distintas representaciones forman conexiones internas de un contenido racional
determinado, y cuanto mejor conoce el mundo el individuo, más utiliza los mecanismos
de análisis y de síntesis.
Aquí se establecen asociaciones lógicas que permiten recordar lo más esencial, lo
principal e importante.
Hipermnesia
PATOLOGÍA DE
Hipomnesia
LA MEMORIA
Amnesia
Paramnesia
HIPERMNESIA
O agudización de la memoria, se observa en algunas enfermedades psíquicas.
No se trata de una intensificación de la memoria en general, sino solamente de su forma
inferior o sea de la mecánica, por semejanza y contigüidad, en detrimento de la memoria
lógico-racional que se debilita.
Esto se observa en los estados maníacos, en donde se reproduce algunos detalles muy
exactos de acontecimientos de la vida pasada basándose en la memoria mecánica, en
las leyes de asociaciones por semejanza y por contigüidad. También hay hipermnesia en
enfermedades infecciosas, en casos de delirios sistematizados, en los estados
melancólicos.
(4) HIPOMNNESIA
Debilidad de la memoria. Se observa frecuentemente en la vejez, aquí primero se debilita
los recuerdos cercanos – alteración de la fijación – luego los recuerdos lejanos, también
se debilita antes la memoria de los acontecimientos que no están ligados directamente
con la personalidad del enfermo.
AMNESIA
Falta de recuerdos.
- Anterógrada: falta de recuerdos del periodo posterior al comienzo de la
enfermedad psíquica.
- Retrógrada: no recuerda lo que sucedió en el periodo anterior al comienzo de la
enfermedad.
La dismnesia consiste en que ciertos acontecimientos del pasado son referidos a otros
periodos de la vida.
La ecmnesia, los enfermos trasladan al presente acontecimientos que habían tenido
lugar en periodos anteriores de su vida.
En la criptomnesia el individuo olvidando que un hecho cualquiera, en particular un
descubrimiento científico o invento técnico, había sido hecho antes por otra persona, cree
que el autor es él.
Anecforia el individuo solamente puede reproducir uno u otro hecho si se le recuerda.
Afasia amnésica el enfermo debido a lesiones orgánicos focales del cerebro, olvida el
nombre de los objetos.
(4) PARAMNESIAS
Errores de la memoria. Hay que diferenciarlas de la mentira patológica (pseudología
fantástica) que se puede encontrar también en los psicópatas histéricos.
La diferencia entre los errores de la memoria y la memoria patológica consiste en que en
los primeros el enfermo cree en la veracidad de sus recuerdos erróneos, mientras que el
embustero patológico, igual que todos los embusteros saben que mienten.
La mentira patológica se diferencia de la mentira corriente en que a menudo no tiene
ningún fin determinado, el enfermo comprende su inutilidad, pero no puede resistir a la
necesidad de mentir.

Encontramos dos subtipos:


1) Pseudoreminiscencias: (falsos recuerdos) el enfermo completa con falsos
recuerdos todo lo que ha olvidado.
2) Confabulaciones: puede suceder en memoria intacta. A los hechos verídicos el
paciente añade historias falsas.
(1) Dos reglas del proceso del olvido normal
1) El proceso del olvido afecta primero a lo indiferente pero, en realidad, los
contenidos indiferentes pocas veces llegan a fijarse. Lo desagradable y doloroso se
olvida más fácilmente que lo agradable y placentero.
2) Se olvida más fácilmente lo reciente que lo antiguo. Esta regla se cumple
relativamente en la memoria normal. En cambio, en la pérdida amnéstica de recuerdos,
este principio se cumple bastante inexorablemente, constituyendo la ley de Robot. Si el
sujeto recupera posteriormente sus recuerdos, estos van reapareciendo con arreglo al
orden inverso: de lo más antiguo a lo más moderno.
La memoria de los hechos vividos se contamina con errores de omisión y de
deformación. El orgullo, el temor, la angustia y otros estados afectivos y pasionales
actúan como instancias catatímicas y deformando y reprimiendo nuestros recuerdos.

RELACIÓN ENTRE EL OLVIDO Y LA REPRESIÓN


El olvido es una exigencia psicológica que afecta a los datos no reactivados o no
utilizados. Se olvida lo que no se utiliza y lo que carece de interés. La represión de los
recuerdos constituye una forma especial de olvido que se distingue por constituir un
fenómeno activo, por orientarse contra lo desagradable, lo indeseable y lo conflictivo y
por no implicar pérdida alguna, sino un desplazamiento defensivo del material reprimido
al inconsciente. Así tenemos que la represión representa un mecanismo de olvido activo,
selectivo y defensivo. Lo reprimido continúa actuando desde el inconsciente.
La memoria es una función previa de la inteligencia, pues sin memoria la inteligencia del
sujeto no podría actualizarse ni manifestarse a tenor de su potencialidad.
Hay tests psicométricos verbales cuyos resultados dependen realmente del caudal de
recuerdos y conocimientos, y no de la inteligencia. El sistema de funcionamiento de la
memoria depende también de factores socioculturales.
La neurofisiología coincide en distinguir la memoria nueva (fijación) de la memoria
antigua (conservación). La primera tiene como substrato material un proceso bioeléctrico
localizado; la segunda, un proceso bioquímico difuso.
Además de la represión, hay otro mecanismo defensivo del yo que involucra a la
memoria. Es el aislamiento. Los recursos objeto del aislamiento no precisan ser
reprimidos por el sujeto, puesto que se ven privados de todas las conexiones asociativas
con los problemas y datos del presente.
La represión prospera especialmente en la personalidad histérica o personalidad
necesitada de estimación. Y el aislamiento, en la personalidad anancástica.
En la Psicofisiología de la memoria se distingue tres secuencias:
1) La adquisición de informaciones o memorización.
2) La conservación de las informaciones.
3) La utilización de la información después de un tiempo más o menos largo.
La adquisición contiene dos secuencias, dos formas diacrónicas de memoria que se
complementan: el registro y la retención.
El registro o fijación de la información, depende enteramente del nivel de vigilancia y, por
tanto, del nivel de la atención.
Los estímulos que mejor entran en el registro, por suscitar mayor grado de atención, son
los que traen novedades. (estímulos "prosexígenos"). Otro factor que influye mucho,
facilitando la adquisición de información, es la asociación del acontecer con cierta tensión
emocional.

1) Memoria inmediata.
Memoria de seg. /
Capacidad de registro.
A corto plazo
(adquisición) 2) Memoria reciente.
Memoria de min. /
Capacidad de
retención.
1) Memoria de conservación
A largo plazo
2) Memoria de evocación
La duración de la retención de la información o
consolidación mnestica es de varios minutos. Depende menos estrictamente del nivel de
vigilancia que el momento del registro.
La retención constituye propiamente una función intelectiva del dato, puesto que consiste
en elaborar o crear una organización cognitiva adecuada, donde la información registrada
recientemente se integra con los conocimientos y experiencias preexistentes del sujeto.
La subestimación, tantas veces aplicada por la psicología a la memoria, ha perdido
totalmente su razón de ser. Memorizar es, a la vez, crear y organizar intelectualmente
elementos de información.
La memoria no está confinada en el pasado pasado, sino que está impregnada de los 3
éxtasis presentes: sirve de contenido al pasado, es a la vez una guía de la conducta
futura y un magnífico instrumento de adaptación al acontecer presente.
Las dismnesias corresponden casi siempre a alteraciones de otros sectores psíquicos,
cuya conexión con la memoria es secundaria o circunstancial. La psicopatología de la
memoria se centra, por tanto, en los cuadros amnésticos.
En las hipermnesias ocasionales o momentáneas se actualizan con una gran plasticidad
y detalle trozos o incidencias de la biografía propia o incluso toda la biografía. La
hipermnesia ocasional se manifiesta en el marco de estados psicopatológicos,
especialmente en el curso de estados crepusculares histéricos o epilépticos y en los
estados hipnóticos. Estas hipermnesias circunstanciales son sobre todo propias de
situaciones vividas con gran riesgo vital y de estados preagónicos.
ECMNESIA
Los recuerdos evocados durante estas situaciones se viven como si fueran
acontecimientos reales en el presente.
ALTERACIONES CUANTITATIVAS
Percepciones y ocurrencias delirantes
mnésticas
Delirantes
Delirio ecmnéstico
Dismnesias Amnésticos
Falsos reconocimientos
Confabulaciones
Mentiras patológicas

ALTERACIONES CUANTITATIVAS
En el psicosíndrome
Las vivencias delirantes
orgánico
esquizofrénicas son vividas
Anterógradas En la conciencia generalmente como
o de fijación obnubilada acontecimientos presentes,
En el síndrome de algunas veces no ocurre así
Korsakov y se viven como hechos
Amnesias e
pretéritos. El enfermo
Hipomnesias Súbita puede decirnos que ya de
Masiva
Retrógradas Gradual niño sabía que iba a ser
o de emperador o que 5 años
conservación Lacunar atrás trataron de
Temática o selectiva secuestrarle con cloroformo
y a propósito de esto urdir
De evocación: afasia amnésica
una larga historia. Estos
En hombres geniales son ejemplos de
Permanentes "inspiraciones delirantes
En oligofrénicos
mnésticas", muchas veces
En estados se han descrito en
Hipermnesias patológicos psicopatología estos
Ocasionales En situaciones fenómenos como
peligrosas o alucinaciones del recuerdo
preagónicas o "paramnesias".
Un enfermo puede decir
que ahora se da cuenta de que un gesto hecho por su madre muchos años atrás, cuando
él era niño, le indicaba que su verdadero padre era un gitano. Aquí hay una "percepción
delirante mnéstica", puesto que se trata de una percepción pretérita actualizada con un
nuevo significado, que se atiene a lo que es común entre los significados propios de las
percepciones delirantes. Lo único extraordinario es su referencia a un hecho pasado,
aquí no hay invención total de un recuerdo, sino una deformación del mismo al
adjudicarle un nuevo significado, la antigua psicopatología llamaba a esto "ilusión del
recuerdo" o "alomnesia".
La memoria normal, por lo demás, está llena de ilusiones en forma de recuerdos
catatímicamente deformados, que no tienen nada que ver con estos productos delirantes.
FALSOS RECONOCIMIENTOS DE OTRAS PERSONAS
Especialmente de personas conocidas, son casi siempre productos delirantes, sin
embargo en el Síndrome de Korsakov y en cuadros análogos, como consecuencia de los
errores de la memoria, se producen algunos falsos reconocimientos que tienen las
características de las confabulaciones: son vividos por el enfermo con escasa convicción
y abandonados bastante rápidamente, a diferencia de lo que sucede en los falsos
reconocimientos delirantes.
La llamada mentira patológica se distingue porque el propio autor de la mentira cree
finalmente en ella.
La modalidad más psicopatológica de esta clase de mentiras es la seudología fantástica,
se urden unas invenciones muy complicadas y fantásticas para conquistar la estimación
de los demás. El sujeto se identifica con ellas, y como además dispone de una gran
distinción en sus modales y gestos, engaña con facilidad a los demás.
La seudología fantástica es un trastorno psíquico propio de las personalidades histéricas.

ORDENACIÓN PSICOPATOLÓGICA FUNCIONAL


En la conciencia obnubilada

1. Anterógradas (fijación) En psicosíndrome orgánico


En síndrome de Korsakov

2. Retrógradas Masivas Súbitas


(conservación)
Graduales
Lagunares.
Temáticas o selectivas

3. De evocación: afasia amnéstica

La amnesia propia de la conciencia obnubilada y corpuscular se refiere sobre todo a la


incapacidad de fijar o registrar nuevas impresiones.
Se ha dicho que algunos elementos del Síndrome Psicoorgánico, como los trastornos de
la percepción, la atención, el curso del pensamiento, etc. pueden repercutir
desfavorablemente sobre los rendimientos de la memoria, pero lo cierto es que esta
amnesia global y progresiva suele iniciarse antes que los otros trastornos, por lo que
debe tomarse como una desestructuración primigenia de la memoria, es decir, una
manifestación directa de la lesión orgánica del cerebro.
Amnesia lacunar: abarca un periodo de tiempo limitado, de extensión breve y límites
absolutos.
Amnesia masiva: representa una amnesia completa en la que el sujeto puede perder
hasta el conocimiento de su propia identidad, casi siempre tiene un comienzo
sobreagudo, verdaderamente masivo, puede seguir una evolución rápidamente regresiva
o entronizarse. La persistencia de algunas amnesias masivas orgánicas, con el mismo
cuadro clínico inicial, se debe a la intervención de factores psicógenos o de mecanismos
histéricos. La transferencia de una amnesia masiva orgánica en amnesia masiva
psicógena puede producirse sin apenas llamar la atención del clínico.
Pueden considerarse algunas formas de disfasia como una amnesia para las palabras.
La dispraxia puede identificarse como una falta de memoria en el sentido de una
incapacidad para la evocación voluntaria de la tarea motora o la piedra del
comportamiento que el sujeto no puede ejecutar. La agnosia visual implica falta de
reconocimiento del significado general de un objeto.
El cuadro clínico habitual de la amnesia confabulatoriamente se compone de dos
elementos siguientes: la incapacidad de recordar las nuevas impresiones, la pérdida de
los recuerdos adquiridos durante los diez o veinte años últimos. La producción de
confabulaciones, la desorientación témporo-espacial, los falsos reconocimientos de
personas, las perseveraciones, la apatía más o menos eufórica y la carencia de iniciativa
Casi siempre se ha valorado la amnesia anterógrada como el dato clínico fundamental y
se discute si esta amnesia se debe a la incapacidad de registrar o fijar nuevas
impresiones o, por el contrario, a la incapacidad de retener las impresiones recientes,
más allá de un corto periodo.
Las confabulaciones de relleno representan la reacción del sujeto psicológicamente
comprensible para cubrir un fallo suscitado por el déficit del pensamiento o la memoria.
Tiene, por tanto, una finalidad compensatoria.
El defecto estructural básico de la amnesia anterógrada, en contra de lo que muchas
veces se ha mantenido, no suele consistir en la incapacidad de fijar o registrar nuevas
impresiones, sino en la incapacidad de retener durante un cierto tiempo.
Si no se fijasen o registrasen las nuevas impresiones, inmediatamente se borrarían, y, sin
embargo, en la amnesia anterógrada pura y en la amnesia confabulatoria el fallo para
recordar los hechos recientes según demuestran la observación clínica y los test de
memoria (repetición de dígitos, etc), no se produce inmediatamente, alcabo de unos
segundos,sino al cabo de unos minutos, y algunas veces al cabo de unas horas, lo que
está afectado es la memoria de minutos. El defecto dentro de la terminología americana
concierne a la memoria reciente (recent memory) y no a la memoria inmediata (inmediate
memory).
En la amnesia anterógrada, la memoria de las cosas recientes no está totalmente
abolida, y los enfermos recuerdan confusamente los hechos y conservan una vaga
impresión de los actos ejecutados, pero no de la época exacta a la que ellos pertenecen.
La amnesia retrógrada pura es muy frecuente. Puede incluirse en ella los cuadros
completos de amnesia retropsicótica, donde el sujeto, una vez recuperado de una
psicosis vivida con conciencia lúcida, muestra una carencia total o casi total de los
recuerdos para el tiempo ocupado por la psicosis. Puntualizamos que cuando esta
amnesia es completa, afecta a la vez a las experiencias psicóticas y las normales.
Entre las amnesias retropsicóticas abundan mucho más las formas incompletas temáticas
que las completas.
Amnesias temáticas o selectivas
Se diferencia de las lagunares en que la falta de recuerdos sólo afecta a ciertas
cuestiones y, además, su evolución se muestra muy variable -dependiendo en gran parte
de las incidencias ambientales- y su extensión suele ser más prolongada, pudiendo
abarcar hasta varias semanas o meses.
En los enfermos tratados mediante choques eléctricos o cardiazólicos se ha identificado
la aparición de la amnesia retropsicótica como una amnesia somatógena retrógrada
impuesta por la agresión cerebral aguda implicada en el propio tratamiento.
Pero lo cierto es que la amnesia retropsicótica aparece también en muchos
esquizofrénicos paranoides y catatónicos que remitieron espontáneamente o que fueron
tratados exclusivamente con dosis discretas de psicofármacos. En estas observaciones
no cabe pensar en la presentación de una amnesia retrógrada provocada por la
convulsiónterapia.
La amnesia retropsicótica es la única clase de amnesia cuya aparición resulta favorable
para la slud mental del sujeto.
Amnesia de identidad
Es, realmente, una amnesia temática o selectiva que afecta a la capacidad de evocar los
datos de la identidad propia y todo el material correspondiente al pasado. Los sujetos
afectados por esta amnesia se presentan en las clínicas como desconocidos.
La amnesia de identidad en un fenómeno incluido en la estirpe de las “pseudopsicosis
psicógenas”, es decir, aparentes psicosis originadas por mecanismos histéricos. Algunas
veces el mecanismo histérico tiene una continuación pura. En otras ocasiones se
desarrolla sobre un fondo depresivo, maníaco, esquizofrénico, delirante, psicoorgánico,
alcoholico o drogodependiente.
La aparición de la amnesia de identidad histérica o psicógena, es muchas veces
precedida de un choque emocional, y casi siempre se produce en el marco de una
situación familiar llena de tensiones y conflictos.
Amnesia del tiempo
Representa la forma más larvada de todas las modalidades de la amnesia anterógrada,
tanto a las debidas a la incapacidad de fijación –la amnesia confusional aguda,
especialmente- como de las debidas a la incapacidad de retención -donde se incluyen,
entre otras, la amnesia confabulatoria-

HEAUSTOSCOPIA O AUTOSCOPIA

ALTERACIONES DE LA MEMORIA

Fijación = 1 sola vez

DIFERENCIA

Aprendizaje: es la reiterada
fijación de datos

Ej: En ciertos oligofrénicos hay de la capacidad de la capacidad de fijación pero no


hay aprendizaje.

MECANISMOS

MEMORIA
FIJACIÓN EVOCACION
CENTRAL

MEMORIA DISPOSITIVO MEMORIA


ANTERROGADA PERMANENTE RETROGRADA
SICOSIS POLINEURÍTICA DE KORSAKOFF
Etiología polineurítica; no hay necesidad de ser alcohólico.

S.P. de Korsakoff
Causas mas frecuentes de T.C.E
Amnesia anterógrada HIPERAMNESIA
Ictus Apoplético
MOMENTÁNEA
Intox. Cerebral
Epilépticos, shock febril T.E.C. infeccioso, histeria,
epilépticos más estado crepuscular.
Ecmnesia: ocurre en stress, catástrofes, es y recapitulación de la vida anterior en
forma rápida, frente a la muerte.

Amnesia según 1. Masiva


extensión y contenido 2. Lagunar
3. Sistemática o selectiva
Anecforia: el paciente no selectivamente
(Olvida recuerda si no se le dice el nombre del
objeto. un
LOCURA A DOS
Dos personas sufren simultáneamente de alteración mental, pero una es la
inductora y otra es la inducida.
Terapéutica: separación en el hospital.
Demencia: pérdida global, progresiva e irreversible de la vida psíquica
AMNESIA CONGRADA: el paciente no recuerda el momento del accidente.

TERAPIA ELECTROCONVULSIVA (TEC)

MORTALIDAD DEL ELECTROSHOCK: 4 X 100.000


TERAPÉUTICA INOCUA: 20 ELECTROSHOCK
La TEC produce amnesia retroanterógrada momentánea.
INDICACIONES DE LA TEC
1. Depresión más impulso suicida; cuando los fármacos no son suficientes.
2. Delirio agudo febril.
3. Conducta inadecuada, con agitación psicomotriz que produce peligro al paciente.
En el delirio agudo febril el electroshock es la única arma terapéutica.

Histéricos
AMNESIA
PSICÓGENA Personalidades asténicas y
neurópatas
Histeria más amnesia, resultado una personalidad alternante
ALOMNESIA: ilusión del recuerdo, relación con el mitomaníaco.
PARAMNESIA: alucinación del recuerdo. Confunde lo nuevo con lo conocido o
viceversa.

Concreto, directo

Falso reconocimiento Leve (dejavú) (epilepsia


del lóbulo temporal)

Desconocimiento de lo conocido

Paramnesia fantástica
INTELIGENCIA
Componentes de la inteligencia
Í Juicio
Í Raciocinio
Í Memoria, etc.
Precocidad de la inteligencia (niños seudogenios)
Retardo de la inteligencia (niños seudloigofrénicos)
Maduración = desarrollo cronológico.
A veces la precocidad es el preludio de los genios.
En los niños, 1 x 250 tienen precocidad
A la edad de 12-24 los niños precoces se igualan con los demás o viceversa, los
retardados son deficientes a los 3-6 años pero a los 14 se igualan a los demás (esto se
explica por los aspectos genéticos)
COMO DIFERENCIAR ENTRE FALSO Y VERDADERO RETRASO MENTAL
a. No solamente valorar el IQ
b. Valorar la totalidad de la persona
x Antecedentes genéticos (taras)
x Capacidad moral
x Problemas psico-sociales
x Antecedentes gineco-obstetra
c. Hacer test proyectivos
OLIGOFRENIAS
x Idiota (profundo)
x Imbecil (moderado)
x Débil mental (leve)

Tórpidos -tranquilos- no prestan


atencvión a lo que les rodea
IDIOTAS
Eréticos son hiperactivos -conducta
El imbécil grado dos puede comunicarse con el lenguaje.
agitada-
Los hombres con idiocia son hipergenitales.
Las mujeres con idiocia son hipogenitales
ESTUPIDEZ RELATIVA
Hay una desproporci entre las verdaderas aptitudes de una persona y sus pretensiones.
FALSAS OLIGOFRENIAS
x Atraso por problemas socioeconómicos
x Atraso por deficiencia de órganos
x Atraso por problemas de los sentidos (sordera, etc.)
x Por problemas emocionales
DISFUNCIÓN CEREBRAL MÍNIMA
Terapéutica: bencedrina.
Aquí el EEG es de importancia pero debe pedírselo.
FORMAS ESPECIALES DE OIGOFRENIA
1. Fenilcetonuria
Causada por gen recesivo autonómica (niños rubios)
Diagnóstico: método de Guthrie=niveles séricos anormales de fenilalanina
Anormalidades del E.E.G.
Excresión alta urinaria de fenilpiruvato
Terapéutica: dieta sin fenilalanina.
2. ENFERMEDAD DE TAY-SACHS
(Idiocia amaurótica familiar)
Se da especialmente en judíos polacos.
Signo precoz = hiperacusia.
Diagnosis: mancha roja cereza en la mácula.
-No hay tratamiento.
3. ESCLEROSIS TUBERCULOSA (por rasgo autonómico dominante)
Terapéutica sintomática

Crisis convulsivas
Triada Deficit mental progresivo
Adenoma cebáceo nasogeniano

4. SÍNDROME DE DOWN (produce el 10% de deficit mental)


Trisoma del grupo 21
5. CRETINISMO
Por baja secrección congénita del tiroides.

PENSAMIENTO

El hombre tiene solamente dos dones que realmente lo hacen humano; el poder del
pensamiento y el poder del hala. Tendrá éxito aquel que haga mejor uso de ellos.
-W. Sumerset Maughan-

El pensamiento como asociación, como conducta y como estructura mental es la imagen


conceptual sucesivamente adoptada. (1)
El pensamiento es la forma superior de la actividad reflectora del hombre, mediante la
cual éste puede determinar las conexiones internas existentes entre los objetos y
fenómenos del mundo que le rodea (4)
Pensamiento e inteligencia no deben tomarse por sinónimos, a pesar de que su identidad
sea admitida por Piaget y su escuela (1).
Las relaciones entre el pensamiento y el lenguaje verbal son extraordinariamente íntimas.
En realidad, el lenguaje verbal es inseparable de la estructura lógico – racional del
pensamiento (1).
No podremos jamás decir que un caso está trastornado solamente el lenguaje y en otro
solamente el pensamiento. (Biswanger 1973).
El despertar de la inteligencia se produce hacia la edad de 10 meses -inteligencia
práctica- similar a la de si mismo antropoides.
La función significativa o simbólica se desarrolla entre 12-18 meses de edad (asociación
de palabras y conceptos) hay prioridad en el establecimiento del pensamiento lingüístico
con relación al pensamiento conceptual (1).
El pensamiento propiamente conceptual y lógico no aparece hasta la edad de 5 – 6 años.
El niño pequeño discurre exclusivamente mediante razonamiento de analogía, ya que el
pensamiento estrictamente lógico y razonado tarda en presentarse. (1)
La facultad de abstracción aparece hacia los 9 – 10 años. Es la facultad que permite a
uno quedarse con lo esencial y prescindir de lo accesorio. Para muchos autores la
captación de lo esencial constituye nada menos que el acto intelectual por excelencia.
Gracias a la abstracción es posible realizar una adecuada comprensión de relaciones y
moverse con soltura en toda clase de actividades intelectivas, tanto en las teóricas como
en las prácticas. (1)
Desde los 6 años de edad empieza la objetividad y el realismo (realismo concreto –
práctico)
Hacia los 8 años la inteligencia del niño toma una orientación fundamentalmente teorética
(realismo teorético-crítico).
Alos 9 años la visión objetiva toma un sentido más profundo y completo, merced al
establecimiento del pensamiento abstracto (realismo conceptual práctico y teorético)
La materia prima con que el pensamiento trabaja es la representación.
El conjunto de vivencias teoréticas o (1) cogniciones se distribuye en dos amplias
agrupaciones:
1. Integrada por productos intuitivos = representaciones
2. Integrada por los productos del pensamiento = conceptos y juicios
Hay dos clases de representaciones: las representaciones de la fantasía, que son
representaciones inventadas y las representaciones mnésticas, que actualizan una
sensopercepción vivida anteriormente.
Las diferencias entre la memoria y la fantasía, entre la conservación de lo viejo y la
recreación de lo nuevo, tienen un carácter gradual y relativo. El mismo material
acumulado en la memoria está sujeto a transformaciones: especialmente, la pérdida en
precisión y detalles y el cambio de colorido afectivo. Los procesos de asociación y
evocación introducen más cambios en el mismo material.
La representación tiene siempre un contenido concreto y determinado. Los conceptos en
cambio, se refieren a algo abstracto y universal.
La asociación de representaciones y conceptos en e curso del pensamiento esta
regulada por el tema fundamental del pensamiento llamado clásicamente tendencia
determinante o representación directriz.
Los eslabones de asociación entre representaciones y conceptos son de dos clases.
1. Conexión objetiva: integrada por asociaciones según el significado, válidas para
todos los seres humanos.
2. Conexión subjetiva: que consiste en asociaciones según la experiencia personal,
casi siempre a base de vínculos temporales o espaciales (1).
Karwoski y Schachter distribuye las ligazones (1) asociativas en tres tipos distintos:
1. Semejanzas: comprende los datos siguientes;
Ÿ Semejanza esencial o analogía
Ÿ Identificación general
Ÿ Identificación específica.
2. Relaciones contingentes: comprende;
Ÿ identificación contingente
Ÿ definición operacional.
3. Relaciones de oposición: comprende;
Ÿ oposición esencia o contraste
Ÿ oposición contigente o coordinación.
La noesis; palabra griega que significa “pensar” conduce a la construcción de
conceptos, juicios y conclusiones.
La formación de un concepto puede ocurrir espontánea y automáticamente (1).
Preconceptos= representaciones oscuras (1) y ambiguas.
Tres actividades noéticas fundamentales:
1. Formación de conceptos: cuyo dato definidor consiste en captar la esencia de los
fenómenos y los objetos a que se refieren.
2. Formación de Juicios: entendiendo por juicio el establecimiento de una relación
entre dos o más conceptos.
3. Deducción de conclusiones: o nuevos juicios, estableciendo nuevas relaciones
entre los contenidos de un juicio o de varios.
MODELOS DE PENSAMIENTO
PENSAMIENTO REALISTA
Parte de unas directrices básicas, de unas tendencias determinantes, se atiene a ellas,
asocia las ideas a tenor de los vínculos temporo-espaciales, y finalmente por la vía de la
lógica y de la realidad, formula conceptos y juicios.
El pensamiento realista se puede desequilibrar y perder s impronta relista al inclinarse
excesivamente por la tendencia determinante 8p. dirigido) o por las asociaciones (p
asociativo) (1).
Pensamiento asociativo
Va de una cosa a otra, sin una dirección específica, con las fantasías ocurre comúnmente
así.
Pensamiento dirigido
Se concreta en el logro de una meta concreta y prescinde de todas las asociaciones que
se desvían un poco de ella (1).
Pensamiento crítico
Aplica con todo rigor el aparato lógico – formal para examinar una frase o una obra
escrita y trata de encontrar en ella errores y faltas (1).
Pensamiento fantástico: es lo contrario del realista. El modo de pensar es ilógico e
irreal, el arte de construir “castillos en el aire”. Se halla extendido especialmente entre
niños y adolescentes y durante toda la vida en los sujetos tímidos e inseguros. (1).
Pensamiento creador: se distingue por descubrir o inventar algo nuevo que encierra
algún valor. Puede cursar por vías distintas:
9 Una senda estrictamente racional y lógico – formal
9 Una senda intuitiva y rica en ocurrencias y saltos
9 Una senda inconsciente y “guardiánica”
Lo que siempre existe en el pensamiento creador es una labor previa de preparación y
estudio de la situación problemática y de los antecedentes e información habido en
relación a ella (1).
El pensamiento se manifiesta en conceptos , los cuales se desarrollan a partir de
representaciones (4).
En la representación se refleja un objeto determinado, mientras que en el concepto lo son
las cualidades generales y principales de los objetos y de los fenómenos (4).
Para formar conceptos el pensamiento recorre varias operaciones:
1. La comparación: establece el parecido y la diferencia entre dos objetos análogos.
2. El análisis: la división del todo en partes, en detalles concretos.
3. la síntesis: las partes y detalles sueltos se agrupan en un todo.
4. La generalización: distingue algo principal y compón en una serie de objeto y es
algo que pude ser característico de dicha serie de objetos y fenómenos.
5. La abstracción: separa de los distintos objetos lo principal y fundamental,
prescindiendo de las cualidades sensoriales concretas de cada uno de ellos. (4)
La formación de los conceptos guarda relación estrecha con el lenguaje. Cada palabra
que el hombre pronuncia es inseparable del concepto que ella expresa (4).
Cuando el hombre realiza operaciones racionales, formula sus pensamientos en forma de
juicios y deducciones, por ellos juzgamos la inteligencia. (4)
Denominamos inteligencia el nivel de capacidad, propio de cada individuo, para utilizar
sus operaciones racionales; este nivel no es algo constante. Se modifica bajo la influencia
de la educación, aprendizaje y de otros. (4)
El hombre al pensar, siempre resuelve uno u otro problema, y en su solución afirma o
niega algo.
De los juicios se forman las denominadas deducciones. (4)
Llamamos deducción a la formación de una conclusión nueva a partir de los juicios que
se disponía antes. En las deducciones inductivas, de una serie de juicios parciales se
forma un juicio general, una conclusión general.
Las deducciones deductivas son opuestas a las inductivas; en ellas, a partir de un juicio
general se extraen conclusiones parciales. (4)
Las personas psíquicamente sanas tienen dos tipos de pensamiento:
1. Lógico asociativo: al construir juicios y deducciones, utiliza asociaciones racionales,
o sea las asociaciones que mejor revelan su capacidad para descubrir las conexiones
internas de los objetos y fenómenos. Para construir oraciones o frases utiliza el camino
más corto. Es la forma superior del pensamiento y se deriva de la forma inferior, del tipo
mecánico asociativo. (4)
2. Mecánico asociativo: los juicios y deducciones se manifiestan en oraciones o frases
que se construyen según asociaciones mecánicas o sea mediante semejanza y
contigüidad. (4)
La rapidez del pensamiento no es un índice de su mejor calidad (4)
Pensamiento no verbalizable no es concebido en símbolos verbales, ni expresarle con
precisión por medio del lenguaje. Por ello se habla de pensamientos inefables como en
los estados de éxtasis o vivencias místicas patológicas (3).

PSICOPATOLOGÍA DEL PENSAMIENTO


1. Pensamiento fantástico
2. (Fuga de ideas) pensamiento maniaco
3. Pensamiento inhibido (depresivo)
4. Pensamiento prolijo
5. Pensamiento compulsivo -obsesivo-
6. Pensamiento oligofrénico
7. Pensamiento demencial
8. Pensamiento embrollado esquizofrénico (P. autístico)
9. Ideas sobrevaloradas
10. Pensamiento desilusional
PENSAMIENTO FANTÁSTICO
La fantasía es la representación mental de una escena o acontecimiento, esta presente
en todo ser humano y tiene dos aspectos prevalentes:
9 Fantasía creadora: prepara una realización.
9 Soñar despierto: mecanismo de compensación con el que se satisfacen
imaginativamente anhelos y deseos que no se pueden cumplir en la realidad (3)
El pensamiento fantástico también denominado sueños diurnos, sueños en vigilia,
réverie, es una exageración de la imaginación sin contrapeso de la actitud realista. (5)

Características del pensamiento fantástico:


1. se experimenta de una mantera pasiva (pática)
2. dependen de una actitud subjetiva
3. puede provocarse voluntariamente
4. sin dirección ni concierto
5. contenido inverosímil -imposible- (castillo en el aire)
6. aparenta o no ser efectivas (5)
Probablemente causado por deseos o mecanismo de compensación. (5)
Se produce en:
Personalidad anormal (sujetos fantásticos),
Maníacos de notoriedad,
Hipertímicos,
Débiles e voluntad. (5)
Pseudología fantástica (mitomanía) sucede cuando el pensamiento fantástico tiene una
expresión verbal engañosa (5).
En la pseudología fantástica el sujeto, al que otros califican de “mentirosos patológico”,
parece creer en sus fantasías, al menos intermitentemente, y cuenta sus fábulas como si
las creyera, con una tendencia persistente a mentir, lo que desdiera al máximo a las
personas dañadas por sus mentiras, pues cuando el paciente se enfrenta con la
demostración de su falsedad la reconoce; pero tiene una tendencia irrefrenable a repetir
de nuevo la misma mentira o a inventar otra muy poco tiempo después. El impostor es
una variante del pseudólogo que tiene a encarnar y representar una identidad, diferente
de la suya, que le hace pasar por un personaje importante, poderoso o rico, para su
beneficio al menos transitorio y para la satisfacción de la necesidad interna de esta
simulación. (3)
Similar a mentira patológica o embuste (5) que también se diferencia de la pseudología.
PENSAMIENTO MANÍACO (FUGA DE IDEAS)
El pensamiento maniaco es un pensamiento que cursa con un ritmo muy acelerado. Que
cambia a menudo de tendencia determinante, se sin aparente justificación para ello, sea
por atraer el enfoque de su atención, que es sumamente lábil –fenómenos llamado
distraibilidad- la presentación de cualquier nuevo estímulo exterior. Que comporta una
gran cantidad de representaciones y conceptos cuya asociación se realiza no solo según
el significado y la relación temporo espacial, sino según la semejanza externa de las
palabras, especialmente la asonancia. Se acompaña de una expresión verbal muy
abundante, rápida e incoercible. Es muy raro que los hipomaníacos y los maníacos n se
muestren logorreicos.
Cuando esta modalidad de pensamiento toma un perfil muy acentuado, en especial en lo
que concierne a la “desviación” o “fuga” de la tendencia determinante, se dice que hay
fuga de ideas (1).
El maniaco da la impresión de una aceleración de todos los procesos psíquicos
8asociaciones de ideas, sucesión de representaciones, memoria, etc.)
Esta aceleración del ritmo del pensamiento o taquipsiquia se manifiesta a través de
algunos trastornos característico (2):
A. Aceleración de las representaciones mentales: una representación, una palabra,
una imagen, una idea, un recuerdo, tan pronto son evocados desaparecen del campo de
la conciencia para ser remplazados por otros (caleidoscopio de los contenidos de la
conciencia) (2)
B. La asociación de ideas: es rápida y superficial. Se establece por medio de
conexiones verbales frágiles y automáticas, según un modelo muy elemental, análogo al
que se observa en el sujeto normal durante la fatiga y el surmenaje (asonancia, rimas,
slogans, juego de palabras,. Etc.)
C. La impotencia de la atención: se traduce por una permanente distracción,
debida a la dispersión de la atención espontánea, que, incapaz de escoger, reacciona a
todos los estímulos (2) exteriores. La atención voluntaria es prácticamente imposible,
pues el maniaco no puede detenerse ni reflexionar.
D. Las percepciones: no están trastornadas fundamentalmente y, por lo general, el
maníaco percibe de manera normal el nudo exterior. No obstante, en el curso de aquellas
formas que se acompañan de una profunda desestructuración de la conciencia, puede
llegarse a la desintegración del acto perceptivo desde la percepción deformada ilusiones)
pasando por los falsos reconocimientos, hasta la actividad alucinatoria voces, transmisión
del pensamiento, visiones, etc.) especialmente en forma de pseudos alucinaciones. )
E. La orientación: permanece correcta habitualmente aunque sin importancia para
el sujeto, que se muestra despreocupado con respecto a las coordenadas temporo
espaciales o los pliega a su fantasía)
F. La memoria: participa de la excitación psíquica general, sobre todo en sus
modalidades de evocación y de reproducción automática. Los recuerdos son evocados
en el curso de la crisis con gran lujo de detalles. Así, por ejemplo, texto aprendido de
memoria, son recitados abundantemente (hipermnesia). La fijación de los recuerdo en el
curso de la crisis es muy deficitaria. (2)
G. La imaginación: está también exaltada y , debido a ello, puede dar lugar a
producciones imaginativas seudo delirantes. Así, ideas de invenció o de grandeza, en las
cuales no cree seriamente le enfermo. Si bien en la forma que describimos no existe un
delirio propiamente dicho, en las formas con una más profunda disolución de la
conciencia pueden observarse producciones subdelirantes, fabulaciones (2) e incluso
ideas delirantes sobre temas de grandeza, de reivindicación, de persecución, de celos,
etc.
H. El lenguaje: hablado y escrito es un flujo continuo de palabras, de frases rápidas
y mal hilvanadas (logorreas, graforrea). Refleja de manera evidente toda la
desorganización del pensamiento del maniaco: rapidez, prolijidad, falta de ilación entre
las ideas, humor inestable. Las desordenadas frases son adornadas con juegos de
palabras, onomatopeyas, bromas e imitaciones burlescas. (2)
La fuga de ideas es le síntoma principal de esta excitación psíquica. Puede decirse que
por si solo resume todos los otros. Es un aspecto fundamental de la “volatilidad” maniaca
(Biswanger). La fuga de ideas y la taquipsíquia no se reducen, como su nombre podría
hacer creer, a un simple exceso de velocidad. Se trata, en realidad, de un exaltación del
ser psíquico en su totalidad, y es precisamente esta exaltación la que hace brincar y
saltar al maníaco en un danza frenética, a la que le arrastra la exuberación de sus
desenfrenadas tendencias instintivo afectivas (Binswanger) (2)
Taquipsiquia: es cuando el individuo piensa con rapidez y habla de prisa; con la que el
internista está familiarizado por su presencia en el hipertiroidismo. (3)
La exageración máxima de la taquipsiquia florece en los episodios maniacos, en los que
el enfermo, junto con una sensación de euforia y entusiasmo, se encuentra con una
sorprendente agilidad metal, y un caudal tan enorme de ideas se le agolpa
simultáneamente que pese a que habla de modo constante y con gran rapidez, no le da
tiempo a expresar verbalmente todas las ideas que se le ocurren. Aunque las
asociaciones de ideas del enfermo sigue las leyes normales, al expresarlas, por la mayor
lentitud del lenguaje en relación con el pensamiento, y como se le simulan nuevas y
nuevas ideas, no tiene tiempo de recapitular y resumirlas, y pasa de unas a otras,
saltando las frases intermedias de asociación, con lo que su lenguaje da al observador
superficial sensación de ser incoherente, cuando en realidad es el resultado de expresar
solamente trozos aislados de un pensamiento coherente: es la fuga de ideas.
En la seudofuga de ideas, el enfermo habla también constantemente, pero de un modo
monótono, repitiendo continuamente una misma idea o grupo reducido de ideas, sobre
las que reitera, mientras que el pensamiento ideofugitivo se caracteriza por la riquísima
variedad de ideas que en poco tiempo expresa el paciente. El diagnóstico diferencial se
realiza preguntando al enfermo por la relación de dos de sus frases en apariencia
incoherentes. Si está realmente incoherente (seudofuga de ideas) no sabrá darnos una
respuesta adecuada, mientras que en el caso de una fuga de ideas nos explicará la
relación, aunque durante las explicaciones quizá se lance de nuevo a otra andanada de
fuga de ideas; haciéndole volver sobre el tema, acabará la clave de sus pensamientos,
que aparecerá entonces como coherente. Ayuda al diagnóstico diferencia el que el
enfermo con fuga de ideas se expresa con vehemencia y rapidez, con mímica viva y
adecuada, y en la seudofuga de ideas el enfermo carece de expresividad mímica, siendo
su ton monótono y pobre en matices, con la mirad inexpresiva y sin realizar apenas
movimientos (3).
La forma maníaca de confusión verbal se distingue por la rapidez del pensamiento. En
ella se observa el tiempo mecánico asociativo. Aparecen en primer lugar las asociaciones
por semejanza y contigüidad entre espacio y en el tiempo.
Esas asociaciones racionales (lógicas), o sea aquellas que tienen mayor importancia
para la adaptación del medio, pasan a un segundo plano o desaparecen por completo. En
el pensamiento de los enfermos maníacos tienen gran valor las reacciones a los
estímulos externos que actúan en el momento dado, independientemente de su
significación, su carácter y su intensidad (4)
Características de la fuga de ideas (5)
1. no hay orden ni finalidad
2. predominio del mecanismo de asociación de ideas
3. abundancia de conceptos disparatados
4. gran facilidad para desviar el curso del pensamiento con los estímulos exteriores
(distraibilidad)
5. aceleración frecuente del rimo en la expresión verbal
Condición anímica en las que se produce la fuga de ideas (Binswanger)
1. actitud optimista, despreocupada
2. desembarazo y sentimiento de claridad y facilidad en el pensar
3. no hay precisión de la diferenciación del contenido intelectual
4. aceleración del tempo subjetivo
5. conjunción de significaciones con desmedro de la lógica
6. predominio del impulso para el contacto social, comunicación y relación periférica (5)
Casos en que se da la agitación más fuga de ideas:
9 embriaguez alcohólica
9 exaltación en parálisis general
Típica en manía e hipomanía (5)
Logorrea (verborrea) es la expresión verbal fácil, insulsa, incesante e incoercible (5)
9 Fuga de ideas más mutismo
9 Fuga de ideas más agitación
9 Fuga de ideas más confusión mental (difícil diferenciar del pensamiento embrollado)
PENSAMIENTO INHIBIDO (DEPRESIVO)
Muestra muchos rasgos contrapuestos al pensamiento maniaco. Lentificación del curso
del pensamiento, falta de material asociativo, adhesión pertinaz a la misma tendencia
determinante, dificultad para distraer la atención del sujeto con estímulos exteriores. La
expresión verbal es escasa y a menudo se produce con mucha lentitud. Tiene esta forma
de pensamiento, sin embargo, un rasgo común con el pensamiento maníaco: la escasa
producción de nuevos conceptos y juicios (1).
La inhibición síquica es el síntoma más constante del melancólico. Tratándose de una
reducción global de todas las fuerzas que orientan el ampo de la conciencia, constituye
una especie de parálisis psíquica; la ideación es lenta, las asociaciones dificultosas, la
evocación penosa, la síntesis mental así como el esfuerzo mental sostenido imposibles;
la atención está concentrada sobre los temas melancólicos sin que pueda desprenderse
de ellos; la percepción del exterior esta prácticamente correcta, pero oscurecida.
El enfermo tiene la impresión de vivir enana atmósfera fría, lejana e irreal. El lenguaje
esta también bloqueado por esta inhibición, las frases son raras y monosilábicas. Con
frecuencia el melancólico permanece en un semimutismo y a veces, incluso, en un
mutismo completo (2).
La inhibición del pensamiento sucede cuando los enfermos tienen no solamente una
lentitud en sus procesos psíquicos, si no además de una dificultad en la producción de
ideas; suelen expresarlo afirmando que les “cuesta trabajo pensar”. El grado máximo e
inhibición lleva a la ausencia de pensamientos nuevo, al menos enana determinada
dirección; es el bloqueo del pensamiento, que lo experimenta el paciente como “una
imposibilidad para pensar”.
Existe una forma accesional del bloqueo del pensamiento que corta instantáneamente el
curso de las ideas y la frase con que se está expresando; suele denominarse tal
fenómeno interceptación del pensamiento y su apariencia externa, para el observador,
es muy semejante a la de las ausencias del pequeño mal epiléptico.
En la intercepción del pensamiento, el enfermo que está hablando se interrumpe a mitad
de una frase, e incluso de una palabra; queda silencioso e inmóvil durante unos
segundos (sin hacer los movimientos de parpadeo y chupeteo, tan característicos de las
ausencias epilépticas) y continúa luego empalmando la palabra o frase en el punto en
que la interrumpió para repetirse de nuevo a los pocos momentos todo el episodio, que
se reiterará una y otra vez. La interceptación se produce independientemente de la
actividad del enfermo; así, si éste no habla, si no que está escuchando, pedirá de vez en
cuando la repetición de lo se le está diciendo, ya que por la interceptación ha perdido el
sentido de la frase (3).
En cierto modo contrarias a la de la fuga de ideas (5)
Características del pensamiento inhibido
1. dificultad en la elaboración intelectual
2. falta de asociaciones
3. lentitud de la concepción y expresión
4. sentimiento de inercia y vacío intelectual
5. temor a hallarse demente
6. contenido exiguo
7. perseverante
8. incapacidad de concentrarse productivamente
9. difícil distraer la atención del sujeto
10. indecisión y mengua de la voluntad
11. estado de ánimo vinculado: depresión / melancolía
PENSAMIENTO PROLIJO
La prolijidad es una forma de perseveración, en la que el sujeto pierde la facultad de
distinguir lo esencial de lo accesorio, demostrando que es incapaz de sintetizar y resumir
un relato, con lo que sus descripciones e hacen interminables, llenado de impaciencia, a
los que tienen que escucharle, pues, además, el prolijo suele hablar lentamente, con
parsimonia, deteniéndose en cada palabra y frase. Si se le acucia interrumpiéndole
constantemente, único modo de abreviar el interrogatorio, se sentirá incómodo pues la
supresión de todos los detalles inoperantes, que el considera necesarios, le produce
desazón, queda insatisfecho con la sensación de que no se le ha escuchado” y, por tanto,
descontento del médico y sin establecer buena relación con él, por lo que conviene
obtener los datos de un acompañándole del enfermo y limitarlas pregunta al mismo. O
bien sacrificar largas horas y disponer de paciencia ilimitada (3).
Características del pensamiento prolijo
1. expresión cabal y circunstanciada
2. largos rodeos con lo esencial y lo superfluo
3. mengua de la capacidad de síntesis (5)
Sucede en epilépticos (5)
PENSAMIENTO OBSESIVO COMPULSIVO
Se caracteriza por cursar con abundantes representaciones e ideas obsesivas.
Representaciones e ideas que persisten sin motivo y no se dejan suprimir por el influjo de
la voluntad. Los fenómenos obsesivos se distinguen fácilmente de las ideas
sobrevaloradas y delirantes por ser vivenciadas como absurdas y / lo injustificadamente
persistentes. En cambio, con los contenidos sobrevalorados y delirante en sujeto se
identifica enteramente.
Hay dos clases de ideas obsesivas o ideas que persisten sin motivo: las ideas obsesivas
meramente formales, ideas autóctonas o parásitas, y las ideas obsesivas
propiamente dichas.
En tanto las primeras abundan incluso en la vida psíquica anormal -es que la obsesión
contrariando a Gruhel (1956), no puede considerar como una estructura específicamente
patológica- y se experimenten sólo como inmotivadas, produciendo un sentimiento de
displacer mínimo, las ideas obsesivas en sentido estricto aparecen sobre todo en esa
modalidad tan particular de neurosis -para algunos autores entre los que está Alonso F., no
es una neurosis- que se llama neurosis obsesiva y son vivenciadas no sólo como
inmotivadas, sino en muchos momentos como absurdas y extrañas al yo, sin que el sujeto
pueda desligarse de ella por comportar esto una amenaza terriblemente angustiosa.
Las obsesiones formales, son equivalente a las ideas parásitas de los antiguos autores.
En definitiva, productos del automatismo mental normal (funcionamiento, independiente y
espontáneo de la vida psíquica, al margen de la voluntad) (1)
La obsesión-impulsión se presenta en clínica como una tendencia incoercible a ejecutar
un acto a pesar de uno mismo. Por lo general se trata de actos reprobados por el sujeto
por su carácter reprensible o criminal (suicidarse, matar a alguien, robar, cometer actos
impúdicos o sacrilegios, etc.), o por su carácter ridículo (bailan, o corren por la calle, etc.).
Estas obsesiones-impulsiones son objeto de una lucha ansiosa contra la incoercible
tendencia a pasar al acto. A este comportamiento impulsivo del obsesivo debe ser
vinculada su conducta compulsiva (es decir con carácter de obligación y de apremio
interiores). Estas conductas, forzadas tiene, por lo general, una significación mágica (ritos
conjuratorios para el sujeto) y un significado simbólico para el observado (su contenido
manifiesto expresa una exigencia inconsciente). Se deben asimilar a dichas conductas
los denominados acting-out (paso a la acción). Entre los neuróticos y los psicópatas
“impulsivos” o “desequilibrados” pueden observarse distintos niveles de degradación de la
actividad voluntario o de degradación de la actividad automática (2).
Una preocupación o idea dominante es un pensamiento, muy cargado afectivamente,
que presenta un papel preferente dentro del contenido general de ideas, a veces en
contra de la voluntad. Toda persona normal, indeterminadas circunstancia (ruina,
enfermedad grave de un ser querido, etc.), queda dominada por una preocupación
justificada; los límites con lo patológico se rebasan cuando la intensidad, duración o
materia de la preocupación son injustificadas 83)
La obsesión es un pensamiento insistente que domina al sujeto, al menos
intermitentemente pese a que éste lo considera injustificado, absurdo e intenta liberarse
de él. Los temas son variadísimos; por ejemplo, un enfermo tiene le temor obsesivo de ir
a tirar a su hijo de unos meses de edad por la ventana; le horroriza la idea, es lo último
que haría y sin embargo no puede sustraerse a la constante angustia de este temor. Que
le domina pese a estar consciente de su absurdidad; por eso viene a la consulta a
preguntar si existe la posibilidad de “que pierda la razón” y “cometa ese crimen” (no existe
tal posibilidad, e niño no corre ningún peligro).
Otro enfermo, cuando su automóvil marcha por la carretera y adelante a algún peatón o
ciclista, sufre la obsesión de haberlo atropellado, aunque sabe que no es así, y ha de
mira pro e espejo retrovisor para comprobarlo, y muchas veces no queda tranquilo y ha
de dar la vuelta para ver pasar de nuevo a la supuesta víctima, etc. En la diferencia
principal con las ideas delirantes es que el obsesivo “sabe” que sus ideas son absurdas,
pero no puede sustraerse a su influjo (3).
Fobia es un temor patológico, irracional e incontrolable a un ser, objeto o situación. En su
presencia el paciente sufre una crisis de pánico o repugnancia, con todo su componente
vegetativo. En realidad el objeto aparente de la fobia no hace sino encubrir la situación
que realmente provoca la angustia; su mecanismo está emparentado con el de las
obsesiones y se explicará la estudiar las neurosis fóbicas. Su tema es múltiple, siendo el
más frecuente el temor a los locales cerrados o claustrofobia, evitando el sujeto quedar
encerrado, especialmente con otras personas desconocidas, lo que le impide utilizar
ascensores, vagones del metro, aviones, cines, etc. Al igual que en las obsesiones y
compulsiones, el sujeto que padece la fobia su errata de su absurdidad y desea librarse
de ella (3)
Exploración de fobias y obsesiones
Consiste en preguntar la sujeto si las tiene, dándole algunos ejemplos: ¿tiene ud.
Tendencia a quedar preocupado sin motivo?, ¿tiene que vestirse o desvestirse en un
orden y ritual determinado?, ¿tiene que colocar sus objetos de forma siempre igual
quedando intranquilo si le alteran este orden?, ¿ha de lavarse las mano muchas veces al
día? ¿le queda con frecuencia la duda de si ha cerrado bien la puerta, cajones, grifos,
llaves, etc. Teniendo que comprobarlo repetidamente?, ¿siente angustia, temor, desazón
desproporcionada en locales cerrados, ascensores o ante laguna otra situación u objeto?
Etc. (3)
El pensamiento compulsivo esta conformado por determinados pensamiento, imágenes,
sentimientos e impulsos se mantienen importuna y tenazmente en le foco de la
conciencia a despecho de la voluntad.
Provoca sentimientos penosos como angustia y d desesperación (5)
Clases de compulsiones (5)
1. Ideas compulsivas: obsesiones relacionadas con objetos percibidos, obsesiones del
recuerdo, obsesiones imaginativas (Ej. tendencias pecaminosas)
2. duda compulsiva: (locura de la dudad, escrúpulos
3. Fobias: temores patológico
4. Impulsos y actos compulsivos (alteración de voluntad*): impulso es tentación íntima
de hacer algún generalmente censurable.
Acto compulsivo
9 Simple
9 Complejo (rituales) (5)
En las alteraciones del pensamiento tienen importancia las ideas patológicas, en las que
los juicios y deducciones del enfermo contienen afirmaciones que cualitativa y
cuantitativamente contradicen la realidad
Las ideas patológicas se dividen en: dominantes,obsesivas, pseudodelirantes y
delirantes.
Idea dominante: es el pensamiento que ocupa en la conciencia del individuo u lugar
mayor del que merece. Pueden ir acompañadas de un tono afectivo positivo (el paciente
se muestra entusiasmado y las aprecia) o del tono afectivo negativo (molesta la idea al
paciente). Las ideas dominantes tienen significación por sí mismas, puesto, que se
pueden encontrar en las enfermedades mentales; pero además preceden con mucha
frecuencia a la aparición de otras ideas patológicas, ente ellas la s delirantes. (4)
Idea obsesiva: suele ser absurda, y el enfermo siempre la considera con un espíritu
crítico. Una particularidad de la idea obsesiva es que se encuentra con una constancia
invencible en la conciencia, y este hecho motiva en le enfermo una vivencia muy
desagradable. El colorido afectivo de la idea obsesiva viene determinado también, muy
frecuénteme, por su relación con el miedo obsesivo, con la fobia. Además, las ideas
obsesivas van unidas de ordinario a acciones obsesivas determinadas, o sea a la
necesidad invencible de realizar uno u otro acto. Si el enfermo no realiza este acto,
experimenta un sentimiento extraordinariamente desagradable de algo no hecho por
competo, no terminado. Las idea obsesiva adquiere con gran frecuencia formas
contrapuestas a los pensamientos y a los principios éticos del enfermo. Mientras la
tendencia obsesiva no se ve satisfecha, el enfermo siente una tensión desagradable
extraordinaria, agravada por la conciencia clara de que no se debe hacer esto. La
realización de la tendencia obsesiva lo tranquiliza de momento, pero después esa misma
tenencia se manifiesta en él de nuevo.
Las conductas de los enfermos que padecen ideas, miedos y acciones obsesivas llama la
atención de cuantos los rodean esto aún empeora más el grado de tales individuos, que
se hacen huraños y se alejan de las genes para no ser objeto de atención de burlas. En
algunos casos las acciones obsesivas toman un carácter socialmente peligroso por
ejemplo, la tendencia obsesiva al robo (cleptomanía). El enfermo roba objetos que, le son
absolutamente innecesarios y no tienen para él ningún valor (4).
Todas las acciones obsesivas tienen corrientemente el carácter de un peculiar ritual
estereotipado; el enfermo se hace esclavo de este ritual y en cumplirlo invierte mucho
tiempo (4).
PENSAMIENTO OLIGOFRÉNICO
El pensamiento oligofrénico es un pensamiento eminentemente pobre y concreto. La
pobreza se refleja en la escasez de representaciones, conceptos y juicios. Además, está
limitado a lo concreto y a lo inmediato. Las actividades de generalización, abstracción y
síntesis; y la diferenciación conceptual entre lo real y lo imaginario, la causa ye l efecto, el
todo y las partes, son tareas inaccesibles que los oligofrénicos. Esta descripción la hemos
hecho pensando en los oligofrénicos superficiales.
En los profundos, el pensar queda reducido a la aparición de representaciones intuitivas
fragmentarias e inconexas. (1)
El pensamiento oligofrénico corresponde al grado de deficiencia intelectual del paciente.
Tiene estructura rudimentaria, pobre, orientado a lo concreto y a las necesidades básicas
del individuo.
Hay distinción de comprensión, explicación; del pensamiento discursivo e intuitivo (5).
PENSAMIENTO DEMENCIAL
El pensamiento demencial refleja la ruina intelectual establecida o estableciéndose, el
pensamiento es antes de todo vago e inadecuado. La vaguedad se refleja en la
insuficiente comprensión de los conceptos, juicios y razonamientos propios que aún
subsisten. La inadecuación se patentiza en los granes errores en que estos enfermos
incurren al tratar de aplicar sus ideas a una situación o a un razonamiento (1).
El fondo mental es el conjunto de las operaciones intelectuales y e la actividad sintética
necesarias al ejercicio del pensamiento, sus trastornos se manifiestan en clínica por una
disminución de la eficacia intelectual (debilitación intelectual profunda o “deterioración”
más discreta).
En estos casos las investigaciones psicométricas (Test de Weschler, etc.) permiten su
valoración y, a este respecto se descrien toda serie e trastornos de la atención; de la
memoria, del pensamiento categorial, del pensamiento conceptual.
La semiología del estado demencial expresa, pues, esta profunda regresión del ser
razonable. El demente ha perdido no tan solo el uso de sus instrumentos intelectuales
(fondo mental= funciones elementales de atención, memoria y síntesis psíquica).
También ha perdido la escala de los valores lógicos ético (juicio y capital o patrimonio
mental) su persona ha cesado -o tiende a cesar- de ser organizada como un ser sometido
a las leyes de la razón (es decir a los imperativos lógicos, morales y sociables). De tal
demencial vienen representados por todas las formas de pérdida del control de las
disciplinas sociales (actos absurdo, inactividad o turbulencia desordenada), éticas
(impulsiones agresivas o sexuales, indolencia, suciedad) o intelectuales (indiferencia por
los valores y los problemas lógicos lenguaje automático, incoherencia ideoverbal) (2).
Forma demencial de la confusión verbal el síntoma básico, es la reproducción de episodio
de la vida pasada, o más exactamente, fragmento de ellos, que cambian constantemente.
En esta reproducción es difícil ver conexión alguna entre los recuerdos fragmentarios.
Los enfermos pasan de un recuerdo a otro sin ligarlos por asociaciones mecánicas de
parecido y de contigüidad en el tiempo y en el espacio; en ellos falta toda ligazón por el
sentido. La confusión amencial recuerda mucho por sus componentes los sueños de las
personas psíquicamente sanas. Precisamente esta circunstancia ha permitido a algunos
autores denominarla oneiroide. El segundo síntoma característico de la confusión
amencial es el trastorno de la compresión, que se manifiesta en la imposibilidad de
utilizar las operaciones del pensamiento: la comparación, la síntesis, el análisis, la
generalización y la abstracción. En estos casos los enfermos se encuentran
completamente desorientados en el tiempo y en el espacio, no pueden establecer
conexiones racionales internas entre los objetos y fenómenos del mundo circundante. Es
típica la expresión de perplejidad de los enfermos y sus constantes réplicas: “no
comprendo, n puedo entender por qué esto así”; etc.
La cara del enfermo expresa esta perplejidad, entre otros detalles, por la elevación de las
ceja.
La demencia es un déficit adquirido y desigual
La oligofrenia es un déficit congénito y homogéneo
El pensamiento demencia es improductivo (5)
En ciertos momentos puede revelar elaboraciones superiores aunque ordinariamente sin
unidad ni congruencia.
Tales elaboraciones superiores son: conceptos abstractos, juicios bien diferenciados,
razonamiento complicados.
En el pensamiento demencial hay disminución de la claridad del discernimiento,
disminuye la seguridad y amplitud de los actos conjuntivo, hay impotencia para adquirir
conocimientos, comprender y explicar (5). Hay disminución de la atención, memoria (esp
anterógrada), disminución de la expresión verbal.
Hay tendencia a repetir (5).
PENSAMIENTO EMBROLLADO
El pensamiento incoherente, es cuando a forma de pensamiento, no se distingue del
pensamiento esquizofrénico disgregado. La asociación de ideas alógica y desprovista de
sentido es el rasgo común a ambos. Cuando ello se produce en el marco de una
conciencia ofuscada simple (lentificación psíquica, somnolencia, falta de capacidad para
concentrarse y percatarse de las cosas) u onírica (deliro onírico agudo o subagudo),
hablamos de pensamiento incoherente sospechamos, la existencia de una psicosis
sintomática o ecotóxica. Si, por el contrario, la conciencia está lúcida, aceptamos el
término “disgregación” y nos inclinamos seguramente hacia e diagnóstico de
esquizofrenia. (1)
Cuado las frases del enfermo son incomprensibles, se clasifica su lenguaje (y su
pensamiento) de incoherente.
No es lo mismo incoherente que desatinado; la coherencia no se refiere a la cereza
objetiva de las frase, sino a la estructura misma de ella. Por ejemplo, un enfermo en
pleno día afirma que “es de noche y en cinco minutos van a morir uno a uno todos os
habitantes de Madrid” la afirmación del enfermo es absurda pero totalmente coherente,
se “entiende” perfectamente o que el enfermo quiere decir; no existe, pues incoherencia,
que es una alteración de la función significativa del lenguaje; en cambio, un enfermo que
dice: “los infinitos de la bola, extremo marítimo, para ahora azul, amarillo, causal
electricidad”, su frase no significa nada (nada para el observados, aunque veremos al
estudiar la esquizofrenia que para el enfermo y para el médico que sea comprenderlo,
este lenguaje tiene un significado, pero al habla de coherencia se valora según sea o no
comprensible para el común de las gentes”); y decimos que es incoherente.
Un grado intermedio entre la coherencia y la incoherencia absoluta es la disgregación, en
la que vagamente se intuye el sentido general de las frases del enfermo, pero sin que
éstas estén correctamente engarzadas.
Un ejemplo sería el siguiente “Madrid, aquí siempre ciudad, sol…, gentes que pasan…,
barullo, intrigas, porquería, no quiero Madrid” la disgregación se manifiesta también en
frases breves, correctas, pero su relación entre ellas, como expresión de que el
pensamiento del enfermo no sigue un camino determinado, está “disgregado”, ejemplo:
“el trabajo cansa mucho… ayer llovió todo el día…; me gustan los coches de caballos”;
en este tipo de expresión no existe incoherencia (cada pequeña frase en sí misma está
bien redactada y es comprensible), pero falta la continuidad en el sentido significativo del
párrafo, que está disgregado. (3)
El pensamiento embrollado es confuso e incoherente. Tiene curso tortuoso y sin ilación.
Hay ideas sin conexión entre sí. Hay dificultad de recordar y discurrir. Tiene un fondo de
perplejidad. (5)
PENSAMIENTO ESQUIZOFRÉNICO
Los trastornos de la forma y de los contenidos del pensamiento más frecuentes entre los
esquizofrénicos son los siguientes:
1. Disgregación de las ideas: consiste en la asociación de representaciones y
conceptos sin vínculos de sentido entre sí, con lo que aparece un pensamiento muy poco
lógico y racional. La propia palabra esquizofrenia significa disgregación mental. Una
forma ligera de disgregación es el pensamiento patológico o insípido, que no dice nada;
pensamiento reproducido por cantinflas y otros artistas cómicos. La disgregación
completa es la ase del pensamiento alógico.
2. Concretismo reificante: es una modalidad articular de concretismo, que se distingue
por el dato no sólo de no prescindir de los contenidos abstractos (símbolos y metáforas),
sino que los utiliza abundantemente, pero reafilándolos, transformándolos en cosas, en
unidades concretas. Esta masiva reifilación de las entidades abstractas sigue una vía
estrictamente privada y personal. Este pensamiento no se debe interpretar como un
déficit en la actitud abstracta, sino como una invasión de lo abstracto por lo concreto; el
concretismo reifilante es un producto propio de la instalación autística en el mundo, que,
dada su desvinculación de l realidad, equivale a un no estar en el mundo.
3. Interceptación: consiste en un bloqueo total del pensamiento que se manifiesta
durante un tiempo entre escasos minutos y varias horas. Es un fenómeno propio, de los
cuadros catatónicos. Cuando el enfermo está hablando, de repente se suspende su
pensamiento (impresión confirmada por manifestaciones ulteriores) y su expresión verbal.
La interceptación está determinada muchas veces por impresiones emocionales, por
ejemplo, el sentido de una pregunta, la aparición de determinada persona, y es mucho
más comprensible psicológicamente de lo qua primera vista pudiera parecer. No debe
confundirse este fenómeno, que cursa con conciencia clara con las interrupciones del
pensamiento determinadas por los eclipses de la conciencia propios de las ausencias
epilépticas.
4. Ambivalencias: es la coexistencia de dos pensamientos contrapuestos -
contradictorios- “tengo un primo muy honrado que es un ladrón”. Algunas veces el
esquizofrénico paranoide muy recelosos se refugia en la ambigüedad del a ambivalencia
para no comprometerse con respuestas precisas.
P: ¿había estado ud. Aquí anteriormente?
R. le diré que si y que no.
La ambivalencia ideativa es a veces un recurso negativista y puede tomar, incluso la
contextura de una para respuesta (respuesta de lado, y no centrada en la cuestión). Hay
además ambivalencias volitivas y afectivas.
5. Perseveración o iteración: repetición frecuente de las mismas ideas y/o palabras.
En la verbigeración, síntoma frecuente en los estados de agitación catatónica, la
repetición de las mismas palabras y frases es incesante.
6. Pensamientos hechos o substraídos: muchos enfermos esquizofrénicos refieren
que se les sustraen las ideas o que sus pensamientos no son propiamente suyos, sino
que se los transmiten desde afuera. Estas vivencias de influencia sobre el pensamiento,
igual que las referidas a voliciones, sentimientos o actos, figuran entre los síntomas
esquizofrénicos de mayor valor diagnóstico, los síntomas de primer rango de K.
Schneider.
7. Sonorización del pensamiento: el enfermo refiere que todas sus ideas tienen un
eco sonoro que llega a los demás. fenómenos afines son la difusión del pensamiento y el
robo del pensamiento. Lo importantes la comunicación de que los pensamientos propios,
directamente o mediante algún artificio, llegan al conocimiento de los demás: de todo el
mundo o sólo de ciertas personas, especialmente los médicos. Es frecuente que el
esquizofrénico responda la médico en este sentido: “¿para qué me pregunta eso? ud
sabe de sobra lo que yo pienso, mejor que yo”. La sonorización del pensamiento y
fenómenos afines, tienen tanto valor diagnóstico, que también han sido incluidos pro K.
Schneider entre los síntomas esquizofrénicos de primer rango.
La discordancia acaso más sorprendente de la esquizofrenia es la que existe entre una
inteligencia “potencial”; u parece conservada, y e usos profundamente alterado de esta
inteligencia. Pérdida de cohesión, de armonía, de eficacia, “ataxia intrapsíquica”. Tales
son los términos generalmente empleados para definir esta debilitación dinámica del
pensamiento. Este aparece como enmarañado y desordenado, tan prono lentificado
hasta llegar a l perseveración (estancamiento, rumiación mental de interminables series
de palabras o de ideas, denominación automática de objetos) tan pronto precipitado y
prolijo, a un epiléptico y discontinuo, como a saltos.
La producción ideica es caótica y la dirigida. Las asociaciones se encadenan por
contaminación, derivaciones, sustituciones, terminando en propósitos absurdos, en
evocaciones bruscas, en interferencias y en extravagancias, detrás de las cuales pueden
percibirse, de vez en cuando, extrañas “iluminaciones”, reviviscencias o invenciones
insólitas. Un fenómeno notable casi patognomónico, es la intercepción: el relato se
detiene bruscamente, durante, algunos segundos, y sin que el enfermo experimente
molestia por ello, el pensamiento se eclisa, queda como en suspenso; después de la
conversación se reanuda sobre el tema precedente o sobre otro surgido bruscamente.
Una forma atenuada de este mismo hecho vienen constituidas por el “fading mental” en él
la conversación se lentifica como si elf enermo se desentendiera de lo que dice.
Todos esos trastornos manifiestan una mala “gestaltización” o mala diferenciación de los
elementos que, en el pensamiento normal, se distinguen (s detalles sobre el fondo)
guiados por una intención y reunidos en una forma que se adapta a su contenido
significativo. El esquizofrénico nos indica, por la forma de su razonamiento, la mala
coherencia e su contenido psíquico: la estructura diferenciada e intencional del acto
psíquico está dislocada (2).
Ciertamente no puede separarse el pensamiento de su expresión verbal, pero el estudio
del lenguaje de los esquizofrénicos nos permitirá captar concretamente los
procedimientos de la discordancia.
La conversación: puede resulta imposible, mutismo, semimutismo (conversaciones
aparte, en voz baja), o mutismo interrumpido por impulsiones verbales (injurias,
obscenidades, blasfemias), o incluso respuestas laterales, absurdas, desconcertantes,
sin relación con la pregunta. Peo, en todos los casos, la conversación es singular por el
hecho de que no está destinada a establecer un contacto entre el enfermo y su
interlocutor: es un monólogo, a veces rápido, entretenido, pero a menudo abstracto,
inadecuado a la situación; en efecto, el enfermo no tiene en cuenta la situación; prosigue
en voz alta una “ensoñación verbal”, sin finalidad, sin contacto, sin intervención
consciente. Las preguntas o las respuestas que se le hacen como máximo de pretexto;
jamás son verdaderos elementos de un intercambio.
La fonética también presenta la misma falta de intencionalidad unificadora del
razonamiento, entonación, ritmo y articulación están desintegrados; lo mismo ocurre a
veces con la estructura de las palabras (condensación de sílabas, mutilación,
deformación del vocabulario) cuya unidad está rota.
Las alteraciones de la semántica el sentido (lo significado) del material verbal (lo
significante) está desviado de su acuerdo con el lenguaje común. El esquizofrénico tiende
a cambiar e sentido de las palabras, bien sea fabricando verdaderos neologismos, bien
sea empleando en un sentido nuevo de palabras ya existentes.
Los neologismos genuinos son raros (palabras rituales cargadas de significación
delirante), pero la incoherencia sintáctica es frecuente y consigue transformar el lenguaje
en una “ensalada” de palabras, en un galimatías (esquizofasia), en una especie de
lenguaje hermético que se encuentra sobre todo en las fases preterminales de la
disgregación. (2)
Alteraciones del sistema lógico esta distorsión imaginaria se encuentra de nuevo en el
uso del sistema lógico. Se ha estudiado mucho la inteligencia del esquizofrénico a fin de
distinguir el déficit esquizofrénico de las demencias, trasfondo del problema de las
relaciones entre la demencia precoz de Kraepelin y la esquizofrenia de Bleuler. Es un
hecho, cierto que los trastornos del esquizofrénico típico no son idénticos a los del
debilitamiento global y basal, progresivamente demencial.
La mayoría de los estudios realizados llevan a la noción de un trastorno, más sutil y más
elevado de los valores lógicos: se trata del dominio más elevado de las relaciones
intrapersonales e interpersonales. En efecto, el pensamiento arcaico o 2irreal” (Bleuler)
constituye no un pensamiento demencial, sino un pensamiento regresivo, gobernado por
las exigencias afectivas y por la necesidad de modificar el sistema de la realidad, de
escapar a las leyes de las categorías lógicas del entendimiento (causalidad, identidad
contradicciones).
Arcaico: el pensamiento del esquizofrénico es un pensamiento mágico que adopta el
animismo del primitivo, su impermeabilidad a la experiencia, su adhesión a los valores
metafóricos y a los arquetipos simbólico.
Irreal es un pensamiento paralógico, a la vez simbólico y sincrético (un triángulo es
identificado como una hostia “a causa” de la trinidad). Las abstracciones de este
pensamiento tan frecuente como hemos podido ver no son los modos de pensamiento
lógicos poro los cuales nosotros obtenemos un concepto de una realidad conocida, sino
que son refugios, retiradas sistemáticas sin base objetiva: son “abstracciones formales”.
En efecto esta conducta lleva a la búsqueda indefinida de abstracciones vacía un intento
de demostración rigurosa puede apropiarse de un falso argumento científico o filosófico
para hilvanar una tesis absurda o un proyecto insignificante. (2)
Alteraciones del pensamiento (esquizofrenia) suele ser lento el curso del
pensamiento, y algunos enfermos presentan el fenómeno de la interceptación del
pensamiento que se refleja en toda la actividad del paciente, que por unos segundo o
minutos queda inmóvil. Son muy frecuentes las quejas del enfermo sobre alteraciones del
pensamiento: robo del pensamiento, bloqueo del pensamiento, imposición de ideas,
algunas de ellas en combinación con alucinaciones auditivas, como el patognnomónico
pensamiento sonoro o eco del pensamiento.
En enfermos con verbigeración disgregada y perseveraciones se da la seudofuga de
ideas.
Se caracteriza por una especial extravagancia el llamado pensamiento esquizofrénico, en
el que el enfermo, sin una adecuada crítica de la realidad, valora en las cosas y
situaciones elementos totalmente accesorios sin captar lo esencial. (3)
En la confusión verbal atáxica (pensamiento atáxico, tipo atáxico-asociativo del
pensamiento) se ligan entre si representaciones que normalmente son incompatibles. Lo
que debe ser conexionado se desliga y, por el contrario, lo heterogéneo se une. Es muy
importante advertir que el pensamiento atáxico se manifiesta en frases bien construida
gramaticalmente. El pensamiento atáxico no es, pues, un conjunto de palabras unidas
arbitrariamente. La utilización de la gramática demuestra ya la capacidad par aun trabajo
de abstracción. Al escuchar el lenguaje de los esquizofrénicos, en los cuales es típica
esta forma de confusión verbal, se piensa con frecuencia que los enfermos forman
intencionadamente sus oraciones de manera incomprensible, asociando
inesperadamente combinaciones incompatibles. A veces, en cambio, en el discurso de
los enfermos hay combinaciones que por su sentido son absolutamente contradictorias.
Así, una enferma decía que ella “vuela con alas por debajo del agua”, que “viaja despacio
en casa”, que “la hierba ha crecido en la atmósfera”, etc. en le pensamiento de estos
enfermos es muy propia la combinación de conceptos abstractos y de representaciones
de imágenes sensoriales. Por ejemplo, no de los enfermos decía “la ciencia se montó a
caballo”, “el río adquirió un dilema histórico”, etc.
Características del pensamiento esquizofrénico (5)
1. Disgregación: es la quiebra de la normal aprehensión de relaciones y de asociación
de ideas, pensamientos dislocados, discordantes, sin nexo ni concierto, sin estructura
racional, sin finalidad. Mezcolanza de conceptos, ensalada de palabras.
2. Ambivalencia: es la coexistencia de juicios contradictorios sobre el mismo sujeto
3. Adjudicación de significaciones adventicias: neologismo
4. Pensamiento precategorial: el aspecto pático de la vivencia predomina sobre lo
gnóstico
5. Enajenación del pensamiento: creencia en la posibilidad de que sea percibido,
influido o manejado directa o indirectamente por otra(s) personas con desmedro de la
voluntad del enfermo.
A. Pensamientos hechos o introducidos de afuera
B. Substracción del pensamiento
C. Publicación del pensamiento : pensamiento sonoro, eco del pensamiento
6. Curso alterado
A. Bloqueo y obstrucción del pensamiento
B. Perseveración y estereotipia
C. Incontinencia o pensamiento en tropel
7. Expresión alterada
9 Amaneramiento
9 Extravagancia
9 Pararespuestas (no solo en esquizofrenia)
Pensamiento autístico (5)
Tiene lo siguiente:
A. Simbolismo primitivo: relaciones secretas entre las cosas, objetos y
acontecimientos con un papel representado sugéneris.
B. Creencia en el poder mágico del pensamiento y palabra
C. Reificación o concretismo de lo mental: atribuye materialidad a lo inmaterial. Da un
sentido literal a las metáforas.
D. Participación en el alma ajena y en el ser de las cosas: pérdida de la conciencia
de los límites del yo y no yo. Considera como propio lo ajeno o viceversa
(1) Se caracteriza por estar más influido por motivaciones personales que por la realidad
exterior. Generalmente, se reserva la denominación de pensamiento autístico para los
sujetos esquizofrénicos afectos de autismo.
El autismo es el estado de incomunicación psicopatológica por excelencia.
Esta palabra se deriva del término griego “autos” (si mismo) y significa ensimismamiento.
Se puede definir el autismo como aquel tipo de ensimismamiento psicopatológico propio
de los estados esquizofrénicos, que se caracteriza por la pérdida parcial o total del
contacto vital con la realidad.
El concepto de autismo y la propia palabra se deben a Eugen Bleuler.
Para este famoso psiquiatra suizo, el autismo era uno de los síntomas básicos de la
enfermedad psíquica llamada esquizofrenia, y representaba una consecuencia directa de
la disociación de la vida psíquica, la cual, a su vez, sería el trastorno esquizofrénico
fundamental. Así tendríamos que la persona que ha perdido su unidad interior a casa de
la fragmentación de la vida psíquica, pierde también sus conexiones exteriores con los
demás seres humanos y con las cosas de la realidad. Esta pérdida de ambas
conexiones, juntamente con la consiguiente prevalencia de la vida interior sobre el mundo
exterior, constituye lo que en psiquiatría se nombra como autismo. El autismo tiene
además una vertiente positiva: el enfermo esquizofrénico, a media que se aleja de la
realidad exterior, se entrega a construir -a espaldas de la realidad- un mundo interior
verdaderamente fantasmagórico.
“Elmundo autístico es, para los enfermos, tan real como la realidad, y hasta más real que
el mundo exterior”, decía con toda razón E. Bleuler.
La aparición del autismo comporta la destrucción del sistema de la realidad y e
desgarramiento de la continuidad de sentido biográfico, es decir la transformación del
sujeto en otro ser distinto.
Muchas vivencias autísticas, como los delirios y las alucinaciones, tienen una forma
cualitativamente distinta de las vivencias normales, de ahí la inaccesibilidad de las
mismas la comprensión psicológica racional (1).
El autismo total, con exclusión completa del mundo exterior, sólo se produce en el
estupor catatónico. En los demás casos suelen coexistir los mundos real y autístico,
mostrándose el autismo mediante algunas de las manifestaciones siguientes:
1. una incapacidad para afrontar las situaciones reales: lo que produce al
observador la impresión de una evasión de los deberes y obligaciones personales. Un
estudiante, por ejemplo, permanece horas y horas en la cama entregada a la meditación.
2. un comportamiento o unos sentimientos inadecuados a las circunstancias
situativas: una señorita pretende colocar un chupete en la boca de su padre. Un joven
comienza a dar gritos de terror en una conferencia.
3. la falta de contacto afectivo con otras personas: la imposibilidad de obtener un
contacto verdaderamente humano con muchos esquizofrénicos es una pista muy útil en
la práctica. Este dato produce a los psiquíatras experimentados una impresión de
inseguridad y de vacío que se conoce con el nombre de “vivencia de esquizofrenia”.
4. un pensamiento disociado, paralógico, irrealista y sobre todo “concretista”:
el concretismo ideativo consiste en usar los conceptos (abstractos) y los símbolos -que
abundan extraordinariamente en el autismo- como si fueran cuestiones concretas de una
significación privada y personal. A este proceso de transformación de lo abstracto en
cosas reales y concretas se llama reificación.
La reificación del tiempo aparece en este ejemplo:
P: ¿qué hora es? R: la hora de acostarse
P: ¿a qué hora se acuesta ud? R: después de darme las pastillas
P: ¿a qué hora toma las pastillas? R: cuando esto viendo la TV (1)
Modernas investigaciones han demostrado que el autismo se acompaña de trastornos de
la percepción: las configuraciones perceptivas adolecen entonces de estar escasamente
perfiladas y de poseer una significación polivalente o ambigua.
En muchos casos puede hablarse incluso de un caos perceptivo.
El conjunto del mundo autístico es bastante caótico por carecer de un eje en su
organización, a que, por una parte, hace irrupción en el marco de una personalidad
disociad y, por otra, se construye a espaldas de la realidad (1).
La cuestión de si todos los esquizofrénicos tienen autismo o no, permanece sin respuesta
definitiva. Lo cierto es que el diagnostico de esquizofrenia se basa hoy generalmente en
los síntomas más concretos y más fácilmente objetivables que el autismo (1).
Una modalidad de autismo quizá autónoma, es el autismo infantil precoz, descrito por
Kanner: los niños, ya antes de haber cumplido el primer año de dad, muestran una
absoluta indiferencia hacia el mundo humano y una particular atracción por los objetos.
Muchas veces se h considerado a estos niños, erróneamente, como deficientes mentales
o sordos. (1)
No deja de ser paradójico que algunos enfermos, melancólicos se muestren más autistas
que los propios esquizofrénicos, sobre todo en los aspectos siguientes:
9 la absoluta falta de interés hacia la situación real
9 la resistencia invencible ante las influencias exteriores
9 la reducción de un deliro, casi siempre de culpa, ruina o enfermedad, centrado en
el yo y, por tanto sin referencia mundanas; el mantenimiento de los mismos temas
delirantes a lo largo de los tiempos, con independencia de las variaciones histórico –
culturales (1).
IDEAS SOBREVALORADAS
Pueden ser consideradas como trastornos del pensamiento las ideas sobrevaloradas son
en realidad un producto pasional catatímico (1)
En las ideas sobrevaloradas hay un vigor del convencimiento, creencia y adhesión a la
ideas. Puede manifestarse en individuos normales.
El aspecto afectivo del convencimiento predomina sobre el racional diferencia con las
obsesiones igual en las ideas sobrevaloradas el yo no lucha contra el contenido de las
ideas. En e obsesivo si y se siente víctima de él.
Hay ideas sobrevaloradas hipocondríacas y querellantes, etc. (5).
Pensamiento delusional
Las vivencias delirantes no pueden ser consideradas como trastornos del pensamiento.
No son representaciones, ideas o pensamientos, sino estructuras psíquicas nuevas, que
por su nota novedosa y su extraordinaria importancia psicológica y psicopatológica bien
merecen un capítulo en exclusiva, aunque ello signifique romper los tradicionales moldes
de la psicología y la psicopatología (1).
A comienzos del siglo XIX se consideraba al delirio como al trastorno nuclear y básico de
lo que entonces se lama locura.
Entre las vivencias delirantes y deliroides (“wahn” en alemán, “desilusión” en inglés) y el
delirio onírico (“delirium” en alemán e inglés) no existe ninguna afinidad etiológica ni
psicopatológica.
El delirio onírico es un cuadro sicótico agudo, cuyos dos datos cardinales son la
obnubilación de la conciencia y el onirismo.
Para el conjunto de vivencias delirantes y deliroides se han propuesto varias definiciones.
Ninguna de ella resulta aceptable. Ello no debe extrañarnos: lo delirante y lo deliroide
son dos géneros psicopatológicos esencialmente distintos. El único rasgo común a
ambos es la absoluta certidumbre con que el sujeto vive el fenómeno.
Casi todos los delirios son creencias anómalas. Hay también dudas delirantes, sospechas
delirantes, en una palabra, algunos productos delirantes, muy pocos, que no son artículos
de fe para el propio sujeto.
La anomalía de esas creencias concierne a la estructura y a contenido. La anomalía
estructural es totalmente distinta en las dos clases fundamentales de delirio.
En las vivencias deliroides hay una anormalidad simple, una desviación del término
medio vivencial estrictamente cuantitativa, generalmente, un juicio demasiado
sobrecargad de afectividad y/o deficitario en valencias lógicas y racionales.
En las vivencias delirantes la anomalía es una anormalidad patológica una desviación
cualitativa, que se traduce en una estructura de vivencia nueva: una estructura
aparentemente perceptivo-pensante en la percepción delirante.
Una estructura intermedia entre una alucinación una ocurrencia en la inspiración
delirante.
Y la modalidad de vivencia impuesta en ambos casos.
Vivencia impuesta o enajenada significa vivencia experimentada no como propia, sino
como imposición ajena a este es el delirio esquizofrénico.
Así quedarían subdivididas las creencias anómalas en creencias simplemente anormales
(productos deliroides) y creencias patológicas (productos delirantes). Entre ambas se
situarían las creencias, que, sin tener una estructura patológica, se hallan en íntima
relación con la trama estructural patológica propia de las psicosis: a estos productos los
llamamos lo deliroide sicótico.
Finalmente, aparecen las creencias de estructura no patológica que se hallan fusionadas
con un fenómeno patológico: esto ocurre al delirio depresivo, fusionado siempre con la
tristeza vital. (1)
Con arreglo a la estructura de la vivencia y sus conexiones biográficas, podemos
distinguir 4 clases de creencias anómalas o delirios:
1. Juicios deliroides extrapsicóticos: hay una estructura simplemente anormal y
conservación de la continuidad biográfica.
2. Juicios deliroides psicóticos: hay una infiltración por una trama psicótica y
rotura parcial o total de la continuidad biográfica.
3. Delirio depresivo: hay fusión con una estructura psicopatológica (el estado de
ánimo depresivo) y rotura parcial de la continuidad biográfica.
4. Delirio esquizofrénico: es una estructura francamente psicopatológica y rotura
total de la continuidad biográfica (vivencias delirantes por antonomasia).
Cuando el delirio tiene relaciones de sentido con a personalidad previa del sujeto,
decimos que es psicológicamente comprensible, son los juicios deliroides
extrapsicóticos.
Cuando no existen esas relaciones, lo cual muchas veces ocurre en el seño de un
proceso más amplio normado como desgarramiento biográfico, decimos que el delirio es
psicológicamente incomprensible, como en el delirio esquizofrénico.
En una situación intermedia, es decir entre lo comprensible e incomprensible
psicológicamente se hallan los juicios deliroides psicóticos y el delirio depresivo.
Los contenidos de muchas vivencias deliroides y delirantes comparten las notas de
absurdidad y la inverosimilitud, y el error y la irrealidad. Hay otros contenido es que
siguen siendo erróneos e irreales, pero dentro de la lógica compón y la verosimilitud.
Finalmente, hay la posibilidad de delirios con contenidos que corresponden a la realidad.
Unos celos de amor pueden coincidir con una conducta conyugal infiel y tener, sin
embargo, la estructura vivencial propia de lo deliroide o lo delirante, quedando acreditado
así su carácter de auténtico delirio. Pero lo corriente no es esto, sino la presencia en el
delirio de contenidos inverosímiles y erróneos que por lo general se refieren a uno mismo.
(1)
Para el médico general y el psiquiatra incipiente, el principio de considerar como probable
delirio toda creencia o convicción un tanto ilógica y saturada de afectividad; centrada en
el propio sujeto, y mantenida tenazmente, puede resultar muy útil en la práctica. (1)
En los juicios deliroides se enuncian simplemente ciertas deformaciones o falseamientos de
la realidad adoptados con mucha firmeza por el sujeto, y deben su aparición a un sentimiento
muy intenso y un tanto persistente del mismo colorido afectivo, una verdadera pasión. La
deformación afectiva de la realidad se llama catatimia.
La catatimia es muy corriente en la vida común. Sobre todo cuando median sentimientos
fuertes y personalidades rígidas.
En los partidos de fútbol, por ejemplo, la misma jugada es “vista” de modos distintos por
los simpatizantes de ambos conjuntos.
El error catatímico puede registrarse en el propio pensamiento, como una
sobrevaloración deformada de cierta clase de ideas, o en la percepción de impresiones
exteriores, como una falsa interpretación de los hechos acaecidos.
El dispositivo catatímico operante en algunas falsas interpretaciones consiste en un
mecanismo psicológico defensivo del yo, descrito por el psicoanálisis como proyección =
la adjudicación a otras personas de sentimientos y contenidos psíquicos propios.
La hostilidad contra otra persona es vivida muchas veces como una hostilidad recíproca,
e incluso como una hostilidad exclusiva del otro contra uno.
Se incluyen entre los juicios deliroides sólo los productos catatímicos, que por encerrar
una gran significación para el sujeto en consonancia, naturalmente, con su afectividad,
toman una especial firmeza y estabilidad. Los que no alcanzan una firmeza tan grande
reciben la denominación de ideas sobrevaloradas expresado el mismo hecho de otro
modo= sólo las ideas sobrevaloradas más profundamente gravadas y en la personalidad,
y, por tanto, con unos índices muy elevados de certidumbre, rigidez y tenacidad, pueden
se considerados como ideas o juicios deliroides, algo semejante podría decirse a
propósito de las falsas interpretaciones (1).
Idea delirante: es toda idea equivocada, sobrevenida por vía patológica y resistente a la
argumentación lógica.
Es precisa la concurrencia de las 3 características para calificar de delirante una idea
Hay dos clases de idea delirante:
1. Primaria: tiene las 3 características comunes a todo tipo de idea delirante: es
falsa, patológica e irreducible a la argumentación lógica, presenta, además los rasgos
diferenciales de ser incomprensible psicológicamente y no derivada de otros síntomas ni
sucesos de la vida del enfermo.
2. Secundaria: es falsa, patológica e irrebatible a la argumentación lógica. Pero es
secundaria a algunos acontecimientos de la vía del enfermo y, a alguno de sus síntomas.
(Ej. Depresión). Además del carácter de “derivada de” que tiene la idea delirante
secundaria, presenta el de ser comprensible psicológicamente (3)
Delirio: es el conjunto de ideas delirantes
Según la estructura el delirio puede ser:
1. Sistematizado: las ideas delirantes se relacionan armónicamente. El enfermo
intenta demostrar” la realidad de su deliro, y lo explica en ocasiones de modo tan
organizado, que llega a convencer a otras personas de la veracidad de sus afirmaciones.
Con las distintas ideas delirantes construye un argumento (fábula delirantes),
apoyándose unas ideas en otras. (3)
2. Insistematizado: las ideas delirantes no tienen relación unas con otras, o la
relación que da el enfermo es absurda. Generalmente, el paciente no intenta explicar sus
ideas. Las cosas son “porque si”. O porque “él lo sabe”. En estos casos es muy difícil
hacer un resumen de las ideas delirantes de un enfermo, ya que están dispersas,
refiriéndose a temas muy distintos; n forman un argumento, carecen de sistema. (3)
(3) Los delirios tienen temas de frecuencia preferente, que varían según las épocas, el
estrato social, etc.
Los temas preferentes son:
9 de alusión: el individuo se siente “aludido” en las conversaciones con los demás,
en sus gestos, le parece que los grupos que encuentra en la calle hablan de él).
9 De perjuicio: (sus jefes intentan perjudicarle, lo mismo que sus compañeros; no
se valoran sus merecimientos)
9 De persecución: (la policía lo persigue, o una secta intenta asesinarle).
9 De celos: (su mujer, o su marido le engaña)
9 De grandeza. (poseedor de fortunas inmensas, de puestos políticos o militares de
máxima categoría o cualquier representación de poderío).
9 (3) depresivas (ruina, culpabilidad, indignado, condenación etc.)
Ideas seudo delirantes (4)
1. Aparecen sobre la base de un estado de ánimo patológico: bien en el sentido
de la elevación o len la depresión. Ej. Psicosis maníaco depresiva. Ideas seudo delirantes
de auto acusación y auto desprecio sucede en el deprimido cuando asegura que es una
nulidad, mala persona a la que hay que matar, que no merece vivir que es un
delincuente. Ideas pseudos delirantes de supervaloración de su personalidad. En el
maniaco cuando se supervalora, se considera mejor, más inteligente, más guapo y más
capaz que todos los demás.
2. Siempre tienen algún fundamente verdadero, de ordinario insignificante:
cualquier hecho baladí del pasado o del presente adquiere en la conciencia del enfermo
un valor extraordinario. Ej: un maniaco que no pasa de ser un buen contable, afirma que
es un genio de las finanzas. Al mismo tiempo, a otros sucesos que tienen importancia no
les da ningún valor y los considera como pequeñeces.
3. Se pueden corregir e influir sobre ellas: es posible convencer l enfermo,
aunque sea por poco tiempo, de que está equivocado, esto lo diferencia de las ideas
delirantes.
Las ideas pseudos delirantes no son nunca de carácter absurdo.
Idea delirante (4)
Es un juicio, equivocado, que no es posible corregir
Se clasifican según su contenido y según su estructura.
Según su contenido
De grandeza, de influencia física, de invención, de hipnotización, sexuales, e posesión
diabólica, religiosas, de persecución, hipocondríaco, nihilistas (no existen ciertos órganos
del cuerpo), de empobrecimiento, robo y perjuicio.
Ideas delirantes de relación y explicación = el enfermo le da a cualquier hecho de la vida
una relación de gran valor, cuando en realidad no tienen ninguna relación con ellos.
Según su estructura (manera de formarse) (4)
1. Que aparecen sobre la base de una disminución de la inteligencia
2. Que aparecen sobre la base de vivencias pasadas de fuerte colorido afectivo.
3. de aparición mixta ( 1 + 2)
El deliro paralógico suele ser sitematizado y en esto se diferencia del delirio incoherente
(4).
Las ideas delirantes tienen singular importancia para el enfermo, ellas determinan su
actividad por entero.
Pensamiento delusional
La palabra “delirio” se presta a equívocos, ya que se designa principalmente un estado
patológico de la conciencia.
El pensamiento delusional entraña perturbación. En el acto de la aprehensión de
relaciones, de suerte que se realiza gratuitamente, sin fundamente real.
Todo acto de esta clase tiene de común con el error lo improcedente del contenido
gnóstico, va desde lo improbable has lo imposible.
Se diferencia del error pro la firmeza, inamovible de la convicción. Que no cede ante el
mentís de los hechos ni ante la refutación rigurosa.
Las delusiones
Son desórdenes primarios del juicio, esto es, que no se pueden deducir de otras
experiencias, ni racionales, ni emocionales. Son juicios infundados que le ocurren al
sujeto, quien o vive como verdes inconclusas y saca de ellos consecuencias, como de un
juicio fundado.
En el hombre normal hay juicios falsos que se asemejan a la delusión = son las
supersticiones (5).
Las delusiones son de 3 clases en lo que respecta la fenómeno esencial del comienzo:
1. Perceptiva: se inserta en un acto de percepción. En lugar de atribuir al objeto la
significación ordinaria, se le asigna arbitrariamente una diferente y ajena a las
posibilidades normarles.
2. Imaginativa: una imagen original o representativa es lo que entraña la
significación morbosa.
3. Conviccional pura: no se refiere ni a un objeto percibido ni a una imagen, sino
que entraña una intuición gratuita con significación precisa. Aunque secundariamente se
desarrollo con experiencias vividas.
RASGOS DIFERENCIALES ENTRE LOS DELIRIOS
DEPRESIVO Y EQUIZOFRÉNICO
ASPECTOS D. DEPRESIVO D.
ESQUIZOFRÉNICO
TEMÁTICOS Temática de Temática diversa y
culpa, hasta contradictoria;
enfermedad, temática centrada en
ruina (elementos la relación yo-mundo,
auto referenciales enfoque prospectivo
y de perjuicio en o actual.
las formas
paranoides)
temática centrada
en el yo; enfoque
restrospectivo
SIGNIFICATIV Unidad de Unidad de sentido a
OS sentido presente, menudo ausente,
relación de relación de sentido
sentido constante inconstante con la
con la tristeza esquizoforia,
vital, desgarramiento de la
desgarramiento continuidad de
de la continuidad sentido en grado
de sentido en absoluto
grado relativo.
FORMALES Ocurrencias Inspiraciones y
delirantes, percepciones
vivencias propias. delirantes, vivencias
impuestas o
enajenadas.
AXIOLÓGICOS Exageración Conservación,
deformada de los consolidación,
valores de salud, conversión,
espiritualidad o anulación o
economía. amalgamación de los
valores.

Pensamiento delirante e inspiración delirantes (1)


Los rasgos característicos de la inspiración delirante coinciden en líneas generales con
los de la percepción delirante, pero son más difícilmente reconocibles. Estos rasgos
pueden concretarse así: el carecer estructural de vivencia impuesta experimentada como
una revelación; la incomprensibilidad psicológica con relación a la trama histórico-
vivencial, y la ruptura de la ordenación funcional. A la luz de lo sicótico, especialmente del
temple delirante tanto la inspiración como la percepción delirante son a menudo
fenómenos psicológicamente comprensibles.
La percepción delirante está indisolublemente vinculado a una percepción normal.
La inspiración delirante es un fenómenos sicótico puro; la percepción delirante, n
fenómeno mixto, done están intrínsicamente ligados lo sicótico y lo normal.
Las inspiraciones delirantes también podrían llamarse, castizamente, corazonadas
delirantes. (1)
La percepción delirante, definible estrictamente como “un poner en relación sin motivo”,
aunque no llega a ser un síntoma totalmente específico, se presenta casi exclusivamente
en las psicosis esquizofrénicas.
SENSOPERCEPCIÓN

La ilusión es por lo menos tan bienhechora y tan necesaria a la humanidad como la


verdad.
-Lich Tenberger-

La sensopercepción es el acto que pone en relación nuestra conciencia con el mundo


exterior. El sujeto en este acto no es mero receptor de datos exteriores, sino que asume
una participación activa. (1)
La intervención activa del sujeto en la sensopercepción consiste en las tareas de
seleccionar, clasificar y configurar significativamente los datos objetivos. Para la tarea de
dar una identidad y una configuración significativa al material sensorial recibido se precisa
integrar tal material con datos de experiencias anteriores.
En esta elaboración actúa el conjunto estructural y funcional de la personalidad. (1)
A la deformación afectiva de la realidad llamamos catatimia, que es un fenómeno muy
corriente de la vida cotidiana. (1)
La auténtica percepción debe tomarse como un fiel testimonio de la realidad. La falsa
percepción normal y la percepción patológica presentan un falso testimonio de la
realidad, y es que un dato constitutivo de la estructura de la sensopercepción consiste en
la certeza de la realidad el sujeto vive la sensopercepción con una certeza inmediata de
realidad. Más adelante, al evocarla en forma de una representación mnéstica, la certeza
inmediata aparece transformada por el influjo del pensamiento racional en el juicio de la
realidad. (1)
Las actividades perceptivas, como muestra Piaget, se van perfeccionando, o incluso
constituyendo, con la edad.
La sensopercepción cursa diacrónicamente en dos secuencias sucesivas. La primera es
la sensación, es decir, el impacto del estímulo sobre el campo sensorial. Constituye un
fenómeno físico, periférico, pasivo y objetivo. Sin embargo no toda sensación es objetiva,
ya que las sensaciones viscerales y kinestésicas nacidas en el cuerpo propio, son
subjetivas, y las olfatorias y gustativas son intermedias entre lo objetivo y subjetivo.
La segunda secuencia es la percepción, tiene una estructura compleja, es un fenómeno
psíquico central, activo y subjetivo.
Dentro de la complejidad estructural sobresales dos actividades:
1. En el análisis discriminativo y diferencial (discriminación) se someten las
propiedades y aspectos elementales de las formas y objetos presente a un proceso de
comparación y crítica, con el objeto de descubrir, por una parte, semejanzas y
diferencias entre ellos, y, por otra, posibles errores e imperfecciones.
2. La identificación es una conducta de asimilación del estímulo a tipos gnósicos
elaborados en la experiencia anterior del sujeto. (1)
Aparte de los tradicionales 5 sentidos hay otras tres funciones sensoriales siguientes:
1. El sentido cinestésico -del movimiento- recibe estímulos transmitidos por
terminaciones nerviosas de músculos, huesos y articulaciones.
2. El sentido del equilibrio corporal: cuyo órgano principal es, el laberinto del oído
interno.
3. El sentido cenestésico-sensaciones viscerales-: cuyo producto es confundido
con la corporalidad o vivencia del cuerpo propio. La vivencia del cuerpo propio está hecha
con sentimientos vitales (globales) no son sensaciones localizadas.
En el hombre la experimental interrupción de la vista, el oído, el tacto y el sentido
cinestésico, que se obtiene colocando al sujeto en estado de inmovilización y con los ojos
ocluidos en una cámaro insonorizada, produce al cabo de unas horas fenómenos
alucinatorias visuales. (1)

DIFERENCIAL (1)

PERCEPCIÓN REPRESENTACIÓN
Aparición en el espacio Aparición en el espacio
exterior u objetivo interior o subjetivo
Carácter de objetividad o Carácter de subjetividad
corporeidad propio de lo propio de lo imaginado (falta
sensiblemente presente de corporeidad)
Independencia de la Dependencia absoluta de la
voluntad (la percepción se voluntad (la representación se
acompaña de un acompaña de un sentimiento
sentimiento de pasividad y de actividad y su aparición y
no puede ser modificada desaparición se produce a
por la voluntad) tenor de los deseos del sujeto)
Forma estable y constante Cambios de forma casi
incesantes, siguiendo las vías
de la descomposición y la
creación
Cualidades sensoriales Falta de fidelidad sensorial,
adecuadas (frescor o por ejemplo, imaginarlo
fidelidad sensorial) óptimamente todo en gris
Diseño determinado, Diseño indeterminado,
completo y provisto de incompleto y sólo con detalles
todos los detalles. aislados.
SITUACIONES DE AISLAMIENTO (1)

PRECOZ Seudooligofrenia

Relativo: reaccione
paranoides, alguna
vez confusionales,
Involuntario con alucinaciones
visuales.
Absoluto: reacciones
TARDÍO de pánico y cuadros
con alucinaciones.
Voluntario: aparición tardía –si hay
insomnio- de alucinaciones visuales y
auditivas determinadas por la necesidad
de dormir.

Las alucinaciones más frecuentes entre los esquizofrénicos son las auditivas, de acuerdo
a su génesis, los fonemas percibidos en los esquizofrénicos se distribuyen en 3
modalidades:
1. los que seguramente se derivan de un modo directo del trastorno del yo, a saber:
el pensamiento sonoro y otras variantes de las experiencias seudo alucinatorias.
2. las alucinaciones paranoides, propias de las esquizofrenias paranoides, que se
derivan del humor delirante o del estrechamiento perceptivo impuesto por el delirio.
3. las alucinaciones autísticas, inmersas en el caos perceptivo que suele acompañar
a los estados autísticos de cierta intensidad. (1)
ALTERACIONES DE LA INTENSIDAD Y LA NITIDEZ (1)
Casi nunca se presentan puras, sino acompañadas de nuevos modos de vivenciar,
especialmente en el delirio esquizofrénico y algunas veces en el síndrome de
desrealización.

I.- ESTADOS Hipoestesia desagradable en depresivos.


AFECTIVOS Hiperestesia desagradable en neuróticos
INTENSOS Hiperestesia agradable en maníacos y
(HOLOTIMIA) estados de éxtasis
Hiperestesia en la conciencia
II.- DESORGANIZACIÓN onírica
DE LA CONCIENCIA Hipoestesia en la conciencia
crepuscular y en la conciencia
obnibulada u ofuscada
III.- DELIRIO Con vivencias de significación
ESQUIZOFRÉNICO vaga y de lo puesto
EXTERIOR

IV.- VIVENCIAS DE DESREALIZACIÓN


ALTERACIONES CUALITATIVAS DE
LA SENSOPERCEPCIÓN (1)
1. Agnosias
2. Asociaciones anómalas
3. Alteraciones de la cualidad familiar de lo percibido
4. Deformaciones del espacio percibido
5. Seudopercepciones: ilusiones y alucinaciones

1. AGNOSIAS
Es una sensación sin percepción.
Se contraponen a las cogniciones corpóreas de Jaspers que son percepciones sin
acompañamiento sensorial real ni vivencial.
Muy próximas a las cogniciones corpóreas están las alucinaciones extrámpicas que son
alucinaciones visuales caracterizadas por aparecer por fuera de los márgenes del campo
visual del sujeto.
Hay dos modalidades de agnosias:
9 Agnosias primarias o sensoriales: el trastorno impide captación y
diferenciación de propiedades elementales de objetos.
9 Agnosias secundarias o simbólicas: imposibilidad de reconocer o identifica el
objeto. A pesar de que trabajan los analizadores sensoriales.

2. ASOCIACIONES ANÓMALAS
Lo más importante son las sinestesias: son el resultado de fusionar una experiencia
sensorial real con otra irreal ambas adscritas a órgano sensoriales distintos.
Aparece en individuos sanos y en psicosis exótoxicas constituidas por sensaciones
múltiples simultáneas y no fundidas, aquí la experiencia alucinatoria no se fusiona con la
sensopercepción real y, sin embargo, sólo aparece cuando el sujeto tiene una
sensopercepción real del mismo tipo sensorial que ella.
3. ALTERACIONES DE LA CUALIDAD FAMILIAR DE LO PERCIBIDO
Se desdoblan en vivencias de desrealización que puede referirse al entorno o a la
envoltura corpórea propia.
La nota de familiaridad, son su presencia o ausencia, matiza los fenómenos
sensoperceptivos comunes, el exceso de ella conduce al “DEJA VU” y su defecto al
“JAMAIS VU”.
Pero en ocasiones, la identidad de estos fenómenos corresponde a un falso reconocidito
delirante de la situación.
4. DEFORMACIONES DEL ESPACIO PERCIBIDO
Macropsia: objetos grandes
Micropsia: objetos pequeños
Dismegalopsia: una parte grande ora pequeña
Metamorfopsia: cambio de tamaño
Espacio Oble o Infinito Entre Los Esquizofrénicos
Vértigo Laberíntico
5. SEUDO PERCEPCIONES (1)
ILUSIONES: percepciones deformadas
Las ilusiones consisten en una percepción muy deformada, donde se mezcla lo real con
lo irreal.
Las ilusiones son diferentes a las falsas interpretaciones ya que estas consisten en un
juicio erróneo montado sobre una percepción exacta, las falsas interpretaciones suelen
obedecer a mecanismos de catatimia y proyección.
No confundir la ilusión con la percepción delirante, esta no es un trastorno de la
sensopercepción, es una función psíquica nueva, que consiste en adscribir un significado
ilógico y sicológicamente incomprensible, por lo general referido al mismo sujeto
(autoreferencial), a una percepción normal (1).
Ej.: la presencia de una mancha roja en la bata del médico significa “que me van a chupar
la sangre”.
Hay 4 modalidades de ilusiones:
1. Ilusiones fantásticas o paredolias: no se acompañan de evidencia de realidad;
son producciones de la fantasía creadora expensas de un material sensorial muy
difuminado. Ej.: unas nubes, papel impreso en la pared; cierto paisaje de otoño.
2. Ilusiones por relajación de la atención corrientes en la vida normal: lectura,
escritura y audición engañosa.
3. Ilusiones afectivas: determinadas catatímicamente por sentimientos internos. Ej.:
un enfermo depresivo oye cualquier ruido y cree que son disparos una sombra con la
imagen de la muerte.
4. Ilusiones oníricas: sucede en enturbiamientos de la conciencia productivas
(estados crepusculares y delirios oníricos en donde hay alucinaciones más ilusiones.
ALUCINACIONES: percepciones totalmente falsas
El rótulo “la alucinación”, es singular, implica tergiversación de la realidad clínica.
La alucinación no es un fenómeno unitario. Las alucinaciones pueden aparecer en los
más diversos trastornos síquicos, su conocimiento también es diverso, su modo de
vivencia varía ampliamente de un caso a otro. El fondo psíquico de las vivencias
alucinatorias dista mucho de atenerse a un “patrón estándar” (1)
La alucinación es una percepción sin objeto -Morel y Bell-
En la alucinación se inventa u objeto inexistente -Vallejo Nájera-
Un hombre que tiene la convicción íntima de una sensación actualmente percibida, sin
que ningún objeto hiera sus sentidos, se encuentra en un estado de alucinación, es un
VISONARIO -Esquirol-
Tres especies de vivencias alucinatorias:
1. Alucinaciones genuinas
2. Alucinosis
3. Pseudos alucinaciones
ALUCINACIONES GENUINAS -VERDADERA-
Debe reunir tres condiciones:
A. Proyección objetivante (experiencia de auténtica sensopercepción).
B. Carece de objeto real
C. Firme convicción de realidad
Para ser alucinado el sujeto no debe decir que tiene una alucinación.
ALUCINOSIS -ALUCINACIONES NEUROLÓGICAS-
Son verdaderas percepciones sin objeto que son adecuadamente criticadas por el sujeto.
El sujeto las experimenta sin creer que sean fenómenos reales.
Desde el punto de vista clínico hay dos clases de alucinosis:
1. Las que aparecen en el seno de una conciencia lúcida, que suele ser producida
por alteración de órganos sensoriales o de vías sensoriales. Ej.: alucinosis hinagógica,
alucinosis peduncular (daño mesencefálico, alucinosis visual de las hemianopsias.
2. Las alucinaciones o percepciones sin objeto (Ball) se diferencian clásicamente de
las ilusiones, como decía Laséque, como la calumnia se distingue de la maledicencia,
puesto que la ilusión es una simple falsificación de la percepción de un objeto real: las
interpretaciones son falsos juicios sobre percepciones exactas.

PSIQUIATRÍA Percepción delirante


ALEMANA
Intuición delirante
CONTEMPORÁNEA
(K SCHNEIDER) Humor delirante (2)
Las voces escuchadas en el espacio objetivo (frecuente en los delirios crónicos).
Alucinaciones olfativas y gustativas (frecuente en estados confusionales o crepusculares
de la conciencia –crisis uncinadas epilépticas de Jackson-
Alucinaciones táctiles en delirio alcohólico
Alucinaciones cenestésicas y del esquema corporal Ej. Alucinaciones genitales
SEUDOALUCINACIONES (ALUCINACIONES PSÍQUICAS) (2)
Pueden consistir en imágenes mentales involuntarias, en representaciones mentales
escénicas, ensoñaciones, en imaginaciones intensas, puede tratarse de ideas o de
contenidos de conciencia automáticos
Seudo alucinaciones acústico verbales: se trata de voces interiores, de murmullos
intrapsíquicos, de transmisión del pensamiento, de eco o de lectura del pensamiento, el
alucinado escucha sus pensamiento en le espacio imaginario de su conciencia.
Alucinaciones psíquicas visuales: son imágenes alucinatorias visuales.
Alucinaciones psicomotoras verbales: son seudo alucinaciones del lenguaje interior.
Da la impresión que el paciente habla en los órganos fonadores y por ellos.
SÍNDROME DE AUTOMATISMO MENTAL (2)
Este fue descrito por Clérambaul:
1. Sensaciones parásitas: alucinaciones psicosensoriales; visuales, cenestésicas,
táctiles, gustativas.
2. Triple automatismo motor, ideico e ideo verbal: son fenómenos de lechón,
ideación de formulación deverbal espontánea.
3. Fenómenos de desdoblamiento mecánico del pensamiento: el triple eco: el
pensamiento, lectura y actos.
4. Fenómenos de pequeño automatismo mental: o fenómenos sutiles, abstracciones
nebulosas anticipadas.
La percepción comprende la elaboración de los datos de los sentidos en una
“significación de objeto” es el resultado de una serie de funciones parciales (3)

Hiperestesia
Cuantitativas Anestesia
ALTERACIONES Hipoestesia
(3)

Cualitativas Ilusiones
Alucinaciones

ILUSIONES
Son percepciones deformadas -toda persona normal tiene a diario una ilusión-.
Ilusiones por inatención: se interpretan erróneamente estímulos procedentes de
campos externos a la atención. Ej.: al conducir un coche muy fatigados nos parece oír un
claxon de otro vehículo y comprobamos que ningún hay.
Ilusiones por tensión afectiva: -catatímicas-: la deformación de la percepción se
moldea de acuerdo con el afecto deformante. Ej.: en un partido de fútbol, espectadores
fanáticos “vieron” una falta cometida, mientras que otros “no vieron” nada.
Ilusiones auto provocadas: son las que el sujeto se produce deliberadamente sobre la
base de estímulos confusos y monótonos. Ej.: al contemplar las nubes, se esfuerza en
reconocer el parecido con algún objeto (rostro, animal, castillo, etc.) y al cabo de unos
instantes consigue ve” el objeto. Cuando ese tipo de ilusiones se presenta ajena a la
voluntad se denomina –pareidolioas- (el sujeto guarda conciencia de que no es real,
sino deformada)
Generalmente el individuo reconoce el carácter ilusorio de o percibido. Menos en las de
tensión afectiva que son las más cercanas a lo patológico.
Algunos enfermos sobre la base de sus ilusiones, establecen interpretaciones delirantes.
ALUCINACION (3)
La alucinación es la percepción sin objeto -inventa uno que no existe-
CARACTERÍSTICAS GENERALES
Simples: sensaciones elementales
(ruidos, zumbidos, pitidos)
COMPLEJIDAD
COMPLEJAS: formada por muchos
elementos (sinfonía, escena)
Constante: con luz, a oscuras, ojos
abiertos errados.
ESTABILIDAD:
grado de Ocasional
permanencia de la
Fija: -estable- (la misma imagen)
alucinación
Variable: -cambiante- (imagen
distinta)
Muy Intensas: ruidos o voces fuertes,
visión clara
INTENSIDAD:
Imperceptibles: murmullo, sombras,
visiones espectrales
Cuanto más intensa sea la alucinación, más claro es su
significado patológico.
CORREIDAD: Es el gado “máximo” de “realismo” de la
alucinación. Los objetos percibidos tienen “cuerpo”, hay
sensación absoluta de realidad, es incapaz de distinguir
entre percepciones reales y alucinatorias (Ej.: entre las
voces que se oye no sabe cuales son emitidas por
personas reales y cuales del fruto de la alucinación).
CONVICCIÓN DE REALIDAD: el sujeto esta consciente
del carácter alucinatorio de lo percibido, oye voces, ve
imágenes con sensación total de realidad, pero sabe que
son alucinaciones y así lo expresa. Ej.: intoxicaciones
experimentales con drogas alucinógenas.
El significado patológico es proporcional a la certidumbre
con el que el enfermo mantiene la realidad de la
alucinación.
LOCALIZACIÓN EN EL CAMPO SENSORIAL: las
sensaciones normales no pueden producirse fuera de su
propio campo sensorial (no se puede oler con las rodillas).
Esto si es posible en las alucinaciones (un paciente ve al
demonio a su espalda), (otro ve a su padre en la habitación
contigua a través de la pares, otro siente el contacto de una
mano que toca la mesa de su cuarto, etc.). A este tipo de
alucinaciones (que se presentan casi exclusivamente en la
esquizofrenia) se les llama extracampiñas.

CLASIFICACIÓN DE LAS ALUCINACIONES POR SISTEMAS SENSORIALES (3)


1.- ALUCINACIONES VISUALES
Percepción simple (estomas centellantes coloreados) = fotopsias
Alucinación onírica: contenido visual fantástico parecido a los sueños.
Alucinación escenográfica: alucinación compleja que transforma todo el campo visual.
En alcohólicos es frecuente alucinaciones escenográficas con visión de movimiento. Ej.:
derrumbamiento de paredes, caídas de cuadros, etc.
Alucinaciones liliputienses: se perciben su tamaño natural objetos y personas que
están en la habitación, pero, entre ellos, numerosos personajes diminutos, personas y
animales minúsculos, que son el único componente alucinatorio de toda la escena.
2.- ALUCINACIONES AUDITIVAS
Acoasmas: percepción de ruidos simples elementales (silbidos, zumbidos, pitidos,
estampidos, truenos, cañonazos, etc.)
Fonemas: palabras
Alucinaciones auditivas complejas: palabras, frases, trozos musicales, etc.
Fonemas imperativos: da órdenes al enfermo (tírate por la ventana, mata a tu hijo)
Pensamiento sonoro o eco del pensamiento: cuando “una persona adivina sus
pensamientos y los repite en voz alta”
Fonemas diálogos: se compone de distintas voces que mantienen una conversación, en
la que, a veces, interviene el propio enfermo, que se oye contestar las preguntas
(fonemas).
3. ALUCINACIONES GUSTATIVAS Y OLFATORIAS
Percepción de malos sabores y olores.
4. ALUCINACIONES TÁCTILES
Alucinaciones táctiles activas: cree estar tocando objetos que no existen o están fuera
de su alcance
Alucinaciones táctiles pasivas: siente que lo tocan
5.- ALUCINACIONES DE LA IMAGEN CORPORAL
Alteraciones del tamaño: “soy pequeño como una cucaracha” “mi cabeza ha disminuido
de tamaño”
Alteración material: “soy de cristal”, “mis piernas se han vuelto de piedra”
Inclusión de cuerpos extraños: “tengo un barco en la tripa” “tengo una radio en el
estómago”
Variación en el número o clase de miembros o vísceras: “tengo 5 manos”, “el corazón
se me ha puesto en el lado derecho”
6. ALUCINACIONES MIXTAS
Alteración del esquema corporal + alteraciones táctiles y otras. Ej.: enfermos
esquizofrénicos que afirman haber sido violados, castrados, etc.
Etiología de las alucinaciones (3)
Neoplasias intracraneal, cualquier infección, intoxicaciones.
Se puede provocar experimentalmente por drogas.
Se puede provocar por estímulos psíquicos (sugestión e hipnosis)
Las características especiales de la alucinación orienta el diagnóstico.
Exploración de las alucinaciones (3)
Observar la conducta del enfermo sospechosa de presencia de alucinaciones. Taparse la
nariz y oídos para no “oler” u “oír”, contesta a los insultos a los fonemas que lo “insultan”
Para explorar ideas delirantes se debe ser cauto
Para explorar alucinaciones no es preciso ser tan cautelosos.
Se formula las siguientes preguntas: ¿oye Ud. Voces estando solo?, ¿y voces distintas
de las personas con quienes está hablando?, ¿ha visto alguna vez sombras o figuras?,
¿ha notado algún cambio en su ara al mirarse al espejo?, ¿y en su cuerpo?, ¿alguna
sensación rara?
Caracteres complementarios (3)
1. Actitud del enfermo frente a la sintomatología alucinatoria.
2. Seguridad del enfermo d haberlas percibido
3. Nitidez con que se presentaron
4. Frecuencia en relación con otros factores
5. Interpretación que el enfermo da al contenido alucinatorio (en general se empata
con ideas delirantes)
(4) Para La Psiquiatría, Las Alteraciones De La Percepción (Segundo Sistemas De
Señales) Tiene Más Importancia Que Las De La Sensación (Primer Sistema)
La percepción se compone de sensaciones, también de pensamiento, memoria y
sentimientos.
A medida que sed desarrolla el segundo sistema de señales, apareen en el hombre las
percepciones, que son una forma de conocimiento del mundo circundante superior a las
sensaciones, pues mientras que en éstas se reflejan en el individuo únicamente
cualidades aisladas de los objetos, en la percepción se refleja el objeto total.
En el grupo de alucinaciones verdaderas hay que distinguir una de sus variedades, la que
antes se agrupaba como alucinaciones psíquicas o psicológicas. Es mejor denominarlas
dominantes, lo más frecuente es que se presenten como auditivas y son resultado de
una vivencia afectiva, intensa, cuando una vivencia alcanza un grado máximo de
saturación afectiva, puede originarse una alucinación dominante.
Son alucinaciones imperativas cuando el enfermo oye voces que le ordenan realizar algo,
frecuentemente tienen un carácter tan contundente que los enfermos no pueden
oponerse y realizan lo que se les manda, llegando alguna veces al suicido, a un homicidio
o a otra acción de verdadera peligrosidad social.
En algunas enfermedades psíquicas, singularmente en el delirio alcohólico agudo, las
alucinaciones visuales se pueden provocar artificialmente. El método de Lipmann
consiste en invitar al enfermo a bajar los párpados, tras de lo cual se le oprimen los ojos,
dando lugar a la aparición de dichas alucinaciones. Según el método de Reichardt, se
hace mirar al enfermo un papel blanco, y entonces empieza a ver en él, figuras y
palabras.
El enfermo no siempre habla al médico de sus alucinaciones, y de ahí la importancia de
los llamados síntomas objetivos de las mismas. Es típico la conducta de los enfermos su
mirada se fija mucho tiempo en un punto; se vuelven hacia un lado y parece como si
escucharan algo; al comer hacen gesto y huelen los alimentos; al conversar contestan
inadecuadamente; se ve que están distraídos; se encuentran alejados de los demás
enfermos y hablan consigo mismo. En algunos enfermos alucinantes crónicos, a estos
síntomas se suman, otros de carácter físico, tales como arrugas en los párpados en las
alucinaciones visuales, o cursos verticales delante de la oreja en las auditivas.
Con frecuencia, los enfermos se tapan la nariz y los oídos con algodón para escapar a las
alucinaciones desagradables en las pseudos alucinaciones. El falso objeto de la
percepción no se proyecta al exterior. En las pseudos alucinaciones la imagen
alucinatoria se encuentra dentro del enfermo, de ordinario en la cabeza. Las más
frecuentes son las auditivas, son raras la visuales en las cuales los enfermos se figuran
ver con una “visión interna” diversos objetos.
AUTOMATISMO Pseudo alucinaciones
PSÍQUICO
Ideas autóctonas (alt. Del
(KANDISHI
pensamiento)
CLERAMBAUL)
Reconocimiento
Eco del pensamiento

Ideas Autóctonas o Pensamientos: en estas ideas el paciente las considera ajenas, no


pertenecientes a él, extrañas venidas como resultado de una imposición exterior. Se
diferencia el pensamiento autóctono de las seudo alucinaciones en que no sueña.
Desrealización: el paciente percibe al mundo circundante de una manera distinta a como
lo percibía antes, en unos casos no puede precisar en qué consiste este cambio, se limita
a decir que todo está de otra manera como irreal. Se diferencia de las alucinaciones–
ilusiones, ya que en la macropsia, micropsia, dismegalopsia el paciente percibe los
objetos como tales y no como otras sino deformados y cambiados. En cambio en la
desrealización todos los objetos que le rodea parecen otros como si hubieran cambiado.
Al los fenómenos de desrealización se unen con frecuencia síntomas de hipopatia.
Hipopatía: se caracteriza por la pérdida del todo sensorial correspondiente a las
percepciones Ej.: se percibe que le alimento es dulce, salado o ácido, peo esta
percepción no va acompañada de colorido subjetivo correspondiente de agradable.
Despersonlización: el enfermo se percibe a sí mismo como cambiado asegura que ha
cambiado todo su cuerpo, que éste se ha hecho más pesado o más ligero, mayor o más
pequeño; lo más frecuente es que esto se refiera a una parte o a un lado del cuerpo
(“alteración del esquema del cuerpo”.
Los síntomas de despersonalización y desrealización se observan sobre todo en algunas
encefalitis y traumas del cerebro.
ALTERACIONES DE LA PECEPCIÓN–SENSACIÓN (SENSOPERCEPCIÓN)
Es importante la experiencia del pasado para reconocer la percepción.
Percepción: reflejo de las cualidades de un objeto en nuestro cerebro.
Diferencia entre sensación y percepción
Sensación: cualidad aislada de un objeto
Percepción: acto global de todas las cualidades integradas en el cortex cerebral.
1. Sujeto (aspecto psicológico)
TEORÍA DEL 2. Objeto (aspecto ontológico)
CONOCIMIENTO
3. Imagen (aspecto lógico) que
nos permite estar en relación con el
mundo
PATOLOGÍAS
1. Agnosia
Los órganos de los sentidos están bien, pero no hay interacción central.
Hay que diferenciar el daño orgánico-psicológico.
2. Convicción corporal sin sensación
El sujeto siente el objeto pero el sabe que no existe (no existe experiencia previa)
3. Alteraciones de la intensidad
4. Alteraciones de la cualidad
Cuando se generaliza todos los elementos o cuando falta un elemento.
5. Sinestesia
Respuesta anormal a un estímulo adecuado
6. Sensaciones Simultáneas Anormales
Ej. Confusión entre olores con sabores.
La sensación estimula otro sentido afín.
Percepción alterada de la forma espacial
Micopsia
FRECUENTE EN Macropsia
ALCOHÓLICOS Y EN
Metamorfosia
ADICTOS CO
MESCALINA Y CON Dismegralopsia: variante del
CACTUS DEL SAN anterior, el objeto aumenta o
PEDRO (ECUADOR) disminuye
Diplopia: objetos pequeños
Poliplopia: objetos agrandados

Extrañeza de lo percibido
No hay alteración de sensaciones pero el sujeto se extraña de lo percibido, es una forma
como se inicia la psicosis.
Pseudo percepciones
Ilusión: deformación de un objeto real
Paradolia: percepción de imágenes móviles o táctiles sobre objetos reales, pero a esas
imágenes el sujeto reconoce que son irreales. Ej. Inhalantes.
Alucinación: percepción de un objeto que no existe
Pseudo
Creencia íntima
CARACTERÍSTICAS DE LAS Proyección objetiva
ALUCINACIONES
Ausencia de objeto

alucinación: las alucinaciones parten de dentro de la cabeza.


En la alucinación
Proyección objetiva
verdadera debe haber
lucidez de ALUCINOSIS Ausencia de objeto los
sentidos. CARACTERÍSTICAS
No hay creencia íntima

ANORMALIDADES DE PERCEPCIÓN
De la vista:
9 Imágenes idénticas o intuitivas
9 Imágenes postópticas: dificultan la visión de la realidad
9 Visiones fantásticas: se necesita tranquilidad
9 Alucinaciones extracampicas: están fuera del campo visual
9 Alucinación negativa: falta de visión de objetos por alteración psicógena Ej.
Histeria
Del oído:
9 Pseudos alucinaciones
9 Alucinaciones funcionales
9 Alucinaciones verbales psicomotrices

AFECTIVIDAD - SENTIMIENTO

Hay hombres capaces de sentir y hasta de sentir delicadamente e incapaces de


exteriorizar los sentimientos.
-Bernard Shaw-
(4) El sentimiento es la forma de la conciencia en que el hombre manifiesta la actitud
subjetiva hacia la satisfacción o insatisfacción de sus necesidades inferiores y superiores.
(4) SENTIMIENTOS INFERIORES: son preferentemente de naturaleza refleja no
condicionada y se relacionan con los instintos de conservación, alimentación y
reproducción. En otros términos, estos sentimientos se originan cuando se satisfacen o n
se satisfaces las necesidades que guardan relación con los instintos mencionados.
(4) SENTIMIENTOS SUPERIORES: las necesidades superiores-sociales, éticas,
estéticas e intelectuales- aparecen en el hombre al desarrollarse la conciencia, y tienen
como base el segundo sistema de señales.
La satisfacción de estas necesidades da origen a los sentimientos superiores.
En el hombre, los sentimientos superiores ocupan una situación predominante con
respecto a los inferiores, al os que controlan y reprimen.
El desarrollo de los sentimientos superiores de cada individuo depende de la conciencia
social de la época del sistema social y del nivel de necesidades de a sociedad.
(4) AFECTO FISIOLÓGICO: es un sentimiento intenso de corta duración que aparece de
súbito y acompañado de una violenta reacción motora
(4) PASIÓN: es el sentimiento intenso y prolongado. Las pasiones corresponden tanto a
los sentimientos superiores como a los inferiores. En el primer caso, la pasión puede
coadyuvar a la satisfacción de las necesidades superiores sociales, del individuo; en el
segundo caso, de las inferiores.
(4) EL ESTADO DE ÁNIMO: es la tendencia general y prolongada a que se mantienen
los sentimientos de un individuo; algunos de éstos originan como una tendencia general
de equilibrio, que se manifiesta en el buen o al estado de ánimo. Los estados de ánimo
pueden ser de distinta duración, desde unos minutos hasta varias horas y unos cuantos
días. En algunas personas durante toda su vida se mantiene un buen estado de ánimo,
en otras, por el contrario, siempre es malo.
(4) HIPERESTESIA DE LOS SENTIMIENTOS: se caracteriza por el incremento
inadecuado del afecto producido por uno u otro estímulo. El individuo con hiperestesia de
los sentimientos, manifiesta una reacción afectiva excesiva a acontecimientos que incluso
no tienen relación alguna con él. Este individuo, al leer una obra literaria cualquiera,
siente como suya la vida de los personajes y padece o se regocija lo mismo que ellos. Ej.:
en los estados melancólicos hay hiperestesia de los sentimientos, el enfermo depresivo
siente muy intensamente los acontecimientos de su vida pasada.
(4) EMBOTADURA DE LOS SENTIMIENTOS: es lo opuesto a la hiperestesia. En la
embotadura lo inadecuado se manifiesta en que el estímulo no motiva la actitud subjetiva
normal correspondiente. Este síntoma aparece con especial claridad en la esquizofrenia.
El esquizofrénico, que antes de serlo tenía manifiestos sentimientos de cariño hacia sus
familiares, se muestra indiferente para con ellos durante la enfermedad. En la
esquizofrenia el embotamiento abarca tanto los sentimientos superiores como los
inferiores. En la mayoría de enfermedades psíquicas de curso prolongado se observa
una disminución de los sentimientos superiores y, en cambio, se exteriorizan más lo
inferiores.
(4) LA AMBIVALENCIA AFECIVA: se manifiesta en la existencia simultánea de dos
sentimientos contrapuestos. Así pueden existir al mismo tiempo, los sentimientos de
cariño y odio.
(4) INESTABILIDAD AFECTIVA O SENTIMENTALISMO: cuando bajo la influencia de un
estímulo muy débil aparece un sentimiento que cesa rápidamente y se manifiesta casi
siempre con lagrimeo. En estos casos el enero se parece al niño que fácilmente rompe a
llorar, pero que en seguida se tranquiliza y comienza a reírse.
La patología de los sentimientos inferiores relacionados con deseos que están
determinados por los instintos de conservación, alimentación y reproducción.
(4) LABILIDAD AFECTIVA: esta se manifiesta en que en algunas personas y en
períodos determinados de ciertas enfermedades los afectos pueden originarse por
motivos fútiles. Así se observa, or ejemplo, en los psicópatas histéricos y en las neurosis
histéricas. Estos afectos no acarrean ninguna consecuencia grave. Los enfermos fritan,
lloran, patalean, rompen vajilla y se tranquilizan enseguida.
De esta labilidad afectiva hay que diferenciar la afectividad en que los afectos se
desencadenan con dificultad, pero si llegan a originarse, van acompañados de furia,
agresiones y otros actos violentos, estoas afectos se pueden observar en los psicópatas
explosivos afectivos y en los epilépticos.
(4) EL AFECTO PATOLÓGICO: se diferencia del fisiológico en que está motivado por
causas inadecuadas, o sea que no le corresponden en absoluto. Sin embargo, el afecto
patológico es debido a veces a una causa importante. Se caracteriza de ordinario por
acciones muy destructivas y puede acompañarse de asesinato con ensañamiento, con
numerosos golpes a la víctima. También es propio del afecto patológico que le individuo
que no ha padecido no recuerda después nada de lo que sucedió mientras se hallaba en
tal estado. Con gran frecuencia al afecto patológico sigue un sueño profundo, difícil de
interrumpir y que comienza pronto.
(4) REACCIÓN DE CORTOCIRCUITO: esta próxima al afecto patológico.
Aparece después de una vivencia prolongada de fuerte tono afectivo negativo. Bajo la
influencia de constantes y prolongadas defensas, insultos y denuestos, en algunas
personas se forma un punto patológico permanente. Cualquier nueva excitación de este
punto lleva consigo una explosión motora rápida que se manifiesta en actos socialmente
peligrosos, a veces en homicidios, pero, sin embargo, en esos caos n hay obnubilación
de la conciencia, y, el individuo recuerda después lo sucedido. Estas personas también
se consideran irresponsables casi siempre.
(4) EL ESTADO DE ÁNIMO PATOLÓGICAMENTE ELEVADO: se produce sin causas
suficientes para ello y a veces en franca contradicción con la situación en que se
encuentra, se muestra muy alegre y contento, bromea, se ríe y baila.
Este estado de ánimo suele ser muy constante y llega a mantenerse meses enteros. Con
frecuencia se combina con una supervaloración de la personalidad, con verborrea y con
agitación motora. Ej.: psicosis maniaco-depresiva (fase maniaca).
(4) EUFORIA: Cuando el estado de ánimo patológicamente elevado se manifiesta en una
placidez peculiar, frecuente en la demencia e intoxicaciones.
(4) ESTADO DE ÁNIMO DEPRIMIDO (DEPRESIÓN): el enfermo siente tristeza,
inquietud, angustia. Todo lo ve negro. Nadie ni nada lo alegra, corrientemente se juzga
mal así mismo, manifiesta ideas de auto acusación, e haber pecado, a veces
hipocondríacas. Los enfermos se niegan a menudo a comer, tienen ideas de suicidio y
tratan de llevarlas a cabo
El curso de su pensamiento suele ser lento y presenta inhibición motora, el estado
depresivo puede durar desde unas horas y días hasta varios meses e incluso años. La
depresión es propia de muchas enfermedades psíquicas.

Sentimiento
SUBTIPOS DE VIVENCIA FECTIVA Estado de ánimo
Afecto
Emoción
Pasión
Sentimiento: es lo más representativo, es el radical básico de la vida afectiva. El
perímetro de los sentimientos comprende los tipos de vivencias que consisten en estados
pasivos del “yo”, agradable o desagradables.

Sentimientos Sensoriales:
estado corporales localizados,
nacen del cuerpo. Ej. El dolor
Sentimientos Vitales: estados
corporales difusos, nacen de la
estructura vital. Ej. El
aplanamiento.
Sentimientos Psíquicos: nacen
CLASES DE del yo psíquico, como una
SENTIMIENTOS reacción Ej. La tristeza
Sentimientos Espirituales:
nacen de la espiritualidad,
sentimientos artísticos,
metafísicos y religiosos

La vida afectiva no tiene un ser propio. Entre la afectividad y los demás sectores
psíquicos existen unas íntimas relaciones. Los procesos de holotimia, catatimia y
formación de ideas sobrevaloradas son ejemplos de afectividad intensa, normal o
patológica.
La afectividad volitiva se deja influir también por los fenómenos afectivos.
A su vez, todo acontecer de nuestra vida psíquica y corporal se acompaña de una
resonancia afectiva. Los sentimientos pueden tener una procedencia consciente o
inconsciente. A los movimientos afectivos muy intensos y de presentación brusca los
llamamos afectos, emociones y pasiones. Y a las disposiciones, afectivas estable y
persistentes, estados de ánimo o humores.
Las pasiones se distinguen de los afectos y las emociones por tener una duración algo
más prolongada y producir una deformación de las ideas del sujeto sobre ciertas
cuestiones o problemas, siguiendo las vías de la holotimia y al catatimia. El sujeto
sobrevalora entonces las ideas y juicios acordes con el significado de la pasión y suprime
los datos contrapuestos a ella. Con facilidad se establece una idea sobrevalorada: una
idea sobrecargada de afectividad que ocupa el centro de la conciencia del sujeto y rige su
pensamiento y su conducta.
El contenido de la idea sobrevalorada coincide estrictamente con el colorido de la pasión:
celos, desconfianza, venganza, miedo, envidia, codicia, etc.
Cuando las ideas sobrevaloradas han arraigado tanto en el sujeto que se han vuelto
impermeable a la experiencia y las refutaciones lógicas, decimos que se han
transformado en ideas deliroides.
La diferencia entre las emociones estrictas y los afectos consisten ñeque estos últimos no
se acompañan apenas de modificaciones somáticas, en tanto que toda auténtica emoción
se manifiesta por un cotejo psicosomático agudo en el que nunca falta la nota de la
conmoción corporal.
La conmoción corporal propia de las tensiones emocionales, y sobre todo de los choques
emocionales, es una conmoción vegetativa y endocrina.
Hay grandes diferentas entre unas personas y otras en el umbral de las emociones en
general o casi general demasiad bajo, acompañado de la tendencia a descargar las
emociones más hacia fuera que hacia dentro, es un rasgo seguro de inmadure
emocional.
La mayor parte de las expresiones emocionales deben ser aprendidas en un medio socio
cultural determinado, análogamente a lo que ocurre con el lenguaje. Es que, en
definitiva, el lenguaje en sentido estricto y la expresión emocional son medios de
comunicación.
Pues bien: los perfiles del lenguaje y de la expresión emocional se modifican
ampliamente en los distintos medios socios culturales.
Neurosis Fásicas: síntoma
nuclear es la angustia vital
Psicosis Fasotímicas: síntoma
nuclear es la tristeza vital en las
fases depresivas y exaltación vital
en las fases maniacas.
Psicopatías: índice común es la
exaltación de la agresividad en un
ENFERMEDADES contexto afectivo de perfil
DEL ESTADO DE anómalo diverso.
ÁNIMO
Síndromes Paranoides:
construidos especialmente sobre
la tristeza vital, como los delirios
sensitivos de auto referencia o
sobre la exaltación vital, como los
delirios litigantes.
Afecciones Psicosomáticas:
tienen un sub fondo vital
depresivo-angustioso.
DIFERENCIA ENTRE ANGUSTIA Y ANSIEDAD
ANGUSTIA ANSIEDAD
Experiencia Sensación de espera Sensación de
global incierta e inmovilizante. inquietud
Experiencia Opresión precordial o Sensación de
corporal epigástrica (mas falta de aire
localizada valencias cardíacas) (más valencias
respiratorias)
Vivencia Temor a volverse loca a Posibilidad de
morirse repentinamente que ocurra todo
(presentimiento de (zozobra)
disolución del yo)
Plano Inhibición y encogimiento Inquietud y
psicomotor (sobrecogimiento) desasosiego
(sobresalto)
Tiempo vivido Lenificación y hasta aceleración
detención
Espacio Reducción Exaltación
individual
Nota esencial Más visceral y física Más psíquica
elevada
Presentación En la mayor parte de los Sólo en
neuróticos fásicos aquellos
neuróticos
fásicos que
tienen una gran
capacidad de
introspección.
Dos clases de vivencias de vértigo:
1. el vértigo laberíntico o perceptivo-vértigo sistemático-: consiste en le
desplazamiento (sensación de desplazamiento) o giro del entorno en una determinada
dirección se trata realmente de un trastorno de la percepción del espacio.
2. el vértigo asistemático: es un trastorno fundamental que corresponde a la
representación del espacio. Los enfermos pueden expresarse así: “tengo la cabeza
confusa”, “me parece que me voy a caer”, “tengo la sensación de elevarme”, “voy com
sobre algodones”. El vértigo asistemático es el vértigo angustioso o ágora fóbico.
Aburrimiento
Se caracteriza por la sensación de flota de novedad. Hay un aburrimiento de origen
exterior o reactivo, inmanente ciertas situaciones impregnadas de monotonía. En el
aburrimiento reactivo “las aspiraciones flotan sin encontrar su objeto”.
En otras ocasiones el aburrimiento emana del sujeto mismo es el aburrimiento interior o
vital.
Una gran parte de los enfermos depresivos vitales no dicen que están tristes, sino
aburridos.
Siempre que se sospeche el diagnóstico de una depresión vital, debe preguntarse a
enfermo si se halla aburrido.
Reactivo
ABURRIMIENTO Interior O Vital ( tedio, hastío,
fastidio)

Diferencia de aburrimiento y apatías


En el aburrimiento las aspiraciones flotan sin encontrar su objeto.
En la indiferencia existe una pérdida de los intereses y las aspiraciones mismas.
ANGUSTIA NORMAL VS. ANGUSTIA MORBOSA
Aspectos comunes:
1. No posee la angustia ningún contenido concreto
2. Tanto la angustia neurótica como la existencial (normal) son formas de angustia
ante la nada, ante la muerte. La angustia es siempre el presentimiento de la nada
3. Los temas en ambos casos son semejantes: la muerte, la absurdidad de la
existencia o de la vida y el sentimiento de culpa.
4. en tanto la innovación y lo desconocido fomentan la angustia, la repetición y lo
conocido se oponen a ella.
Angustia existencial
MODALIDADES DE Angustia espiritual
ANGUSTIA NORMAL
Angustia metafísico-religiosa
No existe angustia reactiva.
Diferencias entre angustia neurótica y normal

1. Por su génesis: la angustia neurótica surge del fondo endotímico o vital; la normal,
equivalente a la vivencia del carácter limitado de la vida, surge del plano profundo de la
existencia, en el marco de una iluminación existencial.
El hombre sano solo vivencia la angustia en ciertos momentos de iluminación existencial,
momentos del presentimiento de la nada, que surgen por una decisión primaria.
2. Por las cualidades de la vivencia: la angustia neurótica es somatizada, la angustia
normal es vivida y vivenciada en el plan espiritual.
En la angustia neurótica hay un contacto vivencial con la nada, en la angustia normal sólo
hay un presentimiento de la proximidad de la nada.
En la angustia normal la nada es inminente; en la angustia patológica está ya presente.
3. Por sus derivaciones y consecuencias: la angustia neurótica contiene valencias
negativas para el desarrollo de la personalidad.
La angustia normal encierra valencias positivas para el desarrollo de la personalidad.
La elaboración psíquica de la angustia neurótica, por medio de cuya operación e enfermo
encuentra un sentido para las vivencias de angustia, lo que le infunde tranquilidad,
conduce a síntomas neuróticos, sobretodo fobias y obsesiones.
En las fobias se da una forma concreta a la experiencia angustiosa, con lo que disminuye
la angustia y al mismo tiempo ésta tiende a entronizarse.
Según las aportaciones psicoanalíticas, en las fobias; la angustia tampoco se halla ligada
a su objeto originario, sino a un objeto sustituto.
4. Por su coeficiente de libertad: la angustia neurótica suóne la quiebra de la libertad
del sujeto; la normal es el producto de una decisón primaria.
El neurótico, es neurótico a la fuerza, sin quererlo originariamente –más tarde el potencial
volitivo puede neurotizarse-.
Todo poder ansiolítico ha de entenderse como una fuerza que tiene el don de
canalizarse constructivamente la angustia normal.
EL MIEDO
El miedo contrariamente a la angustia es un sentimiento psíquico, por lo tanto, un
sentimiento motivado o reactivo, que se acompaña de un contenido concreto: la situación
de peligro o el objeto amenazador que ha provocado la reacción de miedo, es un
fenómeno normal en sí.
EL PÁNICO
Es un mido a todo, a un peligro que amenaza de todas partes y, en el fondo, no lo hace
desde ninguna”.
El miedo no se concreta en algo sino que se refiere a todo.

TEMOR
Aquí el impacto de lo desconocido es más evidente que el miedo. Es decir, el objeto del
temor es más difuso y menos conocido que el del miedo.
Hay estados mixtos: el miedo angustioso, y sobretodo el miedo a la angustia, fenómeno
muy frecuente entre los neuróticos.
La concreción de la angustia vital en forma de fobias bien definidas puede tomarse como
una transformación de angustia en miedo. Esta transformación obedece a un mecanismo
defensivo del yo: la angustia condensada en un objeto (fobia) es menos mortificante que
la angustia – nada.
En la patogenia de la neurosis obsesiva intervienen tres clases de sentimientos: la
angustia vital, el sentimiento de inseguridad de sí mismo y el sentimiento de culpa.
FOBIA VS. OBSESIÓN
La distinción entre el mundo obsesivo, probó de la neurosis o enfermedad obsesiva, el
mundo fóbico, propio de la neurosis fóbica, es un problema diagnóstico diferencial de
gran importancia.
1. los estímulos anxiógenos provienen en los enfermos obsesivos del mundo interior, y
en los enfermos fóbicos del mundo exterior.
2. Las fobias se acompañan de angustia”a chorros” y los fenómenos obsesivos son
vivenciados sin angustia, aunque sí sobre el soporte de una amenaza angustiosa.
3. los contenidos fóbicos son vividos por el sujeto como contenidos propios y realistas –
que reflejan la realidad-, y en cambio los contenidos obsesivos como extraños al yo
irreales y hasta absurdos.
4. el sujeto fóbico se protege de las fobias buscando compañía humana y rehuyendo la
situación u objeto anxiógeno, en tanto que el enfermo obsesivo se aísla progresivamente
para entregarse a la repetición des sus ritos y ceremoniales obsesivos sin que nadie le
perturbe.
5. En la evolución espontánea se distingue las neurosis fóbica por su tendencia al
estacionamiento y la enfermedad obsesiva por su progresividad.
6. en tanto muchas veces pueden obtenerse resultados terapéuticos sumamente
brillantes en las neurosis fóbica con una asociación de psicoterapia antropológico-
analítica y medicamentos relajantes, en la enfermedad obsesiva los resultados
terapéuticos obtenidos con el procedimiento idóneo, integrado por la asociación de
fármacos de distintos tipos y psicoterapia psicagógica, suelen ser medidores.
TRISTEZA VITAL VS. TRISTEZA REACTIVA
1. La tristeza reactiva se presenta por mediación de una vivencia. La tristeza vital se
presenta por / sin mediación de una vivencia.
a. la aparición de la tristeza reactiva tiene lugar poco tiempo después del impacto
vivencial. La tristeza vital también.
b. La evolución de la tristeza reactiva cursa paralelamente a la vivencia
traumatizante. La tristeza vital no.
c. el contenido de la tristeza reactiva coincide con el de la misma vivencia. La
tristeza vital no.
2. La tristeza reactiva es un sentimiento psíquico y dirigido. La tristeza vital, un
sentimiento encarnado, a la vez, vital y sensorial.
3. En la tristeza reactiva se hallan ausentes una serie de notas propias de la tristeza
vital:
9 Inhibición vital
9 Ideas de culpa
9 Cierto grado de anestesia afectiva (sentimiento de la falta de sentimientos)
Ej. “yo no puedo estar triste ni alegre, ni puedo reír ni llorar”
4. Diferencia cuantitativa: la tristeza del depresivo vial suele ser más intensa que la
del sujeto que atraviesa una depresión reactiva. La tristeza vital es más frecuente que la
reactiva.
TRISTEZA VITAL vs. ANGUSTIA VITAL
1. La angustia vital se vivencia como una inminente amenaza de disolución del yo,
que toma los contenidos de temor a la locura y a la muerte, la tristeza vital se vivencia
como una sensación de vacío y de falta de interés.
2. El enfermo angustiado reconoce por lo general que se halla angustiado, en tanto
que entre los enfermos depresivos abundan los que se sientes aburridos o corporalmente
enfermos, pero no tristes.
3. Es casi raro que la angustia vital no se acompañe de un esbozo de vértigo
timopático, al menos de cierta inestabilidad en los grandes espacios, y de fenómenos de
hiper emotividad, a lo que se contrapone la sensación defalca de sentimientos como dato
propio de la tristeza vital.
4. en tanto que los estados de angustia neurótica suelen acompañarse de temores y
fobias, de distintos contenidos, e incluso de la actitud fóbica, de buscar aplazamientos y
excusas para las actividades más o menos comprometidas, en los estados depresivos los
temores de cada enfermo se refieren casi exclusivamente al estado de salud, a la
situación económica o a la culpa.
5. La angustia neurótica suele producirse en el marco de cierta inquietud
psicomotora, y en cambio el estado depresivo intenso cursa con pérdida del impulso vital
y cierto grado de inhibición psicomotora, que suele ser reemplazada por la agitación
cuando el componente angustioso es importante.
6. la exploración mediante cuestionario, escalas de estimación y tests proyectivos
(ser todo Rorschach y el T.A.T.) puede ayudar en el diagnóstico diferencial.
La exaltación vital -muchos autores prefieren hablar de alegría-
Aparece sin motivo ni fundamento real, es el síntoma esencial de la manía fasotímica o
ciclotímica.
La exaltación vital puede tomar el colorido de la euforia o la iracundia. Hay maniacos
festivos y maniacos iracundo -la exaltación maniaca no es propiamente alegría-.
En las reacciones de miedo y pánico pueden presentarse también conductas agitadas, de
sobresalto.
En tanto la tristeza psíquica motivada, que incluso muchas veces tiende a perpetuarse
transformándose en tristeza vital; la alegría psíquica producida por acontecimientos
satisfactorios se agota pronto. La tristeza se alimenta a sí misma y la alegría se auto
devora.
Los sentimientos de soledad y desesperanza constituyen la constelación dinámica de la
personalidad que puede acceder a la alcoholomanía.
LA TIMIDEZ
Es una actitud afectiva que se refleja en la dinámica social por la inhibición del sujeto
para desarrollar adecuada y suficientemente una conducta de relaciones interhumanas, y
sobre todo para comunicarse con los demás.
Entre los sujetos tímidos se acumulan los fenómenos psicopatológicos: en primerísimo
lugar, las inhibiciones inmanentes a los desarrollos neuróticos; los delirios sensitivos de
auto referencia; las fobias, sobre todo al rubor y a la impotencia sexual; las fases
depresivas, y las conducta alcohólicas y drogómanas, e incluso un índice alto de
criminalidad.
1. Transformación afectiva: es una mutación de los sentimientos psíquicos, sobre
todo de los dirigidos hacia otras personas, incluso se produce una inversión afectiva.
2. Descontrol-desgobierno de la afectividad-: el enfermo experimenta, de un
modo incontrolado, fluctuaciones afectivas muy intensas y de breve duración.
3. Humor delirante
4. Sentimientos sustraídos o impuestos: los sentimientos “hechos” (enajenación
de los sentimientos) y los sentimientos “sustraídos”, forman parte de las vivencias de
influencia que figuran entre los síntomas de primer rango de K. Schneider.
5. Esquizosis
6. Autismo: la pérdida del contacto afectivo y vital de la realidad es el elemento
básico de autismo.
7. Incongruencia afectiva: ambivalencia= coexistencia simultánea de 2
sentimientos de signo opuesto en el mismo estrato afectivo.
Trastornos Transformación
Precoces De Afectiva (1)
Escaso
Descontrol (2)
Valor
Diagnóstico Humor delirante
(3)
Sentimientos
TRASTORNOS Trastornos
sustraídos o
AFECTIVOS Precoces De
impuestos (4)
ESQUIZOFRENICOS Gran Valor
Diagnóstico
Esquizosis (5)
Trastornos Autismo (Vivencia
Preferentem De Esquizofrenia)
ente Tardíos (6)
O Residuales
Incongruencia
De Gran
Afectiva
Valor
(Paratimias,
Diagnóstico
Paramimias,
Ambivalencias) (7)
Paratimias (sentimientos incongruentes): sentimientos inadecuados para la situación
vivida o las ideas actualizadas. Paramimias: es la expresión inadecuada de un
sentimiento que puede ser correcto) disonancia entre el sentimiento y su expresión
mímica y gestual.
TRASTORNO DE LA AFECTIVIDAD EN LAS OLIGOFRENIAS
Puede La afectividad tener calidades contrapuestas de acuerdo a la psicomotricidad de los
oligofrénicos tórpidos (-) y eréticos (+).
Las alteraciones intensas del estado de ánimo o de los sentimientos psíquicos en la
infancia dificultan extraordinariamente el aprendizaje hacen descender los rendimientos
psíquicos objetivos. Tamañas influencias ejercidas por la vida afectiva sobre la esfera
intelectual pueden motivas que niños intelectualmente normales sean considerados como
oligofrénicos (seudo oligofrénicos).
TRASTORNO DE LA AFECTIVIDAD EN LAS EPILEPSIAS
La viscosidad, la explosividad: son trastornos imputables a las lesiones orgánicas
cerebrales. (psicosíndrome orgánico epiléptico).
La viscosidad: adherencia afectiva pegajosa a tradiciones, cosas y personas aparee
sobre todo en las epilepsias temporales profundas o rinencefálicas.
La explosividad: (explosiones de cólera) se producen principalmente en la epilepsia
postraumática y algunas veces en la epilepsia rinencefálica.
La irritabilidad es la tonalidad afectiva más frecuente de las distimias epilépticas.
Labilidad afectiva
con euforia
Tristeza
Síndromes De
Transición Irritabilidad
Afectivos
Apatía Astenia;
etc.

TRASTORNOS
Apagamiento Obnubilación
AFECTIVOS
Afectivo
Sopor
EN LA
Coma
PSICOSIS
SINTOMÁTICAS Exaltación
afectiva
(delirio
onírico)

PSICOSÍNDROME ORGÁNICO:
El sentimientos prevalerte no es uniforme. Pueden prevalecer la euforia, la tristeza, la
cólera, etc.
Quizá la moria sea s sentimiento más pintoresco. Moria es la manía chistosa que
aparece sote todo en las lesiones orgánicas de los lóbulos frontales especialmente en los
procesos expansivos de esta localización. Consiste en una especie de euforia orgánica,
que se distingue por su superficialidad y por producir chistes pueriles y procaces.
En las frecuentes ocasiones en que la moria está injertada sobre un estado demencial o
una obnubilación de la conciencia, la productividad chistosa se transforma en una sarta
de incoherencias emitidas con una alegría ostensible.
INCONTINENCIA EMOCIONAL
Las emociones, por no poder ser contenidas, toman una expresión mínima y gestual
exagerada. Incluso, pequeñas modificaciones afectivas se traducen en fenómenos
exteriores evidentes.
Las expresiones afectivas del sujeto incontinente emocional siempre parten de un
fenómeno afectivo auténtico. Esta cualidad permite distinguirlas de las crisis patológicas
y seudo afectivas de risa y llanto (producidas por ej. Intoxicación crónica)
La incontinencia emocional aparece en:
1. Enfermos psicoorgánicos
2. Personas normales agotadas psíquica o corporalmente
3. Arteriosclerosis cerebral (crisis de llanto)
La incontinencia emocional consiste en la imposibilidad de impedir la expresión de las
emociones, incluso de las más ligeras. Las crisis de risa patológicas o de llanto, carecen
de verdadero valor expresivo

ALTERACIONES AFECTIVAS EN LAS PSICOSIS ECOTÓXICAS


1. En los momentos agudos se atienden a lo dicho en las psicosis sintomáticas
2. En los momentos de evolución avanzada se producirá una desestructuración
afectiva de tipo orgánico
3. Se complican con mucha frecuencia con cuadros depresivos
9 Agresividad prevalece en alcoholismo
9 Indiferencia prevalece en mundo nirvanico en los opiáceos
TENDENCIAS INSTINTIVAS (LIBRO DE HONORIO DELGADO)
Intensidad
Curso
ANORMALIDADES Calidad
Regulación

Sentimiento: aspecto subjetivo de tendencias instintivas


Informe: no hay dirección

Estructurado: hay dirección. Ej. Manías,


AGITACIÓN esquizofrenia catatónica (agitación
catatónica, epilepsia) psicosis tóxica
(alcoholismo agudo), psicosis sintomática,
histeria.

Embriaguez patológica: (+) grado de agitación y agresividad


MUERTE BLANCA Catatoniforme
(PSICOSIS TÓXICA POR
Agitativo
MARIHUANA)

Epilepsia+estado crepuscular: furor epiléptico (lo más peligroso).


Parálisis general progresiva: meningoencefalitis por sífilis.
DEPRESIÓN
Depresión de subfondo (Kurt Schneider): variables cíclicas de ánimo sin relación
exterior, pero rebasa el límite normal.
Depresión de trasfondo: producida por aumento del stress, luego de que acaba el
stress el sujeto cae en depresión.

Trabajo de duelo (depresión reactiva “normal”): depresión moderada que dura 4 – 8


semanas si demora más de 6 meses es patológica.
Depresión enmascarada por síntomas físicos
Depresión endógena (vital): la más grave dura 4–8 meses. Puede desencadenar
suicidios (mayor frecuencia) si se acompaña de angustia y agitación es peor.
SUICIDIO
FRECUENCIA DE 8=enfermos no mentales
SUICIDIO 8:1
1=enfermos mentales

Causa social fundamental


CAUSAS DE SUICIDIO Problemas personales

Psicosis sintomática
CAUSAS DE DEPRESIÓN Enfermedad de Addison
SINTOMÁTICA
Arterioresclerosis
(REACTIVAS) ACOMPAÑA
A ESTAS Epilepsia
ENFERMEDADES Esquizofrenia
Neurosis

Enfermedades físicas
Enfermedades mentales
Personalidad Anormal
La tendencia autodestructiva (autoagresiva) no es igual al suicidio.
Una tasa de suicidios puede encubrir una miseria mayor que una tasa más baja. Ej.
Países superdesarrollazos aumenta la tasa de suicidio.
En la ciudad es mayor la tasa de suicidio.
En la primavera y otoño aumenta la tasa de suicidio en países de 4 estaciones.
El número de homicidios es inversamente proporcional al número de suicidios.
Fuga: (de la realidad) mecanismo
de escape de los problemas de la
vida.
MECANISMOS Cortocircuito: el stress, angustia,
PSICOLÓGIOS desesperación, etc., impactan y
desestructuran a la personalidad.
DEL SUICIDIO
Manifestación teatral: más
frecuente en mujeres debido a
exhibicionismo.

La mujer intenta más suicidios que el hombre en una proporción de 3:1.


El hombre se suicida más que la mujer en una proporción de 3:1.
El suicidio es 3 veces más efectivo pasado los 50aaños (especialmente en hombres).

CAUSAS Psicosis (esquizofrenia)


PATOLÓGICAS
DEL SUICIDIO
Neurosis

ANORMALIDADES DE LAS TENDENCIAS DE DEFENSA Y POSESIÓN DEL CUERPO


Y DE LAS COSAS
1. Indiferencia a los rigores de la intemperie y a las agresiones de toda clase
Se da en: esquizofrénicos, depresión, deficiencia- insuficiencia mentales
2. Propensión a lesionar el propio cuerpo
Se da en: autismo, oligofrénicos, esquizofrénicos.
Algolagnia: mezcla de sadismo y masoquismo
3. Impulso de auto mutilación
Personas normales también lo hacen por ejemplo: para evitar ir al ejército.; en epilépticos.
Que es metamorfosis transexual paranoica.
4. Desapego y aversión a ciertos objetos de uso personal.
Por ejemplo: pacientes que regalan todas sus cosas.
Se da en: esquizofrenéticos, neuróticos obsesivos y maniacos (en agitación).
ANORMALIDADES DEL HAMBRE Y APETITO
Hambre: selección de alimentos (en cantidad)
Apetito: selección de alimentos (en calidad)
1. Anorexia:
Ejemplo: anorexia nerviosa, hipocondría, histeria, depresión.
A veces depresión + ansiedad = hiperalimentación (obesidad)
Sitiofobia: se da especialmente en esquizofrénicos, hay hambre pero no ingiere alimentos
(esquizo. Paranoidea) por mecanismos delirantes (alteración del juicio) de daño o
prejuicio.
La sitiofobia es diferente de anorexia.
2. Bulimia:
Métodos desordenados de hambre.
Se da en: maníacos (agitación), neuróticos ansiosos, personalidad anormal, neuróticos
obsesivos.
Eutimia: estado anímico normal
Distimia: alteración del estado de ánimo
Desórdenes del apetito
Se da en: retardo mental, demencia senil; a veces en epilepsia, histeria.
9 Pica o alotrogagia: comer sustancias repugnantes
9 Malacia ejemplo comer ácido – picante. Diferencial en mujeres embarazadas.
9 Arsenofagia: (sustancias arsenicales)
9 Coprofagía
9 Rumiación
9 Osteofagia
IMPULSO: no tiene objeto
INSTINTO: si tiene objeto
ACCIÓN: si tiene objeto
ANORMALIDADES DEL SUEÑO
Alteración de la cantidad
Déficit: insomnio o agripnía
CAUSAS: síndrome de abstinencia (alcoholismo, drogas), encefalitis, manía, demencia
senil, hipertiroidismo, intoxicación de café, cola, etc.
Exceso: hipersomnia
CAUSAS: encefalitis, TCE, letargia nerviosa (histeria)
Modalidades del insomnio:
El insomnio es un síntoma cuya etiología debe investigarse.
9 Dificultad de conciliar el sueño. Ej. Depresión exógena
9 Despertar prematuro. Ej. Patología endógena
9 Sueño intranquilo
Síntomas indicadores de mejoría: hambre y apetito
Anormalidades de la calidad del sueño
1. Sonambulismo
Hace actos dormidos. Es un despertar a medias.
Somniloquia: habla dormido
2. Cataplesia al despertar
Alteración (inmovilidad) de los músculos estriados en vigilia (parecen muertos)
Causa: fatiga extrema en personas normales
3. Narcolepsia (tipo de epilepsia?)
Crisis invencibles de sueño.
Es un sueño sui géneris, con comienzo y fin súbitos; sin causa aparente.
4. Pavor nocturno
Crisis de desentono íntimo.
Más frecuente en niños por angustia.
Hay desasosiego, llanto, gritos al dormir; ligado a crisis distímicas.
5. Pesadillas
LEYES DE PAVLOV
La intensidad de la respuesta es proporcional a al del estímulo. En la medida que
aumenta el estímulo, aumenta la capacidad de respuesta.
Existe un umbral de máxima expresión (respuesta), pasado el cual todo aumento del
estímulo provoca una disminución de la reacción.
Ej. El dolor
ACCIONES - VOLUNTAD
Sin necesidad no hay producción, pero precisamente el consumo reproduce la necesidad.
-Carlos Marx-

(4) la actividad de cada hombre está determinada por sus necesidades, intereses e
ideales, los que, a su vez, vienen definidos por la vida social desarrollada históricamente
bajo la influencia del trabajo.
Todas las necesidades humanas se satisfacen a través de la sociedad. Los intereses del
hombre, que se derivan de sus necesidades, e igualmente los ideales, que se desarrollan
después, crean la base para las acciones realizadas con un fin determinado. Que se
manifiestan en la actividad.
La actividad del hombre hay que interpretarla como el conjunto de acciones dirigidas a
unos fines vitales determinados.
FORMAS DE ACCIONES: voluntarias automáticas y simples
Estas formas se presentan combinadamente con gran frecuencia es decir en forma mixta.
(4)La acción voluntaria es la dirigida a un fin propuesto conscientemente y siempre va
acompañada de fijación de la atención en ella.
Las acciones voluntarias son premeditadas y planificadas
ACCIONES VOLUNTARIAS: Simples y compuestas.
Acción voluntaria Compuesta:
A. Deseo o determinación del fin
B. Pugna de motivos
C. Toma de decisión
D. Ejecución de la acción
El acto voluntario compuesto, al repetirse, adquiere cada vez más el carácter de acto
voluntario simple. Hasta que al final se hace automático.
En el acto voluntario simple no hay pugna de motivos, ni toma de decisión. Del simple
deseo se pasa directamente a la ejecución.
Cuando el acto voluntario simple, se repite, se transforma en acción automatizada.
La acción automatizada es la dirigida a un fin planteado conscientemente, pero se
diferencia de la voluntaria en que no existe una fijación activa de la atención.
Tanto la actividad voluntaria como la automatizada se basan en los reflejos
condicionados.
La actividad instintiva ya no se basa en los reflejos condicionados.
Las acciones instintivas, no exigen que se tenga consciencia de ellas. Dichas acciones
tienen un fin, pero, en contraposición a las voluntarias y automatizadas, no van dirigidas
conscientemente a un fin planteada.
(4) Hiperbulia: es la actividad voluntaria aumentada. Este término lo pueden aceptar los
psiquíatras actuales únicamente a título muy convencional, ya que todo trastorno mental
se caracteriza siempre por el debilitamiento de las formas superiores de la actividad
psíquica.
N enfermo mental, y sobre todo el que padece una fase maníaca de psicosis maniaco –
depresiva o de paranoia, puede manifestar una actividad extraordinaria. Pero ¿indica esto
un aumento de la actividad voluntaria? La respuesta debe ser negativa. En la paranoia,
por ejemplo, se puede hablar únicamente de un aumento unilateral de la actividad del
enfermo aumento relacionado con su sistema delirante. Sin embargo, el paranoico pierde
la actividad que le sería propia si no estuviera absorbido por su idea delirante.
La actividad con una determinada dirección, condicionada por el delirio no demuestra que
la actividad voluntaria haya aumentado. La hiperbulia también es característica de los
enfermos es estado maniaco. No se puede considerar, sin embargo, que en ellos haya
aumento de la actividad voluntaria.

No se puede considerar que el aumento de la activad es igual que la excitación motora.


El enfermo psíquico puede acusar una excitación motora muy manifiesta, que, sin
embargo, es corrientemente síntoma de una disminución de la actividad voluntaria.
(4) Abulia: es la disminución o pérdida total de la actividad voluntaria que se observa en
la inmensa mayoría de las enfermedades mentales; esta disminución es de ordinario
consecuencia del descenso de la actividad voluntaria, que trae consigo una liberación de
las acciones inferiores: las automáticas y las instintivas.
La abulia se manifiesta en las distintas formas de estupor, es decir, del estado de falta
absoluto de movimiento. Hay muchos grados intermedios entre el estupor y otras
manifestaciones menos acusadas de la abulia. El enfermo puede contestar a algunas
preguntas pero pasa todo e día en la cama y deja de ocuparse des sus actividades
habituales.
La subordinación automática o catalepsia: aquí el enfermo conserva la posición, que
se le ha dado. En algunos casos la subordinación automática llega hasta la denominada
plasticidad cerea, cuando los músculos se encuentran en un estado tal, que es posible
dar al enfermo cualquier posición.
Con frecuencia la abulia se combina con el negativismo, que es un impulso contrapuesto
inmotivado.
No se puede considerar negativismo toda resistencia del enfermo.
El enfermo puede negarse a contestar por estar enfadado con el médico; puede negarse
a comer porque considera que le dan un veneno, o porque cree que no es digno de que
se le alimente. El negativismo, en cambio, es la renuncia inmotivada a realizar una u
otra acción.
Mutismo: es una manifestación importante de la abulia, los enfermos dejan de hablar y
no contestan a las preguntas que se les hacen.
El predomino de las acciones automatizadas obre las voluntarias puede consistir también
en que el enfermo realiza únicamente actos automatizados determinados. Entonces se
observan acciones y posiciones estereotípicas, y estereotipias del lenguaje.
En algunos casos, las acciones de los enfermos ostentan un carácter inexacto y deforme.
Esto es manifestación de la denominada parabulia, que se manifiesta sobre todo en las
paramimias y las parapraxias. Se denominan paramimias los gestos, y parapraxias las
alteraciones deformes de los movimientos, que a veces llegan a alcanzar un carácter
caricaturesco.
La ecolalia es la repetición de las palabras que se escuchan.
La ecopraxia es la repetición de los movimientos que realizan las personas que rodean
al enfermo (4).
ALTERACIONES DE LOS IMPULSOS
1. Alteración del impulso de nutrición
2. tendencias autodestructivas
3. estados de excitación e inhibición psicomotora
4. acciones impulsivas sistemáticas
5. actos compulsivos

Alteraciones Bulimia
cuantitativas
Sitiofobia
Anorexia
ALTERACIONES
DEL
IMPULSO DE LA
NUTRICIÓN
Alotriofagia o
pica
Alteraciones Malacia
cualitativas
Antojos
alimentarios

Alteraciones cuantitativas:
Bulimia: es la exageración del impulso de la nutrición. Llega algunas veces hasta el
hambre insaciable. Se da en: oligofrénicos, dementes, esquizofrénicos, depresivos y
neuróticos.
Sitiofobia: rechazamiento de los alimentos, propia de algunos enfermos psicóticos.
Condicionado por: negativismo, alucinaciones, delirios, estupor, abunda entre los
esquizofrénicos.
Anorexia: considerada como la falta de ganas de comer, es una voluntad anti
alimentaria.
En la mayor parte de enfermos depresivos o neuróticos hay un cierto grado de anorexia.
La anorexia mental es una enfermedad propia de los adolescentes femeninos: 10
púberas por un púber. La edad de comienzo es entre 13 – 20 años.
En estas enfermas hay tres deseos básicos:
1. Voluntad de autodestrucción y muerte
2. Voluntad de espiritualización (rechaza todo lo que significa materialidad)
3. Voluntad de des-sexualización (rechaza la feminidad propia y oponiéndose a
“llegar a ser mujer”)
En la etiología de la anorexia mental figura siempre un agente fundamental: una
depresión endotímico-vital. También puede haber una situación familiar conflictiva.
En la sintomatología de la anorexia mental hay dos fases:
Primera fase: voluntad de no comer. Al principio no hay una verdadera anorexia.
Muchas enfermas se alimentan sin dificultades y después se esfuerzan en eliminar lo
ingerido mediante la auto provocación voluntaria de vómitos.
Segunda fase: signos de insuficiencia hipofisiaria, secundaria a la desnutrición
(insuficiencia gonadal, amenorrea, atrofia de mamas, caída del vello axilar y pubiano);
insuficiencia tireotrófica (metabolismo basal); insuficiencia corticotrófica.
Diferencial de anorexia mental:
1. Delgadez constitucional
2. Delgadez por causa estética- profesional
3. Delgadez por alimentación incorrecta cualitativa o cuantitativamente
4. Delgadeces pro enfermedades que perturban el apetito, digestión o metabolismo.
A. Caquexia hipofisiaria de Simmonds.
B. Caquexia esquizofrénica (producto de la sitiofobia)
La anorexia mental, a pesar de su depresión vital, tiene una actividad psíquica muy viva y
sensible y se halla en actitud de alerta, incluso hasta la proximidad de la muerte.
La caquexia hipofisiaria produce pronto un embotamiento afectivo y un apagamiento de la
inteligencia.
Alteraciones cualitativas:
Alotriofagia o pica: se ingieren sustancias inasimilables, como cal, tierra, pintura y hasta
excrementos (coprofagía). Sucede en: oligofrénicos, dementes, esquizofrénicos
residuales.
Malagia: ingestión de manjares especiados o de sabor fuerte.
Antojos alimenarios: embarazo, psicosíndrome endocrino premenstrual.
TENDENCIAS AUTODESTRUCTIVAS
Tendencias autodestructivas pasivas: son menos numerosas e importantes, casi se
limita a un reducido número de esquizofrénicos, indiferente que se dejan agredir y no se
protegen contra los rigores del clima
Tendencias autodestructivas activas:
1. Impulsos de suicidio
2. Impulsos de autolesión
Los enfermos depresivos pueden ocasionarse a sí mismos lesiones corporales
importantes con objeto de expiar supuestas culpas
Impulsos de automutilación en esquizofrénicos:
En la catatonia agitada febril, agitaciones psicóticas, depresión ansiosa, menudean las
autoagresiones.
Suicidio
Etimológicamente suicidio es la muere intencional de sí mismo.
Tentativa de suicidio: todo suicidio fallado, con independencia de que el fallo se deba al
empleo de medios inadecuados, la intervención de otra persona o el tratamiento medico
eficaz.
Suicidio frustrado: la falta de consumación se debe a alguna circunstancia fortuita,
ajena al propio sujeto.
Acto suicida: aquí se incluye a la vez los suicidios consumados, los fracasados o
frustrados y las meras tentativas.
K Schneider distingue tres clases de actos suicidad:
1. El acto primitivo en cortocircuito
2. La reacción de fuga ante una situación intolerable
3. El comportamiento teatral y demostrativo
El acto suicida en la infancia:
1. Suicidio en cortocircuito: por miedo y pánico
2. Suicidio como fuga: por desesperanza
3. Suicidio teatral: por venganza o chantaje
Los suicidios psicopatológicos aparece, por orden de frecuencia, entre los depresivos, los
alcohólico, los esquizofrénicos, los epilépticos y los histéricos.
Los únicos neuróticos que se suicidan alguna vez son los histéricos. En el círculo de las
epilepsias, son los epilépticos temporolímbicos los más proclives al suicidio y pueden
hacerlo en el curso de una crisis con alteración de la conciencia (suicidio epiléptico).
Los esquizofrénicos se entregan al suicido movidos por distintos factores: un impulso de
auto destrucción primario; una orden alucinatoria; una distimia depresiva; una reacción
“esquizofrénica”, incomprensible psicológicamente, a una situación quizá displacentera.
Los alcohólicos se suicidan, con o sin embriague, bajo la inmediata presión de alguno de
estos factores: la distimia depresiva, el sentimiento de culpa, los contenidos alucinatorios
de persecución, las ideas de celos y conflictos sentimentales o profesionales, pudiendo
actuar en este sentido auto destructivo los sentimientos de desesperanza y soledad que
constituyen la constelación psicológica responsable de la entrega al alcohol.
Todo enfermo depresivo vital debe ser considerado por el médico como un serio
candidato al suicidio.

Disociación familiar
FACTORES Antecedentes familiares
AMBIENTALES
Aislamiento social
QUE AUMENTAN LA
Escasa comunicación con el
INCIDENCIA DE ambiente
SUICIDIO
Insuficiencia socioeconómica

ESTADOS DE INHIBICIÓN Y AGITACIÓN PSICOMOTORA


TES SUCESIVOS 1. Inhibición
GRADOS DE LOS
2. Semiestuor
ESADOS DE ESTUPOR
3. Estupor

Estados de estupor: su dato común es la reducción o la supresión de los movimientos


espontáneos y reactivos. Se acompañan generalmente de mutismo más o menos
absoluto y a veces de sitiofobia (rechazamiento de los alimentos) y de gatismo
(incontinencia de orina y heces).
Las 3 representaciones capitales del estupor corresponden a la melancolía, la
esquizofrenia catatónica y la psicosis de la motilidad en fase aquinética.
También pueden tomar esta forma de un bloqueo psicomotor estuporoso competo o
incompleto las psicosis epilépticas paroxísticas, la intensa obnubilación simple de la
conciencia condicionada por la psicosis sintomática y ecotóxicas, el proceso demencial
propio de las atrofias cerebrales seniles y preseniles y otras afecciones, las psicosis
orgánicas (en tumores frontales y traumatismos cráneo-encefálicos).
Las seudo psicosis histéricas y las reacciones vivenciales de conversión en la modalidad
de reacciones de sobrecogimiento
Semiología del estupor catatónico:
o Sujeto inexpresivo y silencioso
o Estupor tenso (musculatura firmemente contraída)
o Estupor fláccido (musculatura relajada)
o Catalepsia: conservación indefinida de la actitud que le hayamos fijado.
o Negativismo activo: hace lo contrario de lo que se le dice. El negativismo activo es
un signo esquizofrénico bastante segur; en cambio el pasivo puede presentarse también
en las psicosis catatoniformes sintomáticas, exotóxicas y orgánicas.
o Negativismo pasivo: o realiza lo que se le dice y permanece imperturbable
o Obediencia automática: realiza lo que se le dice de una manera obediente y ciega.
o Estereotipias.
Los enfermos con estupor catatónico, sobre todo de la modalidad tensa o rígida, tienen
muchas veces estereotipias posturales: mantenimiento de posturas extravagantes, como
si fuesen una estatua; labios apretados y propulsados (hocico catatónico).
Algunos enfermos con semiestupor catatónico se expresan por señas y gestos, sin emitir
una sola palabra. Es frecuente entre los catatónicos estuporosos de las distintas
modalidades la esporádica presentación de crisis de agitación motora con producción de
actos agresivos.
Estos enfermos suelen hallarse además muy absorbidos por alucinaciones visuales y
auditivas.
Estados de agitación psicomotora: se caracteriza por la sobre abundancia de
movimientos espontáneos y reactivos. Sus formas atenuadas con la inquietud y la
excitación suelen acompañar de manifestaciones verbales excesivas (logorrea).
La agitación puede presentarse:
o psicosis paroxísticas epilépticas,
o delirios oníricos (de psicosis, sintomáticas y exotóxicas),
o procesos demenciales excitados,
o psicosis orgánicas,
o seudo psicosis histéricas,
o reacciones visuales de conversión (de sobre salto).
Tipos clínicos de la agitación psicomotora:
Depresión ansiosa agitada: frecuente en las melancolía involutivas: el enfermo solloza,
se mesa los cabellos, pasea continuamente, quizá, se auto arremete, sus “ayes” son
incesantes (agitación ansiosa).
Agitación maniaca: hiperactividad ocupacional incesante, el enfermo llena con
sucesivas ocupaciones su agitación y cambia frecuentemente de propósitos y de tarea.
Psicosis de la motilidad en fase hiperquinética: suele tratarse de una agitación muda
y reducida a los movimientos expresivos, el enfermo sonríe rápidamente amenaza con el
puño, luego se encoje de hombros, vuelve a hacer muecas de alegría, y así sin parar.
Esquizofrenia catatónica agitada: puede componerse de movimientos muy elementales
y si finalidad, movimientos cuasi neurológicos, o de movimientos completos y finalistas.
Exterioriza casi siempre muchas repeticiones inmotivadas de actos o palabras, signos
nombrados como perseveración o iteración, una de cuyas modalidades más típicas es la
estereotipa. (preservación extravagante e incompresible).
Estereotipia: verbal, motora y actitud -conservación de posturas; extravagantes y quizá
enormemente incómodas durante prolongados espacios de tiempo-.
Muchos síntomas de la serie catatónica estuporosa y agitada representan artefactos de
hospitalismo, producidos por la prolongada permanencia de un esquizofrénico residual.
ACCIONES IMPULSIVAS SISTEMÁTICAS
Tienen la particularidad de ser incontrolables e incoercibles.
De origen:
Primario: directos
Secundario: descarga motora adecuada para un sentimiento desagradable de desazón,
irritabilidad o tristeza.
Distimia depresiva: p. fasotímica
Distimia irritable: epilepsia
Acciones impulsivas sistemática:
Cleptomanía
Impulso de homicidio
Piromanía
Dromomanía
Dipsomanía
Alcoholomanía intermitente
Toxicomanía
Cleptomanía: más frecuente en mujeres, especialmente en días pre o menstruales, se
busca el placer de la aventura y el riesgo, la satisfacción del triunfo o la propia
degradación en el envilecimiento. A veces la cleptomanía se asocia con alguna
aberración sexual o un significado de esta índole.
Impulso de homicidio: conduce a matar sin ninguna motivación psicológica para ello. El
impulso homicida femenino toma la forma de envenenamiento. El masculino toma un
perfil más violento, se asocia a una personalidad sadista
La piromanía: frecuentemente se debe a una reacción agresiva motivada pro alguna
contrariedad. Más frecuente en oligofrénicos.
Dromomanía: fuga del medio propio. Frecuente en adolescentes. Se ve en: epilepsia,
histeria, depresión; también en, oligofrénicos distímicos, hipomaníacos.
Dipsomanía: entrega episódica al alcohol durante unos días para reducir una distimia
depresiva o irritable. Se alterna con una conducta normal, Soria o totalmente abstinente.
Fenómeno porco recuente
Alcoholomanía intermitente: la entrega al alcohol no está motivada por una distima
fasotímica o epiléptica, sino por unos sentimientos de desesperanza y soledad, y el
apartamiento del alcohol a temporadas se debe al sentimiento de culpa.
En la alcoholomanía al igual que en las modernas toxicomanías juveniles el fenómeno
patológico básico es la dependencia psicológica igual un impulso incontrolable de beber
alcohol o administrarse drogas.
En la toxicomanía tipo morfínico la dependencia es a la vez psicóloga y biológica de la
personalidad y del organismo.
ACTOS OBSESIVOS (COMPULSIVOS)
Primarios: dan forma motora a un impulso obsesivo.
Secundarios: constituyen ceremoniales defensivos contra distintos fenómenos
obsesivos: contar lámpara en la sala, hacer pausa en la marcha cada 3 pasos, matar a
determinada persona, arrojarse desde una ventana.
Pero solo se traducen en actos aquellos impulsos obsesivos que resultan inofensivos
para el sujeto y los demás.
La diferencia fundamental entre los actos impulsivos: 8acciones impulsivas sistemáticas)
y los actos obsesivos o compulsivos es que e impulso es vivido por el sujeto como algo
propio, y su realización como auto realización.
Las compulsiones son vividas como algo inmotivado y extraño al yo, que incluso atenta
contra la libertad propia, y la realización del acto compulsivo no trae al yo una vivencia de
auto realización, sino quizá momentánea reducción de la terrible amenaza angustiosa
propia de los fenómenos obsesivos o una necesidad sumamente angustiosa de repetir el
acto varias veces.
ALTERACIONES DE LA VOLUNTAD
Hiperbulia: (voluntad potente) personas con gran capacidad de decisión. Si esta gran
capacidad volitiva se une con una riqueza, de impulsos suficientes y una estabilidad
psíquica idónea, la voluntad podrá desplegarse con una gran iniciativa y mantenerse
firme en sus propósitos. La constitución psicofísica mejora dotada de voluntad, en
términos generales, es el biotipo leptosomático de sicótico esquizotímico.
Abulia e hipobulia: prevalece lo automático y lo impulsivo sobre la decisión personal y
libre. La pérdida de voluntad se produce prácticamente en todos los enfermos psíquicos
de cierta intensidad, la reducción de libertad del sujeto frente a sí mismo es una
constante psiquiátrica.
Fallos transitorios y relativamente breves de la función rectora de la voluntad:
ocurre en enfermos con lesiones cerebrales subcorticales se traducen en síntomas
distintivos, localizados en la esfera funcionalmente prevalerte en aquel momento: la
inhibición del pensamiento, con o sin obsesiones formales; la inhibición del lenguaje
voluntario, con o sin una descarga explosiva de palabras; la inhibición motora voluntaria,
con o sin movimientos trepidantes involuntarios.
Negativismo y obediencia automática: sucede en muchos catatónicos, coexiste como
dos voluntades –una en forma de espíritu de colaboración; y la otra, como espíritu de
oposición-. De aquí que el mismo enfermo catatónico pase bruscamente del negativismo
activo a la entrega, incondicionada al explorador en forma de relajación, conservación de
las posturas que se le fijen, obediencia automática y fenómenos de #eco”: repetición de
palabras (ecolalia), movimientos (ecopraxia) y gestos (ecomimia).
Vivencias de influencia sobre la voluntad: el enfermo refiere que se le está influyendo
desde fuera para imponerle o quitarle decisiones, imponerle actos o cortárselos.
Esta influencia volitiva, como la enfocada sobre el pensamiento o los sentimientos, es
identificada por el enfermo, según sus condiciones socioculturales, o como el producto de
una instancia sobrenatural (espíritus diabólicos, ángeles); como un fenómeno natural (la
sugestión, la hipnosis); o como un dispositivo artificial y técnico (a electricidad, el
teléfono). Es un síntoma casi demostrativo de psicosis esquizofrénica. Hay que tener
cuidado no confundir estas vivencias de influencia volitiva con manifestaciones de “como
si”;”como si me hipnotizasen”; “como si el demonio me gobernase la cabeza”.
La vivencia de influencia es expresada por el esquizofrénico rotundamente, sin recurrir al
“como si”; “un grupo de médicos me dirigen a distancia. Carezco de voluntad. Estoy
gobernado por ellos. Me hacen querer lo que ellos quieren. El otro día no me dejaron ir al
cine”.

LA AGRESIVIDAD
La agresividad del hombre tiene una gama de manifestaciones más amplia que la
agresividad animal.
La agresividad del hombre obedece a 3 motivaciones fundamentales:
Una motivación biológico – instintual = la pulsión agresiva
Una motivación psicológica: la reacción agresiva a la frustración
Una motivación sociocultural: la sociedad, o la cultura de organización competitiva y
agresiva
En el plano psicológico, las frustraciones del sujeto son las experiencias que
principalmente provocan comportamientos agresivos. Esto tiene 2 limitaciones: la
frustración no conduce siempre a la agresión y la agresión no es siempre el resultado de
una frustración.
Resulta difícil deslindar en la práctica la agresividad defensiva y la agresividad ofensiva.
A menudo el acto agresivo tiene un significado psicológico relacionado con la defensa
propia: defender o consolidar la auto afirmación individual.
Las frustraciones que desatan más la agresividad son las que se acompañan de los
sentimientos de impotencia, miedo, temor, celos o envidia.
Clases de agresividad:
Comportamiento agresivo libre y directo: cursa libremente y se dirige de un modo
directo contra la persona: destrucción, ataque, violencia física o verbal o amenazas.
Comportamiento agresivo libre e indirecto o desplazado: menos vehemente que la
anterior, dirigidas a personas que nos rodean, entidades u objetos que no han sido la
causa de la frustración.
Comportamiento agresivo encubierto: se traducen en apoderarse de una persona o un
objeto, someter físico o mentalmente a alguien, ejercer un control de cualquier clase
sobre otra persona o sobre una comunidad o una empresa; imponerse con energía a los
demás.
Comportamientos agresivos larvados: por haberse desviado la agresividad, se ha
modificado la forma de la misma, y en lugar de producirse un ataque o una destrucción
contra el adversario, aparece sólo un intento de perjudicarle indirectamente: una
calumnia, una mentira, una broma, una burla, una ironía, unan difamación, una demanda
judicial.
Las formas más sutiles de agresividad pueden reducirse a una leve insinuación, un gesto
de testarudez o constipación o una pausa de silencia expresiva de desprecio.
BIBLIOGRAFIA

1. Kenneteth F. Swaiman, MD. Pediatric Neurology Principles and Practice. 4a ed. Mosby.
Volumen 2. United States of America. 2006; Cap. 61; 1377 – 1397.

2. Osvaldo Fustinoni, Semiología del Sistema Nervioso, 14ª ed., El ateneo, 2006; 307-337.

3. Gerald M. Fenichel, Clinical pediatric neurology, 2ª ed., W. B. Saunders Company, 44-73.

4. Alvarez G, Taboada L, Pinel G. Alteraciones de la conciencia. Coma. En: Benito J, Luaces


C, Mintegi M, Pou J (ed). Tratado de urgencias pediátricas. Ergon 2004; 444-449.

5. Casado J, Serrano A. Coma en pediatría. Diagnóstico y tratamiento. Ed. Díaz de Santos,


SA. 1997.

6. Dean JM. Estados de conciencia alterados. En: Blumer JL (ed). Guía práctica de cuidados
intensivos en pediatría. 3ª ed. Ed. Mosby. Madrid 1993.

7. Liptak GS. The child who has severe neurologic impairtmen. Pediatr Clin North Am
1998;45:123-144.

8. Nelson DS. Coma and altered level of consciousness. In: Fleisher GR, Ludwig S (eds).
Textbook of Pediatric Emergency Medicine. 4th ed. Lippincott Williams & Wilkins, 2000;
165-175.

9. Ruiz López MJ. Disminución del nivel de conciencia. Enfoque del niño en coma. En:
Casado J, Serrano A (eds). Urgencias y tratamiento del niño grave. Ed. Ergon, SA, 2000;
315-320.