Sunteți pe pagina 1din 6

Ciencia UANL

Universidad Autónoma de Nuevo León


rciencia@mail.uanl.mx
ISSN (Versión impresa): 1405-9177
MÉXICO

2004
Esperanza Armendáriz
ENTREVISTA AL DOCTOR RAMIRO MONTEMAYOR MARTÍNEZ
Ciencia UANL, julio-septiembre, año/vol. VII, número 003
Universidad Autónoma de Nuevo León
Monterrey, México
pp. 318-322
CANAL ABIERTO

Entrevista al doctor Ramiro Montemayor Martínez

ESPERANZA ARMENDÁRIZ

Para entrevistar al Dr. Ramiro A pesar de su corta edad, no tuvo


Montemayor Martínez fue necesa- ninguna dificultad para terminar
rio ir a su hábitat, donde él es feliz la educación primaria, que conclu-
y con ello hace feliz a muchos: La yó antes de cumplir los 10 años de
Fama, Santa Catarina, en la casa edad.
marcada con el número 602 de la En 1935 intentó ingresar a la
calle Hidalgo, donde se encuentra Escuela Álvaro Obregón para estu-
su consultorio, lugar al que llegó diar mecánica y electricidad, pero
para hacer servicio social en 1952. fue rechazado por su edad y estatu-
La dirección es difícil para quien ra, esto lo obligó a regresar a su
poco transita las calles del munici- pueblo natal para ingresar a la se-
pio empotrado en el poniente. Pero cundaria, la cual concluyó antes de
esa calidez y generosidad que ca- cumplir los 14 años de edad.
racterizan al médico y profesor hi- Al terminar la educación media
Fotografía: Felícitas Román

cieron que esta reportera diera fá- básica, expresó a sus padres –don
cilmente con el lugar, dada la ayu- Francisco Montemayor y doña
da que dieran las personas que de Ernestina Martínez Gómez- el de-
muchas formas se sienten agrade- seo de estudiar la preparatoria, lo
cidas con el doctor. cual fue imposible dada la situa-
Y aunque esta cita fue pactada ción tan difícil por la que atravesa-
para hablar acerca de la extraordi- ba la familia. No había recursos
naria trayectoria del Dr. Ramiro El Dr. Ramiro Montemayor económicos.
Montemayor como médico, directi- Martínez nació en Sabinas Hidal-
vo y docente, la charla se llenó de go, Nuevo León, en 1926. Vivía ¿En ese momento, qué le dijo su pa-
nostalgia, dado que la conversación con sus padres en una casa ubica- dre?
que nos compartió tuvo como eje da entre las calles Terán y Zuazua.
central a su familia. Eran los tiempos buenos, en una “No hay dinero mi hijo, pero vamos
El Dr. Montemayor, quien fue casa grande, rodeada de árboles fru- a jalar; no hay dinero para prepara-
jefe del Departamento de Anatomía tales y con un corral donde se aten- toria; y le dije: bueno, pues déjame
en la Facultad de Medicina por dían cerca de treinta vacas propie- entrar a la Escuela Normal porque es
muchísimos años, regresó por unos dad de la familia. buen proyecto. Y papá me dijo: ‘tú
minutos a Sabinas Hidalgo, su tie- Antes de cumplir los cuatro años podrás ser lo que quieras, pero pri-
rra natal, evocó el recuerdo de sus de edad, el Dr. Ramiro Montema- mero maestro’, así es que aquí estoy
años de estudiante, añoró el tiempo yor ingresó al primer año de ins- de maestro desde hace 50 años”,
en que conoció a su esposa, habló trucción primaria, “y así lo hice compartió con el corazón en la mano.
orgulloso de sus hijos y presumió el porque mi hermano Lupe, quien era Mediante una beca otorgada por
legado de su padre, don Francisco el mayor de todos, no quería entrar el Gobierno del Estado, dada la inter-
J. Montemayor. a la escuela”, recuerda emocionado. vención del diputado Lic. Mireles, lo-

318 CIENCIA UANL / VOL. VII, No. 3, JULIO-SEPTIEMBRE 2004


ESPERANZA ARMENDÁRIZ

Fotografía: Felícitas Román


gró ingresar a la Escuela Normal Mi- “Cuando concluí la Norma Miguel ¿Entonces, usted decide ser profesor?
guel F. Martínez de esta entidad, en F. Martínez se abrió la Escuela Nor-
el año de 1940, “pero tuve que men- mal en Sabinas Hidalgo, de esta ma- “Yo quería ser médico, y ser profesor
tir respecto a mi edad, porque tenía nera mi padre, quien era profesor no fue un escalón (para ser médico),
14 años y no me habrían aceptado”, empírico, inició su formación como porque la escuela me ha servido mu-
reconoce. docente; cuando estaba en segundo cho, si no ha sido por la Escuela
Cuando habla de su padre la voz año, comenzó a dar la clase técnica Normal no hubiera sido profesor de
se le quiebra. El Dr. Ramiro Monte- de la enseñanza de las matemáticas la Facultad de Medicina”, enfatiza.
mayor es un hombre fuerte, con ca- y, posteriormente, se recibió; claro, Al recordar el momento en que
rácter afable –aunque se dice que era después que yo”, dice. concluye los estudios universitarios
un maestro bastante estricto-, gene- voltea a ver su título, documento que
roso y de una sensibilidad que no I. Se viste de universitario cuelga en la pared de su consultorio,
puede ocultar cuando se conversa rodeado de decenas de reconocimien-
con él. Ramiro Montemayor, quien ya daba tos otorgados por su excelente tra-
“Así fue que me vine a Monterrey clases de secundaria en el Colegio yectoria en los ámbitos profesiona-
a estudiar en la Normal F. Martínez. Justo Sierra, ingresa a la Escuela Pre- les y de servicio a la comunidad.
La ventaja fue que, cuando cursaba paratoria Nocturna de la Universidad “Según este papelito, me recibí en
el segundo año, me dieron un grupo de Nuevo León, esto sucede en el año septiembre de 1953, si ves que aquí
y me comenzaron a pagar, una can- de 1943. dice 1956 es porque me tuve que
tidad mínima, pero me servía para Dos años más tarde, el Colegio esperar tres años para conseguir los
vivir; así fue que me hice profesor”, Justo Sierra lo contrata como maes- 500 pesos que costaba sacar el títu-
recuerda. tro de cuarto grado de instrucción pri- lo profesional”, dice sin pena alguna.
En 1943 se recibió como maes- maria, ya de 1945-1946 fue promo- “Entonces, impartí clase en el co-
tro, incluso fue el egresado más jo- vido como maestro de sexto grado en legio y estudiaba medicina”.
ven de la generación, pero en los años el Colegio Justo Sierra, cuando fun-
1941-1942-1943 desarrolló prácti- gía como director el profesor Sigifredo ¿Cómo lo hacía sentir toda esta ac-
cas pedagógicas en la Escuela Mo- Rodríguez. tividad?
numental Monterrey, que está ubica- “Ingresé a la Preparatoria Noctur-
da en las calles Juan Méndez y De- na en 1943 y concluí en 1946, de Sentía que estaban saliendo bien las
mocracia, cuando fungía como direc- esta forma pude, por fin, entrar a la cosas, porque era lo que yo quería,
tor el profesor Juan Guzmán. Facultad de Medicina en septiembre estudiar medicina.
Ya titulado, trabajó hasta 1945 de 1946 para terminar la carrera en
en la Escuela León Guzmán bajo la 1952, de ese año a la fecha estoy en ¿Por qué quedarse aquí en La Fama?
dirección del profesor Taurino Gon- La Fama, Santa Catarina, a donde
zález, institución ubicada en la Cal- vine para realizar mi servicio social”, Me gustó el pueblo. Este lugar era
zada Madero y Carvajal y de la Cue- dice el entrevistado, quien tiene una muy bonito hasta que Morones Prie-
va; después pasó al Colegio Justo memoria envidiable. to nos quitó el agua. Era un pueblo
Sierra para dar clases de secundaria. muy bonito, muy pacífico. Había en

CIENCIA UANL / VOL. VII, No. 3, JULIO-SEPTIEMBRE 2004 319


ENTREVISTA AL DOCTOR RAMIRO MONTEMAYOR MARTÍNEZ

Fotografía: Felícitas Román


la parte de atrás una tarjea que traía bran como prefecto del internado es- valí solo. En ese entonces se me com-
agua para la fábrica, era de cuatro colar. plicaban con otras actividades que
metros de ancho. Tenía mi novia, En 1950 renuncia al trabajo del desempeñaba como era el jugar fút-
obviamente estaba en Monterrey, ella internado, debido a la carga escolar bol americano, incluso fui fundador
era de México, fuimos novios desde en la facultad, para quedarse sólo con del primer equipo Tigres en 1944.
que estábamos en la Normal en las cátedras; al mismo tiempo que
1941, desde ahí le tiré los perros y ingresa como maestro de secundaria ¿De americano?
me casé con ella hasta en 1954, ya en el Colegio Fray Pedro de Gante
parecíamos hermanitos, tanto tiem- impartiendo la cátedra de biología en Seguro, de americano, de las pata-
po de novios, ¿aguantó, verdad? Aho- los cursos de secundaria. das no, fútbol del bueno, de golpes.
ra el día 28 de julio cumplimos 50 Ya recibido de médico, es nom- Siempre fui tacle derecho. Sólo
años de casados. brado médico general en el Servicio “muerto” te sacaban de un partido.
Médico de la Sección 43, donde tra-
¿Cuando ve su foto de la generación, bajó hasta 1981, cuando fue jubila- ¿Qué clases impartía en la Facultad
qué piensa? do. En octubre de 1953 ingresa como de Medicina?
docente en la Facultad de Medicina
Que estamos muchos todavía vivos, y médico asistente al Servicio de Ci- Anatomía, fue la primera clase que
se han muerto algunos 30, somos rugía General bajo la dirección del Dr. impartí en 1953, en 1954 comencé
longevos todos. Tengo ya 77 años. Serapio Muraira en el Hospital Civil. a impartir neuroanatomía, desde que
Ya en 1956 hizo el internado en ciru- inicié hasta que terminé la carrera.
II. El maestro gía general y en 1957 la residencia.
Seguro tiene anécdotas muy intere-
El Profesor Ramiro Montemayor Mar- ¿Cómo se le abren las puertas como santes...
tínez tiene vocación para maestro. maestro?
Esto es innegable. Cierto es que es- Gregorio Farías, quien fuera rector de
tudió la Escuela Normal Miguel F. Batallé muchísimo, no creas, en la la UANL, fue alumno mío de secun-
Martínez por consejo de su padre, Universidad no tuve problemas, por- daria y un día lo castigué porque no
pero también es innegable que dis- que cuando empecé a trabajar –en cantó el Himno Nacional, lo paré jun-
frutó la docencia durante 50 años que 1953- don Serapio Muraira, quien to al asta bandera en posición de fir-
tuvo frente de él grupos de niños y era de Villaldama, era director de la mes toda la mañana; años después,
jóvenes ávidos de conocimientos Facultad y me aceptó como asisten- cuando me estaba entregando mi títu-
nuevos. te a cirugía general, y luego hice un lo de doctorado me dijo que aún recor-
En 1946 ingresa a la Facultad de internado y la residencia; ya siendo daba que lo había castigado (risas) y le
Medicina y ese mismo año el Cole- director Mentor Tijerina de la Garza dije: te puedo castigar otra vez.
gio Justo Sierra lo integra como maes- –quien además de ser mi maestro era
tro de secundaria en matemáticas, mi amigo–, las cosas se me facilita- ¿Y por qué ya no dio clase?
geografía, física, botánica, zoología ron más para ser docente de la Fa-
y anatomía; posteriormente lo nom- cultad de Medicina. Ya después me Porque ya estaba bien, 50 años es

320 CIENCIA UANL / VOL. VII, No. 3, JULIO-SEPTIEMBRE 2004


ESPERANZA ARMENDÁRIZ

Primer equipo Tigres, de futbol americano,


Prepa 1, 1944.

demasiado. Se necesita gente más pio se sentían medio molestas, pero san como mudos testigos de la am-
joven, que entienda más cosas. Ya luego entendían el motivo de mi pre- plia trayectoria del Dr. Ramiro Mon-
no entendía las modificaciones de ocupación. temayor Martínez, destacan las foto-
tipo didáctico que hacían, no me con- grafías de sus seres queridos. Es in-
vencía que estuvieran bien, los exá- ¿Por qué empleaba ese sistema? evitable revivir recuerdos y hacer vi-
menes no me gustaban, dije: ¿Tanto sible la nostalgia. Los ama y por ello
trabajar para terminar con un con- Porque es el mismo que aplicaron comparte situaciones familiares que
teste sí o no?, le puedes adivinar con conmigo y dio resultado. guarda en su corazón y que le divier-
un pico y mona y el examen lo pa- ten.
sas. No, mis exámenes eran de hom- ¿Cómo ve al docente de hoy, es un Su padre, el profesor Francisco J.
bres. poco más blando? Montemayor, obtuvo la Medalla Al-
Ahora me siento mejor, al dejar tamirano cuando era presidente Adol-
la docencia pensé que me iba a sen- Sí, es muy barco. Les llaman transa- fo Ruiz Cortines; su madre se llama-
tir mal, porque ya no iba a la escue- tlántico. ba Ernestina Martínez Gómez, oriun-
la, pero lo único que hice fue modifi- da de Cerralvo, y también dedicada
car mi consulta aquí, donde venía a ¿Usted fue jefe del Departamento de a la docencia.
la 1:00 y luego en la tarde; ahora Anatomía en la Facultad de Medici- Se le pregunta al médico por las
vengo a las 8:00 y me voy a las na? personas que posan en una fotogra-
12:00, luego de 2 a 5. fía familiar y orgulloso nos habla de
En 1954, el Consejo Universitario, esos seres a quienes admira y ama:
¿Ha cosechado mucho de lo que la Rectoría me nombró subjefe del “Ella es Beatriz Georgina, docto-
sembró? Departamento de Anatomía y seguí ra y maestra en ciencias morfológi-
como subjefe con el Dr. Fernando San cas, trabaja en la Facultad de Cien-
Seguro, hay mucho pasto y tierra en Miguel, quien era el jefe; pero por su cias Biológicas de la UNAM; tiene
donde sembrar. trabajo fuera de la escuela, me con- una hija que se llama Georgina Ale-
fió el papel de jefe siempre, y así es- jandra, quien hace 15 días (lo ex-
Usted fue un maestro muy estricto, tuve hasta 1980 cuando el doctor se presó el 25 de mayo) ganó el certa-
¿cómo eran sus reglas en el salón retiró. Entonces presenté un examen men La flor más bella del ejido, en una
de clase? de oposición para la Jefatura de Ana- delegación de la Ciudad de México.
tomía en la Facultad de Medicina du- Luego le sigue Diana Patricia, ella
Tenían que estudiar todos los días, a rante los primeros 10 años, volví a es licenciada en pedagogía, egresa-
mí me salían con que “no estudié” y presentar el examen por otros 10 da de la Facultad de Filosofía y Le-
les decía “aquí se viene a estudiar, años más, pero ya no los cumplí, me tras, además es normalista.
no voy a ser cómplice tuyo para ro- retiré antes. Aquí está Leticia, quien además
bar a tu papá”, a las muchachas que de ser doctora, es la esposa del Dr.
me decían: “no la traje”, les decía: III. Su pasión: la familia Donato Saldívar, director del Hospi-
“si no es la regla, mamacita, tienes tal Universitario”.
que traerla todos los días”, al princi- De entre todos los cuadros que po- Al hablar de Leticia nos compar-

CIENCIA UANL / VOL. VII, No. 3, JULIO-SEPTIEMBRE 2004 321


ENTREVISTA AL DOCTOR RAMIRO MONTEMAYOR MARTÍNEZ

En la consulta de Ginecología,
Hospital Universitario.

te una anécdota que refleja lo riguro- Fue el quinto, así que dije: ‘ahora Montemayor Martínez comparte algo
so que era el maestro Montemayor sí puros hombres’, y nada, me nació muy personal: “y yo le puse allá en
en el aula de la Universidad: esta rubia preciosa. Se llama Brenda su tumba: Señor, he vuelto a mi al-
“Mi hija Leticia fue mi alumna. Lilia, quien es contadora en el Itesm dea”.
A las 07:00 de la mañana pasaba y trabaja en la Universidad de Mon- Dice, con un dejo de tristeza, que
lista y cerraba la puerta, ya no deja- terrey. Son los seis hijos que tengo. muy frecuentemente visita Sabinas
ba entrar a nadie más. Ella se iba Ella es mi esposa, quien se llama Hidalgo, específicamente el panteón,
conmigo a la escuela, un día, por al- Beatriz Flores Escobar”. “fue lo único que nos quedó”.
gún motivo, se quedó platicando y De su padre, quien es conocido
llegó tarde a mi clase, su servidor ya en Sabinas Hidalgo como el “Profe
había cerrado la puerta. Tocó la puer- Panchito”, habló orgulloso, con la
ta, abrí y le dije: ¿qué fue?, llegaste mirada viva y el nudo en la garganta.
tarde, retírate de aquí. “Un día, papá estaba en un mitin Resumen curricular
Se fue, ya en la casa se rajó con con un candidato y el otro candidato
su mamá y luego vino la regañada tenía más aceptación porque el go- · En 1972 fue nombrado director de
bruta, le dije, ‘mi’jita, no puedo ser bernador lo consideraba como su la Escuela Normal Superior de Nue-
diferente contigo, si a todos los de- amigo, entonces papá habló y en su vo León.
más los corro, por qué a ti no?’ (ri- discurso, al final, dijo: ‘yo nada más · En 1972 es profesor de neuroana-
tomía, psicofarmacología y psicofi-
sas). le pido a las autoridades lo que aquel
siología en la Facultad de Psicolo-
Ella es Elizabeth, hermosa mu- leñador que bajando por una vereda
gía de la UANL.
chacha que está aquí con sus dos del cerro se encontró un oso de dos
· En 1975 fue nombrado director en
hijas (dice señalando la imagen). Es metros de alto, y que le dijo a Diosito: funciones de la Facultad de Psico-
dentista, se casó y se la llevó el pelao no te voy a pedir que me ayudes a logía.
para el rancho, y están viviendo en mí, pero tampoco le ayudes al oso, · En 1988 obtuvo el grado de Doctor
San Luis Río Colorado en Sonora, déjamelo solo y a ver de a cómo nos en Medicina con la tesis Anatomía
aquí vivió tres años su esposo, por- toca’ y ganamos las elecciones”. del seno cavernoso.
que estudió la especialidad en odon- “Mi padre, confiesa emocionado, · En 1996 la UANL lo designó Profe-
tología. tenía una sátira muy bonita, nunca sor Emérito de la Facultad de Medi-
En fin, me nacieron cuatro hijas insultaba. Escribía en prosa, en lo que cina.
seguidas, y yo estaba seguro que no tú quieras escribía”. · En 1996 el Gobierno del Estado de
iba a venir el hombre, así que le dije Recordó que su padre fue maes- Nuevo León le otorga la Medalla al
a mi mujer: ‘¿qué te parece si me tro de Celso Garza Guajardo, quien Mérito Cívico en el área de docen-
cambio de barrio y de lechero?’, y lo imitó en muchísimas cosas, una cia.
entonces nació el varón, fíjate qué de ellas la narrativa. · En 1996 recibe la Medalla Gonzali-
suerte. Nace Ramiro, quien es inge- Francisco J. Montemayor, quien tos, por la Facultad de Medicina.
niero bioquímico en alimentos, y es nació un 3 de diciembre de 1889, lla- · En 1998 el Ayuntamiento de Santa
director de operaciones en una em- maba aldea a su tierra natal y –con el Catarina le otorga la Medalla al Mé-
presa de alimentos de la localidad. nudo en la garganta– el Dr. Ramiro rito Cívico General Lucas García.

322 CIENCIA UANL / VOL. VII, No. 3, JULIO-SEPTIEMBRE 2004