Sunteți pe pagina 1din 28

Planifica y gestiona

el tiempo y tareas

Cuida tu ambiente
de estudio
Actitud positiva

Sigue buenos
hábitos
Personaliza tu
método de estudio

Afronta con éxito los Concéntrate y


exámenes controla el estrés
Las 7 claves del éxito académico

ÍNDICE

Página
Clave 1: Cuida tu ambiente de estudio………………………………………….. 1
Clave 2: Planifica y gestiona el tiempo y tareas………………………………... 4
Clave 3: Actitud positiva y automotivación……………………………………… 8
Clave 4: Personaliza tu método de estudio……………………………………... 12
Clave 5: Concéntrate y controla el estrés…………………………………….. 19
Clave 6: Afronta con éxito los exámenes……………………………………….. 21
Clave 7: Sigue buenos hábitos…………………………………………………… 24
CLAVE 1
CUIDA TU AMBIENTE DE ESTUDIO

CONDICIONES IDÓNEAS PARA ESTUDIAR


Antes de comenzar a conocer cómo tienen que ser las condiciones y requisitos que
debe de reunir tu lugar habitual de estudio, realiza el siguiente test para evaluar cómo
es tu ambiente de estudio actual.

¿Tienes un lugar habitual para estudiar? SI NO


¿Tu lugar de estudio es tranquilo? SI NO
¿Es un lugar amplio y cuentas con el espacio que necesitas? SI NO
¿Tu lugar de estudio tiene una temperatura adecuada? SI NO
¿Aprovechas las horas del día para estudiar? SI NO
Cuando estudias con luz eléctrica ¿Tienes flexo y lo usas? SI NO
¿Dispones de una mesa de estudio amplia? SI NO
La silla de estudio que usas ¿es cómoda y con respaldo alto? SI NO
¿Tienes cajones, estanterías o bandejas de oficina? SI NO
¿Tu lugar de estudio suele estar ordenado? SI NO
¿Dispones de un corcho en la pared? SI NO
¿Sabes qué es un atril y tienes uno para estudiar? SI NO
¿Te distraes fácilmente cuando estudias? SI NO
¿Sueles desprenderte de tu Smartphone/tablet cuando estudias? SI NO
Si te molesta al estudiar ¿apagas la música, televisión? SI NO

Comprueba el resultado:

Si has obtenido un mayor de número de “SI” es que por lo general dispones de un


ambiente de estudio apropiado, sin embargo si predominan los “NO” es que necesitar
corregir muchos aspectos para mejorar tu ambiente de estudio.

A continuación te detallo cuáles son los requisitos indispensables para que tu ambiente
de estudio sea el mejor y que ello te ayude a alcanzar un mejor rendimiento académico.

¿Por qué el ambiente es importante?

Te preguntarás ¿y por qué el ambiente de estudio es tan importante para que mejore mi
rendimiento académico?

Es tan importante porque al realizar un trabajo intelectual, como es el estudio, debes de


encontrarte en un lugar donde las condiciones ambientales que te rodeen, te faciliten el
trabajo que vayas a realizar.

Todo estudiante debe de contar un lugar de estudio confortable, en el que se encuentre


cómodo y en el que pueda disponer de todo el mobiliario, espacio y condiciones de luz,
temperatura y tranquilidad necesarias que faciliten su concentración, planificación,
organización y desarrollo de todas sus tareas académicas.

1
Las 7 claves del éxito académico

Condiciones idóneas para estudiar.

Como estudiante, te recomendamos que dispongas de un lugar habitual en el que poder


estudiar a diario. Si por cualquier circunstancia, ese lugar habitual de estudio, no
dispone de las condiciones necesarias para el estudio, tienes que tener otros lugares
alternativos donde poder estudiar: otra zona del hogar, la biblioteca, en casa de un
amigo, etc.

Las condiciones idóneas para estudiar son las siguientes:

Tener un mobiliario adecuado y en buen estado


o Silla cómoda y con respaldo alto.
o Mesa amplia.
Tener todos los materiales necesarios a mano.
Lugar tranquilo, libre de ruidos o interrupciones.
Buena luz.
Temperatura adecuada.
Espacio limpio y ordenado.

Mobiliario para estudiar:

La silla: Ha de ser cómoda, adaptada a tu altura. Para ello lo mejor es una silla
regulable y que además disponga de un respaldo alto para poder apoyar la
espalda.
La mesa: Ha de ser amplia y estar adaptada a tu altura.
La luz: Tienes que contar con:
o Ventana a través de la cual te entre luz natural.
o Luz en el techo.
o Foco de luz directa (flexo).
o Tonalidad de la luz (natural).
Mobiliario auxiliar: Es necesario que cuentes con cajones, estanterías, bandejas
de oficina, etc, para poder organizar tus materiales.
Atril.
Corcho en la pared.
Organizadores: cajones, estanterías, bandejas de oficina, botes de lapiceros,
etc.

Ambiente de estudio:

Las condiciones ambientales para estudiar son:

Luminosidad.
Tranquilidad.
Ambiente limpio – Oxigenar el ambiente, para ello ventilar con regularidad.
Temperatura adecuada (en torno a 20º).
Espacio limpio y ordenado.

Postura en el estudio:

Postura relajada con la espalda recta y bien apoyada.


Los pies apoyados en el suelo.
2
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Sentarte cercano a la mesa.


Colocarte de frente a la ventana o con la ventana al lado contrario de la mano
con la que escribes.
El flexo colocado frente a ti y ligeramente orientado hacia el lado contrario de la
mano con la que escribes.

Distracciones:

Las distracciones son un elemento clave para que puedas concentrarte o no en tu tarea.
Por eso cada día, has de tomar las siguientes medidas:

Elige un lugar apropiado para estudiar.


Retira de tu alcance todo aquello que te distraiga (Smartphone, tablets, objetos,
etc.)
Cierra puertas y ventanas para reducir ruidos.
Avisa a las personas que convivan contigo de que vas a estudiar.
Evita escuchar música cuando estudias, sobretodo y ésta te distrae de tu tarea.
Recurre al uso de tapones si lo crees necesario.

3
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 2
PLANIFICA Y GESTIONA EL TIEMPO Y TAREAS

CONSEJOS PARA ORGANIZARTE CADA DÍA

La importancia de planificarse correctamente:

Uno de los principales errores que comente un estudiante, es no organizar


adecuadamente su tiempo de trabajo y las tareas que realizará diariamente.

Seguro que te han dicho en más de una ocasión, que llevar las tareas al día es esencial
para que tu rendimiento académico sea positivo, y seguramente que habrás sido
consciente de las consecuencias que tienen no planificarse adecuadamente las tareas
con tiempo, dejando todo para última hora. En estas ocasiones, cuando el tiempo se
nos echa encima, la presión y el agobio hace que nuestras “pilas” se carguen al 100% y
demos de sí todo lo que podemos, llegando a finalizar, en ocasiones, las tareas con
éxito, y en otras ocasiones, con menos suerte, obteniendo resultados poco gratificantes.

Cuando los resultados son positivos, la tendencia es a repetir la misma acción una y
otra vez, hasta que en algún momento el método deja de funcionar y empezamos a
sentirnos mal con nosotros mismos, porque sabemos que disponemos de la capacidad
para hacerlo bien, pero no hemos sido capaces de organizarnos adecuadamente y
conseguir alcanzar el resultado que nos hemos propuesto, Este es el momento en el
que tienes que ser consciente de que has de romper con esa rutina tóxica que está
provocando que bajes tu rendimiento y te pongas manos a la obra para mejorar tus
hábitos.

En esta guía vamos a darte consejos para que sepas cómo organizar mejor tu tiempo y
tus tareas, pudiendo mejorar tu rendimiento.

Vamos a comprobar si sabes organizar tu estudio con el siguiente cuestionario.

¿Tienes un horario habitual para estudiar? SI NO


¿Dedicas el tiempo suficiente a tus tareas académicas? SI NO
¿Consigues los resultados que pretendes? SI NO
¿Sabes priorizar tus estudios frente a otras actividades? SI NO
¿Planificas tu tiempo para preparar exámenes, trabajos, etc.? SI NO
¿Haces descansos durante el estudio? SI NO
¿Te mantienes en la tarea aunque te cueste concentrarte? SI NO
¿Adecúas el tiempo de estudio al volumen e tareas? SI NO
¿Utilizas agenda, calendarios, etc. para estudiar? SI NO
¿Repasas lo estudiado antes del examen? SI NO

4
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Comprueba el resultado:

Si has obtenido un mayor de número de “SI” es que por lo general dispones de un


ambiente de estudio apropiado, sin embargo si predominan los “NO” es que necesitar
corregir muchos aspectos para mejorar tu ambiente de estudio.

A continuación te detallo cuáles son los requisitos indispensables para que tu ambiente
de estudio sea el mejor y que ello te ayude a alcanzar un mejor rendimiento académico.

Organización de la sesión de estudio: 3 pasos a seguir:

1. Antes de comenzar a estudiar, lo primero que tienes que hacer es preparar tu


lugar de estudio y el material que vas a necesitar en cada momento.
2. Organiza tus tareas:
Ordena las tareas por nivel de dificultad:
o Primero, realiza las tareas de dificultad media.
o Segundo, realiza las tareas más difíciles.
o Tercero, realiza la tarea más fácil.

Al igual que cuando haces deporte, el cerebro necesita previamente un


calentamiento para después poder rendir al máximo. Finalmente realiza la
tarea más fácil, pues ya estarás más cansado y te costará más
concentrarte y mantener la atención.

Cuando trabajes cada tarea:


o Repasa lo trabajado en los días anteriores.
o Realiza la tarea propuesta.
o Repasa la tarea, una vez finalizada.
Ponte objetivos de tiempo:
o Calcula cuánto tiempo aproximadamente tardarás en hacer cada
tarea.
o Intenta terminar tus tareas en tiempo que te propongas. Puedes
utilizar un cronómetro.
3. Organiza el tiempo de estudio:
Busca cada día, el intervalo de tiempo que necesitas para estudiar.
(Ejemplo: necesito 3 horas: de 17:00 a 20:00) Comprométete a cumplirlo.
Ten un horario de estudio habitual.
Planifica descansos durante el estudio. Puedes planificarlos de la
siguiente manera:
o Al terminar cada una de las tareas propuestas.
o Cada cierto tiempo de estudio. Por ejm: cada 45 minutos.

Lo ideal es que vayas combinando el tiempo de trabajo y los descansos


con la organización de las tareas, de forma semejante al siguiente
gráfico:

5
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

30´Tarea 5´Descanso 50´Terea 15´Descanso 20´Tarea

•Dificultad •Dificultad •Dificultad


Media Alta Baja

Ten muy en cuenta el tiempo que necesitas para realizar las tareas y el tiempo
disponible con el que cuentas cada día para poder organizar el tiempo de forma
adecuada.

No realices un descanso en los momentos en los que estés muy concentrado/a,


lo ideal es que continúes hasta terminar la tarea, o a hasta que comiences a
cansarte y notes que te cuesta mantener la concentración.

Herramientas de planificación:

Para organizar mejor tu tiempo de estudio y tus tareas, te proponemos que utilices algún
recurso para ello. Algunos de estos recursos pueden ser:

Agendas: Ya sea una agenda en papel o electrónica. Acostúmbrate a usarla


diariamente y a apuntar en ella todas tus tareas por fechas, tanto las tareas
académicas con otras actividades. De esta forma podrás organizarte mejor.
Etiquetas o pegatinas: Adjunta etiquetas con fechas y tareas importantes en tus
libros, cuadernos, agenda, material académico o el corcho de la pared. Utiliza
diferentes colores dependiendo del tipo de nota o del grado de importancia que
tenga.
Calendarios semanales o mensuales, mensuales o trimestrales: Puedes usarlos
en papel o a través de un dispositivo digital. En OrientaNova, tienes varios
modelos que podrás descargarte fácilmente.
Calendario digital: Si tienes Smartphone o tableta, seguro que cuentas con un
calendario digital. Puede resultar interesante que anotes tus actividades, las
organices por colores o incluso incluyas alarmas para no olvidarte de ellas.
Apps: Existen diferentes apps para organizar tu tiempo como estudiante, que te
permiten disponer de un horario escolar, horario de estudio, fechas de
exámenes, notas importantes, alarmas con recordatorios, etc.
Horarios de estudio: Si aún no tienes adquirido un hábito de estudio diario,
necesitas un horario de estudio en el que vayas anotando todas tus actividades,
tanto académicas como no académicas. Esto te ayudará a comprometerte con
tus horas de estudio y adquirir un hábito constante. En OrientaNova podrás
descargarte varios modelos.
Pizarra: Si tienes pizarra, puedes utilizarla para elaborar un calendario y/o
apuntar tareas o aspectos importantes a tener en cuenta.
Blogs de notas o cuadernos: También puedes utilizar un cuaderno a modo de
agenda en el que ir apuntando todas tus tareas. Puedes utilizar pegatinas,
separadores para organizar por temas o resaltar aspectos importantes.

6
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Consejos para el tiempo de estudio:

Evita las horas posteriores a la comida para estudiar: Al estar haciendo la


digestión, te costará mucho más mantener la atención en la tarea.
Evita las horas nocturnas para el estudio intensivo: Es mejor que por la noche
solo repases, ya que al estar cansado de todo el día, te costará mucho más
mantener la atención y rendir adecuadamente.

7
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 3
ACTITUD POSITIVA Y AUTOMOTIVACIÓN

CONSEJOS PARA AUTOMOTIVARTE

¿Qué es la motivación y cómo motivarse estudiando?

La motivación es como la gasolina que hace funcionar el motor de un coche.

Forma parte del proceso por el cual una persona consigue un objetivo o meta que se ha
propuesto.

Hay principalmente tres formas de motivarse ¿cuál es la tuya?

Motivación extrínseca: Te motivas si recibes algo a cambio por el trabajo


realizado. Generalmente algo material. Se da cuando un estudiante únicamente
estudia para poder alcanzar un premio o para evitar un castigo (a veces
impuesto de forma externa).
Motivación intrínseca: Te motivas cuando disfrutas de la tarea que realizas y
ésta tiene un valor para ti. No necesitas una recompensa material, simplemente
el bienestar que te casusa es el motor que te impulsa a seguir avanzando. Se
consigue a través de mensajes positivos y pequeñas recompensas del día a día
“Querer aprender cosas nuevas para superarse a sí mismo”.
Motivación trascendental: Se realiza una tarea o actividad, únicamente para
satisfacer a otras personas. “Estudio derecho, porque a quieren mis padres”.

¿Cuál crees que es la más efectiva para estudiar?

Sin duda alguna, la motivación intrínseca. El afán por saber, por querer progresar, por
ser mejor y conseguir alcanzar tus sueños.

Así puedes motivarte:

Puedes motivarte en el día a día cuando estudias, teniendo en cuenta los siguientes
aspectos:

Objetivos.
Razones por las que estudio.
Metas en el estudio.
Actitud.
Automotivación.

Objetivos:

Un objetivo es algo que te has propuesto alcanzar en un momento determinado y para


lo cual es necesario que desempeñes una serie de tareas concretas que te ayudarán a
conseguirlo.

8
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Tienes que proponerte objetivos en los siguientes momentos clave:

Inicio del curso académico.


Inicio de cada evaluación (trimestre/semestre)
Fin de curso.

Además deberás marcarte objetivos concretos en los siguientes momentos:

Cada semana: Planifica tareas y ponte objetivos de trabajo.


Mensuales.
Por materias/asignaturas concretas.

Ejemplos de objetivos pueden ser:

Aprobar todo el curso una al menos una media de 6.


Ser ordenado y cuidadoso con los materiales.
Planificar exámenes y tares con antelación.
Aplicar técnicas de estudio.
Cumplir con mis horarios de estudio.

Piensa que los objetivos que te marques tienen que ser ante todo, realistas, claros y
concretos.

No pongas objetivos a demasiado largo plazo, ve dosificando y planteando objetivos


semanales para poder ir avanzando adecuadamente.

También te recomiendo que los leas, los tengas a mano y de vez en cuando los revises.

Razones por las que estudio:

Es importante que realices una tarea de reflexión y pienses sobre cuáles son las
razones que te llevan a estudiar. ¿Por qué estudias? ¿Para qué estudias? ¿Para qué te
sirve el tiempo que empleas? Piensa detenidamente sobre estas cuestiones.

Metas en el estudio:

La meta es aquel destino al que queremos llegar, ¿sabes cuál es tu meta en el estudio?
Piensa detenidamente sobre cuál es la meta a la que quieres llegar, qué es aquello que
te gustaría alcanzar y a continuación hazte otra pregunta: ¿cuál es el camino que tengo
que recorrer para alcanzar esa meta?

Piensa sobre ello y busca información sobre cuál es el camino que tienes que recorrer
para poder alcanzar tu meta.

¡Nunca pierdas de vista tu meta, es parte esencial de tu motivación como


estudiante!

9
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Actitud en el estudio:

La actitud es imprescindible.

Para que tu actitud sea positiva has de:

Ser optimista.
Tener confianza en ti mismo.
Poner ilusión y afrontar tareas con energía.
No conformarte con aprobar.
Tener interés por aprender.
Darte mensajes positivos de ánimo.
No venirte abajo y saber superar obstáculos.

Automotivación:

Algunas pautas para que sepas automotivarte:

Date pequeñas recompensas cuando consigas alcanzar tus objetivos diarios y


semanales (merendar algo que te guste).
Alágate con mensajes positivos ¡Yo puedo!
Recompénsate por el esfuerzo realizado.
Levántate con energía y nunca pierdas de vista el motivo por el qué estudias.
Elimina pensamientos negativos del tipo “voy a suspender”, “no valgo para esto”.
Rodéate de personas positivas que te transmitan energía.

Sé tú mismo/a el/la que previamente pienses la recompensa que te darás a ti mismo/a,


si consigues alcanzar los objetivos que personalmente te has marcado.

¡Confianza en ti mismo/a y compromiso para alcanzar todo lo que te propongas!

10
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 4
PERSONALIZA TU MÉTODO DE ESTUDIO

UN BUEN MÉTODO ES TU MEJOR ALIADO


Una de las principales claves del éxito académico tiene que ver con el método de
estudio que utilices. Es primordial que sepas aplicar un buen método de estudio y que
éste te resulte efectivo. Para ello, es necesario que conozcas todo el abanico de
posibilidades que tienes a tu alcance para crear tu propio método de estudio
personalizado.

Antes de nada, contesta al siguiente cuestionario para que tú mismo/a valores cómo es
el método de estudio que empleas.

¿Cómo es tu método de estudio?

¿Analizas el material de estudio antes de comenzar a trabajarlo? SI NO


¿Lees el contenido detenidamente para comprenderlo? SI NO
¿Sabes distinguir la información importante de la que no lo es? SI NO
¿Subrayas? SI NO
¿Sabes localizar palabras clave? SI NO
¿Sabes marcar la estructura que tiene un texto? SI NO
¿Realizas esquemas o mapas conceptuales? SI NO
¿Señalas la información importante de alguna manera? SI NO
¿Haces resúmenes? SI NO
¿Dispones de material necesario para aplicar técnicas de estudio? SI NO
¿Buscas información adicional sobre lo que estás estudiando? SI NO
¿Resuelves tus dudas cuando algo no lo entiendes? SI NO
¿Tus apuntes son claros, limpios y bien organizados? SI NO

Comprueba el resultado:

Si has obtenido un mayor de número de “SI” es que por lo general dispones de un


ambiente de estudio apropiado, sin embargo si predominan los “NO” es que necesitar
corregir muchos aspectos para mejorar tu ambiente de estudio.

A continuación voy a explicarte cuál es el proceso adecuado que has de seguir para que
el método de estudio que apliques sea efectivo. A partir de ahí, y con el repertorio de
técnicas de estudio que te enseño, tendrás que ponerlas en práctica y elegir cuáles son
las técnicas de estudio que mejor se adaptan a tu estilo de aprendizaje.

El proceso de estudio:

El proceso de estudio cuenta con 5 fases que son las que ves en el siguiente gráfico:
SUBRAYADO Y
TÉCNICAS DE SÍNTESIS REPASOS Y
LECTURA ESTRUCTURA DE MEMORIZACIÓN
Y ANÁLISIS AUTOEVALUACIONES
TEXTOS

11
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Voy a explicarte detenidamente en qué consiste cada una de las fases y las diferentes
técnicas que puedes utilizar en cada una.

1ª Fase: lectura:

La lectura es la fase más importante en el estudio. Por ello, ser un buen lector facilita
mucho el trabajo.

La comprensión lectora es un aspecto principal, si la comprensión falla, es decir, se lee


pero no se entiende adecuadamente, todo el trabajo posterior que se realice será de
muy mala calidad.

Las consecuencias de una mala lectura comprensiva son:

No sabrás sintetizar la información.


No sabrás sacar las ideas y palabras principales de un texto.
No sabrás diferenciar entre las ideas principales de las secundarias y de aquello
que no es importante.
Escasez de vocabulario.
Dificultad para expresar con palabras propias lo leído.

No saber hacer esto, te llevará directamente a estudiar de memoria, a base de repetir


frases una y otra vez, hasta que queden grabadas en tu memoria, sin entender lo que
estás memorizando.

La consecuencia de esto es que a la hora de intentar recuperar la información en un


examen, corres el riesgo de quedarte en blanco y no saber explicar nada.

¿Qué significa comprender lo que leo?

Comprender lo que se lee es entender perfectamente lo leído y saberlo explicar con


palabras propias.

Para ello:

Hay que comprender el significado de todas las palabras.


Hay que comprender el significado de cada frase al completo.
Hay que saber deducir las ideas principales de cada párrafo y texto al completo.

Dos aspectos esenciales en la comprensión lectora:

Atención y concentración.
Hábito de lectura.

Cómo ser un buen lector:

Ten hábito de lectura constante.


Mejora tu rapidez lectora. A mayor velocidad, mayor comprensión.
No muevas la cabeza al leer.
No sigas la línea con el dedo.
No vocalices ni muevas los labios al leer.
Lee con atención.

12
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Algunas técnicas de lectura comprensiva:

A continuación te enseño algunas técnicas de comprensión lectora que puedes emplear


en tu estudio diario.

Comprende el significado de todas las palabras del texto.


Razona lo que lees.
Utiliza la imaginación. Intenta visualizar en tu mente el contenido de lo que lees.
Asocia el contenido de lo que estás leyendo con aquello que ya conoces y que
está relacionado con lo que lees.
Preta mucha atención a las imágenes que acompañan al texto.
Realiza preguntas al texto ¿qué he leído? Si el texto habla de características:
¿cuáles son las características? ¿Cuántas características hay?
Aplica la técnica de la lectura fácil.
o Busca la forma de decir lo mismo, pero con un vocabulario y expresiones
más sencillas, para ello: busca sinónimos de palabras complejas,
simplifica las frases, las palabras y los verbos, elimina algunos adjetivos
que no sean necesarios, etc.

Fases del proceso lector en el estudio:

Prelectura: Lectura inicial del texto al completo o por partes (apartados),


depende de cómo te organices para el estudio. El objetivo de esta lectura es
captar la idea general del texto/apartado.
Lectura comprensiva: Lectura detenida, prestando la máxima atención y
comprendiendo lo que se lee. Para ello, aplica las técnicas de lectura
comprensiva vistas en el apartado anterior.
Lectura analítica: Lectura detenida párrafo a párrafo con el objetivo de localizar
las ideas principales, segundarias, palabras clave y la estructura general que
sigue el texto.

Tanto la lectura comprensiva como la analítica, has de repetirla tantas veces como
necesites. Es muy importante que comprendas el texto y sepas localizar toda la
información importante.

2ª Fase: Subrayado y estructuración del texto.

Si el nivel de comprensión lectora es bueno, el subrayado puede comenzar a realizarse


en la lectura analítica, es decir, una vez hayas leído y comprendido correctamente el
texto.

Subrayar consiste en seleccionar la información relevante del texto y saber identificar


dentro de ella, las ideas principales, las secundarias y palabras clave.

¿Cómo subrayar? Para subrayar necesitas tener un código y utilizar siempre el


mismo.
Recomiendo que uses 2 colores: uno para subrayar la información relevante y
otro para destacar las palabras clave. Observa el siguiente ejemplo:

13
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

PALABRA
CLAVE

INFORMACIÓN RELEVANTE

Una palabra clave es aquella que ayuda a identificar las diferentes partes o ideas
relevantes del texto y pueden ser las siguientes palabras: causas, consecuencias,
características, tipos, funciones o palabra introductoria a una definición, entre otras
muchas.

Resalta las palabras clave con otro color o rodeándolas con un círculo, una flecha, etc.

Una vez hayas subrayado, analiza muy bien el texto y observa qué estructura de
ideas tiene. Ordénalas por categorías, de forma semejante al siguiente gráfico.

TEMA

IDEA PRINCIPAL

IDEA SECUNDARIA

DETALLE IMPORTANTE

3º Fase: Aplica técnicas de síntesis.

Para estudiar, resulta imprescindible aprender a trabajar los textos y para ello tienes que
saber aplicar técnicas para analizar y sintetizar la información.

Las técnicas de síntesis y análisis de textos son un repertorio de técnicas que permiten
analizar la información del texto para poder sintetizar las ideas principales, secundarias
y palabras clave, estableciendo relaciones y asociaciones con las que lograrás
comprender y razonar la información.

Existe una gran variedad de técnicas de síntesis y análisis de textos:

14
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

MAPAS
CONCEPTUALES
ESQUEMAS

Algunas de las técnicas de síntesis de la información que puedes aplicar son las
siguientes:

IDEA 1 IDEA 2 DETALLE


TEMA
Esquema
IDEA 1 IDEA 2

TEMA

IDEA 1 IDEA 1
Mapa conceptual
IDEA 2 IDEA 2

DETALLE

Mapa mental

15
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Cuadro comparativo

Línea temporal

Gráficos y dibujos

Resumen: Consiste en elaborar un texto en el que aparezcan las ideas relevantes del
texto original, intentando enlazarlas y explicarlas con palabras propias. Es aconsejable
destacar los puntos importantes en el resumen, a modo de subrayado.

Tarjetas: También puede utilizar tarjetas para estudiar y elaborar en ellas las
definiciones, esquemas importantes, partes relevantes de tus apuntes, etc.

4º Fase: Memorización: Memorizar consiste en registrar nuevos datos en la memoria,


retenerlos durante el tiempo necesario y poder recordarlos en el momento que se
precise.

La memoria se puede entrenar para fortalecerla y que con ello pueda resultar más fácil
retener información.

Para poder memorizar datos con más facilidad mientras estudias, te recomiendo que
apliques los siguientes procedimientos:

Asociación: Establece relaciones entre aquello que pretendes memorizar y los


conocimientos previos que tengas sobre ese tema. Para ello apóyate en todo
tipo de recuerdos, imágenes, sonidos, personas, etc.

16
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Utiliza la imaginación: La imaginación y la memoria van unidas. Utiliza la


imaginación para retener nueva información, para ello intenta poner imágenes a
todo aquello que pretendas aprender.
Doble codificación: Está comprobado que para retener mejor la información, lo
mejor es grabarla de al menos, dos formas distintas. Por ejemplo: leer en voz
alta. De esta forma la información se registra a través de dos vías, oído y vista.
Otro ejemplo: escribir lo estudiado, grabar lecciones en una grabadora.
Organizar la información: Es muy importante que organices la información, la
clasifiques formando conjuntos lógicos atendiendo a funciones, características,
etc. Si la información esta ordenada, se registrará en tu memoria de forma
ordenada y esto favorece su comprensión y recuerdo. Para ello, puedes utilizar
las técnicas de síntesis vistas en el apartado anterior.
Repasos y repeticiones: La repetición es un aspecto primordial para integrar
nuevos datos en la memoria. Para ello, es conveniente que repases
regularmente la información y pongas en práctica estrategias de asociación,
imaginación, doble codificación, etc.
Reglas mnemotécnicas: Son técnicas de memorización para grabar datos
concretos, que podrás emplear en situaciones determinadas y te facilitarán su
retención en la memoria y posterior recuerdo en un examen.
Aquí te dejo algunos ejemplos de reglas mnemotécnicas para que puedas
emplear en tu estudio. Puedes moldearlas y/o crear tus propias reglas
mnemotécnicas personales.

17
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

5ª Fase: Repasos y autoevaluaciones:

Los repasos y las autoevaluaciones son clave para fijar correctamente los nuevos
conocimientos en tu memoria y para comprobar si el contenido lo has aprendido
correctamente.

Con los repasos reforzarás y asentarás los conocimientos a través de la repetición y


mejorarás la comprensión.

Con las autoevaluaciones, podrás comprobar cómo has adquirido el conocimiento y


detectar errores en tu aprendizaje.

Técnicas para repasar y autoevaluarse:

Lo principal es que adecues la técnica al tipo de examen que tendrás. Si el examen es


de desarrollo, repasa y autoevalúate intentando redactar posibles preguntas del examen
sin mirar el contenido del mismo y después autocorrígelo. Es una forma muy eficaz de
detectar errores y reforzar el aprendizaje.

También podrás emplear las siguientes técnicas:

Escribir lo aprendido. La escritura refuerza la memorización, comprensión y


expresión de lo que se estudia.
Elaborar posibles preguntas de examen: Confecciona un examen, teniendo en
cuenta la modalidad de examen al que te enfrentarás e intenta completarlo.
Realiza autoexplicaciones o exposiciones orales del contenido.
Escribe en una pizarra esquemas y desarróllalos oralmente.
Realiza actividades y ejercicios de tus apuntes, libros, online, etc.
Personaliza y crea tus propias técnicas de autoevaluación y repasos.

Cuanto más activo sea tu método de estudio, más efectivo y eficaz resultará

Personaliza tu método.

Cada persona tiene su propio estilo de aprendizaje, por lo que cada uno tiene
que encontrar cuáles son las técnicas de estudio que mejor le funcionan y
con las que mejor rinde en su trabajo intelectual diario.

Pon en práctica las técnicas de estudio que estás aprendiendo, moldéalas y


personalízalas para adaptarlas a tu propio estilo de aprendizaje.

18
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 5
CONCENTRATE Y CONTROLA EL ESTRÉS

DOS IMPRESCINDIBLES PARA RENDIR AL MÁXIMO

Atención y concentración:

La atención es la capacidad para aplicar de forma voluntaria el entendimiento a un


objetivo o estímulo, dejando de lado todos los demás.

La atención en el proceso de aprendizaje es un elemento imprescindible para crear


nuevos conocimientos, por ello se puede decir que en una sesión de estudio, la atención
resulta determinante para el rendimiento.

La concentración es la capacidad de focalizar la atención durante un periodo de tiempo


prolongado hacia un mismo estímulo, que en este caso será la tarea que estés
realizando.

Para poder mantener la atención en el estudio, es importante que controles los factores
que intervienen y que pueden favorecer la atención o por el contrario, dificultarla o
entorpecerla.

Factores que favorecen Factores que dificultan


Tener interés por la tarea. Malestar físico.
Capacidad y destreza para realizar la Aburrimiento, falta de interés,
tarea. desmotivación.
Buen estado físico y emocional. Ruidos, calor, dispositivos digitales.
Ambiente de estudio apropiado. No saber aplicar técnicas de estudio.
Realizar descansos. Sobresaturación de tareas.
Controlar pensamientos ajenos.

HAZ QUE ESTÉN SIEMPRE PRESENTES ELIMÍNALOS O REDUCE SU PRESENCIA

Al igual que la memoria, la atención también se puede entrenar realizando ejercicios


como: Tachar determinadas letras en una revista, realizar pasatiempos en papel o
digitales, colorear mandalas, dibujos, etc.

Técnicas de concentración para estudiar:

Algunas técnicas de concentración que puedes emplear antes de comenzar a estudiar o


durante el estudio si ves que te despistas fácilmente, son las siguientes:

Mantener la mirada fija en un objeto durante un tiempo prolongado.


Contar números. Ejm: del 1.000 al 500 de 5 en 5.
Mantenerte inmóvil en el asiento durante 2 o 3 minutos, sin pensar en nada, solo
concentrándote en tu respiración.

19
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Marcarte objetivos de trabajo. Esta es un técnica muy útil que te recomiendo que
pongas en práctica. Se ha explicado anteriormente en el apartado de los
objetivos.

Relajación y control del estrés:

Los nervios son uno de los motivos que puede causar malas pasadas a un estudiante y
es por ello, que hay que aprender a controlarlos y saber relajarse. Los nervios no
solamente pueden presentarse por motivos académicos, es decir, provocados por
situaciones relacionadas con los estudios, sino que también pueden ser provocados por
situaciones personales de otra índole.

En cualquier caso, aprender a relajarse y controlar esta situación es clave para poder
empezar o continuar cualquier actividad intelectual, ya que permanecer en un estado de
nerviosismo va a entorpecer tu rendimiento académico, reduciendo la calidad de tu
trabajo y aumentando en esfuerzo y el tiempo que tendrás que emplear en cada
actividad. Además el estrés y el nerviosismo dificultan la capacidad para concentrarse y
mantener la atención en una tarea.

Para que aprendas a controlar los nervios vamos a darte algunas pautas que podrás
poner en práctica cuando consideres necesario.

Respirar profundamente: Consiste en inspirar por la nariz, retener el aire durante


unos 5 segundos y expirar lentamente por la boca. Para que surta efecto,
deberás repetirlo varias veces.
Cambios de pensamiento: Si lo que te mantiene nervioso/a es algo que te ronda
por la mente, proponte no pensar en ese tema que tanto te estresa y está
dificultando que puedas concentrarte y rendir adecuadamente. Para ello, puedes
poner en práctica una técnica muy sencilla que consiste en que cada vez que
aparezca en tu mente ese pensamiento, te digas a ti mismo/a “STOP” y redirijas
tu pensamiento hacia otra cosa.
Meditación: Consiste en buscar un lugar tranquilo en el que puedas relajarte
manteniendo una postura cómoda. Intentarás estar un rato con los ojos
cerrados, respirando relajadamente y concentrando tu mente en tu respiración y
en la tranquilidad que intentas conseguir en ese momento.
Realiza la técnica de relajación progresiva de Jacobson.
Realiza la técnica de relajación de Schultz.
Práctica ejercicio de forma regular (andar, correr, nadar, etc.) y acompáñalo de
estiramientos musculares.
Práctica Yoga, Pilates o cualquier ejercicio similar que te ayude a relajar la
mente y el cuerpo.
Date un baño o ducha con agua caliente.
Escucha música relajante, sonidos de la naturaleza, el mar, etc.

20
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 6
AFRONTA CON ÉXITO LOS EXÁMENES

CONSEJOS QUE NO SE PASAN POR ALTO

Es primordial que prestes mucha a tención a la importancia que tiene planificar con
tiempo un examen. Si te anticipas y planificas tus tareas con tiempo podrás alcanzar tus
objetivos y afrontarás con éxito los exámenes y/o pruebas a las que tengas que
enfrentarte.

Cosas a tener en cuenta antes del examen:

Contenido del examen (qué entra y qué no). Contar con todo el contenido,
organizado, claro y curioso.
Tipo de examen (test, desarrollo, práctico, oral, etc.)
Método de evaluación de la asignatura al completo (examen, trabajos, prácticas,
asistencia a clase, etc.) Conocer muy bien el porcentaje y forma de evaluación
de cada parte y de la asignatura al completo.
Tipo de asignatura (teórica, práctica, etc.)

Para ello, revisa detenidamente las guías de estudio de cada asignatura y/o pregunta al
profesor para que dispongas de toda la información necesaria.

Planificar un examen:

Antes de comenzar a preparar cualquier examen, tienes que tener muy claro cómo será
el método de estudio que emplees. El método de estudio que emplees será diferente
dependiendo de cómo sea el tipo de asignatura, el método de evaluación y el tipo de
examen. A continuación te daré algunas claves básicas que te orientarán sobre qué
aspectos tienes que tener en cuenta a la hora de aplicar un método de estudio,
dependiendo del tipo de examen.

Otro aspecto decisivo a la hora de planificar un examen es la gestión del tiempo y las
tareas. Para gestionar correctamente el tiempo, te recomiendo que utilices herramientas
de planificación como las que ya se han visto anteriormente: calendarios, agendas, etc.

A la hora de planificar tu tiempo de estudio tienes que tener en cuenta algunos


aspectos: el esfuerzo que requiere y el tiempo que necesitarás en función de sus
circunstancias personales.

Técnica de planificación del tiempo y tareas para exámenes:

1º: Una vez tengas la fecha del examen, empieza a programar y anticípate.
2º: Determina cuántos días necesitarás para preparar el examen (2, 5, 15…)
3º: Determina qué días serán los que estudies y en qué horario.
4º: Reserva días para los repasos. Dependiendo de la cantidad de materia y/o
de la dificultad de la misma, necesitarás uno o varios días para repasar.

21
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

5º: Haz un recuento de los días que emplearás para estudiar, así como de los
temas, apartados o páginas para hacer el reparto de tareas diarias.
6º: Distribuye el contenido entre los días de estudio. Semejante al siguiente
ejemplo:
Ejemplo: Dispongo de 5 días para estudiar.
Cuento con 24 apartados.
De los 5 días, reservo uno para el repaso, por tanto cuento con 4
días para el estudio.
Distribuyo tareas: 24 apartados / 4 días = 6 apartados por día.
7º: Apunta en tu agenda, calendario o herramienta de planificación que utilices
para organizarte.
8º: Además de apuntar cada día lo que estudiarás, reflexiona sobre qué método
y técnicas emplearás para estudiar cada apartado y marca detalladamente las
tareas que realizarás.

Es recomendable que lleves al día tus lecturas comprensivas, subrayados


y aplicación de técnicas de síntesis. Si acostumbras a realizar estas
tareas con tiempo, los días previos al examen, el estudio será más
llevadero y te costará menos tiempo y esfuerzo prepararlo.

Claves para diferentes tipos de exámenes:

Desarrollo: Es necesario que comprendas muy bien el contenido y tengas muy


claras las ideas generales y específicas del tema. También has de comprender y
tener muy clara la estructura general del tema y la asignatura. Para esto, te
recomiendo que realices esquemas o mapas conceptuales generales de temas
completos y esquemas específicos por apartados y partes del contenido que
sean relevantes.
Test y preguntas cortas: Has de conseguir comprender el contenido y tener muy
bien organizadas las ideas por temas y sobretodo aspectos concretos, como
pueden ser: definiciones, conceptos, fases, funciones, diferencias, similitudes,
rasgos, etc.
Elabora esquemas específicos y extrae aspectos concretos. Te recomiendo que
te anticipes a posibles preguntas y las tengas bien localizadas en tus apuntes o
libros. Utiliza todo tipo de técnicas de análisis.
Prácticos/orales: Este tipo de exámenes exigen una preparación previa a base
de poner en práctica el aprendizaje. Busca materiales que te permitan practicar y
adquirir las habilidades necesarias para poder trabajar a fondo el contenido.
Practica siempre antes de la prueba y realiza varias veces los ejercicios y
actividades.
Para los exámenes orales, resulta muy útil realizar un guión a modo de esquema
con los puntos y la estructura que seguirás en tu exposición. Practica ante un
espejo o ante personas, para ganar confianza.

Consejos para hacer un examen:

Leer detenidamente todas las preguntas antes de comenzar a responder.


Pregunta las dudas antes de comenzar.

22
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Con preguntas de desarrollo, elabora esquemas con el guión y estructura a


seguir para contestar en un papel a parte.
Comienza contestando las preguntas que mejor sepas.
Continua contestando las preguntas dudosas.
No dediques tiempo a preguntas dudosas en las que te quedas en blanco si
quedan preguntas que sabes contestar.
Si te bloqueas, pasa a la siguiente pregunta.
En los tipo test, lleva siempre un recuento de preguntas contestadas y ve
haciendo el cálculo aproximado de la nota, dependiendo de la forma de
evaluación (sobre todo si los fallos restan puntuación).
Repasa detenidamente el examen antes de entregarlo (ortografía, expresión,
orden, limpieza, etc.)

¿Qué hago si me bloqueo?

Es muy normal que los estudiantes se bloqueen ante un examen. Esto puede producirse
por varias razones: estudio demasiado memorístico sin comprender, nervios, atracones
de última hora o no dormir lo suficiente.

Se puede evitar que esto ocurra si se evitan los atracones de última hora y se gestiona
el tiempo adecuadamente, se duerme lo suficiente, se controla el estrés y los nervios o
se controlan los pensamientos negativos “voy a suspender”.

Si aún así te bloqueas en el examen, sigue estos pasos:

Realizar una actividad diferente antes del examen, que pueda ayudarte a
desconectar y relajarte.
Relájate si estás nervioso/a, realizando respiraciones profundas o tomando
alguna infusión.
Si te bloqueas en una pregunta, pasa a la siguiente, no pierdas el tiempo. Las
ideas vendrán cuando te relajes.
Si de pronto viene la información, apúntalo en sucio o ve a la pregunta y
contéstala rápidamente.
Lleva agua al examen. El agua facilita que te relajes y estés hidratado/a.
Masca chicle. Esto también te ayudará a relajarte.
Aplica la técnica del cambio de bloqueo: Relájate, respira profundamente y
emplea 2 minutos en pensar en algo agradable. De esta forma, podrás ayudar a
que se produzca un equilibrio emocional (bajar el nivel de cortisol y subir el nivel
de serotonina), para que tu mente pueda desbloquearse.

23
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

CLAVE 7
SIGUE BUENOS HÁBITOS

DECANSO, ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO

Mantener unos buenos hábitos de vida es algo que ayuda a rendir adecuadamente en el
estudio.

Dentro de estos hábitos de vida, destacamos tres aspectos principales:

El descanso y el sueño.
Buena alimentación e hidratación.
Práctica de ejercicio regular.

Descanso:

Para rendir adecuadamente, has de descansar el tiempo suficiente y para ello, debes
de:

Dormir bien y el tiempo suficiente, sobre todo si al día siguiente tienes un


examen.
Intentar dejar a un lado pensamientos, problemas, etc. que puedan entorpecer tu
sueño.
Si te encuentras nervioso/a, date una ducha antes de dormir o practica algún
ejercicio de relajación.
Acostúmbrate a mantener un hábito de sueño, yendo a dormir todos los días a la
misma hora.
Evita las cenas copiosas, es mejor que cenes ligero y alimentos de fácil
digestión.
Échate una siesta breve después de comer si lo necesitas.
El sueño favorece el descanso y la retención de nuevos aprendizajes en la
memoria, limpia la memoria a corto plazo y deja espacio para nuevos
aprendizajes. De ahí la importancia de dormir lo suficiente.

Alimentación:

Ten en cuenta los siguientes tips para mantener una buena alimentación:

Mantén una dieta equilibrada, sana y variada (sobre todo frutas y verduras).
Evita comer en exceso o dietas rápidas que desajusten tu organismo. Comer
demasiado e hincharte, provoca digestiones más lentas y pesadez que afectará
a tu concentración y rendimiento.
No comas alimentos grasos en exceso (limita el consumo de carnes procesadas,
fritos, dulces, etc.)
Bebe mucha agua para mantenerte hidratado/a. La falta de hidratación provoca
dolores de cabeza y malestar, lo que afectará a tu concentración.

24
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Toma cada día un desayuno enérgico.


Evita el consumo excesivo de bebidas con contenido en cafeína o bebidas
estimulantes. Estas bebidas provocan agitación, ansiedad o insomnio lo que
provoca que disminuya tu capacidad para concentrarte y razonar
adecuadamente.
Es muy habitual que los estudiantes en épocas de exámenes tomen demasiado
café o bebidas con cafeína para mantenerse activos y rendir, pero este tipo de
bebidas pueden ser causar el efecto contrario y aumentar la ansiedad, así como
dificultar la concentración en el estudio. Tenlo en cuenta.
Manteniendo unos hábitos de sueño y una buena planificación de tareas, no es
necesario que acudas a este tipo de remedios para mantenerte activo/a.
Evita el consumo de tabaco. Están más que demostrados los efectos
perjudiciales del tabaco para la salud, así que evítalo.
Evita el consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas. Cualquier sustancia
de este tipo genera una serie de efectos adversos que afectarán negativamente
a tu trabajo intelectual.
Evita los suplementos alimenticios para mantener la concentración. Lo mejor
para mantenerse en activo es llevar una buena dieta (verduras, carne, frutas,
frutos secos y cualquier otro tipo de alimentos y bebidas saludables),
mantenerse hidratado, hacer ejercicio y descansar cada día lo necesario.

Ejercicio:

Se ha demostrado con diferentes estudios que la práctica de ejercicio o deporte


estimula el rendimiento del cerebro, ayuda en su oxigenación y es bueno tanto para
nuestro bienestar físico como mental. Por tanto:

Practica algo de deporte o ejercicio al menos dos o tres días a la semana.


Sal a caminar al aire libre.
Correr, nadar, gimnasio, bicicleta, etc.
En épocas de exámenes te ayudará a desconectar, oxigenar tu mente y sentirte
lleno/a de energía para afrontar tus retos.
El ejercicio favorece el rendimiento cognitivo mejorando la lógica y la
comprensión.

25
Ester Ruiz Coello - OrientaNova
Las 7 claves del éxito académico

Para cualquier duda o consulta puedes ponerte en contacto con nosotros en nuestra
web o redes sociales:

www.orientanova.com

Facebook: OrientaNova

Twitter: @OrientaNova

Youtube: OrientaNova

También puedes enviarnos un e.mail a:

info@orientanova.com

26
Ester Ruiz Coello - OrientaNova