Sunteți pe pagina 1din 52

EDUCACIÓN

Y JUEGO
GRUPO DE MAESTROS
“LUIS IGLESIAS”
JUGAR EN LA ESCUELA
ENTREVISTA A
GABRIEL GARZÓN ELENA SANTA CRUZ
FORMACIÓN DOCENTE
Y JUEGO GALLI / ESNAOLA
VIDEOJUEGOS Y
APRENDIZAJE
AGORA LUDUS
CULTURAS LÚDICAS
Segunda etapa / Año 4 / N°9 / Julio 2016
El nombre de la revista que hacemos se inspira en
Juanito Laguna, personaje creado por el pintor
rosarino Antonio Berni en la década del `60.

Su creador nos cuenta sobre este niño: “Juanito


Laguna es un niño de extramuros de Buenos Aires
o de cualquier capital de América Latina. Es un
chico pobre, pero no un pobre chico. No es un
vencido por las circunstancias, sino un ser lleno de
vida y esperanzas que supera su miseria circuns-
tancial porque intuye vivir en un mundo cargado
de porvenir. Juanito Laguna forma parte de una
narrativa hecha con elementos de su propio
ámbito. Los materiales con que hago mi obra no los
busco muy lejos de su barrio: en los baldíos, en los
senderos encuentro los cajones y cajas vacías, las
latas y los plásticos de rezago de la gran industria
que son recuperados por esa población aledaña de
inmigrados del interior argentino, o de los herma-
nos de países vecinos”.

Evocar la historia y el espíritu del Juanito de Berni


nos devuelve al centro de nuestra tarea como
educadores y educadoras. ¿Y por qué ese “para”
Juanito en medio de otras preposiciones como
“con”, “por”, “desde”? La elección del para pretende
remarcar la disposición de los/as educadores para
ser, sentir, pensar, hacer, crear, innovar con otros
para que muchos Juanitos y Juanitas gocen su vida
en medio de una sociedad justa. Creemos que el
sentido profundo del ser docente se constituye en
la relación con este y otros alumnos que tienen
nombre, historia, familia, condiciones de vida.
Es necesario aclarar que la elección de tal preposi-
ción no supone renegar de las otras. Bien podría-
mos decir que los docentes resistimos y persisti-
mos por Juanito, que aprendemos con Juanito, que
solo desde la realidad de Juanito ampliamos el
mundo…

Los Juanitos y Juanitas nos


convocan en este proceso de
sistematizar, estudiar y reflexionar
sobre nuestras prácticas docen-
tes. Agradecemos profundamente
a los compañeros y compañeras
que muy generosamente nos
ofrecen sus saberes, experiencias,
inquietudes y motivos para la
esperanza, para ser publicados y
multiplicados por medio de esta
revista.
[ SUMARIO ]
EDITORIAL / TIEMPO DE JUGAR,

4
QUE ES EL MEJOR

GRUPO DE MAESTROS LUIS

5
IGLESIAS / POR QUÉ JUGAR EN LA
ESCUELA. ATRAPAR LA REALIDAD
CON OSADÍA

GABRIEL GARZÓN /

10
LA FORMACIÓN DE TÉCNICOS
EN TIEMPO LIBRE Y RECREACIÓN
REVISTA DE EDUCACIÓN POPULAR LA EDUCACIÓN EN JUEGO
Y PEDAGOGÍAS CRÍTICAS

Segunda etapa /Año 4


Número 9 / Julio 2016 GRACIELA ESNAOLA HORACEK,

17
MARÍA GABRIELA GALLI Y EQUIPO
CONSEJO EDITORIAL DE INVESTIGACIÓN EN TECNOLOGÍA
Virginia Rodriguez / Patricio Bolton /
EDUCATIVA (UNTREF) / JUEGOS,
JUGUETES Y VIDEOJUEGOS
Javier Castagnola / Gabriel Brener /
Gustavo Galli / Gastón Luis Picone /
Alejandro Rezzónico / Natalia Stoppani / VIRGINIA RODRÍGUEZ /

25
Pablo Frisch / Horacio Cárdenas CONVERSACIÓN CON ELENA
SANTA CRUZ: TRAS EL HILADO DE
DISEÑO GRÁFICO EXPERIENCIAS LÚDICAS
Sebastián Prevotel / Barbi Couto QUE HUMANIZAN

IMAGEN DE TAPA AGORA LUDUS / EN Y HACIA LA


Sebastián Prevotel
32
CONSTRUCCIÓN DE CULTURAS
LÚDICAS.
CINCO ACTOS PARA UN
EDITOR RESPONSABLE
ACONTECIMIENTO

TATIANA ELGER Y GUIDO

38
VAAMONDE, GRUPO SANSARA /
PINTEMOS EL RECREO,
JUGUEMOS EN EL PATIO

Tucumán 1961 - CP. C1050AAM


Ciudad de Buenos Aires
011-4374-9046
FUNDACIÓN DEFENSORES DEL

43
CHACO / FÚTBOL CALLEJERO.
VOLVER AL POTRERO PARA
Fundación La Salle Argentina RECUPERAR LA POTENCIA
TRANSFORMADORA DEL FÚTBOL
@fund_la_salle
www.fls.org.ar MATANGA Y MATE / NUEVOS

46
HORIZONTES COLECTIVOS PARA
parajuanito@fls.org.ar LA RECREACIÓN. EL JUEGO COMO
FACILITADOR DE PROCESOS
GRUPALES
IMPRESIÓN / Genesis Talleres Gráficos
Manuel Belzu 5162 Munro C.P. (1605)
Tel.:(011) 5197-1190 “DÉCIMAS PARA LA RUNFLA” /

49
genesispresupuesto@gmail.com HORACIO CÁRDENAS

ISSN 2347-0348

Mirá y descargá todas las revistas en http://www.fls.org.ar/revista/


PARAJUANITO 3
[ PRESENTACIÓN ]

TIEMPO DE JUGAR, QUE ES EL MEJOR


“Quiero tiempo Hace cincuenta años que María Elena Walsh, maestra
de varias generaciones de Juanitos y Juanitas, nos
pero tiempo no apurado, regalaba esos versos entreverados en la “Marcha de
tiempo de jugar, que es el mejor Osías”, un osito que se detenía obnubilado frente a la
vidriera de un bazar, “sin alcancía pero con antojo”.
Por favor, me lo da suelto Y si bien ese bazar seguramente estaba lleno de co-
y no enjaulado sas tentadoras, resulta que lo primero que Osías quiso
comprar, lo más preciado, fue tiempo para jugar, sin
adentro de un despertador” apuros ni encierros.

Esta edición de Para Juanito pretende bucear en esa


temporalidad para recuperar aquello que la experien-
cia de jugar enseña, habilita, repara y proyecta en las
personas y los grupos. Se trata de una forma de goce y
también un modo de conocer, de apropiarse del mun-
do. Una experiencia que a medida que avanzan los
estudiantes por los escalones del sistema educativo,
se va diluyendo, endureciendo, burocratizando. Salvo
en los recreos, cuando aparentemente se suspende el
tiempo de aprendizaje y los cuerpos y mentes se libe-
ran, se descontracturan, entran en movimiento.

Queremos desarmar esa aparente disociación entre


juego y aprendizaje, compartiendo experiencias y re-
flexiones que miran lo educativo desde el caleidosco-
pio del juego.

Recordando, también, que jugar es un derecho. Así lo


establecen la Convención sobre los Derechos de los
niños y niñas, en su artículo 31, y más acá en el tiem-
po, hace diez años en nuestro país, la Ley Nacional
Nº 26.061 de Protección Integral de los derechos de
Niños, Niñas y Adolescentes. Un derecho que como
tantos otros es asediado por las lógicas de mercado,
que lo convierten en un acto de consumo, montando
una industria de jugosos réditos a su alrededor, o bana-
lizándolo por su aparente improductividad.

En este nuevo número de Para Juanito queremos re-


cuperar la potencia reparadora, pedagógica y trans-
formadora que el juego ofrece, entrando en ese otro
tiempo que Osías elige primero entre todos los objetos
en venta en el bazar. Lo hacemos desde el recorrido
de personas, instituciones y colectivos que vienen
transitando estas cuestiones en ámbitos de formación
docente, en la escuela formal, en organizaciones so-
ciales y ámbitos académicos, quienes generosamente
han cedido sus aprendizajes, “poniéndolos en juego”
para que los transiten y disfruten los lectores y lecto-
Fotografía: Jazmín Tesone (CABA) “Libro Presente”
ras de las páginas que siguen. |J|

4 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

POR QUÉ JUGAR EN LA ESCUELA

Fotografía: Julieta Escardó (Río Negro) “Libro Presente”

ATRAPAR LA REALIDAD
con osadía Por Grupo de Maestros
Luis Iglesias (*)

Un grupo de maestros y maestras de escuelas de la Ciudad de Buenos Aires se


reunió durante un año entero para reflexionar en torno al tema del juego y la escuela.
Sin dejar de jugar, buscaron en libros, en sus aulas y en sus historias personales,
compartiendo sensaciones y pensamientos. Casi como en un juego, se propusieron
buscar argumentos para convencer a quien afirma que jugar “es para los recreos”
o “es sólo para nenes de jardín”. De los registros de esas reuniones extrajeron
preguntas que agruparon, amasaron y de las que surgieron las ideas aquí vertidas.

PARAJUANITO 5
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

INTRODUCCIÓN EL JUEGO PARA CONOCER Así, jugando a esconder, percibe y resal-


EL MUNDO ta poéticamente las cualidades singula-
“En mi casa he reunido juguetes pe- res de los objetos. Condensa y desplaza,
queños y grandes sin los cuales no Jugar sirve para leer y atrapar la rea- recorta y extraña, líricamente estudia,
podría vivir. El niño que no juega no lidad. Así lo hace los niños desde que como lo ha hecho la tradición popular
es niño, pero el hombre que no jue- nacen, intuitiva y espontáneamente. desde el principio de los tiempos.
ga, perdió para siempre el niño que El ser humano, desde su origen, asimi-
vivía en él y le hará mucha falta. la y acomoda estructuras de conoci- En el juego hay análisis del objeto, hay
He edificado mi casa también como miento al interactuar con los objetos, apropiación del objeto. Es el pequeño
un juguete…” jugando con ellos. Los niños exploran desarmando y rearmando su juguete,
Pablo Neruda, la materia amasando, tirando, estiran- definiendo sus pedazos, cambiándolos,
Confieso que he vivido. do, probando qué pasaría si… El juego reconociendo al sistema por el azaro-
es un ejercicio de fantasía que inte- so desplazamiento de sus partes. Es el
Sostenemos que es necesario jugar en la rroga al mundo. muñeco con la pierna en el hombro, el
escuela, que no es perder el tiempo, que caballo con alas (en la espalda ¿dón-
no es resabio de la primera infancia ni La adivinanza, por ejemplo, es una de de las podría tener?), el reloj inmóvil
catarsis exclusiva de los recreos. las formas más artesanales del conoci- sin su rueda inevitable, las mil trans-
En principio, hay que jugar en la escuela miento. Poético juego popular, la hu- formaciones de la plastilina, millones,
porque es un derecho humano. Y lo es manidad crea adivinanzas para ver y infinitas, pero acotadas por la cantidad
porque es necesario. Una escuela que ayudar a ver. Erik, nuestro alumno de de materia: podrá ser árbol, ave, rosa,
no busca la forma de abrir las puertas tercer grado, inventa adivinanzas en su pero no sábana que lo abrigue ni plato
al juego se parece a una escuela que no cuaderno de pensamientos propios. Él donde imaginar su mediodía.
comprende qué es ser niño. mira y juega, juega y mira con las co-
sas; así nos invita lúdicamente a con- Los juegos soportan un diálogo con el
Esa escuela que no juega va contra un templarlas. Y pone: objeto fertilizando el análisis que inda-
modo espontáneo que la infancia des- ga al mundo. Como decía Julio Cortá-
pliega para ver el mundo. Por eso el juego “¿Qué es eso que aparece en el cielo de zar, gran artífice y admirador de “esa
es una herramienta pedagógica. Hay que noche y que brilla? Las estrellas. grave ocupación que es jugar”: “hay
jugar en la escuela porque el juego es una ¿Qué es eso que tiene metal en las pa- juego cuando se buscan otros accesos
manera de conocer. Es una forma primi- tas? El caballo. a lo cotidiano, simplemente para em-
genia de acceder a los seres humanos y a ¿Qué es eso que no se puede alzar? El bellecer lo cotidiano, para iluminarlo
las cosas del mundo. El juego sirve para agua. bruscamente de otra manera, sacarlo
organizar el pensamiento, para aprender ¿Qué es eso que se revienta cuando lo de sus casillas, definirlo de nuevo y
contenidos y para conformar grupos. tocás? La burbuja.” mejor…”.

Fotografía: Archivo Fundación Armstrong

6 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Pero no se trata de reemplazar “la


letra con sangre entra” por “la letra
con juego entra”. El juego como mero
recurso didáctico, como máscara para
inyectar contenidos es una trampa
vulgar que ensucia al juego y despres-
tigia al contenido.

Jugar le abre las puertas a la creati-


vidad, a la chispa creadora, permite
crear otras realidades posibles. Hacer
como si… genera el deseo que deviene
en movilización. Es un combate contra
el estatismo, contra la apatía. Como
promueve el deseo, el juego posibilita
el sueño y la utopía, motores básicos
de la creación y la cultura. Jugar crea
ambientes que aúnan mundos apa-
rentemente irreconciliables, nos vuel-
ve abiertos y creativos. En ese sentido
el juego desaliena, es arma ideológica
y por eso estamos dispuestos a usar-
la. Si no hay transformación, síntesis
creadora, el pensamiento muere.
Ilustración: Archivo Fundación Armstrong

EL JUEGO PARA CONOCER algo. Un grupo conformado genera es-


A LOS DEMÁS trategias de interacción que permiten
el trabajo cooperativo, tan necesario
Para que un alumno aprenda es indis- para nuestra sociedad.
pensable un grupo de trabajo. El cono-
cimiento es social, así como el hombre Pero los grupos no tienen una dinámica
es un ser social. Un individuo que inte- dada: vienen de algo y van hacia… Los
ractúa solitario con un objeto no aprende grupos no se hacen solos, no se consti-
lo mismo que compartiendo con otros, tuyen por el mero hecho de congregar
escuchando otras palabras, observan- individuos. Todo grupo se engendra,
do distintas formas de acercarse a un transforma y desarrolla respondiendo al
objeto. De este modo es posible tensar trabajo colectivo. Por ende, la propuesta
la propia manera de pensar el mundo, pedagógica incide indefectiblemente en
posibilitando así la acomodación, es de- el funcionamiento grupal.
Como promueve
cir, posibilitando el aprendizaje. Esto no el deseo, el juego
significa, desde luego, que la interacción A escuchar y a ver al otro se aprende. posibilita el sueño
individuo-objeto no sea necesaria. Tener en cuenta a los demás y vincular-
se solidariamente con los compañeros y la utopía, motores
Para que este aprendizaje social ocurra son actividades para convertir en ne- básicos de la creación
no basta con juntar personas. Puede su- cesidad, tareas para plagar de sentido.
ceder solo cuando el grupo está confor- No basta con sanciones y castigos al
y la cultura.
mado. Porque se establece la confianza egocentrismo infantil. No basta pedir,
necesaria para expresarse, para pronun- así como no es suficiente enunciar las
ciar las inquietudes, las ideas que todavía propiedades aritméticas para que sean
no tenemos aseguradas, para decirse sin comprendidas. Se precisan actividades
ofenderse, para aceptar que no se está de que den sentido a la percepción de los
acuerdo y hacer de ello un aprendizaje. demás, que pongan en conflicto la con-
ducta “niñocéntrica”. Los juegos grupa-
Que un grupo esté conformado impli- les invitan a recorrer este camino.
ca que existan vínculos para que una
creación conjunta sea posible, pro- Los juegos pueden ser buenas herramien-
ducción en la que todos hayan puesto tas para una propuesta pedagógica que

PARAJUANITO 7
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

mismos, los que nunca se exponen, los que


van detrás, ocultos en el silencio. Es difícil
convertir en problema estos roles cuando
se ejercen cotidianamente; pero si el juego
los hace símbolo, los mueve en otro plano,
ponerles palabras ya no es tan difícil.

No pensamos que los juegos sirvan sólo


como diagnóstico de carencias o virtudes
grupales. Si lo que sucede en la órbita de lo
inconciente se puede hacer conciente, si lo
oscuro se enciende a la luz de las palabras,
entonces se puede ver, atrapar y transformar.

En los juegos afloran porciones solapa-


das de los demás y se nos caen las más-
caras. Jugando nos desnudamos cómo-
damente, cálidamente, para darnos a los
otros. Así nos conocemos en nuestras ca-
pacidades y en nuestras dificultades para
compartirlas, para observar y conocer las
de los demás, para construir con ellas el
trabajo grupal. Por eso el juego deshace
prejuicios. Cuando llega un niño nuevo
al aula ¿qué mejor forma de mirar si se
siente bien? ¿Qué mejor forma para inte-
grarlo que por medio de juegos?

Jugar forma vínculos, nos instituye como


seres sociales. Jugando se conoce el mun-
do de los otros y se conoce de una manera
el mundo de los otros. ¿Qué sé de un com-
pañero de escuela si no hay juego? ¿Qué
conozco del otro si no sé cómo se esconde
o cómo busca a los escondidos?

Fotografía: Mariana Eliano (Santa Cruz) “Libro Presente” Una alumna de 7º grado escribió un poe-
ma sobre el patio de su escuela, nuestro
conforme y consolide al grupo, amplian- patio. Un texto de una página entera,
do la mirada desde cada ombligo hasta descriptivo, casi detallista. La estrofa fi-
la lágrima más distante. En principio, nal, que festejamos y nos sorprendió gra-
los juegos hacen metáfora del funcio- tamente, condensaba alguna idea suelta
namiento grupal y de los roles internos. que nuestro pensamiento no sintetiza-
Ayudan a ponerle palabras a lo que está ría tan claramente. Alexandra, nuestra
pasando, convirtiendo en imagen lúdica, alumna, definió un sentido del juego
visual o corporal, algo de los vínculos y para todo niño o adulto, un sentido apre-
En los juegos conflictos que suceden en el interior del ciable y precioso, porque abarca al otro,
afloran porciones grupo (y de cada uno). Hacen manifiesto al amigo y porque para eso se juega, para
lo latente, vuelven explícito lo implícito, conocer, conocerse, conocernos:
solapadas de los visible lo invisible, convirtiéndolo en ar-
demás y se nos caen cilla imaginaria para observar. Y también “Conocer a tus compañeros/ con un sim-
las máscaras. Jugando para modelar. Colocan el estado grupal ple juego/ en el patio”.1
frente a la mirada del conjunto; jugando,
nos desnudamos el grupo se conoce como grupo.
cómodamente, 1. “Es bonito jugar / con los demás /
porque corro / grito / me río / y dentro
Cuando algo se vuelve metáfora es más
cálidamente, para fácil hablarlo. Están los que siempre in-
de mí / es como un paraíso” escribía An-
tonella C., alumna de Mario Lodi allá por
darnos a los otro. terrumpen, los que piensan solo en ellos los años 70’s en la llanura del Vho, Italia.

8 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Alan Quispe Colque, 7º grado (12 años)

ALGUNAS CONCLUSIONES que crecemos el juego se transforma El juego es acción


en algo esporádico, en una mera he-
Porque jugar nos pone en marcha… Por- rramienta para el “ocio”. Nos llenamos pensada pero sobre
que jugando probamos y nos equivoca- de responsabilidades y obligaciones y todo sentida, ida y
mos, porque ponemos en juego los sen- dejamos a un lado el juego, el placer
mismo. Es importante entonces que el
vuelta entre el cuerpo
tidos, porque al jugar creamos, porque
nos enfrentamos a decidir, nos abrimos juego vuelva a cobrar protagonismo, y la mente. Por eso en
a los demás, expresamos nuestras ideas no sólo en la escuela, sino a lo largo de el juego nos unificamos.
sobre el mundo, ponemos en práctica toda nuestra vida.
conocimientos, porque cuando jugamos
sentimos placer… Porque jugar es placentero y reparador.
Así lo muestra Sol del Rocío, alumna de
El juego es acción pensada pero sobre sala de cuatro, quien se nos acerca luego
todo sentida, ida y vuelta entre el cuerpo de haber jugado y nos dice:
y la mente. Por eso en el juego nos uni-
ficamos. Actuamos desde todos nuestros – Hoy estaba triste y ahora no… ¿Viste,
sentidos, ponemos el corazón, la mirada, seño? Jugar te hace feliz.
la creatividad. El juego nos da piedra Y saltando de alegría se va nuevamente
libre para buscar nuevos caminos, nos con sus compañeros.
quita el miedo, nos deja disfrazarnos de
otros e interpretar nuevos roles. En los juegos aparece el contacto físico,
por ende los roces y el peligro de lasti-
Por eso jugando el niño se desarrolla, es marse; se desguasa por unos instantes el
feliz, crece… Por eso jugando crea la- histórico control escolar. Todo eso es un

*
zos para acercarse a lo conocido y a lo riesgo. Por eso jugar en la escuela, en es-
extraño. Por eso aprende de él y de los pecial para el docente que lo propone, es
otros. Por eso jugando mira más, escu- una osadía. Pero vale la pena por tantas
cha más, siente más. razones expuestas. Hay riesgos pero hay * Grupo de Maestros
saldos. Además, esos riesgos se cruzan Luis Iglesias
con las ganas infantiles, lo que genera
Podemos entender también el juego en responsabilidades a quienes juegan: “si Colectivo de docentes de
la escuela como “actitud lúdica”. Cuando queremos seguir jugando, nos tenemos CABA, de distintos niveles y
los niños juegan (y los grandes también) que cuidar” sería el silogismo moral. Las- distritos -aunque mayorita-
se abstraen de tal forma que el tiempo timar irresponsablemente a otro implica- riamente de primaria- que
deja de existir, el espacio cambia, las re- ría ir contra el espacio del juego. Y eso los desde 2004 se reúne para
glas son otras, la concentración dedicada pibes lo saben muy bien. compartir problemáticas,
es total. Rescatamos esa actitud en la es- ideas y ­proyectos. Inquietos
cuela. Cuando el juego se transforma en Finalmente, en cada acción pedagó- por pensar cómo derrotar el
actividad escolar es probable que pierda gica se encuentra atravesado el po- aislamiento, el estigma de la
alguna de sus características –y seguro sicionamiento ideológico. Tomamos docencia solitaria, el trabajo
una de las más importantes: esa que dice partido a cada momento y también, a puertas cerradas, el “cada
que el juego por imposición no es juego, por supuesto, al respecto del juego. maestro con su librito”. El
que puedo entrar y salir a piaccere–. Eso Qué tipo de juegos proponemos, qué nombre del grupo es un home-
es verdad y entonces no es juego puro. actitud tomamos cuando los juegos naje a Luis F. Iglesias, maes-
Sin embargo, no quiere decir que lo ol- aíslan, si decidimos intervenir o no tro bonaerense, integrante del
videmos por temor a desvirtuarlo. El jue- en el recreo, qué enseñamos cuando Movimiento Latinoamericano
go en la escuela es más que un recurso: enseñamos juegos, por qué y para qué de la Escuela Nueva.
puede llegar a ser un fin en sí mismo. enseñamos, por qué seguimos eligien-
do cada día venir a la escuela a tra- Contacto:
Desde pequeños el juego forma parte bajar de maestros; todo, todo es una grupoluisiglesias@gmail.com
de nuestra vida. Pero luego a medida toma de posición. |J|

PARAJUANITO 9
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

LA FORMACIÓN DE TÉCNICOS EN TIEMPO LIBRE Y RECREACIÓN

LA EDUCACIÓN
EN JUEGO
Por Gabriel Garzón (*)

Fotografía: Mariana Eliano (Santa Cruz) “Libro Presente”

En 1987 se creó en la Ciudad de Buenos Aires el Instituto Superior de Tiempo


Libre y Recreación (ISTLyR), cuya oferta formativa inicial fue la Tecnicatura
en Tiempo Libre y Recreación, única de su carácter en nuestro país en aquel
entonces. Gabriel Garzón, uno de los fundadores de ese Instituto, reflexiona desde
ese acumulado de experiencia de formación de formadores sobre la relación
entre juego y educación.

10 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

“(…) abrazar la “aparente e vs. razón; aprendizaje vs. juego; placer


irrespetuosa alegría que tiene vs. pecado; portarse bien y quieto vs.
el jugar”, con la construcción actividad motora y juego; varón vs.
compartida del conocimiento. nena; individuo vs. sociedad; observa-
Instalar el encuentro entre el dor vs. observado. “Estos dualismos es-
goce desafiante que desencadena tán tan naturalizados que no se ven. La
el jugarse” en la simetría del escuela debió garantizar la gobernabi-
acto de jugar. Comprometerse lidad de los cuerpos de niños y jóvenes
y co-operar para promover el y la imposición de una cultura conside-
conocimiento en el “durante” del rada valiosa” (Najmanovich, 2009: p 5).
proceso del juego. Una aventura
que vale la pena ser vivida: Pero este sistema comenzó a pre-
goce, conocimiento, encuentro, sentar fisuras, diferentes quiebres,
intercambio. Por el bien básicamente observados en la falta
de nuestras infancias, de motivación tanto del que enseña
por el derecho al conocimiento como del que aprende, falta de curio-
de todos los niños.” sidad por aprender, el desgano, tanto
de maestros, como de alumnos. Un
E. Rodriguez de Pastorino alumno espectador que se aburre y
pierde el interés por aprender, alum-
nos inadaptados al sistema.

EDUCAR O JUGAR

Durante muchos años se estigmatizó el


juego en la educación, no desapareció
sino que se lo dejó librado sólo al espa- Durante muchos años
cio de recreo, un espacio tiempo libe-
rador para que más tarde las energías se estigmatizó el
estén centradas en lo más importante: juego en la educación,
el conocimiento. El recreo para que los se lo dejó librado
cuerpos de los niños descarguen sus
energías y así éstos puedan portar- sólo al espacio de
se bien y aprender, buenos alumnos, recreo, un espacio
alumnos quietitos, alumnos tranquilos.
tiempo liberador
El paradigma que se instalaba era: para que las energías
Educar o jugar. Entonces cuando te estén centradas en
educas, no juegas, y también vicever-
sa, claro, cuando juegas no aprendes. lo más importante: el
El paradigma era Educación vs Juego. conocimiento.
Porque el juego es un elemento dis-
tractor, amenazante, un niñ@ quie-
re jugar, él no está preocupado por
aprender. Entonces quizás debemos
lograr que l@s niñ@s dejen de serlo.

La educación era sólo la escuela y el


conocimiento era la información que EDUCAR Y JUGAR
impartía la escuela. Dicotomías que
aprendimos: razón vs emoción, serie- Es verdad que hoy es bastante poco
dad vs alegría, quietud vs movimiento, probable que en las escuelas no se
toda una tradición en la cultura occi- comprenda la importancia del juego.
dental ha configurado modos dicoto- Mucho se ha dicho entonces sobre el
mizadores de pensar a los sujetos, de juego en educación, se han desarro- Fotografías: Archivo Fundación Armstrong
fragmentarlos, de separar sus dimen- llado teorías acerca de la importan-
siones para transformarlas en existen- cia del juego como herramienta para
tes opuestos: cuerpo vs. alma; emoción el aprendizaje.

PARAJUANITO 11
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Tratando de fundamentar la importan- Tal vez cabe señalar que contenido y


cia del juego, se argumenta la exis- juego no son antitéticos sino que se
tencia fundamental de un sistema que presentan enlazados en las propuestas
posibilite la escolarización, es decir, se áulicas, sin “ludificar” falsamente la
trata de hacer que fuera más divertido enseñanza ni despersonalizar la esen-
o “más alegre” la obligación de apren- cia del juego, sino ofreciendo propues-
der, se trata de que la currícula fuera tas con distinto grado de potencialidad
más transitable y menos excluyente. Es lúdica que el niño se las apropiará o no
decir un nuevo sabor que permita tra- como juegos.
gar la misma píldora del aprendizaje.
Es importante distinguir que se nece-
En el contexto escolar se presenta esta sita contar con saberes para jugar a
tensión entre juego y enseñanza. El jue- muchos juegos, como así también re-
go se convierte en tal según la inten- conocer que hay saberes que se pueden
cionalidad del jugador, por lo tanto el ir enseñando y aprendiendo durante el
docente puede promover situaciones lú- desarrollo del acto de jugar; es decir no
dicas pero quienes otorgan el verdadero tienen condición previa; por lo tanto,
carácter lúdico a las situaciones son los al dominar los saberes el niño jugador
que juegan. En este sentido la intencio- aprende a jugar, enriquece sus apren-
nalidad del docente está limitada por la dizajes y el juego mismo se vuelve más
decisión de los que juegan y a su vez la desafiante. Entonces podemos afirmar
intencionalidad de ellos está enmarcada que se enseñan contenidos comprome-
en el contexto escolar que de por sí pone tidos en los juegos, como así también
condicionamientos al juego. se enseña el formato del juego mismo
con sus reglas y sus formas folklóricas
Así es como aparecen numerosos tex- en que los pueblos han recreado ver-
tos: ¡aprenda ya! ¡hágalo usted mismo! siones tradicionales.
¡como enseñar las matemáticas de ma-
nera divertida!, ¡como transmitir la len- Entonces ¿no habría que pensar en qué
gua de forma no convencional!, como educación es la que estamos querien-
Fotografía: Archivo Fundación Armstrong
lograr que el idioma no sea un enemi- do? En lugar de pensar ¿Qué recursos
go? Cambiar para que nada cambie. La novedosos puedo obtener para imple-
misma comida con distintos condimen- mentar la currícula?
tos. Un maquillaje para engañar a los
pasibles destinatarios de nuestra mi- No habría que pensar ¿cómo generar la
sión: la incorporación de conocimien- pregunta? en lugar de pensar ¿cómo in-
tos. El paradigma ahora es: Educación corporarán las respuestas? No habría que
+ juego, el juego ya no está visto como pensar: ¿qué significa la alfabetización?,
un enemigo del aprendizaje, ahora es un cuando se aprenden a leer manuales,
aliado para lograr los objetivos que ya pero no a leer la realidad, el mundo y sus
se habían impuesto anteriormente. necesidades de transformación?

No habría que pensar: ¿de qué manera


El juego se convierte los alumnos pueden ser protagonistas
en tal según la ¿EDUCAR? ¿JUGAR? en este proceso más que espectadores?
¿De qué manera el proceso de educar
intencionalidad del El Juego es utilizado por la educación y es un proceso de creación, de imagi-
jugador, por lo tanto va dejando de ser Juego, la caracterís- nación, de transformación, más que un
el docente puede tica más genuina del juego es la impli- proceso de repetición y de acceder a
cancia de la voluntad para jugar, la po- aquello que ya se conoce?
promover situaciones sibilidad de que se pueda elegir hacerlo
lúdicas pero quienes o no, el valor de lo incierto, el acuerdo Entonces, para estos momentos, po-
otorgan el verdadero mutuo ciñe al juego. Aquí no está ese
permiso, el juego es una tarea, un ejer-
demos dejar claramente expuesta la
mirada acerca del juego en educación
carácter lúdico cicio, un trabajo, un buen engaño para diciendo que no estamos expresan-
a las situaciones introducir en esos seres llamados alum- do que la educación puede renovarse
nos, saberes ajenos, que ni siquiera son a través del juego, estamos diciendo
son los que juegan. requeridos ni deseados por ellos. que el uso del juego en la educación

12 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Fotografía: Archivo Fundación Armstrong

desconoce al juego, le hace una cirugía ya no un sujeto que debe adquirir ta- incómoda que intenta comprender un
tal que lo desfigura, le quita su esencia les o cuales dominios para llegar a ser sujeto protagonista, en un contexto del
al mismo tiempo que no le permite la lo que pretendemos que sea. Sino que cual no sólo es el producido sino que
renovación, sino que refuerza su es- compromete en el aprender sus áreas también el productor.
tancamiento. Pensamos que es preci- de conducta: su razón, su emoción, su
so repensar la educación y sostener la acción sin fragmentación, sin quiebres, Entonces hablar de la inclusión del
esencia del juego, esencia de creación, integrando. juego en la educación es hablar de
de transformación y de libertad. una concepción de educación hacia la
Incluso una concepción diferente acer- libertad, hacia la autonomía, hacia el
La inclusión del juego en la escuela es la ca de los derechos básicos de los suje- encuentro del individuo consigo, con
inclusión de una concepción de aprender tos, de los cuales la educación, sobre los otros, con su propio proceso de
desde la experiencia corporal, es decir todo en la actualidad, solo es accesible aprendizaje. Abrir el juego en educa-
que implica una concepción de corporei- para unos pocos (meritocracia median- ción es abrir procesos de aprendizaje
dad desde la cual no es necesaria la com- te). La inclusión del juego en los pro- por la experiencia, es concebir al que
pensación del desgaste físico, sino que lo cesos de aprendizaje habla de una de- aprende desde un lugar protagónico e
involucra, lo requiere; la experiencia per- terminada concepción de conocimien- íntegro, no fragmentado, es abrir sen-
mite la apropiación del aprendizaje, esto to, que en principio, no se realiza de deros de creatividad.
se vive muy claramente en los primeros manera individual, que se realiza con
años de vida, luego lo vamos perdiendo, otros, que no solo son docentes, que
la palabra se adueña del cuerpo, la pala- también son pares, implican al riesgo,
bra de otro, en general. a la aventura del conocimiento ya que >>>
no se tiene la certeza de los resulta-
Implica otra concepción de sujeto que dos, se apoya en la duda, en la críti-
aprende. Ya no un sujeto-objeto va- ca, en la pregunta permanentemente,
cío al que hay que llenar de saberes, indudablemente que es una invitación

PARAJUANITO 13
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

OTROS SENDEROS pación sobre el uso del tiempo libre y


EN EDUCACIÓN sus implicancias en el desarrollo hu-
mano, en la cultura: ¿de qué manera
Pareciera también que cuando hablamos se concibe el tiempo libre? ¿el tiempo
de Educación, sólo hablamos de Escuela. que no se trabaja es libre?, ¿hay li-
bertad en el tiempo, el uso del tiempo
¿Qué espacio es el que determina que es potestad de quiénes? ¿Puede llegar
se lleve a cabo un proceso educativo? a ser libre el tiempo de trabajo? ¿De
¿Cuando hablamos de educación de qué manera se imbrican el tiempo
qué hablamos? ocupado y el tiempo libre? ¿Puede el
tiempo ocupado ser libre? ¿Libre de
Aparece entonces alguna respuesta: qué? De quién?
la educación puede encontrarse en
lo que denominamos sistema formal, A lo largo de 3 años de formación, el es-
aunque también puede encontrarse tudiante se va apropiando del juego y va
sistemáticamente en otros espacios, construyendo caminos de autonomía en
más allá del aula, que, negación me- los que dialogan permanentemente lo
diante, podríamos llamar no formal. instituido y lo instituyente, el estudian-
Espacios que fueron proliferando a te es protagonista en este proceso edu-
partir de la creación de numerosos cativo en el que se suceden las rondas,
programas socioeducativos, espacios las canciones, las danzas, la música, las
como juegotecas, clubes de jóvenes, producciones plásticas, las realidades en
clubes de chicos, y chicas, programas escenas, la crítica, el debate, las ferias,
de formación de líderes comunitarios, las jornadas, los encuentros, la multipli-
programas de apoyo escolar, puentes cación de miradas sobre el juego.
escolares, centros de actividades, pro-
gramas de campamentos educativos, Ciertas concepciones de la recreación
turismo educativo, espacios de en- anidan en el discurso compensatorio.
cuentro para adultos mayores, activi- Es decir que, bajo la concepción neo-
dades en hogares, centros de día, pro- liberal y capitalista en que se creó el
yectos de actividades en temporadas término, el tiempo libre es aquello que
de verano o invierno. El desarrollo de se precisa para poder volver al sistema
políticas socioeducativas, el cuidado productivo con eficiencia, la eficiencia
hacia los que menos tienen, la posibi- es la que manda, se precisan distrac-
lidad de ampliar los derechos requie- ciones para volver a ser productivos.
ren de la formación de profesionales Entretener y divertir para sostener las
dispuestos a sostenerlos. condiciones de existencia.

La lúdica es el soporte, la lúdica Entonces el juego y la recreación vie-


como actitud, como método, una nen a cumplir con esa demanda de
lúdica pedagogía como eje requiere consumo y videomatch.
no sólo creer en el juego como un
recurso, sino como un fin en sí mis-
mo, como un derecho y allí es donde
nos parece necesario poder decir que
siempre que se juega se aprende, en
la base de la cultura está el juego,
un niño que juega es niño, es preciso Siempre que se juega
no matar a ese niño que habita en se aprende, en la
nosotros siempre.
base de la cultura
En 1987, tras la herencia de la Escue- está el juego, un niño
la Municipal de Recreación cerrada
por la última dictadura militar, se
que juega es niño,
Fotografías arriba y centro: Santiago Hafford crea el Instituto Superior de Tiempo es preciso no matar
(Buenos Aires) - Abajo: Gabriel Orge (Córdoba)
“Libro Presente”
Libre y Recreación (ISTLyR), Tecni- a ese niño que habita
catura pública donde se comenzó a
abordar sistemáticamente la preocu- en nosotros siempre.

14 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

El ISTLyR no pretende formar profe-


sionales que sostienen ese modelo, se
concibe la recreación desde la función
educativa del juego, se concibe la re-
creación como un campo de inter-
vención socioeducativo a través de la
lúdica, no sólo desde el juego, para lo
cual la formación que deben tener esos
profesionales debe apropiarlos del jue-
go, el juego de ejercer el protagonismo
social, el juego de inclusión social, en
la ampliación de derechos humanos, en
procesos de identidad, en una pedago-
gía de la pregunta, en un saber colec-
tivo dando por sentado que nada de lo
individual se consigue sin lo colectivo,
que no se podría ir sin los otros al sen-
dero de la autonomía.

La Recreación que el ISTLyR propone es


un camino de transformación social, de
cuestionamiento, de crítica, en el que
se concibe al juego en el contexto edu-
cativo también con su dimensión polí-
tica, ya que aislado de su implicancia
social, solo sería un entretenimiento
para el consumo.

Se propone centralmente desde el


punto de vista metodológico, intentar
recuperar, revalorar y recrear la ca-
pacidad de jugar, en el entendido que
esta es una ruta o trayecto a seguir ha-
cia el re-descubrimiento de la realidad
en la que se intervendrá.

Fotografía: Diego Levy (Entre Ríos) “Libro Presente”

EXPERIENCIAS
Y RESONANCIAS ISTLYR Tiempo de Juego, Escuela de Recrea-
ción Libre de Salta, el Grupo Eco´s, in- Ciertas concepciones
Un gran número de graduados reini- cluso “La Mancha” de Uruguay, Grupo
cian y fundan programas y propuestas Nip de Costa Rica, Red Relajo de Ni- de la recreación
de Recreación Educativa a lo largo y caragua, Funlibre de Colombia, emer- anidan en el discurso
ancho del país (Escuela de Recreación gen de otros nutrientes y se imbrican
Libre de Jujuy, Equipo de Jornadas del profundamente a través del juego en
compensatorio. Es
ISTLyR, Asociación Civil La Cantera, estos proceso educativos que transi- decir que, bajo la
Asociación Civil La Vereda, Asociación tan por senderos paralelos al sistema concepción neoliberal
Civil Libre y Colectiva, Organización educativo formal.
Jugarnos, Asociación Civil Tiempo de y capitalista en que
Juego). Otros colectivos en el interior Otro de los dispositivos que emergen se creó el término,
del país desarrollan estos conceptos dentro de la misma caja de resonan-
(en los que en algunos casos parti- cia de la Recreación educativa es la
el tiempo libre es
cipan graduados y estudiantes del existencia, desde hace 10 años, de aquello que se precisa
ISTLyR, en otros no) como Grupo La una nueva palabra en el léxico de la para poder volver al
Ronda de Neuquén, Grupo Maluc con recreación y que emerge de la acción
las jornadas “Patas para Arriba” de Rio cultural barrial: la CUJUCA, es decir la sistema productivo con
Gallegos, Centro Cultural Humahuaca, CUmbre de JUegos CAllejeros, un en- eficiencia.

PARAJUANITO 15
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

cuentro que todos los años organiza eficacia para ser tiempo de vida; allí
el Centro Cultural Humahuaca, diri- se encuentra al que juega, más allá
gido por Guillermo Castañeda, acom- de la edad que tenga, el jugador, lue-
pañado por numerosos estudiantes go del juego nada vuelve a ser igual
y graduados del ISTLyR en las calles que antes. Es una práctica recreativa
La lúdica es el soporte, del barrio de Abasto y que también social transformadora, la calle como
la lúdica como actitud, replican en otros muchos barrios de lugar de encuentro, el único vehículo
Buenos aires y otras provincias. Este permitido allí es el juego. |J|
como método, una evento tiene por campo de juego la
pedagogía lúdica como calle, ese lugar cotidiano de tránsito,

*
de paso, de peligro, se deconstruye en
eje requiere no sólo lugar de encuentro, lugar de pérdida
creer en el juego como de ajenidad, de conquista de vecin-
un recurso, sino como dad. De pronto, así como propone el * Gabriel Garzón
juego, el orden cotidiano queda entre
un fin en sí mismo, paréntesis porque invaden rayuelas, Profesor de Educación Física,
como un derecho. trompos, sogas, colores, música, jue- Lic. En Psicomotricidad y
gos de antes, juegos de ahora, todo se Psicólogo Social. Es uno de
transforma, un cd viejo se convierte los docentes fundadores del
en un trompo y una línea es el pun- Instituto Superior de Recrea-
to de encuentro, un camino es una ción y Tiempo Libre desem-
aventura laberíntica. Allí se pierden peñándose hoy como parte
los roles, las edades, el status social. del equipo directivo.
El tiempo deja de ser una búsqueda de
Fotografía: Julieta Escardó (Río Negro)
“Libro Presente”

16 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

JUEGOS, JUGUETES
y videojuegos
EL VALOR
FORMATIVO
DE LA ACTIVIDAD
LÚDICA
Por: Graciela Esnaola
Horacek, María Gabriela
Galli y Equipo de inves-
tigación en Tecnología
Educativa (UNTREF)*

Hace una década se conformó en la Universidad Nacional de Tres


de Febrero (UNTREF) un equipo de investigación interdisciplinaria
dedicado a estudiar los procesos de innovación educativa y mediación
de las tecnologías. Gabriela Galli y Graciela Esnaola, integrantes de
dicho equipo, comparten reflexiones acerca de las potencialidades de
los videojuegos en procesos educativos.

Fotografía: Santiago Hafford (Chubut) “Libro Presente”

PARAJUANITO 17
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

“Me lo contaron y lo olvidé. no somos, en un espacio de simula- propios de cada uno (intrasubjetivos)
Lo vi y lo entendí. ción que antecede a lo que sucederá con lo que sucede en su entorno (so-
Lo hice y lo aprendí.” cuando alcancemos una destreza más cial, intersubjetivo).
Confucio elaborada o bien las circunstancias La actividad lúdica y su función cog-
nos lleven a probarnos en nuestra ca- nitiva y emocional permanece a través
pacidad de reacción ante el peligro. de la interacción con diversos objetos
EL JUEGO Los mamíferos superiores juegan con sean estos concretos (juguetes tradi-
sus cachorros y así ellos aprenden cionales) o bien tecnológicos, digita-
Jugar es la primera y más importante estrategias para conseguir alimento, les. Varían las características y posi-
actividad que desarrollamos al nacer y resguardarse de los peligros o bien bilidades y restricciones que ofrecen
que nos comunica con el mundo que conseguir aquello que necesitan. Los las imágenes digitalizadas y su posibi-
nos rodea. Es una de las actividades seres humanos aprendemos a comu- lidad de interactividad pero la poten-
vitales que compartimos con los ma- nicarnos con nuestro entorno en la cia de la actividad lúdica permanece
míferos en su preparación para sobre- actividad lúdica, primitiva y subjeti- y podríamos afirmar que se potencia
vivir a los riesgos de un mundo hostil, va, que nos permite comunicarnos a con el aporte de la inmersión partici-
prepara y anticipa los roles que deber través de las miradas, los gestos, las pativa y la posibilidad de exploración
y nos permite captar los significa- tensiones musculares, las sonrisas o de mundos lejanos y fantásticos. Otra
dos simbólicos y prelingüísticos para las caras adustas. El juego antecede característica que aporta el videojue-
comprender actitudes, reacciones y al lenguaje y nos permite alcanzar un go a la motivación es la identificación
prohibiciones culturales. nivel de sensibilidad al detalle que es con los personajes, que se facilita por
La actividad lúdica (jugar) y los ob- muy potente. Aprendemos de mane- las mecánicas que ofrecen los progra-
jetos lúdicos (juguetes) configuran ra informal contenidos y valores de la mas de diseño de videojuegos.
espacios intersubjetivos que relacio- cultura que nos rodea y de esa manera La actividad lúdica configura estilos
nan a los sujetos con su ambiente y comprendemos cuál es nuestro lugar de aprendizaje y de aproximación
con los demás seres que los rodean. adjudicado y cuáles son los límites a a los contenidos que naturalmente
Jugando aprendemos nuestros límites, nuestras trasgresiones. aplicamos para “aprender a resolver
nuestras posibilidades y debilidades. problemas cotidianos”. Esta actividad
Aprendemos qué espacios son seguros Todas estas funciones se despliegan a es muy potente y la pedagogía la ha
para desplegar nuestras necesidades través de objetos que se transforman incorporado específicamente en los
de desplazamiento, de exploración, en “objetos transicionales”, concepto niveles de educación infantil desde las
de fuerza física, de interpretación y acuñado por Winnicot para describir pedagogías activas ya tradicionales.
comprensión de significados socio- aquellas situaciones y espacios que No es una idea nueva pero tampoco es
culturales. Jugamos a ser lo que aún vinculan los contenidos internos y una estrategia suficientemente apro-

Fotografía: Gianni Bulacio (Santiago del Estero) “Libro Presente”

La actividad lúdica y
su función cognitiva
y emocional
permanece a través
de la interacción
con diversos objetos
sean estos concretos
(juguetes tradicionales)
o bien tecnológicos,
digitales.

18 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

vechada… Nuestro sistema educativo


formal adopta estrategias demasiado
pasivas y de recepción-reproducción
de contenidos que no entusiasman
a los chicos… ni a los grandes. Es
preciso volver a rescatar el valor del
“aprendizaje basado en juegos” por
su propuesta de aprendizaje activo,
convocante, hacia la resolución de
situaciones problemáticas. Y en esta
línea de desarrollo introducimos a los
videojuegos, que heredan las bonda-
des de los juegos tradicionales y les
aportan lo propio de una cultura digi-
tal, hipermedial, plagada de pantallas
que convocan al protagonismo de sus
actores.
La idea de incluir juegos tanto en el
sistema formal como en el informal,
es entonces reconocer a la actividad
lúdica como una actividad propia del
ser humano, en la cual se realiza una
transformación simbólica de la rea-
lidad que permite incorporar, inter-
pretar y asimilar la realidad compleja
para la puesta en marcha del desarro-
llo de capacidades. Como bien expre-
sa Huizinga (2007), en su libro Homo
Ludens, el juego es una condición pri-
maria, de y para generar cultura, ac-
ciones realizadas por el hombre que
se remontan desde épocas primitivas.
Entre sus características podemos
mencionar sus reglas, su utilización
en forma libre y voluntaria circuns-
cripta a límites temporales y espacia-
les. Asimismo la acción de jugar des-
pierta el deseo de ganar y superarse,
esperando recompensas de los logros
obtenidos. Por otro lado, también
se potencia el desarrollo cognitivo,
permitiendo comprender las funcio-
nalidades de las cosas, resolviendo
problemas, elaborando estrategias,
diseñando hipótesis, con el propósito Fotografías: Mariana Eliano (Corrientes)
“Libro Presente”
de llegar a la meta. En definitiva, ad-
quirir competencia para la resolución Desde su nacimiento en la década del se-
de problemas prácticos. tenta hasta la actualidad, constituyen la
introducción al mundo digital.
Vivimos en una sociedad global, domina-
Desde su nacimiento en
EL VIDEOJUEGO da por el poder de la imagen digitalizada la década del setenta
y en consecuencia muchos de nuestros hasta la actualidad,
Las características antes descriptas juegos son digitales. Estos se han im-
se corresponden con los videojuegos. plantado de modo significativo en las los videojuegos
Estos, en la actualidad, se configuran distintas áreas del conocimiento, tanto constituyen la
como objetos lúdicos específicos, emer- para actividades de ocio como también
gentes de la tecnología hipermedial de para la educación, siendo utilizados por
introducción al mundo
nuestros tiempos (Esnaola, 2009). niños, adolescentes, jóvenes y adultos digital.

PARAJUANITO 19
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Fotografía: Diego Levy (Entre Ríos) “Libro Presente”

¿POR QUÉ INCLUIR la teoría con la práctica, favorecien- diversos momentos de la secuencia
VIDEOJUEGOS PARA do la asimilación de los contenidos y didáctica en el aula: para introducir
EL APRENDIZAJE? conceptos a través de las actividades un tema, consolidarlo, reforzarlo o
propuestas incluyendo a la tecnología evaluarlo, impulsando en todo mo-
Los videojuegos son la manifestación digital. Introducir juegos digitales en el mento la creatividad como instancia
cultural característica de este momen- aprendizaje escolar permite potenciar para imaginar o descubrir los retos a
to histórico y por ende, un medio de el aprender a aprender, es decir, que resolver, donde el ritmo de la activi-
comunicación de valores y significa- los individuos construyan su propio co- dad del juego está guiado por cada
dos socioculturales. A través de estos nocimiento a partir de los aprendizajes usuario.
objetos hipermediales los usuarios y experiencias, identificando necesida- A partir de las características men-
aprenden competencias digitales, me- des, obstáculos y oportunidades, con cionadas podemos concluir que los
canismos y destrezas, convirtiéndose el propósito de extrapolarlos a otros procesos didácticos mediados por los
en uno de los objetos posibilitadores contextos. Por otro lado, promueven videojuegos nos permiten conjugar la
del aprendizaje. Los videojuegos pue- el planteo y resolución de problemas, enseñanza con la diversión, atendien-
den ser considerados como recursos y deducir e inferir hipótesis, manipular do al desarrollo psico-social del ser
herramientas educativas que pueden el mundo virtual donde los errores no humano, desde estructuras cognitivas,
ser incorporadas en la didáctica re- acarrean consecuencias en el mundo emocionales y comunicativas. Proceso
significando aquello que se aprende. real, evaluar procesos y potenciar la de enseñanza que no surgirá sólo des-
Contribuye a enriquecer la enseñanza comunicación a través de diversos len- de el valor de la herramienta, sino de la
y permite reducir la brecha entre lo que guajes. planificación de la secuencia didáctica
el individuo aprende en ambientes in- A partir de estas estrategias, el indi- elaborada por el docente la que debe
formales y la escuela. viduo pasa a tomar un rol activo del cristalizar el ¿cómo? ¿por qué? y ¿para
El valor para la enseñanza mediada por proceso, desarrollando capacidades y qué? es necesario su inclusión en el
estos recursos y herramientas radica en habilidades de pensamiento de orden contenido que está abordando.
la posibilidad de conformar ambientes superior, mediadas por la interacción Pero más allá de los aspectos plantea-
personales de aprendizaje (PLE, Perso- colectiva. Estas características trans- dos, no podemos perder de vista que
nal Learning Enviroment) en los cuales curren en un ambiente relajado y par- muchas veces se asocia al videojuego
se ponen en juego diversas estrategias ticipativo, donde el cometer errores con elementos negativos: violencia,
didácticas como procesos para adquirir implica un desafío y oportunidad para asilamiento, adicción, sedentarismo,
conocimientos y competencias. un nuevo reto. sexismo, entre otras situaciones de
Específicamente señalamos relacionar Los videojuegos pueden aplicarse en riesgo que demandan el acompaña-

20 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

miento de un adulto que las supervise TRANSFORMANDO


y oriente en su utilidad, aspectos que LAS PRÁCTICAS
pueden retroalimentar los procesos de
aprendizaje como actitudes no desea- Desde hace ya una década hemos
das o esperadas que una persona ad- conformado un equipo de investiga-
quiera o ejecute. ción interdisciplinario que está in-
teresado en estudiar los procesos de
innovación educativa y mediación de
las tecnologías radicado en la Uni-
Los videojuegos versidad Nacional de Tres de Febre-
favorecen la creación ro (UNTREF) y, más allá de producir
de entornos inclusivos, conocimiento nos abocamos a ac-
ciones de transferencia, intentando,
desde su componente en un marco de co-construcción dar
socializador, ya que respuestas en torno a ¿cómo se es-
tán instaurando las prácticas peda-
convergen sujetos gógicas con videojuegos en diversos
con competencias niveles educativos? ¿qué elementos
individuales diversas, aportan los videojuegos a las buenas
prácticas pedagógicas con tecnolo-
que se ponen en juego, gía digital? ¿qué incumbencia están
al momento de superar teniendo los videojuegos como es-
trategias de formación de los futuros
las mismas metas. profesionales? ¿qué impacto tiene el
uso de videojuegos en los estudian-
tes de diversos niveles educativos?
¿qué elementos es necesario tener en
EL VIDEOJUEGO cuenta para el diseño e implemen-
COMO POTENCIADOR tación de prácticas pedagógicas con
DE LA INCLUSIÓN videojuegos?, entre otros, con el pro-
pósito de incrementar las postulacio-
Desde nuestra perspectiva los vi- nes teóricas y metodológicas acerca
deojuegos favorecen la creación de de lo que se denomina “aprendizaje
entornos inclusivos, desde su com- basado en juegos”.
ponente socializador, ya que con- A continuación les presentamos al-
vergen sujetos con competencias gunas de las actividades que veni-
individuales diversas, que se ponen mos realizando en distintos contextos
en juego, al momento de superar las educativos y en transferencia desde
mismas metas. el quipo de docencia e investigación
Partimos de la concepción que cada hacia la comunidad:
jugador tiene características, intere-
ses, necesidades y ritmos de apren- Programar juegos con Scratch: pro-
dizaje propias, y el videojuego puede gramar nos permite desarrollar ha-
facilitar el acceso a conocimientos y bilidades de pensamiento desde la Fotografías: Equipo de
habilidades, evidenciando el progreso identificación e interpretación de Investigación de la UNTREF
educativo a partir de la diversidad de situaciones problemáticas, la plani-
cada sujeto. ficación y organización de pasos, la
Dicho progreso se pone en evidencia seriación, la codificación, validación,
a partir de las estrategias cognitivas detección de errores, hasta el trabajo
que se desarrollan en el jugador para en equipo y la comunicabilidad.
conseguir los resultados, lo cual be- Scratch es una aplicación informá-
neficia su cognición, incrementa el tica que permite experimentar con
aprendizaje y lo posiciona desde un conceptos de programación para
rol activo y partícipe del proceso, pro- elaborar, por ejemplo, juegos senci-
piciando nuevas formas de interac- llos. Desde nuestra experiencia, las
ción y de comunicación entre iguales, propuestas didácticas que hemos di-
con un fin último, que es el superar señado en el nivel primario nos per-
los obstáculos que el juego presenta. miten trabajar articulando diversas

PARAJUANITO 21
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

áreas curriculares en la producción El videojuego como aplicación de un


de juego, potenciando la comunica- contenido: desde hace unos años, en
ción entre docentes y alumnos, en el nivel superior, hemos comenzado a
un marco de cooperación. Asimismo, diseñar propuestas didácticas donde
hemos elaborado proyectos de acción el producto final del aprendizaje de
comunitaria, brindando la posibilidad lenguajes de programación, debe con-
a niños y a adolescentes a que tomen sistir en un videojuego. La menciona-
contacto con la cultura digital y se da experiencia pone en evidencia la
conviertan por un tiempo en “desa- importancia de trabajar en equipo a
rrollares de juegos”, acciones que se partir de las competencias individua-
sustentan en las competencias in- les, del aprender haciendo y tratar de
dividuales que cada uno posee y la tratar solucionar los problemas que se
posibilidad de superarse. El diseño de presentan desde una posición de reto
estos juegos adquiere un valor emo- para lograr el objetivo.
cional agregado, a partir del cual los
niños y adolescentes se sienten par-
te de un proyecto y evidencian que
pueden desarrollar un producto que
pueden manejar otros.

El videojuego como herramienta En el nivel superior,


para la adquisición de conocimientos
en ambientes formativos: cuantiosas hemos comenzado a
experiencias hemos llevado a cabo en diseñar propuestas
diversos niveles educativos aplican-
do videojuegos. Entre ellas podemos didácticas donde
mencionar en el área de matemática, el producto final
aprender la ecuación de recta, ubi- del aprendizaje
car de puntos en el plano, análisis
de la trayectoria de una parábola, de lenguajes de
estadísticas aplicadas al deporte. En programación, debe
lengua, juegos aplicados a las temá-
ticas de mitos, cuentos clásicos y consistir en un
fantásticos. En historia vinculando videojuego.
los hechos históricos con las narra-
tivas, implicando la elaboración de
argumentaciones sobre los mismos.
En participación ciudadana, abordar
la temática de los derechos de las
niñas, niños y adolescentes desde
la resolución de trivias, o la crítica
a problemáticas relacionadas con los HACIA DÓNDE
valores éticos que subyacen en al- NOS DIRIGIMOS…
gunos juegos. En el área contable y
tecnológica, simulando procesos de En la actualidad a partir de los avan-
producción y distribución, donde la ces tecnológicos, paulatinamente
atención y resolución seriada de pro- se están comenzando a utilizar vi-
blemas implica la puesta en práctica deojuegos en diversos niveles edu-
de variados procesos de pensamien- cativos. Desde nuestra perspectiva
to. Estas son algunas experiencias en abogamos para que los docentes
las que convergen resultados positi- planifiquen su incorporación en los
Fotografía arriba: Diego Levy (San Luis)
Centro: Julio Pantoja (San Juan) vos como evidenciar una mayor mo- procesos formativos, atendiendo a su
Abajo: Héctor Río (Formosa) tivación, participación y adquisición funcionalidad, desde propuestas que
“Libro Presente”
de competencias, con una la apertura impliquen, no simplemente su uso,
al diálogo y mayor interacción entre sino la adquisición de competencias,
todos los integrantes del proceso, a es decir, tendientes a buenas prácti-
partir del trabajo con recursos no cas de enseñanza donde se constru-
tradicionales en la escuela. yan significados.

22 PARAJUANITO
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

Fotografías: Equipo de Investigación de la UNTREF

Nuestra propuesta excede a la des- REFERENCIAS


cripción de los videojuegos en tanto BIBLIOGRÁFICAS
recursos didácticos y fundamenta-
mos nuestra posición en los resulta- BAUMAN ZYGMUNT (2006) Tiempos lí-
dos de nuestras investigaciones que quidos. Buenos Aires. Tusquets Editores
demuestran que la inclusión de jue-
gos en la actividad educativa pro- CSIKSZENTMIHALYI, MIHALYY (1990)
picia el despliegue de competencias Flow: The Psychology of Optimal Ex-
emocionales muy potentes. Apren- perience. New York Harper Collins,
der con placer, aprender a superar Jugar es una actividad
obstáculos, aprender a explorar DE KERKOVE, DERRICK (1995) La piel
diversas alternativas para resolver de la cultura. Barcelona Ed Gedisa. que nos ofrece la
una situación problemática entre llave mágica para
otras cuestiones que hemos desa- ECHEVERRIA, JAVIER (1999). Los se- abrir puertas hacia
rrollado en este artículo, nos ofrece ñores del aire: Telépolis y el Tercer
justificaciones de valor agregado Entorno. Barcelona Ed. Destino. el mundo fantástico
que aportan la motivación, el in- y maravilloso del
cremento de la atención y el interés ESNAOLA HORACEK, GRACIELA (2006)
que invade las aulas al experimen- Claves culturales en la construcción pensamiento.
tar con videojuegos, tendientes a un del conocimiento: ¿qué enseñan los
cambio en el clima áulico mediado videojuegos? Buenos Aires Alfagrama
por estos recursos. Jugar es una
actividad que nos ofrece la llave ESNAOLA HORACEK, GRACIELA (2009)
mágica para abrir puertas hacia el Videojuegos “Teaching Tech”: Pedago-
mundo fantástico y maravilloso del gos de la convergencia global. La doci-
pensamiento. No es poco beneficio, lización del pensamiento a través del
¿verdad? |J| macrodiscurso cultural y la convergen-

PARAJUANITO 23
[ ENSAYO / REFLEXIÓN ]

cia tecnológica. En Revista electrónica educacionytic/nuevos-alfabetis- Nº20. NFER Disponible en internet fe-
Teoría de la Educación Vol X. mos/epistemologia-de-las-mar - brero 2010
http://campus.usal.es/~teoriaeduca- cas-en-la-era-de-la-incertidum-
cion/rev_numero_10_01/n10_01_es- bre-la-generacion-arroba.php SANCHO GIL (1998: 96) “Enfoques y
naola_horacek.pdf Disponible en inter- (Disponible en internet febrero 2010) funciones de las nuevas tecnologías
net febrero 2010 para la información y la educación: lo
MACCLINTOCK, R.O. (1993) “Comuni- que es no es lo que parece” en Nuevas
FERNANDEZ ZALAZAR, DIANA (2008) Del cación, tecnología y diseños de instruc- tecnologías, comunicación audiovisual
tiempo de la conexión a la conectividad ción: la construcción del conocimiento y educación / coord. Juan de Pablos
de la gente. Cap 5 en Telarañas del co- escolar y el uso de ordenadores.” Ma- Pons y J. Jiménez Segura (eds), Nuevas
nocimiento. Buenos Aires, Libros y Bytes. drid, CIDE tecnologías. Comunicación audiovisual
y educación, Barcelona, Cedecs Editorial
FERRES I PRATS, JOAN (2000) Educar NERI, CARLOS, FERNANDEZ ZALAZAR,
en una cultura del espectáculo. Barce- DIANA (2008) “Telarañas del conoci- TURKLE, SHERRY (1998) “La vida en la
lona Paidós. miento.” Buenos Aires, Libros y Bytes pantalla”. Barcelona. Paidos

GARCIA CANCLINI, NESTOR (2007) PEA, ROY (2001) Cogniciones distribui-


Lectores, espectadores e internautas. das. Buenos Aires. Amorrortu

*
Barcelona. Gedisa
REIG DOLORS, (2009) Entornos perso-
GARCIA CARRASCO, J.-ASENSIO, nales, engagement, videojuegos y ex-
J.M.-NUÑEZ CUBERO, J.L.-LARROSA,J. cedente cognitivo http://www.dreig. * Graciela
(2006) La vida emocional. Las emo- eu/caparazon/2009/09/12/exceden- Esnaola Horacek
ciones y la formación de la identidad te-cognitivo-elearning/ Disponible en
humana. Barcelona Ariel. internet febrero 2010 Psicopedagoga. Doctora en
Pedagogía y Magister por la
HUIZINGA, J. (2007). Homo Ludens. (E. REVUELTA DOMINGUEZ, FRANCISCO, UNIVERSIDAD DE VALENCIA.
Imaz, Trad.) Madrid, España: Alianza PEREZ SANCHEZ, LOURDES (2009) “In- Especialista en Educación
Editorial. Sexta edición. teractividad en los entornos de forma- on line. (U. del Venetto) en la
ción on line.” Barcelona. U.O.C. línea innovación educativa
LENHART AMANDA, MADDEN MARY, y mediación tecnológica.
HITLIN PAUL Teens and Technology: SALOMON, PERKINS y GLOBERSON Autora de numerosas publi-
Youth are Leading the Transition to a (1991) “Partners in cognition: exten- caciones científicas. Docente
Fully Wired and Mobile Nation en ding human intelligence with intelli- de Doctorado en U. Valencia
http://portal.educ.ar/debates/ gent technology”. Educational research y de postgrado en univer-
sidades europeas. Invitada
por universidades nacionales
Fotografía: María Eugenia Cerutti (Salta) “Libro Presente” y extranjeras como asesora
en tecnología educativa.
Docente titular en UNTREF y
UNTREFVIRTUAL

* María Gabriela Galli

Licenciada en Gestión Educa-


tiva, Especialista en Educa-
ción Superior y TIC (Min. Ed).
Jefa de laboratorio de infor-
mática y docente en UTN-
INSPT. Coordinadora de área
y docente de escuela media
GCBA. Miembro del equipo de
investigación en Tecnología
Educativa y Doctoranda en
Política y Gestión de la Edu-
cación Superior en UNTREF

24 PARAJUANITO
>> [ ENTREVISTA ]

CONVERSACIÓN CON ELENA SANTA CRUZ

Tras el hilado de
experiencias lúdicas
que humanizan
Hace varios años que Elena Santa Cruz, docente y Por Virginia Rodríguez (*)
titiritera, trabaja desde las experiencias lúdicas en
hospitales, comedores infantiles, hogares, juzgados,
cárceles y con educadores. Mujer de ancha sonrisa
y de profunda humanidad, en esta
conversación con Virginia Rodríguez
aborda la trascendencia de las
experiencias lúdicas, ofreciendo
algunos criterios, pistas y
aprendizajes que revelan al juego
como experiencia reparadora y
habilitante.

Fotografía: Héctor Río (Formosa) “Libro Presente”

PARAJUANITO 25
[ ENTREVISTA ] <<

¿Cómo y dónde nace tu camino de do yo era chiquita y venía una amiga, y


indagación sobre el jugar? no “se la jugaba” yo le decía “dale, jugá
bien “, y ésta responsabilidad de jugar
Yo creo que el recorrido de cada uno seriamente marca un estilo de vida, en
sobre el tema juego se conecta con donde si te la jugás, te la jugás. Para mí
la historia lúdica de cada cual. No es es muy importante en la formación de
algo que se aprende en el profesorado profesionales de la educación y de otras
o se aprende leyendo un libro, puede áreas el tema lúdico. Y lo es además
ser que sí, pero el anclaje principal es porque uno, a veces, encuentra en la
la experiencia lúdica de la infancia. Es formación, sobre todo de especialistas,
por eso tan valiosa y tan inaugural la una gran falencia lúdica en sus infan-
experiencia que puedan tener los ni- cias. Son sujetos faltos de disponibilidad
ños/as en la escuela. corporal para estar con otros porque no
Mi experiencia personal fue la de jugar han podido poner su cuerpo en acción
toda la vida, yo recuerdo toda mi in- en etapas primeras. Yo retomo ese hilo
fancia jugando desde la construcción. que se cortó, lo pongo en juego, y para
No me recuerdo con elementos com- eso tengo determinados pilares que
prados ni prediseñados, me recuerdo para mí son fundamentales. Uno es la
entre latas, con muñecas rotas, recuer- confianza grupal, yo no me voy a lanzar
do a mi abuela trayendo muñecas de la a expresarme si no tengo un grupo que
calle. Tengo muy ligado el juego a la me contenga. También está la idea de
creación, a la reparación y esa mirada que la creatividad es un hecho colecti-
es la que tiñó toda mi actividad luego. vo, o sea, por un lado yo estoy crean-
Empecé a trabajar desde los títeres con do pero creo lo que otros han creado y
niños en situación de vulnerabilidad creo porque hay otro que cree en mí,
tratando de reparar historias, y de re- entonces creo en los hechos colectivos.
parar a través del juego. Creo que la Para eso las aulas son pequeños labo-
matriz del juego infantil marca de tal ratorios en donde las personas pueden
manera y con tal profundidad nuestro sentir que vale la pena conformar un
futuro, que si lo dimensionáramos se- grupo porque es la única manera de po-
ría casi una escuela de vida. Creo que der expresar profundamente quién soy.
yo empecé ahí, en la infancia, y luego Entonces esa es mi tarea, desde cuando
en la elección de las carreras vincula- doy horas de narración, horas de títe-
das a la docencia y al arte encontré los res como objeto intermediario, horas
marcos teóricos. Pero mi inspiración de títeres en la catequesis. Para mí en
nace de aquella Elenita que jugaba y realidad los nombres de las materias
Elena Santa Cruz. que en ese juego, en ese gran “como son casi excusas, lo que me interesa es
Fuente: http://feriainfantiljuvenilvillaangela.
blogspot.com.ar/ si”, se proyectaba. generar espacios lúdicos, que permitan
aprendizajes significativos.

En este momento transitás por muchos


espacios: jardines, primarios, terciarios, En lugar de la palabra “juego” o “jugar”,
cárceles, hospitales, juzgados ¿cuál es planteás otra categoría: la “experiencia
ese registro en el que decidís trabajar, lúdica”. ¿Por qué esa distinción?
poner en juego este jugar?
A mí me parece que a veces hay una
Creo que la matriz Yo trabajo con situaciones lúdicas en edu- reducción de la palabra juego, hasta
cación formal y no formal. En educación una “escolarización”. A veces como
del juego infantil formal desde jardín hasta posgrado de todo lo que se estudia, se lo divide, se lo
marca de tal manera la facultad. He tenido la suerte de llevar fragmenta, se lo analiza. Entiendo como
y con tal profundidad los títeres como herramienta terapéutica fundamental el armado de escenarios
a los postgrados de violencia, como vo- lúdicos en donde el otro se pueda ex-
nuestro futuro, que luntaria en hospitales zonales, en centros presar. Esto es como cuando enseño
si lo dimensionáramos de atención, en lugares de alta vulnera- títeres, puedo enseñar a través de una
bilidad, me parece que quien juega se la técnica, de ciertos modos de construc-
sería casi una juega, quien juega se muestra tal cual es. ción, pero la creación es del otro. A mí
escuela de vida. Me gusta recordar siempre que cuan- me interesa que los chicos jueguen y

26 PARAJUANITO
>> [ ENTREVISTA ]

Fotografía: Daniel Muchiut (Chaco) “Libro Presente”

obviamente enseñarles tipos de juegos, jar un títere… a mí me gusta mucho


pero básicamente lo que me interesa es más posibilitar una serie de técnicas
la experiencia que a ellos les suscita. y después que encuentren un espacio
Creo que hay tantos juegos como niños de libertad para expresarse. Me pa-
y si bien hay juegos reglados, parece que rece que tenemos estudiantes muy
también esa regla en cada uno va a ser acallados, repetidores de técnicas. Es
un reflejo diferente. También me gus- importante que el docente se “tire a
ta hablar de la experiencia lúdica para la pileta” y entienda a su grupo como
destacar lo qué pasa con cada chico al único e irrepetible.
jugar. El que no respeta las reglas, ¿por
qué no las respeta? ¿Qué nos dice en ¿Ves posible ese “jugarse” en los do- Me gusta hablar
ese juego alternativo que nos propone? centes?
Me parece que el juego en definitiva nos de la experiencia
muestra un modo de vivir y de concebir Yo creo que es algo posible, es algo que lúdica, de ver qué
la realidad y lo que tenemos por hacer se está vislumbrando lentamente, que
es una lectura de esa realidad. cada vez se le está dando más impor-
pasa con cada chico,
tancia a los espacios de juego verdade- el que no respeta las
¿Qué orientaciones das a tus estu- ro, y también veo que el docente está reglas, ¿por qué
diantes respecto de la promoción de muy sobrecargado con una cantidad
experiencias lúdicas en la escuela? de cosas que lo último que ve, a mi hu- no las respeta?
milde manera de ver, es la esencia de ¿Qué nos dice en
Si desde la formación les enseño cómo la educación, que es ayudarlo al otro a
decir las cosas, desde dónde decirlas, ser. Se cumplen programas, se cumplen
ese juego alternativo
cómo organizar un juego, cómo mane- carpetas, no digo que todo eso no sea que nos propone?

PARAJUANITO 27
[ ENTREVISTA ] <<

Elena Santa Cruz. Fuente: http://jardinparque.blogspot.com.ar/

necesario, pero tomo una frase de Ruth Rafael Gagliano publicó un artículo
Harf: “dejemos de dar por supuestos los en esta revista el año pasado, dedi-
supuestos”. No supongamos más que cado a pensar las infancias de este
los nenes vienen cuidados de sus ca- tiempo, y planteaba que las infan-
sas, ni que vienen oídos, ni que vienen cias están siendo reducidas, que el
de jugar. La escuela tendrá que tomar tiempo de infancia cada vez es más
la posta en traspasar un montón de co- pequeño…
sas que nosotros recibimos en nuestras
infancias y que no están recibiendo las Los padres tienen una frase, casi como
un caballito de batalla: “mi hijo debe ser
Tenemos chicos infancias de hoy. Estoy observando que
exitoso”, y habría que ver qué esconde
gran parte de la formación de la nueva
con millones de camada de docentes pasa por animar- esa palabra “éxito“. Francamente no
cuestiones extras en los a hacer y animarlos a “ser”. quiero un hijo exitoso, quiero un hijo
Yo creo que vale la pena mirar un rato feliz, lo cual es mucho más. Entonces,
donde pareciera que la película “La escuela de la señorita para este hijo feliz, necesito tiempo, es-
después de la escuela Olga” y ver cómo lo lúdico y lo crea- pacios libres, necesito tiempo para que
pueda recrearse, jugar, en este recrearse
tienen que hacer tivo estaba en todo. Ahora pareciera
y reencontrarse con sí mismo. Tenemos
que es una materia el juego, que es
cinco actividades más un espacio recortado y no una meto- chicos con millones de cuestiones ex-
¿Cuándo juegan? dología de aprendizaje. Entonces si el tras en donde pareciera que después de
juego empieza a ser un hecho trans- la escuela tienen que hacer cinco ac-
¿Y cuándo están en un versal yo creo que todo va a ser teñido tividades más. Qué me expliquen para
espacio sin hacer nada? de otra mirada. qué, porque no lo termino de entender.

28 PARAJUANITO
>> [ ENTREVISTA ]

¿Cuándo juegan? ¿Y cuándo están en un En relación con esos avances ¿qué


espacio sin hacer nada? ¿Cuándo queda transformaciones ves desde tus co-
en blanco la mente? ¿Cuándo tienen mienzos hasta hoy?
tiempo de tomar un libro? Vivimos en el
mundo de lo inmediato, del llame ya, y el Yo comencé como payaso y titiritera en
juego propone todo lo contrario. un hospital, este año cumplo cuarenta
años, con la dificultad de hacerlo sin
conocer a Patch Adams, si bien él ya es-
¿Que pensás acerca de ciertos luga- taba trabajando, nosotros no lo veíamos
res comunes sobre el juego? acá porque no había internet. Entonces
de Patch Adams nosotros nos enteramos
Yo creo que no podemos ir contra los muchos años después. Todo esto era en
grandes medios de comunicación, por- el comienzo de la época del proceso, no
que eso ya está instalado. La palabra solo estaba mal visto, estaba frenado,
“entretenimiento” o “recreación” no me el juego llegó a ser un hecho penado,
parece tan dramática, porque en deter- el carnaval, todo lo lúdico colectivo se
minados ámbitos, por ejemplo en el hos- prohibió, lo cual demuestra la importan-
pital, ver una mamá entretenida un rato cia del juego como hecho comunitario,
en una terapia, mirando una película o como hecho expresivo, de lo contrario
un programa de televisión, puede llegar no lo hubieran prohibido. Lo prohibie-
a ser hasta salvador. Porque por ese rato ron porque resultaba peligroso, entonces,
esa mamá no piensa en nada y pone la creo que la gente en general, y los do-
cabeza en blanco; en ese momento sal- centes en particular, deben dimensionar
taría adentro de la tele y le daría un la envergadura revolucionaria del jugar.
beso a quien está en la pantalla diciendo En aquel tiempo las fiestas y los bailes
“por un minuto la sacaste –literalmente- colectivos fueron prohibidos. Hoy están
de acá”. Otra cosa es la idea profunda al alcance de todo docente y de cualquier
del juego, pero hay momentos en la vida escuela. Hoy tenemos días de carnaval
que no da para profundidades porque para salir a bailar… mi pregunta es ¿qué
estas atravesando grandes profundida- pasa que no salimos a reventar la calle?
des. Si tenés un hijo muy enfermo, ne- Yo creo que las nuevas generaciones no
cesitas el “efecto shampoo” de ver otra dimensionan este logro, efecto de mu-
cosa. El tema es cuando esto se instala cha gente metida en el medio, mucha
en la vida cotidiana y en la escolaridad. gente que ya no está, y hay que levantar
Ahí está el problema, en donde tengo ese guante y salir a bailar. La fiesta es un
un tiempo, un espacio, una condición reaseguro de lo que fuiste. La fiesta es un
dada, como para aprovechar ese tiempo resaltador, marca lo que vale la pena. La
con algo de otro nivel de profundidad. fiesta es juego. Es fundamental que el
Creo que la escuela tiene la gran opor- docente se afirme en el convencimiento
Fotografía arriba: Sebastián Szyd (Neuquén)
tunidad de tener un espacio en donde el de proponer vivir cada día un aconte- Centro: Jazmín Tesone (CABA)
nene entienda el juego desde otro lugar. cimiento lúdico que genere un clima de Gabriel Orge (Córdoba)
“Libro Presente”
El juego desde un hecho comunitario, fiesta. Un día sin ese suceso pasará in-
un puente para establecer redes, para advertido y no nos podemos dar ese lujo
mostrarse y ser mostrado, para construir porque nos costó mucho recuperarlo.
colectivamente lazos, proyectos, para
conocer al otro en profundidad, porque
cuando jugamos conocemos al otro en Es muy interesante pensar la fiesta y Me parece que con
profundidad. Porque el juego tiene mu- la escuela, la fiesta en la escuela. Mu-
chas veces en la escuela la palabra la materia juego en
cho de inconsciente y de proyección y
por eso tiene un nivel de riqueza increí- fiesta toma un carácter estructurado los profesorados,
ble. Todos los terapeutas necesitan que o adquiere una connotación peyora- la construcción de
un niño juegue para poder establecer tiva. Es común la expresión “¿eh, es-
el vínculo. Por eso me parece que con tán de fiesta?” elementos lúdicos en
la materia juego en los profesorados, la la facultades, gotita
construcción de elementos lúdicos en la Exactamente. Están “de fiesta” y em-
piecen a trabajar “en serio”. Y esos son a gotita hemos ido
facultades, gotita a gotita, hemos ido
haciendo avances. caminos que nos falta recorrer. Entender haciendo avances.

PARAJUANITO 29
[ ENTREVISTA ] <<

que no siempre lo serio y lo acartonado unen. Los chicos lo están diciendo “no
implican aprendizajes, sino que hay otros me escucha porque esta con la compu
modos de interpretar al alumno, de con- o con el celular”. El juego permite en-
vocarlo al aprendizaje, que tiene más que contrarme con otro real y concreto, con
ver más con algo que dice Patricia Re- tacto, con olor, con ojos que me mira.
dondo: “encontrarnos da la oportunidad No pretendo hablar en contra de la
de que acontezca”, y el hecho educativo computadora, es más, sería ridículo a
no va a acontecer si no nos encontra- esta altura del partido, no tengo cómo,
mos. Y si el encuentro es lúdico, bueno, es el Quijote contra los molinos de vien-
es garantía de que acontece. Cuando hay to, pero hay que hacer una contraofer-
espíritu de fiesta las personas se pre- ta, que tenga que ver con recuperar ri-
disponen, se enlazan, se abren, en este tuales que nos humanizan. El juego es
sentido creo que lo lúdico es un modelo un ritual que nos humaniza. Tiene que
educacional, creo que es mucho más que ver con un otro como diría Skliar “qué
el armado de un jueguito para el patio, es sería de nosotros si el otro no estuviera
un modo de ver lo vincular. ahí”, con otro real y concreto que nos
humaniza, que no nos deja solos, que
nos permite sostenernos en medio de
¿Qué cuestiones deberíamos tener la vulnerabilidad. Creo que las pistas
en cuenta para ir armando ese ca- tienen que ver con humanizar.
mino hacia la valorización de las ex-
periencias lúdicas propias y volver al
hoy dispuestos hacia el otro? Teniendo en cuenta tu recorrido
acompañando a personas que atra-
Tiene que haber una confianza en la viesan situaciones altamente fragili-
construcción de un grupo. No hay expe- zadas, que viven en contextos com-
riencia lúdica real si no hay grupo. No es plejos, ¿cómo atravesás eso? ¿Qué
Elena Santa Cruz. un juego solitario, para que ello suceda lo se juega en los penales, los juzgados,
Fuente: http://www.fmsoldiamante.com.ar primero que hay que hacer es una confor- los Hospitales?
mación de grupo. Al dar materias vincu-
ladas con la expresión, mi primera meta Mucha gente me dice que no podría
es la organización de grupos, y la expli- hacer lo mismo por ser muy sensibles.
cito como meta clara el primer día. ¿Qué Todos me preguntan con que me en-
hacemos cuando un compañero narra o cuentro en esos lugares. Se ríen cuan-
cuando un compañero propone algo? To- do yo digo, personas, porque hay algo
dos miramos a los ojos, cosas claras de fantasmagórico en donde dejan de ser
armado de un andamiaje emocional. No vistos como personas. Son personas
se puede pensar en todo esto si cada uno que se equivocaron, pero son personas.
está en la suya. En el hospital, un enfermo terminal, un
El juego imprime necesariamente un chico captado por la droga. Todas son
gran sinceramiento. Si vamos a jugar a personas. ¿Y sabés lo que más asus-
las muñecas como cuando éramos chi- ta? Personas que son tan parecidas a
quitas, jugamos a las muñecas, “jugá nosotros. Somos todos tan parecidos,
en serio o sino no juegues”, como de- todos tenemos algo de encierro, algo
cíamos de chicos. Esta es la esencia del adictivo, algo de enfermedad y algo de
juego, “jugá en serio” o no juegues. No salud. Y lo que yo hago es simple, algo
me digas que estás acá si no estás. Y chiquito, que no le cambia la historia a
en éste postmodernismo donde los chi- nadie, pararme al costado del camino,
Cuando hay espíritu cos se sienten solos porque sus papás para decir “acá estoy, y en lo que puedo
de fiesta las personas están al lado, pero con el celular, te te doy una mano”. Ingresar a esos es-
pido: “corre los objetos intermediarios pacios para tratar de abrir un poco los
se predisponen, y dame cinco minutos de bolilla”. Yo aislamientos, para traer un aire fresco
se enlazan, se abren, creo que el juego hoy nos está poniendo desde otro lado, es decir, yo te puedo
en este sentido creo la espada contra la pared mostrándonos escuchar, yo te puedo entender aunque
las grandes soledades atrás de los gran- no haya vivido lo que vos viviste, no ne-
que lo lúdico es un des aparatos que nos están vendiendo, cesariamente hay que estar preso para
modelo educacional. que son aparatos que dividen más que entender la libertad.

30 PARAJUANITO
>> [ ENTREVISTA ]

Yo a un interno no le pregunto porque a ser esencial y el resto ocupa lugares


está ahí sino que va a hacer a partir de secundarios, terciarios, y así, se van
ahora. Trabajo desde una idea repara- cayendo lentamente, porque el hospi-
dora y entonces me voy al nene que fue, tal es una gran escuela de lo que vale
aquel nene puro, que comenzó su vida, profundamente la pena y de lo que es
en ese nene voy a acunar el proyecto. simplemente cartón pintado .
Nos vamos a aquel niño que soñaba,
que deseaba cosas, que proyectaba un
futuro de un modo, para desde ahí pro- Volviendo, en algún punto, sobre
yectar qué va a pasar el día que salga. el inicio, si tuvieras que explicitar
Aquellas primeras experiencias de jue- los nexos entre educación y juego,
go son fundamentales para jugarse con ¿cómo la expresarías?
un proyecto que tenga que ver con una
construcción pacifica, con una media- Yo pienso siempre en educación y en
ción con el otro de otra manera, mirar experiencias lúdicas como algo ab-
piadosamente su propia historia tam- solutamente entramado. Yo creo que
bién, para tratar de repararla. cuando uno plantea una experiencia
lúdica no está planteando un “juego
arreglado” está planteando un puen-
¿Y en los espacios del hospital? Por- te para que el otro aprenda. A mí me
que son totalmente distintos… gusta mucho la idea de una ONG que
se llama Crear Vale la Pena, que dice
En realidad yo voy con la misma inten- “artistas vinculantes”, creo que el do-
cionalidad, pero en el hospital puedo cente es un artista vinculante, y que en
estar con situaciones gravísimas, don- ese punto lo lúdico, es lo que permite
de es fundamental la mirada más sisté- lo vinculante del aprendizaje lúdico a
mica, de acompañamiento del niñito y través del arte, a través de la literatura,
de su familia. Esta tarea la hago como a través de la matemática. El conoci-
voluntaria. Me juego por este deseo miento llevado desde un puente lúdico,
hace cuarenta años. El Hospital es otra hace que ese docente sea un artista
la realidad, tiene que ver con un dolor vinculante entre ese saber y ese niño,
profundísimo, tiene que ver también o ese joven o ese adulto. Yo creo que Fotografía arriba: Cecilia Reynoso (La Pampa)
con otra palabra que está en juego que lo lúdico y la educación son algo ab- Abajo: Sebastián Szyd (CABA)
solutamente entramado desde el inicio “Libro Presente”
es la muerte, una muerte que está en
juego en la historia de todos nosotros, de los tiempos. Cuando los docentes
simplemente que para poder sobrelle- nos animamos a mostrarnos, nos ani-
var el día a día, nos parece que está mamos a tener una mirada más Frei-
muy lejos, está velada. A veces no se reana, que no significa que no somos
la nombra, es “se terminó”, “no está”, los docentes ni que es absolutamente
“ se fue” y la palabra real es “se mu- transversal todo y que no tengo nada
rió”. Una palabra que como bien dicen para decir, sino que puedo entender
libros como Filosofía de la Finitud, nos que el otro tiene algo para decir, que
muestra que todos somos vulnerables el otro me puede “a mi” transformar,
y finitos, nada más lejos que la propa- el juego casi no hay que nombrarlo
ganda de Claro de “Somos infinitos”. porque forma parte natural del hecho
Algo que la sociedad nos quiere vender educativo. |J| * Elena Santa Cruz
con este “somos infinitos”, es dejar las
cosas importantes para mañana. Pero Docente y titiritera, traba-
en realidad no sabemos si estamos ja desde las experiencias
mañana. Entonces acompañar en estos ­lúdicas acompañando a niños
tiempos límites del Hospital, tiempos internados en Hospitales,
límites que yo viví como mamá con mi en comedores infantiles,
hijo de tres meses en terapia inten- hogares, cárceles y como
siva, me permite a veces, por un lado formadora de formadores.
dar algo, por otro lado en mi vida per- (*) Con un agradecimiento especial
sonal, se me acomodan todos los pa- a Analía Suárez por su colaboración
titos claramente, lo importante pasa en la edición de esta entrevista.

PARAJUANITO 31
[ EXPERIENCIAS ]

EN Y HACIA

DE CULTURAS LÚDICAS.

PARA UN ACONTECIMIENTO
Por Agora Ludus (*)

Agora Ludus, organización comunitaria que se dedica


a la defensa y promoción del juego y el jugar como
herramientas de transformación social, cultural
y política en el oeste del conurbano bonaerense,
compone en base a recortes de experiencias lúdicas
en espacios públicos, grupos de jóvenes y juegotecas,
Fotografía: Ágora Ludus la afirmación de que jugar es transformar.

32 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

se iba armando. Juegos tradicionales,


PRELUDIO PRIMER ACTO manchas, alguna soga o adivinanzas,
rondas y danzas reunían a todos los pi-
Algo nos empujó y nos puso un día Un día en una de esas Asambleas del bes y adultos que tímidamente se iban
en el medio de una plaza aplau- Juego (Agora Ludus), en la ciudad de sumando a los que gritando, saltando,
diendo y mirando alrededor… El Venado Tuerto, nos convocábamos para cantando, corriendo, riendo… reivindi-
aplauso generaba cierta incógnita celebrar el llamado “Día del Niño”. Deci- caban el jugar en las culturas.
¿algún niño perdido? ¿alguna pro- dimos viajar con una propuesta que in-
testa incipiente? ¿clave de can- tentara capitalizar la convocatoria que
dombe?. Nada de eso. O todo. Lo la propia máquina del mercado impone ALTO
cierto es que así nos reuníamos un e impacta en nuestras subjetividades
grupo de educadores allá por el año afianzando que las personas parecemos En ese escenario, intenso y vertigino-
2003 con la simple convicción de valer más por lo que tenemos que por so, dispusimos una pausa. Sentarnos
invitar a jugar. lo que somos. Entonces decidimos cal- y responder a la pregunta ¿Derecho a
El sonido de esas palmas componía la zar disruptivamente en esa ética de la qué tenemos los niños y niñas?
llamada a abrir la puerta. De lo único armonía que promueven estas merca- Se miraron los unos a los otros, los
que nos sabíamos convencidos era doofechas suponiendo infancias univer- grandes, los chicos, los de allá, los de
que no queríamos que vengan solo sales, estereotipadas y felices. acá y prontamente fibrón en mano se
pibes. Sino adultos también. Padres, Nos convocamos en la plaza San Mar- pusieron a escribir muy prolijamente
tíos, abuelos, vecinos, quien sea; pero tín de Venado Tuerto. Propusimos jugar sobre una lámina:
junto a los pibes y pibas. La invarian- con un título “Los niños y niñas tienen “los niños tenemos derecho a ir a la
te era facilitar un espacio de juego derechos”. Sabíamos que era una pro- escuela” “los niños tenemos derecho
compartido entre adultos, jóvenes, puesta díscola para quienes pretendían a la salud y a la identidad” “tenemos
niños y niñas. entretenerse, descargar energía, cele- derecho a tener un nombre y vivir en
Resultaba conmovedor el movi- brar y volverse a casa. un ambiente sano” entre otras expre-
miento que generaba el encuentro, El caso es que eran las 10 de la ma- siones. Parecían recitadas las afirma-
pero aún no encontrábamos pala- ñana y en la radio sonaba la convoca- ciones. Como si el lenguaje hubiese
bras para comprenderlo. toria que “vendría una organización perdido peso en torno al sentido de lo
Un tiempo después nos dimos desde Buenos Aires para ofrecer juegos que enuncian esas palabras. En eso uno
cuenta de que lo que allí vibraba y entretener a los chicos”. Nada más escribe “Los niños tenemos derecho a
era la necesidad de recuperar lo pú- lejos. Ni veníamos a ofrecer nada, ni la alimentación, derecho a comer”.
blico. De afianzar la participación. nos interesaba entretener, ni los desti- Todos afirmaron y continuaban en la
natarios de la convocatoria se circuns- escritura como si fuese un decálogo ya
cribían a los chicos. sabido y re sabido.
Finalmente alrededor de las 16 hs fue-
ron llegando desde los rincones de la
plaza. Muchos y muchas de a pie. Algu-
nos pibes solos como si fuese la salida >>>
cotidiana a jugar a la plaza, otros con
La potencia asamblearia, al menos sus padres, madres, hermanos, algún
en los centros urbanos, del 2001 se que otro tío y abuelos y abuelas. Otros
iba dilatando. Estas manifestacio- se cruzaron desde los bordes de la plaza
nes colectivas en una plaza eran donde había restaurantes y bares que Los modos de
el llamado más potente a la nece- los resguardaban del fresco de la tarde
sidad de restituir lo público, resti- comiendo alguna rica torta, un café con
vincularse cuando se
tuir los lazos dañados, restituir un leche y alguna que otra medialuna que encuentran padres,
tejido social agujereado por todos vaya a saber por qué en estos lugares madres, hijos/as en el
lados. suelen ser más ricas.
Así fue que jamás abandonamos También vinieron otros pibes y pibas. mismo momento de
la convicción de provocar modos Llegaron en ómnibus y en algún micro juego varían de acuerdo
de acceso al encuentro interge- gentilmente dispuesto por un vecino.
neracional. Comprendimos que no Se organizaron algunos comedores y
a lo que cada uno de
hay nada menos natural que jugar. merenderos de los barrios más aleja- esos actores decide
Nada tiene que ver la naturaleza dos del centro y allí estaban colmando o puede poner en
allí. Cultura. Jugar es cultura y ju- la plaza. Llegaron sobre la hora. Con su
gar crea condiciones para la cons- mejor pilcha. Como debe ser, sin pedir juego. Sus trayectorias
trucción de las culturas. permiso se incorporaron a la escena que subjetivas hablan allí.

PARAJUANITO 33
[ EXPERIENCIAS ]

Para que aparezca


la posibilidad de juego
somos los adultos
los responsables de
garantizar que haya un
tiempo y un espacio
para ello.

Fotografía:
Ágora Ludus

En ese instante un pibe que poco ha- Ludus: “gracias por haberme permitido en particular y los adultos en general
bía estado implicado en el juego pre- volver a jugar con mi hijo”. debemos despojarnos de ciertos prejui-
vio, que anduvo más bien de pie, cir- cios y mirar a los niños, a las niñas y a
culando y observado las producciones Los modos de vincularse cuando se los y las jóvenes con ojos de niños, con
escritas, escuchando, mirando de reojo encuentran padres, madres, hijos/as ojos de jóvenes. No es ni más ni menos
algunas veces, se acerca y agrega con en el mismo momento de juego varían que mirarlos como lo que son: sujetos
su voz tímida y firme: a comer, pero de acuerdo a lo que cada uno de esos de derechos manifestando su derecho
todos los días. actores decide o puede poner en juego. a jugar y divertirse, a tener una fami-
Para nosotros fue una tarde fundan- Sus trayectorias subjetivas hablan allí. lia, a ser cuidado y escuchado.
te. Ese pibe nos enseñó que a veces el Son su punto de llegada y al mismo Nosotros adherimos a la idea de que no
lenguaje pierde su soberanía. Debemos tiempo un punto de partida. En cada hay nada natural en el juego. El jugar no
devolvérsela. En ese crepúsculo nació acción de jugar nos modificamos en tiene que ver con la naturaleza sino con
nuestra afirmación de que el juego y mayor o menor medida, más temprano la cultura. No hay nada más cultural que
el jugar sientan las bases, son camino o más tarde. Qué, cómo y cuánto están el juego. Por lo tanto para que aparezca
y meta para transformaciones sociales, dispuestos estos actores a poner en la la posibilidad de juego somos los adultos
culturales y políticas que no nos inte- escena de juego “determinará” esa vin- los responsables de garantizar que haya
resa jugar para entretener. culación. Muchas veces en los juegos un tiempo y un espacio para ello.
entre los padres y los niños/as predo- En las palabras de esa mamá diciendo:
mina una suerte de subestimación de “gracias por haberme permitido volver
SEGUNDO ACTO las posibilidades de los pibes, enton- a jugar con mi hijo” anida todo un sen-
ces los adultos “hacen” que juegan y tido que nos pone de cara a una in-
Fueron recibidos con un breve saludo y los pibes se dan cuenta y lo denuncian tencionalidad cultural, política y social.
como yendo a lo importante de repente diciéndote: dale jugá en serio. Otras Desde Agora Ludus cuando nos pro-
se encontraron con un rompecabezas veces sucede todo lo contrario y por lo pusimos llevar adelante una Juegote-
para armar y un dibujo para terminar. tanto no se le da lugar a las posibili- ca Comunitaria nos pensamos a no-
Ella tenía 36 y él 9. No hubo siquiera dades reales de los pibes y por lo tanto sotros mismos de ese modo: adultxs
un ¿dale que? Sino que la misma cosa el adulto es el protagonista del juego. y pibes jugando juntos, enseñando a
invitaba a la acción. En minutos am- Nosotros creemos que es posible ins- jugar, aprendiendo a jugar, el adulto
bos estaban confundidos en el mismo cribir, crear, construir escenas y esce- enseñando a un pibe o viceversa. Lo
jugar y a su vez confundidos con otros narios de juego donde padres, adultos, importante está en ese punto de en-
y otras de aquí y de allá, desconocidos niños y niñas puedan Ser desde sus cuentro entre sujetos que juegan, ese
en el cotidiano pero encontrados en el propias condiciones de posibilidad, punto que es tan fluctuante y que per-
mismo sentido. Luego de dos horas, al desde su propia potencia, desde su pro- mite verse a uno mismo con los otros
retirarse, ella escribe en una bitácora pia historia, desde su propia impronta. de otro modo diferente, inusual. Y ese
de la Juegoteca Comunitaria de Agora Para ello más de las veces los padres punto de encuentro es jugar.

34 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

TERCER ACTO barrio la empiece a usar más. CUARTO Y QUINTO ACTO


En esa ronda una joven levanta su mano,
Estábamos en el marco del segundo en- pide la palabra y dice algo así como: creo En el año 2015 fuimos convocados des-
cuentro de formación de un trabajo en que nos estamos organizando como jó- de el Municipio de Morón para llevar a
conjunto con un grupo de jóvenes reuni- venes del barrio y está buenísimo porque cabo Talleres de la Memoria con adultos
dos en la Pastoral Juvenil en la Fundación salimos a buscar a los vecinos y pibes del y adultas mayores. Miramos al principio
Armstrong en González Catán, Provincia barrio para que usemos este espacio que esta propuesta con ojos de sospecha.
de Buenos Aires. es de todos, pero también hay que decirle Nosotros que defendemos el derecho
Nos convocábamos al abrigo de un pro- al Estado que ahí tiene una responsabili- a jugar ¿qué podíamos trabajar en un
yecto que consiste básicamente en po- dad que atender. taller de memoria para los viejos? Una
ner más linda una plaza del barrio. La Sentimos que en esas palabras se juega mezcla de recelo y temor se nos enredó
plaza se llama Jumalien en homenaje a una ciudadanía participativa e impli- al reflexionar cómo podíamos hacer para
un religioso lasallano que tras una cri- cada, que se asume co-responsable en llegar a una población a la cual no acos-
sis que se vivía hacia el interior de su el abordaje de los problemas que atra- tumbrábamos a abordar desde un conte-
comunidad y que produjo la ida de mu- viesan a una comunidad y que aprende nido tan específico (taller de la memoria)
chos compañeros suyos, en su momento a decirle en la cara al Estado cuando se sin ser infieles a nuestra perspectiva de
él dijo: “yo me quedo”. encuentra ausente. derechos sobre el juego y el jugar.
En el espacio de formación vamos cons- Jugar es acto y potencia. Ese relato expre- Y la conclusión fue camino y meta al
tituyendo un clima y un sentido ligado a sa acto y potencia de un grupo de jóvenes mismo tiempo: jugar no es cosa de chi-
fortalecer lo colectivo y la identidad del que se asume empoderado. En su palabra cos nada más, tenemos que defender el
grupo de jóvenes y su posicionamiento se revela la evidencia de un acto de res- juego y el jugar en todas las generacio-
en la intervención comunitaria. En una ponsabilidad. Dice Bajtín” arte y vida….” nes como un derecho social.
ronda de intercambio sobre cómo esta- Este grupo de jóvenes va sabiendo Desarrollamos los talleres en distintos
mos y las expectativas que tenemos en traducir en actos de su vida cotidia- barrios del Municipio. Cabe decir que
torno al llamado a la acción en la plaza na, del ejercicio de su ciudadanía, lo fueron muy distintos según el contexto.
del barrio ellos y ellas iban diciendo que descubierto en el juego. Y desde Ago- En algunos lugares los adultos jugaban
estaría bueno pintar los juegos, conse- ra Ludus quisimos escribir un proyecto y disfrutaban como si nunca hubieran
guir otros nuevos, mejorar el césped, para enseñarles a vivir, pero ellos dan perdido esa capacidad, en otros lugares
reparar los pozos y los senderos, poner sus primeros pasos y nosotros ya so- miraban la actividad con desconfianza
carteles y fundamentalmente que el mos su aprendiz. con expresiones nada alegres.

Fotografía:
Ágora Ludus

PARAJUANITO 35
[ EXPERIENCIAS ]

Recordamos un día de mucho frío y llo- Nos dice Graciela Montes, que los juegos do y sostenido a toda su familia con
vizna en Morón Sur. Estábamos allí 8 parecen ser algo más que pre-ejercicios, su cadena de farmacias y ahora tenía
personas: cada uno debía contar en no entrenamientos para entrar mejor prepa- un principio de Alzheimer, una gran
más de un minuto la historia de su vida rado al mundo adulto.(…) Porque todo el pianista que ahora olvidaba su nom-
y para ello habíamos llevado un reloj de que juega, todo el que ha jugado, sabe bre, una directora de escuela que pe-
arena que, ¿cuánto duraba?, un minu- que, cuando se juega, se está en otra día silencio a sus compañeros de taller
to. De modo que cuando alguno empe- parte. Se cruza una frontera. Se ingresa mientras la coordinadora hablaba.
zaba a hablar, se daba vuelta el reloj y a otro país, que es el mismo territorio en
el narrador podía visualizar claramente que se está cuando se hace arte, cuando
cuánto tiempo le quedaba al observar el se canta una canción, se pinta un cuadro, ACCIONES-ACTOS
reloj y de ese modo escoger qué aspec- se escribe un cuento, se compone una -ACONTECIMIENTOS
tos consideraba importantes hacernos sonata, se esculpe la piedra, se danza.1
saber sobre su vida. Algunos hablaban Esta trayectoria de acciones concentran
en menos de un minuto y a los que se La experiencia transitada de diversos ta- actos que aisladamente pueden no tener
pasaban, el grupo reaccionaba con un lleres en territorio tan heterogéneo nos sentido, o quizá se diluyan en lo efímero
gran Eeeeeeeeeeee! No pudimos desoír hizo entender que para transformar el que a veces se supone lo vinculado a lo
esa protesta: ¡Prendas para los que se aquí y ahora primero debíamos animar- lúdico. Creemos que estas acciones y ac-
pasaron del minuto! Lo que siguió fue nos a estar en otra parte. tos deben entenderse en un enredo que
maravilloso. Las biografías de los viejos hablaron cobra sentido en el instante, en lo sin-
Todo el proceso que salieran las dos en sus gestos, en su palabra. Una edu- crónico pero que no puede comprenderse
personas que habían hablado más de la cación conservadora, una mujer dedi- sino es diacrónicamente.
cuenta, decidir qué harían y al hacerlos cada al hogar, un hombre inmigrante
entrar cantarles: ¿Quién dijo quién dijo con el dolor enquistado por haber sido Lo que hablan son los actos. Queremos
que tuvieran que dramatizar una escena un niño que no comprende la guerra y caminar firmemente en la construcción
en la que usted la invita a salir a usted? abandona su tierra, un abuelo maltra- de culturas lúdicas. Sabemos que jugan-
(usted y usted eran un hombre viudo y tado por su docente de primero infe- do, de repente, nos descubrimos osados,
una mujer viuda). Decidimos participar rior, una anciana que perdió a su hija creativos, participativos, provocadores y
todos de la actuación. Él se arrodilló in- por la maldita enfermedad siendo ella provocadoras y esas son condiciones de
vitándola a salir, ella se puso colorada y muy joven, otro hombre recientemente posibilidad para la construcción de acon-
como uno no puede ponerse colorado de viudo luego de un matrimonio de 50 tecimientos que evidencien transforma-
jugando…se puso colorada de verdad. años, una abuela que había maneja- ciones culturales, sociales y políticas.

Jugar no es cosa
de chicos nada más,
tenemos que defender
el juego y el jugar
en todas las
generaciones como un
derecho social.

Fotografía:
Ágora Ludus

36 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

Dice Bajtín “Yo debo responder con mi


vida por aquello que he vivido y com-
prendido en el arte, para que todo lo vi-
vido y comprendido no permanezca sin
acción en la vida. (…) El arte y la vida no
son lo mismo, pero deben convertirse en
mí en algo unitario, dentro de la unidad
de mi responsabilidad”.2
Entendimos que nuestra tarea como or-
ganización comunitaria es desvelarnos
por tender puentes que provoquen la
responsabilidad de hacerse cargo en la
propios actos y acciones de la vida, lo
que los sujetos y las comunidades en el
encuentro intergeneracional descubren
al jugar-se. Ese pasaje es un aconteci-
miento que merece ser celebrado y que
va siendo entre muchos y muchas la tra-
ma y el telón de fondo, el murmullo en
el silencio, la brisa que se volverá más
temprano que tarde, huracán. |J|

1. Montes, G. (1999). La frontera indómita.


México, D.F.: Fondo de Cultura Económica.
2. Bajtin, M. (1974). La cultura popular en la Edad
Media y el Renacimiento. Barcelona: Barral.

* Agora Ludus

Organización comunitaria
dedicada a la promoción
y fortalecimiento de lo
­lúdico como herramienta
­de ­transformación social y
cultural. Posicionados en una
perspectiva de derechos,
su compromiso apunta a la
construcción permanente de
una trama social más partici-
pativa y transformadora.

Contacto
agoraludus@gmail.com
Facebook: Agora Ludus
Twitter: @Agora_Ludus
Dirección: Av. 2ª Rivadavia
s/n Altura 15300 Fotografía:
y Las Casas, Haedo. Morón Ágora Ludus

PARAJUANITO 37
[ EXPERIENCIAS ]

pintemos el recreo,

Fotografías:
Martina Victoria Zamudio.
Lucia Ruiz.

juguemos Una experiencia lúdica,


artística y cooperativa
en escuelas primarias.

en el patio
Un proyecto que incluye
la interacción de la
comunidad educativa, la
difusión de las culturas
de los pueblos originarios
y la revalorización del
Por Tatiana Elger y Guido Vaamonde
juego como herramienta
Grupo Sansara (*) pedagógica y socializante.

38 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

1. LA NECESIDAD DE NUEVAS o insuficiencia de espacios para reu-


MANERAS DE PENSAR E nirse, reflexionar, compartir proble-
IMAGINAR LA VIDA ESCOLAR mas, elaborar propuestas, y articular
iniciativas que permitan el análisis
En búsqueda de que la educación for- compartido de sus prácticas. La inco-
mal actual, en este caso la escuela municación que esto genera, agudiza
primaria, aporte a la sociedad nuevos el carácter individual y aislado del tra-
ideales educativos que se basen en bajo docente, aportando malestar a su
construcciones críticas y democráti- quehacer cotidiano.
cas del conocimiento; las familias y la
escuela pueden aliarse y emprender La institución escuela ofrece escasos es-
juntas un camino que les permita crear pacios que incluyan la participación o in-
una nueva concepción de la educación clusión de las familias en sus respectivos
desde perspectivas comunitarias rea- proyectos. A la escuela se le hace difícil
les, donde los verdaderos protagonistas vivir el sentido comunitario que procla-
sean los chicos y las chicas. man los documentos (leyes y diseños cu-
rriculares) que la rodean. Siente la pre-
Durante el trayecto escolar inicial, el sión de las demandas que van más allá
juego es la base de la enseñanza; pero de su tradicional función transmisora
cuando niños y niñas acceden a la es- de conocimientos. Estas problemáticas
cuela primaria, el juego queda abolido estructurales, concretas y cotidianas, se
como herramienta de aprendizaje. van naturalizando en el ejercicio diario.
El sistema educativo ha especializado
tanto las currículas e incorporado cada Consideramos pertinente, entonces,
vez más contenidos en el aula, que el desarrollar una propuesta lúdico-pe-
espacio lúdico quedó reducido a su mí- dagógica para darle solución a estos
nima expresión. conflictos, y generar nuevas maneras
de pensar e imaginar la vida escolar.
Si observamos un aula de escuela prima-
ria, vemos que la disposición de los ban-
cos y las sillas, uno detrás de otro en hi- 2. EL PROYECTO
leras separadas, evita que las niñas y los El proyecto ‟Pintemos el recreo, jugue-
niños interactúen, compartan y puedan mos en el patio” consiste en realizar,
mirar las producciones de sus compañe- junto a familias y docentes, una activi-
ros. En cierto modo se está enseñando dad de pintada de juegos en el patio de
a estudiar y a vivir en la individualidad. una escuela primaria.
En el módulo de clases (90 minutos), a
los chicos, en muchos casos, no se les
permite ir al baño, pararse de sus asien- Durante el trayecto
tos, conversar con sus compañeros ni
compartir trabajos, entonces al salir al escolar inicial,
recreo, se genera demasiada energía, en el juego es la base
muchos casos desmedida, que se tradu-
ce en hechos de violencia. Esto perjudi-
de la enseñanza;
ca el goce del tiempo libre. Observamos pero cuando niños y
también que el rol del docente en estos niñas acceden a la
espacios queda reducido a vigilar, con-
trolar y castigar dichas acciones, dete- escuela primaria, el
riorando el disfrute del recreo. juego queda abolido
Por otra parte, los docentes enfrentan
como herramienta
en su ejercicio profesional la ausencia de aprendizaje.

PARAJUANITO 39
[ EXPERIENCIAS ]

escuela, en plazas y otras escuelas cerca-


nas, y en comercios amigos, para que los
vecinos del barrio se acerquen a partici-
par también. Varios días antes de la fe-
cha estipulada se coloca un banner bien
llamativo invitando a las familias y a los
docentes a juntarse el sábado para darles
una sorpresa a las chicas y a los chicos.
El texto no dice más que eso. La intriga
y la curiosidad invaden a todos.
Un flyer, invitando, circula por las re-
des sociales, así como también registro
audiovisual de experiencias anteriores.
Facebook, Instagram y YouTube difun-
den masivamente la actividad. Las uti-
lizamos para convocar y hacer visible a
través de fotografías y videos estos en-
cuentros y momentos de sorpresa de los
chicos. Esto va generando un tramado
de personas interesadas en la experien-
cia que comparte, publica, le gusta y
participa activamente de las pintadas.

El viernes, la dirección les recuerda a las


familias que los espera mañana a parti-
En el piso quedarán de forma perma- cipar. Los grandes ya empiezan a jugar el
nente: tableros de ajedrez, rayuelas, juego de no contarle a los curiosos qué
pistas de autos, juegos de la oca, y mu- van a hacer cuando se junten. Alumnos
chos juegos más. Para poder ser usados y alumnas se fueron a sus casas.
en los recreos y también para aprender. La cinta es nuestro lápiz en la inmensi-
Esta actividad se realiza el día sábado, dad del patio.
con el objetivo de que el día lunes, al Cada escuela es única y diversa.
abrirse las puertas de la escuela, niñas Fachadas, estructuras, tamaños e histo-
y niños se sorprendan con los juegos rias, invitan a crearle un mundo de di-
alucinantes que pintaron para ellos sus bujos que luego serán parte de ella.
maestros y sus familias.
Manos a la obra!
Planificando la sorpresa Llegado el día sábado, se organizan el
La experiencia comienza en una reu- espacio y los materiales. A medida que
nión con docentes y directivos, donde les van llegando las familias y los docen-
La cinta es nuestro contamos la propuesta y la dinámica de tes se acercan a la “Barra del color”.
lápiz en la inmensidad la actividad. Dialogamos, pensamos y Una mesa provista de una parafernalia
del patio. Cada escuela consensuamos sobre qué juegos pueden muy visual. Baldes llenos de pintura y
ubicarse en cada lugar, dependiendo de numerosos equipos de latas y pince-
es única y diversa. las dinámicas del recreo y si hay alguna les agrupados. Cada uno de los par-
Fachadas, estructuras, distribución específica en el patio para ticipantes elige un color que le guste
tener en cuenta. Se define la fecha en para empezar a pintar. Los gestos de
tamaños e historias, que se realizará la actividad y se ofrecen los cuerpos, todavía tensos y expec-
invitan a crearle herramientas concretas para fortalecer la tantes, adquieren poses muy variadas y
un mundo de dibujos convocatoria, notas para pegar en el cua- particulares pintando en el piso: arro-
derno de los chicos y las chicas; afiches dillados, acostados o sentados le van
que luego serán para pegar en carteleras, pasillos y sala de encontrando la vuelta. Una chica toda
parte de ella. maestros; afiches en los alrededores de la vestida de violeta no duda en seleccio-

40 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

nar ese color para pintar. Se rompe el per con la fragmentación del sistema
hielo con unos ricos mates. educativo, fortaleciendo y en otros ca-
sos construyendo lazos comunitarios y
Los diseños se van llenando de colores amistosos entre las familias, los docen-
radiantes, y las conversaciones son cada tes, los chicos y las chicas.
vez más distendidas. Relajadas las men-
tes, abiertas al diálogo, suman a crear un ¡Sorpresa!
espacio de trabajo solidario y cooperativo. Llega el lunes, los pibes y las pibas se
Mientras esperamos que seque la primera van acercando a la puerta de la escuela.
mano de pintura, y compartimos algo de En el aire se percibe la llegada de un
comer, se percibe el espíritu de grupo. momento especial. Caras de ansiedad
y sorpresa. Los juegos son impactantes.
Cada convocatoria nos brinda enriquece- Por su gran tamaño, por sus vibrantes
doras experiencias. Anécdotas, historias colores, y por su particular estética, que
y momentos quedarán en la memoria de combina juegos tradicionales con imá-
cada involucrado. Docentes, familias, genes de mitogramas de los pueblos
amigos, directivos, secretarios, auxiliares, originarios argentinos.
cocineros, vecinos, alumnos, ex alumnos,
cooperadoras, agrupaciones docentes, Estos mitogramas no son solo figuras
sindicatos docentes y municipios. Y la decorativas, responden a ideas con-
posibilidad constante de seguir suman- cretas, significados con los que cada
do actores sociales que se identifiquen y cultura concibió su propia visión filosó-
se comprometan con la construcción de fica. Los mitogramas integran códigos
una escuela pública transformadora. destinados a prolongar el conocimiento
y la unión de grupos. Los pueblos ori-
Entre risas y reflexiones surgen nuevas ginarios utilizaban las representaciones
ideas y posibles iniciativas acerca de figurativas y abstractas de animales
que usos alternativos se le podrían dar para recordar historias míticas familia-
a los juegos: articular entre las mate- res. Pretendemos recuperar, difundir y
rias, generar actividades grupales para popularizar las distintas expresiones de
construir material didáctico (autos para las culturas indígenas que poblaron el
las pistas, piezas de ajedrez, fichas de territorio de la Argentina.
damas y tatetí, dados etc.) y propuestas
para nuevos encuentros entre familia y En el patio habitan ahora animales mul-
escuela. A una docente se le ocurre rea- ticolores, una fauna mitológica de in-
lizar un repaso semanal fuera del espa- mensas serpientes de dos cabezas para
cio áulico, aplicando los contenidos en ir y venir como en puentes; suris y sa-
el formato del juego de casilleros. pos gigantes con tableros en sus lomos
esperando deseosos por unas partidas;
La actividad va concluyendo con el mo- aves intrincadas y majestuosas invitan-
mento más esperado, se retira la cinta do a volar jugando.
del piso que delimitaba los espacios a
pintar. Queda al descubierto el resulta- Se abren las puertas. Entran todos al pa-
do del trabajo comunitario. tio. Maravillados, analizan y recorren las
¡Un sentimiento de alegría y pertenen- formas contemplado los colores. Sueltan
cia invade el lugar! las mochilas por ahí, para adentrarse de
lleno en los juegos. Se zambullen a go-
Pensamos que la escuela es definida zar, saltar, reír, compartir… a jugar.
por los significantes que los sujetos
construyen al transitarla y experimen- Los que estamos, no podemos evitar
tarla cotidianamente. Esperamos que la quedarnos a disfrutar, sabiendo que allí
realización de esta actividad funcione, algo particular está sucediendo y suce-
en la escuela, como puntapié para rom- derá, no se puede traducir en palabras,

PARAJUANITO 41
[ EXPERIENCIAS ]

pero quedará registrado en el cuerpo Jugar es un desafío que estimula la ca-


y en la emoción. Predispone a que sus pacidad creadora, la experimentación
espacios sean vivenciados y transitados de estrategias propias de resolución de
con alegría, motivación, movimiento y problemas, el aprendizaje del trabajo en
* Sansara
Grupo de arte interesado en
libertad. Un escenario deseable para equipo, y el desarrollo de los procesos de
desarrollar proyectos cultura-
cualquier escuela. socialización que incluyen la expresión
les y comunitarios. Enfocado
oral, los movimientos corporales, y el des-
en lo lúdico-pedagógico. Rea-
Lo que la experiencia regala cubrimiento del propio cuerpo. Este acto
lizan actualmente el proyecto
A partir de ahora construir conocimien- de jugar proyecta emociones y deseos, y
“Pintemos el recreo, juguemos
to a través de espacios lúdicos, será un a través del lenguaje manifiesta la perso-
en el patio” en escuelas prima-
acto que implique: que se involucren nalidad. Pensar y jugar, conocer y crecer.
rias públicas de: CABA junto
maestros y estudiantes fortaleciendo
a La agrupación Docente La
el compromiso y la confianza; que se Educar para la alegría y el goce. Educar
Rayuela (co-autora del pro-
generen nuevos momentos de reflexión jugando para desarrollar la capacidad de
yecto) y UTE; y en el Municipio
docente y encuentros; que su trabajo jugar. Hace accesible a todas las perso-
de San Martín a través de las
empiece a ser visto como una práctica nas, en todas sus etapas, a la posibilidad
subsecretarías de Educación
colectiva e interdisciplinaria, donde los de ser creadores e intérpretes, es decir, a
y Cultura, desde el programa
procesos educativos sean concebidos participar activamente en la vivencia del
San Martín Pinta Bien.
de manera integral, institucional, parti- quehacer. Motiva para la vida, transfor-
cipativa, formativa, y diagnóstica. ma a los transformadores de la sociedad.

Cuando los niños plantean que se les Estos juegos serán una herramienta
* Tatiana Elger
Artista plástica, profesora de
niegan espacios de libertad asociados al sumamente enriquecedora y benefi-
artes visuales e integrante
juego están ineludiblemente entregan- ciosa para poner en juego contenidos y
fundadora de Sansara grupo
do información respecto de sus intere- promover proyectos interdisciplinarios,
de arte. Coordinadora del
ses y necesidades. construyendo nuevos modos de apren-
proyecto “Pintemos el recreo,
dizaje a través de situaciones lúdicas,
juguemos en el patio”. Maestra
Recuperar el juego en la escuela resulta artísticas y creativas.
de Educación artística-plásti-
vital, ya que posee un importantísimo
ca en escuela primaria.
valor educativo y formativo, permite Las grandes satisfacciones de ‟Pinte-
desarrollar un conjunto de actitudes, mos el recreo, juguemos en el patio” son
procedimientos y conceptos sociales las de llevar juegos de manera perma-
que son muy difíciles de abordar en for- nente a las escuelas, transformar la mi-
* Guido Vaamonde
Artista plástico, profesor de
ma aislada. Permite expresar emocio- rada de sus patios, llenar de colores sus
artes visuales e integrante
nes, sentimientos e ideas. Desarrolla la pisos, resignificar sus espacios; y tener la
fundador de Sansara grupo
memoria, la capacidad de observación y convicción de estar aportando a la cons-
de arte. Coordinador del pro-
la imaginación. Entrena en la práctica trucción de una escuela pública transfor-
yecto “Pintemos el recreo, ju-
individual y colectiva a la vez. madora, liberadora y emancipadora. |J|
guemos en el patio”. Integra
el equipo técnico del Centro
socioeducativo de régimen
cerrado ‟San Martín”

Contactos:
www.sansaragrupodearte.com.ar
Facebook: Sansaragrupodearte
Instagram Sansaragrupodearte
YouTube: Sansara grupo de arte
Mail: grupodeartesansara@gmail.com

Fotografía.
Martina Victoria Zamudio. Lucia Ruiz.

42 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

FUTBOL CALLEJERO

VOLVER AL POTRERO
PARA RECUPERAR LA POTENCIA
TRANSFORMADORA
DEL FÚTBOL

La Fundación Defensores del Chaco es


una organización sin fines de lucro que
funciona desde 1994 en el barrio Chaco
Chico de Paso del Rey, partido de Moreno,
en el Oeste del Conurbano Bonaerense.
Nació gracias a la iniciativa de un grupo de
jóvenes que se juntaban a jugar al fútbol
en las esquinas, hasta que decidieron darle
forma a un sueño: construir su propio club.
Hoy cuenta con su propio centro cultural,
un teatro, un predio deportivo con una
cancha profesional, un playón para realizar
Por Fundación actividades y un jardín de infantes. En este
Defensores del Chaco (*) artículo comparten sentidos, enfoques y
aprendizajes de un recorrido de mucha
riqueza recuperando al fútbol de las
lógicas mercantiles y competitivas para
Fotografía:
Fundación Defensores de Chaco ponerlo al servicio de la promoción social.

PARAJUANITO 43
[ EXPERIENCIAS ]

“En el juego nos encontramos todos/ donde la violencia atravesaba todas las las reglas de juego en conjunto y de
as y es el puntapié para comenzar a relaciones: familiares, en el barrio, la manera consensuada; en el segundo se
construir mejores realidades” escuela, con la comunidad y con los juega el partido y en el tercer tiempo,
“Uno en el juego es libre, y ese ejerci- identificados como “otros”. todos los jugadores dialogan sobre el
cio debe hacerse todos los días en la desarrollo del juego y si se respetaron
vida diaria” las reglas que se habían acordado mu-
Frases de jóvenes que se formaron ¿POR QUÉ FÚTBOL tuamente. Durante los tres tiempos, un
jugando Fútbol Callejero CALLEJERO? mediador participa facilitando el diá-
logo y la interacción entre los equipos,
Fútbol, para convocar a los jóvenes pero sin intervenir ni regular la partida.
El fútbol callejero se crea bajo el con- teniendo en cuenta sus intereses y En un partido de Fútbol Callejero no se
cepto de deporte social que Defensores gustos. Callejero, porque propone vol- gana sólo haciendo más goles, sino que
del Chaco ha propagado desde su ini- ver a las raíces del fútbol de “potrero”, se obtiene la victoria por puntos que se
cio. Esta idea, que nació en 2001 en donde los participantes coinciden en pueden cosechar tanto por goles con-
los barrios de Moreno y hoy se expande llevar adelante un partido de fútbol de vertidos como por respeto de las reglas
por el mundo, sostiene que el deporte manera auto regulada y tácitamente que los mismos participantes acordaron
es una herramienta de convocatoria estableciendo un marco de respeto. previo a cada encuentro. Esto implica
que funciona como excusa para abor- El Fútbol Callejero es un concepto de que no necesariamente ganará el parti-
dar cuestiones claves para el desarro- trabajo que utiliza el deporte más popu- do el equipo que más goles haya hecho.
llo individual y colectivo de jóvenes en lar del mundo y lo adapta para alcanzar Luego de las primeras experiencias, se
proceso de formación. objetivos sociales, de transformación fueron incorporando otras miradas:
La transformación social es la meta individual y colectiva. En cuanto a su igualdad de género, promoviendo el de-
principal de esta modalidad de deporte: metodología posee algunas reglas que recho al deporte y la participación de las
educar y socializar promoviendo valores lo diferencian del fútbol tradicional: en mujeres junto a los hombres y en igual-
como la resolución pacífica de conflic- los equipos no hay distinción de sexos dad de condiciones; incorporación de
tos, la tolerancia, el respeto, la solidari- (juegan hombres y mujeres juntos), no valores como elementos que se integran
dad y el trabajo en equipo, entre otros. participan árbitros y los partidos se di- al sentido de “partido ganado”; la figu-
En sus inicios, la propuesta fue recu- viden en tres tiempos. ra fuerte del mediador deportivo social
perar un espacio de protagonismo y de En el primer tiempo del partido de fút- como facilitador de las interacciones.
diálogo entre jóvenes, en un contexto bol callejero, los equipos establecen Esta es la forma de conceptualizar y en-

Fotografía:
Fundación Defensores de Chaco

44 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

tender el fútbol como una estrategia para


crear y acompañar procesos de aprendi-
zaje e inclusión social, recuperar los va-
lores humanos, impulsar el desarrollo de
liderazgos y generar procesos comunita-
rios y solidarios de transformación.

LA MEDIACIÓN
EN EL FÚTBOL CALLEJERO

La mediación es un momento clave,


es aprender a escuchar y sentirse es-
cuchado, es aprender a hacer uso de
nuestro derecho de libre expresión y
participación, es un modo más de de-
sarrollar nuestro rol como ciudadanos,
y esto en contextos atravesados por la
violencia y la exclusión es comenzar a
construir nuevos paradigmas de edu- Fotografía:
cación, que trasciendan el juego para Fundación Defensores de Chaco
transformar la vida cotidiana.
La práctica de la mediación es la co-
lumna vertebral de la metodología
de Fútbol Callejero. Es un espacio de de sujetos críticos, emprendedores, lí- tividades lúdicas, recreativas y depor-
aprendizaje socio constructivo que deres, comprometidos con su realidad: tivas (que en contextos de pobreza le
otorga seguridad, confianza, autorre- actores sociales. Es así como el fútbol están generalmente vedados).
gulación, resolución, propicia el diálo- callejero como metodología hace po- Cuando comenzamos a trabajar en es-
go y los vínculos. Además, promueve la sible una realidad más justa y digna, a cuelas recuperamos el patio de cada
participación y la reflexión colectiva, través de procesos que tienen que ver institución, el juego es el momento
junto a la resolución de conflictos me- con una educación entre pares, acom- privilegiado para ver crecer a los niños/
diante la palabra. Por eso, es un espa- pañada por un mediador, que abre el as y acompañarlos. |J|
cio que se extiende a los 3 tiempos de juego hacia la vida.
la metodología del Fútbol Callejero. Este proyecto busca aportar elementos
de construcción de identidad, incor-
porar nuevas formas de convivencia y
EL PROYECTO DE FUTBOL relaciones humanas entre pares y tam-
CALLEJERO ESCOLAR bién adultos. Asimismo, construir con
ellos y ellas alternativas de resolución
Hoy, después de varios años de trabajo, de conflictos y prevención de violencia Fútbol, para convocar
con un camino recorrido, con expe- y protección de sus derechos humanos. a los jóvenes teniendo
riencias trascendentes de formación
ciudadana con más de 4 millones de en cuenta sus intereses
jóvenes a nivel mundial, decidimos CONTRIBUIMOS CON: y gustos. Callejero,
llevar la metodología a las escuelas.
Entendemos que la escuela, como comu- Los procesos de socialización de niños
porque propone volver
nidad educativa, es un ámbito privile- y jóvenes de ambos sexos, en la educa- a las raíces del fútbol
giado para educar a nuestros niños/as y ción en valores de “potrero”, donde
jóvenes, y a la vez un espacio con gran- Alcanzar masivamente a grandes sec-
des problemáticas y desafíos de cambio. tores de la población, promoviendo es- los participantes
El proyecto Fútbol Callejero en las escue- pacios de convivencia inter e intra-ge- coinciden en llevar
las pretende implementar una estrategia neracionales
de convivencia social en donde el depor- La creación de identidades individua-
adelante un partido de
te opere transversalmente sobre diversas les y colectivas, una mayor identifi- fútbol de manera auto
problemáticas sociales que afectan la cación con la comunidad (escuela, el regulada y tácitamente
calidad de vida de los estudiantes. club, etc.)
Sabemos que ser partícipes de estas Un impacto positivo en la salud estableciendo un marco
experiencias promueve la formación La inclusión de niñas y mujeres en ac- de respeto.

PARAJUANITO 45
[ EXPERIENCIAS ]

NUEVOS HORIZONTES COLECTIVOS PARA LA RECREACIÓN

El juego como facilitador


de procesos grupales
Por Matanga y Mate Fotografías: Archivo Matanga y mate
Colectivo de recreación (*)

En la Provincia de En los últimos tiempos, nuestro espacio desestructura cuerpo y mente como
Córdoba, el Colectivo de viene trabajando y configurando sus ta- instancia primaria. Los grupos y las cir-
lleres sobre un eje integrador: el juego cunstancias específicas le imprimen un
recreación Matanga y como facilitador de procesos grupales. ritmo a la intervención, pero lo determi-
Mate viene trabajando lo Este eje retroalimenta las actividades nante es todo el capital simbólico que
lúdico como dispositivo que promovemos, nutrido de otras disci- ese colectivo contiene; y puede aflorar
de intervención grupal. plinas que permiten construir un marco a partir de esa interacción instantánea
referencial ampliado; para abordar in- que lo lúdico genera.
En este artículo, tervenciones que ofrecen mucho más de Podemos decir que se abre una brecha
apoyándose en algunos lo que se espera encontrar, en aquello entre la propuesta de juego y aquello que
aportes de la Psicología simple, o no, que implica poner el cuer- el grupo le propone al juego. Una suerte
Social, se explica por po en acción: jugar. de zona intermedia que devela el acon-
Cuando afrontamos la coordinación de tecer grupal con facciones conscientes e
qué que el juego permite talleres en diversas instituciones u or- inconscientes, donde se evidencia la com-
vislumbrar horizontes de ganizaciones, ubicamos el juego como pleja trama de relaciones y vínculos que
proyección de un grupo. una disciplina que descontractura y tejen la convivencia del grupo en cuestión.

46 PARAJUANITO
[ EXPERIENCIAS ]

Ahora bien, ¿por qué decimos que faci- El juego es posibilidad creativa. Elegir
lita los procesos grupales? cómo jugar nos permite inventar nue-
Decimos esto porque el camino de la re- vas realidades y distintos puntos de
creación habilita nuevos horizontes, para llegada (también de partida), en la me-
que los grupos expongan sus situaciones dida que nos atrevamos a cuestionar y
manifiestas y latentes. Se habilita, usan- recrear, junto con otros, las reglas. En
do la psicología social como auxiliar, una este sentido, jugar requiere desarrollar
serie de dispositivos lúdicos que puedan estrategias colectivas, para alcanzar
postular la cooperación grupal como cohesión e integración grupal a partir
estrategia de resolución de conflictos. de lo que somos, para proponernos y
Apelando a la espontaneidad propia de arriesgarnos a lo que queremos ser.
cada sujeto, dinamizada por el propio Entendemos que los grupos sociales en
colectivo y atenta a los nudos de la tra- general tienen un rol fundamental en el
ma vincular. En función de esta espon- andamiaje de las instituciones u orga-
taneidad colectivizada, encontramos los nizaciones, por ende necesitan de es-
horizontes de proyección de cada grupo. trategias saludables para funcionar. El
Aquellos grupos que deciden organizar- juego propicia que se expliciten realida-
se para una tarea particular (comunita- des estereotipadas y genera condiciones
ria, religiosa, cultural, económica, etc.), subjetivas y objetivas, para asumir las
necesitan una dinámica de funciona- contradicciones circulantes y trabajar
miento que garantice el cumplimiento para que los mismos grupos encuentren
de los propósitos planteados. Muchos sus propias mecánicas resolutivas.
grupos se congelan en disensos o en
obstáculos y no encuentran salidas sa- La asunción y resolución de las con-
ludables, retroalimentando el fantasma tradicciones permite, por un lado,
de la disolución. Nuestras últimas expe- dinamizar la realidad grupal con par-
riencias en el campo de trabajo, presen- ticipación y reflexión; por otro lado
tan una perspectiva ampliada acerca de desestructurar esas mecánicas rígidas
las potencialidades del juego puesto al de los grupos, que terminan clausuran-
servicio de la cohesión de los grupos. do la creatividad colectiva. Nosotros
La idea es trabajar sobre “eso” que em- entendemos que los dispositivos lúdi-
pieza a ocurrir para potenciar el desa- cos estimulan la creatividad necesaria
rrollo de cada proceso. Como cada gru- para abandonar los estereotipos. Esta
po visualiza los distintos roles con sus estimulación ubica a los grupos ante
distintas aptitudes, buscando mejorar una nueva escena práctica y simbóli-
su acontecer en base a nuevos acuer- ca, para abordar nuevos sentidos que
dos que propician mayor fluidez al pro- permitan desactivar contradicciones
ceso grupal; cuya incidencia directa es en pos de estadios progresivos. Fotografías: Archivo Matanga y mate

su realidad. De esta manera sus fines o El juego posibilita que desde las bases
búsquedas particulares, o la tarea que de funcionamiento, mas o menos, or-
los convoca, cobran nuevas dimensio- gánicas de cada grupo, emerjan nuevos
nes a partir de lo colectivo. sentidos que interpelen prácticas de la
cotidianeidad. Transforma la realidad in-
mediata de cualquier grupo en tanto el
¿SE PUEDE INTERPELAR grupo se disponga a ser interpelado. Pero
“LO COTIDIANO” así mismo si esto no sucede, quedan en
DESDE EL JUEGO? las memorias corporales resabios de lo Jugar requiere
vivido que entrarán, cuando los sujetos desarrollar estrategias
El punto de partida es interpelar ahí lo permitan, a cuestionar lo cotidiano.
donde surge el conflicto. Emprender Digamos que resultados mágicos o
colectivas, para
la evolución por el punto amenazante efectistas, raramente ocurren. Estas alcanzar cohesión e
de la discordia, apuntando a los reduc- cuestiones forman parte del proceso vi- integración grupal a
tos de salubridad de la organización y tal de cada grupo. Pueden emerger y ser
a una disciplina dialógica, para poder sostenidas, si se entiende lo novedoso partir de lo que somos,
atravesarlos en un movimiento que como parte esencial del progreso de un para proponernos y
parte de la valoración de las pala- proceso. También pueden ser ocultadas
bras particulares hacia el universo de o menospreciadas, pero no por ello que-
arriesgarnos a lo que
acuerdos colectivos darán fuera de la mesa de discusión. queremos ser.

PARAJUANITO 47
[ EXPERIENCIAS ]

Podríamos afirmar que la interpelación tar corporal y emocionalmente a los ciones insalvables, sus conflictos, sus
a la realidad desde el juego, casi se con- participantes del taller, para imprimirle obstáculos y disensos. Cuestiones que
vierte en imperativo o mandato, en lu- una matriz vivencial a los conceptos parecen inabarcables para cualquier
gar de una posibilidad. No solo que se de la teoría social. Sostenemos que los disciplina, sin embargo desde esta
puede interpelar, sino que cada vez que juegos que se proponen, se inscriben concepción lúdica, pedagógica y psico-
jugamos o proponemos jugar; estamos en una línea profesional que contem- social, se dinamizan en función de las
explícita o implícitamente cuestionan- pla las circunstancias que envuelven propias necesidades colectivas. |J|
do ciertas prácticas comunitarias que al grupo y se sustentan con un caudal
ya no responden a necesidades concre- teórico que respaldan la propuesta. No
tas ni se ajustan a salidas colectivas. se trata de forzar dispositivos lúdicos
Por ende, desde esa base conceptual y en cualquier situación. Más bien de
planificaciones que consideren las par-
Se abre una brecha
fáctica podemos postular nuevas actua-
ciones grupales que se encuadren en un ticularidades grupales y comunitarias, entre la propuesta de
nuevo universo de relaciones. para generar una identificación y apro- juego y aquello que
piación inmediata de la propuesta.
el grupo le propone al
LO INTERDISCIPLINARIO Finalmente, insistimos en ubicar el juego. Una suerte de
DEL JUEGO juego como disciplina movilizante de
zona intermedia que
una serie de cuestiones ocultas y no.
El juego puede ser un principio, un me- Ratificamos que no solo se trata de devela el acontecer
dio y un fin en sí mismo, para empren- poner el cuerpo en acción. Se trata de grupal con facciones
der nuevos enfoques. Posiblemente no jugar para crecer, crear, cambiar, rec-
pueda solo, sino nutriéndose y comple- tificar, interpelar, etc. Nos asentamos conscientes e
mentándose con otras disciplinas. Hoy en una perspectiva colectivista de la inconscientes, donde se
en día el carácter interdisciplinario de los asunción de las problemáticas y temá-
ticas comunes. Nos retroalimentamos
evidencia la compleja
proyectos sociales en general, propicia la
necesidad de incorporar una plataforma de la matriz conceptual de las ciencias trama de relaciones y
multirreferencial a las iniciativas. sociales. Y, para cerrar, creemos fer- vínculos que tejen la
vientemente en la evolución progresiva
Desde nuestro espacio, auspiciamos de los procesos grupales, siempre que convivencia del grupo
dispositivos lúdicos que puedan afec- nos hagamos cargo de sus contradic- en cuestión.

Fotografías: Archivo Matanga y mate

* Matanga y Mate

Marco Gabriel Labanti


(Payaso, Actor, recreólogo)

René Daniel Reyes


(Prof. Ed. Física, recreólogo)

Luciano Gigena
(Lic. En Cs. Sociales,
Psicólogo Social)

José María Reyes


(Recreólogo,
Psicólogo Social)

Contacto
matangaymatecba@gmail.com

www.facebook.com
/matangaymatecba

48 PARAJUANITO
[ NARRATIVA / POESÍA ]

DÉCIMAS PARA LA RUNFLA


Un intento en glosa
carnavalera para
describir a nuestros
queridos Juanitos y
Ramonas del arrabal
indoamericano.

Con la voz a campanazos Pastorean el pasillo


el silencio se devoran, hasta ver el matafuego:
a la malaria decoran llama que llama a un juego
con un pan y sus abrazos. es más fuerte que su brillo.
Grelas, piratas, payasos Relojean de rabillo
en tropel de mil gorriones la mirada de la seño:
una runfla de bribones, -¡carnaval no tiene dueño!-
no podés dejarlos pillos, con espuma descorchada
con su labia de vivillos desparraman la nevada
te desatan los cordones. por el patio de su sueño.

Buscan fama sin fortuna, Mequetrefes retobaos


el milagro de los pobres, se le plantan al cacique,
acamalan unos cobres escabullen el achique
conversando con la luna. porque son desacataos.
Cuchitril que fue su cuna: Conjurados con el caos
sarna sin gusto les pica. ¡qué unidad ni qué ocho cuartos!
Polenta dura -qué rica- ya preparan los repartos
de la mano de la vieja, aguantando carcajada
como postre pura queja, no reculan ante nada
pero un beso reivindica. del poder ni sus infartos.

En el sol del callejón, Con alegre tiranía


acodadas a las rejas, hoy vinimos a contar
imitando a las abejas, estas vidas de esperar
escondiendo un metejón el dolor a sangre fría,
van pintando el hormigón ¡El tiempo ya va a llegar!
las calandrias y granujas, Cuando sepan que ya vino
pipistrelas, lindas brujas, y se encaren al destino,
no la van de comerciantes: marcharán a galopar
como locas, las amantes con coraje y sin pensar
te regalan sus burbujas. en el lobo del camino.

¡Qué matungos compadritos


de natura descarada!
Aspamento, disparada,
Ilustración: Sebastián Prevotel

se despiden a los gritos.


Montonera de gallitos
aplicada al entrevero,
berretín bien de potrero Horacio Cárdenas
festejar un pleito fijo Maestro de grado,
carpeteando el amasijo Escuela 15 DE 13,Villa Lugano, CABA
de un pollito pa’l puchero. cardenashoracio@yahoo.com.ar

PARAJUANITO 49
[ FOTOGRAFÍAS ]

MIRADAS PARA DESPLEGAR


LA ESCUELA
Las fotografías de esta edición pro- En segundo lugar, hemos incluido fotos
vienen de dos fuentes. Una es la Fun- del libro Presente, retratos de la educa-
dación Armstrong de González Catán, ción argentina. Se trata de un libro de
que con generosidad ha cedido parte fotografías de escuelas de todo el país
de su archivo de imágenes del nivel editado por el Ministerio de Educación
inicial, primario, secundario y la Casa de la Nación en 2015. Las imágenes
Joven. Agradecemos a las autorida- que lo conforman recorren la esce-
des de la Fundación y en particular a na escolar contemporánea de nuestro
Lucas Bravo y Gabriel Urquiza por el país, donde se despliegan rostros, cuer-
trabajo de selección. pos, lugares, paisajes, territorios todos
donde se suceden las variadas formas
en que diariamente se desarrolla la
1. trama educativa argentina.

6.

2.

4.

7.

Fotografías 1, 2 y 3: Archivo Fundación


Armstrong. Fotografías 4, 5, 6 y 7 “Libro
3. Presente”. 4: Gabriel Orge (Córdoba); 5:
María Eugenia Cerutti (Salta); 6: Julio Pantoja
(Tucumán); 7: Santiago Hafford (Chubut).
Página derecha: Gianni Bulacio (Santiago del
Estero) “Libro Presente”.
5.

50 PARAJUANITO
EDUCACIÓN
IGUALDAD
DERECHOS
TÍTULOS DE LA COLECCIÓN PERIFERIA
Periferia es una colección impulsada por el área de Publicaciones de Fundación La Salle
Argentina, en conjunto con el Grupo Editorial Parmenia (Crujía – Sendero – Stella). Los títulos que
la integran ofrecen reflexiones y experiencias de autores que entienden la educación popular
como construcción y transmisión del saber de modo participativo junto a los sectores populares,
tornando dicho saber como socialmente productivo y liberador en clave personal y comunitaria.

Inventar lo (im)posible.
as Educación y
Experiencias pedagógic
re do s ori lla s transformación
ent
social
Dr. Pablo Martinis
Patricio Bolton
Mag. Patricia Redondo
(Compiladores)

Educación y
vulnerabilidad.
Experiencias y
Escuela Secundaria prácticas de aula
y Educación Popular: en contextos
riencia
cartografía de una expe desfavorables
Gustavo Galli Patricio Bolton

Por consultas y pedidos: Grupo Editorial Parmenia - distribuidora@parmenia.com.ar


Venta mayorista y minorista: Viamonte 1984 - C.A.B.A. - Tel/fax: (011) 4375 0376 /0664

/Fundación-La-Salle-Argentina @fund_la_salle
info@fls.org.ar | www.fls.org.ar | Tel.(011) 4374-9046