Sunteți pe pagina 1din 4

DEMANDA ANTE LA CORTE CELESTIAL POR LA RESTAURACIÓN DE MI MATRIMONIO

Por: Federico C. (Grupo Restauración Hogares "Cristo Vive")

PADRE AMADO, DIOS TODOPODEROSO, DIOS DE LOS EJÉRCITOS, SEÑOR DE LOS CIELOS Y LA TIERRA, CREADOR
DEL UNIVERSO, Yo(coloca tu nombre y apellido), hij@ tuyo según está escrito en Juan 1:12 Mas a todos los que lo
recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. y salvo por Fe. Romanos 10:9: Si
confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo, me
presento hoy, (coloca la fecha), ante Ti, Jesús, a quien Dios Tu Padre ha designado como Juez de los vivos y de los muertos.
Hechos 10:42, para exponerte mi causa ante ti y ante la corte celestial que Tú presides. Me presento y llamo a tu puerta e
insisto como la viuda ante el juez injusto diciendo: “Hazme justicia de mi adversario.” Expongo mis demandas ante tu
Altísima Autoridad, como Rey de Reyes, Señor de Señores y Juez de Jueces, para llevar a Satanás, el diablo, ante tu Alto
Tribunal. Demando de tu justicia y de tu misericordia conforme a mi condición de hijo tuyo (como está escrito en Juan 1:12,
y Romanos 10:9), y me presento ante ti porque Jesucristo me salvó, el murió por mí, y mi vieja naturaleza murió en esa
Cruz. Jesús venció y EL me dio vida nueva, confieso que soy una nueva criatura y hoy tengo derecho a venir ante Ti, porque
Jesús me dio ese acceso por Su Sangre Preciosa. Quiero reconocer ante ti que mi vieja condición de pecador era un
impedimento para pedir algo, es más, merecía la muerte eterna. Pero ahora puedo libremente presentar la siguiente
demanda en el nombre de mi Salvador Jesucristo y pido tu gracia y que me escuches para que ejecutes tu juicio y procedas
conforme a tu voluntad buena, agradable y perfecta. Romanos 12:2 La causa que hoy te presento amado Señor, es la
salvación y liberación de mi espos@(coloca su nombre) y de mis hij@s(coloca sus nombres). Según tu promesa en Hechos
16:31 Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu familia.

FUNDAMENTOS LEGALES: Presento ante Ti, esta demanda conforme a tu palabra escrita en los siguientes versos:

Isaías 49:25-26: “Pero el SEÑOR dice: «Los cautivos de los guerreros serán puestos en libertad, y se recuperará el botín de los
tiranos. Pues yo pelearé contra quienes peleen contigo, y salvaré a tus hijos. Alimentaré a tus enemigos con su propia carne y
se embriagarán con ríos de su propia sangre. Todo el mundo sabrá que yo, el SEÑOR, soy tu Salvador y tu Redentor; el
Poderoso de Israel”

Joel 2:18-27 “Entonces el SEÑOR se compadecerá de su pueblo y guardará celosamente el honor de su tierra. El SEÑOR
responderá: «¡Miren!, les envío grano, vino nuevo y aceite de oliva, suficiente para satisfacer sus necesidades. Ya no serán
objeto de burla entre las naciones vecinas. Expulsaré a esos ejércitos que vienen del norte. Los enviaré a tierra árida y desolada.
Los que van a la vanguardia serán arrojados al mar Muerto, y los de la retaguardia al Mediterráneo.* El hedor de sus cuerpos
en descomposición se elevará sobre la tierra». ¡Realmente el SEÑOR ha hecho grandes cosas! No temas pueblo mío. Alégrate
ahora y regocíjate porque el SEÑOR ha hecho grandes cosas. No teman, animales del campo porque pronto los pastos del
desierto recobrarán su verdor. Los árboles volverán a colmarse de fruto; las higueras y las vides se llenarán una vez más.
¡Alégrense, habitantes de Jerusalén! ¡Alégrense en el SEÑOR su Dios! Pues la lluvia que él envía demuestra su fidelidad.
Volverán las lluvias de otoño, así como las de primavera. El grano volverá a amontonarse en los campos de trillar y los lagares
desbordarán de vino nuevo y aceite de oliva. El SEÑOR dice: «Les devolveré lo que perdieron a causa del pulgón, el
saltamontes, la langosta y la oruga. Fui yo quien envió ese gran ejército destructor en contra de ustedes. Volverán a tener toda
la comida que deseen y alabarán al SEÑOR su Dios, que hace esos milagros para ustedes. Nunca más mi pueblo será
avergonzado. Entonces sabrán que yo estoy en medio de mi pueblo Israel, que yo soy el SEÑOR su Dios, y que no hay otro.
Nunca más mi pueblo será avergonzado.”

Hebreos 4:16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y
encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Hebreos 10:19-20 Así que, amados hermanos, podemos entrar con valentía en el Lugar Santísimo del cielo por causa de la
sangre de Jesús. Por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida —a través de la cortina al Lugar
Santísimo.

Sin embargo, también quiero confesar y declarar delante de tu Santa Presencia que:

1. Yo, mi casa y mis antepasados hemos pecado contra ti, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, hemos
sido rebeldes y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas, hemos sido desobedientes, haciendo lo
malo delante de tus ojos, traspasamos tus leyes, apartándonos de ti para no obedecer tu voz, hemos servido a otros dioses.
Hemos cometido pecado de: rebeldía, desobediencia, incredulidad, orgullo, altivez de corazón, vanidad, mentira, perjuro,
engaño, idolatría, hechicería, brujería, aborto, fornicación, adulterio, inmundicia, palabras deshonestas, maledicencias,
necedades, odios, truhanerías, lascivia, abominación, violencia, borrachera, pleitos, celos, envidia, contiendas,
enemistades, injusticia, robo, hurto, fraude, codicia, herejía, envidia, amor a lo mundano, ingratitud, traición, corrupción,
divorcio, profanación de lo sagrado, depravación sexual, miedos, usuras, comer sangre, incredulidad, tibieza, y otros que
no recuerdo ni conozco, pero son de tu conocimiento.

2. Con todos estos pecados e iniquidades, yo mi casa y mis generaciones, le hemos dado poder, autoridad y derecho legal
a Satanás, el diablo, para maldecirnos, destruirnos, tomar nuestras vidas en sus manos y robarnos la herencia y
bendiciones que tú tienes para nosotros, según Efesios 1:4-11.Fui en contra tuya de frente, te escupí a la cara Señor,
desprecié lo que me diste, no lo cuidé y al final de ( el número de años) coseché lo que yo mismo había sembrado. Mis
pecados me alcanzaron y me destruyeron. Yo me hago responsable de la destrucción de mi familia y de mi vida. Fui yo el
que con mis decisiones y acciones traje maldiciones a mi familia.

3. Sin embargo SEÑOR, conforme a Levítico 26:40 y a 1Juan 1:9, he confesado mi iniquidad, la de mi casa y de mis
antepasados, creyendo que hemos sido perdonados y lavados con la Sangre preciosa de Jesucristo, y que Satanás no tiene
ninguna autoridad ni derecho legal, según Colosenses 2:12-15, (Sepultados con él en el bautismo, en el cual fueron también
resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Y a ustedes, estando muertos en pecados y
en la incircuncisión de su carne, les dio vida juntamente con él, perdonándoles todos los pecados, anulando el acta de los
decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los
principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz) sobre mi vida, mi casa ni sobre mis
generaciones derivados de estos pecados e iniquidades.

ANTECEDENTES DE LA CAUSA

Padre Celestial, hace poco más de (escribe el número de años), exactamente (escribe la fecha), me casé con mi espos@.
Ambos no te conocíamos, y no podría decir que nuestro amor era verdadero pues tu palabra dice que el que no conoce a
Jesús no conoce el amor, sin embargo, el matrimonio tu lo instituiste al inicio de la creación, y tu honras eso, es decir, ese
matrimonio para ti es válido. A pesar de nuestra ceguera espiritual tú estabas de testigo y fue ante ti que nos juramos
amarnos, cuidarnos y protegernos hasta que la muerte nos separe. Luego me diste hij@s, tú sabes que desde que
nacieron les amo de manera genuina. Amado Señor, tú escudriñas mi corazón, y ante Ti no hay nada oculto, y sabes que
hay muchas cosas que hice mal, pero toma en cuenta mi amor humano hacia ellas, las cuidé de pequeñas, no las abandoné.
Pero entiendo que NADA de lo que yo hice o haga en mis fuerzas tiene valor para Ti, lo sé, solo quiero enfatizar que amo a
mis hij@s. Igual amo a mi espos@, en mi ceguera y necedad traté de hacer lo mejor por ella. Por tu misericordia, ese
matrimonio duró (coloca el numero) años. No fue un tormento para ella ni para mí, pudimos contener con amor a nuestras
hij@s. Hay varias pruebas que expongo ante esta corte: Los e-mails y cartas que mi esposa me escribía, tú conoces cuánto
me amaba y daba gracias porque yo era su esposo y la había escogido para envejecer juntos, ella hasta te daba gracias a ti
por esto en sus mensajes, la opinión de nuestra familia extendida, la salud emocional de mis hij@s y muchas otras pruebas
humanas.

Amado Padre Celestial, en tu palabra dice que si uno busca a Dios con sinceridad inevitablemente encontrará a Jesucristo.
Pues Él es el único camino hacia ti. Eso me pasó a mí SEÑOR. Por tu gracia, porque a ti te plació un día pusiste delante de
mí los caminos hacia ti. Recuerdo muy bien ese día (coloca la fecha), cuando sollozando recibí tu amor, recibí tu perdón, tu
liberación. Nunca olvido ese día hermoso, llegaste a mi vida cuando mi vida ya no tenía ningún sentido. Había perdido toda
esperanza de felicidad y Jesús se me presentó, me tomó de Su mano y me sacó de esa cárcel, me llevó en sus brazos, me
sanó, me cuidó y me levantó.
Mi caminar contigo estos últimos años ha sido lo mejor de mi vida, lo mejor que me ha pasado es conocerte y amarte. Aquí,
quiero decirte que NO NECESITO nada más, tú eres TODO para mí. Estas haciendo una obra en mi vida, Tu Espíritu Santo
está produciendo algunos frutos en mi vida, pero ese no es el objeto de esta demanda, solo quiero poner delante de ti que
si algo bueno ha sucedido en mi vida los últimos años ha sido por tu gracia, por tu amor, porque separado de ti nada puedo
hacer.
Solo el Padre Celestial y Tú SEÑOR y Salvador, Jesucristo, saben la verdad que hay en mi corazón, solo Tú sabes cuan
genuino es mi amor por ti y tu sabes mis dudas, mis fallas, mis debilidades, todo eso está en tus manos. Pero, he tomado la
firme determinación de buscarte con más intensidad, de obedecerte y de buscar la santidad que Tú quieres y yo anhelo con
todas mis fuerzas. Pero SEÑOR, nada de esto lo digo para tener méritos delante de Ti y que me escuches más, solo lo digo
porque es verdad y quiero resaltar que contigo lo tengo todo. SEÑOR, tu sabes que hay un pero, y ese pero es mi familia,
mi espos@ y mis hij@s no te conocen y están viviendo una situación que no es buena, tu más que nadie conoces el camino
de destrucción por el que están transitando. Yo vengo hoy, delante de ti para pedirte, para demandar la salvación de mi
familia, reclamo esas vidas en Tu nombre Jesús, que es sobre todo Nombre, delante del cual toda rodilla se doblará y toda
lengua confesará que Tu eres el SEÑOR. Bien sabes que he estado esperando y confiando en la restauración de mi familia
desde hace (número de años), horas de horas he estado en oración intercediendo por mi espos@ y familia, he ayunado, he
leído todo lo que venía a mis manos sobre el tema, he participado de ministerios, he ayudado a otros hombres, hay algunas
restauraciones, SEÑOR, que Tú has hecho en las que me has usado como portavoz y como siervo. NADA de eso me da
derecho SEÑOR, eso lo entiendo, lo acepto. Pero, si hay una cosa SEÑOR que quiero recalcar, mi fe aunque no perfecta no
se ha derrumbado, sigo convencido que tu voluntad es sanar familias y que a Ti te gustaría ver a mi esposa e hij@s de
rodillas delante de Ti, salv@s, perdonad@s, redimid@s. Mi actitud y mis acciones de los últimos años han ido en ese
camino. Confieso que no he sido perfecto, ha habido momentos de poca fe y de desobediencia, pero me has sacado de ahí,
tú no me has abandonado y aquí estoy hoy, frente a Ti como hijo tuyo demando, suplico, ruego e insisto como la viuda de
la parábola, pero lo hago ante Ti, Juez Justo, lo siguiente:

DESCRIPCIÓN DE LA DEMANDA

Conforme a tu Palabra, de Isaías 49:25, Hebreos. 4:16 y 10:19-22, Efesios 3:19, Joel 2:23-27, Mc 10:29 y Salmos 37:40, vengo
a interponer ante Tu Santo trono, DEMANDA POR ROBO Y DESTRUCCION EN CONTRA DE SATANÁS, el diablo, por
haber robado a mi persona, mi casa y mis generaciones, la herencia y bendiciones que tú estableciste para nosotros desde
antes de los tiempos; y, a exigirle me devuelva 7 veces más, según establece Proverbios. 6:31, todo lo que me ha robado y
restaure todo lo que me ha destruido. Esta demanda tiene los siguientes puntos:

1. Que mi espos@(coloca el nombre) sea salv@, que reconozca que tú eres Dios y que Jesús es el único camino y además,
porque Tu quieres que Todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad.1Timoteo 2:4 Demando
que Satanás la suelte, le quite todas las ataduras que hoy le impiden ir hacia Ti. Demando su vida para Cristo. Que ella
pueda testificar de ti a sus padres, a sus familiares y a sus amigos y amigas, que hoy están igual ciegos, que mi espos@ se
convierta en una evangelista de Jesucristo. Que mis hij@s hagan lo propio, que se rindan a ti y se entreguen. Que se
conviertan en hij@s tuyas y que sus vidas se centren en el propósito que tú tienes para ell@s.
2. Que mi espos@ termine la relación de adulterio con mi rival cuyo nombre es_______________ coloca distancia entre
ellos, que nunca más se comuniquen, que te conozca y sea salv@, que conozca a alguien sin compromiso con quien pueda
ser feliz y casarse, pero que nunca más tenga contacto con mi familia. Que esa relación de adulterio se seque desde la raíz
como la higuera y nunca más produzca fruto.
3. Que mi espos@ sea liberada de todos los espíritus de miedo, lujuria, incredulidad, orgullo y rebeldía que hoy la tienen
confundida, te suplico la libertad de mi espos@ para que ella empiece a hacer tu voluntad y pueda caminar libre hacia
Jesús, que se vuelva una cristiana verdadera. Como la mujer cananea clamo y te digo: !!SEÑOR, Hijo de David, ten
misericordia de mí espos@!! que es gravemente atormentad@ por el demonio de la incredulidad, orgullo, rebeldía e infidelidad,
que ha destruido mi familia. Mateo 15:22
4. Que mis hij@s sean guardad@s de todo peligro. Que sean anuladas todas las maldiciones que el adulterio de mi
espos@ y mi rival pudieran ocasionar en sus vidas. En tu Simiente (Cristo) serán benditas TODAS las familias de la tierra.
Hechos 3:25
5. Que me sea devuelto siete veces todo lo que perdí y todo lo que el enemigo me ha robado en todas las áreas de mi vida,
conforme lo has dicho en Proverbios 6:31 Si el ladrón es sorprendido, paga siete veces; tiene que dar todos los bienes de su
casa.
6. Que me mantengas como un hij@ bendecid@, fiel, santo e integro delante de ti. Que no me adapte al sistema de este
mundo, que me niegue a la tentación de torcer, desviar y acomodar a mi conveniencia Tu bendita Palabra, que no llame a lo
bueno malo y a lo malo bueno, que no haga de la luz tinieblas y de las tinieblas luz, que no ponga lo dulce por amargo y lo
amargo por dulce, que no justifique al pecador por soborno (por dinero) y al justo quite su derecho. Isaías 5:20-23,
7. Que nada ni nadie me haga retroceder, que ceda en mis convicciones bíblicas, al escuchar voces falsas y contrarias a lo
que dices en tu Maravillosa Palabra, sobre la Alianza del Matrimonio, la cual comparas con el amor que le tienes a tu iglesia,
pues Tu eres Esposo y Cabeza de tu iglesia, y no quieres dividirla, ni mucho menos cortarla o herirla; sino que la cuidas y la
sustentas porque es tu cuerpo, es más, si Tu esposa, la iglesia, te es infiel tu permaneces Fiel, porque jamás rompes tu
promesa. 2Timoteo 2:13
8. Que pase lo que pase en este proceso, Nunca me aparte de Ti, ni de Tus caminos, aunque todo "parezca" en mi contra y
las circunstancias externas me hagan percibir una aparente derrota inminente, permite SEÑOR, que en todo esto mi Fe
permanezca intacta, porque El justo por la fe vivirá y si retrocede no te agradará. Nosotros no somos de los que retroceden
para perdición, sino de los que tienen Fe para la preservación del alma. Hebreos 10:38-39
9. Que nuestro matrimonio pueda restaurarse y reconstruirse sobre la base de Jesucristo, que nuestro matrimonio
restaurado sirva para manifestar y testificar de tu poder y de tu gloria a muchos en las naciones. Porque yo y mi casa,
serviremos al SEÑOR. Josué 24:15

Padre Eterno, en el Nombre de tu Hijo Amado Jesucristo, presento esta demanda y la hago ante la Corte Celestial, todos y
que cada uno de los argumentos de esta demanda se ejecuten conforme a Tu voluntad.
Jesucristo vino a destruir las obras de satanás, en base a eso, legalmente reclamo tu justicia divina, no por mis méritos,
reclamo justicia divina, sino en base a la muerte y sacrificio de Jesús, me baso en lo que Jesús hizo y lo que está escrito en
TU Palabra. Que cada demanda sea ejecutada en los tiempos perfectos que tú determines, pero demando justicia como la
viuda, insisto, persisto y persevero hasta que atiendas con carácter prioritario mi caso, demando un milagro urgente
SEÑOR, que nuestra familia entera te pueda servir a Ti, y así pueda contar a otros de tus maravillas. Te imploro SEÑOR,
por tus muchas misericordias que son nuevas cada día, que me hagas justicia y restaures mi hogar para tu gloria y honra. Te
lo ruego con humildad, y te suplico por tu infinito amor que Llegue mi súplica delante de ti; líbrame conforme a tu palabra.
Salmo119:70. SEÑOR, si te parece bien, toma en cuenta que son varios años que he esperado, se que el tiempo es tuyo,
como también se que en Tu mano están mis tiempos Salmo 31:15. Pero, como tu siervo David, me atrevo a
preguntarte: ¿Hasta cuándo, oh SEÑOR? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás de mí tu rostro?¿Hasta
cuándo he de tomar consejo en mi alma, Teniendo pesar en mi corazón todo el día por mi hogar destruido? ¿Hasta cuándo mi
enemigo (el adulterio) se enaltecerá sobre mí hogar? Considera y respóndeme, Oh SEÑOR, Dios mío; Salmo 13:1-3 Acudo pues
a tu infinita misericordia y eterno amor, para rogarte como la viuda ante el juez injusto y malo, por la importunidad e
insistencia de ella, le concedió la demanda. Cuanto más TU SEÑOR, Salvador Nuestro, que eres Juez Celestial, Divino y
Justo. Cuanto más Tú escucharás mis ruegos y mis demandas, presentadas ante la Corte Celestial de día y de noche por la
Restauración de mi Hogar. SEÑOR, en Ti espero y confío, espero Tu pronta respuesta. Y el SEÑOR dijo: Escuchen lo que dijo
el juez injusto. ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Les
digo que pronto les hará justicia.Lucas 18:7-8 Tu has visto todo lo que ha pasado estos años, Tú has visto cada lágrima, cada
oración y cada clamor que he presentado delante de Ti. Sé que no he sido perfecto, pero tu amor por mi familia y tu
salvación, no depende de mí perfección. Tú eres el Dios de Nuestra Salvación. Tú amas a mi espos@ y amas a mis hij@s
por encima de mis imperfecciones, por encima de mis pecados, por encima de mi tibieza, porque tu salvación, No depende
del deseo ni del esfuerzo humano, sino de Dios que tiene misericordia, entonces, apelo a Tu compasión por mi espos@, para
que sea salva y liberada. No queriendo que ninguno sea destruido, sino que TODOS procedan al arrepentimiento 2Pedro 3:9.
Además de esto, también apelo SEÑOR, a tu infinito amor, porque de tal manera has amado al mundo (a mi espos@, que es
parte de ese mundo) que diste tu vida, y derramaste tu sangre preciosa en la Cruz del Calvario, para que Todo aquel que en
Ti cree no se pierda sino que tenga vida eterna. Y además de todo lo antes expuesto, te ruego SEÑOR, tu que eres el autor y
consumador de la Fe, concédeme la Fe grande y la constancia de la mujer cananea, entonces, como ella, pronto podré
escuchar tu voz diciéndome: OH GRANDE ES TU FE; hágase contigo como quieres. Mateo 15:28 Y así, mi espos@ y mi
familia, lo mismo que la hija de la mujer cananea, será libre, salva y restaurada, para la alabanza de tu gloria por todos los
siglos.... AMEN.

Testigos: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO.

LOS QUE ESPERAMOS EN EL SEÑOR, NUNCA, NUNCA, SEREMOS AVERGONZADOS.

AMÉN