Sunteți pe pagina 1din 5

 Alumna: María Cristina Ruíz Rodríguez

 Materia: Lectura y Redacción

 Profesor: José Juan Acevedo y Sardá

 Actividad de aprendizaje 4: La redacción del ensayo como elemento y

motor principal de la producción escrita

EL ABORTO
Introducción

El aborto es la interrupción del desarrollo del feto durante el embarazo, y existen dos tipos, los
cuales son, el aborto natural y el inducido, el natural ocurre por causa inesperada (de manera
espontanea), el inducido es realizado con toda la intención de interrumpir el desarrollo de bebé
dentro del vientre.

Esta práctica desde siempre ha sido conocida como cruel y pone en tela de juicio los
sentimientos maternales de la mujer y lo profesional del médico practicante, sin mencionar la
polémica que esto genera, sobre todo a la madre, ya que ella es quien toma la decisión de elegir
sí o no al momento de deshacerse de una vida humana, que es sin más ni menos, su propio hijo.

Las distintas opiniones sobre este tema son causa de mucha polémica, y es algo que aun está
en desacuerdo, ya que hay personas que sí aprueban esta idea y la mayoría no lo aprueban,
entre los que no apoyan la idea, están las distintas religiones, entre ellas sobresale la iglesia
católica que es quien más ha tratado de eliminar este pensamiento de las mentes humanas, ya
que va en contra de las leyes de Dios y de la vida misma.

Desarrollo
Desde tiempos anteriores se ha tratado el tema, pero las posturas cambian, no solo
porque la misma sociedad va cambiando y evolucionando, si no por las necesidades
económicas y de responsabilidad que esto representa para la madre son elevadas.

La mayoría de los casos de aborto son de chicas muy jóvenes, que sin
responsabilidad y falta de experiencia tienen relaciones sexuales sin ninguna
protección, llevándolas a un punto crítico psicológico que no las deja pensar con
claridad y cordura, y sin más que hacer, para no truncar su vida y estudios o enfrentar a
sus familias, deciden practicarse un aborto ya sea asistido por un médico, o en los
peores casos ellas mimas se lo provocan, poniendo así su vida al borde de la muerte.

Se calcula que al año, 46 millones de mujeres en el mundo llevan a cabo esta


práctica ilícita, y de esa cifra cerca de 20 millones lo hacen de modo inseguro, trayendo
como consecuencia lo mencionado anteriormente.
Hasta el 50 por ciento de los embarazos puede terminar en un aborto espontáneo, ya
que muchas pérdidas ocurren antes de que la mujer se dé cuenta de que está
embarazada. El médico solicitado para hacer estas prácticas, vulnera el Juramento de
Ginebra, que fue acordado por los médicos de 52 naciones; que reza, “Respetaré la vida
humana desde la concepción”.

Es importante ver más allá de lo que normalmente optamos por ver, este problema
que desgraciadamente ha ido en aumento, es un asesino de vidas por nacer, porque ¿qué
derecho podemos tener nosotros sobre decidir si una vida nace o no?, como humanos
que somos tenemos el deber de pensar y razonar, como la misma palabra lo indica, con
humanidad.

Aun nos falta mucha comunicación para con nuestros jóvenes, nosotros como padres
tenemos la responsabilidad de comunicar y llevar a conciencia la mente de nuestros
hijos, para así corregir o disminuir este problema.

Cabe mencionar que existen casos de violación en los que la lógica dictaría un
rechazo hacia el embarazo, pero de igual manera existe la posibilidad de dar al bebé en
adopción, hay muchas parejas que buscan la dicha de tener un hijo y se les ha negado la
oportunidad. Lo primordial en estos casos es no terminar con la vida de un ser indefenso
y buscarle un nuevo hogar si la madre cree que no será capaz de dárselo.

Conclusión

Por último, creo que todos tenemos derecho a la vida, y tener el privilegio de dar vida a
otro ser debería ser visto con más respeto por la humanidad, recordemos que la vida es
el regalo más hermoso que tenemos, y como tal tenemos el derecho de cuidarla.

Ya que vemos y reconocemos de donde radica este problema podemos darnos


cuenta de la solución, y eso incluye la buena educación a los jóvenes tanto en los
escuelas como en el propio hogar, es imprescindible las pláticas de educación sexual
con nuestros hijos ya que influye mucho en su manera de actuar ante las diferentes
pruebas que nos pone la vida.
Todos fuimos jóvenes en algún momento, y todos pasamos por alguna situación
difícil, que tal vez creíamos que no tenía solución, pero aquí estamos, y los
conocimientos adquiridos son lo que nos dan la experiencia. El futuro de nuestros hijos
está al alcance de un buen consejo. No permitamos que nuestros jóvenes cometan
nuestros errores, y démosle la oportunidad de vivir a un pequeño que en el vientre, no
le es posible defenderse solo.

Fuentes:

http://definicion.de/aborto/

http://www.monografias.com/trabajos10/cusa/cusa.shtml
http://www.gire.org.mx/contenido.php?informacion=70