Sunteți pe pagina 1din 4

Rol:

En lo principal: Tercería de dominio. Primer Otrosí: Suspensión del

procedimiento. Segundo Otrosí: Acompaña documentos. Tercer Otrosí: patrocinio

y poder.

S. J. L. en lo Civil de Puente Alto (1°)

XXXXXXXXXXXXXX, ambos cónyuges del otro, de profesión ingeniero y

secretaria respectivamente, domiciliados en XXXXXXXXXXXXXXXXXXX, Región

Metropolitana, en estos autos sobre juicio ejecutivo caratulados

“XXXXXXXXXXXXXXXX”, a US. respetuosamente decimos:

Venimos en interponer demanda de tercería de dominio de todos los bienes

embargados en autos, en contra de las partes en este proceso, esto es, la

demandante XXXXXXXXXXXXX representada en estos autos por don

XXXXXXXXXXXX, ambos con domicilio en XXXXXXXXXXXXXXXXXX, y en contra

del demandado don XXXXXXXXXXXX, domiciliado en

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX, Región Metropolitana, a fin de que US. declare

nuestro derecho de propiedad sobre los bienes embargados en estos autos,

dejando sin efecto el mencionado embargo, todo ello de conformidad con los

antecedentes que a continuación pasamos a exponer:

I. Antecedentes de Hecho.
1. Somos dueños de los bienes muebles ubicados en nuestro domicilio de

XXXXXXXXXXXXXXXX, comuna de XXXXXXXXXXX, lugar que

corresponde a nuestra morada o habitación.

2. El mencionado inmueble es de propiedad del suscrito XXXXXXXXXXXX,

según consta de escritura pública de fecha XX de XXX de XXX, otorgada en

la Notaría de Santiago de don XXXXXXXXXXXXXXXXX, e inscrita a fojas

XXX, número XXX y año XXXX del Registro de Propiedad del Conservador

de Bienes Raíces de Santiago.

3. Los bienes embargados en autos son aquellos que guarnecen nuestro

domicilio, cuya individualización consta en Acta de Embargo de fecha xx de

xxxx de 201x, practicada por el Receptor Judicial doña Verónica Guzmán

Muñoz, respecto de los cuales los suscritos son dueños y por lo demás, se

encuentran en posesión de ellos, y lo estaban a la época del embargo.

4. En consecuencia, los suscritos somos dueños exclusivos de todos los bienes

embargados en nuestro domicilio.

5. Es del caso, que el demandado de autos es nuestro hijo, sin perjuicio de lo

cual, como se acreditará mediante los documentos acompañados en un

otrosí de esta presentación, él no es dueño del inmueble en el cual las

mentadas especies fueron embargadas y mucho menos tiene el

derecho de propiedad sobre los bienes muebles objeto de la medida de

retención judicial.

6. Entendemos que lo que pudo haber contribuido a señalar como domicilio del

ejecutado el de los suscritos, sería la circunstancia que don xxxxxxxxx,

nuestro hijo, a la fecha de interposición de la demanda vivía en nuestro

domicilio a consecuencia de estar em proceso de terminar sus estudios, sin

embargo, la ejecutante confunde este hecho particular con el derecho de

dominio sobre los muebles embargados por parte del demandado, el cual no

existe.
II. Antecedentes de derecho.

7. El dominio, según lo define el artículo 582 del Código Civil, es el derecho

real sobre una cosa corporal mueble que confiere la facultad de gozar y

disponer de ella arbitrariamente.

8. Se adquiere el dominio, conforme lo indica el artículo 588 del mismo

Código, por tradición. Tal modo de adquirir consiste en la entrega de la

cosa que el dueño hace a otro, habiendo por una parte facultad e intención

de transferir y por la otra capacidad e intención de adquirirlo. Así lo dispone

el artículo 670 del Código Civil.

9. En el caso de los bienes embargados respecto de los cuales los suscritos

somos dueños, y que por lo demás, se encuentran en el inmueble de

propiedad del suscrito xxxxxxxxxxxxxx, demás está señalar que ostentamos

además la tenencia material de la totalidad de los muebles embargados con

ánimo de señores y dueños, es decir, nos comportamos estrictamente como

poseedores de ellos, por lo que ante la ley, somos los verdadero dueños de

ellos, y no la persona del ejecutado de autos, como pretende la ejecutante, a

menos que ésta acredite lo contrario.

10. En definitiva, en la especie los suscritos somos dueños de los bienes

embargados en autos, y nos encontramos en posesión de los mismos.

11. Nuestro dominio se encuentra suficientemente acreditado mediante los actos

y contratos por los cuales se nos ha transferido el dominio y posesión de los

de los mismos.

POR TANTO, en mérito de lo expuesto y lo

dispuesto por las normas legales citadas,

A US. PIDO: Se sirva tener por interpuesta la presente demanda de tercería de

dominio en contra de las partes principales de autos, ya individualizadas, acogerla


a tramitación y, en definitiva, haciendo lugar a los fundamentos aquí expuestos,

hacer lugar a la demanda en todas sus partes, declarando el dominio de los

suscritos sobre los bienes embargados en autos, dejando sin efecto el mencionado

embargo, con costas.

PRIMER OTROSÍ: De conformidad con lo dispuesto por el artículo 523 de Código

de procedimiento Civil, y atendida la entidad y valor probatorio de los documentos

que en un otrosí se acompañan, venimos en pedir a SS. se sirva disponer la

suspensión del procedimiento de apremio de autos mientras se tramita y falla esta

tercería, por sentencia ejecutoriada.

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase US. tener por acompañados a esta tercería los

siguientes documentos, con citación de la contraria:

1. Copia de escritura pública de compraventa de xxxx a xxxxxxxxxxxxx, otorgada

en la Notaria de Santiago de don Juan Ricardo San Martín Urrejola con fecha 29

de diciembre de 1994.

2. Copia de la inscripción a fojas 1131, número 1560, correspondiente al Registro

de Propiedad del año 1995, emitido por el Conservador de Bienes Raíces de

Santiago.

3. Copia simple de las boletas N° 081.373, 13234 y 043.937 que dan cuenta del

dominio de las especies embargadas en autos:

TERCER OTROSÍ: Sírvase SS. tener presente que venimos en designar

patrocinante y en conferir poder la abogada habilitada doña xxxxxxxxxxxx, con

domicilio en xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx, comuna de Las Condes Región Metropolitana.