Sunteți pe pagina 1din 65

Universidad Tecnológica Intercontinental

U.T.I.C.
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
(FACISA)

AUTOCUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

CLAUDIA SALINAS PEÑA

Orientadora: Mst. Patricia Gamarra

Carrera: Licenciatura en Enfermería

Asignatura: Metodología de la Investigación

Curso: 4to.

Caaguazú – Paraguay
Noviembre - 2012

I
DEDICATORIA

- Dedico este trabajo a mi familia por

brindarme apoyo y estímulo para seguir

mis estudios.

- A la profesora por las orientaciones

proporcionadas para el éxito del

proyecto.

II
AGRADECIMIENTO

- Le agradezco a Dios por darme las

fuerzas necesarias para seguir adelante

con mis estudios.

- A mis padres por el apoyo constante.

III
ÍNDICE
DEDICATORIA .................................................................................................... II
AGRADECIMIENTO ........................................................................................... III
ÍNDICE ................................................................................................................ 4
RESUMEN........................................................................................................... 6
CAPÍTULO I......................................................................................................... 7
MARCO INTRODUCTORIO ................................................................................ 7
1.1 Introducción. .................................................................................................. 7
1.2 Planteamiento del problema ....................................................................... 9
1.2 Formulación del problema ................................................................... 10
1.3 Preguntas de Investigación.................................................................. 10
1.4 Objetivos ............................................................................................. 10
1.5 Justificación ......................................................................................... 11
CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO .................................................................... 12
2.1- PIE DIABÉTICO ............................................................................... 12
2.1.1- Definición .................................................................................. 12
2.1.2- ¿Cómo evitar las lesiones del pie diabético? ............................ 12
2.1.3- Cuidado de las lesiones ya existentes ...................................... 14
2.1.4- El tratamiento del pie diabético ................................................. 14
2.1.5- Complicaciones neuropáticas ................................................... 15
2.1.6- Complicaciones vasculares ....................................................... 15
2.1.7- Componente traumático, lesión y ulceración ............................. 16
2.1.8- Complicaciones de las úlceras .................................................. 17
2.1.9- Abordaje ................................................................................... 18
2.1.10- Determinación del grado de riesgo en las lesiones del pie
diabético ................................................................................................. 18
2.1.11- Tratamiento ............................................................................... 19
2.2- EL PIE DIABÉTICO Y SUS CUIDADOS .......................................... 20
2.2.1- ¿Cómo saber si se está predispuesto a desarrollar un pie
diabético?................................................................................................ 20
2.2.2- ¿Cómoprevenirlas lesiones que conducen al “pie diabético”? ... 21
2.2.3- Cuidados generales de los pies ................................................ 21
2.3- CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN PIE DIABÉTICO ....................... 24
2.3.1- Pie diabético: ............................................................................ 24

4
2.3.2- ¿Cómo se diagnostica? ............................................................ 25
2.4- AUTOCUIDADOS DEL PIE DIABÉTICO .......................................... 25
2.4.1- Mantener los pies limpios, secos y suaves. ............................... 26
2.4.2- Procurar evitar cualquier lesión en los pies para lo que debemos
tener en cuenta lo siguiente: ................................................................... 27
2.4.3- Evitar las temperaturas extremas en todo momento. ................ 28
2.4.4- Ejercicios físicos. ...................................................................... 29
2.4.5- Las prendas que sirven para proteger al pie ............................. 30
2.4.5.1- Medias y calcetines. .............................................................. 30
2.4.5.2- El calzado. ............................................................................ 31
2.4.5.3- Cuidados del pie diabético no complicado............................. 32
2.4.5.4- La clave del éxito en el tratamiento del pie diabético reside en:
33
2.4.5.5- Revisión diaria de los pies ..................................................... 34
2.4.5.6- Higiene correcta de los pies. ................................................. 34
2.4.5.7- Cuidados generales .............................................................. 35
2.4.5.8- Cuidado de las heridas.......................................................... 36
2.5- Cuidado de los pies en caso de diabetes ......................................... 37
2.6- Si usted tiene diabetes, debe: .......................................................... 37
2.7- Rutina de cuidado diario................................................................... 38
2.8- Consejos sobre los zapatos y los calcetines .................................... 39
2.9- Más consejos útiles .......................................................................... 40
Operacionalización de las Variables .................................................................. 43
CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO ....................................................... 44
CAPÍTULO IV. ................................................................................................... 46
RESULTADO Y ANÁLISIS DE DATOS ............................................................. 46
CAPÍTULO V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES .............................. 56
5.1 CONCLUSION ............................................................................................. 56
5. 2 RECOMENDACIÓN.................................................................................... 57
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................. 58

5
RESUMEN

TÍTULO: AUTOCUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

AUTORA:

 CLAUDIA SALINAS PEÑA

ORIENTADORA: Mst. Patricia Gamarra

En este trabajo de elaboración de proyecto se ha demostrado la


importancia para el proyectista la realización de los procesos
metodológicos para la presentación de este material de investigación.

En la primera parte del trabajo encontramos el planteamiento del


problema, como así también las preguntas de la investigación acerca del
tema planteada, es decir si están dada las condiciones para el
autocuidado del pie diabético. Además, el objetivo general y específico
en donde se describe las causas, las características de confort de las
prendas.

Los métodos utilizados son en la profundidad descriptivos, con el enfoque


cuanti-cualitativo con un diseño no experimental y con un periodo
transversal.

La población seleccionada fue el hospital distrital Inmaculada Concepción


de la Ciudad de Caaguazú, tomando como muestra al azar a 20 pacientes
de la misma.

Una de las complicaciones más temidas de la diabetes de larga evolución


es la aparición del llamado “pie diabético”, consecuencia final de
complicaciones como la neuropatía periférica (se pierde sensibilidad en
los pies) y la isquemia de miembros inferiores (no llega buen riego
sanguíneo)

6
CAPÍTULO I.
MARCO INTRODUCTORIO
1.1 Introducción.

Las personas diabéticas tienen mayores posibilidades de sufrir problemas


en sus pies que otras personas.

El Trastorno de los pies de los diabéticos es provocado por la enfermedad


de las arterias periféricas que irrigan el pie, complicado a menudo por
daño de los nervios periféricos del pie e infección. Debido a la oclusión de
las arterias que llevan sangre a los pies se produce gangrena.

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de


traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente
vulnerables.

Los daños a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos


sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel.

Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del


denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele
agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

Reconocer y tratar temprano los problemas de los pies puede prevenir


complicaciones serias. Los pies sanos son fuertes y ágiles.

Le permiten caminar y correr soportando el peso del cuerpo. Los huesos y


las articulaciones del pie absorben la presión que ejerce el peso del
cuerpo.

La piel y la grasa de los pies son la primera barrera para prevenir la


entrada de las infecciones al interior del pie desde donde pueden llegar al
resto del cuerpo.

7
Normalmente, si nos herimos un pie o si hay una infección lo primero que
sentimos es dolor, el dolor nos alerta de la posibilidad de una situación
peligrosa. Una vez que sentimos el dolor, sabemos que hay que curar el
área afectada y nos cuidamos de no herirla otra vez.

El trabajo va dirijo especialmente a los pacientes cuyos problemas


principal es el pie diabético.

8
1.2 Planteamiento del problema

Las personas que padecen diabetes sea el uno o el dos requieren un


control basado en un régimen de autocuidado que favorezca el manejo y
monitoreo de la enfermedad, este régimen en las mayoría de las
ocasiones se percibe como complejo debido a los cambios que se sienten
a realizar en el estilo de vida a la adaptación de las personas a
controlarse diariamente por si solas, el riesgo para el paciente con pie
diabético son los factores ambientales, el modo de vida, la higiene en
calzados inadecuado las lesiones térmicas y los traumatismo punzantes
producidos por un cuerpo extraño.

Se estudiara la evolución del pie diabético en pacientes no contralados


que presentan anormalidades neuropatías y alteraciones morfológicas en
miembros inferiores y en sus diferentes grados, considerando su historial
clínico personal y patológico.

Es probable que la mayoría de las personas tengan escasos


conocimientos acerca del autocuidado del pie; unas de las grandes
preocupaciones es la gran cantidad de amputaciones en personas con
este mal que se manifiesta por el aumento de azuzar en la sangre que
además de producir daños irreversibles es la causa de la pérdida de un
miembro, esto se originan por deficientes cuidado del pie.

El motivo de esta investigación es la necesidad de conocer las medidas


de autocuidado realizado por los usuarios que acuden al programa de
diabetes del hospital distrital Inmaculada Concepción de Caaguazú.

El trabajo de investigación se realizará en el hospital Distrital Inmaculada


Concepción de Caaguazú, en el área de clínica Médica, la duración del
trabajo comprende desde el mes de agosto a octubre.

9
1.2 Formulación del problema

¿Cuáles son los autocuidados del pie diabético?

1.3 Preguntas de Investigación

 ¿Cuáles son las medidas de higiene para el autocuidado del pie


diabético?

 ¿Cuáles son las formas de realizar el examen diario del pie


diabético?

 ¿En qué consisten los problemas comunes de los pies causado por
la diabetes?

 ¿Qué características de confort deben poseer las prendas para


proteger el pie diabético?

1.4 Objetivos

1.4.1. General

Describir el autocuidado del pie diabético

1.4.2. Objetivos Específicos

 Conocer las medidas de higiene del autocuidado del pie diabético

 Determinar la forma de realizar el examen diario del pie diabético

 Identificar los problemas comunes de los pies causado por la


diabetes.

 Describir las características del confort de las prendas para


proteger el pie diabético.

10
1.5 Justificación

El gran porcentaje de la población mundial sufre de diabetes y nuestro


país no queda exento, gran parte de los paraguayos por la vida
sedentaria, mala alimentación y otros, son híper glucémicos. La diabetes
es causada por los malos hábitos alimenticios la cual genera otras
patologías tales como heridas o llagas en el pie de la persona con esta
enfermedad, ya sea a causa de la mala higiene o el uso del calzado
inadecuado.

Esta investigación beneficiara a todas las personas que padecen esta


patología debido a que será una herramienta útil para el autocuidado del
pie diabético.

La realización de este estudio estábasada en las acciones dirigidas al


autocuidado del pie diabético, sin embargo sigue siendo un problema
grave de salud y desencadena devastadoras consecuencias como
complicaciones en los miembros, posibles amputaciones de los pies, e
inclusive lleva a la muerte.

Partiendo de estos criterios de considera que es gran importancia


identificar los conocimientos de autocuidados en la personas con esta
patología para establecer estrategias de intervención a nivel local.

El tratamiento es complejo y sus resultados dependen en gran medida del


nivel de conocimiento y habilidades del usuario.

El trabajo tiene como finalidad proporcionar información útil al paciente


con pie diabético para mejorar la calidad de vida y reducir el porcentaje de
amputaciones.

11
CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

2.1- PIE DIABÉTICO

2.1.1- Definición

“Trastorno de los pies de los diabéticos provocado por la


enfermedad de las arterias periféricas que irrigan el pie, complicado a
menudo por daño de los nervios periféricos del pie e infección. Debido a
la oclusión de las arterias que llevan sangre a los pies se produce
gangrena”1

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de


traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente
vulnerables.

Los daños a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos


sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel.

Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del


denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele
agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.

2.1.2- ¿Cómo evitar las lesiones del pie diabético?

A los pacientes de riesgo (ancianos y aquellos que tienen mala


circulación), se les recomienda los siguientes cuidados rutinarios de los
pies:

1
Héctor Zambrano (Terapeuta y Naturista) http://geosalud.com/diabetesmellitus/piediabetico.htm
(Fecha: 22/09/2012 – Hora: 15:45)

12
 Cada día, los pies deben ser lavados (aunque no empapados) en agua
caliente, cuya temperatura ha sido probada previamente con la mano.
Se deben secar con meticulosidad, prestando una atención especial a
los espacios interdigitales (entre los dedos).

 Las uñas de los pies deben cortarse con cuidado. Los pacientes con
mala vista o manos temblorosas deben pedir a otras personas que se
las corten. Las uñas no deben ser más cortas que el extremo del dedo.

 Los pies se deben inspeccionar con frecuencia, buscando


detenidamente zonas resecas y fisuras en la piel, sobre todo alrededor
de las uñas y en los espacios interdigitales. Deben espolvorearse con
talco, si la piel está húmeda, o recubrirse con crema hidratante, si la
piel está seca. Las plantas deben ser inspeccionadas con un espejo o
por otra persona. Debe tenerse un cuidado especial con los callos y
las durezas, que deben ser atendidas por un podólogo. No se deben
utilizar antisépticos potentes (yodo), ni callicidas.

 Si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente


al médico.

 No deben utilizarse bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos


calcetines.

 Pueden emplearse mantas eléctricas, pero deben apagarse antes de


meterse en la cama.

 Los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables,


dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural.

 Los zapatos nuevos deben calzarse progresivamente, cada vez


durante un tiempo un poco más largo.

 Se deben utilizar calcetines de algodón o lana, mejor que de nylon.


Deben ser de la talla adecuada y no tener zurcidos ni costuras que
puedan producir presiones. Deben cambiarse diariamente.

13
 Caminar con los pies descalzos es peligroso, ya que una pequeña
herida puede tardar mucho en curarse.

 Dejar de fumar. El tabaco es muy perjudicial para los diabéticos,


porque produce vasoconstricción.

 Otro aspecto de la prevención que merece cierta atención, es el


diseño de calzado a medida para los diabéticos con pies muy
vulnerables. Estos zapatos deben estar diseñados para redistribuir las
fuerzas que soporta el pie.

2.1.3- Cuidado de las lesiones ya existentes

 Se debe hacer un examen detallado de ambos pies, con una


inspección cuidadosa de los talones y los espacios interdigitales.
 El estado de la circulación, y sensibilidad deben evaluarse con detalle.

 Deben tenerse en cuenta la temperatura y el color de la piel, la


respuesta vascular a la elevación del miembro, es decir si se producen
cambios en el color según la postura de la extremidad, el cambio en la
cantidad de pelo de la pierna.

 Una fotografía en color es útil para poder juzgar la progresión de la


falta de riego.

2.1.4- El tratamiento del pie diabético

 Protección contra el daño que se asocia a la pérdida de sensibilidad


causada por lesión de los nervios periféricos.

 Tratamiento de la infección que pueda aparecer.


 Mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas
ajustadas.
 Control médico de la diabetes, es decir, comprobar que los niveles de
glucosa se encuentran dentro de los límites permitidos.

14
2.1.5- Complicaciones neuropáticas

“Cuando se dice que el pie diabético tiene una base etiopatogenia


neuropática, se hace referencia a que la causa primaria que hace que se
llegue a padecer un pie diabético está en el daño progresivo que la
diabetes produce sobre los nervios, lo que se conoce como neuropatía”2.
Los nervios están encargados de informar sobre los diferentes estímulos
(nervios sensitivos) y de controlar a los músculos (nervios efectores).En
los diabéticos, la afectación de los nervios hace que se pierda la
sensibilidad, especialmente la sensibilidad dolorosa y térmica, y que los
músculos se atrofien, favoreciendo la aparición de deformidades en el pie,
ya que los músculos se insertan en los huesos, los movilizan y dan
estabilidad a la estructura ósea.

El hecho de que una persona pierda la sensibilidad en el pie implica que


si se produce una herida, un roce excesivo, una híper-presión de un punto
determinado o una exposición excesiva a fuentes de calor o frío no se
sientan. Ya que el dolor es un mecanismo defensivo del organismo que
incita a tomar medidas que protejan de factores agresivos, los diabéticos
pueden sufrir heridas y no darse cuenta. Además, la pérdida de control
muscular favorece la aparición de deformidades y éstas pueden al mismo
tiempo favorecer roces, cambios en la distribución de los apoyos del pie
durante la marcha y predisponer a determinados puntos del pie a
agresiones que, de no ser atajadas a tiempo, pueden resultar fatales.

2.1.6- Complicaciones vasculares

“La isquemia, o sufrimiento tisular derivado de la insuficiencia arterial, es


frecuente en los diabéticos, como consecuencia del daño que sufren los
vasos sanguíneos a causa de la enfermedad. Las arterias tienen la

2
Aragón, F.J. / Ortiz Remacha, P.P. (2002). EL PIE DIABÉTICO. BARCELONA: MASSON (Fecha:
19/09/2012 Hora: 09:16)

15
función de aportar nutrientes y oxígeno a las células para que éstas
funcionen correctamente”3.

El pie es una zona de riego comprometido por su distancia al corazón y si


a esto sumamos el daño que sufren los vasos sanguíneos, podemos
imaginar que la circulación arterial del pie se vea ampliamente disminuida.
Con ello se producen importantes trastornos tróficos, es decir, de la
"alimentación de los tejidos", incluyendo debilidad de la piel, sequedad y
otras alteraciones de las uñas, el vello.

Además, la insuficiencia arterial no solo provoca un sufrimiento de las


células y de los tejidos que las componen, sino que además implica que la
respuesta inflamatoria, que también depende del flujo circulatorio, se vea
disminuida. Las arterias son responsables de llevar los materiales
necesarios para que un tejido se regenere, de modo que si se forma una
herida, ésta difícilmente cicatrizará. A través de las arterias es como los
medicamentos alcanzan las distintas partes del organismo, así que si un
paciente diabético sufre una infección en el pie y el riego circulatorio está
disminuido, el éxito del tratamiento farmacológico sistémico (por vía oral
principalmente) se reduce potencialmente porque el medicamento llega
con mucha dificultad a la zona en la que tiene que actuar, si bien debe
instaurarse aun asumiendo el riesgo de que no sea eficaz. Por otro lado,
el tratamiento local, es decir, sobre la misma herida, resulta fundamental
aunque por desgracia, dadas las dificultades añadidas, no siempre sea
suficiente.

2.1.7- Componente traumático, lesión y ulceración

“Una vez aclarada la influencia de la neuropatía y de la vasculopatía,


vamos al desencadenante definitivo del pie Diabético”4.

3
Viadé Julia. J / Anglada Barceló. J / Jiménez Aibar. A et al. (1999). PIE DIABÉTICO. EDICIONES
ERGÓ S.A. (Fecha: 19/09/2012 Hora: 09:16)
4
Camp Faulí, Ángel (1999). Protocolo en la unidad del pie diabético / A.Camp Fauli, J.I. Blanes
Monpo. Federación Española de Podólogos. (Fecha: 17/09/2012 – Hora: 08:10)

16
Nos imaginamos una piel débil y seca debido a la insuficiencia de riego
sanguíneo; a esta piel debilitada le sumamos una falta de sensibilidad del
paciente y a continuación añadimos un traumatismo que puede ser un
golpe, un elemento punzante o cortante, una pequeña piedrecita que se
introduce en el zapato o, sin ir más lejos, una rozadura producida por un
calzado demasiado estrecho. Ya tenemos el componente traumático.

Así se forma una herida que, en primera instancia, el diabético ni siquiera


advertirá por la pérdida de sensibilidad. Esta herida, al no ser tratada, es
una puerta abierta para los microorganismos causantes de la infección.
Como la respuesta inflamatoria está disminuida, los patógenos no
encuentran demasiada resistencia, colonizan la zona, el tejido se destruye
y difícilmente cicatriza. Ya tenemos la ulceración. Las úlceras son heridas
caracterizadas por una pérdida de sustancia y especialmente por su
escasa tendencia a la cicatrización.

2.1.8- Complicaciones de las úlceras

“Las úlceras requieren todos los cuidados podológicos y médicos que


estén al alcance del paciente, ya que no solo no se resuelven
espontáneamente, sino que tienden a agravarse, llegando en muchos
casos a gangrenarse, lo que obliga a ejecutar amputaciones parciales o
incluso totales de las zonas afectadas”5.

Se estima que las complicaciones derivadas de la diabetes son la


principal causa de amputación no traumática en el mundo.La suma de
falta de riego sanguíneo con la acumulación de toxinas derivadas del
metabolismo infeccioso pueden facilitar la aparición de fenómenos
necróticos; dicho de otro modo, pueden provocar que determinadas zonas
de tejido mueran. Si ese tejido muerto no es eliminado correctamente
puede provocar la liberación de toxinas en sangre que acaben por
ocasionar una gangrena del miembro. La gangrena es subsidiaria de un

5
Ibíd.

17
único tratamiento posible: la amputación o la muerte (si es que alcanza el
sistema circulatorio a niveles superiores).

2.1.9- Abordaje

La alta incidencia de la diabetes, considerada por muchos como la


auténtica epidemia del siglo XXI, exige que las autoridades sanitarias
centren sus esfuerzos en combatir esta enfermedad y tratar precozmente
todas las complicaciones derivadas de ella, incluyendo por supuesto al pie
diabético.6

Sin duda, un enfoque multidisciplinar, que incluya la participación de


diferentes profesionales del ámbito sanitario, es con toda probabilidad la
mejor forma de detectar y atajar a tiempo estas complicaciones y evitar
que se produzcan.

En la primera valoración de una lesión en el pie de un diabético se debe


realizar una valoración de la circulación arterial pues en caso de que ésta
esté afectada se debe intentar la revascularización lo antes posible. A
continuación y en el mismo momento, es imprescindible valorar la
situación clínica del paciente y detectar cuantos padecimientos o
circunstancias coinciden y pueden ser coadyuvantes para una mala
evolución de las lesiones, y por último, el cuidado local,que no puede
separarse de lo anterior, pues un cuidado esmerado de la lesión no tendrá
ningún resultado mientras no consigamos corregir cuantas circunstancias
intervengan en el caso.

2.1.10- Determinación del grado de riesgo en las lesiones del


pie diabético

El interés básico de disponer de una clasificación clínica de los estadios


en que cursa el Pie Diabético responde a la conveniencia de articular los
protocolos terapéuticos adecuados a la necesidad de establecer su valor

6
A. Hernández; D. Abellán ; I. Lluch. HOSPITAL UNIVERSITARIO DR. PESET ALEIXANDRE - VALENCIA
"Manual básico para la exploración y cuidado de los pies de las personas diabéticas".

18
predictivo en cuanto a la cicatrización de la úlcera. La clasificación de
Wagner (Meggitt/Wagner), valora 3 parámetros: la profundidad de la
úlcera, el grado de infección y el grado de necrosis

 Grado 0: No hay lesión, Pie de riesgo.

 Grado 1: Úlcera superficial.

 Grado 2: Úlcera no complicada.

 Grado 3: Úlcera profunda complicada.

 Grado 4: Gangrena localizada.

 Grado 5: Gangrena de todo el pie.

2.1.11- Tratamiento

El Tratamiento local según el grado de ulceración (escala de Wagner),


son:

Grado 0: El pie está en riesgo, no existe lesión, la actitud terapéutica es


de índole preventiva.

Grado 1. El procedimiento terapéutico va direccionado a disminuir la


presión sobre el área con ulcera. Generalmente no se presenta una
infección.

Grado 2. La infección está presente, por lo que es necesario obtener


muestras para cultivo. Debe realizarse una desviación, curación tópica y
utilizar antibióticos y coadyuvantes. Dentro de los coadyuvantes más
efectivos, novedosos y de fácil aplicación son los productos a base
de Iones de Plata.

Grado 3. Se caracteriza por la existencia de una infección profunda, con


formación de abscesos, a menudo de osteítis. La intervención quirúrgica
posiblemente es necesaria.

19
Grado 4. Los pacientes afectados requieren hospitalización urgente y
valoración del componente isquémico, que en esta fase suele estar
sumamente afectado. En términos generales, se procede a cirugía
revascularizadora, para evitar la amputación, o conseguir que ésta pueda
realizarse a un nivel distal de la extremidad.

2.2- EL PIE DIABÉTICO Y SUS CUIDADOS

Una de las complicaciones más temidas de la diabetes de larga evolución


es la aparición del llamado “pie diabético”, consecuencia final de
complicaciones como la neuropatía periférica (se pierde sensibilidad en
los pies) y la isquemia de miembros inferiores (no llega buen riego
sanguíneo)7.

En estas circunstancias, una persona no nota el frío ni el calor en los pies,


ni tampoco sentirá el dolor que pudiera producirle pisar un cristal o tener
una piedra en el zapato. La pérdida de riego sanguíneo puede volver la
piel más frágil ante mínimos traumatismos. Estos y otros factores pueden
precipitar la formación de una úlcera o una infección, de las que puede
derivarse la posterior amputación de una pierna. Como tantas otras cosas
en Medicina, es más fácil prevenir que tratar.

2.2.1- ¿Cómo saber si se está predispuesto a desarrollar


un pie diabético?

“Toda persona con diabetes de 10 o más años de evolución debe acudir a


su médico para que revise si la sensibilidad y el riego sanguíneo de sus
pies son normales”.8

Pero es preciso tener en cuenta que muchas personas padecen diabetes


asintomática desde mucho tiempo antes de que reciban tratamiento por
ella, por lo que será obligatorio ante toda persona mayor de 50 años con
diabetes realizar esa exploración en el momento del diagnóstico. Este

7
Javier González Pérez (Asesor Médico de SODICAR)
http://diabetesstop.wordpress.com/2006/01/16/el-pie-diabtico-y-sus-cuidados/ (Fecha:
21/09/2012 – Hora: 11:23)
8
Ibíd.

20
examen ocupará pocos minutos al Médico de cabecera y permitirá enviar
al paciente al Especialista, en caso necesario.

2.2.2- ¿Cómoprevenirlas lesiones que conducen al “pie


diabético”?

Como siempre en diabetes, el autocuidado es primordial y se ha mostrado


capaz de prevenir del 50 al 80 % de las amputaciones de miembros
inferiores en sujetos de riesgo9.

Todas las personas con diabetes de larga evolución deberían ser


entrenadas para realizar correctamente: a) el examen de sus propios pies
diariamente; b) el cuidado de las uñas; c) elegir el calzado adecuado; y d)
consultar con el podólogo ante la mínima aparición de lesiones.

2.2.3- Cuidados generales de los pies

1 – Examen diario: deben observarse minuciosamente todos los días


(aunque no se sienta dolor o molestia alguna) en busca de grietas,
enrojecimientos, heridas, callos o ampollas. Es muy importante revisar las
plantas y entre los dedos de los pies. Si no es posible agacharse para
hacerlo, puede usarse un espejo irrompible colocado en el suelo o un
espejo de mano. Si existen problemas en la vista, hay que reclamar la
ayuda de algún familiar.

2.- Lavado de los pies: los pies deben lavarse todos los días
poniéndolos en una palangana con agua tibia a 35ºC durante un máximo
de 5 minutos, comprobando antes la temperatura con la mano (si se
siente caliente, es demasiado para los pies). No se deben poner los pies a
remojo o en baños de agua tibia, porque esto macera los pies y
finalmente los reseca más, facilitando la infección. Debe utilizarse un
jabón suave y neutro, lavando los pies sin frotar y sin usar cepillos de
cerdas duras. A continuación se aclaran los pies con agua limpia a 35ºC

9
http://diabetesstop.wordpress.com/acerca-de/ (AVE FENIX Asociación Diabética)
saludnueva@gmail.com (Facha: 24/09/2012 – Hora: 09:38)

21
en otra palangana. Los pies deben secarse suavemente con una toalla de
algodón, con especial cuidado entre los dedos. No se deben usar
secadores de pelo por el riesgo de quemaduras.

3.- Mantenga los pies hidratados pero secos: si la piel está reseca, hay
que aplicar una capa ligera de aceite para la piel, loción o crema
hidratante en las plantas y en las zonas resecas, pero no entre los dedos
de los pies. La humedad entre los dedos de los pies favorece el
crecimiento de hongos y bacterias.

4.- Cuidado de las uñas: deben cortarse después de haber lavado y


secado los pies, pues estarán más suaves y fáciles de cortar. Siempre
deben cortarse rectas, pero no deben cortarse las esquinas de las uñas,
sino que deben retocarse con una lima de cartón. Si no se tiene habilidad,
es preferible no cortar, sino limarlas siempre. Si existen problemas en la
vista, se observa la piel enrojecida alrededor de la uña o si las uñas son
gruesas y amarillentas, acuda al podólogo.

5.- Callos y juanetes: jamás corte los callos o los juanetes. No use
cuchillas, líquidos callicidas ni apósitos o tiritas especiales para callos o
juanetes. Acuda al podólogo para su cuidado.

6.- Calzado: deben utilizarse calcetines de lana o algodón para mantener


los pies siempre secos, de la talla adecuada (ni apretados ni holgados
cuyos pliegues puedan producir rozaduras en la piel); los zapatos deben
igualmente mantenerse secos y deben revisarse todos los días en busca
de cuerpos extraños (piedras, arena, etc.) y de durezas que puedan
lesionar la piel. El calzado debe comprarse por la tarde, cuando los pies
están más hinchados, y no usarse más de 30 minutos seguidos al
principio, observando los pies los primeros días por si producen lesiones.
Nunca deben aproximarse los pies a ninguna fuente de calor: en especial,
deben evitarse los braseros, estufas y calentadores de pies, por la
posibilidad de producir quemaduras. Tampoco debe usarse bolsas de
agua caliente para irse a la cama.

22
En primer lugar se tiene que activar la circulación en los pies y las piernas
con métodos como:

Cepillado en las piernas y pies: que se hace con un cepillo de ixtle suave.
El Ixtle es una fibra que se extrae del maguey en México para elaborar los
cepillos de aseo para tallar pisos y también se hacen hamacas, se bordan
cintos etc. el cual se encuentra en cualquier mercado donde venden lazos
y accesorios para el hogar o quizá en alguna tienda naturista. Si no lo
encuentra en su país, puede utilizar un cepillo de cerda suave, de los que
utilizamos para cepillar el calzado, de preferencia debe ser de material
vegetal. Si, leyó bien, con un cepillado antes de bañarse todos los días,
se activa la circulación de sus pies y piernas, la piel recibe un masaje
ligero pero firme y las células muertas se caen, dando paso a una
renovación que estimula las extremidades. Poco a poco, desaparecen
esas manchas oscuras en las piernas, porque al activarse la circulación,
el sistema completa su activación y se evita la acumulación de sustancias
extrañas, las cuales se depuran en el riñón, el hígado y el propio sistema
circulatorio, en el que la glucosa forma parte de la intoxicación.

A este cepillado diario le añadiremos un tratamiento adecuado de


hidroterapia, de la cual os voy a dar más detalles.

La hidroterapia: consiste en un irrigado con agua fría después del


cepillado (que puede ser en la regadera (ducha)) dejando que el agua
corra desde los muslos por lo menos de 3 minutos. Déjese humedecidas
las extremidades por 5 minutos y entonces báñese como acostumbra, de
preferencia con agua fría o apenas tibia. Notará cada día resultados
asombrosos ya que este tratamiento además de activar la circulación, las
venas y el sistema dermatológico, produce un calentamiento benéfico que
al recibir la terapia del agua, se convierte en una enorme posibilidad, no
solo de evitar mayores daños en las piernas sino de vivir mejor. Por
supuesto que es imprescindible el debido control de la enfermedad a
través de una dieta adecuada (no de hambre) sino del consumo de
nutrientes adecuados.

23
Nutrición: debes reducir el consumo de carnes rojas o eliminarla si es
posible, ingerir porciones pequeñas de 100 g. de carne blanca (pollo,
pavo, pescado, conejo etc.) el aumento de verduras crudas o cocidas al
vapor, la ingesta de frutas de temporada, principalmente naranja,
manzana, fresa, pera, sandia, durazno y prácticamente eliminar las uvas,
el melón y frutas demasiado dulces, para evitar la elevación de la glucosa.
En el caso de los medicamentos para el control del azúcar, hable con su
médico y pídale información sobre los efectos secundarios de las
substancias que le recomienda para ese control, a fin de evitar los tóxicos
de las sales. Si está convencido/a de las plantas, le recomiendo lea el
artículo "Plantas para el azúcar o niveles de glucosa de Josep Vicent
Arnau".

2.3- CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN PIE DIABÉTICO

2.3.1- Pie diabético:

El trastorno de los pies de los diabéticos es provocado por la enfermedad


de las arterias periféricas que irrigan el pie, complicado a menudo por
daño de los nervios periféricos del pie e infección. Debido a la oclusión de
las arterias que llevan sangre a los pies se produce gangrena.

Los cuidados que el diabético preste a sus pies serán de vital importancia
para su calidad de vida. Curetas o legras.-

Neuropatía Vasculopatía diabética Altos Trastornos niveles de Vasos


sensoriales azúcar sanguíneos llevan menos sangre Gangrena.-

Reconocer y tratar temprano los problemas de los pies puede prevenir


complicaciones serias. Los pies sanos son fuertes y ágiles. La piel y la
grasa de los pies son la primera barrera para prevenir la entrada de las
infecciones al interior del pie desde donde pueden llegar al resto del
cuerpo.

24
Afecta a los pies de dos maneras principales: Daña los nervios: Endurece
las arterias:

Si un pie recibe menos Si esta situación no se detiene nutrientes y


oxígeno, los huesos puede llegar a todo el cuerpo y articulaciones se
debilitan y el pie se aplana. Enrojecimiento. Inflamación. Cuando los
nervios y arterias se dañan, la persona diabética no Calentura en un pie.
Siente pequeñas heridas que pueden volverse infecciones serias que
pueden afectar todo el pie o también la pierna.

2.3.2- ¿Cómo se diagnostica?

Un diagnostico precoz permite articular las pautas de prevención primaria


o secundaria de forma eficaz, y a ser posible, eficiente. Debe realizarse.-

Exploración basal que consta de: • Exploración clínica. • Exploración


neurológica.

Exploración instrumental: Test de sensibilidad profunda y test de


sensibilidad superficial.

Test de sensibilidad profunda (DIAPASON) Dispone de unos cursores


graduados desde 0 en la base a 8 en la parte superior. Se aplica la base
del diapasón sobre la cabeza del primer metatarso. Cuando el diapasón
vibra, los triángulos en el cursor aparecen dobles. El número más próximo
que aparece como punto de intersección de los lados largos de los dos
triángulos que vibran en el momento en que el sujeto cesa de percibir la
vibración, constituye la medida.

2.4- AUTOCUIDADOS DEL PIE DIABÉTICO

Los autocuidados deben ir dirigidos a dos puntos principales: el pie y las


prendas que nos sirven para proteger el pie. El diabético debe realizar
diariamente una higiene y observación meticulosa de su pie, así como
tener una serie de precauciones para lo que se pueden dar las siguientes
indicaciones:

25
Inspeccionar diariamente los pies para observar la posible presencia de
ampollas, grietas o erosiones. Cualquier desgarro de la piel constituye un
área potencial de infección y debe ser tratado con sumo cuidado.-

 Como algunas personas, sobre todo mayores, encuentran dificultad


para observarse la planta del pie, use un espejo para verse la planta
de los pies y entre los dedos. Si necesita ayuda pídasela a algún
familiar.

 En el caso de desgarro de la piel se debe limpiar suavemente la región


con jabón y agua tibia. Se aplicará un antiséptico suave y no coloreado
y se recubrirá la zona con un apósito estéril. No debe aplicar
esparadrapo adhesivo de tela, sino hipoalérgico, teniendo en cuenta
de no liar por completo los dedos para evitar el cortar la circulación de
la sangre. Tampoco poner apósito oclusivo.

 Si la región llega a inflamarse consultar al podólogo o al médico.

 Vaya a ver a su doctor inmediatamente si tiene una ampolla, ulcera o


herida o si aparecen callos, hinchazón, enrojecimiento o ulceración
aunque sea indolora.

 Cuando vaya de visita al doctor, siempre quítese los zapatos y


calcetines para que el médico le revise sus pies. Haga visitas
regulares, más de una vez al año para las inspecciones del pie.

2.4.1- Mantener los pies limpios, secos y suaves.

 La ducha es la mejor forma de lavar diariamente los pies usando un


jabón suave y neutro, debiendo evitarse el baño exclusivo de los
mismos ya que macera la piel o puede ser demasiado caliente (si el
paciente tiene una neuropatía con afectación termoalgésica puede
estar literalmente hirviéndose los pies a 60 ó 70 grados sin tener
sensación de quemarse).

26
 El agua debe ser tibia. Primero, antes de meter el pie, compruebe la
temperatura del agua con el codo o el brazo para comprobar que no
esté muy caliente. Si se tiene que retirar es que está demasiado
caliente.

 El baño no debe superar los 5-10 minutos para evitar dañar la piel,
puesto que, una prolongación excesiva en el tiempo de los pies dentro
del agua produce maceración de la piel y una pérdida excesiva de la
capa cornea que le protege del medio ambiente.
Si se tiene dificultad en llegar a los pies, puede usarse un cepillo
blando de mango largo, nunca cepillos de cerdas fuertes, para evitar
producir erosiones en la piel.

 Proceda a un buen aclarado y un exhaustivo secado, sobre todo entre


los dedos. Secar meticulosamente con una toalla suave, en particular
entre los dedos, sin frotar vigorosamente, la piel se secará por presión,
no por fricción, utilizando talco para la humedad entre los dedos.
Mantenga los dedos y las zonas entre ellos limpios y secos.

 Aplicar una crema hidratante de lanolina si la piel de sus pies está muy
seca. Póngase un poco de crema hidratante-lubricante en la planta de
los pies después de lavarse y cuando aún está húmeda para devolver
la elasticidad y grado de hidratación al pie. No se ponga crema entre
los dedos para evitar maceraciones.

 No salir a andar en paseos largos(ir de compras) inmediatamente


después del baño para dejar que la piel se recupere y dar tiempo a
que la crema se reabsorba, si no se puede causar lesiones por roce.

2.4.2- Procurar evitar cualquier lesión en los pies para lo


que debemos tener en cuenta lo siguiente:

 No utilice instrumentos cortantes ni punzantes (tijeras, cuchillas,


cortaúñas, agujas...)

27
 Evite la sequedad excesiva y grietas Evitar la humedad en los pies
y el uso de zapatos o calcetines húmedos, especialmente en
invierno.

 No apurar el corte de las uñas, cortar las uñas rectas, no las


redondee (sin cortar los picos), o mejor limarlas suavemente para
evitar que se "encarnen", para ello use limas de cartón, procurando
que esta operación la haga un familiar o podólogo

 Nunca se corte los callos y durezas usted mismo. No cortar los


callos ya que se podrían producir infecciones debido a la mala
manipulación y al uso de material inadecuado (se pueden confundir
callos con papilomas, etc.). (Su médico puede instruirle a cuidarse
los callos con una piedra pómez o lima de esmeril)

 No utilizar agentes químicos como los callicidas ya que pueden


producir quemaduras en la piel.

 No caminar nunca sin calzado. Utilizar zapatillas amplias en


lugares como la playa o piscina.

 No camine sobre arena o piso caliente.

 Protéjase los pies con crema para el sol y evite quemaduras del
sol.

2.4.3- Evitar las temperaturas extremas en todo momento.

Mantener calientes los pies con calcetines de lana y algodón.

Nunca aplicar calor directo a los pies como pueden ser bolsas de agua
caliente, mantas eléctricas, braseros, etc., puesto que se corre el riego de
producir quemaduras debido a la falta de sensibilidad y a la fragilidad de
la piel. Si siente los pies calientes no se los enfríe con hielo.

28
En invierno cuando se quedan los pies fríos o se viene de un lugar frío
como puede ser la calle, no se deben poner los pies y piernas
excesivamente cerca de estufas, braseros, etc., es decir, de focos de
calor fuertes , para evitar problemas circulatorios. Aplicar masajes y
pasear para elevar poco a poco la temperatura.

Probar el agua del baño con la mano antes de meter el pie para
comprobar la temperatura y evitar posibles quemaduras por falta de
sensibilidad en el pie. Nunca se remoje los pies en agua fría o caliente.

Póngase calcetines flojos calcetines de algodón o de lana para dormir si


siente los pies fríos por la noche.

Tenga cuidado con la calefacción del coche durante viajes largos.

2.4.4- Ejercicios físicos.

 El diabético debe estar bien compensado para la realización de


ejercicios físicos y la diabetes no es un impedimento para ello, puesto
que hay atletas de alta competición que son diabéticos.

 El niño puede realizar ejercicios físicos del tipo de baja resistencia o


aeróbicos como correr, fútbol, bicicleta, etc., para lo que debe tener en
cuenta el tipo de calzado a usar, debiendo utilizarse el adecuado a
cada deporte, controlando después del ejercicio que no existan daños
en la piel.

 En cuanto a las personas adultas (tercera edad) deben caminar


diariamente y pueden realizar los siguientes ejercicios:

 Girar los pies por los tobillos unas diez veces.

 Mover hacia atrás y hacia adelante el pie por el tobillo unas diez
veces.

 Moverse los dedos de los pies con las manos.

29
 Darse masajes suaves en las piernas y pies para facilitar la circulación.

2.4.5- Las prendas que sirven para proteger al pie

Dentro de las prendas que se utilizan para proteger el pie se encuentran


el calzado y, las medias y calcetines10.

2.4.5.1- Medias y calcetines.

 Nunca vaya sin los calcetines. Hay que procurar que los calcetines y
medias sean anchos para permitir la movilidad de los dedos por lo que
además no deben replegarse y ajustarse de la puntera.

 No se deben usar los calcetines y medias con bandas elásticas ni


ligas que pueden restringir la circulación de la sangre. No use pantys-
medias que le aprieten las piernas.

 No use calcetines ni medias con costuras, ni usarlos remendados por


los posibles roces que pueden producir..

 Se deben cambiar diariamente para evitar la acumulación de


sudoración y productos de descamación de la piel.

 No use calcetines ni medias que sean 100% de material sintético ya


que no permiten la transpiración y el sudor favorece LA
MACERACION DE LA PIEL QUE ES UNA PUERTA DE ENTRADA
PARA LOS MICROORGANISMOS PATOGENOS.

 Debe comprar medias o calcetines que sean 100% de algodón o de


mezclas, lana, algodón o hilo. Los calcetines de lana se deben usar
solo en el invierno y únicamente si no le irritan la piel. Pregúntele a su
médico o podólogo donde puede conseguir calcetines o medias para
diabéticos.

10
http://www.leonismoargentino.com.ar/SalDiaPie.html - Colaboración CL José Luis Bartomeoli
(Fecha: 22/09/2012 – Hora: 15:20)

30
 Revise sus calcetines o medias antes de ponérselas y
particularmente, después de usarlos.

2.4.5.2- El calzado.

 Usar un calzado bien adaptado es vital para el pie por lo que este
debe ser preferiblemente de puntera redondeada que permita los
movimientos de los dedos y con cordones que den una buena
adaptación en anchura al dorso del pie. Así, se puede prevenir la
aparición de hiperqueratosis y helomas (callosidades).

 Evite tacones altos y zapatos puntiagudos. No se deben usar


zapatos con los dedos o con el talón al descubierto para evitar en
lo posible los roces, golpes, etc.

 El material, preferiblemente, debe ser de piel para favorecer la


transpiración. Escoja zapatos de piel suave que se amolden a sus
pies. Hay calzado que se usa para correr o caminar que es muy
cómodo.

 Inspeccionar con la mano frecuencia el interior del calzado, antes


de ponérselos y también al quitárselos, para detectar resaltes,
costuras con rebordes posibles objetos extraños, clavos o arrugas,
que deberán ser eliminados ya que todo objeto que crea presión o
produce abrasión sobre la piel es peligroso puesto que los puntos
de presión y las erosiones de la piel son lugares potenciales de
irritación e infección.

 Siempre compre zapatos que le queden bien. Compre los zapatos


por la tarde pues durante el día los pies se hinchan un poco. Los
zapatos que le quedan bien en la mañana le pueden apretar en la
tarde. Pídale al dependiente que le ayude a calzarse los zapatos y
camine con ellos para asegurarse de que le queden cómodos.
Nunca compre zapatos que enseñen los dedos o el talón de los
pies. No use sandalias, y menos de correa entre los dedos.

31
 Vigilar al máximo los pies cuando se usa un zapato nuevo ya que
se corre el peligro de que el pie sufra una importante agresión. No
usarlo más de media a una hora seguida para dar tiempo al pie a
que se acomode. Revise los pies después de usar zapatos nuevos
que no tengan ampollas, o zonas rojas. Consulte a médico si le
aparecen estas señales.

 No debe usar el mismo par de zapatos por más de 5 horas. Debe


cambiarse de zapatos por la mañana, por la tarde y por la noche.
Siempre use calcetines o medias con sus zapatos.

 Puede acudir al podólogo para que le revise los zapatos nuevos


para asegurarse de que le quedan bien.

2.4.5.3- Cuidados del pie diabético no complicado

“En los pacientes diabéticos, la neuropatía, y a enfermedad


vascular periférica, la limitación de la movilidad articulara la disminución
de la resistencia a la infección, intervienen en el desarrollo del síndrome
de píe diabético”.11

Una vez establecidas, las ulceraciones pueden provocar una calcada


irreversible de acontecimiento; que culminan con la amputación del pie
afectado.

La prevención, es por tanto, el mejor tratamiento; trabajando en equipo


los profesionales de Atención Primaria pueden prevenir los problemas
antes de que ocurran y tratarlos de forma prematura cuando aparecen.

En la declaración de Saint Vinceni se considera un objetivo prioritario la


reducción de las amputaciones, de ahí que la principal medida
propuesta en la misma sea la educación para e autocuídado. La
educación a los pacientes se ha mostrado progresivamente como un

http://www.seapremur.com/Revista%20marzo2000/cuidados_del_pie_diabetico_no_co.htmJo
11

sefina Cava Iniesta

32
elemento imprescindible del tratamiento. Joslin (1919) fue el primero en
mencionarlo de forma explícita. Posteriormente han aparecido multitud
de publicaciones reforzando este concepto. Una de las más
significativas es la de J.P.H. Assal en Ginebra: "Una sesión de una hora
y media a los pacientes diabéticos sobre la prevención de lesiones en
los pies permite un diagnóstico mucho más precoz, al mismo tiempo
que es capaz de reducir el número y la extensión de las amputaciones".

La eficacia y rentabilidad de la enseñanza a pacientes diabéticos está


fuera de lo da duda y hace tiempo que ha dejado de ser materia de
discusión. El problema no es si la educación es eficaz, la cuestión es
¿Qué y a quién se debe enseñar? ¿Quién debe enseñar y cómo debe
enseñarse? A toda persona diagnosticada de diabetes se le debe
educar en el autocuidado de su enfermedad, el adiestramiento para el
autocuidado de los pies tiene un lugar relevante. Se debe explicara
entregar por escrito al paciente y aun familiar normas sencillas- Aunque
todos los diabéticos deben conocer las generalidades del cuidado de los
pies.

Edad avanzada, mayor de 40 años, más de 10 años de evolución de la


enfermedad, mal control metabólico, tabaquismo, higiene deficiente,
otras enfermedades o complicaciones diabéticas como retinopatía.
Nefropatía, etc., nivel socioeconómico o cultural bajo, aislamiento social
o falta de apoyo familiar, exploración patológica del pie, amputaciones
anteriores, presencia de úlceras, alcoholismo.

2.4.5.4- La clave del éxito en el tratamiento del pie


diabético reside en:

 Detectar precozmente al paciente con pie de riesgo, educación


sanitaria apropiada, diagnóstico precoz y asistencia sanitaria
rápida y correcta de cualquier lesión.

33
Con el fin de identificar precozmente al paciente de riesgo se
aconseja realizar:

Examen rutinario de los pies. Evaluar la higiene, el autocuidado y el


calzado.

El número de revisiones debe adecuarse a las posibilidades de cada


Equipo de Atención Primaria, es recomendable una revisión cada 2-3
meses en diabéticos de alto riesgo.

Los objetivos a conseguir deben ser consensuados por los miembros


del Equipo de Atención Primaria. Deben adaptarse al estilo de vida del
paciente, a las aptitudes individuales, estado socioeconómico,
capacidad física y colaboración del paciente. Se proporcionarán
sesiones específicas de enseñanza sobre el cuidado de los pies.

En estas sesiones deberán proporcionarles información sobre cómo


realizar las siguientes actividades:

2.4.5.5- Revisión diaria de los pies

Cada día tras el lavado examinarán los pies para ver si hay eritemas,
descamaciones, callosidades, fisura o úlceras12. Mirar entre los dedos,
en las uñas, en las zonas de presión, en las plantas el dorso de los pies.
Se les recomendará el uso de un espejo para facilitar la revisión. Si el
diabético tiene problemas de visión se le enseñará a un familiar

2.4.5.6- Higiene correcta de los pies.

 La temperatura la deben comprobar con la mano o un


termómetro.

 El baño de pies debe ser corto no más de 5-10 minutos, para


evitar la maceración- limpiar cuidadosamente los espacios
interdigitales.

12
Ibíd.

34
 El secándose realizará con una toalla suave, fina, insistiendo en
los espacios interdigitales. No usar secador.

 Después usar una crema hidratante con lanolina, aplicándola con


un ligero masaje evitando los espacios interdigitales. Evitar
cremas irritantes y laico. Las uñas se cortarán tras el lavado,
cuando estén blandas y limpias. Se pueden usar tijeras de punta
roma cortando horizontalmente a nivel de la yema del dedo. No
rapar las uñas en exceso.

 Los calcetines deben ser suaves, adsorbentes, preferentemente


de algodón o lana, sin costura ni remiendos, se cambiarán
diariamente. Es recomendable usar medias enteras. No usar
ligas o fajas que comprimen y dificultan la circulación.

 El calzado debe ser transpirable preferiblemente de piel y


ajustarse correctamente, es aconsejable oye tenga cordones. Se
recomienda comprar el calzado a última hora de la tarde, cuando
el pie pueda estar hinchado. Los zapatos nuevos deben ponerse
progresivamente,

 El zapato deberá tener la anchura suficiente para evitar presiones.


el tacón recomendado será entre 2-4 cm. Si se usan plantillas
deben ser iguales a la parte interna del zapato para evitar
compresiones. Antes de ponerse los zapatos hay que
inspeccionarlos por dentro para descubrir irregularidades como
pliegues, grietas, clavos, piedras, etc.

2.4.5.7- Cuidados generales

 No andar nunca descalzo, ni en la playa.

 Caminar diariamente con un calzado cómodo, hacer ejercicios


gimnásticos de dedos, tobillos y rodillas. Los masajes también son
beneficiosos.

35
 No fumar. Control metabólico estricto.

 Si el diabético está encamado evitar las presiones continuadas que


disminuyen la llegada de las sangres arteriales y favorecen el
edema. Los pies deben mantenerse calientes con ropa de abrigo,
nunca hay que calentarlos con bolsas o botellas de agua caliente,
mantas eléctricas, evitar las exposiciones prolongadas al sol,

 Evitar cambios bruscos de temperatura. Si tiene una ligera herida


lavar con agua y jabón, usar un antiséptico suave que no coloree en
exceso la herida y enmascare su aspecto, cubrir con gasa estéril y
esparadrapo hipoalérgico. Si no mejora en poco tiempo (24-48
horas) consultar con el personal sanitario del Centro de Salud.

 No usar nunca callicidas para eliminar durezas- Si presenta


callosidades y durezas es imprescindible descubrir la causa, puede
ser necesario recurrir a un Podólogo u Ortopedia, para corregir
puntos de apoyo anómalos

2.4.5.8- Cuidado de las heridas

 Cuando acude a nosotros un diabético por una lesión, habrá que


actuar con la mayor rapidez y extremar los cuidados: Alentar al
diabético para que mantenga el control metabólico estricto. Deberá
guardar reposo con la pierna afectada en alto. evitando la presión
sobre la zona. Tomar una muestra de la herida para cultivo y
antibiograma.

 Lavar diariamente la úlcera con suero fisiológico estéril podemos usar


antisépticos suaves tipo povidona yodada, clorexidina. Si existen
esfacelos, costras, tejidos necróticos, retirarlos, bien sea con

36
pomadas enzimáticas o desbridando de forma mecánica. Cubrir con
gasa estéril y realizar vendaje de la zona sin comprensión.

 El médico prescribirá tratamiento antibiótico u otros fármacos si


observamos oye no progresa la cura o se infecta la herida. Si
observáramos un cambio del aspecto de la herida o una evolución
tórpida de ésta, derivaremos al hospital de referencia por si
necesitara un tratamiento quirúrgico.

2.5- Cuidado de los pies en caso de diabetes

Si usted sufre diabetes, es más propenso a tener problemas en los pies.


La diabetes puede ocasionar daño a los nervios13.

Esto, a su vez, puede hacer que usted sea menos capaz de percibir una
lesión o presión en los pies y es posible que no note dicha lesión hasta
que se presente daño o una infección grave.

La diabetes cambia la capacidad del cuerpo para luchar contra las


infecciones. El daño a los vasos sanguíneos debido a la diabetes provoca
que llegue menos sangre y oxígeno a los pies. Debido a esto, pequeñas
llagas o rupturas en la piel pueden convertirse en úlceras cutáneas
profundas. Es posible que sea necesaria la amputación de la extremidad
afectada cuando dichas úlceras no mejoren, se vuelvan más grandes o se
profundicen más dentro de la piel.

2.6- Si usted tiene diabetes, debe:

 Mejorar el control de su azúcar en la sangre.


 Si estas fumando déjalo.
 Hacerse examinar los pies por parte del médico al menos dos veces
año y saber si tiene daño del nervio.

13
American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes -- 201. Diabetes Care.
201;34:S11-S61

37
 Revisarse y cuidarse los pies todos los días, sobre todo si usted ya
sabe que tiene daño de nervios o de vasos sanguíneos o problemas
actuales en los pies. Siga las instrucciones que aparecen a
continuación.

2.7- Rutina de cuidado diario

 Revise los pies todos los días. Inspeccione el empeine, los lados, la
planta del pie, los talones y entre los dedos.

 Lávese los pies todos los días con agua tibia y jabón suave. Los
jabones fuertes pueden dañar la piel.

 Pruebe la temperatura del agua con los dedos de las manos o los
codos antes de sumergir los pies en agua caliente o tibia. Debido a
la diabetes, usted posiblemente no pueda sentir si el agua está
demasiado caliente y se pueden presentar quemaduras con
facilidad.

 Seque suavemente y por completo los pies, en particular entre los


dedos, ya que se pueden presentar infecciones en las áreas
húmedas.

 Los pies pueden resecarse y cuartearse, causando posiblemente


una infección. Después de lavarse los pies, suavice la piel seca con
loción, vaselina, lanolina o aceite. No aplique loción entre los
dedos.

 Pregúntele al médico si está bien recortarse las uñas. De ser así,


pídale que le enseñe la forma más segura de hacerlo. Si las uñas
no se recortan en la forma correcta, se puede presentar una llaga o
úlcera en el pie.

 Sumerja los pies en agua tibia para ablandar las uñas antes de
cortarlas.

38
 Corte las uñas en forma recta, ya que las uñas curvas son más
propensas a encarnarse.

 Evite sentarse con las piernas cruzadas o pararse en una misma


posición durante un tiempo prolongado.

 Deje de fumar, si es fumador, debido a que esto disminuye el flujo


sanguíneo a los pies.

2.8- Consejos sobre los zapatos y los calcetines

 Use zapatos en todo momento para proteger los pies de lesiones.


De otro modo, si usted tiene problemas de visión y menos
capacidad para sentir el dolor, es posible que no note cortaduras o
protuberancias menores.

 Revise el interior de los zapatos en busca de áreas ásperas o


pedazos desprendidos que puedan causar presión excesiva o
irritación.

 Si usted tiene daño a nervios en los pies, cambie o quítese


temporalmente los zapatos después de 5 horas de usarlos durante
un día. Esto cambia los puntos de presión durante el curso del día.

El tipo de zapatos que use cuando tenga diabetes es importante:

 Use zapatos cómodos, que ajusten adecuadamente y que tengan


espacio suficiente. Nunca compre zapatos que no tengan un ajuste
adecuado, esperando que se estiren con el tiempo.

 El daño al nervio puede impedir que usted sienta la presión


proveniente de calzados que no ajustan bien. Usted tal vez
necesite un calzado especial hecho de manera que ajuste a su pie.

39
 Use zapatos hechos de lona, cuero o gamuza. No use zapatos
hechos de plástico ni otro material que no respire. Tampoco use
sandalias de correa.

 Use zapatos que usted pueda ajustar fácilmente. Deben tener


cordones, Velcro o hebillas.

 No use zapatos que terminen en punta ni abiertos, como tacones


altos, chancletas o sandalias.

 Los calcetines pueden suministrar una capa extra de protección


entre el zapato y el pie.

 Use calcetines limpios y secos o media, pantalón que no se pegue


todos los días.

 NO use medias con costuras que puedan causar puntos de


presión.

 Use calcetines para dormir si siente los pies fríos. En clima frío, use
calcetines calientes y limite su exposición al frío para prevenir una
quemadura por el frío.

2.9- Más consejos útiles

 NO utilice soluciones antisépticas en los pies, ya que pueden


quemar o lesionar la piel.
 NO aplique compresas calientes ni botellas con agua caliente sobre
los pies. Evite igualmente el contacto con el pavimento o con la
arena caliente.
 Quítese los zapatos y los calcetines durante las visitas al médico,
como forma de recordar que puede necesitar un examen de los
pies.

40
 No se trate los callos y callosidades usted mismo con remedios de
venta libre. Solicite una cita con un podólogo para tratar problemas
de los pies.

 Si la obesidad le impide físicamente poder revisarse los pies,


solicítele a un familiar, un vecino o una enfermera visitadora que le
realice esta importante inspección.

2.10- ¿En qué consisten los problemas comunes de los pies


causados por la diabetes?

Todas las personas pueden tener callos, ampollas y pie de atleta. Si usted
tiene diabetes y sus niveles de glucosa en la sangre permanecen altos,
estos problemas de los pies pueden causar infecciones.14

Los callos y las callosidades son capas gruesas de piel que


aparecen cuando hay demasiada fricción y presión en un solo punto. Los
callos y las callosidades pueden infectarse. Las ampollas pueden
formarse cuando los zapatos ejercen presión en un solo punto. Cuando
los zapatos no calzan bien o cuando se usan sin calcetines, se puede
formar una ampolla. Las ampollas pueden infectarse.

Las uñas encarnadas ocurren cuando la orilla de una uña se clava


en la piel y crece. La piel puede ponerse roja e infectarse. Las uñas se
pueden encarnar cuando se cortan demasiado profundamente las
esquinas de las uñas de los pies. Si las orillas de las uñas están filosas,
límeselas con una lima de cartón. Las uñas también se pueden encarnar
cuando los zapatos están muy apretados.

Los juanetes se forman cuando el dedo gordo del pie está inclinado
hacia los otros dedos y, como resultado de eso, la sección del hueso que
está en la base del dedo gordo aumenta de tamaño. Los juanetes pueden
ponerse rojos, causarle dolor e infectarse. Los juanetes se pueden formar
14
Inzuchhi SE and Sherwin RS. Type 1 diabetes mellitus. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil
Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 247

41
en uno o en ambos pies. Los zapatos con punta estrecha pueden causar
juanetes. Los juanetes por lo general son más frecuentes en algunas
familias. Se pueden eliminar con cirugía.

Las verrugas plantares son causadas por un virus. Las verrugas


generalmente se forman en la planta del pie.

Los dedos en martillo se forman cuando un músculo del pie se debilita.


La debilidad puede ser causada por los nervios que han sido dañados por
la diabetes. El músculo débil hace que los tendones del pie se vuelvan
más cortos y que los dedos se doblen hacia abajo. También puede llegar
a tener llagas en la planta del pie y arriba de los dedos. Los pies pueden
cambiar de forma. Los dedos en martillo pueden hacer que sea difícil
caminar y encontrar zapatos que calcen bien. Los dedos en martillo por lo
general son más frecuentes en algunas familias. Los zapatos demasiado
chicos también pueden causar los dedos en martillo.

La piel seca y partida ocurre cuando los nervios en las piernas y los pies
no reciben el mensaje de mantener la piel húmeda y suave. La piel seca
puede partirse y permitir la entrada de microbios que causan infección. Si
los niveles de glucosa en la sangre son altos, el exceso de glucosa
alimenta los microbios y hace que la infección empeore.

El pie de atleta es un hongo que hace que la piel se ponga roja y se


parta. Da comezón. La piel partida entre los dedos permite que los
microbios entren en la piel. Si los niveles de glucosa en la sangre son
altos, el exceso de glucosa alimenta los microbios y hace que la infección
empeore. La infección puede pasar a las uñas de los pies volviéndolas
más gruesas, amarillas y difíciles de cortar.

Todos estos problemas del pie pueden tratarse. Hable con el médico
inmediatamente si tiene algún problema de los pies.

42
Operacionalización de las Variables
Variables Definición Dimensiones Indicadores
Conceptual
Medidas de higiene  Lavar con agua tibia todos
los días.
El autocuidado es para
del autocuidado del  Cortar las uñas de los pies
Carbone (2001) la forma pie diabético. con mucho cuidado.
 Evitar el uso de medias o
en que las personas
calcetines elásticos
Autocuidado: adquieren la  Evitar caminar descalzo.
responsabilidad para  Mantener los niveles de
manejar por si mismas su glucosa.
salud conjuntamente,
cuando ello sea necesario,
con profesionales de la
salud, así como con otros Forma de realizar el Revisar las plantas y entre los
profesionales y fuentes de examen diario del pie dedos de los pies. Si no es
información. posible agacharse para
diabético. hacerlo, puede usarse un
espejo irrompible colocado en
Orem (1889) considera el suelo o un espejo de mano.
que el auto cuidado es una
actividad aprendida por los Problemas comunes  Callos y las callosidades
individuos, orientada hacia  ampollas
de los pies causados  Uñas encarnadas juanetes
un objetivo. Es una
conducta que existe en por la diabetes.  Verrugas plantares, Dedos
en martillo, La piel seca y
situaciones concretas de la partida, El pie de atleta.
vida, dirigida por las
Pie diabético: personas sobre sí mismas,
hacia los demás o hacia el
entorno, para regular los
factores que afectan a su
propio desarrollo y
Características del Calcetines de lana o
funcionamiento en confort de las algodón, evitando las fibras o
tejidos sintéticos, calzado
beneficio de su vida, salud prendas para especializado de puntera
o bienestar. proteger el pie redondeada y amplia y con
cintas, agujetas o broches, el
diabético. material debe ser,
preferentemente piel.

43
CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

Tipo y nivel de investigación

Esta investigación es de tipo descriptivo porque pretende describir las


técnicas de autocuidados del pie diabético.

Diseño de la investigación

El diseño de la investigación es no experimental porque no se manipulan


las variables de forma deliberada, sino más bien se analizó el fenómeno
de la investigación tal como se manifiesta en su contexto natural.

Población y Muestra

La población del presente estudio está constituida por pacientes que


sufren problemas de diabetes, del cual se tomó como muestra a 50
pacientes de la cantidad total.

Técnica e instrumentos de recolección de datos

La técnica utilizada para la recolección de datos es la encuesta, aplicada


a pacientes que acuden al programa de diabetes. El instrumento es el
cuestionario con preguntas de respuestas cerradas y mixtas que fueron
elaboradas de forma anticipada y con la seriedad que merece el tema.

Procesamiento y análisis de datos

Para el procesamiento y análisis de los datos se utilizó la estadística


descriptiva, específicamente la distribución de frecuencias y el porcentaje

44
con sus gráficos correspondientes para la mejor comprensión de los
lectores, utilizando un enfoque predominante cuantitativo.

45
CAPÍTULO IV.

RESULTADO Y ANÁLISIS DE DATOS


RESULTADO DE LA ENCUESTA REALIZADA A LOS PACIENTES

1. ¿Padece Ud. de diabetes?

5%
10%
1
2

Me dijeron que si
No estoy seguro
85%
No
17

Incontables personas cuentan con el problema de diabetes, muchos de


ellos no lo sabe, otros no la aceptan, la diabetes es un problema que
ataca a la mayoría a personas mayores.

De acuerdo a los resultados, el 85% de los encuestados afirman que si


padecen de diabetes, el 10% dijeron que no está seguro y el 5%
respondieron que no tienen diabetes.

Concluimos que mucho de los encuestados dicen tener diabetes estas


son aquellas que ya han mandado hacer los exámenes respectivos, en
otros casos se puede decir que muchas de ellas no confían en los
exámenes o no quieren aceptar su problema, así mismo hay quienes no
aceptan que tienen diabetes.

46
2. ¿Cómo Ud. trata el problema de la diabetes?

5% 5%
0% 1 1
0
Medicamento según el
Doctor
Automedicación

90% Remedios Yuyos


18
Otros

Suponiendo que todos los encuestados padecen de diabetes, aunque


algunos no lo aceptan, todos tienen un tratamiento especial para el
problema;

Los resultados lanzados por este gráficos nos indica que el 90% dijeron
que siguen el tratamiento según el doctor, otros pocos dijeron que con
remedios yuyos, y otros dijeron que otras formas.

La conclusión que podemos sacar es que la mayoría de los encuestados


siguen un tratamiento según su médico, pero muchas veces no se sigue
al pie de la letra, otros tantos siguen el ritual antiguo, más las personas
que son mayor de edad.

47
3. ¿Sabes qué medidas debes tomar si eres diabético para cuidar
sus pies?

5%
20% 1
4

Se mucho
Algo se
No sé Nada

75%
15

Las medidas que uno puede tomar sobre el cuidado de sus pies es
variada pero muchas personas desconocen totalmente este punto.

La mayoría de los encuestados conocen mucho más medidas a tomar si


son diabéticos con el 75%, pero así también el 20% de las personas
conocen poco, pero el 15% no saben nada.

A partir de este resultado se concluye que muchas personas viven ya con


este problema es por ello que conoce bastante, pero las personas
mayores tiene problema de memoria y es una de las causas que
desconocen tal información.

48
4. ¿Conoce Ud. alguna medida para el autocuidado del pie
diabético?

15%
3

Si

85% No

17

Para el autocuidado del pie diabético se necesitan tomar varias medidas,


son problema que necesita cuidados especiales.

La mayoría de los encuestados dicen conocer las medidas para el


autocuidado del pie diabético con un 85% y el 15% dijeron que no
conocen.

En conclusión las personas que conocen cuentan ya con este problema o


ya han consultado con algún especialista, los que no conocen son las que
aún no se tratan.

49
5. ¿Sueles Ud. realizarse algún examen sobre el pie diabético?

10%
2

20% 40%
4 8 Siempre
Cuando es necesario
30% Cuando me exigen
6 Nunca

Las personas suelen realizarse exámenes sobre el pie diabético así para
conocer el estado en que se encuentran.

El resultado de la dice que la mayoría de los encuestados aunque solo


alcanza el 40% siempre deciden hacerse algún examen sobre el pie
diabético, el 30% sólo mandan a revisarse cuando son necesarias, así
también el 20% dijeron que sólo se revisan cuando se les exige y en
menor porcentaje en este caso 10% nunca se mandaron a revisar.

En este punto se concluye que las personas por falta de recursos


económicos no acuden un centro de salud o esto se debe a que las
mismas personas no se preocupan por su bienestar.

50
6. ¿Conoces algún lugar donde se pueda realizar examen del pie
diabético?

5%
20% 1
4

75% No estoy seguro

15 No

Muchas personas tienen problemas en los pies por causa de la diabetes y


muchos de ellos no conocen lugares de asistencia para el problema que
enfrentan.

El 75% dijeron que sí conocen lugares de asistencia, el 20% dijeron que


no está seguro, y en su minoría 5% respondieron que no conocen.

A partir de los resultados obtenidos de la encuesta realizada se observa


que no todos conocen algún lugar para realizar el examen, otros dijeron
no estar seguros porque están confundidos, y son pocos los que
desconoce los lugares.

51
7. ¿Conoces alguna forma de realizar el examen del pie diabético?

16% 20%
4 5

Muchas
Una forma
64%
Ninguna Forma
16

Las formas de realizar algún examen del pie diabético son variadas pero
no todas las personas la conocen.

Y los resultados nos indica que el 20% de los encuestados dicen que
conocen muchas formas de realizarse exámenes del pie diabético, el
mayor porcentaje es del 64% que expresaron que solo conocen una
forma de realizarse el examen, con el menor porcentaje (16%) no conoce
ninguna forma.

En conclusión podemos decir que muchas personas ya han consultado a


varios especialistas y todos tienen diferentes formas, otros solo han
consultado a un especialista o nunca han cambiado de médico así
también existen personas que no se han dado cuenta que están en un
tratamiento o que ya le han practicado el examen.

52
8. ¿Le han recomendado algún calzado en especial para el problema del
pie diabético?

Gráfico 10 10%
2

90% No

18

Existen personas que estudian para especializarse para los problemas de


la diabetes, y por ellos conocen los calzados adecuados que uno debe
utilizar cuando tienen estos problemas, muchas estas personas solo
recomiendan cuando consultan y otras no.

Con este resultado decimos que el 90% de los encuetados si han recibido
una recomendación para la utilización del calzado adecuado, el 10%
dijeron que no.

Llegando a la conclusión decimos que muchos de los encuestados han


recibido consejos para que utilicen calzados especiales para los
problemas de sus pies, muchas de estas personas reciben consejos y
solo algunos lo hacen, o solo algunos pueden llegar a tener, son pocas
las personas que no han recibido algún consejo.

53
9. ¿El calzado que Ud. utiliza es adecuado para el problema del pie
diabético?

35%
7

Si
65%
No
13

Podemos decir que muchas personas tienen problemas en los pies a


causa de la diabetes, esto tiene su tratamiento y uno de ellos es usar un
buen calzado o calzado adecuado para el problema, pero esto tiene su
costo y no todos pueden llegar a obtenerla.

La repuesta según el gráfico nos indica que solo el 65% de los


encuestados utilizan un buen calzado para sus pies, y el 35% no la utiliza.

Al concluir con esto deducimos que muchas veces por falta de


conocimiento o por falta de recursos económicos uno no puede obtener
un buen calzado.

54
10. ¿Cree Ud. que el problema principal de esta enfermedad sea la mala
alimentación?

20%
4

80% No
16

Muchas de las personas que tienen problemas con la diabetes no saben


cuál podría ser el problema principal.

Los resultados lanzados por el gráfico vemos que el 80% de lo


encuetados dijeron que la mala alimentación es la causa, pero el 20%
opinaron lo contrario.

En conclusión decimos que no todos aceptan que la mala alimentación es


el culpable del problema, pero así también muchos ya la han aceptado.-

55
CAPÍTULO V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

5.1 CONCLUSION
Concluí este trabajo de investigación valorando la importancia del autocuidado
del pie diabético, los problemas que pueden acarrear la misma si esta no tiene
su cuidado adecuado.-

He podido determinar las formas de realizar el examen del pie diabético, existen
varias formas estas dependiendo el grado de infección ya que existen personas
que prácticamente sus pies están destruidas otras que empiezan a aparecer
ampolla o alguna infección leve.

Existen varios problemas que causa el pie diabético, las más comunes son las
callosidades, ampollas y las uñas encarnadas, variadas veces las personas no
se tratan a tiempo por falta de conocimiento o simplemente no les interesa el
problema.

Debemos tener en cuenta que sin un buen tratamiento esto puede llegar a
complicaciones extremas, incluso a la imputación. El tratamiento comienza con
el confort en las prendas, se deben utilizar calzados y calcetines adecuados,
muchas de las personas no conocen sobre esto y las que conocen no la pueden
poseer por falta de recursos económicos.

Las personas encuestadas para este trabajo, han tomado con buen agrado a
pesar de los problemas que afrontan, afirman que es difícil convivir con la misma
y que muchos culpan a la mala alimentación y el no tratado rápido.

La investigación que he realizado ha sido de gran ayuda para ampliar mi


conocimiento, y por sobre todo generar confianza para tomar nuevos rumbos y
desafíos hacia el campo laboral profesional.

56
5. 2 RECOMENDACIÓN

 Lavarse, enjuagarse y secarse los pies, ya que un pie limpio tiene


menos propensión de infecciones.
 Aplicar alguna loción o crema humectante en los pies, pero se
debe evitar aplicarla entre los dedos.
 Cortar las uñas en línea recta, teniendo cuidado de no producir
alguna cortadura
 Si tiene callosidades, visite un podólogo
 Escoger con cuidado los zapatos, ya que, al comprar uno nuevo
muy estrecho puede causar ampollas y hasta puede dificultar la
circulación de la sangre
 Cambiar calcetines todos los días
 Evitar caminar sin calzado
 Examinar su calzado todos los días para detectar cualquier
elemento (como una puntilla o un vidrio) que pueda dañar la piel de
los pies.
 No usar almohadillas eléctricas para calentarse los pies.
 Dejar de fumar, ya que dificulta el riego de la sangre en los pies lo
que puede causar una amputación.

57
BIBLIOGRAFÍA

ZAMBRANO, Héctor (Terapeuta y Naturista)

http://geosalud.com/diabetesmellitus/piediabetico.htm

ARAGÓN, F.J. / Ortiz Remacha, P.P. (2002). EL PIE DIABÉTICO.


BARCELONA: MASSON

VIADÉ Julia. J / Anglada Barceló. J / Jiménez Aibar. A et al. (1999). PIE


DIABÉTICO. EDICIONES ERGÓ S.A.

Camp Faulí, Ángel (1999). Protocolo en la unidad del pie diabético / A.


Camp Fauli, J.I. Blanes Monpo. Federación Española de Podólogos.

A. Hernández; D. Abellán ; I. Lluch. HOSPITAL UNIVERSITARIO DR.


PESET ALEIXANDRE - VALENCIA "Manual básico para la exploración y
cuidado de los pies de las personas diabéticas".

GONZÁLEZ Pérez,Javier (Asesor Médico de SODICAR)

http://diabetesstop.wordpress.com/2006/01/16/el-pie-diabtico-y-sus-
cuidados/

http://diabetesstop.wordpress.com/acerca-de/ (AVE FENIX Asociación


Diabética) saludnueva@gmail.com

COABORACIÓN CL José Luis Bartomeoli

http://www.leonismoargentino.com.ar/SalDiaPie.html -

CAVA Iniesta, Josefina

http://www.seapremur.com/Revista%20marzo2000/cuidados_del_pie_diab
etico_no_co.htm

AMERICAN Diabetes Association.Standards of medical care in diabetes --


201.Diabetes Care. 201;34:S11-S61

58
INZUCHHI SE and Sherwin RS. Type 1 diabetes mellitus. In: Goldman L,
Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders
Elsevier; 2007:chap 247

59
ANEXOS

60
ANEXO A

Como alumna del último año de la Carrera de Enfermería de la


Universidad Tecnológica Intercontinental, me dirijo a Ud./es, con el objeto
de solicitar su colaboración para responder algunas preguntas referentes
a esta investigación que redundará en beneficio de nuestra formación
profesional y de la comunidad en general.

1. ¿Padece Ud. de diabetes?

Me dijeron que si No estoy seguro No

2. ¿Conoces alguna forma de realizar el examen del pie


diabético?

Muchas Una forma Ninguna Forma

3. ¿Sabes qué medidas debes tomar si eres diabético para cuidar


sus pies?

Se mucho Algo se No sé Nada

4. ¿Conoce Ud. alguna medida para el autocuidado del pie


diabético?

Sí No

5. ¿Suele Ud. realizarse algún examen sobre el pie diabético?

Siempre

Cuando es necesario

Cuando me exigen

Nunca

61
6. ¿Conoces algún lugar donde se pueda realizar examen del pie
diabético?

Si No estoy seguro No

7. ¿Cómo Ud. trata el problema de la diabetes?

Medicamentos según el Doctor

Automedicación

Remedios yuyos

Otros

8. ¿El calzado que Ud. utiliza es adecuado para el problema del


pie diabético?

Por supuesto No

9. ¿Le han recomendado algún calzado en especial para el


problema del pie diabético?

Muchas veces Una vez Nunca

10. ¿Cree Ud. que el problema principal de esta enfermedad sea la


mala alimentación?

Absolutamente De ninguna Manera

62
ANEXO B

63
64
65