Sunteți pe pagina 1din 2

Desarrollo

Mito El Nacimiento de Afrodita

La divinidad más celebrada del Olimpo, la diosa del amor y de la


belleza, objeto de culto en todo el mundo antiguo nació, según nos relata
Hesiodo en su Teogonía como consecuencia de una acción violenta: la
venganza de Gea sobre Urano, padre de sus hijos. Después de su unión
con Urano nacieron los Cícloples y su padre los castigó arrojándolos al
tenebroso submundo del Tártaro. Los Titanes fueron poco después fruto
de una nueva unión y su madre, Hera, les convenció para que se
revelaran contra su padre, Urano, y así consumar su venganza. El menor
de ellos Cronos, aprovechando el sueño de su padre le sujetó los genitales
con la mano izquierda y con la derecha, utilizando una hoz de pedernal,
se los seccionó, castrándole; para después arrojarlos al mar en el cabo
Drépano. De las gotas de sangre que se derramaron sobre la tierra
nacieron las Erinias o Furias: Alecto, Tesífono y Megeria y las Melíades o
ninfas del fresno.
Una vez los genitales en el mar se deslizaron por el piélago durante
mucho tiempo y fue surgiendo a su alrededor una blanca espuma (en
griego áphros significa espuma) y finalmente del miembro inmortal,
surgió la bella Afrodita, diosa del deseo, creciendo la hierba bajo sus
pies; así llegó hasta las playas de Citera, siguiendo camino después hacia
el Peloponeso para finalmente fijar su residencia definitiva en la isla de
Pafos (Chipre), donde aun pervive su santuario; una vez allí: las
estaciones, hijas de Temis, la vistieron y engalanaron.
Este mito no es originario de Grecia, Hesiodo recoge que su origen es
cadmeo y puede documentarse su tradición, aunque conciertas
variaciones, dentro de las culturas hurrita e hitita, por lo que pudiera
suponerse proveniente de pobladores prehelénicos del norte. Se sostiene,
también, que la castración posiblemente no sea metafórica, ya que se
sabe que algunos pueblos asentados en regiones del África oriental
tienen por costumbre, después de la lucha, que sus guerreros, provistos
de una hoz en miniatura, proceden a la castración de sus
enemigos vencidos.
Cronos una vez realizada la castración de Urano ayudado por sus
hermanos, los Titanes y los Cíclopes, obtuvo la soberanía sobre la tierra,
y una vez que se sintió amo del mundo volvió a desterrar a los Cícoples al
Tártaro; y después se desposó con su hermana Rea y gobernó en la Élide.