Sunteți pe pagina 1din 3

Noción de comprensión y de círculo hermenéutico en Heidegger y Gadamer

En el presente escrito de se va a hablar sobre el concepto de comprensión y el círculo hermenéutico


en Heidegger, filósofo alemán. Se parte del libro Verdad y Método (2003) de Hans-Georg Gadamer,
quien realiza un acercamiento a las cuestiones del arte hermenéutico a lo largo de la historia,
teniendo en cuenta a los máximos representantes de esta. También acerca la influencia del prejuicio
en la comprensión y lo que podría hacerse frente a ellos.

Para poder hablar de comprensión, Heidegger primero se preocupa por la cuestión filosófica del ser
y la comprensión de este, afirmando de manera radical que, la pregunta por el ser debe plantearse
a partir de quién es el que la formula, a este, el filósofo le da el término de Dasein, quien en la
función hermenéutica lo que quiere es comprenderse a sí mismo, en la medida que este representa
la relación con el mundo. Partiendo de esto, Heidegger continúa discutiendo acerca del
planteamiento adecuado de las preguntas filosóficas, considerando cuáles son las posibilidades de
ser de las que se ocupa y preocupa la existencia humana y que, según él, tienen una doble
determinación. En primer lugar, las que nos condicionan: lugar de nacimiento, género, condiciones
sociales, etc. En segundo lugar, aquellas que tenemos libertad de elegir, que según De la Maza
“están disponibles o abiertas a la proyección que hagamos de nuestra existencia.” (2005, p. 128),
las cuales definen adquieren significado a la hora de comprender el Dasein.

Es decir, cuando el Dasein se pregunta por el ser, entiende que dependiendo del modo como él
mismo proyecta su existencia, puede comprender la relación, el significado y función de las cosas
entre sí. Es decir, se reafirma que la comprensión se centra en la relación con el mundo, de la
comprensión del todo con las partes, de las partes con el todo. Para llegar a este punto, Heidegger
plantea la significativa función de la interpretación, la cual se centra en establecer un proyecto para
llegar a un sentido determinado y que para esto requiere que lo previo (prejuicio, juicio precipitados
acción previa) no influya en la comprensión en la medida que esto puede desviar el proyecto y así
mismo, el sentido.

Ahora bien, estas descripciones acerca de la comprensión derivan del círculo hermenéutico. En la
interpretación comprensiva, lo que hace este círculo es adquirir un sentido global a partir del primer
sentido que se encuentra en el texto e ir conformándolo, quizá modificándolo o reafirmándolo
según el interés de sentido determinado que se tenga, pero siempre apuntado a la globalidad a la
que se quiere llegar con la comprensión.
Es aquí donde entra a colación la posición de Gadamer en cuanto al círculo de comprensión. Puesto
que afirma que quien interpreta no se debe apartar de los prejuicios, sino que para lograr la
comprensión los pone a prueba para constatar el origen y validez, para lograrlo se vale del texto y
lo pone en contraste con lo previo. Es decir, se hace apertura a la opinión del otro y se relaciona con
la opinión propia sin olvidar la cosa misma, quien quiere comprender se dispone a hacer apertura
de su realidad y de la realidad del otro (texto). En palabras de Gadamer “El que quiere comprender
un texto tiene que estar en principio dispuesto a dejarse decir algo por el” (2003, p. 335).

No obstante, el autor aclara que estos prejuicios se enmarcan en la Pre-comprensión, ligado a lo


que Heidegger decía acerca la consciencia histórica, lo históricamente diferente, descubrir los
prejuicios como algo anticipatorio, y que la comprensión no se limite a una confirmación de las
propias hipótesis, sino que se genere una producción teórica que emerja del círculo hermenéutico.
Luego de esta pre-comprensión, Gadamer propone la comprensión real, enfrentarse a la cosa
misma, puesto que ya se tiene consciencia de los prejuicios. Cuando quien busca la comprensión
llega a esta comprensión real, debe entender que el texto pertenece a un momento histórico y
cultural particular y que está ligado a la cosa transmitida. Las realidades históricas ayudan al Dasein
a verle que tan sensible es a la diferencia y que tan capaz es el ser de encontrar lo común en estas
diferencias.

Acerca de horizonte y fusión de horizontes

En cuanto a horizonte puedo decir que se trata de la apertura hacia la realidad del otro, no tratando
de comprenderlo sino el comprender las posibilidades que caracterizaron la cosa misma, y lo que
determinó qué quería comprender. Es decir, su contexto. Y si hablamos de fusión de horizontes, se
refiere a reactualizar el sentido de la obra cuando ya se ha desplazado quien busca comprender
hacia el horizonte del otro, entonces esta reactualización conllevaría a una reinterpretación y por
consiguiente a proseguir con en comprender las partes y el todo.

Bibliografía

GADAMER, H.G. El círculo hermenéutico y el problema de los prejuicios. En: Verdad y Método.
Tomo I. Salamanca: Sígueme, 1977, ps. 331-37
De la Maza, Luis Mariano. (2005). Fundamentos de la filosofía hermenéutica: Heidegger y
Gadamer. Teología y vida, 46(1-2), 122-138. https://dx.doi.org/10.4067/S0049-
34492005000100006