Sunteți pe pagina 1din 4

PERCEPCIÓN AUDITIVA

1ª FASE

A. MUNDO SONORO

1. Discriminación ruido – silencio


Antes de iniciar con la identificación de ruidos, el niño tiene que ser
consciente del mismo. Se trabajará la discriminación ruido – silencio a través
de actividades en las que el niño debe expresar de algún modo que diferencia
la presencia y la ausencia del sonido. Como fuente del sonido se puede utilizar
un pandero, una carraca, palmadas, la voz, etc.

El tipo de actividad se adaptará a la capacidad cognitiva y a los intereses de


cada niño:
– Actividades de movimiento: andar o correr mientras hay sonido / pararse
cuando deja de oír el sonido.
– Actividades manipulativas: meter un objeto o poner una ficha cuando oye un
sonido y no poner cuando no hay sonido.
– Actividades gráficas: garabatear mientras hay sonido, detenerse cuando no
lo hay.
– Actividades comunicativas no verbales: gesto afirmativo cuando hay sonido,
gesto de negación cuando no hay.

2. Identificación de ruidos del ambiente y del cuerpo


Este contenido no se trabaja específicamente en reeducación sino que se
desarrolla en el contexto de clase y en el contexto familiar por ser de mayor
significatividad para el niño. La estrategia que se utiliza es la siguiente:
– El adulto le hace consciente del sonido que se ha producido, le señala/le
informa de la fuente del sonido y, si es posible, lo repite (Ej.: ruido de
arrastrar silla, timbre, cisterna (agua), voces (niños), su nombre).
– El niño reacciona al sonido y el adulto le informa de lo que ha oído, si es
posible lo reproduce y le da el significado que tiene (Ej.: timbre (salir al
recreo/ ir a casa), su nombre (acudir)).
– Luego se le pedirá al niño que identifique los ruidos y sonidos que oye y que
ya se le han enseñado (señala o acude a la fuente del sonido).

3. Identificación de instrumentos musicales


De forma general, el proceso de trabajo de identificación es el siguiente:
– El profesor enseña la asociación del sonido con su fuente. Se empieza con
dos instrumentos con contraste en el sonido (pandero-triángulo). A la vez
que se enseña la asociación sonido-instrumento, se presenta también la
imagen del mismo.
– El niño experimenta con el sonido de los instrumentos, reproduce, sigue
ritmos.
– Luego se trabaja la identificación de los sonidos con soporte visual de la
fuente sonora. El niño debe elegir (señalar) entre dos, tres o cuatro
imágenes, la que representa al instrumento musical que ha oído. En este
momento el niño pude ver qué instrumento es el que se ha tocado.
– Al final, se trabaja la identificación de los sonidos sin soporte visual de la
fuente sonora. El niño debe elegir (señalar) entre dos, tres o cuatro
imágenes la que representa al instrumento musical que ha oído. En este
momento el niño no ve el instrumento que se ha tocado.
– Progresivamente se van trabajando otros instrumentos.

Una vez condicionado y entrenado en situación individual, éstos contenidos


y actividades, se generalizan en las sesiones de música y psicomotricidad con
los niños de su clase.

B. LENGUAJE

De forma general, el proceso de trabajo de identificación es el siguiente:


– Se elige el contenido lingüístico que el niño ya conoce (onomatopeyas,
palabras), con sus correspondientes imágenes.
– Se trabaja la identificación de las onomatopeyas o palabras con el apoyo
visual de la labiolectura. El niño debe elegir (señalar) entre tres o cuatro
imágenes la que representa la palabra que ha oído.
– Se trabaja la identificación de las onomatopeyas o palabras sin el soporte
visual de la labiolectura. El niño repite lo que ha oído y luego debe elegir
(señalar) entre tres o cuatro imágenes la que representa la palabra que ha
oído.
– Progresivamente se irá aumentando la cantidad de imágenes de tres a
ocho.

1. Identificación auditiva de onomatopeyas


En esta edad se trabaja con onomatopeyas muy diferentes entre sí a
nivel auditivo y de diferentes categorías o clases (ejemplo: onomatopeyas de
vaca, coche y reloj).

2. Identificación auditiva del vocabulario


Se trabaja la identificación de las palabras trabajadas entre las que
estará su nombre.

En un principio, se puede ir introduciendo la identificación de palabras


junto con la de onomatopeyas e instrumentos musicales.

3. Identificación auditiva de vocales


En este momento se trabaja la identificación auditiva de las vocales que
se han trabajado, a través de la repetición.
2ª FASE

A. MUNDO SONORO

Se continúa con los contenidos anteriores, aumentando los ruidos y


sonidos y la dificultad de las actividades.

1. Discriminación de cualidades sonoras


Se trabaja la igualdad o no entre dos sonidos y la discriminación de cualidades.
– Discriminación igual – no igual. En primer lugar, el objetivo es llegar a
discriminar si el sonido que ha oído es igual o no a otro anterior. La finalidad
de esta actividad es iniciar al niño en el análisis auditivo.
Como requisito tiene que tener los conceptos de igual y no igual.
La respuesta que se le va a pedir al niño va a ser gestual, expresando si es
igual o si no es igual.
El material que se puede utilizar son instrumentos musicales (carraca,
flauta, tambor) y onomatopeyas.
o Se empieza trabajando con sonidos muy diferentes entre sí y teniendo
presente el objeto o el instrumento que lo produce. Ejemplo: carraca –
onomatopeya ó flauta – tambor.
o El niño oye primero un sonido y tiene la imagen del instrumento o de la
onomatopeya y luego el siguiente debiendo informar si son o no son
iguales. En este momento, el niño ve lo que se toca o lo que ha
producido el ruido.
o El niño oye primero un sonido y tiene la imagen del instrumento o de la
onomatopeya y luego el siguiente debiendo informar si son o no son
iguales. En este momento, el niño no ve lo que se toca o lo que ha
producido el ruido.

– Discriminación cualidades sonoras


Se continúa trabajando la discriminación de cualidades sonoras, una vez
que el niño identifique varios instrumentos. Las cualidades que se van a
trabajar son:
o Duración: largo – corto. Se asocia a símbolos (raya larga, raya corta)
(▬▬▬; -). Se puede utilizar flauta o silbato.
o Intensidad: fuerte - débil. Se asocia a símbolos (punto grande, punto
pequeño) (●; o). Se puede utilizar el pandero.
o Tiempo: rápido – lento. Se asocia a las imágenes de conejo y tortuga o
bien a símbolos. Se puede utilizar el pandero.
Presentaremos las cualidades sonoras contrastadas por pares y producidas
con un instrumento que ya lo identifica. Se realizan sonidos largos y sonidos
cortos y se asocia a su símbolo correspondiente. Lo mismo se va haciendo con
las cualidades de intensidad y tiempo. En este momento, el niño ve cuando se
toca el instrumento.
Luego, el niño, sin ver cuando se toca el instrumento, debe asociar la
cualidad sonora que escucha con el símbolo correspondiente, debiendo elegir
entre dos.
Algunos niños les resulta difícil la asociación de una cualidad sonora a un
símbolo. En estos casos, se trabajará a nivel vivencial. El niño realizará un
movimiento o una actividad gráfica en función de las cualidades que se van
trabajando:
o Largo-corto: andar mucho/ andar poco; trazo largo/trazo corto.
o Fuerte-débil: saltar/puntillas; trazo fuerte/trazo suave.
o Rápido-lento: andar corriendo/andar despacio.

2. Memorización auditiva de secuencias


Se trabaja con sonidos de instrumentos. Se presentan dos-tres sonidos y
el niño debe identificar la secuencia de sonidos escuchados, señalando las
imágenes de instrumentos, en el orden en que los ha escuchado.

Materiales:
– Instrumentos musicales.
– Imágenes u objetos.
– Simbolismos gráficos para las cualidades sonoras.

B. LENGUAJE

1. Discriminación auditiva de cualidades sonoras


Identificar las mismas cualidades sonoras que se han trabajado con
sonidos, ahora con vocales y con onomatopeyas.
– Duración: largo-corto. Ejemplo: contrastar el sonido de la vaca y el del
pájaro.
– Intensidad: fuerte-débil. Ejemplo: contrastar el sonido del perro y el del gato.
– Tiempo: rápido-lento. Ejemplo contrastar papapapapa / pa pa pa pa pa.

2. Identificación auditiva de lenguaje


La identificación auditiva se trabaja en situación cerrada y con contraste
fonológico.

– Identificación auditiva de onomatopeyas.


En esta fase se continuarán trabajando las onomatopeyas pero con menor
contraste auditivo (onomatopeyas de la misma categoría, onomatopeyas
con menos contraste auditivo).