Sunteți pe pagina 1din 2

GEOPOLITICA

Cuando hablamos de “geopolítica”, para los efectos del presente documento de trabajo, es lo
que el brasileño Backheuser define como “la ciencia política orientada en armonía con las
condiciones geográficas” (1926). Una definición parecida, pero no tan completa, es la de Kelly
(1997: 2), quien sostiene que “Geopolítica significa el impacto de ciertos factores geográficos en
la política exterior de un país”. El concepto de “ciencia política” abarca más que la sola política
exterior; abarca también la política interior o doméstica, que para efectos del desarrollo
nacional en países de topografía tan agreste (como el Perú), puede ayudar a encontrar
soluciones a su actual situación de subdesarrollo.

El brasileño Backheuser la define como “la ciencia política orientada en armonía con las
condiciones geográficas” (1926). Una definición parecida, pero no tan completa, es la de Kelly
(1997), quien sostiene que “Geopolítica significa el impacto de ciertos factores geográficos en la
política exterior de un país”.
Otra (interesante pero amplia) definición nos la da Cohen, cuando afirma que “geopolítica es

el estudio aplicado de la relación del espacio geográfico con la política. Por lo tanto, la
geopolítica está preocupada con el impacto recíproco de constantes, temas y estructuras
espaciales con las ideas políticas, instituciones y transacciones.
Inicios y evolución histórica
La geopolítica es una disciplina que fundó el geógrafo de origen sueco Rudolf Kjellén. En 1900,
con su libro Introducción a la geografía sueca, expuso los rudimentos básicos de la misma. En
1916 produjo su libro más importante: "El Estado como forma de vida" (Staten som livsform),
donde el término geopolítica fue utilizado por primera vez. Los principios de dicha ciencia en el
pensamiento geoestratégico habían sido tratados por el también geógrafo alemán Friedrich
Ratzel. Según éste, los Estados tienen muchas de las características de los organismos vivientes.
También introdujo la idea de que un Estado tenía que crecer, extender o morirse dentro de
"fronteras vivientes", por ello tales fronteras son dinámicas y sujetas al cambio. Es en su obra
Politische Geographie en la que escribe las "Leyes del crecimiento de los Estados".2

A principios del siglo XX varios geógrafos anglosajones amplían las reflexiones de Ratzel a
problemas militares y estratégicos.

Así geógrafos como el almirante estadounidense Alfred Thayer Mahan postulaban la


importancia estratégica del dominio naval como clave para la dominación mundial ("Quien
domine el mar domina el comercio mundial; quien domine el comercio mundial domina el
mundo"); dichos preceptos se hallan contenidos en su obra The Influence of Sea Power upon
History, 1660-1783 y es considerada una de las obras más influyentes sobre dicha temática.
Actualmente es conocida como la Teoría del poder naval.3

Otro geógrafo que también contribuye al desarrollo de la geopolítica es sir Halford John
Mackinder, quien en el año de 1904 frente a la Real Sociedad Geográfica desarrolló su tesis
denominada "El Pivote Geográfico de la Historia"4 y de la cual se desprende la teoría del
Heartland ("corazón continental") o "área pivote" (actualmente el territorio de Rusia y de las
antiguas Repúblicas Soviéticas) en la que explica que el control de las grandes zonas
continentales facilitaría el dominio del mundo. Un excelente ejemplo de la aplicación de estas
teorías geopolíticas sobre todo de los autores estadounidenses es la compra de los territorios
donde ahora se encuentra el extenso estado de Alaska, el cual en su momento fue comprado
por los Estados Unidos de Norteamérica al Imperio ruso, y que ha contribuido a mantener a los
estados asiáticos bajo control con respecto a Canadá y en general, a la parte norte del continente
americano.