Sunteți pe pagina 1din 5

CASUHATI, Una ventana al misterio

Por Mario J. Lupo

La ciencia no puede resolver el último misterio de la naturaleza. Y eso se debe a que, en última
instancia, nosotros mismos somos una parte del misterio que estamos tratando de resolver…
Max Planck

Sierra de la Ventana, es un lugar muy especial, por su belleza natural y su historia.


Si a esto le agregamos la observación de objetos voladores no identificados
generamos una mezcla de sensaciones que oscilan entre la ficción y la realidad de
nuestros sentidos, y bueno, el tema interesa, el lugar es hermoso y como me
gusta la historia de muchos lugares de nuestro país nos dirigimos una vez más (y
creo que ya van más de diez veces), hasta esta localidad serrana de la provincia
de Buenos Aires.
En nuestros archivos y galerías de recuerdos nos encontramos con muchos casos
de observaciónde luces no identificadas en toda esta región comprendida por muy
pintorescas poblaciones y ciudades como ser Saldungaray, Sierra de la Ventana,
Villa Ventana, Villa la Gruta, Tornquist y lugares cargados de sucesos como ser el
ex Club Hotel de Villa Ventana, o mejor dicho lo que queda de él, lleno de historias
de la 2º guerra mundial, fantasmas que no desean retirarse del lugar, y -lo que no
podría faltar- observaciones ovni. Desde el viejo y destruido hotel podemos
apreciar en toda su magnitud al Cerro Napostá, encontrándonos con muchísimas
historias de observaciones ovni. Tomando la Ruta 33 llegamos a Colonia San
Martín y el grupo de lagunas Encadenadas que junto a la Villa las Encadenadas
conforman un verdadero paraíso para los ojos de cualquier persona que las pueda
apreciar.
La problemática ovni se manifiesta en toda esta región, mucha gente ha sido
testigo y aún lo es de episodios llenos de una extraña fantasía donde la realidad,
el mito y las leyendas conforman un abanico de muy posibles sucesos que
escapan a nuestra realidad cotidiana y pasan a formar parte de un cuadro que
posee mucho de “eventualidad cósmica”.

Ya por 1985, pasando una noche en la cima del cerro de la Ventana en el Parque
Provincial Tornquist (en ese momento se podía, ya que en la actualidad el servicio
de guardaparques no lo permite) observamos ciertos “destellos en el cielo” que se
repitieron más tarde tanto en el “cerro Tres Picos” como en los alrededores del
Cerro Naposta y según versiones de grupos de Scout, lo mismo ocurrió en el Abra
del Pantanoso, sobre la ruta 76.

Muchas fotos, filmaciones y versiones tanto de turistas, deportistas (en este lugar,
se practica escalada en roca) como de gente que reside en la zona nos dan su
testimonio sobre luces y fulguraciones.

Otra vez el “señor misterio” sigue presentándose, acechando nuestra credulidad


racional o no… Pero, ahí esta esperándonos…! Haciéndose presente en los
cielos o en cualquier recodo del camino…!

Cuando los pueblos Pampas eran los únicos moradores de toda esta región de la
Provincia de Buenos Aires, el pueblo Puelche (“gente del este”) se adueñó de todo
lo que comprendía lo que hoy conocemos como Sierra de la Ventana y su lugar
sagrado era justamente esa ventana natural enclavada en la roca a 1.134 metros
sobre el nivel del mar, a la que llamaban CASUHATI o Mirador, desde el cual aún
hoy se puede observar a muchos kilómetros a la redonda y donde en la
antigüedad los sacerdotes del pueblo Puelche estaban en contacto con la
divinidad “ Gamakia” quien había elegido este lugar para ser el centro del
mundo… y que al fin, lo habían encontrado después de haber recorrido mucho
camino, ya que el pueblo “ Puelche” no es originario de esta región, sino que en lo
aparente, habrían emigrado desde regiones cordilleranas del sur de nuestro país,
en la búsqueda de un mejor lugar elegido por “Gamakia”.

EL FENÓMENO OVNI EN LA REGIÓN DE VENTANA

Los avistamientos ovni, se hacen presente en este lugar como en muchos lugares
de la República Argentina, algunos de estos casos han tomado estado público y
hasta algunos de ellos fueron investigados por buenos profesionales del tema, en
cambio otros quedaron solo en el recuerdo de los testigos que los guardaron
celosamente sin querer dar más detalles de lo que vieron y a los que respeto por
su decisión. En lo que respeta a mi visión personal puedo decir que en toda la
región son pocos los vehículos aéreos (aviones, helicópteros, etc.) que transitan
el espacio aéreo, en mi caso particular en toda una semana observé solo tres
aviones de línea pasar y por lo que consulté con gente que se dedica a la
pulverización de campos esto es así, por lo tanto el hecho de confundir lo que se
esta viendo es menor que en otros casos.

El resumen que presento a continuación es solo una reseña de los lugares, dentro
de la comarca de sierras, donde se observaron presuntos ovnis.

Fecha Lugar Observación

1- 13/07/1974 Tornquist En las afueras de la ciudad

2- 02/09/1978 Saldungaray Se encuentran extrañas huellas.

3- 15/06/1981 Cura Malal Campo cercano al pueblo.

4- 14/03/1984 Cerro Naposta Luminiscencias nocturnas al


costado del cerro.

5- 06/02/1987 Tornquist Sobre la ciudad.

6- 18/12/1998 Sierra de la Ventana Ciudad.

7- 23/05/2000 Cerro Tres Cruces En la proximidad del cerro.

8- 22/08/2001 Cerro Tres Picos Luminiscencias sobre el cerro.

9- 14/05/2002 Sierra de la Ventana En la ciudad sobre la estación


de tren.
10-18/03/2006 Cura Malal Afueras del pueblo.

11- 21/11/2006 Abra Ventana Sobre el Abra.

12- 07/04/2007 Villa Ventana Afueras del pueblo.

13- 26/06/2010 Villa Ventana Luz desplazándose en el cielo

14- 07/11/2010 Abra del Pantanoso Luces nocturnas zigzagueantes.

15- 12/01/2011 Sierra de la Ventana Sobre el cerro.

16- 27/03/2011 Sierra de la Ventana Sobre Parque Provincial.

17- 04/01/2012 Sierra de la Ventana Ciudad.

18- 16/12/2012 Sierra de la Ventana Sobre el cerro.

19- 28/04/2013 Sierra de la Ventana Sobre el cerro.

Bajo ningún concepto afirmo que cada uno de estos sucesos corresponda
afirmativamente a casos ovni, es simplemente una reseña de información que
poseo sumada a publicaciones que en su momento tomaron estado público. Como
se notará, estas presencias no desentonan con otras de características similares
ocurridas en otras regiones de nuestro país y del mundo. Mucha gente nos
informa haber sido testigos de presencias Ovni y no podemos suponer que toda
esta gente miente o deforma la realidad que observa. Sostengo: “Que como todo
lo que brilla no es oro, todo lo que vuela no es un ovni”. Por lo tanto la
investigación debe continuar hasta cerrar todas las alternativas que se hallen a
nuestra disposición. La última palabra difícilmente esté dicha.

UNA VISIÓN DE ESTUDIO

Tanto para estudiar como investigar un fenómeno es necesario hallarle una


definición adecuada y precisa aceptable para el resto. Como podemos definir un
ovni de cualquier otra cosa?. Esta es una pregunta que en su momento fue muy
bien respondida por el Dr. Joseph Allen Hynek:

“Un informe de la percepción, en el cielo o sobre el suelo, de un objeto o una luz


cuya apariencia, trayectoria, comportamiento dinámico y aspectos luminosos no
solo no sugieren una explicación convencional y lógica a los testigos, sino que
permanece sin identificar cuando individuos técnicamente idóneos examinan toda
la información disponible”, aunque Jacques Vallée no estaba muy de acuerdo con
el tema de los “individuos técnicamente idóneos”. El estudio de la información
recibida posee una gran relevancia, el cual debe ser verificado de la forma más
aceptable posible para sacarlo de la gran dimensión que posee un rumor ya que
esto favorece considerablemente a ahondar la subjetividad de un hecho. Todo
incidente tiene una realidad objetiva, la cual se trata de identificar por medio de la
interpretación que cada investigador le otorgue y la cual se verá afectada por el
conocimiento que este posea. No nos olvidemos que para ser investigador de
fenómeno ovni no hace falta credencial, ni titulo universitario habilitante, solo faltan
ganas de saber que se oculta detrás de los ovnis…

El autor de este artículo, Mario Lupo, en el enigmático paisaje de Sierra de La Ventana.


UN PENSAMIENTO EN VOZ ALTA

Como siempre sostengo, el fenómeno ovni nos presenta más preguntas que
respuestas y todos aquellos que estamos de una u otra manera en el tema, tanto a
favor como en contra, somos simples átomos que giramos en torno a este
fenómeno tratando de desenredar y encontrar la punta a este gran ovillo de
incógnitas, ante cada paso que se da nos encontramos con nuevos misterios a
resolver, con nuevas hipótesis de trabajo que necesitan, para algunos,
imperiosamente ser resueltas; aunque instintivamente se sabe que esta es una
especie de “historia sin fin”, siendo simples relatores de acontecimientos que no
comprendemos, y al no comprenderlos cuando agotamos nuestra ciencia o
conocimiento personal damos rienda suelta a la filosofía del libre juego de las
ideas, muchas veces esbozando pensamientos en voz alta que escapan a la
“anormalidad” del fenómeno y van más allá de lo pensado. El fenómeno en si
actúa como “efecto disparador” al igual que nos ocurre cuando tomamos
conciencia de realidades no comunes a nuestras “formas y modos”, y de esta
forma sumamos misterios cotidianos y como alguien dijo cierta vez “en esencia, el
último gran misterio a resolver, somos nosotros mismos”.