Sunteți pe pagina 1din 2

Beneficios del agua para la piel

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones el agua es fundamental para nuestro


organismo, ya que nos ayuda a cuidar nuestros órganos vitales y aporta muchos beneficios
a nuestra piel.

Es tan importante en nuestras vidas que según diversos estudios se ha comprobado que un
ser humano puede vivir durante un mes sin comida pero no llega a más de una semana sin
beber agua.

El agua no solo es importante a nivel interno, sino que también lo es a nivel externo. Si nos
hidratamos de la forma adecuada evitaremos que las consecuencias internas se reflejen en
el exterior y más en concreto en nuestra piel.

¿Por qué beber agua para hidratar la


piel?
Volvemos a insistir en que el agua ayuda a la salud tanto interna como externa de la piel. Si
tiene la temperatura y la potabilización (es preferible que esté libre de cal y lo
más pura posible) el agua se convierte en el principal agente de limpieza porque aporta
algo que no dan los jabones ni las limpiadoras faciales o de cuerpo y es oxígeno.

El oxigeno que aporta el agua ayuda a la piel a mantenerse sana y en las mejores
condiciones para poder hacer frente a agresiones externas como losrayos del sol o la
contaminación entre otros factores que influyen en nuestra piel.

Beneficios del agua para la piel


Los beneficios que tiene el agua para nuestra piel son numerosos y sobretodo lo notarás en
el aspecto que esta tiene ya que verás como disminuyen líneas de expresión, como la piel
no está tan agrietada… ¡Aquí tienes todos sus beneficios!

 El agua contribuye a la regeneración celular aportando minerales, nutrientes y oxígeno,


indispensables para que nuestra piel se mantenga sana y llena de vitalidad.

 Tonifica los músculos del cuerpo, incluyendo los de la cara.

 Aumenta la oxigenación favoreciendo la circulación sanguínea en todo el cuerpo.

 Repone los tejidos de la piel y aumenta su elasticidad, retrasando el envejecimiento cutáneo.


 Elimina las toxinas del organismo y otros elementos innecesarios para nuestro cuerpo que
interfieren en el proceso de renovación celular y adecuado funcionamiento de nuestros
órganos, entre ellos la piel.

 El agua es muy importante para la absorción de los nutrientes de los alimentos, como las
vitaminas de las frutas y las verduras, las cuales son necesarias para mantener la piel firme,
flexible, fuerte y con luminosidad.

 Lavar la cara con un poco de agua fría ayuda a desintoxicar y dar firmeza a la piel.