Sunteți pe pagina 1din 8

Cuidados de la hidrolavadora

No liberar la presión al terminar el trabajo


Las hidrolavadoras Karcher, al igual que otros equipos de otras marcas, incluyen el
denominado sistema “Auto Stop”. Más específicamente, el motor se acciona únicamente
cuando aún no se ha alcanzado la presión máxima, por lo que el motor opera mientras el
usuario mantiene presionado el gatillo.

Esto naturalmente tiene una consecuencia directa, el equipo siempre tiene agua
presurizada en su interior, por lo que en todo momento que presiones el gatillo
obtendrás agua altamente presurizada, al tiempo que se protege al equipo de
sobrepresión y sobrecarga del motor.

El problema es que muchos usuarios no realizan una adecuada evacuación del agua
presurizada contenida en la hidrolavadora, ocasionando que se retenga la alta presión
por extendidos períodos de tiempo, lo que hace que un único uso sin la necesaria
despresurización cause daños en la bomba, daños que, nuevamente, son muy
característicos y harán caer la garantía también. Imagínese adquirir su nueva
hidrolavadora, utilizarla una única vez, y luego de un mes observar que ha dejado de
funcionar, y peor aún, que no está cubierta por la garantía.

La manera de realizar la evacuación de la presión es muy simple. Primero usted debe


desconectar el equipo de la alimentación eléctrica. Habiendo cortado la energía y el
suministro de agua, presione el gatillo de la pistola hasta que deje de salir agua. De esta
manera el agua que ya se encontraba a alta presión saldrá de la hidrolavadora, evitando
daños sobre la bomba.

Mala alimentación de agua


En un tercer lugar incluimos los errores relativos a la alimentación de agua a la
hidrolavadora. En esta categoría incluimos tres problemas comunes.

Primero, es importante verificar que el suministro de agua sea suficiente para la


operación de la hidrolavadora. En la página correspondiente a cada una se incluye el
caudal de agua, y es necesario que la manguera a la cual la hidrolavadora se conecta sea
capaz de entregar caudales superiores a los indicados. Para determinar el caudal de una
fuente de agua basta con llenar un volumen conocido y medir el tiempo que se necesitó
para eso. Con un básico cálculo de regla de tres se llega a la cantidad de litros por
minuto, valor que resulta relevante para determinar si el mismo es suficiente o no, y en
el segundo caso, evaluar las opciones para aumentar el caudal.

Entre las alternativas que normalmente se manejan para aumentar el volumen de agua
entregado se encuentran aumentar el diámetro de la manera a la cual se conecta la
hidrolavadora o la conexión a una fuente de mayor presión.
Luego de constatar la suficiencia en la alimentación de agua, el siguiente paso es
permitir el llenado de la hidrolavadora previo a ponerla en marcha. Para esto usted debe
conectar la manguera al equipo y permitir que el agua fluya hasta la pistola de alta
presión mediante el accionamiento del gatillo. En cuanto observe que sale agua puede
proceder a poner en marcha el equipo.

En último lugar, aunque posiblemente debiera de haber sido el primero, se encuentra la


utilización de fuentes de agua apropiadas. El ingreso de elementos pueden dañar la
bomba, por lo que se recomienda utilizar siempre agua limpia.

Las hidrolavadoras son herramientas que a partir de una conexión a una fuente de agua
agregan presión a la misma y, dependiendo de las características de la máquina y la
configuración, son capaces de entregar presiones de hasta 50 veces másque una
manguera . Equipadas con los accesorios correctos, resultan prácticas para limpieza de
superficies, vehículos, limpieza en altura, en tuberías, etc.

La alta presión que estos equipos proporcionan se traduce en un impacto más fuerte
sobre la superficie a limpiar, lo que causa una remoción más sencilla de la suciedad y
los hace capaces de realizar las limpiezas más difíciles, necesitando menores
dedicaciones de tiempo para culminar el trabajo.

También hay accesorios para las hidrolavadoras que ayudan a limpiar diferentes tipos de
superficies, desde autos hasta patios o paredes. En muchos casos la compatibilidad
depende de cada marca, por lo que es importante investigar las opciones previo a la
compra.

Cómo funcionan
Las hidrolavadoras cuentan con un motor, que puede ser eléctrico o funcionar en base a
combustibles, que a partir del agua entrante (ya sea desde una manguera o un tanque
incorporado) agrega presión a la misma, y cuando el operario habilita la salida de agua
mediante un gatillo, el agua circula desde la manguera de alta presión hasta la pistola
cuya boquilla en su extremo determina el tamaño del chorro de salida, y por tanto el
impacto que tendrá el agua al golpear la superficie a limpiar.

Tipos de chorro
Las configuraciones del chorro dependen de la boquilla que se utilice, y resultan
prácticos para diferente tipos de tareas.

 Utilice un chorro en línea recta (0°) para el máximo impacto sobre la superficie, mientras que
el chorro en abanico (que puede presentarse en diferentes amplitudes) permite una mayor
cobertura de la superficie, razón por la cual se indica con frecuencia para la aplicación de
detergente, en baja presión.
 Los punteros rotativos (con efecto fresadora) combinan alto impacto y buena cobertura de
superficie, al equiparse con un chorro en línea recta que gira en círculo a medida que circula el
agua presurizada.

Tipos de motor
En hidrolavadoras existen opciones tanto eléctricas como a combustión.

Hidrolavadora eléctrica

Son el tipo más común, porque de hecho, al ser las de menores potencias y costo, son
frecuentemente utilizadas de forma doméstica, además de profesional. Normalmente
incluyen un cable que, por las características de los trabajos para los que se utilizan, es
de varios metros. Dentro de esta categoría podemos encontrar la mayoría de
las hidrolavadoras alemanas Karcher.

La hidrolavadora Karcher K4 se equipa con 1800W de potencia.

Naturalmente, al ser equipos eléctricos que trabajan con agua, es necesario tener ciertos
cuidados, como por ejemplo evitar mojar la alimentación eléctrica u operar la misma
estando mojado.

Son altamente recomendables si están claros los lugares donde el equipo ha de


utilizarse, y en cuyos casos se cuenta con apropiada alimentación eléctrica. Por ejemplo,
para el uso profesional en limpieza de vehículos, dado que han de utilizarse siempre en
los mismos lugares, son más recomendables este tipo de hidrolavadoras.
Equipos con motor a combustión

Los motores a combustión destacan por su autonomía de la red eléctrica, lo que los hace
aptos para su uso en lugares sin energía.

La hidrolavadora a combustión HD 6/15G de


Karcher destaca por su facilidad para transportar e independencia de la red eléctrica.

Este tipo de hidrolavadoras son en general más potentes que las eléctricas (logran
mayores potencias).

Por desgracia, debido a las emisiones de monóxido de carbono que cualquier motor a
combustión genera, el uso del equipo en lugares que no tengan una adecuada ventilación
puede tener graves consecuencias para la salud, y en ese sentido no está recomendado
su uso para interiores.

Cómo seleccionar una hidrolavadora


Es importante planificar el uso del equipo previo a adquirirlo; una elección incorrecta
se puede traducir en mayores costos de adquisición, desgaste temprano del equipo
o excesivo consumo de agua o tiempo.

1. La carga de trabajo
Lo primero que se debe tomar en cuenta al seleccionar un equipo es la carga de trabajo;
la exigencia que se le piensa dar al equipo es importante tenerla en cuenta ya que un
equipo demasiado pequeño se desgastará de forma prematura. En general, una falla
debido a la sobreexigencia no estará cubierta por la garantía.
Cada equipo de la línea K de KARCHER tiene
una exigencia recomendada.

En este sentido es importante distinguir entre trabajos domésticos o profesionales.

Los usuarios domésticos hacen uso de su equipo de forma ocasional y por períodos
cortos de tiempo, para llevar a cabo trabajos de limpieza ligeros (limpiar un patio, lavar
un coche).

Los usuarios profesionales, sin embargo, pueden necesitar recurrir a una hidrolavadora
con mayor frecuencia y por mayores períodos de tiempo.

La vida útil de cada hidrolavadora se determina por varios factores. Por ejemplo, los
motores con carbones (presentes en las líneas K2 y K3) tienen una vida útil determinada
por el desgaste del motor. Si el equipo se utiliza de forma intensiva, las horas de trabajo
para las que se había diseñado se consumirán en menor tiempo, ocasionando una
temprana falla. La hidrolavadora Karcher K4 cuenta con un motor de inducción
refrigerado por agua, y en tal sentido no tiene ese desgaste, siendo ésta una de las
razones por las cuales se recomienda para uso doméstico pesado. Otros componentes
también podrían tener un desgaste prematuro. En base a la exigencia en el uso podemos
hacer las siguientes recomendaciones:

 Trabajos domésticos: K2 y K3 para usos ligeros, K4 para los más pesados.


 Trabajos de mediana exigencia pero ocasionales: equipos semiprofesionales como HD
585 o 5/11 P.
 Trabajos exigentes y/o recurrentes: equipos profesionales como HD 6/15 Compact o Classic.
 Trabajos intensivos por horas, todos los días: equipos industriales, como HD 7/18C.

2. Los accesorios necesarios


Otro aspecto importante son los accesorios. En muchos casos, hay accesorios que se
incluyen y en otros casos hay accesorios que, si bien no acompañan al equipo, sí pueden
utilizarse con los mismos (se venden por separado).

En la línea doméstica de KARCHER, hay mucha variación en lo que respecta a los


accesorios que se incluyen con los equipos. Como los equipos para uso doméstico son
los de menor costo, muchas veces ocurre que el costo de los accesorios son altos en
proporción al costo del equipo. Por eso es importante elegir correctamente al momento
de comprar.

 Puntero rotativo (fresadora): K2 Basic, K2 Home, K3 Car


 Puntero abanico: K2 Home
 Puntero abanico con Vario Power: K3 Car y K4
 Accesorio espumador: K3 Car
 Cepillo de cerdas blandas: K3 Car
 Plato limpiador de superficies: K2 Home.

En la línea profesional de Karcher no existe tanta variabilidad, sino que en cambio es


posible que algún equipo cuente con algún puntero que en otro no se incluya. Respecto
a los accesorios compatibles, es posible que existan diferencias.

También podrían tomarse en cuenta otros aspectos. Por ejemplo, para usar el accesorio
de extensión telescópica para limpieza en alturas, si bien el acople es compatible para
cualquier equipo de la línea K de Karcher, recomendamos que sea utilizado con la
K4.

3. Otros criterios de selección


Las magnitudes que acompañan siempre la información de un modelo de hidrolavadora
son:

 La potencia del motor, típicamente medida en caballos de fuerza para el caso de los motores a
nafta, y kilowatts, para el caso de los eléctricos
 El flujo de agua, o caudal, que el equipo es capaz de entregar a través de la boquilla de la
pistola, medida en litros por minuto (u otra medida de volumen por tiempo, como galones por
minuto).
 La presión a la cual se somete el agua, medida en PSI o BAR.
 La alimentación eléctrica, que indica a qué tipo de electricidad se puede conectar. Algunas
hidrolavadoras requieren de una o tres fases, y voltajes como 220, 380 y 400 volts.

Naturalmente, al comparar distintos modelos, aquellos que posean un motor de mayor


potencia, posiblemente se acompañen de mayor presión y caudal. Sin embargo, el
caudal o la presión en sí mismos no pueden compararse por separado. Un equipo puede
lograr mayores presiones a costa de reducir el flujo de agua que entrega, y viceversa. Si
un equipo ofrece mayor presión y mayor caudal, posiblemente tenga un motor de mayor
capacidad. En este sentido, al existir una suerte de proporcionalidad inversa, una
métrica de comparación puede ser el producto de estas dos cantidades, magnitud que se
mide en las llamadas Unidades de Limpieza (o Cleaning Units).

Otros criterios para la selección de una máquina pueden ser respecto a la temperatura
del agua. Invierta en un equipo que entregue agua caliente si piensa utilizarlo para la
remoción de grasas y aceites, dado que en ese caso se vería altamente beneficiado. El
uso de agua caliente está altamente recomendado para la desinfección, por ejemplo de
vehículos de transporte de animales.

Ejemplos de elección de hidrolavadoras


Lo vamos a guiar en los casos de uso más comunes.

Hidrolavadora para lavar el auto en casa

Elija la hidrolavadora Karcher K3 Car.

La hidrolavadora Karcher K3 Car incluye un


depósito para jabón que resulta ideal al combinar con el cepillo de cerdas blandas.

Porque es un equipo doméstico, que adquiere a buen precio y junto con él también
recibe accesorios como el espumador para aplicar espuma sobre su coche, el cepillo de
cerdas blandas para lavar con jabón y el detergente especialmente indicado para coches.

Hidrolavadora para limpiar paredes o patios en su casa

Elija la hidrolavadora Karcher K2 Home.


Acompañada del limpiador T150 que se incluye,
la hidrolavadora Karcher K2 Home es ideal para mantener espacios exteriores.

Porque incluye el accesorio T150 que le permitirá limpiar, de forma rápida y sin
mojarse, amplios espacios exteriores en su hogar, ahorrando agua y realizando la tarea
en menor tiempo.

Piensa realizar trabajos de mediana exigencia en casa

Elija la hidrolavadora Karcher K4.

La hidrolavadora Karcher K4 tiene un motor a inducción de 1800W.