Sunteți pe pagina 1din 886

Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la

República Mexicana
Dr. Anuar Abraham Kasis Ariceaga
Presidente

Universidad Autónoma de Nuevo León


Mtro. Francisco Fabela Bernal
Director de la Facultad de Arquitectura

Diseño Editorial y de Portada


DG Pamela Anaid Vasco Mercado
DG Paulo Antonio Tadeo Gaitán
Laura Fraga Pérez
Guillermo Jasso Colunga

Cuidado de edición, revisión y estilo


Dr. Juan Arturo Ocaña Ponce
Arq. Ginés Laucirica Guanche
Arq. Gabriela Alicia Sánchez del Toro

Nombre de la obra
“Responsabilidad social de la arquitectura en el contexto actual”

Compilación a cargo de:


Mtra. María de los Ángeles Stringel Rodríguez, Mtro. Francisco Fabela
Bernal y Dr. Anuar Abraham Kasis Ariceaga

Primera edición, 2015


ISBN: 978- 607- 9343- 94-1

Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la


República Mexicana
Facultad del Hábitat de la UASLP. Niño Artillero No. 150. Zona
Universitaria. San Luis Potosí, S.L.P.
Universidad Autónoma de Nuevo León.
Facultad de Arquitectura. Avenida Universidad s/n.
Ciudad Universitaria. San Nicolás de los Garza, N.L.

Prohibida su reproducción total o parcial, bajo cualquier medio, sin la


debida autorización por escrito de los poseedores de los derechos de
los autores. Los textos firmados en esta obra son responsabilidad de
los autores.

Producido en México / Print in Mexico.


“ Responsabilidad social de la arquitectura
en el contexto actual ”

Compilación a cargo de: M.C. María de los Ángeles Stringel Rodríguez


Mtro. Francisco Fabela Bernal
Dr. Anuar Abraham Kasis Ariceaga

Arbitraje a cargo de la Comisión Académica de ASINEA integrada por:


• Dr. Adolfo Benito Narváez Tijerina (UANL)
• Dr. Juan Ignacio del Cueto Ruiz Funes (UNAM)
• Dra. Guadalupe Salazar González (UASLP)
• Dr. Juan López García (UdG)
• Dra. Eugenia María Azevedo Salomao (UMSNH)
• Dr. Juan Manuel Márquez Murad (UPAEP)
• Dra. Blanca Paredes Guerrero (UAY)
• Dra. Irma Laura Cantú Hinojosa (UANL)
• Dra. Ramona Alicia Romero Moreno (UABC)
• Dr. Jesús Victoriano Villar Rubio (UASLP)
• Dr. Vicente Pérez Carabias (UdG)
• Dr. Alejandro Acosta Collazo (UAA)
• Dra. María Teresa Ledezma Elizondo (UANL)
• Dr. Oswaldo Baeza Herrera (UABC)
• Dr. Rubén Salvador Roux Gutiérrez (UAT)
• Mtro. Tenoch Huematzin Bravo Padilla (UdG)
• Dr. Jesús Enrique de Hoyos Martínez (UAMEX)
• Dr. Wilder Álvarez Cisneros (UACH)
• Dr. Fernando N. Winfield Reyes (UAV)
Mayo de 2015
Este libro digital, La Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual, es uno de los logros
a los que ha llegado la ASINEA, como resultado de los proyectos y acciones realizadas con anterioridad,
que fueron generando mejoras progresivas tanto en los eventos de las Reuniones Nacionales en lo gene-
ral, como en los aspectos particulares que están implicados con la producción académica de los docentes
e investigadores a nivel nacional, la presentación de ponencias de calidad, el proceso de arbitraje que se
requiere para ello, el cuidado en la presentación y en el desarrollo de las mesas de trabajo en lo que se re-
fiere a la relatoría y conclusiones, muy especialmente a la atención de la Sede de cada una de las Reuniones
Nacionales para el cuidado en el orden y registro de todo lo presentado y expuesto, entre algunas otras
cosas relacionadas con el trabajo logístico y técnico que permite generar una nueva publicación.
En este camino, de años de trabajo, se ha avanzado de modo importante en todos estos aspectos, a pesar
de que los cambios se dan de modo paulatino y en ocasiones ha resultado incómodo y difícil adaptarse a los
nuevos modos de operación que sin embargo están garantizando la calidad de los eventos, de los resultados
y los productos.
En esta idea de atención y cuidado, las Sedes de las Reuniones Nacionales han jugado un papel fundamen-
tal. Podemos hablar aquí de las aportaciones que para ello han realizado instituciones que se han responsa-
bilizado de estos trabajos, haciendo un recuento:
• La Benemerita Universidad Autónoma de Puebla en Puebla, n Puebla, Pue. y la Universidad De La Salle,
México. En México, D.F. en el año 2010, en las Reuniones 83 y 84 respectivamente.
• La Universidad de Sotavento en Coatzacoalcos, Veracruz y la Universidad Autónoma del Estado de
México, en Toluca, Estado de México en el año 2011, en las Reuniones 85 y 86 respectivamente.
• La Universidad Autónoma de Aguascalientes en Aguascalientes, Ags. y la Universidad Internacional en
Cuernavaca, Morelos, en el año 2012, en las Reuniones 87 y 88 respectivamente.
• La Universidad Veracruzana en Xalapa, Veracruz y la Universidad Cristóbal Colón en Boca del Río, Veracruz,
en el año 2013, en las Reuniones 89 y 90 respectivamente.
• La Universidad de Guanajuato en Guanajuato, Gto. y la Universidad Autónoma de Nuevo León en
Monterrey, Nuevo León, en el año 2014, en las Reuniones 91 y 92 respectivamente.

En este camino, se logró poco a poco primero asegurar la calidad de los trabajos y las participaciones, des-
pués integrar los resultados en principio en Memorias que daban cuenta de las aportaciones de los docen-
tes, alumnos e investigadores, mismas que se distribuyeron en la Reunión Nacional inmediata posterior y el
objetivo final de convertir los productos en libros digitales se logró concretar con lo trabajado en la Reunión
Nacional 92 de la ASINEA, realizada en la Universidad Autónoma de Nuevo León.
Es muy importante señalar que estos procesos y productos son finalmente de beneficio para todos los
participantes, dado que les aseguran que su trabajo rendirá un fruto y aportará al conocimiento en el tema
particular que nos ocupa en la Asociación en cada una de las Reuniones Nacionales. Se ha mencionado ya
que estos temas que vamos a trabajar en la ASINEA, tienen el compromiso de atender y dar una respuesta
a las principales necesidades que tiene el medio de la Educación en Arquitectura en México, en sus campos
de docencia, investigación y desarrollo tecnológico, así como en los de difusión y divulgación de los avances
y los logros, pero también se tiene el compromiso de atender y aportar para la solución de las necesidades
en generales de nuestro país. Los Arquitectos tienen mucho por ofrecer para las soluciones que el país de-
termine convenientes a las necesidades inminentes del espacio de vida tanto público como privado, y sobre
todo en los temas de lo social, lo ambiental y todo lo relacionado con el paisaje urbano.
Estamos seguros de que con esta serie de libros con los que se comienza ahora con este primer número,
que son producto del trabajo de los miembros de la ASINEA, se podrán ir ofreciendo los avances y las apor-
taciones que sean de utilidad tanto para el medio de la educación, como para el medio del ejercicio de la
profesión en México.
Anuar Kasis Ariceaga
Presidente de la ASINEA
ÍNDICE
Introducción ------------------------------------------------------------------------------------------------------------16

Capitulo 1 Reflexión sobre la Arquitectura ---------------------------------------------17-19

DESARROLLO URBANO-ARQUITECTÓNICO DE LA CIUDAD DE AGUASCALIENTES


M.A. Juan Jesús Aranda Villalobos--------------------------------------------------------------------------------20-29

REGIONALISMO “CRÍTICO” EN EL CASCO HISTÓRICO DE MONTERREY NUEVO LEÓN


(RESCATE DEL BARRIO ANTIGUO) Arq. Rafaela Guadalupe Briones Chavero/ M.A. Juan Manuel
Martínez Zúñiga/ M.V. Nancy Elizabeth Pruneda Ávila--------------------------------------------------------30-39

TECATE, PUEBLO MAGICO Ixchel Astrid Camacho Ixta/ Miriam Nallely Barba Duarte/ Claudia
Lizbeth Fabela Bla-----------------------------------------------------------------------------------------------------40-45

EL TESTIMONIO PETREO OLVIDADO. LOS ÚLTIMOS GUARDACANTONES URBANOS


DEL BARRIO DE SAN MIGUELITO M.A. Juan Carlos Aguilar Aguilar------------------------------46-55

RECUPERACIÓN HISTÓRICA DE UN LUGAR EMBLEMÁTICO EN UNA COMUNIDAD RURAL


EL CASO DE LA FÁBRICA DE SAL DE SALINAS DE HIDALGO, S.L.P. Dra. Ruth Verónica Martínez
Loera/ Arq. Héctor Muñoz Tiscareño----------------------------------------------------------------------------56-63

INTEGRACIÓN DOCUMENTAL PARA EL FOMENTO DE LA DEFENSA DEL PATRIMONIO


EDIFICADO DE LA LAGUNA, CASO: CIUDAD GÓMEZ PALACIO, DURANGO
M. I. Inocencio Luévanos Soto/ M. C. Roberto de Jesús Gómez Estrada/ M. C. Francisco Luis
Camporredondo Reyes----------------------------------------------------------------------------------------------64-73

LAS HACIENDAS DE CHIAPAS Y LOS CAMINOS HACIA SU REFUNCIONALIZACIÓ


M. A. Susana Mota Bravo/ M. A. Berzaín Cortés Martínez/ M. C. J. Roberto Lucero Márquez------74-83

INFLUENCIA E IDENTIDAD EN LA EDIFICACIÓN GUBERNAMENTAL DE PUEBLA. MDA


Nelly Ruiz Vázquez /MTA José Luis Morales Hernández /Elizabeth Reyes Ramo----------------------84-89
“ANÁLISIS SOBRE LOS ACTUALES APRENDIZAJES DE LA ARQUITECTURA SOCIAL”
M. Arq. Carlos Topete Contreras---------------------------------------------------------------------------------90-103

LA TRASCENDENCIA DE LA ARQUITECTURA VERNÁCULA


Rolando Ortiz Rodríguez----------------------------------------------------------------------------------------104-113

LA ARQUITECTURA, OBJETO CULTURAL Mtra. Ariadna Leecet González Solís


Dr. Armando Vicente Flores Salazar----------------------------------------------------------------------------114-119

EL PATRIMONIO CULTURAL COMO BIEN DE CONSUMO


Leticia Arista Castillo----------------------------------------------------------------------------------------------120-127

CALIDAD ESPACIAL DE LA ARQUITECTURA SOCIAL EN LA ÉPOCA CONTEMPORÁNEA


Mara Cruz / Gabriela Alicia Sánchez del Toro--------------------------------------------------------------128-139

“REFLEXIÓN SOBRE LA ARQUITECTURA TRADICIONAL Y CONTEMPORÁNEA


EN EL CONSTRASTE URBANO DEL PUEBLO MÁGICO DE METEPEC”
Tania Angélica Espinosa Chiñas---------------------------------------------------------------------------------140-145

MODERNIDAD EN LA CIUDAD DE CULIACÁN. UNA ARQUITECTURA CON POCA


TRASCENDENCIA Dr. Martín Sandoval Bojórquez----------------------------------------------------146-155

ARQUITECTURA PARTICIPATIVA COMO ESTRATEGIA ANTE LA FALTA DE


RESPONSABILIDAD SOCIAL Y FORMACIÓN ACADÉMICA EN LAS UNIVERSIDADES
Marisol Flores González /Jorge Alberto Ahumada Ábrego/ Paulina Castellanos Alcaraz/María Fernanda
Hernández Reyes/ Zaira Rosas Becerri-----------------------------------------------------------------------156-167

ARQUITECTURA PERVERTIDA ¿DISEÑANDO AL USUARIO O AL MERCADO?


Carolina Hernández González/ Norma Gisela Barragán Zúñiga /José Ángel Chávez Guerrero-----168-177

EL ROL SOCIAL DEL ARQUITECTO CONTEMPORÁNEO COMO SER TECNOURBANO


M. A. Juan Manuel Lozano de Poo----------------------------------------------------------------------------178-189
PROYECTO DE INTERVENCIÓN SUSTENTABLE PARA COMUNIDADES
REUBICADAS EL CASO DE TIGRE GRANDE EN TZUCACAB, YUCATÁN, MÉXICO
M. en ISPE. Enrique Martínez de Arredondo Palma------------------------------------------------------190-199

“ARQUITECTURA Y ENTORNO”
María Fernanda Ortega Cuenca / Amy Sadai Chávez Antonio------------------------------------------200-203

ARQUITECTURA: HISTORIA DE UNA CIUDAD SALTILLO.


Arq. Azucena Valdez Losoya-------------------------------------------------------------------------------------204-213

ANALISIS DE FRACCIONAMIENTOS DE INTERES SOCIAL, INFONAVIT DE PUEBLA Y


SINALOA. PERIODO 2000- 2014 . Arq. Jesús Jaqueline Valenzuela Zazueta/ Arq. Jesús Isaías García
Mendoza/ MDA Nelly Ruiz Martínez --------------------------------------------------------------------------214-221

PUEBLA, CIUDAD DE PROGRESO. UNA MIRADA SOCIAL A SUS NUEVOS ESPACIOS


PÚBLICOS Arq. Leticia Villanueva Gómez/Arq. Juan Carlos Beltrán Peña -----------------------------222-231

EVALUACIÓN DEL PLAN FLEXIBLE DE LA FACULTAD DE ARQUITECTURA Y DISEÑO DE LA


UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO Dr. Alberto Álvarez Vallejo/ Dr. Jesús
Enrique De Hoyos Martínez/ Dr. José de Jesús Jiménez Jiménez -------------------------------------232-241

ESPACIOS PÚBLICOS Y LA VIDA COLECTIVA DE UNA CIUDAD PETROLERA POZOS


PETROLEROS EN POZA RICA, VERACRUZ. Mtro. Diego Arturo Torres Hoyo/ Giosana José Inciarte
Labarca/-------------------------------------------------------------------------------------------------------------242-251

RESISTENCIAS DE LO ICÓNICO FRENTE AL COMPROMISO SOCIAL: A PROPÓSITO DE UNA


OBRA DE TADAO ANDO EN MONTERREY Dr. José Manuel Prieto González --------------252-265

ARQUITECTURA POSMODERNA EN TOLUCA 1990-2013, DE LA OBRA DE PROFESORES


Y EGRESADOS DE LA FAD Dr. Alberto Álvarez Vallejo/ Dr. Jesús de Hoyos Martínez/ Dr. José de
Jesús Jimémez Jiménez-------------------------------------------------------------------------------------------266-275

CUERPO Y NUEVA RACIONALIDAD EN LA ARQUITECTURA: ELEMENTOS PARA UN


ORDEN EMERGENTE Dr. Ramón Ramírez Ibarra-------------------------------------------------------276-289
ARQUITECTURA SOCIAL: UTOPÍA Y REALIDAD. FORMACIÓN DE PROFESIONALES Minerva
Aguirre Tapia/ M.E.S. Martha Elisa Curiel Díaz Ordaz-----------------------------------------------------290-299

ESPACIO CULTURAL Y ÁNIMO LÚDICO Sergio Octavio Alcorta Estrada----------------------300-305

EL CONCURSO DE ARQUITECTURA COMO EXPERIENCIA PARA ESTUDIANTES Y SU


IMPACTO EN LAS COMPETENCIAS PROFESIONALES / INDAGACIÓN EN SU VALOR
REAL PARA LA FORMACIÓN DE CRITERIOS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL PARA EL
ESTUDIANTE DE ARQUITECTURA Dr. Víctor Manuel Martínez López/ M. A. Jorge Sosa Oliver /
Arq. Ricardo Domínguez Paredes------------------------------------------------------------------------------306-315

ESPACIOS PÚBLICOS COMO FACTOR DE SOCIEDADES HUMANAS/ PROPUESTA DE


REGENERACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO EN SAN LUIS POTOSÍ Marco Antonio Espinoza Padilla/
Mtro. Víctor Manuel Gutiérrez Sánchez --------------------------------------------------------------------316-323

“EL ARQUITECTO Y SU PAPEL COMO TRANSFORMADOR DEL ENTORNO”


Ivonne Ortega Gil ------------------------------------------------------------------------------------------------324-329

HABITABILIDAD EN LA VIVIENDA DE INTERÉS SOCIAL EN SAN LUIS POTOSI


-CONFORT Y AISLAMIENTO TÉRMICO- Itzel Gallegos Nieto/ Gerardo Javier Arista
Gonzáles-------------------------------------------------------------------------------------------------------------330-339

NUEVAS FORMAS ARQUITECTÓNICAS DE HABITAR LA VIVIENDA DE


NIVEL MEDIO UN ENFOQUE TECNOLÓGICO Y SUSTENTABLE. Gabriela Verdugo
Verdugo-------------------------------------------------------------------------------------------------------------340-349

ESPACIOS PÚBLICOS NO APROVECHADOS Laura Varsovia Cadena Segura -----------------350-357

DETERIORO Y OBSOLESCENCIA DEL CENTRO HISTÓRICO DE SAN LUIS POTOSÍ


ANÁLISIS Y REHABILITACIÓN DE LA VIVIENDA DESHABITADA EN EL BARRIO DE SAN
SEBASTIÁN Liliana Lomelí Rodríguez -----------------------------------------------------------------------358-369

VIVIENDA RURAL, RESPONSABILIDAD SOCIAL ANTE LOS MENOS


FAVORECIDO Cristina del Carmen Sandoval Macías/ Alma María Cataño
Barrera---------------------------------------------------------------------------------------------------------------370-379
REFLEXIONANDO LA VIVIENDA, CUATRO ESCALAS PARA UN POSIBLE ACTUAR
Karen Denisse Martínez Plascencia/ Daniela Ruano Aviña/ M. A. Alejandro José Peimbert
Duarte----------------------------------------------------------------------------------------------------------------380-387

REVISIÓN DE ENFOQUES ANTIFUNCIONALISTAS EN LA ARQUITECTURA DE LA


SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX. La búsqueda de una arquitectra más humana M. C.
Cyndi Viridiana Alvarado Tachiquín / Eduardo Tenorio Zamora ---------------------------------------388-397

“ARQUITECTURA Y FOTOGRAFIA” DE LA DOCUMENTACION A LA SIMULACION DE LA


REALIDAD Alan Iván Victoria Gutiérrez --------------------------------------------------------------------398-407

IMPACTO CONDUCTUAL DEL ESPACIO ARQUITECTONICO CAMBIOS DE


CONDUCTA PRODUCIDOS POR EL ESPACIO ARQUITECTÓNICO Arq. Jesús Castañeda
Arratia----------------------------------------------------------------------------------------------------------------408-413

ES TIEMPO DE JUBILAR AL “3er MAESTRO” DE LAS IES MEXICANAS ¿LA


INFRAESTRUCTURA FÍSICA EDUCATIVA RESPONDE AL CONTEXTO ACTUAL?
Dra. Alejandra Torres Landa López ----------------------------------------------------------------------------414-423

Capitulo 2 Creación de la Arquitectura ------------------------------------------------424-425

EL DIBUJO COMO UNA HERRAMIENTA DE DISEÑO Y MEDIADOR DEL ACTO CREATIVO


Dr. Daniel Rodríguez Medina -----------------------------------------------------------------------------------426-437

FORMACIÓN UNIVERSITARIA: UN COMPROMISO ADQUIRIDO CON LA SOCIEDAD


PROYECTO DE UN CENTRO METODISTA M.C. Herminia Miguelina Canseco Saint-André
M.C. María de Lourdes Garfias Rúa ----------------------------------------------------------------------------438-447

“PROCESOS METODOLÓGICOS PARA EL CONCEPTO DEL DISEÑO ARQUITECTONICO”


Agueda Velázquez García ---------------------------------------------------------------------------------------448-457

MANUAL DE SEGUIMIENTO Y VERIFICACIÓN DE LOS INCENTIVOS DE HIPOTECA VERDE


EN VIVIENDA ECONÓMICA. Dra. Arq. Alma María Cataño Barrera -----------------------------458-469
LA INVESTIGACIÓN ETNOGRÁFICA PARA EL DESARROLLO DE UN MODELO TURÍSTI-
CO SUSTENTABLE A TRAVÉS DE LA PARTICIPACIÓN SOCIAL. Arq. Blanca Selene González
Vidales / M. A. Juan Carlos Aguilar Aguilar ­-----------------------------------------------------------------470-479

CIENCIA Y MÉTODO EN LA ARQUITECTURA Y URBANISMO (Un proceso como


identificación del lugar). M. A. Juan Manuel Martínez Zúñiga/ M. V. I. Nancy Elizabeth Pruneda
Ávila ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------480-487

PREVENCION DEL DELITO A TRAVES DEL DISEÑO AMBIENTAL. INCORPORACIÓN


DEL CPTED EN TIJUANA, B.C. M. C. Gilberto Aguilar Bustos ----------------------------------488-497

RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO Y CALIDAD DEL ESPACIO PÚBLICO UTILIZADO


LA REDENSIFICACIÓN SUSTENTABLE, EN EL PRIMER CUADRO DE LA CIUDAD DE
MONTERREYDr. Guadalupe Gerardo Veloquio González/ M.C. Enrique Cantú Dávila ---------498-511

“LA EDUCACIÓN AMBIENTAL Y EL CAMBIO CLIMÁTICO” Adán Misael Murrillo Guerrero/


José de Jesús Coyoli Lazcano------------------------------------------------------------------------------------512-519

EL ECO-COWORKING. El nuevo espacio laboral Miriam Ortega Cárdenas ---------------520-529

POLÍTICAS PÚBLICAS Y EDUCACIÓN SITUADA EN LA ENSEÑANZA DE LA ARQUITECTURA


PIES DE CASA EN COMUNIDAD SUSTENTABLE PARA REUBICAR A FAMILIAS ASENTADAS EN ZONAS
DE RIESGO EN EL MUNICIPIO DE YAUTEPEC MORELOS EN EL MARCO DE LA PRODUCCIÓN SOCIAL DE
LA VIVIENDA Arq. Quinto Espinosa Valente ---------------------------------------------------------------530-535

LA ESTÉTICA DE LA ARQUITECTURA COMO RESPONSABILIDAD SOCIAL Dr. Ricardo Alonso


Rivera ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------536-541

LA VIVIENDA DE AUTOPRODUCCIÓN EN ACAPULCO, UN ENFOQUE DESDE LA


SUSTENTABILIDAD Dr. Carmelo Castellanos Meza /Arq. Martin Morales González/ Arq. Jorge
Alberto Coronel Fuente ------------------------------------------------------------------------------------------542-549

“PIENSO, LUEGO EXISTO” CREACIÓN+DISEÑO+HUMANO= ARQUITECTURA


Verulo Daniel Fajardo Rosales ---------------------------------------------------------------------------------550-555
CREATIVIDAD INDIVIDUAL VS CREATIVIDAD COLECTIVA M.A. Juan Manuel Lozano de Poo
/Dr. Ricardo Rivera Alonso -------------------------------------------------------------------------------------556-569

PROCESO DEL DISEÑO. PROCESO METODOLOGICO DE UN PROGRAMA


ARQUITECTONICO Al. Jorge Luis Beltrán López/ Al. Gerardo Andrés Olguín
González------------------------------------------------------------------------------------------------------------570-577

EL ACTO CREATIVO E INNOVADOR DE LA ARQUITECTURA Al. Edgar Antonio Beltrán


Méndez --------------------------------------------------------------------------------------------------------------578-583

PLAZA GANADERA SAN BERNABÉ, IXTLACAHUACA MÉXICO M. Arq. Jorge Eduardo Valdés
Garcés/ M.D.E. Adriana Iraís Lugo Plata/ Dr. Jesús Enrique de Hoyos Martínez ------------------584-595

rESPONSOBALIDADS COCIAL DE LA ARQUITECTURA EN EL CONTEXTO ACTUAL. 29/30


Y 31 DE OCTUBRE DEL 2014 “CREACIÓN Y DETECCIÓN DE EDIFICIOS SALUDABLES
COMO RESPONSABILIDAD SOCIAL. Una propuesta para su Implementación”. MDA.
María Elisa Vázquez Covarrubias-------------------------------------------------------------------------------596-605

TRANSFORMACIONES DE LA IDENTIDAD EN EL ESPACIO URBANO. En la Ciudad de San


Luis Potosí Arq. Gabriela Alicia Sánchez del Toro/ Dr. Filiberto Adrián Moreno Mat------------606-617

N-1 APORTACIONES DE LA MENTE DIVIDIDA EN EL PROCESO DE DISEÑO. Arq. Edwin García


Figueroa -------------------------------------------------------------------------------------------------------------618-625

PROCESO METODOLÓGICO DEL DISEÑO Y GESTIÓN PARTICIPATIVA DE UN PARQUE


LINEAL EN UN ÁREA NATURAL REMANENTE URBANA: EL CASO DE SAN JUAN DE
GUADALUPE, SLP. M. en Arq. Rigoberto Lárraga Lara ------------------------------------------------626-635

El PROYECTO EJECUTIVO COMO ESTRATEGIA DE ENSEÑANZA CON UN ENFOQUE


PRÁCTICO. M. C. Karla Eugenia Parra Vinajera ----------------------------------------------------------636-645

CONFLICTOS DE INTERÉS EN EL DISEÑO Y GESTIÓN DE ÁREAS DE DONACIÓN


MUNICIPALES. LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DE ESPACIOS PÚBLICOS EN SAN LUIS POTOSÍ.
Mtro. Víctor Manuel Gutiérrez Sánchez --------------------------------------------------------------------646-655
LA ESTETICA DE LO VERDE. AISLAMIENTO TERMICO DEL ESPACIO A TRAVES DE LA
VEGETACION. Arq. Paulina Medina Garcés -------------------------------------------------------------656-665

“METODOLOGÍA APLICADA PARA EL APRENDIZAJE DE DISEÑO UNIVERSAL EN LA


FORMACIÓN DE UN PROFESIONAL DE DISEÑO ARQUITECTURA” MCH. Arq. Martha
Yolanda Pérez Barragán -----------------------------------------------------------------------------------------666-673

UNA METODOLOGÍA PARA LA METACOGNICIÓN DEL DISEÑO ARQUITECTÓNICO EN


LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE AGUASCALIENTES . MDA Humberto Vázquez Ramírez
/ Dr. Alejandra Torres Landa López----------------------------------------------------------------------------674-683

“UNA PERSPECTIVA DIFERENTE PARA CADA CASO”. Amy Sadaí Chávez Antonio/
María Fernanda Ortega Cuenca -------------------------------------------------------------------------------684-691

HACIA LA RESPONSABILIDAD SOCIAL MEDIANTE UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE


REMODELACIÓN DE UNA CASA CON VALOR PATRIMONIAL. M.C. Herminia Miguelina/
Canseco Saint-André / M. C. Delia Galaviz Rebollozo ----------------------------------------------------692-701

CENTRO DE JUSTICIA PARA LA MUJER. TEHUACÁN, PUEBLA . Lira Islas Anahí /Bedzhe
Contreras Borislava /Teresa Del Rosario López Arias -----------------------------------------------------702-711

LA IMPORTANCIA DE NUEVOS PROCESOS DE ENSEÑANZA EN EL TALLER DE


SÍNTESIS. Arq. Ma. Dolores Lastras Martínez/ Arq. Alejandra Cocco Alonso /DG Verónica Motilla
Fragoso--------------------------------------------------------------------------------------------------------------712-721

EL PAPEL DEL ARQUITECTO EN EL ESTUDIO URBANO ARQUITECTÓNICO DE CENTROS


DE POBLACIÓN. Dra. Gladis Beatriz Mascareño López/ Dr. Horacio Roldán López --------------722-729

Capítulo 3 Realizacíón de la Arquitectura --------------------------------------------730-731

LA SUSTENTABILIDAD EN LA EDIFICACIÓN. EL ANÁLISIS DE CICLO DE VIDA EN LOS


MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN. Al. Jovana Acevedo Cruz/ Dr. María Teresa Sánchez
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------732-739
LA BIOCONSTRUCCIÓN COMO HERRAMIENTA DE CAMBIO SOCIO-AMBIENTAL
CONSTRUCCIÓN CON PACAS DE PAJA, UNA SOLUCIÓN APROPIADA. M.C. Juan Manuel
Casillas Pintor ------------------------------------------------------------------------------------------------------740-751

“TECNOLOGÍA APLICADA A LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA, COMO BASE PARA LA


PLANEACIÓN DEL DESARROLLO RURAL, ASÍ COMO LA DOTACIÓN DE EQUIPAMIENTO Y
SERVICIOS A LAS COMUNIDADES MARGINADAS” CASO DE ESTUDIO, DERRAMADEROS,
VILLA DE ARISTA. S.L.P Mtro. Rodolfo Díaz de León Barrón/ -------------------------------------752-763

ATENCIÓN A LA VIVIENDA DE AUTO-PRODUCCIÓN MEJORES CONDICIONES DE


HABITABILIDAD EN EL D.F. Y ZMVM Erik Gómez Santana/ Claudia Ivette De Luna Inzunza / Arq.
Ada Avendaño Enciso--------------------------------------------------------------------------------------------764-773

UNA EXPERIENCIA NUEVA EN LA FACULTAD DEL HÁBITAT. / La responsabilidad social


de la arquitectura en el uso del Tapial. MCH Arq. Rafael González Alejo --------------------774-783

VERDECRETO. J. Cristian López Nieves /Oscar Eduardo Salazar Godínez/ Néstor Daniel Margáis
Beltrán ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------784-791

LA IMPRESIÓN 3D Y SU USO EN LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN. Como factor de


integración social Sofía López Manzano /Arq. Gabriela Alicia Sánchez del Toro---------------792-801

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN TECNOLÓGICA AL EDIFICIO JAQUELINE EXPERIENCIA


DEL SISTEMA LEED EN ARQUITECTURA DE CULIACÁN. Dr. César Domingo Iñiguez Sepúlveda/
Arq. Bianca Paola Osuna Covarrubias /Arq. Marco Antonio López Chavira/ Arq. Sol Selene Hernández
López ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 802-813

FABRICACIÓN DIGITAL EN LA CURRÍCULA UNIVERSITARIA DE LAS ESCUELAS DE


ARQUITECTURA. TRANSICIÓN AL MODELO DE LA INNOVACIÓN Alejandra Díaz de León
Lastras ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------814-823

ESTRATEGIA DE SENSIBILIZACIÓN HACIA LAS ESTRUCTURAS EN LOS TALLERES


DE DISEÑO. M. en I. José Eduardo Cerón Chávez /M. en ISPE. Enrique Martínez de Arredondo
Palma-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------824-831
EL USO DEL ACERO EN LA CONSTRUCCIÓN URBANA Y RURAL. / El Acero como apoyo
constructivo en la actualidad para incidir en el tiempo. Silvia Guadalupe Grijalva Marmolejo
/María de los Ángeles Sosa Ruiz-------------------------------------------------------------------------------832-843

EL ANÁLISIS DEL CICLO DE VIDA (ACV) DE LOS MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN EN


LA REGIÓN LAGUNERA. El Impacto ambiental que se genera del análisis de ciclo
de vida del Block y concreto. Carlos Alberto Herrera Altamirano/ Cecilia Robles Martínez /
Dra. Maria Teresa Sanchez ---------------------------------------------------------------------------------------844-851

ARQUITECTURA ACTUAL RIGE SOÑADOS ESQUELETOS LA ESTRUCTURA NO TIENE


PORQUE SER MUDA, YA NO QUEDA EN SILENCIO, DEBE SER OIDA. Manuel Hernández
Silva ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------852-863

ESTABILIZACIÓN DE ARCILLAS PLÁSTICAS PARA ELABORACIÓN DE ADOBE. Leodegario


Vigil González-------------------------------------------------------------------------------------------------------864-873

LAS ZEOLITAS SUSTITUTO DEL CEMENTO EN LA ESTABILIZACIÓN DE ADOBE


MECANIZADO. Dr. Gerardo J. Arista González/ Dra. Alma Cataño Barrera/ Al. Carlos E. Díaz
Baltazar--------------------------------------------------------------------------------------------------------------874-883

Conlusiones generales -------------------------------------------------------------------------------------884


Introducción
Hoy en día la globalización está adquiriendo nuevas facetas y pautas de cambio en su relación
con el ambiente, las ciudades, así como las comunidades, culturas y territorios. Múltiples traba-
jos académicos tratan de dar cuenta de esta transformación que interviene y construye ámbitos
en diferentes dimensiones, tanto institucionales como organizacionales. Nuestro quehacer pro-
fesional, la arquitectura, no puede estar exenta de este panorama cambiante donde conceptos,
temas y discursos que hacen eco del efecto producido a través de la instantaneidad, el vértigo y
la densidad, acaecida en factores bióticos, demográficos, urbanos y comunicativos, hacen sur-
gir elementos y conjuntos coordinados más allá de la mera necesidad de ocupar espacios para
estar, siendo la calidad de vida, la vivencia con sentido, la conciencia de lo sustentable y finito
de los recursos, nuevos ejes rectores para políticas más armónicas y justas para el ser humano.
Es por lo anterior, que la presente memoria de la 92ª Reunión Nacional de ASINEA, se propone
organizar un caudal de comunicaciones y reflexiones agrupadas en torno a la responsabilidad
social de la arquitectura, reconociendo factores de primera importancia en la enseñanza de
nuestra disciplina como el contexto cultural, el espíritu crítico, la capacidad de organización,
vinculadas todas a exigencias creativas, innovadoras y éticas en el campo del diseño en todas
sus facetas. De esta forma, no es fortuita la gran cantidad de trabajos presentados a través de
los campos de conocimiento elegidos para tal actividad: teoría, historia, crítica, métodos, tecno-
logía, estructuras.
El estudio de la sociedad desde nuestra disciplina, representa actualmente un capital indispen-
sable para conocer algunas dinámicas que son el fundamento de creencias, elecciones o con-
ductas implicadas en la práctica de ocupar los espacios, valorar los bienes inmobiliarios, edificar
con determinados materiales o planear estratégicamente las posibilidades entre lo construido
y los usuarios. No es posible seguir tratando los objetos, espacios y usuarios del fenómeno ar-
quitectónico como elementos al margen de la vida social. Las desigualdades económicas, cul-
turales, urbanas, tienen su expresión directa en las maneras de ser y tratar al diseño; desde la
visión del consumo insaciable de productos hasta la depredación de paisajes, nichos ecológicos
o el despojo de comunidades, todas acciones promovidas por una concepción inmediatista que
poco ahonda en la expresión de necesidades, carencias y oportunidades de crear armonía y sus-
tentabilidad, expresión que por desgracia, aún heredaremos a las generaciones siguientes, pues
todavía encontramos nuestras voces académicas perdidas en los oídos sordos de la voracidad
comercial, la corrupción y la violencia.
En esta edición memoria de la 92ª Reunión Nacional de ASINEA, celebro en cuanto a mi papel
de representante de la institución sede y como profesional arquitecto, a títu lo individual, el con-
tenido de las exposiciones que forman el centro temático de esta reunión. Nada es tan impor-
tante ni necesario en nuestro país, en estos momentos de angustia e incertidumbre que volver
a colocar la responsabilidad social de las instituciones en el lugar que le corresponde, como eje
principal de nuestra formación cívica, científica y profesional. Agradezco a todas las instituciones
participantes su atención a la presente convocatoria y su participación desinteresada, abierta,
crítica y reflexiva que sin lugar a dudas dejara una huella perdurable de su visita. Huella que hoy
me complace presentarles a través de este libro.
M. C. FRANCISCO FABELA BERNAL.
DIRECTOR.
FACULTAD DE ARQUITECTURA, UANL.

16
Reflexión
sobre la
Arquitectura
REFLEXIÓN DE LA ARQUITECTURA.

Se ha dejado de manifiesto en general la importancia de la preservación de elementos y edifica-


ciones arquitectónicas y el rescate y reutilización del espacio público y privado, se habló sobre la
respuesta de las ciudades a su desarrollo y evolución, el olvido de sus orígenes, de sus costum-
bres, del desapego a su historia, de las deficiencias actuales de su comunicación y la pérdida de
calidad de vida de los nuevos espacios y de la necesidad de reconstruir y diseñar entornos más
vibrantes y humanos, considerando la relación estrecha que debe de haber entre la arquitec-
tura y su entorno, por lo que las ponencias evidencian la preocupación de los expositores por
la conservación y restauración del patrimonio cultural de las ciudades y el diseño de las nuevas
propuestas.
También se habló por parte de los estudiantes acerca de tener una congruencia en los planes de
estudio a fin de poder servir a todos los estratos sociales y no solamente enfocado a los grandes
proyectos, mientras que algunos maestros plantearon su punto de vista sobre la flexibilidad en
los mismos

En este eje, la mayoría de las ponencias estuvieron enfocadas en la habitabilidad de los usuarios
centrandose en el tema de vivienda, resaltando la vivienda de interes social. Las principales
características investigadas se centran en el confort térmico y las formas de habitar a patir de
diferentes tipos de familia.
Se incluyeron diversos temas en los cuales se destaca el impacto del entorno en el usuario y el
papel que juega el arquitecto como creador de ambientes construidos. Por otro lado también se
reconoce la participación de ponentes que se centraron en el tema del espacio público, el cuál
presenta las características que evidencian el desuso y abandono.
Reflexión sobre la Arquitectura

Juan Jesús Aranda Villalobos1

DESARROLLO URBANO-ARQUITECTONICO DE LA
CIUDAD DE AGUASCALIENTES;
UNA RESPUESTA DE EVOLUCION DEL S. XX
ABSTRACT
El presente trabajo de investigación se realiza en el campo de la visión de la transformación
urbano-arquitectónica que ha sufrido la ciudad de Aguascalientes a través de su historia en el
S. XX, la cual ha tenido un desarrollo que ha marcado su desenvolvimiento en lo general, y en lo
particular, urbano y arquitectónico. La evolución urbana de la ciudad se nos manifiesta a través
de sus respuestas arquitectónicas, los factores que han sido detonantes de la expansión de la
mancha urbana, la cual se ha generado en diversas tipologías arquitectónicas dentro de su perí-
metro, las cuales son resultado de los diversos elementos histórico y económicos significativos
que se han presentado en la ciudad. Este crecimiento ha tenido repercusión en el accionar y
forma de vida de la ciudadanía. El desarrollo de la ciudad de Aguascalientes en el S. XX; es con-
secuencia de diversos acontecimientos como elementos detonantes del proceso de crecimiento
urbano. La expansión de la mancha urbana, nos llevaran a comprender mejor el espacio urbano
y la respuesta arquitectónica, ya que estos nos determinan zonas de características específicas.
Es importante así mismo, reconocer las características particulares que se han generado en la
ciudad, en cuanto a su tipología y ver su incidencia de estas en el contexto, generando una
manifestación cultural, vivida con rasgos distintivos por la vivencia establecida, relacionando el
aspecto social del mismo habitante.
Palabras claves: Desarrollo, Crecimiento urbano, respuesta arquitectónica.

INTRODUCCION
La actual ciudad de Aguascalientes tiene su origen el S. XVI, denominándose como Villa
de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes. Durante cerca de 3 siglos y
hasta gran parte del S. XIX el crecimiento poblacional y por consecuencia su conforma-
ción urbana y estructura arquitectónica fue lento y pausado, y esto se viene a mani-
festar en el ordenamiento urbano La ciudad de Aguascalientes ha sido una metrópoli
que ha tenido su mayor desarrollo en el S. XX, este ha sido de gran trascendencia en
la conformación de la urbe, ya que a partir de diversos factores políticos, sociales y
principalmente de carácter económico, ha realizado su fisonomía actual, la cual en su
1 Maestro en Arquitectura, Universidad Autónoma de Aguascalientes
arq_aranda@hotmail.com jjaranda@correo.uaa.mx
(449) 9.10.84.58 (teléfono U.A.A.) (449) 2.64.49.55 (Celular)

20
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

carácter urbano se manifiesta con soluciones formales de imagen, más allá de la traza,
más allá del equipamiento urbano y de la corresponsabilidad social del constructor y
del individuo que habita el entorno, llámese barrio, colonia o fraccionamiento, o hasta
pasar por la novedad y muy utilizada respuesta de “cotos cerrados habitacionales”,
está la manera de vivir cada una las partes de esta disposición contemporánea.

Antecedentes históricos; origen y desarrollo de la ciudad de Aguascalientes


La antigua Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, hoy ciudad
de Aguascalientes, se funda tal y como lo refiere la Cédula Virreinal el 22 de octu-
bre de 1575, con éste suceso arriban las normas del urbanismo Colonial, como base
de la manifestación tanto
individual como grupal ▼▼IMAGEN 01: Aspecto de la zona donde se fundó la Villa de Nuestra Señora
de la Asunción de las Aguas Calientes.
de un encuentro de dos
culturas, la fundación de
la Villa se originó en un
punto medio entre las po-
blaciones de Zacatecas y
Lagos de Moreno, en el
nombrado Camino de la
Plata de Tierra Adentro,
más precisamente en el
denominado Valle de los
Romeros, ya que este
lugar servía como zona de
descanso y resguardo de
Fuente: Caja 2 Exp. 21 Año 1995; 10 planos sobre el crecimiento histórico de la
las constantes embestidas ciudad de Aguascalientes 1564-1995 inconclusos, Archivo General Municipal de
por parte de los indíge- la ciudad de Aguascalientes; digitalización de los planos Arq. Jesús Núñez y Arq.
Juan Jesús Aranda Villalobos.
nas Chichimecos (Sedeso-
Gobierno del Edo. Ags;
2004:23) que habitaban en esta región central del país, que hacían las caravanas de
viajeros que transitaban dicha ruta con cargamentos de mineral hacía la capital, y de
moneda acuñada hacía las poblaciones mineras del norte, además de diversos arte-
factos y utensilios, la tierra donde se acordó erigir la naciente Villa, era de suma im-
portancia, ya que estaba enclavada en un buena posición, en cuanto a distancias de
las ciudades productoras de oro y plata, entre otros minerales, la tierra era generosa y
fértil, contaba con agua y arroyos, además de buen clima, por lo tanto suministraba un
cuadro interesante para los objetivos e intereses expansionistas del Imperio español.
El desarrollo de la primitiva Villa fue lento y pausado, en sus inicios existió un dimi-
nuto grupo de viviendas o casas en un solar rectangular que hoy en día es la Plaza
Principal, estas moradas fueron realizadas por los primeros pobladores originarios de
21
Reflexión sobre la Arquitectura

la Villa de Lagos de Moreno. En la época virreinal se implementa una traza urbana de


singulares características, las cuales estaban encaminadas a la máxima vigilancia de las
poblaciones, la particularidad impuesta en los esquemas urbanos de la época fue la de
damero, esta conformación ocasionaba la perpendicularidad de las calles, callejones y
avenidas, en las cuales, estaban repartidas la mayoría de las funciones indispensables
para mantener un estricto y férreo control, el cual era de sumo interés y prioridad
para la corona española. La fundación, ordenación y hechura de este modelo de cen-
tros urbanos, estaba encaminada única y exclusivamente a actividades relacionadas
con la ejecución del poder imperial, dispuesto a lo convenido en “las Ordenanzas de
Pobladores” (García, 1978:78) las cuales fueron pronunciadas en España en el reinado
de Felipe II en el S. XVI, nos indica entre otras cosas las formas de conformarse las po-
blaciones, por medio de las cláusulas concertadas en dichas Estatutos reales.
El crecimiento demográfico no fue rápido, debido primeramente a la escasa actividad
productiva en los primeros años de vida de la Villa, la cual se concentraba principal-
mente en las labores campestres, en segundo término a las constantes epidemias sur-
gidas en la localidad, las cuales permeaban a los habitantes, en 1610 el lugar contaba
con 890 residentes, para ▼▼IMAGEN 02: Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, 1650.
el año 1644 la población
de la Villa era de 1000 ha-
bitantes, y su crecimiento
era escaso, este se pro-
yectó dos manzanas hacía
el norte, y al poniente se
ubicó el pueblo de Indios
de San Marcos, del cual
fue hasta el S. XIX que se
le reconoció como ba-
rrio, pero en un suburbio
de la ciudad. Para 1700
la villa ya tenía en pobla- Fuente: Caja 2 Exp 21 Año 1995; 10 planos sobre el crecimiento histórico de
la ciudad de Aguascalientes 1564-1995 inconclusos, A.G.M. de la ciudad de
ción a 6,000 persona, “la Aguascalientes; digitalización Arq. JN y Arq. JJAV
tercera parte de las cua-
les era indígena, un poco menos numerosos eran los de origen español, un diez por
ciento de mestizos y el resto de mulatos, negros, razas mezcladas y no especificadas”
(Velasco;1984:6)

En los años finales del S. XVIII, las ideas liberales surgidas en Europa permean en los
cambios morfológicos de las estructuras urbanas coloniales, por lo que se avecinan
cambios sustanciales en las actividades económicas y políticas y de la vida social, ya
que estos pensamientos liberales apoyan y tiene como fundamento primordial: el creci-

22
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

miento de la libertad per- ▼▼IMAGEN 03: Aspecto de Aguascalientes, 1750


sonal individual, estos
conceptos hacen que
fuera inconcebible la ex-
plotación colonial de los
pueblos indígenas, es
como se determina abolir
la esclavitud en el año de
1813 en territorio mexi-
cano, como antecedente
de las ideas de igualdad,
solidaridad y libertad,
emitidas en la carta de los
derechos del hombre y Fuente: Caja 2 Exp 21 Año 1995; 10 planos sobre el crecimiento histórico de la
ciudad de Aguascalientes 1564-1995 AGM de la cd. Ags. digitalización Arq.JN y
ciudadano, estas también Arq. JJAV
repercutieron en América,
y empezaron a cambiar esquemas establecidos desde la época colonial, por ejemplo
la distribución de los terrenos en las ciudades de la Nueva España, empiezan a sufrir
cambios, y por lo tanto vendría como consecuencia una revalorización del aspecto de
la vida urbana, es preciso aclarar que aunque es en el S. XIX, donde se da “la conso-
lidación del barrio como organismo diferenciado dentro de la trama urbana, resulta
difícil explicar el desarrollo espacial de dicho organismo sin tomar en cuenta su origen
colonial” (Esquer,1990:23)
La tipología hecha a base de plazas menores a corta distancia y equidistantes entre sí
en la mayoría de los casos, sumado los acontecimientos e incidencias del diario acon-
tecer de los vecinos, favorecieron la estructuración del barrio como un organismo vivo
dentro de las Villas, en el que también intervienen una serie de elementos urbanos,
los cuales tienen relación entre sí, de esta manera pues, sería complejo separarlo de
una particularidad grupal específica, además de que representa una parte sustancial
dentro de las ciudades, esta da respuesta a una maniobra de función de los terrenos,
cuyas actividades, estando ya preestablecidas y definidas, pueden ser cambiadas por
los incidentes surgidos a través del tiempo. Para el morador la percepción, conocimien-
to y noción espacial de la zona o distrito, en el que se siente identificado, por tener
sentido de pertenencia, “ha sido el resultado de las referencias de ubicación y estéti-
cas que le proporciona el mismo barrio” (Esquer, 1990:24) El abordar la investigación
de la conformación, desarrollo y evolución de una estructura urbana, representa a su
vez una gran gama de vías por las cuales se puede acometer, uniéndose a estas, los
múltiples sucesos que ocurren en ella, los cuales a su vez son parte fundamental para
la comprensión y el entendimiento de un elemento de gran escala, siendo este varia-
do y diverso en la época contemporánea, y de gran valor para las actuales ciudades,
ya que representan para estas, un cúmulo de riquezas culturales, tanto físicas como
23
Reflexión sobre la Arquitectura

sociales, que aún se conservan ahí, en los sitios precisamente en los añejos barrios,
creados en el pasado, a instancias de las Ordenanzas de Pobladores. El desarrollo de
la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes a través del tiempo ha
venido transfigurando el rumbo de aquellos inicios de homogeneidad y jerarquía, en
los cuales se halló ordenada su estructura espacial primigenia. En las primeros centu-
rias de vida de la Villa, cada uno de sus Distritos y Barrios fueron fundados en periodos
de tiempos diversos, por los que sus morfologías vienen
constituyendo un apunte preciso de las variantes de vida que realizaban los poblado-
res, siempre situadas en un lugar o contexto explícito y que generan relaciones dife-
rentes en cada ocasión.
En los dos primeros siglos ▼▼IMAGEN 04: Ciudad de Aguascalientes, 1850.
de existencia de la Villa, la
fisonomía urbana que nos
presentaba era sobria y
austera, marcada por sus
construcciones realizadas
con adobe y madera, la ar-
quitectura nos delata una
etapa de austeridad que se
vivió en la región, más sin
embargo al llegar el S.XVIII
“la población había alcan-
zado un desarrollo eco-
nómico holgado”(Vargas, Fuente: Caja 2 Exp 21 Año 1995; 10 planos sobre el crecimiento histórico de la
ciudad de Aguascalientes 1564-1995 AGM de la cd. Ags. digitalización Arq.JN y
1974:60) lo que trajo como Arq. JJAV
consecuencia la aparición
de las grandes construcciones principalmente de genero religioso, marcando y cam-
biando la imagen visual en el contexto urbano. Las perspectivas de la Villa comienzan
a modificarse, a consecuencia de la naturaleza propia de las características impuestas
en ella, tanto de su conformación urbana, así como el surgimiento de obras arquitec-
tónicas de gran aprecio en el aspecto social y cultural, sumando a esta sus cualidades
constructivas, “uno de estos rasgos fisonómicos consiste precisamente en los barrios,
cuya consolidación como unidad urbana expresa el momento de mayor esplendor lo-
grado por una forma de vida que, para los pobladores era la más deseable en cuanto
más propia se sintiese. Algunos de los barrios de la ciudad remontan sus orígenes a los
siglos XVI y XVII, es decir, hasta las dos primeras centurias posteriores a su fundación
(Esquer, 1990:10) estableciendo el barrio como un concepto urbano-arquitectónico,
hace que este reciba un valor cultural, emanado del acomodo de todos los elementos
que lo conforman, tales como, casas, calles, edificios y espacios públicos y, aquellas
variables surgidas por las características geográficas del lugar, las cuales atañen direc-

24
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

tamente a los moradores. De igual forma un barrio lo podríamos especificar como la


zona física de un testimonio cultural, en el cual se obtiene la confirmación colectiva
en el sentido de identidad hacía el lugar, y es ahí precisamente donde alguien ajeno o
extraño llega a serlo por el simple motivo de habitar fuera de ese distrito. Ya para el S.
XIX, el añejo panorama de tierras agrícolas en la zona había dado paso a casas y peque-
ñas industrias de artesanos, así como una gran cantidad de comercios, las calles ahora
se mostraban concurridas de personas, tanto de la Villa las cuales se concentraban a
comprar los diversos productos que ahí se ofertaban, tanto de lugareños como de per-
sonas provenientes del exterior llegados para tal fin. En la segunda mitad del S. XIX, las
leyes liberales hacen que mucho predios en propiedad de clérigos sean expropiados
por el gobierno, por lo que estos eran adquiridos por los mismos vecinos ya instalados
en la zona, estos eran convertidos en casas, talleres o ampliación de sus negocios, pero
en su mayoría los hacían huertas de temporal, por lo que la ciudad fue circundada por
un gran número de huertas de hortalizas y frutas propias de la región.

Factores detonantes del desarrollo


A finales del S. XIX, se establecen en la ciudad dos importantes industrias, la Gran
Fundición Central y el Ferrocarril, aunque ubicándose en puntos opuestos de la ciudad,
generan en esta un revulsivo económico que caracterizaría a gran parte de la actividad
productiva de los habitantes de la localidad, estas nuevas industrias hicieron posible la
construcción de una vía férrea para uso de tranvías, el cual fue tirada en un principio
por mulas y años más tarde se puso en marcha el tranvía eléctrico. Una de las rutas
de este importante transporte, era desde la plaza principal hasta la Gran Fundición
Central, ubicada al norponiente de la ciudad, y en su trayecto pasaba por el lado norte
del jardín de Guadalupe, dicha ruta fue usada por los obreros que se dirigían a su tra-
bajo a la Fundición, y en sentido opuesto por los numerosos viajeros hospedados en
los hoteles y mesones que se encontraban en el barrio de Guadalupe, para dirigirse al
centro de la ciudad. Con la llegada de estas dos industrias de trascendencia e impacto,
propician que la ciudad de Aguascalientes tuviera un cambio apresurado en su fisono-
mía urbana y arquitectónica, a su vez también un crecimiento demográfico, esto en
comparación a su desarrollo en los siglos anteriores. La ciudad se transforma, de ser
de artesanos y agrícola en huertas a tener actividad industrial, estos dos fenómenos
causan también inmigración de personas de lugares vecinos atraídos por la capaci-
dad de trabajo que generaban, esto ocasiona la generación de nuevos asentamientos
Aparecen las colonias, los fraccionamientos, acompañados de nuevas rutas vehicula-
res, servicios y equipamiento. Surge la colonia ferronales destinada a los trabajadores
extranjeros que laboraban en los ferrocarriles y esta nueva tipología arquitectónica se
muestra como un elemento novedoso no solo en la ciudad sino en la región, ya que
las características de composición espacial y partido arquitectónico, en si toda la res-
puesta arquitectónica es a la manera de cómo se realizan las casa en Norteamérica.

25
Reflexión sobre la Arquitectura

Se construye en colindancia la colonia del trabajo está destinada a los obreros de los
talleres del ferrocarril, la ciudad crece hacia el oriente con un orden ortogonal, distinto
a lo que se en el centro de la ciudad. Otros dos hechos importantes que hizo que la
ciudad tuviera un crecimiento tanto de población como de estructura urbana, fue la
llegada del I.N.E.G.I., a finales la década de los ´80 de S.XX, esto motivado por la des-
centralización de referido Instituto, con la llegada de este trajo igualmente un enorme
aumento de población, concentrándose principalmente en la parte sur y oriente de la
ciudad, y de la empresa Japonesa NISSAN, la cual no solo se ha mantenido sino que ha
crecido industrialmente, por lo que genera todas las implicaciones antes mencionadas.
Desarrollo y evolución urbano-arquitectónica de la ciudad de Aguascalientes en el S.XX
A mediados del S. XIX, la población de la ciudad estaba compuesta por 20,500 habi-
tantes y su densidad era baja, ya que comprendía 38 habitantes por hectárea para el
año 1900 la población sufre un ligero aumento a 34,962. El inicio del S. XX toma al país
con una fuerte crisis en los ámbitos política y social, y Aguascalientes no es la excep-
ción. Los barrios en la ciudad en el pasado llenos de actividad comercial y de servicios,
entra en una transición de uso habitacional de vecindades, solo algunas escasas tien-
das fueron abiertas en los frentes de los restos de las antiguas casonas como locales
comerciales, es digno de mencionar que las manzanas donde se ubicaban los meso-
nes, mantuvieron por tanto sus corazones de manzana libres, por lo que hoy en día su
uso es sumamente diferente al cual fue concebido, ya que por lo general estas grandes
extensiones de terrenos son utilizadas como estacionamientos públicos o talleres me-
cánicos. Mas sin embargo la actividad en las huertas era muy marcada y ocupaba en su
perímetro la ciudad, la circundaban con una gran extensión de área ocupada en estas
acciones.
Llegan a la ciudad las primeras décadas del S. XX, con las dos industrias que marcan el
inicio de la época industrial en Aguascalientes: La Gran Fundidora Central Mexicana y
los Talleres del Ferrocarril, la ciudad entra de lleno a los procesos industriales, el ca-
pital de empresas extranjeras permea en la economía de la ciudad y del estado, por
lo que este lo hace pronto un lugar importante y de gran afluencia de personas que
buscando trabajo llegan a la ciudad. Empieza el crecimiento de la mancha urbana prin-
cipalmente hacia el oriente y sur, siendo de menor escala el poniente, se generan una
traza más ordenada, totalmente ortogonal, se crea la primera colonia de la ciudad, la
colonia Ferronales, surgen industrias de diversos géneros pero de menor envergadura,
tales como La Perla, que se dedicaba a industrializar el maíz, La Purísima, dedicada a
los hilos y textiles, entre otras.
Para la mitad del S. XX, surge el primer fraccionamiento de la ciudad, denominado
Primavera, surge a partir de la determinación de secar un estanque de La Cruz, con
este acto se destruye un espacio con características naturales para dar paso al “desa-
rrollo urbanístico y arquitectónico de la ciudad”.

26
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Se realiza el plano regulador de Aguascalientes, el cual es el origen de la actual ciudad


que conocemos rodeada de anillos y ejes viales longitudinales y transversales como
en la actualidad se aprecia. Hay una transición muy importante en el aspecto social
y vivencial, se transita del barrio a la colonia y de la colonia al fraccionamiento, es a
partir de las actividades y necesidades que los tiempos modernos rigen y marcan a la
ciudadanía.
En los años 80´s se empieza a dar el crecimiento hacía la periferia, sobrepasando el pri-
mer anillo periférico, a mediados de la citada década con la llegada de la NISSAN y del
I.N.E.G.I., el crecimiento se gesta hacia el oriente ya teniendo traspasado un 2º anillo
de circulación vial. En estas estructuras urbanas destacan primordialmente las redes
ortogonales y una desmedida cantidad de casas de interés social de una gran variedad
de soluciones, para dar respuesta a la demanda de vivienda de los nuevos moradores
de la ciudad, es preciso comentar que la cantidad no corresponde a la calidad y confort
que deberían de mostrar.
En los noventas, la ciudad entra en una dinámica constructiva al norte, sur y oriente
▼▼IMAGEN 05: Ciudad de ▼▼IMAGEN 06: Ciudad de ▼▼IMAGEN 07: Ciudad de
Aguascalientes, 1925 Aguascalientes, 1952 Aguascalientes, 1999

Fuente: Caja 2 Exp 21 Año 1995; 10 planos sobre el crecimiento histórico de la ciudad de Aguascalientes 1564-1995 in-
conclusos, A. G. M. de la cd. de Ags; digitalización Arq. JN y Arq. JJAV

de la ciudad, teniendo aproximaciones a un tercer anillo periférico de circulación vial,


en este caso la vivienda residencial se empieza a construir en la zona norte dejando el
oriente para la vivienda de características de interés social, las dos empresas empiezan
a generar grandes cantidades, la ciudad empieza a extenderse en una proporción de
gran escala, hay un crecimiento significativo, el cual va a generar la demanda de todos
los servicios que la población requiere, los cuales han generado conflicto, ya que al ex-
tender las dimensiones de la mancha urbana, esta empieza un desarrollo muy signifi-
cativo que requerirá soluciones. La ciudad de empezar como una simple Villa de pocas
casonas, en poco más de cuatro siglos de vida manifiesta una estructura concéntrica,
generando anillos de circulación vial, hasta el momento se tienen 3 de estos, y grandes
vías que atraviesan la ciudad de sur a norte, y de oriente a poniente, el crecimiento de
la ciudad ha generado grandes zonas de extensión habitacional y grandes distancias,
las características arquitectónicas en los últimos años las han marcado las tendencias
constructivas de las empresas dedicadas a la fabricación en serie de viviendas, la críti-

27
Reflexión sobre la Arquitectura

ca y evaluación de tales obras es cuestionable, ya que los arquitectos y/o constructo-


res encargados de dichas obras, no han sido capaz de dar una solución confortable y
de calidad a los nuevos habitantes, dándole prioridad al aspecto comercial.

CONCLUSIONES
La evolución, desarrollo y crecimiento de la ciudad de Aguascalientes, a través del
tiempo, en específico en el S. XX, es un claro ejemplo de la expansión urbana que las
ciudades han asumido, los crecimientos son inevitables siempre y cuando en las urbes
se manifiesten factores que lo provoquen, lo que debe preverse siempre en todo caso,
es un crecimiento desordenado que conlleve al caos social, arquitectónicamente de-
bemos preocuparnos de solucionar la demanda de habitabilidad, con los requerimien-
tos de confort y calidad de vida que la población demanda, las respuestas formales y
estéticas son testimonios del modo de vida de determinado tiempo y lugar.
Establecida por diversos y muy variados factores, económicos, políticos y sociales, en
la cual estos establecen el cauce del aspecto y forma de vida urbana en el S.XX, éstos a
su vez, también atañen con sus efectos a la ciudad y por consecuencia a los elementos
que lo componen, desde lo más extenso hasta el núcleo más pequeño, desde el ba-
rrio, la colonia el fraccionamiento y las áreas públicas que conforman la ciudad, el cual
hoy en día nos muestra una particular fisonomía, en la cual están presentes aspectos
inconfundibles del pasado conjugándose con elementos contemporáneos.
Las formas de vida –social, religión, económica y cultural- siempre están hechas en
una clara y franca correspondencia con las diversas maneras de la ciudad. Los grupos
sociales han realizado este agrupamiento de formas como requisito de parte de un
pueblo en especial, y la temporalidad interviene siempre de un modo intrínseco y
distintivo como una variable más para estas formas de habitar, ya que “los ciudadanos
viven la trama urbana como un hecho natural y, cada uno tiene su trama subjetiva: la
forma de la ciudad según sus trayectos” (Borja, 2003: 62)
El concepto de barrio propiamente dicho, que se sigue arrastrando hasta la actualidad,
como un elemento de características propias dentro de un centro urbano, es conse-
cuencia de la conformación del prototipo urbano de la época colonial, el cual a partir
de una gran plaza mayor iba generando las calles y a cierta distancia se creaban plazas
menores, la separación entre ella era una distancia pequeña, y por lo general equidis-
tantes, sumándole las incidencias, acontecimientos y características de los mismos po-
bladores. En la conformación de la estructura urbana de la ciudad, esta puede recibir
en su parte física fragmentaciones, ya sea por distritos o barrios, teniendo comprendi-
do que barrio es la parte de un elemento mayor, en este caso la ciudad, y el cual está
definido a su vez, por unidades que lo integran, tal es el caso de: la calle, la casa, los
edificios públicos y sus fronteras espaciales. El desarrollo social, urbano y económico
tomándolo como una respuesta de evolución de la ciudad, dándose con respuestas

28
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

arquitectónica, que generan modelos y estos a su vez tipos, en consecuencia teniendo


como resultado formas y elementos ya sea de valor cualitativo o significativas arqui-
tectónicamente, en una zona específica. El conocimiento de la expansión de la trama
urbana, nos conlleva a la comprensión del espacio público urbano y a las respuestas
arquitectónicas específicas en zonas de la ciudad con características definidas.

BIBLIOGRAFIA
Archivo General Municipal de la ciudad de Aguascalientes; Fuente: Caja 2 Exp 21 Año 1995; 10
planos sobre el crecimiento histórico de la ciudad de Aguascalientes 1564-1995 AGM de la cd.
Ags. Digitalización Arq. Jesús Núñez y Arq. Juan Jesús Aranda Villalobos
Borja, Jordi (2003), El espacio público, ciudad y ciudadanía, Barcelona; España, Grupo editorial
Electa
Esquer, Ricardo, (1990) Tradición y transformación de un barrio: La Salud, Aguascalientes,
COPLADEA-ICA
García Ramos, Domingo, (1978), Iniciación al urbanismo, México; D.F., Ed. U.N.A.M.
Crónica Urbana de Aguascalientes (2004), SEDESO-Gobierno del Estado de Aguascalientes; Ags
Vargas Lugo, Elisa, (1974), Las portadas religiosas de México, México; D.F., I.I.E.-U.N.A.M.
Velasco; Helio de Jesús, (1984) Aguascalientes: cinco crisis demográficas 1738-1798, El Unicornio,
No. 84, 23 de junio 1984

RESEÑA DEL AUTOR


JUAN JESUS ARANDA VILLALOBOS
Universidad Autónoma de Aguascalientes
Licenciado en Arquitectura por la Universidad Autónoma de Aguascalientes en 1994, Maestro en
Arquitectura por el Instituto Tecnológico de Zacatecas, obteniendo el grado el 04 de julio del 2008, con la
presentación de la Tesis “Templo de Guadalupe de la ciudad de Aguascalientes: Un estudio Iconográfico
y Espacial”, ha realizado los diplomados en: “Historia y Apreciación del Arte”, además de “El Arte Barroco
y su tiempo”; en el aspecto docente, Maestro de Asignatura Titular B en la Universidad Autónoma de
Aguascalientes, en el Departamento de Teoría y Métodos, impartiendo diversas materias enfocadas a la
Historia de la Arquitectura, así como al Arte y al Diseño, creador del curso de Formación Humanista y
de Extensión Universitaria: “Apreciación del patrimonio arquitectónico de la ciudad de Aguascalientes”;
las líneas de investigación a las que se ha dedicado son las referentes al patrimonio arquitectónico, en
especial la arquitectura y las artes pláticas de la época Novo Hispana del S. XVIII, y recientemente al
urbanismo. Obtuvo el Reconocimiento a la Mejor Ponencia en el 11º Seminario de Investigación de la
Universidad Autónoma de Aguascalientes realizado en mayo del 2010.

29
Reflexión sobre la Arquitectura

Rafaela Guadalupe Briones Chavero / UANL1


Juan Manuel Martínez Zúñiga /UANL2
Nancy Elizabeth Pruneda Ávila / UANL3

REGIONALISMO “CRÍTICO” EN EL CASCO HISTÓRICO


DE MONTERREY NUEVO LEÓN.
(RESCATE DEL BARRIO ANTIGUO).

RESUMEN:
Como todos sabemos toda población impulsada por el lógico afán de prosperidad, vio imple-
mentarse sobre su trazado diversas industrias y comercios, empujando la ciudad hacia un nivel
económico en franco expansionamiento. Ello es un imán que atrae a enormes contingentes
humanos que trasladándose del campo o de otras ciudades menos prósperas, encuentran en la
moderna ciudad un medio de vida más alto que satisfacer sus ansias de cultura y eleva su nivel
social, soñando tantas veces. Dice muy bien Walter Gropius (1956) que la caótica fealdad urbana
de nuestro ambiente moderno –obra del hombre- dista muchísimo de la unidad y belleza de las
ciudades antiguas, preindustriales.
Para comprender, conocer y querer a nuestra ciudad, tenemos que entenderla y explorarla
como es, y no como una ciudad de sueños que no es, en toda su realidad histórica. Tenemos que
imaginarla pero imaginarla como fue, como ha sido en sus diferentes épocas, ante esto George
Kubler (1982) explica como en el campo de los objetos se producen los procesos de invención,
convención y repetición, abandono y recuperación. Todos ellos son vigentes y aplicables a la ciu-
dad y a la arquitectura. La causa de la permanencia se debe de buscar no sólo en las cualidades
intrínsecas de los objetos arquitectónicos y urbanos sino también en su regionalismo y este se
interesa en el individuo, en su cultura o en la cultura del lugar.
El regionalismo como su nombre lo dice es el que abarca una región, el concepto es muy enig-
mático se puede estudiar un sector de la ciudad, o un sector del país o bien del continente en-
tero. En este último caso el estudio sería muy ambicioso y muy complejo, como país nos falta

1 Arquitecta (UANL) Universidad Autónoma de Nuevo León. e-mail: rafaela_


briones@hotmail.com. Celular: 81-865-502-93
2 Arquitecto y maestro investigador (UANL) Universidad Autónoma de Nuevo
León. Maestría en Arquitectura (Universidad de Arizona EUA). Doctorando en el
programa interinstitucional del Doctorado en Arquitectura, Diseño y Urbanismo
(DADU) con sede en la ciudad de Cuernavaca Morelos (UAEM). e-mail: jmmz-
martz@hotmail.com.
3 Arquitecto, maestra investigador (UANL) Universidad Autónoma de Nuevo
León. Maestría en Valuación Inmobiliaria (UANL) Universidad Autónoma de
Nuevo León. e-mail: pruneli@hotmail.com.

30
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

tiempo para abarcar el análisis de sus regiones, y la acotaremos solamente a la región noreste de
la republica mexicana, teniendo como caso de estudio el centro histórico de Monterrey Nuevo
León. En este trabajo de investigación se pretende lograr la máxima explicación de identidad
regional que existe en el Barrio Antiguo del municipio de Monterrey, buscando elementos del
regionalismo critico, para poder establecer soluciones aproximadas, este espacio histórico ha
perdido en la gran mayoría el uso de suelo que es el habitacional representado por su historia
y presente, por la invasión de bares, antros, oficinas, entre otros. Dándole otro contexto a su
configuración urbana.
Palabras Claves: Arquitectura urbana, Diseño y Regionalismo.

INTRODUCCIÓN:
El desarrollo de este trabajo se fundamenta en dos objetivos: el primero muestra nues-
tro particular punto de vista sobre el casco histórico llamado también Barrio Antiguo
desde el factor visual, por considerarlo el más importante de percepción del diseña-
dor, destacando elementos regionales (herrería, tipología, patios interiores, edificios
históricos de gran relevancia, etc.,) todo el comentario teórico y analítico que se pueda
apreciar a lo largo de esta investigación sirva para ayudar, reflexionar y replantear el
enfoque de atención a las ciudades históricas (principalmente su Barrio Antiguo) supe-
rando la visión que tiene las intervenciones a la maternidad urbana, el posible camino
de solución a los problemas de estas partes de la ciudad que comúnmente se dejan
olvidadas, por el rápido crecimiento de la ciudad y como consecuencia transforman
el giro del suelo por intereses políticos. Como segundo objetivo generar propuestas
preliminares para evitar y erradicar el aumento de bares, oficinas Restaurante-cantina,
que se van adueñando de la zona; y a la vez reducen el espacio de las calles peatona-
les por la gran cantidad de autos que ocasionan estos giros que no es el habitacional.
Dificultando a las pocas viviendas que aún sobreguarda el sitio. Para erradicar este
problema sólo será posible a través de normativas rigurosas y de costo económico de
conservación y remodelación de estos bienes patrimoniales aplicadas y generadas por
el gobierno municipal a todos los giros que no sea el habitacional.
En la época en los que los arquitectos se propusieron cambiar la imagen del mundo
y transformar la vida de las personas empezaron a proyectar ciudades homogéneas
construidas a partir de la repetición de varios tipos de unidades de habitación. Estas
ciudades infinitas y de paisaje idénticos pronto entraron en crisis. En una ciudad ho-
mogénea no cabe más que vagar entre lugares idénticos. Además de edificios bien
ventilados e iluminados era necesario que la ciudad tuviese un área donde se ubiquen
las instituciones públicas, los centros religiosos, culturales y de ocio, y que en estos se
considere la imagen simbólica de la ciudad. De hecho, desde que se inventó el urbanis-
mo, siempre había sido así. Los romanos trazaban una cruz en el territorio y organiza-
ban sus campamentos (y posteriormente sus ciudades). A partir de la carta de Atenas
(1933) en esos años los centros históricos o barrios antiguos recuperaron su prestigio
31
Reflexión sobre la Arquitectura

como núcleos de la vida ciudadana. Toma fuerza la idea de una recentralización, frente
a la tendencia de la arquitectura moderna de situarse siempre en los barrios periféri-
cos, al margen de la ciudad tradicional.

Recuperar el Barrio
“… Imagino la realidad en que vivimos como si fuera una ocupación militar. Hemos
sido ocupados, tal como lo fueron los franceses y los noruegos por los nazis du-
rante la Segunda Guerra Mundial, pero esta vez por un ejercito de publicitarios
(oficinas y bares), Debemos de recuperar nuestro país de manos de quienes lo han
ocupado en nombre de sus amos mundiales…”
Llamada que se escuchó en las radios de la policía del metro de Toronto el 16 de
mayo de 1998 día de la primera fiesta global en la calle. Profesora Ursula Franklin.
La ciudad de Monterrey ha ido creciendo, se contempla la expansión de habitantes
a la orilla de sus cerros, guiándose por una arquitectura contemporánea, una de las
ironías de nuestra época es que ahora, cuando las calles se han convertido en el artí-
culo más valioso de la cultura publicitaria, en todas las grandes ciudades, donde exista
los graffitis, los postres, la mendicidad, el arte urbano, los muchachos que limpian los
parabrisas de los automóviles, los vendedores ambulantes están criminalizando rápi-
damente todo lo que hay de realmente público en la vida de las ciudades. Esta tensión
entre la comercialización y los bares y la vida de las calles se han desplegado de ma-
nera particularmente dramática en donde respiran las raíces de Monterrey, mejor co-
nocido como el Barrio Antiguo. La pregunta a resolver que nos lleva esta investigación
es ¿Pero podemos rescatar sus calles empedradas y sus antiguas casonas del centro
histórico?
Una de las claves es cuidando nuestra identidad y resaltar los valores de nuestro regio-
nalismo que nos ha caracterizado en todo el país y en el extranjero, nuestro regionalis-
mo no es un estilo, ni es una forma de vida, sino es una actitud de cuidar y preservar el
entorno y conectar al individuo con el medio ambiente natural y real tanto físico (ríos,
sistemas montañosos, vegetación, clima, topografía etc.) como cultural (tradiciones,
gustos y preferencias sociales).

El Regionalismo Crítico es importante porque:


• Genera una continuidad entre pasado, presente y futuro culturalmente.
• Genera al individuo un sitio de “pertenencia”
• Genera sentido de “comunidad”.

32
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Dentro del método de estudio, se establecen objetivos generales que se enfocan:


• En rescatar y regenerar los espacios históricos culturales de la zona así como
también los corazones de manzana.
• Establecer leyes de regeneración y homogeneidad: en fachadas, caminos y pu-
blicidad existente.
• Reubicar bares, oficinas, restaurante-bar existentes fuera de la zona para imple-
mentar el uso habitacional.
• Crear núcleos estratégicos para espacios de estacionamiento que no obstruyan
el paso del peatón.
Se crea como primer paso un argumento, para conducir un recorrido visual percep-
tivo, así como el análisis de sitio, tipología arquitectónica (regionalismo), morfolo-
gía urbana, la aplicación de 150 encuestas en tres zonas aledañas al caso de estudio
(Macroplaza, paseo comercial Morelos y dentro de las calles del Barrio Antiguo). Y 25
entrevistas aplicadas en estas zonas, con el fin de lograr propuestas preliminares más
acorde a la petición de los usuarios que frecuentan y radican en la zona del Barrio
Antiguo.

Expectativas del Modelo de encuesta. Aplicando el modelo SPSS.


Compara las variables de la encuesta aplicada y analizada en este caso de estudio en
lo espacial y de percepción (resultados reales) con las metas y normas planificadas:
1.- Prepara un informe de medición (gráfica) que muestre los resultados reales, los
resultados planificados y cualquier diferencia entre las zonas estudiadas.
2.- Hace el seguimiento necesario para evaluar el mayor factor problemático que tiene
los usuarios en las actividades que se realizaron en este espacio urbano localizado en
el Barrio Antiguo.
El modelo consiste en una retroalimentación, el cuál exige mediciones espaciales por
medio de la percepción y otra a través de una encuesta con alternativas o puntos sen-
cillos en la escala del programa SPSS para arrojar resultados reales y trae consigo la
acción correctiva prevista para exigir el logro de los objetivos, al tener la información
en la mano, las administraciones municipales encargadas en este asunto estará en
condiciones de ejercer control en el momento de la acción. La comprobación de los
resultados reales con las metas y normas planificadas constituyen una medición de la
efectividad del modelo durante un período específico el cual constituye la base para
una eficaz retroalimentación es decir la medición histórica puede conducir a un mejo-
ramiento del control en un futuro.

33
Reflexión sobre la Arquitectura

DESARROLLO
La ciudad es un “organismo viviente” y como tal debe ir evolucionando, nuevas fun-
ciones son asimiladas por la vieja estructura en un proceso continuo que va cambian-
do la fisonomía de la ciudad, sin embargo la falta de respeto a ciertos valores diversos
han hecho que este cambio resulte negativo generando no un cambio de carácter
urbano sino la perdida de carácter creando espacios de poco valor con las necesida-
des y forma de vida. El centro de Monterrey ha sufrido un gradual deterioro urbano y
periódicamente se demuelen edificios de calidad arquitectónica siendo en la mayoría
de los casos sustituidos por rótulos de publicidad y sustituidos por otro escaso o nulo
valor arquitectónico que no responden a la tipología existente y destruyen el carácter
de la ciudad.

Antecedentes históricos y consideraciones conceptuales:


La ciudad de Monterrey fue sede de tres fundaciones: la primera, en 1577 por Alberto
del Canto; la segunda, por Luis Carvajal de la Cueva en 1582, y la tercera por Diego de
Montemayor en 1596. En el mes de septiembre de 1611 hubo una gran inundación
que los obligo a cambiarse al norte del río Santa Catarina en una zona segura tenien-
do como centro la antigua plaza real, hoy Zaragoza . Donde actualmente se ubica el
Barrio Antiguo. El 7 de mayo de 1824, Nuevo León fue declarado estado, teniendo a
Monterrey como su capital.
En el mes de septiembre de 1611 hubo una gran inundación que los obligó a cambiar-
se al norte del río Santa Catarina en una zona más segura, terminaron con la mudanza
hasta el año 1614. En el año de 1612 se decreto en la región un temporal de lluvia que
acabo con los pocos jacales y pertenencias de los pobladores. Ante esta catástrofe se
ordenó el traslado al sur del ojo de agua teniendo como centro la antigua plaza real,
hoy Zaragoza. En el año de 1830 se instalaron los primeros faroles de mechas protegi-
dos con cristal y con combustible, cebo o manteca animal. La invasión norteamericana
llegó aquí en el año de 1846, en el año de 1850 la casa del gobernador (casa de las
águilas) José María Ortega, fue tomada por el General Worth, ocasionándole daños
severos a la construcción a causa de los enfrentamientos. En 1890, cien manzanas
sumaban cuarenta mil habitantes abastecidos por 3 tiendas de abarrotes, una farma-
cia, una funeraria y varias panaderías y carnicerías señaladas por banderas rojas que
izaban a sus puestas. Martín de Zavala hijo fundó en Monterrey la Villa de Cerralvo.
Delimitó la ciudad, estableciendo como limites la cuesta de los Muertos, colindantes
con Coahuila, extensión de tierra que con el paso de tiempo se fue reduciendo al co-
brar importancia las haciendas y estancias ubicadas en ella. El municipio de Monterrey
limita al norte con los municipios de San Nicolás de los Garza y General Escobedo, al
sur con San Pedro Garza García y Santiago. Al este con Guadalupe y Juárez y al oeste
con Santa Catarina y García. Cuando se valora al centro histórico desde una perspecti-

34
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

va urbana, esta valoración no es independiente, ni diferente de la que se hace para la


ciudad en su conjunto (Álvarez Mora, 2004) salvo en la individualidad de la arquitectu-
ra, si bien en cualquier parte de la ciudad, la materialidad construida o por realizarse,
está regida por la correspondiente normatividad, es decir la ciudad tradicional como
centro urbano de la zona metropolitana, debe de ser objeto de reflexiones y acciones
integrales que atiendan tanto a su materialidad monumental edificada como a todos
aquellos factores que intervienen en su posibilidad de existencia y sustentabilidad en
el marco amplio de la ciudad de su conjunto.
Esta investigación pretende demostrar la hipótesis de que: La falta de una normativi-
dad rigurosa destinada al este espacio (Barrio Antiguo), tanto en sus edificios histó-
ricos, habitacional e hitos, ha propiciado la presencia del desorden del uso del suelo,
y la transformación en la arquitectura urbana, haciendo que se pierda su identidad
barrial y regional con fines políticos, donde los casi nulos espacios habitacionales han
buscado alternativas de trasladarse en la zona conurbana del Área Metropolitana de
Monterrey.
Este trabajo de investigación es sustentado a través de la información, análisis y pro-
puestas preliminares. También es aplicable el sistema de planeación estratégica. Ya
que en los últimos años la mayoría de los autores han preferido definir la estrategia
en el “sentido estricto” del termino, según Thiérart, una estrategia consiste en “deci-
siones y acciones relativas a la elección de medios y a la articulación de los recursos
con miras a lograr un objetivo”. Se puede definir una estrategia como “el conjunto de
respuestas que indican como define una organización su relación con el ambiente en
busca de sus objetivos” es aceptable en el contexto de la investigación.
Según González (2005) la planeación estratégica tiene usos y aplicaciones en las cien-
cias políticas, sociales económicas (Adopción de principios estratégicos en las empre-
sas), geográficas, militares y naturales, y su aplicación se extiende a La Arquitectura, el
Diseño y el Urbanismo.
El barrio es un espacio que define la imagen o paisaje urbano, y se caracteriza por
su génesis, su morfología y/o sus productos o del suelo, estableciendo así unidades
homogéneas y diferenciadas dentro de la organización del espacio de la ciudad. En
México se designa genéricamente como “barrio”, a aquellos conjuntos cuyo origen es
histórico, es decir los barrios tradicionales o históricos de la ciudad, primeros asen-
tamientos poblacionales que dieron origen a la misma. Por contraparte, los nuevos
asentamientos surgidos principalmente durante los siglos XIX y XX, como extensiones
del núcleo original y cuya característica es el uso de suelo principalmente habitacional,
se designan bajo el nombre genérico de “colonia”. Las colonias, ya sean residenciales,
populares o de habitación precaria, se encuentran en las áreas suburbanas de la ciu-
dad y en las áreas periurbanas estableciendo un mosaico, en plano de diversas carac-
terísticas formales.

35
Reflexión sobre la Arquitectura

Parte sustancial de la jerarquización del centro histórico de Monterrey lo construye,


sin duda la valoración de su patrimonio y su respectiva problemática, toda vez que su
mismo carácter referencial depende no sólo de su aportación cultural y riqueza, sino
incluso de su conservación y permanencia. En la medida de que se mantengan los le-
gados culturales y puedan trascender a otras generaciones contribuirán a cimentar y
a fortalecer la identidad de la arquitectura y urbanismo locales y en esa misma medi-
da, la de los habitantes de la región. Los estilos de arquitectura o más concretamente
en el análisis de la tipología del Barrio Antiguo, se incluye el tamaño de los lotes, el
número de los locales del inmueble, la distribución y el uso de los espacios, de los sis-
temas constructivos, los materiales usados a detalle (balconería, ventanas, herrería,
ornamentación, etc.,) y la s techumbres y fachadas además de la relación de todos loe
elementos con el medio natural como el clima, la topografía, la orientación, etc., que
determinan en buen medida las características de lo edificado.
Lo anterior establecerá las bases de la normatividad a la que deben ajustarse las in-
tervenciones para el rescate o protección de la edificación patrimonial, así como las
características que debe tener la obra nueva para integrarse adecuadamente al con-
junto. Esta normatividad, nutrida por los elementos tipológicos analizados, asegura la
permanencia de elementos esenciales en la arquitectura urbana.
Boix Gené (1974) establece que: hoy día se escribe mucho sobre viviendas, barrios,
núcleos satélites y urbanismo en general. En esa materia, la técnica realiza continuos
y atrayentes progresos. Se levantan singulares conglomerados de nueva planta que se
fotografían y se reproducen en estupendas revistas especializadas que recorren medio
mundo. Se va de sorpresa en sorpresa ante tanta maravilla arquitectónica y urbanís-
tica. Sin embardo aparecen menos temas, menos revistas, menos interesados en la
consecuencia sociológica de los que vivirán en esas viviendas, en esas unidades veci-
nales, en esas poblaciones periféricas de ordenamiento dirigido. Parece ser que, en la
mayoría de los casos, preocupa más el talante estético, bonito, de estos barrios para
lucimiento de arquitectos renovadores, que el contenido ecológico, social, urbanístico
y cristiano, aunque eso de cristiano no corresponde clasificarlo en ultimo termino sino
más bien repetir la enseñanza evangélica de que, a la larga, el ultimo será el primero.
Hampton y Rivoira (1989) señala que al decir la palabra barrio es determinar una iden-
tidad un referente de escala y carácter, de mitos y de ritos que recortan de la ciudad
estas áreas para vivir, diferenciadas del centro del puerto, o del suburbio. Encontrar las
particularidades de nuestros barrios, las que los cualifican y diferencian del conjunto
urbano, es el sentido de esta investigación. La evolución del área metropolitana es un
proceso constante que tuvo durante varios siglos ciertos límites tecnológicos y una
forma de vida de característica industrial por lo que como proceso natural la imagen
de la ciudad de Monterrey a cambiando notablemente y perdiendo su identidad regio-
nal norestence (barrios) y adoptando otra, sin lugar a dudas la ubicación de nuevas
36
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

construcciones “Outles y molls” de un tipo arquitectónico americano, la diversidad


programática, arquitectónica y existencial, que patentiza su diferencia con la ciudad
homogénea.
Los sociólogos y urbanistas opinan que el barrio he de poseer u limite de cinco a ocho
mil habitantes, con un centro cívico compuesto de iglesia, colegio de primera enseñan-
za, biblioteca, mercado, clínica, cine, bares oficinas, jardines infantiles, etc., procurán-
dose que el tamaño de esa unidad orgánica tenga un radio aproximado de 700 metros,
siendo así los habitantes que vivian en sus extremos emplearan diez a quince minutos
para trasladarse a pie al centro de la comunidad.
En resumen: Para generar una propuesta esta se construye tomando en considera-
ción la información teórica; los resultados derivados de los trabajos de campo; de la
reflexión propia y de expertos de la confrontación de las posiciones personales con
respecto a los conocedores en el tema. Este análisis tiene como fundamento o base
conceptual las ideas de un urbanismo y de la aplicación de los principios básicos de la
arquitectura, diseño y una planeación donde el habitante (usuario) es el principal fac-
tor de la ciudad, un concepto que considera la actualidad de la gran ciudad pensada y
proyectada para el servicio y el disfrute de quienes la habitan.
Sin negar la necesidad de una comunicación gráfica y de la necesaria infraestructura
como servicios, señalética, iconografía y mobiliario urbano entre otros siempre y cuan-
do estén reglamentados, es necesario construir las bases de un desarrollo informático
urbano que evita que todo diseño de mobiliario urbano no pase las normas de calidad
si no cuenta con las normas de la imagen urbana de la ciudad. Las nuevas propuestas
que se quieran construir a partir de este análisis deberán apoyarse y tener como fun-
damento todo lo anteriormente planteado. Espero también la aprobación de regla-
mentos rigurosos aplicables a la imagen urbana del barrio y no solo ahí si no también
a la zona conurbana de Monterrey, y alas nuevas tendencias arquitectónicas que se
desarrollan en el Barrio Antiguo.

CONCLUSIONES
Pocos se dan cuenta de que un barrio puede ser una obra de Arte, pues sus calles,
plazas, viviendas, jardines, balcones, faroles e hitos, ocupan un espacio y originan un
conjunto de líneas, contornos, formas y volúmenes. Pero sobre ellos –sin casi perca-
tarnos- el color subraya la estructura dando un carácter distinto a cada aspecto ur-
bano (Boix Gene, 1974). La armonía de los colores es incluso más importante que la
armonía de las formas, bajo ese criterio, reconocemos que si en un cuadro se busca la
composición, la unidad y el equilibrio de una ciudad, una calle o un barrio persistirán
todas esas cualidades para que el éxito arquitectónico-urbanístico sea completo.
Es sumamente importante planear una ciudad que se vea viva, habitada, que se vea
la armonía entre la cuidad, su barrio y los habitantes. Debe sobresalir un urbanismo
37
Reflexión sobre la Arquitectura

regional que tome en cuenta a los ciudadanos y no sólo a los grandes edificios y al trá-
fico de largas filas de autos y transporte urbano sin ninguna expresión. La planificación
y restauración de un barrio que refleje la vitalidad de una persona cuando transita
por sus calles y muestra una sonrisa o una cara satisfactoria, hace que las cuidades se
vean limpias, que tenga buen aspecto y que refleje seguridad es la base de una ciudad
tradicional, que se queda en su memoria y recuerda los espacios recorridos, definiti-
vamente se le puede denominar a esto identidad barrial.
El proyecto contempla primeramente, en recuperar el Barrio en su uso de suelo ha-
bitacional como su nombre lo dice que realmente sea un barrio, ante ello se preten-
de ubicar una “plaza de la cultura” (contará con un teatro al aire libre, kiosco/snack,
área de exposiciones, área de juegos infantiles, estacionamiento, etc.), para la rea-
lización de festivales que se realizan año con año en el Barrio antiguo la ubicación de
este espacio es sobre la avenida Constitución entre las calles Padre Mier, Naranjo y
Morelos. Rehabilitar las fachadas, destacando los elementos arquitectónicos existen-
tes (balcones, faroles, calles) y generar espacios culturales y de esparcimiento con
talleres educacionales y artísticos tanto en el interior de las viviendas, que se encuen-
tran abandonadas, involucrando a la gente un recorrido orgánico entre el interior y las
calles las del barrio.
El uso de la reutilización de los corazones de manzana: la falta de lugares culturales
que marcaron las encuestas y entrevistas nos obliga a proponer dichos espacios. y que
mejor que utilizar los corazones de manzana que hasta la fecha han sido despreciados
y están siendo utilizados algunos como basureros y como estacionamiento, la idea es
reutilizar estos espacios con un fin mas turístico y cultural creando zonas verdes donde
se lleven a cabo exposiciones de arte, algunos conciertos de música clásica, locales de
artesanía, y vendimias de dulces típicos de la región entre otros. Y por último crear un
recorrido cultural dentro del barrio destacando los edificios emblemáticos del legado
histórico que cuenta este espacio (casa de los abuelos, la casa del campesino, el reloj
del centenario, casa de las águilas, casa de los títeres la unidad Abasolo, etc.)
El problema de estacionamiento tanto para el visitante como para las personas que
habitan el barrio a sido el principal enfoque, ante esto se busca una solución adecuada
debido a las necesidades que tiene el usuario, la propuesta consiste en la integración
de nudos estratégicamente localizados en el perímetro del barrio, para colocar estos
espacios de estacionamientos llamados “inteligentes” el diseño consta de proponer
tres niveles (la máxima altura que debe tener un edificio de esta índole según el regla-
mento) y de 2.20 metros de altura para no afectar el lugar y cuenta con una capacidad
de 284 cajones con pasillos de circulación de 4 y 5 metros.
El recuperar un barrio, implica no sólo una ganancia de un espacio más de la ciudad,
sino reconquistar nuestras raíces y la génesis de la misma. Respetando la arquitectura
del sitio, como ha sucedido en otras partes del mundo y les han resultado fructíferas,
comprende no un mejor uso de los espacios arquitectónicos, sino un uso de mayor
38
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

relevancia que pueda traer de manera tangible, las bondades del urbanismo a los ha-
bitantes de la entidad.
Si la ciudad histórica, a pesar del surgimiento de otras formas de centralidad y de
expansión urbana constante mantiene su carácter de centro y continua como gene-
radora y contenedora de dinámica social, y si es puesta al día por los procesos de reno-
vación que se emprenden con ese fin, a partir de la perspectiva urbana revisada, sobre
la base de un proyecto de ciudad histórica de base urbana, podrá seguir cumpliendo
con el papel de referente de la memoria que la ciudad tradicional supone, y que la
ciudad metropolitana tiende olvidar.

BIBLIOGRAFÍA
1.- Álvarez, Mora Alfonso (2004). MODELOS DE DESARROLLO URBANO. De la ciudad compacta
al metropolitano disperso, en ciudad territorio y patrimonio. Materiales de Investigación II UIA
Puebla. U. de Valladolid, México. P.227.
2.- Boix Gené, José. (1974) URBANISMO. zonas industriales nueva ciudad, espacios verdes, plan-
teamiento del campo. Ediciones CEAC.S.A. Barcelona, España. p.71.
3. George Kubler (1982) “ LA CONFIGURACIÓN DEL TIEMPO.
4.-González Claverán, Jorge. (2005). “SISTEMA DE PLANEACIÓN ESTRATEGICA”.Apuntes de
Cuaderno de Seminario en la Universidad de Guadalajara, México.
5.- González, José Eleuterio.(1867). COLECCIÓN DE NOTICIAS Y DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA
DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN. Monterrey.
6.-Gropius, Walter (1956). “ALCANCES DE LA ARQUITECTURA INTEGRAL” Buenos Aires
7.-Hampton Jorge, Rivoira Emilio., (1989) “OTRA ARQUITECTURA ARGENTINA” Bogotá Colombia,
Escala.
8.- Manual de Protección y Mejoramiento., “LA IMAGEN URBANA EN CIUDADES TURÍSTICAS CON
PATRIMONIO HISTÓRICO”.
9.Martínez Zúñiga, Juan Manuel., (2008) “ANÁLISIS DEL ESPACIO URBANO Y TIPOLOGÍAS
ARQUITECTÓNICAS EN EL CENTRO HISTÓRICO DE GENERAL ESCOBEDO NUEVO LEÓN.
(En busca de una identidad regional). Materiales de Investigación ASINEA 81.Cuernavaca,
Morelos. México.
10.-Tello Peón Lucia. (1997) LOS SIGNOS URBANOS Y SU TRANSFORMACIÓN. Los espacios urba-
nos y arquitectónicos en la Mérida Virreinal. Revista Cuaderno 10. Universidad Autónoma de
Yucatán. 73

39
Reflexión sobre la Arquitectura

Arq. Ixchel Astrid Camacho Ixta1


Giselle Ramírez Nambo2
Miriam Nallely Barba Duarte3

TECATE PUEBLO MÁGICO


RESUMEN
Mediante esta investigación se pretende dar a conocer el avance que ha tenido el municipio
de Tecate al ser nombrado Pueblo Mágico, cuáles fueron las características qué lo llevo a hacer
nombrado como tal, se pretende conocer que tan involucrada esta lo sociedad del municipio
al tratar de rescatar los elementos arquitectónicos más característicos de la ciudad y al mismo
tiempo analizar el impacto de la sociedad al percibir los cambios en la estética donde se está
modificando el primer cuadro de la ciudad en el que se encuentra ubicado el sector mas impor-
tante de Pueblo Mágico y funcionamiento con su joven historia, su cambio urbano y su sentido
arquitectónico.
Se reflexionará cómo se están tomando estos elementos arquitectónicos y estéticos, donde se
estarán uniendo para dar a Tecate una identidad propia como Pueblo Mágico, donde resalte su
historia, tomando en cuenta a los habitantes para preservar su riqueza cultural e histórica del
municipio.
PALABRAS: HISTORIA, ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS, PUEBLO MAGICO.

INTRODUCCIÓN
El Programa Pueblos Mágicos contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del
país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y que
representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros.
Más que un rescate, es un reconocimiento a quienes habitan esos hermosos lugares de
la geografía mexicana y han sabido guardar para todos, la riqueza cultural e histórica que
encierran.
Tecate es una localidad que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos tras-
1 Profesora de Tiempo Completo en la Carrera de Arquitectura y Diseño en
CITEC, Valle de las Palmas, Universidad
Autónoma de Baja California; correo electrónico; ixchel.camacho@uabc.edu.
mx. Tel-fax (664) 903-15-33
2 Estudiante de 5to semestre, Giselle.ramirez@uabc.edu.mx 664-180-2700
3 Estudiante de 6to semestre, nallely.barba@uabc.edu.mx 665-121-1282(449)
9.10.84.58 (teléfono U.A.A.) (449) 2.64.49.55 (Celular)

40
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

cendentes, cotidianidad, en fin MAGIA que emana en cada una de sus manifestaciones
socio - culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento
turístico.
▼▼IMAGEN 01: QUIOSCO DEL
Se pretende dar a conocer los aspectos importantes ocu- CENTRO DEL PUEBLO DE TECATE.
rridos mediante el desarrollo o el cambio que sufre una
ciudad al ser nombrado Pueblo Mágico, se analizará cómo
se rescata tanto lo socioeconómico, como el aspecto cultu-
ral, su historia, sus costumbres y su arquitectura.
Para lo anterior se necesita cumplir con una serie de re-
glas de operación que establece la SECTUR (Secretaría de Fuente: http://www.pueblosmexico.
turismo); en las cuales se incluyen aspectos importantes com.mx
fundamentales para la sustentabilidad del pueblo.
Tecate cuenta con una diversidad de tradiciones que la hacen única e inigualable; así como
sus elementos arquitectónicos que la distinguen del resto de las demás ciudades y gracias
a esto es el primero y el único municipio en la frontera en ser llamado Pueblo Mágico.
Gracias al nombramiento de Pueblo Mágico se ha logrado mantener programas que sirven
para el desarrollo y ordenamiento del cuadro y de la ciudad en general.

DESARROLLO ▼▼IMAGEN 02: ZÓCALO. PARQUE MIGUEL HIDALGO

La palabra Tecate tiene un


significado desconocido,
aunque se sabe que, en
efecto, fue el nombre origi-
nal de este lugar del estado
de Baja California. Algunos
historiadores consideran
que los indígenas del lugar,
entendían por tal palabra,
“piedra contada” o bien, Fuente: http://www.pueblosmexico.com.mx

“árbol cortado”.
Los atractivos de Tecate, se basan principalmente en su gastronomía, su naturaleza y el
descanso que aquí se puede vivir; así como sus construcciones históricas, su amplia oferta
de ranchos y balnearios, su Museo Comunitario Kumiai, que junto a otras características
son parte del distintivo que se otorgó en el año 2012 a la ciudad como “Pueblo Mágico”.
Desde 20 de Diciembre de 2012 fue declarado así, entre sus principales atractivos están las
pinturas rupestres de Vallecitos, el campo Alaska (un antiguo cuartel militar en los años 20
y ahora forma parte de la Ruta Rural del Estado), también encontramos en el “corazón de
Baja California” edificios históricos, producción de quesos y vinos artesanales por la nom-
41
Reflexión sobre la Arquitectura

brada “Puerta Norte del Vino”. Es uno de los destinos que no puedes perder la oportunidad
de visitar por la belleza de sus extensos paisajes de campos ganaderos, espectaculares
montañas y grandes forma- ▼▼IMAGEN 03: MUSEO COMUNITARIO DE TECATE.
ciones rocosas característi-
cas de este pueblo mágico.
Lo que más define a Tecate
es su sabor pintoresco y su
ambiente colonial. Se trata
de una comunidad fronte-
riza que realmente no lo
aparenta. Algunos elemen-
tos que definen su paisaje
son: vastos campos para Fuente: http://www.pueblosmexico.com.mx
la ganadería, impactantes
montañas y también colosales estructuras rocosas. Otro de sus aspectos representativos,
es que funge como sede de la famosa cervecería TECATE y que cuenta con diferentes spas,
con servicios exclusivos para la mejora de la salud, con reconocimiento internacional. Un
ejemplo de esto último, lo tenemos en La Puerta. Otros atractivos de Tecate, los consti-
tuyen ciertas pinturas rupestres en las cercanías y un interesante Centro Artesanal y de
producción de piezas de cerámica. Un detalle más acerca de esta ciudad bajacaliforniana,
es que allí existen panaderías de primer nivel.
En Tecate, es factible hallar ▼▼IMAGEN 04: LA PUERTA NORTE DE LA RUTA DEL VINO.
muchos parques recreati-
vos estilo ranchería, que
le brindan a los visitantes
la posibilidad de gozar del
campo y acceder a servicios
de alojamiento, alimenta-
ción y de paseos turísticos
para el bienestar y diver-
sión de los visitantes.
Además, Tecate sobresa- Fuente: http://www.pueblosmexico.com.mx
le como un destino para la
salud, por las varias alternativas de spas y de tratamientos corporales que allí se pueden
tomar.
Por lo que se refiere a los eventos tradicionales de esta comunidad bajacaliforniana, des-
taca la Feria Tecate en Marcha, además de varias competencias de bicicletas de montaña
y de motocicletas a campo traviesa, en un entorno de cumbres sagradas donde se difunde
un aire de gran pureza y en donde nacen diferentes manantiales. El municipio tiene más de
50 ranchos y balnearios, cuenta con áreas recreativas donde se puede acampar, practicar
42
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

ecoturismo o ciclismo así como cabalgar a caballo. Además se puede deleitar con el mejor
pan de Baja California.

INFORMACIÓN RELEVANTE ACERCA DE TECATE PUEBLO MÁGICO


Tecate ocupa un sitio privilegiado dentro del territorio del estado de Baja California. Se le-
vanta sugestivo, entre el vasto mar y el fascinante desierto, en un ambiente de árboles, ríos
y montañas. De hecho, una de las maneras más recomendables para disfrutar de Tecate es
a través del ecoturismo, tomando un fin de semana en este lugar en un contacto directo
con la naturaleza, o bien de intensa relajación, en alguno de sus muchos ranchos-spas.
De entre los monumentos históricos de valía que se pueden visitar en Tecate, sobresale la
Estación de Ferrocarril, la cual fue construida en 1915. Por aquellos años, la línea del ferro-
carril vinculaba también las ciudades de San Diego, en California y Yuma en Arizona.
Por lo que se refiere a la compra de artesanías en la ciudad de Tecate, hay que considerar
que, en el lugar, la producción artesanal tiene una capital relevancia, en especial en lo que
atañe al de trabajo en barco y las diferentes variedades de vidrio. Una buena parte de estas
creaciones, son exportadas a los Estados Unidos.
Sin duda las ideas que se realizaran con el nombramiento, es dar beneficios a la sociedad,
arquitectura emblemática, economía y tradiciones, con el resguardar los valiosos patrimo-
nios del pueblo dando como importancia, y realce a la historia de Tecate, con esto se dan
como resultados:
BENEFICIO ECONÓMICOS ▼▼IMAGEN 02: ZÓCALO. PARQUE MIGUEL HIDALGO

• Reconversión de la activi-
dad económica de la comu-
nidad y áreas de influencia.
• Mantenimiento y
Generación de empleo.
• Plusvalía de fincas /
terrenos.
• Incremento de turistas;
Fuente: http://www.pueblosmexico.com.mx
gasto per cápita y % de
ocupación.
BENEFICIOS SOCIALES
• Comunidad unida = Sentimiento de pertenencia y orgullo.
• Revaloración del Patrimonio Cultural.
• Distinción de la localidad.

43
Reflexión sobre la Arquitectura

BENEFICIOS A LA ARQUITECTURA
• Creación o mejoramiento de Imagen urbana, infraestructura, servicios y equipamiento
turístico
• Mayor valor de sitios de interés turístico
A finales del 2012 Tecate fue incluido por la secretaria de turismo federal en su programa
nacional de pueblos mágicos. Derivados de este programa existen en México más de 80
pueblos mágicos, muy diferentes entre sí, unos aprovechan su arquitectura, su historia,
otros su trascendencia cultura, tradiciones. El impacto que recibe el municipio de Tecate,
es el gran cambio que hace su Arquitectura, al mejorar su imagen, incrementar su atracti-
vo, aumentar los visitantes y por consecuente la importancia del derrame económico, este
último es el principal objetivo.
Se puede hacer una comparación de Tecate con el resto de los Pueblos Mágicos del país;
cada uno tiene una singularidad que lo diferencia de alguna forma u otra, por ejemplo; en
el caso de Patzcuaro, Michoacán, este es nombrado dentro de Pueblos Mágicos debido:
A que es una joya de la arquitectura colonial donde se pueden apreciar monumentos re-
ligiosos de estilo barroco y neoclásico en excelente estado de conservación. Edificios de
adobe y teja le dan un singular aspecto, en armonía con plazas y fuentes. El trato siempre
amable de su gente se conjuga en una atmósfera de encanto que invita a volver una y otra
vez.
La producción de artesanía consiste en trabajos de madera, hierro forjado, cobre, hojalata,
alfarería y textiles. Además de la fabricación de muebles coloniales de madera, industria
textil, productos de corcho, mantas, artesanías de madera como bateas, máscaras y jugue-
tes; alhajeros, herrería artística, joyería artística, figuras religiosas y papel picado.
Esta región, cuenta con dos zonas arqueológicas (Ihuatzio y Tzintzuntzan). Los lagos, bos-
ques y montañas brindan la posibilidad de practicar diversas actividades de turismo de
aventura.
Entre las fiestas destacan la del Señor del Rescate de Tzintzuntzan, Semana Santa y “Noche
de Muertos”, espectacular ceremonia indígena de reconocimiento internacional, esta se
realiza los días 1 y 2 de noviembre, cuando se depositan ofrendas a los difuntos en el pan-
teón municipal. Así como la Feria Nacional del Cobre.
La cocina michoacana es muy variada y exquisita. En Pátzcuaro Pueblo Mágico, sobre todo,
es posible saborear platillos de recetas prehispánicas como los tamales tarascos, confec-
cionados con acúmara; el famoso pescado blanco de la región, o bien, los uchepos, los
tamales de ceniza. También es típico de la gastronomía local el consumo de tamales de
zarzamora, acompañados de un atole de masa de maíz o de una taza de chocolate caliente.
De igual manera, son famosas la sopa tarasca, hecha con tortilla, queso y salsa de jitomate,
y las corundas, otra variedad de tamales de forma triangular, servidos con frijoles, carne de
cerdo y crema.
44
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

En Pátzcuaro Pueblo Mágico, los edificios y las construcciones conservan su esencia colo-
nial, como si apenas hubieran sido levantados ayer. Su visita tiene la magia y la lucidez de
la historia y la cultura.
Por su privilegiada localización geográfica, en el interior de la cuenca- lo cual le brinda
ventajas económicas y turísticas-, Pátzcuaro Pueblo Mágico, sobresale de entre todas las
comunidades michoacanas.
Entre sus principales lugares de interés destacan:
• Antiguo Colegio de San Nicolás
• Antiguo Convento de Santa Catarina (Casa de los Once Patios)
• Templo del Sagrario, Basílica de la Virgen de la Salud
• Antiguo Templo de San Agustín
• Templo de la Compañía
• Capilla “El Humilladero”
• Janitzio (“cabello de elote” en purépecha)
• Jarácuaro (“lugar donde se adora al dios Xaracua”)
• Pacanda (“empujas algo en el agua”)
• Tecuena (“miel buena”)
• Urandenes (“batea”)
• Yunuén (“media luna”)

REFLEXIÓN
Se considera importante la conservación Histórica y cultural de Tecate, por el gran impacto socio econó-
mico y cultural, que genera el municipio al ser nombrado Pueblo Mágico, esto conlleva a encontrarse con
el pasado enriquecer a la sociedad enorgullecerse de su patrimonio. Es tarea de todos hacer conciencia
social, por la cual darle el verdadero valor e importancia al entorno de un lugar por muy pequeño, o
grande que sea su historia, cultura, economía, tradiciones. Se hace conciencia Arquitectónica para así
realizar espacios adecuados al entorno en donde se pretende construir ya sea algo nuevo, o algún tipo
de restauración.

BIBLIOGRAFÍA
Pueblos Mágicos, Reglas de Operación
Pueblos Mágicos Tecate
http://tecatebajacalifornia.mx
http://www.pueblosmexico.com.mx

45
Reflexión sobre la Arquitectura

Juan Carlos Aguilar Aguilar 1

EL TESTIMONIO PÉTREO OLVIDADO


LOS ÚLTIMOS GUARDACANTONES URBANOS DEL BARRIO DE SAN
MIGUELITO

Resumen.
En el actual contexto urbano de desarrollo de las ciudades en nuestro territorio nacional, en
el que el concepto de modernidad en muchas ocasiones es interpretada como un proceso de
acciones encaminadas a terminar con todo lo antiguo por ser tachado de anacrónico, y con esto
dar paso a la implementación de las nuevas tendencias de las llamadas ciudades del conoci-
miento basadas en la aplicación de las cada vez más avanzadas tecnologías, soportadas por una
fuerte carga comercial y mercadotécnica, es frecuente ver la vertiginosa desaparición de los ves-
tigios arquitectónicos históricos que dieron origen a las diferentes poblaciones de nuestro país.
Ante este escenario, nos encontramos frente a frente con el rostro de nuestra ciudad, y parti-
cularmente en las zonas históricas, en donde los diferentes elementos arquitectónicos se ven
continuamente transformados unos, y olvidados otros, como es el caso de un elemento que
constituyó una parte importante del mobiliario urbano del siglo XVII al XVIII, los “guardacan-
tones”, los cuales fueron utilizados hasta su obsolescencia con la integración de las banquetas
peatonales al contexto urbano.
El objetivo de esta investigación, es la realización del primer inventario físico y estudio de estos
elementos urbanos en proceso de extinción, a través del método de observación y análisis, ya
que al dejar de tener utilidad, la mayor parte de ellos fueron eliminados, quedando solo una pe-
queña porción como mudos vestigios que dan fe de la cultura, imagen y utilidad urbana perdida
desde hace años.
El trabajo se circunscribe al tradicional Barrio de San Miguelito de la ciudad de San Luis Potosí,
ya que esta zona es la que conserva una relativa mayor cantidad de estos elementos arquitectó-
nicos, que si en verdad no se distinguen por ser estructuras esmeradamente elaboradas como
las de otras entidades, si conservan en su sencillez estructural y formal, un sello particular que
pudiera considerarse como parte de su característica regional o de la tipología común de este
barrio potosino que puede equipararse con sus homólogos de otros estados de la republica.
Palabras clave: Guardacantón; Valoración; Conservación; Inventario

1 Maestro en Arquitectura
Facultad del Habitat, Universidad Autónoma de San Luis Potosí
jcaguilar@fh.uaslp.mx
leaoslp81@gmail.com
Tel. 444 141 8527

46
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción.
No es de extrañar que frente a los cambios de usos de suelos en las zonas en que los
intereses comerciales van absorbiendo la reserva territorial municipal, y frente a la
desbordada tendencia por “modernizar” las antiguas áreas habitacionales, que ahora
ocupan zonas comerciales, no se duda en desaparecer o modificar las construcciones
existentes para dar paso a las nuevas edificaciones con todo el confort que la tecnolo-
gía moderna puede aportar, contribuyendo a cambiar la fisonomía total de la zona. Sin
embargo, las áreas que no son de interés comercial, sufren por el olvido y abandono,
siendo el tiempo, el vandalismo y la intemperie, los factores encargadas de su deterio-
ro y potencial desaparición.
En este sentido, las variables socioeconómicas constituyen una de las principales cau-
sas que mas influyen en el campo de la conservación, ya que por un lado, la escasez
de recursos económicos inhiben la modificación de las construcciones, mientras que
por el otro, la posibilidad de inversión económica, permite la realización de mayores
odificaciones, desestimando los valores culturales frente a los intereses económicos,
en las cuales las áreas que no son de interés comercial, son poco atendidas y con el
tiempo olvidadas.
En este contexto en el que el olvido causado por el desuso de los diferentes elementos
urbanos arquitectónicos, ha provocado un gran desconocimiento en la población en
general sobre la existencia de estos objetos tectónicos, como lo es el caso de los guar-
dacantones, ya que ni siquiera los identifican como tales, y por lo tanto, mucho menos
como elementos arquitectónicos con valor patrimonial, razón por lo cual su vulnera-
bilidad es evidente, por lo que uno de los principales objetivos de esta investigación
es a sensibilización del usuario y de la comunidad en general sobre la importancia de
la onservación de estos elementos del antiguo mobiliario urbano que dan testimonio
de a historia y la cultura urbano arquitectónica sobre las que se ha soportado nuestra
arquitectura actual.

El Barrio de San Miguelito de la Ciudad de San Luis Potosí, fue uno de los primerosa-
sentamientos barriales constituidos posteriormente a la fundación de la ciudad, (3 de-
noviembre de 1592) como pueblo de indios, la fundación oficial de este barrio data el
14 de abril de 1597 conforme a un documento publicado en el año de 1897 por Primo
Feliciano Velázquez. (Juárez, 2003:9)
Como puede verse, este barrio forma parte de los pueblos fundacionales de la capital
del estado potosino, y en sus orígenes fue uno de los denominados Pueblos de Indios
integrados por indígenas tarascos y mexicanos procedentes del Bario de Tlaxcala fun-
dado 5 años atrás, y su desarrollo ha se vio reflejado en el crecimiento y conformación
de la ciudad actual, tanto por su influencia urbana, arquitectónica y cultural, la cual,
y como una muestra de ello, se proyecta con la evolución de las diversas actividades
47
Reflexión sobre la Arquitectura

productivas sufridas du- ▼▼FIG. 01: MAPA DEL PRIMER DESARROLLO DEL BARRIO DE SAN MIGUELITO
rante el transcurso del
tiempo, partiendo desde
su origen con sencillos ofi-
cios orientadas a la pro-
ducción de carbón y leña
para surtir a las diversas
haciendas de beneficio y a
las labores de agricultura,
hasta los nuevos giros ad-
quiridos a finales del siglo
XVIII y principios del XIX,
en donde se desarrollaron
nuevas actividades como
son los derivados de la
producción de materiales Fuente: GALVÁN, ARELLANO ALEJANDRO, ARQUITECTURA Y URBANISMO DE LA
CIUDAD DE SAN LUIS POTOSÍ EN EL SIGLO
para construcción como
es la fabricación de sillares de adobe y la elaboración de estructuras y elementos de
cantera, hasta actividades culturales como la docencia y las artes, tales como la músi-
ca y la pintura, siendo sobresaliente la dedicación de actividades relacionadas con la
administración publica.
El barrio de San Miguelito se encuentra ubicado en la parte sur del primer cuadro de
la ciudad y esta delimitado actualmente por las calles de Coronel Romero y Avenida
Juárez en dirección norte sur e Ignacio López Rayón y Av. Himno Nacional en dirección
oriente poniente, por lo que nunca estuvo lo suficientemente alejado del pueblo de
españoles, por lo que en poco tiempo, al ir creciendo este último, ambos pueblos se
fueron amalgamando, generando lo que Galván denomina como “mestizaje de ocupa-
ción territorial” (Galván, 1999:89) en el que se mezclan las culturas indígenas y espa-
ñolas, provocando una gran influencia en la configuración urbana actual de la ciudad.
El termino guardacantón resulta en nuestros días ser un concepto prácticamente des-
conocido, debido al desuso de este elemento urbano arquitectónico en prácticamente
todas las ciudades de nuestro país, y por ende no resulta extraño que existan pocos
trabajos sobre este tema, es por esto que de alguna manera este trabajo puede tener
una importante relación con el concepto denominado como “arqueología urbana” que
se ocupa de precisar la historia de las ciudades, en donde los restos arquitectónicos
urbanos constituyen el medio que permite entender y complementar, cuando el ma-
terial grafico y/o escrito es escaso, el conocimiento sobre la evolución de los asenta-
mientos humanos, en donde Leonardo Meraz citando a Biddle nos dice que:
… Ésta ve a la ciudad en sí misma, al fenómeno urbano, como centro de su interés,
en lugar de cualquier periodo en historia de la ciudad o cualquier aspecto único de

48
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

su actividad. La arquitectura urbana estudia la evolución y el carácter cambiante


de las comunidades urbanas, desde sus primeros orígenes, a través de sus subse-
cuentes vicisitudes, hasta el surgimiento de la comunidad existente y su patrón
urbano característico” (Meraz, 1993:17)
En este sentido podemos decir que el estudio de los elementos urbanos, como es en
este caso el de los guardacantones, tiene una importante relación con la evolución del
patrón urbano de la ciudad, ya que fue un elemento que contribuyó a la definición de
su forma urbana, junto con sus procesos de evolución, reflejando de una manera u
otra, los diversos aspectos culturales de la misma, cómo son sus usos y sus costumbres
que le dieron origen y mantuvieron su vigencia hasta su desuso y virtual desaparición
del contexto urbano.
Según el Diccionario de Arquitectura y Urbanismo de Mario Camacho define el tér-
mino “guardacantón” como “Poste pequeño de piedra o metálico o de mampostería,
de sección circular o de cantos redondeados, que protege las esquinas de las cons-
trucciones” (Camacho, 1998:380), del mismo modo el Diccionario Grafico de Artes y
Oficios lo define como “Poste de piedra puesto en la esquina de una casa, o de una
puerta para resguardarlas ▼▼FIG. 02: ESTILOS DE GUARDACANTONES
de los golpes de los vehí-
culos”. Agregando ade-
más esta otra definición,
“Empálense también para
señales e indicaciones en
los paseos y los caminos”.
(Lapoulide, 1944:211), en
este mismo tenor se en-
tiende por cantón “Llanta
de una rueda” y también
“esquina” (Camacho,
1998:109) por lo que ante
estas definiciones resulta Fuente: LAPOULIDE, J. DICCIONARIO GRAFICO DE ARTE Y OFICIOS ARTÍSTICOS
evidente cual es el uso de
este elemento en la arquitectura y el urbanismo, sin embargo las dos definiciones an-
teriores difieren en una cosa, por un lado Camacho señala que se trata de un “poste
pequeño” mientras Lapoulide no define el tamaño del mismo, por lo que podemos de-
ducir que el guardacantón puede presentarse en diferentes formas y tamaños siempre
y cuando cumpla con su función primordial que es la de proteger las esquinas de las
construcciones contra los golpes causados por las ruedas de los carros al girar en una
esquina de una calle a otra, por lo cual nos referimos a los guardacantones ubicados
regularmente en las casas que hacen esquina entre dos calles.
Basados en lo anterior, podemos encontrar guardacantones de diferentes formas y

49
Reflexión sobre la Arquitectura

tamaños, los cuales pueden variar de entre estructu- ▼▼FIG. 03 GUARDACANTÓN EN EL


ras artísticamente esculpidas y de alturas considera- CENTRO HISTÓRICO DE SALTILLO
COAHUILA
bles, hasta sencillas piedras de corte de la localidad en
cuestión, toscamente labradas y de tamaño pequeño o
mediano.
Indudablemente los guardacantones potosinos tuvieron
su periodo de utilidad durante las primeras etapas del
desarrollo de la ciudad, por lo que su desuso comienza
a partir de los trabajos de pavimentación de la ciudad,
que fueron más notorios durante el siglo veinte, ya que
antes de esta era, la imagen urbana de los barrios se
presenta más regularmente como calles de terracería, y
junto con ello, la existencia de sólo algunas pocas ban-
quetas sobre las calles principales.
Con la aparición de las banquetas, el uso de los guarda-
cantones comenzó a caer en desuso, ya que la propia
guarnición de esta zona peatonal, permitía el alejamien-
to de las ruedas de los vehículos que potencialmente
podrían tener contacto con las esquinas de las casas,
a tal grado que para el año de 1828 algunos regidores Fuente: FOTO DEL AUTOR
trataron sobre la posibilidad de su desaparición en la
sesión de cabildo del 21 de febrero, en donde se señala ▼▼FIG. 04 GUARDACANTÓN EN EL
lo siguiente: CENTRO HISTÓRICO DE SALTILLO
COAHUILA
El ciudadano Alcalde Primero expuso que ya, en otros
cabildos, había indicado la necesidad que había de que
se quitasen las piedras que hay en las esquinas, y que
en caso de dejarse, fuesen redondas y levantando (re-
tiradas) de la superficie de la pared una sesma de vara
(14 centímetros) a lo más; que otro tanto ha pedido que
se haga con las ventanas que estén menos de dos varas
(1.68 metros) de altas del suelo... (Espinoza, 1984:4)
Sin embargo, pese a la primera parte de esta solicitud,
en que se sugiere que los guardacantones sean elimina-
dos, el mismo documento señala la solicitud de un ciu-
dadano, posiblemente algún miembro del cabildo con
voz dentro del mismo, quien pugna porque éstas sean
respetadas en sus lugares originales argumentando que
no solamente han servido de protección de las propias
fincas contra las llantas de los vehículos, sino que tam-
bién protege a los peatones de los mismos: Fuente: FOTO DEL AUTOR

50
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Se suscitó a alguna discusión sobre lo de las esquinas, pues el ciudadano Yáñez


dijo que, aun más de que estas son un resguardo de las fincas, por el maltrato que
pueden recibir con los coches y carretas que pasan, también son una defensa de
los que, al transitar por las muy angostas calles de la ciudad, se libran tras ellas de
ser atropellados... (ibídem)
A fin de cuentas este acuerdo no fue complementado, ya que el borrador de este Bando
no fue finalmente sometido para su estudio, sin embargo y pese a que no se ejerció
esta acción destructiva, con el inicio del empedrado de las calles en el año de 1849, y
la construcción de sus respectivas banquetas, en el centro histórico de la ciudad de San
Luis Potosí no sobrevivió ninguno de estos elementos, quedando sólo algunas cuantas
muestras en los barrios de la ▼▼FIG. 05 UBICACIÓN DE LOS GUARDACANTONES EXISTENTES
ciudad, por lo cual el barrio
de San Miguelito se ha deter-
minado como muestra para
este estudio, tanto por sus
características urbanas como
por su cercanía y amalgama-
ción con el centro histórico
de esta ciudad.
En el estudio de los guarda-
cantones del barrio de San
Miguelito, se lograron iden-
tificar la existencia de solo 8
elementos pétreos y uno de
acero correspondiente a la
segunda mitad del siglo XX
por lo que no entra en el ca-
talogo de este estudio.

Conclusiones.
En términos generales y a la
luz de los datos recabados,
podemos deducir que los-
guardacantones fueron de uso Fuente: PROPIA DEL AUTOR.
común sobre todo en los pri-
meras décadas del siglo XVII,
acompañando el proceso de crecimiento urbano de la ciudad, hasta mediados del siglo
XIX, con el inicio de los trabajos de empedrado de las principales calles de la ciudad, accio-
nes que iniciaron a partir del centro histórico y que se fueron extendiendo hasta el resto

51
Reflexión sobre la Arquitectura

▼▼FIG. 06 CUADRO DESCRIPTIVO DE LOS GUARDACANTONES

52
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

53
Reflexión sobre la Arquitectura

de los barrios más cercanos, con lo cual los guardacantones del centro histórico fueron los
primeros en desaparecer.
Siendo San Miguelito el barrio más próximo al centro histórico, podemos deducir que de
los pocos vestigios que quedaron de estos elementos urbanos, los más antiguos fueron
seguramente los que estuvieron ubicados más al norte de este antiguo pueblo en cuestión,
destacando de entre ellos el que hemos denominado como G7-LyX.SM ubicado en la es-
quina que forman las calles de Ignacio López Rayón y Xicoténcatl, el cual muestra un mejor
trabajo artesanal en su tallado, aunque sin llegar a ser ningún tipo de obra artística, y de
que de alguna manera, llegó a sobrevivir a la demolición del antiguo hospicio para mujeres
conocido por el pueblo como “la casa de las Arrecogidas” el cual fue demolido para dar
paso a lo que posteriormente sería el Supremo Tribunal de Justicia del Estado.
Así mismo, también se puede observar que entre este último guardacantón y las siguientes
seis piezas sobrevivientes, existe una separación de cuatro calles hacia el sur, lo cual indi-
ca que entre más se alejan las calles del centro, el poder económico de sus habitantes es
menor, por lo que no es de extrañar que la calidad de los trabajos en la fabricación de los
mismos sea más sencillo y sin mayores pretensiones que cumplir con la finalidad para las
que fueron destinados.
En este sentido, es de llamar la atención que estas últimas seis piezas, se encuentran agru-
padas en las proximidades de sólo tres calles contiguas de oriente a poniente y dos de sur
a norte, formando los últimos vestigios encontrados, ya que los posteriores desarrollos
ubicados hacia la parte sur de estas últimas, pertenecen a períodos cada vez más recientes,
por lo que la utilización de estos elementos urbanos ya no fueron necesarios instalarse en
las nuevas fincas.
Por otro lado, los guardacantones del barrio de San Miguelito reflejan la cultura que les dio
origen y forma, que si bien son elementos de carácter sencillo, que inclusive pudiéramos
calificar de simples y con un casi nulo aporte artístico a la imagen urbana de la ciudad, si
proyectan las manos que les dieron forma, integradas por los habitantes de este barrio
pertenecientes a los diversos gremios de obreros, empleados, artistas y artesanos, que
sin mayores pretensiones solamente decidieron aplicar en ellas un carácter simplemente
utilitario, sin embargo, estas piedras más allá de su utilidad, son respaldadas, como se dijo
anteriormente, por los diversos factores culturales que intervinieron en su formación, y
que a fin de cuentas estos elementos pétreos, reflejan la imagen del barrio que sobrevivió
por más de 200 años hasta que dejaron de ser de utilidad. Como podrá verse, la impor-
tancia de conservar estos vestigios, radica en que estos elementos formaron parte de la
historia de nuestra ciudad, que al final de la cuenta, constituyeron una importante parte
del mobiliario urbano durante un largo periodo de tiempo, y fueron testigos de las trans-
formaciones urbanas y socioculturales de la entidad, los cuales fueron condenados a la
desaparición debido al desconocimiento y el olvido de su función original, sin embargo,
la toma de conciencia del valor cultural de estos elementos y su deseable integración al
patrimonio cultural arquitectónico, permitirá rescatar a los últimos testigos que han dado
54
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

testimonio de la historia y el desarrollo urbano de San Luis Potosí.

Bibliografía.
Camacho, Cardona Mario, Diccionario de arquitectura y urbanismo, Editorial Trillas, México,
1998
Espinosa, Pitman Alejandro, El recuento de los coches y carretas, Presencia de San Luis, suple-
mento dominical del periódico El Heraldo de San Luis, México, No. 88, 18 de noviembre de 1984
Galván, Arellano Alejandro, Arquitectura y urbanismo de la ciudad de San Luis Potosí en el siglo
XVII, UASLP, México, 1999
Juárez, Miranda José Alberto, El barrio de San Miguelito de la ciudad de San Luis Potosí, apuntes
sobre su fundación, cuadernos del archivo No. 10, Archivo Histórico del estado de San Luis Potosí,
México, 2003
Lapoulide, J. Diccionario grafico de arte y oficios artísticos, Editorial Herrerías, México, 1944
Meraz, Quintana Leonardo, Conservación arquitectónica y arqueología urbana, Universidad
Autónoma Metropolitana, México, 1993
Villar, Rubio Manuel, Evolución e influencias de la vivienda de los siglos XIX y principios del XX en
la ciudad de San Luis Potosí, Tesis Maestría, UASLP, México, 2004

Experiencia Profesional
Experiencia profesional en la industria de la construcción por mas de 29 años, tanto en el sector publi-
co como el privado. Prestando servicios profesionales tanto en el estado de San Luis Potosí,como en la
Ciudad de México, en actividades diversas como son Ingeniería de Costos y Control de Obra, Supervisor
de Obra, Residente de Obra, Coordinador de Obras, Jefe de Brigadas de Medición Satelital, Gerente de
Área Técnica y Contratista de Obras y Proyectos de manera particular.
Experiencia Académica
15 años de experiencia docente impartiendo cátedra a nivel profesional y posgrado, en asignaturas de
Administración, Construcción, Tecnología, Teoría, Historia y Metodologías. Así mismo colabora con la
Dirección de la Facultad en actividades de Gestión Académica como son Auxiliar de la Coordinación de
la Maestría en Administración de la Construcción y Gerencia de Proyectos, Coordinador de la carrera de
Edificación y Administración de Obras en la Facultad del Habitat de la UASLP. Del mismo modo realiza
desde el 2013 trabajos de investigación y generación del conocimiento en áreas afines a la Administración
de la Construcción y Tecnología, así como en Conservación del Patrimonio Histórico Construido. Es pro-
fesor invitado desde el 2010 en el Instituto Universitario de Posgrados en Alta Dirección de la Ciudad de
Zacatecas.

55
Reflexión sobre la Arquitectura

Ruth Verónica Martínez Loera1


Héctor Muñoz Tiscareño2

RECUPERACIÓN HISTÓRICA DE UN LUGAR


EMBLEMÁTICO EN UNA COMUNIDAD RURAL.
EL CASO DE LA FÁBRICA DE SAL DE SALINAS DE HIDALGO, S.L.P.

En el altiplano potosino se encuentra el municipio de Salinas de Hidalgo donde por sus caracte-
rísticas climáticas se forman grandes lagunas de agua salada. Por muchos años los pobladores
nativos recuperaron artesanalmente la sal, pero a la llegada de los españoles la extracción cam-
bió de manera radical. De tal manera que se instauró toda una línea económica a raíz de la sal
que propició la creación asentamientos humanos en la región. Es así, como la infraestructura
y el espacio arquitectónico de la fábrica de sal originaron movimientos sociales y políticos que
marcaron la vida de los pobladores de la región y del Estado de San Luis Potosí.
La intención de estudiar la fábrica de sal como un espacio productivo, que le dio vida a la comu-
nidad de Salina de Hidalgo tiene como fin recuperar la memoria histórica de los pobladores para
que valoren el inmueble que ahora se encuentra muy deteriorado. La metodología utilizada para
realizar el trabajo se basó en la consulta de archivos y documentos primarios, fotografías, pla-
nos y entrevistas. De tal modo que se articula un documento que da cuenta de la historia de un
lugar a partir de un espacio arquitectónico. Además, donde el sistema constructivo hizo posible
generar una dinámica de trabajo y de vida por la relación que se mantuvo entre la fábrica y la
comunidad. Así mismo, da cuenta de la importancia que la fábrica de sal tuvo para los poblado-
res y que el cierre de sus actividades trajo como consecuencia el deterioro del inmueble como
reflejo del desinterés de los pobladores debido a que tuvieron que cambiar sin de trabajo y de
dinámica de vida previo aviso.
Palabras clave: historia, arquitectura, sistema constructivo, dinámica social.
Los estudios que se hacen desde la arquitectura muestran la relación entre la dinámica
social que se desarrolla a partir de espacios habitados, ya sean viviendas o lugares de
trabajo. Pero, cuando ambas acciones se fusionan la vida cultural, económica, política
y religiosa llegan a conformar un sentido de pertenencia por el lugar en el que se vive.
Por ello, lo que explica González (2001, p. 9) “el valor polisémico de la palabra arqui-

1 Doctora en Estudios Científicos Sociales por el ITESO. Profesor de tiempo com-


pleto de la Facultad del Hábitat de la UASLP. cirocolor@hotmail.com, veronica.
loera@uaslp.mx. (444) 8151695, cel. 4442002520.
2 Arquitecto. Tesista de la Maestría en Ciencias del Hábitat. hector_ctbs@hot-
mail.com, cel. 4441130630.

56
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

tectura ofrece aristas aun sin tratarse como: proceso de concepción y de producción
cultural, medio de expresión y sistema de significación, disciplina o cualidad: espacio,
territorio y lugar”.
Así, al relacionar la historia y el espacio de una fábrica con la memoria de los pobla-
dores de Salinas de Hidalgo es posible explicar el sentido que dio la arquitectura a un
poblado, donde la vida giró por más de cien años alrededor de la extracción de sal.
Geográficamente, Salinas de Hidalgo se ubica en la parte occidental del Estado de San
Luis Potosí exactamente entre a los 23° 11’ norte, al sur 22º 28’ de latitud norte, al
este 101º 19, al oeste 101º 57’ de longitud oeste. Por ello, el territorio tiene caracterís-
ticas áridas y desérticas, las lluvias son escasas y los pocos ríos alimentan lagos salinos.
Sin embargo, las condiciones del lugar hicieron posible que pueblos como los
Guachichiles desarrollaran con éxito la extracción de sal. Y que a la llegada de los espa-
ñoles el lugar se convirtiera en una zona económicamente próspera, porque permitía
el desarrollo de la minería. Quizá, en esa relación se pueda hacer evidente el declive
de los pobladores prehispánicos y el crecimiento de los conquistadores al detonarse
una nueva realidad cultural (Serbolov, 2004).

El comercio de la sal ▼▼Figura 1. La extracción de la sal antes de la llegada de los españoles.

Los primeros pobladores


evaporaban el agua me-
diante el sol y el viento,
para que quedara en la
superficie sal tierra3, sa-
litre, sal espumilla, sal de
grano que posteriormen-
te comercializaban entre
otras tribus de la región
(ver Fig. 1).
Se cree que los españoles
llegaron a la región alre-
dedor del año 1556 y que
les llamó mucho la aten-
ción las lagunas salitrosas,
de tal modo que vieron en
el lugar una buena posibi-
Fuente: Dibujo encontrado en el archivo de la Casa de la Negociación.

3 La sal tierra es una mezcla de sales de cloruro y sulfato con tierra. La sal tierra
era preferida por la minería ya que con esta se obtenían veinte quintales de
metal a mucho más bajo precio, conviniendo así la obtención de esta sal, su
gran demanda y su producción era excesiva.

57
Reflexión sobre la Arquitectura

lidad para extraer el producto y comercializarlo, principalmente a las minas de plata.


Así, “Salinas del Peñón Blanco” nombrado por Juan de Tolosa, comenzó con el cuidado
del lugar y con la planeación comercial que la corona española había puesto en sus
manos y del cual tuvo control por más de doscientos años (1556-1778) (Rodríguez,
1947). Posteriormente el gobierno mexicano tomó el control de la salinera de la cual
obtenían considerables ganancias, al rentar las tierras tanto a Don Juan de Esnaurrízar
como a Joaquín Enríquez.
La bonanza de la salinera sirvió como lugar de paso para Miguel Hidalgo y Costilla quien
en su lucha por la independencia de México del yugo español recorrió varios lugares
de Zacatecas que lo obligaron a pasar por Salinas en don se detuvo un rato (el hecho
de contar con la presencia de un personaje tan ilustre, propició que años después el
poblado cambiara las características físicas del lugar, por el de un personaje y por ello
dejó de ser Salinas del Peñón Blanco y se convirtió en Salinas de Hidalgo).
Pero para el año 1842, Don Antonio López de Santa Anna decidió vender la salinera para
financiar al ejército. Por lo cual, Don Cayetano Rubio pagó la cantidad de $305,000.00
y con ello comenzó la privatización y la configuración de un espacio industrial.
El funcionamiento de la Casa Rubio Hermanos y Compañía no trabajó por mucho tiem-
po la extracción de sal, pues, al parecer Don Cayetano tenía más interés en las em-
presas textiles que tenía en Querétaro. Por ello, transfirió los derechos de acción y
propiedad a su yerno, Don Joaquín María Errazu para que a partir del 10 de enero de
1846 se convirtiera en el nuevo dueño de la salinera.
Para 1867 entre los meses de febrero y mayo, Salinas se vuelve a convertir en refugio,
esta vez de Benito Juárez quien había triunfado en diferentes frentes con lo cual logra-
ba reformas significativas para el desarrollo del país. La estancia de Juárez en Salinas
hizo que en la Casa de la Negociación se acondicionaran espacios para la comodidad
del huésped (Hermosillo, 2013).

La salinera como espacio de trabajo


La visión empresarial de Don Joaquín María Errazu hizo posible que el negocio de la
sal creciera y con ello, los espacios arquitectónicos como la Casa de la Negociación y la
Fábrica generaron que el pueblo tomará una estructura en su traza que evidenció que
la sal era el centro principal del comercio de sal de la región (ver Fig. 4).
Fue tal la importancia de la Fábrica, que poco a poco su infraestructura también le dio
otro aspecto al poblado. Pues era posible apreciar el territorio a partir de las piletas,
bóvedas y depósitos dispuestos alrededor de la laguna. Con ello, se mostraba también
el fuerte dominio comercial de la Fábrica en armonía con las casas, comercios y el tem-
plo parroquial (Ernesto, 2011). Retomando el tema de la infraestructura de la Fábrica,
la arquitectura del lugar propiciaba una organización bastante articulada, pues cada

58
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

uno de los pasos que se daban para extraer la sal propició el crecimiento de los espa-
cios internos para colocar calderas y maquinaria o bien, para almacenar el producto
(ver Fig. 5). Mucha de esta información se puede conocer a través de los registros que
han quedado guardados en documentos que muestran la bonanza económica del co-
mercio de sal para el municipio de Salinas y para el Estado de San Luis Potosí. Sobre
todo, por el apoyo que tuvo para la minería (Ewald, 1997).
▼▼Figura 4. El trabajo en las lagunas de la Fábrica de sal y traza del poblado.

Fuente: Material gráfico encontrado en los archivos de la Casa de la Negociación.

Por otra parte, el trabajo de comercialización de la sal propició que la red ferroviaria a
nivel nacional considerara un paso importante por la salinera (ver, Fig. 6). Con ello, el
desarrollo comercial de la zona incrementó el comercio local y de alguna manera los
▼▼Fig. 5. La Fábrica de Sal y su distribución arquitectónica.

Fuente: Fotografía y gráfico de Héctor Muñoz Tiscareño.

59
Reflexión sobre la Arquitectura

pobladores gozaban de ciertos beneficios. También, al ser un lugar comercial, otros


desarrollos tecnológicos se pudieron apreciar en el poblado como la electricidad y la
potabilización del agua se hizo notar en la vida del pueblo. Con ello, Salinas se convirtió
en un lugar de reunión donde los habitantes de otras comunidades solían visitar para
abastecer despensas, pasear o bien buscar empleo en la salinera.

La salinera y los pobladores


Por muchos años, la Fábrica de Sal fue el centro de vida, puesto que el espacio repre-
sentaba la seguridad laboral, el desarrollo social y el flujo de intercambio entre las
comunidades de Salinas de Hidalgo, Villa de Ramos y algunos municipios del Estado de
Zacatecas. De tal modo, que la Fábrica representó más que un espacio económico un
centro cultural, pues en ella se llegó desarrollar un sentido de apropiación e identidad
por el pueblo. Ante esta situación, la salinera evidencia un patrimonio cultural intangible,
si se pone atención a la memoria que existe sobre la dinámica laboral y el auge comer-
cial, también por el sentido de identidad que muchos pobladores tuvieron por su tierra
▼▼Figura 4. El trabajo en las lagunas de la Fábrica de sal y traza del poblado. natal, su espacio de traba-
jo y todas las relaciones
que construyeron a par-
tir de su estancia en los
diferentes lugares de la
Fábrica (Halbwachs, 2004
y Sanchiz, 2007).

Los roles de trabajo en la


Fábrica también llegaron
a crear una serie recono-
cimientos a partir de las
funciones que llebaban a
cabo las personas, así, los
de la caldera o el almacén,
Fuente: Fotografía de Héctor Muñoz Tiscareño
por poner un ejemplo,
eran reconocidos tanto
por los compañeros de trabajo, como por los vecinos de vivienda. Entonces, la Fábrica
conectaba a cada uno de los individuos que colaboranban en la producción y comer-
cialización de la sal. La intención de explicar las relaciones sociales, no tienen otro fin
que explicar las nociones de espacio natural y social (Lefebvre, 1988), es decir, cómo
las características geográficas del lugar y los intereses económicos detonaron una serie
de acciones donde la arquitectura jugó un papel importante de tal modo que la Fábrica
llegó a establecerse como un símbolo comunitario. Aún, cuando con el paso del tiem-

60
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

po cambio de dueños, los habiantes de Salinas crearon cierto valor afectivo por el
inmueble.
Algunos pobladores se interesaron por recuperar la historia de la Salinera y para ello
crearon dibujos, fotografías, relatos, crónicas y otros escritos, con ello, recuperaron el
espacio simbólico (Lefebvre, 1988). También investigadores se interesaron en el lugar
y crearon estudios a partir de la historia de la salinera como patrimonio inmaterial
(Mendizábal, 1929 y Ewald, 1983). Todo ese esfuerzo por conservar el significado y
valor de la salinera ha creado una serie de elementos que detonan la importancia de
la memoria colectiva (Halbwachs, 2004).
Quizá sea importante reflexionar en el ámbito de la aquitectura, si todos aquellos
vestigios industriales que hay en comunidades rurales como Salinas es posible verlos
como patrimonio cultural y como herencia de un pasado histórico que bien vale sea
trasmitido de generación en generación (UNESCO, 1992-2013). También vale la pena
cuestionar porque la obra privada es protegida aun cuando el valor histórico y cultual
son suficiente valiosos para la dinámica social de una población.

El declive salinera
Como se había explicado anteriormente, la salinera pasó de ser propiedad del gobier-
no y se privatizó. A pesar de ello, la Fábrica dinamizó la vida del poblado, sin embargo
los intereses comerciales de los dueños decidieron un cambio de lugar para seguir la
explotación de la sal donde se requiriera menos inversión. Fue así, que a mediados de
1980, los trabajadores de la Fábrica recibieron su liquidación y la noticia del cierre de
la empresa. No hubo más explicación, el empleo se había terminado y con ello, mucha
de la seguridad social que la Fábrica había aportado al poblado4.
En menos de 30 años las instalaciones de la Fábrica, el inmueble más emblemático
de Salinas se encuentra en malas condiciones. Aquel inmueble que representaba a
bonanza de un lugar, en la actualidad parece ser un lugar abandonado hace cientos
de años (ver Fig. 6). La maquinaria, las paredes, los pisos y las vigas, poco a poco han
sido extirpados y con ello, la Fábrica se ha convertido en un recinto olvidado. Se podría
decir, que si bien en muchos de los trabajos se expresa el orgullo por los bienes mate-
riales e inmateriales las condiciones de la Fábrica expresan un desinterés, tanto de los
pobladores como de las autoridades.

4 Datos aportados por “El Cubano” un ex trabajador de la Fábrica que ahora tra-
baja en la Casa de la Negociación que se ha convertido en un pequeño museo
en Salinas de Hidalgo.

61
Reflexión sobre la Arquitectura

▼▼Figura 6. Deterioro de la Fábrica de sal.

Fuente: Fotografías de Verónica Martínez Loera.

Conclusiones
Desde el punto de vista arquitectónico, en algún momento se pensó que realizar un
estudio de la Fábrica de sal era poco relevante. Sin embargo, representaba un reto por
explicar la influencia de estilos constructivos, las características de los materiales, la
dinámica del espacio pero sobre todo, la dinámica sociocultural que había alrededor
de una mina de sal. Así, la historia de la arquitectura serviría “como instrumento para
fortalecer la identidad de una sociedad aun cuando la vida se transforme. Es decir, la
práctica de la arquitectura va más allá que contar con habilidades constructiva, sino
en buscar que la obra como suele llamarse a las edificaciones, tengan un sentido sim-
bólico para la comunidad de tal manera que detonen una dinámica social armónica,
tanto entre los elementos naturales como los culturales como lo ha llegado a señalar
Eugenia María Azevedo Salomao5.
El ejercicio de reconstruir la historia a partir de un recinto arquitectónico posibilitó evi-
denciar el compromiso de una disciplina con el espacio, las personas y también con las
significaciones que de esa relación emanen. Así, pues, explicar las condiciones en las
que se encuentra la Fábrica de sal más importante que tuvo el país pone en discusión
el tema de la conservación y la restauración, no únicamente desde el sentido construc-
tivo. Como pudo verse en este escrito, se recuera a partir de la historia el sentido de
un espacio industrial que detonó una dinámica sociocultural en una región que apa-
rentemente poco puede ofrecer por las características geográficas. Y que no por ello,
los pobladores y otras personas tienen derecho de destruir espacios, que si bien son
privados, representan un símbolo identitario para una comunidad.
Por ello, conservar, reutilizar, reconstruir o revalorar se vuelven retos importantes en el

5 Plática con la Dra. Eugenia María Azevedo Salomao.

62
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

ámbito de los estudios de la arquitectura, no porque tengan que ser intervenidos, sino,
porque es posible documentar muchos de los sucesos que acompañan a un inmueble.
Así, en este estudio se evidencia la historia, la arquitectura, el sistema constructivo y la
dinámica social como elementos clave para preservar el patrimonio intangible creado
a partir de una actividad como lo fue la producción de sal en Salinas de Hidalgo.
Por tanto, “la riqueza de los registros históricos de estas salinas debe considerarse ex-
traordinaria y única… de la historia empresarial mexicana (Ewald, 1997).

Referencias
Ewald, U. (1997). The Mexican Salt Industry 1560-1980. (F. D. USA, Ed., & J. Ferreiro, Trad.)
Stuttgart/Nueva York: A Study in Change.
Halbwachs, M. (2004). La Memoria Colectiva (1era,edición ed.). (P. U. Zaragoza, Ed., & I. S.
Arroyo, Trad.) Zaragoza, España: Prensas Universitarias de Zaragoza.
Hermosillo Medina, J. J. (1975). Las Reales Salinas de Santa María del Peñón Blanco. (A. Avelleyra,
Ed.)
INEGI. (1987). Salinas, Estado de San Luís Potosí. Cuaderno Estadístico Municipal. Aguascalientes:
INEGI:
-----. (1996). Division Territorial del Estado de San Luis Potosi de 1810 a 1995. Aguascalientes.
Lefebvre, H. (1988 ). La Producción del Espacio. Oxford: Blackwell.
Medina, J. d. (2003). Salinas del Peñon Blanco en el tiempo y espacio, apuntes monográficos. San
Luis Potosí: H. Ayuntamiento de Salinas de Hidalgo.
Mendizábal, M. O. (1946). “Influencia de la sal en la distribución geográfica de los grupos indí-
genas” vol. 2. mexico: Obrascompletas.
Rodríguez Barragán, N. (1947). Apuntes para la Historia y la Geografía de la Ciudad de Salinas,
en el Estado de San Luis Potosí. México: Sociedad Méxicana de Geografía y Estadística.
Sanchiz, J. M. (2007). La Fábrica de la memoria. La reutilización del Patrimonio Arqueológico
Industrial como medida de conservación . ANTIQVITAS (18-19), 265-272) .
Unesco: Patrimonio. (s.f.). Recuperado el 5 de 5 de 2013, de Unesco: Patrimonio: www.unesco.
com.
Villain, E. (1877). Historia de un grano de sal. México.

63
Reflexión sobre la Arquitectura

Inocencio Luévanos Soto1


Roberto de Jesús Gómez Estrada 2
Francisco Luis Camporredondo Reyes 3

INTEGRACIÓN DOCUMENTAL PARA EL FOMENTO


DE LA DEFENSA DEL PATRIMONIO EDIFICADO DE
LA LAGUNA, CASO: CIUDAD GÓMEZ PALACIO,
DURANGO
RESUMEN
En estos últimos años algunas asociaciones de la región lagunera, han mostrado interés y preocu-
pación por el fortalecimiento cultural y arquitectónico, pero no es suficiente ya que se demuele
gran parte del patrimonio de los laguneros mismos que en su mayoría no han terminado de
entender lo que significa la conservación del pasado arquitectónico.
La historia nos ayuda a entender a las personas con respecto a la arquitectura: sus necesidades
y deseos, sus ambiciones y limitaciones, sus ilusiones y realidades. Por ello, la historia es un
asunto vivo, no sólo un relato sobre el pasado. Es una materia imprescindible para enfrentar con
más responsabilidad, inteligencia y creatividad el presente. A través de los años se ha recopilado
información importante y que ha traído con esto un proceso de diversificación de los medios
que intervienen en la defensa del Patrimonio Cultural.
Es por lo anterior que se propone la continuación de este documento que tuvo como primer
caso Lerdo, Durango, mismo que fue presentado con anterioridad, y que abordó los fenóme-
nos y épocas que dieron forma al actual centro histórico de la ciudad ya mencionada, desde
su fundación, pasando por la revolución y hasta el presente, además de catalogar los edificios
más importantes y que dan identidad a esta, se presenta la investigación histórica situada en el
contexto del edificio, se detalla el estilo arquitectónico así como la relevancia que tuvo. Ahora,
se tiene como objetivo de estudio Gómez Palacio, Durango, puesto que de las ciudades que con-
forman la región, la ignorancia e inconsciencia colectiva van en aumento y por ello, la ciudad se
encuentra al borde de perder su identidad arquitectónica.
Este trabajo tiene como finalidad el desarrollo de la cultura en la región lagunera y con esto
fomentar la defensa del Patrimonio edificado, ya que a pesar de la destrucción de este, aún se
1 Maestro en Ingeniería, Universidad Juárez del Estado de Durango, arq_
inothrain@hotmail.com, (871) 7147119
2 Maestro en Ciencias, Universidad Juárez del Estado de Durango, arkigomez@
hotmail.com
3 Maestro en Ciencias, Universidad Juárez del Estado de Durango, francisco_
camporredondo@hotmail.com

64
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

mantiene parte del legado histórico de esta región y es tarea de todos exigir la conservación de
estos edificios y aún más, el mantenerlos en buenas condiciones una vez sean restaurados.
Palabras clave: Defensa del Patrimonio, Identidad arquitectónica.

INTRODUCCIÓN
“Solía decirse que los hechos hablan por sí solos. Es falso, por supuesto. Los hechos
sólo hablan cuando el historiador apela a ellos: él decide a qué hechos se da paso, y en
qué orden y contexto hacerlo” (Carr, 1965).
Este proyecto se ubica entre la vocación histórica y el interés arquitectónico que ha
sido enfocado a una ciudad, la cual desde sus cimientos muestra un gran y ambicioso
valor constructivo que a lo largo del tiempo ha sido testigo de acontecimientos rele-
vantes en el proceso de crecimiento de dicha ciudad; esta se relaciona con personajes
ilustres de antes y después de la Revolución y su interacción en la formación de la ya
mencionada ciudad.
Gómez Palacio, la ciudad que ha trascendido en sus orígenes revolucionarios, dejando
en cada pedazo de ladrillo y adobe miles de historias, que en su mayoría siguen escon-
didas para los ojos de las personas que no lo vivieron.
Una de las tareas que se desarrollarán en este proyecto es el darle vida a esas historias
que siguen ocultas en cada edificación, para así darnos cuenta del gran valor que tiene,
que no sólo son edificios viejos, sino un gran tesoro para la región, y que deben de ser
conservados tanto por su valor histórico como su valor artístico. Son una muestra del
gran trabajo de arquitectos e ingenieros de épocas pasadas, de sus ambiciones, sue-
ños y orgullo.
Aunque la historia será un punto muy importante y constante en este trabajo también
se señalarán los estilos arquitectónicos, los elementos que los constituyen y su origen.
Todo esto será logrado mediante la obtención de fotografías que documenten lo ya
mencionado, así como documentos rescatados. También, será respaldado con entre-
vistas que se harán a personas que estén relacionadas con las edificaciones o que ten-
gan conocimiento en materia de identidad y conservación, así como algunos cronistas
de la región.

Antecedentes
Actualmente el INAH tiene presencia en cada uno de los estados de nuestro país para
cuidar del patrimonio inmueble, siendo responsable de cerca de 110,000 monumen-
tos históricos construidos entre los siglos XVI y XIX (CONACULTA, 2012).
El INAH tiene realmente poco tiempo que comenzó a proporcionar y realizar la integra-
ción documental de los monumentos históricos de las ciudades con más patrimonio o
65
Reflexión sobre la Arquitectura

que están inscritas en la lista del patrimonio histórico de la humanidad; siendo ejemplo
de ello en el pasado año 2008 la ciudad de Puebla que con motivo de sus festividades
por el aniversario de su fundación, se le entregó a las autoridades del ayuntamiento
poblano el Catálogo de Monumentos Históricos de la mencionada ciudad.
Dicho catálogo es considerado sustantivo para el desarrollo de la llamada “Angelópolis”
(Puebla) ya que representa los elementos que ayudarán a prever y proyectar, de mejor
manera, planes y programas de trabajo para la conservación del patrimonio cultural a
20 años de que fue inscrita en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La relevancia que cobra el catálogo es trascendental en el devenir social e histórico de
los poblanos al registrar en sus páginas cada uno de los 3,034 monumentos históricos
que existen en esa ciudad (CONACULTA, 2012).
Otro caso de éxito con respecto al desarrollo de estos documentos es la ciudad de
Monterrey, Nuevo León, que durante el primer trimestre del 2013 vio culminada una
serie de investigaciones en el casco antiguo de la ciudad con la elaboración de un ca-
tálogo, en el cual quedan decretadas las construcciones de valor histórico o artístico,
y esto también como parte de un plan mayor que es el proyecto de regeneración del
Barrio Antiguo (Reyes, 2013).
Los documentos que se tienen actualmente de las ciudades que conforman la región
lagunera; a decir verdad, es exageradamente rústico, limitándose únicamente a in-
dicar la ubicación, año de construcción (muchas veces no indicado) y el nombre del
monumento.
En el caso específico de Gómez Palacio, no existe un documento oficial hecho bajo re-
glamentos y referentes a nivel nacional, que a pesar de contar con 108 años, es joven
en comparación con las ciudades a las que el INAH presta más atención, pero sin lugar
a dudas el patrimonio histórico de cada ciudad merece ser catalogado y documentado
para conocimiento de sus propios habitantes así como de visitantes.

Objetivos
El objetivo del proyecto consiste en la elaboración de una integración documental de
cada uno de aquellos edificios la cual fundamente el valor arquitectónico, político,
cultural e histórico en la Comarca Lagunera, realizando un estudio basado en la des-
cripción física, en la antigüedad y los usos tanto actuales como pasados, de dichos
edificios.
Este incluye crear y promover una interacción entre la sociedad y su herencia patri-
monial, orientada a la conservación y defensa de su entorno sociocultural acorde a su
realidad y con acciones que satisfagan sus expectativas reales. También se pretende
sensibilizar y estimular la participación social en el reconocimiento y apropiación cul-
tural del patrimonio.
66
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Particularmente se catalogarán los inmuebles históricos y artísticos que integran el


patrimonio cultural edificado de estos municipios considerando que tipo de inmuebles
lo integran, se señalará donde se encuentran ubicados, se evaluarán las condiciones
físicas en que se encuentran, además de mencionar los materiales es que están elabo-
rados, a que épocas corresponden, estilos o tendencias arquitectónicas y por último se
valorará en cada edificio la atención que se le ha dado.

Sustentación conceptual
Con el desarrollo de esta investigación se propone la integración de la génesis his-
tórica, características arquitectónicas y dialéctica cultural de los edificios de mayor
significación e identidad localizados en el área conurbada que comprende la Comarca
Lagunera ya que estas características están sumamente vinculadas con el fortaleci-
miento de la cohesión social y esa amalgama de valores intrínsecos en el diseño del
espacio y hechos que contribuyeron a definir la actual estructura político-social de la
región.

Semblanza
La Ciudad de Gómez Palacio como parte del desarrollo de la Región, es un significativo
conformador de un espacio económico importante del norte del país, que presenta
características evidentemente propias dentro de la economía nacional, debido fun-
damentalmente: a las reflexiones económico-espaciales extra regionales, al tipo de
estructura global interna, y a sus particularidades, económicas y culturales.
Hoy en día Gómez Palacio como estructura urbana física presenta; características cla-
ras y diferenciadas. Una ciudad asentada a lo largo de un amplio río, que muestra a
través de sus calles su tejido urbano, notables diferencias que son el resultado de dis-
tintos cambios sociales, económicos y culturales en el transcurrir de los años.
Las ciudades relativamente jóvenes tienden al desprendimiento cultural, esto patroci-
nado probablemente por lo fastidioso o molesto que podría parecer convivir dentro de
edificios construidos a inicios de su fundación pues puede que el inmueble ya no tenga
un uso actualmente o el uso que tiene es de poco atractivo para la sociedad o peor aún
que el uso que tenga no explote al cien por ciento sus áreas.
Gómez Palacio actualmente presta más atención a los nuevos edificios. Esto sin darse
cuenta que mucho para lo que se construye puede ser fácilmente emplazado en las
construcciones de índole patrimonial y podrían utilizarse para fines públicos o priva-
dos en lugar de ser derribados además estos lugares se encuentran en una muy buena
ubicación ya que estos inmuebles que están en abandono se encuentran principal-
mente en el centro de la ciudad.

67
Reflexión sobre la Arquitectura

Y el mayor problema que enfrenta esta ciudad es la apatía que muestra frente a los
símbolos vernáculos que fortalecen su identidad, esto es fácilmente visible al entrar a
la ciudad que ha sido adornada por símbolos robados a otras culturas y sociedad tal
es el caso de la Torre Eiffel (fig. 1), el Cerro de la estrella –inspirado en el famoso cerro
Hollywoodense- (fig. 2) y el Acueducto de Querétaro (fig. 3) impuestos como símbolos
gomezpalatinos sin ser realmente representativos o iconos de su cultura.

▼▼fig. 1: REPLICA DE LA TORRE EIFFEL ▼▼fig. 2: CERRO DE LA ESTRELLA

Fuente: Notimex, 2013 Fuente: A.C.G., 2007

▼▼fig. 3: ACUEDUCTO GÓMEZ PALACIO

Fuente: De Lara, 2010

68
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Metodología
Este tipo de investigación busca reconstruir el pasado de la manera más objetiva y
exacta posible, para lo cual de manera sistemática recolecta, evalúa, verifica y sinte-
tiza evidencias que permitan obtener conclusiones válidas. Para la creación de este
documento será necesario aplicar los siguientes tres pasos: “abstracción, análisis y
representación”.
Por abstracción se refiere a la “reducción y arreglo de grandes cantidades de datos
en una forma sistemática”. En este primer paso se recopilan los datos por medio de
entrevistas, observación, cuestionarios y banco de datos. En el segundo paso se lleva
a cabo el análisis; donde se enfoca la información dirigida al eje de investigación de
una manera manejable y fácil de entender. El último paso constituye la representación
de los datos en una forma tangible. Esta forma es usualmente “visual” (documentos,
fotografías y graficas), casi siempre en forma gráfica.
Por medio de esta información se pueden contestar las siguientes preguntas: ¿Quién?,
¿Qué?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Cómo? y ¿Por qué? del acontecer de las épocas en las
cuales nos estamos basando (Delgado García, 2010).

SINOPSIS DE LOS CAPÍTULOS DESARROLLADOS

Gómez en los recuerdos y la lírica


En esta sección se rescatan los bellos recuerdos que han quedado sobre la Ciudad de
Gómez Palacio, siguiendo una gruesa línea de historia, bajo personajes muy intere-
santes que han sido los iniciadores de la ciudad hoy llamada la capital industrial de La
Laguna pero todo esto lo dirá el Sr. Pablo Amaya Ramírez cronista oficial de Gómez en
la realización de una entrevista. También se presentará parte de las obras literarias que
la mencionan (Torres Cabral, 1990) (Amaya Ramírez, 2008) (Acevedo Zapata, 2005).

La ciudad de Jiménez
Se verá como Don Juan Ignacio Jiménez fue dando forma a esta ciudad desde sus ini-
cios como La Hacienda de Santa Rosa, también se presentarán las acciones tomadas
por este, para ir dando forma a esta ciudad industrial y cómo fue que llegó a manos del
visionario español Don Santiago Lavín quien vio en esta tierra el futuro de una ciudad
progresista (Contreras Palacios, 2003) (Faya Martínez, 1993) (Guerra, 1996) (Machuca
Macías, 1980).

69
Reflexión sobre la Arquitectura

Gómez: Fundación y primeros años


Aquí se hablará de los sucesos ocurridos durante el nacimiento de la ciudad de Gómez
Palacio, mencionaremos a los personajes que dieron forma a esta gran ciudad indus-
trial y la importancia del tranvía en esta ciudad (Acevedo Zapata, 2005) (Machuca
Macías, 1980) (Faya Martínez, 1993).

Gómez: “Cuna de la revolución”


La Revolución Mexicana no fue un problema que afectara a ciertas ciudades o estados,
a Gómez también llegó o más bien en Gómez fue donde inició como lo marcaba el plan
de San Luis y con ella varios hechos de brutalidad así como mitos y leyendas acerca de
los generales a cargo de la toma de esta ciudad; esto lo se explica con una reseña his-
tórica y posteriormente se añade una entrevista realizada al Sr. Pablo Amaya Ramírez
cronista oficial de la Ciudad de Gómez y cronista de la Comarca Lagunera (Acevedo
Zapata, 2005) (Amaya Ramírez, 2008) (Machuca Macías, 1980) (Veloz, 2002).

La ciudad escondida
La Ciudad de Gómez posee pocos edificios históricos en los cuales se refleja su historia,
cultura y vocación religiosa, así como su importante pasado industrial; pero muchos
de estos edificios han sido absorbidos por la modernidad, esta modernidad poco a
poco ha ido mimetizando y en muchos casos aplastando a los edificios de gran interés
histórico o de al menos valor arquitectónico por su antigüedad. Aquí se conocerán
estos edificios (Machuca Macías, 1980) (Rosas, 2006).

Lo mejor de la ciudad
Sin lugar a dudas la Ciudad de Gómez carece de un plan de saneamiento dirigido a las
construcciones de valor histórico y cultural, a pesar de ser una ciudad relativamente
joven -con apenas un centenar de años-, ha logrado progresar de una manera relevan-
te y significativa, sin embargo no ha podido conservar sus raíces intactas, como los
son varios de los edificios históricos, entre los que se destacan algunos por su belleza,
varios por su antigüedad y otros por su relevancia histórica; se presentarán algunos
de los más importantes edificios históricos de la Ciudad de Gómez (Machuca Macías,
1980) (Rosas, 2006).

Gómez: Ciudad de grandes colegios


Durante años la Ciudad de Gómez se ha caracterizado por contar con algunos de los
mejores colegios de La Laguna que ya pasan a formar parte de la historia de esta ciu-

70
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

dad ya que generaciones de laguneros han pasado por sus aulas haciendo de ello una
tradición entre las familias (Acevedo Zapata, 2005) (Moreno Robles; Amador Salazar,
2004).

La ciudad rescatable
Detener el paso del tiempo es imposible y parar los daños que éste causa a los edificios
no es tarea sencilla, sin embargo es posible si se cuenta con un buen programa de con-
servación, por tal motivo se entrevista al Arq. Ramón González González, Presidente
de la Asociación Primero Gómez Palacio A. C. que promueve la conservación del “cen-
tro histórico” del municipio de Gómez Palacio, Durango. Su opinión, conocimientos y
propuestas nos darán una idea acerca de las acciones, logros y posibles alcances de
restauración y conservación de dicho plan (González González, 2008).

Urbanización del centro histórico


Hasta el momento el “centro histórico” no ha sido sanado ya que en cierta forma la ma-
yoría de sus construcciones aún permanecen en la oscuridad por el exceso de puestos
comerciales que prefieren lucir sus promociones, productos y el nombre de su negocio
decorado con pintura de aceite e imágenes espectaculares, lo que le quita gran parte
de su visibilidad y apreciación; en este capítulo se intenta analizar cómo este tipo de
problemas afecta al “centro histórico” y como la demolición de estos inmuebles puede
perjudicar severamente la estética del propio centro de la ciudad y la ciudad entre sí.

CONCLUSIÓN
Gómez Palacio a pesar de ser una ciudad relativamente joven (comparadas con otras
en el territorio nacional), realmente cuenta con mucha cultura y prueba de ello es la
amalgama entre naciones que por medio de los inmigrantes se han establecido en la
zona, lo que ha permitido que esta región sea cosmopolita tanto en arquitectura como
en las propias costumbres y que muchas de las que tenemos han nacido aquí mismo
pero tomando simbolismos de las demás culturas.
La arquitectura de la región es muy similar a la de los lugares de origen de los due-
ños –inmigrantes por cierto- de los edificios, utilizando materiales de la zona como el
adobe, el ladrillo o la cantera, se dio forma a los edificios pero con tendencias neta-
mente europeas y en algunos casos orientales. La Comarca Lagunera es una metáfora
en un inicio de lo que pudo haber sido la torre de Babel.

71
Reflexión sobre la Arquitectura

Poco a poco este tema de la concientización y el rescate del pasado, va tomando adep-
tos y se puede ejemplificar con una simple observación al sector alrededor de la Plaza
de Armas en Lerdo, los andadores del centro de Torreón o el interés que algunas uni-
versidades ponen en este tema, apoyando la investigación y preparando profesionis-
tas con conocimientos en la materia.
Este proyecto se desarrolla realizando una vasta investigación la cual se reflejará en
cada una de sus páginas; se puede decir que el compendio será de lo más completo
que existe en la región prueba de ello son otros documentos parecidos en los que han
participado otras asociaciones pero que desde un punto de vista muy objetivo, care-
cen de mucho contenido histórico, que a final de cuentas es lo que trasciende pues se
sustenta con ella la protección del inmueble, asimismo el poder atrapar al lector.

Referencias bibliográficas
Acevedo Zapata, Marta Lidia (2005), En El Umbral del Centenario, Gómez Palacio, Presidencia
Municipal de Gómez Palacio.
Amaya Ramírez, Pablo (2008), Entrevista: “La Ciudad de Gómez Palacio”. (Luévanos Soto,
Inocencio, Entrevistador).
Carr, Edward Hallett (1965), ¿Qué es la historia?, Barcelona, Editorial Seix Barral, S.A.
CONACULTA-INAH, (2012), INAH. Recuperado el 23 de Enero de 2013, de INAH, http://www.inah.
gob.mx/images/stories/Transparencia/2012/libro_blanco.pdf
Contreras Palacios, Gildardo (2003), Leonardo Zuloaga, fundador del Torreón, Torreón, Dirección
Municipal de Cultura.
Delgado García, Gregorio (2010), Conceptos y metodología de la investigación histórica, La
Habana, Revista Cubana de Salud Pública.
Faya Martínez, Jacinto (1993), Precursores de la Comarca Lagunera, Torreón, Editorial del Norte
Mexicano.
González González, Ramón (2008), Entrevista: “Motivaciones y emprendimientos de la Asociación
Primero Gómez Palacio A. C.”. (Luévanos Soto, Inocencio, Entrevistador).
Guerra, Eduardo (1996), Historia de Torreón, Torreón, Editorial del Norte Mexicano.
Machuca Macías, Pablo (1980), Ensayo sobre la fundación y desarrollo de la Ciudad de Gómez
Palacio, México D.F., Industria Gráfica Editorial Mexicana.
Moreno Robles, Héctor y Amador Salazar, Alfonso (2004), “Gómez Palacio 100 años”, Torreón,
Impresora Colorama.
Rosas, Sergio Luis (2006), Conoce tu ciudad, Torreón, El Siglo de Torreón.
Torres Cabral, Enrique (1991), Recuerdos de Gómez Palacio y otros poemas, Gómez Palacio,
Ayuntamiento de Gómez Palacio.
Veloz, Rosa María (2002), Días sangrientos de la revolución, Durango, Dirección de cultura del
Estado.

72
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

RESEÑA CURRICULAR
Inocencio Luévanos Soto, Arquitecto por la UJED, Maestro en Ingeniería por la FICA-UJED, Catedrático de
la línea de investigación Histórica y de Restauración en Facultad de Ingeniería, Ciencias y Arquitectura de
la UJED desde 2010, Diplomado en “Didáctica y Pedagogía del Diseño” por la FICA-UJED, Participación en
varios congresos y cátedras como ponente siendo el más importante la XXXIII Convención Panamericana
de Ingeniería –UPADI- (La Habana, 2012) y la XVI Convención Científica de Ingeniería y Arquitectura de la
CUJAE (La Habana, 2012), actualmente desempeña el cargo de Secretario en la Academia de Urbanismo
en la carrera de Arquitectura.

Roberto de Jesús Gómez Estrada, Arquitecto por la UAC, cuenta con Diplomados en Docencia, Maestro
en Ciencias por la FICA-UJED. Desde 2000, Catedrático de la línea de investigación Histórica y de
Restauración en Facultad de Ingeniería, Ciencias y Arquitectura de la UJED. Actualmente se desenvuelve
en el cargo de Coordinador de la carrera de Arquitectura.

Francisco Luis Camporredondo Reyes, Arquitecto por el ITZ, Diplomado en Docencia Universitaria por la
UAL, Maestro en Ciencias por la FICA-UJED. Desde 2001, Catedrático de la línea de investigación Urbana
en la Facultad de Ingeniería, Ciencias y Arquitectura de la UJED donde actualmente tiene a su cargo la
Coordinación de Control Escolar y funge como Presidente de la Academia de Urbanismo en la carrera de
Arquitectura.

73
Reflexión sobre la Arquitectura

Susana Mota Bravo1


 Berzaín Cortés Martínez2
 J. Roberto Lucero Marquez3

LAS HACIENDAS DE CHIAPAS Y LOS CAMINOS HACIA


SU REFUNCIONALIZACIÓN.

RESUMEN
En Chiapas, al igual que en otros estados del país, las haciendas agrícolas-ganaderas, son ele-
mentos fundamentales del patrimonio cultural tangible. Este proyecto, las estudia a través de
su dimensión históricoarquitectónica como unidad de desarrollo económico y social tradicio-
nal, en las que se concentró parte substancial de la población rural, al convertirse en centros
de trabajo.
Porque la hacienda como espacio construido se encuentra en constante transformación, pro-
ducto no solo de la relación hombre-naturaleza a través del tiempo, sino también de “…los
modos de vida y las formas de producción, ya que el espacio en las haciendas es un satisfactor
para los requerimientos necesarios del vivir y el producir; es decir, se entiende el espacio como
un espacio vivo, en constante transformación, ya que lo observamos a través de un período de
tiempo determinado, en este caso una larga duración, en el que el espacio está en constante
cambio” (Lopez, Nuñez; 2003).
Las obras arquitectónicas son legados históricos que nos han dejado nuestros antepasados y
constituyen nuestro patrimonio arquitectónico. Debemos conocerlas, estudiarlas, valorarlas y
conservarlas para transmitirlas a las generaciones futuras. Además, su estudio ayuda a la com-
prensión de la sociedad que lo produjo, a entender el porqué de algunas de nuestras formas de
vida, a valorar lo que tenemos y a planear nuestro futuro (Bonilla; 2004).
Se busca a partir de este estudio, generar la información base que permita impulsar en las co-
munidades de diferentes regiones del estado, el desarrollo de las capacidades locales, para
potenciar el manejo sustentable y sostenible de los recursos naturales y de sus componentes
sociales, históricos y culturales.
Por ello, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Chiapas, con la finalidad

1 Maestra en Arquitectura, Profesora investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de


Chiapas, miembro del Cuerpo Académico Arquitectura, smotabravo@gmail.com; cel 961 126 7331. 
2 Maestro en Arquitectura, Profesor investigador de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Chiapas,
miembro del Cuerpo Académico de Arquitectura, bcortes@unach.mx.; cel 9611770391 
3 Maestro en Ciencias y Artes, Profesor investigador de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de
Chiapas, miembro del Cuerpo Académico de Arquitectura, j_r_lucerom@hotmail.com; cel 9616583063

74
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje, se ha trabajado con proyectos de investiga-


ción, Unidades de Vinculación Docente y propuestas arquitectónicas de restauración y apro-
vechamiento de algunas haciendas catalogadas por el INAH como patrimonio histórico, para
hacer de ellas el concepto de Hoteles Boutique y Tesoros, Centros de convenciones, Talleres,
Museos, etc., donde el turista podrá vivir una experiencia diferente en cada una de ellas.
Palabras clave: haciendas, patrimonio arquitectónico,Histórico-arquitectónico, transformación,
proceso de enseñanza-aprendizaje.

INTRODUCCIÓN
La arquitectura de las haciendas de México representan enfáticamente un vestigio
del acontecer histórico, misma arquitectura que ha sufrido cambios en su estructura
a lo largo del tiempo.
En la actualidad en México, las encomiendas son consideradas como el antecedente
de las haciendas, en tanto que sus características son las mismas y, con el paso de los
años solamente cambiaron de nombre. De igual manera en Chiapas, las haciendas si-
guieron el mismo proceso de desarrollo que en otras regiones del país. Desde su llega-
da, los conquistadores españoles se adueñaron de las mejores tierras y de numerosas
poblaciones de indios. Lo mismo hicieron las diversas órdenes religiosas, en especial
los dominicos, los que llegaron a tener cuantiosas propiedades en las diferentes re-
giones del territorio chiapaneco. En Chiapas, el sistema de haciendas estaba consti-
tuido por latifundios y propiedades agrarias medianas que se dedicaban a la cría de
ganado principalmente, pero que también producían maíz, cacao, arroz, chile y taba-
co dependiendo su especialidad de su posición geográfica. Así, encontramos hacien-
das ganaderas-cerealeras (región de los Llanos de Comitán), quienes encaminaban su
mercancía hacia Guatemala; la denominada hacienda cerealera-estanciarancho, que
producían caña y aguardiente; o bien las haciendas típicas agrícolas ganaderas de los
Valles Centrales y noroeste de la costa, que tenían mayor proyección hacia el merca-
do, pues enviaban su mercancía hacia Tabasco, El Carmen (hoy Campeche) y Oaxaca.
(Carvalho, 1994)
Se ha identificado que en su primera fase -estancias ganaderas- no se erigieron con
plan determinado, debido a su vocación y forma de actividad productiva. En ése pe-
ríodo las edificaciones e instalaciones con que contaban fueron pocas y precarias y no
lograron generar un asentamiento, al no requerir mucha mano de obra.
Con su transformación como hacienda agrícola ganadera, ya se reconoce una clara or-
ganización de sus edificaciones y espacios, los que con el tiempo, fueron evolucio-
nando. Sus grandes extensiones y componentes llegan a ser variados e integran tres
géneros arquitectónicos: el habitacional (casa grande -espacios para habitación y ser-
vicios-, la casa del mayordomo/administrador/encargado, viviendas para los peones,
que llegan a formar pequeños poblados) el de producción (trojes, trapiches, bode-

75
Reflexión sobre la Arquitectura

gas, talleres de carpintería y herrería,) y el de equipamiento (tienda de raya y capi-


lla), Además de la presencia de otros elementos como grandes plazoletas, jardines,
huertos, corrales, caballerizas, es decir, las haciendas ofrecían todos los elementos
adecuados para el asentamiento humano, la consolidación y permanencia de la uni-
dad de producción.
▼▼IMAGEN 01: PLANO DE CONJUNTO DE LA HACIENDA ▼▼IMAGEN 02: PLANO DE CONJUNTO DE LA
SAN ANTONIO VALDIVIANA HACIENDA EL CARMEN

Fuente: Autor Fuente: Autor

La arquitectura es un hecho histórico, producto de una sociedad y un momento de-


terminado, resultado de una serie de factores y condicionantes que influyeron en su
creación, pero es también a su vez, vestigio, testimonio y documento del acontecer
histórico.
Por la importancia que tiene la investigación histórica de la arquitectura y el urbanis-
mo, que descansa en buena medida en un universo documental generado por todos
los que se han interesado en su realización y con la cual es posible visualizar una rea-
lidad objetiva, donde la misma arquitectura aparece como un testimonio de hechos
histórico-arquitectónicos, o bien como una imagen de los procesos históricos de los
hechos de los cuales formaron parte. Es necesario establecer esta relación propician-
do un contacto directo con los edificios, y por ello en la presentación de los trabajos
que hemos realizado, se han integrado las dos etapas que consideramos claves en
este tipo de investigación que son: la documental y la de campo.
Por otro lado, es importante que nuestras instituciones de educación superior pug-
nen por un aprendizaje significativo que tenga una incidencia real en los problemas
profesionales a los que se enfrenten nuestros estudiantes en los diferentes niveles de
formación.
Uno de los problemas es el amplio inventario del patrimonio arquitectónico del estado
de Chiapas, que está escasamente atendido, lo cual se ve reflejado en el interior de la
Dirección de Conservación del Patrimonio Histórico y Artístico (DCPHA) y del Instituto
Nacional de Antropología e Historia (INAH), por carecer de partidas presupuestales
para ello, instituciones a las que llegan las necesidades de las comunidades, en donde
se encuentra este patrimonio.

76
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Por ello la UNACH y en particular la Facultad de Arquitectura, busca contribuir con


programas al servicio de la sociedad, respetando la diversidad cultural y fomentando
en ellos una cultura de conservación de su patrimonio.
Como parte importante del patrimonio arquitectónico del estado se encuentran una
gran cantidad de haciendas que surgieron en las diferentes regiones de Chiapas,
durante los siglos XVIII, XIX y XX y en cada una de ellas encontramos características
locales.
Por la cantidad y complejidad en la atención de las haciendas catalogadas por el INAH
como patrimonio histórico, hemos trabajado a través de Proyectos de Investigación,
Unidades de Vinculación Docente (UVD’S) y propuestas arquitectónicas de restaura-
ción y aprovechamiento, a través de tesis de licenciatura y maestría, para hacer de
ellas el concepto de Hoteles Boutique y Tesoros, Centros de convenciones, Talleres,
Museos, etc., donde el turista podrá vivir una experiencia diferente en cada una de
ellas.

EXPERIENCIAS Y PRODUCTOS COMO RESULTADO DEL PROYECTO


PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN
A través de reuniones de trabajo entre el IMIP, FAUNACH y el INAH, se manifestó la im-
portancia de estudiar y proponer acciones en los cascos antiguos de las haciendas
del estado, las que por el valor histórico que representan, tienen un potencial econó-
mico que puede ser aprovechado por sus actuales habitantes. Para ello era necesario
llevar a cabo los estudios necesarios que coadyuvaran en los proyectos de interven-
ción, que se puedan proponer en cada una de ellas.
Así en 2009-2010 en la Facultad de Arquitectura de la UNACH, se realizó la investi-
gación “Caracterización tipológica de las haciendas del valle de Cintalapa, Chiapas”,
que estudió los elementos componentes (espacio-funcionales, formales y construc-
tivos) de seis de las principales haciendas: San Antonio Valdiviana, Macuilapa, Llano
Grande, La Esmeralda, Las Cruces y La Providencia, enfatizando en los edificios más
importantes del casco: casa grande, capilla y vivienda de peones. En este proyecto
trabajamos docentes de dos Cuerpos Académicos, tesistas de maestría y licenciatura
y prestadores de servicio social.
Durante el desarrollo de este proyecto y a raíz de un Convenio entre el Gobierno del
Estado y la Universidad Autónoma de Chiapas, a través de la Facultad de Arquitectura,
se conjuntaron esfuerzos para realizar proyectos de investigación y de aprovecha-
miento en las Haciendas del Valle de Cintalapa, Chiapas, a partir de un macro proyecto
formado por diversas instancias gubernamentales denominado “Corredor Económico
Sustentable Camino Real“4.
Este magno proyecto está integrado por los componentes: Turismo, Arte y
77
Reflexión sobre la Arquitectura

Cultura, Agroindustrial, Reconversión productiva, Forestal, Capacitación y Asistencia


y tiene como eje central el Turismo Ornitológico. Este corredor económico territorial-
mente lo conforman los municipios que formaron parte de la antigua ruta del Camino
Real hacia la capitanía de Guatemala, usada por nuestros antepasados para el inter-
cambio económico, social y cultural. Dentro de sus objetivos contempla el rescate
de varias haciendas del valle de Cintalapa: El Zapote, Valdiviana, Las Cruces, Orizaba,
Llano Grande, Providencia fábrica, Providencia, Macuilapa, Santiago, Unión Pastrana
y San Bartolo, para habilitarlas como hoteles boutique y museos; por lo que ésta in-
vestigación ayudó a establecer algunos parámetros de intervención para la rehabilita-
ción y la construcción de espacios nuevos.
▼▼IMAGEN 03: PROYECTO CORREDOR SUSTENTABLE
CAMINO REAL. GOBIERNO DEL ESTADO

Fuente:Gobierno del Estado, presentación del proyecto.

En seguimiento a éste trabajo 2013-2014 se desarrolló la investigación “Formación y


evolución material del espacio físico de las haciendas del valle de Cintalapa, Chiapas”
que nos permitió identificar la relación existente entre los factores económicos y po-
líticos y el espacio arquitectónico, descritos en diversas fuentes.
En él se identifica que las haciendas de Chiapas, llegaron a ser espacios de organiza-
ción de la vida económica, social y política del estado chiapaneco, sobre las que des-
cansaba la productividad de la época colonial y decimonónica.
Ciertamente, en su formación y consolidación estuvieron presentes, el acaparamiento
de tierras, su ubicación estratégica, la cercanía con diversos mercados, el incremento
al acceso a créditos bancarios y de la iglesia en ciertos momentos, la ampliación de
la red de caminos y ferroviaria, los nuevos sistemas de comunicación (teléfono, telé-
grafo) la supresión de las aduanas interiores y la abolición de las tributos, la creciente
monetarización de la economía, el paso de las crisis agrícolas de subproducción a las
de sobreproducción, el aumento de la población y su redistribución en el territorio
estatal, las nuevas fuentes de energía y la innovación tecnológica, la importación de
maquinaria y equipo (como se pudo constatar en la hacienda Santa Catarina), etcéte-

78
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

ra. Todo ello incidió en la ampliación e integración de los mercados interiores y exte-


riores, proporcionando incesantes estímulos a la expansión hacendista e imponiendo
un nuevo marco histórico.
Poco a poco la racionalidad económica de las haciendas, se manifiesta en una crecien-
te especialización y comercialización de sus producciones. Lo que origina una deman-
da de espacios, que integran tres géneros arquitectónicos.
Con este poryecto, se amplió el número de haciendas estudiadas: El Carmen, Santo
Domingo, Monserrate y El Alamo.

UNIDADES DE VINCULACIÓN DOCENTE (UVD’S)


Las UVD’S son instrumentos flexibles que permiten adaptar los contenidos temáticos
de los planes de estudio a la solución de la problemática de desarrollo económico,
social y cultural. Están concebidas para enriquecer el currículum. Son procesos que al
mismo tiempo que tienen impacto en los fenómenos sociales, también representan
efectos positivos en lo académico, dinamizando las funciones sustantivas.
En este sentido la UNACH a través de estas UVD’S pretende crear un espacio de interac-
ción social que analice los complejos problemas sociales y económicos que afectan el
bienestar y las condicionnes de vida de nuestro estado de Chiapas (Estrada, 2008:8).
En este rubro se elaboró el Proyecto de restauración y adecuación de dos Haciendas chia-
panecas: La Fábrica de Hilados y Tejidos “La Providencia” en el Municipio de Cintalapa
de Figueroa Chiapas, y la Hacienda San Mateo, en el Municipio Las Margaritas5; en la
primera de éstas las inclemencias del tiempo junto con el abandono y posteriormente
la invasión por ejidatarios, han provocado el deterioro y desaparición de gran parte
del conjunto arquitectónico, corriendo el riesgo de desaparecer totalmente; y en la
segunda, a pesar de estar resguardada por ejidatarios del ejido San Mateo, sus actua-
les propietarios, debido al tiempo que ha estado en desuso, sus edificios y espacios
abiertos, se están deteriorando a causa del medio ambiente natural, lo que ha favore-
cido la destrucción y desperfecto en techumbres y paredes.
Sus dimensiones y complejidad requirió trabajarlo en dos UVD’S, cuya metodología se
sustentó en los términos de referencia para proyectos de restauración y rehabilitación
proporcionado por el IMIP (Instituto de Mejoramiento Integral de Poblados), ahora
DCPHA y en el soporte teórico.
En la 1ª UVD se trabajó la fase diagnóstica de los diferentes edificios del casco: aco-
pio y recopilación de información, a través de fuentes documentales, de archivos,
así como pláticas y reuniones con los ejidatarios, lo que nos permitió contar con in-
formación en tres niveles: uno general de las haciendas, del estado y la región, otro
particular sobre datos históricos de la hacienda San Mateo, sus componentes y con-
dicionantes, así como información directa de las inspecciones de campo y actividades
79
Reflexión sobre la Arquitectura

de la comunidad, todo aquello que permitiera identificar y sustentar la propuesta de


intervención y del nuevo uso. En esta etapa participaron alumnos del 2do. Semestre
de la materia Métodos y técnicas de investigación (unidad 2. Fuentes de información
y unidad 3. Observación de campo), quienes aplicaron encuestas a los habitantes de
los ejidos, para identificar las actividades actuales de la comunidad; y alumnos del
3er semestre de la materia Análisis del medio físico natural (unidad 1. Factores físicos
y unidad 2. Factores ecológicos), los que recabaron información sobre el tipo de ve-
getación, asoleamiento, precipitación pluvial, orografía y topografía de ambos sitios,
para su posterior análisis.
En un extenso trabajo de campo, alumnos del taller integral (tesistas) efectuaron
los levantamientos arquitectónicos, fotográficos, de fábricas y de deterioros, se digi-
talizaron y se revisaron posteriormente in situ.
▼▼IMAGEN 04: REUNIÓN DE TRABAJO CON ▼▼IMAGEN 05: TRABAJO DE CAMPO CON
EJIDATARIOS DE LA HACIENDA SAN MATEO ALUMNOS EN LA HACIENDA FÁBRICA LA
MUNICIPIO DE LAS MARGARITAS. PROVIDENCIA.

Fuente: Fotografía propia Fuente: Fotografía propia

En la 2da. UVD y se trabajó la fase proyectiva:


Con base en la metodología planteada, se integraron los expedientes de cada hacienda
con la memoria descriptiva.
El integrar el expediente histórico, teórico, técnico y legal, nos permitió contar con las
bases para definir los criterios de las acciones propuestas en cada una de las hacien-
das. Así también proponer los nuevos usos y con base en ello, desarrollar los pro-
yectos de rehabilitación. A través de reuniones de trabajo con la DCPHT y el INAH
se revisaron las propuestas de intervención y los proyectos de rehabilitación, con la
finalidad de cubrir los lineamientos establecidos.
Es importante destacar que en todas las etapas participaron los alumnos tesistas y los
docentes responsables estuvieron coordinando cada una de las actividades de campo
y gabinete.
De la misma manera El Proyecto de tesis “Restauración y adecuación de la hacienda
San Mateo en el de Las Margaritas, Chiapas” que obtuvo el premio Nacional INAH

80
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

2009 Francisco de la Maza como mejor tesis de licenciatura.

PROPUESTAS ARQUITECTÓNICAS
▼▼IMAGEN 06,07: TESISTAS GANADORES DEL PREMIO INAH 2009, FRANCISCO DE LA MAZA

Fuente: Fotograía Propia

Las propuestas se han trabajado principalmente a través de tesis supervisadas por un


Director y los asesores del seminario de tesis del décimo semestre de la licenciatu-
ra. Sin embargo, también se gestiona la supervisión del INAH para que los proyectos
cumplan con los lineamientos para realizar proyectos de obra de Rehabilitación en in-
muebles históricos de acuerdo a la Ley Federal de Monumentos Históricos del Centro
INAH-Chiapas, por ello las propuestas incluyen la carta de factibilidad.
Con base al magno proyecto Corredor económico sustentable Camino Real, en cada
una de las haciendas de la ruta del valle de Cintalapa se han realizado propuestas ar-
quitectónicas, en tres modalidades distintas:
• Proyectos de reutilización de edificios históricos. 
• Proyectos de arquitectura de obra nueva en contextos históricos. 
• Proyectos de arquitectura del paisaje. Presentamos tres ejemplos.

▼▼IMAGEN 08: PROYECTO DE ▼▼IMAGEN 09: PROYECTO ▼▼IMAGEN 10: PROPUESTA DE


RESTAURACIÓN DE LA HACIENDA ARQUITECTÓNICO PARA UN CENTRO ARQUITECTURA DE PAISAJE PARA LA
FABRICA LA PROVIDENCIA DE RELAJACIÓN EN LA HACIENDA LAS HACIENDA DE LAS CRUCES
CRUCES

Fuente: Autor Fuente: Autor Fuente: Autor

81
Reflexión sobre la Arquitectura

CONCLUSIONES
Hoy sabemos a ciencia cierta que la hacienda nunca fue una institución estática,
al experimentar momentos de expansión contracción, así como innumerables ajustes
y modificaciones en sus estrategias empresariales en el corto, mediano y largo plazo.
Que fue susceptible a la oscilación de productos agropecuarios en sus mercados lo-
cales, regionales nacionales y aun internacionales. Asimismo que a lo largo de casi
cuatro siglos fue capaz de adaptarse y satisfacer las necesidades de la sociedad mexi-
cana y de diversas circunstancias internacionales. También que estuvo ligada con los
patrones crediticios de distintas épocas y que su rezago tecnológico fue muy relativo
y en todo caso discutible.
El destino del patrimonio cultural y arquitectónico de las haciendas estará sujeto a
la reactivación económica de sus propietarios, que depende, a su vez, de la capaci-
dad que tengan para desarrollar servicios turísticos, agricultura y ganadería moderna,
entre otras opciones. Se requieren políticas orientadas a estos esfuerzos regionales,
en forma conjunta, para lograr un círculo virtuoso a favor de todas las asociaciones
productivas. (De la Cruz; 2012)
La inversión en investigación, restauración y difusión de los antiguos cascos de las ha-
ciendas abre las puertas a la generación de nuevos espacios de oferta turística que,
encauzados debidamente, beneficiarán a los pobladores asentados en su entorno,
todo vez de que podrán prestar servicios inmediatos, de igual manera podrán ampliar
la gama de oferta con módulos eco-turísticos y turismo cultural.
El aprendizaje significativo que tienen los alumnos en los diferentes niveles de for-
mación es importante debido a que disfrutaron la oportunidad de enfrentarse a una
vivencia real, coincidente con el programa académico de sus materias en la proble-
mática de este importante patrimonio cultural. Así también al tener el acercamiento
con este tipo de arquitectura y la participación activa con habitantes de las comunida-
des circundantes, ejidatarios y propietarios, de las haciendas, despierta en los alum-
nos el interés por profundizar en el estudio y rescate de este importante patrimonio
edificado.
Porque “No en todas las épocas se ha valorado de manera cabal la importancia y
la significación del patrimonio cultural y de los bienes heredados por nuestros ante-
pasados; es más, en muchas etapas de la historia (incluida la nuestra) la causa o el
pretexto de la subvaloración o el desprecio por el producto cultural heredado ha sido
una pretendida `modernidad’ “(Chico, 1995)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Carvalho, Ana Margarita (1994), La ilustración del despotismo en Chiapas 1774-1821,
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.
Estrada Arévalo, Angel René, Prol. (2008), Unidad de Vinculación Docente, Universidad Autónoma
82
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de Chiapas.
López Núñez, María del Carmen y AZEVEDO Salomao, Eugenia María (2012), “Las transforma-
ciones en la arquitectura y los poblados de las haciendas de la región de Morelia, Michoacán,
México: Porfirismo y Revolución”, en Revista estudios del ISHiR, Investigaciones Socio Históricas
Regionales, Unidad Ejecutora en Red-CONICET, Publicación cuatrimestral, Año 2, Número 2.
Chico, Ponce de León, Pablo (1995), “Conservación y aprovechamiento cultural y urbano arquitec-
tónico de Yucatán” en Procesos territoriales de Yucatán, Mérida Yucatán, Universidad Autónoma
de Yucatán.

BREVE RESEÑA CURRICULAR


Susana Mota Bravo, Licenciada en Arquitectura por la Universidad Autónoma de Chiapas, maestra en arquitec-
tura por la Universidad Autónoma de Yucatán, Diplomado “El análisis de la arquitectura y el urbanismo de los mo-
numentos históricos” por INAH- ENCRYM- UNACH, Perfil PROMEP desde 2001, profesora de Tiempo Completo
en la Facultad de Arquitectura de la UNACH, donde ha impartido diferentes asignaturas, en la licenciatura y en
la maestría de arquitectura y urbanismo, directora de tesis en ambos niveles. Líneas de investigación: Historia y
teoria de la conservación del patrimonio y Enseñanza del diseño. En la FAUNACH ha colaborado en diversas co-
misiones: Plan de estudios de la Especialidad en Restauración arquitectónica, Plan de estudios del programa de
maestría en Arquitectura y Urbanismo. Coordinó la maestría en Desarrollo Urbano y Ordenamiento del Territorio,
Coord. del área de especialización de Historia y Conservación de la maestría en Arquitectura y Urbanismo, Coord.
la comisión para el Examen de Aptitudes del Plan de Estudios 2013 de la licenciatura en Arquitectura. Ha colabo-
rado y coordinado proyectos investigación. Actualmente es jefa del departamento de Educación Continua de la
FAUNACH.
J. Roberto Lucero Márquez, Licenciado en Arquitectura por la Universidad Nacional Autónoma de México,
Maestro en Ciencias y Artes para el Diseño por la Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco, Reconocido
con la Medalla al Mérito Universitario por haber obtenido 10.0 de Promedio durante los Estudios de Posgrado,
México, D.F. 2003-2005. Profesor de asignatura en CONALEP Xochimilco y Universidad Latinoamericana, de 1987
a 1991, México, D.F.; Profesor de Tiempo Completo en la Universidad Autónoma de Chiapas, con una antigüedad
desde 1991 al 2014. Líneas de investigación: Historia y teoria de la conservación del patrimonio y Enseñanza del
diseño. Actividad profesional: Trabajo en diferentes Despachos de Arquitectos (Dibujo, Proyecto y Supervisión de
Obras), Empresas Constructoras (Residente General de Programas de Obra Regional, Gerente de Construcción
y Gerente General), Dependencias Federales y Estatales (Jefe de Departamento, Jefe de Unidad, Asesor de
Secretario de Obra Pública Estatal), así como en Despacho Profesional Personal (Director General), con experien-
cia en diversos tipos de obra y proyecto arquitectónico, desde 1968 al 2014.
Berzaín Cortés Martínez, Licenciado en Arquitectura por la Universidad Autónoma de Chiapas, Maestro en
Arquitectura (Opción Diseño Arquitectónico) por la Universidad Autónoma de México. Profesor de Tiempo
Completo en la Facultad de Arquitectura de la UNACH. Sus líneas de investigación son: Historia y Teoría de la
Conservación del Patrimonio y Enseñanza de la Arquitectura. Ha dictado conferencias en instituciones naciona-
les como internacionales entre las que destacan: Instituto Tecnológico de Querétaro, la Universidad Autónoma
de Coahuila en Saltillo, la Universidad Autónoma de Baja California en Mexicali, IV Simposium Internacional de
Arquitectura en el Instituto Tecnológico de Zacatecas, Curso Internacional de Geriatría en Tuxtla Gutiérrez. Ha
sido Profesor Invitado en la Maestría de Arquitectura de la FAUADY, de la Universidad La Salle de Cancún, las
Lic. En el Instituto Tecnológico de Querétaro, Universidad Autónoma de Coahuila, Universidad Autónoma de
Baja california, Instituto Tecnológico de Acapulco, Universidad Autónoma de Sinaloa, Universidad Autónoma de
Aguascalientes, Universidad Fernando Marroquí de Guatemala. Es Contratista de obras para los gobiernos: mu-
nicipales, estatales y federales. Actualmente tiene a su cargo la Dirección de la Facultad de Arquitectura, de la
UNACH.

83
Reflexión sobre la Arquitectura

Nelly Ruiz Vázquez1


José Luis Morales Hernández2
Elizabeth Reyes Ramos3

INFLUENCIA E IDENTIDAD EN LA EDIFICACIÓN


GUBERNAMENTAL DE PUEBLA
En los últimos tres años el gobierno del Estado de Puebla ha emprendido un proceso de moder-
nización de la imagen de la ciudad, a través de proyectos de infraestructura vial y equipamiento
urbano. Entre otros, los edificios gubernamentales son una muestra de lo que se pretende sea
la nueva identidad de la arquitectura poblana.
El sentido de identidad y su construcción como representación simbólica del mundo social en
relación al individuo o comunidad, están ligados permanentemente al entorno urbano-arqui-
tectónico, debido a la posibilidad que éste brinda de apreciarse visual y esquemáticamente; es
decir, a su materialidad.
Con el uso de herramientas como el análisis comparativo y el diagrama, se hará el análisis de
dos complejos emblemáticos para la capital poblana: el CIS Puebla (Centro Integral de Servicios
y Atención Ciudadana), el edificio de la Procuraduría General de Justicia y la Unidad de Servicios
Periciales del Estado de Puebla.
Este estudio de carácter transeccional descriptivo busca conocer la identidad e influencias de
la edificación gubernamental en Puebla, a través de la valoración de su tipología y morfología
como elementos expresivos, así como la caracterización de los elementos tecnológicos que se
han incorporado en ellos.
Palabras clave: Identidad, arquitectura contemporánea, edificación gubernamental,
tecnología.

1 Maestra en Diseño Arquitectónico, Arquitecta, Profesor-investigador de


tiempo completo en la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla, email: nelly_rv@hotmail.com Teléfono: (044) 2221
142983
2 Maestro en Tecnologías de la Arquitectura, Arquitecto, Profesor-investigador
de tiempo completo en la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla.
3 Estudiante de la Facultad de Arquitectura BUAP, Id: 201023242

84
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción.
La ciudad de Puebla vive en la actualidad un proceso de modernización de la ima-
gen urbana, que comprende proyectos de infraestructura vial y equipamiento urbano,
de entre éstos últimos se estudiarán el complejo CIS Puebla concluido en enero de
2013(Centro integral de Servicios y Atención Ciudadana), el edificio de la Procuraduría
General de Justicia y la Unidad de Servicios Periciales del Estado de Puebla concluidos
en enero de 2014, dado que albergan funciones de gobierno, son nodos de la ciudad,
se edificaron en los últimos 3 años y son una muestra de lo que se pretende sea la
nueva identidad de la arquitectura poblana.

Conceptos Básicos.
De acuerdo con Ayllón (2001) la identidad simultáneamente crea comunidad y separa
grupos; así el sentido de identidad es una construcción cultural que surge y evoluciona
a través del tiempo en un entorno determinado, por lo que estará ligado permanen-
temente al entorno urbano-arquitectónico, debido a la posibilidad que éste brinda
de apreciarse visual y esquemáticamente; es decir, a su materialidad. Así el objeto
arquitectónico cuando da respuesta a las necesidades y expectativas del usuario, logra
materializar la expresión de formas de ser y pensar (identidad), de quienes habitan y
usan los espacios, a través de sus cualidades: funcionales, expresivas, constructivas, de
estructuración, de accesibilidad, etc.
Este estudio busca conocer la identidad e influencias de la edificación gubernamental
en Puebla, a través de la valoración de su tipología y morfología como elementos ex-
presivos, así como la caracterización de los elementos tecnológicos que se han incor-
porado en ellos, utilizando como herramientas el diagrama y el análisis comparativo.
Partiendo de la definición Vittorio Gregotti (1972) se entenderá al tipo como el conjun-
to de rasgos característicos, actualmente no inmutables, cuya inserción en un fenóme-
no determinado posibilita su análisis, en tanto revela esquemas de comportamiento
y permite su clasificación.
Consecuentemente, mediante la representación gráfica y el análisis comparativo de
los proyectos antes mencionados, en sus aspectos expresivo y constructivo, se iden-
tificarán elementos de identidad arquitectónica y una aproximación a sus principios
rectores.

Centro Integral de Servicios y Atención Ciudadana Puebla


En la reserva territorial Atlixcáyotl fue inaugurado el 15 de Enero de 2013, este com-
plejo de tres edificios que concentra las áreas de atención al público de las dependen-
cias del gobierno del Estado de Puebla. El proyecto fue desarrollado por el despacho

85
Reflexión sobre la Arquitectura

de diseño y construcción Estudio Arquitectura S.A. de C.V. mismo que actualmente es


dirigido por el Arq. Federico Bautista Alonso.
El conjunto ocupa un terreno de 79,328m2 en el cual los edificios se ordenan radial-
mente (Imagen 1) a partir de una explanada de modo que se generan los efectos de
atracción y equilibrio asimétrico (Imagen 2).

▼▼Imagen 1. Vista de Conjunto CIS ▼▼Imagen 2. Vista de Norte a Sur del CIS
Puebla.

Fuente: INEGI & Google Earth:2014

Fuente: Estudio Arquitectura SA de CV: 2013

El conjunto exhibe su fachada principal hacia el boulevard Atlixcáyotl, quedando los


ejes longitudinales de los edificios Norte y Sur orientados hacia el mismo, dichos edi-
ficios que poseen dimensiones similares desplantan sobre columnas asentadas en
el terreno, dejando parcialmente libre la planta baja (Imagen 3 y 4); por otra parte y
para jerarquizar el edificio Ejecutivo éste contrasta ya que se encuentra en la parte
posterior del terreno, no se orienta longitudinalmente respecto del boulevard, posee
dimensiones distintas y desplanta sobre un lago artificial (Imagen 5).

▼▼Imagen 3. Edificio Norte CIS ▼▼Imagen 4. Edificio Sur CIS Puebla. ▼▼Imagen5. Edificio Norte CIS
Puebla. Puebla.

Fuente: Ruiz, N, Morales, J & Reyes, E:


2014 Fuente: Ruiz, N, Morales, J & Reyes, E:
Fuente: Ruiz, N, Morales, J & Reyes, E: 2013
2014

86
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

El conjunto volumétrico es resultado de la yuxtaposición e interpenetración de pris-


mas regulares, presenta un predominio del macizo sobre el vano con aberturas alar-
gadas verticalmente y tiene acabados en tonos neutros y fríos, denotando sobriedad
en el conjunto. Como rasgo distintivo se incorporó el uso de azulejos con figuras trian-
gulares en color blanco y azul como una reinterpretación geometrizada de la talavera
poblana.
En el aspecto constructivo los edificios poseen una estructura a base de marcos rígi-
dos de acero con vigas en celosía y en módulos de 10.98mx10.98m, tanto los muros
interiores como los exteriores son de panel; en las fachadas se montaron paneles sus-
pendidos como elementos de protección solar y para permitir la ventilación natural.
Además se instaló una planta de tratamiento de aguas residuales y aprovechando la
pendiente natural del terreno un sistema de recuperación de aguas pluviales por escu-
rrimiento, las cuales son aprovechadas para el riego y las fuentes ornamentales.

Edificio de la Procuraduría General de Justicia y Unidad de Servicios Periciales


En el predio ubicado en la 31 Oriente y Boulevard Héroes del 5 de mayo, se ubica la
Procuraduría General de Justicia desde la década de los 70’s, el edificio original se
construyó en 1977 y fue demolido en 2012 por presentar fallas estructurales; poste-
riormente el 8 de Enero de 2014 se inauguró el nuevo conjunto compuesto de dos vo-
lúmenes uno para la Procuraduría General de Justicia y el otro exclusivo para la Unidad
de Servicios Periciales. El proyecto fue desarrollado de forma conjunta por la empresa
CONARDICO Construcciones y Consultoría S.A. de C.V. y el departamento de proyectos
de la propia procuraduría.
Ambas unidades se ubican en un terreno de 4564.05 m2, son dos volúmenes de dis-
tintas alturas interpenetrados que ocupan prácticamente la totalidad del predio, el
conjunto se alinea a un eje longitudinal que va de Este a Oeste (Imagen 6), generando
un remate visual para quienes circulan en dirección poniente de sobre la 31 Oriente y
el efecto de equilibrio asimétrico (Imagen 7).
▼▼Imagen 6. Plano de conjunto PGJUSP. ▼▼Imagen 7. PGJUSP como remate visual.

Fuente: CONARDICO: 2013. Fuente: Ruiz, N, Morales, J & Reyes, E: 2014

87
Reflexión sobre la Arquitectura

Los edificios son de naturaleza contrastante el edificio de la PGJ posee planta elíptica
desplantada sobre columnas de modo que se mantiene el concepto de planta libre,
además presentar un predominio del vano dada su envolvente de vidrio, en cuanto a
alturas posee 4 niveles; a su vez el de la USP es de planta rectangular de dos niveles
con predominio del macizo sobre el vano y no presenta plantas libres.
Este conjunto está terminado con tonos neutros ▼▼Imagen 8. Fachada Principal PGJUSP.
y fríos denotando sobriedad y limpieza, el edificio
de la PGJ, posee una fachada integral de cristal con
tinte reflex azul montado con perfiles de aluminio
anodizado y como elemento de control solar una
cortina louver a base de celosía, elementos que ge-
neran los efectos de ligereza y transparencia; la USP
posee muros blancos rematados con una cenefa de
azulejos con figuras triangulares en color blanco y
azul como una reinterpretación geometrizada de la Fuente: Nieto, M: 2014
talavera poblana (Imagen 8).
En el aspecto constructivo ambos volúmenes tienen una estructura a base de mar-
cos rígidos de concreto pretensado en secciones de 7.32mx7.32m; como complemen-
to a las instalaciones el conjunto posee un cárcamo de aguas negras con capacidad
de 150m3 misma que se bombea a una planta de tratamiento de aguas residuales, y
una cisterna de recuperación de aguas de aguas pluviales con capacidad de 220 m3
con equipo de bombeo para la reutilización de agua en muebles sanitarios y riego de
jardines.

Conclusiones.
La arquitectura gubernamental en Puebla debido a su contacto frecuente con los ciu-
dadanos construye identidad. A partir del estudio y comparación de algunas de las
características formales y constructivas de los conjuntos seleccionados se pueden
identificar las siguientes recurrencias e influencias:
• La planta libre abierta, la interpenetración de interior y exterior, las dobles altu-
ras y los balcones en los interiores, las columnas.
• Colores neutros y fríos
• Equilibrio asimétrico
• Plantas orientadas longitudinalmente
• El revestimiento técnico se enfatiza
• Se mantiene el compromiso con una estética unificada y exclusiva
• Lenguaje formal más abstracto que convencional, como en el uso del azulejo
88
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

• Tendencia a sorprender mediante la discontinuidad y la escala.


• Incorporación de ecotecnologías relativas a protección solar y gestión del agua.

Desde la segunda mitad de la década de los ochentas se ha acentuado la diversidad en


las propuestas arquitectónicas, sin embargo persiste la aceptación de ciertos criterios
vigentes de la arquitectura moderna a través de nuevas interpretaciones compositi-
vas y formales. Se puede concluir que los conjuntos estuidiados se circunscriben al
Tardomoderno, ya que de acuerdo con lo dicho por Jenkcs (1982) llevan las teorías y
el estilo de sus precursores al extremo.

Referencias bibliográficas
Ayllón T, M. (2001). Identidad. Qué es y cómo funciona. Editor: Universidad de Córdoba, Servicio
de Publicaciones. En http://hdl.handle.net/10396/7544
Cejka, J. (1999). Tendencias de la Arquitectura Contemporánea. Editorial Gustavo Gili S.A.,
Barcelona.
Galeana C, S. (2008). La tipología en la vivienda como precedente sustentable. Universidad
de Guadalajara. Jalisco, Méx. Recuperado: http://upcommons.upc.edu/revistes/bits-
tream/2099/4498/1/11_SELENNE.GALENA.pdf
Gössel, P & Leuthäuser, G. (2001). Arquitectura del Siglo XX. Editorial: TASCHEN. Slovenia
Gregotti, V. (1972). El territorio de la Arquitectura. Colección Arquitectura y crítica. Gustavo Gili.
Barcelona
Jencks, C. (1982). Arquitectura Tardomoderna y Otros Ensayos. Editorial Gustavo Gili S.A.
Barcelona.
Montaner, J. (2002). La Modernidad Superada. Arquitectura, arte y pensamiento del siglo XX.
Editorial Gustavo Gili S.A., Barcelona.

Reseña Curricular
Nelly Ruiz Vázquez: Arquitecta y Maestra en Diseño Arquitectónico egresada de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla, ex becaria de CONACYT, Profesor-investigador de tiempo completo en la Facultad
de Arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

José Luis Morales Hernández: Arquitecto y Maestro en Tecnologías de la Arquitectura egresado de la


Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Coordinador de la Licencitura en Arquitectura de la BUAP,
Profesor-investigador de tiempo completo en la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla.

Elizabeth Reyes Ramos: Estudiante de 9º. Cuatrimestre de la Licenciatura en Arquitectura de la Facultad


de Arquitectura BUAP, Id: 201023242

89
Reflexión sobre la Arquitectura

M. Arq. Carlos Topete Contreras1


UNINTER, Morelos

“Análisis Sobre la Vivienda en México y los Actuales


Aprendizajes en la Arquitectura Social”
Resumen.
No hay duda sobre el conocimiento que un arquitecto debe tener sobre los materiales que uti-
liza para diseñar y construir, las nuevas tecnologías que puede aplicar en su trabajo, el uso de
energías alternativas para el cuidado de las existentes, aplicando las nuevas normativas de las
instituciones oficiales sobre estos temas. Sin embargo existe en la actualidad una serie de inte-
rrogantes sobre el diseño de los espacios habitables cada vez más pequeños, por cuestiones de
costo, tiempo y espacio y si este tipo de viviendas pueden considerarse como “dignas” para sus
usuarios o, se cumple con la responsabilidad social de la arquitectura.
La ponencia se desarrolla en base a comparativos de edificaciones de interés social que se han
considerado sostenibles y un estudio de los proyectos arquitectónicos de los multifamiliares
más importantes construidos durante el siglo XX, donde no se han considerado aspectos impor-
tantes como requerimientos familiares, barreras arquitectónicas, uso de tecnologías alternati-
vas para las instalaciones, viviendas para estudiantes y jóvenes, viviendas para la tercera edad
y discapacitados y que busquen la creación de espacios flexibles y versátiles para que se lleve a
cabo la interrelación social.
De qué forma las nuevas necesidades sociales están cambiando el aspecto formal de las edifica-
ciones y de la ciudad y que esperamos para los próximos años, todo esto desde el ámbito de la
forma como estamos enseñando la arquitectura en las escuelas del país y si se está cumpliendo
o no con la responsabilidad social, haciendo énfasis en las experiencias sobre este tema en la
Universidad Internacional de Cuernavaca Morelos.
Palabras Clave: Responsabilidad Social, Vivienda en México, Enseñanza de la
Arquitectura, Compromiso social del arquitecto, sostenibilidad en arquitectura .

1 Arq. Carlos Topete Contreras. Universidad Nacional Autónoma de México. Maestría en Educación, Universidad
Autónoma del Estado de Morelos. Profesor Investigador de Tiempo Completo, Universidad Internacional.
carlos.topete@ymail.com

90
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

“Analysis on Current Social Learning Architecture”


Abstract
No doubt about the knowledge that an architect must have on the materials used to design
and build, the new technologies that can be applied in their work, the use of alternative energy
to care for existing, and new regulations applying formal institutions on these issues. However
there is now a series of questions about the design of smallest living spaces, because of cost,
time and space and if such housing can be considered “worthy” to its users or comply with the
social responsibility of architecture.
This speach develops in comparative, social interest of buildings that are considered sustainable
and a study of the architectural projects of the largest multifamily built during the twentieth
century, which have not been considered important aspects such as family requirements , ar-
chitectural barriers , use of alternative technologies for facilities , student housing and youth
, housing for the elderly and disabled and looking to create flexible and versatile spaces that
perform social interaction .
How new social needs are changing the formal aspect of the buildings and the city and we hope
for the coming years, all from the field of how we are teaching architecture in schools across the
country and if it is complying with the social responsibility, emphasizing the experiences on this
topic at the International University of Cuernavaca Morelos.
Keywords: Social Responsibility, Architectural Education, Housing in Mexico, Social
commitment of the architect, sustainability in architecture

Antecedentes
Internacionalmente y en México, la vivienda es y ha sido a través del tiempo una ne-
cesidad permanente para la población. Día a día la población se incrementa y en los
próximos años esta problemática será primordial ya que la demanda de nuevos hábi-
tats, obligará a cambios de producción, tecnologías y compromiso social para satisfa-
cer a esos núcleos sociales.
En México específicamente, las investigaciones realizadas en el campo del sector ha-
bitacional se enfocan principalmente en el diseño arquitectónico de las viviendas to-
madas como prototipo por los sectores tanto privado (Desarrolladoras de vivienda)
como en el sector público (Fovissste, Infonavit). En algunos criterios se analiza la esca-
sa adaptabilidad a la gran diversidad social de sus habitantes, mismos que de acuer-
do a sus necesidades y requerimientos modifican el programa arquitectónico original
convirtiendo las unidades en muestrarios de acabados y otros cambios en los procedi-
mientos constructivos y su relación con el contexto urbano y natural.
Las viviendas tomadas como prototipos se han planteado durante los últimos cincuen-
ta años con una diversidad de diseños y soluciones espaciales, procurando la econo-
mía y la habitabilidad, sin embargo los factores económicos han sido determinantes

91
Reflexión sobre la Arquitectura

en la solución de los proyectos, acelerando un proceso de minimización de las áreas


construidas, con las consecuencias que actualmente observamos. A partir de 1992,
surge la desregulación de la vivienda y se encomienda su diseño y construcción a em-
presas privadas y en los primeros años de este siglo, se han presentado diversos cam-
bios sociales, económicos y tecnológicos que demandan una revisión al diseño de los
prototipos de vivienda que, en algunos casos, siguen los mismos patrones mínimos
que anteriormente tuvieron.
Ahora es muy importante llevar a cabo un análisis comparativo de los nuevos plan-
teamientos de las Desarrolladoras de Vivienda particulares y los prototipos que utili-
zaron en las instituciones públicas, hasta antes del año 1992, para poder evaluar los
elementos que se consideran para su realización, pues se vuelve prioritario, no repetir
los viejos patrones de proyectos estandarizadores, donde no se tomen en cuenta las
diversidades en las costumbres de los usuarios, los niveles socioeconómicos y los nue-
vos retos que la sustentabilidad exige a la sociedad.

Los Inicios de la Problemática.


Los conceptos como la integración de la arquitectura de paisaje y el espacio público a
la vivienda de alta densidad tienen su origen en la época barroca. La Place des Vosges
en Paris es un ejemplo de vivienda y espacio público donde el uso y estado original se
mantienen hasta la época. Gracias a la profunda selección de materiales de construc-
ción aparentes, en este caso, tabiques y elementos pétreos, y al especial diseño inte-
grado a la ciudad, esta obra ha superado la prueba del tiempo al mantenerse vigente
400 años después de su construcción.
En este sentido, se ha considerado que la histórica figura del Arq. Hannes Meyer im-
portante precursor de la Bauhaus, fue poco influyente en la arquitectura mexicana. Sin
embargo el arquitecto Enrique De Anda reconstruye la continuidad de sus ideas, en su
quehacer como funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al analizar
cómo “en la trama de las relaciones entre proyectos políticos y sociales se constru-
yeron parte de los principios que dieron forma a los multifamiliares mexicanos”. (De
Anda 2013)2
El proyecto de Meyer se salía de lo específicamente técnico y los factores psicológicos
eran parte del diseño, como lo explica De Anda: “lo que en la República de Weimar
(1919-1933) tenía una justificación vital y progresiva no puede volverse a cumplir lite-
ralmente en la realidad mexicana en el umbral del segundo plan sexenal”.
Asimismo, establece una continuidad desde el proyecto Transición, la propuesta de
la Unión de Arquitectos en Lucha por el Socialismo de 1938 del cual era parte Juan
2 De Anda Alanís Enrique X.. Historia de la Arquitectura Mexicana. Editorial
Gustavo Gili. México 2013.

92
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

O’gorman y el proyecto de Lomas de Becerra que desemboca en la creación de los


grandes complejos arquitectónicos multifamiliares que son el resultado de esta larga
serie de experiencias.
Los periodos presidenciales de Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán Valdés, en
el contexto del partido hegemónico (PRI), que vivió México durante la mayor parte
del siglo XX, buscaron la “modernización del país” en todos los rubros, en especial el
de las instituciones (que representaban una indispensable imagen de Estado fuerte
y ordenado) y de las ciudades, todo ello con el objetivo de construir un liderazgo en
el continente americano y de ejercer el control político. La arquitectura jugó en estos
contextos y periodo un papel preponderante, como pocas veces se ha visto en la histo-
ria moderna del país, con una relación estrecha con el Estado: “la arquitectura ocupó
un sitio específico en la construcción de la modernidad que constantemente apareció
tanto en el discurso del gobierno como en el imaginario social”. (De Anda 2013)
Los primeros multifamiliares fueron construidos para beneficio de ciertos sectores
sociales claramente definidos e identificados, en número importante miembros afi-
liados al partido político en el poder o a grupos sindicales cooptados por el mismo.
Los gobiernos priistas que los promovieron se apartaron de la vocación socialista (de
izquierda), consolidaron el corporativismo y, a pesar del discurso, dirigieron el país
hacia el capitalismo que es la base de la inmensa desigualdad patente desde entonces
en nuestra sociedad.

Los Proyectos.
Para efecto de esta investigación se revisaron los proyectos que se consideraron
de mayor importancia en el proceso de producción de vivienda de interés social en
México, durante los gobiernos posteriores a la Revolución Mexicana y durante el pe-
riodo de tiempo donde se incrementó con más persistencia la población, tomando
como ejemplo las grandes unidades habitacionales de la Ciudad de México. En cuanto
a las políticas públicas aplicadas en este tema, encontramos antecedentes desde la
constitución de 1917 y la normatividad para la creación de múltiples instituciones que
durante todo el siglo XX regularon de cierta forma las características de las viviendas
para las clases populares y de escasos recursos, probablemente, más por satisfacer las
necesidades de la clase política con el clientelismo de votantes y su permanencia en
el poder.
1. Durante el Porfiriato se aprobó la Ley sobre Casas de Obreros y Empleados Públicos
residentes en la ciudad de Chihuahua, en el estado del mismo nombre.
2. En 1916, el Primer Jefe Constitucionalista, Venustiano Carranza, redujo los pagos de
renta de vivienda a la mitad, y hasta tres cuartas partes de su valor.
3. En el texto original de la Constitución de 1917 se estableció, en la fracción XII del

93
Reflexión sobre la Arquitectura

artículo 123, la obligación a los patrones de otorgar a sus trabajadores viviendas có-
modas e higiénicas.
4. En 1925 fue creada la Dirección de Pensiones Civiles, teniendo, entre sus principales
atribuciones, la de otorgar créditos a los trabajadores del Estado para la construcción
o adquisición de vivienda.
5. El Ejecutivo Federal creó el 20 de febrero de 1933 el Banco Nacional Hipotecario
Urbano y de Obras Públicas, SA., institución que hoy conocemos como Banco Nacional
de Obras y Servicios Públicos, SNC. (BANOBRAS).
6. En 1934 un decreto presidencial facultó al Departamento del Distrito Federal para
construir viviendas destinadas a sus trabajadores de ingresos mínimos.
7. En 1940, y a causa de que México entrara en guerra contra el eje Berlín-Roma-Tokio,
se decretó la congelación de rentas de viviendas para habitación. Además, en ese
mismo año, se integró el Comité Intersecretarial de la Habitación para los Trabajadores.
8. En 1943 se creó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para brindar seguri-
dad social a los trabajadores proporcionando vivienda a sus derechohabientes.
9. En 1954 se decretó la primera ley condominal: la Ley Sobre el Régimen de Propiedad
y Condominio de los Edificios Divididos en Pisos, Departamentos, Viviendas o Locales.
10. En ese mismo año se fundó el Instituto Nacional de la Vivienda. Cuyo objetivo
principal era el de “atender las necesidades habitacionales de los estratos sociales
económicamente débiles”.
11. En 1963, el Gobierno Federal constituye en el Banco de México, el Fondo de
Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (FOVI), como una Institución pro-
motora de la construcción y de mejora de la vivienda de interés social, para otorgar
créditos a través de la banca privada.
12. En febrero de 1972, se obligó a los patrones, a través de una reforma constitucio-
nal, para que, mediante aportaciones, se constituyera el Fondo Nacional de la Vivienda
y con ello, establecer un sistema de financiamiento de otorgamiento de crédito barato
y suficiente para adquirir vivienda. Esto originó al Instituto del Fondo Nacional de la
Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).
13. En 1973 se creó el Fideicomiso de Interés Social para el Desarrollo de la Ciudad de
México (FIDEURBE). Al siguiente año surgió la Comisión para la Tenencia de la Tierra
(CORETT).
14. En mayo de ese mismo año, se creó por decreto, en adición a la Ley del Instituto
de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE), el
Fondo de la Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE), para otorgar créditos hipotecarios a los
trabajadores que se rigen por el apartado B de la Ley Federal del Trabajo.
15. En 1984 viene la reforma constitucional que eleva a rango supremo el derecho
94
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

a una vivienda digna y decorosa, insertando un párrafo cuarto al artículo 4º de la


Constitución General de la República, dando pie a la aprobación, de la Ley Federal de
Vivienda.
16. En la primera mitad de la década de los noventa, se inició la consolidación de los
organismos nacionales de vivienda como entes financieros.
Los proyectos más representativos de la etapa posrevolucionaria se presentan en el
siguiente cuadro sinóptico, haciendo un breve resumen en una línea de tiempo, ligán-
dolos al periodo presidencial correspondiente.

En la década de los 40´s y 50´s con la aparición de las instituciones gubernamentales


encargadas de fomentar la producción de vivienda, se da por primera vez en México
una aproximación a la problemática de la vivienda y a la necesidad de satisfacer
grandes cantidades de vivienda para una población creciente y carente de recursos.
Afortunadamente los primeros ejemplos de vivienda contemplaban en su diseño un
conjunto integral en el que se juntaban vivienda, educación, comercio y recreación; im-
pulsados por la preocupación y planteamientos teóricos establecidos a nivel mundial.

95
Reflexión sobre la Arquitectura

El Centro Urbano Presidente Miguel Alemán por Mario Pani en 1949, marcaba el prin-
cipio de una serie de desarrollos que pretendían la solución al problema de la vivien-
da, en un área de 4 Hectáreas, se construyeron 1,080 viviendas con una densidad de
270 viv/ Ha y una densidad de 1,750 habitantes por hectárea esto sin mencionar que
el 72% del área fue destinada para vegetación y espacio público así como el 8% para
comercio.
Desarrollos como este se siguieron realizando durante varios años como ejemplo tene-
mos el Multifamiliar Juárez, el conjunto habitacional Nonoalco – Tlatelolco, y la Unidad
Independencia entre otros.
Desgraciadamente en la actualidad la mayoría de estos conjuntos presentan grandes
problemas de falta de mantenimiento3. Aun así, algunos de ellos, mantienen el arraigo
96
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de sus pobladores y han visto incrementado proporcionalmente su valor, sobre todo


por estar integrados dentro del diseño original, los usos mixtos, el equipamiento, su
localización céntrica, sus grandes de espacio público y su integración con la ciudad.
A continuación se analizan las Unidades Habitacionales más representativas, que fue-
ron construidas en la Ciudad de México a partir de los años cincuenta, como conse-
cuencia del inicio de la explosión demográfica en la capital del País.
Como consecuencia de los sismos de septiembre de 1985, las políticas sobre edifi-
cación de vivienda cambiaron, la Ciudad de México quedó semi destruida con alre-
dedor de 2,800 edificaciones que sufrieron algún daño o quedaron con afectaciones
estructurales.
Para lograr su reconstrucción se utilizaron nuevas técnicas de construcción y materia-
les mucho más resistentes para eludir desastres similares en el futuro, por ejemplo:
se reforzaron cimientos en zonas vulnerables, se utilizaron cables de acero en forma
diagonal desde la cimentación para reforzar las estructuras de varios niveles, así como
incrementar el peralte de vigas y columnas; la reconstrucción también incluyó la ela-

Tabla 1. Elaboración propia en base a datos estadísticos de FONAPO

3 Higuera Zimbron A. Rubio Toledo M.A. La Vivienda de Interés Social,


Sostenibilidad Reglamentos Internacionales y su Relación en México. Revista
REDALIC vol. 13 num 2. México 2012

97
Reflexión sobre la Arquitectura

Fuente: Autor

Fuente: Autor

98
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Fuente: Autor
boración de mapas estratigráficos de la ciudad detallados para conocer las propieda-
des del suelo e identificar las zonas de riesgo.
La reconstrucción comenzó por las unidades hospitalarias, escuelas públicas y vivien-
das; mientras la reconstrucción ocurría, los damnificados fueron reubicados en 131
albergues y 72 campamentos al aire libre con sanitarios y cocinas colectivas, se conta-
bilizaron cerca de 33,000 damnificados. El gobierno federal, asegura que para que la
reconstrucción fuese total tuvieron que pasar poco más de 8 años; algunos edificios
dañados por el sismo, aún siguen en pie hoy en día, ya reforzados o esperando ser
restaurados.
Para comprender la verdadera dimensión de la problemática actual, es importante
analizar tres factores claves en este tema y su desarrollo a través de los años, tomando
99
Reflexión sobre la Arquitectura

como base la época de 1940 a 1950, cuando surgen las instituciones del estado en-
cargadas de promover la vivienda social, se presenta en México y en la mayoría de las
ciudades tres fenoménicos que son la base para asimilar la problemática actual.
Al crecer la población en las ciudades, originada por migraciones, cambios políticos y
una búsqueda de nuevas oportunidades, se vuelve necesario satisfacer la demanda bá-
sica de estos habitantes y el derecho constitucional a una vivienda digna, al sobrepasar
la demanda de vivienda a las existentes, los nuevos desarrollos y colonias se ubican en
la periferia de las ciudades generando con esto una expansión de la superficie urbana,
la cual al no estar regulada ni controlada, se expande a gran velocidad abarcando gran-
des extensiones de tierra con muy poca densidad de vivienda, sin mencionar que al no
estar preparados estos terrenos para el desarrollo de viviendas, surgen los problemas
como la falta de servicios básicos como agua, luz y drenaje, así como la infraestructura
necesaria para conectarse con la ciudad.
Las llamadas viviendas de interés social, surgieron para dar respuesta a la clase traba-
jadora del país que se acercaba a las zonas urbanas en busca de empleo y de mejores
oportunidades, sin embargo esta propuesta de vivienda en su mayoría se compone de
uno a dos niveles por lo que abarcan grandes extensiones de tierra con una densidad
muy baja de viviendas por hectárea y de habitantes por hectárea.
Empresas como Homex, Casas Geo, Grupo ARA, URBI, SARE, SADASI, pasaron de cons-
truir 10,000 viviendas a 50,000, en tan solo 5 años aproximadamente4, impactando de
manera directa el crecimiento de la superficie de la mancha urbana de las ciudades
centrales principalmente, y posteriormente extendiéndose por casi toda la República
Mexica.
Si bien es cierto que satisficieron la necesidad de una gran cantidad de gente, también
cabe mencionar que este tipo de vivienda presenta las dimensiones mínimas habita-
bles, la gente utiliza casi gran parte de sus ingresos en transportarse a los centros de
trabajo, la mayoría de estos conjuntos habitacionales carecen de comercio, educación,
cultura, así como lugares de esparcimiento, por lo que se convierten en grandes dor-
mitorios aislados de la ciudad.
Otro problema que presentan es que la tipología de la vivienda es poco flexible por lo
que es difícil que los inquilinos puedan crecer sus viviendas, así como el planteamiento
urbano se realiza en función de los automóviles lo que hace más difícil la relación con
los vecinos y crea un ambiente más desolador.
Por otro lado, tenemos el fenómeno de la autoconstrucción y el desarrollo de colonias
populares, analizando la historia nos podemos dar cuenta que no es un fenómeno
nuevo, ni por el contrario una problemática reciente, este tipo de vivienda ha existido

4 Sánchez Corral Javier. La Vivienda “Social” en México. –Pasado presente futu-


ro –. Sistema Nacional de Creadores de Arte. México, 2012

100
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

desde que las ciudades se empezaron a conformar.


El problema resulta significativo, cuando observamos que la mayoría de los esfuerzos
realizados por el gobierno y los productores de vivienda se han enfocado en los últi-
mos años a la población beneficiada por las instituciones públicas quienes promueven
a las personas que ganan entre 3 y 5 salarios mínimos, mientras que la oferta para la
gente que está debajo de esos salarios es mínima o casi nula (Sánchez Corral 2012).
Un aspecto muy importante para el diseño y desarrollo de vivienda de cualquier tipo
es el tamaño de la misma. Las dimensiones de cualquier construcción son determina-
das por las necesidades, el presupuesto y la finalidad de cada proyecto; en el caso de la
vivienda, ésta debe ser capaz de contener los espacios para las actividades esenciales
de un estilo de vida particular.
Hablando de vivienda económica, como su nombre lo indica, el presupuesto es el prin-
cipal limitante de este tipo de desarrollo, el objetivo de esta clase de producto es pro-
veer de una vivienda digna a personas de bajo poder adquisitivo. Con el fin de lograr
esto, la mayoría de las veces, el tamaño de la vivienda va a estar restringida hasta
donde los costos de construcción y del terreno lo permitan.
Si analizamos históricamente las dimensiones de la vivienda en México sucede algo
peculiar, en donde los primeros años del siglo XX se presenta un incremento en sus
dimensiones, sin embargo a partir de 1980 éstas vuelven a disminuir. Son muchas
las razones que pueden influir en las dimensiones de la vivienda económica, las más
importantes serían los precios de terreno y construcción, que aumentan a razón de la
inflación y en el caso de los terrenos se considera la ubicación, especulación e infraes-
tructura de un lugar. El otro factor a tener en mente cuando se realiza una compara-
ción de la vivienda económica es el ingreso de las personas a las que están destinados
estos productos perciben.
Parte de las razones que las dimensiones se vean disminuidas son el aumento de los
costos de construcción, que resultan mayores a los aumentos del salario mínimo; au-
nado al constante aumento de los precios en los terrenos, provoca que se busquen
lotes en zonas ubicadas en la periferia de las ciudades, que como resultado de su
lejanía y falta de infraestructura resultan muy económicos y viables para desarrollos
económicos unifamiliares. Lo que podría marcar una tendencia que, de continuar, oca-
sionaría productos cada vez más pequeños, dado el constante incremento inflaciona-
rio y los salarios mínimos que crecen a menor ritmo.
Esta disminución de las dimensiones de la vivienda y la ubicación de estos nuevos de-
sarrollos detonan el crecimiento de la mancha urbana, que crece descontroladamente
y sin un orden urbano en la mayoría de los casos. Lo que podría llevarnos a cuestionar
hasta donde se puede llegar antes de buscar replantear los esquemas de vivienda uni-
familiar económica.
Como podemos apreciar en la siguiente tabla las medidas en m2 de las viviendas se
101
Reflexión sobre la Arquitectura

fueron incrementando desde 1950 hasta 1980 y a partir de este momento dio inicio el
proceso de minimización y la construcción de Mega unidades habitacionales en la pe-
riferia de las principales ciudades, acelerando el crecimiento de las manchas urbanas.
Conclusiones
Podemos aprender mucho de cada uno de estos proyectos para futuros desarrollos
de vivienda social en México. El drástico cambio que ocurrió a lo largo del tiempo en
el país, en la manera de proyectar viviendas sociales, nos permite entender de una
manera más clara la problemática actual que causan estos nuevos desarrollos y poder
prevenir nuestras acciones en el futuro, de modo que el compromiso que adquirimos
con la sociedad se haga patente en las obras.
Es muy interesante que la mayoría de los conjuntos multifamiliares de la época mo-

Fuente: La Vivienda “Social” en México. –Pasado presente futuro – M. Arq. Javier Sánchez Corral. Sistema Nacional de
Creadores de Arte. México, 2012

derna funcionaba y sigue funcionando en México, ya que muchos proyectos similares


causaron diversos problemas en otros países. Uno de los factores a su favor puede ser
que se construyó un número pequeño de éstos y así siguen, como “islas” dentro de la
ciudad, no sólo ofreciendo vivienda que satisface las necesidades de sus habitantes,
sino también equipamiento a las zonas aledañas.5
Además lograron, en la mayoría de los casos, que los conjuntos contaran con una
buena diversidad social, que es uno de los factores más importantes para la seguridad
y el bienestar de su población.
Otro aspecto interesante es ver, cómo los habitantes han transformado sus conjuntos
habitacionales. Estos cambios se encuentran sobre todo en los fraccionamientos que
carecen de un diseño integral con solo casas unifamiliares en línea. En esos conjun-
tos, muchas veces la gente cambia el uso de suelo, usando casas habitacionales como
comercio y transforman sus casas, construyendo y pintando sin ninguna regulación.
Como consecuencia, crean un gran caos visual.
Estos desarrollos, que cada vez se encuentran más alejados de los centros de las ciu-
dades, muestran que los fraccionamientos escasos de una diversidad de servicios, que

102
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

funcionan sólo como ciudades dormitorios, no pueden ser la solución para satisfacer
la gran demanda de viviendas. Aunque la situación ha mejorado un poco en los últi-
mos años y la mayoría de los fraccionamientos nuevos están diseñados como proyec-
tos integrales con áreas de comercio y recreación, todavía carecen de una densidad
alta y necesaria.
Con sus casas unifamiliares y su densidad baja no solo aceleran el gran crecimiento de
las machas urbanas en las grandes ciudades, sino que se desaprovechan las ventajas
de una edificación densa como una infraestructura más económica, la minimización de
circulación y la independencia del automóvil.
Finalmente queda la reflexión sobre el papel que los profesionales de la arquitectura
hemos tenido en este deterioro de la vivienda y de los grupos sociales que ahí habitan,
sobre donde queda la responsabilidad social de los arquitectos para poder brindar
viviendas que tengan como características principales, el confort, la habitabilidad, la
sustentabilidad y sostenibilidad, el cuidado de la economía y de la reconstrucción del
tejido social, el cumplimiento de las necesidades y requerimientos de los usuarios, en
cuanto a su edad, sus grupos sociales y sus capacidades, queda mucho por hacer para
mejorar la problemática que se ha desarrollado en los últimos treinta años.

Fuentes de Información
De Anda Alanís Enrique X. Historia de la Arquitectura Mexicana. Editorial Gustavo Gili. México
2013.
Higuera Zimbron A. Rubio Toledo M.A. La Vivienda de Interés Social, Sostenibilidad Reglamentos
Internacionales y su Relación en México. Revista REDALIC vol. 13 num 2. México 2012.
Sánchez Corral Javier. La Vivienda “Social” en México. –Pasado presente futuro –. Sistema
Nacional de Creadores de Arte. México, 2012.
Montaner Josep María. Arquitectura y Política. Editorial Gustavo Gili. Barcelona 2013.

103
Reflexión sobre la Arquitectura

Rolando Ortiz Rodríguez1


Universidad Autónoma de Tamaulipas

LA TRASCENDENCIA DE LA ARQUITECTURA
VERNÁCULA
Resumen.
Palabras Clave: Materiales Regionales, Tradición, Preservar, Adecuación, Bioclimática.
La arquitectura vernácula, una arquitectura que se basa en la necesidad de habitar y aprovechar
los recursos disponibles, pero sobre todo la adecuación del medio físico y siendo en su totali-
dad de un modo autóctono y totalmente tradicional. Realmente se encuentra en un punto de
quiebre en el cual se desprende de la arquitectura de estilo por el no pertenecer a cierta época.
Al hablar de la arquitectura vernácula, se comienza un asunto que es muchas veces de escasa
información y sin suficiente atención al instante de construir.
A lo largo de los años, se encuentran distintas épocas en la arquitectura esto ha dado a conocer
que la arquitectura vernácula ha perdurado y será siendo de esta manera porque es una arqui-
tectura sin época y que inició desde que los hombres necesitaron un techo, pero, ¿Es realmente
así como se debe edificar en nuestro contexto actual? México al verse rodeado del estilo glo-
balizado y afectado por las diferentes condiciones sociales y culturales de otros sitios, se olvida
de la tradición de construir con ésta arquitectura, olvidándose de los materiales, la adecuación
y la comodidad que se producen con una edificación de este modo. Claro está que después de
esta globalización, la arquitectura vernácula se ha dado en lugares muy remotos, y olvidados de
nuestro país, dándoles el único tipo de construcción que no necesita de arquitectos, un estilo o
una época, ya que siempre ha sido la misma desde sus inicios.
La historia nos ha dado arquetipos que se van dejando atrás y se olvidan las bondades que es
construir con materiales propios de un sitio, aprovechando los recursos disponibles dentro de
una zona, abriendo paso a una comodidad dentro de un área, poniendo en práctica la adecua-
ción climática y al igual que de ser conscientes, preservando la arquitectura vernácula realizan-
do arquitectura sin arquitectos.

ANTECEDENTES
En la naturaleza todo es dinámico dentro de un ciclo de constante evolución e involu-
ción, el hombre mismo representa la mejor muestra, su presencia en el planeta dista
1 Estudiante de 7mo. Semestre de la Facultad de Arquitectura, Diseño y
Urbanismo, Universidad Autónoma de Tamaulipas, Campus Tampico-Madero.
roizrod@gmail.com Tel. cel. : 833 189 32 88

104
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de entre cuatro o cinco millones de años respecto a nuestro tiempo. (Tejeda, 1993:
32).
A lo largo del tiempo, el hombre ha tenido la necesidad de habitar para poder pro-
tegerse del medio que lo rodea, empezando desde los primeros asentamientos hu-
manos en la historia, se ha visto que el hombre comenzó por cubrir esa necesidad de
protegerse del clima y de los depredadores. Dentro de su vivienda, el hombre necesitó
comodidad para estar más tiempo y no tener molestias en su interior.
El hombre comenzó por optar a construir con lo que estuvo a su disposición, y desde
ese momento, ha empezado la trascendencia de la arquitectura vernácula que se ha
ido dejando de generación en generación en algunas regiones del mundo, pero siem-
pre empezando por una necesidad básica.

MATERIALES EN LA ARQUITECTURA VERNÁCULA


Tras haber dejado mucho tiempo, la arquitectura vernácula ha perdido valor dentro
de esta época, dejando atrás los materiales regionales, la adecuación al clima en el
que se rodea y los procedimientos constructivos que se han venido heredando en las
generaciones. Este valor se ha venido perdiendo, ya que al verse rodeado en un am-
biente globalizado y sin control, se empieza a construir de la manera más cotidiana
que se muestre en la época. Pero, ¿Que ha pasado con esa manera un tanto bioclimá-
tica de construir? Nos hemos olvidado de un confort, y de las personas que habitaran
ese espacio interior, siendo la habitabilidad una cuali-
▼▼FIG. 1.1 CASA HECHA CON
PIEDRA. RESULTADO DE MATERIALES dad propia del espacio arquitectónico, “en el caso de la
DISPONIBLES EN UNA REGIÓN vivienda vernácula, resulta ser esta el mejor ejemplo de
adaptabilidad al medio”.1
Empezando con la problemática del aspecto clima, las
edificaciones comunes se han olvidado del asunto cli-
matológico para el momento de escoger y el usar los
materiales con los cuales estarán sustentadas las edifi-
caciones y como resultado, se termina por escoger ma-
teriales que no son compatibles con el ambiente en el
cual se encuentra rodeado y se termina en un error típi-
co del no saber adaptar su arquitectura al medio físico.
Con eso se da cuenta de que no sólo se debe adaptar
para un confort interior, si no, que los materiales usados
se encuentren compatibles con las condiciones climá-
Fuente: Arquitectura vernácula mexi-
cana del noreste. Tamez A. (1993) ticas de la región o de un sitio. Al no hacer un uso de

1 Torres Zarate, G. Arquitectura vernácula, Fundamento en la enseñanza de


sustentabilidad.

105
Reflexión sobre la Arquitectura

los materiales regionales que se encuentran disponibles, se empieza a perder un co-


nocimiento que se va dando en generaciones y termina por olvidarse de este tipo de
arquitectura.
El buen uso de los materiales, y el saber cuándo se deben de usar y cuando no, brinda
una de las características de una arquitectura vernácula que se encuentra funcionando
gracias a que se habría tomado en cuenta el material disponible y la compatibilidad de
su región.
Uno de los beneficios que brinda la construcción vernácula, teniendo la vista en los
materiales, es que en algunas ocasiones los diferentes usuarios están dispuestos a
usar lo que tienen a su disposición y es aquí cuando entra ese proceso hereditario con
los que cuentan algunas culturas de México y el mundo, que es el proceso constructi-
vo que se ha usado desde tiempos antiguos y que han perdurado porque tras años se
ha tomado en cuenta como la mejor forma de construcción y que de esa manera, se
termina adaptando al medio físico en el que se encuentra rodeado.
Cuando dentro de las culturas y diferentes regiones se necesitan remplazar parte de
su vivienda vernácula, estos recursos los adquieren en su contexto y usando los di-
ferentes procesos para que su patrimonio perdure y pueda adecuarse al medio que
lo físico, tanto en el saber que sus materiales serán compatibles con su medio y que
estarán construyendo de una manera propia y que corresponde al sitio en el que se
encuentran ubicados.
Al final de este remplazamiento, los materiales que estarán como desecho, se termi-
narán adaptando a su medio ya que ese material, fue sustraído del contexto y seguirá
siendo parte del ecosistema del que se sacó sin afectar y sin alterar el mismo2
La arquitectura vernácula, se adapta a circunstancias y medios que permiten solucio-
nar requerimientos específicos y que partiendo de una genealogía propia, modela su
imagen y forma en donde el clima representa un condicionante de primer orden, así
mismo los recursos materiales accesibles también lo son (Tejeda, 1993:45)
Al final de este proceso, la tradición y la costumbre harán que los mismos usuarios de
esa región, se valdrán de su juicio para darle valor a este tipo de arquitectura siendo
en su totalidad auto construible y sin pretender destacar individualmente ni que se les
reconozca su condición de autores3

2 Torres Zarate, G. Arquitectura vernácula, Fundamento en la enseñanza de


sustentabilidad.
3 Instituto nacional de bellas artes Arquitectura vernácula, Secretaría de educa-
ción pública. (1980:15)

106
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

MEDIO FÍSICO

▼▼FIG. 1.2 PALAFITOS INDÍGENAS DE LA LAGUNA SINAMAICA EN VENEZUELA.

Fuente: Google Imágenes.

Analizando los diferentes tipo de vivienda podemos tener este tipo de edificación tra-
dicional, mejor conocida como palafito, (fig.1.2) que es una clara imagen de la adap-
tación del medio natural a su necesidad de habitar, tomando en cuenta los materiales
que se encuentran a su disposición, y siempre tomando en cuenta el medio físico como
aspecto primario al momento de edificar su lugar de estancia.
Dentro de los extensos estudios de la forma en la que se adapta el hombre en los cli-
mas más extremos por medio de su vivienda, sienta las bases de la arquitectura biocli-
mática y su adaptación a la arquitectura contemporánea.
Se tienen en estudios la arquitectura vernácula muy bien mencionada, en variedad de
libros, pero a la hora de empezar a construir se deja llevar la estética y optar por que
“se vea bonito”.
107
Reflexión sobre la Arquitectura

Esto mencionado anteriormente, no es sólo que la influencia de un mundo actual glo-


balizado y atraído por factores meramente estéticos y en algunas veces sin razón de
ser.
El efecto que lleva esté proceso, es olvidarse del valor de la arquitectura vernácula, y
la razón del porque ha trascendido durante épocas y miles de años.
La forma de construir de una manera vernácula siempre será dictada por el medio físi-
co en el que se ve rodeado, la región y el clima, serán el factor número uno para llevar
una arquitectura vernácula y será así como responda acorde al clima local. Estará bus-
cando la creación de microclimas, buscando temperaturas adecuadas para un confort
térmico en su interior. (Fig. 2.1, 2.2 y 2.3.)
▼▼FIG. 2.1 VIVIENDA EN LA HUASTECA. VENTILACIÓN

Fuente: Libro de López Morales F., Arquitectura vernácula en México.

▼▼FIG. 2.2 VIVIENDA EN LA ▼▼FIG. 2.3 VIVIENDA EN LA


HUASTECA. VENTILACIÓN HUASTECA.VENTILACIÓN

Fuente: Libro de López Morales F., Fuente: Libro de López Morales F.,
Arquitectura vernácula en México. Arquitectura vernácula en México.

108
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼FIG. 2.4 CAPTADORES DE VIENTO

Fuente: Libro de Bernard Rudofsky, Constructores Prodigiosos. Pág. 298.

Otro caso de adaptación al medio, es el de Hyderabad Sind, Pakistán. Estos captadores


de viento se usan desde hace por lo menos quinientos años. Como las brisas refrescan
la ciudad, soplan siempre de la misma dirección. Cada habitación se ventila individual-
mente (Bernard Rudofsky, 1999:298)

ARQUITECTURA DE ESTILO
“Por su extensión en el espacio y en el tiempo, la arquitectura vernácula es difícil de
presentar sistemáticamente. En general se resiste a la categorización. Acentuando esta
dificultad, los edificios vernáculos y los prehistóricos parecen ser muy similares; como
cuando una casa contemporánea puede ser trasladada en el tiempo y comparada a
su prototipo de una época determinada”. (Bernard Rudofsky 1999:245). Tendrá casos
en los cuales no se construirá de una manera ancestral, usando técnicas constructivas
heredadas de alguna región o algún sitio.
El aprovechamiento de los recursos naturales que se encuentren a su disposición sería
lo más adecuado para empezar a edificar con este estilo único que nos brinda la ar-
quitectura vernácula y más aún porque se ha estado perdiendo ese valor con el que

109
Reflexión sobre la Arquitectura

cuenta, pero no siempre se estará disponible y será cuando debamos adecuar nuestra
arquitectura al medio físico que lo compondrá. La arquitectura de hoy en día, muchas
veces se ha estado preocupando por cumplir con lineamientos ya sean dictados por
reglamentos o por los mismos usuarios. La verdad de esta arquitectura será que se
tendrá que adaptarse a favor del medio que se estará rodeado y tomando en serio
al usuario que estará en ese sitio ya que es necesario y de mucha importancia darle
una comodidad por medio de lo vernáculo. La arquitectura organicista es un ejemplo
claro de ese tipo, se puede acordar del trabajo de Frank Lloyd Wright en la residencia
Kaufmann, mejor conocida como la casa de la cascada, que tomó su contexto como
partícipe del diseño y adecuando totalmente el medio sin alterar su entorno.
Algunos casos de adecuación a la arquitectura sin recurrir al total uso de materiales
disponibles en su entorno son como en las imágenes a continuación (3.1 y 3.2)

▼▼FIG. 3.1. VIVIENDA ADECUADA


AL MEDIO FÍSICO ▼▼FIG. 3.2 HABITACIONES ADECUADAS AL MEDIO FÍSICO.

Fuente: Libro, New Architecture, Richardson, V. Pág. 142


Fuente: Libro, New Architecture,
Richardson, V. Pág. 50

CASO DE TAMPICO – MADERO


Retomado el caso de la arquitectura sin arquitectos y tomando un lugar en específico,
en la ciudad de Tampico Tamaulipas, se cuenta con un clima sub-tropical húmedo que
recurre a la necesidad de contar con elementos que le proporcionen una ventilación
adecuada, como ventanas de dimensión grandes y materiales que proporcionen un
ambiente interior más fresco. Ante esta necesidad de una ventilación por los proble-
mas de humedad que generan al estar en una región donde el Golfo de México está
a escasos metros, más a parte, con un complejo sistema lacunario en el Oeste de la
región y al sur con el río Pánuco, lo adecuado sería retomar esta arquitectura verná-
cula que estuvo en una época muy pronunciada, ya que se necesita adecuar del clima
110
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

exterior a un microclima interior, y que este pueda brindar una comodidad para sus
usuarios. En la época de los años treinta en la región de Tampico y Madero, se cons-
truía de una manera adecuada, ya que sus usuarios adaptaban el medio físico para que
en sus interiores de vivienda no se resintiera ese bochornoso clima de humedad junto
con el sol de verano.

▼▼FIG. 4.1 CASA ANTIGUA DE MADERA, EN CD.

Fuente: Google Maps, Street View.

▼▼FIG. 4.2 CASA EN TAMPICO CON FALTA DE ADECUACIÓN A SU MEDIO FÍSICO.


La respuesta de construc-
ción a un clima como se
encuentra en la ciudad
de Tampico y Madero,
es como se edificaba en
esa época actuando en
ese periodo para que sus
construcciones, fueran
protegidas por los fuertes
vientos que recurren en
esta zona y usando ma-
dera para mantener sus
casas frescas ante el tiem-
po de calor. Cabe mencio-
Fuente: Google Maps, Street View.
nar que la madera en un
lugar húmedo es difícil por
111
Reflexión sobre la Arquitectura

el efecto de pudrición que puede llegar a generarse, pero los habitantes de esta región
sabían cómo proteger sus viviendas de estos efectos de humedad como también de
insectos xilófagos.
Un caso de esta adecuación es una casa que se encuentra a escasos metros de playa
Miramar. Es una casa de casa, color azul y blanco que aún perdura a pesar de los
años, hecha de madera y elevada por eventos que produjeran inundaciones cercanas.
También siendo una de las casas que han sobrevivido a los fuertes ciclones que se han
presentado en la región, como un ciclón presentado en los años 50´s que se llevó a la
mayoría de las edificaciones existentes que estaban hechas de madera. (Fig. 4.1)
Las edificaciones de hoy en día, en la ciudad de Tampico y Madero, tienen una falta
de adecuación, ya que se han centrado a un aspecto estético, y prevaleciendo arqui-
tectura de estilo pasado y olvidado el aspecto funcional y centralizado en su ambiente
natural de clima. (Fig. 4.2)
La arquitectura vernácula no pertenece a ningún estilo, a ninguna época, ni es obliga-
da a construir con materiales propios de un sitio, ella se encargará de adecuarse a su
medio físico sin perder ese valor propio con el que cuenta desde miles de años atrás,
desde que el hombre tuvo la necesitad de protección y habitar un sitio y con ello, ade-
cuarse a su entorno al ver los deferentes problemas con los se enfrentó y experimentó
ante lo largo de su historia.
Su valor debe ser retomado adaptándose a su entorno como fue el caso de Frank Lloyd
Wright, adecuando el Taliesin West a una zona desértica e incluso, Le Corbusier con la
Villa Savoye, tomando en cuenta lo racional en espacio y adecuación a su medio, Pedro
Ramírez Vázquez, haciendo una escuela prefabricada, adecuándose al sitio y recurrien-
do a los materiales regionales al verse con la problemática de transporte al sitio. La ar-
quitectura vernácula es y será siendo una opción precisa para edificar de una manera
adecuada a un sitio, a su región, y a su clima, así, trascendiendo por lo años sin tener
un límite y ajustándose a las necesidades reales.

112
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Bibliografía:
Bernard, R. (2008). Constructores Prodigiosos. México: PAX MEXICO.
López Morales, F. J. (1993). Arquitectura vernácula en México . Trillas.
Pública, S. d. (1980). Cuaderno de arquitectura y conservación del patrimonio artístico. México
D.F.: Instituto Nacional de Bellas Artes.
Richardson, V. (2001). New Architecture. Hong Kong: Laurece King.
Tamez, T. A. (1993). Arquitectura vernácula mexicana del noreste. Monterrey N.L.: Fondo edito-
rial Nuevo León.
Torres, Z. G., Gastéllum, Sánchez, & Zafra. (2012). Cuatro Casa. Vivienda Vernácula. México D.F.

113
Reflexión sobre la Arquitectura

Ariadna Leecet González Solís1


Armando Vicente Flores Salazar2

LA ARQUITECTURA, OBJETO CULTURAL


Resumen
Las ciudades que hoy día apreciamos son el resultado de la contribución de diferentes genera-
ciones en un espacio concreto, que se caracterizan por el establecimiento de vínculos especiales
con el pasado y una estrecha relación con la identidad y sentido de pertenencia de la sociedad;
entendiendo por ciudad al espacio determinado que ocupa un grupo social, en el cual se va for-
mando la memoria colectiva de los aconteceres cotidianos.
Dado lo anterior, en la presente ponencia se plantean algunas reflexiones sobre como concebi-
mos y transmitimos la arquitectura en la actualidad, considerando que la disciplina debiera tras-
pasar la idea de diseñar creando un lenguaje formal abstracto susceptible de ser interpretado,
o de construir innovando en la implementación de nuevos materiales y técnicas constructivas,
e incluso de los valores funcionales del edificio; buscando tratar de mirar la arquitectura como
un objeto cultural, como todo lo que el ser humano crea para hacer significativo y habitable su
mundo.
Hacemos a la arquitectura, como ella nos hace a nosotros con su capacidad transformadora, el
lugar donde se habita impregna la memoria y queda presente en nuestra percepción del mundo;
de ahí que se considera que la arquitectura, tiene el valor de una necesidad humana, no sólo
en términos de protección y acogimiento del medio que nos rodea, sino como elemento que
orienta, que nos hace y habla de quienes somos y nos da sentido de identidad y pertenencia
Es por ello que quienes estudiamos y hacemos la arquitectura tenemos la responsabilidad social
no sólo de construir o diseñar, sino de crear espacios habitables que colaboren a la creación de
una memoria urbana colectiva y que lleven a la sociedad a interesarse por lo construido, como
un elemento más de la cultura que viven y que por tanto debieran acoger como propia, proteger
y conservar.
Palabras clave: percepción y transmisión de la arquitectura, objeto cultural.

1 Maestra en arquitectura, investigación y restauración de sitios y monumen-


tos; estudiante del doctorado en filosofía con orientación en arquitectura y
asuntos urbanos. Facultad de Arquitectura, Universidad Autónoma de Nuevo
León. Correo electrónico: ariadna.lgs@arquitecto.com; teléfono celular: (045)
8114940893. Mesa de trabajo: 1. Reflexión sobre la arquitectura, eje temático:
1.3 Crítica.
2 Doctor en Arquitectura; profesor investigador de tiempo completo. Facultad
de Arquitectura, Universidad Autónoma de Nuevo León. Correo electrónico:
floresalazar@yahoo.com. Mesa de trabajo: 1. Reflexión sobre la arquitectura,
eje temático: 1.3 Crítica.

114
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción
Para llegar a un abordaje sobre cómo se percibe y transmite la arquitectura en la época
contemporánea, resulta ineludible conocer lo acontecido en su devenir histórico; en
primera instancia se tendría que hacer referencia a la relación esencial del ser huma-
no con la arquitectura, cuando buscó apropiarse del espacio a través de elementos
que encontró en su entorno (los dólmenes o Stonehenge, por ejemplo); esta necesi-
dad existencial, como lo asevera Christian Norberg-Shulz, o instinto biológico como
lo nombra George Hersey, da lugar a todas las manifestaciones, grandes y pequeñas,
estéticas y antiestéticas, que sirven para marcar y delimitar el espacio; y es a través
de estas marcas que el ser humano puede reconocer su paso por un lugar, orientarse,
apropiarse de él, e incluso sacralizarlo.
Vitruvio en el siglo I a.C., señaló tres características que debía poseer la arquitectura:
“firmitas, utilitas y venustas”, que se pueden traducir como la seguridad a nivel téc-
nico-constructivo, el uso que se le destina y la estética que posee; sin embargo, esta
visión resulta un tanto reduccionista al edificio en sí, ignorando no sólo su contexto
espacio temporal, sino a su productor y usuario, el hombre (Flores, 2001:25).
Posteriormente, Alberti quien basa su trabajo principalmente en Vitruvio, dio presti-
gio al tratado convirtiéndolo en la “biblia” de la construcción de su época, inspirando
a numerosos tratados posteriores, cuestión que se ha trasladado hasta la actualidad,
en que a pesar del tiempo transcurrido, dichos postulados se siguen tomando como
punto de referencia para la percepción y transmisión de la arquitectura, al respecto
Flores menciona:
La idea vitruviana de belleza, utilidad y firmeza como elementos fundamentales
de la arquitectura, ha llevado a los tratadistas a revisarla desde dichas realidades.
Así, podemos encontrar que la mayoría de los textos, aún en nuestros días, son ex-
plicaciones a principios de belleza en torno al lenguaje estilístico o la relación com-
positiva de sus elementos, a principios de utilidad en tanto a los usos funcionales
y a principios de firmeza en cuanto a materiales y procedimientos de construcción.
(Flores, 2001:27)
Por su parte, John Ruskin y Eugène Emmanuel Viollet-Le-Duc, considerados como la
base teórica de la restauración arquitectónica, coincidieron en algunos aspectos al de-
finir la disciplina; el primero de ellos la consideraba como un arte de levantar y deco-
rar los edificios construidos por el hombre, haciendo énfasis solamente en el aspecto
estético, al creer que cualquiera que fuese su destino, su aspecto debía contribuir a la
salud, a la fuerza y al placer del espíritu. Asimismo, Le-Duc, consideraba a la arquitec-
tura como un arte, pero a diferencia de Ruskin, él la visualizó como el “arte de cons-
truir” a través de la teoría y la práctica.
Es en ese momento cuando se empieza a mirar hacia atrás y se considera la arquitectu-
ra como una producción cultural que permite la lectura del devenir histórico de los lu-
115
Reflexión sobre la Arquitectura

gares y en consecuencia del hombre mismo; cuando se reconoce que va más allá de su
aspecto físico y de satisfactor de la necesidad de acojo, para pasar a su consideración
como un elemento de identidad, simbólico y significativo; así lo menciona Fergusson:
Históricamente tratada, la arquitectura deja de ser un simple arte, que interesa
solo al artista o al cliente, para constituirse en uno de los más importantes com-
plementos de la historia, rellenando muchas lagunas en los testimonios escritos
y dando vida y realidad a muchas cosas que, sin su presencia, serían difícilmente
entendidas. (James Fergusson, 2012:186)
A partir de la Revolución Industrial y con ello social, científica y económica, la forma
de percibirse y de percibir la arquitectura cambió; perspectivas como la sociológica,
antropológica, económica o incluso tecnológica, permitieron poner de manifiesto los
huecos teóricos y prácticos con los que la arquitectura había venido siendo conceptua-
lizada (Flores, 2001:27).

Percepción y transmisión de la arquitectura


La modernidad trajo consigo la simplificación de la arquitectura en cuanto a su as-
pecto formal y proceso constructivo, debido a los problemas sociales y económicos
que requerían una solución inmediata, creando una ruptura con el pasado y mirando
siempre hacia el avance y desarrollo a fututo; este desapego a lo histórico se sigue
manifestando en nuestra formación y posterior transmisión de la idea de arquitectura
en la época contemporánea.
Los programas de estudio de arquitectura consideran las materias relacionadas a la
historia y la teoría, sin embargo en la práctica académica es notorio el desinterés que
existe por parte del alumnado, quienes parecieran considerar que lo único necesario
para su formación, es todo lo relacionado con el diseño y la construcción; de tal ma-
nera que conciben la arquitectura únicamente como el acto creativo y su posterior
elaboración.
Sin embargo, como lo menciona Armando Flores, el estudio del devenir histórico y el
análisis crítico de las manifestaciones arquitectónicas permiten y propician “su com-
prensión total porque en lugar de estudiarla como objeto arquitectónico que se rela-
ciona con sí misma, se estudia como objeto cultural, que se relaciona con el hombre”
(Flores, 1998:17).
La forma en que transmitimos la arquitectura, es a través de la idea de creación, de
diseño, de construir algo nuevo y único, que a decir de Linares, es una reproducción
los despachos de diseño, sin tomar en cuenta que esa es sólo una parte del quehacer
arquitectónico: de lo que se hace en
[…] por una tradición histórica acerca de la enseñanza de la arquitectura, esta
transmisión de conocimientos se ha producido como una extensión de la actividad
116
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de los despachos de arquitectura. Es decir, el arquitecto enseña de la misma ma-


nera que produce arquitectura, asimilando el producir como el enseñar. (Linares,
2006:12)
Cuando se transmite que la teoría y la historia están únicamente a la disposición del
diseño arquitectónico, es decir que su conocimiento y análisis sólo sirven para poder
diseñar correctamente, se hace de lado a la arquitectura hecha en el pasado e incluso
la que vivimos cotidianamente, lo que conforma nuestra memoria colectiva y nuestro
acontecer diario.
La realidad para un recién egresado o incluso para un profesional con experiencia, es
que la posibilidad de enfrentarse a proyectos nuevos e innovadores son iguales o me-
nores a la de trabajar con lo ya construido, por lo que el acto creativo se relacionaría
más bien con actividades como la rehabilitación, adaptación, ampliación de objetos
arquitectónicos ya existentes, las cuales requieren forzosamente el análisis crítico de
la historia y teoría de la arquitectura.
Más allá de la monumentalidad o lo innovador que sea el diseño de un edificio, es
necesario considerar que en primera instancia la arquitectura es una actividad natural
para el hombre dado que a través de la producción de objetos habitables hechos a la
medida y a las necesidades concretas y específicas del usuario en su tiempo y lugar,
resuelve sus necesidades primarias de protección, defensa, bienestar y desarrollo; por
lo que el estudio, conocimiento y transmisión de dichos objetos tiene como fin último
el conocimiento del hombre que los genera y usa más que de la arquitectura en sí
(Flores, 1998:18).
Dado lo anterior, se considera como un aspecto necesario hacer un cambio en la forma
en que percibimos y transmitimos la arquitectura, de ser analizada en relación consi-
go misma (donde prima el objeto), a relacionarla con el hombre (donde ejerce mayor
fuerza el sujeto, y la arquitectura se transforma en un objeto cultural). Al respecto,
Flores menciona:
Para estudiar al hombre a través de la arquitectura es necesario considerar a ésta
como objeto cultural, dado que en tal categoría lo que importa es su cualidad de
producción humana y no sus características de edad, tamaño, estilo o excepcio-
nalidad con los que comúnmente son seleccionados los ejemplos para su estudio
[…] Estudiar la arquitectura como objeto cultural implica ampliar el campo de es-
tudio del objeto arquitectónico en sí a los del hombre y la cultura que la generan.
Hombre, cultura y arquitectura forman una tríada indisoluble, y si bien el hombre
y la cultura pueden ser estudiados desde otras perspectivas, la arquitectura, por
ser condición de aquellos, sólo es explicable por ellos mismos (Flores, 2001:28-52).

117
Reflexión sobre la Arquitectura

Reflexiones finales
Así la arquitectura como la percibimos hoy, va más allá de diseñar creando un lenguaje
formal abstracto susceptible de ser interpretado, ni de construir innovando en la im-
plementación de nuevos materiales y técnicas constructivas, o incluso de los valores
funcionales del edificio; ya que la arquitectura hoy, puede considerarse como todo
lo que el ser humano crea para hacer significativo y habitable su mundo. A decir de
Bachelard (2010:44), el hombre sin casa “sería un ser disperso”, perdería su unidad, se
rompería en pedazos. Así los espacios habitados fungen como el aditivo del hombre al
lugar, la identidad; y el espacio habitado se convierte en una necesidad.
Hacemos a la arquitectura, como ella nos hace a nosotros, con su capacidad transfor-
madora; el lugar donde se habita impregna la memoria y queda presente en nuestra
percepción del mundo; la arquitectura se basa en la noción de que somos diferentes
personas en diferentes lugares, por ende, la tarea de la arquitectura es aclararnos
idealmente quiénes somos o podemos ser. Esta idea de que el espacio arquitectónico
no sólo permite el desenlace de la vida, sino que nos hace quienes somos, le otorga
relevancia a las reflexiones que hacemos sobre él.
La arquitectura hoy, tiene el valor de una necesidad humana, no sólo en términos de
protección y acogimiento del medio que nos rodea, sino como elemento que orienta,
que nos hace y habla de quienes somos y nos da sentido de identidad y pertenencia.
A decir de Catherine R. Ettinger, la arquitectura de hoy refleja quienes somos y como
vivimos, por lo tanto debiéramos hacer de ese lugar en el que habitamos, lo que espe-
ramos de nosotros mismos:
[…] si volteamos a ver la ciudad contemporánea, si la comparamos con la ciudad
tradicional o pueblo vernáculo, asombra la fealdad entre la que hemos decidido
vivir. Letreros, aparadores, volúmenes desordenados, obras sin terminar, cables,
colores y elementos disonantes nos rodean […] En los orígenes de la teoría de la
arquitectura, la parte estética o formal del diseño se denomina “venustas”. Lo cu-
rioso es que Venus en la mitología romana no representaba la belleza, sino que era
dios del amor […] Así radica, no en formas o proporciones, sino en la capacidad de
revelar amor, incitar a amar e imaginar, mostrar asombro. Esto, por supuesto tam-
poco tiene que ver con riqueza ni pobreza, pues la casa más sencilla puede comu-
nicar ese cariño por el lugar en que nos desarrollamos. No se requiere de grandes
recursos para mostrar cariño al lugar que habitamos (Ettinger, 2011:2).
Es por ello que quienes estudiamos y hacemos arquitectura tenemos la responsabi-
lidad social no sólo de construir o diseñar, sino de crear espacios habitables que co-
laboren a la creación de una memoria urbana colectiva y que lleven a la sociedad a
interesarse por lo construido, como un elemento más de la cultura que viven y que por
tanto debieran acoger como propia, proteger y conservar. Asimismo, nuestra respon-
sabilidad social como conocedores y transmisores de la arquitectura (ya sea a través

118
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

de la enseñanza, del diseño, de la construcción, etc.), tal vez sea revalorarla como un
objeto cultural, a través del cual es posible llegar a una dicotomía entre el objeto y el
sujeto; con ello sería más fácil valorar lo construido cotidianamente no por “especia-
listas” y dejar de elevar la “arquitectura de autor” que son manifestaciones excepcio-
nales, poco representativas, que no refleja la realidad social y la cotidianidad de las
ciudades.
Cabe aclarar, que no se trata de menospreciar las actividades de diseño y construcción
del arquitecto, sino más bien de colaborar a que su formación lo lleve a aplicar esa
creatividad en su acontecer cotidiano, ya sea en la ampliación de una casa o en la re-
habilitación de un edificio histórico, donde no sólo premie el genio creativo, sino el co-
nocimiento completo de lo existente y por tanto genere una intervención respetuosa.

Referencias bibliográficas
Bachelard, Gastón (2010), La poética del espacio, México D.F., Fondo de Cultura Económica.
Ettinger McEnulty, Catherine Rose (2011), “¿Por qué la arquitectura?” en La Huesuda.com,
Morelia. Fergusson, James (2012), Londres, A History of Architecture in all Countries, Volumen I,
General Books.
Flores Salazar, Armando Vicente (1998), Calicanto: marcos culturales en la arquitectura regio-
montana, siglos XV al XX, Monterrey, Universidad Autónoma de Nuevo León.
Flores Salazar, Armando Vicente (2001), Arquicultura: modelo para el estudio de la arquitectura
como cultura, Monterrey, Universidad Autónoma de Nuevo León. Linares Soler, Alfred (2006), La
enseñanza de la arquitectura como poética, Barcelona, Universidad Politécnica de Catalunya.
Morris, William (1999), William Morris on Art and Socialism, Toronto, General Publishing
Company.

Reseña curricular
Ariadna Leecet González Solís es licenciada en Arquitectura por la Benemérita Universidad Autónoma de
Puebla, donde obtuvo el título con máximos honores, premio “Cum Laude”; Maestra en Arquitectura,
Investigación y Restauración de Sitios y Monumentos, por la Universidad Michoacana de San Nicolás de
Hidalgo, cuya obtención de grado fue con Mención Honorífica; actualmente es estudiante del Doctorado
en Filosofía con orientación en Arquitectura y Asuntos Urbanos, en la Universidad Autónoma de Nuevo
León; asimismo, imparte clases en el área de historia, en la Facultad de Arquitectura de la misma
Universidad. Ha realizado estancias de investigación en la Université du Québec à Montréal, Canadá
(2011); en la Universidad Nacional Autónoma de México (2013) y durante el próximo año (2015) en la
Pontificia Universidad Católica de Chile.
Armando Vicente Flores Salazar es licenciado en arquitectura y Maestro en Diseño Arquitectónico por la
Universidad Autónoma de Nuevo León, doctor en Arquitectura por la Universidad Nacional Autónoma
de México. Actualmente es profesor investigador de tiempo completo en la Facultad de Arquitectura
de la UANL. Es autor y coautor de obras que exploran la relación simbiótica del binomio arquitectura y
cultura, entre ellos la tetralogía de libros Calicanto, Arquicultura, Ornamentaria y Memorial, publicados
por la UANL. Además de haber dirigido tesis de licenciatura, maestría y doctorado, su producción cien-
tífica es abundante en materia de artículos y citaciones. Entre diversos reconocimientos y distinciones,
es Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura, maestro con perfil PROMEP y en 2003
recibió el nombramiento de Profesor Emérito.

119
Reflexión sobre la Arquitectura

Leticia Arista Castillo1


Universidad Autónoma de San Luis Potosí

EL PATRIMONIO CULTURAL COMO BIEN DE


CONSUMO.2
Resumen
En América Latina las ciudades incluidas en la lista del Patrimonio mundial de la UNESCO cons-
tituyen un referente de oferta turística. Con ello se ha asistido no solo a un cambio y transfor-
mación físico de las ciudades, sino también en la forma de pensarlas, tanto de instituciones
públicas dedicadas a la protección del patrimonio como de los organismos civiles y privados.
Está nueva visión trae consigo una sobrecarga de sus estructuras urbano arquitectónicas, una
creciente movilidad, una competencia sobre otros destinos, (de la Calle Vaquero, 2009) que obli-
ga no solo a refuncionalizar espacios urbanos, sino a resignificar y/o recualificar los espacios, así
las ciudades presentan una dinámica global como destino turístico (Troitiño, 2014)
Los programas de orden público buscan apoyar la conservación de dichos centros históricos,
para ello recientemente el programa Vertientes Centros Históricos del Hábitat de la Secretaria
de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), ha apoya la protección, conservación y revi-
talización de Centros Históricos inscritos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad (UNESCO) y
a favorecido al estado de San Luis Potosí quien busca desarrollar políticas enfocadas en la visión
del patrimonio como un bien de consumo.
Palabras clave: Bien de consumo, turismo, patrimonio, refuncionalización del espacio.

I. Introducción.
En la actualidad las políticas de desarrollo nacional han dado mayor importancia al desa-
rrollo del turismo como una fuente principal, de ingreso económico; buscando posicionar a
México como un destino turístico de clase mundial, echando mano de la riqueza natural y
cultural como recientemente lo expreso el presidente de México, por su ubicación geográfi-
ca la variedad de sus climas y su biodiversidad. A ello se suma también las expresiones y ma-
nifestaciones culturales de los diferentes grupos sociales y económicos que lo componen.
México recientemente también ha sido seleccionado por la Organización Mundial del
1 Doctora en arquitectura por la Universidad Nacional Autónoma de México,
Posdoctorado en la línea de conservación del patrimonio, habitabilidad del es-
pacio y forma de vida. Profesor Investigador de la Universidad Autónoma de
San Luis Potosí. larista21@hotmail.com Cel. 4441460261
2 Este trabajo forma parte de Investigación realizada con apoyo del FAI (Fondo
de Apoyo a la Investigación) de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí,
convenio C14-FAI-04-49.49

120
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Turismo como sede del Día Mundial del Turismo 2014. En este escenario los gobiernos
y municipios buscan generan estrategias de desarrollo basadas en los bienes culturales
tanto materiales como inmateriales para generar ofertas y productos turísticos, para ello
desarrollan campañas de marketing y promoción de sus ciudades y sus regiones, buscan
posicionase dentro de una dinámica globalizada y de competitividad regional, nacional e
internacional de consumo mediático de un turismo de cultura.
La competitividad es uno de los principales objetivos que guía las estrategias de desarrollo
del turismo tanto de empresarios como de los gobiernos y municipios. Discursos sobre el
incremento de la competitividad turística como reflejo no sólo en el aumento de la riqueza,
sino en un mejor nivel de vida para sus habitantes es difundido en las políticas y estrategias
de turismo. El índice de competitividad es de especial importancia para México en el caso
del sector turismo, si se considera que es la tercera fuente de generación de riqueza, pues
se ubica sólo detrás del petróleo y las remesas. (ICTEM, 2010)
El estado de San Luis Potosí, concentra la atención de los turistas que acceden a visitarlo
cada año, en su centro histórico y la zona de la huasteca. La imagen institucional promo-
vida por el gobierno estatal y municipal tradicionalmente se ha centrado en la monumen-
talidad de sus edificios y en las expresiones y manifestaciones de carácter religioso; en sus
edificios históricos, en su patrimonio y en sus museos.
La promoción turística del estado al igual que la de otros está relacionada con una serie de
imágenes estereotipadas de las visitas que intentan vender el deseo de viajar, de conocer,
de vivir experiencias, que se pueden comprar como si se tratara de una mercancía.
Dentro de este modelo de desarrollo turístico, la concepción y tratamiento de las áreas his-
tóricas, muchas de ellas inscritas en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad; como
es el caso de San Luis Potosí en las que el turismo era un sector secundario y que hoy en
día están optando por convertir sus áreas históricas en atractivo turístico, están basando
sus estrategias en una refuncionalización de sus ciudades y en una resignificación y/o re-
cualificación de sus lugares, siendo objeto de un rápido proceso de transformación en las
dinámicas funcionales de sus área patrimoniales, donde solo se busca abordar la imagen
urbana como el gran problema a resolver.
Son estas actitudes ante el patrimonio cultural, así como el tema de la banalización de la
cultura, a través de prácticas que han realzado los aspectos mercadológicos del patrimo-
nio, alterando el sentido público y político del espacio urbano, al considerar al ciudadano
como consumidor; los que deben ser analizados pues estamos ante el cambio de sentido
de los espacios históricos que se han transformado en lugares de “espectáculo urbano”,
lejos de la expresión de una memoria que identifica una comunidad (LEITE, 2006).
II. Centros históricos y turismo
El turismo, sea de motivación cultural profunda o superficial, se está convirtiendo en una
actividad de masas, siendo un protagonista fundamental de la vida y también de la re-
cuperación urbanística de importantes conjuntos históricos. (CALLE VAQUERO, 2002)
121
Reflexión sobre la Arquitectura

Recientemente se ha anunciado una inversión público-privada superior a los 181 mil mi-
llones de pesos para el desarrollo de importantes proyectos, entre los que destacan: la
creación de nuevas rutas turísticas, la recuperación de playas y andadores, la construcción
de centros culturales, de convenciones, hoteles, parques entre otros, así como el mejora-
miento de la imagen urbana de los destinos turísticos. (2°Informe de Gobierno, 2014)
En el mundo globalizado y competitivo, está adquiriendo gran relevancia la imagen de con-
junto que ofrece una ciudad, municipio, región, país o territorio en general, pues de sus
características y definición a los ojos de los turistas, ciudades, políticos e inversores finan-
cieros dependen sus capacidades de ofrecer y/o atraer recursos económicos y servicios
tecnológicos, financieros o culturales. (García Vázquez, 2013: 24)
Sin duda estamos presenciando una época de atractivo visual donde todo lo que resulte
atractivo a la vista genera en las sociedades un afan por consumirlo, es decir que actual-
mente existe la necesidad constante de consumir productos visualmente estéticos, razón
por la cual el potenciar la belleza y expresión de nuestras ciudades no es producto de la
casualidad, asi como la insistencia en la recuperación de la imagen urbana de un conjunto
histórico.
El consumo actual define a la cultura postmoderna en la que hoy nos encontramos; es
una forma de identidad en la cultura contemporánea, una cultura que se define por un
proceso acelerado de seducción continua (Manovich, 2005). Una seducción que está por
encima de la producción cultural, exigiendo su extensión a todos los ámbitos. (Mattelart,
2004) Parece que prima la estética sobre el significado y/o contenidos de la producción
cultural. (García Vázquez, 2013: 24) La necesidad de seducción constante son los ejes del
consumo cultural dominante, aunque en ocasiones es superfluo a la sociedad y a la cultu-
ra. (Mercielle, 2005), (Durán & Sánchez, 2008)
Por estos motivos los estudios de Marketing de ciudad o Territorial deben poner en evi-
dencia las características y cualidades más importantes de las ciudades, municipios o te-
rritorios, con el fin de atraer inversiones económicas, promover y desarrollar actividades
productivas, incrementar el grado de identidad territorial de sus ciudadanos o aumentar la
autoestima de carácter territorial y la calidad de vida.
Para MacCannell, la modernidad se caracteriza en gran medida por la producción y mer-
cantilización de la “experiencia”. Así, la visita de puntos de interés es hoy en día un ritual
mediante el que los visitantes incorporan fragmentos de modernidad a una experiencia uni-
ficada, y la sociedad se presenta a sí misma como estructuralmente distinta. (MacCannell,
2003)
Por lo que leyes sobre materia de turismo como la del estado de San Luis Potosí consideran
que en materia de promoción deben, diseñar y elaborar materiales gráficos y audiovisua-
les de promoción e información sobre los atractivos turísticos del Estado.
Dentro de esta política de turismo cultural las instituciones priman los valores históricos,
artísticos y naturales frente a los identitarios. La gestión del patrimonio está controlada por
122
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

la administración y sus instituciones. La conservación es más academicista y cuesta más


integrar el patrimonio como algo útil en la vida presente más allá de su función decorativa
o museística. (Barrera Fernández, 2014)

III. La gestión de la ciudad histórico-turística


Actualmente, se considera que el potencial de desarrollo de los destinos, y por lo tanto su
éxito, está vinculado directamente con la capacidad de gestión de las partes interesadas,
así como con las relaciones que establecen entre sí. (Mínguez García, 2013) De esta mane-
ra, los destinos se configuran y articulan turísticamente como el resultado de una suma de
acciones realizadas por los diferentes actores implicados, también llamado stakeholders3
; de forma que se requiere de la colaboración entre ellos para crear destinos y productos
turísticos. (Merinero y Zamora, 2009)
Sobre la gestión patrimonial y turística de la ciudad histórica, se hace referencia al concep-
to de ciudad histórico-turística, definido por Ashworth y Tunbridge que engloba el área
donde se concentran los edificios y espacios protegidos junto con la mayor parte de las
actividades y servicios turísticos. (Ashworth, 2000)
Para crear una ciudad histórico-turística, se necesita en primer lugar la identificación de
un área urbana y unos bienes cuyos valores patrimoniales justifican su conservación.
Posteriormente, la selección se acentúa mediante la promoción y puesta en uso turístico
de un grupo de bienes y espacios aún más reducido. Además, se le añaden nuevas atrac-
ciones para responder de una manera clara a las expectativas de los visitantes.
Se genera un conflicto cuando el patrimonio conservado y presentado para los visitantes
no es representativo para la comunidad local. A esto hay que agregar la promoción y difu-
sión que se hace de dichos bienes, es decir la mercadotecnia territorial que surge como un
proceso de gestión territorial y de descentralización de poder y búsqueda del desarrollo
local. Es una perspectiva que cruza la micro y la macroeconomía en contextos específicos.
(García Vázquez, 2013)
Actualmente, la mercadotecnia territorial es uno de los elementos fundamentales de la
planificación estratégica de las ciudades y de los territorios que partiendo de lo local y es-
pecífico, lo proyectan e integran en los espacios globales para los que está más preparado,
promoviendo su confirmación y desarrollo. ( (García Vázquez, 2013)
El turismo constituye un pilar importante de la economía, habiendo contribuido también
a la puesta en marcha de importantes procesos de recuperación urbana. El turista es un
gran consumidor de bienes y servicios, su presencia dinamiza los diversos sectores de la
vida de la ciudad, genera riqueza y empleo. En primer lugar, potencia el desarrollo de las
3 El término stakeholders fue acuñado en el ámbito empresarial, en la década
de los 80 y, según su precursor Richard. E. Freeman, hace referencia a cualquier
grupo o individuo que pueda afectar o ser afectado por el logro de los objetivos
de una empresa.

123
Reflexión sobre la Arquitectura

ramas de actividad que cubren directamente las necesidades de consumo de los visitantes
(hostelería, restauración, comercio y servicios de ocio y recreo) e impulsa el desarrollo de
otros sectores de actividad, al tener un importante efecto multiplicador. (Troitiño, 1998)
Sin embargo el patrimonio como recurso primario tiene distintos grados de funcionalidad
según la compatibilidad entre el uso turístico y otros usos. La concentración de recursos
secundarios como hoteles, restaurantes y tiendas de recuerdos contribuyen de manera
destacada a la expulsión de otros usos y, por tanto, de residentes. De manera que lo que en
los años 90 fue un tema de discusión en torno a cómo regresar a vivir a los centros históri-
cos, con estas nuevas políticas es otra forma de expulsión ya que el patrimonio representa
un recurso económico para el estado y como tal se transforma en un bien de consumo a la
vez que materia prima.
En general, en la ciudad histórico-turística no existe una estructura de gestión integrada
y en su lugar se establecen distintos grados de coordinación entre las políticas turísticas,
culturales, urbanísticas y de desarrollo económico. El éxito del modelo de gestión depende
de la concepción común de referencia, la definición de objetivos y acciones precisas y la
capacidad de los actores de trabajar de manera conjunta. Además, previamente es nece-
sario preguntarse si los atractivos y expectativas de visitantes justifican una intervención
de adecuación turística, qué tipo de destino se quiere llegar a ser, cómo se compaginarán
las necesidades de residentes y turistas, cómo se mejorará la accesibilidad del patrimonio
y qué estructuras de gestión hacen falta.

IV. México y las políticas turísticas


El papel del Estado es crucial en la selección y protección de los bienes culturales. La se-
lección y rescate de los bienes patrimoniales se ha realizado de acuerdo con los particu-
lares valores de los grupos sociales dominantes. Enrique Florescano comenta para el caso
mexicano que: “Aun cuando un Estado con un proyecto nacionalista emprende la tarea de
proteger su patrimonio, la configuración ‘nacional’ de éste casi nunca coincide con la ver-
dadera nación sino con los propios intereses de ese Estado”. (Florescano, 2003)
Por otra parte el sistema jurídico cuenta con una serie de instrumentos legales de pro-
tección en los que se establecen los derechos y obligaciones con relación a la preserva-
ción del patrimonio cultural. En el caso de las ciudades mexicanas inscritas en la Lista del
Patrimonio Mundial o que tienen zona histórica protegida, se observa que las acciones
siguen visualizando el legado patrimonial con la mirada de “centro histórico”, como una
porción de la ciudad. (Azevedo Salomao, 2014) Las intervenciones están enfocadas a la
gestión patrimonial urbanística se promueven acciones de intervención urbana vinculadas
a la rehabilitación urbana enfocadas al “remozamiento” de inmuebles e impulsan acciones
a nivel de “imagen urbana”. Algunos estados y municipios han generado Planes Parciales
de sus centros históricos y actualmente se encuentran generando Planes de Manejo de
estos, como podemos observar la ciudad histórica sigue siendo policéntrica y delimitada

124
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

en sus políticas de conservación y difusión de su patrimonio.


El tema de la gestión en las ciudades históricas latinoamericanas es complejo, requiere
estudios cuidadosos y explicitar estrategias y alianzas de actuación (turismo, comercio,
cultura, residencia, entre otros), poner en valor el patrimonio y realizar el compromiso
ciudadano con la conservación activa. : “El patrimonio urbano es un capital social, cultural
y económico caracterizado por la estratificación histórica de los diversos valores genera-
dos por las culturas sucesivas y la acumulación de tradiciones y experiencias, reconocidas
como tales en su diversidad” (UNESCO, 2011). Por lo tanto, una condición fundamental es
pensar de manera integral y considerar el principio del desarrollo sostenible que entraña la
preservación de todos los recursos existentes.

V. San Luis Potosí de patrimonio cultural a recurso turístico


El reforzamiento simbólico de los centros históricos, en cuanto memoria colectiva de nues-
tra sociedad, y la presencia de hitos arquitectónicos o museísticos les ha convertido en
potentes y diversificados focos de atracción y el patrimonio cultural empieza a verse como
una fuente de ingresos y no solo de gastos. (García Hernández, 2000)
Para evitar los efectos negativos del turismo en el patrimonio cultural, sobre los que han
llamado la atención ICOMOS, el Consejo de Europa, La Unión Europea o la UNESCO, hay
que asumir algo fundamental: la capacidad de acogida de las ciudades y conjuntos monu-
mentales es limitada y el número de visitantes no puede seguir creciendo de forma indefi-
nida. (Troitiño Vinuesa, 2003)
La ciudad de San Luis Potosí fue incorporada en agosto de 2010 como parte del itinerario
cultural “El Camino Real de Tierra Adentro” en la Lista de Patrimonio de la humanida de
la UNESCO. Se reconoció la inclusión dentro del itinerario cultural de once estados de la
república mexicana, y 60 sitios dispuestos a lo largo de 1400 kilómetros de camino; el cen-
tro histórico de la ciudad de San Luis Potosí con un área de 74.34 hectáreas, se encuentra
entre estos sitios.
El centro histórico de San Luis Potosí no queda al margen del modelo económico
y de las políticas culturales de las instituciones responsables del patrimonio en México,
quienes ven a la protección y conservación del patrimonio como un motor que activa y
promueve el desarrollo de la ciudad.
Para ello, han generado el Plan parcial de conservación y el Plan de manejo del centro his-
tórico de San Luis Potosí, donde se busca proteger los bienes culturales por un lado y por
otro, beneficiar la imagen urbana e infraestructura con obras y proyectos que impulsen el
centro histórico.
En México, las instituciones promueven la tendencia global del turismo cultural y de la na-
turaleza como una fuente de desarrollo económico con una coyuntura sobre las medidas
de protección de los bienes culturales. Se fomenta la competitividad, el posicionamien-
125
Reflexión sobre la Arquitectura

to de las ciudades históricas en los principales mercados, a través de la promoción de su


cultura.
En el discurso oficial se dice que el objetivo es “mejorar la calidad de vida de los habitantes”
y se parte de una perspectiva administrativa del patrimonio, concebido como un recurso
en esquema de coste-beneficio. (Machuca, 2012: 102)
Programas como el de Vertientes Centros Históricos del Hábitat de la Secretaria de
Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), ha apoya la protección, conservación y
revitalización de Centros Históricos inscritos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad
(UNESCO) y a favorecido al estado de San Luis Potosí con una inversión de 7 millones de
pesos. Por parte la secretaria de turismo del estado genera un diagnostico sectorial sobre
el centro histórico de San Luis ubicado dentro de la zona centro del estado, en el que des-
cribe a este con una ubicación geográfica privilegiada que permite acceder a mercados
nacionales e internacionales; infraestructura de comunicaciones; inventario de atractivos
naturales y culturales con reconocimiento internacional; áreas naturales protegidas en
buen estado de conservación; y apoyo institucional necesario para facilitar el desarrollo
turístico de la región. (Gobierno, 2009-2015)

VI. Conclusiones
El desarrollo de las políticas turísticas en México están marcadas por la competitividad y
una demanda cada vez más exigente de los destinos turísticos, la globalización coloca a las
culturas locales en el centro del desarrollo de la mercadotecnia de las ciudades Patrimonio
de la humanidad, las instituciones encargadas del patrimonio tienen que generar planes
de protección articulados con los planteamientos del desarrollo turístico y de sus estra-
tegias. Las organizaciones institucionales deberán cada vez más buscar un equilibrio que
garantice: el estado de conservación de los bienes que están a su cargo, la calidad de la
visita adaptada a las necesidades de una demanda creciente y especializada y, por último,
el desembolso de los elevados costes que implica la conservación y la consolidación de una
oferta cultural atractiva y variada. (Mínguez García, 2013: 21)
La diversidad de impactos que genera el turismo, unos positivos y otros negativos, requiere
una visión global de sus implicaciones en Ia vida social, la economía y la estructura de la
ciudad. El patrimonio cultural y la multi-funcionalidad de Ias ciudades. La presión turística
será creciente y corre el riesgo, de no canalizarla adecuadamente, de convertirse en un fac-
tor de destrucción de los valores que definen y dan singularidad a Ias ciudades históricas.
El sector terciario gana peso en la economía y las dimensiones de la cultura y el ocio tien-
den a hibridarse. Los parques patrimoniales son iniciativas heterogéneas que colocan el
patrimonio cultural en el centro de las políticas de ordenación territorial y desarrollo eco-
nómico, buscando la reinvención de territorios amplios. pone en juego simultáneamente
varias dimensiones de valor: el sentido original de los bienes culturales clasificados como
patrimonio; su aportación a la identidad y la continuidad social.
126
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

VII. Bibliografía
Ashworth, G. y. (2000). The tourist-historic city. Retrospect and the prospect of managing the heri-
tage city. Oxford: Pergamon.
Azevedo Salomao, E. M. (2014). La ciudad histórica y el turismo. Políticas europeas y latinoameri-
canas. Memorias del Patrimonio. República Dominicana.
Barrera Fernández, D. (2014). Corrientes de pensamiento en la gestión patrimonial y turística de
la ciudad histórica. Adecuación turística de la ciudad histórica e integración del patrimonio urbano
en dos ciudades medias europeas: Plymouth y Málaga. Tesis de Doctorado. . Malaga: Universidad
de Malaga.
CALLE VAQUERO, M. (2002). La ciudad histórica como destino turistico. Barcelona: Ariel.
de la Calle Vaquero, M. G. (2009). Ciudades históricas: patrimonio cultural y recurso turístico.
Ería(47), 249-280.
Durán, J., & Sánchez, L. (2008). Industrias de la comunicación audio visual. Barcelona: Universidad
de Barcelona.
Florescano, E. (2003). El Patrimonio Nacional. Valores, usos, estudios y difusión. Cuadernos sobre
Patrimonio Cultural y Turismo, 3(3), 3.
García Hernández, M. (2000). Turismo y medio ambiente en ciudades históricas: la capacidad de
acogida turistica y la gestión de los flujos de visitantes. Anales de Geografía de la Universidad
Complutense(20), 131-148.
García Vázquez, M. Y. (2013). La ciudad como espectaculo. Marketing territorial, internet y econo-
mía cultural en Santiago de Compostela ¿Éxito o fracaso?, tesis doctoral. Santiago de Compostela:
Instituto Universitario de Estudos e Desenvolvemento de Galicia.
Gobierno, d. S. (2009-2015). Plan Estatal de Desarrollo. COPLADE. San Luis Potosí: Gobierno del
Estado.
MacCannell, D. (2003). El turista: una nueva teoría de la clase ociosa. España: Melusina.
Machuca, J. A. (2012). La incorporación turística del patrimonio y el nuevo malestar en la cultura.
En e. a. Guerrero Castellanos Alicia, Turismo y antropología: miradas del Sur y el Norte (págs. 69-
111). México, Iztapalapa: Universidad Autónoma Metropolitana.
Manovich, L. (2005). El lenguaje de los nuevos medios de comunicación. Barcelona: Paidós.
Mattelart, A. N. (2004). Introducción a los estudios culturales. Barcelona: Paidós.
Mercielle, J. (2005). Media effects on image: the case of Tibet. Annale of Tourism Research, 32(4),
1039-1055.
Merinero Rodríguez, R. y. (2009). Desarrollo turístico y dinámica relacional. Metodología de análi-
sis para la gestión activa de destinos turístico. Cuadernos de turismo(23), 173-193.
Merinero Rodríguez, R. y. (2009). La colaboración entre los actores turísticos en ciudades patrimo-
niales. Reflexiones para el análisis del desarrollo turístico. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural,
7(2), 219-238.
Mínguez García, M. d. (2013). La gestión de la oferta turística-cultural en los grandes hitos patrimo-
niales. El caso de patrimonio nacional. Boletín de la Asociación de Geografos Español(63), 225-248.
Troitiño Vinuesa, M. Á. (2003). Ciudades históricas y turismo sostenible. A distancia, facultad de
Turismo(1), 47-51.
Troitiño, V. M. (1998). Toledo: problemática e implicaciones urbanas del turismo. Ería(47), 299-325.
UNESCO. “Propuestas relativas a la conveniencia de disponer de un instrumento normativo sobre
los paisajes urbanos históricos”. Conferencia General, 36ª reunión. París, 2011
(http://unesdoc.unesco.org/images/0021/002110/211094s.pdf), 20 de enero de 2012.

127
Reflexión sobre la Arquitectura

Mara Gabriela Cruz Navarro1


Gabriela Alicia Sánchez del Toro 2

CALIDAD ESPACIAL DE LA ARQUITECTURA SOCIAL EN


LA ÉPOCA CONTEMPORÁNEA
Resumen
El origen la de investigación toma lugar al cuestionarse cuando la calidad espacial de la arquitec-
tura es el resultado del consenso entre una necesidad arquitectónica, una realidad económica y
limitaciones por reglamentación.
Es decir, el momento en que se hace prioritario establecer una relación entre los materiales, la
posibilidad de mirar el paisaje y el vínculo estratégico de algunos arquitectos al formar parte de
ello.
¿Cómo aprender a dar respuesta a unas necesidades sociológicas, culturales y económicas al
entender un barrio o una sociedad que está en foco rojo?
El interés de éste artículo tiene dos ejes, uno se refiere a la posibilidad de proponer una solución
a la humanidad, y el otro dice la relación con nuestra capacidad de dar una respuesta urgente
para una situación de emergencia en localizaciones diferentes.
Para ello debemos plantear procesos metodológicos planificados, flexibles y multidisciplinares.
Aprender a dar respuesta a unas necesidades sociológicas, culturales y económicas diversas.
Y así mismo entender las reivindicaciones de un barrio en el programa de un edificio, mediante
un mapeado que muestre su historia-evolución, espacios públicos y parques, equipamientos
comerciales y escolares, estudio sociológico y primario.
Sin olvidar los problemas ambientales, como basura, calidad de aire, agua potable, abuso aires
acondicionados o gasto innecesario de agua.
Alternativas para mejorar la calidad de vida, mediante una arquitectura sustentable como un
nuevo modo de construir el carácter privado del mueble trasciende hacia la calle.
La calidad espacial de la arquitectura es el resultado del consenso entre una necesidad arquitec-
tónica, una realidad económica y limitaciones por reglamentación.
Cada uno de los espacios habitables procura reforzar la posibilidad de mirar el paisaje, como
resultado de un proyecto diverso relacionado con las vistas privilegiadas.
Palabras clave: compromiso, pertenencia, calidad espacial, vivienda social, crisis.

1 Autor: Estudiante de IX semestre de la carrera de Arquitectura. Facultad del


Hábitat de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Correo electrónico:
marag.cruz@hotmail.com. Celular 4441265039.
2 Coautor: Arquitecto, estudiante de la maestría en Ciencias del Hábitat con ter-
minación en Arquitectura. Docente de la Facultad del Hábitat de la Universidad
Autónoma de San Luis Potosí. Correos electrónicos: gabrielasanchez@fh.uaslp.
mx y sanchezdeltorogabriela@gmail.com. Celular 4441201780.

128
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción
En el texto desarrolla una reflexión en torno a la generación de arquitectos de la última
parte del siglo pasado y los años transcurridos de este siglo veintiuno; especialmente
de aquellos con la preocupación por desarrollar iniciativas arquitectónicas que hacen
frente a los problemas sociales, económicos y ambientales que no han sido resueltos
no sólo por el gobierno, sino por los propios arquitectos.
Comprometidos con ofrecer soluciones sustentables y de acuerdo a las necesidades
del habitante, y no solo ganar dinero o diseñar forma. Sea este un llamado a la re-
flexión acerca del papel que nos gustaría que juegue nuestra profesión en el futuro.
La prolongada crisis de la arquitectura revela la ruptura que se ha producido entre
ciertos ideales que los arquitectos pretenden lograr y la realidad de su práctica diaria,
entre lo que se pretende hacer, lo que se hace, y lo que realmente se puede hacer
(Toca, 1998, 5).
Es definitivo que la disciplina propone con creatividad y estrategias una nueva vanguar-
dia, en la que se proponen requerimientos y requisitos del espacio en lo ambiental,
funcional, constructivo y estructural, todas ellas basadas en un análisis crítico, diag-
nóstico y con criterios de intervención, buscando plantear la construcción concreta y
simbólica del espacio, con una belleza perceptible e imaginada, con poesía que llena
el alma. Pues eso es la arquitectura, poema hecho espacio y la ciudad que la alberga
una compleja narrativa dispuesta a ser leída, vivida y disfruta para todo aquel que esté
dispuesto a observarla y hacerla suya.
Pero sobretodo, tiene que ver con dimensiones psicológicas que producen emociones,
esa es la real arquitectura. La intimidad del hombre y su espacio le da sentido de per-
tenencia y de cobijo, lo estabiliza y lo envuelve en un mundo visual (Hall, 1979, 85).
Para lograr el objetivo de se eligieron una serie de proyectos propuestos para un mer-
cado de con recursos bajos y medios; pues se considera que estas propuestas respon-
den a su contexto político, sociocultural, histórico y de territorio; sin castigar la calidad
espacial ni de identidad.
Sobre la calidad espacial de la arquitectura social en México en las últimas décadas
La capacidad de investigación y desarrollo de los mejores arquitectos, jóvenes y no tan
jóvenes, ha dado como resultado edificios de una nueva generación. Construcciones
que son menos costosas y más inteligentes (Rocca, 2010, introducción).
La reducción de costos se ha reflejado en una nueva arquitectura que afina, facilita,
mejora el uso de materiales, profundiza nuevas técnicas de espacialidad y que rechaza
arquitectura inservible.
Como en el caso de Ludens + R arquitectos con RIA3 rural; proponen un proyecto que
3 Red de Innovación y Aprendizaje

129
Reflexión sobre la Arquitectura

se pueda reproducir a lo largo del territorio nacional, donde el programa se organiza


bajo la premisa de tres muros.
Uno toma el programa de administración, otro muro el educativo y el último los servi-
cios y la capacidad de adaptabilidad a cada comunidad.
Como un diagrama Venn4 y cada muro aloja un programa. La expresión material con la
que cuentan es regular y geométrica, a través de marcos de concreto que se van relle-
nando con el material disponible de la zona.
En este caso la fuerte presencia de materiales aparentes, le dan una expresión inclina-
da al minimalismo; pero a pesar del concreto duro y crudo, presentan una preocupa-
ción por la belleza y la intimidad.
Los muros se rellenaron con block y pintura de yeso; las aulas se construyeron con es-
tructura de polín de madera y lámina traslúcida blanca. La reutilización de materiales
queda innegable pues los baños secos, así como el mobiliario que se generó fue recu-
perado de la madera de cimbra con la que se colaron los marcos de concreto.
En el interior de las aulas, la cercanía inmediata que se tiene con las estructuras de
madera y lo diáfano de los vanos generan una sensación de calma y sencillez, con un
toque de reflejos en paredes, techos y otras superficies (McCormick, 1980).

▼▼Imágenes : 1, 2 y 3.

Fuente: © Foliodigital.net

4 El diagrama utiliza círculos que se sobreponen para representar grupos de


ideas que comparten o no propiedades comunes que al superponerlos, gene-
ran un área común; en la que confluyen. Indica la existencia de un subconjunto
que tienen características comunes.

130
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼Imágenes : 4 y 5.

Fuente: © Ramiro Cháves. Vía archdaily.

▼▼Imágenes : 6 y 7.

Fuente: © Ramiro Cháves. Vía pinterest.

Las posibilidades para construir o rehabilitar una vivienda pueden ser limitadas; pues
se enfrentan a restricciones sobre la superficie edificada, así como también a limitacio-
nes normativas y económicas. (Low Cost Architecture, 2010, 7)
Se debe cuestionar las aparentes intenciones, logros y fracasos de una obra; y su utili-
dad dependerá de la calidad y objetividad que alcance.(Toca, 1998, 325)
Por ello el siguiente ejemplo, concibe una arquitectura que no pretende ser más lujo-
sa de lo que es, pero tampoco esconde la maravilla con la que diseña el principio del
espacio.
Casa Caja; es el nombre de la vivienda unifamiliar diseñada por el estudio mexicano
S-ARstación-ARquitectura bajo el programa de Arquitectura Social Comunidad Vivex.
Su estructura, como lo dice su nombre, es la de una caja que contiene a su vez otras
cajas adentro, como una matrioska espacial. El prototipo está ubicado en General
Zuazua, municipio de Nuevo León, Monterrey.
La propuesta nos plantea el pensamiento aristotélico en donde “El espacio no existe
131
Reflexión sobre la Arquitectura

sin cuerpos que lo definan, un cuerpo está en un lugar si hay otro cuerpo que lo en-
vuelve” (Aristóteles).
La primer caja, plantea una vivienda, que se encuentra en la mitad del terreno de 110
m², dejando una franja sin construir que genera un patio lateral para incluir un exterior
interiorizado.
El primer nivel fue diseñado para ser flexible y funcional.
La segunda caja, se encuentran, contiene dos habitaciones y una sala de estar; con
puertas independientes que sistematizan la privacidad y la iluminación.
En este proyecto, se tiene la facilidad de una ampliación, pues su modulación permite
un caso de diseño habitable con estética sobria y manipulable.5
Es un ejemplo, en dónde se puede ver la dicotomía espacial con la que cuenta, tiene
una disposición espacial interesante y no una tipología de vivienda a la que estamos
acostumbrados, que no se limita sólo a proveer este tipo de circulaciones a vivienda
residencial.
▼▼Imágenes : 8, 9 y 10

Fuente: © Alejandro Cartagena

▼▼Imágen 11

Fuente: © Alejandro Cartagena

5 CÓDIGO “Casa caja de S-RA, arquitectura social en Monterrey”


[citado en 29.09.2013] Disponible en <http://www.revistacodigo.com/
casa-caja-de-s-ar-arquitectura-social-en-monterrey/>

132
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Imágenes : 12 y 13

Fuente: © Alejandro Cartagena

Calidad espacial en la arquitectura social latinoamericana


Intervenciones similares podemos encontrar en Iquique, Chile; elaborado por Elemental
de Alejandro Aravena. El sitio del proyecto denominado Quinta Monroy; es habitado
desde hace 30 años de manera ilegal por 100 familias, que han ocupado el predio de
0.5 hectáreas en el centro de Iquique.
La propuesta consta de 93 viviendas con superficie de 36 m2; expandible hasta 70m2
(dado que el 50% de la superficie será autoconstruida), las viviendas cuentan con una
altura total de 9 metros.
La interesante propuesta como experimentación formal, es un resultado de un con-
junto de edificios urbanos que identifican variables de diseño arquitectónico. Estas va-
riables se basan fundamentalmente en la buena localización del proyecto, como clave
para que la economía de cada familia se conserve. Como segundo factor se introduce
entre el espacio público y el privado, el espacio colectivo como generador de redes
sociales que permiten a los vecinos tener sedes o actividades recreativas.
Lo irrefutable de Elemental, es su visión emblemática que tuvo al enfrentar la cultura
popular a través de una arquitectura con tendencia brutalista, por una fuerte pre-
sencia del block de concreto; una cierta precariedad que queda evidente al dejar los
materiales aparentes con un programa de recursos limitados y de mínima expresión.
Aquí es, cuando nos damos cuenta de que el proyecto, no sólo abarca un hecho arqui-
tectónico cultural o social, sino también antropológico al darle un giro de autocons-
trucción, consiguiendo que los mismos habitantes del lugar develaran su identidad
con elementos compositivos en cada vivienda al momento de su crecimiento en un
sentido sintáctico.
También, existe el concepto como una interpretación y aplicación del proyecto desde lo
funcional pues el edificio debía ser suficientemente poroso para que los crecimientos
ocurrieran dentro de su estructura. El espacio interior adopta configuraciones distintas
en cada vivienda dependiendo de los modos de vida de cada familia y las posibilidades
de estas.

133
Reflexión sobre la Arquitectura

El proyecto de Quinta Monroy refiere a un programa de recursos limitados y de míni-


ma expresión, que pudo conseguir que los mismos habitantes del lugar constituyeran
su identidad en un contexto urbano y social.
Hay veces que nos olvidamos de que los principales constructores actualmente son los
pobres que tratan de hacer su casa, su barrio, su ciudad, con poquísimos recursos pero
con mucho ingenio (Mac Donald, Joan. 2012).
El inmenso movimiento de produccion espontánea de la gente está ahí, con su miseria
y su caos, indicando los caminios, los modos y requerimientos. Sólo falta aceptarlo,
porque existe,
aún sin aceptar sus modos actuales; interpretarlo e incorporarlo e inyectarle recursos
(Toca, Antonio & Pelli, Víctor. 1990)
▼▼Imágen 14: Condiciones de vida ▼▼Imágen 15: Foto aérea, situación ▼▼Imágen 16: Foto aérea, vista actual
originales original

Fuente: © designother90.org Fuente: © Elemental S.A. Fuente: © Elemental S.A.

▼▼Imágen 17 ▼▼Imágen 18 ▼▼Imágen 19

Fuente: © Elemental S.A. y Cristóbal Fuente: © Elemental S.A. y Cristóbal Fuente: © kim@chile vía Flickr
Palma Palma

En este caso se devela una nueva responsabilidad con la arquitectura contemporá-


nea: la forma de relacionar al hombre, su entorno y la naturaleza; ese conjunto de
134
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼Imágen 20: Planta Conjunto Quinta Monroy. ▼▼Imágen 21: Planta contexto
inmediato.

Fuente: © Elemental S.A.vía Archdaily Fuente: ©Laboratoriovivienda21.com

▼▼Imágen 22: Corte vivienda. ▼▼Imágen 23: Elevación Frontal

Fuente: © Elemental S.A.vía MOMA.org Fuente: © Laboratoriovivienda21.com

características propias de los lugares que conforman un sistema reconocible y posible


de tipificar (Ostria, Claudio. 2013). Cualidades y propiedades de elementos que cons-
tituyen el paisaje; determinando su rol, calidad e importancia.
Otro proyecto que reune estas caracteristicas de beneficio social y estética, es sin duda
el denominado Fideicomiso Mandel 1, a cargo de Arzubialde Arquitectos; localizado
en Rosario, Argentina, realizado en el año 2012.
Son ocho departamentos, con dimensiones variables entre 30 y 90 m2, cada depar-
tamento tiene una altura aproximada de 3 mts, lo que hace tener una altura total
de 15 mts., el conjunto se apropia de un fragmento de la vía del ferrocarril General
Bartolomé Mitre; lo destacable de ésta obra es la manera en que la altura del genera
desniveles producto de la relación directa con los patios, aquí es donde existe una
ambivalencia espacial pues lo público y lo privado se funden inaugurando un recorrido
como espacios intermedios (Kapstein, Glenda. 1988).
La autora menciona: “Intermedio significa entre dos, o lo que está en medio de dos ex-
tremos, lugar o tiempo; se desprende entonces que el espacio intermedio es un espa-
cio mediador. Introduce la noción de espacio de transición entre un interior y exterior
135
Reflexión sobre la Arquitectura

[…] aparecen simultáneamente otros aspectos importantes, como el vínculo de liga la


habitaciñon del sielo o el habitante a la realidad física del exterior”
▼▼Imágenes : 24,25 y 26

Fuente: © Juan Andrés Romanos.

▼▼Imágen 27 ▼▼Imágen 28 ▼▼Imágen 29: Axonometría – Planta


baja estacionamiento general

Fuente: © Fideicomiso Mandel 1 / Fuente: © Arzubialde Arquitectos


Arzubialde Arquitectos.

Fuente: © Juan Andrés Romanos.

▼▼Imágen 30 ▼▼Imágen 31: Planta arquitectónica ▼▼Imágen 32: Planta arquitectónica


1º piso 2º piso

Fuente: ©Arzubialde Arquitectos Fuente: ©Arzubialde Arquitectos Fuente: ©Arzubialde Arquitectos

136
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

La configuración del espacio exterior, repercute en las características de los departa-


mentos, es decir, la parte pública y privada del interior se encuentran en dos diferentes
niveles; la división de servicios relacionados por las escaleras internas.
Consideramos que además de las carácterísticas espaciales antes mencionadas, lo
esencial para considerarla como obra latinoamericana, fue también, la tendencia bru-
talista con una fuerte presencia del ladrillo rojo recocido aparente, el hormigón arma-
do interior-exterior y su visión emblemática de integración con el paisaje.
Es por eso que la ética profesional de un arquitecto debe dejar de lado pretensiones de
hacer lo que queremos vender o diseñar (Mac Donald, Joan. 2012), y ver adelante por
el bienestar de las personas. Crear recorridos que adquieran una verdadera dimensión
a través del movimiento del espectador, sin dar lugar a espacios que dudablemente
puedan satisfacer las necesidades de los usuarios.

Conclusiones
Responsabilidad social es un término que se refiere a la carga, compromiso y obliga-
ción para una sociedad en conjunto. Si se trata de conocer como propios los conjuntos
de edificaciones en los que nunca hemos vivido y probablemente nunca viviremos.
Dterminamos que dar respuesta a barrios que están en foco rojo, es sin duda un tema
que nos concierne como vocación a todos los arquitectos; que de manera desintere-
sada donemos conocimientos y capacidades para la gente reciba lo que por derecho
merece.
¿O es acaso que los arquitectos somos menos altruistas? Es una pregunta necesaria
cuando se compara el quehacer arquitectónico con los colegas abogados (Cary, John.
2014). Qué implica desde una universidad pública promover las prácticas en beneficio
real de las comunidades más necesitadas. Levantemos la voz y busquemos mecanis-
mos y propuestas que nos permitan estas experiencias.
La responsabilidad social en el contexto actual de la arquitectura no los exige, analice-
mos propuestas como estas y busquemos en nuestro entorno como hacer ejemplos
similares.
Aprendamos los caminos de la arquitectura social, participativa y vivamos la grata ex-
periencia de poner un granito de arena para hacer un mundo más habitable, con esté-
tica, funcionales, hechos con y para sus habitantes.
Esa es sin duda la semilla que esta reunión de ASINEA 92 busca plantar en aquellos que
participamos, el sentido social de la arquitectura.

137
Reflexión sobre la Arquitectura

BIBLIOGRAFÍA
- ARAVENA, Alejandro, “Social Housing in Iquique”, Detail; June 2009, p. 303-304
- ARAVENA, Alejandro, “Vivienda”, Arquine: revista de arquitectura, arte y diseño; 2008, México.
- ARAVENA, Alejandro; IACOBELLI, Andrés: Elemental. Manual de vivienda incremental y diseño
participativo, Santiago, Chile; Harje Cantz, 2012
- ARCHDAILY, “RIA Rural/ Ludens + R arquitectos” 03 Jun 2014. [citado en 29.09.14] Disponible en
<http://www.archdaily.mx/mx/02-246673/ria-rural-ludens-r-arquitectos
- ARCHITECTURE-BUILDINGS [DOT] COM, “Quinta Monroy Social Housing Project in Iquique,
Chile by Elemental”, [citado en 06.11.2013] Disponible en <http://www.architecture-buildings.
com/post/quinta-monroy-social-housing-project-in-iquique-chile-by-elemental/>
- BIAU, “México selecciona 10 obras y 15 publicaciones para competir en la VIII Bienal
Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo [citado en 29.09.14] Disponible en <http://www.
biau.es/index.php?option=com_content&view=article&id=453:mexico-selecciona-10-obras-
y-15-publicaciones-para-competir-en-la-viii-bienal-iberoamericana-de-arquitectura-y-urbani-
smo&catid=7&Itemid=104>
- DEZEEN magazine, “Quinta Monroy by Alejandro Aravena”, 12 noviembre 2008,
[citado en 06.11.2013] Disponible en < http://www.dezeen.com/2008/11/12/
quinta-monroy-by-alejandro-aravena/>
- ELEMENTAL, Proyecto Quintal Monroy http://www.elementalchile.cl/proyecto/quinta-monroy/
- EQUIPO ELEMENTAL, “Quinta Monroy”, Revista ARQ Obras y proyectos; N. 57, Julio 2004, p.30
http://www.scielo.cl/pdf/arq/n57/art07.pdf
- FOLIO, “Ludens+ R arquitectos, 06/12/2014, [citado en 29.09.14] Disponible en <http://foliodi-
gital.net/ludens-r-arquitectos>
- HALL, Edward, La dimensión oculta, Siglo XXI editores, 1979.
- KAPSTEIN, Glenda. Espacios Intermedios. Respuesta Arquitectónica al medio ambiente: II re-
gión; Universidad del Norte- fundación Andes, Antofagasta, 1988, p. 17
- LA CIUDAD VIVA CONGRESO INTERNACIONAL, “Conjunto de 93 viviendas”, Quito 8, 9 y 10 Julio
2009 http://www.laciudadviva.org/opencms/export/sites/laciudadviva/04_experiencias/Chile/
elemental/0415_Chile_Conjunto_de_93_viviendas.pdf
- Laboratorio de la vivienda sostenible del siglo XXI, Quinta Monroy http://laboratoriovivien-
da21.com/magazine/?p=133
- MAC DONALD; Joan; “Debemos situar los tugurios en el mapa para no esconder esa reali-
dad bajo la alfombra de la planificación urbana”, 01.08.2012 [citado en 05.11.2013] Disponible
en http://www.uimp.es/blogs/prensa/2012/08/01/joan-mac-donald-%E2%80%9Cdebemos-
situar-a-los-tugurios-en-el-mapa-para-no-esconder-esa-realidad-bajo-la-alfombra-de-la-plani-
ficacion-urbana%E2%80%9D/
- PLATAFORMA ARQUITECTURA, “Quinta Monroy/Elemental Chile”, 17 sep 2007, [cita-
do en 05.11.2013] Disponible en <http://www.plataformaarquitectura.cl/2007/09/17/
quinta-monroy-elemental-chile/>
- PODIO ARQUITECTURA / DISEÑO / INTERIORISMO, Elemental, Manual de vivienda incremental
y diseño participativo http://www.podiomx.com/2012/11/elemental-manual-de-vivienda.html
- PRADO LEÓN, Lilia; ÁVILA CHAURAND, Rosalío, Ed. Universitaria Libros UDG, 2013

138
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

- ROCCA, Alessandro. Arquitectura low-cost/ low tech: creatividad y estrategias de una nueva
vanguardia
- S-AR, “Casa Caja”, [citado en 29.09.14] Disponible en http://s-ar.mx/home/casa-caja/
- SEGAWA, Hugo; Arquitectura Latinoamericana Contemporánea, Ed. Gustavo Gilli, 2005, p. 103
- SMALL SCALE BIG CHANGE, “Quinta Monroy Housing, 2003-05, Iquique, Chile. Elemental”
http://www.moma.org/interactives/exhibitions/2010/smallscalebigchange/projects/
quinta_monroy_housing
- SMITHSONIAN, “Incremental Housing”, Octubre 11, 2011 http://www.designother90.org/
solution/incremental-housing/
- The Raw and the Cooked: Past, Present and Future in Quinta Monroy, Iquique, Chile, October
2008 http://www.wohnmodelle.at/index.php?id=82,73,0,0,1,0
- TOCA, Antonio. Arquitectura y ciudad, Instituto Politécnico Nacional, 1998.
- TOCA, Antonio; PELLI, Víctor Saúl; “Una Arquitectura del futuro en América Latina”, en Nueva
Arquitectura en América Latina: presente y futuro, México, Ed. Gustavo Gilli, 1990, p. 206

RESEÑA CURRICULAR
Mara Gabriela Cruz Navarro, Estudiante IX Semestre de la carrera de Arquitectura, Reflexión- Crítica en
la Arquitectura.
Reconocimientos.
- Ponente en el congreso internacional SINAPSIS Laboratorio de Arquitectura con el tema
“Desfragmentación urbana y social en el orden contemporáneo”, 2011
- Reconocimiento por la mejor alumna del Taller de síntesis niveles IV y VII. (SINAPSIS, Laboratorio de
Arquitectura, Facultad del Hábitat, Universidad Autónoma de San Luis Potosí. 2012-2014
- Ganadora del concurso interno convocatoria revista ARQUINE #16 Umbral de las Américas, Laboratorio
de Arquitectura, Facultad del Hábitat, Universidad Autónoma de San Luis Potosí. 2014
- Ganadora por la propuesta de diseño para El Pabellón, Facultad del Hábitat, Universidad Autónoma de
San Luis Potosí. 2013
- Movilidad estudiantil por un semestre, Universidad Católica del Norte, Chile. 2013
- Modelado 3d rhinoceros + vray. Centro de las Artes San Luis Potosí. 2013
- Diseño de portafolios (Ilustrador, In design) Cuadro a cuadro. 2014
- Curso pintura collage y transparencias encáusticas y ceras. Instituto Potosino de Bellas Artes. 2011
- Objeto Poético, Centro Universitario de las Artes, Universidad Autónoma de San Luis Potosí, 2014.
- Laboratorio del espacio olvidado, Arcos Ipiña- Centro Universitario de las Artes, Universidad Autónoma
de San Luis Potosí, 2014.

139
Reflexión sobre la Arquitectura

Tania Angélica Espinosa Chiñas1


Sandra Guadalupe Estrada Martínez 2
Leyva Méndez Erika Susana3

REFLEXIÓN SOBRE LA ARQUITECTURA TRADICIONAL


Y CONTEMPORANEA EN EL CONSTRASTE URBANO
DEL PUEBLO MAGICO DE METEPEC
Resumen
Durante las últimas décadas el creciente desarrollo de fraccionamientos y conjuntos habita-
cionales ha generado espacios urbanos sin principios formales ni funcionales, que resultan ser
espacios sin identidad pues no corresponden a los usos, costumbres o tradiciones de las co-
munidades en que se encuentran, siendo enormes planos sin un uso específico donde existen
amplias áreas de concreto con pequeñas áreas de pasto, sin más vegetación y sin un diseño de
paisaje que permita la permanencia del usuario, no existe el espacio donde una persona en-
cuentre la relajación y tranquilidad que ofrece el paisaje natural pues se encuentra expuesto al
ruido y contaminantes que genera el tránsito vial, además de carecer de elementos jerárquicos
que inviten a la estancia y permanencia como fuentes, kioscos, esculturas, accesos de relevancia
estética, etc. Siendo, además, un factor de importancia que limita la socialización en estas comu-
nidades en la configuración de los mismos fraccionamientos.
Se realiza el análisis de un caso en la ciudad de Toluca, en tanto que se pretende enfatizar en la
importancia de creación y renovación de los espacios públicos, más allá de solo la intervención
del gobierno para su mejora, esta lograr la apropiación del espacio por parte de los usuarios
permitiendo conocer el impacto social no solo para sus ocupantes sino para la arquitectura y
el urbanismo; siendo así cada proyecto un detonador de la mejora del contexto físico y social
donde se ubique.
Palabras clave: Unificar, Recuperar, Rehabilitar, Detectar, Homogenizar

El programa de Pueblos Mágicos tiene alcances muy amplios para el beneficio de la


sociedad, tales como resaltar el valor de las localidades en el interior del País para es-
1 Autor: Alumna 9° Semestre. Universidad de Ixtlahuaca CUI. arquitectura@
uicui.edu.mx 7224110710
2 Coautor: Alumna 9° Semestre. Universidad de Ixtlahuaca CUI. arquitectura@
uicui.edu.mx 7224110710
3 Coautor: Docente. Universidad de Ixtlahuaca CUI. arquitectura@uicui.edu.mx
7224110710

140
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

tructurar una oferta turística innovadora y original, que atienda una demanda nacien-
te de cultura, tradiciones, o la cotidianidad de la vida rural. Es una localidad que tiene
atributos simbólicos, leyendas, historia y hechos trascendentes que emanan en cada
una de sus manifestaciones socio-culturales, y que significan una oportunidad para el
aprovechamiento turístico. (Sectur, s/f).
El pueblo mágico de Metepec se localiza en el Valle de Toluca, cuenta con edificaciones
de diferentes épocas históricas, tales como, los vestigios prehispánicos encontrados en
el cerro del Calvario. Otros más son el templo que pertenece al ex convento francisca-
no de San Juan Bautista y la capilla del Calvario. Por otra parte los talleres artesanales
considerados como arquitectura vernácula tradicionalmente se han establecido en los
domicilios particulares de los oriundos.
▼▼IMAGEN 01: Metepec y municipios colindantes. En agosto del 2006 el
Municipio fue declarado
“pueblo mágico”, lo cual,
puso en marcha la recu-
peración de la cabecera
municipal pero con un
diseño urbano esceno-
gráfico para así obtener
estímulos económicos y
turísticos en “beneficio de
los habitantes y su desa-
rrollo social” como princi-
pales objetivos.
Contraste del ex conven-
to Franciscano de San
Juan Bautista y las edifi-
caciones gubernamenta-
les contemporáneas de la
Fuente: Autor zona centro.
Ante el crecimiento des-
medido del municipio, un grupo reducido de pobladores se dedica a la alfarería, sus
viviendas colindan con establecimientos y negocios o franquicias como centros co-
merciales de alto impacto resultado de la conurbación de Toluca y Metepec, lo que
quebranta la imagen urbana tradicional, principalmente de la zona centro cuya visual
contrasta abismalmente en la relación de materiales, colores, la proporción de vanos
sobre macizos, la altura reglamentaria y el diseño de fachadas por mencionar algunos
aspectos.
Lo anterior generó la modificación del uso de suelo en algunos predios, lo que permi-

141
Reflexión sobre la Arquitectura

tió la construcción de centros comerciales y condominios residenciales, propiciando el


descontento social por el cambio drástico del diseño ante la arquitectura tradicional
de la región. En este sentido Nievorov dijo que “Cada persona tiene derecho a vivir y
trabajar en un cuadro espacial cuyas cualidades sean aptas para contribuir a su expan-
sión y que tengan en cuenta las calidades culturales de la comunidad a la que pertene-
cen” (Puppo:1999:10), sin embargo, en este caso, el escenario actual es confuso para
los habitantes y las consecuencias en las actividades sociales aún más por enmarcar,
hasta cierto punto, la diferencia entre las clases sociales que en el caso específico de
los residenciales, se encuentran delimitados por enormes bardas de adobe y ladrillo
aparente con la intención ▼▼IMAGEN 02: Calle Jesús Archundia en Metepec, Estado de México.
de continuar con el afán
escenográfico.
La diferencia abismal en el
manejo de materiales de
arquitectura comercial y
habitacional de un pueblo
mágico.
Actualmente el munici-
pio se ha interesado en
aprobar proyectos que
permitan la convivencia
ciudadana en la zona y
fomenten las activida-
des culturales, así como
la preservación de la al- Fuente: Autor
farería entre las familias con
proyectos estratégicos como “La rehabilitación del mercado artesanal”, “El museo del
Barro”, “El teatro al aire libre Quimera” y la creación del “Mercado municipal”. Cabe
destacar la aprobación del reglamento de imagen urbana el 22 de octubre del 2010 con
aportaciones que regulan, preservan y proteger el patrimonio histórico, las tradiciones
arquitectónicas y urbanísticas así como la integración, ubicación y volumetría de nue-
vas construcciones, co-
▼▼IMAGEN 03: Contraste en arquitectura contemporánea y vernácula en
laborando de la mano Metepec.
con el INHA (Instituto
Nacional de Antropología
e Historia), INBA (Instituto
Nacional de Bellas Artes)
y sus catálogo de listado
que contiene las edifica-
ciones con valor histórico,
Fuente: Autor

142
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

entre otros.
Se toma como punto de referencia la tesis “Casa de Cultura en Metepec, Estado de
México” de la cual soy autora, cuyos avances investigados en relación con el proto-
colo y problemática son retomados para analizar la información obtenida de acuerdo
a la normatividad vigente para proyectos nuevos y exprofeso en terrenos cercanos a
la cabecera municipal. El método deductivo por el cual se procede lógicamente de lo
universal a lo particular considerando la importancia de identificar la problemática del
contexto urbano, para entender los impactos de la mezcla de distintas edificaciones
que alteran el paisaje urbano.
Una vez analizada la problemática, quiero destacar la importancia de unificar los es-
pacios públicos y edificaciones aledañas contemporáneas, recuperar la identidad con
elementos representativos de la tradición, rehabilitar espacios catalogados, detectar
los problemas latentes como la sobre posición de elementos en fachadas de casas o
negocios (escenografía) y otorgar un tratamiento respetuoso de la cultura local al espa-
cio generando lugares con identidad y pertenencia, en lugar de seguir generando “no
lugares” en todo el municipio. Ya que al implementarlas como plan estratégico a corto
y mediano plazo permitirán a la arquitectura mediar el conflicto de planeación, el cual
▼▼IMAGEN 04: Calvario de Metepec. Vista panorámica de la ciudad típica de podrá recuperar la iden-
Metepec. tidad de un pueblo por
medio de su imagen ur-
bana y la integración de
construcciones para redu-
cir el impacto negativo en
su contexto.
La ciudad es un laborato-
rio donde emanan abani-
cos de problemáticas de la
sociedad con relación a la
forma de vivir el espacio,
es decir, si el habitante se
identifica con este o sim-
plemente si va de acuerdo
Fuente: Autor con sus tradiciones y cos-
tumbres, considerando lo
anterior, su correcto diseño genera que tanto la arquitectura como el espacio urba-
no pasen la prueba de fuego que es el tiempo, en palabras del Arquitecto Honorato
Carrasco: “la arquitectura es testigo insobornable del tiempo”.
La relevancia de actividades implementadas en tanto en edificaciones históricas como
en las construidas ex profeso, o bien, la integración de nuevos proyectos arquitectó-
nicos a sitios catalogados con valor patrimonial como en este caso “pueblos mágicos”
143
Reflexión sobre la Arquitectura

que comprende en la actualidad sólo a la zona centro, en muchas ocasiones no ha sido


justificada correctamente y en consecuencia provoca una imagen urbana escenográfi-
ca en calles aledañas al centro y olvidadas en las afueras del municipio.
Metepec es un espacio de esparcimiento, reunión, exposición y venta de producción
cerámica y artesanal de los residentes. Los conjuntos habitacionales y fraccionamien-
tos impuestos para homogeneizar a la sociedad son utilizados como ciudad dormito-
rio, en los cuales el usuario se ve obligado a exponerse a lo ajeno y a lo controlado,
como en el caso de los conjuntos habitacionales cerrados por barreras visuales o se-
lectivas, como dice Juan Acha “…toda colectividad muestra una pluralidad y diversidad
de aspiraciones…” (Acha: 1996: 50), sin embargo, dichas aspiraciones de “seguridad”
agreden al transeúnte.
De la misma forma por la implementación de obras con materiales contemporáneos
que si bien son agradables a la vista, también son agresivos con el entorno y sus ha-
bitantes, por otro lado, constituyen información que puede ser leída indirectamente
como restricción para los pobladores con diferentes actividades o nivel social, además
de que su implementación genera más cambios arbitrarios en el uso de suelo, como
ejemplo cadenas de restaurantes y de comercios de artículos de importación que con-
forman una competencia desleal ante los pequeños negocios locales y micro empresas
alfareras, textiles o alimenticias.
El mismo caso ocurre con el aspecto habitacional, ya que en su minoría las casas de
adobe resisten la metamorfosis venidera pero con el peligro latente de no otorgarles
mantenimiento y dejarlas a la deriva, utilizándolas como estacionamiento o agregán-
doles aplanados y acabados actuales para contribuir al fachadismo. Los barrios de in-
terés social como INFONAVIT San Francisco y la Pila con casas dúplex y departamentos
que sirven como experimentos para la prevención de conflictos sociales, ya que el
objetivo es que los usuarios se apropien del espacio pero manteniendo normas como
el color de las fachadas, respeto al porcentaje asignado de áreas verdes, rehabilitación
de parques y reasignación de locales que fueron establecidos en las casas dirigiéndo-
los hacia zonas estratégicas para el comercio que permiten generar el orden visual.
En contraste las 3 zonas residenciales conocidas como La virgen, San Carlos y La
Asunción cuentan con un tipo de suelo H1000, estas se ubican en el núcleo de la po-
blación e intercaladas con barrios y pueblos. En contraste su delimitación son escasos
12 metros de un uso de suelo H100.
“El espacio urbano resulta de un determinado sistema de relaciones sociales cuya
característica singular es que el grupo humano que las protagoniza no es tanto
una comunidad estructuralmente acabada —a la manera que la antropología ha
venido asumiendo como su objeto tradicional de estudio— sino más bien una pro-
liferación de marañas relacionales”
[Manuel Delgado, Sociedades movedizas, Barcelona: Anagrama, 2007].

144
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

La necesidad de vivienda y comercio es clara pero la planeación de éstas no considera


la repercusión de factores como el económico y el vínculo con la normatividad de cons-
trucción, lo cual genera ese impacto negativo y confuso en los aspectos de identidad y
pertenencia en las relaciones sociales, que integren a todos los sectores de la población.

BIBLIOGRAFÍA.
Acha, Juan. Aproximaciones a la Identidad Mexicana. UNAM-UAEM, México, 1996.
Puppo, Ernesto. Un espacio para vivir. Alfaomega, México, 1999.

RESEÑA CURRICULAR
Nombre: Tania Angélica Espinosa Chiñas
Institución: Universidad de Ixtlahuaca CUI. Arquitectura.
Grado: Alumno de noveno semestre
Cargo Académico: Ninguno
Línea de Investigación: Inmobiliaria
Participación:
Participación en el concurso “Diseño de mural del edificio “R” en la Universidad de Ixtlahuaca CUI (UICUI)
2010.
Asistencia al congreso ENADII 2011.
Asistencia al “Congreso Internacional de estudiantes de arquitectura” 2012 en Cancún Quintana Roo.
Asistencia al aniversario de Radio arquitectura 2012 en el Poli fórum Siqueiros, D.F.
Participación en el concurso de Diseño y rehabilitación de camellón de avenida Pino Suarez en Toluca,
Estado de México 2014.

145
Reflexión sobre la Arquitectura

Martín Sandoval Bojórquez

MODERNIDAD EN LA CIUDAD DE CULIACÁN. UNA


ARQUITECTURA CON POCA TRASCENDENCIA.
Resumen
La modernidad arquitectónica en Culiacán2 resultado de un mundo globalizado, trae apareja-
dos saldos que si bien tiene momentos felices en algunas décadas, en otras sus resultados no
parecen ser nada halagadores. Hacer un intento por encontrar esas materializaciones arquitec-
tónicas que expresan esas vicisitudes es un asunto y tarea que nos hemos propuesto en esta
ponencia.
A partir de ejemplos concretos y tangibles, podemos dar cuenta y hacer lectura de las búsque-
das, las transformaciones que experimenta, los impulsos y anhelos que las promueven y, las
causas profundas que las motivan. Ya que sin duda, los objetos arquitectónicos constituyen re-
flejos espacializados de la sociedad que los construye. (Cortés, 2013; 119)
Encontramos que en los años estudiados en esta ponencia -.1950-2010- en la arquitectura en
Culiacán “No hemos ido más alla de la modernidad, sino que lo más evidente es que estamos
viviendo la fase de su radicalización” (Giddens, 1993: 57). La globalización ha provocado unas
contradicciones que basta con hacer breves reflexiones y puede encontrarse el verdadero espí-
ritu que las anima, que no es precisamente el de trascender y lograr espacios generadores de
una sana convivencia, menos son sus intensiones de una plástica que vaya más allá del mero
utilitarismo y cuando intenta generar una propuesta se cae en el extremo de edificios forzados
y artificiosos (Gehl, 2006;56).
La falta de conciencia y la ausencia de control o la omisión de ellos, ha dejado demasiadas
libertades a una arquitectura y a sus promotores, que sin importar la naturaleza de las obras,
expresan con descaro las miserias de una tipología y morfología postrada a un utilitarismo mer-
cantilista, ausente de preocupaciones formales y sociales que busquen dar identidad y significa-
do en la memoria colectiva de los habitantes de la ciudad de Culiacán.
Palabras clave: Globalidad, trascendencia, consciencia, espectáculo.

1 Doctor en Desarrollo Humano (2014). Profesor e Investigador de la Facultad


de Arquitectura de la Universidad Autónomas de Sinaloa en el área de Teoría e
Historia de la arquitectura, e-mail masand10@hotmail.com . Teléfono 01 (667)
7 514312.
2 Entiendo la modernidad arquitectónica como un periodo que inicia posterior
a la inauguración de las grandes obras de infraestructura que vinieron a dinami-
zar la agricultura y las comunicaciones y sus repercusiones en el equipamiento
y la imagen urbana. Son varios actores que al respecto dan cuenta de este fenó-
meno entre los que podemos citar a (Ibarra, 1993) o (Ochoa, 2004).

146
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción.
El propósito de esta ponencia es conocer y entender que la modernidad arquitectóni-
ca en la ciudad de Culiacán a partir de los años cincuentas del siglo XX se vio inmersa
en un afán de consolidar una imagen, que si bien obedecía las directrices de los gran-
des centros culturales, supo crear una plástica que contribuyó a una fisonomía urbana.
Este impulso no solo buscó crear unas formas que se ajustaban con notable precisión
a los postulados de los grandes maestros europeos y norteamericanos de una arqui-
tectura en boga, sino que además, creó tanto en su escala y significación una arqui-
tectura de notable simbolismo, que fue más allá de ser una respuesta utilitarista a una
circunstancia muy específica. Sin embargo, conforme avanzaron los años y de manera
más concreta en la última década del siglo XX y la primera del siglo XXI, esa arquitectu-
ra se volvió más pragmática, artificiosa y deleznable y cada vez menos preocupada por
afanes de significación, simbolismo e identidad.
Basta echar una mirada y ver que los edificios que se construyeron en estas últimas
dos décadas responden a necesidades de una cultura hedonista o, en el mejor de los
casos, a espacios comerciales y prototipos arquitectónicos de cadenas transnaciona-
les, en las que se venden mercancías de calidades tan cuestionables que, “En lugar de
una aldea global, alguien podría decir, esto más parece un saqueo global” (Giddens,
1999; 28). Emparejados a proyectos urbano arquitectónicos impulsados desde los dis-
tintos niveles de gobierno, no hacen más que evidenciar la ausencia de sentido social
y un desdén por la búsqueda de la trascendencia. Las obras impulsadas por el sector
público, aunque en el discurso hagan esfuerzos por hacer ver esas preocupaciones
sociales, en los hechos no se manifiestan, o bien, evidencian una falta de consciencia.
Esperemos que reflexiones posteriores sirvan para promover un sentido más crítico
que coadyuve a hacer de los espacios urbanos arquitectónicos creados, en tiempos
venideros, verdaderas oportunidades para comunicar a las generaciones posteriores
altos valores y búsquedas de trascendencia.
Una mirada reposada y aguda nos permite observar los cambios que en estos poco
más de sesenta años que nos proponemos analizar ha tenido la arquitectura en la ciu-
dad de Culiacán. Se pueden observar variaciones no solo en intensidad sino también
en calidad, y este análisis y reflexión, está basado en la una interpretación producto
de varios acercamientos, que se fundamentan en una hermenéutica, heurística y fe-
nomenología, sin dejar de lado la entrevista a actores importantes que han vivido a lo
largo del periodo señalado o en gran parte de él.

Desarrollo3
Al estudiar la ciudad de Culiacán desde diferentes lecturas, la histórica, urbana, so-
cial, económica, arquitectónica; pero sobre todo el recorrerla día a día, intentamos
3 El presente artículo retoma ideas de uno de los capítulos de la tesis docto-
ral del autor defendido el 26 de septiembre de 2013 en la ciudad de Culiacán,
Sinaloa, México.

147
Reflexión sobre la Arquitectura

encontrar una explicación a las distintas expresiones de su arquitectura y urbanismo.


Sí queremos ir más allá, muchas veces recurrimos a la entrevista que da cuenta de
las diferentes miradas de los actores que la construimos, gozamos y padecemos de
ella. Nos embarga, abruma y deja perplejos esta complejidad y totalidad de la ciudad,
obra humana por excelencia, ya que no bastan los sentidos para experimentar a cada
instante su complejidad y totalidad ya constantemente existe algo más que espera ser
explorado “siempre en relación con sus contornos” (Lynch, 1959; 9).
Podemos decir que en algunos años del periodo en estudio, se ha percibido un afán
constructivo que más parece una obsesión por anunciar obras, aunque muchas de
ellas adolezcan del más elemental sentido estético y, nacen viejas y anticuadas, a pesar
de los escándalos promocionales que las promueven; sobre todo en aquellos momen-
tos de populismo recalcitrante motivado por tiempos electorales. Sin embargo, al ob-
servar la calidad de las mismas tanto técnica, estética y funcionalmente, podemos
asegurar que el aspecto menos importante fue el trascender socialmente, el beneficiar
a la comunidad o, el construir verdaderos hitos que pongan a la ciudad y su arquitec-
tura en los ojos de otras latitudes.
No podemos menos que certificar que a partir de 1950 se experimentan grandes obras
promovidas desde distintos actores, pero un asunto que merece atención fue la llega-
da de arquitectos e ingenieros, “La obra de esta triada de pioneros, Artigas, Benítez y
Best, fue fundamental para Culiacán porque introdujeron una tipología arquitectónica
moderna”. (Ochoa, 2004:48) Estos y otros ingenieros y arquitectos supieron aprove-
char las circunstancias, dándole el soporte técnico y artístico que hizo posible cristali-
zar edificios para los más variados usos. Empezaron a aparecer por todos los rumbos
de la ciudad residencias, edificios departamentales, edificios de oficinas, templos, ca-
sinos, nuevas colonias; pero sobre todo llama la atención entre tanto frenesí una obra
de marcado carácter social, de una escala sin precedentes, que fue el Centro Cívico
Constitución (CCC).
Fue el gobierno de Gabriel Leyva Velázquez (1957-1962), quien pudo concretar una
serie de obras que son referentes a esa intención de crear espacios urbanos significa-
tivos, apoyar a la educación popular y la divulgación de valores culturales. Pocos son
los gobiernos después de este periodo que se han caracterizado por dejar un legado
material y cultural en la ciudad con este enfoque.
Construido entre 1957 y 1958 en un terreno con una extensión de 16.4 hectáreas, vino
a generar uno de los mejores espacios de convivencia y esparcimiento en la ciudad de
Culiacán y, que a pesar de los años conserva todavía su silueta y es referente en la es-
tructura urbana. Un espacio de marcado impacto social en el que prácticamente cabía
la totalidad de sus habitantes en ese momento. Pero no quedaron ahí las aspiraciones
del periodo, se construyeron grandes murales con una plástica que recordaba mo-
mentos heroicos de la patria y, se llevaron a cabo concursos para diseñar los escudos
del estado de Sinaloa y el municipio de Culiacán, realizados en los muros del Museo
148
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Regional de Sinaloa (Ver figura 1) que formó parte del entonces enorme parque que
integraba además de canchas, estadios, alberca, teatro al aire libre, museo, biblioteca
y zoológico.
Así pues, este impulso constructor no se limitó a la creación de un espacio público sig-
nificativo, sino que se le dotó de espacios complementarios y enmarcó en una plástica
que hizo del conjunto uno de los mejores ejemplos de arte urbano de la ciudad.
▼▼Figura 1 MUSEO REGIONAL DE SINALOA EN EL CENTRO CÍVICO CONSTITUCIÓN El periodo de este gober-
nante se caracterizó por
un verdadero frenesí en
la consolidación urba-
na y arquitectónica de la
ciudad de Culiacán, dig-
nas de mencionar son los
conjuntos escultóricos de
hombres y mujeres ilus-
tres del estado y el país y
murales de gran calidad
plástica construidos por el
maestro Rolando Arjona
Amábilis.
Pareciera ser que ese
impulso constructor no
Ubicado en el Centro Cívico Constitución (CCC) es un ejemplo de las preocu- solo se dio en el ambien-
paciones culturales del Gobierno que lo construye. Más evidente su afán te gubernamental, sino
por crear símbolos y un arte plástico con marcado acento social, se refleja
en sus enormes murales que exhiben iconos de nuestras raíces. Recuperada también fue imitado por
en: Panoramio, disponible 2013 28 de Junio, de http://www.panoramio.com/ instituciones y organiza-
map/#lt=31.870070&ln=-116.627072&z=0&k=2&a=1&tab=1&pl=all.
ciones tales como los or-
ganismos empresariales y la iglesia, que en los años sesenta construyó el templo de
Nuestra Señora de Guadalupe “La Lomita” (Ver figura 2); uno de los hitos urbanos
más representativos de la ciudad de Culiacán. Siendo don Gonzalo Ortiz de Zárate su
constructor y alma del proyecto. Casi podemos afirmar que existía una necesidad de
trascender sin la cual se cae “en la anomia y desesperación”. (Vargas, 2012; 72)
Este templo de estructura ligera con un diseño basado en membranas delgadas que
forman los paraboloides hiperbólicos, se ubicó sobre un antiguo templo y en un espa-
cio prácticamente desolado, marcando así su fe en el progreso y el atrevimiento que
poseían los forjadores de esos tiempos. Con el paso de los años el edificio no solo se ha
consolidado como uno de los símbolos más representativos de la ciudad, sino que más
admirable se vuelve esta obra al comprobar la notable ejecución técnica y soluciones
plásticas que denotan un afán por trascender.

149
Reflexión sobre la Arquitectura

Es realmente sorprendente la cantidad de obra que se realiza en entre 1950 y 1970. Al


impulso económico que generaba la dinámica del sector agrícola exportador respon-
dió una arquitectura con la silueta de las grandes corrientes imperantes en el mundo
occidental.
Pero, sin duda habría que esperar a fines de los años setentas para ver la consolidación
de otra formidable intervención urbana en la ciudad. Fue Alfonso Genaro Calderón
un gobernador (1975-
1980) que presumía de su ▼▼Figura 2 TEMPLO DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE “LA LOMITA”
origen rural quien le dio
otra fisonomía a Culiacán
con el Centro Sinaloa,
donde resaltan el Palacio
de Gobierno o Unidad
Administrativa y el Palacio
de Justicia como los más
representativos.
Llama la atención como
en solo 20 meses se inició
y concluyó tan vasta obra
que además de regenerar
urbanísticamente el sur-
poniente de la ciudad de
Culiacán, impulsó un es-
tilo moderno de sencillez, Su ligera estructura asemeja un velero que surca los cielos de Culiacán. Sobre
una acrópolis señorea el espacio y se reafirma como uno de los más importan-
sobriedad y magnitud. No tes iconos que nos identifica. Qué Bonito Culiacán, Recuperada en 2013 el 28
podemos dejar de men- de junio, de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=188634847962752&s
et=pb.150402408452663.-2207520000.1372443727.&type=3&theater.
cionar que fueron muchos
los edificios y calles que debidamente arborizadas constituyeron un marco elegante al
sector urbano referido. Es interesante observar la monumentalidad de este proyecto
grandilocuente (Ver figura 3), que hace recordar los grandes proyectos de Albert Speer
para reconstruir Berlín en 1937 como capital del mundo, el cual aduciendo el concep-
to de “valor de la ruina” como aspiración a crear la arquitectura de su tiempo. Si bien
guardando las proporciones y distancias adecuadas de ese referente que aspiraba a
crear una arquitectura que pudiera ser apreciada mil años después, no deja de ser
significativo que este Palacio de Gobierno de Culiacán después de más de tres décadas
de inaugurado sigue siendo uno de los mejores y más notables ejemplos de la arqui-
tectura en nuestra ciudad.
Como tercer momento que nos permita caracterizar esta arquitectura, no puedo dejar
de mencionar aunque sea de manera breve la realizada en las dos últimas décadas
del periodo analizado. Uno de los momentos más felices lo constituye el denominado

150
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Proyecto Tres Ríos construido con la idea de evitar los estragos de las inundaciones,
crear reservas territoriales, resolver los problemas viales, aprovechar el potencial es-
tético y recreativo de los ríos, regularizar los desarrollos comerciales y deportivos, me-
jorar la imagen urbana y promover el desarrollo económico. (IMPLAN, s.f.)
▼▼Figura 1 MUSEO REGIONAL DE SINALOA EN EL CENTRO CÍVICO CONSTITUCIÓN Toda esa intención se ha
visto frenada tanto por
agentes externos como
internos. Las devaluacio-
nes y crisis de 1994 vieron
opacado su nacimiento, y
posteriores gobiernos más
preocupados en asuntos
recaudatorios y especula-
tivos que en las primeras
ideas que motivaron el
proyecto. Esto ha ocasio-
nado que el Desarrollo
Urbano Tres Ríos sea
apenas un leve reflejo de
aquellos sueños originales
Sin embargo, de esta idea
También denominada Unidad Administrativa. La imponencia del edificio y el cui-
original del Tres Ríos se ha
dado de su contorno hacen de ella un obligado referente al pensar en los símbo-
los arquitectónicos de la ciudad de Culiacán. Qué Bonito Culiacán, Recuperado
derivado uno de los pro-
en 2013 el 28 de junio, de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1926
yectos más significativos
28997563337&set=pb.150402408452663.-2207520000.1372443723.&type=3
&theater.
de los tiempos actuales; el
denominado Parque las Riberas, sin duda es con mucho el mejor espacio y el más vi-
sitado de los últimos años. Es un proyecto que si bien es cierto vino a darle una nueva
imagen a la ciudad, de inicio a fin ha estado plagado de irregularidades, caprichos e
intereses. Cualquier espectador puede apreciar la ausencia de construcciones signi-
ficativas y emblemáticas que vengan a darle a la ciudad una nueva fisonomía. No se
alcanza a percibir ese deseo de trascendencia en la generación que nos dirige. Solo se
limita una jardinería y andadores tachonada de juegos infantiles y áreas de esparci-
miento demasiado vulnerables a las crecidas frecuentes del río.
Resalta la Plaza Fórum (Ver figura 4) que desde su construcción, fue un ancla comercial
que marcó de manera contundente el origen y motivo del proyecto. Ésta se ha con-
vertido en el centro de comercio y reunión de la sociedad culiacanense, siendo una
especie de pasarela obligada y escaparate de los más notables ejemplares de la belleza
femenina de la ciudad, amén de centro de consumo y catedral del comercio. Un verda-
dero hito que refleja las preocupaciones hedonistas de nuestra sociedad.
No podemos negar que existen edificios que son esfuerzos individuales que buscan
151
Reflexión sobre la Arquitectura

incidir en el espacio urbano de manera notable, pero en muy contadas ocasiones po-
demos vislumbrar esa intención y, más se puede observar un utilitarismo y funcionalis-
mo ausente de una propuesta formal. Muchos manifiestan que es urgente y necesario
construir espacios en los que la gente pueda tener sentido de pertenencia y sentirse
más en comunión.
Desde el gobierno se ▼▼Figura 2 TEMPLO DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE “LA LOMITA”
anuncia de manera triun-
falista de manera cons-
tante en estas dos últimas
décadas un gran impulso
constructor que llevará a
la construcción sin prece-
dentes de obras relevan-
tes y emblemáticas. Sin
embargo, no existe una
idea de resolver al menos
problemas sectoriales,
menos podemos obser-
var una búsqueda por una
solución más integral. Los
ejemplos nos asaltan a la
vista, la ciudad se llena
En esta imagen observamos uno de los espacios más representativos de nuestra
de pequeños retazos de consumista época. El Fórum es una verdadera “catedral” de nuestra hedonista
obras que como los puen- sociedad. No cabe duda que las construcciones reflejan nuestros anhelos y aspi-
tes nacen “deprimidos y raciones. Flickriver. Disponible en 2013 el 28 de junio, de: http://www.flickriver.
com/places/Mexico/Sinaloa/Culiacan+Rosales/Gabriel+Leyva/.
viejos”; es decir, son solu-
ciones obsoletas y cuando se inauguran ya no son suficientes, además de convertirse
en verdaderos monumentos de lo absurdo, no solo funcionalmente son limitadas, sino
que además el postulado de darle preferencia al peatón que tanto pregonan están
ausente en ellas

Conclusión.
No cabe duda que la ciudad expresa con notable claridad los momentos, contradic-
ciones y afanes de los que circunstancialmente ejercen sobre ella quienes actuando
en posiciones de poder dirigen y expresan su visión mediante la cultura material que
promueven. La ciudad refleja la consciencia y el sentido de responsabilidad de sus
principales actores.
En los años cincuenta del siglo XX surgió en Culiacán casta de ciudadanos, gobernan-
tes y empresarios que cristalizó en grandes proyectos de profundo contenido y justicia

152
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

social y buscó crear símbolos que dieran referencias y sentido de pertenencia a una
sociedad que emergía a una modernidad. Buscaban trascender con sus obras y su per-
manencia lo confirma.
En las décadas inmediatamente posteriores se continuó desarrollando obras de pro-
fundo contenido social y fueron creadas y infraestructuras y equipamiento que a pesar
de lo explosivo del crecimiento intentaron mantener equilibrios sociales y hubo la
oportunidad de materializaciones como el Palacio de Gobierno enmarcado en un am-
plio sector urbano denominado Centro-Sinaloa que vino a dar lustro a la modernidad
culiacanense.
En la última década del siglo XX y los primeros años del siglo siguiente podemos ob-
servar un abandono de la ciudad a los intereses políticos, comerciales y de los grandes
desarrollos urbanos inmobiliarios que nos van dejando una imagen contradictoria, ya
que por un lado se esfuerzan en divulgara supuestas preocupaciones sociales cuan-
do lo que en el fondo son pretextos para invertir en banalidades que no muestran
la mínima congruencia con sus postulados. Ausencia de atención al peatón, grandes
zonas depauperadas, conjuntos desarticulados como islas, obras de infraestructura en
aberrantes y coronando este desfile la entrega de espacios y dotación de los mejores
servicios en aquellos espacios en que invierten los grandes desarrolladores. Una ciu-
dad con contenido social solo en el discurso y que en los hechos se construye con una
arquitectura de pésima calidad y materiales deleznables que no soportará el paso del
tiempo y menos la acción de los fenómenos naturales cada vez más frecuentes.

Bibliografía
Gehl, J. (2006). La humanización del espacio urbano; la vida social entre los edificios. Barcelona,
España: Editorial Reverte, S.A.
Giddens, A. (2011). Consecuencias de la modernidad. España: Alianza editorial.
Giddens, A. (2010). Un mundo desbocado. Los efectos de la globalización en nuestras vidas.
México: Santillana Ediciones Generales, S.L.
Ibarra, G. (1993). Sinaloa: tres siglos de economía. De la minería a los servicios. México: Dirección
de Investigación y Fomento de la Cultura Regional (DIFOCUR).
Ochoa, A. (2004). Modernidad Arquitectónica en Sinaloa. Culiacán, México: Direccion de
Investigacion y Fomento de Cultura Regional/ Universidad Autónoma de Sinaloa/ Universidad
Autónoma Metropolitana.
Sierra, M. C. (2013). Las edades del espacio. Desarrollo de la concepción espacio-tiempo físico y
social en arquitectura. DADU. Revista de Arquitectura, Diseño y Urbanismo , 115-129.
Vargas, M. (2012). La civilización del espectáculo. México: Alfaguara.

153
Reflexión sobre la Arquitectura

Fuentes de internet
IMPLAN. (s.f.). Plan Director de Desarrollo Urbano de Culiacán. Recuperado el 3 de Enero de
2013, de Instituto Municipal de Planeación Urbana de Culiacán: http://www.implanculiacan.
gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=75.
Lynch, K. (2012). La imagen de la ciudad. España: Gustavo Gili.

CURRICULUM SINTETIZADO.
Nombre Completo: Martín Sandoval Bojórquez.
Institución: Universidad Autónoma de Sinaloa.
Facultad de Arquitectura
Grado académico: Doctor en Desarrollo Humano
Cargo académico: Profesor Investigador de Tiempo Completo Titular B
Línea de investigación: Teoría e Historia de la Arquitectura y Urbanismo

Reconocimientos:
• Director de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Sinaloa en el periodo de
1993-1995)
• Miembro fundador del Patronato Culiacán Centro Histórico A.C. 1994.
• Autor del libro “Luis F. Molina y la arquitectura porfirista en Culiacán publicado e 2002.
• Autor de numerosos artículos y escritos que se han publicado en los periódicos “El Debate”,
“Noroeste” y revista “Crucial” en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, México.
• He impartido numerosas conferencias y ponencias, así como moderador en diversos foros y con-
gresos desde 1987 a la fecha.
• Miembro del Instituto Mexicano de Valuación y del Colegio de Valuadores de Sinaloa de 2006 al
2012. Clave o registro vigente 151-91.
• Miembro del Colegio de Valuadores de Sinaloa desde el 2006 al 2012 con Registro COVASIN: COV-67
• Miembro y Socio fundador de la Academia de Historia de Sinaloa desde 2007 a la fecha
• Miembro activo del Colegio de Valuadores de México A. C.(COVAMEX) con número de Registro
CVM- 419/11.
• Presidente del Colegio de Arquitectos Luís F. Molina para el periodo 2008-2010.
• Conductor de Radio Universidad en su programa “Ciudad Abierta de 2007-2008.

Estudios realizados:
• Arquitecto desde 1985: Cédula Profesional 1356876
• Maestría en Historia Regional 1997. Titulado en 1998 con la tesis “La Arquitectura en Culiacán du-

154
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

rante el porfiriato 1880-1910”.


• Especialidad en Valuación Inmobiliaria (Universidad Autónoma de Zacatecas). 2007. Cédula
Profesional 5164252
• Especialidad en Valuación Agropecuaria (Universidad Autónoma de Zacatecas). 2008. Cédula
Profesional 6119431
• Doctorado en Desarrollo Humano 2011.Titulado con Mención Honorífica en el 2013 con la tesis
“Transformaciones en la identidad urbana de la ciudad de Culiacán. 1950-2010”
• Especialidad en Maquinaria y Equipo. (Universidad Autónoma de Zacatecas). (Con los créditos.
Pendiente titulación)

155
Reflexión sobre la Arquitectura

Jorge Alberto Ahumada Ábrego1


Paulina Castellanos Alcaraz2
Marisol Flores González3
María Fernanda Hernández Reyes4
Zaira Rosas Becerril5
Asesor: Mtra. Ada Avendaño Enciso6

ARQUITECTURA PARTICIPATIVA COMO ESTRATEGIA


ANTE LA FALTA DE
RESPONSABILIDAD SOCIAL Y FORMACIÓN
ACADÉMICA EN LAS UNIVERSIDADES
Cada año miles de estudiantes ingresan a la Licenciatura en Arquitectura aspirando a ser el
mejor arquitecto de México, construir el rascacielos más grande, ganar el siguiente Pritzker; de-
bería ser labor de la institución educativa el inculcar la ambición hacia la gran escala referida a la
trascendencia positiva en un contexto social en vez de la gran escala en relación a la dimensión
del edificio. Sin embargo en la actualidad esto no es así, ¿En qué momento se desplazó el com-
promiso social de un proyecto arquitectónico? ¿Es posible que los alumnos tengan la capacidad
de transgredir los límites de la formación académica?
En el plan de estudios vigente de la UNAM (1999) se habla acerca de: “formar arquitectos,
conscientes de su compromiso con la sociedad y de la responsabilidad de ser egresados de la
Universidad Nacional Autónoma de México”, ¿hasta qué punto ese concepto sigue siendo vigen-
te en la comunidad universitaria?

1 9no Semestre, Universidad Nacional Autónoma de México, aa.jorge@hot-


mail.com, 5591979225
2 9no Semestre, Universidad Nacional Autónoma de México, paulina.cast02@
gmail.com, 5522159966
3 9no Semestre, Universidad Nacional Autónoma de México, floresgmarisol@
gmail.com, 5539389704
4 9no Semestre, Universidad Nacional Autónoma de México, fernandahreyes@
gmail.com, 5541338674
5 9no Semestre, Universidad Nacional Autónoma de México, zaiirosas@icloud.
com, 5541309273
6 Maestra en Restauración, Universidad Nacional Autónoma de México.

156
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Este “compromiso con la sociedad” pocas veces se aplica en el aula, se da prioridad a la creación,
diseño e imagen arquitectónica, dejando a un lado lo más importante, la inserción del proyecto
en un entorno, en una realidad que dista mucho de la realidad plasmada en el imaginario.
La “Arquitectura Participativa” es una estrategia que podría ser una solución aplicable dentro
del sistema académico de la UNAM y otras universidades; concepto creado por Chris Stringer a
partir de una comparación con la Teoría de los Constructos Personales en 1970, hace un llama-
do a los arquitectos para incluir e integrar a todos los participantes de un proyecto, involucrar
a los usuarios potenciales con su próximo entorno para crear un sentido de pertenencia, de
identidad.
En México se han realizado diversos proyectos bajo esta estrategia por universidades extranje-
ras que identifican problemáticas en nuestro país que a la vez representan una oportunidad de
aprendizaje enorme para sus alumnos; siguiendo esta idea, ¿Cómo es que la mayor universidad
pública del país no ha implementado estos métodos de enseñanza para crear un compromiso
social en el futuro arquitecto en un 2014 que trabaja con la premisa de “crear consciencia”?
Palabras Clave: Participativa, Realidad, Consciencia, Integrar, Humana.

Introducción
La Arquitectura es el arte de crear espacios adecuados donde se lleva a cabo la vida y
es la ciencia de que estos refugios, pequeñas “fortalezas”, resistan lo necesario para el
bienestar humano. Por el sentido romántico o por el sentido práctico, la Arquitectura
se puede apreciar como un ente que refleja el momento social y económico que se
vive en ese momento y que hará feliz a sus usuarios, sin embargo Arquitectura es
también muy vanidosa, dejándose seducir fácilmente por materiales elegantes, por
caprichos estéticos, por hacerse notar, y es aquí donde surge el riesgo de perder su
humanidad y con ello, su sentido.
Un estudiante que recién ingresa a la Universidad es un ser susceptible y vulnerable
que se enfrenta a un mundo distinto a lo que conocía, pensando que es el último gran
paso antes de enfrentarse a la vida de “adulto” la universidad parece un monstruo al
que hay que sobrevivir y que sin embargo también será para muchos la mejor etapa de
sus vidas. Un estudiante de arquitectura que entra por convicción generalmente tiene
una visión bastante estrecha de lo que significa esa palabra: Arquitectura. No solo se
trata de saber dibujar y tener buen gusto como pensarían muchos ajenos a esta disci-
plina, hay que saber de matemáticas, de estructuras, de materiales, de medidas y otras
tantas pero sobre todo del ser humano: sus gustos, sus percepciones, sus necesidades.
El nuevo estudiante suele pensar que diseñará casas y edificios y a eso se dedicará el
resto de su vida, sin embargo con el tiempo va descubriendo que el campo es mucho
más amplio y decidirá su camino, de diseñador a administrador, investigador o especia-
lista y así ejercerá su profesión de la manera que elija, y será tarea de los Arquitectos y
demás cuerpo de enseñanza dentro de la Universidad quienes se dedicarán a construir

157
Reflexión sobre la Arquitectura

las bases de los jóvenes estudiantes, transferirles sus conocimientos y experiencia,


pero sobre todo enseñarles que la Arquitectura, en principio y fin, existe para la gente
y sus necesidades básicas y espirituales. Las personas serán las que otorguen valor al
espacio que habiten y es por esto que debemos esforzarnos en ser intérpretes de los
usuarios y del medio que le rodea, ambos igual de importantes.
La Universidad Nacional Autónoma de México es una de las instituciones educativas
más importantes e influyentes en Latinoamérica y que año con año recibe a 1,157
alumnos de primer ingreso en su Facultad de Arquitectura en promedio en los últimos
10 años (http://www.estadistica.unam.mx/reportesinstitucionales/reporte_pobxca-
rrera.php?cve_dep=001), a quienes desde 1999 rige bajo el mismo Plan de Estudios y
que dice al inicio:
“El objetivo del plan de estudios es formar arquitectos: conscientes de su compro-
miso con la sociedad y de la responsabilidad de ser egresados de la Universidad
Nacional Autónoma de México”.
Puesto en otras palabras, se refiere a que el alumno aprenderá a lo largo de su paso por
la institución académica no solo a ser capaz de concebir edificaciones resistentes y úti-
les, si no que sabrá intervenir en su contexto al tener un compromiso con la sociedad
en la que vive, y cada estudiante egresado de la Licenciatura en Arquitectura sabe que
la variedad de contextos es innumerable. En teoría así debería ser. En la Universidad
durante 4 años nos enseñan a diseñar a partir de conceptos, de materiales, de colores,
estructuras y tecnicismos que necesitaremos para ese momento de enfrentarnos a la
hoja en blanco y las revisiones, se nos enseña a cubrir una serie de requisitos espacia-
les. Todo esto es necesario, ya que son conocimientos universalmente arquitectónicos
y todo aquel que estudie Arquitectura debe aprenderlo. El problema empieza cuando
los proyectos imaginarios que se proponen para adquirir estos conocimientos conce-
den demasiadas libertades
El Taller de Arquitectura, el cual incluye las materias de Proyectos, Investigación y
Construcción, Representación Gráfica y Urbanismo, es el eje rector del Plan de Estudios
99’ según el mismo. En la materia que se considera la columna vertebral de la carrera
de arquitectura se enseña a los alumnos a abordar y resolver distintas tipologías, el
Taller se divide en 5 etapas, cada una con un año de duración. Al hacer una serie de
encuestas a dieciocho alumnos de la Facultad de Arquitectura de diferentes Talleres
y generaciones, abracando aproximadamente a 1,440 alumnos si consideramos que
cada generación se compone de 80 alumnos (22% de 6,468 alumnos de la generación
2013-2014 [http://www.estadistica.unam.mx/reportesinstitucionales/reporte_po-
bxcarrera.php?cve_dep=001]), llegamos a obtener una idea de los proyectos que se
trabajan en los diferentes talleres dentro de la Facultad, los resultados fueron los si-
guientes, divididos en proyectos más recurrentes en cada etapa:
• Etapa Básica: Vivienda Unifamiliar, Edificio de carácter espiritual, Ejercicios por

158
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

medio de análogos y Espacios Escultóricos.


• Etapa de Desarrollo: Edificio en altura, Edificio de alojamiento temporal, Ejercicios
Experimentales y Edificios Médicos.
• Etapa de Profundización: Edificio en altura, Edificio de alojamiento temporal, Museo
y Concursos.
• Etapa de Consolidación: Plan Maestro y Edificio en altura
• La Etapa de Demostración se refiere a la tesis.
Lo interesante a destacar en esto es lo siguiente: ¿Dónde entran los proyectos de índole
social? Los procesos con el pasar de los años son coherentes, sin embargo se quedan
de lado algunos puntos que se mencionan en el Plan de Estudios como el hecho de que
a partir de la etapa de Desarrollo se debería iniciar a tener “Actividades de relación
con los sectores sociales de mayores carencias, y que demandan espacios arquitectó-
nicos prioritarios, y/o con los sectores ligados a la producción arquitectónica” (Plan de
Estudios, 1999) lo cual sucede pocas veces como podemos observar en las encuestas.
Después, siguiendo con el plan de estudios, la etapa de Profundización hace mención
al abordamiento respecto a lo social de la siguiente manera: “El ejercicio del proceso
de diseño en respuesta a probables demandas reales, que permita abarcar, de manera
más completa, la realidad del ejercicio profesional.” (Plan de Estudios, 1999) El acerca-
miento a la sociedad, según este apartado, será “probable”.
Siguiendo con el Plan de Estudios, el egresado: “deberá estar preparado para insertar-
se en la realidad nacional de manera crítica y solidaria, y adaptarse a los cambios de
su entorno, con la voluntad de participar activamente en la generación de espacios ar-
quitectónicos que respondan al ámbito cultural en que se insertan.” (Plan de Estudios,
1999)
Situación que se ve difícil si los temas en relación a la sociedad se abordan, según el
Plan, en la Etapa de Desarrollo y no se promueven a lo largo de las siguientes etapas,
además de que se sigue trabajando con proyectos abstractos y flexibles, es aquí enton-
ces donde entra un factor de gran relevancia: los maestros.
La disposición y entrega en cada una de las asignaturas por parte de los profesores y
del alumnado es fundamental para generar un impacto en el conocimiento en el corto
plazo, repercutiendo en la vida profesional en el largo plazo. El profesor universitario
será el mayor guía para los estudiantes, será quien inculque las bases y quien, a partir
de la vocación docente, impulse a sus alumnos a prepararse de la mejor manera para
que sean capaces de aportar a la sociedad que le rodea.
Al educar a los alumnos, futuros arquitectos, se tiene una gran responsabilidad, ya
que el profesor debe asegurarse de que el alumno entiende los conceptos básicos y
que será capaz de desarrollar un proyecto desde las bases y conceptos hasta el pro-

159
Reflexión sobre la Arquitectura

yecto ejecutivo y es por esta razón que se sigue un proceso en donde los proyectos
asignados por el grupo de profesores responsables puedan dar abasto a las necesida-
des académicas: vivienda unifamiliar, vivienda multifamiliar, un edificio de gran claro
y un edificio de gran altura por mencionar algunos ejemplos; el cuerpo docente tiene
que asegurarse que el alumno es capaz de resolver cualquiera de estos casos con sus
consideraciones técnicas y constructivas y, de esta manera, esté preparado para reali-
zar su labor profesional donde y como lo desee. El problema es cuando el proceso da
prioridad a la creatividad por medio de ejercicios poco serios socialmente hablando
y a concursos que alientan al diseño por sobre las consideraciones reales. Nosotros
hablamos de la UNAM por ser la Universidad donde hemos estudiado, sin embargo
creemos que es una situación que puede ser analizada a escala nacional y se encon-
traran pocas excepciones.
Pero entonces es cuando hacemos nos las preguntas: ¿Qué es ser un buen arquitecto?
¿Para quién y Por qué la arquitectura?
Tener metas grandes en la vida siempre será un inicio de superación personal, sin
embargo una parte fundamental es la enseñanza del compromiso social y el acerca-
miento con la gente; si bien habrá alumnos que se interesen en arquitectura comu-
nitaria habrá muchos otros que no y sin embargo es importantísimo que sea cual sea
la elección del estudiante en el futuro siempre esté consciente de la responsabilidad
social que conlleva su profesión. Es para esto que se necesita de profesores con visión
e iniciativa que se animen a mostrar la realidad a sus alumnos, educar con proyectos
reales o lo más cercanos a la realidad de su sociedad para que se le enseñe al futuro
arquitecto que un gran arquitecto no es aquel que aparece en revistas con proyectos
lujosos, también se trata del contacto con la gente del que se aprende enormemente.
¿Qué hay de las relaciones Alumno/Cliente o Alumno/Autoridad en la Facultad?
La Facultad de Arquitectura imparte una materia llamada Extensión Universitaria, la
cual según el Plan de Estudios se trata de un área de articulación entre el Taller de
Arquitectura y la realidad social, puesto que mediante la producción urbano-arqui-
tectónica es que el alumno aplica sus conocimientos teóricos en la práctica; Extensión
Universitaria “se caracteriza por tener, sustancialmente, vocación de servicio y de co-
nocimiento general y vincula a los estudiantes con el ámbito profesional.” (Plan de
Estudios, 1999). La materia parecería ser ese vínculo Alumno/Cliente, sin embargo la
realidad es muy diferente. Pocos son los profesores a cargo de la materia que mues-
tran el compromiso hacia los alumnos y generalmente la materia se deforma a gusto
del profesor, para bien o para mal, que sumado a la carga de trabajo de Taller de
Arquitectura pocas veces obtiene el interés del alumno.
Sin embargo no hay que olvidar que la UNAM es reconocida como la máxima casa de
estudios. La Facultad de Arquitectura de la UNAM ha sido reconocida múltiples veces
como la mejor escuela de Arquitectura de México, en los últimos 10 años ha sido
160
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

nombrada la número uno en 5 ocasiones y como la segunda mejor en otras 4 ocasio-


nes según los resultados publicados anualmente por el periódico REFORMA. Esto nos
habla de una enseñanza de gran calidad que atrae estudiantes de toda la República y
del extranjero. La Universidad tiene un valor impresionante en la sociedad y lucha año
con año para mantenerse competitiva y ofrecer a sus alumnos las mejores posibilida-
des, enseñarles a ser críticos y capaces.
Otro elemento a destacar es el siguiente: ninguna Universidad a nivel nacional recibe a
tantos estratos sociales al mismo tiempo. Los alumnos provienen de escuelas públi-
cas o privadas, lo que la convierte en la Universidad más plural e incluyente del país,
y de esta manera la UNAM tiene el potencial y la posibilidad de generar un impacto
en más sectores sociales que ninguna otra universidad, generaciones y generaciones
de arquitectos comprometidos con su país, educados para cambiar e intervenir en las
situaciones actuales desde sus posibilidades: estudiantes que vienen de comunidades,
que conocen las necesidades y carencias pero sobre todo sus fortalezas, si se le enseña
la manera de intervenir en su contexto para generar cambios; estudiantes provenien-
tes de estratos sociales altos, que pueden conocer líderes en asociaciones, empresas
y que si se les enseña la manera de intervenir su contexto puede generar cambios de
la misma manera.
Nos gustaría ver que la Universidad pública más grande de México y América Latina
destaque también por ser la mejor en enseñanza social.
¿Un método para lograr que el alumno sea consciente de su realidad social? Realizar
ejercicios reales en el proceso de aprendizaje e ir introduciendo el Diseño Participativo.
La “Arquitectura Participativa” es una estrategia que une y valora a todos los partíci-
pes de un diseño arquitectónico; concepto creado por el antropólogo británico Chris
Stringer a partir de una comparación con la Teoría de los Constructos Personales en
1970, hace un llamado a los arquitectos para incluir e integrar a todos los participan-
tes de un proyecto, involucrar a los usuarios potenciales con su próximo entorno para
crear un sentido de pertenencia, de identidad.
A lo largo del siglo pasado se realizaron varios estudios para identificar el concepto de
participación en la sociedad de acuerdo a la época de análisis, en los 60`s era notorio la
imposición de las autoridades en la sociedad evitando cualquier intento de participar,
n los 70`s el ciudadano empezó a ser consciente de su valor en un sistema social donde
sabía que tenía voz y voto que logró el auge de la participación y en los 80`s el gobierno
empezó a notar que sólo eran un instrumento del pueblo, donde el ciudadano era el
que decidía lo que se necesitaba, ya que el ciudadano era el que lo habitaba.
En la actualidad este concepto de arquitectura participativa se traduce en varios
ejemplos de grandes ideas a lo largo del mundo. En Brasil, Jaime Lerner ex alcalde de
Curitiba hablaba de Acupunturas Urbanas, donde a partir de ciertos puntos rojos en
una ciudad al transformarlos uno por uno en pequeños gestos generaban reacciones
161
Reflexión sobre la Arquitectura

positivas a lo largo y ancho de la ciudad; en México se habla de uno de los mayores


exponentes de este concepto, Óscar Hagerman, arquitecto de nuestra facultad, el cual
enaltece que el contexto es lo más enriquecedor en un proyecto, las situaciones que
influyen a su alrededor es lo más valioso.
¿Y cuáles serían los beneficios de aplicar Talleres de Arquitectura Participativa?
Hacia los alumnos
• Trabajar con los usuarios involucrados en un proyecto de manera activa para que
construyan colectiva, dialéctica y horizontalmente sus conocimientos (junto con los
docentes); reconociendo así su realidad
• Proyectos con mejores resultados al estar vinculados a la realidad del contexto (local,
regional, nacional o internacional).
• Entender cada nuevo proyecto como único y con soluciones específicas y poseer
criterio para dejar a un lado las peticiones y parámetros arbitrarios, que den lugar a
proyectos determinados por la casualidad y lo absurdo.
• Comprensión de que las soluciones a un problema no nacen de propuestas omnipre-
sentes, sino de la reflexión y diálogo con los distintos involucrados.
Hacia los maestros
• Aplicación de una metodología participativa de aprendizaje colectivo (entre estu-
diantes y docentes) mediante un dialogo horizontal, que fortalezca la vida asociativa.
• Incentivar a los alumnos a comprender que estos son parte de una comunidad, a la
cual deben de asistir con sus conocimientos. • Mejoramiento de las técnicas de ense-
ñanza al tener que vincular distintas disciplinas.
Hacia el egresado
• Arquitecto egresado con la capacidad de poder enfrentar los problemas de su en-
torno, al tener previas experiencias que vincularon la relación entre usuario, gobierno
(leyes), instituciones, etc.
• Arquitecto como actor que puede ayudar de mejor manera en la producción arqui-
tectónica con un verdadero compromiso con los habitantes al visualizarse a sí mismo
como parte de una comunidad.
• Mayores oportunidades de empleo al salir de la universidad, al establecerse previa-
mente lazos con distintas instituciones, despachos, gobierno, etc.
• Mayor lazo con la universidad, generando que el egresado pueda participar con
mayor eventualidad en las actividades de la misma, incluso donde el este pueda pro-
poner estas nuevas actividades.

162
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Hacia la institución
• Vinculación interna: entre aula de clases, cursos complementarios, diplomados.
Vinculación externa: UNAM/gobierno/despachos/asociaciones. UNAM y específica-
mente la Facultad de Arquitectura comprometidas al cambio de la situación mexicana,
gracias al apoyo de sus estudiantes y a los vínculos creados gobierno/despachos/aso-
ciaciones, etc.
• Ofrecer a México, arquitectos con la capacidad de actuar e influir en el imaginario
colectivo de personas y comunidades.
Actualmente la UNAM lleva a cabo talleres de este tipo de forma esporádica y en
algunas ocasiones en cooperación con universidades extranjeras a manera de alian-
za académica en donde los alumnos aprenden de su contraparte; la UNAM por ser
la institución local establece los contactos con las comunidades y ofrece las facilida-
des a la institución extranjera para poner en práctica sus conocimientos en benefi-
cio de una comunidad mexicana. Otras universidades como el ITESM y la Universidad
Iberoamericana también realizan talleres de diseño participativo, sin embargo tam-
bién son dirigidos a una pequeña minoría y las universidades extranjeras han tenido
una labor más destacada que las propias universidades mexicanas. Los talleres se ofre-
cen como algo extraordinario y pocos son quienes tienen la oportunidad de vivir este
tipo de experiencia.
Si las Universidades como la UNAM enfocaran sus esfuerzos se podrían establecer
relaciones más duraderas con comunidades o asociaciones con el fin de llevar a más
alumnos la posibilidad de ser parte de talleres de arquitectura participativa donde el
alumno salga de su zona de confort y se enfrente a situaciones aprendiendo que el
contacto con el cliente y el impacto del diseño es lo más importante, que el alumno se
involucre completamente con la gente para quien trabajará a lo largo de dos semanas
o quizá dos meses, donde con sus propios ojos y con sus propias manos vea que sus
propuestas no son un papel con una calificación, también son los sueños e ideales de
un grupo de personas, y que el concepto de “bonito” cambia, pues no se necesitan
de mármoles finos y metales modernos: un material al natural bien utilizado y bien
trabajado siempre será bello por sí mismo, ¿quién discute la belleza de una puerta de
madera tallada?
El servicio social en la Facultad es un acercamiento a la realidad que por medio del
programa de brigadas de la oficina de Servicio Social se brinda ayuda a comunidades
que lo solicitan con un trabajo de grupos de alumnos con duración de menos de un
mes que, al llevarse a cabo simultáneamente con el Taller de Proyectos, los alumnos
no le otorgan la dedicación necesaria. Sin embargo tiene un potencial enorme pues
recibe solicitudes de la Ciudad de México e incluso de fuera de ella que actualmente

163
Reflexión sobre la Arquitectura

no se pueden abordar por la falta de alumnos disponibles para estos trabajos; se de-
muestra así las ganas de la Facultad por apoyar a la comunidad aunque se ve rebasada
en ese aspecto.
La UNAM participó en MEXTROPOLI, Primer Festival Internacional de Arquitectura y
Ciudad en México, con un taller de soluciones prácticas para quien solicitara apoyo
para remodelación de su vivienda, comercio o espacio público ubicado en la misma
zona del centro histórico; los alumnos debían recaudar las solicitudes y abordar el
proyecto a modo de propuesta y entregar en un periodo no mayor a 24 horas. Más
programas como estos dejarían un impacto y una conciencia crítica en los estudiantes,
vincular estos programas con las asignaturas de la carrera, nos darían un programa
completo para ser un egresado capaz de enfrentar cualquier tipo de necesidad por
parte del cliente.

Y para concluir.
América Latina es la región más urbanizada del mundo con más del 80% de su población,
alrededor de 468 millones de personas, viviendo en conjuntos urbanizados de más de
2,000 habitantes. En las últimas tres décadas se ha dado este crecimiento de manera
acelerada provocando una falta de planeación urbana dando como resultado que 1 de
cada 4 personas viviendo en zonas urbanas tiene una vivienda en condiciones por de-
bajo de los estándares mínimos de habitabilidad e infraestructura básica, generando
además la división en las ciudades entre la formalidad y la informalidad, pobreza vs.
riqueza. (“Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe 2012”, Programa de las
Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU-Habitat)
“Para avanzar hacia un modelo de ciudades más sostenibles, más compactas, que
doten a nuestras zonas urbanas de una mayor movilidad y eficacia energética, es preci-
so reafirmar el interés colectivo en la planificación urbanística, trabajar en políticas de
cohesión social y territorial, así como en políticas nacionales urbanas, y aplicar refor-
mas al marco legal e institucional”, advierte Joan Clos, Director Ejecutivo del Programa
de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat).
La única solución no son los Talleres de Diseño Participativo, sin embargo son un claro
ejemplo de lo que se propone. Ante este tipo de situaciones no podemos seguir vol-
viendo la espalda, como arquitectos, urbanistas y paisajistas no debemos seguir ac-
tuando como hasta ahora, pretendiendo que nuestra profesión tienda a la vanidad,
al reconocimiento y las grandes empresas. Nuestra responsabilidad como jóvenes es
dar el primer paso para cambiar esto, generar un interés en nuestros compañeros y en
nosotros mismos hacia nuestra sociedad y los problemas reales que sufre, debemos
aceptar que muchos de nosotros nunca construiremos el rascacielos más importan-
te de México ni ganaremos el Premio Imperial o el Pritzker, pero también debemos
aceptar que tenemos la capacidad de mejorar nuestro entorno y que si lo hacemos
164
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

bien dentro de 20 o 30 años tal vez no tendremos un despacho en Londres y otro en


Nueva Zelanda, pero haremos que México no tenga 25 millones de personas viviendo
en casas de mala calidad, tal vez podremos contribuir a reducir esta cifra a la mitad o a
menos, y no serán 53 los millones de personas viviendo en pobreza como en la actua-
lidad, también podrían ser menos de la mitad puesto que más gente tendría acceso a
mejores lugares para vivir, para trabajar, mejores caminos y ciudades y comunidades
mejor planeadas para poder brindar servicios básicos a todos.
Tal vez es una idea ambiciosa, pero es una idea por la que bien vale la pena luchar, y si
el primer paso puede ser reflexionar sobre el tema, y poder ser escuchados en la revi-
sión del Plan de Estudios de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, plan con 15 años
de vigencia y que como todo, si no se renueva deja de cumplir adecuadamente a su so-
ciedad, para que cambie y que pueda provocar un efecto en las demás Universidades
de nuestro país; que el Plan de Estudios 2015 tenga como prioridad la realidad social,
tomar las bases de enseñanza del plan actual y llevarlos a un nuevo nivel, incremen-
tar la práctica, que se aliente a la participación tanto como a la experimentación, que
materias como Extensión Universitaria trabajen en estrecha relación con el Taller de
Arquitectura, así como el Servicio Social también, que se canalicen proyectos reales
a las manos de los alumnos para que, sí, aprendamos a resolver proyectos complejos
que nos den las bases para ser capaces de realizar proyectos de distintas tipologías
según un cliente lo requiera, pero que también nos enseñen a ser críticos y a tener la
capacidad de analizar y diagnosticar a partir de la opinión de la gente para así saber
intervenir adecuadamente. Que nos enseñen a poner los pies en la tierra.

Bibliografía
“Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe 2012”, Programa de las Naciones
Unidas para los Asentamientos Humanos, ONU-Habitat
http://www.estadistica.unam.mx/reportesinstitucionales/reporte_pobxcarrera.php?cve_dep=0
01
http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Medici%C3%B3n/Pobreza%202012/Pobreza-
2012.aspx
Plan de Estudios Carrera de Arquitectura, Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional
Autónoma de México, 1999.

Reseñas Curriculares
Jorge Alberto Ahumada Abrego (Ciudad Juárez, Chihuahua, 1990)
Estudiante de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de
México. Estudiante de intercambio en la Norwegian University of Science and Technology con sede en
Trondheim, Noruega durante el ciclo 2012-2013. Obtuvo mención honorífica en el concurso City Sense:

165
Reflexión sobre la Arquitectura

Shaping our environment realizado en el 2011 por el IAAC de Barcelona con el proyecto de Multifamiliar
Juárez, el cual fue incluido en la publicación del libro del concurso. Durante el 2013 forma parte del grupo
dirigido por los Arq. Sami Rintala y Pasi Aalto para la realización del Plan Maestro de Boca Maule, en
Coronel, Chile, donde participó además en la construcción de miradores para promover el ecoturismo y
fue encargado de construir relaciones con los habitantes de la comunidad.
Colaboró en el Módulo de Mejoramiento y Equipamiento en la oficina de Servicio Social de la Facultad
de Arquitectura de la UNAM; realizando proyectos como un “Refugio de Quelonios”, para la Asociación
de Quelonios A.C y la restauración y consolidación del “Museo de Sitio” en San Gabriel Azteca, Hidalgo.
Este último proyecto fue seleccionado para ser expuesto en el congreso ASINEA 91. Participó en el Primer
Festival de Arquitectura y Ciudad de la Ciudad de México, MEXTROPOLI, como coordinador de proyectos
en el taller “Regala una idea” organizado por la UNAM, además de desarrollar un taller de mejoramiento
y aprovechamiento de viviendas del centro histórico.
Ha trabajado en el estudio de arquitectura FTCA A&A en Sevilla, España, con el Arq. Ignacio Fernández
Torres realizando labores en relación al diseño, dibujo, modelado y propuestas. Se considera una persona
consciente de su entorno y con grandes intenciones de contribuir a mejorarlo, con especial interés en el
potencial social para el desarrollo humano y en los intercambios culturales para ampliar la mente. Como
arquitecto es comprometido con el diseño eficiente y local, cree firmemente que cada obra debe ser
específicamente diseñada para su contexto y sus usuarios, en ello radica su pasión.
Paulina Castellanos Alcaraz (México D.F., 1991)
Estudiante del último año de Arquitectura en la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Estudiante de
intercambio en el Politecnico di Torino en Italia en el año escolar 2012-2013. En el 2011 obtuvo men-
ción honorífica en estrategias y teorías por el desarrollo del proyecto de mejoramiento del Multifamiliar
Juárez, en el concurso City Sense, Shaping our enviroment organizado por la IAAC, proyecto publicado el
mismo año.
En el 2013 obtuvo mención honorífica en el concurso de intervención urbana I’m a city changer, Futuro
Urbano organizado por la Escuela Digital. Como parte de su servicio social colaboró en el desarrollo del
proyecto ejecutivo de algunos edificios de la ENES León y la ENES Morelia en la Dirección General de
Obras y Conservación.
Ha trabajado con el Arq. Ignacio Fernández Torres en el despacho de arquitectura FTCA Arquitectos &
Asociados en Sevilla, España. Se considera una persona comprometida y responsable que como arqui-
tecta busca desarrollar proyectos funcionales y objetivos basados en análisis contextuales. Amante del
diseño y la arquitectura de paisaje. El trabajo en equipo, el hambre de aprendizaje y el gusto por tener
una visión global son características que la destacan.
Marisol Flores González (México D.F., 1991)
Estudiante de la Facultad de Arquitectura, de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad
Universitaria. Estudiante de intercambio de la Universidad Central de Santiago de Chile, por el primer
semestre del 2013.
En el 2011, obtuvo mención honorifica con el proyecto de mejoramiento del Multifamiliar Juárez, en el
concurso City Sense, Shaping our enviroment. Proyecto que fue organizado por la IAAC, posteriormen-
te expuesto en Barcelona y publicado ese mismo año. Además de participar en pequeños proyectos
de casa habitación con el Arq. Gerardo Mendoza Pastor. Colaboró en el Módulo de Mejoramiento y
Equipamiento en las oficinas del Servicio Social dentro de la Facultad de Arquitectura, UNAM; realizando
proyectos como un “Refugio de Quelonios”, para la Asociación de Quelonios A.C, la restauración y con-
solidación del “Museo de Sitio” en San Gabriel Azteca Hidalgo y siendo coordinadora en el “Taller Regala
una Idea” del Primer Festival Internacional de Arquitectura MEXTROPOLI.
Actualmente trabaja en conjunto con el Arq. Marcos Betanzos y es profesora adjunta de la asignatura de

166
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Proyectos e Investigación del Taller Jorge González Reyna de la Facultad de Arquitectura, UNAM, ponente
en el Congreso ASINEA 91 en el estado de Guanajuato, así como colaboradora en la constructora ARAB
Ingeniería y Construcción y el despacho AT103. Es una arquitecta que busca plantearse proyectos realis-
tas y encaminados al bienestar social. Cree fielmente que los proyectos se desarrollan de manera grupal
y no independientemente, es así como nutre su vida profesional. Apasionada del diseño y cálculo de las
estructuras. Ese es el punto que destaca en cada uno de sus proyectos.
María Fernanda Hernández Reyes (México D.F., 1991)
Estudiante de último año de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, CU. Estudiante de intercambio en
la Universidad Central de Santiago de Chile en el año 2012-2013. Actualmente colabora en conjunto con
el arquitecto Marcos Betanzos y en el despacho AT103. De igual forma ha trabajado en proyectos como
BTCR V.1 y v.2, obteniendo publicación en el año 2012.
Ha trabajado en colaboración en el desarrollo de proyectos con Un techo para mi país, México. En el año
2011, obtuvo mención honorífica en el concurso City Sense, Shaping our enviroment, con el proyecto
de mejoramiento del Multifamiliar Juárez. Ha participado en el workshop Perplex/Plecation con el Arq.
Jorge Ayala, director de la AA Paris.
Durante su servicio social en el laboratorio de Simulación y Modelación de vivienda Urbana, desarrolló
modelos sustentables generando propuestas con diseños naturales, que son actualmente utilizados por
el laboratorio para el desarrollo de nuevas formas arquitectónicas. Se considera una arquitecta con ex-
trema pasión hacia el diseño y los efectos visuales. Integrar cada uno de los aspectos que involucran a la
arquitectura, para convertir en esta última en algo útil, bello y habitable; es su mayor aspiración en cada
uno de sus trabajos.
Zaira Rosas Becerril (México D.F.; 1991)
Estudiante de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, ciudad
Universitaria. Ganadora del segundo lugar en un concurso sobre consciencia ecología organizado por
la empresa VerdeMX para una nueva campaña publicitaria en el año 2012, eslogan que fue utilizado en
diversos medios de comunicación. Alumna electa para participar en la muestra estudiantil de la Facultad
de arquitectura en el año 2013, organizado por los coordinadores de taller y área, representando sexto
semestre del taller Jorge González Reyna, expuesto en el Museo Universitario de Ciencias y Artes.
Colaboradora con el arquitecto Diego de la Canal en el proyecto de una casa habitación en la ciudad de
puebla, además de trabajar para el despacho estructurista Mexueiro. En el año 2013 fue electa por sus
compañeros como parte de la sociedad de alumnos del Taller Jorge González Reyna formando parte de
las juntas del consejo técnico de la facultad.
Actualmente realiza sus prácticas profesionales en la revista internacional de arquitectura y diseño
ARQUINE con la que ha participado en la organización y buen funcionamiento del primer festival de
arquitectura y diseño MEXTROPOLI como parte del STAFF, participando en el ciclo de conferencias en el
teatro Metropolitan y en ruedas de prensa y actividades en el Laboratorio Arte Alameda y colabora en la
edición y revisión de libros en la coordinación editorial de dicha empresa.
Es profesora adjunta de la asignatura de Proyectos e investigación I junto con el Arquitecto Oscar Enríquez
Delgado, Mariana de la Fuente y Alonso de la Fuente. Es una arquitecta que busca crear una conciencia
social en los demás, y que tiene sus metas puestas en la tierra así como cree que el trabajo en equipo es
la parte esencial para que la arquitectura funcione. Gusto por el diseño de interiores y la administración
de obra lo cual es lo que más interés le causa en cada uno de sus proyectos

167
Reflexión sobre la Arquitectura

Carolina Hernández González¹


Norma Gisela Barragán Zúñiga²
José Ángel Chávez Guerrero³

ARQUITECTURA PERVERTIDA
¿DISEÑANDO AL USUARIO O AL MERCADO?
RESUMEN
En nuestra era se han perdido los principios que alguna vez rigieron al ser humano, ha impera-
do la comercialización, el consumo, el ser, hacer y tener más con menos esfuerzo y tiempo. La
educación juega un papel primordial en la formación de un individuo, y más en un profesional.
Es por ello que el rol del arquitecto como creador de espacios que proporcionen un beneficio a
la sociedad, independiente al método de diseño que siga, debe estar debidamente sustentado
en la ética personal y profesional.
Actualmente, la arquitectura se enfrenta a tendencias controversiales, es abordada por diversos
autores, cuestionada y alabada por su eficacia; así pues, al afectar los proyectos, obliga al profe-
sional a inclinarse hacia o en detrimento a ella por diversos factores. Tenemos un peculiar estilo
para comenzar con un diseño, o al menos eso es lo que creemos; basámos nuestros diseños en
cánones de estética y confort muy obvios y, no está por demás decirlo, rentables.
Es así como es posible definir un proceso de diseño como el conjunto de fases de una operación
para lograr una solución en cualquier campo, que en este caso, estará enfocado en el campo de
la arquitectura, pero ¿Estamos solucionando realmente los problemas? Ésta pregunta es la que
se tratará de ir descifrando, primero analizando ciertos tipos de procesos de diseño utilizados,
para luego compararlos contra el “mercado de la arquitectura”, ya que se cree que actualmente
dicho mercado impide que se profundice en las verdaderas necesidades de los usuarios.
Para todo esto, el documento evaluará algunos de los puntos de vista de actuales exponentes de
este segmento y buscará profundizarse en ellos para conocer qué es lo que se está proyectando
actualmente, aunque en cierto punto resulte complicado buscar pruebas contundentes y sus-
tentadas, mediante investigaciones, sobre como la mercadotecnia ha corrompido a la arquitec-
tura desde su concepción y ejecución, se intentará elucidar la manera de rescatar la arquitectura
estancada en el cliché mercantil.
Palabras clave: Proceso; Arquitectura actual; Ética; Mercadotecnia.
1 7° Semestre; Instituto Tecnológico de Durango; Caroachee@gmail.com;
(618)1497811.
2 7° Semestre; Instituto Tecnológico de Durango; zubagis@hotmail.com;
(618)2172223.
37° Semestre; Instituto Tecnológico de Durango; Jangel1026@hotmail.com;
(618)8394320

168
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

INTRODUCCIÓN
La arquitectura es una de las más antiguas profesiones, y ha buscado contribuir a la
conformación del hábitat. Desde tiempos inmemoriales se veían en los egipcios y prác-
ticamente en cualquier otra civilización, que se considerara avanzada y con un lugar
fijo en el mundo de su contemporaneidad, elementos simbólicos, culturales, sociales,
tecnológicos y ecológicos relativos, no únicamente a su vida cotidiana sino engloban-
do toda la esencia del ser humano. Hoy la demanda es atender de manera responsa-
ble el diseño y la conformación del hábitat respondiendo al presente y pensando en
el futuro. Una visión de futuro implica pensar en las futuras generaciones y en cómo
se enfrentarán al diseño, al desarrollo y la conservación del nuevo hábitat, siendo ello
una parte importante de la ética del profesionista, el pensar en nuestro porvenir.
La globalización genera una gran influencia en el mundo y lo que ha generado es que
constantemente se requiera alcanzar estándares más altos de competitividad y exce-
lencia en cualquier área, ya sea tanto en la del conocimiento y la educación principal-
mente, así como de la tecnología, política, economía y cultura. Existe una búsqueda
de equilibrar siempre las tensiones generadas en nuestro constante coexistir de la vida
humana, por mencionar algunas, entre la tecnología que cada día nos rebasa y el hu-
mano, maravilla natural, aquello que consideramos propio, nacional o con identidad,
frente a lo extranjero y poco conocido, aquello que damos por sentado, tradicional,
frente a algo novedoso, todo ello relacionado con la globalización. Para lograr mediar
estas tensiones, es necesario entender el contexto en que nos encontramos, así como
saber a qué nos enfrentamos. Estamos en una nueva era denominada la sociedad de
la información y del conocimiento, en donde el ser humano se enfrenta a nuevos de-
safíos, cambios difíciles y radicales. La economía globalizada hace que las fronteras
territoriales y el mercado potencial de desarrollo profesional ya no estén restringidas
por lo geográfico; la utilización de las Tecnologías de la Información y Comunicación
(TIC) juega un papel determinante; se demanda una sociedad altamente competitiva
en el nivel internacional. (Cantú, 2010:273). Es entonces, de destacar la participación
del arquitecto en estos menesteres, él configura el mundo tomando decisiones impor-
tantes de urbanización y espacios en los que existe y convive la gran población mundial
de hoy en día.

LA IDEA DEL MERCADO GLOBAL Y DEL CONSUMISMO


Con el llamado Styling norteamericano, el cual surgió con la Gran Depresión en los
años treinta, por primera vez se plasma la relación entre progreso económico, produc-
to y fomento del consumo (Heskett, 1982:15). Entre tanto, ya desde la famosa escuela
Bauhaus en Alemania, se proponían mecanismos para lograr el acceso universal a un
producto industrial, generado para el consumo, pero no dejando de lado su dignidad,
es decir, no meramente como un objeto aislado. Estados Unidos, también por aquel

169
Reflexión sobre la Arquitectura

entonces proponía un modelo de producción masiva, pero completamente industriali-


zable, haciéndolo accesible para las cada vez más crecientes masas de consumidores,
haciéndolo común, ya que se ofertaría a un precio bastante bajo, a manera del sistema
que se manejaba continuamente hasta nuestros días. Es hasta cuando surge la pos-
modernidad cuando se define con más intensidad la relación profunda y determinan-
te entre el poder y el consumo, por entonces autores como Barthes, Bordieu y Jean
Baudrillard plasmaron sus ideas en obras como La sociedad de consumo, El sistema
de los objetos y La economía política del signo, en las cuales se logra brincar un obs-
táculo, por medio de la superación de la idea del consumo de objetos en términos de
necesidad o valor utilitario, es decir, según Baudillard, ya no se les contemplaba como
meras cosas que satisfacen una necesidad, sino como objetos de deseo, necesarios e
irremplazables.
Esta nueva manera de hacer las cosas logró que surgieran ofertas de novedoso servi-
cios, ente los que se encontraban los bureau du style, principalmente dirigidos por los
másters creativos de las cadenas de almacenes, u otras tiendas con fines de ventas, los
cuales supieron interpretar las señales del nuevo sector pujante de la población y del
creciente deseo de consumo, es entonces que de ahí derivaron las primeras oficinas
creativas externas especializadas en diseño orientado hacia el sector empresarial e in-
dustrial. “Recién a finales del s. XX, con la crisis del modelo posindustrial, estos mismos
laboratorios de tendencias detectaron de manera latente lo que hoy es una realidad:
la transformación de la conciencia social orientada a la procura del equilibrio ecológi-
co y humano del planeta. Surge una poderosa matriz que vincula innovación, diseño,
empresariado y sustentabilidad.” (Blanch, 1963), sin embargo, el sistema económico
prevalece, y la economía busca cada vez más despertar el deseo de tener más y más
cosas, al límite y borde del consumo de cualquier recurso, y a cualquier costo. Hemos
llegado, para estos aspectos, a un mundo en el cual la preocupación económica está
clavada en nuestro cerebro y sensibilidad. La preocupación por tener más, consumir
más, es algo indiscutible, además de ser una cuestión que “deja un pozo apto para que
la insolidaridad crezca y para que las dualidades de mundos, de sociedades, se acepten
como algo natural.” (Fandos M, 1997:37)
Vivímos un tipo de relaciones predominantemente mercantilizadas. La manifestación
más general y en apariencia inocua de esta mercantilización, es el consumismo. Es la
gran religión de nuestro tiempo. Posee sus grandes catedrales (grandes almacenes),
con sus dioses y devociones (modas, marcas), días y momentos de culto (ir de com-
pras). ¡Con cuánto respeto y reverencia se acude a los bancos, en solicitud de ayuda
y solución! Su arquitectura derrocha magnificencia y poder, anunciando en la lejanía
la cobertura que extienden y la dependencia que generan. ¡Qué esplendor el de las
farmacias, institutos de belleza y centros deportivos donde cultivar la devoción por el
cuidado del cuerpo, la estética exterior y la propia imagen con los sacrificios corres-
pondientes que lo hagan posible! (Fandos M, 1997:37)

170
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

EJEMPLOS CLÁSICOS
Por poner un ejemplo, el museo Guggenheim de Bilbao, sí ese, el de las formas raras,
el de materiales fríos, el diseñado por el Arq. Frank Gehry, ese es uno de los más
grandes ejemplos de la arquitectura de marketing. Se dice que la planificación de este
museo estuvo basada en una estrategia de marketing, ya que Bilbao no era una ciudad
turística por su ubicación, playas, etc. Bilbao era una ciudad industrial, sin turismo,
más hay que recordar que claramente el sector turístico es el primer sector de la eco-
nomía mundial, por lo que Bilbao decidió convertirse en un punto de atención turísti-
ca, ¿Y, cómo lo hizo? Pues construyendo un museo de buena “marca” que llamara la
atención de diversos medios. “La comunidad autónoma del país Vasco (CAPV) debido
fundamentalmente a la climatología, no puede ofertar el denominado turismo de sol y
playa, pero sí puede ofertar otras alternativas para las que sí está bien dotada y en las
que cuenta con ventajas comparativas en relación a otros territorios. En este sentido,
se podrían relanzar con más intensidad si cabe, actividades relacionadas con los valo-
res arquitectónicos” (Periáñez Y Quintana, 2009:105).

MÉXICO: CRISIS A NIVEL VIVIENDA


La vivienda es un indicador que establece por sí mismo el nivel de desarrollo de cual-
quier país, de carácter básico ya que está orientada a un objetivo predominantemente
social, abarcando al conjunto de habitantes de todas las clases sociales.
“Uno de los mayores problemas en nuestras ciudades, por la cantidad de población
demandante y la superficie urbana requerida, es el déficit de vivienda de interés social
y de la existencia de bajos niveles de habitabilidad de las existentes, es decir, ésta se
ha visto influenciada por ciertas variables que nos permiten definirla como formal e
informal, siendo diferentes sus concepciones basándonos en factores como el nivel
socioeconómico y las posibilidades que se tienen de adquirir una vivienda. En la in-
formación oficial sólo se observa a través del conocimiento de la disponibilidad de
infraestructura, de servicios sanitarios y del número de habitaciones; quedando fuera
otros indicadores como la calidad de construcción, las condiciones ambientales y la
capacidad de mantenimiento de lo disponible, así como de la calidad de los espacios
públicos que son de máxima importancia para la población de bajos recursos. La orien-
tación de los programas de producción de vivienda de interés social, en la economía,
neoliberal, ha demostrado que es un problema económico, y no una posibilidad de
garantizar un alojamiento adecuado para las familias” (Castro, 2005).
El desarrollo de la vivienda de interés social, tiene como objetivo principal en México
otorgar viviendas a las personas de bajos recursos y satisfacer la demanda de habita-
bilidad por el incremento de la población. Pero más allá de resolver una problemática
social conlleva a otros aspectos importantes donde la responsabilidad y ética del ar-
quitecto se ve implicada.

171
Reflexión sobre la Arquitectura

“La vivienda social estaba destinada a satisfacer las necesidades básicas de habi-
tabilidad de las clases sociales con menos recursos. El pensamiento funcionalista
llegó a reducir el concepto de vivienda social a vivienda mínima, y por lo tanto, a
vivienda barata, lo cual implicó una reducción de la calidad del espacio y los ma-
teriales, bajando la calidad de las condiciones de habitabilidad.” (Sánchez, 2012).
Las necesidades del usuario son contempladas al mínimo, únicamente cumpliendo las
necesidades más básicas del ser humano. Como resultado final tenemos una vivienda
con materiales de mala calidad con espacios interiores exageradamente reducidos.
▼▼FIG 1: GRÁFICA DE COSTOS ORDINARIOS PARA LA PRODUCCIÓN DE VIVIENDA:

Fuente: Gráfica obtenida de Sánchez Corral, Javier, La vivienda “social“en México. México,2011

En la gráfica anterior (Fig.1) podemos observar que en sí la construcción de la vivienda


sólo toma un 40% del costo final, por lo que lo demás se basa solo en funciones ad-
ministrativas, en la adquisición del predio, etc. Obteniendo como resultado final una
vivienda de baja calidad, ya que el costo de esta se basa simplemente en cuestiones
externas.
El dinero supera la comodidad del usuario, por el simple hecho de aminorar el pre-
cio se buscan terrenos que por su ubicación en las afueras de la ciudad resulten más
baratas, alejadas de todos los servicios e infraestructura, provocando una situación
complicada para los usuarios y haciéndolos recorrer grandes distancias y carentes de
seguridad pública, afectando además, el crecimiento desordenado de la mancha urba-
na. En casos muy extremos, pero de la vida real, no importa siquiera que se asiente en
una zona de alto riesgo propenso a inundaciones o a cualquier otro desastre natural.

172
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

En el país surgieron empresas dedicadas a realizar conjuntos habitacionales los cuales


se caracterizaron por construir a los límites de la zona urbana, buscando solucionar
los problemas de la clase trabajadora, pero que lo único que consiguieron fueron con-
juntos habitacionales que carecen de servicios como comercio, educación, etc., con-
virtiéndose en grandes dormitorios aisladores de la ciudad. Estas empresas trabajan
para el gobierno y no para la gente, rindiendo cuentas a organismos y a las personas
a las que se les destinan tales hogares que con el tiempo se vuelven inservibles a las
cambiantes necesidades de las familias.
La arquitectura ha pasado a ser manejada por comerciantes, a los cuáles únicamente
les interesa el dinero, demeritando la calidad de vida. Los terrenos alejados son en sí,
muy económicos, pero se encuentran sin servicios: Sin agua, lejos de hospitales, sin
alumbrado, sin seguridad, y generalmente en desventaja.
Pero, ¿En dónde comienza el problema?
Se cree que el problema comienza desde la educación, la formación del arquitecto,
sí es correcto ver la manera de comercializar la arquitectura, pero no a un punto de
destruirla para convertirla en un simple lugar para, no vivir sino, sobrevivir. Porque
la mercadotecnia puede acaparar todos y cada uno de los procesos de diseño, pero
únicamente hay que utilizarla como una herramienta, no como una filosofía en la cual
basar su consecución. Por tomar algunos ejemplos, tomemos los procesos de diseño
que más se inculcan:
Diseño pragmático: Es cuando el diseñador hace uso de su intuición y experiencia, sin
tener ninguna explicación ni razonamiento sobre las decisiones tomadas, teniendo
la respuesta un alto grado de sentimiento y subjetividad. Este diseño brinda las solu-
ciones idóneas para solucionar un problema utilizando como materiales los que son
propios de la región, o sea, los materiales que se encuentran a su alcance. Este tipo
de proceso tal vez pueda parecer algo práctico y si realmente se piensa, es de los más
usados, ya que algunas veces las personas quieren algo rápido, práctico y sobretodo
más económico, sin ponerse a pensar en lo que es lo mejor para su modo de vida. Este
diseño lo puede aplicar cualquiera, no necesariamente un arquitecto (pero a decir
verdad, si algún arquitecto lo aplica, tal vez es porque no le importa su trabajo como
tal), de la misma manera, con este proceso se puede vender algo sencillo en muy poco
tiempo, es la manera más fácil de integrarse en el mercado de la arquitectura.
Diseño Analógico: Con este diseño se crean estructuras que tienen un cierto parecido
o una semejanza a un objeto ya sea natural o artificial que servirá como inspiración.
Luego se debe de mirar minuciosamente para así sacar los elementos básicos de la es-
tructura. Este diseño es un tanto complicado, ya que se puede caer en el error de hacer
una especie copia, más no un diseño inspirado. También es un tanto difícil por el hecho
de que al buscar inspiración en algo, podrían no tomarse en cuenta las necesidades
a resolver, volviéndolo un diseño, si bien agradable, vacío y que no soluciona ningún

173
Reflexión sobre la Arquitectura

problema en su interior, sin embargo, sumamente rentable.


Diseño Icónico: Este método de diseño cumple con algunas características que le dan
distinción y prestigio, entre las cuales se puede mencionar la imagen, que le da mucha
relevancia al método en general. Este se basa principalmente en repetir, la misma so-
lución a una estructura arquitectónica que tenga el mismo tema. O sea, que si una
estructura posee una perfecta forma, este lo repite ofreciéndole unas circunstancias
determinadas.
Así es, el diseño icónico busca solucionar problemas parecidos con un mismo modelo
“base”. Al igual que el analógico cae en el terrible error de dar soluciones, por así de-
cirlo, generales, a problemas personales. Se podría asegurar que algunas de las cons-
tructoras de más renombre en este país utilizan este sistema, que por lo general, no
genera ningún bien aparte del que dan a las personas que lo vendieron, por ejemplo
las casas de interés social antes mencionadas, y aquí otra muestra de que la mercado-
tecnia domina el mercado de la construcción.
Diseño Canónico: Este tipo de diseño se inclina a lo intelectual, y a los diferentes
principios que caracteriza una obra entre lo cual se puede mencionar la regularidad,
el orden y la esquematización. Este se lleva a cabo tomando como base un patrón
geométrico que ofrece cierta seguridad al conjunto en general. Con este método se
puede controlar perfectamente las proporciones y el tamaño en general de la estruc-
tura. Además este puede establecer su propio sistema de reglas y cánones, los cuales
se pueden seguir fácilmente.
Este diseño, como ya se dijo se basa en principios de “belleza”, es la forma más simple
de diseñar, pero, ¿qué no son esos cánones reglas implementadas hace años (siglos
incluso)? , es entonces que surge la pregunta ¿En dónde queda la evolución?, y sobre-
todo, y ya entrando en el tema, ¿Cómo lo vamos a vender?.
De esta manera podemos ver que hay maneras muy fuertes de que la mercadotecnía
acapare los procesos de diseño que se inculcan al arquitecto.
De todos los recursos disponibles en internet, existen algunos que hablan sobre la
importancia de la mercadotecnía en la arquitectura, entre ellos se encuentran algunos
que establecen que si el arquitecto quiere llegar a ser algo en la vida, debe de conside-
rar 4 “P’s”: Product/Price/Place/Promotion. Es decir, debía saber a qué precio, en qué
lugar y con qué promoción vender su producto. Básicamente una especie de guía para
que el joven arquitecto entrara de lleno en el mundo de la construcción. La pregunta
que surge aquí es, ¿En realidad es importante ver la arquitectura cómo un producto
que hay que vender? Tal vez sí, de algo se tiene que vivir, pero tal vez se deba no úni-
camente basarse en una estrategía de Marketing a la hora de diseñar. “Una estrategia
de precios bajos tiene la ventaja de ser más competitiva respecto a la competencia y
más atractiva para los clientes” Entonces ¿Se está diseñando para el usuario, o para el
mercado?

174
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

¿Realmente estamos inmersos en una crísis en donde la arquitectura se ha vuelto mar-


keting puro o esa crísis es acerca de nuestras propias capacidades como arquitectos?
Tomemos en cuenta que la crísis es siempre una oportunidad, buena o mala, pero
oportunidad; Y hay que ser sinceros, los arquitectos necesitan clientes.

CONCLUSIONES:
El mundo actual se encuentra inmerso de manera generalizada en un constante cam-
bio, una vorágine que nos impide ver claramente, más allá de fines mercantilistas y de
imagen. La arquitectura, desde luego, no se encuentra excenta de ello; y sin embargo,
es una constante lucha de arquitectos y personas empleadas en el ramo, para poder
conciliar las necesidades de las personas y la capacidad de hacer todo de manera rá-
pida y económica en este mundo tan cambiante. Entra en jaque la ética personal de
cada uno, ya que después de todo, el mercado es el que nos lanza al juego del comprar
y vender, el medio por el cual nuestros proyectos son conocidos, el que nos permite
de cierta forma subsistir, es ahí en donde se debe hallar un equilibrio lógico y una
conciliación entre las partes. No se puede apreciar al mercado como todo lo malo, ya
que desde luego hay un punto bueno, la clave está en no perder de vista los objetivos
principales que tiene la arquitectura y no dejarse pervertir o seducir por las corrientes
actuales, que demeritan la función pura de un arquitecto y benefician causas ajenas a
la consecución de sus metas principales.
Hoy en día, la arquitectura se ve influenciada por muchos aspectos, siempre lo ha es-
tado, pero algunos de ellos pueden negativos. El mercado ha pasado a apoderarse de
la verdadera esencia de la arquitectura, en la construcción se ven involucrados comer-
ciantes, contadores, y otras profesiones que lamentablemente hacen que predomine
el hecho de construir para vender dejando de lado el bienestar y las necesidades de
las personas que habiten el lugar, creando espacios insuficientes que no cumplen el
propósito que deberían, que se vuelven inservibles, inhabitables de mala calidad.
Podemos recordar un cuento de Samuel Langhorne Clemens “Mark Twain” llamado
“El hombre que corrompió Hadleyburg”. Este cuenta la historia de una pequeña ciu-
dad llamada Hadleyburg que se jacta de ser la ciudad más honesta e incorruptible
de todas, en la cual cada uno de los habitantes se encuentra sumamente orgulloso
de lo que hace y de donde vive, en una utopía. Hasta que un día, un forastero que
había tenido algunos problemas anteriormente, decide vengarse, haciendo corrupta a
la ciudad. Este forastero descubrió que la honestidad no se debía a la educación de sus
habitantes, sino que, la ciudad nunca había tenido ninguna tentación, por lo que a la
primera, logró corromper la ciudad.
Actualmente es comparable la profesión del arquitecto con la ciudad de Hadleyburg,
en donde los orgullosos habitantes somos precisamente los arquitectos que creemos
que todo lo que hacemos es lo correcto, que arreglamos problemas de los usuarios

175
Reflexión sobre la Arquitectura

y que, hasta ayudamos a que estos consigan un hogar a buen precio. Pero la verdad
es que en algún punto, llegó ese desconocido a tentarnos, a hacernos creer que, por
hacer una mala jugada en nuestro mundo perfecto, nadie se dará cuenta, nadie sos-
pechará de nosotros. En última instancia, la siguiente frase clave en el cuento resume
en gran medida todo lo anterior: “Usted dista de ser un hombre malo, váyase y refór-
mese, o, recuerde mis palabras, un día, por sus pecados, morirá e irá al infierno o a
Hadleyburg...PROCURE ACABAR EN EL INFIERNO” (Langhorne, 1899:55)
Nosotros como arquitectos no podemos deslindarnos de mercado, ya que, a fin de
cuentas, ciertamente vendemos un producto. Pero nuestra ética profesional nos dice
que debemos ofrecer un producto y servicio de calidad, en nosotros esta la opción de
hacer lo correcto construyendo para el cliente o caer en la mala decisión de vendernos
al mercado, en nosotros está la opción de caer en Hadleyburg, o en el infierno.

REFERENCIAS DOCUMENTALES:
- Blanch A, Novik (1963) L; Buen diseño, buen negocio, Chile.
- Cantú, Irma Laura (2010); Nuevos desafíos en la formación de arquitectos a partir del impacto
de la sostenibilidad en la arquitectura, México, Revista interdisciplinar ENTELEQUIA no.12
- Castro Ramírez, María Eugenia (2005); Impacto de la arquitectura globalizada en las ciudades
del tercer mundo, México.
- Fandos M, Martinez J; Ética y estética de la imagen, España, Revista Comunicar, No.9 - Heskett,
John (1982); Breve historia del diseño industrial, Madrid, Editorial Alianza
- Langhorne Clemens, Samuel (1899); El hombre que corrompió Hadleyburg, Estados Unidos,
Editorial Valdemar
- Periáñez Canadillas, Iñaki; Quintana Daza, Miguel Ángel (2009); La planificación estratégica del
Museo Guggenheim Bilbao desde una perspectiva de marketing, Bilbao, Cuadernos de gestión
Vol. 9
- Sánchez Corral, Javier (2012); La vivienda social en México, México, Sistema Nacional de
Creadores de Arte.

RESEÑA CURRICULAR:
- Carolina Hernández González, estudiante Instituto Tecnológico de Durango, actualmente cursando
el séptimo semestre de la carrera de arquitectura, con especialidad en diseño arquitectónico contem-
poráneo. Editor de la Revista KOSTER para estudiantes de Arquitectura del ITD (próxima a publicar).
Actualmente miembro del equipo de Hardware del proyecto inter-universitario a nivel nacional “Máquinas
Libres”. Además de participación en el Evento Nacional de Innovación Tecnológica 2014 en la categoría
de productos, obteniendo 3er lugar en la etapa interna.
- Norma Gisela Barragán Zúñiga, estudiante de Arquitectura del Instituto Tecnológico de Durango, ac-
tualmente cursando el séptimo semestre con especialidad en diseño arquitectónico contemporáneo la

176
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

cual incluye la integración de nuevas tecnologías y teorías aplicadas a la arquitectura. Como parte de mi
formación extra curricular destaca el ser editor de la Revista KOSTER para estudiantes de Arquitectura del
ITD (próxima a publicar). Actualmente soy miembro del equipo de Procesos Mecánicos del proyecto inter
universitario “Máquinas Libres” a nivel nacional. Además de una destacada participación en el Evento
Nacional de Innovación Tecnológica 2014 en la categoría de productos con el proyecto: “Extensor Lácteo
Fermentado” obteniendo 3er lugar en la etapa interna.
- José Ángel Chávez Guerrero, estudiante de Arquitectura del Instituto Tecnológico de Durango, actual-
mente cursando el séptimo semestre, los objetivos primordiales de la investigación en su carrera son
el diseño arquitectónico contemporáneo y la integración de nuevas tecnologías y teorías aplicadas a la
arquitectura. Como parte de su formación extra curricular, resalta el ser un miembro editor de la Revista
KOSTER, de Arquitectura, elaborada en conjunto con sus compañeros, además de ser miembro del

177
Reflexión sobre la Arquitectura

Juan Manuel Lozano de Poo1


Facultad del Hábitat
UNIVERSIDAD AUTOMA DE SAN LUIS POTOSI

El rol social del arquitecto contemporáneo como ser


tecnourbano.
Resumen
Palabras clave: ética, reto, habitabilidad, tecnourbano, contemporáneo.
Si la ética es principio de responsabilidad no ejercido por la sociedad y el condicionamiento
institucional deshabilita la capacidad de convivencia del ser tecnourbano, el arquitecto contem-
poráneo en formación entonces se enfrenta a un serio dilema, actuar con responsabilidad social
y sus implicaciones o adentrarse en un entorno laboral infesto de intereses que comprometen
el desarrollo socio-cultural equitativo.
La precariedad crítica del ser tecnourbano y su escalada consumista aspiracional de tecnología
resultan en la formación del arquitecto que como fin último establece, sin saberlo, la creación
de espacios para el desarrollo desordenado partiendo de que cualquier construcción implica, de
inicio, un crecimiento multidimensional para dar cabida a más personas y actividades relaciona-
das íntimamente con la tecnología provenientes de entornos rurales y migración intraurbana.
¿De dónde nace y se propaga el sentimiento de pertenencia social, a dónde nos conduce y
qué consecuencias tiene el respetar equitativamente los valores culturales por medio de la
arquitectura?
El aceptar colectivamente los retos que propone la era actual contrarrestando, sin importar
quién dicte la tendencia-sentencia de individualizar al ser sofocando su dimensión colectiva,
marca pautas y requiere desarrollar competencias para detener al mundo y el diálogo interior
que condiciona el desempeño responsable, moral y ético dentro del entorno caracterizado por
la incertidumbre y volatilidad socio-económica.
El ser tecnourbano representa como categoría del hombre contemporáneo aislado de la otre-
dad, aquél que urbaniza y es urbanizado tecnológicamente desde sus diferentes dimensiones, la
teórica-cognitiva, la experiencial-originaria y la práctica-utilitaria, que según la tendencia el 70%
de la población mundial se definirá bajo estos términos para el año 2050. ¿Cuáles son los rasgos
y forma de habitar de este ser? ¿Qué proceso sigue y qué factores influyen para asumirse tec-
nourbano y poder participar de forma responsable partiendo de la intersubjetividad colectiva?

1 Arquitecto por la Facultad del Hábitat de la UASLP, obtiene la maestría en


Arquitectura por la misma institución en donde imparte materias afines al campo
de la teoría y la crítica así como talleres de síntesis. Jefe del Departamento de
Estudios de Arte y Diseño de la Facultad del Hábitat.

178
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Se propone una enseñanza de calidad comprometida como indicador de responsabilidad social


interinstitucional dentro de una política educativa para formar arquitectos equitativos, respon-
sables y autónomos dispuestos a transformar la realidad encontrando nuevas formas de interve-
nir impulsados por el uso creativo de su voluntad descartando la idea de que todo se ha hecho
antes.

La calle

Es una calle larga y silenciosa.


Ando en tinieblas y tropiezo y caigo
y me levanto y piso con pies ciegos
las piedras mudas y las hojas secas
y alguien detrás de mí también las pisa:
si me detengo, se detiene;
si corro, corre. Vuelvo el rostro: nadie.
Todo está oscuro y sin salida,
y doy vueltas y vueltas en esquinas
que dan siempre a la calle
donde nadie me espera ni me sigue,
donde yo sigo a un hombre que tropieza
y se levanta y dice al verme: nadie.

Octavio Paz
Que vivir significa vivir con otros —otros seres humanos, otros seres como nosotros— resulta
obvio al punto de la banalidad. Lo menos obvio y para nada banal es que lo que llamamos ≪los
otros≫ con los que vivimos —esto es, una vez que vivimos un tipo de vida que incluye la concien-
cia de que la vivimos con otros— es lo que sabemos de ellos. (Bauman, 2009: 162).

Introducción
Dentro del complejo de rasgos que caracterizan a nuestros tiempos, encontramos, in-
comprensible para fines prácticos del quehacer arquitectónico, la indiferencia social y
el individualismo, punto de referencia esencial para nuestra reflexión; la comprensión
del rol del individuo tecnourbano dentro de la colectividad para la creación arquitectó-
nica relacionada al espacio público, bajo su propio entendimiento y posible evolución
179
Reflexión sobre la Arquitectura

en una sociedad que presenta, deficiencias estructurales profundas y prácticamente


nulo respeto por el paisaje cultural, situaciones que de no ser atendidas ahora, que el
impacto y consecuencias que provoca son evidentes, la disociación entre la arquitec-
tura y su valor social se acentuará aún más, comprometiendo permanentemente el
futuro de la profesión al no proveer espacios realmente habitables.
No cuestionamos el momento de crisis en el que se encuentra la arquitectura, en par-
ticular dentro del colapso identitario y social de las ciudades, lo que se pregunta es
¿cuánto tiempo más se sostendrá, y si es de inicio remediable a partir del cultivo de la
conciencia individual?
La construcción de un imaginario colectivo arquitectónico asertivo, ha sido evadido
conjuntamente para aceptar socialmente de manera incuestionada, su representación
impositiva guiada por intereses evidentemente ajenos al bienestar común y social, que
a través de la tecnología y los medios masivos de comunicación comercializan ideas y
estilos de vida que no corresponden a la realidad de América latina y en particular de
nuestro país, estableciendo tendencias efímeras, complejos impersonalmente homo-
géneos y angustiosamente aislados. Se añade por lo tanto a la propuesta, el revalorar
la ética como principio de responsabilidad no ejercido por la sociedad, en la que el
arquitecto contemporáneo en formación encuentra un serio dilema, actuar con res-
ponsabilidad social y sus implicaciones o adentrarse en un entorno laboral infesto de
intereses que comprometen el desarrollo socio-cultural equitativo.
P.-Usted dice que es necesario practicar la libertad éticamente.
R.-Sí, porque en realidad ¿qué es la ética sino la práctica de la libertad, la práctica
reflexi¬va de la libertad?
P.-¿Quiere esto decir que usted entiende la libertad como una realidad ética en sí
misma?
R.-La libertad es la condición ontológica de la ética; pero la ética es la forma reflexi-
va que adopta la libertad.
(Foucault.1987:111).

Además de lo anterior se cuestiona cómo el uso masivo de tecnología en todos los


sectores y niveles de la ciudad, impacta directamente la manera en que el individuo se
relaciona con los demás en los espacios. Creemos que a su vez influye directamente en
la omisión del proceso reflexivo y crítico del individuo, alimentando la aspiración máxi-
ma del común, el entretenimiento y enajenamiento con el fin de evadir una realidad
compleja que está presente y latiendo desenfrenadamente mientras los síntomas son
ignorados conscientemente.

180
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Desarrollo
La precariedad crítica del ser
El punto de partida es precisamente la ausencia del sentido crítico para la comprensión
de lo que está sucediendo fenomenológicamente por medio del uso de la tecnología
en sus dimensiones diversas a nivel individual y colectivo en relación con la arqui-
tectura como parte de la respuesta para su reintergración social. La tecnología juega
un papel, como elemento de la economía actual del conocimiento, de generador de
capital dentro del esquema del mundo contemporáneo, lo lleva haciendo ya décadas
y no dejará de hacerlo pronto, por lo que se tiene que comprender cómo y hasta qué
punto ha llegado a modificar los procesos reflexivos y los patrones de conducta de las
personas y en particular de los arquitectos en formación y formadores.
¿Existen cuestionamientos estructurados dentro de la cultura aspiracional de tecnolo-
gía para su posible integración con el medio social a través de la intervención espacial?
El espacio habitable, como lugar generador de experiencias constitutivas de identidad
y conocimiento traducibles a consolidación social, apoyado por la tecnología como he-
rramienta servidora del constante perfeccionamiento de la sensibilidad para traducir
los estímulos del paisaje; su uso razonado podría hacer que el habitante adquiriera la
capacidad de concebir a estos espacios en dimensiones alternas, no sin antes acer-
carse al entendimiento de la otredad como principio de acción. Lo que se aplica para
los objetos en general obviamente funciona para aquellos objetos que casualmen-
te son otros seres humanos; esto es, seres humanos como objetos. La distancia que
media entre yo y ellos tambien se hace —o deshace— por mi conocimiento. (Bauman,
2009:165).
Hemos olvidado la importancia de cuestionarnos, de la autocrítica como herramienta
fundamental para el crecimiento, puente entre el individuo y la manera de entender
y de relacionarse con el mundo encontrando vínculos entre el ser, la tecnología y la
arquitectura por medio de sus dimensiones:
• Teórica-cognitiva - acercamiento comprensivo.
• Experiencial-originante - acercamiento creativo multidimensional – intemporal.
• Práctica-utilitaria - acercamiento material.
De hecho, uno no puede conocerse a sí mismo como es debido más que a condición de
tener sobre la naturaleza un punto de vista, un conocimiento, un saber amplio y deta-
llado que permite justamente conocer no sólo su organización global sino también los
detalles mismos. (Foucault, 1987:83).
Para fines prácticos enunciaremos ejemplos criticables de estas asociaciones
La relación de la tecnología con el espacio:
• La implementación de tecnología para el diseño arquitectónico.
181
Reflexión sobre la Arquitectura

• El uso de tecnología para el soporte y funcionamiento de los espacios.


• La incorporación de nuevas tecnologías.
La relación del arquitecto con el fenómeno tecnológico:
• La apropiación de la tecnología por el ser urbano.
• La influencia de la tecnología en la visión, compromiso y responsabilidad social
del individuo.
• La relación de la crisis social y el diseño arquitectónico.
Estas dos relaciones nos definen las bases para entender a la urbanización del ser
como un proceso irreversible de las sociedades el cual provee el terreno ideal para el
cultivo de lo arquitectónicamente genérico que aunado a la cultura del consumismo
da como resultado el escenario para entender a la tecnología desde lo individual y
colectivo como:
• Ocupante de espacio y tiempo mental, dueña ahora de sensaciones y causante
de ansiedad y aflicción si no se tiene o no se puede acceder a ella.
• Síntoma de la aspiración del hombre contemporáneo que satisface necesidades
creadas por él mismo y medio de comunicación cuya naturaleza es angustiosamente
aislante modificando el curso de su generación y las siguientes.
• Elemento promotor de la arquitectura genérica.
Bajo este mismo enfoque y para dar paso a las reflexiones sobre el arquitecto como
ser tecnourbano, establezcamos que la estridencia novedosa del entorno tecnológico
es para las nuevas generaciones la armónica sonoridad cotidiana de una existencia
incuestionada, que junto a la dependencia que genera, nos aleja más y más de una
posible reconciliación con su dimensión social y que no ofrece atractivo alguno para
entablar y diversificar de forma creativa las relaciones anteriormente expuestas.

Caracterización del ser tecnourbano


Del ser-urbano, trastocado tecnológicamente, nace el hombre tecnourbanizado, del
cual no sabemos aún qué esperar, estando seguros de no contar con el tiempo para
averiguar las consecuencias evidentes de sus actos al postergar indefinidamente que
el arquitecto asuma su rol social. La reflexión acerca del quehacer del hombre contem-
poráneo como ser tecnourbanizado y tecnourbanizante y su posible evolución a hom-
bre de conocimiento, se centra precisamente en la ausencia evidente de una visión
multidimensional que trascienda tiempo y espacio para la comprensión integral de
la arquitectura, transformada permanentemente por las actividades cotidianas, mis-
mas que manifiestan el complejo opresor de rasgos que caracterizan a nuestra era.
Algunas de estas características de nuestros tiempos son: la mezcla y fusión disímil
entre espacios y personas, rezago y disparidad social, falta de memoria colectiva, des-
182
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

arraigo cultural, la transitoriedad, el individualismo, la inmediatez (tiempo y espacio),


indiferencia social, rechazo y condicionamiento irracional del ser ávido de mantenerse
entretenido como ambición espiritual suprema, el asombro momentáneo y continuo,
que repetitivo y fugaz, destruye la memoria y promueve la disolución del lenguaje
arquitectónico.
Es por esto que entendemos al ser tecnourbano como aquel que estimulado como
nunca antes en la historia, nace, crece y se desarrolla dentro del paisaje artificial, des-
vinculado de la naturaleza, el cual es urbanizado por el contexto y adopta sin cuestionar
el complejo de rasgos actuales bajo sus dimensiones individual y colectiva. También
urbaniza al desenvolverse activamente dentro de los esquemas instituidos por la tec-
nología y su uso, al transmitir generacionalmente los acuerdos sociales dentro de las
ciudades permitiendo que la tecnología le gane terreno a la memoria generando un
gran sentido de apego a la misma y provocando la migración de actividades al espacio
público, expulsando a las personas junto con fenómenos sociales alguna vez propios
del concepto espacial de hogar.

Rasgos del arquitecto contemporáneo


El concepto edificar, como proceso, integra ya la noción de crecimiento, de expan-
sión, dentro de centros urbanos saturados e infestos de problemas socio-ambientales
donde no parece existir por el momento una contrapropuesta para lo que tecnológica-
mente está apoderándose aceleradamente de la conducta de los individuos marcando
grandes brechas dentro de la población. Definamos entonces al arquitecto contem-
poráneo a partir de sus atributos deseables para fines de la problemática planteada.
Un hombre de conocimiento en alguien que ha seguido de verdad las penurias del
aprendizaje. (Castaneda, 1972, 222).
• Debe de saber reafirmar el mundo que lo rodea.
• Cuestionar y criticar asertivamente.
• Controlar al ser individual.
• Asumir su responsabilidad social.
• Saber cómo romper las rutinas.
• Tener una voluntad inquebrantable.
• Controlar sus pensamientos y mente.
• Saberse parte de la naturaleza.
El desarrollo de todas estas características abrirán las puertas del conocimiento y pro-
porcionarán a su vez una nueva conciencia cimentada en asumir el cargo ético e in-
telectual del individuo con el medio y con la otredad, en nuestro caso particular, el

183
Reflexión sobre la Arquitectura

arquitecto miembro de un equipo multi y transdisciplinar, deberá de proyectar inte-


gralmente, partiendo de la obligación de conocer íntimamente el contexto en el que
vive y se desarrolla en comunidad para obtener la capacidad de diseñar lugares, de
intervenir espacialmente y suturar las heridas infringidas socialmente. Muchas de
nuestras plazas públicas, aunque deseadas vivas, de hecho están desiertas y muertas.
(Alexander. 1977: 597).
Las estrategias pedagógicas para el desenvolvimiento de estos rasgos, tienen que ser
diseñadas para trabajar en equipos con posturas definidas ante la problemática laten-
te en este periodo de incertidumbre caracterizado por la escalada tecnológica y la se-
gregación que ésta produce en la cultura por la inaccesibilidad de la mayor parte de la
población de nuestro país. El desarrollo del pensamiento crítico del ser, es por lo tanto,
inevitablemente urgente y para detonarlo, necesitamos desprendernos de la idea de
que ya todo se ha hecho antes y de que las acciones requeridas son de gran escala y
están fuera de nuestro alcance, el punto de partida es la colectividad y la unidad con
la otredad.

Los retos de la responsabilidad asumida


Los valores que deben de ser promovidos colectivamente desde el entorno familiar,
exponen los retos que la sociedad demanda de las Universidades, requerimos dentro
de las instituciones desarrollar competencias que promuevan la visión crítica para el
desempeño responsable, moral y ético del futuro profesionista para actuar justamente
en sociedad. Entendamos a la responsabilidad como portadora de seguridad, en lugar
de ver en ella un colectivo incierto de prejuicios basados en la incomprensión y desco-
nocimiento del otro.
La responsabilidad requiere al pasar de conocerla a asumirla:
• autoexigencia
• autorregulación
• sacrificio
• honestidad
• respeto
• solidaridad
Dinamizados por:
• voluntad
• equidad
• creatividad

184
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Las normas sociales, las reglas y las convenciones dan seguridad y favorecen una con-
ciencia tranquila. ≪Todos lo hacen≫, ≪ así es como se hacen las cosas≫ es la medicina
preventiva más eficaz para una conciencia culpable. (Bauman, 2009:79). Si bien las
particularidades son individuales, el reto y responsabilidad es común, la visión integral
de la problemática del sistema natural y artificial nos hace conocer al otro, estar con y
en él. Como diseñadores no podemos reducir nuestro compromiso para convertirnos
en simples traductores, se pretende anteponer los deseos e intereses colectivos a los
personales, esta actitud involucra integración.
The intention of the poet is spontaneous, primary, graphic; that of the translator is
derivative, ultimate, ideational… A real translation is transparent; it does not cover the
original, does not block its light, but allows the pure language, as though reinforced by
its own medium, to shine upon the original all the more fully. This may be achieved,
above all, by a literal rendering of the syntax which proves words rather than senten-
ces to be the primary element of the translator. For if the sentence is the wall before
the language of the original, literalness is the arcade. (Benjamin, 1992:76-79).

La revaloración social del espacio


En la situación “cara a cara” el otro se me aparece en un presente vívido que ambos
compartimos. Sé que en el mis¬mo presente vívido yo me le presento a él. Mi “aquí
y ahora” y el suyo gravitan continuamente uno sobre otro, en tanto dure la situación
“cara a cara”. El resultado es un intercam¬bio continuo entre mi expresividad y la suya.
(Berger, Luckmann 2003:44).
Si la tecnología en la arquitectura, aunada a fenómenos urbanos, a su crecimiento y
complicación, expulsa a los individuos al exterior cuando las ciudades se encuentran
en un proceso de intercambio dispar de permanencia por transitoriedad, es sencillo
entender que se necesita en principio, revalorar la importancia social y el papel que
pueden retomar los espacios habitables en relación al espacio público, ahora en el
olvido, cuando debemos entenderlos como centros de congregación y creadores de
lazos y experiencias significativas para la memoria colectiva de una comunidad. Estos
espacios ahora se encuentran dispersos y aislados dentro de fraccionamientos, en los
centros históricos y en muchos puntos de la ciudad, desvinculados de la arquitectura.
De aquí que se requiere la revalorización del espacio, su planeación y el derecho a la
ciudad por sus habitantes. Hecho que implica otorgar mayor autonomía a los indivi-
duos, al ofrecerles una mayor participación en las políticas públicas, con opciones de
empleo, ocio, cultura en el espacio citadino. (Borja, 2014:535).
La valoración del espacio se propone a partir de los cuestionamientos que planteamos
según los rasgos de nuestra época, del arquitecto contemporáneo y de su responsabi-
lidad asumida, en dos variables:
• La relación de la arquitectura con los espacios públicos.
185
Reflexión sobre la Arquitectura

• La nueva forma de vida urbana definida por la tecnología.


Según el planteamiento de Rem Koolhaas, el espacio basura es la suma total de nuestro
éxito actual; hemos construido más que todas las generaciones anteriores juntas, pero
en cierto modo no se nos recordará a esa misma escala. Nosotros añadimos, cómo es
que definimos al éxito, desde la dimensión social o a partir del progreso económico.
La discusión no la centramos en saber cuál de los dos sistemas es más importante
para esta revalorización, si el arquitectónico o el urbano, sino en la convivencia entre
ambos controlada por el hombre de conocimiento, su nivel y forma de relacionarse
con el entorno natural para evaluar una posible situación futura en base al devenir
tecnológico. En la ciudad se gesta la vida tecnológica, que como todo proceso, se ori-
gina, se transforma, se difunde, se consume y se transforma por lo que la propuesta
se encamina a establecer vínculos que permitan el diálogo entre esta nueva vida y la
arquitectura bajo una postura ética, comprendiendo el ciclo de vida de los espacios y
sus actividades.
Se entrevén soluciones a partir de la intervención del arquitecto como hombre de
conocimiento, el cual detecte las necesidades reales de la sociedad y que utilice la
tecnología, no para su propia conveniencia, sino para el bienestar real comunitario,
para gestionar la ciudad y sus espacios públicos, adecuando las actividades que se
desarrollan y se modifican por la tecnología, tales como, educación, comercio, ocio,
recreación, convivencia y cultura, sentando las bases para mejorar la calidad de vida
tanto en el sentido colectivo como individual de la población por medio de :
• Resignificar a la arquitectura para la creación de vínculos sociales duraderos.
• Vincular a la arquitectura con el espacio público para la promoción de la convi-
vencia, la integración, arraigo y cohesión social.
• Promover el sentido y figura de barrio para remediar el tejido urbano social a
través de la naturaleza.
• Concientizar al ser tecnourbano por medio de la revaloración del sistema social
dentro del contexto urbano para trasmitir el sentido de respeto a las generaciones
futuras.
• Promover el trabajo y el consumo colectivo de actividades y bienes generados
dentro de los espacios reintegrados.
Ciertamente, en nuestros tiempos, los edificios aislados son tan comunes, que hemos
aprendido a tomarles por hecho, sin darnos cuenta de que la desintegración psico-so-
cial de la sociedad está contenida en el hecho de su existencia. (Alexander, 1977:532).
Bajo estrategias conjuntas, se intenta transformar la concepción de la arquitectura
dentro de la Facultad del Hábitat de un gran catálogo formal a un sistema integral de
espacios activados por la voluntad y trascendencia del hombre. La falta de respeto
y comunicación con el entorno y para con nuestros semejantes deterioran de forma

186
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

irreversible al paisaje cultural, creando un distorsionado entendimiento de las necesi-


dades y requerimientos de una sociedad.
P.-¿Se trata entonces de un cuidado de uno mismo que, pensando en sí, piensa en el
otro?
R.- Sí efectivamente. El que cuida de sí hasta el punto de saber exactamente cuáles son
sus deberes como señor de la casa, como esposo o como padre será también capaz de
mantener con su mujer y sus hijos la relación debida.

Conclusiones
Debemos de vislumbrar las posibles consecuencias de la tecnourbanización del ser
e imaginar qué nuevo tipo de tecnología y dispositivos tendremos a la mano en muy
corto tiempo según la progresión tecnológica proyectada, para intuir qué es lo que
puede ocurrir y cómo nos transformamos diariamente en seres cada vez más depen-
dientes de la tecnología, siendo que existen, como siempre, diversas alternativas para
revertir esta tendencia y utilizar los recursos tecnológicos de forma adecuada para la
reintegración social. La absorción incuestionada de patrones sociales contemporáneos
indica de manera sistemática la tecnourbanización del ser; lo cual no puede reducirse
de manera simplista a un debate entre lo bueno y malo de la tecnología dentro del
proceso de formación del estudiante.
Este complejo de tareas, acciones y prácticas que constituyen las rutinas del ser tec-
nourbanizado, están siendo transmitidas a las siguientes generaciones mientras plati-
camos, es por eso que el enfoque innovador debe de estar presente en el desarrollo
de ideas que dirijan el cauce del diseño arquitectónico en sinergia con la escalada
tecnológica, su uso personal y su relación con la conciencia colectiva. En las relaciones
humanas se imbrica todo un haz de relaciones de poder que pueden ejercerse entre
individuos, en el interior de una familia, en una relación pedagógica, en el cuerpo po-
lítico, etc. (Foucault, 1987:109).
La propuesta se centra en la equidad, transformación, activación de la mente y la pro-
moción de una cultura social participativa interinstitucional para rediseñar la enseñanza
de la arquitectura que promueva actividades como el juego, el deporte, la convivencia
y la recreación la familiar, dentro de la sociedad del conocimiento, en donde la tec-
nología brinda una doble cara, su innovación es capital dinámico de transformación
positiva para los procesos sociales, culturales, urbanos y ambientales, y por otro lado
es también condicionante y limitante de la consciencia colectiva, siendo importada y
difundida para su consumo masivo adhiriéndose a los fenómenos sociales sin ser con-
trolada ni autorregulada, constituyendo al ser tecnourbano. La escritura de la ciudad
puede resultar indescifrable y defectuosa, pero eso no significa que no haya escritura;
puede que simplemente sea que nosotros hemos creado un nuevo analfabetismo, una
nueva ceguera (Koolhaas, 2007, p.27).
187
Reflexión sobre la Arquitectura

La crisis de la ciudad contemporánea dibuja una serie de rasgos preocupantemente


alarmantes por su inmediatez (implicando las dimensiones contenidas tanto temporal
como espacial dentro de este concepto) inicio y fin de la complejidad de los fenóme-
nos que el término propone, desencadena y consolida para luego diluirlos dentro del
proceso identitario del ser, permisivo e indiferente. El revertir los efectos causados
por los errores de la materialización arquitectónica no representa un modelo a seguir
si las estrategias no contemplan también su diseño junto con el espacio público, el
cual provee lugares para que las personas socialicen, se relajen y convivan, buscan el
renovar el ciclo de relaciones interpersonales para la conformación de la estructura
social, la apropiación del espacio por medio del sentido de pertenencia e identidad
bajo un entorno seguro y apto para la construcción de la vida en colectivo. La voluntad
tendrá que usarse para transformar creativa y responsablemente la realidad y diseñar
espacios que propaguen lugares reveladores de experiencias esencialmente colectivas
dentro y fuera de los mismos, confrontando así el efecto nocivo de la tecnología.
• Autocriticar la postura y compromiso personal y con la otredad.
• Activar la mente y trascender a hombres de conocimiento por medio de la
voluntad.
• Promover valores éticos y sociales para la resignificación del espacio.
• Saber detectar cambios y necesidades del ámbito cultural, económico y político
para implementar el uso consciente de la tecnología.
• Producir conocimientos propios de la arquitectura evocando la experiencia co-
lectiva a través del vínculo social.
Cómo competir con la cultura del consumismo que envuelve y seduce por medio de
dispositivos que pueden ser manipulados por individuos de todas las edades y que le
pueden dar cualquier uso, tecnología siendo empleada para la enseñanza dentro de
un modelo educativo a niveles preescolar y básico; en nuestro discurso, utilizada para
tecnourbanizar al ser por medio de su contenido y accesibilidad, sustituyendo proce-
sos y procedimientos prácticos para el moldeado artístico de la mente, el desarrollo
de habilidades manuales, la lectura y la reflexión para la construcción sensible de la
sociedad.

Bibliografía
Alexander, C. (1977). A pattern language, Towns – Buildings – Construction. New York: Oxford
University Press.
Bauman, Z. (2007). Tiempos líquidos, Vivir en una época de incertidumbre. España: Ensayo
Tusquets Editores.
Bauman, Z. (2009). Ética posmoderna. España: Siglo XXI.
Benjamin, W. (1992) Illuminations. Contains essays: The Task of the Translator, The Storyteller,

188
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Theses on History. London: Fontana.


Berger P, Luckmann T. (2003) La construcción Social de la realidad Argentina: Amorrortu Editores.
Borja, Jordi (2014). Revolución urbana y derechos ciudadanos. Madrid: Alianza Editorial.
Castaneda C. (1972). Viaje a Ixtlan. Nueva York: Baror International.
De Alba, M. (2011). Satélite el libro, La aldea medieval fallida. Entrevista a Monsiváis. UAM
Iztapalapa- UAM Azcapotzalco.
Foucault, M. (1987). Hermenéutica del sujeto. Madrid: La piqueta.
Koolhaas, R. (2007), La ciudad genérica. Barcelona: GG mínima.
Koolhaas, R. (2007), Espacio basura. Barcelona: GG mínima.
Lerner, J. (2005). Acupuntura Urbana, Barcelona: Actar.
Monsiváis. C. (2000) Aires de Familia, Cultura y sociedad en América Latina. México: Anagrama.
Montaner, J. (1999) Arquitectura y crítica. Barcelona: GG Básicos.
Morin, E. (2011), Hacia dónde va el mundo. México: PAIDOS.
Neila, F. (2004). Arquitectura bioclimática en un entorno sostenible, Madrid: Munilla­Lería.
Ortega y Gasset, J. (1937) La rebelión de las masas.
Pallasmaa, J. (2012), Los ojos de la piel, La arquitectura y los sentidos. México: GG.
Rogers, R. (2000). Ciudades para un pequeño planeta, Barcelona: GG.
Sennett, R. (2009). El artesano, Barcelona: Anagrama.

Nombre: Juan Manuel Lozano de Poo


Institución: Facultad del Hábitat, Universidad Autónoma de San Luis Potosí.
Grado: Maestro en Arquitectura.
Cargo académico: Jefe del Departamento de Estudios de Arte y Diseño de la Facultad del Hábitat.
Jefe del Taller VI de la carrera de Arquitectura.
Línea de investigación: Teoría y crítica en la arquitectura. / Desarrollo y construcción de proyectos.

189
Reflexión sobre la Arquitectura

M. en ISPE. Enrique Martínez de Arredondo Palma1


Dra. Ileana María Nidelvia Cerón Palma 2
Dr. Miguel Ángel Cerón Cardeña 3
Dr. Manuel Arturo Román Kalisch 4

PROYECTO DE INTERVENCIÓN SUSTENTABLE PARA


COMUNIDADES REUBICADAS.
EL CASO DE TIGRE GRANDE EN TZUCACAB, YUCATÁN,
MÉXICO.
La península de Yucatán, México, se encuentra a merced del embate de huracanes, las conse-
cuencias de estos fenómenos naturales para el sur del Estado han ocasionado la reubicación
de comunidades hacia zonas menos vulnerables, como es el caso de la comunidad de Tigre
Grande, Tzucacab. Los habitantes mostraron resistencia a la ocupación del nuevo poblado y en
la actualidad se encuentran en un proceso de migración hacia la ubicación anterior. El marco de
referencia incluye la revisión bibliográfica de la operatividad de las estrategias gubernamentales
en materia de vivienda y asentamientos humanos para casos de embates de fenómenos natura-
les, igualmente se identifican los valores patrimoniales inmersos en las comunidades rurales de
Yucatán. El estudio realizado contrasta la información del marco referencial con la realidad de
la comunidad de Tigre Grande mediante estudios cualitativos y participativos para la identifica-
ción de la problemática y los ámbitos de actuación. Como resultado se plantea una propuesta
de intervención sustentable para mitigar la migración y permitir el arraigo de la comunidad a su
nueva ubicación.
Palabras Clave: Fenómenos naturales, reubicación, estrategias gubernamentales,
patrimonio rural, intervención sustentable.

1 Autor. Maestro en Intervención Sustentable del Patrimonio Edificado.


Universidad Modelo, Escuela de Arquitectura. Email: enrique.mtzdea@gmail.
com. Teléfono celular: 9991 89 70 22.
2 Coautor. Dr. en Ciencia y Tecnología Ambiental. Inèdit ecoinnovación e inves-
tigación ambiental S de RL de CV, empresa particular. Email: ileana@ineditin-
nova.mx
3 Coautor. Dr. en Gestión Estratégica y Políticas de Desarrollo. Universidad
Modelo, Escuela de Arquitectura. Email: micerca@hotmail.com
4 Coautor. Dr. en Arquitectura. Universidad Autónoma de Yucatán, Facultad de
Arquitectura. Email: maromank@yahoo.com.mx

190
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Introducción
Este artículo se basa en la investigación que se realizó como proyecto de tesis para ob-
tener el grado de maestro en Intervención Sustentable del Patrimonio Edificado (ISPE)
de la Universidad Modelo en el período de Agosto de 2010 – Junio 2012.
La finalidad del estudio fue generar una propuesta de intervención sustentable para
mejorar las condiciones actuales y arraigar a la comunidad en su nueva ubicación,
previo diagnostico de las problemáticas de la reubicación de la comunidad de Tigre
Grande, ubicado en el Municipio de Tzucacab, Yucatán, posterior a las inundaciones
producto del impacto del huracán “Isidoro”.

Planteamiento del Problema.


En México a partir de 1983, se introduce en la constitución el artículo cuarto que
garantiza que todo mexicano tiene derecho a una vivienda digna y decorosa, y a un
medio ambiente sano en el cual desarrollarse. Desde sus diferentes niveles federales,
estatales y municipales, las autoridades son responsables de la administración de re-
cursos para la implementación de estrategias para la recuperación del espacio físico y
la vivienda en comunidades afectadas a consecuencia de fenómenos naturales, como
fue el caso de comunidades en el sur de estado de Yucatán. (CPEUM, 2012; CONAVI,
2011; LGAH, 2012)
Los habitantes de la comunidad de Tigre Grande, reubicada en 2002 a consecuencia
de los estragos causados por el huracán Isidoro, actualmente se encuentran en un
proceso de migración hacia la ubicación anterior. Esta migración es justificada por los
pobladores argumentando que las condiciones actuales del medio físico y de la vivien-
da otorgada no cumplen con sus requerimientos básicos, ni posibilitan su desarrollo.
La inversión federal erogada para la recuperación de Tigre Grande no es despreciable
y el abandono del proyecto de reubicación no solo representa un desperdicio del re-
curso público, sino que además significa que la comunidad regresa a las condiciones
de vulnerabilidad anteriores.

Delimitación de la propuesta.
La propuesta consistió en el estudio de los factores condicionantes del proyecto de
reubicación de una comunidad a consecuencia del embate de algún fenómeno natural
en el sur del estado de Yucatán para el desarrollo de estrategias de intervención sus-
tentable que permitan el arraigo de la comunidad a su nuevo asentamiento.
Durante el huracán Isidoro acontecieron innumerables inundaciones en el “Cono Sur”,
ver figura 1, que permanecieron estancadas como formaciones de agua denominadas
“láminas”. Para saber cuáles comunidades fueron las más afectadas se tomaron datos

191
Reflexión sobre la Arquitectura

registrados en el Plan Operativo de Inundaciones del Cono Sur del Estado de Yucatán
(POICSEY) que se presentan en la Tabla 1.
Las comunidades de Tigre Grande y El Escondido, en el ▼▼FIGURA 1. DELIMITACIÓN DEL
“CONO SUR”.
municipio de Tzucacab fueron reubicadas hacia terre-
nos menos inundables bajo un proyecto impulsado por
el Gobierno federal y estatal. La comunidad de Tigre
Grande se resistió a la ocupación del nuevo poblado por
más de tres años después de haber sido concluida la
ejecución del proyecto (Macías, 2008) el panorama re-
sultante se tomó como el ideal para los efectos de esta
investigación.
Tigre Grande forma parte del municipio de Tzucacab y Fuente: Plan Operativo de
se ubica cercana al lindero con el estado de Quintana Inundaciones del Cono Sur del Estado
de Yucatán (POICSEY, 2010).
Roo. Según datos de 2008 en Tigre Grande se perciben
29 familias con un total de 81 habitantes, sin embargo, en una visita de inspección
realizada en octubre de 2010 se registra que en la nueva ubicación habitan un número
menor de familias debido a que varias han regresado al poblado anterior. La agrupa-
ción en hogares es el de familia extensa y la actividad económica preponderante es el
trabajo en agricultura mecanizada estacional, normalmente llevada a cabo por miem-
bros varones de los hogares. (Macías, 2008)
▼▼TABLA 1. RIESGOS EN COMUNIDADES DEL SUR DEL ESTADO.

Fuente: Plan Operativo de Inundaciones del Cono Sur del Estado de Yucatán
(POICSEY), 2010.

El proyecto de reubicación de Tigre Grande consistió en un emplazamiento de 31 nue-


vas viviendas en un territorio a 50m de distancia aproximada de su ubicación original,
con una altitud superior a los 8m sobre el nivel del mar. La lotificación se da en terre-
nos regulares de 10m de frente por 25m de fondo aproximadamente. Los lotes están
dispuestos uno junto al otro alrededor de una vialidad de material asfáltico dispuesta
a modo de anillo en el territorio aproximadamente a 8m de altitud, ver figura 2. La
vivienda consta 32.0 m2 y está conformada por una pieza rectangular de 5m de frente
por 7m de fondo y una altura de 7.2m. En su interior está subdividida en dos piezas
multifuncionales en la que se ubican los servicios sanitarios. Su sistema constructivo
parte de una cimentación a base de pilotes perimetrales que reciben una losa de ci-
mentación resuelta con viguetas prefabricadas, los muros son de bloques prefabrica-
dos sin acabados y la techumbre de estructura de madera y recubrimiento de paja.

192
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼FIGURA 2. LEVANTAMIENTO GRÁFICO DE TIGRE GRANDE. Para la investigación y ela-


boración de instrumentos
de encuesta se elige una
metodología cualitativa y
participativa con la comu-
nidad a fin de generar una
propuesta que responda a
sus necesidades y permita
el arraigo en su nueva ubi-
cación. Debido a la exten-
sión de los resultados de la
investigación, los alcances
se abordaron en dos nive-
Fuente: Elaboración Propia
les. El primer nivel será el
desarrollo conceptual de
estrategias de implementación en la comunidad que permita el arraigo a su nueva
ubicación y posibiliten el desarrollo sustentable. El segundo nivel será el desarrollo
proyectual de las estrategias que se identificaron como prioritarias para la comunidad.

Marco de referencia.
Para generar una metodología de intervención participativa fue necesario conocer las
referencias que enmarcan su estado actual y las posibilidades de actuación, dicho es-
tudio se abordó en cuatro niveles: el normativo del gobierno federal, las estrategias
nacionales para los asentamientos rurales en casos de emergencia debido a embates
de fenómenos naturales, el nivel de dinámicas evolutivas arquitectónicas y del entor-
no rural y algunas estrategias para la introducción de dinámicas de sustentabilidad y
asentamientos humanos.

Resultados.
Como parte de la propuesta metodológica para el diseño de las herramientas para
el diagnóstico y evaluación de Tigre Grande se propuso contrastar el modo de vida
anterior a la reubicación, con el estado actual y con una perspectiva a futuro de los
pobladores, diferenciando dos niveles de acercamiento el primero determinado como
del entorno rural y el segundo determinado como arquitectónico, ver tabla 2. Las ca-
tegorías e indicadores que se determinaron a partir del estudio del marco referencial
se plantean bajo esta dinámica comparativa.
El análisis del marco de referencia arroja cinco categorías principales donde se agrupan
los indicadores de cada aspecto. Las categorías son: el habitante, que aborda la vida,
usos y costumbres del usuario; el contexto artificial que agrupa el aspecto funcional,
193
Reflexión sobre la Arquitectura

formal y tecno constructivo de lo construido por el hombre; el contexto natural en el


cual se identifica el estado actual del medio natural y la adaptación al mismo; la vul-
nerabilidad, que engloba las percepciones de riesgo, seguridad y habitabilidad; la sos-
tenibilidad enfocado al aprovechamiento de los recursos, el desarrollo del poblado y
el manejo de residuos. Una vez definidos los contenidos se elaboró un instrumento de
▼▼TABLA 2. PLANTEAMIENTO METODOLÓGICO

Fuente: Elaboración Propia.

encuesta cuyos reactivos incluyen preguntas abiertas para obtener las expectativas y
visiones de la comunidad. Se obtuvieron los resultados por cada una de las categorías,
mismos que fueron proyectados en tablas comparativas del estado anterior al estado
actual, una vez analizados los datos se elaboró un resumen del diagnóstico, ver tabla 3.
▼▼TABLA 3. RESUMEN DE LOS RESULTADOS DEL DIAGNÓSTICO.

Fuente: Elaboración Propia.

Propuesta de intervención.
Una vez evaluados los resultados se plantean estrategias de acción bajo un esquema
de sistematización permacultural, ver figura 3. En la parte central del esquema se ubi-
can los principios de diseño para Tigre Grande (TG), los cuales están caracterizados

194
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼FIGURA 3. PLANTEAMIENTO DE ESTRATEGIAS PARA INTERVENCIÓN DE TG.

Fuente: Elaboración propia.


por los aspectos de la población, en el segundo nivel se proponen una serie de progra-
mas interrelacionados para la solución integral de las problemáticas detectadas y que
coadyuvan a un desarrollo sustentable de la comunidad.
El abandono del poblado y regreso hacia áreas inundables de Tigre Grande se toma
como problemática preponderante a resolver. Los indicadores relacionados con la mi-
gración es la percepción de vulnerabilidad ante el deslizamiento laminar del terreno,
factor detonante para el discernimiento de poca habitabilidad en el asentamiento ac-
tual. Los factores subsecuentes vinculados a la migración se relacionan con la carencia
de espacios públicos en el nuevo asentamiento. Los proyectos que se toman como
prioritarios y cuyos planteamientos conceptuales se desarrollan son: Consolidación
del terreno y Centro de Desarrollo Comunitario.
Consolidación del terreno. La diferencia de altura entre el área donde se ubica la vi-
vienda (8m) y la parte más alta del territorio del nuevo asentamiento (20m), provoca
escurrimientos del agua de lluvia y deslizamientos del terreno favorecidos por la con-
sistencia arcillosa del mismo, poniendo en riesgo las viviendas emplazadas en la lade-
ra. Se propone un sistema de conducción de agua por medio de taludes que acorte la
distancia recorrida del flujo laminar al descender de la ladera y la implementación de
un sistema de recolección del agua, ver figura 4.
195
Reflexión sobre la Arquitectura

▼▼FIGURA 4. LÁMINA QUE EJEMPLIFICA EL SISTEMA DE


CONTENCIÓN Y RECOLECCIÓN DE AGUA.

Fuente: Elaboración propia.


Centro de desarrollo comunitario (CDC). Se conceptualiza como el espacio físico para
el fomento de la convivencia y cohesión social, donde además se desarrollen aseso-
rías, cursos de sensibilización y apoyos técnicos para la comunidad en pro del mejora-
miento y activación de los diferentes programas. El planteamiento de partida es que la
edificación exprese el carácter e ideal de la comunidad, así es como su emplazamiento
en un punto estratégico, composición formal y esquema funcional a base de espacios
abiertos, plazas techadas y escala identificada con el medio y el sistema constructivo
que permitiese la participación comunitaria son los principales argumentos para el
desarrollo de la propuesta, ver Figura 5.
▼▼FIGURA 5. LÁMINA DE PROYECTO CDC

Fuente: Elaboración propia.

196
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Conclusiones y recomendaciones.
Durante la elaboración de la investigación se estudiaron los contenidos de los progra-
mas y estrategias gubernamentales para dar seguimiento a un caso de reubicación,
los resultados denotan que los parámetros planteados en sus instrumentos opera-
tivos no concretan de modo eficiente para la solución de la problemática real de las
comunidades reubicadas. Estos procesos y estrategias están concebidos para ejecutar
acciones delimitadas en materia de construcción y mejoramiento del equipamiento
y de la vivienda, acotando sus campos de acción a un marco normativo rígido y de
valor cuantitativo, sesgando los valores cualitativos que le dan identidad a la acción
ejecutada. Es necesario realizar estudios de seguimiento a los proyectos realizados por
iniciativas gubernamentales para casos de intervención en comunidades rurales, con
especial énfasis en los casos de reubicación para obtener referencias de las fortalezas
y debilidades de los lineamientos operativos vigentes a fin de gestionar una reforma
de sus contenidos.
El método cualitativo del presente estudio permitió evaluar el arraigo de las comuni-
dades reubicadas hacia su nuevo entorno, contrastando con el método cuantitativo
del estudio de Macías en 2008, el tema de la apropiación del nuevo hábitat se diagnos-
ticó por medio de la obtención de indicadores y aplicación de instrumentos de registro
a la comunidad de Tigre Grande. La metodología del estudio determinó las áreas de
oportunidad que se desarrollaron para conseguir la identificación y apropiación del
usuario a su nuevo entorno. Entre los que destacan: la necesidad de mantener espa-
cios públicos apropiados para desarrollar actividades sociales y de convivencia comu-
nitaria, mantener la presencia de la vegetación como elemento predominante en el
diseño urbano, incorporar a la solución constructiva de los espacios de equipamiento
y de la vivienda sistemas que permitan la colaboración de la comunidad, permear las
aportaciones de los habitantes durante el proceso de distribución y dimensionamiento
de los lotes, así como para el diseño de la vivienda.
El planteamiento de las propuestas bajo un esquema de sistema permacultural per-
mite visualizar y plantear estrategias de intervención de modo integral favoreciendo
la incorporación de criterios de sustentabilidad social, económica y ambiental con
identidad propia.
Los indicadores aplicados durante el diagnóstico destacan el abandono de las tradi-
ciones ancestrales y modos uso de los solares relacionados con estrategias de susten-
tabilidad, siendo consistente con Cabrera (2013), Estrada (2000), Eastmond (2011),
Sánchez (2006) y Román (2011), la frecuencia de estas pérdidas es un tema de inves-
tigación para intervención en comunidades rurales.
Se debe fomentar el diseño de proyectos de intervención con enfoque sustentable
para comunidades rurales del estado de Yucatán para generar un repertorio variado
de la aplicación de estrategias. El desarrollo de proyectos alternativos que compartan

197
Reflexión sobre la Arquitectura

los resultados obtenidos en el estudio de Tigre Grande complementaría la solución


integral para el beneficio de la comunidad.

Bibliografía.
• Cabrera Pacheco, A., Estrategias de sustentabilidad en el Solar Maya Yucateco en Mérida,
México. Revista Geographos. 2013.
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), Diario Oficial de la
Federación, Última Reforma, 2012.
• CONAVI, Premio Nacional de Vivienda 2011. México, 2011.
• Eastmond, A. García Quintanilla, A. y Sánchez Suárez, A. la casa maya ante el cambio climá-
tico global. Simposio pasado y presente de la casa de los mayas. 3er Congreso Internacional de
la Cultura Maya. Mérida, 2011.
• Estrada Mora, B., La producción del Espacio Urbano. En Cuadernos de Arquitecta de
Yucatán, No. 13, Mérida, 2000.
• Ley General de Asentamientos Humanos (LGAH). Diario Oficial de la Federación. México,
2012.
• Macías Medrano, J. M., Reubicaciones por desastre, análisis de intervención gubernamen-
tal comparada. SEDESOL, CONACYT. México D.F., 2008.
• Plan Operativo de Inundaciones del Cono Sur del Estado de Yucatán 2010 (POICSEY),
Comisión Nacional de Agua, México D.F., 2010.
• Román Kalisch, A. El proceso de cambio cultural y tecnológico en la arquitectura vernácula
de Yucatán. Simposio Pasado y presente de la casa de los mayas. 3er Congreso Internacional de
la Cultura Maya. Mérida, 2011.
• Sánchez Suárez, A. La casa maya contemporánea. Península, 2006, Nº 1.

M. en ISPE Enrique Martínez de Arredondo Palma (Autor) Es Arquitecto egresado de la Universidad


Autónoma de Yucatán con Maestría en Intervención Sustentable del Patrimonio Edificado por la
Universidad Modelo. Es profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Modelo por más de 5
años. Ha coordinado un proyecto para el CONACyT, en espera de dictamen final, relacionado con aspec-
tos de los asentamientos humanos en zonas rurales. Ha participado como colaborador en dos investiga-
ciones con temas relacionados con la enseñanza.
Dr. Ileana Cerón Palma (Coautor) Es Arquitecta egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán. Cuenta
con Maestría en ingeniería por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán, Máster
en Arquitectura, energía y medio ambiente por la Universidad Politécnica de Cataluña y Doctorado
en Ciencia y Tecnología Ambiental por la Universidad Autónoma de Barcelona. Miembro del Sistema
Nacional de Investigadores (C). Es Socio-Director de la empresa Inèdit en México, spin off de la Universidad
Autónoma de Barcelona y con sede en Mérida, Yucatán y Barcelona, España. Sus principales investiga-
ciones y áreas de trabajo profesional dentro de la empresa son: ecodiseño y ecoinnovación, análisis de
ciclo de vida, sistemas de certificación en la edificación y todo lo relacionado a la mejora ambiental de
productos, procesos y servicios en la industria.

198
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Dr. Miguel A. Cerón Cardeña (Coautor) Es Ingeniero-Arquitecto egresado del Instituto Politécnico
Nacional. Cuenta con Maestría en Ingeniería por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma
de Yucatán, y con Doctorado en Gestión Estratégica y Políticas de Desarrollo por la Universidad Anáhuac-
Mayab. Ha sido Profesor-Investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad por más de 30 años,
actualmente es profesor de asignatura en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Modelo. Ha di-
rigido 8 proyectos de investigación con financiamiento del CONACyT, seis de ellos sobre temas diversos
relacionados con tecnología de la madera, y los otros dos sobre aspectos relacionados con procedimien-
tos de construcción; así como 2 proyectos con financiamiento del sector industrial sobre secado de la
madera. Tiene las siguientes Publicaciones en revistas especializadas: 16 artículos publicados en revistas
nacionales sobre temas diversos de ingeniería y arquitectura. 3 artículos publicados en revistas interna-
cionales sobre tópicos de la madera en la ingeniería y la vulnerabilidad social en zonas costeras.

199
Reflexión sobre la Arquitectura

María Fernanda Ortega Cuenca1


Amy Sadai Chávez Antonio 2

ARQUITECTURA Y ENTORNO
RESUMEN
“La integración de la arquitectura en el medio ambiente es una actitud estrechamente respon-
sable. Mientras que la arquitectura bioclimática es diseñada para un lugar y habilitada para una
función y un ambiente climatológico, la arquitectura ecológica recurre a los recursos naturales
del entorno para evitar transportes y derroche de energía”.
Las enseñanzas obtenidas hasta ahora por los docentes no solo la integración estética son nece-
sarias si no que uno de los puntos a tratar, ya que aunque trata de volúmenes, formas, colores
y texturas que tienen sus raíces en cada uso, clima, geografía tradiciones y cultura. Entonces;
si hasta los materiales que usamos tan tecnológicos tienen raíces o su razón de ser, ¿Por qué
nuestras edificaciones no lo han demostrado adecuadamente? Conforme a la experiencia como
estudiante, el que un docente exija el tener conocimiento del “medio físico natural, artificial y
social”, es esencial ya que gracias a ello lograremos conocer si es que los materiales que preten-
demos usar convienen para el clima existente, o que si se encuentra diferente tipo de material
en la región que pueda ser usado para auxiliar a la economía de nuestro usuario, obteniendo el
mejor resultado para nuestros diseños sin tener que dañar el contexto.
Al tomar en cuenta que el entorno que rodea nuestro proyecto puede ser amónico entre sí,
estaríamos no solo apoyando a la salud del usuario sino que también al medio ambiente, dis-
minuyendo el uso de energías, o tan solo suplantarlas por energías naturales. Insistiendo con el
término de arquitectura ecológica y/o sustentable, que desde tiempos remotos se le hacía uso,
pero conforme el tiempo pasa se van desarrollando nuevas necesidades, que isita a crear algo
nuevo, pero para no afectar al medio estamos regresando a lo que era antes. Por tanto reitero
que la arquitectura debería de estar en armonía en cuanto a su entorno, y que mejor siendo
apoyada por los medios naturales o ecológicos; logrando así no tan solo una obra de arte solo
física, si no también funcional, estructural, y formal.
“La arquitectura debe pertenecer al entorno donde va a situarse y adornar el pai-
saje en vez de desgraciarlo”
Frank Lloyd Wright
El propósito de ésta texto es para recalcar, como muchos autores, la importancia de
la responsabilidad que nosotros como arquitectos o futuros arquitectos tenemos para

1 Autor: Alumno 5º Semestre. Universidad de Ixtlahuaca CUI. arquitectura@


uicui.edu.mx 7224110710
2 Coautor: Alumno 5º Semestre. Universidad de Ixtlahuaca CUI. arquitectura@
uicui.edu.mx 7224110710

200
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

con la creación de las nuevas edificaciones…


A lo largo del tiempo se han creado cambios realmente significativos en cuanto al de-
sarrollo de las densas plantaciones edilicias, toda la concentración de infraestructura
equipamientos y servicios que han afectado y alejado cada vez más el contexto natu-
ral, dejándonos más inmersos en un mundo artificial.
Para inducirnos a la problemática debemos tomar en cuenta diferentes aspectos como
son contexto, integración, armonía.
El contexto de un lugar es el conjunto de circunstancias o situaciones que a lo largo del
tiempo forman la historia. El contexto lo componen elementos tanto culturales/socia-
les de tradiciones, educación, etc., y aspectos naturales como son rasgos climáticos,
topográficos, de vegetación, etc.
Integración definida como “formación o composición de un todo” (arqhys, 2014)
Armonía es la conveniente proporción y correspondencia de unas partes o cosas con
otras, en relación con su aspecto y uso; en la armonía coexisten la línea, la forma, el
▼▼FIG 1: . Armonía Respeto por el tamaño, la textura, el color y la idea. (Arqhys).
entorno
Por tanto cuando tenemos claros estos “conceptos”
podemos retomar que al realizar un proyecto arquitec-
tónico, por pequeño que sea, se debe estudiar princi-
palmente estos tres elementos (en general), puesto que
al obtener el contexto y el entorno obtenemos o cono-
cemos los materiales que son convenientes y generan
un ahorro económico, lo cual define el espesor de los
Fuente: http://puertasfotos.blogspot. muros (clima), y sugiere la forma (visuales, aprovecha-
mx/2011/05/fotografiaarquitectura. miento de las preexistencias), es decir que GENERA LA
html [2 octubre 2014]
IDEA DEL PROYECTO.
Al conocer los componentes socioculturales podemos darnos una idea o adentrar-
nos más a lo que conviene considerar en el diseño para determinadas comunidades,
por ejemplo, no podríamos colocar elementos que acometan las costumbres de un
▼▼FIG 2: “Piazza della Santissima
usuario porque con otros nos funcionó, cada familia y
Annunziata”. sus integrantes, son individuos “diferentes” en todos
los aspectos, participando sus necesidades específicas,
su problemática y como estudiantes de arquitectura, es
nuestra responsabilidad, ir definiendo una respuesta
adecuada para cada caso, en las cuales se irán integran-
do el color, formas, materiales, especificaciones reque-
ridas para la habitabilidad confortable y por el respeto
Fuente: http://www.studyblue.com/
notes/note/n/unit-two-15th-and- al medio ambiente.
16th-centuries/deck/3991625[2 octu-
bre 2014] En el caso de la arquitectura “como” entorno, el des-

201
Reflexión sobre la Arquitectura

tacar la arcada que proyectó Antonio da Sangallo en 1516, cuando 90 años antes y
justo enfrente de la obra de Fillippo Brunelleschi había levantado el “Ospedale degli
Innocenti”. Al encontrarse en una situación en la que proyecto con estilo propio, o
bien retomar en su diseño los criterios de Brunelleschi para así completar el conjunto
a consideración al contexto artificial cerrando el espacio que configuraba la “Piazza
della Santissima Annunziata”.
Con ello asentó las bases del urbanismo moderno. Es un claro ejemplo de cómo la ar-
quitectura genera unas directrices, unas visuales, unos recorridos, unas sombras… y,
por lo tanto, influye en el entorno como el entorno influye en ella.
Como estudiante de arquitectura, he notado que nuestros profesores nos exigen con-
tar con el conocimiento de estos elementos antes de comenzar a conceptualizar y a
diseñar tanto la forma o la función y los aspectos estructurales. Y que mejor el comen-
zar a crear conciencia tanto en nosotros como en los usuarios. Ya que si no se hace se
desemboca en un sinfín de problemáticas y por lo tanto en la desconfianza hacia los
arquitectos. Al darse cuenta de las dificultades que se presentan cuando no se tiene el
auxilio de un arquitecto para la edificación en cierta comunidad, se hace más notable
la ignorancia de los beneficios que el diseño arquitectónico aporta cuando se contra-
tan. El creer que el proyecto de un arquitecto es bastante costoso hace que las per-
sonas construyan con base en su “conocimiento” sin tomar en cuenta los elementos
antes mencionados, por lo tanto se afecta la imagen urbana y así se agrede el entorno.
Por el contrario si se hace un buen uso de dichos elementos no será necesario conside-
rar el servicio del arquitecto como un objeto de “lujo” innecesario, o tener que gastar
mucho para que la arquitectura funcione.
Como conclusión a este tema sólo queda el recalcar nuevamente la importancia de
integrar todos los aspectos, tanto naturales como los “artificiales” para el diseño de
un proyecto que resulte amable con el entorno. Así que esta en nuestras manos el
compartir, difundir y cambiar la forma de pensar para no agredir al entorno en el cual
vamos a construir si no a crear una composición armónica con la naturaleza.

202
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Bibliografía
arqhys. (28 de 7 de 2014). Recuperado el 1 de 10 de 2014, de http://www.arqhys.com/articulos/
armonia.html
BZarquitectura. (19 de febrero de 2014). Arquitectura y entorno. Recuperado el 1 de 10 de 2014,
de BZ arquitecura: http://bzarquitectura.com/arquitectura-y-entorno/
cannabic. (s.f.). Bioconstrucción. Recuperado el 20 de 9 de 2014, de http://www.cannabric.com/
bioconstruccion/
santin. (s.f.). slideshare. Recuperado el 1 de 10 de 2014, de www.slideshare.net/jsantin92/arqui-
tectura y entorno-2912031

RESEÑA CURRICULAR
Nombre: María Fernanda Ortega Cuenca
Institución: Universidad de Ixtlahuaca CUI. Arquitectura.
Alumno de quinto semestre
Línea de Investigación:
Reconocimientos:
Mención honorifica en el 4° Encuentro Cultural y Académico ECA. “Centro de investigación para el desa-
rrollo de tecnologías digitales especializadas” en Ciudad Universitaria (U.N.A.M.), año: 2014.

203
Reflexión sobre la Arquitectura

Azucena Valdez Losoya1

ARQUITECTURA:
HISTORIA DE UNA CIUDAD
SALTILLO.

RESUMEN
Este documento presenta un panorama de la arquitectura de Saltillo Coahuila donde se intenta
una contribución a la valoración de la arquitectura y establecer un vínculo entre la sustentabili-
dad y dicha arquitectura de su centro histórico. Esta investigación se basa en el esbozo del análi-
sis histórico de la arquitectura vernácula como una parte importante del desarrollo de la cultura
en el Noreste de México, la de una arquitectura nativa con herencia tlaxcalteca con un proceso
histórico en la cual los elementos de diseño y arquitectónicos nos ayudan en el desarrollo de una
arquitectura sustentable desde tiempos pasados los cuales han quedado en desuso y por ello es
necesario recuperar por su importancia histórica y por la importancia en el cuidado del medio
ambiente y de un diseño acorde a nuestra situación geográfica con el uso de los materiales de
la región.
La arquitectura vernácula2 del noreste de México es una manifestación cultural con un diseño y
detalles de arquitectura diferentes al de otras regiones del país.Hablar de arquitectura vernácu-
la es hablar de una arquitectura que trasciende al tiempo y el espacio de un origen popular que
expresa valores de formas de vida y de tradiciones arraigadas. Es por ello que para entender
a la arquitectura pasada del noreste hay que partir de la situación geográfica, así como de su
historia ante un medio ambiente diferente a los territorios ya colonizados. En el noreste mexi-
cano podemos ver similitudes especialmente en las viviendas, mas no así en las edificaciones
religiosas que cambiaron debido precisamente a la falta de mano de obra especializada y a la
conjunción de elementos de orden simbólico que los indígenas integraron a su nueva y creada
religión y es por ello que la arquitectura del noreste del país resulta con características un tanto
diferentes y sobrias debido a diferencias en cuanto al territorio y pobladores se refiere con
respecto a otras regiones. Recordemos que la arquitectura es parte integral de la cultura y ésta
pertenece a un grupo humano ubicado en un sitio determinado.
Palabras clave: Saltillo, Historia, arquitectura vernácula, patrimonio, sustentabilidad.
1 DADU (Doctorado en Arquitectura, Diseño y Urbanismo) Universidad
Autónoma de Coahuila (Unidad Saltillo).azucena.valdez@gmail.com
2 La palabra vernacular proviene del latín, vernaculus, “indígena, nacional”; a
su vez, de verna, “esclavo nacido en la casa de su dueño”. De donde vernacu-
lar es sinónimo de indígena o lo que es propio del lugar, pero además, conlle-
va, el sentido de una arquitectura impuesta o enajenada, propia de los países
colonizados.

204
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

INTRODUCCIÓN
Recordemos que la arquitectura es parte integral de la cultura y ésta pertenece a un
grupo humano ubicado en un sitio determinado. El hombre aporta sus costumbres, el
sitio aporta los recursos. Los orígenes de la arquitectura en el noreste de México son
parte importante en lo que respecta a la Villa que llama Saltillo fundada en Tierra y
Reino de la Nueva Vizcaya. De la Mota y Escobar, Alfonso (1966), por ser esta ciudad
la puerta del noreste hacia los territorios no conquistados contando a Texas; en estos
siglos de origen de una sociedad establecida en los nuevos territorios de la Nueva
Corona española.
La cultura y las artes formaron parte importante en el contexto de la conquista de los
nuevos territorios pero estos irían de la mano con la entrada de la religión y de los
nuevos pobladores a las nuevas tierras de dominio de indígenas que no permitirían
la entrada tan fácilmente a su territorio y que pelearían por la parte de tierra que les
pertenecía, no dejando atrás su cultura y su sociedad.
El estilo colonial español de arquitectura dominaba en las primeras colonias españolas
de las Américas ante un medio ambiente similar en cuanto a clima y materiales dispo-
nibles, los recién llegados trasladaron sus tradiciones. podemos ver similitudes en las
viviendas, tales como cubiertas planas, los techos de terrado se soportan mediante
vigas o troncos; huecos de puertas y ventanas pequeñas para evitar la penetración
del calor, edificaciones generalmente de una planta con áreas anexas como corrales
para ganado, algún pequeño almacén o granero, zaguán, un patio al que se comunican
todas las habitaciones, cocinas amplias, por ser concentradoras de actividad familiar y
fogones en el exterior para evitar el calentamiento de la casa en los meses calurosos y
en el patio siempre se encuentra un pozo de agua o aljibe.2 Es así como se puede dilu-
cidar los mismos principios de la arquitectura en Saltillo: Cuenta con gruesos muros de
adobe lisos, de doble alto, ventanas pequeñas y altas, disposición en crujías seguidas
e intercomunicadas, con varios patios intercalados y zaguán, techos a base de tablas
apoyadas a lo largo del claro corto y rellenos de tierra inorgánica en azoteas (terrado).
Aparentemente, la fachada de ladrillo, o los ornamentos de ladrillo en la fachada, pa-
recen ser una mejora a la versión original de las casas vernáculas de Saltillo, otra de las
mejoras puede ser el recubrir los techos, una vez reforzados con vigas adicionales, con
mosaicos de barro.
La arquitectura del Noreste de México posee características propias.
King, Jimmie L. (2001).
La traza urbana tradicional y las edificaciones vernáculas determinan espacios típicos
con carácter propio, que combinados con el patrimonio natural, expresan cultura y
otorgan identidad a los pobladores nativos. A menudo se escuchan en diferentes esfe-
2 http://www.costadelsol.net/info/patrimonio_cultural/y htttp://victorian.for-
tunecity.com/verona/781/casa.htm

205
Reflexión sobre la Arquitectura

ras los términos “sustentabilidad” o “desarrollo sustentable” pero en muchas ocasio-


nes el empleo de estos términos dista mucho de su significado real. La Sustentabilidad
es un proceso - no un estado - que hace referencia a una forma de desarrollo en la que
se busca el bienestar humano sin dañar el equilibrio del ambiente y sus recursos natu-
rales, ya que estos, son la base de todas las formas de vida.
La arquitectura del Noreste de México es en definitiva, una arquitectura adaptada al
medio ambiente, sensible al impacto que provoca en la naturaleza, y que intenta mini-
mizar el consumo energético y con él, la contaminación ambiental, es una arquitectura
Bioclimática. Cuenta con ventilación Natural, por medio de un patio interior, el cual
muchas de las veces tiene una fuente al centro, lo que hace que se refresque la casa en
días calurosos. Las alturas de los techos hacen también que la casa se mantenga fresca
en tiempo de calor y que mantenga su temperatura ambiente para el tiempo de frio.
Ya desde varios siglos atrás se ha escrito acerca de la buena arquitectura, tal es el
ejemplo de las características del venustas-utilitas-firmitas/ vitrubiano3. En los diez li-
bros sobre la arquitectura, (el cual es el tratado de arquitectura más antiguo que se
conserva y el único de tiempos precristianos) escrito por Vitrubio4 que ha llegado a
nosotros; se convirtió en el tratado de arquitectura de mayor trascendencia de la Edad
Moderna, y por lo cual nos deja gran enseñanza de su contenido en cuanto al origen
de la arquitectura se refiere.
▼▼Fig. 1 Partes que consta la arquitectura vitruviana.

Fuente: Autor

3 Escritas en 10 libros, que ha conservado la técnica de la arquitectura y de la


ingeniería del helenismo; escrita a fines de su vida, apareció hacia el 25 a. C.,
dedicada al Emperador.
4 Arquitecto, escritor, ingeniero y tratadista romano del siglo I a. C.

206
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Christopher Alexander describe las características de una arquitectura ideal, la define


como atemporal y vivible, es una arquitectura que trasciende al tiempo y es su centro
se regeneran las piezas de la que una sociedad está conformada, nace y crece a la par
de la evolución misma de determinada forma de pensamiento y manifestación civili-
zada del ser humano que puede ser muy bien contenida en lo que conocemos como
arquitectura vernácula. Entender la historia, es entender a la arquitectura, es com-
prender el estudio de la vivienda tradicional; es algo tan complejo como aceptar las
diferencias culturales de nuestro país. La historia de cada territorio equivale a aceptar
la evidencia de las transformaciones y de los diferentes modelos de vida y cultura lo-
cales. Hablar de arquitectura regional es hablar de una región en específico, hablar de
nuestras costumbres, cultura y todo lo que rodea a dicha sociedad.

ARQUITECTURA VERNÄCULA

Centro histórico de Saltillo.


Arquitectura Vernácula: Expresión que alude a la manifestación espontánea de
la identidad regional o nacional en la arquitectura. Sus características esenciales
son el empleo de los materiales locales y una total libertad en el diseño. Mendel,
Vicente (1994. pág. 60.)
Aproximadamente la mitad de las viviendas vernáculas de centro histórico de Saltillo5,
tienen un tipo de fachada notable por su decoración se trata de una fachada que tiene,
insinuado, mediante una profusión de ornamentos de ladrillo lo que podría caracteri-
zarse como una especie de portal neo-clásico. Insinuado en alto relieve. La presencia
de la fecha en la herrería del portal sugiere la fecha de reconstrucción de la fachada
antes completamente lisa.
Entre los ornamentos de estas fachadas pueden notarse medias muestras6 a manera
de relieves para señalar los límites de la propiedad y marcos de puertas rematados
por arcos de medio punto, los muros tienen rodapiés que recubren en ocasiones la so-
breelevación de la cimentación, en la parte superior de la fachada, en lo que sería una
imitación de la arquitrabe de la arquitectura clásica, se usan cenefas, pretiles, remates,

5 En muchas ocasiones se observa que el muro de fachada (muro adosado al


muro frontal de la casa) rebasa considerablemente la altura de la casa vernácu-
la, ya de por si alta. Todo parece indicar que un programa de mejoramiento de
fachadas ocurrió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, afirmación que
se sustenta en la herrería del portal de las casas y en el hecho de que la compa-
ración de mapas muestra que en el área del centro histórico existían inmuebles
desde un periodo anterior.
6 “Una hilada de ladrillo a manera de relieve sobre el plano del muro, general-
mente simulando una columna clásica entre otros elementos que lo sugieren.
De aquí que pueda considerarse una fachada con elementos Neo-clásicos.”

207
Reflexión sobre la Arquitectura

parapetos, balaustradas, y sobreelevaciones a manera de tiara o blasón en el centro


del parapeto, escudos, gárgolas labradas , motivos florales , etc. La ornamentación se
complementa con herrería protectora con motivos florales en la punta, emplomados
en los nudos y atiesadores horizontales y símbolos solares en las ventilas de puertas,
en donde frecuentemente se inscribe la fecha de construcción. Las ventanas suelen
tener un murete a manera de basamento. En algunos otros casos, el ornamento de
ladrillo solo comprende los marcos de las puertas y ventanas y límites de la fachada,
dejándose un aplanado que originalmente debió ser de mortero de arena y cal apaga-
da, y que desafortunadamente en muchos de los casos de remozamiento moderno, se
hace de mortero cemento- arena que permite el paso de la humedad hacia el interior,
la cual eventualmente deteriora, desgasta el adobe por debajo de este remozamiento.
El término “arquitectura vernácula” se refiere a estructuras realizadas por constructo-
res empíricos, sin formación profesional como arquitectos. Es la manera más tradicio-
nal y difundida de construir.
“Universalmente, arquitectura vernácula es entendida como la respuesta de una
comunidad al medio ambiente cultural, físico y económico. Una arquitectura pro-
pia que evoluciona en función de cambios culturales, sociales, económicos y ma-
teriales; una arquitectura en la que las estructuras, las formas, y los materiales de
construcción están determinados por el clima, la geología, la geografía, la econo-
mía y la cultura local.”Niño Norton Blanca (1996)
La historia de la arquitectura nos muestra cómo se va desarrollando la misma a través
del tiempo y de las características especiales del contexto, de cada región, en base a los
requerimientos de la sociedad, el lugar, el clima, la cultura, la economía, y varios facto-
res más los cuales todos ellos influyen en el desarrollo de la arquitectura de cada lugar.
Al estudiar una región en particular es necesario el conocimiento de dichas variables
al igual que del conocimiento de la historia de la región del desarrollo de la sociedad y
de su cultura. El desarrollo actual parece pues encaminarse a la exteriorización de una
cultura nacional y un cambio tecnológico en términos formales y en el manejo de los
materiales. El resultado de reinterpretaciones sucesivas pero con una sola arquitec-
tura como fuente creativa bajo un modelo de Desarrollo Sustentable, las actividades
humanas que impactan el ambiente y emplean los recursos naturales de manera tal
que no se sobrepase la capacidad de la naturaleza de absorber los contaminantes que
se emiten y de regenerarse a sí misma. El estudio de dicha arquitectura es basado en
un desarrollo con una visión integral, en el que intervienen tres elementos de igual
importancia entre sí, que son: Ambiente, Economía y Sociedad. La relación que tienen
los tres elementos es de carácter dinámico. Se debe recordar que la Sociedad depende
de la Economía y la Economía depende del Ambiente. Por lo tanto, si contamos con un
Ambiente sano y pleno de recursos naturales puede existir una Economía viable y con
ella, una Sociedad justa.

208
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

El concepto de sustentabilidad se funda en el reconocimiento de los límites y de las


potencialidades de la naturaleza, así como en la complejidad ambiental, inspiran-
do una nueva comprensión del mundo para enfrentar los desafíos de la humanidad
en el tercer milenio. El concepto de sustentabilidad promueve una nueva alianza
naturaleza-cultura fundando una nueva economía, reorientando los potenciales
de la ciencia y de la tecnología, y construyendo una nueva cultura política fundada
en una ética de la sustentabilidad—en valores, en creencias, en sentimientos y en
saberes— que renueva los sentidos existenciales, los mundos de vida y las formas
de habitar el planeta Tierra
El lodo o arcilla, en particular el adobe como material de edificación de muros en la vi-
vienda, se conoce en la región de Mesoamérica desde épocas tempranas en la historia.
La tierra arcillosa (sin cocer) ha sido utilizada para construir en todos los continentes
y en todas las edades de la humanidad, desde que los hombres primitivos decidieron
juntarse en asentamientos permanentes. En la edad moderna, se ha estimado que
entre un tercio y la mitad de la población del mundo vive en casas hechas de tierra. La
más antigua ciudad conocida en Anatolia, del VII milenio antes de Cristo, tenía las casas
construidas con adobes. En el Antiguo Egipto se empleó frecuentemente el adobe, ela-
borado con limo del Nilo, en la construcción de casas, tumbas (mastabas), fortalezas,
e incluso palacios, aunque los egipcios también fueron los primeros en emplear la pie-
dra tallada para erigir templos, pirámides y otras edificaciones monumentales.
En nuestro país, México y en países como: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina
y en el sur y norte de Chile las casas de adobe son aún patrimonio de muchas familias
humildes, que conservan esta tradición desde tiempos inmemoriales. Mezclar pasto
seco con el barro permite una correcta aglutinación, gran resistencia a la intemperie
y evita que los bloques una vez solidificados tiendan a agrietarse. Posteriormente los
bloques se adhieren entre sí con barro para levantar muros.
En la ciudad de Saltillo, podría decirse que los poseedores de la técnica constructiva
del adobe fueran aquellos primeros indios tlaxcaltecas (muy probablemente dirigidos
por los franciscanos) los que lograron una brillante solución la cual combinaba re-
querimientos de orden climático y de orden defensivo. Las primeras casas de adobe
proporcionaban la temperatura adecuada en el extremoso clima de la región y eran a
su vez prácticamente anti-indios pues estos solían trepar las palizadas e incendiar los
techos de otras casas más frágiles. Los altos y lisos muros de las viviendas vernáculas
tlaxcaltecas son prácticamente imposibles de trepar – debe de señalarse que aun en el
año de 1870 existen registros de ataques de indios en la ciudad (indiadas).
Del 27 al 30 de Octubre de2008 tuvo lugar el VII encuentro Internacional de
Revitalización de Centros Históricos , cuya atención se dirigió tema de la conserva-
ción del Patrimonio Cultural desde la escena contemporánea; motivo por el cual se
dedicó a la Arquitectura de hoy , entre la ciudad histórica y la actual. Se logró reunir
a notables arquitectos contemporáneos que compartieron sus mecanismos, procedi-
209
Reflexión sobre la Arquitectura

mientos, paradigmas y artilugios, puestos en práctica en la inserción de proyectos en


contextos patrimoniales tales como: Carlo Aymoninino (Italia), Teodoro González De
León (México), Guillermo Vázquez Consuegra( España), Felipe Leal (Mexico) ,Augusto
Quijano (México)Paz Unduraga( Chile) entre otros muchos más; en donde abordaron
temas diversos entre los cuales destaca la contribución de la arquitectura antigua a
la moderna y su inserción y convivencia en un mismo plano, algo importante de estas
conferencias y es lo que nos demanda es el estudio de la ciudad como patrimonio
histórico, el cual en su marco conceptual se considera a la ciudad como resultado de
la historia, como elemento fundamental del desarrollo del presente y sustento del
porvenir.
El valor cultural reconocido auspiciado por la UNESCO tuvo como antecedente la carta
internacional sobre la conservación y Restauración de monumentos y Sitios (carta de
Venecia, 1964). La conservación sobre el patrimonio cultural y Natural celebrada en
Paris en Octubre de 1972, estableció como patrimonio los monumentos y conjuntos
arquitectónicos de valor excepcional desde el punto de vista histórico., artístico y cien-
tífico. Estos principios se consolidaron con las convenciones y declaraciones de Nairobi
(1976), de México, sobre políticas culturales, de Estocolmo (1998) y de Paris (2001),
esta última sobre la diversidad cultural.
Los objetivos para poner en valor a los centros históricos deben partir de reconocer su
significado como elemento de identidad y patrimonio de todos los mexicanos; deben
ser atendidos con principios de:
• Equidad, es decir, atender a toda la población habitante y usuaria.
• Rehabilitación: Implica mantenerlos vivos, lo cual debe de ser una actividad per-
manente. Además de atender lo cotidiano, en mucho de los casos considera acciones
de rehabilitación (tal es el caso de la ciudad de Saltillo) como la puesta en valor de es-
pacios públicos y privados, la renovación y mejoramiento de la infraestructura y equi-
pamiento, la atención de la imagen urbana, la restauración del patrimonio edificado y
en algunos casos la inserción de nuevas construcciones.
La arquitectura genera un gran impacto social en la población y son necesarios
buenos ejemplos en cada comunidad local para mostrar a la sociedad los caminos a
seguir. En cada cultura en el tiempo surgieron nuevos tipos de arquitectura pero sólo
algunos se convirtieron en modelos para ser repetidos por la sociedad. Los materiales
y modos de construcción son diferentes probablemente por la cultura que trajo cada
tipo de edificación. . Dado que los cambios en las costumbres no son sencillos, se re-
quieren de enormes esfuerzos para generar alternativas válidas que sean adoptadas
por la sociedad.
Simone Roux (1976) menciona en la maison dans l¨histoire “dime en que casa vives, como
te alojas y como organizas tu vida íntima y te diré cuáles son tus costumbres, tu desarrollo
intelectual y que rango ocupas en la sociedad”. Arnheim, Rudolf. (1978. Pág. 163)

210
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

El pasado de nuestra arquitectura tiene que ver con la forma de vida y costumbres de
una sociedad, de su cultura, de sus creencias. Es necesario conocer la cultura traída
desde Europa y como fue aplicada en esta zona del país. En este sentido, es de gran
interés cuestionar la forma de vida de los primeros pobladores de esta región, sobre
los cuales se basan los criterios de la investigación de la historia de la arquitectura en
el noreste de México.
Es de esta manera que la arquitectura de cada lugar nos da la información, por la
forma de sus construcciones, el uso de sus materiales y su disposición en el diseño.
La simbología en la arquitectura se plasma de manera que no la sentimos sino que la
intuimos, Rudolf Arnheim, (1978) nos hace mención del uso de los simbolismos en
la arquitectura de los siglos pasados y hace mención de la importancia de destacar
el uso del simbolismo en las obras arquitectónicas para diferenciarlas así de las obras
divinas o humanas.

Conclusión:
La herencia del pasado debe conservarse, permanecer y transformarse siempre pre-
servando su valor y asumirlo. Conservar con vida, los centros históricos y prever el fu-
turo es nuestra obligación, hay que habitarlos y disfrutarlos, impulsar la vivienda y las
actividades compatibles, culturales y de servicios que los mantengan en valor como un
sustento y no un riesgo, ya que con el patrimonio puede ser afectado por ignorancia,
indolencia o el progreso mal entendido.
Los materiales y sistemas constructivos juegan un papel relevante debido a que guar-
dan relación con su tiempo. Debemos de comprender que lo nuevo no está peleado
con lo antiguo y que la arquitectura vernácula es parte de la historia, la cual nos en-
seña que incluso nuestros mejores edificios se pueden actualizar para responder a las
nuevas necesidades, siempre y cuando sea respetado su sistema constructivo , crean-
do un dialogo entre lo antiguo y lo moderno.

Bibliografía.
• Alexander C. (1971) La estructura del Medio Ambiente. Tusquets Editor, Barcelona
• Alexander C. Ishikawa S., Silverstein M. (1977) Un Lenguaje de Patrones Editorial Gustavo
Gili, Barcelona
• Alexander C., Chermayef S.(1963) Comunidad y Privacidad. Hacia una nueva arquitectura
humanista. Ed. Nueva Visión, Buenos Aires
• Arnheim, Rudolf. (1978). La forma visual de la arquitectura. Gustavo Gilli. Pág. 163 .Edit
Architectural Press, London
• Canales, Alejandro (1999) Industrialización y Crecimiento Demográfico En la Frontera en
Borderlines No. 58.

211
Reflexión sobre la Arquitectura

• Carta del patrimonio Vernáculo Construido en:


• Castells M. (1994) European. Cities, The informational Society and the global economy, en
The City Reader de R.T. LeGates y F.
• De la Mota y Escobar, Alfonso. Descripción geográfica de los reinos de Nueva Galicia,
Vizcaya y Nuevo León. Instituto de Antropología e Historia. México 1966.
• Gauzin-Müller (2001). L´Architecture écologique. Edit Groupe Monitor. Versión en español:
Arquitectura ecológica publicada en 2002 por Edit G. Gili. ISBN 978-84-252-1918-4
• Givoni B, A. (1976) Man, Climate and Architecture. Architectural Science Serves. Publishers.
Ltd. London
• IDAE & Institut Cerdá. (1999). Guía de la edificación Sostenible. Calidad energética y
medioambiental en edificación. Madrid
• Jenks, M. & Dempsey, N.(2005). Future forms and design for sustainable cities. Edit
Architectural Press, London
• Jones, D.L. (2002) Arquitectura y entorno. El diseño de la construcción bioclimática. Edit
Blume. Barcelona. Jenks, M.& Dempsey, N.(2005). Future forms and design Roux, Simone. La
maison dans l¨histoire. Albín Michel, Paris 1976
• Mendel, Vicente. Diccionario mexicano de arquitectura. Varía gráfica y Comunicación. 1ª.
Edición México 1994. pág. 60
• Neila González, F. Javier (2004) Arquitectura bioclimática en un entorno sostenible. Edit
Munilla-Lería, Madrid.
• Niño Norton Blanca AUTENTICIDAD Y ARQUITECTURA VERNACULA. ICOMOS Guatemala.
Interamerican Symposium on Authenticity in the Conservation and Management of the Cultural
Heritage. San Antonio, TX - March 1996
• Paris, O. et Al.(2002). Construyendo ciudades sustentables. Edit i+p.
• Roux, Simone. La maison dans l¨histoire. Albín Michel, Paris 1976
• Sassens, S (1994), Ciudades en la economía global: enfoques teóricos. y metodológicos, en
las ciudades latinoamericanas en el nuevo (des) orden mundial, de P. Navia y M.
• Stout, Routledge, España. Svampa, M. (2004) Fragmentación Espacial y procesos d~ social
“hacia arriba”, Socialización, sociabilidad y ciudadanía, en Espiral,
• Zimmerman, Coords., Siglo XXI editores, México, D. F.
Mediografía.
• King, Jimmie L. La arquitectura vernacular del noreste de México. University of Texas Library.
Digital Repository
• http//hdl.handle.net/2152/4091.2001
• http://www.international.icomos.org/vernac-esp.htm
• Arboleda, Gabriel. ¿Qué es la arquitectura vernácula? (definición larga). Berkeley, CA en
http://www.etnoarquitectura.com/web/articulos/articulo/06II11arts
Figuras:
• Fig.1 Partes que consta la arquitectura vitruviana

212
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

*Arq. Azucena Valdez Losoya.


Licenciada en Arquitectura por la Fac. De Arquitectura de la U A DE C. (Universidad Autónoma de Coahuila)
En el año de 1990, cursando además estudios de Maestría en Diseño Arquitectónico por la UANL.
(Universidad Autónoma de Nuevo León) Doctorarte en el programa DADU (Doctorado en Arquitectura,
Diseño, Urbanismo e Historia) por 12 Universidades de México, con sede en la Universidad Autónoma
de Morelos. Contando con Diplomados en: Planeación Urbana y Regional UANL-UAC: Restauración de
Monumentos Históricos Especialización en Docencia y Praxis de la Educación. Cuenta con diferentes
publicaciones de arquitectura en revistas a nivel Nacional. (La Arquitectura y la Tecnología, La Función
Social y Comunitaria de la Arquitectura, entre las más destacadas.) Perteneciente a ICOMOS, siglo XX,
Mexicano desde 2009. Conferencias impartidas en DIVERSAS Universidades de México (Universidad
del Valle de México, Universidad Tecnológica de Zacatecas, Universidad Autónoma de Nuevo León,
Universidad Autónoma de Guadalajara, Universidad Nacional Autónoma de México) y en el colegio de
Arquitectos de Roma Italia. Además de varios cursos y seminarios enfocados al diseño arquitectónico,
restauración de edificios y urbanismo, entre otros; al desarrollo profesional y de la construcción así
como al desarrollo de la docencia. Actualmente trabaja como docente en la Fac. De arquitectura de la
UADEC.; en Universidades Privadas como: UVM (Universidad Valle de México) CAMPUS Saltillo; La ULSA
(Universidad de la Salle) campus Saltillo. En lo particular como profesional de la Arquitectura teniendo
en su historial la construcción y el diseño de casas residenciales, escuelas, oficinas; obra pública de go-
bierno federal, estatal y municipal además de restauraciones y obra civil e industrial con el desarrollo y
construcción en el ramo industrial y de ingeniería electromecánica y naves industriales.

213
Reflexión sobre la Arquitectura

Autor: Jesús Jaqueline Valenzuela Zazueta1


Coautores: Jesús Isaías García Mendoza2
Nelly Ruiz Vázquez3

ANALISIS DE FRACCIONAMIENTOS DE INTERES


SOCIAL, INFONAVIT DE
PUEBLA Y SINALOA. PERIODO 2000-2014
RESUMEN
La siguiente investigación consiste en un análisis comparativo de los fraccionamientos y sus alte-
raciones post ocupacionales, el cual se realizó en base a un estudio tipológico en los conjuntos
habitacionales desde la perspectiva:
Ambiental: Por la destrucción del medio natural a causa de la construcción de grandes exten-
siones de vivienda, su mala orientación, el mal manejo del asoleamiento y la ventilación na-
tural. Factores que logran la insustentabilidad y que no permiten el buen funcionamiento del
fraccionamiento.
Formal: Se analizara la organización y la configuración del espacio construido, así como las ca-
racterísticas de la composición del conjunto urbano, la traza, los espacios y el lenguaje arquitec-
tónico que poseen los fraccionamientos
Funcional: No se ha logrado proveer los servicios de movilidad, equipamiento e infraestructu-
ra adecuada a los fraccionamientos, debido a que el objetivo principal de las desarrolladoras
es cumplir con las etapas de construcción sin pensar en el crecimiento habitacional ni en el
entorno.
Se eligieron dos fraccionamientos, Los Héroes (Puebla) de la desarrolladora SADASI y Los Ángeles

1 Autores: Jesús Jaqueline Valenzuela Licenciado en Arquitectura, Alumno de


tercer semestre en Maestría en Diseño
Arquitectónico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
Correo: jack_vz@hotmail.com Cel: 667-2-16-89-12.
2 Co-autores: Jesús Isaías García Mendoza, Licenciado en Arquitectura, Alumno
de tercer semestre en Maestría en Diseño
Arquitectónico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
Correo: jigm13@hotmail.com Cel: 667-1964902
3 Nelly Ruiz Martínez. Maestra en Diseño Arquitectónico de la Benemérita
Universidad Autónoma
Correo: disgno.buap@gmail.com cel:222-1-14-29-83

214
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

(Sinaloa) de HOMEX, debido a que cuentan con similitudes como:


a.- Temporalidad
b.- Crecimiento del fraccionamiento por etapas
c.- Desarrollo de más de 5000 casas
d.- Propuestas con 2 a 3 modelos de vivienda
e.- Se encuentran alejados del centro urbano
f.- Se convirtieron en polos de atracción de la mancha urbana
Este análisis mostrara las eficiencias y deficiencias que estos fraccionamientos han presentado
a diez años desde su construcción. Llegando a la comparación para determinar cuál de los dos
cuenta con más problemas en el diseño.
Palabras clave: Tipología, fraccionamiento, análisis, alteraciones y comparación

INTRODUCCIÓN
Los fraccionamientos de interés social de Puebla y Sinaloa presentan las mismas pro-
blemáticas urbanas, localizándose Puebla en el centro de la Republica y Sinaloa en
el norte, existiendo una gran diferencia de climas y costumbres. Todo esto influye de
diferentes maneras, cómo, en la forma en que van a vivir las personas, de este diseño
dependen elementos importantes como: la seguridad, la convivencia, la identidad y la
movilidad.
El contenido del trabajo se enfoca en un sistema de análisis donde podamos ver algu-
nos elementos importantes de la tipología, ventajas y desventajas que presentan al ser
implementados en los fraccionamientos.
ANÁLISIS DE LOS ENFOQUES TIPOLÓGICOS DE LOS FRACCIONAMIENTOS
LOS HÉROES (PUEBLA) Y LOS ÁNGELES (CULIACÁN).
Tipología Ambiental.- La destrucción del medio natural por la construcción de grandes
asentamientos en la periferias de la cuidad, es un gran problema porque deteriora el
habita de las especies y se modifican los ciclos naturales como los causes naturales de
ríos y arroyos. Los principales puntos a analizar en cuanto a la tipología ambiental de
los fraccionamientos serán los siguientes:
a) Orientación.- Es uno de los aspectos más importantes al momento de diseñar un
fraccionamiento, pero no se le da la importancia necesaria al momento de zonificar
las áreas recreativas, vialidades, las viviendas, el equipamiento, la infraestructura y los
accesos, porque el objetivo principal es que se construya mayor vivienda en menos
espacio. Lo que atrae problemas como el aumento de la temperatura en las vivien-
das, la falta de circulación de la ventilación, el impedimento de las actividades al aire
libre. Es recomendable que las desarrolladoras realicen un análisis de la trayectoria

215
Reflexión sobre la Arquitectura

solar para determinar sus ángulos de incidencia vertical y horizontal sobre el terreno
del proyecto urbano para favorecer que la mayoría de los lotes pequeños tengan una
orientación adecuada (Bazant,2006:49). Esto se debe a que los lotes pequeños tienen
un frente angosto.
Los Héroes (Puebla)
Siendo uno de los fraccionamientos mas grandes de la cuidad y el hecho de que se haya
construido por etapas provocó que algunas secciones tengan una buena orientación,
mientras otras secciones no. Las variadas dimensiones que existen entre las ventanas
en el fraccionamiento favorecen el aprovechamiento de aire y asoleamiento, pero en
algunos casos estos resultan contraproducentes en las horas críticas de asoleamiento,
logrando perder el confort térmico y lumínico.
Los Ángeles (Culiacán)
La trayectoria solar es una condicionante importante para el diseño urbano, de modo
especial en las franjas costeras y zonas áridas del norte del país donde las condiciones
climáticas son extremas (Bazant,2006:49). A diferencia del clima de puebla existe una
variación de 10 a 15 grados más, la precipitación pluvial es inferior y la vegetación es
más abundante en el interior del fraccionamiento. En algunas secciones de fracciona-
miento la topografía contribuyo a mejorar el confort.
En las viviendas las dimensiones y la altura es la misma que en puebla, por lo tanto
resulta menos confortable el fraccionamiento por las temperaturas.
Hablando de los elementos de diseño alguno resultan ilógicos, un ejemplo, los volados
tienen un uso estético mas no funcional. La dimensión de las ventanas no es muy va-
riada se sigue el mismo ritmo en todo fraccionamiento.
b) Entorno.- Los diseñadores y promotores de los fraccionamientos de interés social
no están interesados en una adecuación al entorno natural, sino al contrario buscan la
destrucción de este para crear un paisaje urbano donde no logran integrar la natura-
leza del lugar.
El entorno construido en el interior del fraccionamiento participa de la armonía visual
pero no en el entorno natural, el perder el contacto físico y la convivencia con la natu-
raleza logra ser preocupante debido a que se crea un espacio artificial “agradable” en el
cual se implementan planchas de concreto que esto a su vez provoca encharcamiento.
Los dos fraccionamientos analizados no contemplaron el entorno natural original del
lugar para el diseño, y ninguno logro la integración de la naturaleza.
La vegetación utilizada por los dos no es la más apropiada, a esto le sumamos la poca
dimensión que le asignan al área verde del fraccionamiento, lo que nos da como resul-
tado espacios insuficientes para la recreación de los habitantes. Y por ende la mayoría
de la superficie está cubierta por concreto.

216
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

c) Áreas verdes.- La mayoría de las personas que habitan en el fraccionamiento no va-


loran las áreas verdes y recreativas, esto debido a su cultura (no le dan mantenimiento
y los empiezan a grafitear) lo que lo convierte en un punto de delincuencia, creando
una mala imagen e inseguridad en él. Hoy en día podemos observar en la mayoría de
los fraccionamientos el deterioro de estos espacios.
Es recomendable que las desarrolladoras ubiquen de manera estratégica estas áreas de
equipamiento público de manera que no afecte el potencial del conjunto habitacional.
En la visita a los dos fraccionamientos observamos cómo, de los usuarios, solo algunos
pocos vecinos a los parques se encargaban de dar el mínimo mantenimiento. En el
fraccionamiento Los Ángeles se han realizado reuniones de vecinos para dar mante-
nimiento a estas áreas pero esto no se cumple equitativamente entre los usuarios, lo
cual provoca inconformidades y discrepancias entre los vecinos.
Tipología Formal.- En el estudio de los tipos formales, se analizarán las características
del lenguaje arquitectónico empleado en los fraccionamientos y la organización de los
espacios, los cuales se dan en base a la disponibilidad de áreas según el predio en el
que será construido.
En el fraccionamiento Los Héroes existen muy diversos tamaños de terreno y construc-
ciones, desde un nivel hasta tres niveles, esto se da respecto al nivel social-económico
del mercado hacia el cual va dirigido, no solo para personas de bajos recursos sino
también para personas de un nivel un poco más alto. Respecto al diseño, las dimen-
siones de los terrenos que son asignados al equipamiento son mínimas e insuficientes
para cubrir las demandas de los habitantes y no cumplen con sus funciones.
A pesar de las dimensiones pequeñas de los espacios del fraccionamiento y de las vi-
viendas las agencias inmobiliarias encargadas de desarrollar este proyecto intentaron
darle una imagen atractiva al comprador, por medio de áreas recreativas más grandes
en comparación con otros fraccionamientos. En las primeras etapas cumplía las nece-
sidades de los habitantes, pero conforme creció el fraccionamiento estas pasaron a ser
insuficientes.
El lenguaje arquitectónico es variado otorgándole una imagen “minimalista y contem-
poránea”, por medio de elementos como pretiles que brindan la apariencia de más
altura a las viviendas, grandes bardas perimetrales que dan la sensación de seguridad
y acentuando el acceso por medio de la monumentalidad para lograr hacerlo más
atractivo y mostrar la grandeza de este conjunto habitacional.
Las estrategias de los tipos formales que se observan en el fraccionamiento Los Ángeles,
son el uso de un cierto ritmo para el acomodo de las viviendas con ausencia movimien-
tos lo cual provoca la rigidez y la monotonía, lo que resulta frustrante para los habitan-
tes e incluso es tan grande la similitud de las vialidades y casas que crean confusión de
ubicación a los servicios. Un elemento importante en su lenguaje arquitectónico es el
uso de volado con teja. Una similitud que resalta con el fraccionamiento Los Héroes es
217
Reflexión sobre la Arquitectura

que ambos cuentan con tres tipos de vivienda de uno hasta tres niveles.
Tipología Funcional.- La funcionalidad en ambos fraccionamientos corresponde al mo-
vimiento a través del espacio por parte de los usuarios tanto peatonal, ciclista y au-
tomovilista. Las viviendas son organizadas periféricamente en torno a las calles, los
espacios de recreación situados en el centro del fraccionamiento, tanto en puebla
como en Sinaloa, donde las viviendas aprovechan su ubicación y a su vez logra ser
afectada por parte de vendedores ambulantes, esto modifica el uso de suelo, el cual se
transforma en comercial sin estar acondicionado, ocasionando serios conflictos modi-
ficando la función del sitio. Existen diferentes funciones en los fraccionamientos, esto
por la división de secciones habitacionales cerradas y las abiertas. Estos problemas se
presentan en ambos fraccionamientos.
Las partes con las que cuentan las secciones abiertas, son de uso público (calles, tran-
sito público, área de donación y área verde). Las secciones del fraccionamiento que
se encuentran en un régimen privado por su vialidad y área común no logran tener
acceso al público en general.
Por otro lado la función del aislamiento de la sección cerrada corresponde a esa bús-
queda de privacidad respecto a lo que no pertenece al entorno protegido, cuando las
personas extrañas intentan accesar a él, existen barreras físicas que no permiten que
se ingrese libremente, dichas barrearas tienen diferentes formas de funcionamiento,
ya sea a base de vigilancia efectiva por parte de un guardia exclusivo contratado que
cuestiona al visitante acerca del asunto a tratar en el espacio que no le corresponde,
para tener acceso debe comprobar con el permiso de un habitante o en otro caso con
la autorización de los sistemas de acceso.
En las secciones libres se logran grandes beneficios como el fácil acceso de diferentes
servicios (bomberos, autoridades, recolector de basura y visitantes), pero a su vez han
creado un sistema de seguridad entre ellos mismos, el cual funciona a través de la
comunicación entre los vecinos al momento de notar algo fuera de lugar. En la visita
al fraccionamiento Los Héroes se logro observar la disposición de las personas que
habitan estas secciones.
Otras ventajas obtenidas por las secciones abiertas son: la convivencia social, el co-
nocimiento de los vecinos, tener un medio para compartir experiencias e ideas, el
contacto mas frecuente con la naturaleza, logrando desarrollar una relación entre los
mismos vecinos lo que beneficia a la integración social.
Equipamiento e Infraestructura.- El ambos fraccionamientos el equipamiento y la in-
2 Decía Marx: “Tal y como los individuos manifiestan su vida así son. Lo que
coincide, por consiguiente, con su producción, tanto con lo que producen como
con el modo cómo producen. Lo que los individuos son depende, por tanto,
de las condiciones materiales de su producción. Esta producción sólo aparece
al multiplicarse la población… La conciencia no puede ser otra cosa que el ser
consciente, y el ser de los hombres es su proceso de vida real” (1970:19-26).

218
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

fraestructura lograba satisfacer las necesidades de las primeras secciones, conforme


fueron creciendo, estos llegaron a ser insuficientes, lo cual derivo más problemas, un
claro ejemplo son los embotellamientos por la gran cantidad de vehículos que transi-
tan las vialidades interiores y el acceso del fraccionamiento.
La falta de cuidado de los espacios públicos es causada por la falta de educación en las
personas para abordar diferentes situaciones, lo cual impide un buen funcionamiento
del fraccionamiento, ya que la manera de pensar y percibir las cosas es totalmente
diferente, un ejemplo seria el trato del mobiliario urbano ya que la ideología de los ha-
bitantes es que no le pertenece a nadie y estos empiezan a ser víctimas de vandalismo,
saque y maltrato.

CONCLUSION
COMPARATIVA ENTRE EL FRACCIONAMIENTO LOS HÉORES DE PUEBLA Y EL
FRACCIONAMIETNO LOS ÁNGELES DE CULAICAN.
Existen muchas similitudes entre los fraccionamientos de interés social de todo
México, de lo que resalta la falta de respeto por las condiciones climáticas y de sitio,
como ejemplo señalaremos los dos fraccionamientos antes mencionados, de Puebla
y Sinaloa, los cuales a pesar de tener un gran contraste entre climas y costumbres,
tienen un diseño muy parecido desarrollado por parte de las agencias inmobiliarias.
¿Los fraccionamientos satisfacen las necesidades de los habitantes de Sinaloa y Puebla?
Hasta el momento la deficiencia de los fraccionamientos en ambos lugares presentan
las mismas problemáticas ambientales, de funcionamiento, segregación y seguridad.
En las siguientes fotografías se logra ver la comparativa y la diferencia que existe entre
ambos fraccionamientos.
1.-Similitud en la cercanía del fraccionamiento con la Universidad Autónoma de cada
Estado.
2.- Los dos fraccionamientos cuentan con una avenida principal, la cual atraviesa el
fraccionamiento, facilitando la movilidad a cada sección.
3.- Los dos fraccionamientos cuentan con comercio en el interior, ubicados en la ave-
nida principal.
En la ciudad de Culiacán las áreas asignadas al comercio son más activas, esto debido a
que su ubicación fue estratégicamente planeada, mientras tanto en Puebla su comer-
cio fue ubicado en las orillas del fraccionamiento, provocando grandes desplazamien-
to para los habitantes dando como resultado el abandono de los comerciantes.
Nuestras conclusiones se reflejan en los siguientes resultados:
-Mala orientación en ambos fraccionamientos.

219
Reflexión sobre la Arquitectura

-Pérdida de adecuación al entorno en ambos casos.


-Falta de mantenimiento en áreas verdes y saque de mobiliario urbano.
-Dimensionamiento insuficiente en áreas verdes y de convivencia.
-Similitud en el diseño y estructura en ambos fraccionamientos sin importar las
condiciones climáticas y culturales.
-Ausencia de un estilo arquitectónico y en el uso de elementos.
-La implementación de la exclusividad en el interior de ambos fraccionamientos con
secciones cerradas.
-En las secciones abiertas se logra la integración social en ambos casos.
-En las secciones cerradas se pierde la convivencia con los demás habitantes del frac-
cionamiento, solo se logra la convivencia en su sección.
-El equipamiento es insuficiente e incompleto para los habitantes de en ambos fraccio-
namientos, provocando los grandes desplazamientos al centro urbano.
Una de las razones principales de las desarrolladoras y arquitectos es que al momento
de diseñar un fraccionamiento, lo realizan de una manera para que las personas se
adapten al fraccionamiento cuando esto debería ser lo contrario ósea que los fraccio-
namientos se adapten a sus habitantes en sus necesidades diarias.

BIBLIOGRAFIA
BAZANT S. Jan (2006), Fraccionamientos Diseño y evaluación financiera, Editorial: LIMUSA.
CABRALES Barajas, Luis Felipe. (2002) Países abiertos, ciudades cerradas Guadalajara, Jalisco,
Editorial Pandora, S.A de C.V., Universidad de Guadalajara (UNESCO).
JANOSCHKA Michael, Georg Glasze (2003), urbanizaciones cerradas: un modelo analítico en
CIUDADES, No.59.Red Nacional de investigación Urbana, Puebla.
Martínez Veiga Ubaldo, Pobreza, segregación y exclusión espacial: la vivienda de los inmigrantes
extranjeros en España” Barcelona: Editorial Icaria. ISBN 84-7426-420-0
Valenzuela Aguilera A. (2002) las nuevas centralidades, fragmentación, espacios públicos y ciu-
dadanía en revista electrónica ://www.unes.org/most#barrios.
SEGUIN Anne-Marie (2006), La segregación social-espacial urbana: Una mirada sobre Puebla,
Puerto España, San José y San Salvador, Editorial: FLACSO-Costa Rica.

220
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

RESEÑA CURRICULAR LOS AUTORES


Autor: Jesús Jaqueline Valenzuela Zazueta, estudiante de tercer semestre de la Maestría en Diseño
Arquitectónica de la Universidad Autónoma de Puebla. Egresado de la Universidad Autónoma de
Sinaloa. Participación de ponente ASINEA 91 en Guanajuato. Participación como ponente en el Colegio
de Arquitectos de San Martín Texmelucan, Puebla. Correo: jack_vz@hotmail.com Cel: 667-2-16-89-12.
Coautor: Jesús Isaías García Mendoza, estudiante de tercer semestre de la Maestría en Diseño
Arquitectónica de la Universidad Autónoma de Puebla. Egresado de la Universidad Autónoma de Sinaloa.
Participación como ponente en el Colegio de Arquitectos de San Martín Texmelucan, Puebla.
Correo: jigm13@hotmail.com Cel: 667-1964902
Coautor: Nelly Ruiz Vázquez, docente de la Facultad de Arquitectura en la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla. Participación en varios congresos Nacionales y talleres de Diseño. Egresada de
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Correo: disgno.buap@gmail.com cel:222-1-14-29-83

221
Reflexión sobre la Arquitectura

Leticia Villanueva Gómez1


Juan Carlos Beltrán Peña2

PUEBLA, CIUDAD DE PROGRESO. UNA MIRADA


SOCIAL A SUS NUEVOS ESPACIOS PÚBLICOS.
RESUMEN
El espacio público otorga identidad y carácter a una ciudad, nos permite conocerla y vivirla de
forma auténtica, pero ¿Qué hace que un espacio público funcione? ¿De qué depende el éxito
de un espacio público y el fracaso de otro relegándolo al abandono? ¿Cómo afecta la ausencia
del espacio público en una sociedad?. Hoy en día los cambios trascendentales que se dan en
cualquier ciudad se generan a través de la creación de espacios públicos agradables y bien pla-
neados, ya que es en ellos donde se desarrolla la interacción de los habitantes dándole vida a la
misma.
Planteamos una serie de reflexiones críticas acerca de nuevos espacios públicos en Puebla y el
papel social que conllevan de manera general, contrastándolos con realidades diferentes con el
fin de resaltar fortalezas y debilidades detectadas en los primeros, así como campos posibles de
intervención.
Espacios públicos exitosos no aparecen por accidente, se originan a partir de una exhaustiva
observación de los habitantes y sus necesidades. Brindar comodidad y espacios verdes es una
invitación a permanecer al exterior interactuando con otros individuos y sentirte parte de una
sociedad. Grandes ciudades modernas han dejado grandes plazas vacías, elementos de diseño
que generan una sensación de peligro, desolación, desigualdad social, falta de calidez, ya que
el simple hecho de colocar algunas obras de arte y mobiliario urbano no lo es todo, el espacio
público en su complejidad va más allá y es nuestra tarea como arquitectos procurar que éstos
sigan albergando el cotidiano transcurrir de la vida colectiva.
Desafortunadamente a falta de espacios adecuados las sociedades actuales han trasladado esta
vida colectiva a los centros comerciales cambiando por completo la forma en la que se entiende
y vive la ciudad, Puebla no ha sido la excepción. No es necesario invertir en grandes espacios
públicos, se debe apostar por espacios pequeños diseminados por toda la ciudad pero de gran
calidad y que cumplan adecuadamente funciones y anhelos de los usuarios, manteniéndose

1 AUTOR: Arquitecta, Maestra en Escenografía y Alumna de tercer semestre


de la Maestría en Diseño Arquitectónico de la Facultad de Arquitectura de la
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Mail: letyvillanueva@gmail.
com, Cel: 222-5-64-74-63
2 CO- AUTOR: Arquitecto y Alumno de tercer semestre de la Maestría en
Diseño Arquitectónico de la Facultad de Arquitectura de la Benemérita
Universidad Autónoma de Puebla. Mail: juan_carlos1189@hotmail.com, Cel:
667-1-95-66-01.

222
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

acordes con la memoria colectiva, las preexistencias ambientales y la realidad cultural y econó-
mica de la ciudad.
Palabras clave: Reflexión, Espacio público, Puebla, Sociedad.

INTRODUCCIÓN.
“El espacio público es a un tiempo el espacio principal del urbanismo, de la cultura
urbana y de la ciudadanía. Es un espacio físico, simbólico y político” (Borja y Muxí,
2000:9).
El espacio público otorga identidad y carácter a una ciudad, nos permite conocerla y
vivirla de forma auténtica, pero ¿Qué hace que un espacio público funcione? ¿De qué
depende el éxito de uno y el fracaso de otro relegándolo al abandono? ¿Cómo afecta
su ausencia en una sociedad? Éstas y muchas otras preguntas surgen al pensar en este
tema actualmente y ser conscientes de la forma en que interactuamos como sociedad
en él.
Hoy en día los cambios trascendentales que se dan en cualquier ciudad se generan a
través de la creación o propuesta de espacios públicos agradables y bien planeados,
adaptados a las condiciones cambiantes del entorno y de los habitantes, ya que es en
ellos, donde se desarrolla la interacción de los habitantes dándole vida a la ciudad y
generando un arraigo cultural e identificación como ciudadanos.
Espacios públicos exitosos no aparecen por accidente, se originan a partir de una ex-
haustiva observación de los habitantes y sus necesidades. Brindar comodidad y es-
pacios verdes es una invitación a permanecer al exterior interactuando con otros
individuos y sentirte parte de una sociedad. Grandes ciudades modernas han dejado
grandes plazas vacías, elementos de diseño que generan una sensación de peligro, de-
solación, desigualdad social, falta de calidez, ya que el simple hecho de colocar algunas
obras de arte y mobiliario urbano no lo es todo, el espacio público en su complejidad
va más allá y es nuestra tarea como arquitectos procurar que éstos sigan albergando
el cotidiano transcurrir de la vida colectiva.

El espacio público es más que un simple hecho físico resultante de la conformación de


la ciudad, de alguna manera se representa como escenario y eje medular de la comu-
nicación pública, provocando la libre expresión de una sociedad que interactúa libre-
mente propiciando el fortalecimiento de la cultura y sus representaciones ciudadanas.
Y para lograr este fortalecimiento no es suficiente su existencia como simples lugares
“bonitos” o bien conservados. Se trata de la generación de espacios públicos que por
efecto de las vivencias sociales y culturales se conviertan en lugares de gran significado
para la población y que ésta significación en la vida de una ciudad propicie su mante-
nimiento y conservación.
223
Reflexión sobre la Arquitectura

La pérdida del sentimiento de arraigo cultural generado por la falta de espacios ade-
cuados es justo lo que ha generado que las sociedades actuales hayan trasladado la
vida colectiva a los centros comerciales, cambiando por completo la forma en la que
se entiende y vive la ciudad, Puebla no ha sido la excepción a este fenómeno que se ve
fortalecido por una sociedad enfocada en el consumismo.
“Cada vez quedan menos parques, atrios, plazas, y están siendo sustituidos una
vez más, por las galerías comerciales a las que se ha trasladado la tarea de ser el
sitio en la ciudad en el cual se pasea, se saluda, se lleva a cabo la tarea lúdica y se
compra de acuerdo al estatus social” (De Anda, 2014).
Esto nos coloca como diseñadores en una posición diferente de nuestro quehacer
profesional, pues como se ha venido demostrando a través de la historia, los hechos
físicos condicionan positiva o negativamente el comportamiento humano, obligándo-
nos a presentar soluciones inteligentes en la generación de nuevos espacios urbanos
que presenten conceptos contemporáneos de integración y encuentro cultural que se
conviertan en plataformas de emociones y expresiones comunicativas de la sociedad
atendida adquiriendo una dimensión ética y estética de enormes proporciones que no
podemos obviar.
No es necesario invertir en grandes espacios públicos, se debe apostar por espacios
pequeños diseminados por toda la urbe pero de gran calidad y que cumplan adecua-
damente funciones y anhelos de los usuarios, manteniéndose acordes con la memo-
ria colectiva, las preexistencias ambientales y la realidad cultural y económica de la
ciudad.

REFLEXIONES SOBRE PROPUESTAS EN DESARROLLO.


En la zona metropolitana de la ciudad de Puebla, resultado de la conurbación con
varios municipios entre ellos San Andrés Cholula y San Pedro Cholula, se observan
obras de modernización de vialidades, equipamientos y espacios públicos desde hace
algunos meses. Actualmente se están realizando dos propuestas en términos de es-
pacio público en la zona conocida como Angelópolis, son parte de un proyecto inte-
gral que pretende posicionar a esta zona al nivel de las ciudades más importantes del
país: la ampliación del recién terminado Parque lineal y la construcción del Museo
Internacional del Barroco.
El primero de estos planteamientos, consiste en un paseo que comunica diversos luga-
res claves con polos de atracción turística, comercial y recreativa, tomando la cualidad
de paseo elevado en algunos tramos (FIG. 1). El proyecto en términos generales es
bueno y no generó grandes inconformidades entre los pobladores, a pesar de locali-
zarse en terrenos sin definición sobre a qué municipio pertenecen. Su implantación
ha incentivado los desplazamientos peatonales y ciclistas en la zona durante el día,
creando una experiencia tranquila y segura alejada de vías automovilísticas y el tráfico
224
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

que conllevan. El problema recae en las grandes inversiones realizadas y que no fue-
ron presentadas oficialmente para realizar este paseo, aunado a la inclusión de la tan
polémica Estrella de Puebla que no ha logrado justificar su costo: ha dejado de funcio-
nar ya en repetidas ocasiones por algunas semanas debido a “fallas no aclaradas” y es
considerada por muchas personas un capricho del gobernador.
▼▼FIGURA 1. VISTA PANORÁMICA DEL PARQUE LINEAL, AL FONDO ESTRELLA DE PUEBLA.

Fuente: Leticia Villanueva Gómez (LVG), Juan Carlos Beltrán (JCB), 24 de septiembre de 2014.

El parque lineal se complementa con unas atractivas fuentes danzantes que de mane-
ra conjunta con el entorno crean una experiencia lúdica y arquitectónica interesante
pero el espacio para su contemplación no es el más adecuado, solamente existen unas
cuantas bancas y un local de café, el cual por costos, no es accesible a todos los visi-
tantes (FIG 2).
El paseo elevado justifica su lado verde con▼ ▼FIGURA 2. FUENTES Y ÁREA DE CONTEMPLACIÓN
EN LA ESTRELLA DE PUEBLA.
incluir una serie de jardineras solamente en
un tramo, quedando el resto del recorrido de
aproximadamente de 1.5 km con una pequeña
cantidad de bancas y dispositivos de ilumina-
ción nocturna insuficientes.
El proyecto funciona y muestra una propues-
ta interesante pero debería ser congruente y
mostrar en su totalidad características de dise-
ño sustentable, crear zonas de descanso y es-
parcimiento suficientes y adecuadas para los
usuarios, mejorar la seguridad por medio Fuente: LVG, JCB, 29 de septiembre de 2014.

de una correcta iluminación y porque no, incluir lugares para ofrecer espectáculos,
contemplar la inclusión de obras artísticas y crear una experiencia de acercamiento
con la naturaleza.

Anteriormente se mencionó que los espacios públicos se están viendo sustituidos por
las plazas comerciales y después de mencionar pros y contras de este proyecto, cabe

225
Reflexión sobre la Arquitectura

agregar que junto a éste se localiza una de las plazas más grandes y de más alto nivel
socioeconómico de la ciudad, la cual se encuentra abarrotada a diario y la mayoría de
sus visitantes se concentra en utilizar solamente ésta a pesar de la cercanía de las cita-
das propuestas públicas. La iniciativa del parque lineal es muy atractiva estética y tec-
nológicamente, pero si se considerara la opinión pública desde el diseño, el proyecto
y su conjunto funcionaría mejor siendo más utilizado y trascendente para la sociedad.
Respecto al segundo proyecto, se unen el deseo (capricho como en el ejemplo an-
terior) de un gobernante presidenciable y el trabajo de un arquitecto estrella, Toyo
Ito, quién recibe en 2013 el Premio Pritzker, y casi al mismo tiempo el encargo del
Museo Internacional del Barroco (FIG. 3) en la ciudad de Puebla…esta combinación
deja mucho que desear y que pensar.
▼▼FIGURA 3. FACHADA DEL MUSEO INTERNACIONAL DEL BARROCO..

Fuente: Recuperada el 30 de septiembre de:http://www.portavoz.tv/2013/10/01/a-puerta-cerrada-y-


con-caracter-privado/

Las imágenes del museo dadas a conocer hasta ahora muestran un diseño con esti-
lizados rasgos barrocos: volúmenes de superficies cóncavas y convexas; espacios re-
partidos a través de una retícula que permite la creación de un patio interior (FIG.
4). Formarse una opinión en base a esta presentación puede resultar precipitado ya
que no se da mayor información en cuanto al diseño arquitectónico o las estrategias
proyectuales.

226
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼FIGURA 4. PERSPECTIVA DEL MIB.

Fuente: Recuperada el 30 de septiembre de:http://www.portavoz.tv/2013/10/01/a-puerta-cerrada-y-


con-caracter-privado/

En este caso se tiene un proyecto donde la lógica no entra en juego: construir un obje-
to arquitectónico que servirá de “contenedor” de una inexistente colección; un museo
sin patrimonio barroco ni patrimonio arquitectónico, ni obras pictóricas o de escultura
barroca. Entonces ¿El MIB nace como estrategia para hacer uso de recursos federales
o como una necesidad real? ¿Por qué desplazarse hacia los límites de la ciudad para
observar una serie de imágenes desplegadas en videowalls sumergiendo al visitante
en experiencia auditivas “envolventes” para experimentar el encontrarse en un tem-
plo barroco, pudiendo vivirlo y respirarlo en las calles del centro histórico?
El MIB abrirá sus puertas en el 2016 apostando por el uso de la tecnología multimedia
y el préstamo de colecciones españolas y guatemaltecas, cuando el verdadero patri-
monio barroco poblano permanecerá en los museos, iglesias y otros edificios donde
actualmente se encuentra. Definitivamente una obra carente de estudio y proyección
a futuro, mal fundamentada que nulificó la consulta ciudadana.
Otro proyecto muy controversial y “vanguardista” que está provocando fuertes reac-
ciones entre pobladores, gobierno e instituciones, es el llamado Parque de las 7
Culturas o Parque Intermunicipal, en San Andrés y San Pedro Cholula, en los terrenos
inmediatos a la Gran Pirámide en cuya cima se encuentra el templo católico dedica-
do a la Virgen de los Remedios. Desde el punto más alto del templo se observa que
próximo a la zona arqueológica, hasta ahora existen parcelas agrícolas, sembradíos de
flores, zonas arboladas y canchas, para luego dar paso a las diversas construcciones
del asentamiento (FIG 5 ).
227
Reflexión sobre la Arquitectura

▼▼FIGURA 5. VISTA DE ÁREAS VERDES ALREDEDOR DE LA PIRÁMIDE.

Fuente: LVG, JCB, 2 de junio de 2013.

Estas áreas verdes, son el terreno planteado para dar paso al parque en cuestión y
debido a diferentes factores se han propiciado una serie de manifestaciones en contra
del proyecto En planos e imágenes filtradas del proyecto (FIGS. 6 Y 7) se observa una
prácticamente nula cantidad de árboles en toda la extensión del parque, inclusión
excesiva de explanadas de concreto y diversos elementos paisajísticos que requieren
cimentación, una reja perimetral de 3 metros de altura, tres concesiones para restau-
rantes, un lago artificial de grandes dimensiones, entre otras propuestas.
Las reacciones han sido diferentes, desde diversas tomas y manifestaciones en las pre-
sidencias municipales y en la zona que abarcaría el parque, la formación de un grupo
llamado “Círculo de defensa del territorio de Cholula”, hasta el retiro de lonas y mallas
colocadas en predios a expropiar por vecinos en contra del proyecto. Hasta la fecha, el
proceso de expropiación de los predios está suspendido y la aprobación o cancelación
del proyecto estará en manos de un consejo ciudadano formado por representantes
de la sociedad y en una pequeña parte, del gobierno.
▼▼FIGURA 6. PLANO DEL PROYECTO SOBREPUESTO A FOTO SATELITAL DE LA ZONA.

Fuente: Recuperada el 30 de septiembre de 2014 de: http://www.diariocambio.


com.mx/2014/secciones/zoon-politikon/item/65415-proyecto-de-plaza-de-las-
7-culturas-contempla-hotel-y-salon-de-fiestas

228
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

▼▼FIGURA 7. RENDER DE ANDADORES, ÁREAS VERDES Y EDIFICACIÓN PARA UNA FRANQUICIA.

Fuente: Recuperada el 30 de septiembre de 2014 de: http://www.periodicocentral.mx/2014/municipio/


parque-de-las-7-culturas-dano-colateral-del-tren-ligero-de-moreno-valle

La magnitud de la intervención es enorme y muchos elementos no van acordes a la


zona arqueológica y con la memoria colectiva de la población, como las edificaciones,
un lago artificial recreando “chinampas” en una zona donde no existe algún cuerpo
de agua y su inclusión podría dañar vestigios enterrados, y una reja perimetral que
obstruiría las vistas hacia la pirámide y el templo en su cima, así como también deja en
claro el interés privado que tomará el parque. ¿Es posible que por deseo e intereses
políticos y monetarios se apruebe este proyecto alterando y tal vez destruyendo una
de las zonas con más valor histórico, arqueológico y cultural a nivel nacional? ¿Dónde
queda nuestro derecho y obligación como sociedad, profesionales de la arquitectura y
amantes del patrimonio, de preservar y defender lo nuestro?

229
Reflexión sobre la Arquitectura

CONCLUSIÓN.
Los argumentos para realizar las propuestas son muchos y se intentan justificar por
parte de un supuesto progreso y una simulada modernización con todos los beneficios
que esto conlleva a toda la sociedad, pero no queda de manifiesto al ver las propues-
tas y trámites “transparentes” que se presentan y menos con las presentaciones casi
escolares de los proyectos; estamos de acuerdo en que el diseño de espacio público
actual es complejo derivado de los nuevos modelos de vida pública; que avanza por un
camino aún no transitado, caracterizado por el papel que desempeñan las diferentes
artes y disciplinas en el proyecto de espacios públicos contemporáneos: diseño de jar-
dínes, diseño de iluminación, land art, escultura, arquitectura, escenografía, conser-
vación, botánica, etc.; pero es imprescindible que las propuestas en cualquier ciudad
sean coherentes y se adapten a las condiciones del lugar y la sociedad, tales como:
ecosistemas naturales, el clima, las construcciones preexistentes, el anhelo y necesi-
dad real de la población, las tradiciones y recuerdos inscritos en la memoria colectiva,
entre otros; y dejar de lado los tan comunes intereses políticos y económicos que
persiguen la mayoría de las autoridades gubernamentales e institucionales en el país.
El espacio público resultado de una propuesta estudiada y bien dirigida hacia la socie-
dad atendida puede llegar a generar una propuesta de alto impacto urbano, desarro-
llándose entonces como un mecanismo vital para la vida citadina, que integre hechos
urbanísticos y grupos sociales.
Se convierte en un elemento de alta convivencia cultural y de gran significado en la
construcción de la ciudad, siendo un elemento integrador y un medio para mejorar la
calidad de vida del habitante, optimizando y potencializando la capacidad de desarro-
llo urbano, cultural y ambiental. Lo aceptemos o no la ciudad y por supuesto el espacio
público se comporta como un entramado de relaciones que refleja los intereses e in-
tervenciones individuales y colectivas en el espacio urbano de una sociedad.

FUENTES DE INVESTIGACIÓN.
Borja, Jordi – Zaida Muxí (2000). El espacio público, ciudad y ciudadanía. (Consultado el 14 de
agosto de 2013 de: http://pensarcontemporaneo.files.wordpress.com/2009/06/el-espacio-pu-
blico-ciudad-y-ciudadania-jordi-borja.pdf)
Borja, Jordi (2001). La ciudad del deseo. (Consultado el 14 de agosto de 2013 de: http://www.
flacso.org.ec/docs/sfccborja.pdf)
Gallardo, Sergio. (Octubre 2013) A puerta cerrada y con carácter privado (Consultado el 30 de
septiembre de: http://www.portavoz.tv/2013/10/01/a-puerta-cerrada-y-con-caracter-privado/)
Guadarrama, Matlalzin (2014, septiembre). Confirman autenticidad de planos para
zona arqueológica de Cholula. (Consultado el 30 de septiembre de 2014 de: http://
w w w. m u n i c i p i o s p u e b l a . co m . mx /n o ta /2 0 14 - 0 9- 2 5/s a n - a n d r%C 3 % A 9 s - c h o l u l a /
confirman-autenticidad-de-planos-para-zona-arqueol%C3%B3gica-de-0)

230
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

San Pedro Cholula, Gobierno Municipal 2014-2018 (2014). Estudio económico, social y técni-
co: Parque de las siete culturas, rescate y dignificación del entorno de la zona arqueológica.
(Consultado el 29 de septiembre de 2014 de: http://cholula.gob.mx/sites/default/files/spch-
7culturas-publicacion-1.pdf)
Velázquez, Edmundo (2014, septiembre). Filtran planos del Parque de las 7 Culturas; el pro-
yecto abarcará 25 hectáreas. (Consultado el 30 de septiembre de 2014 de: http://www.
periodicocentral.mx/2014/municipio/filtran-planos-del-parque-de-las-7-culturas-el-proyecto-
abarcara-25-hectareas)

RESEÑA CURRICULAR.
Villanueva Gómez Leticia, Arquitecta por la Universidad Autónoma de Puebla, Maestra en Escenografía
por la Universidad Complutense de Madrid, Docente de la Facultad de Arquitectura de la Benemérita
Universidad Autónoma de Puebla y Alumna de tercer semestre de la Maestría en Diseño Arquitectónico de la
Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Línea de Investigación: Diseño,
sustentabilidad y patrimonio. Reconocimientos: Escenografía seleccionada para el XVI Festival de Zarzuela
de Tenerife, España Mayo 2009, Obtención del Premio “Calli” BUAP, México y CALPOLY, U.S.A Marzo 2003;
Ponente en mesas de trabajo en la ASINEA 91 Guanajuato, y en el Ciclo de conferencias del Área de Diseño
Arquitectónico y Realidad Contemporánea por parte del Colegio de Arquitectos de Puebla, A.C. Delegación
Texmelucan.
Beltrán Peña Juan Carlos, Arquitecto por la Universidad Autónoma de Sinaloa y Alumno de Tercer
Semestre de la Maestría en Diseño Arquitectónico de la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad
Autónoma de Puebla. Línea de Investigación: Diseño, sustentabilidad y patrimonio. Reconocimiento como
ponente en mesas de trabajo en la ASINEA 91 Guanajuato, y en el Ciclo de conferencias del Área de Diseño
Arquitectónico y Realidad Contemporánea por parte del Colegio de Arquitectos de Puebla, A.C. Delegación
Texmelucan.

231
Reflexión sobre la Arquitectura

Dr. Alberto Álvarez Vallejo1


Dr. Jesús Enrique de Hoyos Martínez2
Dr. José de Jesús Jiménez Jiménez

EVALUACIÓN DEL PLAN FLEXIBLE DE LA FACULTAD


DE ARQUITECTURA Y DISEÑO DE LA UNIVERSIDAD
AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO 24932007U
Para que el alumno y el maestro de la licenciatura en
arquitectura tengan la palabra: grupo de discusión y encuesta
cualitativa

RESUMEN
Los resultados cualitativos más significativos de la investigación Evaluación del plan flexible de la
Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del Estado de México con regis-
tro 24932007u que precede esté artículo, se obtuvieron al aplicar la técnica denominada grupo
de discusión. Se utilizó esta técnica, para cruzar la información obtenida por procedimientos
cuantitativos aplicados también como parte de esta investigación. El grupo de discusión es una
técnica cualitativa para dejar hablar al actor de un proceso social, en este caso, del proceso edu-
cativo de los alumnos en la licenciatura en arquitectura dentro de su Plan Flexible. Esta técnica
la propuso el investigador social Jesús Ibáñez (Tarrés; 1994) dentro de la tradición de la investi-
gación cualitativa.
Palabras clave: evaluación, plan flexible, grupo de discusión, actor.

1 Líder del CA Estudios Urbanos y Arquitectónicos


FAD UAEMEX
2 Miembros del CA

232
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Los resultados cualitativos más significativos de la investigación Evaluación del plan


flexible de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del Estado
de México con registro 24932007u que precede esté artículo, se obtuvieron al aplicar
la técnica denominada grupo de discusión. Se utilizó esta técnica, para cruzar la infor-
mación obtenida por procedimientos cuantitativos aplicados también como parte de
esta investigación. El grupo de discusión es una técnica cualitativa para dejar hablar al
actor de un proceso social, en este caso, del proceso educativo de los alumnos en la
licenciatura en arquitectura dentro de su Plan Flexible. Esta técnica la propuso el in-
vestigador social Jesús Ibáñez (Tarrés; 1994) dentro de la tradición de la investigación
cualitativa.
También, previo al grupo de discusión se implementó un cuestionario cualitativo que
recogió datos para el proyecto de investigación de la evaluación del plan flexible en
tres ámbitos del perfil de egreso de la licenciatura en arquitectura de la FAD: perfil dis-
ciplinario, profesional e institucional. En este cuestionario se evalúa el perfil docente
del profesor de arquitectura. El CIEES (Comités Interinstitucionales de la Evaluación de
la Educación Superior) CADU define el perfil ideal del docente universitario con base
en una preparación idónea en las siguientes áreas: contenido disciplinario, contenidos
pedagógicos, psicología y características del estudiante, fines educativos, contextos
educativos, currículum y técnicas para favorecer la comunicación. Este cuestionario re-
corre el perfil docente de la licenciatura en arquitectura por el plan flexible de la FAD.

En este artículo se presentan los resultados de la aplicación de dos técnicas de inves-


tigación cualitativa, grupos de discusión, y cuestionario cualitativo en el proyecto de
investigación: La evaluación del plan flexible de la Facultad de Arquitectura y Diseño de
la Universidad Autónoma del Estado de México con número de registro 24932007U.
El grupo de discusión se conformó con los de alumnos de cada una de las licenciatu-
ras de la Facultad de Arquitectura y Diseño (FAD). En el caso presente, como ejemplo,
se presentan las discusiones con alumnos de arquitectura, del noveno semestre. Se
eligieron estos alumnos, por ser los de mayor experiencia en su recorrido por el plan
de estudios flexible de la facultad, también como una de las características de esta
técnica: el participante está involucrado en el problema de investigación. También se
hace referencia, a que la investigación se cierra con este ejercicio cualitativo, como una
manera de cruzar las informaciones obtenidas por medio de instrumentos más rígidos
y posiblemente más exactos, como son los cuestionarios de encuestas.
Una limitante inicial en este análisis, es la extensión de este documento, pues no per-
mite mostrar, en su totalidad, las preguntas que sirvieron como guía en el grupo de
discusión con los alumnos de arquitectura. Sólo dos de ellas se presentan, además,
también están pendientes los resultados con los alumnos de otras licenciaturas y tam-

233
Reflexión sobre la Arquitectura

bién con profesores de las cuatro licenciaturas de la FAD. En otro momento, se deta-
llará y se completará, en otro tipo de documento. Por lo pronto es un “abrir de boca”,
este breve documento que antecede el informe que ofrece toda una serie de reflexio-
nes académicas acerca de lo que ha sido el Plan Flexible y el Diseño Curricular que lo
fundamento.

Objetivo
Solicitar la colaboración a cada participante en la realización del grupo de discusión
donde el tema sería hablar sobre la flexibilización y el plan flexible, sobre su partici-
pación dentro del Plan flexible de la licenciatura en Diseño Gráfico, Diseño Industrial,
Arquitectura o Administración y Gestión de la Obra Urbana de la FAD, respectivamente
(para este caso, sólo se trabajó con la licenciatura en arquitectura).
1. ¿Cuál es el significado de plan flexible entre los alumnos de la licenciatura en
Arquitectura?
2. ¿Cuál es el concepto de flexibilización curricular para cada alumno de arquitectura?
3. ¿Ha funcionado la flexibilización en el plan de estudios de la licenciatura en
arquitectura?
4. ¿Qué aspectos del plan flexible en arquitectura han funcionado o no han funciona-
do? (Académico, administrativo, enseñanza, aprendizaje)
5. ¿Qué aspecto de la flexibilización curricular del plan de Arquitectura es para cada
uno de ustedes, el más positivo o el más negativo?
6. ¿Se puede considerar que el plan flexible de la FAD, como diseño curricular de la
arquitectura ha sido exitoso?
7. ¿Estarían ustedes de acuerdo que habría pocos (o muchos) aspectos a reformar en
el Plan Flexible? ¿Cuáles y por qué?
8. ¿Es apropiada la formación docente de la licenciatura en arquitectura para caminar
y operar el Plan Flexible?
9. ¿Todos están convencidos y plenamente capacitados acerca del Plan flexible de la
licenciatura en arquitectura en la FAD?
¿Algo que agregar a los comentarios de las preguntas; algo que haya faltado y ustedes
quieran agregar?

Grupo de discusión con alumnos de arquitectura


1. ¿Cuál es el significado de plan flexible entre los alumnos de la licenciatura en
Arquitectura?

234
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Tres tipos de respuesta se obtuvieron de acuerdo a la interpretación de los investigado-


res. Estas respuestas complementan la visión que tienen los estudiantes del fenóme-
no de la flexibilización curricular en su recorrido por el plan flexible de la licenciatura
que terminan de cursar. Encontramos en esta primera pregunta, con respuestas y
discusión con seis alumnos del noveno semestre de la licenciatura en arquitectura:
positivas y blancas con respecto al significado de plan flexible; las de preocupación
social por la percepción de convivencia con otros estudiantes y, finalmente, la respues-
ta “convenenciera”, pues la flexibilización curricular les permite cursar su licenciatura
“cómodamente”.
Las respuestas positivas acerca del significado de plan flexible entre los alumnos de la
licenciatura en Arquitectura. Para un estudiante el hecho de que el plan sea flexible
significa:
“Libertad de escoger materias en los diferentes semestres”.

Paro otra estudiante, en ese mismo sentido, en el plan flexible:


“Puedes armar tu proceso de aprendizaje de acuerdo a las expectativas personales”.

En este mismo sentido, las respuestas muestran la experiencia que han recogido a lo
largo de ocho semestres, donde han tenido libertad para escoger las “materias”, así
como, armar “tu proceso de aprendizaje de acuerdo a las expectativas personales”. En
estas respuestas no hay negatividad, ni abierta perversión utilitaria del plan flexible de
su licenciatura, sólo respuestas simples y claras acerca del significado del plan flexible.
Las respuestas de preocupación social por la percepción de convivencia limitada con
otros estudiantes. Un estudiante afirma, en el proceso de convivencia social la flexibi-
lización del plan de estudios de la licenciatura en arquitectura:
“Se genera una diversidad académica en los alumnos y “no lugares” (de no conviven-
cia), estamos cerca pero aislados, desconocidos unos con otros”.
Este “diversidad académica” que el alumno percibe, le muestra la cantidad de movi-
mientos que se realizan dentro de la FAD, pero poco ha socializado con los compañeros
de la misma licenciatura y menos con los compañeros de otras licenciaturas, lo cual,
como crítica se anunciaba con el modelo flexible. La flexibilización curricular del plan
de estudios en su definición planteaba la relación con otras licenciaturas y con otras fa-
cultades, aspecto que no se ha cumplido cabalmente. Las formas de convivencia social
son reducidas y efímeras, cuando incorpora el concepto aprendido de los “no lugares”,
espacios de relación espontánea y efímera, donde las personas no se conocen, no tie-
nen posibilidades de estar cerca entre sí, no están próximas, en este caso, proximidad
académica y social.

235
Reflexión sobre la Arquitectura

La respuesta de conveniencia académica. Donde el plan flexible y el proceso de flexibi-


lización, como él dice, me dan la:
“Posibilidad de crear mi conocimiento a mi modo, librando a los maestros que no
quiero o sea los maestros no adecuados. Como una manera de evitar maestros duros,
una manera más cómoda de estudiar”.
Esta posibilidad nos muestra, inclusive, perversión estudiantil de sobrevivencia. Sólo
está mostrando lo que él aprendió del espacio académico y administrativo de la licen-
ciatura. Donde ha conocido este lado, la posibilidad de hacer su licenciatura con mayor
comodidad. Nunca menciona sin trabajar o sin esforzarse, simplemente una manera
de organizar su recorrido por el plan flexible de la licenciatura de arquitectura.
Es cuestionario cualitativo tuvo 91 preguntas de las se han elegido respuestas de do-
centes y de alumnos de la licenciatura en arquitectura para su discusión en este artí-
culo. El tema fue “el perfil de egreso del estudiante de arquitectura” analizado en tres
subperfiles: perfil disciplinario, perfil profesional y perfil institucional. La estructura del
cuestionario fue la siguiente:
CUESTIONARIO DE PROYECTO DE INVESTIGACIÓN EVALUACIÓN PLAN FLEXIBLE: per-
fil disciplinario, profesional e institucional

Perfil docente
El CIEES CADU define el perfil ideal del docente universitario con base en una prepara-
ción idónea en las siguientes áreas: contenido disciplinario, contenidos pedagógicos,
psicología y características del estudiante, fines educativos, contextos educativos, cu-
rrículum y técnicas para favorecer la comunicación (CIEES CADU 2001 35).
Se han considerado cuatro respuestas planteadas con mayor medida de acumulación,
según los encuestados en las 91 preguntas presentadas, teniendo predominio unas
más que otras, por tanto se ha tomado para el resultado final las primeras cinco con
mayor porcentaje acumulado, teniendo lo siguiente:

MAESTROS

236
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Esta grafica considera el porcentaje (%) de la suma de los encuestados en las cinco respuestas
predominantes.

Esta gráfica considera el porcentaje (%) de los diecinueve maestros encuestados en las cinco respuestas
predominantes.

Competencia de la materia o tema de enseñanza.


1.Conoce el contenido del curso o unidad de aprendizaje: muestra seguridad en el
dominio de los contenidos de su unidad de aprendizaje y programa.
( ) Muy de acuerdo
( ) De acuerdo
( ) Ni de acuerdo, ni en desacuerdo
( ) En desacuerdo
( ) Muy en desacuerdo

P8 Muestra competencia para o promover la participación: con autoridad disciplina-


ria, con autoridad de buena enseñanza.
P18 Conoce el contenido del curso o unidad de aprendizaje: muestra seguridad en el
dominio de los contenidos de su unidad de aprendizaje y programa.
P22 Muestra seguridad en el tratamiento del tema.
P6 Promueve la interacción en el grupo: con material didáctico, con ejemplos claros y
entendibles, con temas novedosos, con organización de trabajo de equipo.
P11 Muestra interés en la actualización de su programa de unidad de aprendizaje de la
licenciatura (incorpora nueva bibliografía, crítica con conocimiento los contenidos del
programa, actualiza temas con novedad disciplinaria y pedagógica)

237
Reflexión sobre la Arquitectura

P16 Maneja la didáctica (teoría del método de enseñanza) en la proporción de su


secuencia en la clase: posee ya un método (manera de enseñar, organizar la clase,
evaluar la clase) de enseñar
P19 Conoce la intencionalidad de la unidad de aprendizaje con respecto al plan de
estudios de la licenciatura: sabe como contribuyen los contenidos de su unidad de
aprendizaje en la formación de un diseñador.
P25 Proporciona información que facilita a los estudiantes a construir por sí mismos
sus conocimientos
P26 Tiene competencia para crear situaciones que permiten visualizar la utilización de
conocimiento a sus actividades cotidianas
P36 Refleja en la enseñanza lo ocurrido en la historia y experiencia de sus alumnos
P5 Propone complementos pedagógicos para afirmar y complementar la exposición
temática: guías, resúmenes, trabajos en equipo, discusiones en grupo, otros.
P24 Responde satisfactoriamente a las preguntas que se formulan los estudiantes
durante su clase.
P7 Genera un clima de confianza, respeto en la interacción en el grupo: con un len-
guaje claro y acorde a los contenidos de la unidad de aprendizaje, con buena dicción.
P10 Canaliza competentemente la interacción con los alumnos a partir de sus reaccio-
nes: aclara dudas, responde con intención pedagógica, conduce hacia otras fuentes,
respeta las posiciones ideológicas de los alumnos.
P34 Tiene disposición para atender a los estudiantes fuera de clase.
P39 Reinicia su clase sobre bases, sobre conocimientos anteriores.
P9 Muestra habilidad para interactuar con los estudiantes a través de preguntas: bien
estructuradas de acuerdo a los contenidos, con voz de autoridad pedagógica.
El cuestionario, como sugieren los CIEES, tuvo como finalidad la autoevaluación. Con
este antecedente, los profesores consideran que muestran seguridad en los temas y
conocen el contenido de la unidad del curso con seguridad, mientras que los alumnos
consideran que los métodos de enseñanza no son los óptimos, que se da una enseñan-
za rezagada y que pocos poseen un método de enseñanza y parecieran no conocer la
intencionalidad de la unidad de aprendizaje con la formación del alumno diseñador.

238
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

ALUMNOS

Esta gráfica considera el porcentaje (%) de la suma de los encuestados en las cinco respuestas
predominantes.

Esta gráfica considera el porcentaje (%) de los diez estudiantes encuestados en las cinco respuestas
predominantes.

P82 ¿Qué decisiones relacionadas con su proceso de formación representan un pro-


blema grave para la permanencia de los alumnos dentro el programa? Inasistencia
a clases.
P84 ¿Cuál es la participación de los alumnos en los espacios formales de la facultad:
Consejo de gobierno u otras formas académicas? Poco intensa.
P46 ¿Cuáles son las principales causas que ocasionan la reprobación de los alumnos de
las unidades de aprendizaje de la licenciatura? La carga de trabajo.
P55 ¿Cuáles son los problemas de reprobación con las unidades de aprendizaje teóri-
cas? La carga de trabajo
P60 ¿La carga académica adjudicada por el propio alumno, en el plan de estudios flexi-
ble, es causa de reprobación o deserción en los alumnos? Por inasistencias.
P48 ¿Cuáles son las dificultades en la enseñanza del diseño que perciben los alumnos
de la licenciatura? Organizaciones de contenidos y problemas de diseño.
239
Reflexión sobre la Arquitectura

P59 ¿La carga académica de los planes y programas de estudio flexible es causa de
reprobación de los alumnos? Por ligereza de las unidades de aprendizaje.

Conclusiones
Los resultados cualitativos más significativos de la investigación Evaluación del plan
flexible de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del
Estado de México con registro 24932007u se obtuvieron al aplicar la técnica deno-
minada grupo de discusión. También, previo al grupo de discusión se implementó un
cuestionario cualitativo que recogió datos en tres ámbitos del perfil de egreso de la
licenciatura en arquitectura de la FAD: perfil disciplinario, profesional e institucional.
Las conclusiones del “grupo de discusión” de los alumnos de noveno semestre de la
licenciatura en arquitectura de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad
Autónoma del Estado de México muestran la experiencia que se ha recogido a lo largo
de ocho semestres. Ellos han tenido libertad para escoger las “materias”, así como,
armar “tu proceso de aprendizaje de acuerdo a las expectativas personales”. En estas
respuestas no hay negatividad, ni abierta perversión utilitaria del plan flexible de su
licenciatura, sólo respuestas simples y claras acerca del significado del plan flexible.

Esta “diversidad académica” que el alumno percibe, le muestra la cantidad de movi-


mientos que se realizan dentro de la FAD, pero poco ha socializado con los compañeros
de la misma licenciatura y menos con los compañeros de otras licenciaturas, lo cual,
como crítica ya se anunciaba en voces de académicos, lo cual ocurriría con el modelo
flexible. La flexibilización curricular del plan de estudios en su definición planteaba la
relación con otras licenciaturas y con otras facultades, aspecto que no se ha cumplido
cabalmente. Las formas de convivencia social son reducidas y efímeras, cuando incor-
pora el concepto aprendido de los “no lugares”, espacios de relación espontánea y efí-
mera, donde las personas no se conocen, no tienen posibilidades de estar cerca entre
sí, no están próximas, en este caso, proximidad académica y social.
La posibilidad de diseñar los recorridos individuales, nos muestra, inclusive, la posible
“perversión estudiantil” de sobrevivencia. Sólo está mostrando lo que él aprendió del
espacio académico y administrativo de la licenciatura. Donde ha conocido este lado,
la posibilidad de hacer su licenciatura con mayor comodidad. Nunca menciona sin tra-
bajar o sin esforzarse, simplemente una manera de organizar su recorrido por el plan
flexible de la licenciatura de arquitectura.

Por otro lado el cuestionario cualitativo, como sugieren los CIEES, tuvo como finali-
dad la autoevaluación. Con este antecedente, los profesores consideran que muestran
seguridad en los temas y conocen el contenido de la unidad del curso con seguridad,
240
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

mientras que los alumnos consideran que los métodos de enseñanza no son los ópti-
mos, que se da una enseñanza rezagada y que pocos poseen un método de enseñanza
y parecieran no conocer la intencionalidad de la unidad de aprendizaje con la forma-
ción del alumno diseñador. La práctica pedagógica en el plan flexible fue intuitiva, no
se profesionalizó totalmente la práctica docente de los profesores de la FAD. En otras
respuestas de la investigación, sugieren que el Plan Flexible de la FAD ha sido un mo-
delo “laxo”, sin profundidad, sobre todo, disciplinaria.

Bibliografía
Bobes, León Velia Cecilia. Jesús Ibáñez. Y Otros. (1994). Observar, escuchar e interpretar. Tradición
de la investigación cualitativa. FLACSO. México.
CIEES (Comités Interinstitucionales de la Evaluación de la Educación Superior) CADU. (2000).
México.
De la Garza, Viscaya Eduardo. (1994). Evaluando una profesión UAM-Azcapotzalco. México.

241
Reflexión sobre la Arquitectura

Mtro. Diego Arturo Torres Hoyos 1


Giosana José Inciarte Labarca 2

ESPACIOS PÚBLICOS Y LA VIDA COLECTIVA DE UNA


CIUDAD PETROLERA
POZOS PETROLEROS EN POZA RICA, VERACRUZ
Resumen
Esta propuesta tiene por objetivo diagnosticar los espacios públicos de Poza Rica, Veracruz.
Ciudad petrolera con una circunscripción reconocida como Municipio Libre a mediados del Siglo
XX y caracterizada por un crecimiento vertiginoso que le ha hecho rebasar sus límites disponi-
bles de espacios físicos. Ante la situación de no contar con reservas para generar zonas de creci-
miento en la Ciudad de Poza Rica, Veracruz, se revisaron posibles áreas en desuso o situación de
abandono, este procedimiento de diagnóstico preliminar habría de permitir el reconocimiento
de las relaciones entre los usos del espacio público de la ciudad, asimismo, coincidiendo con
el inicio de la administración municipal, podría resultar coyuntural la identificación de poten-
cialidades para el desarrollo urbano con mecanismos que permitan la integración de equipos y
paquetes de proyectos desde un enfoque multidisciplinario.
Como resultado, se propuso la creación de un equipo multidisciplinario con integrantes de di-
ferentes instancias, entre los cuales, se incluyeran perfiles de la Universidad Veracruzana para
formar equipos y comisiones, dichas agrupaciones tendrían la función de gestionar propuestas
generadas para lograr el aprovechamiento de estos espacios públicos. La aportación consiste en
que, bajo las expectativas de cambios económicos y sociales planteados en las ciudades petro-
leras, significa una oportunidad para optar por estrategias relacionadas con el uso colectivo del
espacio, pues la cultura de trabajo identificada en la ciudad se ha caracterizado por establecer
nichos laborales dejando de lado la calidad de vida y la vivencia del espacio público en contacto
con la naturaleza, por lo cual, es una oportunidad para asumir una faceta de la responsabilidad
social del arquitecto en el contexto actual de las ciudades petroleras.
Palabras clave: arquitectura, ciudad petrolera, espacio público, crítica, gestión
Introducción
La Ciudad de Poza Rica parte de los primeros asentamientos humanos que te-
nían como principales actividades tanto la pesca como la agricultura, de ahí la

1 El Mtro. Diego Arturo Torres Hoyos es Profesor de la Facultad de Arquitectura


– Región Poza Rica de la Universidad Veracruzana. Profesor Decano de la
Universidad Veracruzana. dtorres@uv.mx 7821347038
2 Giosana José Inciarte Labarca, estudiante de la Facultad de Arquitectura
– Región Poza Rica de la Universidad Veracruzana. giosana@hotmail.com
7821017961.

242
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

naturaleza de su nombre (PEMEX, 1977); dichos asentamientos poco a poco se


conectarían a través de redes de transporte y de servicios. Se reconocen algunas
etapas de formación urbana de la Ciudad de Poza Rica (Falla Gómez, 1999), las
cuales, durante el siglo XX dan cuenta del acelerado crecimiento urbano.
La primera etapa, identificada como “ranchería” consistió en la instalación de
campamentos y primeros pozos petroleros, esto fue importante en tanto instala-
ción de una línea ferroviaria – denominada Ferrocarril Cobos-Fuero – encargada
de recoger trabajadores en sus asentamientos dispersos, esto con el fin de con-
centrarlos en las inmediaciones de los talleres (PEMEX, 1977).
La segunda etapa se identifica a manera de “congregación”, a partir de la expe-
dición del Decreto 181 del 26 de diciembre de 1935 donde se identifica con esta
categoría, por lo cual, la ciudad comenzó a crecer desde donde se encontraban
los centros de trabajo, así como también, se comenzó a extender la mancha ur-
bana de la ubicación de la vía del Ferrocarril Cobos-Furbero; del mismo modo, de
14 de diciembre de 1949 se decretó el fundo legal de Poza Rica y el 5 de abril de
1952 se concluyó dicho litigio (ibid).
La tercera etapa de Poza Rica se denominó como Municipio Libre con el Decreto
No. 77 de la Legislatura Estatal del 13 de noviembre de 1951, circunscripción a la
cual, se integraron las Congregaciones de Poza Rica, Poza de Cuero, Benito Juárez
y Petromex, dichas zonas se segregaron del Municipio de Coatzintla, de modo
que el crecimiento urbano atendió al rumbo de la traza de las vías de la comu-
nicación que una vez derivaran hacia los asentamientos a los lugares de trabajo
(ibid). Al presentarse oportunidades de empleo, las inmigraciones configuraron
sectores heterogéneos, de modo tal que el crecimiento aumentó y del paisaje
natural se transitó al entorno urbano.

El dilema del espacio público en una ciudad petrolera


Al aumentar la población, también hubo necesidad de infraestructura y equipa-
miento, por tal motivo, la paraestatal Petróleos Mexicanos comenzó a hacerse
cargo del mantenimiento de calles y ciertas áreas públicas, alrededor de 21 colo-
nias hasta 1970, de tal manera que se registró la entrega de obras al Honorable
Ayuntamiento Constitucional de Poza Rica, en dicha entrega se registraron el
Monumento Conmemorativo a los periodistas fallecidos en el accidente aéreo
del mes de enero de 1970, así como drenaje, pavimentación y alumbrado en va-
rias colonias, la Plaza Cívica 18 de Marzo, el Parque Infantil ubicado en el centro
de Poza Rica, un jardín de niños, la elaboración del Plan Regulador de la Ciudad
y el Gimnasio Municipal (PEMEX, 1977).
Se observa que la tutela del espacio público urbano parecería depender más de
la Paraestatal que de las autoridades municipales, situación que prevaleció du-
243
Reflexión sobre la Arquitectura

rante mucho tiempo, pero que a partir de los recortes económicos, obligó a que
la Paraestatal poco a poco fuera delegando al gobierno municipal estas tareas.
En cuanto al espacio abierto
Un espacio abierto puede considerarse a manera de hueco urbano cuyo uso más
pertinente podría corresponder al del ámbito recreativo, debido a ello, se ha
propuesto una identificación y caracterización de la estructura urbana en derre-
dor para redefinir el ámbito correspondiente a ‘lo público’ (Monroy, 2005).
Calle.- Espacio que establece enlace y relación directa entre los edificios a mane-
ra de espacios cerrados (Schejtnan, 1997).
Plaza.- Agrupación de espacios cerrados alrededor de un espacio libre, asimis-
mo, puede caracterizarse como el ensanchamiento de una vía o bien, parte de la
misma (ibíd.); los elementos que la constituyen son:
o Fachadas.- Este alzado ortogonal constituye la frontera física del espacio
abierto.
o Piso.- Constituye la base caracterizada por un nivel de arranque, desnive-
les, vegetación o bien, pavimentos.
o Espacios con áreas verdes.- Elementos naturales tales como árboles,
plantas, pastos, entre otros, su función si bien no es productiva, se considera
esencial en tanto oxigenación y calidad de vida (García Ramos, 1960).
Con relación al espacio verde al interior de la ciudad, el Reglamento de
Construcciones del Estado de Veracruz-Llave considera las siguientes normas:
La dimensión mínima del espacio sin construir habrá de equivaler a la quinta
parte de la altura total del paramento vertical que lo mite, si dicha altura llegase
a ser variable, se consideraría el promedio (Gobierno del Estado de Veracruz-
Llave, 1979).
Se considera autorizar la reducción hasta un 15% en cuanto a la dimensión mínima
del espacio libre en el sentido este-oeste, así como una desviación de cuarenta y
cinco grandos sobre esa línea siempre y cuando esa proporción no se incremente
en 20% en sentido transversal como dimensión mínima correspondiente.
Se considera autorizar la reducción hasta de un 15% en una de las dimensiones
mínimas del patio siempre y cuando la dimensión opuesta considere al menos,
una vez y media la dimensión mínima.
Como puede observarse, se trata de proporciones en el espacio abierto más que
de dimensiones predeterminadas en la normatividad.

244
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

La consideración de lo público
Estas posibilidades caben en el estudio de caso, pues si bien se ha hablado de
proporciones en espacios abiertos, se identifican algunos en Poza Rica, aunque
cabe entonces, preguntarse, ¿hasta qué punto el espacio abierto se considera
público?. La caracterización de lo público es lo que distingue un espacio que
brinda un ambiente de calidad, espacios abiertos se identifican, pero se ha veni-
do observando una desvinculación de la trama urbana respecto de la actividad
humana en cuanto a recorrido y experiencia vivencial; esto es, que a diferencia
de generar recorridos seguros con una intencionalidad psicológica o simbólica,
estos espacios abiertos y aislados no guardan identificación a ninguna escala,
no sirven como referente visual o simbólico desde el recorrido en automóvil, ni
ofrece un ambiente lúdico y seguro para el peatón.

Problema identificado en Poza Rica


Observando el plano de la Ciudad de Poza Rica, se evidencia que no se cuentan
con reservas para generar zonas de crecimiento; sin embargo, los espacios que
anteriormente fueran áreas cercadas o delimitadas en torno a válvulas corres-
pondientes a pozos petroleros, actualmente se encuentran rodeadas de área
construida; en dichas áreas está prohibido edificar debido a la recomendación
técnica de esperar cierto tiempo antes de hacerlo. A la par, se ha venido obser-
vando la necesidad de contar con áreas recreativas, así como también, generar
nodos, referencias y trayectos seguros al peatón, de modo que ante la falta de
espacios públicos, se optó por revisar posibles áreas en desuso o en situación
de abandono al interior de una ciudad petrolera ubicada en la Zona Norte del
Estado de Veracruz.

La importancia de considerar espacios públicos


Teniendo como caso la ciudad petrolera de Poza Rica, la importancia de su análi-
sis estriba en su situación estratégica. Asimismo, en congruencia con el inicio de
la administración municipal, resulta coyuntural, la posibilidad de gestionar los
resultados del presente documento, y asimismo, integrar equipos y paquetes de
proyectos desde un enfoque multidisciplinario.

Descripción metodológica
A partir de labores de diagnóstico emprendidas en diversas experiencias educati-
vas de la Facultad de Arquitectura Región Poza Rica de la Universidad Veracruzana,
se ha venido observando en el plano de la ciudad que la morfología urbana va

245
Reflexión sobre la Arquitectura

conduciendo a una serie de trayectos que se están desvinculando del peatón y


sus recorridos a pie, el predominio del automóvil y la necesidad para cubrir un
mayor número de cajones de estacionamiento para varias unidades, han dado
lugar a la ocupación de un carril de circulación, disminuyendo así, la capacidad
de un tráfico fluido y eficiente en horas pico.
Sin embargo, se observa que, en paralelo al problema vial, los recorridos pea-
tonales han disminuido dando paso al automóvil y al transporte público, por lo
cual, la ciudad pareció configurarse para el automóvil, sin embargo, ante el caos
vial y el aumento del parque vehicular, pareciera volverse necesario el trayecto a
pie, pero los espacios urbanos parecen no responder a esta necesidad.
Comenzó a observarse el caso de espacios abiertos que anteriormente eran
pozos petroleros con válvulas, y posteriormente, comenzaron a funcionar como
parques y andadores deportivos, la necesidad de lugar público para la recreación
se hizo patente en cuanto al éxito de la
transformación de estos espacios. Actualmente se trata de parques muy
concurridos.
Se emprendió una labor de diagnóstico a fin de ubicar espacios abiertos dentro
de la traza urbana, dicha actividad a la par de una revisión documental partien-
do de fuentes bibliográficas y trabajos de investigación. Esto con la finalidad de
determinar la ubicación de lugares con potencial para ser aprovechados como
espacios públicos.
Enfoque de análisis
Se emprendió el abordaje de sistemas análogos, por tanto, el enfoque de siste-
mas arquitectónicos y urbanos, de los cuales, se desprende la consideración del
árbol del sistema urbano como una totalidad, de tal manera que a su interior se
desarrollan los siguientes subsistemas (Sánchez, 1978):

▼▼Cuadro 1. DETECCIÓN DE POSIBLES ESPACIOS ABIERTOS A FIN DE EMPRENDER PROYECTOS PARA LA PROPUESTA.

Fuente: Detección a cargo de la alumna Giosana José Inciarte Labarca.

246
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Subsistema socioeconómico ambiental.- Comprende el medio social, económico


y ecológico.
Subsistema físico.- Comprende el uso de suelo, servicios públicos, y el sistema
vial.

Comentarios Finales
Se presenta a continuación un resumen de resultados a partir de lo detectado,
así como una propuesta derivada de las observaciones en el análisis de caso, pos-
teriormente se construye una propuesta a partir de una serie de consideraciones
emanadas de la investigación documental y el análisis cartográfico; finalmente,
se consigna un cuerpo de recomendaciones para establecer una liga entre el ám-
bito institucional y el académico.
La normatividad es un aspecto de la ciudad considerada frágil y reversible por
Salvador Palomo (2013), quien a su vez, caracteriza a la legislación urbana como
una serie de mecanismos para revisar y sancionar modificaciones, revisiones y
estudios de detalle, de tal manera, que sugiere introducir una serie de instru-
mentos de estabilización, figuras de planeación y gestión que posibiliten la per-
manencia de disposiciones y espacios fijados para la ciudad, en su caso, la
propuesta de cinturones verdes alrededor de las ciudades (Salvador Palomo,
2003).
La hipótesis planteada por el autor consiste en que ante un suelo en indefensión
normativa, su complejidad y diversidad “… lo hace más vulnerable a la invasión,
expansión o intrusión de las formas urbanas sobre él” (Salvador Palomo, 2003).
Es por ello que el estudio de la ciudad debe ir de la mano con el marco norma-
tivo, pues detectar ausencias o vacíos en este aspecto, habrá de conducir inelu-
diblemente a una serie de problemas que alimenten el desorden morfológico de
la ciudad.
A diferencia de la propuesta de Salvador Palomo (2013), para el caso de Poza Rica
se ha retomado la recomendación a fin de esbozar estos mecanismos, ello en la
intención de generar proyectos que posibiliten el tránsito de espacios abiertos
a espacios públicos, esto sería, de los espacios que presentaran vacíos y ausen-
cias, a espacios públicos de identificación colectiva que permitieran articular
las actividades ciudadanas y a su vez, posibilitaran ambientes de seguridad e
identificación.
Recomendaciones
Revisión normativa.- Análisis de reglamentos municipales, así como manuales
vigentes de Petróleos Mexicanos para efectuar una detección de vacíos legales
en cuanto al uso de suelo.
247
Reflexión sobre la Arquitectura

Instrumentos de estabilización.- El surgimiento de un programa municipal para


atender los espacios públicos de Poza Rica, Ver.
▼▼Cuadro 2. DISEÑO ESTRATÉGICO Y LOS RESULTADOS DEL ANÁLISIS CARTOGRÁFICO EMPRENDIDO EN LA FACULTAD DE
ARQUITECTURA POR LOS AUTORES DEL PRESENTE ARTÍCULO.

Fuente: Elaboración propia a partir del diálogo entre los autores del presente artículo.

248
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Figuras de planeación y gestión.- Aquéllas surgidas del trabajo en colaboración


con otras instancias.
Para estos efectos, se entiende como ‘equipo’ el recurso humano indispensable y
fundamental para lograr materializar los objetivos de un documento, y por tanto,
su integración habrá de ser diversa, complementaria, experta, multidisciplinaria
y transdisciplinaria, así como también, reunir experiencia en estos temas y con
entusiasmo (Salvador Palomo, 2003); el esquema de las fases de trabajo referen-
te en la obra de Salvador Palomo (ibíd.) considera los aspectos alusivos a análi-
sis, prognosis, planificación y difusión.
Estas agrupaciones tendrían la función de gestionar propuestas generadas para
el aprovechamiento de estos espacios públicos, específicamente, la estrategia a
seguir sería:
Fase de análisis.- En tanto considerar como casos los espacios autorizados por
Petróleos Mexicanos, posteriormente, elaborar un estudio que permita conocer
las características físicas y los recursos naturales para generar un proyecto sus-
tentable al interior.
Fase de prognosis (o pronóstico).- Esta fase se dirige al estudio del impacto
demográfico y a la simulación de flujos poblacionales bajo las condiciones del
proyecto para cada espacio, asimismo, el conocimiento específico acerca de la
diversificación de actividades que permitieran los nuevos espacios a partir de
una consulta ciudadana al respecto, esto acompañado de una campaña piloto de
Educación Ambiental para los nuevos espacios generados.
Elaboración del Programa de espacios públicos de Poza Rica.- Consideración de
propuestas articuladas en torno a estos espacios, y de qué manera, nuevas rutas
alternativas como el recorrido a pie y el uso de la bicicleta, podrían adaptarse a
la estructura urbana existente.
Difusión.- Dar a conocer los resultados de estos trabajos y permitir el acerca-
miento de la ciudadanía a ellos.
Es así como en este trabajo se abordó el tema de los espacios públicos en Poza
Rica, iniciando con la caracterización de la morfología urbana de Poza Rica y sus
antecedentes históricos, posteriormente, se describió la consideración de los es-
pacios en la estructura de la ciudad, detectando y exponiendo así, la necesidad
de pasar del espacio abierto al espacio público.
Los resultados incluyeron la identificación de algunos casos especiales, consis-
tentes en pozos petroleros cuya área posea potencial para integrar recorridos
peatonales y nichos recreativos para fomento al deporte o descanso.
Con lo observado, se ha recomendado una revisión normativa así como la pla-
neación de un programa a nivel municipal para atender estos casos de forma
249
Reflexión sobre la Arquitectura

articulada y no aislada del desarrollo urbano municipal. Asimismo, se sugieren


algunas colaboraciones institucionales en modalidad de convenios y diagnósti-
cos en conjunto, puesto que al inicio del presente ejercicio municipal, estas aso-
ciaciones se vuelven necesarias y estratégicas a fin de coadyuvar en un gobierno
incluyente y participativo.

Conclusiones
Se observó la ubicación de espacios públicos con potencial para ser aprovecha-
dos, esta información cobra relevancia en tanto generación de propuestas espa-
ciales dirigidas a mejorar la calidad de vida en las ciudades petroleras.
Los resultados demuestran la necesidad prioritaria de establecer mecanismos
para transitar del espacio abierto a un espacio público. Es indispensable consi-
derar los alcances de este proyecto que pugna por una vinculación entre las ins-
tancias gubernamentales y académicas a través de la Universidad Veracruzana;
esta temática resulta importante en la consideración desde el Gobierno Federal,
pues la contemplación de estos espacios de convivencia tienen la finalidad de
integrar el tejido social. Instituciones como la Secretaría de Desarrollo Agrario,
Territorial y Urbano, así como la Secretaría de Desarrollo Social, cuentan con
programas de rescate de espacios públicos, por lo cual, se presenta una buena
oportunidad para integrar proyectos, proponer esquemas de gestión y con estos
fundamentos, calificar para acceder a los fondos y lograr la materialización de
estos espacios públicos en Poza Rica.

Referencias
Falla Gómez, M. (1999). “Análisis y catalogación de la Arquitectura Civil de Poza Rica. 1940 -
1960”. Tesina presentada para alcanzar el Grado de Arquitecta. Poza Rica, Ver. México.: Facultad
de Arquitectura - Región Poza Rica. Universidad Veracruzana.
García Ramos, D. (1960). “Iniciación al urbanismo”. Edición 1990: Editorial Porrúa. Gobierno del
Estado de Veracruz-Llave. (23 de Agosto de 1979). “Reglamento de Construcciones del Estado de
Veracruz-Llave”. Gaceta Oficial No. 101. Xalapa de Enríquez, Veracruz, México.
Monroy Carranza, H. L. (2005). “Lineamientos urbanos para el Municipio de Poza Rica de Hidalgo,
Veracruz”. Xalapa, Veracruz. México.: El Colegio de Veracruz.
PEMEX. Petróleos Mexicanos. (1977). “Poza Rica: Apuntes para su historia”.
Salvador Palomo, P. J. (2003). “La planificación verde de las ciudades”. Barcelona, España:
Editorial Gustavo Gili, S.A.
Sánchez, Á. (1978). “Sistemas arquitectónicos y urbanos. Introducción a la teoría de los sistemas
aplicada a la arquitectura y al urbanismo”. Distrito Federal, México.: Trillas.
Schejtnan, M. (1997). “Principios de diseño urbano ambiental”. México: Árbol Editorial S.A. de
C.V.

250
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Reseña Curricular
Mtro. Diego Arturo Torres Hoyos, Decano de la Facultad de Arquitectura, Región Poza Rica de la
Universidad Veracruzana. Profesor con direcciones y asesorías de trabajos de tesis, actualmente promue-
ve el desarrollo urbano de Poza Rica y su línea de investigación se dirige hacia el análisis de los espacios
públicos en ciudades petroleras.
La Srita. Giosana José Inciarte Labarca es alumna de la Facultad de Arquitectura de Poza Rica, destacada
deportista quien en el presente trabajo manifestó su inquietud por la búsqueda y generación de espacios
de calidad para la practica del deporte.

251
Reflexión sobre la Arquitectura

Dr. José Manuel Prieto González

Resistencias de lo icónico frente al compromiso


social: a propósito de una obra de Tadao Ando en
Monterrey
Resumen
La crisis financiera de 2008, que derivó después en una crisis económica de alcance internacional
con graves consecuencias en algunos países, tuvo también repercusiones para la Arquitectura.
Hasta ese momento parecía que el referente a seguir era el típico proyecto icónico y espectacu-
lar, fastuoso y caro (despilfarrador), de cualquiera de los miembros del star system arquitectóni-
co. La crisis abrió un nuevo escenario en el que se impuso la necesidad de un mayor compromiso
social por parte de la arquitectura y de sus profesionales. Incluso los premios Pritzker, tan vol-
cados en las últimas décadas en la exaltación del espectáculo, fueron sensibles a esa nueva
realidad. La filosofía arquitectónica de los Pritzker que se han ido sucediendo desde 2009, es
decir, desde Peter Zumthor hasta Shigeru Ban, atestigua ese cambio de rumbo. Sin embargo, en
ciertos contextos o ambientes pervive la tendencia espectacular.
A veces, la presencia ―deslumbrante‖ de una obra arquitectónica puede llegar a cegar la ca-
pacidad crítica, sobre todo en el contexto del star system en el que fama y renombre esca-
pan con frecuencia a toda crítica. Esto viene a propósito del Centro Roberto Garza Sada de
Arte, Arquitectura y Diseño, inaugurado en abril de 2013 y perteneciente a la Universidad de
Monterrey (UDEM), institución privada que encargó el diseño al afamado arquitecto japonés
Tadao Ando, Pritzker 1995 y ―marca‖ consolidada en el medio artístico y arquitectónico.
El principal objetivo de esta ponencia es hacer un análisis crítico no tanto de la obra en sí misma
sino más bien de la actitud del arquitecto hacia ella y hacia la ciudad donde se asienta, y de la
recepción acrítica del medio local, sobre todo de los medios de comunicación, de la prensa es-
pecializada y de los arquitectos locales.
Las críticas –si es que así puede llamarse a informaciones meramente descriptivas que rehúyen
el análisis profundo y el disenso frente al entusiasmo general– fueron abrumadoramente favo-
rables y apologéticas. Fue común hablar de los 45 millones de dólares de inversión, de los años
de trabajo y de los miles de trabajadores empleados en la construcción, de sus dimensiones, su-
perficie y capacidad, y, por supuesto, de los retos técnicos, especialmente el gran claro central.
Sin embargo, poco o nada se ha dicho de las más que evidentes concomitancias del diseño regio-
montano con un proyecto anterior fallido, el Museo Marítimo de Abu Dhabi, que prácticamente
convierten ―La Puerta de la Creación‖ en un producto de saldo. Lo mismo podría decirse de las
forzadas declaraciones del arquitecto para relacionar el diseño con las montañas de Monterrey,
después de haber justificado el proyecto de Abu Dhabi en el entorno natural de esa ciudad y sus
Facultad de Arquitectura / Universidad Autónoma de Nuevo León

252
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

tradiciones marítimas.
La investigación se basa en diversa documentación bibliográfica y hemerográfica, así como en
el contacto directo con personas que trabajaron en la obra, y en el debate académico con alum-
nos de la materia de Crítica Arquitectónica y Urbanística que imparte el autor en la Facultad de
Arquitectura de la UANL.
Palabras clave: Tadao Ando, Arquitectura, Crítica, Universidad de Monterrey, México

Introducción
El edificio del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño (CRGS, ads-
crito a la Universidad de Monterrey), cuya primera piedra se colocó el 22 de junio de
2008, fue inaugurado oficialmente el miércoles 24 de abril de 2013, dos años después
de lo previsto inicialmente. Fue bautizado como The Gate of Creation (Puerta de la
Creación) por su diseñador, el arquitecto japonés Tadao Ando (Osaka, 1941), una de
las figuras más emblemáticas del star system arquitectónico, sobre todo después de la
obtención del premio Pritzker en 1995.
La presente ponencia pretende ser un ejercicio académico de crítica arquitectónica
que aporte cierto equilibrio en el marco de los juicios emitidos hasta el momento
sobre esta obra. Sorprende la falta de valoraciones propiamente críticas, sustituidas la
mayoría de las veces por meras descripciones apologéticas que rehúyen el verdadero
análisis del producto arquitectónico y sus diversas relaciones y significados. Ello impli-
ca tanto a medios de información general –prensa local y nacional sobre todo– como
especializados, es decir, revistas de arquitectura. Sorprende, asimismo, la poca auto-
crítica hecha tanto por Tadao Ando como por el cliente, en este caso la Universidad
de Monterrey (UDEM), que ha publicado un libro institucional sobre el CRGS bastante
laudatorio (UDEM, 2013).
La crítica es esencial en el caso que nos ocupa, dada la participación de un arquitecto
prestigioso como Tadao Ando, cuya sola presencia podría considerarse automática-
mente garantía de éxito, y no tendría por qué ser así necesariamente. En el contexto
actual del star system, fama y renombre escapan con frecuencia a toda crítica. Es evi-
dente que nuestro arquitecto es ya desde hace años una ―marca‖ consolidada, un
sello distintivo en el medio artístico y arquitectónico. En este sentido, la presencia ―
deslumbrante‖ de una obra de autor como el CRGS puede llegar a cegar la capacidad
crítica (Montaner, 1999). De ahí el reto que planteamos: que la ―marca‖ no anule o
neutralice el juicio crítico.
A pesar de la insistencia de los medios en presentar el CRGS como la primera obra de
Tadao Ando en Latinoamérica, esa condición corresponde a la casa familiar de Alberto
Fernández Martínez, nieto de Margarita Garza Sada de Fernández, principal impulsora
y benefactora del CRGS –presidenta del Consejo Consultivo del mismo–, además de
hija del homenajeado en dicho centro, el empresario Roberto Garza Sada (1895-1979).
253
Reflexión sobre la Arquitectura

En todo caso, el edificio del CRGS sería la primera obra de carácter público o colectivo.
Ando reconoce que inició con los planos de la casa en 2006, terminándose esta en
2010, y que fue así como le contactó la abuela de su cliente de parte de la UDEM para
proponerle el diseño del CRGS (UDEM, 2013:20, 106).
Cabe preguntarse qué papel juega realmente el espectacular edificio en relación al
proyecto académico, que supuestamente era el objetivo prioritario, lo que se buscaba
relanzar o potenciar. ¿Se pensó el edificio como medio-instrumento-herramienta o
como fin en sí mismo? No solo eso: ¿cuál es el modelo educativo que pretende im-
plementarse ahora? ¿Se ha contemplado un equipo docente de excelencia, al mismo
nivel de la infraestructura arquitectónica?
La estrategia metodológica obliga a considerar artículos de prensa –local, nacional e
internacional–, revistas especializadas, documentos promocionales editados por la
UDEM, semblanzas personales y profesionales del arquitecto, así como testimonios
de personas que participaron en la obra, entre otros recursos. Además, ha sido de
gran ayuda el debate académico con alumnos de la materia de Crítica Arquitectónica
y Urbanística que imparte el autor en la Facultad de Arquitectura de la Universidad
Autónoma de Nuevo León.

Tadao, el deseado
Antes de la casa de Alberto Fernández, Tadao no tuvo ningún encargo arquitectónico
en México. Ello no significa, sin embargo, que no conociera el país y su cultura arqui-
tectónica contemporánea. Le ha interesado especialmente la obra de Luis Barragán,
cuya casa-estudio de Tacubaya (Ciudad de México) ha visitado en repetidas ocasiones,
y por tanto conoce bien, como el resto de su trabajo.
Las fuentes de información disponibles sitúan a Tadao en Monterrey por primera vez
el 19 de marzo de 2007, al ser invitado por el Tecnológico de Monterrey (TEC) a la XV
edición de la Cátedra Luis Barragán. La actividad del TEC consistió en dictar la confe-
rencia ―Creando un sueño en arquitectura‖ –título premonitorio y tal vez inspirador
del encargo de la UDEM– en la explanada del Museo de Historia de Monterrey, como
todo un rock star. Ese parece haber sido el momento elegido por Margarita Garza Sada
para acercarse al japonés en nombre de la UDEM y exponerle su idea de ―crear una
obra singular‖ que honrara la memoria de su padre y representara a la vez el ―deseo
de excelencia‖ que persigue la institución académica desde sus inicios (Noelle, 2013).
Pablo de Llano (2013) indica que fue en la mansión neocolonial de la señora Garza
Sada, a la que Tadao acudió a merendar una tarde de 2007, donde el arquitecto aceptó
el encargo de diseñar la sede del CRGS. De allí salió hacia el aeropuerto, donde tomó
un avión rumbo a Los Ángeles, y ―durante el vuelo dibujó el boceto del centro en
una servilleta1. Después de aquello ya no regresó a Monterrey hasta el año siguiente,
para asistir a la ceremonia de colocación de la primera piedra (22-6-2008). Los viajes
254
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

posteriores de Tadao a la ciudad fueron pocos, en torno a cuatro o cinco, y breves. Su


primera visita para supervisar la obra fue en marzo de 2011.
Lo que atrajo de Tadao Ando fue el hecho de ser una firma o valor seguro, un arqui-
tecto de renombre mundial, una figura indiscutible del star system del ramo, un pro-
fesional multipremiado, una marca registrada. Por eso no se convocó ningún concurso
de ideas, aun cuando este proceder hubiera sido más sensato. Si se valoró en Tadao
su condición de estrella de la arquitectura a escala global es porque se confiaba ple-
namente en su capacidad para producir íconos, obras espectaculares y sorprendentes
que generan distinción. Eso es –en correspondencia con nuestra ―sociedad del espec-
táculo‖– lo que buscaba el cliente: un ícono, es decir, una imagen.
La familia de la principal benefactora es gente vinculada desde siempre al mundo de
los negocios, empresarios muy conscientes de lo que supone entender la estética
como negocio y el diseño como detonante de lo económico y de la competitividad.
Los jóvenes que estudian en la UDEM son alumnos, pero también clientes, y no acabo
de tener del todo claro qué condición prima más allí. La lógica es la misma que la que
funciona hoy en muchas ciudades, ansiosas de macroproyectos espectaculares que
sean capaces de atraer turistas e inversiones de capital, es decir, de generar beneficio
económico (Amendola, 2000; Muñoz, 2007; Prieto, 2011).
El contexto actual de las premiaciones en arquitectura, empezando por el Pritzker,
ha cambiado, sobre todo después del estallido de la crisis económica y financiera en
2008, justo el año en que echaba a andar la construcción del CRGS. Después de mu-
chos excesos (Massad y Guerrero, 2008), se impuso la necesidad de mayor cordura en
el ámbito de la arquitectura, de un viraje hacia la moderación, la sensatez y la raciona-
lidad, de aspiraciones más contenidas, de mayor compromiso social. Basta comprobar
qué distintos han sido los Pritzker desde 2009 hasta hoy, es decir, desde Peter Zumthor
hasta Shigeru Ban. En función de ello, el gesto excesivo de Tadao en el CRGS se antoja
trasnochado, superado; tengo la impresión de que llegó tarde o a destiempo. Y lo más
sorprendente es que ese tipo de imágenes excesivas, que asociamos sin dudar a otros
como Koolhaas, Hadid, Gehry o incluso Foster, no es precisamente el que corresponde
al Tadao que conocíamos de otro tiempo, anterior al Pritzker. Aquel era un arquitecto
afín a la pequeña escala, mucho más contenido y sobrio, alguien que renunciaba a lo
secundario para otorgar mayor intensidad a la idea básica, que trataba de conseguir lo
máximo y lo mejor con el mínimo de medios (Montaner, 1997).

“Sentado en un sofá verde”: una reveladora entrevista


El miércoles 1° de mayo de 2013, el diario español El País publicó una interesantísima
1 A propósito de la servilleta, cuenta Miquel Adrià (2013) que el ―puente apó-
crifo del Milenio regiomontano que une San Pedro y Monterrey [Puente de la
Unidad o atirantado] nació de la mano de Santiago Calatrava con la misma es-
pontaneidad de sobremesa, aunque no fuera su despacho quien acabara desa-
rrollando el proyecto.

255
Reflexión sobre la Arquitectura

entrevista a Tadao Ando con ocasión de la reciente inauguración del CRGS, que había
tenido lugar una semana antes. Antes de analizarla conviene mencionar que Tadao
Ando viene labrándose una imagen de sí mismo desde hace tiempo, una imagen en la
que –como en el caso de Koolhaas– siempre ha estado muy presente el referente de
Le Corbusier, autodidacta como él y divo por excelencia de la arquitectura moderna
(Ando, 2001). En la construcción del personaje cobran suma relevancia aspectos dis-
tintivos de su biografía como el hecho de haber sido mal estudiante y boxeador en su
juventud, o la ya citada formación autodidacta y viajera en arquitectura. Añádase a
ello su condición monolingüe en la era de la globalización; debido a ello, dicen quie-
nes le han tratado en Monterrey que no hay forma de romper el hielo con comenta-
rios casuales (Zambrano, 2012), lo cual favorece el distanciamiento y la apariencia de
genio cuasidivino. De esto último da idea el hecho de que en su visita de 2008 llegase
a Monterrey procedente de Osaka en un viaje que hizo escala en Nueva York, desde
donde partió para Nuevo León en vuelo privado. Ya en Monterrey, un helicóptero lo
trasladó desde el Aeropuerto del Norte hasta la UDEM2. Este traslado aéreo –divino–
se entendería mejor en relación a otro tipo de personalidades; de un arquitecto, que
además viene a construir aquí, esperaríamos un contacto más directo con la ciudad y
la realidad urbana, es decir, un recorrido más a ras de suelo.
La entrevista de El País inicia presentándonos a un arquitecto de 71 años que acaba
de sentarse en un sofá verde y que saca un peine del bolsillo para peinarse el flequillo.
A diferencia de otras entrevistas suyas que hemos leído, Pablo de Llano (2013), perio-
dista encargado en este caso, hace partícipe al lector –de una manera aguda e inteli-
gente– de lo que normalmente no conocemos de una entrevista, de la trastienda, de
lo que se supone que no importa o no interesa. De Llano organiza el material en seis
tiempos; así acontece el primero:
—La primera pregunta es…
Tadao Ando corta al reportero mascullándole algo en japonés a su traductora,
también japonesa, y ella traduce lo que masculla el maestro.
—Dice que solo tenemos 15 minutos. ¿Por qué en vez de hacer primera pregunta,
segunda pregunta… no hace todo en una sola pregunta?
El periodista responde que preferiría ir pregunta por pregunta. Ella traduce sobre
la marcha y Ando vuelve a refunfuñar. La traductora, de nombre Shinobu Saki, rei-
tera sus órdenes.
—Quiere que haga las preguntas uno, dos, tres, cuatro, todo seguido.
—Es que hay preguntas que no tienen nada que ver entre sí –dice el periodista.
Ella traduce. Él escucha. Él masculla. Ella lo traduce de nuevo.

2 Concluida la visita, otro vuelo privado le llevó hasta Los Ángeles (Zambrano,
2008a).

256
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

—No, no, no, sí te voy a contestar. ¿Me das las preguntas?


Y el periodista baja los brazos: ―OK‖.

Al periodista no le quedó más remedio que hacer sus cuatro preguntas seguidas y es-
cuchar inerme el ―monólogo‖ del japonés. Algunas respuestas sorprenden por la de-
bilidad de los argumentos esgrimidos; suenan bien en teoría pero no se corresponden
con la realidad de los hechos. Tadao admite que no se puede separar la obra de su en-
torno y que cuando llegó a Monterrey por primera vez lo que más le llamó la atención
fue un paisaje de colonias pobres y montañas impresionantes. Hasta ahí todo bien,
pero después trata de justificar el edificio del CRGS como ―imagen impresionante‖
que estaría llamada a dar ―esperanza‖ a todos los actores participantes en ese medio.
Es posible entender esa apelación a la esperanza como algo que podría funcionar en
clave simbólica en relación a los estudiantes de la UDEM, pero ¿en qué medida repre-
sentaría el edificio del CRGS –perteneciente a una institución privada y elitista– una
esperanza para los habitantes de las colonias pobres?
La entrevista permite también al periodista evidenciar la incongruencia en la que incu-
rre Tadao a propósito de la imposibilidad de separar la obra de su entorno, un entorno
que el japonés no parece ver con claridad. Lo que se ve desde la fachada principal
del edificio en dirección norponiente, según De Llano (2013), es un valle rodeado de
montañas, un paisaje industrial, el cauce seco de un río, fábricas, cables de alta ten-
sión y al fondo una alfombra gris de barrios populares –parte de la ciudad marginal– al
pie del cerro de las Mitras. En consecuencia, el edificio del CRGS ―rompe de manera
aparatosa la banalidad industrial del lugar‖ y se presenta como objeto que asume una
condición autorreferencial.
Con ayuda de expertos como Miquel Adrià, el reportero de El País relaciona el gran
volumen del CRGS con la producción de Tadao posterior al Pritzker, caracterizada por
―costosas obras monumentales‖ como el Museo de Arte Moderno de Fort Worth
(2002). La crítica achaca a esas obras una pérdida de control de la escala en bene-
ficio de la espectacularidad, algo que bien podría ser aplicable a este inmueble de
Monterrey. ¿Se enfrentó Tadao al dilema posmoderno del ―renovarse o morir‖?

Bajo el síndrome de la ninfa Eco: ¿Autoplagio perezoso o producto de


saldo?
La última entrega de la obra completa de Tadao Ando editada por Philip Jodidio (2012),
que abarca el periodo 1975-2012, incluye un breve apartado dedicado al Museo
Marítimo de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), proyecto pensado para el distrito
cultural de Saadiyat3. Del edificio del CRGS solo se ofrece una ficha técnica muy básica
en el apéndice final. Es imposible no reparar en las más que evidentes concomitan-

257
Reflexión sobre la Arquitectura

cias formales e incluso conceptuales –en torno a las ideas de ―puerta‖ y ―vela‖, por
ejemplo– de ambos diseños.
El de Abu Dhabi fue primero, pues data de junio de 2006 (Jodidio, 2012). El proyecto
de Monterrey es de 2007. Dada la cercanía de fechas y las similitudes de ambos pro-
yectos, ¿qué tiene de original el boceto del CRGS? Es más, ¿existió realmente tal bo-
ceto como ejercicio-reflexión de diseño ex profeso, o fue solo una manera cómoda de
justificar el encargo regiomontano? Teniendo en cuenta que el proyecto de Emiratos
Árabes no se ha ejecutado, ni parece probable que se ejecute –máxime después de
realizado el CRGS–, ¿tuvo problemas en Abu Dhabi que complicaron o hicieron invia-
ble el proyecto de Museo Marítimo? ¿Se le hizo fácil entonces reaprovecharlo, adap-
tándolo a otro lugar y presentándolo como nuevo y específico? Lamentablemente,
esta práctica ha venido legitimándose cada vez más entre algunos miembros del star
system, aunque también puede suceder que sean otros los que repliquen proyectos
que no son suyos. Decía recientemente el escritor Gustavo Martín Garzo que, viviendo
como vivimos bajo el síndrome de la ninfa Eco4, o lo que es lo mismo, bajo el signo de
las copias y los ecos, no vemos la realidad sino sus múltiples simulacros, de suerte que
nuestro mundo no sería muy distinto al de la desdichada ninfa (Martín, 2014).
Dado que el propósito del Museo Marítimo era explorar la larga relación de la población
local con el mar y homenajear a todos los pescadores de la península arábiga, Tadao
Ando lo proyectó inspirándose en el entorno natural y en las tradiciones marítimas de
los Emiratos. Aunque parte de un volumen simple y solitario, un prisma rectangular,
esa forma se ve afectada y deformada por una fuerza que se identifica con el potente
viento que sopla en el Golfo Pérsico y que ha movido siempre las embarcaciones tra-
dicionales. De ahí que, como atravesado y esculpido por el viento, el estático prisma
inicial se vuelve dinámico, adoptando la forma de una puerta monumental cuyo arco
semeja una enorme y pujante vela llena. En términos geométricos, un paraboloide
hiperbólico corta diagonalmente el prisma. Para reforzar la conexión con el mar, la
puerta se dispone sobre un gran espejo de agua reflejante. El gran arco enmarca un
dhow –embarcación tradicional árabe con velas triangulares– flotando sobre el espejo
de agua y visible también desde abajo, desde un espacio bajo rasante que alberga un
vestíbulo de recepción y un enorme acuario. A pesar de sus connotaciones marítimas,
la idea de la vela seguirá siendo recurrente en el proyecto de Monterrey. Y como aquí,
estaba previsto que el edificio tuviera un acabado de concreto visto (Jodidio, 2012).
A pesar de lo dicho, la credulidad de la prensa y del público no especializado hizo que
el diseño de Tadao para Monterrey se viera como algo ―realizado especialmente para
3 Saadiyat –o ―isla de la Felicidad‖– es una isla natural contigua a la de la pro-
pia ciudad de Abu Dhabi, cuya vertiginosa urbanización en las últimas décadas
obligó a iniciar un proceso de expansión hacia las islas vecinas. En Saadiyat se
busca crear un complejo artístico-cultural de renombre mundial. También se
encargaron obras a F. Gehry, Z. Hadid, J. Nouvel y N. Foster.
4 La ninfa Eco acostumbraba a entretener a Hera con su charla, lo que Zeus
aprovechaba para entregarse a sus aventuras amorosas. Cuando Hera lo descu-
bre, convencida de que la ninfa es su cómplice, la condena a repetir todo cuanto
oye, negándole la posibilidad de hablar por sí misma.

258
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

este proyecto‖ (Zambrano, 2008b). A esa actitud contribuyó el propio arquitecto con
su silencio, potenciando así la idea de simulacro. El edificio es casi el mismo –con otra
función– pero el lugar es completamente distinto; las montañas han sustituido al mar
como referente de paisaje o entorno natural. Y a ello debe añadirse la total indiferen-
cia hacia el paisaje humano, social y cultural de Monterrey.
En función de lo anterior, es tan cuestionable como paradójico e irónico que pretenda
justificarse el fichaje de Ando y la elección de su diseño para Monterrey en su presunta
condición modélica en términos de creatividad y originalidad, características que se
espera permeen o influyan directamente en los alumnos del CRGS. ¿Qué lección se da
realmente a esos alumnos?

¿Dónde quedó Monterrey-Nuevo León-México? Un edificio sin lugar


Cuando hablamos de lugar conviene recordar que por este no se entiende solo el
campus de la UDEM sino todo Monterrey, incluso México como país. La condición
icónico-espectacular, que se expresa normalmente a través de gestos excesivos o des-
proporcionados, suele hacer mancuerna con la descontextualización. El ícono arqui-
tectónico está pensado para asombrar, destacando abiertamente respecto al entorno
en que se inserta; aspira a tener éxito en cualquier sitio, razón por la cual rehúye el
contexto y evita fundirse con el lugar. Un edificio que se entiende y responde al en-
torno tiende a pasar desapercibido en la medida en que integra con el ambiente o
al menos no lo cuestiona. El edificio del CRGS acusa una marcada vocación icónica.
Considerado desde esta perspectiva, falla en su conexión con el lugar, con el entorno,
con el paisaje, entendiendo por tal no solo el paisaje o entorno físico sino también
humano, es decir, paisaje y paisanaje. El referente de lugar no tiene que ser necesaria-
mente el medio físico.
Tadao reivindica la conexión con el lugar y se empeña en justificarla; lo hace porque
sabe que, de lo contrario, su proyecto resultaría más vulnerable. Pero en la breve y
superficial relación que mantuvo con Monterrey no se advierte una preocupación por
leer el lugar –no supo o no quiso–, por empaparse de él y de su cultura e idiosincra-
sia, por captar las necesidades de su gente. El proyecto ya venía dado, ya estaba listo
de antemano. Agustín Landa, reconocido arquitecto local, considera que Ando no ha
conseguido hacer un edificio adaptado al entorno: ―es un proyecto que podríamos
poner en cualquier otro lado. No ha entendido el lugar‖ (Llano, 2013). La conexión con
el paisaje humano de la ciudad, o paisanaje urbano, es especialmente necesaria en
la medida en que la obra pretende trascender el encargo de una institución privada
y afectar a toda la ciudad y al país. Ando fue consciente al llegar a Monterrey de las
colonias pobres que se ven desde el emplazamiento ligeramente elevado de la UDEM
mirando hacia las Mitras, pero esa observación inicial no se tradujo después en nada
sustancial a nivel de proyecto. El mismo arco que –en clave arcádica– enmarca las

259
Reflexión sobre la Arquitectura

montañas que tanto le gustan, focaliza también la pobreza de esas colonias sin ningu-
na consecuencia. Adrià (2013) ha dicho que, ―sin pretenderlo‖, el japonés denuncia
la marginalidad de las colonias informales de la zona.
El arco de la gran puerta simbólica, la ―vela‖, ese puñetazo preciosista al prisma
rectangular que lanza el boxeador latente en Ando, no tiene lugar, y si lo tuviera es
probable que Tadao lo vinculase al torii japonés, elemento habitual en los santuarios
sintoístas (Pardo, 2013; Adrià, 2013). El plegado de la ―vela‖ bien podría relacionarse
a su vez con abanicos orientales o con piezas de origami, el arte japonés de la pa-
piroflexia. Asimismo, Tapia y Acoltzin (2013:150) nos recuerdan que el módulo del
edificio en altura es de 90 cm., el cual ―se usa típicamente en Japón para los paneles
de madera que sirven como cimbra‖ en la construcción de edificios. El lugar-aquí, por
tanto, es más bien un lugar-allí, su Japón natal. México no deja de ser para él ―un país
extranjero y lejano‖ (UDEM, 2013:24). Y Monterrey siempre le fue ―desconocida‖; en
2008 le costaba trabajo mencionarla cuando lo intentaba, reconociendo además que
no la ubicaba en el mapa (Betanzos, 2008).
Se ofrece una imagen de perfección nipona en un lugar social y culturalmente alejado
o ajeno a ese perfeccionismo, a esa cultura de lo impecable. Cabe preguntarse dónde
están aquí las enseñanzas de Barragán, su sensibilidad hacia lo vernáculo-rústico y las
imperfecciones de la tradición constructiva local. Lástima que el arquitecto no se diera
la oportunidad de conocer Monterrey recorriendo sus calles.
El desprecio al aquí frente al allí se expresa también en la indiferencia hacia las con-
diciones climáticas locales. Uno de los retos constructivos fue el estudio del fraguado
y cómo controlar su temperatura, pues se usó concreto de gran resistencia a la com-
presión que genera más calor y fragua con mayor velocidad, situación que se agrava
con las altas temperaturas de la ciudad; para solventar ese problema, el equipo de
ingeniería se vio obligado a sustituir el agua de la mezcla por hielo (Tapia y Acoltzin,
2013:186). Y qué decir de los dos hemiciclos del edificio, ―seductores‖ espacios abier-
tos y adyacentes a enormes ventanales orientados a oriente y poniente, y por tanto
expuestos al sol; las dificultades de acondicionamiento son evidentes. En definitiva,
como apunta Zabalbeascoa (2014), cuando es ajena al lugar donde se encuentra, la
arquitectura habla más de marca que de cultura.

Responsabilidad compartida
El cliente también tuvo mucho que ver en el resultado final, desde el momento en
que elige directamente a Tadao para diseñar el edificio. Mientras, por una parte, la
institución exalta la capacidad de innovación y creatividad de sus profesores y colabo-
radores (UDEM, 2013:13), por otra, no confía en ellos o no los valora suficientemente
cuando ni siquiera contempla la posibilidad de que el proyecto arquitectónico que
necesita salga de su propia gente. Máxime cuando ese proyecto va dirigido a ser la

260
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

futura sede de la División de Arte, Arquitectura y Diseño de la UDEM5. Sorprende que


algunos directivos justifiquen el CRGS como establecimiento que permitirá pasar de
lo ―hecho en México‖ a lo ―diseñado en México‖ (Riojas, 2013:40; UDEM, 2013:15),
y que ello no aplique en algo tan emblemático como el propio diseño arquitectónico
de su edificio. Percibo, como he dicho, falta de confianza de la institución en su gente,
pero también escasa o nula capacidad de movilización de esa gente, que parece haber
aceptado con resignación su papel pasivo o de comparsa.
Hablamos de una institución educativa que es a la vez un negocio. Más allá de la filo-
sofía moral por la que se rige, basada en principios de ―solidaridad‖, ―compromiso
social‖ y ―servicio a los demás‖, el negocio es el negocio y como tal requiere ambi-
ción, inversión, estímulos y expansión. Con la operación del CRGS se quiso relanzar
algo que estaba deprimido o que presentaba síntomas de crisis. El reto pasaba por
hacer más competitiva a la institución, manteniéndola fiel al espíritu fundacional y a
los principios humanistas que le dieron origen. Conociendo mínimamente el mundo
en que vivimos, era fácil deducir que la competitividad es una lucha que hoy se libra
especialmente en el campo de la imagen, que muchas veces depende enteramente
del diseño. El diseño –arquitectónico en este caso– estaba llamado a ser, por tanto, el
gran detonador del negocio y de lo económico; el cliente reconoce a la estética su ―
carácter de valor‖ (UDEM, 2013:13).
Los problemas surgen cuando se confunden los medios con los fines. Los directivos
de la UDEM veían el CRGS como un primer paso en la búsqueda de excelencia aca-
démica y calidad educativa. En este sentido, el edificio de Tadao tendría que haber
sido básicamente un medio, la herramienta para conseguir unos determinados fines
de índole académica sobre todo, pero el objeto arquitectónico acaba convirtiéndose
en un fin en sí mismo. Algunas fuentes consultadas señalan que ―no había programa
[académico] y ya había proyecto [arquitectónico]‖. La infraestructura arquitectónica
se entiende como elemento sine qua non para lograr visibilidad, liderazgo y posiciona-
miento global en el campo del diseño. La creación del CRGS partía de una estrategia
basada en seis factores de éxito; uno de ellos alude precisamente al equipamiento de
vanguardia, pero también se habla de ―profesores con reconocimiento internacional‖
y de ―proyección de sus logros hacia el extranjero‖. Zambrano (2008c) habla incluso
de un plan académico que buscaba competir ―a nivel mundial‖. Aun así, el modelo
educativo quedó claramente en segundo plano frente a la retórica del edificio. Faltó
congruencia entre la visión académica y el desarrollo del proyecto arquitectónico, algo
a lo que no fue ajeno el hecho de que desde el inicio del proyecto pasaran cuatro
directores académicos, cada uno con perfil y enfoque muy distintos. Es decir, ―los
tiempos de los directores académicos y los tiempos de la obra no fueron paralelos‖,
de suerte que ―cada director, mientras más tarde entraba, menos oportunidad tenía

5 Esta División agrupa a un total de seis carreras profesionales: Arquitectura,


Arte, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Diseño de Interiores y Diseño Textil y
de Modas.

261
Reflexión sobre la Arquitectura

de modificar un proyecto que ya estaba definido con otras perspectivas, debido a la no


factibilidad financiera y de agenda‖ (Tapia y Acoltzin, 2013:206).
Con su inflacionaria exaltación del objeto, el cliente hace que el edificio asuma en sí
mismo la condición magisterial, proponiéndolo como modelo inspirador de todo gesto
creativo que llegue a producirse en su interior.
Aunque se ha querido presentar el edificio desde la preocupación por la sustenta-
bilidad, y de hecho cuenta con una certificación que lo convierte en un ―inmueble
sustentable6, difícilmente puede hacer pedagogía en ese terreno si se entiende en su
integridad el citado concepto. Aparte del tema económico, se han señalado rezagos en
términos de ―responsabilidad real con el medio ambiente y con la sociedad‖ (Tapia
y Acoltzin, 2013:208). La institución expresa en su ideario voluntad de ―tomar en
cuenta la pobreza‖ y ―tener presente al ser humano vulnerable‖ (Espinosa, 2013:42,
68), pero ¿en qué medida refleja esas preocupaciones un inmueble que emana, según
Pérezdealba (2013) ―grandeza y dominio‖? ―El humanismo que no sale del aula –
dice también esa autora– no funciona‖.

Excesos económicos: Vitruvio impone una multa a Tadao


Este apartado quiere llamar la atención sobre el elevadísimo costo de las obras del
edificio del CRGS, incitando a su vez a la reflexión sobre la oportunidad y racionalidad
de este tipo de desembolsos. Lógicamente, si estuviéramos hablando de un edificio
construido con fondos públicos las consecuencias serían mucho más graves. Habrá
quien piense que, tratándose de una institución privada, sus patronos y benefactores
pueden hacer con su dinero lo que les plazca. Y en cierto modo así es. Pero no nos en-
gañemos: vivimos en sociedad, en una determinada sociedad de un determinado país,
y ello genera ciertos compromisos y obligaciones, también en el terreno moral. Invertir
o gastar en la construcción de un edificio como el del CRGS 594 millones de pesos –45
millones de dólares– y hacerlo en un país con más de 50 millones de pobres pone a
prueba los resortes de lo moralmente tolerable.
Miquel Adrià ha hablado de un edificio de calidad con unos espacios interiores muy
ricos, pero esta valoración no le impide reconocer lo ―desproporcionado‖ del mismo,
―un lujo en sentido negativo, por exceso‖ (Llano, 2013). Los excesos de Tadao, sin em-
bargo, no soliviantaron al cliente, que termina justificándolos como felices expresiones
del ―genio‖. Concluido ya el edificio, Margarita Garza Sada dijo estar agradecida con
Tadao por ―darle tan exaltada forma a un sueño‖ (UDEM, 2013:17). La generosidad
del cliente parece no haber tenido límites. El propio arquitecto se sorprendió de tanto

6 Se trata de una certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental


Design), lo que significa que el edificio ―opera con características que mejoran
su desempeño en cuestiones que representan ahorros en energía, agua, emi-
siones al medio ambiente y calidad del aire interior principalmente‖ (Riojas,
2013:40).

262
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

entusiasmo: ―no se retractaron –dijo Ando–, ni siquiera cuando el presupuesto cre-


ció‖ (Peguero, 2013). Si el presupuesto inicial fue de 34.5 millones de dólares y el
costo final ascendió a 45 millones, incluyendo diseño y construcción, estamos hablan-
do de una desviación del 30.4%. Al hacer este cálculo no he podido dejar de pensar en
Vitruvio, concretamente en el ejemplo ad hoc que él pone en la introducción al libro
X de su célebre tratado de arquitectura. Alude el arquitecto y tratadista romano a una
antigua ley de la ciudad griega de Éfeso, expresada en términos duros pero con un
contenido justo, en virtud de la cual aceptar la responsabilidad de una obra implicaba
presentar el presupuesto de los costes estimados hasta finalizarla. Una vez entregados
los cálculos, todos los bienes del arquitecto eran transferidos al magistrado hasta que
la obra quedara totalmente concluida. Y añade:
Si, terminada la obra, los gastos coinciden con lo presupuestado, el arquitecto es
recompensado con honores y decretos elogiosos. Si los gastos sobrepasan una
cuarta parte del presupuesto inicial, se cubría con dinero público y el arquitecto no
debía satisfacer ninguna multa. Pero si se sobrepasaba la cuarta parte, el arqui-
tecto debía hacer frente a esos gastos con sus propios bienes, para concluir la obra
(Vitruvio, 1995:355).
De acuerdo a lo anterior, y teniendo en cuenta que la desviación en el caso del edifi-
cio del CRGS es superior a la cuarta parte del presupuesto inicial, Tadao Ando debe-
ría haber hecho frente a una multa de 1‘875,000 dólares, o lo que es lo mismo, de
24‘750,000 pesos mexicanos7. No solo eso; se habría quedado también sin honores ni
decretos elogiosos. Soy consciente de que esa antigua ley de Éfeso aplicaba solo a edi-
ficios construidos con fondos públicos, y este no es el caso; aún así, es un formidable
referente histórico que hoy haría sonrojar a muchos arquitectos. En cuanto a la multa
de Tadao, mucho me temo que el cliente la hubiera satisfecho con gusto…

Conclusiones
Vivimos una época en la que se decreta la muerte de la crítica. La buena crítica arqui-
tectónica, la crítica seria y de calidad, está en crisis desde hace tiempo. Pero resulta
que el ejercicio de la crítica es indispensable para el progreso de la arquitectura, pues
contribuye a evitar adocenamientos y autocomplacencias, relativiza los logros y ayuda
a la sociedad a entender mejor su entorno construido. Frente a la frivolización de mu-
chos discursos es necesario abogar por los argumentos, el debate, la discusión y la
reflexión mesurada sobre proyectos, planteamientos, experiencias, etc., generando
estados de opinión más activos y comprometidos. Es necesario desmitificar, relativizar,
revisar, repensar y transformar lo que parece inamovible e intocable, liberándose de
temores, prejuicios, reverencias y fascinaciones vacuas. El buen ejercicio de la crítica

7 Para no sobrepasar la cuarta parte del presupuesto inicial, el costo final de-
bería haber sido igual o inferior a 43‘125,000 dólares. En la conversión a pesos
mexicanos estamos considerando un cambio de 13.20 pesos por dólar.

263
Reflexión sobre la Arquitectura

aporta grandes beneficios a la producción arquitectónica, aunque a veces los arquitec-


tos hagan oídos sordos a ella. La situación actual de la arquitectura a nivel internacio-
nal, marcada también por la crisis y la incertidumbre, no es sino reflejo del lamentable
estado por el que atraviesa la crítica.
La recepción del edificio del CRGS no ha podido ser más acrítica, tanto en Monterrey
como en el resto de México, tanto a nivel de la sociedad en general –incluyendo a la
prensa y al mundo de la cultura– como entre los propios profesionales de la arqui-
tectura, siendo mucho más grave, lógicamente, en este último caso. El aplauso fácil
y la indulgencia gratuita se unen a actitudes acomodaticias y condescendientes en
un ambiente ya de por sí reacio a la crítica y a la autocrítica. Lejos está eso de poder
considerarse una crítica positiva. De ahí la trascendencia y la responsabilidad de ha-
cerse preguntas, de formular interrogantes para los que no necesariamente tengamos
respuestas, de analizar e interpretar lo que se dice pero también lo que se calla, de
develar lo oculto o camuflado, de problematizar… Porque no todo es música celestial.

Referencias documentales
ADRIÀ, Miquel (2013), ―Crítica. La puerta de la creación: Tadao Ando en Monterrey‖, en Arquine
(Revista internacional de arquitectura y diseño), n° 65 (otoño), p. 92.
AMENDOLA, Giandomenico (2000), La Ciudad Postmoderna. Magia y Miedo de la Metrópolis
Contemporánea, Madrid, Celeste.
ANDO, Tadao (2001), ―On Le Corbusier‖, en Susan Grey (ed.), Architects on Architects, Nueva
York, McGraw-Hill.
BETANZOS, Marcos G. (2008), ―En La Silla con el maestro‖, en Obras, año XXXVI, n.° 430 (octu-
bre), pp. 114-122.
ESPINOSA Luis E. (2013), ―Universidad de Monterrey: umbral que vincula realidad e imagina-
ción creadora‖, en UDEM, CRGS (Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño),
Monterrey, Universidad de Monterrey, pp. 26-91.
JODIDIO, Philip, ed. (2012), Ando. Complete Works, Colonia, Taschen.
LLANO, Pablo de (2013), ―Tadao Ando sentado en un sofá verde‖, en El País, miérco-
les 1 de mayo (disponible en <http://cultura.elpais.com/cultura/2013/05/01/actuali-
dad/1367361003_499670.html>).
MARTÍN, Gustavo (2014), ―El arte de la mirada‖, en El País (edición América), domingo 6 de
abril, sección Opinión, p. 25.
MASSAD, Fredy, y Alicia Guerrero (2008), ―Hacia otra arquitectura. Crisis, utopía y cambio en la
ciudad contemporánea‖, en Exit Express, n.° 34 (marzo), pp. 14-23.
MONTANER, Josep Mª. (1999), Arquitectura y crítica, Barcelona, Gustavo Gili.
—(1997), La modernidad superada. Arquitectura, arte y pensamiento del siglo XX, Barcelona,
Gustavo Gili.
MUÑOZ, Francesc (2007), ―Paisajes aterritoriales, paisajes en huelga‖, en Joan Nogué (ed.), La
construcción social del paisaje, Madrid, Biblioteca Nueva, pp. 293-313.

264
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

NOELLE, Louise (2013), ―Tadao Ando y el Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y
Diseño de la Universidad de Monterrey‖, en UDEM, CRGS (Centro Roberto Garza Sada de Arte,
Arquitectura y Diseño), Monterrey, Universidad de Monterrey, pp. 92-135.
PARDO, Francisco (2013), ―Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño‖, en
Arquine (Revista internacional de arquitectura y diseño), n° 65 (otoño), pp. 82-89.
PEGUERO, Raquel (2013), ―La arquitectura lleva sufrimiento: Tadao Ando‖, en Excelsior [onli-
ne], miércoles 24 de abril, <http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2013/04/24/895846>.
PÉREZDEALBA, Marién (2013), ―El destino no es otra cosa que la consecuencia lógica de nues-
tras decisiones‖, en UDEM, CRGS (Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño),
Monterrey, Universidad de Monterrey (cuadernillo interior sin paginar).
PRIETO, José Manuel (2011), ―La consolidación del Monterrey ‗imaginario‘ en el contexto de
la globalización: ‗macroproyectos‘ urbanos‖, en Frontera Norte (revista de El Colegio de la
Frontera Norte), Tijuana, volumen 23, n.° 45, enero-junio, pp. 163-192.
RIOJAS, Carlos D. y otros (2013), ―Tadao Ando: Genialidad monumental‖, en Entre Muros (su-
plemento cultural del diario El Norte), n° 98 (mayo), pp. 35-48.
SAAVEDRA, Olga (2013), ―Inspiración en concreto‖, en Obras (revista mexicana de construcción
y arquitectura), año XLI, n°. 490 (octubre), pp. 68-74.
TAPIA, Vicente, y Hermenegildo Acoltzin, ―El edificio umbral, un reto colectivo: del boceto
a la realidad‖, en UDEM, CRGS (Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño),
Monterrey, Universidad de Monterrey, pp. 136-213.
UDEM (2013), CRGS (Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño), Monterrey,
Universidad de Monterrey.
VITRUVIO, Marco L. (1995 [c. 23-27 a. C.]), Los diez libros de Arquitectura, Madrid, Alianza.
ZABALBEASCOA, Anatxu (2014), ―La era de los edificios-lugar‖, en El País [online], viernes 11 de
abril <http://cultura.elpais.com/cultura/2014/04/11/actualidad/1397233311_869469.html>.
ZAMBRANO, Lourdes (2012), ―Su marca [Tadao Ando] en el mundo‖, en El Norte (diario de in-
formación general de Monterrey), domingo 8 de abril, sección ―Vida‖, p. 12.
—(2008a), ―Apuestan por la vanguardia‖, en El Norte (diario de información general de
Monterrey), lunes 23 de junio, sección ―Vida‖, p. 1
—(2008b), ―Llega Tadao Ando a Monterrey‖, El Norte (diario de información general de
Monterrey), domingo 22 de junio.
—(2008c), ―Tadao Ando, hacedor de belleza funcional‖, en El Norte (diario de información ge-
neral de Monterrey), sábado 21 de junio, sección ―Arte‖, p. 1.

265
Reflexión sobre la Arquitectura

Dr. Alberto Álvarez Vallejo1


Dr. Jesús de Hoyos Martínez2
Dr. José de Jesús Jiménez Jiménez3

ARQUITECTURA POSMODERNA EN TOLUCA 1990-


2013, DE LA OBRA DE PROFESORES Y EGRESADOS DE
LA FAD
Resumen
El objetivo de este documento es criticar las características de la Arquitectura Posmoderna en
Toluca de 1990-2013, de la obra de profesores y egresados de la FAD, y de esta manera estar
al tanto de la contribución arquitectónica que han tenido. El concepto de crítica nos dice que
la verdad depende del punto de vista de cada uno, menciona los cambios que se producen en
la cultura contemporánea, en una época histórica determinada. Entonces, esto nos permite
poder entender lo que sucedió en esta etapa de 1990 a 2013 en la producción arquitectónica y
que depende la enseñanza y aprendizaje de profesores y egresados. Además del contexto glo-
balizado que influye en la creatividad actualizada de este momento histórico en la Facultad de
Arquitectura y Diseño de UAEMEX.
Palabras clave: Arquitectura, posmodernidad, egresados, profesores, Toluca

Los edificios no viven solamente por lo que poseen de visible, de presencia física, si no
por sus reflejos en la memoria de muchas generaciones que crece en el tiempo y espa-
cio, cada periodo cultural tiene su propia concepción del espacio. El valor simbólico de
la Arquitectura se encuentra no solo en el objeto y en sus relaciones con otros objetos,
sino en la relación entre el objeto y quien lo disfruta. La elaboración de la tesis surgió
del interés personal por conocer parte de la historia arquitectónica de Toluca. Hoy por
hoy, y siempre, la ciudad de Toluca ha cambiado su imagen arquitectónica de manera
radical de acuerdo a cómo lucía años atrás: Toluca Ecléctica, Toluca Déco, Toluca fun-
cionalista y Toluca posmoderna.
El objetivo de este documento es criticar las características de la Arquitectura
1 Doctor en Ciencias Sociales, docente investigador de la Facultad de
Arquitectura y Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.
2 Doctor en Ciencias Sociales, docente investigador de la Facultad de
Arquitectura y Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.
3 Doctor en Urbanismo, docente investigador de la Facultad de Arquitectura y
Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.

266
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Posmoderna en Toluca de 1990-2013, de la obra de profesores y egresados de la FAD,


y de esta manera estar al tanto de la contribución arquitectónica que han tenido. El
concepto de crítica nos dice que la verdad depende del punto de vista de cada uno,
menciona los cambios que se producen en la cultura contemporánea, en una época
histórica determinada. Entonces, esto nos permite poder entender lo que sucedión
en esta etapa de 1990 a 2013 en la producción arquitectónica y que depende la en-
señanza y aprendizaje de profesores y egresados. Además del contexto globalizado
que influeye en la creatividad actualizada de este momento hsitórico en la Facultad de
Arquitectura y Diseño de UAEMEX.

Marco Conceptual
En esta investigación se realizó una “Crítica de la Arquitectura Posmoderna en Toluca
1990-2013, de la obra de profesores y egresados de la FAD”. Se buscó información del
movimiento Posmoderno, y se consideraron sus planteamientos teóricos, así también,
se tomó en cuenta, algunas de las obras representativas de los Profesores y Egresados
en la conmemoración de los 50 años de la fundación de la escuela de arquitectura en
la UAEM, esto con el fin de llegar a un análisis completo y poder formar un criterio de
la Arquitectura Posmoderna en Toluca.
Profesores: El Arquitecto Juan Monterrubio Rodríguez, el Arquitecto Raúl Olascoaga C,

son dos profesores apreciados por la comunidad académica de la FAD, además de que
su obra es singular. No son egresados, pero, contribuyeron a la formación de diversas
generaciones durante los últimos 50 años de vida académica en la enseñanza de la
arquitectura en la FAD de la UAEM.
Egresados: Maestro en Arq. Jorge Eduardo Valdés Garcés, y el Arquitecto Rafael

267
Reflexión sobre la Arquitectura

Carmona Vargas, son dos profesores egresados de la FAD que tienen obra, visualmen-
te identificada en la Posmodernidad. Además de que son de los arquitectos jóvenes y
formados en este periodo de 50 años de la formación de arquitectos en Toluca, en la
UAEM, cuya obra está inmersa en este periodo, por lo tanto en esta crítica.
¿Por qué los cuatro arquitectos? Primero, se ubican después de la modernidad en la
línea del tiempo de esta investigación de “los 50 años de la historia de la enseñanza
de la arquitectura en la FAD de la UAEM”. Segundo, son los que tienen obra visualiza-
da en esta etapa. Tercero, son los arquitectos que tuvimos a nuestro alcance, como
maestros y egresados de la FAD en los 50 años recientes. Casos concretos. Crítica. De
cada obra se “tomó la fragancia histórica de los fenómenos de algunas de las obras
más representativas, para someterlos a la criba de una rigurosa valoración arquitectó-
nica” (Tafuri; 431), forma función y otros elementos culturales que se han ido dando,
se articuló el tiempo y el espacio de cada obra arquitectónica, teniendo en cuenta que
la Arquitectura es el arte de componer y de realizar todos los edificios, la concepción
acerca de la arquitectura habla sobre la historia y sobre su historia en todos sus aspec-
tos. Situándola dentro de un periodo de expresión un estilo e influencia arquitectónica
en la etapa Posmoderna.

Marco teórico
Las teorías son formas de conocimiento que sintetizan experiencias en principios abs-
tractos y, transforman los significados que asignamos a la experiencia y la forma como
actuamos en el mundo.

Movimiento Posmoderno: El movimiento posmodernista comenzó en Estados Unidos


alrededor de los años 1960 y 1970, extendiéndose a Europa y el resto del mundo, si-
guiendo activo hasta el presente. En los estudios sobre la arquitectura y en su trabajo,
El Lenguaje de la Arquitectura Posmoderna, Charles Jencks (1980) menciona, uno de
los primeros trabajos sistemáticos en los que se señala la existencia de un paradigma
distinto del moderno en las artes en general ocurrió en la segunda mitad de la década
de 1970. El Posmodernismo o Posmodernidad, es una expresión que se determina a
los distintos Movimientos artísticos, culturales, literarios, arquitectónicos y filosóficos
de la segunda mitad del siglo XX.
La Arquitectura posmoderna es una tendencia arquitectónica que se inicia en los años
268
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

1950, y comienza a ser un movimiento a partir de los años 1970, esta tendencia co-
mienza como respuesta a las contradicciones de la arquitectura moderna. El prefijo
pos en el término “Posmodernidad” connota a la vez una invocación, una admira-
ción, una sospecha y un rechazó de la modernidad La primera utilización del término
Posmoderno en un contexto arquitectónico aparece en un artículo de Joseph Hudnut
titulado «The Post- Modern House» en Architecture and the Spirit of Man; Cambridge,
1949, aunque en realidad se utiliza únicamente en el título y sin ninguna intención
polémica La arquitectura posmoderna esta doblemente codificada y basada en duali-
dades fundamentales, es mitad moderna y mitad otra cosa generalmente un lenguaje
constructivo tradicional y regional.
El posmodernismo también es definido como “neoecléctico”, es el regreso de el inge-
nio, la referencia y el ornamento, a la arquitectura, esto en respuesta al formalismo
causado por el Estilo Internacional del Movimiento Moderno. A veces procede de la
yuxtaposición de lo nuevo y lo viejo. La posmodernidad, se oponía a la sobriedad y
limpieza de las arquitecturas creadas bajo los principios modernistas. En 1966 del libro
de Robert Venturi, Complejidad y contradicción en la arquitectura, donde explora la
ambigüedad y la dualidad, la capacidad de algunos elementos arquitectónicos para ex-
presar varios significados, la capacidad de los espacios y elementos para tener dobles
funciones.
Entonces se puede decir que el Movimiento Posmoderno se convirtió en el nuevo
estilo. Los edificios toman prestados elementos y referencias del pasado y vuelven a
introducir el color y el simbolismo de la arquitectura. La crisis de la modernidad como
la antesala de la postmodernidad obedeció a un proceso de desencantamiento. El mo-
vimiento posmodernista no niega la tradición moderna, pero la interpreta libremente,
es un término que se asigna a diferentes movimientos artísticos del mundo.
Tres teorías que nos ayudaron a entender las obras de los Arquitectos de esta investi-
gación a través del Movimiento Posmoderno.

Deconstructivismo
El Deconstructivismo, también llamado deconstrucción. La Deconstrucción aparece
como una reacción contra la Posmodernidad a finales de los 80’s. En 1988, una expo-
sición en el MOMA de Nueva York. Esta exposición fue organizada por Phillip Johnson
y Mark Wigley. Tiene su base en el movimiento teórico-literario también llamado de-
construcción, el nombre también deriva del constructivismo ruso que existió durante
la década de 1920 de donde retoma alguna de su inspiración formal, originalmente,
algunos de los arquitectos conocidos como deconstructivistas estaban influidos por las
ideas del filósofo francés Jacques Derrida.
El concepto de deconstructivismo proviene de la filosofía, de Jacques Derrida, quien

269
Reflexión sobre la Arquitectura

fuera el primero en desarrollar el método de pensamiento conocido como decons-


trucción. Según Derrida el deconstructor no razona, sino que finge hacerlo. El término
deconstrucción se emplea en antropología, y en general en los textos literarios, de
manera diferente. Dicho de una manera sintética, se sustituye la palabra “criticar”
por a palabra “deconstruir”: interpretar en la actualidad el presente, en función de
una asimilación del pasado. Dice Jencks, Charles (1980) en su libro El lenguaje de la
Arquitectura Posmoderna, un arquitecto deconstructivista no es, por lo tanto, uno que
desmantela edificios, sino uno que ubica los dilemas inherentes entre los edificios
(Jenks; 1980).
Minimalismo En enero de 1965 aparecería un artículo de Richard Wollheim, cuyo títu-
lo haría fortuna en todos los idiomas: “Minimal Art”. Las obras minimalistas trataban
de eliminar cualquier alusión ajena a su propia objetividad, lo que antes era austero,
sencillo o sobrio hoy es minimalista, o minimal por usar el afortunado termino anglo-
sajón. El minimalismo se presenta en escultura, la música, literatura, danza, diseño o
arquitectura.
Mies van der Rohe cuya obra se ha relacionado frecuentemente con la de los mini-
malistas, está considerado como el más influyente precursor del minimalismo arqui-
tectónico contemporáneo con su famosa y célebre frase: “Less is more” (“Menos es
más”). El minimalismo arquitectónico actual no rechaza la decoración sino que la evita
absorbiéndola, las definiciones más habituales del minimalismo se han centrado en el
negativo de la imagen, es decir, han recurrido a apuntar lo que no es para acercarse a
lo que es. En principio, esta corriente desborda los géneros artísticos considerados de
un punto de vista tradicional, ya que no es, en sentido estricto, ni pintura ni escultura.
El minimalismo, pues parece querer reducirlo todo menos el misterio de la arquitectu-
ra. Es una Arquitectura Monumental, con espacios amplios, altos, y libres.

Supermodernismo
En 1988, en una exposición en Nueva York (MoMA), se lanza el deconstructivismo como
la última tendencia arquitectónica. Una exposición, de Light Construction de Terence
Riley (1995, MoMA) y tres libros, Architettura in superficie de Daniela Colafranchesci
(Italia; 1995), Monolithic Architecture de Rodolfo Machado (Nueva York, 1996). Un año
más tarde Vittorio Savi Y Josep Ma. Montaner publicaron Less is More: Minimalismo
en Arquitectura y otras artes (Barcelona, 1996), otro libro con muchos elementos en
común con la selección de Riley. Los cuatro se refieren al mismo fenómeno arquitectó-
nico denominado Supermodernismo.
Los cambios espaciales son un factor crucial en la arquitectura reciente, es posible
mirar más allá de la arquitectura para dar con una explicación de los cambios acrecidos
en el ámbito arquitectónico, uno de los factores a considerar es el cumulo de fenóme-
nos conocidos como “ globalización” de manera inevitable, las telecomunicaciones,

270
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

los medios de comunicación y la creciente movilidad, que han desempeñado un papel


preponderante en el proceso de globalización, afecta igualmente a la planificación ur-
banística y arquitectónica. Autenticidad la constatación de que, teóricamente, todo
puede eregirse en cualquier lugar mina el dogma posmoderno de que la Arquitectura
debe mantener siempre una relación única y autentica con el contexto.
La neutralidad de la Arquitectura actual se hace más evidente en su relación con el en-
torno. Parece ser que la Arquitectura es capaz de ser tan “suelta como esascorporacio-
nes internacionales conocidas hoy, más que multinacionales. Para esta Arquitectura, la
inmediaciones no constituyen un factor de legitimación ni de inspiración, ya que estos
derivan de lo que hay en el interior del edificio, en programa, el exterior no revela nada
del interior. En cierto modo la Arquitectura actual es, pues, una versión superlativa
de la arquitectura moderna de entreguerras y de la primera década tras el fin de la II
Guerra Mundial. De este modo, nos halamos más cerca de alcanzar la idea del movi-
miento moderno de una Arquitectura totalmente transparente.
El supermodernismo es una Arquitectura enormemente minimalista, distinta de
sus anteriores referentes: el Posmodernismo y el Deconstructivismo que se plan-
tea como neutral, tiene una sensibilización espacial vinculada con el fenómeno de
la Globalización, que no busca “significar” o emitir mensajes, no se fundamenta en
analogías fisiológicas o metáforas de cualquier orden, se define por la abundancia de
signos, es una arquitectura de cristal individualista

Aquí en la FAD de la UAEMEX en Toluca


Toluca se localiza en la zona central, del Estado de México, se ubica en el municipio
del mismo nombre el cual cuenta con una superficie de 42,014 hectáreas y se orga-
niza territorialmente en 47 delegaciones y 38 subdelegaciones, con una población de
819,561 habitantes.
Lista de las obras arquitectónicas, objeto de estudio.

271
Reflexión sobre la Arquitectura

Marco referencial
¿A qué nos referimos cuando hablamos de “La obra de profesores y egresados de la
FAD en la etapa posmoderna de la enseñanza de la arquitectura en la FAD? La siguiente
analogía es con base en fundamentos teóricos; según Jacques Derrida (deconstructi-
vismo proviene de su filosofía) dice que la posmodernidad es un movimiento decons-
tructor, forma el vínculo entre el discurso filosófico de la deconstrucción y el hecho
conceptual de lo arquitectónico.

Museo Modelo de Ciencia e Industria (MUMCI)

272
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

EL MÉTODO: El enfoque
Charles Jencks, en su libro, El lenguaje de la arquitectura posmoderna, señala: la exis-
tencia de un paradigma distinto del moderno en las artes en general que ocurrió en la
segunda mitad de la década de 1970 (Jenks; 1980). En arquitectura, la manera de estu-
diar relación entre el sujeto, y el objeto, es reuniendo los acontecimiento importantes
de una época a través de la historia.
Enfoque investigativo: Posmodernidad
El universo, que está definido por el enfoque, estuvo estructurado por los siguientes
observables, tomando en cuenta sus planteamientos teóricos, principales exponentes,
sus obras más significativas.
Movimiento Posmoderno en la Arquitectura de Toluca
Cuatro arquitectos, dos profesores, dos egresados de la FAD, donde se analizó:

273
Reflexión sobre la Arquitectura

Su vida profesional, para finalmente; analizar,


De una a cuatro de sus obras más importantes o representativas.

El Método
Para lograr el objetivo del análisis a observar se consiguió algunas características del
período posmoderno por las que ha atravesado la obra de los profesores y egresados
de la FAD.

Modelo de Análisis
Posmodernidad en Toluca: Deconstrucción, Minimalismo, Supermodernismo
Una vez analizados estos conceptos, lo siguiente a desarrollar es una comparación
cómo estos conceptos son reinterpretados por los arquitectos, en términos de; su sig-
nificado y su interpretación arquitectónica, concluyendo así a una serie de láminas
que nos muestran la obra de aquellos arquitectos (que se seleccionaron) que han sido
alumnos y profesores de la FAD. Las imágenes fueron seleccionadas entendiendo que
la arquitectura manifiesta un trabajo arduo, que ha caracterizado el trabajo del arqui-
tecto en un espacio determinado donde hay siempre una aspiración de desarrollo.
Toda la investigación tiene el propósito, de acercarme al estudio del tema, y esto se
lograra a través de:

Conclusiones
En esta crítica a la Arquitectura Posmoderna en Toluca 1990-2013, de la obra de pro-
fesores y egresados de la FAD, es importante mencionar el impacto que tuvo el mo-
vimiento posmoderno (Posmodernismo) en Toluca, criticó la estética simple de la
arquitectura moderna. La aportación más útil del posmodernismo es, que ha desafiado
exitosamente el paradigma dominante del período modernista. Los edificios, seleccio-
nados de este trabajo, fueron analizados aplicando ciertas teorías de la Arquitectura
para su estudio formal, funcional y espacial: esto es lo que conformó su crítica. Con
los resultados de la investigación se asumió que todas las obras de las edificaciones
propuestas están dentro de la Posmodernidad, (Deconstrucción, Minimalismos y
Supermodernidad) de la Arquitectura en Toluca.
Para finalizar este trabajo, se puedo concluir que, la ciudad de Toluca, como toda ciu-
dad, es el marco real de todas las obras distinguidas y por ello debe ser el hilo conductor
de la historia en la contemporaneidad de la expresión formal de la obra de profesores
y egresados de la FAD de la UAEMEX. En Toluca, hoy en día poseemos edificios, de la
más alta tecnología y de ideas muy diferentes con la modernidad, algunos se han ido
conservando, pero a la vez, transformando con el paso del tiempo otros tantos diseños
274
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

se han originado con base en este pensamiento Posmoderno, (derivado de la filosofía


Posmoderna).
Al realizar la investigación de la arquitectura posmoderna en Toluca, uno de sus obje-
tivos del currículum oculto, es que se recuerden y afirmen los conocimientos adqui-
ridos durante la formación de una carrera profesional, así mismo, orillar a indagar en
la historia la arquitectura y en sus teorías. En estos momentos la forma de percibir de
observar a Toluca es distinta. Las sensaciones que pueden ser provocadas por esta
investigación: ver un edificio que cambia, por su vigilancia teórica. Ahora se puede afir-
mar, que Toluca es una ciudad que ha pasado por distintos momentos arquitectónicos,
y que se ha ido transformando junto con esta historia que realizamos todos: incluyen-
do a profesores y egresados de la FAD de la UAEMEX.

Bibliografía
Hereu, P. (1994). Textos de Arquitectura de la Modernidad. Nerea. Madrid, España.
Ibeligns, H. (1998). Supermodernismo. Gustavo Gili.
Jencks, C. (1984). El lenguaje de la Arquitectura Posmoderna. Gustavo Gili. Barcelona España.
Montaner, Josep M. (1993). Después del Movimiento Moderno. Arquitectura de la segunda
mitad del siglo XX. Gustavo Gili. Barcelona.
Stroeter, J. R. (2008). Teorías sobre Arquitectura. Trillas. México.
Tafuri, Manfredo. (1970-1972). Teorías e historia de la arquitectura. En Pereu, Pere. Et al
(1994). Textos de arquitectura de la modernidad. Nerea. España.
Toluca, G. M. (3 de Marzo de 2014). Breve Reseña de Toluca. Obtenido de http://www.toluca.
gob.mx/toluca: http://www.toluca.gob.mx/toluca
Venturi, R. (1978). Complejidad y contradicción en la Arquitectura. Gustavo Gili. Barcelona,
España.
Zabalbeascoa, Anatxu, Javier, Rodríguez. (2000). Minimalismos. Gustavo Gili. Barcelona, España.
Zavala, Lauro. (2006). La precisión de la incertidumbre, posmodernidad, vida cotidiana y escri-
tura. UAEMEX. Toluca, México.
Ponentes
Dr. Alberto Álvarez Vallejo. Doctor en Ciencias Sociales, docente investigador de la Facultad de
Arquitectura y Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.
Dr. Jesús Enrique de hoyos Martínez. Doctor en Ciencias Sociales, docente investigador de la
Facultad de Arquitectura y Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.
Dr. José de Jesús Jiménez Jiménez. Doctor en Urbanismo, docente investigador de la Facultad de
Arquitectura y Diseño. Universidad Autónoma del Estado de México.

275
Reflexión sobre la Arquitectura

Ramón Ramírez Ibarra1

Cuerpo y nueva racionalidad en la arquitectura:


elementos para un orden emergente
RESUMEN
Hay una recuperación reciente en el campo de la sociología y la antropología del problema del
cuerpo en términos cognoscitivos, la cual se ha unido también a una exploración científica en
áreas múltiples de biología, ingeniería y química que ha traído como resultado un nuevo campo
de conocimientos múltiple y transdisciplinario, conocido como pensamiento complejo. Esta
visión incluye la expresión de una nueva racionalidad creativa, más allá del pensamiento simple,
mecánico y dualista, por una forma abierta, divergente y relacional del acto de creación; situa-
ción que detona una gama de posibilidades que tiene en el área del diseño, la concreción de
un nuevo panorama para la cultura urbana y su mediación a través del paisaje y la arquitectura.
Este texto intenta abordar el papel de cuerpo y su relación con el paisaje en términos cognosci-
tivos desde la expresión creativa, haciendo hincapié en la formulación de un proceso de interac-
ción flexible entre el hecho arquitectónico y el entorno urbano y natural
PALABRAS CLAVE: Pensamiento complejo, sociología del cuerpo, diseño cognoscitivo,
paisaje arquitectónico, cultura urbana.

Introducción
Un detalle que escapa a muchos arquitectos y urbanistas de los países en desarrollo
—aunque por desarrollo no sabemos exactamente si este consiste en la réplica de las
condiciones políticas y económicas de un puñado de países o federaciones tomados
como modelo de referencia ideal o simplemente el nivel de inserción en las estructu-
ras y fases del llamado capitalismo de consumo— viene de la percepción y compren-
sión de las ciudades y sus edificaciones como dispositivos biotecnológicos capaces de
integrar materia y conciencia.
Edgar Morín ilustra con nitidez esta expresión encarnada de forma intrínseca en la
relación entre individuo y ambiente por medio de la autorganización, donde la sub-
jetividad revela el punto iniciático para todo sistema capaz de modificar el entorno
socioespacial:

1 Doctor en Filosofía con Orientación en Arquitectura y Asuntos Urbanos, UANL.


Maestro en Educación con especialidad en Formación de Docentes, Universidad
Pedagógica Nacional. Profesor-investigador en la Facultad de Arquitectura,
UANL. Actualmente es Candidato a Investigador Nacional del SNI.
E-mail: rramib44@gmail.com

276
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

“Toda frontera viviente es de este modo envoltura protectora, línea de defensa,


lugar de control, zona de tránsito a la vez. Hace vivir doblemente ya que hace pe-
netrar lo que nutre y rechaza lo que amenaza” (2003: 187).
La construcción de esta frontera viviente posiblemente desagrade a más de un partida-
rio estricto del metodologismo científico, esto es a todo aquel que encuadra y somete
sus análisis a una forma lineal de representar la realidad, el famoso plan de exposición
proyectual basado en la línea deductiva ( antecedentes + justificación + análisis + resul-
tados ). En el caso del urbanismo, esto se presenta por lo general en formas de relación
causal con una argumentación monológica donde las ciudades se explican en extensas
series de datos que posibilitan descripciones de cosas tales como sistemas, redes o flu-
jos, sean economías, regiones o personas. En la arquitectura, se subraya el apego a un
plan de necesidades funcionales bajo estricto control de elementos intersubjetivos.
Esta es una forma de entender la realidad por medio de un programa. Permanece en
ella, intocable, el viejo punto de vista del racionalismo cartesiano que dividía el cono-
cimiento entre res cogitans y res extensa llevando a entender las ciudades, por ejem-
plo, como una mera suma de partes, derivado de esto se entendería lo urbano como
mero agregado de edificios. Así, la ciudad del racionalismo es un dispositivo integrado
por elementos cuya articulación se organiza en torno a nociones como crecimiento,
dependencia, sectorización, redes y flujos económicos, etc; en menoscabo de las ten-
dencias históricas, culturales, psicológicas o sociales del fenómeno urbano.
No es la intención de este texto, extenderse en esta idea dualista, sino apostar por
una variante de programación que a decir verdad, ya no es programación por que no
consiste en computar para encuadrar la realidad, si no más bien ofrecer otras posibili-
dades por medio de la metaprogramación, es decir, lo que el cibermatemático vienés
Heinz von Foerster llamó computar una abstracción, “en este caso la noción de borde”
(1995:52).

Este borde, límite o demarcación, es simplemente una diferencia y apela a la actividad


cognitiva, produce cambio pero no lo provee, es decir, la diferencia es capaz de desen-
cadenar el movimiento pero no es el movimiento mismo, por que contra la idea habi-
tual de que el factor tecnológico que origina la modernidad es el dominio del medio
ambiente representado por la imagen de la naturaleza, como señala el antropólogo
Bateson: “la unidad de supervivencia es el organismo en un ambiente y no contra el
ambiente” (1999:231). La diferencia es una transformación de las condiciones median-
te la producción de más diferencia por medio de una selección. Como describe desde
la epistemología Mauro Cerutti:
“Los límites expresan ese conjunto de condiciones previas a través de las cuales se
verifica recurrentemente el surgimiento, la constitución, la creación de la novedad.
Es así como aparece en primer plano el reconocimiento del carácter estructural-

277
Reflexión sobre la Arquitectura

mente inconcluso del desarrollo de todo sistema cognitivo, como condición de su


funcionamiento correcto y del mantenimiento de su identidad” (2000:45).
Este aspecto transformativo de la realidad, filtrado a través de la dimensión tecnológi-
ca no materialista de la ciudad y su arquitectura, dimensión caracterizada por su capa-
cidad de involucrar objetos y estímulos, ha sido descrita con mucho acierto por Felix
Guattari en Les troisécologies (1989) al sostener un punto de vista del espacio cons-
truido más allá del simple papel mecánico y funcional representado por la arquitectura
como tectónica, para dirigirse a una espacialidad vivida por medio de una especie de
máquina sensual, abstracta y creadora de significado.
El trasfondo de esta idea sugiere el abandono de la subjetividad marcada por la repre-
sentación del individuo al que le bastaba pensar para crear una realidad cosificada,
a una noción identificada por la vectorialidad de la subjetivación, donde el individuo
es algo más los procesos, una especie de terminal o estación de encuentro para con-
juntos socioeconómicos y máquinas, en los cuales “… la interioridad se instaura en el
cruce de múltiples componentes relativamente autónomos los unos en relación con
los otros y, llegado el caso, francamente discordantes” (Guattari, 1996:22).
Esta interioridad activa, a pesar de su sello no regido por la asociación por correspon-
dencia entre idea interior y realidad exterior, es integradora en la práctica, porque
se encuentra configurada por una relación simultánea entre los entornos materiales,
simbólicos, organizativos y biotécnicos. Bateson (1999:324) ha trabajado este asunto
en referencia a la tecnología como una imbricación entre la dimensión moral y esté-
tica, señalando hasta que punto lo que no conocemos de nuestra dimensión estética
es capaz de incidir en formas moralmente nocivas de adaptación humana cuando la
mediación tecnológica se manifiesta, induce o introduce en el ambiente sin ningún
tipo de reflexividad.
La reflexividad en lo tecnológico vendrá, como argumenta Medina (2003:49-50) de la
interacción activa entre los sistemas y los entornos que pueden involucrar diferentes
niveles de modalidades técnicas desde lo material —artefactos, construcciones, recur-
sos—, símbolos (significados, representaciones, valores), socioentornos (institucio-
nes, formas de organización e interacción comunitaria) y un bioentorno —integrado
por seres vivos, agentes biotécnicos y artefactos —.
Quisiera rescatar este punto del “hacer técnico” de la ciudad y la arquitectura a manera
de reflexión en materia de elementos de estructuración, lo que en forma profesional,
llaman planeación o planificación de obra y que con frecuencia se llega a establecer
en una divisoria evidente con otra área denominada diseño ( urbano o arquitectónico)
para distinguir de alguna manera los insumos de trabajo que en una, estarán desti-
nados a los factores materiales y tangibles del urbanismo y del otro, los elementos
destinados a morfología, composición y si hay suficiente sentido de apertura en la
academia hasta “estéticos”, como una especie de pariente pobre de un mundo verda-

278
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

dero y definido como real a partir de usos, funciones y estructuras unidas a factores de
cálculo y rentabilidad del sitio.

El espacio vacío de la técnica urbana y arquitectónica


A riesgo de parecer denostador, radical o nihilista, puntos de identificación para el
metodologismo científicista o el urbanista clásico, equivalentes a lo que a nivel social
y cultural para las hegemonías han sido los ateos, homosexuales, negros, indios, cam-
pesinos, mujeres, pobres, mestizos, etc; quisiera comenzar declarando la fragmenta-
ción del estudio urbano entre lo material y lo mental como un problema vacuo.
Digo un problema sentado en el vacío, no porque no existan allá afuera losas de con-
creto, demanda de usos de suelo o gentrificación, es decir, cosas que hace la gente
que con el tiempo se vuelven conceptos y en el peor de los casos definiciones, sino
porque su situación ubica a estos factores como representantes de una vaciedad aban-
donada a una forma de situar y resolver un problema bajo la perspectiva de que tanto
el mundo de lo que se toca como de lo que se piensa, son dos mundos inertes y di-
vididos cada uno de ellos, con sus propios problemas, donde los urbanistas blandos
que aceptan la morfogénesis urbana como un hecho cultural y estético vuelan en las
alturas de las ideas (arquitectos), mientras que los urbanistas (ingenieros) que en-
carnan al hombre real, capaz de dominar el ambiente litigan amparados en su ciencia
blandiendo las armas de lo tangible.
Curiosa demanda cuyo eco vemos innumerables veces repetirse a niveles masivos en
la industria cultural y en especial en el cine, desde la forma de películas de acción
que centenares de veces nos dicen que mientras las leyes y las bases de la legalidad
son letra muerta (e ideal) en las calles, la única manera de poner orden es mediante la
acción de tipos duros bajo un régimen policial de acción no idealista e incluso ilegal,
pero eficaz.
La eficacia de la tangibilidad que sostiene el paradigma de la ciencia que divide con-
templación y acción y por tanto, exige entre representar el mundo o enfrentarse con
él (Rorty, 2009:19), es tan socorrida como exigencia deontológica en los imaginarios
culturales y en las ciencias sociales como en los análisis de territorialidad y goberna-
bilidad con los cuales frecuentemente los políticos que acostumbran legitimarse con
el uso de métodos violentos (ejército, fuerza pública o policial), terminan también
apelando una justificación al orden social.
Sin embargo, en esta ocasión, la reflexión urbana y arquitectónica no estará centrada
en la gobernanza, situación que por demás es interesante y materia de discusión en
otro espacio para la actividad de planificación. El tema es mucho más sencillo, consiste
simplemente en dar un par de razones para retornar a una idea muy simple que tiene
que ver con el disfrute de la arquitectura como un espacio que envuelve, pero no como
una envoltura a la manera antigua y tradicional del sabio Aristóteles interpretado por
279
Reflexión sobre la Arquitectura

los modernos, donde hay una cohesión esperando, un punto de unidad, concordia y
orden absoluto para el ciudadano.
Los griegos resolvían sus problemas urbanos en base a la ciudadanía, es decir, toman-
do como fin un bienestar para todos, procedente de identificar que las personas
se reúnen de manera natural en familias y éstas a su vez forman grupos mayores —
komai— y así, bajo la autoridad de los reyes, una forma perfecta (koinonía) que serán
las ciudades, sedes de la racionalidad (Aristóteles, 1968:13-14).

Esta fórmula antigua de creación del fenómeno urbano por medio de una cohesión
que tendría límite territorial a nivel geofísico y cognitivo a nivel de comunidad en
términos de derecho público, ha sido analizada y puesta prueba en diferentes mo-
mentos, a través del paso de la pregunta por el ser (lógica –ontología) a la cuestión del
devenir (onto-histórico-lógica) de la modernidad, contexto presente por ejemplo,en
el cuestionamiento por el orden a través del contrato en Rosseau o los grandes pen-
sadores del liberalismo y el marxismo. El resultado de esta línea, se concentró como
sabemos en la cuestión del orden social y la visión de la ciudad como algo externo a la
observación.
En estas ideas, la ciudad tiene una política y esta es la forma real por que concreta
las determinaciónes y brinda unidad territorial a las ideas. El mapa es el territorio. El
hombre tiene un fin que es el dominio y transformación de la naturaleza.2 Un científi-
co muy connotado en el área de neurocognición, Jean-Pierre Changeux, nos describe
en forma apologética ese antiguo triunfo del racionalismo griego utilizando algunas
metáforas urbanas para recalcar el origen del dominio a la naturaleza y la objetividad
de la ciencia:
“En el ágora, el debate crítico libre y abierto entre individuos inspirados por convic-
ciones diferentes hizo surgir un saber objetivo y colectivo más eficaz que los mitos
para dominar el mundo natural. El saber científico nace entonces de un doble dis-
tanciamiento: respecto a la percepción sensorial empírica tanto del mundo exterior
como del mundo imaginario, también profundamente egocentrado de los mitos y
formas sociales que lo acompañan” (2005:246).

La ciencia de Changeux domina todo el interior y el exterior, la naturaleza que hay


adentro, sea en forma de percepción pura o mito y afuera, el ambiente. El espacio
simplemente es un contenedor para la realización de lo objetivo. Pues bien, siguiendo
2 Decía Marx: “Tal y como los individuos manifiestan su vida así son. Lo que
coincide, por consiguiente, con su producción, tanto con lo que producen como
con el modo cómo producen. Lo que los individuos son depende, por tanto,
de las condiciones materiales de su producción. Esta producción sólo aparece
al multiplicarse la población… La conciencia no puede ser otra cosa que el ser
consciente, y el ser de los hombres es su proceso de vida real” (1970:19-26).

280
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

esta línea que ha cruzado por la idea de ciudad como superficie de contención donde
coexisten por una parte las estructuras materiales en forma de traza, trama, edifica-
ciones, equipamiento y por la otra, personas que ocupan —donde el ocupar significa
simplemente estar— dichas estructuras ya sea por medio de un individualismo ex-
tremo o un comunitarismo centrado en el derecho público, quisiera proponer una
fórmula un tanto desapegada de ambos esquemas de interpretación resonantes en la
modernidad.
Quiero decir que hablar de la ciudad y su arquitectura, es ante todo hablar de una
apropiación de algo abstracto, el fenómeno espacial, lo que en consecuencia vuelve
imposible pensar y experimentar la ciudad en fragmentos separables por medio de la
razón y la técnica. Heidegger posiblemente sea quién mejor se ha expresado al respec-
to en esta cuestión:
“Contruir y pensar, según sus clases respectivas, son indispensables para el habi-
tar. Pero ambos son también insuficientes para el habitar, mientras impulsen lo de
cada uno aisladamente, en lugar de oírse mutuamente” (1997:218).
Hombre y ambiente parecen ser dos palabras que más que nunca requieren una re-
flexión amplia en el urbanismo y la arquitectura, si comenzamos a plantearnos la
emergencia de horizontes distintos al pasado que requieren formas emergentes para
comprender situaciones. Dos de ellas, parecen ser muy importantes en la actuali-
dad: la caída del capitalismo industrial y la conciencia de lo efímero de los recursos
naturales.
La primera, aparece como expresión de una nueva época, el capitalismo de hiper-
consumo, prolongación de una etapa de comercialización moderna que sin embargo
obedece a una lógica cuyos factores de operación son la desinstitucionalización, la
subjetividad y el predomnio emocional (Lipovetsky, 2007:36).
La segunda situación que parece enfatizar la necesidad de preservar los recursos bio-
lógicos y ambientales, viene cargada de acciones y expresiones por parte de gobiernos,
ONG´s, académicos y actores sociales que más que en ninguna época en la historia han
tomado conciencia de la necesidad de proponer un medio ambiente sano, una flora y
fauna equilibradas y sostenidas por medio de políticas adecuadas para regular el con-
sumo de recursos enérgeticos del planeta.
Es curioso notar como ambas formas de expresión, predominantes en esta nueva
época, tienen como punto de convergencia la tecnología y en ambos casos, la expre-
sión de una paradoja, pues por un lado hay un frenesí consumista, cargado de hedonis-
mo, ocio, cambio perpetuo y prolongación de la juventud acompañada de dispositivos
de comunicación en constante progresión y por otro, la necesidad de conservar, de no
trangredir límites biofísicos dejando a la naturaleza intacta y en su sitio. Una paradoja
que ilustra los extremos en que se consume y se conserva dentro de un espacio sumi-
so entre un confuso vaivén de protección y transgresión.

281
Reflexión sobre la Arquitectura

El mito envolvente como constructor de un nuevo espacio ambiental


Como producto de un sistema de referencias perdido, esta paradoja social procedente
del egoísmo y la culpa, no se resuelve ni en la apología regresiva —de un pretendido
orden natural de lo antigüo— ni tampoco en el fervor del hedonismo del hiperconsu-
mo (satisfacción del deseo), ambas soluciones plenas de racionalidad en su sentido
estricto, sino en el encuentro de la mitologización, reunida a través de los eventos que
reconocemos, por una parte, desde el surgimiento del rito y luego bajo la intensidad
del espectáculo, concentración del tiempo en el presente. No en vano, hay un predo-
minio de la imagen en la comunicación virtual en menoscabo de la expresión escritu-
rística . Levi Strauss ha enseñado con acierto en sus lecciones:
“El pensamiento mítico, el pensamiento de los pueblos sin escritura, del presente
y del pasado, tiende a superponer todos los momentos —presente, pasado y futu-
ro— y esto para hacer que la imagen del presente siga estando lo más cerca posi-
ble de la imagen, ilusoria obviamente, que se hace del pasado y que el futuro siga
estando lo más cerca del presente” (1979:12).
Desde esta perspectiva, no restringiendo el funcionamiento del mito solo a las culturas
tribales, sino reconociendo el tribalismo emergente en nuestras sociedades democrá-
ticas, liberales y tecnológicas, resulta más fácil lidiar con la paradoja social, pues más
que demandar la intervención del experto en ubicar, extirpar o analizar, nos encon-
tramos ante el advenimiento de un tiempo sagrado, tiempo de intensidad que apela a
una constante reiteración.
La mercadotecnia, las redes sociales o las religiones alternativas e incluso el fundamen-
talismo (apelando a un misticismo racionalizante) han entendido este comportamien-
to que dimana del mito y lo sagrado mucho mejor que la sociología o la antropología
urbana. ¿Las razones? En la estructura de la emoción humana detonada por el mito,
hay una necesidad de organizar el éxtasis, es decir, la explosión, el abandono de sí, un
desgaste de energía que según sea el interés se convierte en motivación para romper
un esquema o perpetuarse en la alienación.
Como académicos y hombres de ciencia, esta alienación representa un motivo de
lucha. Pero ello, no quiere decir que las formas en que se produce y reproduce no
puedan ser un factor de análisis, cuya importancia vaya más allá de la simple separa-
ción entre lo que es y no es, como ambiciona la lógica formal. Por ello, tiene razón
Moscovici cuando afirma que los grupos sociales llevan a cabo un proceso de habitua-
ción con lo desconocido mediante la reconstrucción significante de ese objeto (2001).
Las imágenes de mundos factuales y pósibles son tan existosas por parte de los medios
de comunicación por que a diferencia de nuestras ciencias formales, son capaces de
explotar sin ningún problema las formas de objetivar y anclar conocimientos disponi-
bles en la cultura con los valores y significados representables. Hasta el momento la
ciencias sociales no han encontrado una forma de competir con éxito en la compren-
282
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

sión de dicha integración. Y esa es probablemente una de las razones por las cuales
el paisaje, despojado de esa expresión mítica, poética y envolvente permanece mudo
ante los estudios urbanos en su faceta objetivante, material y tangible.
El espacio envolvente, será entonces la respuesta a una episteme dualista y objetivis-
ta que ha convertido la praxis urbana en un terreno de análisis, uso y funcionabilidad
pero de nula comprensión en una parte emocional necesitada de deriva, ensoñación y
errabundez. La diferencia entre envolver y contener.

La geografía ambiental como vía analítica para la expresión arquitectóni-


ca: el paisaje
La formación de estructuras geosimbólicas son aspectos poco abordados cuando se
trata de entender el ambiente. Por lo general, muchos de los enfoques tradicionales
tanto en el campo de la geografía como de la ecología ofrecen perspectivas reductibles
al carácter biofísico y por tanto, terminan por reducir al paisaje a un nivel más de agre-
gación biológica en una forma, tanto de análisis de suelo como de escalas en sentido
cuantitativo (Bocco y Urquijo, 2010: 262).
Sin embargo, una nueva postura en torno al concepto de ambiente, para la ciencias,
puede partir del entendimiento de los aspectos biofísicos y fenómenicos que se entre-
cruzan en torno al papel del espacio y el símbolo (Mathewson, 1998). Es decir, el medio,
deja de ser simplemente objeto, cosa, desarticulable, separable en partes o fragmen-
tos para su análisis y se sitúa en la mediación existente entre sociedad y espacios.
En este sentido, los ambientes terrestres revelan ambivalencia y aspectos geo y eco
simbólicos que bien pueden tender un puente entre socialidad y territorialidad. Esta
conexión expresa una estructuración del paisaje entre ecología y urbanismo, como
sostienen con acierto Gómez Alzate & Londoño en su importante contribución al estu-
dio del paisaje en términos de interacción física y cultural:
“La ecología urbana plantea un nuevo orden donde la justicia social, el acceso a
los servicios básicos y la calidad del espacio propicien una nueva relación del ser
humano con su entorno, de respeto pero también de aprendizaje, un entorno esti-
mulante que ofrezca una nueva vitalidad ciudadana que propicie su sostenibilidad
armónica” (2011:17).
Gómez & Londoño, en su texto citado, abordan la interacción entre espacio y ambien-
te partiendo de la relación entre paisaje y vacío urbano, en tanto escala micro, tomado
a este último como oposición al espacio contruído a manera de interfaz envolvente
para el espacio público, uniendo tanto lo visual como espacial (2001:25). En esta línea,
la idea de Geoffrey y Susan Jelicoe propuesta en El paisaje del hombre (2000) es su-
mamente interesante para retomarse, en el sentido de que la morfología del diseño
del paisaje debe facultar la existencia de una distancia media expresiva y cargada de

283
Reflexión sobre la Arquitectura

significado.
A diferencia del enfoque tradicional de producción de lugar como ordenamiento tan-
gible y lógico, conocido bajo la morfología clásica del elemento central aglutinante o
su contraparte, el romanticismo ajardinado de integración conjuntiva, nos dirigimos a
ese instante de interacción espacial defendido con justeza por el geógrafo brasileiro
Milton Santos:
“A materialidadde artificial pode ser datada, exatamente por intermédio das téc-
nicas da producão, do transporte, da comunicação, do dinheiro, do controle, da
política e, também, técnicas da sociabilidade e da subjetividade. As técnicas são
um fenômeno histórico” (Santos, 2006: 57).
Si como plantea Santos, el espacio es un conjunto indisociable de sistemas de objetos
y acciones, es importante entender la relación entre las cosas más los procesos, situa-
ción que nos lleva a plantear el paisaje en esta propuesta como una representación
activa, es decir, dejar de considerar estas representaciones como estructuras más o
menos completas y estáticas que de alguna manera reflejan aquello —externo— que
pretenden o creemos ver representar y en su lugar, apreciamos su esencia como diná-
mica e incompleta a la vez, convirtiendo su existencia en guías para la acción o como
sostienen Ibarra y Zubia basando su percibir en la tríada sentir- pensar- actuar: “Es
decir, utilizamos las representaciones producidas de manera práctica para escrutar
posibles respuestas en el entorno en el que se aplican” (2009:175).
El primer elemento que pretendemos rescatar en esta revisión temática para la pro-
yección arquitectónica es la relación ambiente - paisaje, coordinando su percepción
por medio de una racionalidad transdisciplinaria, recordando que este no es una in-
tervención sino una co-construcción cognitiva arquitectural. Recordemos un poco a
Rapoport:
“Cada lugar tiene su apropiación emocional y preferencial, cada itinerario o ba-
rrera tiene su valencia positiva o negativa. Estas construcciones mentales están
compartidas o no por pequeños y grandes grupos y el comportamiento y la com-
prensión de los indicios depende de ellas más que de las morfologías objetivas. Es
el medio ambiente subjetivo el que afecta el comportamiento” (1978:170).

El cuerpo como mediación arquitectónica entre hombre y ambiente


El cuerpo es el segundo elemento a rescatar en la creación arquitectónica. A diferencia
del entendimiento racionalista de lo córporeo, que submite la espacialidad del sujeto
a una posición estática o pasiva, la lógica del lugar se orienta por la inscripción territo-
rial (Fourquet & Murard, 1978:46). Esta situación por tanto, vuelve a traer a mención
la idea de lugar aristotélico, pero no ese Aristóteles de la modernidad que mencionaba
a inicios de este texto, sumergido en la racionalidad heredada del latinismo, sino aquel

284
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

que hacía la diferencia entre lo continente y lo contenido dando pie a una distinción
como la que señala Félix Duque:
“Habría pues que hablar de lugares culturales y, ab initio, de lugares cultuales.
Lugares cuya frecuentación nos vuelve a conectar con un origen que preside el
propio nacimiento, el inicio de una biografía, sin identificarse con él, al igual que,
en Aristóteles, el lugar era algo más que un mero recipiente…” (2006:99).
La percepción y en nuestro caso de observación, la paisajística del entorno, va más
allá del mero registro de elementos, ya que caminar, hacer sendero ahí es más que
una reacción fisiológica ligada al caminar y mirar, el orden regulado y mecánico del
caminante que mira se convierte en sentido o como ha dicho Merlau Ponty con mucho
acierto: “Mirar un objeto es habitarlo” (1985:74).
Este escenario del paisaje desde lo habitable, pone en suspensión los imaginarios del
ordenamiento ya conocidos sobre la representación de la naturaleza en términos tanto
de realidades presociales, estéticas o incluso ecología de los procesos, que han llevado
a las imágenes clásicas del fenómeno paisajístico como tópico común entre cognición
y figuración, donde la naturaleza se asocia por lo general al bosque, la montaña o bien
con la pintura paisajística que reduce la visión de la naturaleza al ordenamiento cogni-
tivo y normativo de una época determinada (Debarbieux, 2012); y en su lugar se pro-
pone el imaginario paisajístico como un factor de convergencia entre ordenamiento,
territorio y materialidad considerando el cruce entre las convenciones culturales y los
factores psíquicos y cognitivos —córporeos— desde el sentido del lugar.
La convergencia del sentido, como problema, da lugar a un pluralismo coherente que
defiende Gilbert Durand (1971) en tanto que sentidos antagónicos, significantes mate-
riales y temporales, son dinamizados también por medio del símbolo y la conciencia.
Pues como este autor expresa, hay una potencia de figuración en las formas que hace
posible que un mirar sea más que mirada y que la imaginación desempeñe también un
rol biológico por medio del símbolo a través de un dinamismo prospectivo. El cuerpo
es un agente activo de construcción simbólica y geofísica donde la repetición, las sen-
saciones y la imaginación contribuyen a la creación de vivencialidad. Esto se presenta
ante nuestra conciencia como una interacción entre formas, estructuras y emociones.
Así, se justifica la afirmación de Muntañola en la arquitectura como lugar (2001:33) de
que la estructura lógico-espacio-temporal que construye nuestro cuerpo con relación
al lugar, se aplica y amplifica desde la sociofísica como entrecruzamiento de direccio-
nes en virtud de la mediación corporal. Esto hace imposible la reducción de la percep-
ción del ambiente y el paisaje a un sentido totalista como en el organicismo defendido
por téoricos como Christoper Alexander (1966).
Desde una apreciación sociofísica del lugar, obtenemos la relación potencial vincula-
da a la situación de nuestro propio cuerpo respecto a fenómenos espaciales como la
ciudad o la arquitectura. El condicionamiento del modo de experimentar el espacio

285
Reflexión sobre la Arquitectura

desarrollado por la arquitectura y el urbanismo moderno ha sido el predominio de la


visión, en menoscabo de los otros sentidos. Yi Fu Tuan nos describe con maestría el
escenario perceptivo desarrollado por el racionalismo:
“La persona que solamente <ve> es un espectador, un visitante, alguien que no es
parte de la escena. El mundo que se percibe con los ojos es más abstracto que el que
experimentamos a través de los otros sentidos. Los ojos exploran el campo visual
y abstraen de éste ciertos objetos, puntos destacados o perspectivas” (2007:22).

Las conclusiones de Tuan (2007:24) respecto a la vinculación del cuerpo como un


agente de experiencia sensorial simultánea en la percepción son por demás interesan-
tes y dejan lecciones importantes para el desarrollo proyectual de la arquitectura y la
ciudad:
a) Percibir es una actividad, es aprehender el mundo. Los órganos de los sentidos
apenas sí son operativos cuando no los usamos de forma activa.
b) Aunque los seres humanos tienen los mismos órganos sensoriales, el modo en
que usan y desarrollan sus capacidades empieza a divergir a temprana edad. Como
resultado, no sólo las actitudes hacia el ambiente tienden a diferir, sino que también
resulta diferente la capacidad que finalmente alcanzan los sentidos.
El potencial de emocionar es un aspecto que la arquitectura moderna, tal parece que
relega al punto más oscuro de su programa y en ese sentido, deja su desarrollo al mar-
gen de las capacidades creativas impulsadas por el dinamismo sensorial. Mientras que
enriquecer la percepción parece ser una opción razonable en virtud de la creación de
estímulos en diferntes direcciones, los proyectos herederos de lo moderno —en espe-
cial en la Aridoamérica norestense— siguen anclados en la presencia de restricciones
perceptivas para el usuario, ligadas a la fragmentación abusiva del uso de suelo o bien,
la simple presuposición de que al ser humano le basta simplemente con tener espa-
cios de servicios adecuados para vivir.

286
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Conclusión preliminar
El cuerpo une la capacidad de percepción con la lógica del lugar donde se sucede
la estructuración como acontecimiento. El resultado es un objeto de diseño, pero
este objeto establece un habitar prospectivo y emocional, no una mirada indiferente.
Pensar el objeto urbano y arquitectónico implica la sensación de lo visual, táctil, au-
dible, olfativo, degustable en direcciones encontradas hacia un fin intuitivo, capaz de
prospectar. Pero esta prospectiva, más que arqueológica —anclada en el pasado— es
escatológica porque restaura un equilibrio antropológico, basado en la capacidad de
fabular como una tarea positiva, no sólo mítificante sino capaz de encontrar una di-
mensión de apelación y esperanza, pues como ha dicho Durand : “hay sociedades sin
investigadores científicos, sin psicoanalistas, pero no las hay sin poetas, sin artistas, sin
valores” (1971:121).
Aquí puede encontrarse esa apertura a ese sentido último, intuir la creación arquitec-
tónica como juego de estímulos simúltaneos del cuerpo con el ambiente, el paisaje y
la propia proyección de sí mismo hacia el futuro y el pasado, tal y como suelen hacer
en sus derivas y ensoñaciones con las palabras los poetas.

287
Reflexión sobre la Arquitectura

Bibliografía
Alexander, C. (1966). Notas sobre la síntesis de la forma. Buenos Aires: Infinito.
Aristóteles. (1968). Politique. París: Societé d´Édition “Les Belles Lettres”.
Bateson, G. (1999). Una unidad sagrada: pasos ulteriores hacia una ecología de la mente.
Barcelona: Gedisa.
Cerutti, M. (2000). El mito de la omnisciencia y el ojo del observador. En P. Watzlawick, El ojo del
observador. Contribuciones al constructivismo (pág. 261). Barcelona: Gedisa.
Changeux, J.-P. (2005). El hombre de verdad. México: F.C.E.
Debarbieux, B. (2012). Los imaginarios de la naturaleza. En A. &. Lindón, Geografías de lo imagi-
nario (pág. 251). Barcelona, Madrid, México: Anthropos-UAM.
Duque, F. (2006). Esculpir el lugar. En A. O.-O. Lanceros, La interpretación del mundo (pág. 239).
Barcelona: Anthropos-UAM.
Durand, G. (1971). La imaginación simbólica. Buenos Aires: Amorrortu.
Foerster, H. V. (1995). Construyendo una realidad. En P. Watzlawick, La realidad inventada ¿Como
sabemos lo que creemos saber? (pág. 278). Barcelona: Gedisa.
González Ochoa, C. (2004). La polis: ensayo sobre el concepto de ciudad en la Grecia antigua.
México: IIFL/UNAM.
Guattari, F. (1996). Las tres ecologías. Valencia: Pretextos.
Heidegger, M. (1997). Filosofía, ciencia y técnica. Santiago de Chile: Edictorial Universitaria .
Jellicoe, G. y. (2000). El paisaje del hombre. La conformación del entorno desde la prehistoria
hasta nuestros días. Barcelona: Gustavo Gili.
Levi Strauss, C. (24 de febrero de 1979). El mito y el cuento. Unomásuno, pág. 23.
Lion, F. F. (1978). Los equipamientos del poder. Ciudades, territorios y equipamientos colectivos.
Barcelona: Gustavo Gili.
Lipovetsky, G. (2007). La felicidad paradójica. Ensayo sobre la sociedad de hiperconsumo.
Barcelona: Anagrama.
Londoño, G. A. (2011). Paisajes y nuevos territorios (En red) Cartografías e interacciones en en-
tornos visuales y virtuales. Barcelona: Anthropos -ICSH-Universidad de Caldas.
Marx, K. &. (1970). La ideología alemana. México: Grijalbo.
Mathewson, K. (1998). Cultural Landscapes and Ecology, 1995-1996: of Oecumenics and
Nature(s). Progress in Human Geography#22, 115-128.
Medina, M. (2003). La cultura de la tecnociencia. En C. &. Bueno, Nuevas tecnologías y cultura
(pág. 284). Barcelona - México, D.F.: Anthropos - UIA.
Merleau Ponty, M. (1985). Fenomenología de la percepción. Barcelona: Planeta.
Morín, E. (2003). El método II. La vida de la vida. MAdriud: Cátedra.
Moscovici, S. (2001). Social Representations. Explorations in Social Psychology. New York:
University Press.
Muntañola Thornberg, J. (2001). La arquitectura como lugar. Bogotá: Alfaomega / Ediciones
UPC.

288
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Pedro, B. G. (2010). La geografía ambiental como ciencia social. En A. L. Hiernaux, Los giros de
la geografía humana. Desafíos y horizontes (pág. 303). México - Barcelona: Anthropos - UAM
Iztapalapa.
Rapoport, A. (1978). Aspectos humanos de la forma urbana. Hacia una confrontación de las
Ciencias Sociales con el diseño de la forma urbana. Barcelona: Gustavo Gili.
Rorty, R. (2009). La filosofía y el espejo de la naturaleza. Madrid: Cátedra.
Santos, M. (2006). A Natureza do Espaco. Técnica e Tempo. Razao e Emocao. Sao Paulo: EDUSP.
Tuan, Y.-F. (2007). Topofilia: un estudio delas percepciones, actitudes y valores sobre el entorno.
España: Melusina.
Zubia, I. A. (2009). Las imágenes digitales en astrofísica: mediadores numéricos entre obser-
vación y teoría. En M. Casanueva, El giro pictórico. Epistemología de la imagen (pág. 255).
Barcelona: Anthropos-UAM.

289
Reflexión sobre la Arquitectura

Minerva Aguirre Tapia1


Martha Elisa Curiel Díaz Ordaz2

ARQUITECTURA SOCIAL: UTOPIA Y REALIDAD


FORMACIÓN DE PROFESIONALES
Síntesis: Esta ponencia nace al inquirir sobre el término Arquitectura Social; Desde la experien-
cia de vivir en fraccionamientos de Interés Social y dado la continuidad de siniestro que ocurren
en esas zonas, cuestionarse sobre la responsabilidad de los involucrados en su desarrollo. Desde
la visita de los grandes conjuntos habitacionales construidos para pasar la noche o mientras se
tiene un cierto empleo. Así las características de esta ponencia se fundamentan en: investiga-
ción documental, investigación de campo, y vivencias. Los resultados obtenidos indican un cam-
bio en el manejo de conceptos a partir de la reflexión de hechos sociales debidos al crecimiento
desmedido de las Metrópolis, y la necesidad de que el estudiante de arquitectura y los arquitec-
tos se involucren al vivir los espacios de vivienda social que ellos diseñan. Se pide dialogar sobre
los usuarios de la arquitectura denominados Habitadores y conseguir una formación mas ligada
al conocimiento de historias y teorías sociales.
Palabras Clave: Arquitectura, hábitat, forma, humano, construcción.

Introducción: El hombre en su búsqueda de lo humano, de su razón de ser, de existir, ha


tenido un desarrollo histórico en la captación de su medio ambiente y la construcción de
su hábitat, al mismo tiempo que ha sufrido cambios en su forma de socializar. El lenguaje
ha ido modificando su significado y en momentos clave se ha hecho presente la necesidad
de recapitular para lograr una mejor comunicación.
Hoy la coyuntura se presenta para aclarar, ¿que es arquitectura social? ¿que implica este
concepto que para algunos podría significar un pleonasmo? Y al mismo tiempo recordar
el lenguaje común, que puede acercarnos al conocimiento de lo humano, y a construir su
hábitat. Cuando luchamos por el medio ambiente, el primer elemento del medio ambiente
se llama la felicidad humana.(Mujica,2012:2) Y en esto recapitular ¿qué es arquitectura?
¿quiénes son los responsables de la arquitectura, de la arquitectura social? ¿cómo partici-
par en la formación de profesionales?
Los elementos mas cercanos entre lenguaje común, arquitectura, medio ambiente, apa-
recen en la época de los setenta. Que aclara el lenguaje ligado a la percepción humana

1 Arquitecta, Maestra de arquitectura, UANL, minervaat@yahoo.com, 83273923


2 Arquitecta, Maestra en Educación Superior, emecuriel@yahoo.com.mx, 8183
460274

290
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

del espacio y su trasformación. Desde la forma de obser-


var un objeto, hasta la justificación del desarrollo urbano.
(Norberg-Schultz,1975:7). Autores que buscan lo esencial
del ser humano, lo ubican integrado en las dimensiones
de: Cuerpo, Psiquismo, Espíritu, concluyendo que el deseo
esencial que une a todo ser humano, en tiempo, espacio, es
su búsqueda mística. Y uno de sus caminos es la búsqueda
de belleza, que seduce en la atracción que ciertas formas
Fuente: Autor
ejercen sobre nosotros… (Melloni Ribas, 2009:107). Desde
la práctica ancestral de buscar defenderse del medio am-
biente como sociedad, al imitar la naturaleza, nace la construcción de diferente tipo de edi-
ficaciones que en pueblos y culturas se identifican con el termino de arquitectura (Hawkes,
1982:9) (Sánchez Corral, 2012:294-305).
En una realidad tan compleja como en la que estamos viviendo, con déficit de habita-
ción debida a la pobreza, que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social del
Gobierno Mexicano ubica en un 45.4% durante el 2012.3 Es urgente comunicar la visión
sobre el término Arquitectura Social. El tema inquiere, hay futuro en la profesión de arqui-
tecto para continuar creando espacios que acrecienten esa especial comunicación huma-
na que inicia con la cercanía entre las personas. La respuesta es si, en conciencia de que
el déficit de habitación existe y el comercio solo incluye 19.7% de la población -no pobre y
no vulnerable- que supone con poder adquisitivo, sin indicar nivel de ingreso. ( Gráfica 1.
Pobreza Nacional).
Sólo la Comunicación Humana, de bienes y servicios, que asegure la convivencia en el gran-
de o pequeño planeta azul, más un cambio profundo del enfoque profesional -en nuestro
caso del arquitecto- y de todos los responsables e involucrados en la construcción del há-
bitat, podrá disminuir la pobreza habitacional.
Hay un conocimiento previo
de la diversidad de enfoques
que actualmente se puede dar
y significar en un objeto –ar-
quitectura-. La mayoría de las
personas que deciden estudiar
esta disciplina, tienen el deseo
Fuente: Autor
de distinguirse, de triunfar
como individuos, creando belleza en su hacer, en su obras. El sentido común indica que la
honradez en la actividad profesional puede lograr la distinción y el triunfo en su hacer. Y se
confirma ésta vocación humana, que va mas allá del auto elogio, en algunos de los galar-
donados con el Premio Pritzker. (Grafica No. 2). 4
3 Fuente estimaciones del CONEVAL con base en el MCS-ENIGH 2010 y 2012
4 W es.wikipedia.org/wiki/Premio-Pritzker 5/Junio/ 2014

291
Reflexión sobre la Arquitectura

Desarrollo.- La investigación Documental nos habla sobre Arquitectura como:


1. Tendencias.- Las circunstancias actuales integran el concepto de Arquitectura como
todo aquello que nos rodea, conectado con los significados más inmediatos y coti-
dianos que afectan los patrones de nuestras vidas tanto en profundidad como super-
ficialmente.. al estar en ella evocamos el poder en la memoria, los sentimientos, las
ideas y asociaciones.. la arquitectura varía enormemente de acuerdo al tiempo, lugar
y contexto social, variaciones que ayudan para ubicar el tipo de arquitectura…(Melvin,
2005, 5). Desde su origen de necesidad y conforme los medios de producción fueron
cambiando, la arquitectura se presenta como objeto de negociación. Una forma de
bienes y elementos naturales que se pueden controlar –estamos hablando desde el
fundamento patrimonial en donde todo puede ser comprado y adquirido - y en esto
la arquitectura nos ayuda a relacionarnos con nuestros amigos, vecinos y visitantes,
indicando la zona postal a la que pertenecemos. Lugar en nuestro circulo social. Desde
éste enfoque social las tendencias para la construcción en la historia de la arquitec-
tura se pueden clasificar en cinco; Amplia tendencia Cultural, Movimiento definido
por un artista, Nivel que se aplica en retrospectiva, Representación de una ideología,
Tendencias Nacionales o Regionales (Melvin, 2005, 6).
2. Componentes.- Otro lenguaje utilizado para comunicar la arquitectura, parte de
analizar los componentes que la integran: Historia, principios estructurales, materiales
usados, tecnologías, diseño, aspectos profesionales, planeación urbana, paisaje e in-
teriores, y así se define como: Arquitectura es un arte del tiempo y del espacio que ne-
cesita de la experiencia personal para revelar su significado y riqueza. Es una disciplina
que exige la práctica cotidiana a fin de entender la complejidad del proceso de crea-
ción, así como la interconexión de las partes con el todo (Keane, 1988:2). Experiencia
que desde la antigüedad indica Vitrubio “El arquitecto debe tener un baraje de cono-
cimientos y saberes de muchas disciplinas, porque con su criterio pone a prueba todos
los trabajos hechos por las otras artes. Este conocimiento es hijo de la teoría y de la
practica.” (Keane, 1988:62).
3. Experiencias de viajes.- Desde la experiencia de vivir la arquitectura viajando para
conocerla, Bardi señala: Del mismo modo que el lenguaje es un sistema de signos con-
vencionales y combinados para significar y comunicar, la arquitectura es un sistema de
formas para vivir, un mecanismo práctico, un juego que, como el habla y la escritura,
se desarrolla con perpetua movilidad en variantes inaferrables que estructuran sólida-
mente los multiformes pensamientos ciertos e inciertos. La comunicación es conoci-
miento, calculo, razón y poesía; la forma es razón, sustancia y función. Las variantes de
la arquitectura constituyen el problema de las particularidades propias de los diversos
modos de pensar en el tiempo y en los diversos territorios, con las mismas leyes del
lenguaje que cambian, se entrecruzan, se rozan, determinando aquello que podemos
denominar precisamente el lenguaje de la arquitectura. (Bardi, 1971:11)
4. Desde los arquitectos galardonados con el premio Pritzker:
292
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Peter Zumthor cita: Creo que actualmente la arquitectura tiene que reflexionar sobre
sus tareas y posibilidades originarias. La arquitectura no es un vehículo o símbolo de
cosas que no pertenecen a su esencia. En una sociedad que celebra lo inesencial, la
arquitectura puede, desde su ámbito, oponer resistencia, oponerse al desgaste de for-
mas y significados y hablar su propio lenguaje… El lenguaje de la arquitectura no es, en
mi opinión, ninguna cuestión sobre un determinado estilo constructivo. Cada casa se
construye para un fin determinado, en un lugar determinado y para una sociedad de-
terminada. Con mis edificios intento responder, del modo más exacto y crítico posible,
a las preguntas derivadas de estos hechos sencillos.(Zumthor, 2014:25-27)
Toyo Ito arquitecto Japonés al recibir su premio, después de haber presenciado los
resultados del terremoto del tsunami que afecto a su país, dijo. Cuando vuelvo a ver
los resultados, recuerdo que por mas poder que despliegue la tecnología con que se
cuenta, la furia de la naturaleza continua dictando las normas. Es una catástrofe que
destruyo el orgullo humano de creer que puede estar a la par con la naturaleza. Creo
que ha llegado el tiempo de echar abajo nuestra cerrazón hacia la naturaleza, para
abrir la monótona retícula del diseño de nuestras ciudades, a la abundancia de diseñar
sobre la naturaleza y así reconstruir un entorno mas vibrante y humano. Urge a todos
los arquitectos trabajar en conjunto para llevar un nuevo mensaje.. Para lograrlo noso-
tros los arquitectos debemos transformarnos –convertirnos- Dejar de fijarnos por las
pequeñas diferencias y trabajar en conjunto para encontrar el mensaje idóneo para la
continuidad de las próximas generaciones. (Pritzker, 2013:1)5
Shigeru Ban galardonado en este año 2014 de quien se dice que su arquitectura a me-
nudo la han llamado sustentable y adecuada al entorno; él aclara; Cuando empecé a
trabajar de esta manera, hace casi treinta años, nadie hablaba del entorno. Pero esta
forma de trabajo era natural para mí. Siempre estuve interesado en bajo costo, mate-
riales locales y reutilizables. (Pritzker, 2014:3)6
Sintetizando, la arquitectura es todo aquello que nos rodea y que afecta los patrones
de nuestra vida. Se ha construido en el tiempo y en el espacio, de acuerdo a ciertas
tendencias culturales, artísticas, retro-históricas, ideológicas, y del lugar. Es una disci-
plina que puede analizarse por sus componentes y exige conocimientos, saberes de
muchas disciplinas y práctica cotidiana. Se comunica en un lenguaje que implica nece-
sariamente vivir los espacios. Desde el Premio Pritzker. La arquitectura es una reflexión
sobre las tareas y posibilidades originarias de acuerdo a su fin, lugar y sociedad donde
se realiza. Hay un fuerte llamado de atención, hacia el respeto a las leyes de la natura-
leza y a integrarse para reconstruir el entorno ya habitado. Solicitando a los arquitec-
tos una trasformación y para la construcción bajar los costos, utilizar materiales locales
y reutilizables. Es decir: Arquitectura Sustentable.

5 Traducción libre de la nota indicada.


6 Ibídem

293
Reflexión sobre la Arquitectura

Arquitectura Social.- Al hablar de ella en nuestro país, entran en juego las relaciones
sociales, conocimientos, lugar de residencia y edad para identificarla con: vivienda
para los trabajadores, vivienda social, vecindad, vivienda de interés social, conjuntos
habitacionales, vivienda popular, autoconstrucción, autoproducción. Que se engloban
con los servicios para crear conjuntos residenciales, edificios de departamentos, edi-
ficios para vacacionistas, edificios culturales, centros comerciales, centros recreativos,
etc. Pero “social” es toda la arquitectura y no debería haberse vuelto un calificativo. A
veces se teoriza demasiado.(Sánchez Corral,2012:294)
De la historia conocemos que fue en el siglo XIX en Europa, que la Revolución Industrial
provocó las grandes migraciones del campo a la ciudad en busca de trabajo y alimen-
tación. Y estas no estaban equipadas. Fueron varios los arquitectos que dedicaron
parte de su obra al estudio y búsqueda de soluciones para una vivienda enfocada a la
clase social más baja, cuyos requerimientos eran limitados. Así nacieron proyectos de
unidades habitacionales en los que se experimentaron los conceptos de esta nueva ar-
quitectura dirigida a un cliente con características diferentes. La vivienda social estaba
destinada a satisfacer las necesidades básicas de habitabilidad de las clases sociales
con menos recursos. El pensamiento funcionalista llegó a reducir el concepto de “vi-
vienda social” a “vivienda mínima”, y por lo tanto, a “vivienda barata”, lo cual implicó
una reducción de la calidad del espacio y los materiales, bajando la calidad de las con-
diciones de habitabilidad. (Sánchez Corral, 2012:8-9)
Las comunicaciones de esa época, las formas de producción, la distribución y densidad
poblacional, la geografía, retrasaron la llegada de la industrialización hacia América
Latina. Y la industrialización se produjo en los años 30; durante la década siguiente
las principales ciudades del país sufrieron consecuencias parecidas a las del resto de
Latinoamérica. El objetivo de la arquitectura se traslado de satisfacer al usuario de la
vivienda en un entorno social de desarrollo, a solucionar el objeto vivienda “maquina
para vivir” integrado en la ciudad “espacio de producción” de actividades.
El Arq. Toño Gallardo indica Yo estoy convencido de que los habitantes de las ciudades
son quienes hacen las casas. Se convierten en vivienda cuando se integran a la ciudad,
con el espacio público, con los servicios, con el equipamiento, con los usos mixtos. Por
eso muchos grandes conjuntos habitacionales quedan limitados, porque no hay nada
adentro y tampoco hay nada afuera.. Tienen que participar todos los actores y los ar-
quitectos no son los actores más importantes. Los actores más importantes son ..los
“habitadores”. Ellos son los destinatarios de la arquitectura, pero tienen que partici-
par. Hay que desacralizar la arquitectura. Cuando se la considera solamente como una
de las Bellas Artes, uno comienza a alejarse de ella. (Sánchez Corral, 2012:296)
Más reciente, necesidades surgidas de la creciente pobreza, de desastres natura-
les y sociales, han propiciado la investigación, mantenimiento y construcción de vi-
vienda familiar en una forma más sustentable (Código, 04/08/2012), con elementos
prefabricados,(Código, 21/08/2014). En ciudades donde las actividades originales de
294
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

habitación se han desplazado dejando espacios urbanos subutilizados, se han realiza-


do estudios de regeneración de sitios urbanos anómalos. (Montiel, Arquine 66, 2013)
renovando estudios de lo construido como fraccionamientos integrales (Sánchez
Corral, 2013, 50). Hay lugares donde vive la gente sin recursos, donde van a parar los
deshechos de las grandes ciudades, ahí se habita en lo que se denomina, arquitectura
sin arquitectura (#Bordos100, 2013, 21_).
En concreto la investigación documental nos dice que el término apareció en el siglo
XIX nacido de la Revolución Industrial, como vivienda social, abraza el pensamiento
funcionalista y reduce el concepto a vivienda mínima, equiparable a vivienda barata.
En México en los años 30 las migraciones campo ciudad aumentan y las ciudades no
cubren las necesidades de empleo ni de habitación. Se forman ciudades satélites y las
ciudades cercanas se conforman en Metrópolis algunos lugares configurados por los
servicios municipales y otras nacidas orgánicamente. Aumentan los espacios subutili-
zados y ante la violencia que esto produce, algunos habitantes se organizan para lograr,
la habitabilidad de espacios, que incluyen áreas publicas, servicios, equipamientos,
usos mixtos. Se denomina “habitadores” a estos destinatarios de la arquitectura que
participan para modificarla continuamente.
Investigación de Campo.-
La arquitectura social de
acuerdo al cuestiona-
miento de la investigación
de campo, se realizó un le-
vantamiento de Encuestas
aleatoriamente distri-
Fuente: Autor buidas, para determinar
el contenido del lenguaje,
en preguntas abiertas sobre los términos; Arquitectura (¿Qué evoca?), Arquitectura
Social (vivencia significativa), Arquitectura Social (quién es responsable). El anteceden-
te a estas preguntas de la población encuestada son: Rangos de edad, género, ocupa-
ción (estudia ó trabaja) y uso del tiempo libre. Utilizamos las preguntas abiertas para
analizar desde el lenguaje
coloquial las palabras y se
cuantificaron los términos
semejantes.
Los encuestados fueron
98, se levantaron un 54%
en la Universidad y un 46%
en ciudades. Los resulta-
dos de las preguntas pun-
Fuente: Autor tuales fueron: Las edades

295
Reflexión sobre la Arquitectura

mostraron un 57 % menores de 25 años, un 12 % entre 26 a 39 años, y un 31% mayores


de 40 años. En la pregunta sobre género, un 10 % no dio datos, un 49% indico femeni-
no y un 41% masculino. Las preguntas sobre actividad y tiempo libre, las respuestas se
muestran en la Gráfica No.37
Las respuestas relacionadas con qué evoca la palabra Arquitectura (Gráfica No. 4)8
remiten a edificación, diseño y arte. En una relación empírica a estas respuestas para
convertirlas en elementos que integran el ser humano, dirigidos a satisfacer necesi-
dades del cuerpo, psique, y espíritu (Gráfica No. 4) Se esperaba un porcentaje mayor
para la parte espiritual, dado que esta une y trasciende la actividad humana.
Las respuestas relacionadas con Arquitectura Social (¿Cuál sería la mejor vivencia de
Arquitectura Social que ha tenido?) amplio la gama de edificaciones consideradas así,
y englobamos actividades relacionadas con la arquitectura cuando se diseña con un
19% en “realizar una actividad”. Para un 5% de los encuestados participar en la cons-
trucción representó su vivencia más significativa. El concepto HABITADORES reunió
las vivencias que involucran relaciones con otros en cualquier actividad relacionada
con la arquitectura – no necesariamente con toma de decisiones-. Los elementos de
vivencias espaciales especificas fueron un 51%, hubo un 6% de respuestas de los que
no han tenido esas vivencias. (Gráfica No. 5)9

Fuente: Autor

7 Fuente: Encuesta levantada en Septiembre 2014 MAT y MECDO


8 Ibídem
9 Fuente: Encuesta levantada en Septiembre 2014 MAT y MECDO

296
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

La síntesis de la Investigación de Campo se observa que las palabras utilizadas para


evocar arquitectura (Gráfica No.4) aun cuando no confluyen lo suficiente como para
realizar una definición, ninguna está fuera de la definición documental lograda. Llama
la atención cuando se trasportan a la grafica de “elementos de integración humana”,
que hacen poca referencia al Espíritu definido éste, como aquello que une y trasciende
la actividad humana. Ejemplo: Creatividad. En relación a la vivencia de la Arquitectura
Social (Gráfica No. 5) se observa que sólo un 19% de los encuestados se ubica como
HABITADOR Esto es; responsable de vivir en un espacio que puede modificar en
comunidad.
Formación Profesional.- A partir de la globalización, cada vez mas se llama a trabajar
en equipos, a unir fuerzas mediante grupos, que fácilmente sean considerados para
tener voz y voto en asuntos de decisión. La formación del arquitecto se ha adecuado a
los países en donde se originan. Así en USA donde se tiende hacia la especialización de
actividades y de funciones, al arquitecto se le capacita para desarrollar al mínimo deta-
lle, los diseños espaciales, ya sea; interiores, exteriores, paisajistas, urbanos, regiona-
les. Para cualquier tipo de instalación, estructura, etc. Requiere del otro especialista.
En México en general al arquitecto se le capacita para diseño y construcción y después
vienen las especialidades. Lo cual responde a la economía del país, entre otras cosas,
en relación a los salarios que los habitantes podemos pagar. En caso de querer trabajar
internacionalmente, cada país a través de sus Colegios y Sociedades de Arquitectos,
definen la capacitación que requieren de profesionales Extranjeros, que son avalados
por los gobiernos.
Resumiendo para que los arquitectos mexicanos sean competitivos en México y con esto
en el mundo entero, se requiere en primera instancia convertirse en un HABITADOR,
para lograrlo hay que aprender la actividad del “conócete a ti mismo” que siempre se
realiza con el otro, con lo otro, con uno mismo, que inicia, en la percepción sensorial,
que produce una emoción, que crea un sentimiento para elaborar el pensamiento; las
ideas. Promover lo humano de su esencia para interpretar las necesidades del otro, de
lo otro y modificar el medio ambiente a favor de la felicidad humana (Mujica,2012:2).
Además de los conocimientos ya indicados, se requiere: Manejo de la comunicación
en medios digitales y en lenguas extranjeras, manejo de las técnicas y materiales cons-
tructivos, conocimiento del comportamiento de las instalaciones, Y muy importante
conocimiento de historia y cultura profundo, de su lugar de origen y del lugar al que
se pretende ir. Conocimiento básico de economía y mercadotecnia. Confianza en las
relaciones humanas.
La historia de la arquitectura inicia, para la supervivencia humana y esto refiere grupos
sociales. En la medida que la conciencia de pertenencia a un grupo social va abrién-
dose hacia otros grupos sociales, sin perder coherencia con los valores originales, la
persona se trasforma en lo que se denomina ciudadano del mundo, cuidando de él, de

297
Reflexión sobre la Arquitectura

los otros y de su en torno la tierra; Toma lugar y aparece esa afinidad ciudadana que,
homologa el canto Los Otros Somos Nosotros (Tozzi, 1991:1).

Conclusiones:

Este trabajo se ha elaborado llevando la investigación de ideas al resumen de las dife-


rentes aportaciones conceptuales y de campo, ya presentadas. Los cambios más signi-
ficativos descubiertos son: a) La consideración de que arquitectura es todo lo que nos
rodea, puede suponerse que esta idea nace de la globalización o de la simplificación
cultural del idioma ingles. b) Que el actor principal, en el cambio espacial de su entor-
no, es el que se denomina HABITADOR y el arquitecto debe coadyuvar para su cabal
formación e integración.
Iniciando su trasformación como arquitecto en el entorno que habita. c) Que su res-
ponsabilidad social y profesional incluye un compromiso ejemplar hacia sus conciuda-
danos en el cuidado de la tierra.
Finalmente toda arquitectura, construcción humana del espacio, debe ser consensua-
da con los directa o indirectamente afectados, personas responsables del entorno.
Hallan ó no adquirido el grado de HABITADOR.

Referencias Bibliográficas:
Arquine No. 66, Invierno 2013, México. Notas de Autor: ESPACIO COMÚN CONVERSACIÓN CON
MICHELLE GRATACÓS-ARILL. 14_.
Ibídem. Notas de Autor: #BORDOS100 21_.
Ibídem. Dossier: Montiel, Rozana, MULTIPLICI(U)DAD: DE LA CIUDAD A LA MÁQUINA.
Bardi, P.M.,1971, VIAJE A TRAVES DE LA ARQUITECTURA, 1971, Barcelona, Editorial Noguer, S.A.
Código No. 82, 2014, México, Especial de Arquitectura, NUEVOS RETOS DE LA ARQUITECTURA
SOCIAL,2014 www.revistacodigo.com/codigo-82-especial-arquitectura/
Ibídem. DE LA TRADICCION A LA TECNOLOGIA DIGITAL. 5 PROYECTOS DE AUTOCONSTRUCCION.
21/Agosto/2014
Ibídem. 10 PROYECTOS DE ARQUITECTURA SOCIAL EN MÉXICO. 6/Agosto/2014
Ibídem. PERFIL: ANNA HERINGER. LA SUSTENTABILIDAD ES BELLEZA. 4/agosto/2014
Hyatt Foundation, The, 2014, PRITZKER PRIZE, www.pritzkerprize.com / Acceptance Speech
2013, / Laureate media Kit PDF, 2014
Keane, Mark & Linda, 2000, ARQUITECTURA INTERACTIVA, 1998, México, McGraw-Hill/
Interamericana Editores, S. A. de C.V.
Melvin, Jeremy, 2005, …ISMS UNDERSTANDING ARCHITECTURAL STYLES, 2005, New York,

298
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Universe Publishing.
Montaner, Josep María, 2008, SISTEMAS ARQUITECTONICOS CONTEMPORANEOS, 2008,
Barcelona, Editorial Gustavo Gili, SL
Mujica, José, 2012 CONFERENCIA PRESENTADA EN LA CUMBRE RIO + 20, 2012 Presidencia de la
Republica de Uruguay, PDF
Norberg-Shulz, Christian, 1975, EXISTENCIA, ESPACIO Y ARQUITECTURA, 1975, Barcelona,
Editorial Blume.
Tozzi, Umberto,1991, GLI ALTRI SIAMO NOI,1991,CGD SpA A time Warner Company
Sánchez Corral, Javier, 2011-2012, LA VIVIENDA “SOCIAL” EN MÉXICO. PASADO-PRESENTE-
FUTURO?, 2011 – 2012, México, J S a
Zumthor, Peter, 2014 PENSAR LA ARQUITECTURA, 2014, Barcelona, Editorial Gustavo Gili.

299
Reflexión sobre la Arquitectura

SERGIO OCTAVIO ALCORTA ESTRADA1

ESPACIO CULTURAL Y ANIMO LUDICO


INTRODUCCION
El objetivo de la investigación es lograr que los arquitectos transformemos los espacios
públicos en algo más que simples espacios para recreación familiar, con esto se pretende
lograr un cambio positivo en cada usuario, como promoviendo los espacios de lectura en
áreas verdes adaptadas para su correcto uso, a la vez concientizar a los estudiantes de ar-
quitectura sobre nuestros proyectos en cuanto al contexto actual y futuro dentro del área
metropolitana del estado de Nuevo León.
El estudio está centrado en el análisis de la percepción de la ciudadanía con respecto a los
espacios públicos que actualmente podemos encontrar en esta sociedad tan deteriorada
en la cual no se tiene ningún tipo de apoyo al ámbito lúdico y muy poco a lo cultural.
Con el estudio se pretende demostrar que incrementar estos espacios culturales y a la
vez lúdicos para la atracción del público, se ha vuelto una necesidad en la cual se debería
prestar importante atención para que a la par se logre una sociedad más culta e informa-
da y que todo esto se pueda obtener a través de actividades o simplemente de espacios
cuyo análisis del sitio para su correcta respuesta a los usuarios quienes hacen uso de cada
espacio.
Tal como afirma Krauel en su libro Espacios urbanos innovación y diseño ‘’toda intervención
pública nace de la necesidad de ofrecer respuestas y soluciones a problemas y demandas
concretos, respuestas y soluciones que se integraran en un entorno que, la mayoría de las
veces, está definido de antemano y que plante limitaciones de varios tipos.’’ (Krauel, 200:7)

DESARROLLO
¿Qué es espacio lúdico?
Espacio lúdico es aquel lugar donde el juego y el aprendizaje son una constante, y la com-
prensión y la contención tienen un rol fundamental. Un ámbito diferente donde los pro-
tagonistas son los niños y sus padres. Características para disponer del espacio de juego:
• Seguridad física: permite que el niño juegue sin la necesidad de que haya un adulto
supervisándole

1 AUTOR SERGIO OCTAVIO ALCORTA ESTRADA


CHEKO.ALKORTA@HOTMAIL.COM 83323054
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEON

300
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

• Seguridad psíquica: posibilita una ambiente acogedor, distendido y favorable para el


juego del niño. Se trata de lograr un espacio lúdico acogedor.
• Espacio sin barreras ni obstáculos materiales, hay que facilitar el acceso al espacio lúdico.
La idea de esta investigación es dar a conocer la necesidad existente de estos espacios
dispuestos para aprender jugando y a su vez promover espacios que se predispongan para
facilitar el acceso a las diversas formas de cultura. Dentro de la investigación se encontró
que tenemos muy pocos espacios con estas características y a su vez muy pocos espacios
para la lectura y expresión cultural ¿y por qué no promoverlos?. En Nuevo León tenemos
muy buenos exponentes de estos espacios pero no muchos son accesibles para todo el pú-
blico por características demográficas o económicas y monetarias, en este caso podríamos
aprovechar las distintas plazas principales de nuestro estado para promover este tipo de
actividades dentro de la población nuevoleonense y así actuar a su vez como reflector y
ser una atracción para el resto del país. Dentro de los antecedentes culturales de nuestro
estado podemos encontrar algunos como espacio de niños Conarte, Kidzania, fuera de
nuestro estado podemos encontrar grandes parques como el Millenium park localizado
en chicago Illinois, en el cual se puede aprender acerca del respeto entre personas de di-
ferentes razas para con el paso del tiempo se revierta la segregación y el racismo, con la
misma intención podremos promover las actividades con todo tipo de personas y así con el
paso del tiempo combatir la falta de cultura. Algunos autores se refieren a ‘’la lúdica como
experiencia cultural es una actitud, una predisposición del ser frente a la cotidianidad, es
una forma de estar en la vida, de relacionarse con ella, en ‘’espacios’’ y ‘’ambientes’’ en los
que se produce interacción, entretenimiento, disfrute, goce y felicidad, acompañados de la
distensión que producen actividades simbólicas e imaginarias como el juego, la chanza, el
sentido del humor, la escritura, el arte, el descanso, la estética, el baile, el amor, el afecto,
las ensoñaciones, la palabrería, e inclusive todos aquellos actos cotidianos como ‘’mirar
vitrinas’’, ‘’pararse en las esquinas’’, sentarse en una banca’’ son también lúdicos’’(Jiménez
2005:133).

Resultados de investigación
▼▼1 . Resultados de encuestas sobre materiales de lectura.

Fuente: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2006, encuesta nacional
de lectura, México, D.F. Conaculta.

301
Reflexión sobre la Arquitectura

▼▼2 . Resultados de encuestas sobre las horas de lecturas.

Fuente: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2006, encuesta nacional
de lectura, México/D.F. , Conaculta.

▼▼3 . Resultados de encuestas sobre que lugares fuera de casa se lee

Fuente: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2006, encuesta nacional
de lectura, México/D.F. , Conaculta.

302
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

Entre distintos materiales de lectura, 56.4% de los entrevistados señaló leer libros,
42.0% periódicos, 39.9% revistas y 12.2% historietas.
Por nivel socioeconómico se encontró que los niveles de lectura de libros son menores
entre la población de estratos socioeconómicos bajo (48.9%) y medio bajo (57.1%), en
tanto que el nivel más alto de la lectura se da entre la población de nivel socioeconó-
mico medio (79.2) y desciende ligeramente para la población de niveles socioeconó-
micos medio alto y alto (75.9). Por ciudad se encontró que los porcentajes más altos de
▼▼4 . Resultados sobre encuestas de que actividades se realizan en tiempo
libremateriales de lectura.

Fuente: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2006, encuesta nacional
de lectura, México, D.F. Conaculta.

la lectura los registra la zona metropolitana de la ciudad de México con 74.9%, seguida
de Guadalajara con 56.4% y Monterrey con tan sólo 50.1%.
Por nivel socioeconómico se encontró que la proporción de quienes respondieron que
no leen ninguna hora a la semana es mayor para el nivel socioeconómico muy bajo y

303
Reflexión sobre la Arquitectura

decrece conforme este aumenta. Por su parte, el porcentaje de quienes declaran leer
seis horas o más es mayor para los niveles socioeconómicos medio alto y alto y decre-
ce conforme el novel socioeconómico es más bajo. Por ciudad se encontró que la zona
metropolitana de la ciudad de México y Guadalajara tienen el promedio más alto (con
4.6 y 4.3, respectivamente), en tanto que Monterrey, es llamativo el resultado, tiene
2.4, cifra inferior al promedio nacional.
De quienes declaran leer fuera de casa, sobresalen los lugares relacionados con las
actividades escolares (47.1 en la escuela y 33.3% en la biblioteca), una tercera parte
(32.0%) refiere su sitio de trabajo, mientras que una cuarta parte lee en los periodos
de espera cuando realiza trámites o va al doctor y 21.4% lo hace en parques o plazas.
El primer lugar entre las respuestas acerca del uso del tiempo libre lo ocupo ver te-
levisión, con una proporción de cuatro de cada 10 entrevistadas (41.1%), seguido de
descansar (29.2%), reunirse con amigos y familiares (21.7%), escuchar música (20.6%),
practicar algún deporte (15.7%) e ir al cine (13.1%).
’Quizas sean las plazas el mas emblemático de los espacios públicos. Diversos mo-
tivos, intervienen en su definición: vacio entre espacios construidos, punto de or-
denación alrededor del cual se desarrolla una porción del tejido urbano, balón de
oxigeno en la masa edificada, lugar de encuentro y relación, espacio para el ocio
etc. Sin olvidar el valor simbolico de muchas plazas.’’ (broto, 200:9)

CONCLUSION
Por último podemos sintetizar que el poco tiempo y lugares que tenemos para realizar
actividades las cuales se puedan desarrollar para aprender nos hacen mucha falta y que en
cuanto sepamos aprovechar estos espacios como plazas o aéreas verdes podremos tener
un mejor futuro y todo esto se logra desde pequeños hasta grandes lo cual a su vez se con-
jugan actividades familiares estando conscientes que es un eslabón sumamente importan-
te para la sociedad en general. Como propuesta de un campo lúdico y cultural se propone
un área como el parque niños héroes en el cual se puede aprovechar el lago y la gran área
verde como un espacio lúdico y cultural llamado en honor a fray Servando Teresa de Mier,
proponiendo un espacio donde se puedan realizar conciertos de ópera y en el área verde
poder promover juegos en los cuales desde pequeños y grandes puedan aprender y nutrir
el núcleo familiar. En relación al tema de la universidad como motor para la transforma-
ción de las ciudades en ciudades sustentable se recomienda reflexionar acerda de ‘’en que
puede colaborar una universidad par ahacer sustentable una ciudad? Y en que puede co-
laborar una ciudad para hacer sustentable una universidad?’’ (lacomba,200:27). La univer-
sidad puede participar en congresos en los cuales se discuta lo relevante que puede ser un
espacio lúdico en la conformación de la imagen urbana de las areas verdes de los campus
universitarios y/o establecer proyectos de privilegiar la bicicleta como vehículos dentro de
la universidad.

304
Responsabilidad Social de la Arquitectura en el Contexto Actual

BIBLIOGRAFIA
Broto Carlos, (2000), Nuevo paisajismo urbano, editorial instituto Monsa de Ediciones
CONARTE
Consejo Nacional de Cultura y Artes 2006 Encuesta nacional de lectura – CONACULTA
Jiménez Vélez Carlos Alberto, 2005, La inteligencia lúdica, Colombia, José Vicente Joven N.
Krauel Jacobo, (2009), espacios urbanos innovación y diseño, editorial Carlos broto i comerma
www.linksbooks.net
Lacomba, Ruth (2004), la ciudad sustentable, México D.F., editorial trillas S.A. DE C.V. México D.F.

305
Reflexión sobre la Arquitectura

Víctor Manuel Martínez López 1


Jorge Sosa Oliver 2
Ricardo Domínguez Paredes 3

EL CONCURSO DE ARQUITECTURA COMO


EXPERIENCIA PARA ESTUDIANTES Y SU IMPACTO EN
LAS COMPETENCIAS PROFESIONALES
INDAGACIÓN EN SU VALOR REAL PARA LA FORMACIÓN DE CRITERIOS DE
RESPONSABILIDAD SOCIAL PARA EL ESTUDIANTE DE ARQUITECTURA

La percepción general de un concurso de arquitectura es que promueve la competencia y el


ejercicio de las ideas proyectuales como una manera de destacar para adquirir una reputación
dentro de la profesión. Lo cierto es que en el ámbito formativo o académico un concurso repre-
senta una experiencia para adentrarse a la realidad competitiva de la profesión. Aunque por
otro lado debe analizarse si realmente la dinámica de los concursos de arquitectura ayudan a la
profesión o solo benefician a ciertos intereses privados que utilizan la creatividad como moneda
de cambio para proyectar edi