Sunteți pe pagina 1din 23

..f.:r.;~~.

Si:
. \
~,, ~':f.J.; ..:~. ,:",:;,:'1, ;
~,I

¡I
:1 '
{¿".
J;,
~ '\ :.: .. -',.' PRUEBAS Y EVALUACiÓN PSICOLÓGICAS \
Introducción a las pr~ébas'y a la medición .
, ~!
CUARTA EDICiÓN
ji
~
.. ','! ",


"~I
;~'I
~~I

".1
11

',::::


RONALO JAY COMEN
. StoJohn's University
\
';b.;
.~
.~ MARK E. SWEROLlK ' :.,:
l1Iinois State Umversity

..
I'~' Traducción
I ". ..
Jorge Alberto Velázquez Arellano
Traductor profesional ,
lj' : ,.~.~
.

\
Revisión técnica
Dr. Miguel Ángel López Carrasco
Coordinador de las Maestrias en Psicologia
de la Universidad Iberoamericana
Plantel Golfo 'Centro '
,

. ,,'

Mc~R~~~HILL
MÉXICO' BUENOS AIRES' CARACAS' GUATEMALA
LISBOA' MADRID' NUEVA YORK' SAN JUAN
\ SANTAFÉ DE BOGOTÁ' SANTIAGO' SAO PAULO
AUCKLAND' LONDRES' MILÁN' MONTREAL
NUEVA DELHI • SAN FRANCISCO. SINGAPUR
STo LOUIS • SIDNEY. TORONTO
\\
¡ ~",:
\

¡
J; ~'. CAPíTULO ; -~ ~,~

¡I
13 .,~".•• , '\i1

,
,

(
Evaluación clínica

,'j:
:;
t
,~"
.. . .
'~

-'\."
~
yde orientación psicológica
.')
.,~(
", ,

,
;

:( ". ~ ,'! ~ . 't . J, ',,';, ,'~~.,


'. -""

I La psicología clínica es la rama ~e la pSicologí~que li~ne como mte~s~rima~~ ;:;:~

I! vención, diagnóstico y tratamiento de la conducta anormal. Los psicólogos .clúücos


reciben capacitación en evaluación psicológica y en psicoterapia y son empleados en
hospitales¡<;:entros de salud mental públicos y privados, tienen práctica independiente
"
¡ o son aq.démicos. Como la psicología clínica, la orientación psicológica es una rama de
la psicología que se interesa en la prevención, diagnóstico y tratamiento del comporta,.
miento anormal; pero su jurisdicción tiende a los trastornos' de comportamiento menos
severos y los problemas cotidianos de la vida (como los de comunicación matrimonial
1, y familiar, la,s decisiones de carrera y las dificultades con los hábitos de estudio escolar).
Aunque los orientadores trabajan en una variedad. de escenarios, la mayoríaso.n em-
! pleados por escuelas, colegios y universidades, donde enseñan"o trabajan en el centro
de orientación escolar. En general, las semejanzas entre las dos especialidades superan
a las diferencias en.función del escenario de trabajo y actividades de servicio, investiga-
ción y enseñanza (Breros y Johnson, 1997). Los psicólogo~ clínicos son.más propensos a
enfocar sus esfuerzos de investigación y tratamiento en las formas más severas de pato-
logía conductual mientras que los miembros de los campos tienen en comÚli el objetivo

I
I
de fomentar el crecimiento personal. Hacia este fin, los psicólogos clínicos y orientadores
puede;n usar las mismas herramientas en el proceso de evaluación: la entrev,ista, prue-
bas psicológicas, la historia clínica y medidas conductuales. Los orientadores son más

II
p:ropensos a emplear pruebas psicológicas cuando el problema que se les presenta im-
plica tomar una decisión para la elección de carrera (Fee et al., 1982; Watkins y Camp-
bell, 1989; Watkins el al., 1988).
Podrá haber apreciado que casi cualqui,era de las. pruebas que hemos cubierto en
este libr.o.hasta este PWltO, pruebas de inteligencia, medidas generales de personali-
,., dad, medidas de autoconcepto, medidas de estilo cognoscitivo, serían apropiadas para
la cobertura en este capítulo, ya que todas tienen aplicación potencial en contextos
clínicos y de orientación. Además, otros instrumentos especializados podrían ser apro-
piados para ser comentados aquí (como las.pruE:bas y procedimientos de evaluación
diseñados para medir varios problemas personales y sociales relacionados con la es-
cuela, la familia y el empleo). En un texto introductorio como éste, sin embargo, de-
ben tomarse decisiones respecto a la cobertura y la organización.

499
En el capítulo anterior se introdujeron nna variedad de medidas conduétuales,
junto con la exposición de una muestra de las aplicaciones en los contextos clínicos y personas que no tienen ningún trastorno mental en ocasiones buscan la psicoterapia
de orientación. En este capítulo veremos la entrevista, la historia clínica y las pruebas para crecimiento personal o como apoyo para afrontar una serie de dificultades de su
psicológicas en el contexto de aplicaciones clínicas y de orientación. El capítulo con- vida. En tales casos, podrían emplearse entrevistas y pruebas de personalidad más
adecuadas para el individuo normal. l '•.
cluye con una mirada al producto final de una evaluación emprendida con propósitos
clínicos O de orientación: el informe psicológico. Los investigadores pueden plantear una amplia variedad de preguntas'relaciona-
das con la evaluación, incluyendo "¿Cuál enfoque de tratamiento es más efectivo?" o
"¿Qué clase de cliente tiende a beneficiarse más de una clase particular de tratamien-
Una revisión to?" Un investigador puede creer, por ejemplo, que seria más probable que las perso-
La evaluación clínica puede llevarse a cabo por varias razones. Para el psic;ólogo.c)íni- nas con un estilo cognoscitivo dependiente del campo se beneficiaran con un enfoque
co en un hospital, una práctica independiente o en algún otro escenario clínico, las cognoscitivo conductual para el tratamiento, y que sería más probable que las perso-
herramientas de evaluación son empleadas con frecuencia para aclarar la naturaleza nas con un estilo cognoscitivo independiente del campo se beneficiaran de un enfo-
del problema psicológico, hacer Wl diagnóstico y/o diseñar un plan de tratamiento. que humanista para el tratamiento. El investigador tendría que usar una variedad de
Revisaremos algunos tipos específicos de preguntas de evaluación que podría plan- herramientas de evaluación para combinar sujetos en grupos de tratamiento y luego
medir el resultado en la psicoterapia.
tearse un psicólogo clínico.
"¿Este paciente tiene un trastorno mental? De ser así, ¿cuál es el diagnóstico?" En Los psicólogos que se dedican a la orientación relacionada con el empleo pueden
muchos casos, las herramientas de evaluación, incluyendo una entrevista, nna prue- emplear Wla amplia variedad de herramientas de evaluación para ayudar-a determi-
ba y los datos de la historia clínica, pueden proporcionar rma respuesta. Antes o des-'; nar no sólo qué clase de ocupaciones podría disfrutar una persona sino también qué
tipo de ocupación sería lo bastante desafiante sin ser abrumadora. Los psicólogos
pués de entrevistar a un paciente, un psicólogo clínico puede aplicar pruebas como la
WAIS-III o el MMPI-2 para obtener evaluaciones del funcionamiento rntelectual y el ....,. escolares y los orientadores que trabajan en escenarios escolares pueden ser llamados
para asistir a los estudiantes en gran variedad de problemas, incluso aquellos relacio-
nivel de psicopatología del paciente; Los datos de estas pruebas pueden'proporcionar
al psicólogo clínico hipótesis iniciales de la naturaleza de las dificultades del indivi- nados con el estudio. Aquí, las medidas conductuales, incluyendo la autosupervisión,
"
podrían emplearse para entender exactamente cómo, cuándo y dónde realiza, el estu-
duo, las cuales guiarán entonces la entrevista. De'manera alternatiVa, los-datos de I
diante el comportamiento de estudio. La respuesta a interrogantes relacionadas como
estas pruebas pueden confirmar o -refutar hipótesis'hechas' con- base en 'la entrevista
clínica. La entrevista y los datos de prueba se complementarán con los datos' de "la "¿Por qué no voy bien en la escuela?" puede encontrarse en parte en pruebas educati-
vas de diagnóstico, como las diseñadas para identificar áreas problema en lectura.y
historia' clínica, en especial cuando el paciente no quiere o no- puede cooperar. El pSi'"
comprensión de la lectura. Otra parte de la respuesta puede obtenerse por medio de
cólogo clínico puede entrevistar a personas que conocen al paciente; como familiares,
otras herramientas de evaluación, incluyendo la entrevista, la cual puede concentrar-
compañeros de trabajo y amigos, y obtener registros relevantes para el caso.
se en aspectos motivacionales y otras circunstancias de su vida. Veamos con mayor
11¿Cuál es el nivel actual de funcionamiento de esta pers0na? ¿Cómo se compara
con el de otras personas de la misma edad?" Considérese el"ejemplo de un individuo
que.s.e sospecha tiene demencia como resultado.de una enfermedad de Alzhéimer. El
rucos.
' .
detenimiento cómo se aplican diversas herramientas de evaluación en escenarios cli-

paciente ha experimentado una pérdida constante y- progresiva dé habilidades


cognoscitivas a lo. largo de un periodo de meses. Un diagnóstico de demencia puede
Evaluación clínica y cobertura de servicios de evaluación .,
implicar rastrear el desempeño del individuo con aplicaciones periódicas de pruebas
por parte de aseguradoras •
de capacidad cognoscitiva, incluyendo ,memoria.' La prueba periódica poi'~medio de
varios instrumentos también puede ptoporcionar irúormaciónsobre las clases de acti-
Cualquier revisión de la evaluación clínica contemporánea estaría incompleta si no
vidades que debería aconsejarse' al paciente que realizara, al- igual que los tipos de
hace referencia a la cobertura de los seguros médicos y su efecto profundo en la evalua-
actividades que debería recomendar reducir o abandonar por completo. '
ción clínica. Las compañías de seguros han mostrado negligencia al asignar los escasos
"¿Qué tipo de tratamiento se le ofrecerá a un paciente particular?" Las herra-
dólares orientados a la atención de la salud para servicios de evaluación psicológica. El
mientas de evaluación pueden ayudar a guiar las decisiones relacionadas con el trata-
resultado ha sido una reducción severa delnÚIDero de pruebas psicológicas ordenadas
miento. Los pacientes que se encuentran altos en inteligencia, por ejempIo, tienden a
y aplicadas (Backlar, 1996; Miller, 1996). Aproximadamente 75% de los psicólogos cli-
ser buenos candidatos para que se les impliquen métodos orientados hacia la perspi-
nicos en Wla encuesta reciente indicaron que la cobertura de los seguros médicos ha
cacia que requieren niveles altos de capacidad de obstrucción. Puede pedírsele en
afectado su práctica reduciendo elnÚIDero de pruebas psicológicas aplicadas (Piotrowski
forma periódica a una persona que se queja de estar deprimida que complete una
et al., 1998). En general, las razones citadas para la reducción en las pruebas incluyen la
medida de depresión. Si dicha persona es un paciente interno, las tendencias en la
dificultad para obtener aprobaciones para dicho trabajo e índices menores dereembol-
profundidad de la depresión medidas por el instrumento- pueden contribuir a deci-
so para pruebas. Para la minoría de los psicólogos que dijo que su trabajo no había sido
siones críticas respecto al nivel de supervisión dentro de la institución, la dosis de la
medicación aplicada y la fecha de alta. afectado por la cobertura de los seguros médicos, las razones incluyeron l} habían he~
cho relativamente pocas pruebas con anterioridad, 2). trabajaban para instituciones y
"¿Cómo puede describirse mejor la personalidad de esta persona?" La obtención
no tenían contacto personal con las compañías de seguros y 3) el empleo previo de
de Wla comprensión del individuo no necesita estar enfocada a la psicopatología. Las
pruebas que sobre todo con pruebas (como el MMPI-2) que tendían a ser autorizadas por

500 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica

J Capítulo 13; Evaluación climca y de orientación psieplógica 501


las compañías de seguros. Unos cuantos de quienes respondieron reportaron que sólo
absorbían las pérdidas en que incurrían al trabajar con pacientes con cobertura de segu- modales y sus respuestas verbales y no verbales a usted y a lo que dicerpueden hacer-
ros médicos o que evitaban acceder a evaluar a dichos pacientes. Los datos sugirieron lo sentirse relajado y sensible, mientras que otros no. Algunos pueden transmitirle "
también que algunas de las pruebas más valoradas por muchos psicólogos clínicos que están "con usted" y lo entienden, mientras que otros lo incitan a sentir que no lo
(como el Rorschach) eran las mismas pruebas que sejuzgabancon mayor probabilidad comprenden a usted o "en lo que está". Algunos entrevistadores son afectuosos y ,
de ser abandonadas como resultado de la política de la cobertura de seguros médicos. aceptantes; otros son fríos y reservados. Algunos prefieren hacer preguntas abiertas
Como observaron Piotrowski et al.: "La realidad económica dictará, en gran me- (como" ¿Podría decirme algo sobre usted mismo?") y otros prefieren plantear pre-
dida, cambios en las prácticas de evaluación pskológica, en particular en la cantidad guntas cerradas, algunas planteadas en forma tan áspera que recuerdan a.la lnquisi-
de tiempo que los psicólogos pueden dedicar de manera responsable a actividades de ción (como "¿Es, o ha sido alguna vez, miembro del partido comunista?").
evaluación," Estos investigadores continuaron especulando que en el futuro, los clíni- Los entrevistadores experimentados se esfuerzan por crear un clima aceptante y
cos dedicarán,más tiempo enfocándose en síntomas"específicos a los que se pretende positivo para realizar la entrevista. Pueden emplear preguntas abiertas al principio
cambiar (como ansiedad, depresión u hostilidad) y menos tiempo en asuntos relacio- y luego algunas cerradas para obtener información específica. El entreviStador efecti-
nados con la dinámica de la personalidad"y procesos intrapsíquicos. Alternativamen- vo transmite comprensión al entrevistado por medios verbales o no verbales; nna
te, pueden prescindir por completo de las pruebas y la evaluación, remitiendo a los declaración resumiendo lo que el entrevistado está tratando de transmitir y lUla pos'"
clientes con cobertura de seguro médico para su evaluación a consultorios "sólo para tura atenta y una expresión facial comprensiva son algunas de las formas por-las'que
pruebas" (Acklin, 1996). Pocas cosas son seguras,respecto al futuro, pero parece que la puede transmitirse comprensión. Las respuestas, que transmiten que el entrevistador
naturaleza de la evaluación clínica será bastante. diferente: más abreviada, más limita,. en efecto está escuchando con, atención incluyena'sentir.con la cabeza y emitir vocali-
da en tiempo y menos profunda. Sin importar cómo evolucione, la evaluación, la en- zaciones como "ajá".'Sin embargo, aquí se debe t~er'precaución: se ha observado
trevista seguirá siendo un elemento básico de la evaluación clínica .. que estas vocalizaciones, y asentimientos de cabeza.actúan"como reforzadores que
incrementan la emisión de ciertas.verbalizaciones del entrevista:cio (Greenspoon, 1955).
"".' Por ejemplo, si un terapeuta vocalizaba un "ajá" cada vez'que un entre\{iStado men-
La entrevista cionaba material relacionado con el tema de la "madre", entonces es concebible, sien-
do iguales otras cosas, que el entrevistado pasaría más tiempo hablando sobre el tema
Una entrevista es.una técnica para recopilar. inlormación.por medio de la discusión. de la madre que otros que no fueran reforzados por mencionar ese-tema. Una entre-
Excepto en circunstancias excepcionales (como cuando se sabe' que un individuo no se vista realizada para determinar si un estudiante tiene las habilidades sociales y'la
comunica en lo absoluto o en una evaluación realizada'a alguien que no puede estar madurez para interectuar en forma efectiva en un escenario de salón de clases parti-
presente), una entrevista será parte de toda evaluación individual típica de todo clínico cular variará en gran medida en contenido de una entrevista' diseñada para.determi-
u orientador. En una situación clínica, por ejemplo, puede llevarse a cabo lUla entrevis- nar si una persona acusada de un delito sexual es competente para ser-sometida a
ta para llegar a un diagnóstico, resaltar áreas que deben abordarse en la psicoterapia o juicio. Es evidente que existen muchos tipos de entrevistas. '
determinar si un individuo puede hacerse daño a si mismo o dañar a los demás. En una
aplicación de orientación típica, se realiza una entrevista para ayudar al entrevistado a Tipos de entrevista ',,, > '~

aprender más sobre si mismo, para elegir mejor una carrera u otra elección vital. Por lo ,,'
general en aplicaciones clúticas y de orlen tación frente a frente, los entrevistadores apren- Las entrevistas pueden clasificarse con respecto a exenta cantidad de variables dife-
den sobre los entrevistados no sólo por lo que ésto,s dicen sino también por cómo lo rentes. Una de dichas variables es el contenido. El con,tenido de alguna&,enm:vistas,
dicen y cómo se presentan a sí mismos, en general, durante la entrevista. como los inventarios de personalidad, es muy variado. Por' .eJ.'contrario, 'otras, entre-:
Amenudo~ la entrevista guía decisiones sobre qué más necesita hacerse para eva- vistas se enfocan en forma estrecha en. un tema particular. Otra 'varicible en la, qúe'
luar al individuo. Si el entrevistado describe srntomas o malestares de una manera vaga difieren es la estructura. Una entrevista muy estructurada es aquella- en la que todas
o inconsistente, puede estar indicada la aplicación de una prueba diseñada para llevar- las preguntas que se harán son preparadas con anticipación. En. un'a entrevista escasa
se a cabo una exploración general en busca de psicopatología. Si el entrevistado es inca- de estructura, pocas preguntas o ninguna son preparadas con 'anticipación, 'dejando a
paz de describir la frecuencia conla que ocurre un problema particular, puede requerirse los entrevistadores la libertad de ahondar en áreas temáticas según les dicte su juicio.
un periodo de autosupervisión. Si no surge un problema presente claro durante la en- Una ventaja de una entrevista estructurada es que proporciona un método de explo-
trevista, ésta puede emplearse como un foro para consolidar lo que en ocasiones se de- ración uniforme. Así, una entrevista estructurada, en forma muy' parecida a una prue-
nomina contrato terapéutico, una aclaración y verbalización de parte del paciente y del ba, puede ser empleada como una medida previa y posterior del resultado 'con el
terapeuta sobre las metas, expectativas y obligaciones respecto al proceso terapéutico, propósito de estimar, por ejemplo, los efectos terapéuticos de la psicoterapia, un nue-
La capacitación de la mayoría de los psicólogos clínicos y orientadores los ha vo psicofármaco o alguna otra intervención.
sensibilizado respecto a cuestiones relacionadas con la función del entrevistador en Muchas entrevistas estructuradas están disponibles para ser empleadas por los
I
una situación de entrevista. Habiendo sido entrevi$tado usted mismo cualquier canti- profesionales de. la evaluación. Por ejemplo, la Entrevista Clínica Estructurada para
dad de ocasiones, es probable que se haya percatado de que no sólo el contenido de la Trastornos Disociativos (Structured ClinicalInterview for Dis'sociative Disorders;SCID-- /
entrevista varía de una situación a otra; sino que también puede variar mucho' el tono o) está diseñada para asistir en el diagnóstico de trastornos disociativos (Steinberg et-
de la entrevista establecido por el entrevistador. Algunos entrevistadores, 'por sus al., 1993). La Lista de Trastornos Afectivos y Esquizofrenia (Schedule for Affective'
Disorders and Schizophrenia; SAOS; Endicott y Spitzer, 1978) es una entrevista.-

502 Parte s: Fruebas y evaluación en la práctica


Capítulo 13: Evaluación clínica y de'orientación psicológica 5UJ:
I
,

estandarizada diseñada para detectar esquizofrenia y trastornos del afecto. Un estudio •.......................•.......................•.......................................................................................................................................................... - ....
,. con lUla forma de la SAOS sugirió que esta entrevista puede ser de valor particular para
detectar esquizofrenia en adultos con retardo mental (Meadows et al., 1991). Se han
¡ INSTANTÁNEA DE UN ELABORADOR DE PRUEBAS
empleado varios enfoques diferentes para detectar simulaciones relacionadas con lo
psicológico; el fingimiento o la exageración deliberada de síntomas relacionados con Richard Rogers, Ph.D.
trastornos mentales (Davidson, 1949; Greene, 1988; Lachar y Wrobel, 1979; Resnick,
1988; Ritson y Forest, 1970; Wachspress el al., 1953). Uno de estos enfoques emplea la Pruebas elaboradas:
entrevista estructurada como la herramienta de elección. La Entrevista Estructurada Escalas de Evaluación de Responsabilidad Criminal de
de Síntomas Reportados (Structured Interview Di Reported Symptoms; SlRS;Rogers, Rogers
1986; Rogers etal., 1992) fue concebida como un adjlU1to útil para pruebas estandarizadas Entrevista Estructurada de Síntomas Reportados
como el MMPI, o incluso como una medida sustituta en el caso en que el sospechoso. de
simulación rehúsa responder dichas pruebas. Como: se evidencia en la Instantánea del
"En la década de 1950, los psicólogos e1lnieos tenían
ventajas obvias sobre otros profesionales de la salud
elaborador de pruebas de este capítulo, el autor de la-SIRSes un defensor de la entrevista mental en su capacidad para evaluar pacientes con
estructurada como herramienta de evaluación. medidas estandarizadas. Esta ventaja se ha desgastado en
Otra variable en la que pueden diferir las entrevistas es el grado en que incluyen forma constante durante las últimas décadas con las
una tentativa intencional de parte del entrevistador. para.- producir estrés en el entre- incurSiones de otros profesionales y la comercialización
vistado. Una entrevista de estrés es el nombre generalaplicado a cualquier entrevista desenfrenada de las medidas psicológicas, Los
donde un objetivo es colocar al entrevistado en un estado de tensión por alguna razón elaboradores de pruebas necesitan más que nunca
particular. La estrés puede ser inducida para examinar algún aspecto de la personali- elaborar métodos nuevos de evaluación pSicológica.
dad (como agresividad u hostilidad) que sólo podría provocarse bajo tales condicio- Muchos psicólogos y la mayoría de los elaboradores de
pruebas han pasado por alto un gran potencial
nes. El filtro para empleos en los campos de seguridad o inteligencia podrían implicar
relativamente sin explotar de evaluación psicológica, a
entrevistas de estrés si uno de los criterios para obtener el trabajo es la capacidad de saber, las e.ntrevistas estructuradas. M

permanecer relajado bajo presión. La fuente exacta- del estrés. variará como una ÍW1-
Tomado del Test Devt:lo~r Profile publicado en Cohen (1999) y en
ción del propósito específico de la evaluación, aunque~ las expresiones faciales que
usa prueban, los comentarios críticos, las palabras tranquilizadoras y condescendien-
, Internet en www.mayjieldpub.comlpsychtesting

tes y el sondeo implacable se encuentran entre los comportamientos del entrevistador


,.._-_._ _.....•...................... _ _.__._ _-_._._-;-_ _.._-~.._ __ ~ _ _._ _..
que se han empleado. Para inducir una condición de estrés en un examen neurológico,
el examinador podría decir algo como "TIene sólo cinco segundos para completar esta Un pro"cedirniento de entrevista diseñado para retener las mejores características
tarea". Entonces, enfatiza la condición de estrés contando los números dell al 5 mien- de una entrevista hipnótica, menos la inducción hipnótica, ha sido elaborado por Fisher
tras el examinando intenta responder. el al. (Fisher y Geiselman, 1992; Fisher el al., 1989; Fisher el uf., 1987; Mello y Fisher,
Otro tipo de entrevista especializada es la entrevista hipnótica, llevada a cabo des- 1996). En,la entrevista cognoscitiva, el procedimiento implica el establecimiento de
pués de que se ha inducido' un estado hipnótico en el entrevistado. Las entrevistas empatia y alentar al entrevistado a emplear imaginación y recuperación enfocada para
hipnóticas pueden t:ealizarse como parte de una evaluación o intervención terapéuti- recordar información. En una entrevista de un testigo, puede pedírsele al entrevista-
ca, en sit:u.aciones en las que el entrevistado ha sido testigo de un crimen o situaciones do que cambie de perspectiva y describa 105 acontecimientos desde la perspectiva del
relacionadas. En tales casos, la creencia prevaleciente'es que el estado hipnótico enfo- perpetrador. ,En forma muy parecida a 10 que ocurre g~nera1mente en la hipnosis, W1a
cará 1;;1concentración del entrevistado y mejorará el recuerdo (McConkey y Sheehan, gran cantidad de control de la entrevista cambia al entrevistado. y a diferencia de
1996; Reiser, 1980, 1990;.Vingoe, 1995). muchas entrevistas, policiacas, se hace un énfasis en las preguntas abiertas en oposi-
Los críticos de la entrevista hipnótica sugieren que los logros en el recuerdo pue- ción a las cerradas y
se ies permite hablar a los entrevistados sin interrupción. Aunque
den ser compensados por pérdidas en la precisión y otros resultados negativos posi- hay poca investigación diseñada para explora! la eficacia comparativa de las entrevis-
bles (Kebbell y Wagstaff, 1998). Los procedimientos de entrevista hipnótica pueden tas hipnótica y cognoscitiva, la técnica de entrevista cognoscitiva parece promisoria
hacer de manera inadvertida que los entrevistados estén más seguros de sus recuer- (Kebbell y Wagstaff, 1998).
dos, sin importar lo correcto de dichos recuerdos (Dywan y Bowers, 1983; Sheehan et Sin importar el tipo específico de entrevista que se esté realizando, normalmente
al., 1984). En comparación con entrevistados no hipnotizados, los entrevistados hip- se hacen preguntas con respecto a las siguientes áreas, y éstas son seguidas por
notizados pueden ser más sugestionables con respecto a preguntas hechas de manera interrogatorios adicionales según lo dicta el juicio clínico;
que sugieren la respuesta y por tanto más vulnerables a la distorsión de los recuerdos
(Putnam, 1979; Zellg y Beidleman, 1981). Algunos investIgadores creen que lahipno- • Datos demográficos. Nombre, edad, sexo, religión, número de personas en la
sis de testigos puede producir de manera inadvertida distorsiones de la memoria que familia, raza, ocupación, estado civil, posición socioeconómica, dirección,
son irreversibles (Diamond, 1980; Ome, 1979). Como resultado, a los testigos que han números telefónicos.
sido hipnotizados para mejorar la memoria puede prohibírseles atestiguar (Laurence
yPerry, 1988; Perry y Laurence, 1990).
• Razón para el enVÍo. ¿Por qué este individuo está solicitando o se le ha enviado
para evaluación psicológica? ¿Cual es la fuente de envío?

504 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capitulo 13: Evaluación dútica y de orientación psicológica 505
• Historia médica. ¿Qué eventos significativos hay en la historia médica de es!e
individuo? '\., ., • Estado de conciencia. ¿La conciencia parece estar clara, o el paciente se encuentra
desconcertado, confuso O aletargado?
'~~7"]
• Condición médica achtal. ¿Qué malestares médicos actuales tiene este individuo?
¿Qué medicamentos está usando en la actualidad? . • Afecto. ¿Es apropiada la expresión emocional del paciente? Por ejemplo, ¿el

rI
'\..
paciente se ríe (de manera inapropiada) mientras habla sobre la muerte de un
• Historia médica familiar. ¿Qué tipos crónicos o familiares de en~ermedad están familiar irunediato?
presentes en la historia familiar? ,..; -.,(',,"'
• . Historia psicológica pasada. ¿Qué eventos traumáti~q~:ha s~ridd'''est~:ind.ividt,Io? • Estado de ánimo. A lo largo de la entrevista, ¿el paciente ha estado enojado en
general?, ¿deprimido?, ¿ansioso?, ¿aprensivo? o ¿qué?
¿Qué problemas psicológicos {como trastornos delestado de ánimo q:,trastomos. -. ;~
del contenido del pensamiento} han aquejado a este inCiividuo? . '>-",:",; • Personalidad. ¿En qué términos el paciente se describe mejor? ¿sensible?
¿infalible? ¿ansioso? o ¿cómo?
• Condici~nes psicolÓgicas actuales. ¿Qué problemas 'p:Si~~,'?>g¡cos'están aq1;Í~);do
en la actuali~~d a esta persona? ¿Cuánto tiempo han p'er~istido estos~':'.,t~f/:'>':' • Contenido del pensamiento. ¿El paciente está alucinando, viendo, orengO o
problemas? ¿Qué está ca:usando estos problemas? ¿Cúále~,son)as'.v.entajas'.' experimentando de alguna otra manera cosas que no están ahí en realida.d? ¿El
pSIcológicas de este individuo? <';" "'./' paciente está delirante, expresa creencias infundadas falsas (como el delirio,de
":;':,.,'.,:',,,,'/ ",:.",<:~F;',. "., que alguien lo sigue a todas partes)? ¿El paciente parece ser obsesivo, parece
Alo largo de la entrevi~ta, el entrevistador puede ,~star an(ltando)I;npresis:mé,~;>sub.,. rennnciar a los mismos pensamientos una y otra vez?
jetivas sobre la apariencia general {¿apropiada?}, perscinalidad.(¿soaable? ÚU$picaz?
¿tímido?}, estado de ánimo (¿alegre? ¿deprimido?), reactividad em9ciºn~(¿ap~opia.,.
• Procesos de pensamiento. ¿Hay una escasez o un exceso de prodüctividad de
ideas? ¿Las ideas parecenUegarle al paciente en una' 'forma anormalmente lei:lta
da? ¿embotada?}, contenido del pensamiento {¿alucinaCion~s?'¿ delirios',? ¿9b~esi9Í1,e~?},
o rápida? ¿Hay evidencia. de inconexión de las asociaciones? ¿Las produccion'es
habla (¿de conversación normal? ¿lenta y con divagacIones? ¿rimad~}¿ó:htá,rU;ia?
. verbales del paciente son incoherentes o desconect~das? .
¿gritona?) y juicio (respecto a cuestiones como la conclúc;t~ pr~.yia y lÓ~'plane:s p'ará'~l
futuro) del entrevista.do. Durante la entrevista, se anotan~yálesquieraá~ciones ar:<izar; • Recursos intelectuales. ¿Cuál es la inteligencia estimada del entrevistado?
del paciente que puedan ser relevantes para el propósifo.;,a~,i¡:t:eY¥J:laciÓ~~;.l. ;~:'.".,
Una variedad de entrevista clínica empleada con fr~i:UehCIa,:en especial en'e'sce~'
:.. ' e

• Perspicacia. ¿El paciente aprecia en forma realista su situaciÓn y la necesidad'-de


asistencia profesional si dicha asistencia es necesaria?
narlos médicos, es el examen .del estado mental" ...
• Juicio. ¿Qué tan apropiada ha sido la toma de decisiones del paciente con
El examen del estado mental Un paralelo al examen físico general realizado por un mé- respecto a eventos pasados y planes futuros? ' "
dico es el examen del estado mental llevado a cabo porun psicólogó'clínico., Este examen,
empleado para llevar a cabo una exploraciónien busca de. deficiencias 'iiítel.écttiaIes~ Un examen del estado mental comienza en el primer m:~m.e~to,en'q':1e eI'entrevis-
emocionales y neurológicas, generalmente incluirá disposiciones para" el; cuestio-' tado entra en la sala. El examinador toma nota de la apariencia, mo~o dé an9-<V,,'etc.,
namiento u observación con respecta: a ¿-ada área'que se comenta en la.,siguiente lista. del examinando. La orientación es evaluada con preguntas dir.ectas como "¿C~ál es
' ..;, ;;"- su nombre?", "¿Dónde está ahora?" y "¿Qué fecha es h<?y?" Si el paciente en efecto,se
• Apariencia. ¿El.atuendo y la apariencia general, del paciente .son.apropiados? encuentra orientado en cuanto a su persona, el lugar y el tiempo"el evaluador puede
• Comportamiento. ¿Hay algo notoriamente extraño en elhabla'-o .comportamiento' anotar en el registro de la evaluación "Orientado X 3" (léase/'orientado tres' veces").
general del paciente durante la entrevista? ¿Er:padente exhibe:tics-facíaIes'~: Generalmente se llevarían a cabo tipos diferentes de pre~tas basadas en las propias
movimientos involuntarios; dificultades en la.coordinación o en:elm6do.de andar?' preferencias del examinador individual para evaluar las otras áreas en elexainen. Por
", .; ," ., ..
¡, ,"" c. ",:,',""' .. " ejemplo, para evaluar los recursos intelectuales, pue~~n hacerse una variedad' de pre-
•. Orientación. ¿El paciente está oriellfado en ~¡~n.to ~stl p~r.~o~~¿ ~~tr~cir,' ~a1?'e
guntas, que van desde' aquellas de información general (como ¿C~ál es la cap,italde
JI
quién es? ¿El paciente está orient'ado en'tu¥~~aI}uk~; es"decrr;~s~~!?edónde
este estado?"), hasta cálculos aritméticos" (como" ¿Cuánto es 81 dividido entre 9?") o
está? ¿El paciente está orientado en ~anto al cie~pó;5ab~.~.I,~,(~(e~ mesy et~a.?
interpretaciones de proverbios (como" ¿Qué significa este dicho: las personas que
• Memoria. ¿Cómo es la memoria del paciente'par~ évent~~reci~t~~.y.pasados? ',o
viven en casas de cristal no deben lanzar piedras?"). La perspicacia puede evaluarse,
• Sensorio. ¿Hay algún problema relacionadocond9s'cinco,sentidos? por ejemplo, tan sólo preguntando al entrevistado por qué está siendo entrevistado;
• Actividad psicomotora. ¿Parece haber algún retardo"o aceleramierlfá anormal de tener poca o ninguna apreciación de la razón de la entrevista indicará poca perspi-
cacia (si no es que simulación). Como resultado de un examen del estado mental,
la actividad motora? '
un clínico podría estar más capacitado para diagnosticar al entrevistado, si de hecho
1 De manera tangencial señalamos la experiencia del autor principal (RJcfmientras realizaha una entrevista el propósito de la entrevista es el diagnóstico (véase el Acercamiento). El resultado de
clInica en el Servicio Psiquiátrico' de Emergencia.del Hospital Bellevue. Alo largo de la entrevista de admi. un examen así podría ser, por ejemplo, una decisión de hospitalizar, una, decisión de ./
sión, el paciente guiñaba su ojo izquierdo en forma esporádica. En un punto de la entrevista, el entrevista. no hospitalizar o una solicitud para un examen psicológico o neurológico.más pro- /
dor dijo: "Noto que guiña usted su ojo izquierdo", en respuesta a lo cual el entrevistado dijo: "Oh, esto..." fundo.
mientras procedía a quitarse su ojo (de Vidrio);'Una vez que recupero el aliento, el entrevistador anotó esta'-
anécdota en la hoja de admisión. ' Se dispone de varios exámenes del estado mental publicados, incluyendo el Mini
Examen del Estado Mental (Mini-Mental State Exam;'MMS; Folstein et al., 1975), llama-

506 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capítulo 13: Evaluación dinica y de orientación psicológica 507

,
El DSM-IV

Ahora en su cuarta edición. el Manual diagnóstico y



es transmitida por un diagnóstico psiquiátrico. Afirman dado. Problemas financieros, legales, matrimoniales,
estadfstico de trastornos mentales(Diagnostic and que no puede lograrse una confiabilidad perfecta ocupacionales o de otra rndole pueden precipitar un Principales categorías de diagnóstico
Statistical Manual of Mental Disorders; DSM-IV) nombra y entre diagnosticadores debido a,la naturaleza del tema. comportamiento que varra desde comenzar a lumar despuéS en el OSM~IV
describe todos los trastornos mentales conocidos y hasta
En respuesta a la critica del modelo médico, los de haberlo dejado hasta Intentar el suicidio. la presencia de
incluye una categoría llamada ucondiciones no atribuibles a Trastornos de la infancia
seguidores del DSM.IV sostienen que el sistema de tales problemas se anota en este eje.
un trastorno mental que son foco de atención o
diagnóstico es útil sea o no en realidad una enfermedad Tra~tornos cognoscitivos
tratamiento". Un diagnóstico del DSM.jVtransmite de Eje V: Este eje exige una evaluación global del funcionamiento
cualquiera de las categorías de diagnóstico particular; Tra.stomos debidos a una condición médica general
inmediato gran cantidad de información descriptiva sobre la general. En el extremo superior de esta escala se encuentran
cada uno de los trastornos enumerados se asocia con
naturaleza de la desviación, deficiencias o excesos las evaluaciones que indican la ausencia de slntomas y sólo Trastornos relacionados con sustancias.
dolor, sufrimiento o discapacidad. El sistema de
conductuales en la personadiagnosticada ..Ya sea para clases cotidianas de preocupaciones. En el extremo inferior de Esquizofrenia
clasificación, se afirma, proporciona encabezados
tratamiento o con propósitos relacionados (como llevar un esta escala se encuentran las evaluaciones que indican
temáticos útiles bajo los cuales pueden buscar Trastornos del estado de animo
expediente general. reembolso de seguros o investigación!. personas que son un peligro claro y presente para si mismas.o
lo añadir) los profesionales en la literatura de Trastornos de ansiedad
los profesionales de la salud mental con frecuencia tienen para los demas y por consiguiente deben s~r confinadas en
investigación con respecto a las diferentes categorías de
ocasión de diagnosticar pacientes. las pruebas y medidas una institución de seguridad. Trastorn'os sor;;atoformes
diagnóstico.
psicológicas pueden ser un adjunto útil a otras herramientas Trastornos facticios
En el DSM.IV, los diagnósticos están codificados de
de evaluación (como la entrevista, la historia cJfnica o la
acuerdo con cinco dimensiones o ejes. los tipos de Los diagnósticos del DSM-IV son descriptivos y Trastornos disociativos
observaCión conductua/f'para llegara undiagnóstico.
trastornos-incluidos bajo cada eje son como sigue: ateóricos; es decir, tan sólo describen el comportamiento y
Algunos psicólogos clínicos, en forma más notoria los Trastornos de la identidad sexual y de género
clínicos de orientación conductuaL han expresado no hacen suposiciones teóricas respecto a su origen. Los
Trastornos de la alimentación
insatisfacción con el OSM.IVen muchos terrenos, incluyendo Eje.k Trastornos de la infanc13, niñez y adolescencia: primeros dos ejes contienen todas las categorías
Trastornos del sueño
el hecho de que está arraigado con firmeza en el modelo demencias .como las causadas. por la enfermedad de diagnósticas para los trastornos mentales, y los tres eies
Alzheimer; trastornos que surgen del abuso de drogas: restantes proporcionan información adicional respecto al Trastornos de! control' de los impulsos
médico: los patrones de comportamiento se describen en el
DSM-IVen una forma semejante a enfermedades opuesto a trastornos del estado de.animo y de ansiedad: y nivel de funcionamiento de un individuo y su situación de Trastornos de adaptación
una descripcJón científica del comportamiento. Este sistema esquizofrenia. También se incluyen aquí condiciones que vida actual. Son posibles diagnósticos múltiples; puede
Trastornos de la personalidad
I{ de diagnóstico también ha sido criticado por ser pueden ser el cuatro del tratamiento (como problemas
académicos o sociales) pero 00 atribuibles a un trastorno
diagnosticarse que un individuo, por ejemplo, exhibe
comportamiento indicativo de trastornos enumerados en el
relativamente poco confiable; diferentes cJfnicos que
entrevistan al mismo paciente pueden llegar a diagnósticos
mental. Eje 1yen el Eje 11.
diferentes. Una crftica adicional es que incluso si se hace el Eje 11: Retardo mental y trastornos de la personalidad. Un aumento en la confiabilidad diagnóstica sobre
diagnóstico correcto, este sistema de evaluación no versiones anteriores del DSM fue un objetiva clave en la
Eje IIJ:Se incluyen aquf condiciooes física~ que pueden
proporciona una guía respecto a cuál método de tratamiento elaboración del manual (American Psychiatric I
afectar el funcionamiento mental, desde migrai'las hasta
seríaóptJmamente efectivo. Association. 1994; Nathan, 1994). Esto se logró,
alergias.
los defensores del DSM.IV afirman que este sistema de en parte, proporcionando mayores,detalles respecto a los
Eje IV: Problemas o fuentes de estrés diferentes pueden estar criterios necesarios para diagnosticar un trastorno
operando en la vida de un individuo en cualquier momento particular.
L diagnóstico
_ es útil_debido
_ a _._
la riqueza
..__._.de información que..__ :
..__._.._._ __..__ _ _ _ _ _ _ _ , _ _ __ ._ _ _ _ _ _ ......................•••.••......_....••.__ ....•......•.....•..•.• _ .•... _ ••.......•...•..........•...

do así debido a su relativa facilidad de aplicación. Aunque empleado en forma am-


plia, en especial en la evaluación del deterioro cognoscitivo en.los an~ianos, el instru" Aspectos psicométricos de la entrevista
mento tiene sus limitaciones (Anthony et al., 1982). Por ejemplo, el MMS puede carecer
Los principios aplicados para evaluar la confiabilidad y la validez de las pruebas tam-
de la estructura adecuada para la aplicación y calificación para obtener confiabilidad
bién pueden ser usadas para'evaluar entrevistas. Después de una entrevista, por lo
aceptable entre evaluadores (Molloy et al., 1991). También hay evidencia de que las
general un entrevistador llega a algunas conclusiones sobre el entrevistado. Esas con-
personas examinadas con esta prueba que tienen una educación de octavo grado o
clusiones, como las puntuaciones de prueba, pueden evaluarse en cl1antoasu nivel de
menor son más propensas a ser diagnosticadas con padecimiento de demencia que
conliabilidad y validez.
las personas con educación más allá del octavo grado (Murden et al., 1991). Varios
investigadores han citado la necesidad de revisión del MMS. Si más de un entrevistador realiza una entrevista con el mismo individuo, la con-
fiabilidad entre evaluadores para los datos de la entrevista podrían ser representados

508. Parte 5: Pruebas y evaluaciÓn en)a práctica

~j Capítulo 13: Evaluación clínica y de orientaciÓn psicológica 509


por el acuerdo que existe entre las conclusiones de diferentes entrevistadores. En un
estudio que exploró el diagnóstico de esquizofrenia por medio de dos tipos diferentes La evaluación de la consistE'ncia de las conclusiones extraídas de dos entrevi .•tas
de entrevLSta, una estructurada y lUla sm estructurar, Lindstrom et al. (1994) encontra~ separadas por algún penado produce un coeficiente de confiabilidad que se compar<t
ron que las entrevistas más estructuradas produjeron información más confiable, aun en forma conceptual a un coeficiente de confiabilidad y repetición de la prueba. Como
cuando el contenido de los dos tipos de entrevistas fue parecido. un ejemplo, considérese un estudio de la confiabilidad de una entrevista semies.
Consistente con los hallazgos de Lindstrom et al. (1994), la confiabilidad entre tructurada para el diagné.'3tico de alcoholismo, al igual que para trastornos que por lo
evaluadores de los datos de entrevista puede incrementarse cuando düerentes entre-- común Ocurren junto con éste (como dependencia, abuso de sustancias, depresión y
vistadores consideran cuestiones específicas de manera sistemática. Esta consideración trastorno de personalidad antisocial). Los autores encontraron que algunos trastor-
sistemática y específica de varias cuestiones de entrevista puede fomentarse de diver- nos (dependencia de sustancias y depresión) fueron diagnosticadas con ,mayor con-
sas maneras. Una forma implica hacer que los entrevistadores completen una escala fiabilidad y repetición de la prueba que otros trastornos (abuso de sustancias y trastorno
diseñada para evaluar al entrevistado en variables de interés al concluir la entrevista. de personalidad antisocial; Bucholz el al., 1994),
En un estudio, los miembros de lUla familia fueron entrevistados por varios psicólogos La validez de criterio de las conclusiones hechas con base en las entrevistases de
con el propósito de diagnosticar depresión. El contenido real de las entrevistas fue deja- tanto interés para los psicometristas como la validez de criterio de conclusiones he-
do a la discreción de los entrevistadores, aunque todos ellos completaron la misma es- chas con base en datos de prueba. El grado en que los hallazgos o concIusionesde un
cala de evaluación al concluir la entrevista. Completar la escala de evaluación después entrevistador coinciden con otros resultados de prueba u otra evidencia conductual
de la entrevista mejoró la confiabilidad entre evaluadores (Miller et al., 1994). refleja la validez de criterio de las conclusiones. Considérese en este contextolUl estu-
En general, cuando se realiza una entrevista con propósitos de diagnóstico, es dio que comparó la precisión de dos herramientas de evaluación diferentes, una'prue-
probable que se incrementen la confiabilidad y la validez de las conclusiones diag- ba objetiva y lUla entrevista estructurada, para predecir el comportamiento de personas
nósticas hechas con base en los datos de ésta cuando tos criterios de diagnó~tico son que estaban en libertad probatoria. Harris (1994) concluyó que la entrev.ista estruc-
claros y específicos. Los esfuerzos para incrementar la confiabilidad entre evaluadores turada fue mucho más precisa para predecir el criterio (el' comportamiento posterior
con propósitos de diagnóstico son evidentes en la tercera revisión del Manual Diag- de las personas en libertad probatoria) que la prueba. En otro estudio, éste teniendo
nóstico y Estadístico (Diagnostic and Statistical Manual; DSM-I1I), publicada en 1980. como criterio el informe preciso del uso de drogas por parte del sujeto, también se
AlUlque su predecesor, el DSM-II (1968) había proporcionado información descriptiva midió una prueba escrita contra una entrevista. Se encontró que la prueba escrita fue
sobre los trastornos enumerados, las descripciones eran inconsistentes en los detalles más válida respecto al criterio de la entrevista, quizá debido a que las personas pue-
específicos y en algunos ca$OSpodían ser bastante vagas. Por ejemplo, ésta es la des- den estar más dispuestas a admitir el uso ilegal de drogas por escrito que en una
cripción del DSM-II de la personalidad paranoide: entrevista frente a frente (McElrath, 1994).
Concluimos nuestra exposición de los aspectos psicométricos de la entrevista re-
Este patrón conductual se caractenza por hipersensibilidad, rigidez, suspka0a injus~ cordando que una entrevista es una interacción dinámica entre dos o más personas;
tificada, celos, envidia, Vanidad excesiva y una tendencia]; culpar a los demás y a en ocasiones, puede parecer que desarrolla vida propia. A final de cuentas, la. natur;¡-
atribuirles motivos malignos a ellos. Estas caracteristicasa menudo interfieren con la leza y forma de cualquier entrevista está determinada por muchos factores como el
capacidad del paciente para mantener relaciones interpersonales sati.sfactorias. Por
motivo de la entrevista, la naturaleza, calidad y éantidad dé la información antece-
supuesto, la presencia de suspicacia en sí no justifica el diagnóstico, en vista de que la
dente, restricciones de tiempo o el ambiente de la entrevista, y la disposición o capaci-
suspicacia puede estar justificada en algunos casos (American PsychiatricAssdciation,
1968, p. 42). dad del entrevistado para responder. Los factores culturales también pueden
desempeñar una función en esta interacción dinámica,
Una descripción como ésta puede ser útil para comunicar la naturaleza del trastor-
no, pero debido a su falta de especificidad y apertura a la futerpretación, sólo tiene \
valor mínimo con propósitos de diagnóstico. En un esfuerzo por reforzar la confiabili- Aspectos culturales de la entrevista
dad y validez de los diagnósticos psiquiátricos, el DSM-I11 (American Psychiatric
Association, 1980) proporcionó lineamientos diagnósticos claros, incluyendo un nú- Cuando se realiza lUla entrevista de preparación para orientación o psicoterapia, pue-
mero específico de síntomas que tendrían que estar presentes para que se lleve a cabo el de ser útil explorar diversas cuestiones relacionadas con la cultura. ¿En qué grado se
diagnóstico. Los criterios de diagnóstico para el trastorno de personalidad paranoide, siente el cliente diferente de otras personas y en qué medida esto es lUl problema?
por ejemplo, enumeran ocho formas en que podría exhibirse la suspicacia, al menos ¿Que conflictos, si es que los hay, son evidentes con respecto a la motivación para
tres de las cuales deberían estar presentes para que se diera el diagnóstico. Cuatro for- asimilarse o no con una cultura particular? ¿En qué medida se siente diferente el suje~
mas en las que podría exhibirse la hipersensibilidad, dos de las cuales tenían que estar to como individuo respecto al grupo cultural con el que se identifica más? ¿Qué fun-
presentes para que se diera el diagnóstico. Señalaba. cuatro formas en las que podría ción desempeña, si es que alguna, el racismo o el prejuicio corno un obstáculo para
exhibirse un afecto restringido, dos de las cuales tenían_que estar presentes para que se la adaptación de este sujeto? ¿Qué función tienen, si es que alguna, las normas de la
diera el diagnóstico (American Psychiatrie Association, 1980). Esta tradición de un in- cultura dominante (como el atractivo físico) en la adaptación de este sujeto? ¿En qué
cremento de la especificidad en las descripciones diagnósticas fue evidente en una re- formas han afectado los factores relacionados con la cultura a los sentimientos de
visión provisional del DSM-I1I (publicada en 1987 y denominada DSM-ID-R) al igual que valor propio de este cliente? ¿Qué potencial existe para la pérdida cultural o los senti-
en la revisión más reciente, DSM-IV (AmericanPsychiatric Association, 1994). mientos de desarraigo y pérdida de la herencia natal como una función de los esfuer-
zos para asimilarse? También pueden ser apropiadas las preguntas respecto a la salud

510 Parte s: Pruebas y evaluadón en la práctica


Capítulo 13: Eva!uadón c1inica y de orientación p~icológtca 511
física, en especial si el cliente es.de un grupo cultural que tiene tendencia documenta- menudo, se aplica más de rma prueba a un evaluado. El término us_<:do
para describir
da a expresar la angustia emocional a través de síntomas. físicos (Cheung y Lau, 1982; el grupo de pruebas aplicadas es "batería de pruebas". ,.•:; ,
KIeinman y Lin, 1980).
El evaluador debe recordar varias fuentes de influencia cultural-cuando evalúa a
los clientes. Las principales fuentes de influencia cultural según Pamela Hays (Hays,
1996;Hays y LeVme,en prensa) son: edad, discapacidad, religión,etnicidad, posición
La batería de pruebas psicológicas .,
Es probable que se haya percatado de que la palabra batido se~.refiere.~ ~~: rpezcla
social (incluyendo variables como ingresos, ocupación.y educación), orientación sexual,
líquida que generalmente contiene varios Ü1gredientes.Algo parecido en s.ignilicado
herencia nativa, origen nacional y género. Por ejemplo, ¿cómo podría afectar una
a esta definición de batido es una definición de la palabra batería: lUlacoléccióno agru~
discapacidad particular a la visión que tiene uno del m~do en un contexto particu-
pamiento de cosas parecidas que se usan juntas. Cuandoios evaluad.?res pSicolQgj,:os
lar? ¿Por qué una persona muy religiosa podría estar convencida de una' cuestión
hablan de lUla "batería", se refieren a un grupo de pruebas aplicadas juntaS c.on~el
particular? Éstos son los tipos de preguntas que podrían plantearse al considerar los
propósito de recopilar información sobre un individuo' a partir de rma varied~d. de
factores culturales en la evaluación. instrumentos. . '..'. '~
Ya sea que emplee una entrevista, una prueba o alguna otra herramienta de eva-
Una bateria de pruebas de personalidad se refiere a lUlgrupO de pruebas de persqna-
luación con un evaluado de cultura diferente, el evaluador necesita estar consciente de
lidad. Una hatería de pruebas proyectivas también,ser~.fiere a.un grupo',qe prii'7b~s",~e
las respuestas ostensiblemente psicopatológicas que pueden ser comunes.en rma cul-
personalidad, aunque este término es más especificó.porque además,i)o~:c:IiCe.~qu~ la
tura particular. Por ejemplo, las declaraciones de participación de espíritus no son poco
batería se limita a técnicas proyectivas (pruebas.como.~l RorschachrJá:TAT~:ae,dibuj,os
comunes entre algunos grupos denativos americanos deprimidos Gohnsony Johnson,
de figuras, de frases incompletas y de asociación.de palabras); En el argotentrepsicó-
1965),al-igual que otros (Matchett, 1972). Las conclusiones y juicios diagnósticos debe,.
lagos clínicos, si el tipo específico de batería al que se hace referencia deja de sé¡-espe-
rán intentar- distinguir problemas' psicológicos y.conductuales verdaderos'del com-
cificado o si el clínico se refiere a una batería de pruebas como una,.batería "estándar",
portamiento que puede ser desviado para las normas de la cultura dominante pero ser
por lo general se está haciendo referencia a un grupo de pruebas que incluye una
una costumbre, para los estándares de la cultura del evaluado. Para ser de máximo
prueba de inteligencia, al menos una prueba de personalidad y una diseñada p~r_a
valor, los informes de evaluación deberían ir_mucho más allá de determinaciones
explorar deficiencias neurológicas (que se comentan en el capítulo siguiente).
diagnósticas. Los informes deberían proporcionar un relato rico en detalles de cuál es
el problema al igual que cuáles tipos específicos de intervenciones se recomiendan .. , Cada prueba en la batería estándar proporciona al psicólogo clínico.información
\ que va más allá del área específica que explora la prueba según su diseño. Por tanto,
,~ por ejemplo, una prueba de inteligencia puede producir no sólo información sobre la
Datos de los estudios de caso inteligencia sino también sobre la personalidad y eLfuncionamiertto neurológiqJ;. A
'"1 Los datos biográfico~ y otros relacionados sobre rm eval~~do pueden' obtenerse entre-
la inversa, la información sob!f la inteligencia y el funcionamiento neurológico puede
espigarse a partir de los datos de la prueba de personalidad (y aquí nos referimos de
vistando al evaluado y/O a otros significativos en la vida de esa persóna. Fuentes de manera específica a las pruebas .proyectivas más que a inven~arios de personalidad).
datos adicionales paraJa historiaC:li:rucaincluyen registros hospitalarios, expedientes La insistencia en el uso de lUlabatería de pruebas y no una sola prueba en la valora-
escolares, aichivos laborales y dOcUmentosrelacionados. Todos estos datos se combi:- ción de pacientes fue una de las muchas contribuciones de David Rapaport (figura
nan en un esfuerzo para obtener una comprensión del evaluado, incluyendo perspi- 13.1). En una época en que usar rma b.atería de pruebas pQdría significar el uso de más
cacias sobre los patrones de comportamiento observados.2' Los datos'de la historia de una prueba proyectiva, Rapaport (1946/1967) afirmó que un examen estaría in-
clinica pueden ser inapreciables para ayudar a un terapeuta a desarrollar un contexto completo si no hubiera "respuestas correctas o erróne~s" al menos en una de las prue-
significativo en el cual interpretar datos de arras fuentes, como transcripciones de bas aplicadas; aquí se refería a w1a prueba de capacidad intelectual. Esta orientación
entrevistas e informes de pruebas psicológicas. se refleja en el trabajo ahora clásico de Rapaport en el área de la evaluación clínica,
Diagnostic Psychological Testing (Rapapor! et al., 1945-1946). Ogdon (1982) proporciona
rmlibro de referencias útiles de estudios de la literatura de investigación que llevan a
Pruebas psicológicas cabo un muestreo de las diversas interpretaciones que pueden hacerse a partir de
Los psicólogos clínicos y orientadores pueden tener ocasión de emplear muchas prue- algunas de las pruebas empleadas normalmente en una batería estándar.
bas diferentes en el curso de su práctica, y es concebible que casi todas las pruebas que
hemos descrito podrían ser empleadas en la evaluación clínica o de orientación. A Pruebas diagnósticas
Algunas pruebas están diseñadas principalmente para ser auxiliares en.el diagnóstico
lPara un ejemplo de una historia clínica de la literatura psicológica, el lector interesado es remitido a
para psicólogos clínicos y orientadores. Uno de estos grupos de pruebas fue elabora-
"Socially Reirúorced. Obsessing: Etiology ai a Disorder in a Christian Scientist" (eohen y Smith, 1976), en
donde los autores sugieren que la exposición de una mujer el. la Ciencia Cristiana la predispuso a un trastor-
do por Theodore Millon (figura 13.2).
no obsesivo. El artículo provocó algo de controversia e incitó varios comentarios (por ejemplo, Coyne, 1976;
Halleck, 1976;Lonrlon, 1976;McLemore y Court, 1977),incluyendo uno de un representante de la Christian Las pruebas Millon ElInventarioClinico Mulliaxial de Millon (Millon ClinicalMultiaxial
Science Church (Stokes, 1977), todos refutados por Cohen (1977, 19'79a,pp. 76-83). Inventory; MCMI; Millon, 1983)consiste de 175reactivos cierto/ falsoque producen pun-

512 Parte~: P~ebas y evaluación en la práctica

I Capitulo 13: Evaluación dínica y de orientación psicológica 513


1:;
:' .,.

1
"

- ..
I

"~.
t 1:

....
.:. ~" r.
.[ !~:
...!
I1
I Figura 13.2
Figura 13.1 ; f_:f
1- lbeodor. Millon. Ph.D.• D.Se.
David Aapapor!, Ph.D. (1911-19601 ,~')¡

'Encuentre el Test Developer ProfiJe del doctor


Rapaport en Internet en I Encuentre el Test Developer Profile del doctor
Millon en Internet en
www.may£ieldpub.com/psychtesting.
'1 www.mayfieldpub.com!psychtesting .
•1

il_
tuaciones relacionadas con característic~ de pers~riálidad-perdtiiable~
ha
al igu.al q~e con
síntomas clínicos agudos. La MCMI sido revisada dos veces, lo que dio como resulta-
f
!I:
clínica" (Millon el al., 1994, p. S), la prueba parece haber inspirado algunas estrategias
de intervención (RetzIaff, 1995a). Aunque en general recibido en forma favorable, el
MCMI-ill conserva algunas características del MCMI-II que los revisores encontraron
I do el MCMI-U(Millon, 1987) y el MCMI-IlI(Millori el al., 1994). EIMCMI-IlIpioduce pun-
controvertidas. Por ejemplo, el procedimiento de"muestreo empleado para identificar
:1
~ tuaciones para 14'escalas de personalidad ,que'corr~sponden a los' trastornos dé sujetos para la muestra de estandarización, la superposición de escalas y otras cues-
'1 personalidad del DSM-N. También hay diez escaJas clínicas, incluyendo escalas para tiones técnicas incitaron a Haladyna y Reynolds (1991) a caracterizar a la versión an-
~I medir ansiedad y depresión, y cuatro ~dices' ete'v~dez. Esta inf6r.máclón puede ser
I terior de la prueba como "una gema conceptual y desde el p~to de vista psicométrico
~! útil para ayudar a los psicólogos clínicos "aha'cer diagnósticos con. respecto al DSM-IV en algún lugar entre una pesadilla y un enigma" (p. 534).
"multiaxjal'" y para evaluar el resultad9 en: la psicoterapia. Debidó a que las pruebas
El Inventario Clínico para Adolescentes de Millon (Millon Adolescent Clinical
MCMIestán diseñadas de mánera específiCa'"para se'(usadas con poblaciones clínic,!-~,las f"¡J: Inventory; MAO; Millon el al., 1993) es una revisión dlll Inventario de la Personalidad
normas fueron recopilarlas sólo en persomts c_"<?~ ~~sfómos mentales; l~ ~uestra-de para Adolescentes de Millon (MillonAdolescent Personality Inventory) y su predece-
estandarización incluyó 1 000 pacientes homorés y"rrLujeres con W1avariedad de trás- H sor, el Inventario para Adolescentes de Millon (MillonAdolescent Inventory). Diseña-
tomos mentales diferentes. Al calificar, las p~tuaciones crudas en las escalas son trans-
do para ser usado con poblaciones clínicas adolescentes, la prueba produce datos
formadas en puntuaciones" de Tasa Base, l'as,'"éuales son puntuaciones estándar
clínicos al igual que relacionados con la personalidad, incluye escalas de validez y de
correspondientes a datos de frecuencia diagtlósp.ca conocidos. En revisiones anteriores
sesgo de la respuesta y tiene valor en función de la toma de decisiones diagnósticas
de la prueba, la validez de algunas de las escila.s ha sido materia de preocupación para
la
investigadores independientes. Porejemplo,Nfillon (1983) reportó que escala de Abuso
1I del DSM-IV. El tiempo de aplicación es una ventaja, y la mayoría de los adolescentes
completará los 160 reactivos de la prueba en unos 20 minutos más o menos. Un pro-
de Drogas del MG.Wclasificó en forma correcta a 94% de la muestra examinada. Pero en
W1a investigación independiente con personas que abusan del alcohol y las dr0Kas,
\,t
,
blema con la prueba es que las mismas respuestas a los 160 reactivos se emplean en
forma repetida para derivar las puntuaciones en las 30 escalas de la prueba, conte-
menos de la mitad de ese porcentaje de quienes respondieron la prueba fueron clasifica- 1,
niendo la mayor parte de las escalas 30 reactivos o más. En pr:omedio, cada reactivo se
dos en forma correcta, y los índices de identificaciones de falsos positivos fueron tan emplea en alrededor de seis de las escalas de la prueba. Como observó un revisor, "La
altas como 50% (Bryer el al., 1990; Marsh el al., 1988); Se habían señalado preocupacio-

i
prueba debería tener máS reactivos, menos escalas y / o menos reactivos por escala
nes sobre la validez discriminativa de ciertas escalas (McCann, 1990), en especial cuan-
do quien responde la prueba exhibe síntomas de diversas condiciones psiquiátricas.
[... ] tan pocos reactivos no pueden estirarse tanto" (Retzlafl, 1995b, p. 621).
Una prueba reciente en la familia de pruebas de Millon es el índice de Estilos de
/
Aunque los autores del MCMJ-ill advirtieron que el instrumento no debería ser Personalidad de Millon (Millon Index 01 Personality Styles; Mll'S; Millon, 1994). Colo-
usado para "ningún otro propósito distinto a la exploración diagnóstica o evaluación cado como un instrumento para la evalu::tción de la personalidad adulta en el rango
j

514 .Parte s: Pruebas y evaluación en la práctica n Capitulo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 515
'~
11'
-'
>;/
normal, el MIPSproduce ':...r. índice de adaptación general al igual que información en Cuadro 13.1
16 tipos jungianos. Esta prueba computarizada puede producir datos de valor parti- Criterios para el diagnóstico de depresión
cular para personal que trabaja en orientación vocacional y en programas de desarro-
llo de personal. A. Cinco (o másf de los siguientes sfntomas han estado presentes durante el mismo periodo de dos semanas y representan un
cambio del funcionamiento previo; al menos uno de los síntomas es estado de ánimo deprimido o pérdida de interés o placer.
Como fundamento de cada una de estas pruebas se encuentra la idea' de Millon
Nota: No se incluyen síntomas originados en forma evidente a una condición médica general; ni delirios o alucinaciones
(1969,1981,1986., 1986b, 1990; Millon et al., 1996) de dos dimensiones primarias de la incongruentes con el estado de ánimo.
personalidad. Una dimensión, de naturaleza conductual, tiene que ver qm' las formas 1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día. casi todos los días. indicado ya sea por un informe subjetivo (por
de obtener satisfacción y evitar el estrés. La otra tiene que ver con' Un patrón de ejemplo, se siente triste o vacío) o por observaciones hechas por otros (por ejemplo, parece temerosol. Nota: En niños y
adolescentes, puede ser estado de ánimo irritable.
confrontamiento general que puede describirse como activo o pasivo. Las puntuacio-
2. Disminución marcada del interés a placer en todas. o casi todas. las actividades la mayor parte del día. casi todos los días
nes en las pruebas de Milion pueden interpretarse con respecto a estas dos dimensio- (indicado por un relato subjetivo o por una observación hecha por otros).
nes de la personalidad, las cuales, a su vez, pueden ser interpretadas' de acuerdo con 3. Pérdida de peso significativa cuando no está a dieta o aumento de peso ¡por ejemplo. un cambio de más del 5% de peso
las categorías del DSM-Iv: corporal en un mesl. o disminución o incremento en el apetito casi todos los días. Nora: En niños, considérese la falla en
los aumentos de peso esperados.
4. Insomnio o hipersomnia casi todos los dras.
5. Agitación o retardo psicomotor casi todos los dras lobservable por otros. no sólo sentimientos subjetivos de intranquilidad
Evaluación de variables específicas a de estar lento). '
6. Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.
Nliles de pruebas diseñadas para enfocarse en rasgos, estados; mtereses, actitudes y 7. Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva o inapropiada lIa cual puede ser delirantel casi todas los días (no sólo un
variables relacionadas especüicas se encuentran disponibles para los orientadores reproche a sí mismo o culpabilidad por estar enfermo).
y psicólogos clínicos. Aquí, con propósitos ilustrativos, nos centramos en los que pue- 8. Disminución en la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi todos los días (ya sea por relato subjetivo u
observado por otros).
den ser los más empleados de estos instrumentos de enfoque fino, las pruebas diseña-
9. Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor de morirl. ideación suicida recurrente sin un plan específico, o un
das para evaluar la depresión. intento de suicidio a un plan especifico para cometer suicidio.
S. Los síntomas no satisfacen los criterios para un Episodio Mixto.
Medidas de depresión La depresión es el problema de salud mental y razón para la C. Los síntomas causan angustia clínicamente significativa o deterioro en las áreas social, ocupacional u otras áreas importantes
de funcionamiento.
hospitalización psiquiátrica más común (Dean, 1985). De 5 a 9% de las mujeres adul-
D. Los sintomas no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo. abuso de una droga, un medica-
tas, de 2 a 3% de los hombres adultos (American PsychiatricAssociation, 1994) y de 18 mentol o una condición médica generallpor ejemplo, hipotiroidismol.
a 35% de los adolescentes (Clarizio, 1989) pueden experimentar depresión en cual- E. Los síntomas no son explicados mejor por Duelo; es decir. después de la pérdida de un ser querido, los sintomas persisten por
quier momento. La depresión clínica es un factor de riesgo para el suicidio e incluso más de dos meses o se caractenzan por un deterioro funcional marcado, preocupación mórbida por la inutilidad, ideación
puede ser el más universal de todos estos factores (Silverman, 1968). Los criterios del suicida. síntomas psicóticos o retardo psicomotof.
DSM-IV para diagnosticar depresión se presentan en el cuadro 13.1. Fuente: American Psychiatric Association (1994)
La depresión puede diagnosticarse por medio de una entrevista sola o por medio
del uso de otras herramientas clínicas variadas (Ponterotto et aI., 1989). Quizá la prue-
ba más empleada para medir la gravedad de la depresión es el Inventario de Depre- para apoyar su afirmación de que, en promedio, los pacientes con trastornos depresi-
sión Beck-ll (Beck Depression Inventory-ll; BDI-II; Beeket al., 1996). vos más serios obtienen puntuaciones más altas en la BDI-I1que los pacientes con for-
El BOI-IIes una medida de informe personal de depresión diseñada para ser usada mas menos graves de depresión. Debido a que los reac~vos son tan transparentes y el
con personas de 13 años de edad en adelante. Para cada reactivo, quien responde la prue- resultado de la prueba es manipulado con tanta facilidad por quien responde la prue-
ba encierra en un círculo una de cuatro a.firmaciones que describa mejor sus sentimien- ba, el BOl-U sólo debería emplearse con pacientes que no tengan ninguna motivación
tos durante las dos semanas anteriores. Las afirmaciones reflejan diferentes intensidades conocida para bien o mal. Además, debido a que el BOI-IIno posee escalas de validez,
de sentimiento y en consecuencia están ponderadas en su calificación. Como la versión es probable que sea aconsejable aplicando junto con otras pruebas que tengan escalas
anterior de esta prueba, el Inventario de Depresión Beck (Beck Depression Inventory; de validez, como el MMPI-2.
BOl), el BDI-I1contiene 21 reactivos, cada uno explora un síntoma o actitud espeóficos Aunque es probable que la prueba de Beck sea la medida de depresión para ado-
asociados con la depresión. Sin embargo, el BDI-I1difiere de su predecesor en varias ma- lescentes y adultos más difundida (Archer et al., 1991; Piotrowski y Keller, 1992), toma-
neras clave. El marco temporal de la prueba anterior era de una semana, mientras que remos nota nuevamente de otro instrumento apropiado para ser usado con individuos
el marco temporal para la BDI-I1es de dos semanas, esto de acuerdo con los criterios más jóvenes. El Inventario de Depresión para Niños (Children's Depression Inventory;
diagnósticos del DSM-IVpara la depresión. Cuatro reactivos de la BOl(Pérdida de Peso, COI;Kovacs, 1977) es un cuestionario de informe personal de 27 reactivos. Cada reactivo
Cambio de la Imagen Corporal, Preocupación Somática y Dificultad para Trabajar) fue- consiste de tres declaraciones de las que se selecciona una como reflejo de la forma en
ron retirados y remplazados con cuatro reactivos nuevos en el BDI~I1(Agitación, inuti- que se ha sentido quien responde durante el transcurso de las dos semanas anteriores.
lidad, Dificultad para la Concentración y Pérdida de Energía). Beek et al. (1996) presentan Apropiado para ser usado con niños y adolescentes, el COIha sido ampliamente estu-
datos para documentar su afirmación de que, en promedio, los pacientes con trastor- diado (véase, por ejemplo, Carey etal., 1987; Kavan, 1990; Knolf, 1990b; Mattisonet al.,
nos del estado de ánimo obtienen puntuaciones más altas en el BDI-IIque los pacientes 1990;Sayloret al., 1984; Semrud-Clikeman, 1990; Siegel,l986;Smuckeret al., 1986). En
con trastornos de ansiedad, de adaptación u otros trastornos. Además, presentan datos general, la prueba ha mostrado que es confiable, válida y capaz de distinguir niños y

516 Parte 5: Pruebas y evaluaoón en la práctica Capítulo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 517
adolescentes deprimidos de controles normales. El COI es menos preciso en su capaci-
paciente no consulta al profesional en busca de psicoterapia sino para que le ayude a'
dad para distinguir niños y adolescentes diagnosticados como deprimidos de niños. y enfrentar al tercero. Por consiguiente hay "una gIan probabilidad de que el paciente
adolescentes con otros diagnósticos psiquiátricos. La estructura factorial de la prueba
no será tan veraz como lo sería en otras circunstancias" (Rappeport, 1982, p. 333). En
parece variar Como una función de la edad de los nmos y adolescentes examinados. El
consecuencia, es imperativo que el evaluador no sólo se base en las representaciones
cm parece útil en particular para identificar a niños y adolescentes como deprimidos -'\
como parte de una batería múltiple (Kazdin et al., 1986). del evaluado sino en toda la docwnentación disponible, como informes policiacos y.
entrevistas con personas que pueden tener un conocimiento pertinente. El profesi~
Una revisión de la literatura de diez años de la validez y utilidad clínica de la explo-
nal de la salud mental que desempeña una labor forense haría bien en estudiar el
I ración de la depresión produjo varios hallazgos notables. Sehade et al. (1998) conduye-
lenguaje legal. Como lo plantea Rappeport:
ron que, como grupo, los instrumentos empleados para explorar la depresión detectan
depresión significativa desde el punto de vista clínico. Alguna evidencia sugirió inclu-
l. Entrar en un tribunal y emitir la opinión de que una persona no es responsable de un
so que los instrumentos de exploración se desempeñaron mejor que las impresiones r
clínicas. Una excepción aquí es cuando la demencia severa coexiste con la depresión. ¡ . crimen debido a que es psicótica no es decir nada de valor para el juez o el jurado. Sin
embargo, entrar. en el mismo tribunal y afirmar que un hombre no es responsable
Los investigadores encontraron también que los instrurrlentos de exploración para la debido a que, como resultado de un trastorno mental, a saber, esquizofrenia paranoide,
,depresión carecían de especificidad y tendían a medir más que depresión. Qtro hallaz- "carecía de la capacidad sustancial para conformar su comportamiento a los requeri-
go clave fue que "menos es más" en la exploración de la depresión con poblaciones
generales. "Debido a que los instrumentos breves con preguntas bien seleccionadas
,
Ii mientos de la ley", debido a que estaba escuchando voces que le decían que, debía
cometer el 'crimen para proteger a su familia de un daño futuro, sería de gran. valor
parecen desempeñarse tan bien como los más elaborados (para el hallazgo de casos), la para el juez o el jurado. No es debido a que el hombre tenía una psicosis q"ueno es
brevedad puede ser una característica fundamental" (Schade et al., 1998, p. 60). responsable; lo que es importante es la forma en que su enfermedad afectó su campar.
tamienta y su capacidad para formar la intención criminal necesaria o para- tener la
Instrumentos cortos, largos y de longitud intermedia son empleados en una varie- ii mens rea, o mente culpable (p. 333).
dad de áreas de especialidad de la práctica clínica. Algunos de estos instrumentos I!
pueden ser únicos para tul tipo particular de evaluación, mientras que algunos tipos
de evaluación requieren el uso de instrumentos tradicionales en formas no tI.adiciona:. Los evaluadores forenses en ocasiones son colocados en la función de psicohis- ".
1I toriadores, en especial en casos que implican cuestiones de capacidad testamentaria.
les. Ahora dirigiremos nuestra atención a la evaluación clínica en contextos especiales.

¡
Ji En tales casos, los evaluadores pueden ser llamados para ofrecer opiniones de perso- \
nas que nunca han entrevistado u observado directamente, tula situación que rara vez
Aplicaciones especiales de medidas clínicas ¡ o nunca surge en las evaluaciones que no son forenses. La evaluación forense con
frecuencia implica emitir opiniones' sobre cuestiones trascendentales como si el indi-.
Evaluación de psicología forense ¡ viduo es-competente para ser sometido a juicio, si es criminalmente responsable o si
i está listo para salir bajo libertad condicional. Algunos han puesto en duda la función
La palabra forense significa que pertenece o es empleado en procesos legales, y el tér-
mino evaluadón psicológica forense puede definirse en forma amplia como la teoría y
i de los profesionales de la salud mental en estas cuestiones y otras relacionadas, citan-
do la falta de confiabilidad del diagnóstico psiquiátrico y li} invalidez de diversas'
aplicación de la evaluación y medición psicológicas con fines legales. Los psicólogos, herramientas de evaluación para ser usados con estos objetivos (véase Faust y Ziskin,
psiquiatras y otros profesionales de la salud pueden ser llamados por los tribunales, 1988a, 1988b; véase también Matarazzo, 1990). Aun aSÍ, jueces, jurados, fiscales' de
autoridades de correccionales y de libertad condicional, abogados y otros implicados distrito, policía y otros miembros del sistema de justicia"criminalconfian en losprofe-
en el sistema de justicia criminal para ofrecer una opinión experta sobre algún asunto. sionales de la salud mental para que proporcionen sus juicios sobre tales cuestiones
Con respecto a los procesos criminales, la opinión puede referirse, por ejemplo, a la críticas. Una de las cuestiones que se plantea cotidianamente en todo el mundo, con.
competencia de un individuo para ser sometido a juicio o su responsabilidad criminal mucha frecuencia con la vida o la muerte de los individuos pendiente de la balanza,
se relaciona con la predicción de la peligrosidad.
(es decir, cordura) en el momento en que se cometió el crimen. Con respecto a un
proceso civil, la opinión puede tener que ver con cuestiones tan diversas como el
grado de angustia emocional sufrido en una demanda por lesiones personales, la con- Peligrosidad para uno mismo o para otros Una determinación oficial de que un indivi-
veniencia de uno u otro de los progenitores en un proceso de custodia, o la capacidad duo es peligroso para sí mismo o para otros es causa legal para privar a ese individuo de
testamentaria (capacidad para hacer un testamento y última voluntad) de una perso- la libertad. El sujeto juzgado positivamente será sometido, en forma voluntaria o
na antes de morir. involuntaria, a intervención psicoterapéutica, generalmente en una instalación,de tra-
Antes de exponer algunos de los aspectos relacionados con la evaluación en un tamiento de seguridad, has'ta que llegue el momento de que ya no sea juzgado como
muestreo de las muchas áreas de la, psicología forense, es importante señalar que hay peligroso. Esto se debe a que el Estado tiene un interés claro y obligatorio en proteger a
los ciudadanos del peligro y a los suicidas, que se supone sufren de un trastorno men-
diferencias importantes entre la práctica clínica forense y la general. Como lo señaló
Rappeport (1982), la mayor diferencia es que en la situación forense el psicólogo clíni- tal, de sus propios impulsos autodestructivos. Los profesionales de la salud mental, de
manera tradicional psiquiatras y cada vez más psicólogos, desempeñan una función
I
co no se encuentra al servicio del paciente sino de un tercero, como un tribunal o un
abogado, y ese hecho (al igual que sus implicaciones con respecto a cuestiones como fundamental en las decisiones respecto a quién es considerado peligroso y quién no.
la confidencialidad) deben quedar claras para el evaluado. Otra diferencia es que el La determinación de peligrosidad se hace de manera ideal con base en múltiples
fuentes de datos, incluyendo datos de entrevistas, datos de historias clínicas y pruebas

518 ParteS: Pruebas.y evaluación en la práctica


Capitulo 13: Evaluación cHnica y de orientación psicológica 519
formales. Cuando tratan con evaluados que son homicidas o suicidas en potencia, le a llamarse, en efecto es una extensión de la prohibición constitucional contra los jui-
incumbe al evaluador profesional tener conocimiento de los factores de riesgo asocia- cios in absentia; un acusado no sólo debe estar presente en forma física durante el
dos con tales actos violentos (como intentos previos de cometer el acto, abuso de drogas juicio, sino también presente desde el punto de vista mental.
o alcohol y desempleo). Si se le da la oportunidad de entrevistar al individuo potencial- El requerimiento de competencia se emplea para proteger el derecho de un indivi-
mente peligroso, el evaluador normalmente explorará la ideación e imaginación del duo para elegir y asistir a su abogado defensor, el derecho a actuar como testigo a nom-
evaluado asociadas con el acto violento, al igual que la disposición y letalidad del méto- bre propio y el derecho a confrontar testigos opositores. El requerimiento también
do y medios por los que sería perpetrado. El evaluador ponderará qué tan específico y incrementa la probabilidad de que se revelará la verdad del caso, en vista de que el de-
detallado es el plan, si es que hay alguno, y la disponibilidad de recursos de ayuda fami- fensor competente es capaz de supervisar en forma continua el testimonio de los testi-
liar, amigos o compañeros de dormitorio. Si el evaluador determina que es inminente gos y llamar la atención del tribunal hacia las discrepancias en los testimonios. En general,
nnhomicidio, tiene el deber legal de advertir al tercero que está en peligro, un deber que

I
las personas que tienen retardo mental, que son psicóticas o que sufren de un trastorno
anula la comunicación privilegiada que existe entre el psicólogo y el cliente. Como se neurológico debilitante son consideradas incompetentes para ser sometidas a juicio. Sin
planteó en el caso trascendental de 1974 de Tarasoff contra the Regents o/ the University o/ embargo, no puede enfatizarse que cualquiera de estos rres diagnósticos no sea sufi-
California, "Los privilegios protectores terminan donde comienza el peligro público" ciente por sí solo para que una persona sea encontrada incompetente. Planteado de otra
(véase Cohen, 1979, para una explicación de este principio y otros relacionados). forma: es posible que una persona tenga retardo mental, sea psicótica o sufra de un tras-
La peligrosidad se manifiesta en formas diversas en escenarios variados que van torno neurológico debilitante, o las tres cosas, y todavía sea encontrada competente para
desde el patio de juegos de la escuela hasta el veshbulo de la oficina de correos. Traba- ser sometida a juicio. La persona será encontrada incompetente si y sólo si es incapaz de
jando conjuntamente, los miembros de las comunidades legal y de salud mental se entender los cargos en su contra o es incapaz de asistir en su propia defensa.
esfuerzan por mantener a las personas razonablemente a salvo de sí mismas y de otros Se han elaborado varios instrumentos como auxiliares para valorar si un acusado
mientras no privan en forma indebida a ningún ciudadano de su derecho a la libertad. satisface el requerimiento de "comprender y asistir". Por ejemplo, los investigadores
Hacia este fin, ha surgido una literatura bastante extensa que trata de la evaluación de de la Escuela de Leyes de la Universidad de Georgetown (Bukatman et al., 1971) enu-
la peligrosidad, incluyendo el suicidio (véase, por ejemplo, Baumeister, 1990; Blumenthal meraron 13 criterios de competencia para ser sometido a juicio (cuadro 13.2). Las pre-
y Kupler, 1990; Catalano et al., 1997; Copas y Tarling, 1986; Garclner et al., 1996; Jobes et guntas de muestra empleadas junto a estos criterios incluyen las siguientes: ¿Cuál es
01.,1997; Lewinsohn et 01.,1996; Lidz et 01.,1993; Monahan, 1981; Olweus, 1979; Rice y la labor de su abogado? ¿Cuál es el propósito del juez? ¿Qué hace el jurado? ¿Qué
Harris, 1995; Steadman, 1983; Van Praag et 01.,1990; Wagner, 1997; Webster et al., 1994), hará el fiscal? ¿Qué coartada o defensa piensa que tiene ahora? ¿Qué significa para
junto con diversas pruebas (Becketal., 1989; Eyman y Eyman, 1990; Linehan etal., 1983; usted ser incompetente para ser sometido a juicio? ¿Piensa que hay alguna razón por
Patterson et 01.,1983; Reynolds, 1987; Rothberg y Geer-Williams, 1992; Williams et al., la que debería encontrársele incompetente? De acuerdo con Bukatman et al., una valo-
1996) y lineamientos para entrevistas clínicas (Sommers-Flanagan y Sommers-Flanagan, ración de competencia minuciosa implicaría respuestas a estas preguntas "con sufi-
1995; Truantetal., 1991; Wollersheim, 1974). Aun así, la predicción de peligrosidad debe ciente información en cada punto para indicar si hay, o podría haber en el futuro, un
considerarse, en este momento, más un arte que una ciencia; los clínicos históricamen- problema en esa área" (p. 1226).
te no han sido muy precisos en sus predicciones de peligrosidad. Hay que hacer noto- Una medida alternativa de competencia, la Prueba de ExpJoración de la Compe-
rio que hay muchas personas y organizaciones trabajando para mejorar las tencia (Competency Screening Test; Lipsitt et al., 1971) emplea un formato de frases
probabilidades cuando se trata de predecir la peligrosidad. Como se señala en la sec- incompletas (cuadro 13.3) con cada uno de 22 reactivos relacionado con un criterio
ción Psicometria cotidiana de este capítulo, entre los organismos comprometidos con la legal de competencia para ser sometido a juicio. La prueba es calificada en una escala
aplicación de la ciencia conductual a las cuestiones de peligrosidad se encuentra el de tres puntos que van de Oa 2, siendo calificadas con 21jilS respuestas apropiadas, con
Servicio Secreto de Estados Unidos. 1 las respuestas marginalmente apropiadas y con Olas respuestas que son inapropiadas
en forma evidente. Por ejemplo, una respuesta de 2 puntos al reactivo "Cuando vaya
Competencia para ser sometido a juicio "Competencia" en el sentido legal tiene mu- al tribunal, el abogado tisería "me defenderá". Dicha respuesta indica que
chos significados düerentes. Uno puede hablar, por ejemplo, de competencia para el evaluado tiene una comprensión clara de la función del abogado. Por el contrario,
hacer un testamento, firmar un contrato, cometer un delito, renunciar a los derechos una respuesta de Opuntos podría ser "hará que me guillotinen", la cual sería indicati-
constitucionales, consentir en un tratamiento médico, y la lista continúa. Antes de que va de una percepción inapropiada de la función del abogado. Lipsitt et al., reportaron
el asesino convicto Gary Gilmore fuera ejecutado en L"tah, fue sometido a un examen la confiabilidad entre evaluadores capacitados en esta prueba es r = .93. También re-
diseñado para determinar si era competente o no para ser ejecutado. Esto se debe a portaron que su prueba fue exitosa en discriminar hombres con perturbaciones serias
que la ley ordena que exista cierta propiedad con respecto a las ejecuciones ordenadas internados en hospitales estatales de grupos de control constituidos por estudiantes,
por el Estado, y no sería propio en el sentido moral ejecutar a personas dementes. La adultos de la comunidad, miembros de clubes y pacientes civ.iJes hospitalizados. in-
competencia para ser sometido a juicio tiene que ver en gran medida con una capacidad vestigaciones subsecuentes realizadas por investigadores independientes (Nottingham
del acusado para entender los cargos en su contra y asistir ensu propia defensa. Como y Mattson, 1981) apoyan aún más la utilidad clínica de la Prueba de Exploración de la
lo establece la ejecutoria de la Suprema Corte de Justicia en el caso de Dusky contra Competencia.
United States, Wl acusado debe tener "la capacidad presente suficiente para consultar
Con su abogado con un grado razonable de comprensión racional (... 1 (y) objetivo del Responsabilidad criminal "Inocente por razones de locura" es un alegato contra uncar-
proceso en su contra". Este requerimiento de "comprender y asistir", como ha llegado go criminal que todos hemos escuchado. Pero deténgase a pensar en el significado del

520 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica Capítulo 13: Evaluaoón clínica y de orientación psicológica 521
•..................:.........................................................................................................
; PSICOMETRIA COTIDIANA

Evaluación de la peligrosidad y el Servicio Secreto


,.,¡;:

.~<j.
'~'.~
........ - _, _ _.." -•.......•.....•......... - _ _ __ ,......•..............••........................ -._._.- ..
".,.,. _ .
1
~' ;~
,~; 'r
:f: '"
El Servicio Secreto está encargado por la ley federal de
diversas responsabilidades. El seMeio investiga delitos de
falsificación, estafa y fraude que implican
estableció un programa de investigación conductua!.
La directora de este programa es Margaret Coggins,
Ph.D., y mucho de lo que decimos aquí sobre este
p,"
')~

','1 , 1-"-_. ~-
telecomunicaciones. computadoras e instituciones programa se deriva de una publicación de Coggins y sus' ..
,~
financieras. Sin embargo, quizá sean más conocidas sus

II
colegas {19981.
mnciones de protección. El Servicio Secreto está Encargado de deberes que implican realizar '. .¿..'.1
encargado de proteger a las siguientes personas y sus evaluaciones muy especializadas de peligrosidad en forma <;.•
familias: el presidente de Estados Unidos, el regular. el Servicio Secreto tiene una historia de recibir
vicepresidente. ex presidentes y vicepresidentes. información de profesionales clínicos y forenses. En 1980.
candidatos o sucesores para dichos cargos y jefes de I
la dependencia hizo un contrato con el Instituto de
Estado extranjeros visitantes.
1 Como otras dependencias de aplicación de la ley, el
Servicio Secreto tiene una larga tradición de experiencia en
Medicina para patrocinar una conferencia de psicólogos
clínicos y científicos conductuales que abordó cuestiones
como la predicción de la peligrosidad; el manejo de casas
.i
,
J
;
I

el área de la investigación criminal. Y una vez más. al igual de personas peligrosas y las necesidades de
que otras dependencias de aplicación de la ley, el Servicio entrenamiento de los agentes lTakeuchi et al .. 1981J. Otra !1
Secreto no puede jactarse de una experiencia especial en conferencia en 1982 extendió la agenda a cuestiones como
psicología o áreas relacionadas de la ciencia conductual que la elaboración de un programa de investigación interna
serían de valor en su misión protectora. ¿Osi puede? sobre la evaluación de personas que amenazaron a
La dependencia de aplicación de la ley, incluyendo el protegidos y la capacitación para agentes en la evaluación 1.)
Servicio Secreto, han mostrado mucho interés en la forma •
y manejo de amenazantes enfermos mentales (Institute of
en que la ciencia conductual, y de manera más específica Medicine, 1984}. El programa de investigación conductual
el conocimiento de la peligrosidad, puede aplicarse en el del Servicio Secreto surgió de estas conferencias y en la
funcionamiento cotidiano. En Los Ángeles. donde el acecho actualidad estudian cuestiones diversas como problemas ¡,1 El Seroicio Secreto se basa en investigaciones sobre la evaluación de la peligrosidad para cumplir
de las celebridades ha sida un problema que ha recibido de la evaluación del riesgo. factores en la toma pe ., con su misión protectora.
buena publicidad, el departamento de policía estableció decisiones de los agentes y las actitudes de los
una unidad para el manejo de las amenazas (Lane, 1992). profesionales de la salud mental hacia el Servicio Secreta
Cuando miembros del Congreso o su personal reciben respecto a su efecto en el informe de las amenazas a Jos
amenazas, el asunto puede remitirse a una unidad protegidos del Servicio Secreto. Se fraguó una
policiaca similar establecida por la policía de la capital de colaboración entre investigadores y practicantes a fin de
Estados Unidos (Coggins et al., 1998). Además. ~el Servicio
de Comisarias de Estados Unidos ha iniciado esfuenos
lograr los objetivos del programa:
normas rigurosas de revisión por semejantes. (Coggins el al.,
,
¡998. p. 511.
can el potencial para la violencia (Vossekuil y Fein, 1997).
sistemáticos para formular una función investigadora Losagentes especiales e investigadores, tanto personál Este hallazgo consiste en los resultados del psiquiatra Park
protectora para analizar comunicaciones inapropiadas para interno del Servicio Secreto como asesores externos, trabajan Oietz en su investigación de individuos que acechan a
funcionarias judiciales federales y evaluar y manejar las juntas para identificar cuestiones de estudio prácticas, El estudio de caso es una herramienta potencialmente
celebridades de Hollywood. Oietz et al. (lS91) concluyeron
amenazas potenciales contra éstos (Coggins et al.. p. 53).
H

establecer prioridades de investigación, diseñar metodoJogfas útil de evaluación e investigación, en particular en las
que hay poca relación entre escribir una cafta amenazadora
El Servicio Secreto ha sido ejemplar en sus esfuenos de estudio. recopilar y analizar datos y diseminar los hallazgos esfuenos para identificar factores relacionados con el
a la celebridad e intentar aproximarse ffsicamente a ella;
para integrar la investigación conductual y la experiencia de la investigación. Losagentes desempeñan una función potencial de un individuo para)a violencia contra un
aquellos que escriben dichas cartas no tuvieron ni mayor ni
clínica en sus políticas y prácticas. incluyendo la fundamental para asegurar que las preocupaciones de protegida del Servicio Secreto. El Proyecto de Estudio de
menor probabilidad de intentar acercarse a la celebridad
evaluación del riesgo y las actividades de protección. En el Casos Excepcionales (Exceptional Case Srudy Preject: Ecspl
li intento de prevenir cuando tenga lugar un crimen
específico, algunas de las casas que debe hacer el Servicio
investigación relevantes de la evaluación del riesgo y el
manejo de Joscasos son planteadas para su estudio. y su
participación en el diseño de la investigación y en la
del Servicio Secreto fue diseñada para estudiar a personas
que han atacado, o se han aproximada con medios Jetales. a
que las personas que no hacen amenazas.
Aunque el Servicio Secreto ha sido ejemplar en sus
esfuerzos institucionales para emplear y generar
Secreto son 1) identificar e investigar a personas que . recopilación de datos le confiere credibilidad interna a la un individua que es su blanca con base en su posición
1I investigaCión canductual, también es el casa de que, como
pueden representar un riesgo para un protegido, 2} hacer importancia de incorporar los resultados de los estudios a la pública. Las variables. seleccionadas para estudio incluyen
lo pla~tean Coggins et al. (1998l: "la misión operativa
I una determinación del nivel de riesgo que representa la
persona identificada y 31 poner en práctica un programa de
manejo de casos para aquellos identificados cama
práctica. De! mismo modo, el persenal de investigación y los
estudiosos de las comunidadescientllica y académica
comportamiento, pensamiento, planeación. estado mental,
motivación y patrones de comunicación. Un hallazgo
notable de esta investigación podría ser parafraseado
siempre tiene prioridad sobre el interés académico o
H

científico (p. 68}. Aun asf, la ciencia conductual, y en


/
aseguran que los principios de la integridad cientlfica gulan particular la investigación relacionada con la evaluación,
representantes posibles de un riesgo genuino. Para cumplir el proceso de investigación y contribuyen a proteger.la . según el aforismo de que la acción vale más que las
tiene mucho que ofrecer al Servicio Secreta y a otros
con estos objetivos y otros relacionados, el servicio palabras; el comportamiento previo tiene prioridad sobre las

!
validez externa de los datos y hallazgos de acuerdo con organismos implicados en la aplicación de la ley y en la
declaraciones amenazadoras como un factor relacionado prevención del crimen.
!
522 Parte s: Pruebas y evaluación en la práctica
Capitulo 13: Evaluación dlnic.a y de orientación psicológica 523

~
i}

Cuadro 13.2 Reactivos objetivos --"1 f Cuadro 13.3
Criterios de Georgetown
para la competencia para
ser sometido a juicio
Capacidad del acusado para:
1. entender su situación legal actual
2. entender los cargos levantados en su contra
'1 Prueba de Exploración de la Competencia
l. El abogado le dijo a 8il! que _
2. Cuando vaya al tribunal, el abogado .
3. entender las cuestiones y procedimientos legales en el caso 3. Jack sintió que el ;uez _
4. entender las poSIbles disposiciones, alegatos y penas 4. Cuando Phi! fue acusado del crimen. él .
5. entender los hechos relevantes para el caso 5. Cuando me preparo para ir al tribunal con mi abogado _
6. identificar y ubicar a las testigos 6. Si el jurado me encuentra culpable, yo _
Reactivos ¡nferenciales 7. La forma en que un juicio en el tribunal se decide .
I

I
8. Cuando se presentó al jurado la evidencia en el caso de George, .
Capacidad del acusado para comunicarse con su defensor y para: 9. Cuando el abogado interrogó a su cliente en el tribunal. el diente dijo _
7. comprender las instrucciones y consejos 10. Si Jack tuviera que tratar su propio caso. él _
8. tomar decisiones después del consejo 11. Cada vez que el M.P. me haga una pregunta, yo _
9. seguir el testimonio en busca de contradicciones o errores 12. Mientras escucho a los testigos atestiguando en mi contra. yo _
10. mantener una relación de colaooración con su abogado 13. Cuando el testigo que atestiguó contra Harry dio evidencia incorrecta, él _
11. atestiguar si es necesario y ser interrogado para corroborar lo declarado
con anterioridad
ij 14.
15.
Cuando Bab no estuvo de acuerdo con su abogado sobre su defensa, él
Cuando fui acusado formalmente del crimen, pensé para mr mismo _
_

12. tolerar el estrés en el juicio o mientras aguarda el juicio


'i
'1 16. Si el abogado de Ed sugiere que él se declare culpable. él _
13. abstenerse de comportamiento irracional durante el juicio 17. Lo que le preocupa mc1sa Fred respecto a su abogado _
1

Fum~ Bukatman et al. (1971).


1 18. Cuando dijeron que un hombre es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad .
19. Cuando pienso en ser enviado a la prisión, yo .
.1
"
20. Cuando Phil piensa en aquello de la que S8 te acusa, él _
término legal locura para los profesionales de la salud mental y los procedimientos de '1 21. Cuando [Jos miembros del jurada] escuchen mi casa. ellos _
"

evaluación por los que los evaluadores psicológicos podrían identificar a los,locos. La 22. Si tuviera oportunidad de hablar con el juez, yo .
defensa de locura tiene sus raícesenlaidea de que sólo las personas culpables (es decir,
aquellas con una mente criminal) deberían ser castigadas. Por consiguiente es posible 1 Fumte: Upsitt et /ll. (1971).

que estén exentos de culpa los niños, los incompetentes mentales y otros que pueden
ser irresponsables, carecer del controrde sus acciones ono tener una concepción de que
lo que están haciendo puede ser criminal. Ya desde el siglo XVI,se argumentó en W1
tribunal inglés que W1 acto ofensivo no debería ser considerado como delito si el ofensor
no tenía concepción del biel!-y del mal. Para el siglo xvrn, el fundamento del bien y el
I
1,

Una persona no es responsable de conducta criminal, es decir, no está cuerda, si, en el
momento de dicha conducta, como resultado de una enfermedad o defecto mental,
carece de la capacidad sustancial para apreciar la criminalidad (ilegalidad) de su con-
ducta o conformar su conducta a tos requerimientos de la ley.
mal había cambiado como un criterio para evaluar la responsabilidad criminal a la Como se usan en este artículo, los términos "enfermedad o defecto mental" no
incluyen una anormalidad manifestada sólo por una conducta eriminal o de alguna
cuestión de si el acusado "no sabía lo que estaba haciendo más que [... ] una bestia
salvaje". La historia judicial se originó en la Inglaterra del siglo XIX cuando en 1843
Daniel M'Naghten fue encontrado inocente por razones de locura después de intentar
I otra manera antisocial repetida. ;

En la práctica clínica, es probable que los acusados que tienen retardo mental, son
asesinar al primer ministro británico (y haberle disparado y asesinado por error al se-
cretario del primer ministro). En palabras del tribunal que absolvió a M'Naghten, la
disculpa se haría si "en el momento de cometer el acto, la parte actuaba bajo tal defecto
¡ psicóticos o sufren de algún deterioro neurológico sean quienes sean encontrados ino-
centes por razón de locura. Sin embargo, como sucedi6 con las consideraciones de la
competencia para ser sometido a juicio, el simple hecho de que una persona sea juzga-
de la razón de enfermedad de la mente que no sabía de la naturaleza y cualidad del acto da con retardo mental, psicótica o con deterioro neurológico en sí no garantiza que el
que estaba haciendo, o si sabiéndolo, no sabía que 10 que estaba haciendo estaba mal". individuo sea encontrado inocente; deben cumplirse otros criterios, como las normas
La decisión en el caso M'Naghten ha llegado a conocerse como la "prueba del del ALIcitadas. Para ayudar a los evaluadores psicológicos a determinar si se cumplen
bien o el mal". Hasta el presente, esta prueba de cordura es aplicada en Inglaterra al esas normas, se han elaborado varios instrumentos como la Escala de Evaluación de
igual que en varias jurisdicciones en Estados Unidos. Sin embargo, una deficiencia en Responsabilidad Criminal de Rogers (Rogers Criminal Responsibility Assessment
la "prueba del bien o el mal" es que no permite la exculpación de personas que po- Scale; RCRAS). El psicólogo Richard Rogers el al. (Rogers y Cavanaugh. 1980, 1981;
drían distinguir el bien del mal pero son incapaces de controlar los impulsos para Rogers et al., 1981) diseñaron la RCRASpara ser usados como enfoque sistemático y
cometer actos criminales. En 1954, una opinión escrita por la Corte de Apelaciones de empírico para las evaluaciones de locura. Este instrumento consiste de 25 reactivos
Estados Unidos en el Distrito de Columbia en el caso de Durham contra United States que exploran variables tanto psicolÓgicas como situacionales. Los reactivos son califi-
sostiene que un acusado no es culpable de acción criminal "si el acto ilegal fue el cados con respecto a cinco escalas: confiabilidad (incluyendo simulación), factores
producto de una enfermedad o defecto mental". Otra norma más de locura legal fue orgánicos, psicopatología, control cognoscitivo y control conductual. Después de cali-
enunciada por el Instituto Legal Estadounidense (American Law Institute; AU) en ficarla, el examinador emplea un modelo de decisión jerárquico con el propósito de
1956, y esta norma se ha vuelto una de las más empleadas en todo Estados Unidos llegar a una decisión relativa a la cordura del evaluado. Los estudios de validez reali-
(Weiner, 1980).Con ligeras alteraciones de una jurisdicción a otra, esta prueba legal de zados con esta escala (por ejemplo, Rogers et al., 1983;Rogers et al., 1984) han mostra-
locura estipula lo siguiente: do que es útil para discriminar entre pacientes o acusados cuerdos y locos.

524 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica. Capítulo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 525

El debate sobre lo razonable de la locura como una defensa ha sido un hecho,de la
vida quizá desde que se instituyó la defensa por locura (Fingarette y Hasse, 1979;
Finkel ,tal., 1985; Goldstein, 1967; Keililz, 1987; Lanyon, 1986; Morse, 1985; Reynolds,
""
~:I'
ciones en las características basadas en información del informe de investigación pre-
vio a la sentencia del criminal. En un estudio en el que los encargados de vigilar la liber~
.
.
~::; - tad condicional de los sujetos sirvieron como evaluadores, los criminales que obtuvieron l
1984; 5imon, 1967;5imon y Aaronson, 1988; Slobogin, 1985). En años recientes, el des-
acuerdo se ha vuelto aún más acalorado, sin embargo, conforme se han hecho inten- " plffituaciones altas en la LCSF exhibieron un índice superior de reincidencia tras la liber- ''-~
tos en el nivel federal y estatal para modificar o incluso abolir los estatutos existentes tad condicional y probatoria que los criminales que obtuvieron puntuaciones inferiores
que rigen una defensa por locura. Las normas de defensa por locura diferentes ten- (Walters et al., 1990). Walters et al. (1990) adVierten, sin embargo, que se requiere inves-
drán efectos diferenciales en los fallos en los tribunales. La investigación empírica tigación adicional para explorar la generalilidad y las implicaciones de sus hallazgos.
sobre la forma en que las normas transformadas podrían afectar a l~s fallos_ en lo.s
tribunales se encuentra actualmente en una etapa exploratoria (véase, por ejemplo, Evaluaciones para custodia
Wettstein ,1 al., 1991). '
Conforme continúa ascendiendo el número de divorcios en Estados Unidos, también
Presteza para libertad condicional o probatoria Algunas personas convictas por un cri~ aumenta el número de procesos por custodia. Antes de la década de 1920, era un lugar
men pagarán su deuda con la sociedad y saldrán para llevar vidas productivas y satis- bastante común que se concediera al padre la custodia de los hijos (Lamb, 1981). El
factorias después de su encarcelamiento. En el otro extremo se encuentran los criminales péndulo osciló, sin embargo, con la adopción muy difundida de lo que se ha denomina:-
consuetudinarios que violarán las leyes en la primera oportunidad tras su liberación, do la doctrina de los "años sensibles" y la creencia de que sería servido mejor el interés
o escape, de la prisión. Predecir quién está listo para la libertad condicional o p'robato- del niño si se le concedía la custodia a la madre. En años recientes, y con la llegada de la
ria y cuál podría ser el resultado de dicha liberación no es una tarea fácil, perot esto no era de los hogares en los que ambos progenitores trabajan, los tribunales han comenza-
ha desanimado a los psicólogos de tratar de elaborar medidas efectivas. .. do a ser más igualitarios en sus decisiones de custodia; se reconoce que el mejor interés
Una obra clásica de Cleckley (1976) proporcionó un perfil detallado de los psicópa. del niño puede ser servido por la custodia del'padre, la custodia de la madre-o' la custo-
tas, personas con pocas inhibiciones que pueden obtener placer o dinero con actos de dia conjunta (McClure-Butterfield, 1990). Los evaluadores psicológicos pueden asistir
desprecio insensible contra el bienestar de los demás. Con base en un estudio analítico al tribunal para llevar a cabo las adjudicaciones de custodia por medio de informes que
factorial de la descripción de Cleck.ley, Robert D. Hare (1980) elaboró una Lista de Veri- detallan la capacidad de paternidad de los padres, o las preferencias paternales de los
ficación de Psicopatía (Psychop~thy Check.list; PCL)de 22 reactivos que refleja caracte- niños (Weithorn, 1987). De manera ideal, un experto imparcial en el campodf"la .salud
¡ mental debería responsabilizarse de evaluar a todos los miembros de la familia y pre-
rísticas de personalidad evaluadas (como insensibilidad, impulsividad y empatía), al
igual que unarustoria previa recopilada de los expedientes del evaluado (como "versa- sentar un informe al tribunal (Gard.ner, 1982). Con mayor frecuencia, sin embargo, el
tilidad criminal"). En la versión revisada de la prueba, la Lista de Verificación de Psico- esposo tiene su especialista, la esposa tiene el suyo, y la batalla comienza.
/1
patia Revisada (Revised Psychopathy Checklist; PCL-R; Hare, 1985), fueron omitidos
dos reactivos de la PCLorigma! debido a su correlación relativamente baja con el resto Evaluación de los padres La evaluación de la capacidad paterna generalmente irnrli-
de la escala, y fueron modificados los criterios de calificación para algunos de los reactivos ca una entrevista detallada centrada sobre todo en varios aspectos de la crianza de los
restantes. Hare et al. (1990) reportan que las dos formas son equivalentes. hijos, aunque pueden emplearse pruebas de inteligencia, personalidad y adaptación
Los resultados preliminares con la PCL han sido impresionantes, Harris, Rice y si quedan dudas después de la entrevista. El evaluador puede comenzar con pregun-
Cormier (1989) reportan que en una muestra psiquiátrica de máxima seguridad, la tas abiertas diseñadas para permitir al padre ventilar algunos de sus sentimientos y
PCL identificó en forma correcta al 80% de los reincidentes violentos"Un esJ:udiq,de luego proceder con preguntas más especificas que ewloran una amplia variedad de
áreas, incluyendo
Hart, Kropp y Hare (1988) indica que los psic6patas tienen una probabilidad'cuatro
veces mayor que quienes no lo son de reincidir tras la liberación ..Una ,versión de la
• la propia infancia del padre: ¿feliz? ¿sulrió abusos?
PCLmodificada en especial para ser usada con delincuentes varones jóvenes produjo,
puntuaciones que se correlacionaron de manera significativa con variables como can- • la propia relación del padre con sus padres, hermanos, semejantes
tidad de síntomas de trastorno de la conducta, crímenes violentos previos, reinciden. • las circunstancias que condujeron al matrimonio y el grado de premeditación
cia y comportamiento violento dentro de la institución de máxima seguridad en la . que hubo en la decisión de tener (o adoptar) hijos
que se llevó a cabo el estudio (Forth et al., 1990). En otro estudio, se encontró que las • lo adecuado del cuidado prenatal y las actitudes hacia el embarazo
evaluaciones de psicopatía predijeron el resultado tanto de la ausencia temporal como
• la descripción del niño según el padre
de la liberación condicional; los psicópatas fueron reingresados cuatro veces más fre-
cuentemente que quienes no lo eran (Serin et al., 1990). •. la propia evaluación de padre de sí mismo como padre, incluyendo defectos y
virtudes
Otra linea de investigación en esta área ha sido emprendida por Glenn Walters (1991)
en la penitenciaría federal en Leavenworth, Kansas. Walters y White (1989) han caracte-
rizado el estilo de vida criminal como uno marcado por una satisfacción inmoderada de
los deseos, intromisión interpersonal, rompimiento de las reglas sociales e irresponsa.
• la evaluación de los padres y de sus cónyuges con respecto a sus defectos y
virtudes como padre /
• la cantidad y calidad del ti'7mpo dedicado a cuidar y jugar con los hijos
" bilidad. La Forma de Exploración de Criminalidad en el Estilo de Vida (Lifestyle
• el enfoque del padre respecto a la disciplina
¡i Criminality Screening Form; LCSF;Walters et al., 1991) de.14 reactivos produce puntua-

,I
1:
• la sensibilidad del padre hacia las relaciones del niño con sus semejantes

526 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capítulo 13: Evaluación clínica y de orientadán psicológica 527
;1

I,
~'I
Durante el curso de la entrevista, el evaluador puede encontrar evidencia d~que '1
el entrevistado en realidad no desea la custodia de los hijos pero está emprendien- I
do el pleito por la custodia por alguna otra razón. Por ejemplo, la custodia puede-no
ser nada más que otro aSWlto para regatear con respecto al convenio de divorcio.
Alternativamente, una madre podría, por ejemplo, estar avergonzada de admitir ante
sí misma y ante los observadores del proceso que ella en realidad no desea la custodia
de 105 hijos. En ocasiones un padre, perjudicado emocionalmente por lo que ha pasa-
do antes del divorcio, puede estar llevando a cabo el pleito por la custodia como una
técnica de venganza, amenazando con llevarse lo más preciado y adorado para el
cónyuge. El clínico que realice la evaluación debe apreciar que estas intenciones mal
motivadas subyacen en algunos pleitos por la custodia; y, en el mejor interés de los
niños, es obligación reportar dichos hallazgos.
.i
En ciertos casos un evaluador puede considerar deseable evaluar cualquiera de ¡
muchas variables relacionadas con el matrimonio y la vida familiar, Se dispone , Figura 13.3
de una amplia variedad de instrumentos, incluyendo aquellos diseñados para medir
adaptación (Beier y Stemberg, 1977; Epstein el al., 1983; Locke y Wallace, 1959;
.
;
Técnicas proyectivas usadas en la evaluación de la custodia

lA ilustración de la izquierdo. es de la Prueba de Apercepción H para Niños (Bellak y Bellak, 1965), y la


McCubbin el al., 1985a, 1985b; Spanier, 1976; Spanier y Filsinger, 1983; Udry, 1981), de la derecha es de The Boys and Girls Book About Divorce (Gardner, 1971). Éstas, al igtlal que la
ventajas (Olsonel al., 1985), preferencias (Price el al., 1982), intimidad (Waring y Reddon, TAT y otras ilustraciones usadas como estímulos proyectivos, pueden ser útiles para ew.lunr las
1983), celos (Bringle et aI., 1979), comunicación (Bienvenu, 1978), sentimientos preferencias paternas de los niños.
(Lowman, 1980), satisfacción (Roaeh el al., 1981; Snyder, 1981), estabilidad (Booth y .~
Edwards, 1983), confianza (Larzelere y Huston, 1980), expectativas (Notarius y Vanzelli,
1983; Sabatelli, 1984), capacidad de paternidad (Bavolek, 1984), estrategias de afronta- dibujara una persona. Como un medio para obtener una medida de preferencia pater-
miento (McCubbin el al., 1985a, 1985b; Straus, 1979), intensidad de los lazos familiares nal, el examinador tomó cuatro figuras y las representó como "E.T.", "la madre de
(Barcils, 1975), ambiente interpersonal familiar (Kinston el al., 1985; Moos y Moos,
1981; Robin el al., 1990), actitudes de los niños hacia los padres (Hudson, 1982) y cali- l' E.T.", "el padre de E.T." y "la hermana de E.T.". Una caja de cartón vacía fue,denomi-
nada entonces la "nave espacial", y se le dijo al niño que E.1. (varado e~ hi tierra y
añorando regresar a su planeta natal) tenía la oportunidad de ir a casa pero que la
dad general de la vida familiar (Beavers, 1985; Olson y Bames, 1985).
I~, nave espacial sólo tenía lugar para otros dos pasajeros. El niño hizo abordar a su ma-
Evaluación del niño El tribunal estará interesado en saber si el niño en un proceso de dre y a su hermana además de "E.T." y le dijo al examinador que el padre de E.T. "les
custodia tiene una preferencia con respecto a su vida futura y los acuerdos de visita. 1, diría adiós con la mano".
Hacia este fin, el evaluador psicológico puede ser auxiliar por medio de una amplia
, Los reactivos de frases incompletas elaborados especialmente también pueden
variedad de pruebas y téaticas. La mayoría de las autoridades están de acuerdo en P ser de valor en la evaluación de las preferencias paternales. Por ejemplo, los siguien-
que las preferencias de los niños menores de cinco años de edad son poco confiables y t'I tes reactivos podrían resultar ser útiles para examinar las diferentes percepciones de
están demasiado influidas por las experiencias recientes como para concederles mu- cada padre que tienen los niños:
cho peso. Sin embargo, si los datos de pruebas de inteligencia indican que el niño que
Las madres
tiene cinco años de edad cronológica se encuentra desfasado en un nivel superior, !
Si hago algo mal, mi padre _
entonces puede concedérseles un peso mayor a sus preferencias. Esto es cierto en
Es mejor para los niños vivir con
particular si se eleva la puntuación en la subprueba de comprensión en una prueba
Los padres
Wechsler (como la Escala Wechsler de Inteligencia Preescolar y de Primaria-Revisada)
Las marnis son malas cuando
ya que, como recordará, la sub prueba de comprensión requiere que el niño se base en
Me gusta abrazar a
el conocimiento de situaciones sociales. Algunos métodos que pueden ser útiles para
No me gusta abrazar a
evaluar la preferencia paternal de un niño incluyen ejercicios de juego estructurado
Los papis son malos cuando
con muñecos que representan al niño y a otros miembros de la familia, dibujos de
La última vez que lloré _
figura de miembros de la familia seguidos por narración de historias sobre los dibujos
Mis amigos piensan que mi madre
y el uso de técnicas proyectivas como la TATy pruebas relacionadas (figura 13.3). En
Mis amigos piensan que mi padre
ocasiones se requiere W\a innovación improvisada de parte del evaluador. Al realizar
una valoración de custodia en un niño de cinco años de edad, el autor principal de
El proceso de recopilación de datos para la evaluación comienza en el momento
este texto (RJC) not6 que el niño parecía identificarse con mucha intensidad con el
en que el niño y el padre o los padres entran en el consultorio. El evaluador toma nota
personaje principal de la película en aquel entonces popular, E.T., El extraterrestre. El
cuidadosa de la calidad de la interacción entre el o los padres yel niño. El niño será
niño había visto la película tres veces, llegó a la sesi6n de prueba llevando dos tarjetas
entrevistado solo posteriormente, y se le plantearán preguntas acerca de la naturaleza
del E.T. e identificó como el "E.T:' al dibujo que hizo cuando se le instruyó para que
y calidad de la relación. Si el niño expresa una preferencia fuerte por uno de los pa-

528 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capítulo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 529
tt1~' '..,
";;r
mes, será tarea del evaluador ponderar cuán significativa es esta preferencia. Por ejem- .~%
plo, lUlniño que ve a su padre._ranchero sólo cada dos fines de semana podría pasár-
sela ~uy bien en las breves ocasiones en que están junt~s y expresar lUla preferencia
IJ', caso de una lesión en la cara, en la mayor parte de los accidentes verdaderos-, sólo está
lesionado lUllado de la cara. Por consiguiente, puede ser significativo si Wlniñop~
.•
'

por vivir allí, sin darse cuenta de que la vida en el campo pronto se volvería igual de senta evidencias de lesión en'ambos lados de la cara, ambos ojos y ambas mejillasi Las '.
rutinaria que la vida en la ciudad con su madre. Para aquellos niños que no expresan marcas en la piel pueden ser reveladoras: marcas de asimiento hechas por Wla mano
ninguna preferencia, puede obtenerse un conocimiento de sus sentimientos por las adulta, marcas que forman un patrón reconocible, como los dientes de un tenedor, la
pruebas descritas antes, combinadas con Wla entrevista minuciosa. Entre los temas hebilla de Wlcinturón, una cuerda o soga, o dientes humanos. Las quemaduras de un
para la discusión se incluirán la descripción física que haga el niño de sus padres al cigarrillo o un encendedor pueden evidenciarse como marcas en. las plantas de los
igual que del lugar en el que viven. Se harán preguntas sobre los aspectos rutinarios pies, las palmas de las manos, la espalda o los glúteos, y las quemaduras de agua
de la vida (como "¿Quién te hace el desayuno?") al igual que preguntas sobre recrea- hirviendo pueden evidenciarse'como un enrojecimiento en forma' de. guante en las
ción, visitas paternas, participación de los padres en su educación, su bienestar gene- manos o los pies. Cualquier fractura de huesos o dislocación deberá ser'investigada,
ral, y sus hermanos y amigos. al igual que las lesiones en la cabeza, en particular cuando parece faltar una sección
del cabello, como sucedería si el cabello del niño hubiera sido jalado.
x
Las señales físicas que pueden ser indicativas o no de descuido incluyen ropa que
Abuso y descuido infantil" ~, es inapropiada para la estación, higiene deficiente y retraso del desarrollo físico, 'Las
':~
',\: señales físicas indicativas de abuso 'sexual no están presentes en la mayoría de los
Existe un mandato legal en la mayor parte de los estados para' que los profesionales casos. En muchos casos, no hay penetración o sólo hay penetración parc~al por parte
reporten el abuso y el descuido infantil cuando tengan conocimiento de éste. Las de- del adulto que comete, abuso y no hay cicatrices físicas. En niños pequeños, las señales
finiciones legales de abuso y descuido infantil varían de Wl estado a otro. General- físicas que pueden ser indicativas o'no de abuso-sexual incluyen dificultad para sen-
mente, las definiciones de abuso se refieren a la creación de condiciones que pueden tarse o caminar, comezón o dolor O malestar repor:tados de las áreas' genitales, ropa
dar pie al abuso de un niño (una persona que no ha cumplido la mayoría de edad interior manchada, ensangrentada o rota, y cuerpos extraños en orificios. En niños
definida por el Estado) por parte ~,eun adulto responsable del cuidado de esa perso- mayores, la presencia de enfermedades de transmisi6ñ-sexual o Un embarazo puede'ñ
na. El abuso puede tomar la forma de 1) infligir o permitir que se inflija una lesión ser Wla'señal o no de abuso sexual irúantil.
física o deterioro emocional que no es accidental, 2) crear o permitir que se cree un
riesgo considerable de lesión física o deterioro emocional que no es accidental o Señales emocionales y conductuaJes de abuso y descuido' Los:indicadores emocionales
3) cometer o permitir que se cometa-un delito sexual contra un niño. Las definiciones y conductuales pueden reflejar algo distinto al abuso y descuido infantil; el abuso 0
típicas de descuido se refieren a la omisión de' parte de Wl'adulto responsable del cui- descuido infantiLes sólo una de varias explicaciones posibles que subyacen en la,apa~
dado de Wl niño para ejercer un grado mínimo de cuidado para proveer al niño de rición de dichas señales. El temor de ir a casa o a los-adultos_en general y n'o querer
alimento, vestido, habitación, educación, atención médica y supervisión. quitarse las ropas exteriores pueden ser señales de abuso. Otras señales emocionales y
En la actualidad 'se dispone de diversas fu~tes g~nerales excelentes para el estu- cond uctuales que-pueden estar relacionadas con el abuso induyen reacciones inusuales
dio del abuso y el descuido infantil (véase, por ej'emplo, Cicchett{'y Carlson, 1989; o aprensión en respuesta al llanto de otros niños, autoest:i.nl~baja, estados de ánimo
Ellerstein, 1981; Fontana el al., 1963; Heller y Kempe, 1988; Kelley, 1988; Reece y yroden, extremos o inapropiados, agresividad, retraimiento social y morderse las. uñas, chu-
1985).De manera más específica, se dispone de literatura para ayudar'"a los profesiO- parse el dedo u:otros trastornos de los hábitos. Las.llegadas,tarde o ausencias frecuen-
nales a reconocer el abuso infantil en forma de lesiones en la cabeza (Billmire y My~rs, tes de la escuela, la fatiga crónica, el hambre crónica y comportamiento inapropiado
1985),lesiones oculares (Gamman, 1981),lesiones en la boca (Becker etal., 1978), trau- para su edad (como el de un niño que ha adoptado la'función de un adulto debido a la
mas emocionales (Brassard et al.~1986), quemaduras (Alexander et al., 1987; Lung et ausencia de Wl.encargado en su hogar) pueden ser señales de descuido.
al., 1977), mordeduras (American Board of Forensic Odontology, 1986), fracturas En niños menores de ocho años de edad, problemas como temor a dormir solos~
(Worlockel al., 1986), envenenamiento (Kresely Lovejoy, 1981), abuso sexual (Adams- trastornos de la alimentación~ enuresis, encopresis, expresión emocional subconscien-
Tucker, 1982; Faller, 1988; Friedrich el al., 1986; Sanfilippo el al., 1986; Sebold, 1987) y te de carácter sexual, cambio en el comportamiento en la escuela, berrinches, ataques
sÚldrome de bebé maltratado (Dykes, 1986). A continuación se dan algunos linea- de llanto, tristeza y pensamientos suicidas pueden ser indicativos o no de abuso-sexual.
mientos breves muy generales para la evaluación de señales físicas y emocionales de En niños mayores, Wlprofesional podría observar además problemas de memoria, ale-
abuso infantil.
targamiento emocional, fantasías violentas, alerta excesiva, automutilación e interés o
preocupaciones sexuales, las cuales pueden estar acompañadas por culpa o vergüenza.
Señales físicas de abuso y descuido AWlque los psicólogos y otros profesionales de la Se usan entrevistas, observación conductual y pruebas'psicológicas para identifi-
salud mental sin títulos médicos generalmente no tienen ocasión de examinar física- car el abuso infantil. Sin embargo, los profesionales no se han puesto de acuerdo res.
mente a los niños, es importante tener un conocimiento de las señales físicas de abuso pecto a las herramientas apropiadas para dicha evaluación, en particular cuando' la
y descuido. Las lesiones físicas obvias.pueden ser descritas por los niños de los que se
ha abusado o por los adultos que han cometido abuso como el resultado de un acci-
evaluación involucra abuso sexual. Una técrtica implica observar a los niños mientras
juegan con muñecos detallados anatómicamente (MDA),los cuale"sposeen genitales repre-
I
dente, y es tarea del profesional informado tener una familiaridad básica con las cla- sentados con precisión. Los niños que han sufrido abuso sexual pueden, en promedio,
ses de lesiones que pueden señalar las causas más inquietantes. Por ejemplo, en el hacer que los MOA participen en actividades con mayor orientación sexual que los
otros niños, pero las diferencias entre grupos de niños que han sufrido abuso y quie-
530 Parte 5:,Pruebas y evaluación.en la práctica

Capítulo 13: Evaluación clinici1 y de orientación psicológica 531



;e,

/. nes no lo han sufrido no muy notorias. Muchos niños que no han suirido:abusojue-
gan de una manera explícita sexualmente con los MDA:, de modo.que'dichojuegono
necesariamente es diagnóstico de abuso sexuat(Elliott etal., 1993; Wol.fner et al., 19.93).
<,'
fiabilidad de consistencia interna que van de ,89, a .95 para factores y puntuaciones
totales. Los coeficientes de confiabilidad de prueba y repetición de la prueba varían

Los dibujos de figura humana también se usan para evaluéU" abuso sexual y físico, l de .71 a .82 durante W1intervalo,de tres semanas y de .55 a .70:durante unintervalo de
un año (Loyd y Abidin, 1985). Con respecto a la validez de la prueba, los padres que
aunque su precisión para distinguir a niños.que han sufrido abuso de los.queno lo abusan físicamente de sus hijos. tienden a obtener puntuaciones_ superiores' en el;PSI
han sufrido es controvertida (Burgess el al., 1981; Chantler el al., 1993; Kelley, 1985). que los padres que no lo hacen (Wantz, 1989).
Han sido puestos a prueba cuestionarios diseñados para su aplicación aJniños' que
pueden haber .sufrido abuso (Mannarino et al., 1994) o a adultos como, maestros o It ¿Cuáles son los usos apropiados de medidas como el CAPy-el.PSI?Aunque existen
relaciones positivas entre el abuso infantil y las puntuaciones en las pruebas,.éstas no

I
padres, quienes conocen bien a los niños (Chantler et aI., 1993)¡ aunque todavía, no pueden ser usadas para identificar o procesar a quienes han llevado'a cabo el abuso
existe ningún instrumento bien- elaborado y validado-en forma minuciosa. En resu- infantil en lUl contexto legal (Gresham, 1989). Debido a que el abuso infantil es lUl fenó-
men, no se dispone de un conjunto de técnicas ampliamente- aceptadas, confiables y meno de tasa base baja, incluso el uso de instrumentos muy confiables producirá mu:'
válidas para la evaluación del abuso sexual (Hysjulien et al., 1994). Puede ser que ésta chos falsos positivos; es decir, la prueba identificará en forma errónea al evaluado com0
sea la razón por la que Homer et al. ,(1993) encontraron poco consenso entre los profe- una persona que comete abuso. Para algunos padres, los niveles altos de estrés medi-
sionales a los que se les pidiÓ'que hicieran una evaluación de abuso sexual en un,caso dos por el PSIen efecto pueden conducir al abuso físico. Sin embargo~ para la mayoría
específico. Lanyon (1993) alienta a aquellos que hacen evaluaciones de abuso sexual de ellos, no sucederá así. Algunas relaciones-entre padres e hijos,.como-aquellas que
para que integren información, de varios métodos y fuentes de evaluación y que evi- incluyen hijos con discapacidades, son generadoras de estrés en forma inherente
ten basarse en alglUla técnica aislada. Sin embargo, es difícil seleccionar las técnicas (lnnocenti el al., 1992; Orr el al., 1993). Aun así, la mayoría de los padres se las arreglan
que se incluirán en dicha evaluación integrativa, dadas las controversias que.rodean a para superar la relación sin infligir ningún daño. Algunos padres que- experimentan
los métodos de evaluación específicos. ' .~:; niveles altos de e_strés como resultado de su relación con un hij,o,pueden ser perjudica-
, 1,;.-';,":"
dos, aumentando su estrés, al escuchar que lUl funcionario de salud mental les dice que
Problemas relativos al informe sobre abuso y descuido infantil Elabuso~infantikcuando están en riesgo de abusar de sus hijos. Por esta,razón, es necesaria una gran precaución
ocurre, es una tragedia. El diagnóstico de abuso sexual cuando de hechono'ha:habido para interpretar y actuar de acuerdo con los resultados de, una prueba diseñada para
dicho abuso también es una tragedia, que puede marcar en forma irrevocable a lUl evaluar el riesgo de abuso infantil
individuo acusado,pero inocente de por vida. Es tarea de los profesionales'que tienen Por otra parte, puntuaciones altas en el CAP o el psI,bien pueden señalar el,camino
la importante obligación de evaluar a un niño por abusopotencia1no enfoear su tarea hacia una situación abusiva, y deberán alertar a -los profesionales interesados para
con ninguna idea preconcebida, debido a que estas ideas,pueden transmitiIse'ahrifio que estén a la expectativa de señales de abuso. Un segundo uso apropiado, de tales
y ser percibidqs como la,respuesta correcta a las preguntas planteadas (King y Yuille, puntuaciones tiene que ver con la asignación de recursos designados para. reducir el
1987; White-et aL;-1988). Los niños con edades entre los dos a siete años son..muy estrés paterno. A los padres que obtienen plUltuaciones altas en el CAPY el PSIpodría
sugestionables y su memoria no está tan bien desarrollada como la-.de'niños;mayores; dárseles prioridad para su colocación en una clase d_~habilidades de paternidad, ca-
por esta razón, es posible que"sucesos que ocurren después'delsupuesto incidente, pacitación individualizada, asistencia para el cuidado de los..-hijos y otros de estos
incluyendo aquellos a los que se ha hecho referencia en conversaciones, pueden con- programas. Si la reducción del estrés del padre reducirá el riesgo:de abuso infantil,
fundirse conel incidente rea! (Ceel el al., 1987; Goodrnan y Reed, 1986; Loftus.y-Davies; deberá intentarse todo lo que sea posible para reducu éste estrés.
1984). Otras de estas consideraciones en el examen psicológico de un niño-, por abuso - ,. ~
han sido expuestas con detalle por Weissman (.1991). La sensibilidad.a los, derechos ,
del acusado en un proceso de abuso infantil es fundamental para asegurarse de que el
Evaluación en la psicología de la salud
proceso sea justo (Ackerman, 1987; Besharov, 1985;Coleman,-1989;Corwinet al.,.1987;
Green, 1986; Jones y McGraw, 1987; Raskin y Yuille, 1987; Wong, 1987). Las herramientas clínicas de evaluación, al igual que otras herramientas de evalua-
ción, disfrutan deW1.uso difundido en el campo-de-la psicología de la salud. La psico-
Evaluación del riesgo En un esfuerzo por prevenir el abuso infantil,los elaboradores logía de la salud es una especialidad relativamente nueva pero de crecimiento rápido
de pruebas han buscado crear instrumentos útiles para identificar padres y otros que que busca entender la función de las variables psicológicas en el inicio, curso, trata-
pueden incurrir en el abuso de los niños. El Inventarlo de Abuso Infantil Potencial miento y prevención de enfermedades, males y discapacidades (Cohen, 1994): Los
(Child Abuse Potentia!lnventory; CAP; Milner el al., 1986; Milner, 1991) ha demostra-
psicólogos de la salud están implicados en la enseñanza¡ investigación o actividades
do una validez impresionante en la identificación de personas que cometen abuso. de servicio directo elaboradas para promover la buena salud.
Otra prueba, el Índice de Estrés por la Paternidad (Parenting Stress lndex; PSI;Loydy Las entrevistas individuales, encuestas y pruebas escritas están quizá entre las he-
Abidin, 1985), mide el estrés asociado con la función de padre. Se les pide alos padres rramientas empleadas con más frecuencia por los investigadores en la psicología de la
que reflexionen sobre su relación con un hijo a la vez. Algunos de los reactivos se salud. Tales instrumentos pueden ser usados para ayudar a evaluar el estado actual de
centran en las características del niño que podrían engendrar estrés, como el nivel de alguna enfermedad o condición, medir el progreso del tratamiento y evaluar el resulta-
actividad y estado de ánimo. Otros reactivos del PSIreflejan aspectos potencialmente do de la intervención (Brown, 1989). Un enfoque de investigación general implica ela-
generadores de estrés de la vida del padre,.como falta de apoyo social y problemas borar un informe sobre ia naturaleza de la adaptación psicológica de miembros de un
matrimoniales (Gresham, 1989). Los autores de la prueba reportan coeficientes de con:- grupo de interés. En este contexto, los investigadores han sido proclives por una am-

532 Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capitulo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 533
plia variedad de poblaciones. Han estudiado, por ejemplo, la-adaptación pospartode
las mujeres poco después de dar a luz (O'Hara et al., 1992), la adaptación tras la libera-
, otras intervenciones en el tratamiento o prevención (véase, por ejemplo, Mazzuca,.
1982). Los factores relacionados con el género {Cotton, 1992) y con la cultura !Bachmaz"
ción de acusados absueltos por medio de una defensa de locura (Wieder .mders y Choate,
1994) y la salud y felicidad de los obesos desde el punto de vista clínico (Bray, 1986).
También hil habido un flujo constante de artículos dirigidos a la adaptación psicológica
j et al., 1991; Chan, 1994; Strassberg, 1992), al igual que las motivaciones relabvarnente
universales para ahondar en algún comportamiento relacionado con la salud o la en-
fermedad (Allison el al., 1992; Cooper, 1994; Nolan el al., 1994; Rakowski el al., 1992;,
a una variedad de condiciones médicas, como el cáncer (Heidrich et al., 1994; Schag et
Wright et al., 1992) han sido variables de intereso
al., 1990), artritis reumatoide (Smith y Wallston, 1995), síndrome de ínteslíno irritable
En cada una de éstas y otras áreas, existe la necesidad de herramientas confiables
(Suls et al., 1994) e ínfecciones con VIH adultas (Fleishman y Fogel, 1994) o pediátricas
y válidas para medir el cambio con respecto a alguna variable psicológiea. Cuando los
(Boivin et al., 1995). Variables relacionadas en forma estrecha como la calidad de vida
instrumentos existentes son inapropiados, se han creado nuevos. A pesar de todo, la
(Goodwínel al., 1994; Walker y Rosser, 1988), satisfaccióncon la vida (Frisch et al., 1992;
literatura de evaluación en la psicología de la s~ud tiende a servir como un recorda-
Huebner, 1994; Pavot y Diener, 1993) y razones para vivir (Osman el al., 1993) también
torio de que la definición y medición de las variables psicológicas e:s ~ás compleja de
han recibido atención en la investigación. La forma en que las personas afrontan los
lo que puede parecer a primera vista. Por ejemplo, el estrés puede ser estudiado como

I
reveses físicos (Barbarin y Chesler, 1986; Brown, 1984; Bro"," et al., 1989; Carver et al.,
antecedente o consecuencia de algo, o ambos, y los investigadores han tenido que
1991; Cohen y Lazarus, 1973; Derogatis el al., 1979; Dunkel-Schetteret al., 1992; Felton y
tomar en cuenta esto al definirlo y medirlo (Dohrenwend y S~rout, 1985; Kanner etal.,
Revenson, 1987; Hamburg y Adams, 1967; McCrae y Costa, 1986) o las desventajas
1981; Whitehead, 1994). El concepto psicológico de apoyo social es ubiCuo en la litera;-
sociales (Parron et al., 1982) es otro tema de gran interés, al igual que la evaluación del
comportamiento de afrontamiento en sí mismo (Vitaliano et al., 1987). tura de la psicología de la salud, pero hay poco consenso entre 10~,ln;vestigadores
respecto a la forma exacta en que debería definirse y medirse (véase, por ejemplo,
Muchos estudios en la literatura de la psicología de la salud se enfocan enáspec-
Barrera, 1981; Brandt y Weínert, 1981; Coheny Syme, 1985; Heitzmann y Kaplan, 1988;
tos de la personalidad, comportamiento o estilo de vida y;su relación con.la"salud
Norbeck el al., 1981; Procidano y Heller, 1983; Sallis et al., 1987; Sara.son elal., 1983).
física o longevidad (Friedman, 1990). ¿Qué rasgos de personalidad o' patrones de
Asimismo, la medición de variables relacionadas con la obesidad (Foreyt,"1987), el
comportamiento son predictivos de qué tipos de patrones de salud o enfermedad?,
alcoholismo (Miller el al., 1991), el dolor (Melzack y Wall, 1982; Mikail el al., 1993; Turk
ésta es una cuestión que ha adoptado muchas formas, diferentes en la literatura de la
y Rudy, 1986) y la artritis (Liang el al., 1988; Meenan y Pincus, 1987) también ha de-
psicología de la salud (de la cual se presenta a continuadón una muestra). ¿Quéatri-
mostrado ser un poco más complicada de lo que se podría esperar.
butos de la personalidad pueden ser pronósticos del inicio. y el abandono del taba-
Muchas pruebas útiles en la investigación de la psicología de la salud también
quismo? (Lipkus et al., 1994) .. ¿Qué factores son pronosticadores del ejercicio físico
pueden ser útiles en contextos clínicos y de orientación. Por ejemplo, el Cuestionario
vigoroso en las mujeres y en los hombres? (Sallis et al., 1992). ¿Cuáles son-los
de Expectación de Cocaína (Cocaine Expectancy Questionnaire; ¡affe y Kilbey, 1994)
pronosticadores de la supervivencia entre pacientes con hemodiálisis? (Christensen et
fUe elaborado con base en entrevistas con adultos adictos a la cocama y una revisión
al., 1994). ¿Cuáles en el avance del cáncer en hombres y mujeres adultos jóvenes?
de la literatura relevante. Al grado de que puede producir conocirrúentos sobre las
(Epping-]ordan et al., 1994). ¿Qué factores psicológicos pueden influir en la función
expectativas de quien responde la prueba asociadas con el uso de cocaína, puede ser
ínmunológicaíndividual? (Amelz et al., 1987; Irwin etal., 1990; Kellerelal., 1981; Kiecolt-
útil como ayuda al terapeuta a influir en las decisiones del respecto al inicio de su uso,
Glaser y Claser, 1988; McNaughton et al., 1990) ¿Qué efecto'tienen en la salud física las
continuar o terminarlo. Otro instrumento relativamente nuevo, la Escala de Actitudes
creencias personales en la salud (Bond et al., 1992) y el concepto general de la vida
hacia el Condón-Versión para Adolescentes (Condom Attitude Scale-Adolescent
(Scheier y Carver, 1987)? ¿Cuáles son los pronosticadores psicológicos de la enferme-
Version), se reproduce en el cuadro 13.4. ¿Cómo podría imaginar el uso de esta escala
dad cardiaca (Booth-Kewley y Friedman, 1987) y el ínfarto al miocardio (Connolly,
en contextos clínicos o de Orientación? '
1976; Theorell et al., 1975)? ¿Qué cambios pueden esperarse en los alcohólicos confor-
me progresan en el tratamiento? (DiClemente y Hughes, 1990). ¿Qué función podría
desempeñar el apoyo social en la recuperación posterior a ra hospitalización (Wtlcox El informe psicológico
et al., 1994), la rehabilitación de pacientes quemados (Da-vidson et al., 1979),y el índice
de mortandad de la población en una comunidad de ancianos (Blazer, 1982)?
Un componente crítico de cualquier procedimiento de prueba o evaluación es el in-
Otra área importante de investigación se refiere a la obediencia de los pacientes a
forme de los resultados. La confiabilidad o validez alta de una prueba o procedimien-
las instrucciones de los médicos (Dunbar, 1990). ¿Qué factores cognoscitivos;
to de evaluación puede perder todo su valor si el informe de evaluación no está
conductuales, sociales y otros relacionados son fundamentales en este contexto? Estas
redactado en una forma organizada y legible. Por supuesto, lo que constituye un in-
interrogantes se han estudiado con respecto a condiciones como la diabetes (Ary et al.,
forme organizado y legible variará como función de la meta de la evaluación y a quien
1986), la artritis reumatoide (Corish el al., 1989) y el alcoholismo (Rees, 1985). En efec-
está dirigido el informe; un informe de un psicoanalista que analiza el conflicto edipico
to, se han elaborado escalas para medir el grado de obediencia de' los pacientes (véase,
sin resolver de un paciente diseñado para una presentación ante la Sociedad
por ejemplo, DiNlatteo et al., 1993; Haynes et al., 1979). En un estudio relacionado¡los
Psicoanalítica de Nueva York se verá y sonará muy diferente que un informe de un
investigadores han examinado las causas de insatisfacción de los pacientes con la aten-
ción médica (Marshall et al., 1993). psicólogo escolar a un maestro respecto a la incapacidad de aprendizaje de.un.niño.
Los informes difieren en el grado en que se basan en uno u otro procedimiento de
Otras preguntas de investigación planteadas por los psicólogos de la salud son-
evaluación. Por supuesto, también se escriben y son usados en escenarios muy dife-
dean áreas como el valor de los esfuerzos educativos, la capacitación de habilidades u
rentes; aunque enfocaremos nuestra atención en la redacción de informes,.clínicos,

534 Pane 5: Prueba:;, y evaluaaOn en la práctica


Capítukl13: Evaluación ctinica y de orientación Faica:ÓgtCl 535
' '

Cuadro 13.4 '.1: ~., J '~'~",;.;;.::.~ .


El efecto Barnum
, Escala de Actitudes hacia el Condón-Versión para Adolescentes_ ::~~,'~
eS
'

En un esfúerzo por aprender más sobre laS tu:titu4~ de los adoleséehtes T,;,da los condo~es, jan~i SI. Al comediante P.T.Bamum se le acredita la cita "Nace un tonto cada minuto". Los
Lmurence et aL (1994) modificaron una escala existente (Saeca et a1., 1991) para crear la siguiente ~ psicólogos, entre otros, han tomado con bastante seriedad las palabras de P.r. Bamum
escala~ ,'. . . -. . - ", ..
~~~! sobre la credulidad de las personas. De hecho, el efecto Barnum es un término que
debería ser familiar para cualquier psicólogo que requiera redactar Wl informe psico-
1. Usar un condón te Quita lo -maravilloso. al sexo, lR~
2. Estoy preocupada por contagiarme de SIDA o de alguna otra enfermedad de transmisión sexual.- -~.:
lógico. Antes de continuar leyendo para averiguar qué es con exactitud el efecto
3. Un condón no es necesario cuando tú y tu pareja es~n de acuerdo en no tener sexo con nadie más. (RL Bamum, imagínese que acaba de completar una prueba de personalidad computari-
4. Los condones son sucios. (Rl zada y que el impreso que describe los resultados dice lo siguiente:
5. Uil condón no es necesario si conoces a fu páreja. (A)
';.'""

6. Usar condones le demuestra a mi pareja que: me preocupo por él o ella. Usted tiene una necesidad fuerte de agradar a otras personas y de que 10 admiren.
7. Un condón no es necesario si estás bien-seguro de que la otra persona/no tiene una enfermedad de transmi.
Una tendencia a ser critico consigo mismo. Una gran capacidad sin uso a la cual no le
sión sexual. (Rl
ha sacado ventaja. Aunque tiene algunos defectos de personalidad, en general es ca-
8. Si no soy cuidadoso. podrfa, contagiarme de una en!ermedad de transmisión sexu~l" .
9. No usaría un condón si mi parejplo rechaza. (RI." ,1. paz de compensarlos. Su adaptación sexual le ha representado algunos problemas.
10. las personas qué~llevan condones' tendrían sexóeon cualquiera. (R) :.,:'''' Disciplinado y controlado en el exterior, tiende a ser aprensivo e inseguro en el inte-
11. Nrime importarfa si mi pareja planteara la ídea de usar un condón:
:1' . rior. A veces tiene dudas serias respecto a si tomó la decisión adecuada o hizo lo co-
12. los condones crean una sensaciórrda seguridad: ':";' .,. '.;.' rrecto. Prefiere una cierta cantidad de cambio y variedad y queda insatisfecho cuando
13. las personas'Que-usan-condones duermen mucho. IRL;;. se ve rodeado de restricciones y limitadones. Está orgulloso de ser un pensador inde-
14. Si no soy cuidadoso. podría,contagiarme deSlOA;
15. los condones le quitan el pracer al sexo. (Rl ~. " ,
.~ ! pendiente y no acepta las opiniones de otros sin pruebas satisfactorias. Ha encontrado
que es poco aconsejable ser demasiado franco al rebelarse a los demás. A veces es
16. Si mi pareja sugiriera usar "un condón. lo respetarra." " "
., :¡ extrovertido, afable y sociable mientras en otras ocasiones es introvertido, precavido y
17. Otras personasrespetarfan mi"deseo de usar un condón.
18. Me preocupa Que pudiera contagiarme de'una enfermedad de transmisión,sexual.
19. Si mi pareja sugiriera usar. un condón,JlJ.e sentirla aliviado o aliviada.
.
,"
.¡ reservado. Algunas de sus aspiraciones tienden a ser bastante irreales.

Todavía imaginando que los anteriores resultados de prueba han sido formula-
20. las personas Que cargan condones sólo están buscando tener sexo. (R)
21. No es necesario un condón,cuando estás con la misma pareja durante mucho tiempo. (RI • '~J dos de manera específica para usted, por favor estime la precisión de la descripción
22. Si mi pareja sugiriera usar un condón. pensaría Que él o ella sólo está siendo cauteloso o cautelosa.
23. los condones protegen contra:!as enfermedades de'tr'ansmlslón sexual. '.... ¡ respecto a si se aplica a usted en lo personal o no.
Siento que la interpretación fue:
NotD.: los reactivos INn:ado. con (R) se califican al revés.
FllOIte: Saceo d al. (1991): excelente
buena
r,p' __ promedio
debe quedar. claro que la redacciÓn de informes es una habilidad necesaria p~~ los mala
escenarios educativos, industriales y de las organizaciones y otros esce-~arios:donde __ muy mala
t~nga lugar la ev~uaci6n psicológica.' . :,; .. ~
'1. ~.: "'
Ahora que ha completado el ejercicio podemos decir "Bienvenido a las filas de
aquellos que han sido sometidos al efecto Bamum" ..•. Este perfil psicológico es, como
Redacción del infonne clínico
sin duda lo habrá notado, vago y generaL El mismo párrafo (en ocasiones con ligeras
Debido a que no hay un estilo o forma wUversal para la tedacción'de Un informe modificaciones) ha sido empleado en diversos estudios psicológicos (Forer, 1949;
psicológico, la mayoría de los evaluadores desarrollan un estilo y forma que creen Jackson el al., 1982; Merrens y Richards, 1970; 5undberg, 1955; Ulrich el al., 1963), con
que se adapta mejor a la meta de la evaluación. En su revisión general de-los estilos y resultados similares: las personas tienden a aceptar las descripciones de personalidad
formas de redacción de informes clínicos, Hammond y Allen (1953) señalan que. los vagas y generales como aplicables en forma única a sí mismos sin darse cuenta de que
informes difieren en forma amplia en el grado en que se enfocan en las cuestiones la misma descripción podría aplicarse casi a cualquiera.
específicas que motivaron el enVÍo y en los datos derivados de las pruebas; también El hallazgo de que las personas tienden a aceptar descripciones vagas de la perso-
en el grado en que se basan-en teorías de la personalidad particulares. En general, sin nalidad como descripciones precisas de sí mismas llegó a conocerse como" el efecto
embargo, la mayor parte-de los informes clínicos de evaluación psicológica contienen, Bamum" después de la condena del psicólogo Paul Meeh! (1956) de la "descripción de
como mínimo, los siguientes eleqtentos:.datos demográficos, razón del envío, resulta- la personalidad a la manera de P.T.Bamum".J Meehl sugirió que se usara el término
dos, recomendaciones y resumen (véase el recuadro Elementos de un informe típico de efecto Barnum "para estigmatizar a aquellos procedimientos clínicos supuestamente
evaluación psicológica). exitosos en los que se hace que las descripciones de la personalidad de las pruebas
Ahora que hemos especificado algunos de los tipos de material:que son propios correspondan con el paciente en gran medida o por completo por virtud de su triviali-
del informe clínico, esbozaremos algunos de los tipos que no, tienen lugar en él. Nos
referimos a lo que los psicólogos llaman "el efecto Bamum". J Meehlle dio el crédito a D.G.Patterson por haber sido el primero que usó el término efecto Bamum.

536. Parte s: Pruebas y evaluaciónen la práctica


\ Capítulo 13: Evaluaciónclinicay de orientaciónpsicológica 537
.-"--1_._. ._._ . . . .. . . . .. . . :_.-----------:.--;;.----------
_ "--- ~

Elementos de un informe típico de evaluación psicológica


-------------------------------:------'------------------'-----------------------'---------.---------------.-------------------------------,-------------,----,--
..,..-----..__....c:~::-----....----::---~,'.---.... !
,',J :/'
.•/~,.;
\
, .~ '.'\
\
Datos demográficos,
Prueba Visomotora Be~de'r,G~sta¡Ú91/0B/9PJ .. motivado para salir bien en las pruebasMl. el nivel de fatiga
"Hay evidencia de deficiencia neurológica en este registro"
Aquí se incluyen todos o algunos de los siguientes: el Prueba Aorschach [01/12/90) '. .. del examinando, la naturaleza de la relación y empatra con y detenerse ahí. Otro documentaría con exactitud por qué
nombre del paciente. su dirección, número telefónico, el administrador, los rndices de ansiedad y el método para está afirmando esto; "Hay evidencia de deficiencia
Prueba de Apercepción !.em.á,t!~f.(91/12(9ql,
educación, ocupación, religión, estado "civil; fecha de enfocar la tarea. La sección denominada "Resultados" cneurológica indicada por los errores de rotación y
nacimiento. lugar de nacimie"nto, pertenencia étnica, , 2rueba de Frases Incompletas (0l/08/90l .';; puede comenzar con una descripción de! examinando que perseverancia en el registra Bender-Gestalt Además, en la
ciudadanía, fecha de la-'prueba. El nombre del ',\,'1 es lo bastante detallada para que el lector del informe casi TAT,.este examinando no pudo captar la situación en su
.'Dib~jos de figur.as [oií08(90)
administrador también debe considerarse parte del lo visualice. Por ejemplo;
conjunto y tan sólo enumeró detalles aislados. Además,
material de identificación en el informe. " , . (',.." :"":. " ',".t¡\:,: •.:.'>:' '
tuvo dificultad para abstraer, otro índice más de deficiencia
.Nótese que se ha insertado la fecha de la.aplicacióQ de la ¡¡rueba
Razones para el envío
junto al no.mbre de cada prueba,aplicada. ~sto:e~ una buena idea
Juan es un estudiante universitario de 20 años de edad con
cabello castaño. fibroso y largo hasta los hombros y una barba
neurológica, como,lo evidencia la puntuación inusualmente
baja en la subprueba Semejanzas de la WISC-R." La sección
'-
'bajo cualquier circunstancia y es importante eltpartiéular si la
completa. llegó a la prueba vistiendo una camisa de resultados conducirá de manera lógica a la sección de
p"rueba'fue ejec~tada en el transcurso, de varios 'd'¡as, ~emanas o
¿Por qué fue enviado este paciente para evaluación 1,. " . "'O, _' ,,, ••.... ,
'psicodélica". pantalones cortos y deshilachados, y sandalias. "Recomendaciones".
más tiempo. Enl?sección de mu~s¡tra ~n~,e~!o.r:.'~~ not,a.rá:~~e la
psicológica? Esta secGián d~l.informe en
ocasiones pued~ 'l"
.~ISC-Rfue. ~plicada en el cursa ge dO~,sesione~.de prueba én dos
Se sentó repantingado en su silla durante la mayor parte de la
ser tan breve como una oración (por ejemplo: "Juanjto fue sesión de prueba, tendiendo a hablar sólo cuando se le dirigia
dfas ¡Ol/08/9q.y 01/12/90),:qu e la.Bendé'r. .Ia.Pru,ébade,Frases
enviado a evaluación para esclarecer la cuestión de que si Recomendaciones
r

la palabra, y hablaba en una manera lenta y aletargada.


' Incompletas y los 'dibujos de figura~ fueron aplicados el .
su falta de atención en c1ase,se debe a.dificultades de 01/08/90, Y queja R?(Schach y la Prueba;de.Apercepción
personalidad, neurológicas ode'otra índole"). También se incluye en esta sección una mención de Con base en la evaluación psicológica, con atención~
Temáticá fuer~n aplicadas el 01/12/90 ... ' ""'. ¡

Alternativamente, esta sección de! informe puede abarcar particular a factores cama los aspectos personales y
El adinihistrador fambié~~páctrfa colocar: en' é;i'd ~:é~~iÓn-ios .' (, cualesquiera variables extrañas que de alguna manera
toda la información antecedente relevante (por ejemplo; podrran haber afectado las resultados de la prueba. ¿La deficiencias del examinando,.se dan las recomendaciones
nombres y las rechas' de P'rueba's'qué=s'¥s'épa han's'id~oap'licaaas:'!-';'
u Juanito se quejaba de dificultades de audición en su prueba en una escuela fue interrumpida par algún suceso dirigidas a aminorar el problema que se presenta. La
con anterioridad al examinando., Si el examinandotier~un
clase de cuarto grado de acuerdo con una nota en su recomendación puede ser para psicoterapia, para una
,¡ expediente de los resGltados ¡á, mejor aún, Iq~p-;.otocolo~ coma un simulacro de incendia, un temblar de tierra o
expediente"). Si toda la información antecedente relevante alguna otra perturbación? ¿Ruidos fuertes o' atfplé:os dentro consulta. can un neurólogo, para la colocación en una clase

~~l
originales de las pruebasl de esta prueba'iriterior, esta
no se cubre en la sección "Razones para el envíou de! informe, a fuera del sitio de'la prueba afectaran la concentración de ' . especial, para terapia familiar breve dirigida a un problema
información puede integrarse en la siguiente sección del informe,
puede cubrirse en una sección separada denominada quien respondió la prueba? ¿E! paciente- hospitalizada específico, cualquier cosa que el administrador crea que se
"Resultados" '
, "Antecedentes" o en una sección denominada "Resultados". ..... "

recibió algún visitante justo antes de una evaluación y . requiera


. ,
para aliviar la situación se escribe aquí.
" ',";\ . dicha visita pudo haber afectada los resultados?Las
Pruebas aplicadas Resultados respuestas a este tipo de preguntas pueden demostrar ser . Resumen
.' .; . .' ,.', . ." .~~.. inapreciables para interpretar los datas de la evaluación. ,
. ',' Aquí el ad'mmis'trador no sólo reporta )o'~-r~s'ul~~do'sJpor .' .} La sección NResu¡tados'~_deJ informe es donde. se La sección de resumen incluye en ,uJarma breveu una

t
Aquí el administradórsólo enumeralos noin'b;;i.de las ejemplo: --En la WISC-R
Juanito logilJ"unCI.Verbálde100::~ri¡ integran todo el material antecedente,las observaCiones declaraciónconcernientea la razónpara el envio. los
pruebasque fuerdn áplicadas.Portanló,pór ejemplo. esia CIde Desein.peñode 110.produeiendoúriCIde escalá . - 'e' conduetualesy los datos de pruebapara proporcionaruriá resultadosy la recomendación.Estasección por lo general
sección delmforme puede sér tan breve como lo slgwente completa de 106"T SinO también todas las conSIderaciones <" . respuesta a la pregunta que motivó el envío. Si el sólo contiene un párrafo o dos, y debe proporcionar una
1
' adiCionales a la prueba, como las observaclOnes que administrador hace referenCIa a los datos de prueba reales declaraCión conCisa y sucmta de qUIen es el examinando,
EscalaWechslerde InteligenciaparaNiños-ReVISada
[01/08/ conciernena la motlvaClondel examinando[por elemplo o no es una cuestión de preferenCIapersonal Portanto, por qué fue enViadoa las pruebas.qué se encontróy qué
,
90,01/12/90) "el examrnando: parece estar motIVado a no parece estar " por elemplo, un administrador podna declarar tan sólo es necesaria hacer
•...................... _ _ ..•.............................•.......•...........•.••........•..•......••........••........... _ .._....•...._ .....•_ _ _....•............•......... ----- - .•........................... -......... . -...........•........... -._ ............•... _ _ ....•••.................•.... _ _ .................•............. - _ _
_ ..........•............•........... -•....•...........•...... .
'.',':'
, .,'
dad". Tallent (1958) hizo una obser,vación relacionada. Deploranqo la generalidalÍ y.
vaguedad de lo que ,parecía plagar. a demasiado$,informe~ psicológicos, TaUe,nt,escrj,-: "El cliente tiene pulsiones hostiles inconscientes" podrían impulsar con facilidad al"
bió;" ,'::,~'.
lector del informe a pensar "¡igual qu~ mi tía Fanny!"
I
¡
Bastante parecido al fenómeno Samum es lo que podría llamarse la desCTipdó~'d~'l~'Ú~' I El efecto "Bamum" o de la '''tía Fanny" ha sido tema de numerosos estudios de
Fanny en los informes clínicos. Las declaraciones superfluas como "Este clienteJiene . 1 investigación. En un estudio realizado por Ulrich, Stachnick y Stainton (1963), a 57
dificultad para desempenarse con una capacidad óptima cuando está bajo'estrés" o. i estudiantes universitarios les fueron aplicadas dos pruebas de personalidad por su
I profesor de psicología, quien prometió calificar las pruebas y entregar los resultados a

538. Parte 5: Pruebas y evaluación en la práctica


Capí~_lo 13: Evaluación clínica y de orientación psicológica 539
,.
I
I
... ,,,;.,.,.
~ .;
I
1;"' ".:.
cada estudiante en una fecha posterior. Una semana después, a todos los estudiantes Siento que la interpretación se aplica a mí éh lo individual. Por primera vez.cosas - -'
#
se les dio una descripción de la personalidad idéntica, la que apareció antes en esta de las que me había percatado en forma vaga l;taQsido puestas en declaraciones conci-
sección, aunque las descripciones fueron acomodadas en órdenes diferentes. Se les sas y constructivas que me gustaría usar com~.ún plan para mejorarse a mí mismo.
pidió a los estudiantes que evaluaran las interpretaciones como "excelente", "buena",
Me parece que los resultados de esta prueba están increíblemente cerca de la ver-
"promedio", "mala" o "muy mala" y que hicieran cualesquier comentarios adiciona-
les. Las evaluaciones fueron como sigue: dad. Para una prueba corta de este tipo, esperaba grandes generalizaciones como re-
sultado, pero no fue así; y le doy todo el crédito al evaluador cuyas conclusiones fueron
excelente 27 calculadas correctamente.
buena 26
promedio 3 Puede verse que incluso en una situación en la que estaban implicados evaluadores
mala 1 que eran estudiantes no experimentados, 59 de los 79 examinandos estimaron la in-
muy mala O terpretación generalizada como excelente o buena. Al revisar los resultados sorpren-
dentes de sus experimentos, Ulrich et al., concluyeron que las personas a las que se
Algunos de los comentarios hechos por los estudiantes fueron: dieron las interpretaciones de prueba falsas no sólo fueron engañadas por las inter-
pretaciones sino que también "tuvieron una probabilidad muy alta de elogiar en de-
Siento que hizo un trabajo muy bueno con el material con el que tuvo que trabajar. masía al evaluador por sus conclusiones".
I
Estoy de acuerdo con casi todas sus afirmaciones y creo que responden a los proble- Otra investigación sirve para subrayar lo poderoso que puede ser el efecto Bamum.

(
mas que tengo. En un estudio, los estudiantes fueron incapaces de seleccionar su descripción perso-
nal real cuando se presentaba junto con una descripción generalizada (Sundberg, 1955).
¡Exactamente! Muy bueno. Desearía que hubiera dicho más, todo lo que mencio- En otro, los estudiante~prefirieron una interpretación generalizada a una interpreta-
nó fue cierto sin duda. Desearía que pudiera ahondar más en esta personalidad en
alguna ocasión. ción escrita con base en sus puntuaciones reales en una prueba psicológica (Merrens y
Richards, 1970). El efecto ha sido explorado desde entonces con referencia a variables
Los resultados han mostrado varios puntos que me han preocupado debido a que situacionales (Hinrichsen y Bradley, 1974; Snyc!~r y ShenkeI, 1976; Snyder et al., 1977)
no estaba muy seguro de si había imaginado que éstos eran rasgos de mi personali- como el prestigio del diagnosticador (Bradley y Bradley, 1977; Drnitruk et al., 1973;
dad. Las pruebas como ésta podrían ser valiosas para ayudarle a un individuo a resol- Halperin et al., 1976; Snyder y LarsoIl, 1972), el género del diagnosticador (Zeren y
ver algunos de sus propios problemas. Bradley, 1982), el número de evaluados (Snyder yNewburg, 1981) y el tipo de instru-
mento de evaluación empleado (Snyder, 1974; Weinberger y Bradley, 1980). Es necesa-
rio el conocimiento de este efecto y los factores que pueden aumentarlo o disminuir si
los evaluadores psicológicos quieren evitar hacer interpretaciones a la manera de P.T.
Bamum. .

. ~,!

~
i;

Algunos de los comentarios hechos por los examinandos sobre la precisión de los
"resultados" de los estudiantes evaluados fueron como los siguientes:

Creo que esta interpretación está hecha para mí en lo individual, ya que hay demasia-
das facetas que corresponden a mi personalidad demasiado bien para ser una genera-
lización.

La interpretación es sorprendentemente precisa y especifica en su descripción.


Tomaré nota de muchas de las cosas que dice.
~..

540 Parte 5: Pruebas y evaluadón en la práctica Capítulo 13: Evaluadón clínicay de orientadón psicológica 541