Sunteți pe pagina 1din 4

LA CORCHEA

Una corchea es una figura musical que equivale a 1/8 del valor de la figura redonda.
El antepasado de la corchea es la fusa de la notación mensural, que no se debe
confundir con la figura de fusa actual. En un compás de subdivisión binaria (2/4; 3/4;
4/4; etc.) la corchea dura medio tiempo. Por lo tanto, en un compás de 4/4 esta
figura ocupa la octava parte de un c ompás. En los compases de subdivisión ternaria
(3/8, 6/8, 9/8, 12/8...) la corchea es la figura de referencia, al ser 8 el denominador.
En un compás de 6/8 una corchea ocupa una de las seis partes en que se subdivide
este compás. Si se le añade un puntillo, la duración total resultante es su valor
habitual más la mitad de tal valor. Así por ejemplo si su duración son 2 semicorcheas,
con el puntillo pasaría a durar 3 (2 + 1).123
La figura de corchea equivale a la octava parte de una redonda, a la cuarta parte de una blanca, a
la mitad de una negra, a 2 semicorcheas, 4 fusas o bien 8 semifusas. Por encima de la redonda hay
algunas figuras de mayor duración pero han caído en desuso en la notación musical actual. Son: la
cuadrada que equivale a ocho negras, la longa que equivale a 16 negras y la maxima que equivale
a 32 negras.
Semicorchea
Una semicorchea es una figura musical que equivale a 1/16 del valor de la
figura redonda. El antepasado de la semicorchea es la semifusa de la
notación mensural, que no se debe confundir con la figura de semifusa
actualLas figuras de semicorcheas se representan con una cabeza de nota
ovalada coloreada en negro, con una plica vertical con dos vírgulas o
corchetes, que tienen la forma de ganchos o rabillos (ver Figura 1).5
La dirección de la plica d epende de la posición de la nota. Al igual que
sucede con todas las figuras que llevan plicas, se dibujan con la plica a la
derecha de la cabeza de la nota y hacia arriba, cuando el sonido
representado está por debajo de la tercera línea del pentagrama.
Mientras que, cuando la nota está en dicha línea media o por encima de
esta, se dibujan con la plica a la izquierda de la cabeza de la nota y hacia abajo. No obstante, esta
regla no es absoluta ya que puede variar cuando es necesario ligar varias notas o cuando se
representa más de una voz. De hecho en las obras polifónicas la orientación de las plicas ayuda a
distinguir las diferentes voces.
Los corchetes siempre deben ir del lado derecho de la plica, curvos hacia la derecha. Cuando la
plica apunta hacia arriba, el corchete comienza en la punta superior y se curva hacia abajo; cuando
la plica apunta hacia abajo, el corchete comienza desde la punta inferior y se curva hacia arriba.
EL PUNTO DE AUMENTO O PUNTILLO
Los signos de puntillo se dibujan a la derecha de la nota a la que
acompañan (ver Figura 1). Por tanto, no deben ser confundidos
con los puntos utilizados para indicar la articulación staccato,
que se colocan por encima o por debajo de la nota (ver Figura 4).

Si la nota que va a llevar el puntillo se encuentra en un espacio


del penta grama, el puntillo también se dibujará en el espacio.
Pero si la nota se sitúa en una línea, el puntillo se representará
en el espacio que haya por encima.1 Esto último también es
aplicable para las notas en líneas adicionales.2 Sin embargo,
cuando una nota con puntillo que está en una línea forma parte
de un acorde, donde la nota más alta también está en una línea,
el puntillo de la nota más baja se colocará en el espacio inferior.13
En teoría cualquier figura musical puede llevar puntillo, al igual que cualquier silencio. Si el silencio
se encuentra en su posición normal, los puntillos se colocan siempre en el tercer espacio del
pentagrama contando desde abajo. Read señala además «que es imposible unir los silencios con
ligaduras».4

LAS ALTERACIÓN
Las alteraciones o accidentes, en música, son los signos que modifican la entonación (o altura) de
los sonidos naturales y alterados. Las alteraciones más utilizadas son el sostenido, el bemol y el
becuadro. Las alteraciones propias son aquellas que se colocan en la armadura de clave, después
de la clave y antes del indicador del compás. Forman parte de la armadura de clave y también se
les llama armadura. Alteran todos los sonidos del mismo nombre que se hallan en una pieza de
música definiendo así la tonalidad.12
Las alteraciones de la armadura aparecen siempre siguiendo un orden determinado, que varía
dependiendo de que se trate de bemoles o de sostenidos. El orden de los bemoles es el inverso al
de los sostenidos y viceversa. En el sistema latino de notación son:5
Orden de los bemoles: si - mi - la - re - sol - do - fa
Orden de los sostenidos: fa - do - sol - re - la - mi - si
En notación alfabética o anglosajona es el mismo orden, pero al utilizar letras diferentes la
combinación ha dado lugar a una regla mnemotécnica mediante la formación de los siguientes
acrósticos:6
B♭ - E♭ - A♭ - D♭ - G♭ - C♭ - F♭ Battle Ends And Down Goes Charles' Father.
F♯ - C♯ - G♯ - D♯ - A♯ - E♯ - B♯ Father Charles Goes Down And Ends Battle.
La Armadura

En la notación musical, la armadura de tonalidad, también


llamada armadura de clave o simplemente armadura, es el
conjunto de alteraciones propias (sostenidos o bemoles)
que, escritas al principio del pentagrama, sitúan una frase
musical en una tonalidad específica. Su función es
determinar qué notas deben ser interpretadas de manera sistemática un semitono por encima o
por debajo de sus notas naturales equivalentes, a menos que tal modificación se realice mediante
alteraciones accidentales.1 Las armaduras de tonalidad por lo general se representan al principio
de una línea de notación musical, inmediatamente después de la clave y antes del signo de
compás. Su propósito es reducir al mínimo el número de alteraciones necesarias para anotar la
música en la partitura a lo largo de una pieza. Por esa razón, se suelen emplear las armaduras para
evitar la complicación de tener que escribir las alteraciones accidentales cada vez que aparecen las
notas musicales que deban ser alteradas en una determinada tonalidad.1 Las alteraciones de la
armadura, que se denominan alteraciones propias, aparecen siempre siguiendo un orden
determinado, que varía dependiendo de que se trate de bemoles o de sostenidos. El orden de
bemoles es el inverso al de sostenidos y viceversa. En el sistema latino de notación son:
Orden de bemoles, avanzando ascendentemente por cuartas: Si - Mi - La - Re - Sol - Do - Fa
Orden de sostenidos, avanzando ascendentemente por quintas: Fa - Do - Sol - Re - La - Mi - Si
En notación alfabética o anglosajona es el mismo orden, pero al utilizar letras diferentes la
combinación ha dado lugar a una regla mnemotécnica mediante la formación de los siguientes
acrósticos:
B♭ - E♭ - A♭ - D♭ - G♭ - C♭ - F♭ Battle Ends And Down Goes Charles' Father.
F♯ - C♯ - G♯ - D♯ - A♯ - E♯ - B♯ Father Charles Goes Down And Ends Battle.2
No obstante, la armadura también puede aparecer en otros puntos de la partitura tras una doble
barra de compás que marca un cambio de armadura. En ocasiones el cambio de armadura tiene
lugar al final de un pentagrama. En ese caso, se representa mediante una armadura de cortesía de
la nueva tonalidad precedida de una doble barra al final de la línea, además de una segunda
armadura al principio del siguiente pentagrama. Las armaduras de cortesía, si bien son
innecesarias, se colocan en casos como este para recordar al intérprete que se acerca el cambio de
tonalidad y así evitar errores de lectura. A continuación se pueden ver dos ejemplos de armaduras
de cortesía en las que se emplean becuadros a modo de recordatorio del cambio.

Ligadura
La ligadura en notación musical es un signo de
prolongación con forma de una línea curva que conecta
las cabezas de dos notas consecutivas de la misma
altura, aun que no necesariamente del mismo valor.
Indica que se van a reproducir como una sola nota con
una duración igual a la suma de los valores de las notas
individuales. Por ejemplo una negra ligada a una blanca tiene el valor total de una blanca con
puntillo.1

Ligadura de valor
Se le llama ligadura de valor o prolongación porque lo que hace es
unir la duración del sonidos de las figuras de valor (notas musicales)
a las que afecta. Por ejemplo, si uniera dos notas negras, tendríamos
que interpretar una figura de blanca, porque dos negras equivalen a
eso.
También, como se ve en la imagen que te he facilitado arriba,
podemos un ir figuras musicales de diferente duración; como
pueden ser negras con corcheas, o blancas y redondas. Tal y como
podemos apreciar en los tres compases de la figura.
Las notas que son afectadas son todas las que estén debajo de la
ligadura, además de las dos que se encuentren en los extremos de la misma.
En la siguiente imagen podemos ver que las figuras de valor pueden abarcar distintos compases.

Ligadura de portamento
en música es la transición de un sonido hasta otro más agudo o más
grave, sin que exista una discontinuidad o salto al pasar de uno a otro.
En ocasiones también se utiliza de manera intercambiable con el
término anticipación. En italiano es un sustantiv o que significa
literalmente "transporte, cargamento". Se trata de un término musical
procedente de la expresión italiana "portamento della voce" que
quiere decir "transporte de la voz".12 Aunque el portamento continuó
siendo ampliamente utilizado en la música popular, fue desaprobado
por parte de muchos críticos en la década de 1920 y 1930 para el
canto operístico por considerarlo como un signo de técnica pobre o
bien de mal gusto, una marca de sentimentalismo barato o
espectacularidad.3 Por supuesto, esto no es una crítica válida de un intérprete cuando
portamento se especifica explícitamente en la partitura o de otro modo apropiado. Sin embargo,
cuando no existe tal especificación, del cantante se espera que sea capaz de moverse
resueltamente de nota a nota sin ligaduras de expresión.3

ligadura de fraseo
Frase y fraseo, en música y en teoría de la música, son conceptos y prácticas relacionadas con la
agrupación consecutiva de notas musicales, tanto en su composición como en su interpretación.
Una pieza generalmente se compone de una melodía que, a su vez, consta de numerosas frases
consecutivas. Una frase musical (del griego φράση, frase, expresión, ver también estrofa) es una
unidad de métrica musical que tiene un sentido musical completo en sí mismo,2 construida a
partir de figuras musicales, motivos y células y se combinan para formar m elodías, periodos y
secciones más amplias; o el fragmento que un cantante o instrumentista puede interpretar
durante una respiración.2

Este término, al igual que sentence, verso, etc., ha sido adoptado en el vocabulario musical de la
sintaxis lingüística.2 A pesar de que a menudo se hace la analogía entre la frase lingüística y la
musical, el término sigue siendo «uno de los más ambiguos en música... no existe ni puede existir
consistencia en la aplicación de estos términos... sólo con melodías de tipo muy sencillo,
especialmente las de algunas danzas, se pueden utilizar los términos con cierta coherencia.»3

Tresillo de Corchea

En música un tresillo es un grupo de valoración especial formado por


tres figuras iguales que se tocan en el tiempo que se deberían tocar
solo dos, aunque no n ecesariamente ya que también se pueden
agrupar dos notas como una negra y una corchea en un tresillo. Se les
nota por lo general, colocando una barra sobre ellas con el número 3;
es la subdivisión más usada, puesto que también existen otras como el
seisillo, cinquillo etc. El tresillo es un grupo de valoración especial por
reducción, ya que al entrar tres en el tiempo de dos, sus figuras son
necesariamente más rápidas. El tresillo se emplea normalmente para conseguir implementar
métrica compue sta (las unidades de medida del compás se agrupan en subgrupos de a tres) o en
una métrica simple (las unidades de medida del compás se agrupan en subgrupos de a dos).

En resumen, se define como la división irregular ternaria de una figura binaria, y su valor total
equivale al de la figura inmediata superior, por ejemplo, al tener un tresillo de corcheas, su valor
total equivaldría a la duración de una negra.