Sunteți pe pagina 1din 2

¿Cuáles fueron los antecedentes históricos de la escuela?

Aquí examinará los antecedentes históricos para cerciorarse si ésta estuvo


fomentada por un sistema de pensamiento particular. La teoría económica a
menudo se desarrolla como respuesta a los cambios en el entorno, que atraen la
atención hacia nuevos problemas. Cierto conocimiento en el tiempo histórico en
que se presenta es esencial para comprender por qué las personas actuaban y
pensaban en la forma en que lo hacían.. Por supuesto, es cierto que muchos
sistemas de pensamiento existen simultáneamente en las mentes de muchos
individuos. Los intelectos tienden a desarrollar una vasta multiplicidad de ideas,
que varían desde las más sensatas hasta las más desatinadas y fantásticas Las
ideas que no eran pertinentes para la sociedad y la época en las que se
presentaron tienden a marchitarse y morir, mientras que las que son útiles y
efectivas para responder al menos a algunas preguntas y para resolver ciertos
problemas, se difunden, popularizan y contribuyen a la importancia de sus autores.
Adam Smith aportó mucho al pensamiento económico; ¿pero alguien duda de que,
si él nunca hubiera vivido, las mismas ideas habrían surgido después? Tal vez no
se habrían expresado tan bien o con tanta claridad. Los eruditos habrían
tropezado un poco más antes de encontrarse en la senda intelectual que él trazó
con tanta claridad. Smith hizo una contribución mayor precisamente porque sus
ideas respondían a los requerimientos de su época. Si, por ejemplo, la teoría de
Ricardo de la ventaja comparativa en el comercio internacional se hubiera
descubierto en la época feudal, no habría tenido una gran importancia en ese
mundo de autosuficiencia local, con un mínimo de comercio. La disputa sobre las
leyes del maíz en Inglaterra a principios de 1800 produjo la teoría de la renta. Si
Keynes hubiera publicado La teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero
en 1926, en vez de hacerlo en 1936, habría sus- citado mucha menos atención de
la que atrajo. Claro, el medio social en el cual se desarrollan las ideas es
importante.
¿Cuáles son los principios más importantes de la escuela?
Bajo este título se proporcionan amplias generalizaciones acerca de las ideas de
las sucesivas escuelas de economía. La solidez de este procedimiento es que
permite una presentación concisa de la esencia de la escuela. El punto débil es
que siempre hay excepciones a la generalización que no es posible examinar en
detalle sino hasta más adelante. Un resumen breve presenta los patrones de
uniformidad en las ideas de los grupos de economistas, pero las excepciones
pueden contener las semillas de ideas que triunfarán a la larga. Entonces se dirá
que los mercantilistas favorecían la acumulación de oro y plata, aun cuando había
algunos entre ellos que adoptaron una posición contraria a la acumulación de
lingotes. Esas personas se sentían abrumadas y al principio casi no las
escuchaban, pero al final sus ideas fueron reivindicadas. De manera similar, la
escuela clásica creía en el libre comercio entre las naciones; sin embargo,
Malthus, un economista clásico, estaba a favor de los aranceles sobre los bienes
importados.
ESCUELA NEOCLASICA
El pensamiento microeconómico de los marginalistas, analizado en los tres
capítulos anteriores, se transformó de forma gradual en lo que ahora se conoce
como economía neoclásica. Debido a que neo significa “nuevo”, el neoclasicismo
implica una nueva forma de los clásicos. Los economistas neoclásicos eran
“marginalistas” en el sentido crucial de que hacían hincapié en la toma de
decisiones y la determinación de precios al margen. No obstante, por lo menos es
posible discernir tres diferencias entre los prime- ros marginalistas y los
economistas clásicos posteriores. En primer lugar, el pensamiento neoclásico
hacía hincapié tanto en la demanda como en la oferta en la determinación de los
precios de mercado de bienes, servicios y recursos, mientras que los primeros
marginalistas tendían a insistir sólo en la demanda. En segundo, varios de los
economistas neoclásicos, por ejemplo, Wicksell y Fisher, mostraban un interés
mucho mayor en el papel del dinero en la economía del que mostraban los
primeros marginalistas. Por último, los economistas neoclásicos extendían el
análisis marginal a las estructuras del mercado, además de la competencia pura,
el monopolio puro y el duopolio
UTILIDAD Y DEMANDA Utilidad marginal
Según Marshall, la demanda se basa en la ley de la utilidad marginal decreciente.
“La utilidad marginal de un objeto para cualquier persona disminuye con cada
incremento en la cantidad de ese objeto que ya tiene.” Marshall introdujo dos
condiciones importantes en este punto