Sunteți pe pagina 1din 6

DETERMINACIÓN DE LA DENSIDAD APARENTE DEL

SUELO
FUNDAMENTO:
Se basa en la determinación de la densidad aparente a partir de muestras, utilizando una
metodología adecuada.

OBJETIVOS:

 Poner en práctica las pautas básicas para tomar muestras de un suelo en el campo.
 Conocer el manejo de las muestras de suelo en el laboratorio.
 Determinar la densidad aparente de una muestra de suelo extraída en el campo
utilizando el método del cilindro.
 Calcular el porcentaje de porosidad, espacio aéreo y humedad, a partir de los datos
de densidad aparente.
 Saber cómo va a variar el contenido de humedad según la profundidad (30, 60 y
90cm).
 Reconocer y utilizar materiales y herramientas necesarios para el objetivo.
MATERIALES Y HERRAMIENTAS:
o 1 Palana
o Vernier
o Cilindro (donde se obtendrá la muestra)
o Balanza
o 3 Taras (donde se colocará las muestras)
o Estufa.
o 1 Wincha.
o 1 Cuchillo.
o 1 Martillo.
o Bolsas chequeras color negro
o Un papel con lapicero para hacer la etiqueta.

PROCEDIMIENTO:

1.- Muestreo de suelo en el campo

•Reconocimiento y elección del suelo, que depende del grado de detalle del estudio de
suelo a realizar.
•Hacer una excavación, “Calicata”, en el suelo con las dimensiones establecidas (1.5 m
de profundidad).
•Una vez excavado 1.50 m, con ayuda de la wincha, delimitar el perfil del suelo en tres áreas
de 30cm de lado (altura) cada una.
2.- Método del Cilindro – Densidad Aparente

•Proceder a medir la altura y el diámetro interno de los cilindros metálicos para poder calcular su
volumen.

•Introducir los cilindros en el suelo ayudado con el martillo que debe colocarse en la parte superior
del cilindro y golpear sobre él con el martillo, hasta introducir completamente los cilindros en el
suelo. Los filos externos del cilindro deben ser biselados o cortantes.

•Debe introducirse un cilindro por cada área delimitada en el perfil del suelo.

•Extraer los cilindros con las muestras de suelo contenidas en él. Con el cuchillo cortar en capas
delgadas el suelo sobrante de los extremos hasta llegar al nivel de los bordes del cilindro metálico
biselado.

•Colocar las muestras en las bolsas chequeras.

•Transferir las muestras de suelo a las taras, previamente pesadas.

•Pesar las muestras.

•Llevar las muestras al horno, para secarlas a 105 ºC.

•Luego de 24 horas, extraer las muestras secas y proceder a pesarlas.

•Registrar los datos respectivos.

•Calcular la densidad aparente y las propiedades relacionadas a ésta (porosidad, humedad);


asumiendo que la densidad real es igual a 2.42 g/cm3.

REVISIÓN DE BIBLIOGRAFÍA:
La densidad aparente se define como la masa de suelo por unidad de volumen (g. cm-3 o
t. m- 3). Describe la compactación del suelo, representando la relación entre sólidos y
espacio poroso (Keller & Hàkansson, 2010).

Es una forma de evaluar la resistencia del suelo a la elongación de las raíces. También se
usa para convertir datos expresados en concentraciones a masa o volumen, cálculos muy
utilizados en fertilidad y fertilización de cultivos extensivos. La densidad aparente varía
con la textura del suelo y el contenido de materia orgánica; puede variar estacionalmente
por efecto de labranzas y con la humedad del suelo sobre todo en los suelos con arcillas
expandentes (Taboada & Álvarez, 2008).

El método más utilizado en nuestro país para realizar esta determinación es el método del
cilindro. Una de las desventajas de tomar la muestra con el cilindro, es que el valor puede
variar con el tamaño del cilindro, siendo mayor la densidad cuando menor es el tamaño
del cilindro, a causa de que no se captan los poros de mayor diámetro. En general, el
método presenta poca variación, es fácil de repetir y su determinación es sencilla. Hay
otros métodos que no requieren instrumental complejo para estimar densidad aparente.
Cuando no se cuenta con la posibilidad de obtener la muestra inalterada del campo se
puede utilizar el método de la probeta, que usa la muestra molida y tamizada, o también
el método de la parafina con muestras inalteradas tomadas con pala sin usar el cilindro. El
presente trabajo se realizó con el objetivo de comparar los valores de densidad aparente
por medio de las 3 metodologías anteriormente citadas, de analizar la precisión de cada
una de ellas y la correlación de los valores obtenidos con estos métodos respecto al del
cilindro, actualmente utilizado (Taboada & Álvarez, 2008).

La densidad aparente, es una propiedad del suelo directamente relacionada con la


estructura, tiene un gran interés ya que nos indica el grado de compactación del suelo. Se
define como la masa por unidad de volumen y en este se incluye los espacios porosos que
presenta el suelo, a diferencia de la densidad real que solo tiene en cuenta la densidad de
las partículas que lo componen. El valor medio se sitúa en torno a 1.35 g/cm3 (1.1 y 1.7
mg/m3), indicando un suelo con buena estructura y volumen de poros. Los factores que
la afectan son principalmente tres: la textura, la estructura y la presencia de materia
orgánica. Suelos con texturas arenosas tienden a tener densidades mayores que suelos
más finos, al mismo tiempo en suelos bien estructurados los valores son menores (Ibarra,
2005).
RESULTADOS:
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
 Ibarra, Adrian. 2005. http://araucarias.blogspot.com/2005/09/densidad-
aparente.html

 Keller, T.; Håkansson, I. 2010. Estimación de la densidad aparente de referencia del


tamaño de partícula del suelo distribución y contenido de materia orgánica del
suelo. Geoderma 154: 398-406

 M.A., & Alvarez. (2008). Fertilidad fisíca de los suelos 2da Ed. . Toboada: Editorial
Facultad de Agronomía Universidad de Buenos Aires.

ANEXOS:

FOTOGRAFIA 1: Realización de la calicata para el muestreo FOTOGRAFIA 2: Toma de muestra


FOTOGRAFIA 3: Peso de una de las taras.