Sunteți pe pagina 1din 1

Bela Szekely – “Los tests”.

Pasos para la construcción de una prueba psicológica.

I) A) Definir y limitar el factor o los factores o los aspectos que se desean examinar
con la prueba proyectada.
B) Escoger a juicio del autor, los recursos más adecuados para apreciar objetiva
y cuantitativamente lo que se propone medir.
C) Dar forma de instrumento de apreciación objetiva a los recursos elegidos
atendiendo a principios aceptados para la construcción de las pruebas y tests
psicológicos.

II) A) Confeccionada la forma experimental se aplica a un grupo limitado de sujetos


para poner en evidencia los defectos del instrumento elaborado – entre ellos la
elaboración de los ítems, las fallas inadvertidas en la confección de los mismos. Esto
se aplica a la nueva forma resultante de su adaptación o traducción.
B) Analizar la tendencia central, la variabilidad, la distribución de las frecuencias,
etc. Este examen, no muy riguroso por el número limitado de la muestra, puede
ampliarse a una estimación provisional del coeficiente de validez y confiabilidad.
También conviene calcular los estadísticos mencionados con los datos obtenidos en
la muestra limitada, utilizándolos con fines experimentales. Eso permitirá advertir si
la adaptación ha modificado o no la variabilidad de los puntajes, la forma de la
distribución, los coeficientes de validez y confiabilidad, etc.
C) Elaborar la forma definitiva de la prueba y adoptar un sistema de unidades de
medida (percentil, CI, valores standard, etc.). Redactar las instrucciones definitivas
de aplicación y valoración.
La información recogida en las etapas arriba mencionadas proporcionara los
elementos de juicio para la confección definitiva de la nueva forma. En relación con
las unidades de medida, lo común es respetar las adoptadas en la prueba original.
Llegado a este punto deberá encararse la obtención de las normas de la población
que corresponden a la nueva forma del test. Para ello:

III) Se escoge una muestra suficientemente amplia y representativa para los fines de su
estandarización (obtención de los valores medios característicos de la población que
contempla el test o prueba). Aplicar la prueba a la muestra escogida.
Terminada esta tarea se procede a la elaboración estadística de los datos obtenidos
para confeccionar las normas estandarizadas (baremos), coeficiente de validez,
confiabilidad, error standard de medida y significación de las diferencias entre los
puntajes correspondientes a distintos niveles de conocimientos aritméticos.