Sunteți pe pagina 1din 4

DESARROLLO SOSTENIBLE.

El medio ambiente natural es la fuente de todas las sustancias que sostienen la


vida humana, de él tomamos alimentos, agua, combustibles, minerales y metales,
también lo utilizamos como receptor de nuestros desperdicios. En las últimas
décadas, la actitud general hacia el medio ambiente ha experimentado un cambio
significativo, pues en los años 60´s la mayoría de la gente creía que el ambiente
natural era infinito.

En 1980, la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU,


presidida por el primer ministro noruego Gro Harlem Brundtland introdujo el
término “Desarrollo Sostenible”, para designar los desafíos para el desarrollo
futuro de nuestro planeta.

Se define el desarrollo sostenible como “la satisfacción de las necesidades de la


generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras
para satisfacer sus propias necesidades”. (Informe titulado “Nuestro Futuro
Común” de 1987, Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y el Desarrollo), el
desarrollo sostenible ha emergido como el principio rector para el desarrollo
mundial a largo plazo. Consta de tres pilares, el desarrollo sostenible trata de
lograr, de manera equilibrada, el desarrollo económico, el desarrollo social y la
protección del medio ambiente.

Para entender lo que se pretendía con el concepto de desarrollo sostenible, es


necesario destacar algunas de las conclusiones recogidas en el “Informe
Brundtland”, que se mencionan a continuación:

 Los modelos de crecimiento económico imperantes a nivel mundial,


conducen inevitablemente al agotamiento paulatino de los recursos
naturales del planeta, a la degradación ambiental y al aumento de la
pobreza, reforzando la idea de falta de solidaridad intergeneracional.
 Sin embargo, el informe consideró que con una distribución más equitativa
y racional de los bienes se podría crecer y reducir la pobreza, pero para ello
era imprescindible lograr una acción consecuente de los líderes políticos y
una participación efectiva de los ciudadanos en integrar los objetivos del
desarrollo económico y social con la conservación ambiental, lo cual agrupó
en la categoría de desarrollo sostenible.
 Los recursos naturales marcaban algunas limitaciones al crecimiento
económico, particularmente el agotamiento de los recursos no renovables y
la capacidad de la biosfera de absorber los efectos de la actividad humana,
pero los avances tecnológicos podían permitir su utilización más eficiente, a
partir de emplearlos en menor medida, reducir la emisión de desechos y
aumentar los niveles de rehusó.
 Desde el punto de vista social, el informe consideró importante analizar el
crecimiento demográfico en su vínculo con la disponibilidad de recursos
naturales y con los requerimientos de alimentación, recursos energéticos,
agua, infraestructura técnica, vivienda y espacio físico. Para enfrentar los
retos del presente, y en especial los del futuro, era necesario disponer de
una población instruida y sana, aspectos deficitarios a nivel mundial.

A pesar de que no podemos definir una sociedad sostenible como un estado final
al que se pueda aspirar, si es posible describir algunos principios básicos:

 El consumo de recursos debería minimizarse.


 Los ciclos de consumo de materiales no renovables deberían cerrarse
 Los materiales renovables y las fuentes de energía deberían recibir
preferencia
 Debería estimularse el desarrollo de potenciales humanos como la
comunicación, la creatividad, la cooperación , el desarrollo intelectual y el
amor
 Los individuos deberían contribuir al bien común y no solo al bien privado

Las actividades no sostenibles podrían definirse como aquellas que:

 Requieren un consumo constante de recursos no renovables o consumen


más recursos renovables de los que la Tierra podría generar.
 Degradan el medio ambiente
 Requieren tales cantidades de recursos que nunca estarán disponibles para
todos
 Producen extinción de especies
 Estimulan el egoísmo
 Crean el riesgo de un desastre.

El concepto de desarrollo sostenible ha retado a la sociedad moderna a cambiar


sus hábitos destructivos y de explotación a una filosofía que promueva protección
a largo plazo para el ambiente y sus habitantes.

En 1992, la comunidad internacional se reunió en Río de Janeiro, Brasil, para


discutir los medios para poner en práctica el desarrollo sostenible. Durante la
denominada Cumbre de la Tierra de Río, los líderes mundiales adoptaron Agenda
21, con planes de acción específicos para lograr el desarrollo sostenible en los
planos nacional, regional e internacional. Esto fue seguido en 2002 por la Cumbre
Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, que se aprobó el Plan de Aplicación de
Johannesburgo. El Plan de Aplicación se basó en los progresos realizados y las
lecciones aprendidas desde la Cumbre de la Tierra, y prevé un enfoque más
específico, con medidas concretas y metas cuantificables y con plazos y metas.

El objetivo principal de la Agenda 21 es el de detener y reparar el daño a nuestro


planeta; promover practicas sanas y el desarrollo sostenible en todas las naciones
de la tierra. No pretende resolver todos los problemas de la humanidad, sino
introducir una serie de acciones por medio de los cuales, se brinden soluciones a
escala local, regional y global, pueden ser identificadas e implementadas.

El desarrollo sustentable es un reto que requiere el compromiso de muchas


profesiones y disciplinas y se debe romper las barreras existentes entre ellas. Los
principios morales se deben integrar con las decisiones políticas, el proceso social
se debe fortalecer y todo está supeditado a las posibilidades tecnológicas.

La participación de todos los sectores que conforman la sociedad es fundamental.


Las comunidades deben ejercer control sobre su capital, ya sea natural, humano,
creado por el hombre, social y cultural. Los negocios, si bien es cierto, son los
responsables de muchos de los problemas, también son quienes tienen los
recursos para poder proteger el ambiente. En lo que respecta a los gobiernos,
deben lograr un balance entre la legislación e instrumentos económicos que
fomenten la conservación ambiental, además de trabajar fuertemente en la
erradicación de la pobreza, la cual es el mayor obstáculo para alcanzar el
desarrollo sustentable

Se debe no solamente realizar una evaluación, sino también monitorear los


proyectos y las actividades para determinar si se deben detener, modificar o
continuar y para ayudar a elegir lo indicadores que permitan tomar decisiones
acertadas en el futuro.

Acorde con Trzyna (1995), la única forma de conseguir el desarrollo sostenible es


analizando todos y cada uno de los proyectos de desarrollo para medir su impacto
de sostenibilidad. El análisis debe ser realizado por el mayor número de
involucrados, para lo cual ha de extenderse la participación a la mayor variedad de
actores posibles para lograr que se tome en cuenta todas las posibles
implicaciones.

La norma ISO 14001 ha facilitado la estrecha relación que existe entre el


desarrollo sostenible con el medio ambiente y la organización, que en los últimos
años ha provocado que éstas cambien en su forma de enfocar todo lo relativo al
medio ambiente, hasta considerar de forma compatible la minimización de su
deterioro con la continua evolución de las organizaciones.
Esto hace que las empresas se sometan a auditorías de cumplimiento legal en
materia ambiental para verificar el desempeño de las normas ambientales, como
puede ser la ISO 14001, además de identificar los procesos que se estaban
incumpliendo.

El principal objetivo del proceso es informar a la alta dirección de la organización


sobre la situación ambiental de las plantas de fabricación para poder tomar ciertas
decisiones con conocimiento. De esta auditoría realizada de forma interna y para
fines perseguidos por la propia organización, se pasó a una exigencia de forma
periódica y su realización se llevó a través de organizaciones que no se
encuentran vinculadas a la actividad que se quiere auditar.

Un Sistema de Gestión Ambiental basado en la ISO14001 es la parte de un


sistema general de gestión en el que se incluye la estructura organizativa, la
planificación de todas las actividades, las responsabilidades, las prácticas, los
procesos, los procedimientos y los recursos necesarios para llevar a cabo,
implementar, revisar y mantener la política ambiental.

Bibliografía.

Karel Mulder, Desarrollo sostenible para ingenieros (Barcelona), Ediciones UPC,


2007.

Cordero Marta Blanca, Gestión Ambiental Camino al Desarrollo Sostenible (Costa


Rica), EUNED, Editorial Universidad Estatal a Distancia, 2004

Desarrollo Sostenible: Conceptos Básicos, Alcance y Criterios para su Evaluación,


©2018 [consulta: 10 marzo 2018]. Disponible en:
http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Havana/pdf/Cap3.pdf

Desarrollo Sostenible, ©2018 [consulta: 10 marzo 2018]. Disponible en:


http://www.un.org/es/ga/president/65/issues/sustdev.shtml

ISO 14001 Y El Desarrollo Sustentable, ©2018 [consulta: 10 marzo 2018].


Disponible en: https://www.isotools.com.mx/iso-14001-desarrollo-sostenible/

Principios y fundamentos de la Gestión Ambiental, ©2018 [consulta: 10 marzo


2018]. Disponible en: https://www.nueva-iso-14001.com/2015/05/iso-14001-
principios-y-fundamentos-de-la-gestion-ambiental/