Sunteți pe pagina 1din 4

HISTORIA DE LA CEPILLADORA/MOLDURERA

Para describir la historia de la moldurera nos remontamos a su ancestro que vendría


siendo la cepilladora.
Las cepilladoras tienen por objeto producir superficies planas y lisas en
piezas de gran longitud. El mecanizado realizado por éstas máquinas,
recibe el nombre de cepillado, haciéndolo extensible por afinidad, a
limadoras, mortajadoras y brochadoras.
El francés Nicolás Focq creó en 1751 la primera máquina de cepillar
metales. Pero fue a principios del siglo XX, a causa del fuerte desarrollo
industrial, cuando se hizo necesario mejorar la forma de planear
planchas de hierro, que tradicionalmente se realizaba manualmente,
mediante el uso de cincel y lima. Por el mismo motivo se buscó una
solución, para realizar chaveteros en poleas y engranajes, que se abrían
manualmente con buril y lima.
Para mecanizar chaveteros, el ingles Maudslay construye en 1803, una
mortajadora diseñada por Brunel. En 1817, Richard Roberts construye el
primer cepillo puente de uso industrial, para mecanizar piezas de 1320 x
280 mm. de accionamiento manual a volante y piñón cremallera.
Para la fabricación de material de su fábrica textil, el inglés James Fox, construye en
1820, un cepillo puente con desplazamiento de mesa; con
capacidad para mecanizar piezas de 3120 x 560 mm. En 1833 construye
otro modelo de medidas más reducidas.
La mortajadoraconstruida en 1830, por "Sharp, Roberts Co." representó
Un avance al incorporarle un plato divisor.
En 1834, el ingeniero francés Morinière de "Manufactures des glaces de
Saint Gobain" construye un cepillo con mesa fija y movimiento del
puente porta herramientas, para mecanizar piezas pesadas de 4000 x
3000 mm.
Poco despues Joseph Whitworth, construye un cepillo puente con
movimiento de mesa accionada a mano con manivela, y en 1836 un
modelo perfeccionado, movido por transmisión y poleas,que fue la base
para posteriores desarrollos.
Hacía falta una máquina más manejable que la cepilladora, para el mecanizado de
superficies planas de longitud inferior a 800 mm. Así
nació en 1839 la limadora de Nasmyth, bautizada popularmente con el
nombre de "Brazo de acero de Nasmyth."

Poco después, Joseph Whitworth perfecciona


la limadora, incorporando un dispositivo automático descendente del carrito porta
herramienta.
El uso de la limadora se extiende por Europa. En Alemania, J. G. Weisser
construye una limadora con desplazamiento de mesa y carrito porta
-herramienta automáticos.
Desarrollados varios modelos de cepilladoras, el francés J.G. Bodmer se
dio cuenta que hacía falta una solución para mecanizar planchas de gran
anchura por lo que desarrolló una patente para construir cepilladoras de
una sola columna. En base a esta patente se desarrollaron este tipo de máquinas.
Para finales del siglo XIX, como se puede ver en las máquinas de Butler,
las cepilladoras accionadas por transmision y poleas habían alcanzado
su pleno desarrollo.

RIESGOS ASOCIADOS AL PROCESO DE FUNCIONAMIENTO DE LA MAQUINA

En los procesos de producción el operario y trabajadores de las moldurera están en


constantes riegos, los cuales pueden causar lesiones graves e incluso la muerte, los
riesgos a tener en cuenta mientras se opera la moldurera son:

-Atrapamiento por sistemas de transmisió n polea/correa en movimiento y sin


protecciones.
-Contacto con elementos móviles (tambor de cepillado) en zonas alejadas del punto de
operació n.
-Atrapamiento con elementos del sistema alimentació n y/o de corte, debido al uso de
prendas de vestir sueltas u otros accesorios (reloj, cadenas, anillos, gargantillas).
-Contacto con elementos de corte (tambor de la cierra multiple, en la zona de
operació n).
-Contacto con energía elé ctrica, por circuitos mal aislados o sin aislació n, extensiones
sin tierra de protecció n.
-Golpes en manos y /o pies por caídas de materiales.
-Golpes contra la mesa de trabajo y/o piezas de madera.
-Sobreesfuerzos en la preparació n y disposició n del material.
-Trabajo repetitivo.
Proyección de tambor de corte debido a la tortura violenta de é sta.
-Caída de la tambor de corte.
-Retroceso y proyecció n de la pieza de madera.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Conocer y aplicar procedimientos de trabajo seguro.


Usar los elementos de protecció n personal proporcionados.
Antes de iniciar las labores realizar un reconocimiento del lugar, de las herramientas y
de la má quina e informar de cualquier anomalía a su superior directo. (Falta de
protecciones, elementos extrañ os, personas no autorizadas).
No usar prendas de vestir sueltas u otros accesorios.
No acercar las manos a la zona de corte, en especial durante la alimentació n del tramo
final de la pieza o durante el serrado de piezas de reducidas dimensiones.
Mirar antes de moverse y observar donde colocar las manos o brazos.
Aplicar té cnica de manejo manual de cargas, al preparar y disponer los materiales.
Evitar inclinar la madera cuando ya ha sido introducida en el tambor de cepillado y
estar atento a su movimiento.
Evitar procesar madera demasiado nudosa y hacerlo en el mismo sentido de las fibras.
Extraer con extrema precaució n las piezas quebradas del sistema de corte.
Controlar constantemente el estadodel tambor de cepillado.
Detener inmediatamente la má quina, si é sta presenta problemas.
Para cambiar la hoja del tambor de cepillado , detener y desenergizar previamente
todos los sistemas elé ctricos de activació n de la má quina.
Al detectar cruzamientos de piezas en cintas transportadoras y rodillos, detener los
sistemas de transmisió n antes de su remoció n.
Transitar por las zonas autorizadas para remover las piezas atascadas en la línea de
abastecimiento.
Utilizar cepillos o escobeta al efectuar la limpieza de la zona de
corte de la má quina.
Mantener una velocidad de cepillado segú n cada tipo de má quina y a las
características de la madera que se trabaja.
Limpiar constantemente el tambor de cepillado de partículas de resina, aserrín y
virutas que pudieran adherírseles.
Aplicar procedimiento de bloqueo antes de realizar una intervenció n en la má quina.
Carga o transporta pesos pegándolos al cuerpo y en posición erguida.
Alza y transporta cargas con ayuda de otras personas.
Para evitar trabajar con los brazos por encima de la altura de los hombros (postura
forzada) monta plataformas.
Se debe vigilar que las carcasas, puertas… de estas máquinas estén cerradas durante
su funcionamiento, para evitar la contaminación por ruido.
Durante su utilización este equipo debe mantener conectadas las aspiraciones de
polvo y restos de madera.
No anules ni pongas fuera de funcionamiento, bajo ningún concepto, los resguardos y
dispositivos de seguridad.

RIESGOS ASOCIADOS AL ENTORNO Y LUGAR DE TRABAJO

Caídas al mismo nivel por superficies de trabajo con falta de orden y aseo, por pisos
resbaladizos y/o deteriorados.
Exposició n a ruido y polvo de madera en suspensió n.
Caídas por falta de iluminació n en el punto de operació n y en el á rea de trabajo.
Vías de circulació n obstaculizadas por materiales en desorden. Contacto con hojas de
corte almacenadas en el lugar de trabajo y cadenas y rodillos de las mesas
transportadoras.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Mantener condiciones de orden y limpieza en á reas de trabajo. Mantener las


restricciones de uso para la sierra huincha. Mantener señ alizació n de los riesgos
existentes en á reas de trabajo. Estar protegido ante la posible caída de piezas de
madera desde la línea de transportació n.
No permitir el ingreso de personas ajenas al proceso productivo. Conocer el plan de
emergencia, los medios y equipos que dispone la empresa, así como su manejo y tener
presente donde se encuentran los equipos de extinció n y la salida de emergencia má s
cercana.
Verificar que el sistema de aspiración de desechos de madera se encuentre operativo.

funcionamiento de maquina moldurera.

El funcionamiento de una Moldurera es a simple vista muy sencillo: se introducen las


piezas de madera pre-dimensionada al costado de entrada, ya sea de forma manual o
automá tica (cuando la má quina es parte de una línea de producció n). Los rodillos de
avance ubicados a lo largo de la maquina, tanto en la mesa como en la parte superior
de la misma, las transportan hacia los husillos que contienen cuchillas, mientras estas
giran a gran velocidad y transfieren un diseñ o específico a la madera. Dicho diseñ o es
previamente elaborado en las cuchillas o en las fresas que se montan en los husillos.
Las piezas molduradas salen exactas y listas para un proceso posterior de pintado si
así se requiere.