Sunteți pe pagina 1din 7

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA Y HOMEOPATÍA

ASIGNATURA:

INTRODUCCIÓN A LA CLÍNICA TERAPÉUTICA HOMEOPÁTICA

TEMA: PROFILAXIA

GRUPO: 7HM9

PROFESOR:

M.A.E. MAURICIO SERRATOS PEDRAZA

EQUIPO 12:

AYALA MORALES MANUEL ANTONIO

1
INTRODUCCIÓN

Etimológicamente la palabra “profilaxis” deriva de la palabra del griego “prophylaxis”, que puede

traducirse como “prevención” y que se encuentra compuesta de tres partes diferenciadas:

-El prefijo “pro-”, que significa “antes”.

-La palabra “phylax”, que es equivalente a “guardián”.

-El sufijo “-sis”, que se usa para indicar “acción”.

Medidas destinadas no solamente a prevenir la aparición de la enfermedad, tales como la reducción

de factores de riesgo, sino también a detener su avance y atenuar sus consecuencias una vez

establecida” (OMS,1998).

La profilaxis, por lo tanto, puede desarrollarse a partir de la actuación del médico, brindando consejos,

sugiriendo medidas y tratando de concienciar a sus pacientes para reducir la posibilidad de que se

enfermen.

DESARROLLO

Parágrafo 33

El organismo humano vivo está mucho más predispuesto y tiene mucho más riesgo de

ser influenciada y perturbada su salud por el poder medicinal que por los agentes morbíficos

naturales y miasmas infecciosos, o, en otras palabras, que los agentes morbíficos poseen un poder

patológico de perturbar la salud del hombre que es condicional y subordinado, a menudo muy

condicional; mientras que los agentes medicinales tienen un poder absoluto, incondicional, muy

superior al primero.

2
La profilaxis con remedios homeopáticos comenzó con Hahnemann antes de 1801, cuando la

escarlatina lisa de Sydenham prevalecía todavía, de tiempo en tiempo, epidémicamente entre los niños

y la cual atacaba sin excepción a todos los que habían escapado de una epidemia anterior;

presenciando que en Königslutter, por el contrario, todos los niños que tomaron oportunamente una

dosis muy pequeña de belladona permanecieron inmunes a esta enfermedad infantil muy infecciosa.

Si los medicamentos pueden proteger contra una enfermedad que se ha encarnizado por todos lados,

deben poseer un poder de afectar nuestra fuerza vital, superior a la epidemia.

Hahnemann tuvo la oportunidad de comprobar la eficacia de BELLADONNA como medicamento

profiláctico de dicha enfermedad.

Fue tan grande su éxito con este medicamento que muchos médicos alópatas adoptaron su protocolo

de tratamiento. Dudgeon informó que 10 médicos alópatas de ese tiempo usaron profilácticamente la

Belladonna en 1.646 niños de los que solamente desarrollaron la enfermedad 123, cuando la tasa de

morbilidad era entonces del 90%. Hufeland, gran médico de Prusia en aquella época (fue médico de

Goethe y de Schiller, del Rey de Prusia Federico III y de la reina Luisa de Prusia) apoyó el uso de la

Belladonna como profiláctico de la escarlatina de tal manera que el gobierno de Prusia hizo su uso

obligatorio en 1.838 durante las epidemias de esta enfermedad.

Hahnemann clarificó su concepto de Genus Epidemicus (el similimum de una particular epidemia o

remedio epidémico) en las epidemias de escarlatina y posteriormente en las de cólera.

Boenninghausen cosechó muchos éxitos durante la epidemia de cólera en Europa en 1.849. Bajo el

tratamiento standard de la época la tasa de mortalidad era del 54-90%, mientras que aquellos tratados

homeopáticamente tenían solamente 5-16% de mortalidad. Los remedios principales que se

3
emplearon tanto para la prevención como para el tratamiento fueron CAMPHORA, CUPRUM

METALLICUM y VERATRUM ALBUM.

ALLEN, CLARKE y KENT hacen también mención de un gran número de ellos que pueden ser usados

como profilácticos.

Kent, en 1.900, señaló: "Debemos tener en cuenta a la homeopatía tanto para nuestra prevención

como para nuestra curación. Para la profilaxis se requiere menor grado de similitud del que se necesita

para la curación. Un remedio no tendrá que ser tan similar para prevenir la enfermedad como para

curarla y estos remedios, en uso diario, pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades en un gran

número de personas."

EIZAYAGA (1991) indicó que para prevenir las enfermedades agudas podía emplearse en las

personas el remedio del genio epidémico y el nosode etiológico de dicha enfermedad. Si se emplea el

nosode correspondiente se obtiene una inmunidad específica más alta contra ese germen patógeno.

Eficacia de la homeopatía en enfermedades epidémicas

 En 1.974, durante una epidemia de meningitis en Brasil, 18.640 pacientes recibieron

MENINGOCOCCINUM en dilución homeopática mientras que 6.430 no recibieron tratamiento.

En el grupo con homeoprofilaxis hubo 4 casos de enfermedad frente a 32 en el grupo no

tratado ( fue 23 veces más efectivo que en el grupo no tratado).(Castro y Nogueira 1.975;

Mroninski et al. 1.998)

4
 En la India se ha llevado a cabo con gran éxito por parte del Department of Indian System of

Medicine & Homeopathy un programa de homeoprofilaxis contra la encefalitis japonesa en el

estado de Andhra Pradesh. El programa consistió en administrar Belladona, Calcarea

carbonica y Tuberculinum en serie a todos los niños del estado de acuerdo con un calendario

establecido. Cada medicina se daba con un intervalo de dos semanas después de la anterior

y era seguida por una dosis de “recuerdo” de Belladona al cabo de un mes. El pico de

incidencia y de mortalidad de la enfermedad era en 1.986 de 2.083 casos y 638 muertes.

Después de la introducción del programa en 1.999 la incidencia y el número de muertes

disminuyó a 343 y 72 en el año 2.000, 33 y 4 en el año 2.001 y no hubo ninguna muerte en

2.002.

Parágrafo 77

Son impropiamente llamadas enfermedades crónicas las que sufren las personas que se exponen

continuamente a influencias nocivas evitables, que tienen por costumbre entregarse al uso de

alimentos y bebidas dañosas, que son adictos a excesos de varias clases que minan la salud, que

sufren de la privación prolongada de cosas necesarias para el sostén de la vida, que viven en

localidades insalubres, especialmente distritos pantanosos, que habitan en sótanos, talleres húmedos

o en casas reducidas, que están privados de aire libre y no hacen ejercicio, que arruinan su salud con

trabajo mental o físico excesivo, que viven en un estado constante de preocupación, etcétera.

Estos estados de mala salud que la gente se ocasiona, desaparecen espontáneamente, (con tal que

no exista en el cuerpo ningún miasma crónico), mejorando el modo de vivir, y no pueden llamarse

enfermedades crónicas.

5
"El amigo de la Salud"

Obra pionera y muy oportuna de Hahnemann, donde se ocupa de temas de Salud Pública y escribe

sobre la higiene de las ciudades, de las calles, de las habitaciones individuales. Solicita que las

murallas de la ciudad sean derribadas, los fosos desecados, los viejos cuarteles destruidos. Exige

calles anchas, bien ventiladas, con casas iluminadas; indica que las prisiones deben conservarse

limpias y desinfectadas, impidiendo la aglomeración de los prisioneros en celdas reducidas. El objetivo

de todo esto era evitar las epidemias.

Parágrafo 261

El régimen más apropiado durante la administración del medicamento en las enfermedades crónicas,

consiste en la remoción de todos los obstáculos para el restablecimiento de la salud y poniendo al

enfermo, si fuese necesario, en condiciones opuestas: distracción moral e intelectual inocente,

ejercicio activo al aire libre en casi todas las estaciones (caminar todos los días y ejecutar trabajos

manuales ligeros), alimentos y bebidas, etc., apropiados, nutritivos y que no posean acción medicinal.

Además de indicar los remedios homeopáticos como remedio terapéutico en los casos manifiestos de

enfermedades epidémicas, Hahnemann señaló también la posibilidad de usar la homeopatía

individualizada como profiláctica.

En este parágrafo se muestra cómo surge la necesidad de poner límites, promover la actividad física,

estimular conductas adecuadas para preservar la salud.

6
CONCLUSIÓN

Se ha sugerido que el uso de remedios homeopáticos apropiados para una enfermedad específica

vendría a ser como un contacto con la enfermedad de poca o leve gravedad. Esta hipótesis se apoya

en parte en informes sobre la estimulación de producción de anticuerpos después del uso de remedios

específicos de determinadas enfermedades.

Es cierto que para que la prevención con la homeopatía pueda llegar a ser un día una herramienta

válida, deberán realizarse ensayos estandarizados y de seguridad, pero también es cierto que la

homeopatía es una disciplina práctica que ha probado siempre su acción en el mundo real, tanto en

el tratamiento curativo de las enfermedades como en su prevención. Hay datos que ofrecen pruebas

de la seguridad y eficacia de la homeoprofilaxis pero la generalizada sustitución como una alternativa

segura a la vacunación alopática deberá evitarse a menos que se esté preparado para ofrecer un

programa seguro y eficaz.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Consultado en línea: http://homeopatiaahora.blogspot.com/2009/06/homeopatia-y-profilaxis-de-

enfermedades.html 30/09/18

Consultado en línea: http://tusaludparasiempreblog.blogspot.com/2015/01/hahnemann-el-amigo-de-

la-salud.html 30/09/18

El Organón De La Medicina. S. Hahnemann.