Sunteți pe pagina 1din 2

Santiago, 8 de octubre de 2018

Sr. Jorge Bermúdez Soto


Contralor General de la República
PRESENTE

A través del presente, tengo a bien exponer nuestra preocupación frente al


retraso de entrega, de las consideraciones emanadas por vuestra Institución, al
Protocolo de Objeción de Conciencia correspondiente a la Ley 20.031, por no ajustarse
a derecho.

- Con fecha 14 de septiembre del año 2017, entra en vigencia la Ley 20.031 la
cual regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en
tres causales.
- El 27 de Enero del año 2018, se aprueba por Resolución Exenta Nº 61
“Protocolo de Objeción de Conciencia”, el cual regula en su punto Nº IV, la
Objeción de Conciencia invocada por Instituciones, y en su punto Nº 2, se
establece y especifica que “Los establecimientos públicos de salud así como
aquellos privados que se encuentren adscritos al Sistema Nacional de Servicios
de Salud mediante la celebración de convenios a los que se refiere el decreto
con fuerza de ley (DFL) N° 36 de 1980, del Ministerio de Salud, no pueden
invocar objeción de conciencia, en la medida en que el objeto de dichos
convenios contemple prestaciones de obstetricia y ginecología. En
consecuencia, dicha objeción no afectará la vigencia, ni la posibilidad de
suscribir los convenios que digan relación con otras prestaciones y/o tengan
por efecto otras áreas de especialidad”.
- El 23 de marzo de 2018, la actual administración del Ministerio de Salud, emite
Resolución Exenta Nº 432, dejando sin efecto la Resolución Exenta Nº 61,
permitiendo que Clínicas Privadas, incluso siendo parte del Convenio relativo al
DFL Nº 36, pudieran invocar objeción de conciencia Institucional.
- Por Dictamen N° 11.781 del 9 de mayo 2018, la Contraloría General de la
República, determinó que la resolución del punto mencionado con anterioridad,
no se ajusta a derecho y que, por tanto, la autoridad administrativa deberá
adoptar las medidas necesarias a fin de dejarla sin efecto.
Dicho lo anterior, y en el entendido de que este proceso ha considerado
distintas revisiones por parte de ambas Instituciones, manifestamos nuestra más
profunda preocupación, frente al evidente retraso en la entrega del nuevo Protocolo de
Objeción de Conciencia, en el entendido de que el Dictamen mencionado con
anterioridad, fue emitido hace más de 5 meses a la fecha y aún la ley no cuenta con
este instrumento procedimental.

Lamentamos que, frente a estos hechos, se hayan burocratizado los procesos


paralelos considerados por la ley en cuestión, dejando en la incertidumbre la correcta
operativización de los procesos asociados a la ley y, en consecuencia, atentando
contra la seguridad, derecho a la salud y dignidad de la mujer chilena, frente a
situaciones tan dolorosas y traumáticas como el someterse a interrumpir su embarazo
por cualquiera de las tres causales asociadas, más si para el mes de enero de este
año, ya se encontraba vigente un Protocolo.

Ante lo expuesto, solicito a usted, agilizar los procesos de revisión para la toma
de razón, haciendo uso de su rol fiscalizador de la Administración del Estado, y con
ello, considerar las graves consecuencias de que el Estado no cuente con este
instrumento.

Atentamente,

Camila Avilés Jacqueline Castillo


Vicepresidenta Nacional de la Mujer Vicepresidenta Nacional de la Mujer
Partido Demócrata Cristiano Partido Radical

Yolanda Pizarro Natalia Cuevas


Secretaria de la Mujer Encargada de la Mujer
Partido por la Democracia Partido Comunista

Karina Delfino María Cecilia Romero


Vicepresidenta Nacional de la Mujer Vicepresidenta de la Mujer
Partido Socialista Partido PRO País