Sunteți pe pagina 1din 15

Lilium martagon L.

y
Lilium pyrenaicum Gouan
Familia: Liliaceae
ajo de antojil, consolta

GRADO DE AMENAZA
USOS PRINCIPALES
Y PROTECCIÓN LEGAL
Lista Roja: -

Lilium martagon. José Antonio González


RD 139/2011: -
Catálogos autonómicos: L. marta-
gon (CM, CT, MD); L. pyrenaicum
(CL)
Directiva Hábitats: -

El género Lilium comprende dos especies que crecen espontánea- gión mediterránea; en España, se da en la mitad norte peninsular. No
mente en zonas muy restringidas de la Península Ibérica: L. martagon vive en España insular.
L. y L. pyrenaicum Gouan, las cuales, por su reducida distribución, pre- Lilium pyrenaicum: vive en prados húmedos, hasta 2400 m; florece
sentan información etnobotánica escasa, pero a la vez muy valiosa. de mayo a julio. Se halla en el sur de Francia y el norte de España.
Dado que ambas comparten algunos nombres y tienen usos muy
similares se tratan de manera conjunta en esta ficha.
  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES
  NOMBRES VULGARES MEDICINA

Lilium martagon
Sistema circulatorio
Castellano: ajo de/del antojil, ajo de/del antosil (CB); azucena (CL);
consolda (CL) [1–4]. En las comarcas del Pallars (Lérida) [7] se preparaba una decocción
del bulbo de L. martagon y se tomaba dos veces al día para cortar
Catalán: consolta, consolta vermella; marcòlic, marcoris (CT) [5–8].
hemorragias internas, algunas veces mezclado con la inflorescencia
Gallego: soldaconsolda (GA) [9,10]. de milenrama (Achillea millefolium L.) o con la llamada segunda piel o
Lilium pyrenaicum segunda corteza, denominación popular que suele recibir la capa in-
Castellano: ajo de/del antojil, ajo de/del antosil (CB); clavel (CB); terna de corteza y que corresponde aproximadamente al parénquima
vara de San José (AS) [3,4,11,12]. cortical con algo de súber del chopo (Populus nigra L.).

Catalán: consolta, consolta groga (CT) [5,7,13,14].

 DESCRIPCIÓN
Lilium martagon: hierba perenne con bulbo globoso formado por
escamas amarillas. Hojas hasta de 15 cm, elípticas o lanceoladas,
agudas, que nacen en verticilos. Flores en racimo con seis tépalos
recurvados de color rosado oscuro o morado, colgantes, con seis es-
tambres sobresalientes. Cápsula de 3 cm.
Lilium pyrenaicum: tiene las hojas lanceoladas distribuidas por todo
el tallo y flores amarillas más escasas y algo más grandes las de la
especie anterior.
Lilium pyrenaicum. M. Àngels Bonet

  HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA


Lilium martagon: vive en prados o claros de bosque, en lugares
frescos, entre 50-2100 m. Florece de junio a agosto. Se encuentra en
toda la región eurosiberiana del Viejo Mundo y en el norte de la re-

Autores: Montse Parada, Ugo D’Ambrosio, Teresa Garnatje, Airy Gras y Joan Vallès

· 348 ·
Musculatura y esqueleto
MAPA DE USO TRADICIONAL

El bulbo de L. martagon se tomaba


en la zona de Campoo (Cantabria) para
calcificar los huesos cuando se habían
fracturado [4]; y en otras zonas de Can-
tabria [3], tanto el bulbo de esta especie
como de L. pyrenaicum se maceraban
en vino blanco y se tomaba el líquido re-
sultante para el mismo fin, ya que se afir-
maba que estas plantas tienen mucho
calcio y ayudan a que suelden los hue-
sos. En comarcas cercanas y en la sierra
de Courel (Lugo) también se preparaban
tortillas con este fin [3,9,10].
En el Pallars [7,8], se hacían emplas-
tos del bulbo de L. martagon, macha-

Lilium martagon
cándolo y aplicándolo entre dos trapos
en forma de novena (nueve días segui-
dos) sobre contusiones y fracturas, a ve-
ces regado con una cruz de trementina
MAPA DE USO TRADICIONAL
(oleorresina de abeto, Abies alba Mill.), y
otras mezclando el bulbo con alfalfa tier-
na (Medicago sativa L.), yema de huevo
y sal. Las mismas aplicaciones del em-
plasto como analgésico, antiinflamatorio
y vulnerario para contusiones y fracturas
se recogen en la sierra de Courel [9,10]
aunque también usaban la decocción
del bulbo solo o con abreiriña (Saxifraga
spathularis Brot.), como recomiendan en
el pueblo de Campelo (León).
En algunas zonas del Pirineo arago-
nés [15] denominan árnica a L. pyrenai-
cum y usan las flores macerándolas en
anís o aceite con las mismas aplicacio-
nes que el árnica oficinal (Arnica monta-
Lilium pyrenaicum

na L.) (contra golpes, inflamaciones, heri-


das y quemaduras).
En el Ripollès (Gerona) y el Pallars
[5,7,14] y en O Carbedo (Lugo) [10], se
Sistema digestivo machacaba el bulbo de L. pyrenaicum y se aplicaba sobre las hernias
En Cantabria [3], para la “paletilla”, es decir, la atonía gástrica, mace- para reducirlas. Se debía vigilar que no ulcerase la piel.
raban los bulbos de L. pyrenaicum en vino blanco y lo tomaban durante
Piel y tejido subcutáneo
siete mañanas.
En todas las zonas donde crece, L. martagon es muy apreciado
Sistema genito-urinario por sus propiedades antisépticas, vulnerarias, resolutivas y cicatrizan-
En el Pirineo aragonés, el bulbo de L. martagon se considera diuré- tes. Así, en Hecho (Pirineo aragonés) y en Salientes (León) se aplicaba
tico y emoliente [15]. la raíz machacada para reventar diviesos [2,15] y en Urdués (Huesca)
[15] contra los uñeros. También en Salientes, usaban este emplasto o
Concepción, embarazo, parto y puerperio lavaban las heridas con el agua resultante de la decocción del bulbo
[2]. En el Ripollès (Gerona) [5] se ha empleado para heridas y granos
En el Pallars [7] se preparaba una decocción del bulbo de L. mar- infectados tanto el emplasto como un linimento obtenido de hervir
tagon y se tomaba dos veces al día para cortar hemorragias puer- el bulbo en leche y grasa de cerdo (que previamente había que la-
perales, algunas veces mezclado con la inflorescencia de milenrama var con agua fría nueve veces). En Cuevas del Sil (León) aplicaban el
(Achillea millefolium) o con la segunda corteza de chopo (Populus nigra). emplasto sobre los codos inflamados sobre todo de los mineros (que
tenían que arrastrarse por las galerías) para “chupar” la inflamación,
Sistema respiratorio
aunque aseguraban que la aplicación era dolorosa porque “tiraba
En Ansó (Huesca), las flores machacadas de L. martagon se ponían mucho” [2]. También en el Pallars [7,16] usaban como resolutivo de
sobre el pecho “para dar calor” cuando se está acatarrado [15]. abscesos el bulbo hervido con leche de vaca o crudo mezclado con

· 349 ·
Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

aceite de oliva y machacado, y también las flores maceradas en acei- En Salientes, León [2], ensalzan sus propiedades vulnerarias: “una
te de oliva o en alcohol. vez una vaca tenía una herida profunda, y le metieron con unto un
En el Alt Ter y el Ripollès (Gerona) preparaban un linimento hirvien- trozo de la cebolla dentro de la herida y sanó”.
do el bulbo de L. pyrenaicum en aceite de oliva junto con ajo, perejil, El bulbo de L. pyrenaicum se hervía en leche de vaca, se macha-
malvavisco (Althaea officinalis L.), nueza blanca (Bryonia dioica Jacq.), caba y se mezclaba con grasa de cerdo como resolutivo de abscesos
ombligo de Venus [Umbilicus rupestris (Salisb.) Dandy in Ridd.], ruda cutáneos en el Pallars, cambiando el emplasto cada tres horas [16].
(Ruta chalepensis L.) y arroz (Sedum sp.), usándolo como vulnerario
para heridas [5,13]. En el Pallars también se usa el bulbo de L. pyre- USO TÓXICO Y NOCIVO
naicum como resolutivo [16].
Irritantes, urticantes y fotosensibilizantes
VETERINARIA
En las comarcas catalanas del Pallars [7] y el Ripollès [5,13] y en
Cuevas del Sil (León) [2] advierten de la posibilidad de ulceraciones
Musculatura y esqueleto
cutáneas al aplicar los emplastos de las dos especies de Lilium.
Para ayudar a soldar los huesos, en Campoo (Cantabria) se apli-
caban emplastos del bulbo de L. martagon cocido y machacado [4] y Tóxicas para humanos o animales
en Cuevas del Sil (León) [2] lo usaban a modo de pegamento, cuando
En el Ripollès [5] consideran que L. pyrenaicum es tóxico y que por
una vaca se rompía un cuerno: “machacaban la cebolla, la extendían
eso los animales no lo comen.
entre las dos partes a soldar, lo vendaban, y el cuerno soldaba”.
En la sierra de Courel (Lugo) y en Cantabria [3,9,10] el bulbo ma- USO ORNAMENTAL
chacado o su decocción se usaba para fracturas y contusiones como
vulnerario, analgésico y antiinflamatorio. En Campelo recomendaban Patios, huertos y jardines
cocer esta planta junto con abreiriña (Saxifraga spathularis). En el Ripollès y el valle de Àneu (Pallars) [5,7] cultivan como or-
En Suano (Cantabria) cuentan, sobre L. pyrenaicum, que “a las ove- namentales estas dos especies de Lilium, tanto en tiestos como en
jas, cerdos y otros animales que se perniquebraban, se cocían los jardines y huertos. También se ha citado el uso ornamental de L. mar-
bulbos y se les daba a beber” [4]. tagon en Palencia [1].

Piel y tejido subcutáneo Adornos florales y plantas de interior


Los mismos emplastos de L. martagon y L. pyrenaicum usados En Palencia se ha recolectado para decorar jarrones en las vivien-
para lesiones cutáneas en personas en el Ripollès, se usan para las das [1].
heridas y granos infectados en animales como antiséptico, cicatrizan-
te, resolutivo y vulnerario [5,13]. MANEJO DE LAS ESPECIES

Recolección
Tanto en el Ripollès como en Cuevas del Sil alertan de su escasez
y sugieren evitar recolecciones incontroladas [2,5].

Cultivo
En el Pallars (Lérida), en Campoo y en otras zonas de Cantabria,
Lilium martagon. José Antonio González

L. martagon y L. pyrenaicum se cultivaban con fines medicinales en las


huertas debido a su escasez y a la dificultad de obtener sus bulbos,
aunque ya no es fácil encontrarlo [3,4,17]. Como se ha comentado
anteriormente, también se cultiva con fines ornamentales en distintas
zonas de Cataluña [5,7] y Palencia [1].

  REFERENCIAS HISTÓRICAS
La azucena cultivada desde la antigüedad es Lilium candidum L.,
de origen mediterráneo-oriental, pero muy conocida y utilizada como
ornamental desde las antiguas culturas de la jardinería, e introducida
en sus regiones central y occidental. Según escribió Font Quer: “La azu-
cena pasa por ser la planta ornamental cultivada desde más remotos
tiempos, pues ya figura representada en un vaso cretense del siglo XVII
antes de Jesucristo” [18]. Aunque tal afirmación es posible, el estudio de
Lilium pyrenaicum. Guillermo Benítez

la cerámica de Knosos muestra de forma repetida representaciones de


Iris y no de Lilium. Teofrasto (siglos IV-III a.C.) menciona inequívocamen-
te las azucenas y habla de una gran variación cromática con tonos a
veces violetas y rosas, lo que hace pensar que pueda referirse a varias
especies del género entre las que podría estar Lilium martagon.
Plinio (siglo I) en su Historia Natural (cap. V, libro 21) habla también de
azucenas de varios colores (posiblemente copiando a Teofrasto), pero es

· 350 ·
Lilium martagon L. y Lilium pyrenaicum Gouan

probable que se refiera a especies de más de un género. Su mención Muchas especies del género Lilium (entre las que se encuentran
de azucenas moradas y bermejas no puede asociarse con certeza con L. martagon y L. candidum) contienen diversos glucósidos esteroídi-
L. martagon. Hemos detectado dudosas traducciones que confunden cos que están actualmente en investigación para determinar si son
esta especie con un “lirio salvaje”. Plinio, en el cap. XIX de su libro 21 responsables de alguna de las actividades farmacológicas que se
habla también de las virtudes medicinales de la azucena (que pudieran les suponen empíricamente. Además, diversos investigadores abogan
corresponder a cualquiera o a ambas especies de Lilium o incluso de Iris) por la existencia de nuevas moléculas aún por descubrir que serían
pues “de sus raíces se preparaban antídotos contra las serpientes” [19]. las responsables de sus acciones medicinales [59].
Dioscórides no habla del martagón pero sí de L. candidum. Laguna
(siglo XVI) en su traducción amplía notablemente la información sobre los  REFERENCIAS
usos cicatrizantes y vulnerarios de la azucena y de nuevo vuelve a rela-
cionarlos con un supuesto lirio púrpura que dice crece en Asia Menor [20]. 1. Pascual Gil 2013; 2. García Jiménez 2007; 3. Pardo de Santayana
2004; 4. Pardo de Santayana 2008; 5. Rigat 2005; 6. Bonet 2001; 7.
En los textos andalusíes se citan las azucenas con bastante frecuen-
Agelet 1999; 8. Agelet & Vallès 2003a; 9. Blanco et al. 1999; 10. Blanco
cia, bajo el término sawsan, aunque entendemos que se refieren básica-
1996; 11. San Miguel 2004; 12. Lastra 2003; 13. Carrió et al. 2012; 14.
mente a L. candidum. No obstante, el autor de la ‘Umda (supuestamente
Rigat et al. 2007; 15. Villar et al. 1987; 16. Agelet & Vallès 2001; 17. Agelet
Ab l-Jayr, siglos XI-XII) dice que hay azucenas cultivadas y silvestres y
et al. 2000; 18. Font Quer 1961; 19. Plinio 1976; 20. Laguna 1555; 21. Ab
que él las ha visto en los montes [21]. Este autor fue un excepcional cono-
l-Jayr 2004-2010; 22. Fernández Pérez & González Tascón 1991; 23.
cedor de la flora del sur y levante ibéricos, pero sus experiencias en otras
Parada 2008; 24. Carrió 2013; 25. Rivera et al. 2008; 26. Fajardo et al.
zonas fueron limitadas, por lo que cabe cierto margen de duda.
2007; 27. Verde et al. 2000; 28. Aceituno-Mata 2010; 29. Benítez 2009;
Según Fernández Pérez y González Tascón, Gregorio de los Ríos 30. Blanco & Diez 2005; 31. Ferrández & Sanz 1993; 32. Mulet 1991; 33.
(siglo XVI) cita L. candidum entre las plantas ornamentales cultivadas Mesa 1996; 34. Tejerina 2010; 35. Muntané 1991; 36. Criado et al. 2008;
en los jardines renacentistas en España [22]. 37. Selga 1998; 38. Verde et al. 2008; 39. Molero Mesa et al. 2001;
40. Verde 2002; 41. Pellicer 2004b; 42. Perera López 2005; 43. Perera
 VALORACIÓN López 2006; 44. Rivera et al. 1994; 45. Obón & Rivera 1991; 46. Verde
et al. 1998; 47. Velasco et al. 2010; 48. Moll 2005; 49. Bonet et al. 2008;
Por la distribución restringida y la relativa escasez de L. martagon
50. Bonet et al. 1999; 51. Fernández & Fernández 2011; 52. Bonet 1991;
y L. pyrenaicum, sus usos tradicionales están poco extendidos y son
53. Barandiaran & Manterola 2004; 54. Menendez Baceta et al. 2014;
poco conocidos fuera de los lugares donde se dan estas especies, lo
55. Bonet et al. 1992; 56. Bonet & Vallès 2002; 57. Fresquet & Tronchoni
que no se debe a erosión del conocimiento popular, sino que ha sido
1995; 58. Benítez et al. 2010; 59. Munafo & Gianfagna 2015.
así siempre. Aparte de esto, sus usos medicinales predominantes son
por vía externa y están bastante relacionados con afecciones vincu-
ladas a la agricultura y la ganadería, cuya práctica ha descendido
en las áreas concernidas; de modo que hoy en día tienen escasa
vigencia, por lo que preservar estos saberes es fundamental. En algu-
nos lugares, permanece hoy en día la utilización ornamental de estas
plantas, probablemente en parte como eco o recuerdo de un empleo
bastante más amplio en el pasado.

 OBSERVACIONES
En Cantabria y zonas circundantes, el término ajo del antosil sirve
para denominar a tres plantas empleadas para ayudar a soldar hue-
sos fracturados (Lilium martagon, L. pyrenaicum y Osmunda regalis
L.). En su origen, el nombre de ajo se reservaba para las especies
de Lilium que, como toda liliácea, tienen ajos o bulbos subterráneos,
y grano de antosil para Osmunda regalis, refiriéndose al aspecto del
rizoma, pues se dice que sus hojas nacen de sus brotes o granos [4].
Una especie próxima muy conocida y apreciada es la ya men-
cionada en el apartado histórico Lilium candidum, llamada popular-
mente azucena y vara de San José, entre otros nombres. Se trata de
una planta cultivada muy apreciada por su belleza ornamental [4,6,
7,15,23–51], que interviene en diversos rituales religiosos y laicos [4,11,
23,26,28,29,33,34,42,47,48,51]. Tiene las mismas virtudes medicinales
que las detalladas para L. martagon y L. pyrenaicum en lo que se re-
fiere a sus propiedades antisépticas, cicatrizantes, resolutivas y vulne-
Lilium martagon. Manuel Cifuentes

rarias para tratar todo tipo de afecciones cutáneas [5–7,15,17,23,25,


31,32,35,37,40,44,45,48,49,52–57], además de otros usos medicinales
[7,15,24,26,29,32,40,58]. También se ha empleado como ingrediente en
la elaboración de licores como la ratafía [6,56].
Asimismo se han empleado con fines ornamentales otras espe-
cies cultivadas del género, tales como L. lancifolium Thunb. y L. longi-
florum Thunb. [11,48].
g
· 351 ·
Trifolium alpinum L.

Familia: Leguminosae (Fabaceae)


regaliz,
regalèssia

GRADO DE AMENAZA
USOS PRINCIPALES
Y PROTECCIÓN LEGAL
Lista Roja: -
RD 139/2011: -
Catálogos autonómicos: -
Directiva Hábitats: -

M. Àngels Bonet

  NOMBRES VULGARES ALIMENTACIÓN ANIMAL

Castellano: regaliz (AR, CB, CL), regaliz de montaña, regaliz de Forraje verde o seco
puerto (AR), regalicia, regaliza (CL), regalín (CB); mandil (AR) [1–8].
En el Pirineo aragonés antiguamente se recogía la parte aérea y
Catalán: regalèssia, regalíssia, reglissi (CT) [9–14]. se guardaba para atender a los animales más débiles [7].

Pasto
 DESCRIPCIÓN
El regaliz de puerto es muy apreciado por los pastores del Pirineo
Hierba perenne glabra, de 3-20 cm, leñosa y ramificada en la
oscense, que lo consideran un buen alimento para el ganado en los
base, con raíces que saben a regaliz. Hojas alternas, trifoliadas, con
estivaderos [7]. En el Pallars también se considera un alimento muy
pecíolo hasta de 10 cm; folíolos de 3-5,5 x 0,5-1 cm, ovado-lanceo-
valorado por el ganado equino, bovino y ovino, sobre todo por este
lados. Inflorescencias umbeliformes, con de cinco a 20 flores, sobre
último, que además mejora la calidad de la lana y da un aspecto
largos pedúnculos de 5-18 cm. Cáliz campanulado con largos dientes
más saludable al rebaño [12]. Se dice que se sabe cuándo los anima-
desiguales, estrechamente triangulares. Corola rosada, a veces cre-
les lo ingieren ya que se nota su sabor en la leche, según indican en
ma, persistente, con estandarte de 15-25 mm.
la comarca cántabra de Campoo [8], y en la carne, en el Pallars [12].

  HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA


Se encuentra en prados sobre suelos profundos de los pisos mon-
tano al alpino, también en cervunales, entre 1000-2900 m.
Florece de junio a septiembre.
Vive en las montañas de Europa occidental y central; en España,
en las cordilleras del norte peninsular.

  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES
Trifolium alpinum. Raíz. Manuel Pardo de Santayana

ALIMENTACIÓN HUMANA

Comestibles-Raíces, bulbos, tubérculos y rizomas


La raíz, que es dulce, sobre todo cuando está seca [5], tiene un
sabor parecido al del regaliz común o de palo (Glycyrrhiza glabra L.)
[6] y se chupaba como golosina o para calmar la sed. Este uso se ha
registrado en los Picos de Europa, norte de Palencia, y las comarcas
de Campoo (Cantabria), Sanabria (Zamora), el Pallars (Lérida) y el Ripo-
llès (Gerona) [1,2,4–6,8,10-12,15].

Autores: Montse Parada, Ugo D’Ambrosio, Teresa Garnatje, Airy Gras y Joan Vallès

· 345 ·
Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

con miel o azúcar, tres o cuatro veces al


MAPA DE USO TRADICIONAL
día [7]. También referido como anticata-
rral en distintas zonas de Cataluña [9,11]
y Cantabria (en forma de jarabe) [8]; para
resfriados broncopulmonares, como des-
congestivo pulmonar y para calmar la tos
en el Pallars [12]; contra el asma, en Pala-
cios del Sil (León) [3] y en el Pallars Sobirà
[12]; y contra la silicosis de los mineros
(enfermedad respiratoria causada por
inhalar polvo de sílice) [3]. En otras oca-
siones se empleaba como anticatarral la
decocción de toda la planta (incluida la
raíz), de la flor, o de una mezcla de re-
galiz y de malvavisco (Althaea officinalis)
e inflorescencias de saúco (Sambucus
nigra), junto a otras plantas [9,11,12].

Musculatura y esqueleto
En Palacios del Sil (León), usaban la
infusión de la raíz contra el reuma [3].

Plantas melíferas Piel y tejido subcutáneo

En el Pallars Sobirà consideran el regaliz como una planta melífera La decocción de la raíz se ha empleado en la comarca de la No-
de gran valor, aduciendo que aumenta la calidad de la miel y el ren- guera (Lérida) como antiséptico externo en heridas [12].
dimiento de las abejas [12].
Intoxicaciones y envenenamientos
MEDICINA En Campoo (Cantabria) y el Ripollès se recomienda chupar regaliz
para dejar de fumar, para no echar tanto de menos el tabaco [4,8,11].
Sistema circulatorio
La decocción de la raíz se tomaba en el Pallars Sobirà contra la Otros usos medicinales
tensión alta [12]. En el Ripollès se considera salutífero el hecho de masticar o chupar
la raíz, aunque en la actualidad poca gente lo usa para este fin [10,11].
Sistema digestivo Además dicen que los azúcares que dan el sabor dulzón a la raíz son
En el Pallars Jussà se masticaba la raíz o se tomaba su decocción buenos para hacer ejercicio y caminar [11].
para aumentar la producción de saliva, para las amigdalitis y para las
llagas bucales [12]; esta última acción, aplicada solo masticando la VETERINARIA
raíz, también se ha recogido en Porto (comarca de Sanabria, Zamora)
[6] y en el Pirineo oscense, donde se recomendaba especialmente Sistema digestivo
para ayudar a los niños a la dentición [7]. También se masticaba la
raíz para suavizar la garganta en la comarca gerundense del Ripollès En el Pallars Sobirà consideran que, además de ser salutífero para
[11]. Como antiséptico bucofaríngeo se procedía de manera similar el ganado (principalmente equino y ovino), es laxante para los anima-
[12] o se preparaba una decocción de toda la planta (incluida la raíz) les, favoreciendo la evacuación intestinal [12].
o de una mezcla de regaliz y de malvavisco (Althaea officinalis L.) e
inflorescencias de saúco (Sambucus nigra L.), en la que podían inter- Concepción, embarazo y parto
venir otras plantas que variaban según la zona. Entre ellas estaban la En el Pallars se recoge que, cuando las ovejas pastan en zonas
amapola (Papaver rhoeas L.), el eucalipto (Eucalyptus sp.), o el pie de ricas en regaliz, incrementan la producción (efecto galactógeno) y la
león (Alchemilla gr. alpina) [11]. calidad de la leche; incluso se recomienda su consumo si se va a usar
Por otra parte, la decocción de la raíz se tomaba como tónico es- la leche para la producción de queso. También se cree que los reba-
tomacal, antiulceroso y antiinflamatorio gástrico en el leridano valle de ños que consumen esta planta son más fértiles (favorece la cría) [12].
Aran [12]; como antiinflamatorio intestinal en el Ripollès [11] y para el
mal de tripas en Ansó, Huesca, donde especifican que se debía pelar Piel y tejido subcutáneo
la raíz [7]. En Palencia se toma en infusión después de las comidas
para asentar el estómago [1]. La decocción de la raíz se empleaba en la comarca leridana de la
Noguera como antiséptico para curar heridas en animales [12].
Sistema respiratorio
Síntomas y estados de origen indefinido
La raíz, en infusión o decocción, se ha empleado para tratar afec-
ciones de las vías respiratorias [7]. En muchos valles pirenaicos, desde En el Pallars se considera que pastar en prados donde abunda el
Ansó hasta Broto, Bielsa, Gistaín y Benasque (Huesca), la recolecta- regaliz actúa como preventivo de enfermedades y restitutivo de la
ban los pastores; se tomaba el cocimiento, debidamente edulcorado salud [12].

· 346 ·
Trifolium alpinum L.

Otros usos veterinarios


Tanto en el Pallars Sobirà [12] como el Ripollès [11] se considera sa-
lutífera la ingesta de esta planta por el ganado, donde indican incluso
que se aprecia a simple vista que el aspecto del ganado mejora.
Dicen que se trata de un alimento vitamínico, que ayuda a su engorde
y que provoca la aparición de una grasa de alta calidad que perdura
más tiempo en los tejidos [12].

USOS SOCIALES, SIMBÓLICOS Y RITUALES

Literatura oral popular

1 cm
En el Pallars Jussà hay un refrán que dice: si vols cantar clar, rega-
líssia m’has de dar (si claro quieres cantar, regaliz me has de dar) [12].

Trifolium alpinum. Rodrigo Tavera (tomado de Flora iberica 7)


ECOLOGÍA

Hábitat
Es una hierba de rizoma consistente y difícil de arrancar (está lignifi-
cado) que se extiende bastante y da origen a céspedes tupidos. Para
poder encontrar el regaliz es necesario subir a los puertos y zonas
de alta montaña [1,2,6,8], y recogerla en verano [2], ya que florece
en julio y agosto (en ocasiones en junio). En Palacios del Sil (León) da
nombre a un monte, La Regaliza [3].

MANEJO DE LAS ESPECIES

Recolección
En Porto, Sanabria, hay quien sube todos los veranos a la sierra a  OBSERVACIONES
recogerla, para regalarla cuando va fuera del pueblo [6].
Es interesante el hecho de que las personas que viven cerca de
Comercialización los lugares donde se encuentra esta planta la denominan simplemente
regaliz (o su equivalente en distintas lenguas), mientras que su denomi-
Las raíces se recolectaban para vender durante las fiestas y a far-
nación preferente en muchas obras escritas suele llevar un elemento
macias en la zona de Campoo (Cantabria) [2,8].
restrictivo del tipo regaliz de montaña, de puerto o similar, ya que para
muchas personas (las que no habitan en zonas de alta montaña) el re-
galiz por excelencia no es este sino el de tierra baja (Glycyrrhiza glabra).
 VALORACIÓN
Planta relativamente escasa, pero bastante valorada en las zonas  REFERENCIAS
donde crece tanto por su acción beneficiosa sobre el ganado como
por las propiedades medicinales que se otorgan a la raíz. La recolec- 1. Pascual Gil 2013; 2. Pardo de Santayana et al. 2005b; 3. García Ji-
ción de sus raíces, y el aprecio que le tiene el ganado para el pas- ménez 2007; 4. Pardo de Santayana 2004; 5. Lastra 2003; 6. Blanco &
toreo, pueden llevarla a la erradicación, ya que suele ser una planta Diez 2005; 7. Villar et al. 1987; 8. Pardo de Santayana 2008; 9. Rigat et
poco abundante y encontrarse en zonas muy concretas y de poca al. 2013; 10. Rigat et al. 2009; 11. Rigat 2005; 12. Agelet 1999; 13. Munta-
extensión [3,5]. né 1991; 14. Agelet & Vallès 2003a; 15. Pardo de Santayana et al. 2007.

· 347 ·
Althaea officinalis L.

Familia: Malvaceae
malvavisco, malví,
mailmasko, alteia

GRADO DE AMENAZA
USOS PRINCIPALES
Y PROTECCIÓN LEGAL
Lista Roja: -
RD 139/2011: -
Catálogos autonómicos: AS
Directiva Hábitats: -

Javier Tardío

  NOMBRES VULGARES el Alt Empordà [41,44,51,54,59] y del vino de quina en Borrassà (Gerona),
macerando la raíz en vino generoso nueve días a sol y serena [41,59].
Castellano: malvavisco (nombre generalizado), malvarisco (CB, CL,
CM), malavadisco (AN), maldevisco (CM), malobispo (AR), malovisco Condimentos y conservantes
(AR), malvadisco (GA), malvarizco (CL), malvavizco (RI), malvisco (MC),
malvovisco (AR); altea (CL); hierba cañamera (CM) [1–37]. La raíz se añadía a las sopas para espesarlas en Masarac (Ge-
rona) [41,59].
Catalán: malví (CT, IB, VC), arrel de malví (CT), malví bord (CT), mal­
vín (VC), malvasí (CT) [38–59].
Golosinas y masticatorias
Euskera: mailmasko (NC, PV) [6,35,60].
Gallego: alteia; malvarisco, malverisco (GA) [37,61–63]. En Encinas de Esgueva (Valladolid) [5,25], el confitero preparaba
caramelos con la raíz, como también se hacía en Villarrubia de los
Ojos (Ciudad Real), donde los caramelos se vendían como golosinas
 DESCRIPCIÓN y como medicina [19].
Hierba perenne, hasta 1,5 m; tallo simple, con pelos estrellados.
Hojas de 1,5-10 x 1,5-7 cm, las inferiores con pecíolo largo; triangu- MEDICINA
lar-ovadas, enteras o ligeramente tri a pentalobuladas, crenadas o
Sistema circulatorio
serradas. Flores solitarias o en pequeños grupos axilares, cortamente
pediceladas. Epicáliz con varias piezas estrechas, más cortas que el La aplicación del envés de las hojas se usaba en Viladamat (Ge-
cáliz, este con cinco sépalos de 8-11 mm, soldados, triangular-ovados, rona) como hemostático externo para cortar las hemorragias externas
acuminados. Cinco pétalos de 10-20 x 6-15 mm, libres, obovados, de [59] y la decocción de la raíz como hemostático interno en hemorra-
color rosado o blanquecino. Estambres numerosos y anteras de color gias intestinales en el Pallars (Lérida) [55].
púrpura. Fruto formado por 15-25 mericarpos de 15-25 x 3,4-4,5 mm. Para curar las hemorroides, en León se tomaba la infusión de la
raíz [21], en Valencia capital la infusión de toda la planta [50] y en
  HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA Huesca se preparaba una cataplasma de hojas, a veces mezclada
con manteca y aceite [34].
Vive en lugares húmedos, junto a márgenes de ríos y arroyos, en
juncales, hasta 1200 m. En Loja (Granada), se tomaba la tisana de la raíz como depurativo
sanguíneo [23,29].
Florece de mayo a octubre.
Vive en toda Europa, en casi toda la Península Ibérica y en las Islas Sistema digestivo
Baleares.
Para resolver flemones y dolores de muelas en Huesca se prepa-
  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES raba una cataplasma de las hojas, a veces mezcladas con manteca y
aceite [34]; en Huesca [27], Gerona [59], Castellón [58] y Menorca [47]
ALIMENTACIÓN HUMANA se preparaba un colutorio con la raíz, al que a veces añadían llantén
(Plantago sp.) y adormidera (Papaver somniferum L.). Este colutorio se
Bebidas alcohólicas
ha usado en Cerdanya (Pirineo catalán ) para lesiones bucales [57]. En
La raíz se ha usado en la mezcla de hierbas con las que se elabora Lanjarón (Granada) tomaban la tisana de flores y hojas como calman-
la ratafía en varios territorios catalanes como el Montseny, Les Guilleries y te en los dolores de muelas [23].

Autores: Montse Parada, Ugo D’Ambrosio, Teresa Garnatje, Airy Gras y Joan Vallès

· 189 ·
Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

Para remediar padecimientos de las


MAPA DE USO TRADICIONAL
vías urinarias, se preparaba en la provincia
de Huesca [34] la infusión de flores y ho-
jas, y en Galicia, tisanas de raíz y hojas [61].
En la comarca de Terra Chá (Lugo) se
toma un vaso de la decocción de la raíz
para los dolores menstruales [64].

Sistema respiratorio
La raíz de malvavisco es conocida
sobre todo por sus efectos beneficiosos
sobre el sistema respiratorio. Así, sus ti-
sanas (infusiones y decocciones a menu-
do con cantidades variables de azúcar o
miel destinadas a endulzar o a conseguir
un jarabe) son usadas como anticata-
rrales en numerosas zonas, como se ha
registrado en Galicia [61–64], Cantabria
[24], País Vasco [60], Navarra [6], Aragón
[27,34], Cataluña [40,41,44,46,51–55,57,
59,65], Castilla y León [4,11,25], Madrid
En el Pallars (Lérida) se usaba la tisana de la raíz como antiséptico [66], Castilla-La Mancha [12,16,17,30–32], Andalucía [18,20,23], Murcia
y emoliente bucofaríngeo, también empleado durante la dentición de [14,15] y Baleares [47].
los bebés [55]. Con esta última finalidad dejaban chupar directamente En muchas ocasiones se prepara mezclada con otras plantas,
las raíces a los bebés en La Barona (Castellón) [58], Gandía (Valencia) siendo habituales el regaliz (Glycyrrhiza glabra L.) [17,59,60] y las flores
[48] y Carrión de los Condes (Palencia) [22]. de malva [17,60,66], aunque también se añade espliego (Lavandula
La infusión o el cocimiento de la sumidad florida se ha empleado sp.), manzana [60], higos secos [24,34], cáscara de limón y naran-
para el malestar estomacal (dolor de estómago y de barriga, vientre ja [52], hojas de laurel [57], o ingredientes más curiosos, como piel
malo) en Cantabria [24,36], Huelva [18] y Extremadura [26], en este últi- de culebra [12,17,30,31]. Muy frecuentemente se preparan mezclas
mo caso añadiendo al cocimiento malva (Malva sylvestris L.), carqueja de varias plantas: por ejemplo añadiendo hisopo (Hyssopus offici-
[Pterospartum tridentatum subsp. tridentatum (L.) Willk. in Willk. & Lange] nalis L.), flor de saúco (Sambucus nigra L.) e higos secos [52]; cáscara
y flor de borraja (Borago officinalis L.). También se utilizaba para tratar de almendra y flores de malva, adormidera (Papaver somniferum) y
otros desarreglos digestivos como empachos y cólicos en Cantabria [24] saúco [53]; saúco y eucalipto (Eucalyptus globulus Labill.) [53]; malva
y Montes de Toledo [17]. En Lanjarón (Granada) tomaban la tisana de y marrubio (Marrubium vulgare L.) [6]; orégano (Origanum vulgare L.) y
flores y hojas como calmante en procesos de úlcera estomacal [23]. tomillo (Thymus vulgaris L.) [31]; carrasquilla (Rhamnus alaternus L.), po-
Para los cólicos hepáticos, como antiespasmódico, en Huesca se leo (Mentha pulegium L.) y tila (Tilia sp.) [31]; o romero y salvia (Salvia
preparaba una infusión de hojas y flores, y para los cólicos intestinales officinalis L.) [61], etc. En algunas zonas también se usa la parte aérea
tomaban una decocción de raíz de malvavisco, menta (Mentha sp.), (hojas y flores) como anticatarral, sola o mezclada con otras plantas
hinojo (Foeniculum vulgare Mill.) y anís (Pimpinella anisum L.) [34]. [1,6,9,13,25,36,38,54,61,67].

En Navarra [6] y Lugo [64] se tomaba la decocción de la raíz para Cuando los catarros eran muy fuertes, en Murcia se administraba
los dolores intestinales y en el valle del Tenes (Barcelona) como antiin- un cocimiento de raíz de malvavisco, té de roca [Chiliadenus gluti-
feccioso intestinal [56]. En la provincia de Jaén como antiinflamatorio nosus (L.) Fourr.], manzana, maíz, arroz, higos secos y tres hojas de
intestinal se usaba la decocción de hojas, flores y raíz [20]. En varios níspero [Eriobotrya japonica (Thunb.) Lindl.] [14].
pueblos de El Bierzo (León) se dejaba macerar la raíz y se tomaba Esta misma tisana de raíz de malvavisco (mezclando también flo-
para disenterías e inflamaciones intestinales [21]. res y hojas en algunos casos) se ha empleado para calmar la tos [4,15,
Finalmente, se ha utilizado como laxante en Cantabria [24], León 20,24,34,40,42,47,51–53,57,59,64,68], la ronquera y afonía [16,17,47],
[21], Cataluña [55,57], Ciudad Real [19], Valencia [50], Castellón [58] el dolor de garganta [16,17,31,50], para tratar gripes [12,15–17,64],
y Murcia [15]. Generalmente se tomaba la decocción de la raíz y, en faringitis [52,54,57,59], laringitis [53], bronquitis [2,23,24,31,40,48,51,
menor medida, de toda la planta [50] o de las flores [22]. En el Pallars 52,54,57,64,69], pulmonías [24,59], neumonías [40], asma [12,17,56],
se tomaba mezclada con otras plantas mucilaginosas del mismo gé- tosferina [4] y como descongestivo y emoliente de las vías respira-
nero u otras malváceas [55], y en Guardo (Palencia) una infusión de torias [15,31,34,44,46,50,54,56], a veces mezclada con otras plantas.
las flores mezclada con aceite de oliva [22]. En algunos casos también En Huesca [34], Jaén [20] y Palencia [1] se utilizaba exclusivamente
se aplicaba en forma de lavativas [21] o enemas [50,57], los cuales la infusión de hojas y flores (tanto tomada como en gargarismos) con
son eficaces también como antiinfecciosos intestinales [57]. Esta pro- estos fines. En Guipúzcoa se ha empleado la decocción de la raíz
piedad laxante suave es apreciada en Cantabria cuando se padecen para la tisis [60]. Igualmente los caramelos de raíz de malvavisco se
hemorroides [24]. En Ataun (Guipúzcoa) lo consideran purgante [60]. tomaban para la tos y para el resfriado [5,17,19].
En otros casos se usaba externamente, preparando un emplasto
Sistema genito-urinario de raíz de malvavisco con malva o con linaza (Linum usitatissimum
L.) y mostaza negra [Brassica nigra (L.) W.D.J. Koch in Röhl.], que se
En el Montseny se utiliza la tisana de la raíz como diurético [44,54]. aplicaba bien caliente para el resfriado y para “ablandar el pecho”

· 190 ·
Althaea officinalis L.

[27]; o inhalando los vahos de la decocción de la raíz para el catarro Sistema nervioso y enfermedades mentales
[27,37,39], el dolor de garganta [6] o para dolencias del pecho [17,31].
La decocción de la raíz se ha empleado para calmar los nervios
Los vahos de malvavisco también se usaban para ablandar anginas,
en el Alt Ter [45,52], en Murchante (Navarra) y en la Ribera Oriental de
mal de garganta y amigdalitis en Soria y Vizcaya [4,60]. Para curar
Navarra, mezclado con menta (Mentha sp.) y toronjil (Melissa officina-
la garganta, en diversas localidades de Salamanca [10] y Cuenca
lis L.) [60] y en Arenillas (Soria) la mezclan con ortigas (Urtica sp.) para
[17,31] se tomaba la infusión de flores y hojas o se hacían gárgaras
la misma aplicación [4]. En los Montes de Toledo usan las flores con
con ella.
el mismo fin [17]. Dos farmacéuticos de Linares (Jaén) recuerdan que
se recolectaba antiguamente para usarla como sedante [20]. En la
Musculatura y esqueleto provincia de Huesca preparaban una cataplasma con las hojas para
En Albanyà (Gerona) se toma la tisana de la raíz para dolores y los nervios “acaballados” [34].
reuma [59]; y en Mendigorría (Navarra), esta misma decocción se
Órganos de los sentidos
toma durante quince días en otoño (tres veces al día) para cualquier
tipo de dolor reumático [6]. En el Alt Ter usan la decocción de la raíz [52] y en la ciudad de
En el Alt Ter se fríen las raíces de malvavisco con ajo, perejil y Valencia la infusión de toda la planta [50] como antiséptico ocular.
verbena (Verbena officinalis L.) como antiinflamatorio y analgésico en La cataplasma de la hoja, a veces mezclada con manteca y aceite,
caso de huesos doloridos o fisurados [52]. se usa en la provincia de Huesca contra afecciones oculares [34].
En Monzón (Huesca) preparan una cataplasma de la raíz mace-
Otras enfermedades infecciosas y parasitarias
rada en agua y sal para las torceduras [27]. También en la provincia
de Huesca preparan una cataplasma con las hojas de malvavisco, En el Bajo Aragón, la infusión de hojas y flores se utiliza contra las
a veces con manteca y aceite, para mitigar reumas y ciática, y para lombrices intestinales en forma de lavativas [2].
inflamaciones y dolores musculares [34]. En la ciudad de Valencia pre-
paran la cataplasma con toda la planta [50]. Enfermedades tumorales
En Huesca, la cataplasma de la hoja, a veces mezclada con man-
Piel y tejido subcutáneo teca y aceite, se ha usado para resolver tumores [34].
Frecuentemente empleada en el tratamiento de heridas [4,6,11,34, Síntomas y estados de origen indefinido
37,54,55,70], granos [2,6,11,27,34,58,71], forúnculos [27,55,58,60–63],
abscesos [6,55,59,71], diviesos [11,34], llagas [6,54,70], eccemas [37] En Coca (Segovia) se usa el cocimiento de la hoja como reconsti-
y sabañones [50], como cicatrizante, antiséptico, vulnerario y reso- tuyente natural [9,25].
lutivo. Generalmente se preparaba una cataplasma de la raíz de Para bajar la fiebre, en Ataun se beben la decocción de raíz de
malvavisco, como se recoge en Galicia [61–63], País Vasco [60], Na- malvavisco [60].
varra [6,70], Aragón [2,34] y Cataluña [54,55]. También podía usarse
en forma de decocción [4,11,55] o mezclada con manteca de cerdo Otros usos medicinales
[11,27,34]. En el macizo catalán del Montseny se usaba la raíz cor- En Villanueva del Arzobispo (Jaén) cuentan que es curativa si la
tada, hervida y mezclada con leche y agua de azahar [54]. En la co- tomas en infusión [8].
marca de la Plana Baixa (Castellón), mezclaban la raíz de malvavisco En Zeanuri (Vizcaya) se administraba agua de malvavisco después
con la de nueza blanca (Bryonia dioica Jacq.), picadas y hervidas, de haber tomado abundante agua con jabón (que usaban para tratar
para preparar un emplasto que aplican durante toda la noche para envenenamientos) [60].
forúnculos y granos [58].
En otros casos aparece en formulaciones más complejas en las VETERINARIA
que intervienen diversas plantas. Por ejemplo en Navarra se prepa-
raba una pomada con la raíz de malvavisco, hojas de becabunga Sistema respiratorio
(Veronica beccabunga L.), la parte aérea de verbena, hojas de es- En Navarra los vahos de la decocción de la raíz se usan para el do-
crofularia (Scrophularia auriculata L.), manteca de cerdo, aceite, jabón, lor de garganta en animales, del mismo modo que en personas [6,28].
resina y cera virgen y después se tapaba con una hoja de romaza
(Rumex sp.) a modo de apósito para curar heridas y desinfectar gra-
nos y abscesos [6,71]. También para las mismas aplicaciones usa-
ban en el Alt Ter (Gerona) un linimento hirviendo en aceite la raíz de
malvavisco con la de ajo de antojil (Lilium pyrenaicum Gouan), nueza
blanca y perejil, con ajo y la parte aérea de arroz (Sedum sp.) y ruda
(Ruta chalepensis L.) [52]. En Ataun (Guipúzcoa), a los callos se les
aplicaba el sahumerio de una mezcla de murajes (Anagallis arvensis
L.), malvavisco y hierba de San Juan (Hypericum perforatum L.) [60].
En Betanzos (La Coruña), en cambio, se usaban las flores, prepara-
das en forma de emplasto para las rozaduras y el cocimiento de flores
Althaea officinalis. Javier Tardío

o de raíz para eccemas y heridas [37].


Finalmente, en Monzón señalan que para los quistes externos
(llamados higos), basta con atar un trozo de raíz alrededor [27]. Para
las dermatosis aplicaban en Loja (Granada) compresas y lavados de
malvavisco [29].

· 191 ·
Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

Igualmente para el catarro, en Navarra [6,28] y en la comarca de USO ORNAMENTAL


Terra Chá (Lugo) [64] se les daba a los animales la tisana o decocción
de la raíz. Patios, huertos y jardines
En La Pernía, Polentinos y Valle de Castillería (Palencia) se cultiva
Piel y tejido subcutáneo
como ornamental de exterior [1].
Para sanar las heridas del ganado, en el Alt Ter se aplicaba direc-
tamente la hoja sobre la lesión o se preparaba un linimento hirviendo USOS SOCIALES, SIMBÓLICOS Y RITUALES
en aceite la raíz de malvavisco con ombligo de Venus [Umbilicus ru-
pestris (Salisb.) Dandy in Ridd.], arroz (Sedum sp.), ruda (Ruta sp.), ajo Literatura oral popular
y perejil [43,52]. Una copla popular del Bajo Aragón pregona las virtudes del mal-
En Monzón preparan, igual que para personas, una cataplasma vavisco: “Todas las flores se sequen, menos la del malvavisco, porque
de la raíz machacada y mezclada con manteca de cerdo (y a veces tenía un amor firme que se llamaba Francisco” [2]. En Alcaudete (Jaén)
con malva) para madurar forúnculos u otros granos infectados en ani- se recoge un dicho “esto es cataplasma de malvavisco” refiriéndose
males. Para los quistes externos (llamados higos), basta con atar un a su eficacia [20].
trozo de raíz alrededor [27].
MANEJO DE LAS ESPECIES
Otras enfermedades infecciosas y parasitarias
Recolección
La decocción de la raíz se ha empleado en la comarca de Terra
En Gallecs (Barcelona), alertan de que hay que tener cuidado de
Chá para la tuberculosis de las vacas [64].
no estropear la planta al arrancarle un trozo de la raíz [46].
INDUSTRIA Y ARTESANÍA En Cantalojas (Guadalajara) la recolección suele tener lugar a fina-
les de verano (septiembre), momento en que se desentierran y arran-
Otros usos industriales y artesanales can las raíces. Una vez seca la tierra que llevan adherida, se cepillan y
Las fibras de los tallos y las raíces se han usado en Daimiel (Ciudad se almacenan hasta su total desecación [16].
Real) para fabricar papel y pana [19].
Cultivo
En algunas regiones catalanas como el Montseny, Gallecs y
La Cerdanya y en diversas poblaciones del este del País Vasco se
cultivaba en huertos, cerca del agua, porque era difícil de encontrar
[13,46,54,57,67]. También en el País Vasco, León y Menorca se cultiva
en los huertos por sus usos medicinales [11,47,60].
En Campoo (Cantabria) se cultiva con fines ornamentales [36].

  REFERENCIAS HISTÓRICAS
El malvavisco quedó recogido en varios trabajos clásicos. Existen
referencias que atestiguan su utilización como antitusígeno por las
culturas clásicas [72]. Por su parte, Laguna, en su traducción del Dios-
córides (siglo I) [73] cita que es usado contra la retención de orina, el
dolor de la piedra y la indigestión, aunque si el uso “es continuado, no
solamente no ayuda a la digestión, empero también la desbarata y
estraga, engendrando grandísimo hastío”. En el Amal de Ibn al-Ja b
(siglo XIV) se menciona como malva arbórea o malvavisco, según las
interpretaciones de su traductora [74]. El Libre de les medicines par-
ticulars, traducción del siglo XIV del árabe al catalán del médico de
Toledo del siglo XI Ibn Wãfid, alude a esta planta y le atribuye bastan-
Althaea officinalis. Manuel Cifuentes

tes usos medicinales, como para la piedra del riñón, dolor de dientes,
mordedura de serpiente y quemadura con fuego [75].

 VALORACIÓN
Planta conocida y apreciada, con numerosos usos a lo largo y an-
cho del territorio, con aplicaciones sobre todo emolientes, que muchos
consideran similares a las de la malva. La mayoría de sus aplicaciones
medicinales están actualmente en desuso, en muchas zonas por no
disponer de la planta, ya sea porque ha desaparecido de los huertos
(donde era habitual cultivarla), porque su hábitat se encuentra lejos
de la zona donde residen los informantes que la refieren o porque
tienen más a mano otras especies con propiedades similares, como
malva o llantén.

· 192 ·
Althaea officinalis L.

  ESPECIES RELACIONADAS   DESCRIPCIÓN / HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA


Hierba anual hasta de 70 cm, con hojas superiores palmatilobadas
con segmentos estrechos. Flores solitarias con sépalos de 10-15 mm y
Althaea cannabina L. pétalos del mismo tamaño, color rosado o azulado. Florece de abril a
julio. Vive en lugares incultos sobre sustratos calizos, hasta 1300 m. Se
encuentra en gran parte de Europa, suroeste de Asia y noroeste de
GRADO DE AMENAZA Y PROTECCIÓN LEGAL África; en España extendida por todo el territorio salvo en el noroeste
- y oeste.

  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES
Se ha empleado como agente dermatológico, laxante, antitusíge-
no, emenagogo y calmante en la provincia de Murcia [15]

 REFERENCIAS
1. Pascual Gil 2013; 2. Sáenz Guallar 1982; 3. Martínez Ezquerro
1994; 4. García Arambilet 1990; 5. Fernández & Fernández 2011; 6.
Akerreta et al. 2013; 7. Akerreta et al. 2007a; 8. Fernández Ocaña 2000;
9. Fragua 1994; 10. Velasco et al. 2010; 11. García Jiménez 2007; 12.
Verde et al. 1998a; 13. Menendez Baceta et al. 2014; 14. Obón & Rivera
1991; 15. Rivera et al. 1994; 16. Gil Pinilla 1995; 17. Verde et al. 2008; 18.
Althaea cannabina. Javier Tardío

Cobo & Tijera 2011; 19. Consuegra 2009; 20. Guzmán 1997; 21. Rúa
& Rubio 1990; 22. Muriel 2008; 23. González-Tejero 1989; 24. Pardo
de Santayana 2004; 25. Blanco 1998; 26. Guío 1992; 27. Ferrández &
Sanz 1993; 28. Akerreta et al. 2010; 29. Benítez 2009; 30. Verde et al.
2000; 31. Fajardo et al. 2007; 32. Rivera et al. 2008; 33. Álvarez Escobar
2011; 34. Villar et al. 1987; 35. Akerreta 2009; 36. Pardo de Santayana
2008; 37. Latorre 2008; 38. Ledesma 2004; 39. Batet et al. 2011; 40.
Rigat et al. 2013; 41. Parada et al. 2011; 42. Fresquet & Tronchoni 1995;
  NOMBRES VULGARES 43. Carrió et al. 2012; 44. Bonet & Vallès 2002; 45. Rigat et al. 2007; 46.
Castellano: malva, malvavisco (AN) [76,77]. Bonet et al. 2008; 47. Moll 2005; 48. Pellicer 2004a; 49. Pellicer 2000;
50. Fresquet et al. 2001; 51. Selga 1998; 52. Rigat 2005; 53. Raja 1995;
Catalán: malví (CT) [55].
54. Bonet 2001; 55. Agelet 1999; 56. Bonet 1991; 57. Muntané 1991;
58. Mulet 1991; 59. Parada 2008; 60. Barandiaran & Manterola 2004;
  DESCRIPCIÓN / HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA 61. González-Hernández et al. 2004; 62. Blanco et al. 1999; 63. Blanco
Presenta sus hojas profundamente tri a pentapalmatilobadas, 1996; 64. Anllo 2011; 65. Agelet et al. 2000; 66. Tardío et al. 2002; 67.
con los segmentos oblongo-lanceolados y mericarpos glabros con el Menendez Baceta et al. 2015; 68. Bonet et al. 1999; 69. Pellicer 2000;
dorso aquillado. Florece de abril a septiembre. Crece en bosques y 70. Akerreta et al. 2007b; 71. Cavero et al. 2013; 72. Font Quer 1961; 73.
bordes de caminos hasta 1200 m. Vive en el centro y sur de Europa, Laguna 1555; 74. Ibn al-Ja b 1982; 75. Faraudo 1943; 76. Casana 1993;
sudoeste de Asia, y en casi toda la Península Ibérica. 77. Galán 1993.

  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES
En el Pallars (Lérida) se ha empleado para tratar contusiones, como
antiinflamatorio intestinal, antiasmático, anticatarral, antiemético, antisép-
tico, antitusivo, diurético y resolutivo [55,65]; como anticatarral también
en el Montseny [65]; béquico, para el resfriado y como mordedor para
los bebés en Córdoba [76,77]; y para hacer escobas en Monzón [27].

Althaea hirsuta L.

GRADO DE AMENAZA Y PROTECCIÓN LEGAL


-
Althaea hirsuta. Emilio Laguna

  NOMBRES VULGARES
Castellano: malva (MC), malva borde (AN) [8,15].
Catalán: malva blanca (IB) [47]. g
· 193 ·
Veratrum album L.

Familia: Liliaceae (Melanthiaceae)


surbia,
baladre, allo do lobo

GRADO DE AMENAZA
USOS PRINCIPALES
Y PROTECCIÓN LEGAL
Lista Roja: -
RD 139/2011: -
Catálogos autonómicos: MD; PV
Directiva Hábitats: -

Ramón Morales

  NOMBRES VULGARES aunque muy poco para evitar así su toxicidad [11]. En Aragón los pas-
tores afirman que a las ovejas no les afecta comerla [14].
Castellano: surbia (CB, CL), xurbia (AS, CL), jurbia (CB); vegadambre
(CB, CL), vedagambre, vedegambre (CL), verdogambre (AS); consuegra MEDICINA
(AS) [1–7].
Musculatura y esqueleto
Catalán: baladre, veladre (CT); el·lèbor blanc (IB) [8–12].
Gallego: allo do lobo; herba do lobo (GA) [13]. Para el lumbago, en La Cerdanya (Pirineo catalán) se aplicaba un
trapo doblado nueve veces y empapado en la decocción de la raíz en
la espalda, sobre la zona de los riñones [12].
 DESCRIPCIÓN
Otras enfermedades infecciosas y parasitarias
Hierba perenne, de 0,5-1,8 m, con rizoma grueso hasta de 3 cm
de diámetro. Hojas de 10-26 x 6-15 cm, elípticas o anchamente ova- En el Pallars preparaban para la sarna un ungüento con las es-
das, agudas, con nerviación paralela, en general glabras. Inflorescen- camas o gemas del rizoma hervidas en agua, a las que se añadía
cia en panícula densa brácteas filiformes. Flores con seis tépalos de aceite de oliva usado para frituras y pólvora de cartucho; se cocía
7-15 mm, con nervios marcados, de color verdoso o amarillento. Es- todo junto y una sola aplicación era suficiente [11,15].
tambres seis y estigmas tres, recurvados hacia fuera. Fruto en cápsula En el Ripollès (Gerona) se lavaban el pelo con el agua de hervir
de 12-25 mm, ovoide, que se abre por los tabiques. Semillas numero- la planta para matar los piojos [10]. En Menorca usaban las semillas
sas, de 6-8 mm, elípticas. para el mismo propósito [9].

VETERINARIA
  HÁBITAT, FENOLOGÍA Y COROLOGÍA
Vive en comunidades de megaforbios junto a arroyos o en claros Sistema digestivo
de bosque, entre 800-2500 m. En Moreda (Lugo), usaban la planta para el torzón (cólico muy
Florece de junio a agosto. doloroso) de los caballos [13]. La raíz cocida se daba a las vacas
Se encuentra en casi toda Europa y oeste de Asia. Vive en las para cortarles la diarrea en Salientes (León). Se les daba una botella
montañas del tercio norte de la Península Ibérica, desde Gerona por de tres cuartos de litro y decían que “las hacía estercolar normal por
todo el Pirineo, la cornisa cantábrica, montes de León y Galicia, ade- unas cuantas horas” [1].
más del Sistema Central, desde Segovia, hasta Cáceres y Salamanca.
Piel y tejido subcutáneo
En La Cerdanya se hervía la raíz para curar los “males” (referido
  CONOCIMIENTOS TRADICIONALES a lesiones) de las ovejas [12]. En el Caurel (Lugo) la planta hervida se
ALIMENTACIÓN ANIMAL aplicaba para curar heridas profundas en el ganado [13,16].

Pasto Otras enfermedades infecciosas y parasitarias


En San Ciprián (Zamora) dicen que, aunque se considera tóxica, el Se ha empleado para curar la roña del ganado, principalmente de
ganado la come [5] y en el Pallars (Lérida), que el ganado la consume, las ovejas, en Zamora, Gerona y Lérida [5,8,10,12]. En el Ripollès (Gerona)

Autores: Montse Parada, Ugo D’Ambrosio, Teresa Garnatje, Airy Gras y Joan Vallès

· 256 ·
USO TÓXICO Y NOCIVO
MAPA DE USO TRADICIONAL
Venenos, insecticidas y plaguicidas
Por su conocido carácter tóxico, ha
sido empleada como veneno para matar
distintos animales. En el Pallars se hervía
la planta con granos de cereal para ma-
tar gorriones y otros pájaros granívoros
[11]. En Palacios del Sil cuentan que un
solo grano cocido con la planta puede
matar a una gallina y parece que se usó
para acabar con las gallinas del vecino
cuando se metían en corral ajeno [1]. En
Saja (Cantabria) y en Piloña (Asturias) se
usaba como veneno y se envenenaban
los granos (dejándolos en remojo en la
decocción de la planta) para desanimar
a las gallinas y a otras aves, como cuer-
vos, urracas y arrendajos, de comer lo
que no debían (por ejemplo, los granos
sembrados) [2,3].
se preparaba hirviendo la planta en agua [8,10] y, en La Cerdanya, También intoxicaban a las truchas
hirviendo la raíz en aceite, con sebo y huesos [12]. Para la roña de las envenenando las lombrices y tirándolas al agua en el Pallars [11], o
yeguas se hervía solo la raíz en aceite; indican que se debe evitar que machacando la planta entera y tirándola al río en La Cerdanya y el
se laman el aceite con el que se las ha untado, seguramente porque se Ripollès [10,12]. En Piloña se cita igualmente su uso para intoxicar tem-
considera tóxico [12]. También en La Cerdanya, para la roña del ganado poralmente a los peces, aunque existen informaciones contradictorias
se hervía toda la planta en vino o en agua junto con tabaco (Nicotiana sobre ello [2].
tabacum L.) [12]. En Salentinos (León) dejaban ocho días macerando la raíz con
Para la sarna de los terneros, en Palacios del Sil (León) empleaban otras plantas y el agua obtenida se usaba para sulfatar los árboles
el agua de hervir la raíz [1], mientras que en la Campoo (Cantabria) que tenían pulgón y para los escarabajos de las patatas [1]. Para
usaban el cocimiento de la planta para curar la sarna de las cabras envenenar a las culebras, se cocía la planta con leche y se dejaba la
[6]. En el Pallars, curaban la sarna de las cabras empapando las le- leche en el “nido de la culebra”. También ponían la planta en los agu-
siones con un linimento obtenido de hervir la planta junto con acóni- jeros de las paredes, para ahuyentar a los ratones, y utilizaban la raíz
to (Aconitum napellus L.) en vinagre [11]. También se preparaba una cocida con granos de trigo para envenenar a ratones y ratas. Este uso
decocción concentrada con el rizoma de Veratrum y la parte aérea estaba generalizado; lo más común era utilizar granos de trigo, pero
del eléboro (Helleborus foetidus L.), que se aplicaba semanalmente podían emplearse también granos de cebada o maíz. En Cuevas del
en las lesiones una vez tibia. También como acaricida, preparaban Sil (León) empleaban la hoja con el mismo fin [1].
un ungüento hirviendo la planta entera en agua y grasa de cerdo o
aceite de oliva, o con las escamas del rizoma hervidas en agua, a las Tóxicas para humanos o animales
que se añadía aceite de oliva usado para frituras y pólvora de cartu- En el norte peninsular es conocido que se trata de una planta tó-
cho y se cocía todo junto. Era efectivo, pues con una sola aplicación xica [1,2,4,5,9,11,12,14], por lo que se advierte que para su empleo
era suficiente. Otras formas de preparación eran hirviendo el rizoma medicinal debe usarse a dosis muy bajas para evitar su toxicidad
en agua con huesos de cerdo, o con tabaco y peritoneo visceral de
cordero [11].
Cuando el ganado tenía piojos, se lavaba la zona afectada con
la decocción del rizoma o la parte aérea en el Pallars y en Palacios
del Sil [1,11].
En Salientes utilizaban esta planta para matar las lombrices de los
cerdos [1].
En Cantabria se ha empleado el cocimiento de la planta para
desparasitar al ganado de infestaciones como roña, sarna, erisipela,
suaga, favo y piojos, solo o añadiendo al cocimiento ramas de tejo
Flores de Veratrum album. Joan Vallès

(Taxus baccata L.), acónito (Aconitum sp.) o tabaco (Nicotiana taba-


cum), y completaban el remedio raspando con una teja y untando a
los animales con grasa. La planta era aplicada a las ovejas que pa-
decían una enfermedad llamada “coscoju” (parasitosis hepática por
planaria) [3].

· 257 ·
Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad

consumir, con consecuencias mortales [11]. Ambas especies se distin-


guen por la distribución de sus hojas, alternas en la surbia y opuestas
en la genciana; las flores son también muy diferentes [5].

Hábitat
Existen varios topónimos alusivos a surbial o xurbial, que sería un
prado poblado de surbias, como el Alto del Xurbial, la Peña Surbia o
el Valle de Surbia, en Zamora [5].

MANEJO DE LAS ESPECIES

Veratrum album. M. Àngels Bonet


Otras actividades de manejo
Para evitar intoxicaciones del ganado, al menos en San Martín de
Castañeda (Zamora) era costumbre durante la primavera que los al-
deanos salieran al campo a varear las malas hierbas, sobre todo las
venenosas como esta planta y el acónito (Aconitum vulparia Rchb.) [5].

[9]. En el Pallars relatan una intoxicación accidental por comer pan Comercialización
que se había cortado con un cuchillo usado con anterioridad para En el Ripollès señalan que los herbolarios compraban la raíz [10].
cortarla [11].
En varias zonas se menciona su toxicidad para el ganado. Por
ejemplo en Cantabria, los pastores vigilan a las cabras para que no   REFERENCIAS HISTÓRICAS
se la coman, ya que dicen que puede llegar a ser mortal [3,6]. En el
Laguna (1555), en su edición del Dioscórides, recoge diversas ac-
Pallars se considera narcótica para el ganado, sobre todo para las
ciones del vedegambre blanco, como estornutatorio, emético, abor-
cabras, que no son demasiado selectivas a la hora de comer [11], y
tivo o letal para ratones, aunque no indica directamente la toxicidad
en La Cerdanya y el Ripollès cuentan que si los animales la comen se
en humanos [17].
intoxican o les hace vomitar [10,12]. En el Ripollès se considera tóxica
la raíz [10].
 VALORACIÓN
USOS SOCIALES, SIMBÓLICOS Y RITUALES
Aunque es una planta poco conocida por encontrarse solo en zo-
Literatura oral popular nas montañosas, quienes la reconocen saben de su toxicidad. Así,
En Palacios del Sil, cuando se le deseaba mal a alguien, decían: aunque su uso, de por sí restringido a la alta montaña, debe ser re-
“si comiera xurbia...” [1]. En Cantabria se podía oír el nombre de esta sidual, el conocimiento sobre el carácter nocivo de la planta no ha
planta en imprecaciones como “¡no bebieras jurbia!”, “¡habrás ma- decaído.
mado jurbia!” o “¡surbia, eso te diera yo para que reventaras!” [3]. En
Asturias, cuando algo sabe mal dicen que “sabe como la xurbia” [2].
 REFERENCIAS
ECOLOGÍA
1. García Jiménez 2007; 2. San Miguel 2004; 3. Pardo de Santaya-
na 2004; 4. Lastra 2003; 5. Blanco & Diez 2005; 6. Pardo de Santayana
Diferenciación y ciclos biológicos
2008; 7. Esgueva & LLamas 2005; 8. Carrió et al. 2012; 9. Moll 2005;
Algunas personas señalan que la surbia se parece mucho a la 10. Rigat 2005; 11. Agelet 1999; 12. Muntané 1991; 13. Blanco 1996; 14.
popular genciana (Gentiana lutea L.) [6,11], lo cual es un error impor- Villar et al. 1987; 15. Agelet & Vallès 1999; 16. Blanco et al. 1999; 17.
tante, por la fuerte toxicidad de la surbia. De hecho se ha llegado a Laguna 1555.

· 258 ·