Sunteți pe pagina 1din 1

Análisis entre el ser humano y el ambiente.

Desde que nacemos entramos a un mundo peculiar, a un ámbito eminentemente humano. Ello
significa que vivimos compartiendo hábitos, costumbres, tradiciones, lengua y sobre todo normas,
valores y leyes con otros seres humanos. Y a este mundo o ámbito humano se le llama también
sociedad. Vivir en sociedad es en suma, desde el punto de vista sociológico y antropológico:
convivir con los otros

El ser humano se instala en un sitio con un clima, suelo y vegetación preestablecida, lo que define
su cultura y su modo de vida. A la vez estos factores se ven intervenidos por el ser humano por un
aspecto positivo y negativo. Así como el ser humano se adapta a diferentes medios también
interviene en ellos, sobre todo en los suelo y en la vegetación (actuablemente también tiene una
intervención a largo plazo en el clima). En conclusión lo que se produce es una interrelación entre
espacio, territorio y hombre con sus ventajas y desventajas El medio le entrega al hombre un
espacio para vivir y preestablece puntos para la creación de una cultura e identidad y el hombre
hace uso de estos suelos (no siempre negativos, no seamos pesimistas).

La economía depende de los productos u oferta. El hombre es el encargado de crear la oferta,


esta no se crea mágicamente, por eso la relación entre la economía y el hombre es directa, no
puede existir economía, si no está refrendada en la oferta.
En otras palabras el hombre extrae los minerales y materias primas para luego convertirlas en
productos y estos luego entren a hacer parte de la economía, para que esta funcione.

MI CONCLUSION:

El hombre actúa dentro de un medio ambiente. Pero siempre entre el medio ambiente natural y el
individuo, se interpone un medio ambiente humano. Dicho medio lo constituye un grupo
organizado de individuos, es decir una SOCIEDAD, y una manera de vivir que es característica de
ese grupo, o sea una CULTURA.

Por lo tanto toda sociedad es un grupo organizado de individuos que establecen entre ellos una
cooperación duradera a fin de garantizar la perdurabilidad del grupo en cuestión. Y se decía que
cultura era una manera de vivir que era característica de ese grupo o sociedad, por lo cual puede
decirse que toda cultura se conforma a partir de las repetidas reacciones organizadas de los
miembros de una sociedad. Ya que es el conjunto de individuos, con sus necesidades y con sus
potencialidades, el que constituye los cimientos de los fenómenos sociales y culturales.