Sunteți pe pagina 1din 11

LA VISIÓN

Aunque el ojo es denominado a menudo el órgano de la


visión, en realidad, el órgano que efectúa el proceso de la
visión es el cerebro; la función del ojo es traducir las
vibraciones electromagnéticas de la luz en un determinado
tipo de impulsos nerviosos que se trasmiten al cerebro.
El ojo es un órgano que detecta la luz y es la base
del sentido de la vista. Su función consiste básicamente en transformar la energía lumínica en
señales eléctricas que son enviadas al cerebro a través del nervio óptico.
El ojo posee una lente llamada cristalino que es ajustable según la distancia, un "diafragma"
que se llama pupila cuyo diámetro está regulado por el iris y un tejido sensible a la luz que es
la retina. La luz penetra a través de la pupila, atraviesa el cristalino y se proyecta sobre la retina,
donde se transforma gracias a unas células llamadas fotorreceptoras en impulsos nerviosos que
son trasladados a través del nervio óptico al cerebro.
En la porción anterior del ojo se encuentran dos pequeños espacios: la cámara anterior que está
situada entre la córnea y el iris, y la cámara posterior que se ubica entre el iris y el cristalino.
Estas cámaras están llenas de un líquido que se llama humor acuoso, cuyo nivel de presión,
llamado presión intraocular, es muy importante para el correcto funcionamiento del ojo.
Para que los rayos de luz que penetran en el ojo se puedan enfocar en la retina, se
deben refractar. La cantidad de refracción requerida depende de la distancia del objeto al
observador. Un objeto distante requerirá menos refracción que uno más cercano. La mayor parte
de la refracción ocurre en la córnea, que tiene una curvatura fija. Otra parte de la refracción
requerida se da en el cristalino. El cristalino puede cambiar de forma, aumentando o
disminuyendo así su capacidad de refracción. Al envejecer, el ser humano va perdiendo esta
capacidad de ajustar el enfoque, deficiencia conocida como presbicia o vista cansada.
ESTRUCTURA

El órgano de la visión está


compuesto por los párpados,
los globos oculares, el
aparato lagrimal y
los músculos oculares
externos. El globo
ocular mide unos 25 mm de
diámetro y se mantiene en su
posición gracias a los
músculos extraoculares. La
visión binocular, con la
participación de ambos ojos,
permite apreciar las
imágenes en tres
dimensiones.3
La pared del ojo está formada por tres capas:

 La capa externa, que incluye la esclerótica (espesa, resistente y de color blanco) y en la


parte anterior la córnea transparente, tiene una función protectora, cubre unos cinco
sextos de la superficie ocular.
 La capa media, incluye coroides, que contiene abundantes vasos sanguíneos, y el tejido
conjuntivo del cuerpo ciliar y el iris.
 La capa interna se llama retina, en la que se encuentran las células sensibles a la luz (los
bastones y los conos), recubiertas por una lámina externa de células epiteliales cúbicas
que contienen melanina. Externamente, la retina descansa sobre la coroides;
internamente, está en contacto con el humor vítreo.
ENFERMEDADES

 DALTONISMO

El daltonismo es un defecto genético o incapacidad


que ocasiona dificultad para distinguir los colores
en la forma normal.

CAUSAS
El daltonismo ocurre cuando hay un problema con los pigmentos en ciertas células nerviosas del
ojo que perciben el color. Estas células se llaman conos y se encuentran en la capa de tejido
sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, llamada la retina.
Si sólo falta un pigmento, usted puede tener dificultad para diferenciar entre el rojo y el verde,
que es el tipo más común de daltonismo. Si falta un pigmento diferente, usted puede tener
dificultad para ver los colores azul y amarillo. Las personas con daltonismo para los colores azul
y amarillo con frecuencia tienen problemas para identificar también los colores rojos y verdes.

La forma más grave de daltonismo es la acromatopsia. Se trata de una rara afección en la cual
una persona no puede ver ningún color, solamente sombras de gris.

La mayoría de los casos de daltonismo se deben a un problema genético. Muy pocas mujeres
son daltónicas y aproximadamente 1 de cada 10 hombres sufren alguna forma de daltonismo.
La droga hidroxicloroquina (Plaquenil), utilizada para tratar artritis reumatoidea y otras
afecciones, también puede causar daltonismo.

SÍNTOMAS

Los síntomas varían de una persona a otra, pero pueden incluir:

 Dificultad para ver los colores y su brillo en la forma usual.

 Incapacidad para establecer la diferencia entre sombras del mismo color o de colores
similares.

A menudo, los síntomas son tan leves que las personas no saben que padecen daltonismo. Un
padre puede notar signos de daltonismo cuando su pequeño hijo está aprendiendo los nombres
de los colores.

En casos graves, se pueden presentar movimientos rápidos de los ojos de un lado a otro
(nistagmo) y otros síntomas.

TIPOS DE DALTONISMO
Aunque existen muchos tipos de daltonismo, el 99% de los casos corresponden a protanopia y
deuteranopia o sus equivalentes (protanomalia y deuteranomalia).
Acromático
El daltonismo acromático es aquel en el que el individuo ve en blanco y negro (escala de gris).
El individuo no percibe ningún color ya sea porque no tiene ninguno de los tres tipos de conos o
por razones neurológicas. Se presenta únicamente un caso por cada 100.000 personas.
Monocromático
Se presenta cuando únicamente existe uno de los tres pigmentos de los conos y la visión de la
luz y el color queda reducida a una dimensión.
Dicromático
El dicromatismo es un defecto moderadamente grave en el cual hay una disfunción de uno de
los tres mecanismos básicos del color. Es hereditaria y puede ser de tres tipos diferentes:
Protanopia, deuteranopia y tritanopia.

 Protanopia. La protanopia consiste en la ausencia total de los fotorreceptores retinianos


del rojo.
 Deuteranopia. La ceguera al color verde o deuteranopia se debe a la ausencia de los
fotorreceptores retinianos del color verde.
 Tritanopia. La tritanopia es una condición muy poco frecuente en la que están ausentes
los fotorreceptores de la retina para el color azul.
Tricromático anómalo
El afectado posee los tres tipos de conos, pero con defectos funcionales, por lo que confunde un
color con otro. Es el grupo más abundante y común de daltónicos, tienen tres tipos de conos,
pero perciben los tonos de los colores alterados. Suelen tener defectos similares a los daltónicos
dicromáticos, pero menos notables. Las afecciones que se incluyen dentro de este grupo son
la protanomalia (1 % de los varones, 0.01 % de las mujeres), deuteranomalia, la más usual (6 %
de los varones, 0.4 % de las mujeres) y tritanomalía muy poco frecuente (0.01 % de los varones
y 0.01 % de las mujeres).

DIAGNÓSTICO

El procedimiento más empleado para el diagnóstico, aunque no el único, son las cartas de
Ishihara. Consiste en una serie de 38 láminas en las que es preciso identificar un número que se
encuentra insertado en la misma.
Otro método es el Test de Farnsworth que está constituido por un conjunto de fichas coloreadas
que se diferencian por su tonalidad y están numeradas en el reverso. El paciente debe ordenarlas
según la graduación del color.
El anomaloscopio es un aparato que utiliza colores espectrales obtenidos mediante prismas que
descomponen la luz blanca. El paciente debe comparar diversos tonos. Se trata de un dispositivo
muy preciso que permite apreciar si existe déficit en la visión del color y su gravedad, es el
único método que hace posible distinguir a un dicrómata de un tricrómata anómalo. Sin
embargo, su empleo está limitado por su coste y no está disponible en muchos gabinetes de
exploración.
TRATAMIENTO

No hay tratamiento conocido. Hay gafas y lentes de contacto especiales que le pueden ayudar a
las personas con daltonismo a diferenciar entre colores similares.

 ASTIGMATISMO

Es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos
meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos, y generalmente se debe a
una alteración en la curvatura anterior de la córnea. La superficie de la córnea debe ser simétrica
y regular en sus curvaturas, de no ser así se produce el astigmatismo,

Es decir, impide el enfoque claro de los objetos cercanos


y lejanos. Esto se debe a que la córnea, en vez de ser
redonda, se achata por los polos y aparecen distintos
radios de curvatura en cada uno de los ejes principales.

Por ello, cuando la luz incide a través de la córnea, se


obtienen imágenes distorsionadas que afectan a la visión de cerca y de lejos

CAUSAS

La causa fundamental de esta anomalía es hereditaria, aunque en algunos casos se puede


producir después de un trasplante de córnea o de realizar una cirugía de cataratas.

SÍNTOMAS

La sintomatología más frecuente es la percepción de las imágenes distorsionadas. Sin embargo,


a menudo puede causar dolores de cabeza o molestias oculares.

Además, dependiendo de la edad, de la cantidad y del tipo de astigmatismo los síntomas pueden
ser distintos, e incluso, no afectar a la visión.

PREVENCIÓN

Dado las causas que provocan su aparición, el astigmatismo no se puede prevenir.


TIPOS

Este defecto de la visión se puede clasificar en:

 Astigmatismo simple: Aparece en un solo eje.

 Astigmatismo compuesto: Además de afectar a un eje se asocia a la miopía o


la hipermetropía.

 Astigmatismo mixto: Cuando un eje se enfoca delante de la retina (miópico) y otro


detrás de la retina (hipermetrópico).

DIAGNÓSTICO

El astigmatismo puede detectarse a partir de un examen oftalmológico que incluye una prueba
de refracción.

Si al paciente, ya sea niño o adulto, no se le puede realizar la prueba de refracción estándar el


especialista puede solicitar una oftalmoscopia, prueba que mide la refracción a través de la luz
reflejada. En el diagnóstico se incluye un examen visual que permitirá determinar si el paciente
tiene astigmatismo

TRATAMIENTOS

Al igual que otros defectos oculares, el tratamiento del astigmatismo admite un enfoque
múltiple:

Se puede corregir utilizando gafas, aunque se trate de una solución estéticamente no aceptada
por algunas personas.

La segunda alternativa es la utilización de lentes de contacto, aunque éstas ocasionan una


dependencia de uso, además de requerir una higiene y un mantenimiento que a algunas
pacientes les resulta poco práctico.

Sin embargo, la opción más permanente es la cirugía láser que corrige el defecto y permite que
el paciente no tenga que depender de las gafas o las lentillas. Sin embargo, el coste económico
es más elevado y, como todas las operaciones quirúrgicas, conlleva riesgos.

 CATARATA

Una catarata es una nubosidad (opacidad) en el cristalino del ojo que dificulta la visión. Las
cataratas son un problema que toda la población va a padecer en algún momento. Sin embargo,
no son motivo de alarma. No se trata de ninguna enfermedad sino de un envejecimiento ocular,
y como tal, todos llegaremos a padecerlas. Actualmente, la cirugía es el mejor tratamiento.
Las cataratas constituyen un importante problema de salud pública al relacionarse con la edad.
La catarata consiste en una opacificación del cristalino, una lente interna del ojo que sirve para
enfocar y que normalmente es clara y transparente. No es un tumor ni una formación de piel o
de tejidos nuevos sobre el ojo, sino que la lente misma se nubla. Tampoco es propiamente una
enfermedad, sino más bien envejecimiento ocular.

Causas

Existen factores, aparte de la edad, que pueden anticipar la aparición de cataratas. Un golpe,
una punción, un corte, el calor intenso o una quemadura causada por agentes químicos son
factores que puede lesionar el cristalino dando lugar a una catarata traumática.

Hay algunas creencias erróneas. Por ejemplo, las cataratas no aparecen por un uso excesivo de
la vista, ni por forzarla. Pero sí es cierto que algunas profesiones están más vinculadas a su
aparición. Es el caso de los sopladores de vidrio. Las personas que se dedican a hacer cristales,
están expuestos a altas temperaturas además de mirar continuamente la luz del horno. Estos
profesionales desarrollan cataratas antes de lo normal. De este modo, parece haber una relación
directa entre la exposición a la luz intensa y el desarrollo de cataratas. Sin embargo, deportes
como el esquí, no implican riesgos. Además existen protecciones como las gafas de sol, que
evitan el daño ocular.

Otro factor de riesgo es que la madre haya padecido rubeola durante el embarazo ya que puede
infectar al feto y que desarrolle este tipo de cataratas. Sin embargo, es muy extraño que esto
suceda, ya que hoy en día no es habitual que una madre contraiga esta enfermedad con los
métodos preventivos con los que se cuentan.

Existen enfermedades o condiciones que también propician la aparición de cataratas:

 La diabetes.
 La inflamación de ojos.
 Tener antecedentes familiares.
 El uso prolongado de corticosteroides u otros medicamentos.
 Frecuente exposición a la radiación.
 El tabaquismo.
 Haber sido intervenido quirúrgicamente por otro problema ocular.

SÍNTOMAS

Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o
no darse cuenta de que está desarrollando una catarata. Por ejemplo, si ésta se localiza en el
borde externo de la lente, la vista no sufre cambios; pero si la opacidad está situada cerca del
centro de la lente, generalmente interfiere con la visión. A medida que las cataratas aumentan, la
visión puede hacerse más borrosa. Esta disminución de la agudeza visual es uno de los síntomas
más claros y típicos en las personas que están desarrollando una catarata.
Los ojos pueden tener una mayor sensibilidad a la luz dificultando la conducción. También se
produce una alteración en la percepción de los colores. Y en muchos casos se puede llegar a
producir una diplopía (visión doble en el ojo en el que se está produciendo la catarata). Aunque
nadie se libra de padecer cataratas, hay personas que tienen mayor predisposición. Los miopes y
los diabéticos son grupos de riego a contraer cataratas a una edad más temprana. Existe también
un tipo de catarata congénita que la desarrollan los bebés.

PREVENCIÓN

Aunque las cataratas son muy frecuentes y se produzcan debido al envejecimiento ocular, evitar
en la mayor medida de lo posible los factores enumerados en el apartado anterior puede retrasar
su aparición, como el abandono del tabaquismo o el uso de gafas de sol para evitar los rayos
ultravioletas solares.

TIPOS

La catarata más frecuente es la catarata senil, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70
años. Pero este dato no es totalmente preciso, ya que pueden existir personas que las desarrollen
a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra
hasta los 80.

Según el Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos, existen además otros tipos de cataratas:

 Catarata secundaria: son aquellas que aparecen tras una cirugía por otro problema de
ojos, como un glaucoma.
 Catarata traumática: aparecen después de haber sufrido un golpe en el ojo.
 Catarata congénita: se trata de las cataratas que aparecen al nacer o poco después. En
muchos casos, no afectan a la visión debido a su pequeño tamaño.
 Catarata por radiación.
DIAGNÓSTICO

El paciente suele acudir al oftalmólogo porque percibe una pérdida de visión. Existen pruebas
para el diagnóstico como la determinación de la agudeza visual, al leer las letras o las filas y con
la lámpara de agudeza visual, puede diagnosticarse si se trata de cataratas.

El médico puede ver una catarata mientras examina el ojo con un oftalmoscopio (un instrumento
utilizado para visualizar la parte interior del ojo). Utilizando un instrumento llamado lámpara de
hendidura, el médico puede ver la localización exacta de la catarata y la extensión de su
opacidad.

TRATAMIENTOS

Existen algunos fármacos como gotas, ungüentos, pastillas o incluso dietas especiales o
ejercicios oculares que provocan un retraso en la aparición de este envejecimiento ocular, pero
no se recomienda ya que la catarata senil va a aparecer irremisiblemente.

El único tratamiento realmente efectivo es la cirugía. Esta técnica consiste en extraer el


cristalino opaco. Se realiza con ultrasonido, con el cual se hace una pequeña incisión de 3
milímetros por encima del ojo. Luego se elimina la catarata, y por la misma herida se coloca una
lente intraocular de acrílico plegable que reemplaza el cristalino opaco. Como la herida es tan
pequeña, no se necesitan puntos de sutura aunque algunos médicos colocan algún punto de
seguridad.

En general, las personas que presentan una catarata pueden determinar cuándo desean que se la
extirpen quirúrgicamente. Cuando las personas se sienten inseguras, incómodas o son incapaces
de realizar sus tareas probablemente sea el momento para la cirugía. No tiene ningún sentido
someterse a la cirugía antes de ese punto.
 CONJUNTIVITIS

Es la hinchazón (inflamación) o infección de la conjuntiva, la membrana que recubre los


párpados y cubre la esclerótica del ojo.

Generalmente ES causada por virus, bacterias o una alergia. La conjuntiva puede resultar
inflamada debido a una reacción alérgica al polvo, el moho, la caspa animal o el polen, y puede
verse irritada por la acción del viento, el polvo, el humo y otras clases de agentes que producen
polución del aire. También puede sufrir irritación debido a un resfriado común o un brote
de sarampión. La luz ultravioleta de una soldadura eléctrica de arco, una lámpara solar o incluso
la intensa luz solar reflejada en la nieve pueden irritar la conjuntiva.

En ciertos casos, la conjuntivitis puede durar meses o años. Esta clase de conjuntivitis puede ser
causada por procesos en los que el párpado se tuerce hacia fuera (ectropión) o hacia dentro
(entropión), problemas con los conductos lagrimales, sensibilidad a ciertos productos químicos,
exposición a sustancias irritantes e infección causada por una bacteria en especial (típicamente
la clamidia).

CAUSAS

La conjuntivitis se puede contraer si la persona que la padece ha estado en contacto con manos o
toallas infectadas. Las infecciones pueden tener un origen viral -ya que los virus de una persona
infectada se propagan por el aire-, o bacteriano. Este último se produce por una acumulación de
bacterias en el ojo que puede proceder de cualquier otra infección producida en alguna zona del
organismo. También puede ser una irritación causada por agentes químicos, viento, polvo, humo
o cualquier otro tipo de polución ambiental.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la conjuntivitis se reconocen de inmediato ya que el ojo enrojece y


lagrimea más. Asimismo, existe ardor y la sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo.
La sensibilidad a la luz es otro de los síntomas de esta afección y con frecuencia, es necesario
llevar gafas que protejan al ojo de la luz solar o ambiente. Por otro lado, si la infección es
bacteriana el ojo descarga unas mucosas amarillas o verdes, mayormente durante la noche, que
pueden pegar las pestañas.

PREVENCIÓN

La conjuntivitis puede ser muy contagiosa, por ello, es muy importante lavarse bien las manos
con jabón antiséptico y utilizar toallas de papel. Después de estas sencillas medidas, hay que
limpiar suavemente los fluidos que salen de los ojos. Para disminuir la incomodidad que
produce el escozor y el picor, es conveniente utilizar compresas de agua tibia o fría. Asimismo,
hay que evitar tanto los maquillajes como las lentes de contacto. Es necesario acudir a un
especialista ya que si la infección es bacteriana, el facultativo administrará un tratamiento con
colirios antibióticos o pomadas antibacterianas.
TIPOS

A grandes rasgos se pueden distinguir dos tipos de conjuntivitis:

 Alérgica: es la que surge a causa de una respuesta excesiva a un agente externo


(alérgeno). Se puede dar junto a otras enfermedades como la rinitis, la dermatitis,
el asma o la urticaria. Según su frecuencia es estacional (en determinados meses) o
perenne (durante todo el año).

 Infecciosa: aparece por la infección de un virus o una bacteria, aunque es más frecuente
que sea provocada por un virus.
DIAGNÓSTICO

El médico suele realizar una historia clínica y una exploración ocular en función de los síntomas
que estén presentes. En las conjuntivitis alérgicas, es frecuente que estos síntomas se asocien al
resto de patologías que el paciente está sufriendo, como la rinitis o la dermatitis. En las
conjuntivitis infecciosas también se pueden llevar a cabo pruebas para identificar al agente
infeccioso.

TRATAMIENTOS

Las causas que ocasionen la conjuntivitis influirán en su tratamiento. Para empezar, deben
limpiarse los ojos, quitando las secreciones con un paño limpio, agua hervida tibia o suero
fisiológico estéril. También suelen ser útiles las compresas frías y los analgésicos. El
tratamiento puede ser la administración de colirio, pomada o gel antibiótico. Para mejorar la
conjuntivitis alérgica o vírica, sin embargo, lo más efectivo es el uso de gotas oftálmicas con
corticosteroides, que nunca deberán utilizarse en el caso de que la infección se haya producido
por herpes, ya que los corticosteroides empeoran la infección.

El tratamiento suele durar una semana: las gotas se administran entre cuatro y seis veces diarias
y la pomada o el gel entre dos y tres veces al día. El gel utiliza menos veces en comparación con
el colirio y no nubla la vista (lo que sí ocurre con la pomada).

En el caso de los niños, la administración de las gotas puede resultar mucho más compleja. Si se
resisten, puede recurrirse a tumbarles con la cabeza inclinada hacia atrás y hacia arriba, pedirles
que cierren los ojos y aplicarles la gota en el lagrimal. Después, ellos sólo tendrán que abrir y
cerrar los ojos durante unos segundos.

A los recién nacidos se les aplican unas gotas en los ojos para prevenir los contagios por
gérmenesdurante el parto. La infección también podría darse si el bebé nace con el lagrimal
obstruido, algo que suele mejorar con el tiempo, aunque también se tienen que dar masajes,
exprimiendo el canal lagrimal hacia fuera. En el caso de que el problema persista entre los seis y
los 12 meses, deberá lavarse el conducto con una sonda fina.

Generalmente, la conjuntivitis se acaba curando sola, pero es importante tratarla para prevenir
contagios y complicaciones. De hecho, a veces el especialista toma una muestra de la secreción
para analizarla y determinar cuál será el tratamiento más adecuado.
 MIOPÍA

La miopía (del griego μύω, "contraer (los ojos)", y ὄψ, "ojo") es un defecto de refracción del ojo
en el cual los rayos de luzparalelos convergen en un punto focal situado delante de la retina, en
lugar de converger en la misma retina; es el defecto inverso a la hipermetropía, en la que los
rayos de luz llegan a la retina antes de converger.1
La miopía se presenta cuando la luz que entra al ojo se enfoca de manera incorrecta, haciendo
que los objetos distantes aparezcan borrosos. La miopía es un tipo de error de refracción del ojo.
Puede definirse también como un exceso de potencia de refracción de los medios transparentes
del ojo con respecto a su longitud, por lo que los rayos luminosos procedentes de objetos
situados a cierta distancia del ojo convergen hacia un punto anterior a la retina.
Una persona con miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos, lo que provoca
déficit de agudeza visual y puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo,
incomodidad visual e irritación del ojo.
La miopía es un defecto de refracción o ametropía. Es frecuente pero no es el problema visual
más común en el mundo, pues este lugar lo ocupa otra ametropía, la hipermetropía. Esto ocurre
aún en países con alta incidencia de miopía, como los Estados Unidos, donde aproximadamente
el 25% de la población tiene miopía.
La magnitud de la miopía se mide en dioptrías negativas.

CLASIFICACIÓN
Aunque son posibles diferentes clasificaciones, lo más usual es dividirla en dos grupos: 2

 Miopía simple: La graduación no sobrepasa las 6 o 5 dioptrías y es de evolución


limitada hasta los 22 o 24 años.
 Miopía patológica, también llamada miopía magna y miopía progresiva: La graduación
sobrepasa las 6 dioptrías, se cree que está causada por una alteración en el desarrollo
del segmento posterior del ojo, pueden aparecer diferentes complicaciones como la
atrofia coriorretiniana, la maculopatía miópica y el desprendimiento de retina.

CAUSAS
Las personas son capaces de ver debido a que la parte frontal del ojo puede curvar (refractar) la
luz y enfocarla sobre la superficie posterior de este órgano, llamada retina.

La miopía ocurre cuando hay una discrepancia entre el poder de enfoque y el largo del ojo. Los
rayos de luz se enfocan frente a la retina en lugar de directamente sobre ella. En consecuencia,
lo que usted ve es borroso. La mayor parte del poder de enfoque del ojo proviene de la córnea.

La miopía afecta a hombres y mujeres por igual. Las personas con antecedentes familiares de
visión corta son más propensas a presentarla. La mayoría de los ojos con miopía son sanos, pero
un pequeño número de personas con visión corta grave experimenta una forma de degeneración
retiniana.
SÍNTOMAS

Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero los objetos a distancia se ven
borrosos. El hecho de entrecerrar los ojos tenderá a hacer que los objetos lejanos parezcan más
nítidos.

La miopía con frecuencia se nota primero en niños en edad escolar o adolescentes. Los niños
con frecuencia no pueden leer la pizarra, pero pueden leer un libro fácilmente.

La miopía empeora durante los años de crecimiento. Las personas que son miopes necesitan
cambiar las gafas o los lentes de contacto con frecuencia. Por lo regular, la miopía deja de
progresar a medida que una persona deja de crecer poco después de los 20 años.

Otros síntomas pueden incluir:

 Tensión ocular

 Dolores de cabeza (poco común)

PRUEBAS Y EXÁMENES
Una persona con miopía puede leer fácilmente la tabla optométrica de Jaeger (la tabla para
lectura a corta distancia), pero tiene dificultades para leer la tabla optométrica de Snellen (la
tabla para lectura distante).

Un examen ocular general o examen oftálmico estándar puede comprender:


 Medición de la presión ocular (ver: tonometría)
 Examen de refracción para determinar la prescripción correcta de las gafas
 Examen de la retina

 Examen con lámpara de hendidura de las estructuras frontales de los ojos


 Examen de visión cromática para buscar posible daltonismo
 Exámenes de los músculos que mueven el ojo

 Agudeza visual tanto a distancia (Snellen) como cercana (Jaeger)

TRATAMIENTO
El uso de gafas o lentes de contacto puede ayudar a cambiar el foco de la imagen de luz
directamente sobre la retina, produciendo una imagen más nítida.

La cirugía más común para corregir la miopía es el LASIK. Se utiliza un láser excímero para
reformar (aplanar) la córnea, cambiando el foco.