Sunteți pe pagina 1din 6

CONTROL Y

CONCIENCIA
CORPORAL
ÍNDICE

1. Control y Conciencia Corporal. ..................................................................................... 1


1.1. Fundamentos de la Conciencia y Control Corporal ..................................... 1
1.2. Esquema Corporal .................................................................................................. 1
1.2.1. Etapas del Esquema Corporal .............................................................. 1
1.2.2. Discriminación y diferenciación de las partes del cuerpo ........ 1
1.2.3. Objetivos del Esquema Corporal ........................................................ 1
2. Bibliografía y Webgrafía ................................................................................................. 1
1. Control y Conciencia Corporal

El “control corporal", se encuentra íntimamente ligado al correcto


funcionamiento y dominio de la tonicidad. Por ello, la ejecución de un acto motor
voluntario es imposible si no se tiene control sobre la tensión de los músculos que
intervienen en los movimientos. Así, la independencia segmentaria (dominio
corporal) se consigue cuando tenemos control sobre todos los elementos que
intervienen en la elaboración del esquema corporal, es decir, sobre: tonicidad,
esquema postural, control respiratorio, lateralización, estructuración espacio-
temporal y control motor práxico.

Por tanto, el control corporal configura la base del conocimiento del propio
cuerpo y de cualquier movimiento.

Cuando hablamos de "conciencia corporal" por parte del niño, nos referimos, de
acuerdo con Tasset (1980), a que el niño tome conciencia de la existencia de las
diferentes partes del cuerpo y de las relaciones que éstas tengan, de manera
estática o en movimiento, con el mundo externo.

La conciencia corporal es el medio fundamental para cambiar y modificar


las respuestas emocionales y motoras. Es la capacidad de sentir el cuerpo.

La conciencia y control corporal son importantes ya que nuestro cuerpo es


nuestra casa, de donde partimos. El entender como hacer que mi cuerpo funcione y
como controlar mi cuerpo es muy importante. Enseñar la conciencia y control
corporal es el paso número uno para entrenar a los niños para que aprendan, por
ejemplo, a ir al baño: saber cuando necesitas moverte hacia el baño, quiere decir
que se tiene conciencia corporal; esperar hasta llegar al baño es control corporal.

Un ejemplo en un nivel de desarrollo más alto, es cuando encuentras que


mientras el individuo aprende su conciencia/control corporal, está más consciente
de las áreas alrededor de su cuerpo y mantendrá dichas áreas más organizadas.

La conciencia y control corporal deben desarrollarse antes de que la


conciencia y control del medio ambiente puedan ser exitosos.

El mundo del niño se inicia con su cuerpo, así que siempre hay que empezar
con la conciencia corporal a través del movimiento.

1.1. Fundamentos de la Conciencia y Control Corporal

Para que el niño adquiera una verdadera conciencia y control corporal debe
dominar al mismo tiempo una serie de elementos como son:

 El conocimiento del propio cuerpo global y segmentario.


 Los elementos principales de cada una de las partes su cuerpo en sí
mismo y en el otro.
 La movilidad-inmovilidad.
 Los cambios posturales. (Tumbado, de pie, de rodillas, sentado,...).
 Los desplazamientos, los saltos y los giros. (De unas posturas a otras.).
 La agilidad y la coordinación global.
 La noción y la movilización del eje corporal.
 El equilibrio estático y dinámico.
 La lateralidad.
 La respiración.
 La identificación y la autonomía.
 El control de la motricidad fina.
 Los movimientos de las manos y los dedos.
 La coordinación óculo manual.
 La expresión y la creatividad.
 El desarrollo expresivo de sentidos y sensaciones.

Para llegar a tener un desarrollo óptimo de la conciencia corporal se deben


de tener en cuenta los siguientes aspectos: Tomar conciencia del cuerpo como
elemento expresivo y vivenciado. Conocer, desarrollar y experimentar los
elementos de la expresión (espacio, tiempo y movimiento, así como todas sus
combinaciones). Conocer, desarrollar y favorecer la comunicación intrapersonal,
interpersonal, intragrupal e intergrupal. Trabajo en grupo. Vivenciar situaciones
que favorezcan el autoconocimiento, la percepción, sensibilización, desinhibición.

1.2. Esquema Corporal

El concepto de esquema corporal en cada individuo viene determinado por


el conocimiento que se tenga del propio cuerpo. Nuestro cuerpo es un todo en el
que pueden aislarse distintos componentes: eje, tronco, brazos, piernas etc.

El niño, en un comienzo, siente su cuerpo como un todo difuso, pasando


después a otra fase en la que, a través, del movimiento vive su cuerpo y el del otro
como si fuese lo mismo. Más tarde comprende que los distintos miembros de su
cuerpo pertenecen a un todo que es el cuerpo del sujeto.

El papel del otro sujeto es extremadamente importante en la adquisición de


la noción del cuerpo. El niño en un principio está unido al otro, normalmente a la
madre, que es quien cubre sus necesidades y le da amor. A través de la imitación
adquirirá la noción de ser él mismo.

Para Pierón, el esquema corporal es la representación mental que cada uno


hace de su propio cuerpo y que le sirve de referencia en el espacio. Le Boulch
(1987) define el esquema corporal como el conocimiento que tenemos de nuestro
cuerpo en estático o en movimiento, en relación con sus diferentes partes y el
espacio que le rodea.
Para Castañer y Camerino (1996), una mala o deficiente estructuración del
esquema corporal puede manifestarse en tres planos:

 Perceptivo; dificultad en la percepción del mundo que le rodea.


 Motor; defectuosa coordinación y torpeza.
 Social; dificultad en relacionarse con el medio (fracaso escolar y
familiar).

1.2.1. Etapas del Esquema Corporal

El esquema corporal pasa por distintas etapas en su evolución. Desde el


nacimiento hasta los 2 años, el niño endereza y mueve la cabeza, luego el tronco,
llega a la posición de sentado con apoyo y luego sin apoyo. El uso de los miembros
le permiten el gateo, la fuerza muscular y el control del equilibrio.

A partir de los 2 años aproximadamente hasta los 5 años, la motricidad y la


sinestesia permiten al niño el conocimiento y la utilización, cada vez más precisa
de su cuerpo en su totalidad. La relación con el adulto es siempre un factor esencial
en este desarrollo.

Desde los 5 a los 7 años, el desarrollo del control muscular y el control


respiratorio son los elementos más característicos junto al conocimiento de la
derecha y la izquierda.

Cuando tienen 7 años y hasta los 12 años y, gracias a que el niño toma
conciencia de las diversas partes del cuerpo y el control del movimiento, se
desarrolla la independencia de los brazos en relación al tronco, también se
manifiesta una independencia de la derecha con relación a la izquierda.

1.2.2. Discriminación y diferenciación de las partes del cuerpo

Con el paso del tiempo y el logro de ciertas habilidades y aprendizajes, el


niño va descubriendo y al mismo tiempo diferenciando las partes de su cuerpo, a lo
primero solo diferencia zonas, por ejemplo cabeza, brazo, piernas…

Con el tiempo ya hace pequeñas diferenciaciones dentro de su anatomía e


incluso en la del otro. Así y dentro de la cabeza podrá diferenciar:

 Cabeza: oreja, nariz, frente, boca, labios, lengua, dientes, barbilla,


mejillas, pestañas, cejas, pelo, ojos.
 Cuello.
 Hombros.
 Brazos: codos, muñecas, manos, dedos, uñas.
 Tronco: pecho, espalda, vientre, cintura, caderas.
 Piernas: muslos, rodillas, tobillos, pies, dedos, uñas.
 Culo, pene y vagina.
Otros segmentos corporales que se podrían ir introduciendo conforme se han
asimilados los anteriores, serían la nuca, cara, mandíbula, pómulos, ombligo,
lumbares, talón etc.

1.2.3. Objetivos del Esquema Corporal

Entre los muchos objetivos que nos podemos plantear a la hora de trabajar
y desarrollar la conciencia y el control corporal caben destacar los siguientes:

 Conocer las distintas partes del cuerpo.


 Saber localizar los distintos segmentos corporales tanto de su cuerpo
como del otro.
 Tomar consciencia de la vestimenta que cubre los distintos segmentos
corporales.
 Conocer las funciones de los distintos segmentos corporales.
 Reconocer las dimensiones corporales.
 Reconocer la simetría corporal.
 Conocer las partes y elementos que son dobles.
 Descubrir las posibilidades de movimiento de las diferentes partes del
cuerpo.
 Aprender a observar.

2. Bibliografía y Webgrafía

La educación por el movimiento en la edad escolar.

Fundamentos para el desarrollo de la motricidad en edades tempranas.

Motricidad en educación infantil: propuestas prácticas para el aula.

El esquema corporal. Función básica del cuerpo en el desarrollo psicomotor y


educativo.

http://pedagofilia.blogspot.es/1240254900/

http://www.efdeportes.com/efd107/el-control-del-propio-cuerpo-en-la-
infancia.htm

http://berenicevelazquezopt.wordpress.com/2012/10/15/control-y-consciencia-
corporal/

http://m.efdeportes.com/articulo/el_esquema_corporal_como_capacidad_percepti
vo-motriz_en_la_educacion_fisica_escolar/39
www.cosasdelainfancia.com/biblioteca/sico06.htm

Interese conexe